Si fueras tú La 1

Si fueras tú

Lunes a las 21.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
4245907
No recomendado para menores de 12 años Si fueras tú - Capítulo 4
Transcripción completa

Tendrías que habérsela dado.

¿Y si no se la da a la Policía? Guardia Civil.

Me da igual, lo que sea. No me fío de Blasco.

¿Por qué? ¿Y si la mató él?

¡Pero qué dices! Tú misma dijiste

que tenía problemas con Cris. Si le chantajeaba,

tenía motivos para quitarla de en medio.

¡Qué manía! Que te encarcelan

por enrollarte con una menor. ¡Qué no se enrollaron!

En estos temas, primero te detienen y luego te preguntan.

¿Qué te pasa? Nada.

A ti te gusta Blasco.

No. No, para nada. Es un viejo. Venga, tía.

A mí me lo puedes contar. Además,

para la edad que tiene, Blasco está bien.

¿No somos amigas?

¿Qué te han dicho? Está reunida.

Y han llamado a tu tío. ¿Y eso?

No sé. Pero me quedo hasta que llegue.

No. No te preocupes, en serio. Qué me quedo contigo.

No hace falta, de verdad. ¿Seguro?

Vale, me voy. Lugo me cuentas. Vale.

Parece que hay restos de sangre.

Lo enviaremos al laboratorio.

Alba, necesito que me indiques exactamente

el lugar donde encontraste la pulsera.

Según tu declaración, estabas cerca de la papelera. Ven.

¿Qué papelera? La fábrica de papel.

Ah, sí.

Estaba por aquí.

Otra cosa: ayer encontré un aviso por la desaparición de Cristina.

Alguien apuntó un número de teléfono,

y creo que sé quién es.

Sí, y yo también. Se trata de Hugo Molina,

un compañero de Cristina.

Alguien anotó su número para que todo el mundo le llamase.

Se trata de una broma pesada. ¿Una broma?

No le veo la gracia. El pobre chico se pasó tres semanas

con el móvil apagado. No le dejaban en paz.

¿Alguna cosa más, Alba?

No.

Gracias por la colaboración.

Muchas gracias.

¡Cris! -¡Cristina!

¡Hija mía, Cris! ¡Estás aquí! Carmen. Carmen, espera.

No es tu hija. Claro que es Cris. Soy mamá.

¿No me reconoces? ¿Quién es ese hombre?

¿Quién es? Por favor, váyanse.

¿Qué hace con mi hija? ¿Quién es usted?

¡Carmen! ¡Deje a mi hija! ¡Cristina!

¡Escucha! ¡Cristina!

¡Cristina! -¡Mamá! Por favor.

¡Cristina!

Sí.

Es de mi hija.

Gracias, Carmen.

-¿Dónde encontraron la pulsera?

¿Estaba donde la chaqueta? No te lo puedo decir.

Sé que todo esto es muy duro... No, no lo sabe.

Esa niña...

es como mi Cris.

¿Seguro que no es ella?

Sí.

Parece imposible, pero... ¿Han analizado las huellas?

Sí hemos hecho todas las comprobaciones.

No es Cristina.

Pobre mujer. Cómo me miraba.

Es normal. Pensaba que eras su hija.

¿Y es normal que yo sea igual que ella?

Dicen que todos... Todos tenemos un doble, ya.

Pero uno puede estar en Islandia y el otro en Albacete.

Yo tengo a mi doble en la casa de enfrente.

Bueno, tenía, porque está muerta.

No, no se sabe si está muerta. Si no, ya estaría con su familia.

O habría dado señales de vida. Pero nadie quiere aceptarlo.

Sí, Alba, de acuerdo, es lo más probable.

Pero no sé, yo creo que nunca hay que perder la esperanza.

Eso vas y se lo cuentas a su madre.

Al menos, alguien la echa de menos.

Claro que la echan de menos. Todos la echan de menos.

Su novio la ha olvidado muy pronto. Y su mejor amiga.

En el instituto había gente que la odiaba.

Es como si esa chica fuera un monstruo.

Hasta la peor persona tiene algo bueno.

Hay algo más, ¿verdad?

Sí.

Tengo pesadillas. Y Cris se me aparece en ellas.

¿Por qué no me lo habías contado?

Para que no me vieras como a una loca.

Yo nunca pensaría eso.

Y menos después de...

Después de todo lo que ha pasado.

¿Sabes?

Me han dicho que en el pueblo hay una heladería estupenda.

Si no recuerdo mal,

tu helado favorito es el de pistacho.

Hacemos una cosa:

voy a por el helado. Mientras, tú elijes una peli,

la vemos y después llamamos a tus padres.

¿Vale? Vale.

Venga, hasta ahora. Hasta ahora.

Gracias.

¿Problemas? Muchos.

Encontramos la chaqueta de Cristina aquí.

Y la pulsera ha aparecido aquí.

Demasiada distancia.

Ya ha pasado mucho tiempo para tener esperanzas.

Esto supone que hay alguien detrás de esto.

Y nos quiere confundir.

¡Alba, sé que estás ahí! ¡Por favor, abre!

¡Joder, Alba! ¡Sé que me estás viendo y me escuchas!

¡Abre la puerta, por favor!

¡Tengo que hablar contigo, por favor!

¡Abre la puta puerta!

¡Joder, Alba!

¡Alba, ábreme la puta puerta!

  • Capítulo 4

Si fueras tú - Capítulo 4

02 oct 2017

Alba ha decidido llevar la pulsera de Cris encontrada durante la excursión del Instituto a la Guardia Civil. Lo que no podía imaginar nunca es lo que descubrirá una vez hable con la sargento Lara. Una pieza más que se suma al rompecabezas de 'Si Fueras Tú' para descubrir la verdad: ¿Qué pasó realmente con Cristina Romero? El pasado de Cris colocará a Alba en una nueva encrucijada.

ver más sobre "Si fueras tú - Capítulo 4" ver menos sobre "Si fueras tú - Capítulo 4"

Los últimos 26 programas de Si fueras tú

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios