www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
3833418
No recomendado para menores de 16 años Teleobjetivo - Fraude al consumidor - ver ahora
Transcripción completa

En su casa, producían y distribuían anabolizantes

con una sustancia prohibida y muy peligrosa.

Fui al hospital. Me sacaron sangre.

Me hicieron pruebas. Me ingresaron con hepatitis aguda.

Sí, sí.

"Teleobjetivo" los ha localizado viviendo

en una urbanización de lujo en Palma de Mallorca.

Hay jóvenes que tuvieron riesgo hepático,

casi un trasplante de hígado, después de consumir esto.

Ellos han podido tomar alcohol,

combinarlo con otro producto. No lo sabes.

Las falsificaciones están en todas partes.

Y se falsifica de todo.

¿Cuántos kilos de este detergente falsificado

se intervinieron? 270 000 kilos.

"Teleobjetivo" ha descubierto los trasteros

en donde almacenan la mercancía dispuesta para ser vendida.

Muchos de estos productos son incautados

y, posteriormente, destruidos.

Cabo, destruimos a Los Pecos y a Camela. ¿Le parece bien?

"Teleobjetivo" pone su foco en el fraude al consumidor,

que, en muchas ocasiones, resulta estafado.

Quiero que sea de Prada mi monedero.

O quiero que sea de Bimba y Lola.

Y en otras, ve peligrar su salud.

El hígado lo tenía reventado.

Te vas destrozando poco a poco.

Si hay un producto muy consumido

en estas fechas y que está sometido

a constantes adulteraciones, ese es el alcohol.

Los consumidores están expuestos a un posible fraude.

Por vosotros. Para evitarlo, son habituales

las redadas como estas.

En la llamada Operación Tinaja, la policía encontró

un local sucio y sin higiene en el que se elaboraba

el alcohol con unos métodos muy rudimentarios.

Javier, ¿cómo estás? Muy bien. Encantado.

¿Puedo pasar? Sí, por supuesto.

¿En qué consistió la Operación Tinaja?

Hicimos la entrada en este almacenillo,

donde se ve perfectamente el lugar y la manera

y las condiciones en las que lo hacían,

completamente insalubres.

Y cuando digo insalubres, es que, por ejemplo,

para filtrar lo más grueso de esa mezcla que hacían,

utilizaba una camisa suya que ponía encima de los botes

y que en ese filtro se quedase cualquier residuo sólido.

Las condiciones no podían ser peores.

La bañera donde se producía, tenía la mezcla.

Nosotros, según entramos, la gente de Sanidad se quedó

completamente atónita. La receta para la producción

de los licores, lo tenía pegado en la pared.

Mezclado, un poco, al azar.

La Operación Tinaja se produce bajo el paraguas

del grupo de Consumo y viene a consecuencias

de un hallazgo casual, que son los famosos licores

de cortesía que se regalan en los restaurantes.

Cuando terminamos en un restaurante:

"Ponme un licor". Si te traen

la frasquita fría, lo primero que tenemos que saber,

es que no lo puede ofertar el restaurante,

porque no hay control sobre el contenido.

Hay que tener claro que cuando nos ponen licor,

tienen que traer la botella.

Esta práctica de hacer orujo ilegal,

es más habitual de lo que pensamos.

¿Sabe usted de dónde procede este orujo?

No, porque la botella no tenía etiqueta.

Todos los restaurantes te lo ponen sin etiquetar,

vienen en frascas.

Localizamos en una página web a un vendedor de licor adulterado.

Decidimos quedar con él para comprobar cómo lo hace

y a qué precio lo vende.

Para que veamos la calidad del producto,

nos ofrece una muestra en una botella de agua.

Pues gracias. Chao.

Según este vendedor ilegal, produce, desde hace años,

grandes cantidades de alcohol fraudulento.

Le llamamos para concretar un pedido procedente de Portugal.

Hola. Buenos días. Hemos decidido comprar

unos cinco litros, primero.

Te mando un mensajito en dónde quedamos

y qué hora. Un saludo.

Acudimos puntuales a nuestra cita con el vendedor ilegal.

Nos trae el orujo en un garrafón de agua.

Es un producto sin ningún tipo de control,

que también distribuye a restaurantes

a cinco euros el litro.

Así de fácil, a plena luz del día,

hemos comprado una garrafa de orujo ilegal

a un precio de ganga.

Nos la llevamos hasta el valle del Liébana, en Cantabria.

Aquí producen orujo artesanal, con todas las garantías,

desde hace más de 30 años.

Buenos días, Isabel.

Buenos días. ¿Cómo estás?

¿Qué tal? Encantada de recibiros.

Productores de orujo. Productores de aguardiente

de orujo y de licores artesanales.

¿Entramos? Vamos. Venga.

La clave de un orujo de calidad está en la forma de destilarlo

y en la calidad del hollejo, la piel de la uva.

¿Cuántos litros de orujo salen de una carga de hollejo?

De una carga de hollejo de 125 kilos,

nos quedamos con la parte central, el corazón del destilado,

que son, aproximadamente, diez litros.

¿Habéis hecho el cálculo de cuánto cuesta un litro de orujo?

El año pasado, nos salió a seis euros y pico el litro.

Ahí tienes que sumar todas las cuestiones legales.

Sí. Más el impuesto, por supuesto.

Vaya. ¿Pero os sale a cuenta producir orujo?

Pues, la verdad, muchas veces digo que yo, nosotros mantenemos

las instalaciones con este tipo de producción

por un motivo, meramente, sentimental.

Isabel, ¿tenéis inspecciones de Sanidad?

Continuamente, de Sanidad, inspecciones de Aduanas,

inspecciones, como todas las empresas,

de Trabajo y de Hacienda,

estamos controlados por cuatro estamentos.

Isabel, los precintos son importantes

cuando haces orujo de manera legal, ¿quién pone esto?

Lo pone Aduanas. ¿Y para qué?

Para que no se pueda ni sacar ni meter

nada dentro de los conductos que van, directamente,

al depósito de algo que sea externo

y que no sea producido dentro de las instalaciones.

En las etiquetas, cuando es legal, ¿qué tiene que figurar?

Aguardiente de orujo. Vale.

Tiene que figurar la capacidad de la botella, 70 centilitros,

la graduación, 48 grados,

el número de registro sanitario de la empresa productora,

el número de embotellador, luego, tiene que figurar el lote

porque tenemos que asegurar la estabilidad

y, luego, la ubicación o la denominación social

de la empresa que lo fabrica.

¿Cuánto cuesta esta botella?

Esta botella en un lineal de una tienda

puede estar alrededor de los 15 o 16 euros.

Vale, ¿qué margen de beneficio manejáis?

Aproximado.

O sea, yo, ahora, no gano dinero con estas botellas, así te lo digo.

Mira, Isabel, nosotros tenemos un aguardiente ilegal,

lo hemos traído, aguardiente, orujo,

hemos traído una pequeña muestra y nos gustaría que tú,

a simple vista... A simple vista podemos hacer

es que, tenemos un alcoholímetro,

miramos el grado de alcohol sobre la marcha.

Venga.

Andrés, haz el favor

de decirnos tus impresiones sobre este aguardiente.

-¿Cómo? -Que nos digas qué te parece

este aguardiente así a...

Ya te digo que es ilegal, si te atreves a probarlo.

¿No te atreves?

A aguardiente huele.

¿Que comprobamos ahora?

El grado alcohólico. Venga.

El grado se mide a 20 grados de temperatura,

entonces, lo que hacemos es tomar una pequeña muestra.

52 grados.

52 grados, ¿esto es mucho?

52 grados metidos en una botella de agua rellenada.

Una graduación bastante más alta de lo habitual.

Bueno, que hay comercio ilegal de orujo...

Es notorio y evidente. Lo sabemos todos, es obvio,

¿crees que una venta de un litro de orujo

por cinco euros?

No me salen los números por ningún lado.

Ten en cuenta que el coste que puede tener ese litro

de aguardiente ilegal, es un euro,

tiene cuatro euros de margen por litro,

yo ni en sueños tengo ese margen.

Entonces, tenemos una competencia ilegal brutal, o sea,

competir con esos productos, con esa diferencia de precios

es, prácticamente, imposible,

Además de defraudar, los productores ilegales

juegan con la salud de la gente.

El orujo lleva metanol, que en cantidades excesivas

puede afectar al nervio óptico.

Isabel, el metanol es casi el principal enemigo

a combatir en la elaboración del aguardiente.

Sí, es el componente a controlar.

Vale, porque no es ninguna tontería.

El etílico afecta al sistema nervioso central.

Hay un dicho. "Ponerse ciego de alcohol".

Isabel, muchas gracias, que sigáis produciendo orujo

de manera legal y ánimo con la producción.

Muchas gracias a vosotros.

Muchas gracias, encantada, hasta luego.

Muy distinto a este artesanal proceso de destilado

es el que utiliza el vendedor ilegal que hemos descubierto.

Según hemos podido saber, tiene previsto hacer una entrega

en uno de los restaurantes a los que suministra,

habitualmente, en Madrid.

Estamos en lo cierto, a la hora indicada

aparece junto a una mujer.

Entre los dos llevan siete garrafas,

35 litros de alcohol ilegal a punto de ser vendidos

y servidos al consumidor.

Nos apresuramos a entrar en el local.

Les localizamos al final de la barra, junto a la oficina.

Ni rastro de las garrafas.

La entrega ya se ha realizado.

En ese momento, se despiden del dueño del restaurante.

Les seguimos.

Pero, antes de irse, deciden guarecerse de la lluvia.

Mientras esperan en la calle, una pareja se les acerca.

Acto seguido, ambos sacan sus carteras.

Buscan su documentación, parece que unos policías

de paisano les han sorprendido.

¿Qué está grabando?

El policía de paisano le conduce a su vehículo.

Parece tranquilo, la mujer está más tensa.

En serio, ¿qué hace?

Sí, pero, acompáñeme.

Los agentes descubren

18 garrafas más de orujo en el maletero de su coche.

Al parecer, el vendedor se disponía a continuar

con su distribución de licor ilegal.

Entramos, de nuevo, al local.

El agente de paisano

le comunica al encargado que han sido descubiertos.

Una vez sentados, ella se muestra muy nerviosa.

Le pide explicaciones al policía.

Él intenta calmarla.

Decide salir fuera para tranquilizarse.

Se va hacia fuera.

La agente sale en su busca.

En el interior del local los policías traen una caja

con el material necesario para coger muestras del orujo.

Tras hacer algo en la oficina, empiezan a sacar las 7 garrafas.

Las meten en unas bolsas negras.

Se las llevan.

Una vez incautado el orujo adulterado

e identificado a todos

los implicados en esta posible transacción ilegal,

los policías dejan marcharse a los vendedores.

A la espera de los resultados de los análisis del orujo,

los dueños del restaurante se enfrentan a una importante multa

y un posible delito contra la salud pública.

El fraude les puede salir muy caro.

También, un engaño al consumidor es la venta de falsificaciones.

Ahora veremos que hoy en día

cualquier producto puede ser copiado.

¿Cuántos quilos de este detergente falsificado se intervinieron?

270000 quilos.

Colonia, ropa, tecnología, medicamentos...

hasta coches de lujo.

Todo se falsifica y, además, a lo grande.

La última macro operación policial ha desmantelado

el principal punto de venta de falsificaciones

de la Unión Europea.

Las investigaciones iniciadas en La Junquera han dado

como resultado la detención de 71 personas

y la intervención de casi 265000 productos.

En algunos locales contaban con almacenes ocultos

tras falsas paredes donde guardaban la mercancía.

Buenos días. Hola, ¿qué tal?

Inspectora jefe de falsificaciones.

Sección de delitos contra

la propiedad intelectual e industrial.

¿Mucho trabajo? Más del que nos gustaría, sí.

¿Qué tipo de falsificaciones son las que más

se incautan en los últimos meses en el último año, por ejemplo?

Bueno, lo que se incauta más, es lo que está más de moda,

es decir, textil, marroquinería, sigue estando de actualidad,

todo lo que sean prendas deportivas, pero, la realidad

es que, hoy por hoy, se falsifica, absolutamente, todo.

desde una medicina hasta un filtro nuclear,

desde un vehículo hasta los frenos de un vehículo.

¿Quién compra la falsificaciones?

Desgraciadamente, demasiada gente, es decir,

es el aparentar, el querer,

representar lo que no se es y, luego, hay mucha gente

que, simplemente, es porque

le gusta un producto y es más barato.

lo que no se dan cuenta es lo que supone y hay detrás.

¿Y qué hay detrás?

Detrás, para empezar, hay crimen organizado,

en segundo lugar hay financiación del terrorismo.

Se falsifica todo,

hasta una conocidísima marca de detergente.

Por desgracia no hay ningún producto

que se libre de las falsificaciones.

Entonces, esto no ha pasado ningún control de garantía

ni de calidad ni de seguridad,

mucho cuidado donde compramos estas cosas porque con esto

lavamos la ropa, la ropa de nuestros hijos,

absolutamente, todo.

¿Dónde se puede colocar

a la gente este tipo de productos?

En el momento que compramos cualquier tipo de producto

en superficies donde no deberían estar,

corremos el riesgo de que sea una falsificación.

¿Cuántos kilos de este detergente falsificado se intervinieron?

270 000 kilos.

Bastantes Sí, es una barbaridad,

es decir, últimamente, hemos tenido unas intervenciones

en las que se volvió a retomar

un volumen de productos increíble, increíble.

Una de las últimas de las que tuvimos constancia,

han sido estas gafas, bueno, tenemos aquí cinco pares.

Se han intervenido, pues,

creo que hemos superado los 246 000 pares de gafas.

A nosotros nos sorprendió el volumen.

Es que es alucinante.

Vale, ¿vemos este minimuseo?

Muestra de intervenciones que a lo largo

de los años se han ido haciendo.

Pero, esto, ¿qué son? Tacos para colgar cuadros.

Para cuadros. Tacos para colgar cuadros.

Es decir, es increíble, pero, se llega hasta esto.

¡Medicamentos! Sí, estos son anabolizantes.

Anabolizantes. Pero claro, si ya hablamos

de esto, este medicamento se utiliza en el tratamiento

contra el cáncer de mama.

Guau. Esto es falsificado también.

Con su bolsa de tela. Sí, y la garantía.

¿Y la garantía? Sí, sí, ahora mismo

se ha llegado a evolucionar a que venden el completo,

es decir, incluido con una garantía de calidad.

¿Ah, sí? Están reventando el mercado.

Si hasta cierra mal la cremallera.

Es que esto es una porquería.

Estoy viendo que todo tipo de productos.

Y muy bien falsificados.

¿Se está mejorando la falsificación?

La realidad es que cada vez imitan mejor, es cierto.

Pero bueno, por ahí también hay un bulo que dice

que mejoran los productos auténticos.

Eso es mentira.

A mí me lo han dicho en muchos sitios.

Jamás de los jamases puede mejorar un auténtico.

La gente luego presume:

"Mira qué bolso falsificado he comprado y tal."

Es que son cosas que no entenderé.

Esto la gente no sabe lo que hay detrás.

No, claro. Claro que no lo sabe.

La mayoría de estos productos falsificados

podemos encontrarlos en mercadillos como este.

Decidimos hacernos pasar por una compradora más

y perdernos en la multitud.

Nuestro cámara tiene que alejarse.

Los llamados "aguadores" avisan a los vendedores

ilegales de la presencia de policías y periodistas.

No llevamos más de dos minutos entre los puestos

y escuchamos la primera oferta fraudulenta.

Cuando estamos en pleno regateo nos sorprende una pareja

de la Guardia Civil de paisano.

No sabe que somos periodistas.

Apenas se ha ido el agente

y la vendedora intenta vendernos otro producto.

¡Venga, oportunidad! ¡Venga, oportunidad!

¡Venga, oportunidad!

La presencia de agentes de paisano de la Guardia Civil

revela la magnitud del problema de las falsificaciones.

Según salimos del mercadillo vemos una patrulla de policía.

Ahí está la policía local.

Vamos a ver si podemos hablar con ellos.

A ver cómo les ha ido a ellos.

Hola, buenos días. Hola.

¿Qué tal? Hola, buenos días.

¿Podemos hablar con usted? Sí, por supuesto.

¿Qué tal les ha ido hoy en el mercadillo?

Ha sido bastante fructífera.

Hemos conseguido un montón de mercancía falsificada.

Doce collares de color de plata.

Veintiocho pulseras de color plata.

Que son estas. Son todas estas, sí.

Aquí se hace el recuento

y se pone todo especificado aquí.

Estas no son falsificadas. ¿Por qué las han intervenido?

Esto porque son falsificaciones.

Esto pone aquí que es plata de primera ley.

Pero esto no es plata. No es plata original.

Esto le darán un baño y es bisutería barata.

Barata. No es plata, claro.

¿Y estas deportivas? Bueno, los compañeros

han intervenido una bolsa llena de deportivas.

Esto sí que son falsificaciones.

¿Dónde va todo este material ahora?

Se destruye. Esto todo el material

cuando el juez da su permiso pues se destruye

en una máquina que tenemos.

Agente, muchas gracias. De nada.

Que vaya bien. Muchas gracias.

Hasta luego. Hasta luego.

Acudimos a las dependencias policiales

donde se destruye el material incautado en este mercadillo.

Bueno días. ¿Cabo? Hola, Gemma.

¿Qué tal? Buenas tardes.

¿Cuántos productos puede haber almacenados ahora mismo?

En torno a unos 12 000 aproximadamente.

¿De cuánto tiempo? Tenemos desde 10 años.

A partir de 10 años se están destruyendo.

¿Pero y cómo se sabe que son falsificadas?

A simple vista estos materiales son muy endebles.

Ah, vale.

Este código no se corresponde. Ah, vale.

Lo de Air Max tiene un tamaño tal

y resulta que este es un tamaño más pequeño.

Los colores, los... todo.

Incluso la forma en que está cosido

difiere de la original.

¿Quién es comprador potencial de este tipo de productos,

de las falsificaciones?

El perfil de la compradora es una...

¿Mujer? Mujer. Sí, mujer siempre.

Suele rondar entre los 40 y los 50 años.

De clase media, porque la clase más alta

no compra falsificaciones, obviamente.

Y la clase más baja le dan igual las firmas.

¿Podemos abrir alguna de estas colonias

a ver cómo huelen?

Pregunto. Sí, sí, sí.

Pues sí. Lo voy a echar aquí.

Alcohol. Pero alcohol de 90.

Vale, muy bien.

Falsifican también la etiqueta.

Llevan el mismo código de barras

y la etiqueta es falsa.

Este no es el logo de El Corte Inglés,

es parecido. Claro, claro.

Ahora se da mucho el caso de que se importan productos

que son perfectamente legales.

Es una cartera normal y corriente.

Y entonces estas personas tienen en su bolsillo

pues todos estos... Logotipos.

Logotipos. Entonces eliges el que quieres.

Pues quiero que sea de Prada mi monedero.

O quiero que sea de Bimba y Lola.

O Tous.

Vale, ¿vamos a destruir algún productito?

Cabo, destruimos a Enrique Iglesias,

a Diango, a Isabel Pantoja, a los Pecos y a Camela.

¿Le parece bien?

¿Dónde se destruyen los productos?

En esta máquina.

Ya estaría funcionando.

Vamos con la música.

Yo destruyo esto también, la máscara de pestañas falsa,

que esto puede causar muchos problemas.

Vale, ¿voy?

Esto es lo que hemos triturado.

Cabo, ¿en vez de destruir estas prendas de ropa

por qué no se dan a gente que necesita ropa

para vestirse, sin techo?

Esto no se puede.

La ley no nos autoriza a poder distribuir esta ropa.

Porque claro, son ropas de firma que no pueden verse

que las porten algún tipo de personas que no sean

para el público al que va destinado este tipo de ropa.

Ah, vale, ya lo entiendo.

O sea, estas marcas no permiten que su logotipo

lo lleve puesto un indigente, un sintecho.

Eso es.

El gran escaparate de todas estas falsificaciones

es el top manta;

y el mantero el elemento más visible

de un negocio muy suculento, el de las falsificaciones.

El mantero es el último eslabón de una cadena muy grande.

Es el eslabón más visible y es el eslabón...

desde el punto de vista del crimen organizado

el menos importante.

Combatimos el crimen organizado que hay detrás.

Es decir, los miles y miles de millones

que esta actividad delictiva mueve.

Este es un punto estratégico de la ciudad para los manteros.

La Puerta del Sol es una de sus zonas de venta,

uno de los lugares más vigilados de la ciudad.

Nos llama la atención que los vendedores

se mueven por la zona sin problemas.

Mira, la policía a 50 metros de los manteros.

Es impresionante.

Estos chicos lo que están

vendiendo son productos falsificados, es venta ilegal.

Pero la policía pasa y no les dice nada.

Pero bueno, ellos por si acaso recogen.

Y en cuanto pasa la policía vuelven a instalarse.

Y así todo el día.

Camisetas deportivas, playeros, bolsos,

gafas, carteras,

bolsos falsificados de Louis Vuitton,

cedés, más zapatillas, más bolsos,

más camisetas de equipos de fútbol.

El top manta parece haberse convertido

en parte del paisaje urbano.

Se van para allá.

Estos vendedores son la punta del iceberg

de un entramado delictivo que da de comer a unos...

y hace ricos a otros.

Queremos conocer el sitio donde guardan

las falsificaciones y quiénes son

los que controlan el negocio.

Acudimos al lugar donde se reúnen

los manteros antes de empezar su jornada.

El vendedor parece llevarnos al lugar

donde guardan la mercancía.

A escasos 50 metros de la plaza entramos en un local

a pie de calle.

Aunque es austero, cuenta con medidas de seguridad.

El vendedor mete un código para abrir la puerta

que nos conduce a lo que parece un trastero.

Puertas y más puertas cerradas con un candado.

Abre una de ellas. Saca un bolso falsificado.

Esta camiseta tiene hasta la bolsa y la etiqueta

de la marca deportiva.

Sabemos que utilizan los trasteros

para guardar la mercancía. Pero nos indican un piso

donde se reúnen varios miembros

de esta organización.

En la entrada vemos grandes bolsas.

Parecen estar llenas de los artículos falsificados

que se dedican a vender.

Dentro de la casa vemos más bolsas con mercancía.

Los vendedores empiezan a impacientarse.

No parecen estar acostumbrados a que alguien

compruebe los productos.

No se esconden. En plena entrada de la casa,

a la vista de todos los vecinos,

nos enseñan los productos ilegales.

El vendedor parece sospechar de nosotros y decidimos

abandonar el piso ante el riesgo

de ser descubiertos.

Si las falsificaciones están en todas partes,

algo parecido ocurre con los anabolizantes.

Ahora veremos los riesgos que pueden tener

para la salud.

Me ingresaron con una hepatitis aguda.

Digo: "Me podía haber arruinado la vida".

Me podía haber arruinado la vida.

Estas imágenes corresponden a la Operación Yellow.

En ella, la Policía Nacional se incauta de más

de 400 tipos de esteroides que eran elaborados

en un laboratorio clandestino.

Allí se producía y distribuía este veneno: el EpiStane.

Epi, en el argot del culturismo.

Una alerta sanitaria pone en jaque a la Policía.

En este caso en concreto nos alertaron

de que habían aparecido en un hospital

varias personas afectadas por este tipo de consumo.

Nosotros nos pusimos en contacto con los pacientes.

Uno de ellos quiso ahondar, digamos de alguna manera,

en la información que teníamos inicialmente,

y en poco vimos las consecuencias.

Las consecuencias catastróficas en su caso

ya que habían tenido que extirparle una parte

del órgano afectado, el hígado, por el consumo del producto.

El equipo médico que da la voz de alarma

está en el Hospital La Fe de Valencia.

En poco tiempo atienden a varios pacientes

con graves dolencias por consumo de EpiStane.

Coincidían en el perfil: gente aparentemente sana,

joven, con un aprecio por su cuerpo.

Y en todos aparece el mismo elemento.

Que es el mismo nombre comercial

y una misma sustancia.

Es lo que llamaba la atención. Particularmente tóxica,

que manifiesta su agresividad en algún tipo de operación...

Por su experiencia, ¿qué peligros tiene

esta sustancia, el EpiStane o el Episdrol.

El efecto es que aumenta la masa muscular.

Pero los efectos tóxicos han sido hepáticos.

Alejandro es una de las víctimas

atendidas en La Fe de Valencia.

Su obsesión por estar musculado le llevó

a comprar este producto en una página web.

Alejandro, buenos días. Buenos días.

Tú sufriste grandes daños de salud por tomar

un producto. ¿Qué te pasó?

Pues tuve una obstrucción de hígado

por exceso de pastillas que se llamaban Episdrol

o Epi, están los dos nombres. Lo conseguí por Internet.

¿Recuerdas cómo llegaste a esa página web,

"Sports Nutrition"? En el gimnasio lo escuchas,

preguntas y tal... "Pues la página esta

es de puta madre. Te lo tienes que tomar así".

Es una página web muy bien montada.

Nunca pensarías que son productos ilegales.

Es como una droga. Te obsesionas, te obsesionas

y no puedes estar un día sin ir al gimnasio,

no puedes estar sin tomártela, hasta que pasó lo que pasó.

¿Sabías los riesgos que tenía? No.

Ni idea. Si lo sé no me lo tomo.

Tampoco sabía que estaba prohibido.

¿Cómo te encuentras a raíz de este producto?

¿Qué empieza a ocurrir? Hasta que no empecé

a verme amarillo por la bilirrubina...

Cuando se obstruye el hígado, la bilirrubina

te empieza a subir. Me sacaron sangre

y me ingresaron con una hepatitis aguda.

¿Y en ese momento le dices a los médicos

que habías tomado este producto?

Sí, nada más ingresar me hacen un informe.

Y digo todo lo que tomé. ¿Y qué te decían?

Que era ilegal, que es un producto muy dañino

para la salud...

Y ese mismo día me meten en la UCI,

me meten un catéter en la femoral

y me enchufan a la máquina.

Estuve en la máquina tres o cuatro días.

Se llegó a pensar que te trasplantaran.

¿Tú qué pensabas? Pienso que me podía

haber arruinado la vida. Arruinado la vida.

Tras la denuncia de varios afectados, la Policía Nacional

sigue el rastro del EpiStane a través de la red.

Empezamos a trabajar sobre esa página de Internet,

pensando que como en la gran mayoría

de las ocasiones nos llevaría a un país extranjero.

En este caso, nuestra sorpresa fue que la página

venía directamente de Palma de Mallorca.

Y allí lo que vimos fue que había un matrimonio

que estaba detrás de esta página

y de la distribución de productos nutricionales.

¿Cuál es el perfil de este matrimonio alemán?

El matrimonio lo curioso que tenía es que era

un matrimonio perfectamente afincado en Palma de Mallorca.

Él trabajaba como entrenador personal en un gimnasio

y ella le asistía en las labores al respecto.

De hecho, ella, si se miraba los perfiles de Facebook

que era un sitio donde se encargaban de ofertar

el producto que vendían, se le veía el cuerpo

de una perfecta atleta dedicada al fisicoculturismo.

¿Cuál es la situación legal de este matrimonio alemán?

¿Qué delito podrían haber cometido?

Nosotros les imputamos un delito

contra la salud pública. La situación procesal

de esta gente es que están en espera de juicio,

firmando 1 y 15, y con retirada de pasaporte

para que no puedan abandonar España.

El equipo de "Teleobjetivo" se desplaza

hasta Palma de Mallorca. Nos han llegado informaciones

de que este matrimonio podría continuar

vendiendo los productos adulterados.

Por los datos que tenemos, viven

en esta urbanización de lujo.

Es este número, efectivamente. Aquí es.

Es ella, ¿no? Sí, sí.

Esta mujer es una de las dos personas acusadas.

Pasa delante de nuestro coche pero no se da cuenta

de nuestra presencia.

Coge su vehículo. Decidimos no seguirla.

Continuamos nuestra guardia esperando que salga su marido.

En nuestra espera vemos varios coches de alta gama

entrar al edificio.

Parece un inmueble donde se aloja gente

con alto poder adquisitivo.

Ahí la tenemos. Es ella.

Es ella.

Apenas ha tardado unos minutos

en hacer algo de compra.

Va para el bloque suyo.

Nuestra espera tiene su fruto.

Por fin sale nuestro hombre de su domicilio.

Es ese que va a salir.

Le acompaña la que podría ser su hija.

Ahí lo tienes. Es él seguro.

Justo el coche que llevamos delante es el coche de uno.

Lo vamos a seguir a ver adónde se dirige.

Por lo que parece y hemos visto en la urbanización,

hacen vida totalmente normal a pesar de que fueron detenidos

hace unos meses por la Policía Nacional.

Se cambia de carril continuamente a gran velocidad,

es muy difícil seguirle.

En este momento, estamos entrando

en el parking de un centro comercial, va con su hija.

Conduce ella, ¿eh? Conduce la hija, efectivamente.

Conduce la hija a esta velocidad. Y el padre va de acompañante.

Vamos a ver exactamente qué es lo que van a hacer.

Veo que está detrás de nosotros, van a pasar justo por aquí.

Ahí están, ese es su coche.

Cógela.

Nos disponemos a bajar de nuestro coche y seguirles.

Entran en un centro comercial.

Este es Udo. Por su aspecto físico, es evidente que está en forma

y se dedica al mundo del culturismo.

Esperamos fuera a que terminen la compra.

Vamos a intentar hablar con Udo

y a preguntarle cuál es su versión sobre los hechos.

Hola, perdona. ¿Hablas español? Él no, yo sí.

La hija dice que su padre no habla español

y asegura que no sabe nada,

que todo el negocio de anabolizantes lo lleva su madre.

Es un problema de tu madre. Ajá.

Hay un producto llamado EpiStane que es prohibido aquí

y que se vendió a chicos en España. Ese es el delito.

¿Pero sabía que se lo vendía a alguien en España?

No sabíais que vendía productos con EpiStane.

¿Sabía que tu madre, en este caso,

uno de los productos que vendía aquí era ilegal?

¿Ella nunca ha añadido anabolizantes a los productos?

Pero es verdad que en España no puedes venderlo.

Está retirado por la Agencia Española de Medicamentos.

¿Qué ocurrió con la Policía?

Se publicó que la Policía incautó un laboratorio clandestino

donde se etiquetaban los productos

y se les añadía un anabolizante ilegal.

¿Sabes que hubo algún caso muy grave?

Hay jóvenes que tuvieron riesgo hepático,

casi un trasplante de hígado después de consumirlo.

¿Crees que es culpa del consumidor?

Vamos a contrastar la versión de Udo y su hija

con el Grupo de Consumo de la Policía que lleva la operación.

Eh, aseguran que él, eh, el marido,

no tiene nada que ver en la empresa,

que está todo a nombre de ella.

Si yo soy quien "firma", entre comillas,

el aval sobre el producto y si mi físico avala, además,

los resultados de ese producto, él es directamente el responsable,

de la empresa, la distribución y de toda la producción.

¿Y qué os encontráis al investigar en Mallorca y al registrar la casa?

Cuando entramos en el domicilio, lo que pudimos ver es que,

efectivamente, tenían la casa,

aunque aparentemente era una vivienda familiar,

cuando abrías cualquier armario dentro solo se apreciaban

multitud de botes de diferentes productos

que daban a entender que ellos estaban produciendo su marca.

Preguntamos si hacían su propia marca

y nos explicaron que lo que hacían era

darle un valor añadido a la marca cambiando la que compraban.

Es decir, realmente, lo que estaban haciendo era comprar

un producto de China, le quitaban el etiquetado,

ponían su etiqueta. Cogimos muestras de cada producto,

tenían más de 115 productos que vendían en su página web.

Nuestra sorpresa fue ver que, de los 115 productos,

96 productos estaban adulterados con sustancias medicamentosas.

Lo único que hacían ellos era comprar,

por un lado, el principio activo y,

por otro, abrir los botes, mezclarlo y cerrarlos.

Porque el EpiStane o Episdrol es ilegal o ilícito en España.

Sí, está bajo alerta y no se puede distribuir nunca,

hay una alerta sanitaria al respecto.

Hoy en día se sigue encontrando EpiStane por Internet fácilmente.

¿Les preocupa esto? Claro que me preocupa.

Hemos visto la punta del iceberg, los casos más llamativos.

Pero debe haber habido de otro tipo

que no han acabado en un hospital como el nuestro.

El tráfico de anabolizantes en Palma de Mallorca

parece estar por todas partes.

En cualquier gimnasio se pueden encontrar productos dopantes.

Carlos lo ha vivido en primera persona.

Y a los 18 probé mi primer ciclo.

Cogí 16 kilos. A los tres o cuatro meses de dejarlo,

me empezaron a salir las consecuencias:

ginecomastia, impotencia, mucho acné,

mucha retención de líquido, muy mal psicológicamente.

Carlos acabó enganchado

y convertido en traficante de anabolizantes adulterado.

¿Cómo empezaste a convertirte en un traficante de anabolizantes?

Empecé a moverme, a contactar con países del Este.

Te empiezas llevando tres kilos de anabolizantes

y acabas trayendo 30 y 40.

Son ilegales estas sustancias, claro.

Sí, ahí todo son laboratorios clandestinos.

Hacen un envase igual al español.

Un envase muy bonito, que te llame la atención, un nombre.

Y cada año cambiamos el nombre.

Son los reyes de las falsificaciones.

Yo sabía que compraba falsificaciones.

Estás diciendo que no sabes qué te metes,

piensa que te estén metiendo una testosterona

y a saber lo que lleva.

Los anabolizantes que hacen allí yo creo que no llevan ni un 20%

de lo que es el producto que te estás metiendo.

Adulteran, le tiran cualquier cosa. Dentro le tiran cualquier cosa:

aceite... para llenar el bote, la ampolla, pam, y despachar.

Y eso directo al cuerpo. El hígado te queda reventado.

El cuerpo te lo vas destrozando poco a poco.

Y la distribución era fácil, ¿existe mucho consumo

y "doping" con estas sustancias? Sí, sí, sí, sí, sí.

En todo tipo de deportes, ¿eh? Y, donde más, en los gimnasios.

La distribución es, casi siempre,

de los dueños de los gimnasios o los monitores.

¿Cuánto dinero pudiste llegar a ganar con los anabolizantes?

El primer año 27 000 euros.

Y los otros ya eran 30, 40, 50, cada uno

Se ganaba mucho dinero.

Me excitaba tener ese poder, que todo el mundo dependiera de mí.

¿Cómo se acaba todo esto? ¿Cómo sales de aquí?

Hombre, me pararon, me detuvieron. Yo mismo dije "basta".

Cogí todo, lo tiré, lo tiré.

Le prendí fuego a muchas cosas.

Y dije: "hasta aquí".

La adicción que llevó a Carlos a consumir anabolizantes

es la llamada vigorexia, muy extendida en los gimnasios.

En la clínica Capistrano son expertos en esta enfermedad.

¿Qué es la vigorexia y cuáles son sus peligros?

Es lo contrario de la anorexia.

Así como la anoréxica nunca se ve suficientemente delgada,

aunque lo esté.

El vigoréxico nunca se ve suficientemente fuerte,

aunque lo esté.

Le importa muy poco que haga daño,

le importa muy poco que se le atrofien los testículos,

le importa poco que no vaya a poder tener hijos

porque se va a volver estéril,

le importa muy poco el daño hepático.

Todo le importa muy poco porque lo único que le importa

es una imagen de fortaleza.

¿Mortalidad asociada a la vigorexia?

Es difícil de medir, pero presumiblemente hay mucha.

Porque una persona que se machaca,

y sabemos que cada vez esto se hace más por encima de su potencial,

pues puede caer fulminado.

Tan extendida está la vigorexia

y el consumo de anabolizantes en los gimnasios,

que ha surgido un movimiento de culturismo natural:

rechazan el dopaje.

Roberto, buenos días. ¿Qué tal?

¿Qué trabajáis aquí?

Eh, bueno, aquí nos encargamos de la formación

de entrenadores naturales,

sin el uso de sustancias dopantes.

¿Cómo es luchar contra el dopaje en el mundo del culturismo?

Es una pesadilla. Es, sí...es agotadora.

Agotadora puede que sea la palabra.

Porque la gente ahora, cuando ve a una persona musculada,

te ve entrenar y ya te viene y te dice: "¿Dónde lo consigues?".

O si quieres, si no quieres, te ofrecen.

Eh, claro, evidentemente, todo de manera oculta, ¿no?

Al final, es como una mafia.

Pero estamos hablando de que, con mucha probabilidad,

actualmente, en España, el 90 ó 90 y pico por ciento

de los grandotes de cada gimnasio es que, o ha tomado o está tomando.

¿Por qué hay tanto doping en Mallorca?

Igual porque hay más sol. (RÍE)

Vamos con menos ropa.

O igual porque es más fácil luego distribuir, no lo sé.

Pero lo que sí sé es que cada año o dos

aquí se hacen unas redadas impresionantes.

Pero no cambia nada porque enseguida que cogen a uno,

pues luego otro coge el relevo.

Efectivamente, este año ha habido al menos dos operaciones policiales

contra el tráfico de anabolizantes en Palma de Mallorca.

Una realidad muy extendida que puede resultar muy peligrosa

para los consumidores.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Fraude al consumidor

Teleobjetivo - Fraude al consumidor

16 dic 2016

Teleobjetivo analiza diferentes tipos de fraudes al consumidor, y las posibles consecuencias. El programa pone al descubierto a un traficante de alcohol ilegal que trae desde Portugal cientos de litros de orujo que luego reparte por restaurantes.

ver más sobre "Teleobjetivo - Fraude al consumidor " ver menos sobre "Teleobjetivo - Fraude al consumidor "

Los últimos 69 programas de Teleobjetivo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios