www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4199655
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 91 - ver ahora
Transcripción completa

No me cuadra qué hacía Sergio tan tarde en las oficinas.

Te lo advierto,

más te vale dejarte de tanta sonrisita con mi chico.

-¿Perdona, cómo dices? -Ya lo has oído.

-Es que Tere es tan maja...

Me gusta lo buena gente que es.

-No aguanto al nuevo rollo de mi padre.

No sé si callarme

o contarle las cosas que hace. Está loca.

-¿No estarás celosa? Porque parece que...

-Si te lo tomas por lo personal, mejor lo dejamos aquí.

-¿Cómo quieres que me lo tome si vas hablando mal

de mi novia a la espalda?

-¿Qué dices de novia? Si es un rollo pasajero.

-No, con Tere siento una conexión muy especial.

-¿De dónde has sacado esto? -Llámalo intuición policial.

-¿Esto qué significa?

-Que pasó una temporada en la cárcel por prenderle fuego a una fábrica

donde la habían despedido.

-Hola, corazón.

-Hola, Tere, ¿lo dejamos para otro día?

-¿Me estás dando plantón? Tenemos reserva en el restaurante.

-Pues hablamos mañana.

-¿Qué haces? ¡Espera!

-"El odio que le profesaba a Quintero

podría estar detrás de los disparos que le mantienen en estado de coma".

-Es una vergüenza. -¡No es más que bazofia!

Ningún abogado va a sacarme de todo esto.

No digas eso. No, papá.

Necesito que la policía encuentre al culpable

y pruebas que me exculpen.

Se anula el traslado de la inspectora Ocaña

a dependencias judiciales.

Quintero ha despertado del coma.

Cuando Alicia se fue,

de repente, se presentó un tipo corpulento, grande.

Él fue el que me disparó.

Sería más fácil descansar si no hubiera un tipo suelto

que va disparando con una pistola robada en mi casa.

"Laura, Quim ha muerto en un accidente de moto".

Revisa las cámaras de seguridad alrededor de Transportes Quintero

desde dos horas antes del disparo a dos horas después.

No sabes lo que es estar ahí dentro,

sin saber qué pasará ni dónde te llevarán.

Quizás es mejor que olvidemos todo esto.

Quiero hacer lo correcto por una vez.

-Lo que necesito, Jairo, ahora más que nunca,

es que estés muy alerta.

Es el mejor momento para que el Algecireño

-Se ha muerto un amigo.

Accidente de moto.

-¿Y te vas así?

-¿Sin más? -Soy como soy.

A estas alturas no voy a cambiar.

Paso de relaciones y movidas.

(Música emocionante)

Es lógico que estés deprimida, Montse.

Los primeros días son los más duros.

Pero podrás con ello.

¡Eso es! ¡Pensamiento positivo!

Estoy muy orgulloso de ti.

Ojalá me permitieses estar más tiempo contigo.

Ya, ya lo sé. Te entiendo y te respeto.

Bueno...

Un beso, te quiero.

Hola, hija. Estaba hablando con Montse.

Sí, lo he oído.

Ojalá pudiera ayudarla más.

Todos necesitamos apoyo y pensamientos positivos.

Todos menos tú, por lo visto.

¿A qué te refieres?

¿Has pensado en lo que hablamos anoche?

Ahora no es un buen momento para hablar.

Tengo que entregarme.

Si no, no podré mirarme al espejo.

Es una cuestión personal.

Como te expliqué, me costó dar el paso,

pero ahora sé que lo necesito,

lo necesito para estar bien conmigo mismo.

¿Te das cuenta de que es tremendamente egoísta?

¿Qué egoísmo es ese que me puede llevar a la cárcel?

Quiero que Quintero pague por lo que ha hecho.

Lo que quieres es lavar tu conciencia.

Te da igual el daño que hagas al resto de personas.

Lamento que pienses así,

pero lo último que quiero es hacerte daño.

La decisión está tomada.

Hoy voy a organizar el bufete.

Tengo la documentación en un ordenador

y mañana pasaré por comisaría a primera hora

para entregar las pruebas que incriminan a Quintero.

Y que también te condenan a ti.

Ya lo sé.

Pero es un peaje que hay que pagar.

Pero vale la pena. Papá, por favor.

¿Puedes pensar en Montse o en mí? Podríamos estar años sin vernos.

Lo sé. Lo he pensado muy bien, créeme.

Pero es la única manera de detener a Quintero.

No, te he dicho que eso es asunto mío.

Me voy a encargar de encerrarle.

Por favor, Alicia, casi tiras por la borda tu carrera.

No voy a permitir que este miserable te destruya.

¿No te das cuenta de que lo hago por nosotros?

Me voy a trabajar.

(Portazo)

¿Esperas alguna llamada?

-No, ¿por qué?

-Porque no haces más que mirar el móvil.

-No me había dado cuenta.

Hablando de móvil,

te voy a dar el teléfono de una vecina.

Creo que su hija puede ser un caso para la UFAM.

-¿Qué le pasa? ¿La han agredido?

-No, su hija se ha echado un novio en el instituto.

Al parecer, es bastante celoso y controlador.

Está todo el día pidiéndole cuentas de a dónde va.

Lo último ha sido controlarle el móvil.

Cuando su madre me lo contó, pensé en vosotras.

-¿Y la chica qué dice?

-Poca cosa, está enamorada,

así que se pone más de parte del novio que de la mamá.

Creo que si la llamáis, os va a escuchar.

El chico viene de una familia bastante conflictiva

y desestructurada.

-Quizá el padre sea un maltratador y él reproduce lo que ve en casa.

La educación es tan importante para prevenir...

-¿Os ocupáis Lola y tú entonces del caso?

¿Estás segura de que no ha habido violencia?

-Dicen que no, pero la madre cree que es cuestión de tiempo.

Creo que lo mejor es prevenir cuanto antes.

-Por supuesto.

-Voy a... -Oye, Nacha...

¿Seguro que estás bien? Te noto un poco tensa.

-¿Yo? No, estoy como siempre. Chao.

-Bueno, si tú lo dices...

(Timbre)

-Buenos días, perdón por el retraso.

-No pasa nada, he avisado con poco margen.

-¿Quieres un café? -No, gracias, he desayunado.

No esperaba su llamada.

Tendrás que perdonarme que te utilice como chófer,

pero como tenemos la reunión con Carrión a primera hora

y no hemos preparado la estrategia,

pensaba que podríamos hablarlo por el camino.

-Por mí estupendo, pero Carrión es cliente suyo.

-Pensé que solo iba a tomar notas. -En realidad, no.

Esta vez la reunión la vas a llevar tú con ellos.

A mí me vas a dejar en otro sitio de camino.

-¿En qué sitio?

-En el centro de salud de Distrito Sur.

-Disculpe, pero no entiendo qué es lo que pasa.

-Quiero que te hagas cargo de los asuntos con Carrión.

Tengo que delegar clientes

por si me ausento del bufete un tiempo.

-Comprendo.

-Me dedicaré en cuerpo y alma a encarcelar a Quintero.

Y es posible que yo también acabe preso.

-No sé por qué insiste en sacrificar lo que ha conseguido.

-No tengo tiempo para discutir.

Tenemos que irnos.

-Pues nada, quedamos en eso.

Nada, hombre, muy bien. Gracias, adiós.

Llegas un poco tarde.

-Un poco no, 20 minutos, pero me da completamente igual.

-Pues venga, date brío.

-No me da miedo que el comisario me eche la bronca.

Que se atreva.

-Faltaría más, pero Miralles puede que te regañe un poco.

-Mejor, así facilita las cosas.

-¿Facilita qué?

(SUSPIRA) Largarme de esta comisaría cuanto antes.

-¿Qué dices?

-¿Qué quieres?

¿Que me lo encuentre cada día, le tenga que ver la cara

y haga como si no pasa nada?

-No puedes permitir que un escarceo con un tío te arruine tu carrera.

Olvídate de él ya y sigue tu camino,

que vales mucho, Lola.

-No, decirlo es muy fácil, Espe, pero no puedo.

No dejo de darle vueltas a la cabeza, ni siquiera...

Ni siquiera puedo dormir.

-Madre mía, sí que te ha dado fuerte de verdad.

Para cuatro días que habéis tonteado.

-No me estoy burlando, lo digo en serio.

Pero Dios le da pan a quien no tiene dientes.

Yo no estaría con el comisario si tuviera ese cuerpazo que tienes.

Con la de tíos buenos que hay por el mundo.

-Tienes razón, he sido una idiota.

Me he colgado del tío que menos me convenía.

-Exacto, no te conviene, ¿pero sabes lo que te conviene?

Mantener la mente ocupada. Mira.

El teléfono de una chica de 16 años, se llama Rosa,

el novio la llama a todas horas, le mira el móvil

y la madre está asustada porque cree que irá a más.

-Sí, tiene pinta de ser un acosador en potencia.

-¿Tiene antecedentes de violencia? -Por parte del chico no,

pero parece que el entorno familiar es conflictivo.

-¿Sí?

Lo mejor es hablar con ella para concienciarla.

Seguro que está colada y no hace caso a la madre.

-Justo eso me ha dicho la madre.

¿Ves lo que te decía?

Si es que vales mucho.

(RÍE) -Si es que ya me vale estar preocupada por mis tonterías

cuando hay mujeres que lo están pasando tan mal.

-Venga, vamos a ver si podemos hablar con ella.

-Venga.

¿Qué andas haciendo?

Revisando las diligencias de Quintero.

No me eches la bronca, sé que no nos pertenece,

pero no lo he podido evitar. ¿Has encontrado algo?

En el ordenador no había nada sospechoso.

No me cuadra qué hacía Sergio tan tarde en las oficinas.

Me contó que rechazó una oferta de trabajo de Quintero.

Pero ir tan tarde para rechazar una oferta de trabajo...

Demasiada casualidad.

¿Crees que puede estar implicado?

No lo sé, pero hay algo raro.

Perdón, no habréis visto los papeles de Quintero.

Los tengo yo. Qué alivio.

Pensaba que los había perdido o algo así.

Los he cogido para echar un vistazo.

¿Habéis encontrado algo? Podría ser.

Un confite me ha hablado de un andaluz

que se la tiene jurada a Quintero: Manuel Sotillo,

alias el Algecireño. ¿Os suena de algo?

¿De qué lo conoce tu confite? No lo conoce,

pero es compañero de celda de un compañero suyo.

Al parecer, en la cárcel no hablaba de otra cosa,

que al salir se iba a cargar a Quintero.

¿Sabemos por qué estuvo en la cárcel?

Tráfico de estupefacientes, pero me faltan detalles.

Dame las diligencias que me voy a quemar los ojos en el ordenador.

Elías, ¿podemos ayudaros en algo?

Inspectora, si es tan amable de mirar si este tipo

tiene antecedentes.

-Ya sé que es poco ortodoxo y que Montse no es tu paciente,

pero estoy preocupado.

Apenas me cuenta nada y necesito saber si está bien.

-No hay de qué preocuparse, está ingresada

porque está recibiendo radioterapia a diario.

Así pueden controlar sus efectos. Y lo compagina con quimio.

-Debe ser duro. -Lo es.

-¿Y los efectos secundarios?

-Pérdida de cabello, náuseas, fatiga.

Va a sufrir muchísimo menos

que con un tratamiento convencional.

-Estaba pensando en visitarla por sorpresa.

Sé que no quiere visitas, pero...

Ha pedido por activa y por pasiva que quiere enfrentarse ella sola.

No quiere que nadie vea su deterioro,

que es muy normal en estos casos.

-Es solo cuestión de autoestima. -¿Solo?

Muchos estudios relacionan

la posibilidad de curación con la autoestima,

con el optimismo... Varios factores psicológicos.

-Muy bien, no te hago perder más tiempo.

-Faltaría más.

No te pongas en lo peor. Hay motivos para la esperanza.

-Lo sé, lo sé.

-Montse ha tomado la decisión correcta, en serio.

-Sí, eso es lo importante.

Hacer lo correcto y apechugar.

No te robo más tiempo, gracias.

Marcelino, ¿qué tal? Claudia, ¿qué tal?

Hasta luego.

-¿Qué tal, inspectora?

¿A qué viene esa cara?

¿Se me nota mucho? Ya sabes quién me pone esta cara.

¿Qué ha pasado con Olga ahora?

No paro de darle vueltas a su comportamiento de estos días.

¿No la notas rara?

O se tranquiliza, inspectora,

o solo hablaré delante de mi abogado.

No te cachondees, Antonio. No me cachondeo.

te tranquilizas y yo no me cachondeo.

Vale...

A ver...

Sabes que soy de rumiar las cosas cuando no me encajan.

Esta mañana he tenido un flash.

¿Te acuerdas cuando le pregunté y escondió el teléfono?

Y no tenía nada que ver con lo que nos contó.

¿Te diste cuenta de eso? Sí.

Tiene 18 años y una madre policía, en su lugar hubiera hecho lo mismo.

No nos queda más que confiar en ella.

¿Sabes la cantidad de casos que nos llegan a comisaría?

La de líos en los que se meten los chavales

por culpa de las redes sociales y los móviles?

¿Por qué le vamos a retirar el voto de confianza?

¿Me lo explicas? Porque Internet es muy peligroso.

Ella se maneja en Internet mejor que tú y yo.

No me extraña, está todo el día enganchada al móvil,

a la tableta, al ordenador...

Yo, a su edad, estaba en los billares

y paseando con mis amigos. ¿Y tú?

Todo el día en los coches de choque del descampado.

No me voy a obsesionar, pero tenemos que tener cuidado

con los seguidores del videoblog.

Es una puerta donde se puede colar gente muy rara.

¿Como el asesino de la tortilla que asesina a los videobloggers

No te reirías si supieras lo que yo sé.

Imagínate que un descerebrado se obsesiona con ella.

A estas alturas ya sabría

las cosas que le interesan, cómo viste... Todo.

Y si contacta con ella, a saber lo que ella le cuenta

pensando que es un fan.

Si la estuvieran acosando, habría contactado con nosotros.

Confía en nosotros y sabe que la podemos ayudar.

Hay que darle libertad.

Y dejarla tranquila, en paz.

Y no juzgarla y no hacerle demasiadas preguntas.

Vamos, lo que es confiar.

Eso es muy fácil decirlo.

O la encerramos en una habitación con siete llaves.

No me des ideas.

No hay nada que llame la atención.

Condenado hace cuatro años por tráfico de drogas.

Mi confite me cuenta que no se comió ni la mitad del marrón

Este tío mueve mucha mercancía.

Es un capo de la mafia del Estrecho.

Tiene que ser listo para estar en la calle tan pronto.

Lo tiene bien montado.

Según me cuentan, es uno de los malos, malos.

No duda de tirar de gatillo para cuidar su negocio.

¿Qué tiene que ver Quintero con esto?

¿Está en las drogas y el Algecireño es su rival?

Que Quintero está con tráfico de drogas lo sé desde hace tiempo.

El dineral que tiene no se hace con una empresita de transportes.

Ya sabemos que para ti Quintero es poco menos que Scarface,

pero hasta que no tengamos pruebas suficientes...

De momento lo tenemos en el hospital con dos tiros

y el arma sustraída a una inspectora de la Policía Nacional.

Suena más a un ajuste de cuentas del crimen organizado

que a un ratero robando en un polígono.

Si conseguimos situar a este tipo en Transportes Quintero

desde que salió de la cárcel hasta que se produjo el tiroteo,

te aseguro que le saco al juez seguimiento, pinchazo, lo que sea.

¿Qué vas a hacer?

Le voy a enseñar este retrato del Algecireño a Quintero,

a ver si le suena de algo. No sé yo.

Si Quintero ha tenido relación con este tipo, no lo reconocerá.

¿Se te ocurre algo mejor? Lo haré yo solo.

Porque hay que hacerlo calmado y no estás para ir a ningún lado.

Quiero echármelo a la cara. Lo siento mucho, pero iré yo.

El oficial Batista tiene razón, inspectora.

Está bien.

Cuídamelo mucho, son recetas de mi abuela.

Tiene casi 30 años.

-¡Tenía su propio libro de recetas!

-Espera, te busco "medovik".

Mira.

-Pero está todo en cirílico.

-Sí, me temo que está en ruso.

(RÍE) -Yo es que ruso no sé.

Sé algunas palabras, pero por fonética,

de leer cirílico nada.

-Yo te puedo enseñar.

No es tan difícil como parece.

Me gustaría enseñarte cosas de Rusia:

de cocina, de idioma, del país...

No sé, es lo que hacen las madres con hijas.

-A ver, es que yo ya tengo unos padres

que me han enseñado muchas cosas.

-Claro, yo no quería decir... Perdona.

-No pasa nada.

-Olga, escúchame.

Yo no te quiero alejar de tus padres.

-Lo sé.

-Yo solo quiero...

formar parte de tu vida, estar cerca de ti...

Conocerte un poco.

Recuperar el tiempo perdido.

-Yo aún no sé si contarles que te he conocido.

-Hazlo cuando estés preparada.

-Es que aún lo estoy asumiendo.

-No estás haciendo nada malo.

-Lo sé, por eso.

-Para ti ha sido shock, ¿verdad?

(RÍE) -Pues sí.

-Para ellos también debe serlo.

Ya encontrarás momento.

Te han educado muy bien.

Tienes cabeza bien... ¿Cómo se dice?

(RÍE) -Eso, bien amueblada.

-Tradúceme la receta del "medovik". -Claro que sí.

Tiene un poco trabajo porque hay que hacer una capa,

luego otra, una capa, otra...

Es casi como hacer galleta de miel.

Que aproveche.

Tal y como huele, no sé si hay mucho que aprovechar.

Lo vuestro ya es un poco sádico.

Ni en el hospital me vais a dejar en paz.

Solo hacemos nuestro trabajo.

Encontrar a quien le disparó entra en nuestra funciones.

El único trabajo que tengo por delante es descansar

e intentar curarme.

No tengo que seguir aguantando que vengáis todos los días

a ponerme la cabeza como un bombo.

No se preocupe, enseguida le dejo tranquilo

y puede disfrutar de su mariscada.

Eres muy graciosito tú, ¿verdad, chaval?

¿No?

¿Por qué no te traes la guitarra y me haces un show de esos

que montas de vez en cuando?

Me han comentado que se te da mejor que ser policía.

Si quiere, lo comprobamos.

¿Te has traído la guitarra, acaso?

No, me he traído unas preguntas. Hoy me toca hacer de policía.

Mañana, si quiere, le hago de Tomatito.

No pienso responder a tus preguntas.

Manolo Sotillo Torrezno, el Algecireño, le manda recuerdos.

Muy bien, yo no puedo devolvérselos.

No tengo ni zorra idea de quién es ese tío.

Le conoce perfectamente.

Si tú lo dices...

Creemos que es el hombre que intentó matarle.

Llevaba tiempo planeándolo y la gente no suele planear

con tanta antelación la muerte de un desconocido.

Ya te he dicho que no conozco de nada a ese tío.

Es más, tampoco conozco a nadie en Algeciras.

¿Te queda claro?

-Hombre, Rober.

¿Qué haces aquí, Jairo? Visitar a mi jefe.

¿Es ilegal?

Solo pregunto. Deberías aprender de tu hermano.

Él, por lo menos, tiene algo más de humanidad.

Como no tengo a nadie que me cuide o que se preocupe,

se ha ofrecido a traerme una bolsa con algo de ropa y aseo.

-Regístralo si quieres.

No he venido a registrar nada, solo hablaba con el Sr. Quintero.

Según el médico, tiene que descansar

para que recupere la memoria.

Jairo, acércate.

Ten mucho cuidado con tu hermano.

Creo que ha localizado al Algecireño y sospecha que fue quien me disparó.

-Por mí no se preocupe, que ni sé, ni he visto ni oído nada.

-Eso es, niégalo todo siempre, aunque te digan que tienen pruebas

y aunque te digan también que estabas al tanto de todo.

-Conozco los trucos de la poli para hacerte cantar.

-Eso es. Muy bien, chaval, muy bien.

Ninguna ley te obliga a decirle a la policía

nada que no quieras decirle.

-Deje de preocuparse, que yo ojos abiertos, boca cerrada.

(RÍE) -Gracias, chaval.

Gracias.

Solo hay una cosa cierta de lo que le he dicho a tu hermano.

Eres el único que se está preocupando por mí.

Gracias, tío.

-Luego decoras por arriba y por lados

con migas que han sobrado y al frigorífico.

-¿Durante cuánto tiempo? -Dos horas, más o menos.

-Hola.

-Hola.

Estoy con Sofiya, que me está enseñando a hacer

un pastel de miel ruso.

Y me va a ayudar a escribir una cosa en cirílico en el blog.

-¡A que mola! -¿Cirílico?

-Es chica lista, aprende muy rápido.

Bueno, me tengo que ir, llego tarde.

Guárdame bien libro de recetas.

-Lo voy a cuidar muy bien.

-Hasta luego.

-Adiós.

-Hasta luego.

-Os estáis haciendo muy amigas por lo que veo.

-Sí, y por lo que veo, a ti no te parece bien.

-¿He dicho yo que me parece mal?

-No, papá, pero solo había que verte la cara.

Te ha faltado pedirle el pasaporte y el permiso de residencia.

-¿Qué cara he puesto? La cara que tengo, no tengo otra.

Te doy mi palabra de que no te quiero molestar

ni echarte la bronca ni nada parecido.

-¿Pero? -Pero, pero.

Pero nada.

Confío en ti plenamente.

Eres muy responsable y muy seria.

-¿Pero? -Y dale con el pero.

¿Qué pero? Espero que también confíes en mí.

-¿Confiar en ti cómo?

-Como confía una hija en su padre.

Si me tienes algo que contar, lo que te preocupa...

Que me lo puedes contar.

No te voy a juzgar ni a regañar.

-Ya, pero es que no tengo ningún problema.

-Ah. -Y menos con Sofiya.

Es una mujer encantadora y me está enseñando muchas cosas.

Y no me pide nada a cambio.

-Pues ya está, no hay más que hablar.

Te preguntaba por curiosidad.

-Ya, curiosidad...

-Sí, por curiosidad.

Hay que tener cuidado con la gente que conoces por Internet.

Que no lo digo yo.

-Ya, no lo dices tú...

Lo dice mamá.

O sea, la policía.

Toda esta conversación era por eso.

(ACENTO RUSO) Cuidado con la rusa a ver si es de una mafia peligrosa.

-No veo motivo para que te cachondees de mí.

-No veo yo motivo para que me trates como una niña.

-Vale, no hay más que hablar. Voy a tomar algo.

-¿Quieres un café? -No.

-Buenos días.

(REZONGA) -¡Buenos días!

¿Vende cupones? ¿Me puede dar uno para el viernes?

-Qué graciosa. Deberías ir a un concurso de comedias.

-Madre mía, qué resaca que me traes.

Vamos a ver, papá, ya no tienes edad para beber como con dieciocho.

-Y dale con la edad.

¿Y eso qué? ¿Un poquito de azúcar para compensar?

-Haciendo leña del árbol caído, ¿no?

-A ver, explícame Mr. Vida Sana,

¿por qué vienes a estas horas y con esa cara?

-No sé, creo que ayer me puse nervioso y bebí demasiado.

-¿Por qué? ¿Por hacer el ridículo bailando el tango?

¿Qué te esperabas?

Con esa gracia, que parece que te están dando con el desfibrilador

(RÍE) -Escucha, hija.

-¿Qué?

-Ayer, justo antes de salir a cenar con Tere,

Elías me enseñó algo que no me quito de la cabeza.

-¿Qué te enseñó?

-La ficha policial de Tere.

-¿Que Tere está fichada?

-Sí, y ha estado en la cárcel.

-Le pegó fuego a una fábrica donde curraba porque la despidieron.

-Pero ¿Tere no trabajaba de ejecutiva en una multinacional?

-¡No, no, todo mentira!

Y Elías me lo dijo poco antes de que llegase Tere.

Así que, fíjate, salir de juerga con una pirómana,

mentirosa compulsiva, expresidiaria...

-Yo lo que flipo es que hayas salido de fiesta con ella,

después de lo que te contó Elías. -¿Qué iba a decir:

"Me han dicho que eres una expresidiaria, paso de ti"?

-Yo habría sido menos amable, pero eso me vale.

-Ah, y yo ya te había avisado de que esa tía no era trigo limpio.

-Pero tú no sabías que había estado en la cárcel.

-Pues no, no lo sabía.

-Pero tú lo que tienes que hacer es plantarle cara

y sacarla de tu vida cuanto antes.

-Ya, hija. No sé, ¡tengo que encontrar el momento!

(PATY RESOPLA)

-Pues el momento te ha encontrado a ti.

Ahí entra por la puerta.

-¿Qué tal, Tigre?

-Pues aquí, rugiendo. (RÍE)

-Voy a darle al cardio,

que hay que quemar las toxinas de anoche.

-Espera, tenemos que hablar. -Dime.

-Eres una mujer maravillosa y me gustas un montón,

pero no quiero hacerte perder el tiempo.

-Me parece muy bien. Tú también eres un tío supermajo.

-Ya. Es que no estás entendiendo lo que quiero decir.

Es que...

quiero cortar contigo.

-¿El qué?

Esto no será por lo del chulazo de anoche, ¿no?

-Me dijiste que estabas cansado de bailar.

Y aquel chico... Yo creo que está clarísimo que era gay.

No puedes estar celoso por eso.

Además, es que bailamos cinco minutos.

-A ver, Tere, que no estoy celoso,

no sé de quién me hablas. Y no tiene que ver contigo.

-¿Cómo que no? Estás cortando conmigo.

-Ya, pero tiene que ver conmigo, de verdad.

Estoy atravesando un periodo de vida... complejo

y no puedo enfrentarme a una relación larga.

-Buen, en fin, yo esto lo respeto.

Pero ¿no crees que lo deberíamos hablar

más tranquilos, en otro ambiente?

Nos vamos a comer, charlamos... -No.

No tengo nada que hablar. Está todo decidido.

-¿Y me lo sueltas así de buena mañana?

-Ya sé que soy un poco bruto, que tengo muy poco tacto,

te lo quería decir antes, pero no sabía cómo.

-No, descuida. Lo has expresado clarísimamente.

Mejor me voy, que se me han quitado las ganas de entrenar.

(MAX RESOPLA)

-Papá, ¿cómo estás?

-Mal, hija, mal.

Supongo que era lo que tenía que hacer.

-Así es como se hacen las cosas.

Como si te quitaras una tirita, del tirón.

(MAX SUSPIRA)

-Hola, Laura.

Hola.

-Estoy trabajando, ¿quieres algo?

-Quería saber quién eres y qué has hecho con mi amiga Laura.

-En serio. Tengo mucho lío.

-¿Por qué estás tan seca? Ayer no estabas así.

-Ayer era ayer y hoy es hoy.

Tengo mil cosas que hacer y tú también.

(SUSPIRA)

-Sí, es verdad.

Pero antes de largarme, me gustaría saber

si lo de anoche se va a repetir.

-Soy informática, no adivina.

-Lo que sí eres es más áspera que un estropajo.

Oye, Laura, para que me quede bien clarito todo, ¿sí?

¿Lo de ayer fue un rollo de una simple noche y ya está?

Pensaba que fue algo más que un polvo de una noche.

-Mira, tenía ganas de desconectar y necesitaba...

-Calor y cariño, ¿no? -Pues sí.

-Y gracias, lo pasamos muy bien, pero... nada más.

-Y yo te agradecería que me dijeras a qué viene este cambio.

-¿Qué cambio? Soy la misma de siempre.

-Si alguien ha cambiado eres tú. -¿Yo?

-Ayer todo era buen rollo

y de repente parece que te hubiera traicionado.

Lo llego a saber y me voy sola a casa.

-Bueno, perdona todo este numerito,

pero reconoce que estás distinta a como estabas ayer.

(RESOPLA) -Mira, Nacha,

yo es que no quiero tener relaciones,

ni contigo, ni con nadie.

¿Por qué es tan difícil de entender para todo el mundo?

-Si a mí me parece estupendo que no quieras tener relaciones,

pero ayer deberías haberme parado los pies.

Sabes que yo te...

En fin, sabes que lo que siento por ti es muy fuerte,

y lo de ayer para mí fue muy especial.

-Es tu problema. Yo nunca te he dado esperanzas.

Y ya eres mayor para saber con quién te vas a la cama.

Y ahora, si no te importa, tengo cosas que hacer.

-Claro.

No tenemos nada.

Un tipo oyó al Algecireño decir que ajustaría cuentas con Quintero.

Pero su reacción no fue normal cuando vio la foto.

Pero con eso no podemos ir ante un juez.

Hay que situarlo en la escena del crimen

y está en paradero desconocido.

En la comisaría de Algeciras no saben nada.

Pero algún día tendrá que aparecer.

Además, Quintero sigue vivo. Querrá rematar lo que empezó.

Suponiendo que lo haya hecho él.

Yo le conozco.

Ha venido tres o cuatro veces por aquí.

¿Tiene mucho acento andaluz? Y muy marcado.

Siempre pide un palo cortado.

Es un vino de Jerez. ¿Y estás segura de que es él?

Como para olvidarme. Una noche le tuve que sacar un cuchillo.

¿Qué?

El típico baboso que empieza con piropos, luego insinuaciones...

Y estaba yo sola cerrando, e intentó pasarse de gracioso.

¿Intentó forzarte?

Sí, pero al verme con el cuchillo, se achantó.

Está muy bien que sepas defenderte,

pero deja los cuchillos para los filetes.

Y si tienes problemas, nos avisas.

A ver si es peor el remedio que la enfermedad.

No sabrás dónde para o con quién.

Siempre venía solo. A María también la atosigaba.

¿Os dijo que hacía por aquí?

No.

Bueno, María me dijo que preguntó por Transportes Quintero.

¿Cuánto hace de eso?

Hace dos semanas o tres, no lo recuerdo.

Muchas gracias. Si lo vuelves a ver, nos avisas.

Claro.

Lo sabía, es nuestro hombre.

Vamos. ¿Adónde?

Nacha y Laura están revisando las cámaras de T. Quintero.

Pero solo el día del tiroteo.

Hay que revisar dos o tres semanas antes.

Si preguntó por Quintero es porque tenía pensado ir.

Si conseguimos tenerlo grabado entrando en T. Quintero,

ya tenemos las pruebas necesarias.

Muchas gracias, Salima. Hasta luego.

Para.

No es.

(SUSPIRA CANSADA)

Tengo los ojos como si me hubieran echado arena.

Estoy reventado. ¿Cuántas horas de grabación quedan?

Para.

Es él.

Y no parece que quiera esconderse.

Ese pasillo va a la puerta principal.

Y al despacho de Quintero.

Nos ha mentido. Claro que le conoce.

Imprime el fotograma.

¿No te alegras?

Por fin hemos pillado a Quintero en un renuncio.

Demostraremos que tiene tratos con un narcotraficante.

Me alegraría más si pudiéramos encarcelarle esta noche.

Eso es mucho pedir. ¿Por qué esta misma noche?

Mañana mi padre va a entregarse con toda las pruebas

de la contabilidad en B de Quintero

y todo lo relacionado con el blanqueo de capitales.

La única forma de detenerlo es... Meter a Quintero en prisión.

Exacto.

Está obsesionado con acabar con él

y está destruyendo su propia vida.

Y no consigo metérselo en la cabeza.

Dile que le tenemos a punto de caramelo,

que estamos a nada de pillarle por narcotráfico.

Lo intentaré, pero antes hablaré con Miralles.

¿De qué te ríes?

De lo contento que se pondrá Elías.

Verás el abuelo, no habrá quien lo aguante.

Hola, Salima.

Ponme un whisky, por favor. -¿Va en serio?

-¿Te parece una broma?

-No sé... Es que como nunca te había visto beber...

-Pues hoy me vas a ver.

-¿Alguna marca en especial?

-Cualquiera, da igual.

Gracias.

-¿Qué haces?

-No, qué haces tú. Dame eso.

-¿Desde cuándo bebes whisky?

-Cuando no estoy de servicio hago lo que me da la gana.

¿Algún problema?

-He tenido un problema parecido durante muchos años, ¿no crees?

-No. -¿Quieres saber cómo empezó?

-No, ni me importa.

-Yo creo que sí.

Una noche que salía cabreado de comisaría

con problemas personales y me tomé un copazo,

y con la tontería me quedé 15 años "pegao" a una botella.

Aún voy a reuniones cada dos semanas.

-No te he pedido que me cuentes tu vida.

-No dejaré que te emborraches.

Y ahora cuéntame lo que te pasa.

-Es personal. No tiene nada que ver con el curro.

-¿Mal de amores?

-Déjalo, ¿sí?, da igual.

-¡Salima!

Llévate esto y ponme un zumito de tomate.

-Ponme otro para mí, por favor.

-¡Hombre, el novio de la muerte!

¿Pasaste ayer la noche con la Tere esa?

¿Habéis robado algún banco en plan Bonnie and Clyde?

¿Habéis quemado alguna fabriquita?

-Menos coñas. Hemos roto.

-Pues, mira, me alegro.

No hace falta que me des las gracias.

-¿Las gracias? No tenías que haberme contado nada.

Me lo estaba pasando en grande.

-Ya. Ojos que no ven, corazón que no siente.

A saber en qué lío te hubiera metido.

-No, creo que ha cambiado.

Estaba más estable que como se mostraba en tu ficha policial.

-Sí. ¿Por eso te engañó con lo del trabajo?

Amigo, en la pareja, la sinceridad es lo primero.

-El experto en amores habló.

-Cuando le he dicho que rompíamos, la he visto muy afectada.

No tenía que haberle dicho nada.

Todos merecemos una segunda oportunidad.

Quizá he perdido a la mujer de mi vida.

-A no ser que quieras acabar como un "ninot" de las Fallas,

creo que has hecho lo mejor.

-Sí... No se te puede contar nada.

-Buenas noches, Marcelino. Me marcho.

-González, ¿has usado mi ordenador para alguna cosa?

Es que ha desaparecido una carpeta con un montón de archivos

y no sé qué puñetas...

-Yo no te he tocado nada. ¿Qué archivos eran?

A lo mejor hay copia en la intranet.

-Es posible, voy a mirar ahí.

Gracias, hasta mañana.

-Me marcho, Marcelino. ¿Quiere que le lleve?

-No, gracias.

-Lo digo porque no ha venido hoy en coche.

-Cogeré un taxi. ¿Qué tal esta mañana?

-Bien. Carrión preguntó por usted.

Esperaba a un abogado con más experiencia.

Pero resolvimos todos los asuntos.

-Bien. Bueno, pues buenas noches.

-¿Le queda mucho trabajo?

-Había terminado, pero no encuentro una carpeta...

-¿La carpeta con los archivos de Quintero?

No merece la pena buscar, no están ahí.

-¿Cómo que no están aquí?

¿Qué has hecho?

-No podía permitir que fuera a la policía con esa documentación.

Lo he borrado todo.

-Pero ¿quién eres para decidir lo que tengo que hacer?

-Lo he hecho por usted, y por la empresa.

Y por Alicia, porque ella saldría perjudicada.

¿Sabe lo que supondría un escándalo así?

Hundiría el bufete y todos iríamos a la calle.

-¿Ahora eres el paladín de la clase trabajadora?

Alicia acabaría destrozada si usted acabara en la cárcel

y perdería su reputación.

-A ti todo eso te importa una mierda.

Lo único que quieres es salvar tu culo.

-Eso no es así.

Por supuesto, yo también saldría perjudicado,

pero no tanto como usted y Alicia.

-Pues ese gesto altruista no va a servir de nada.

Tengo una copia de todo en un "pen drive".

-Lo sé.

Afortunadamente, no se tomó muchas molestias en esconderlo.

Está formateado, ya no hay nada.

En ningún sitio.

-Eres un hijo de perra.

Algún día vas a pagar por esto que has hecho.

-Sinceramente, no lo creo. Más bien, será al contrario.

Algún día me agradecerá lo que he hecho con usted.

Y ahora me voy, para que pueda pensar en ello.

Buenas noches.

(CIERRA DE GOLPE EL CAJÓN)

Hola, Claudia. ¿Qué haces aquí todavía?

Me iba, pero quería hablar contigo. Claro.

Tenemos al autor del intento de homicidio de Quintero.

Elías tiene la información.

¿Entonces por qué me lo cuentas tú?

No habrás estado investigando.

Le he echado una mano.

Te dije que te mantuvieras alejada. Estás demasiado implicada.

Ya lo sé.

Lo siento, pero tenemos algo importante.

¡A ver!

Manuel Sotillo Torrezno, el Algecireño.

Quintero niega conocerle, pero hay pruebas de lo contrario.

¿Quién es el Algecireño?

Fue condenado a cuatro años por tráfico de drogas.

Juró que al salir mataría a Quintero.

¿Y quién lo dice? Un compañero de celda.

Se lo dijo a un confite de Elías. Un preso...

Los presos inventan historias por entretenerse,

por conseguir beneficios o simplemente porque se aburren.

Pero tenemos indicios suficientes que vinculan

al Algecireño con la mafia del narcotráfico en el Estrecho.

Y una cámara de seguridad lo grabó entrando

a Transportes Quintero,

y, sin embargo, Quintero niega conocerlo.

¿Cómo que Quintero lo niega?

No habrás ido al hospital sin decírmelo.

Fue Rober,

para evitar problemas. Te doy mi palabra.

(SUSPIRA) Así que...

Así que Quintero estaba en tratos con un narcotraficante.

Tiene su lógica.

Si se dedica a introducir droga por el Estrecho,

necesitará camiones para distribuirlo por Europa

sin levantar sospecha.

¿Y quién mejor que un empresario transportista con buena fama?

(ASIENTE)

¿Y por qué querría matar a su socio?

Quizá estuvo cuatro años en la cárcel por su culpa

y al salir querría cobrarse el favor.

Esto es días antes del tiroteo.

O no se pusieron de acuerdo en el precio,

decidió matarle y buscarse otra mula.

Puede ser.

De momento lo hemos ubicado en el lugar de los hechos.

Falta probar el medio:

envió a alguien a robarme la pistola.

Es mucho probar. ¿Cómo lo vinculamos contigo?

De momento no podemos.

Pero ha estado cerca.

Salima lo ha identificado como cliente de La Parra.

Buen trabajo.

¿Puedo seguir investigando?

(RÍE) ¿Qué necesitas?

Interrogar al Algecireño.

Podemos distribuir imágenes suyas entre todas las unidades.

Y mandaremos a alguien por las pensiones de la zona.

Aunque no creo que se haya registrado.

Por si las moscas, más vale seguir el protocolo.

Buenas noches. ¡Oye!

Es un gusto volver a tenerte en comisaría.

(Llaman a la puerta)

(SUSPIRA)

¡Hola, chaval! -¡Manolo!

-Tranquilo, vengo en son de paz.

(SUSURRA) -Mi hermano está aquí, voy a meter un grito.

-Tu hermano... (RÍE)

No sale de comisaría hasta dentro de una hora.

Me sé sus turnos mejor que él.

Y hoy le toca salir tarde.

¿A qué viene tanta precaución?

Si te quisiera muerto,

ya estarías en una caja de pino. -¿Y qué quieres?

-Quintero está muerto.

-Un huevo, vengo del hospital. Está más vivo que tú y que yo.

-Es una forma de hablar,

pero va a estar muerto muy pronto.

-Eso ya lo veremos.

-La última vez salió mal porque envié a un lacayo.

Hizo un buen trabajo robando la pistola en casa de tu cuñada.

Pero, claro, robar una pistola es una cosa,

y vaciarla en el careto de un maromo es otra.

-Manolo, fuera de coñas,

mi hermano puede venir a coger un bocata, ducharse, lo que sea.

Como te encuentre aquí, no te libra de esto ni la virgen del Rosario.

(SE CARCAJEA)

-Relájate un poco, chaval, que te vas a cagar encima.

Cuando me cargue a Quintero, las cosas van a cambiar para ti.

Entonces tendrás que decidir.

¿Quieres que te diga tus opciones?

-Me las dirás de todas formas.

-Vaya. Pues sí.

Opción A:

te puedes venir conmigo y seguir teniendo un trabajo.

Opción B:

acabar en un callejón con las tripas en las manos.

Tranquilo, chaval, no te voy a hacer nada.

Quiero que seamos amigos. -No sé qué entiendes por "amigo".

-Yo lo que entiendo es que eres muy valioso para Quintero,

o sea, que para mí también lo serías.

Yo no soy vengativo.

Bueno, soy vengativo con la gente que me traiciona.

¿Tú me vas a traicionar, Jairo?

Yo creo que no.

Sería una tontería, ¿verdad?

Sé dónde vives,

sé cuándo va y cuándo viene tu hermano.

Para mí sería muy fácil

arrancarte los hígados.

-Lo que sería una tontería es que vayas a por Quintero,

porque está custodiado por la policía.

-¡Bueno!, eso déjamelo a mí.

Pero gracias por el aviso.

Se nota que eres un chico listo,

porque justamente ese sería el trabajo que harías para mí:

decirme qué sabe y qué no sabe la policía.

-¿Te crees que mi hermano me cuenta lo que hace o deja de hacer?

-Pues creo que algo te cuenta, porque tampoco eres tan listo,

ni tan peligroso,

para que Quintero te tenga en palmitas.

Vas a ser mis ojos y mis oídos

en la comisaría del Distrito Sur.

O eso...

o la opción B.

Vete decidiendo, ¿eh?

Y cierra la puerta.

Las pruebas que tenía de Quintero han desaparecido.

¿Cómo? Yo no las he borrado.

Sabes que estaba dispuesto a llegar hasta el final.

Pero ¿quién tiene acceso a tu ordenador?

Ya tenemos un sospechoso de intentar matar a tu jefe.

¿Y quién es?

El Algecireño, le llaman. ¿Lo conoces?

¿Sabes cómo está?

-¿Por qué no se lo preguntas?

-Porque pasa completamente de mí, no sé si lo sabías.

Y con el humor que gasta, no me atrevo a acercarme.

-A veces es un poco difícil tratar con ella.

-Así que también habéis tenido vuestras diferencias.

Se han perdido las pruebas de delitos fiscales de Quintero.

Ha sido Sergio, con un programa de borrado permanente.

Pero ¿este chaval de qué va?

Dice que el día del tiroteo estaba en su despacho

para rechazar un trabajo.

Creo que trabajaba para él y voy a confirmarlo.

Esa relación que tiene con esa fan...

¿La Sofiya esta?

La he visto con ella y hay algo raro,

algo se nos escapa.

Yo pienso lo mismo.

¿Tan importante es contestar a los fans?

Se lo está tomando muy a pecho.

-Es que para que funcione el blog,

ha de haber un buen "feedback" con los "followers".

-Y supongo que creará vínculos.

¿Sabes que tenga alguna relación especial?

-No, no tengo ni idea.

-¿No has oído hablar de Sofiya?

-Andarse con mentiras es un coñazo.

Siempre con miedo de que te pillen. ¿No lo pasas mal?

-Es que no encuentro el momento de decírselo.

-Pues hazlo, porque tarde o temprano se van enterar

y es mejor que sea por ti.

-No me resultó raro ver a Sergio, lo había visto aquí muchas veces.

Entonces no tendría sentido

que hubiera venido a rechazar un trabajo,

porque ya trabajaba para él. Te daría alguna explicación.

Sergio se ha estado reuniendo con Quintero,

y a tus espaldas.

Querías que tu padre se alejara de mí

y al final lo has conseguido.

¿Sabes qué le hice a la última que se entrometió en mi vida?

-Te quiero ver en la habitación de mi hotel a las 22:00.

Te quiero aquí como un clavo.

"¿Me escuchas?"

-Sí, pero no sé si voy a poder ir.

-Como se te ocurra no venir, tu nombre saldrá en la prensa,

y no será por nada bueno.

-Me gusta estar contigo. -A mí me pasa lo mismo.

Me ayudas a desconectar y eso siempre está bien.

-Pues ¿sabes en qué venía pensando?

Más que en desconectar, en pirarme de aquí una temporada.

  • Capítulo 91

Servir y proteger - Capítulo 91

04 sep 2017

La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que gira la vida personal y profesional de sus compañeros y los casos policiales que afectan al barrio.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 91" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 91"
Programas completos (156)
Clips

Los últimos 720 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 153 Completo 52:37 96% pasado jueves
    Capítulo 153 pasado jueves Miralles asigna a Rober y Alicia la investigación de la muerte de Eric. Quico sufre por su pérdida. Lola confiesa a Espe que intuye que lo suyo con Bremón se ha acabado para siempre. Nacha y ...
  • Nuevo Capítulo 152 Completo 56:17 92% pasado martes
    Capítulo 152 pasado martes Natalia, la mujer de Bremón, es sometida a una delicada operación tras sufrir un accidente de coche. El comisario se siente culpable. Elías y Nacha averiguan el emplazamiento del escondite do...
  • Nuevo Capítulo 151 Completo 53:48 99% pasado lunes
    Capítulo 151 pasado lunes Natalia no está dispuesta a aceptar que su marido le deje por Lola. Carlos tiene retenida a Salima, mientras María acude a comisaría y habla con Miralles y Elías. Sergio intenta hacers...
  • Capítulo 150 Completo 54:35 95% 01 dic 2017
    Capítulo 150 01 dic 2017 Bremón pide el divorcio a su esposa Natalia. Rober se muda a vivir con Alicia y ambos lo celebran con una cena romántica en el chalé. Elías y Nachan logran dar con el nombre y la fotog...
  • Capítulo 149 Completo 51:33 94% 30 nov 2017
    Capítulo 149 30 nov 2017 El escudo de las armas medievales lleva a Martín, Elías y Nacha a un antiguo jugador de rol llamado Nico. Carlos es incapaz de disimular ante Salima las tribulaciones de su nueva misión. Jair...
  • Capítulo 148 Completo 52:47 95% 29 nov 2017
    Capítulo 148 29 nov 2017 Néstor informa a Carlos cuál va a ser su siguiente prueba a superar. Carlos se queda aterrado al saber quién será su próxima víctima. Quintero hace unas declaraciones p&u...
  • Capítulo 147 Completo 54:24 92% 28 nov 2017
    Capítulo 147 28 nov 2017 La aparición de Eric complica la relación de Quico y Olga. La policía consigue contactar con el armero que fabricó la ballesta que acabó con la vida de Laura. Paty y Max se desp...
  • Capítulo 146 Completo 53:36 94% 27 nov 2017
    Capítulo 146 27 nov 2017 Alicia ofrece a Rober mudarse a casa de Marcelino, pero él no parece muy dispuesto. Elías y Nacha investigan una tienda de juegos de rol en busca del asesino de Laura. Paty duda si irse a Barcelona ...
  • Capítulo 145 Completo 54:38 83% 24 nov 2017
    Capítulo 145 24 nov 2017 Miralles pone a Alicia y Rober al frente de la investigación de lo ocurrido en el Congreso. La policía sigue sin pistas sobre el misterioso hombre captado por las cámaras de seguridad tras el...
  • Capítulo 144 Completo 52:57 83% 23 nov 2017
    Capítulo 144 23 nov 2017 Quico y Eric se preparan para el sabotaje del Congreso. La comisaría se moviliza cuando se reciben las primeras noticias de lo ocurrido en el Pabellón. Alicia y Marcelino se preparan para la boda de...
  • Capítulo 143 Completo 52:36 79% 22 nov 2017
    Capítulo 143 22 nov 2017 Nacha y Elías siguen con el caso del asesinato del Laura. Una pista les lleva a una reunión de cosplay de temática medieval, a la cual Laura fue invitada semanas atrás. Paty recrimina ...
  • Capítulo 142 Completo 53:51 93% 21 nov 2017
    Capítulo 142 21 nov 2017 Jairo decide romper con Paty, para no involucrarla en ningún peligro. Quico se muda a su nuevo piso y, junto a Eric, ultima los preparativos para sabotear el Congreso de Energía. Sergio entabla rela...
  • Capítulo 141 Completo 56:11 95% 20 nov 2017
    Capítulo 141 20 nov 2017 Paty da un ultimátum a Jairo sobre su relación. Rober y Alicia, con la ayuda del Lupas, desarticulan la banda de descuideros. Olga está a punto de pillar a Quico cuando éste logra hace...
  • Capítulo 140 Completo 53:05 86% 17 nov 2017
    Capítulo 140 17 nov 2017 Alicia y Rober siguen tras la caza de los descuideros que roban a ancianos. Martín, continúa destrozado por la muerte de Laura, quiere colaborar en esa investigación con la policía. Pa...
  • Capítulo 139 Completo 54:31 86% 16 nov 2017
    Capítulo 139 16 nov 2017 La comisaría se prepara para despedir a Laura con honores en un acto que presidirá el Ministro de Interior. La aparición del Lupas, uno de los colaboradores callejeros de Rober, destapa un ca...
  • Capítulo 138 Completo 54:20 82% 15 nov 2017
    Capítulo 138 15 nov 2017 Tras encontrar a la inspectora Laura Escalada asesinada en un parque, Elías y Nacha comunican la fatal noticia en la comisaría. Alicia se enfrenta a Sergio. En La Parra, Salima cree haber encontrado...
  • Capítulo 137 Completo 53:47 91% 14 nov 2017
    Capítulo 137 14 nov 2017 Tras reconciliarse con su padre, Alicia descubre que Sergio fue quien le dijo que ella era hija de Quintero y que usó esa información para chantajear a Marcelino. Rober se enfrenta a Elías po...
  • Capítulo 136 Completo 54:33 93% 13 nov 2017
    Capítulo 136 13 nov 2017 Miralles pone en marcha un operativo para acabar con el cabecilla de la red yihadista. Además sospecha que hay algo raro en la desaparición de Elena y decide investigar. Marcelino decide hablar con ...
  • Capítulo 135 Completo 56:01 77% 10 nov 2017
    Capítulo 135 10 nov 2017 Miralles intentar alejar a Lorena del fanatismo islámico y trata de descubrir quién ha sido su captor. Sergio trata de que nada le incrimine tras la muerte de Elena. Elías, preocupado, decide...
  • Capítulo 134 Completo 53:42 73% 09 nov 2017
    Capítulo 134 09 nov 2017 Miralles decide emplearse a fondo en la investigación sobre un posible captador yihadista en el barrio. Elías decide cerrar la investigación sobre la venta de artículos robados por Int...

Añadir comentario ↓

  1. Safo de Lesbos

    Perdona, Alma, pero no creo que el personaje de Nacha sea el de una acosadora. Es una tipa que tiene muy claro que es lesbiana y vive su vida según su orientación sexual. Creo que la relación de Nacha y Laura recoge bien algo muy común en la vida real y es que hay mujeres como Laura que sin ser necesariamente lesbianas no tienen ningún problema en darse un revolcón con otra mujer si se tercia (ocurre lo mismo con los hombres). La cosa no va de una lesbiana que acosa a una no lesbiana, el problema está en que Laura no está involucrada sentimentalmente con Nacha o no quiere estarlo y Nacha necesita sin embargo que Laura la quiera, como Laura no mueve ficha, Nacha entonces toma la iniciativa. Claro, como la relación se origina en el puesto de trabajo puede dar pie a que Laura alege acoso laboral/sexual por parte de Nacha; esta haría mejor en abordar a Laura fuera de horas laborables y también en tomar las cosas como vienen, si Laura solo quiere jugar de vez en cuando pues sea pero no debe presionarla porque Laura también tiene sus propias complicaciones.

    08 sep 2017
  2. Ana

    A mi el personaje de Laura me resulta cargante.¿ Es necesario esa actitud y esa estética? El personaje de Nacha me gusta y no creo que sea una acosadora, es una mujer directa que tiene las cosas claras y que va a por lo que quiere. Para mí el peor personaje ahora mismo es Laura.

    05 sep 2017
  3. ALMA

    No me gusta que el personaje de Nacha sea de acosador y terminar seduciendo . Mujeres podemos ser amigas muy queridas y cercanas sin nada sexual. Es un insulto a las que escogen serlo ,que ? Van acosando a las que no son lesbianas? No.

    05 sep 2017