www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5310297
Para todos los públicos  Teleplaneta - 01/07/2019
Transcripción completa

Hola ¿qué tal?

Comienza el mes de julio y ya estamos puntuales

como todas las semanas para contarles aquí en Teleplaneta

los peligros naturales más destacados de los últimos días.

A pesar de que aquí hemos mirado a la ola de calor

que se instaló en parte de país,

tendremos muchas otras noticias que contarles.

En nuestro tiempo de reportaje nos iremos al espacio

a buscar exoplanetas y como siempre tendremos espacio

para otros campos de la ciencia, para la visita a twitter,

y para comprobar las temperaturas extremas de la semana

en nuestro planeta.

Empezamos en los EE.UU. porque tal y como contamos la pasada semana,

los incendios comienzan a proliferar por su territorio

con demasiada rapidez.

De momento y según los responsables del área forestal del estado,

son ya 59 los incendios declarados con un total

de 8.000 hectáreas calcinadas, valores por ahora bastante bajos

que por desgracia no se quedarán ahí.

Aún no ha llegado el calor extremo al estado

y tras el buen invierno de lluvias, parece que el pico

de la temporada de incendios se retrasará un poco,

aunque por contra hay que destacar la cantidad ingente

de vegetación que podría actuar como combustible.

Mientras llega lo peor del verano, los incendios continúan

y habrá que ver cómo evolucionan en las próximas semanas.

Donde los incendios no son problema es en Ecuador,

allí de hecho lo que preocupa a las autoridades

son las lluvias torrenciales que están causando estragos

en algunas poblaciones.

Unidas a la geología del terreno, la combinación de lluvia

y un terreno anegado ha provocado importantes deslizamientos

en algunas comunidades.

La provincia de Tungurahua es la más afectada,

y allí en particular la comunidad de Baños del Agua,

donde las crecidas provocadas por las lluvias

han ido debilitando el terreno hasta provocar

importantes corrimientos de tierra,

que han destruido diversas viviendas.

Decenas de familias han tenido que ser evacuadas

a refugios temporales mientras que la situación

no regrese a la normalidad.

Llegamos en esta época del año al periodo de mayor actividad

de ciclones tropicales, y el Pacífico desde luego

es un hervidero de actividad durante esta temporada.

Prueba de ello es la consecución de tormentas tropicales

en estas últimas semanas, llegando a coincidir tres

en la cuenca del sudeste asiático en los últimos días.

De ellos, el más significativo ha sido Sepat, que se ha acercado

a las cosas japonesas después de un largo recorrido

en aguas abiertas.

El tifón dejó lluvias torrenciales en distintas localidades,

y destacan los más de 160 litros en 6 horas

recogidos en la ciudad de Hioki, o los 155 recogidos en Satsumasendai.

Tras las precipitaciones han llegado también las alertas

por deslizamientos en la prefectura de Kagoshima, al sur del país,

lo que mantiene alerta a las autoridades

de esta zona de japón.

Mientras, no muy lejos de Japón, en China, siguen mirando al cielo

para ver cuándo dejará de llover en diferentes provincias del país.

Según los últimos recuentos de las autoridades chinas,

88 personas han perdido la vida en diversas zonas

por culpa de las crecidas y riadas que venían de la mano

de estas lluvias,

así como por los numerosos deslizamientos del terreno

vividos en las últimas fechas.

Según este mismo recuento, 17 personas permanecen desaparecidas,

mientras que 388.000 han tenido que ser desplazadas de sus hogares

y en total más de 6 millones de personas se han visto afectadas

en 8 provincias chinas.

Como solemos decir, los datos en este país son superlativos,

y prueba de ellos son las más de 17.000 viviendas destruidas

y más de 82.000 que han resultado dañadas en esta continuación

de lluvias, inundaciones y deslizamientos.

Mientras tanto, en Europa lo que se ha mirado con atención y asombro

en estos días han sido los termómetros,

que en algunas zonas han dejado temperaturas

que no se habían registrado nunca antes desde que se toman medidas.

Pero con ese calor en muchas regiones han llegado también

las tormentas, y con ellas espectaculares granizadas.

Es por ejemplo el caso de Serbia, en donde las tormentas

han sido en zonas puntuales de gran violencia,

y donde han dejado importantes granizadas.

Los resultados, daños en todo tipo de infraestructuras

y daños también millonarios en el campo.

El calor ha provocado el desarrollo de importantes núcleos tormentosos

e incluso se dio la alerta por la posibilidad

de que en determinados momentos las condiciones fuesen idóneas

para la aparición de tornados de forma local,

aunque finalmente este extremo no se ha confirmado.

Para cerrar la primera parte del programa nos vamos

hasta nuestros vecinos de Francia.

Si aquí en España la ola de calor ha dejado multiples récords

de temperatura, no ha sido menos el caso francés,

donde puntualmente se han alcanzado temperaturas aún mayores.

En estos días se ha batido 3 veces el récord de temperatura máxima

jamás documentada en territorio galo.

El viernes la ciudad de Carpentras alcanzaba los 44,1º,

posteriormente la VilleVieille alcanzaba los 45,1

y finalmente la localidad de Gallargues-le-Montueux

llegaban a unos sofocantes 45,9 grados,

una temperatura nunca antes vista y confirmada por Meteo France,

que a su vez aclaraba que era la primera vez

que en suelo francés europeo se superaban

los 45 grados de temperatura.

En muchas ciudades, como el caso de Lyon,

la única solución era quedarse en casa,

o buscar agua desesperadamente para refrescarse

ante el sofocante calor.

El ser humano ha soñado desde hace siglos con la conquista del espacio

con descubrir otros mundos y responder a la eterna pregunta

de si hay otras tierras ahí fuera.

Ahora, el hablar de exoplanetas se ha convertido

en algo totalmente habitual, y no hay mes

en el que no se encuentre uno nuevo.

El último hallazgo de dos exoplanetas

en los que podría haber agua líquida,

y en el que han participado instalaciones de nuestro país,

vuelve a poner en primera plana la búsqueda

de estos cuerpos celestes, cada vez menos ocultos a nuestros ojos.

De un tiempo a esta parte nos hemos acostumbrado

a un término que se ha colado en nuestras vidas

y que parece que lo ha hecho para quedarse.

Exoplanetas, una palabra en un principio exótica

pero que con los avances tecnológicos se ha convertido

en un habitual de los proyectos de investigación espacial

y en uno de los más fascinantes.

El término exoplaneta no es ni mucho de nuevo cuño,

pero ha tenido que ser el enorme impulso de las ciencias del espacio

el que lo haya popularizado.

Este vocablo no hace sino definir a aquellos planetas

que orbitan en torno a una estrella diferente a nuestro Sol,

y ya fueron postulados hace siglos por el propio Newton

e incluso antes por Giordano Bruno.

Pero no sería hasta la década de los 90 cuando llega

la esperada confirmación de que los exoplanetas son una realidad,

generando una gran expectación en la comunidad científica,

que vuelve entonces sus ojos a estos objetos

buscando planetas similares al nuestro.

El mayor impulso en esta carrera por hallar planetas

similares al nuestro lo da probablemente la sonda Kepler,

lanzada al espacio en el año 2009 con la misión específica

de rastrear zonas del universo

a la búsqueda de estos sistemas planetarios.

En apenas 43 días desde su lanzamiento

ya había detectado más de 700 exoplanetas,

de los cuales casi 60 tenían un tamaño similar a la Tierra,

lo que les hacía candidatos a ser explorados en profundidad.

Pensada para operar durante tres años y medio,

los exitosos resultados cosechados hicieron que su misión

se alargase hasta que el satélite ya no era operativo,

hecho que llegó en octubre de 2018,

nueve años después de su lanzamiento.

Desde Kepler, otros proyectos de la NASA

y la Agencia Espacial Europea fundamentalmente han seguido

escudriñando el espacio para encontrar más y más exoplanetas,

y buscar tierras potencialmente habitables dentro de la llamada

zona de habitabilidad, aquella donde las condiciones

en torno a sus estrellas permitirían el desarrollo de vida.

A día de hoy es difícil dar una cifra exacta,

o al menos aproximada del número de exoplanetas,

cifras siempre colosales en consonancia con la inmensidad

casi incomprensible del Universo mismo,

pero partiendo de los hallazgos de Kepler

se cree que podrían ser unos 40 mil millones.

El reciente descubrimiento desde el observatorio de Calar Alto,

Almería, de dos exoplanetas que podrían contener agua líquida

y estar en la zona habitable de su estrella

no hace sino alimentar aún más la búsqueda de otros cuerpos

que permitan algún día responder a la eterna cuestión

de si estamos solos, o encontrar un segundo hogar

para el ser humano, haciendo cada vez más real

lo que siempre hemos considerado mera ficción.

Pues como siempre las temperaturas nos sirven para poner

el punto y final al programa de hoy.

Regresamos dentro de una semana pero ya saben

que nos pueden volver a ver en la web de esta casa,

rtve a la carta y seguirnos en twitter,

en ¡rtveteleplaneta.

Les esperamos dentro de siete días, con más naturaleza,

ciencia y tecnología. Hasta la semana que viene.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Teleplaneta - 01/07/2019

Programas completos (324)

Los últimos 327 programas de Teleplaneta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos