www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5111123
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 481 - ver ahora
Transcripción completa

Me da la sensación de que estás utilizando a tu hermano

o el trabajo para no venir al viaje conmigo.

-No es eso.

Si quieres podemos hacer el viaje en verano,

y en vez de cinco o seis días, nos vamos un par de semanas.

-¿De verdad? -Te lo prometo.

-No te veo nada colgado de ella. -Será porque no la conozco mucho.

Cuando nos conozcamos más me enamoraré.

-El amor va de sentir cosas fuertes. de química, de "feeling",

y tiene que estar desde el principio.

-Este verano nos vamos a Croacia. -¿A Croacia?

-Sí, está de moda, y dicen que hay playas increíbles.

-Suena bien.

-Julio sigue siendo muy importante para mí.

Estoy hecha un lío.

No tienes por qué saber lo que sientes.

Tú siempre me has entendido a la primera.

-Por eso nos enamoramos.

-Voy a entrar en la habitación de mi padre,

a ver si se le ha pasado el mal humor.

He decidido quedarme una temporada. ¿Es por Olga?

Si te soy sincero no lo sé, pero si te puedo decir

que es una persona muy especial para mí,

y me gusta tenerla cerca.

-Yo creo que Julio es el único chico al que he querido de verdad.

-En Miami estoy saliendo con alguien,

y no quiero engañarte ni a ti ni a ella.

-Me habías dicho que tenías una novia en Miami.

-No te lo he dicho porque es mentira,

no hay ninguna mentira, me lo inventé para protegerla.

Ella cree estar enamorada de mí, pero lo que siente es compasión.

-Yo creo que lo mejor es que tú y yo nos vayamos a vivir juntos.

-Me lo voy a pensar, pero prométeme que no me vas a presionar.

-Te prometo que no te voy a presionar.

-Me mosquea un poco que sea tan insistente,

igual podría ser un poco acoso. -¿Cómo que acoso?

-Siento ser la cortarrollos, pero no estoy preparada todavía.

-Me parece bien que cada persona tenga su propio ritmo,

pero ¿a qué tenemos que esperar para ir a vivir juntos?

-Voy a decirte algo muy claramente:

no me apetece irme a vivir contigo por ahora.

Si por lo que sea,

la relación entre Espe y Pablo no funciona,

mueve ficha y ve a por ella.

Necesito tomarme un tiempo para pensar

si esto es lo que realmente quiero.

-Ella es la madre de mis hijos,

y yo estoy dispuesto a esperar para que se vaya a vivir conmigo.

-Yo solo quiero que Espe esté bien,

que esté con alguien que la merezca.

Pues inténtalo.

Yo sé que tú lo darías todo por hacerla feliz.

Yo entiendo perfectamente tu decisión,

y a partir de ahora tengo que luchar para ser una versión mejor de Pablo.

-Me han dicho que eres actriz.

-Intento hacerme un hueco en el mundo de la interpretación,

que no es nada fácil.

Tengo varios proyectos interesantes a la vista.

-Y en lo personal, ¿tienes planes de ser madre?

-No contemplo ser madre en la vida real,

y en la ficción estoy abierta a lo que sea.

No me han dado el papel,

tienen otra actriz para el papel que les encaja mejor.

-Él no sabe que se equivoca, y nosotros le vamos a demostrar

que Mónica es la actriz ideal para interpretar ese papel.

-Tenéis mi palabra, Mónica Llorens será la protagonista.

"Mañana tendrás más detalles, pero"

ten por seguro que el papel es tuyo. "Buenas noche, Mónica".

-¿Qué tal si lo celebramos esta noche en el Moonlight?

Puedes invitar a quien quieras. -Me parece genial.

(PIENSA) -"El fracaso de no crear mi propia familia,

no puede entorpecer mi misión en este mundo".

-Tú quédate y despídeme de todos. -Venga.

-Venga.

-Ay...

Suerte. -Chao.

-"Si no aprecias el don de ser madre, no mereces la vida".

Y si niegas la luz,

yo te condeno a la oscuridad.

(MÓNICA SE QUEJA)

(Música emocionante)

¿Y qué me decís de esta?

-Anoche estaba especialmente radiante.

-Estaba en su salsa.

-Yo la veo en la alfombra roja del brazo de Luis.

-¿Del sieso este?

-Es que Mónica tiene algo.

-Un cuerpazo es lo que tiene. -Ricky...

no hagas comentario machistas.

Estaba cantado que llegaría muy lejos,

no levantaba esto del suelo

y ya se veía que su mundo eran las tablas.

Lo tiene en la sangre.

-Según tú todo se lleva en la sangre. -¿Y aún lo dudas?

Yo de vosotros iría renovando vestuario

porque el estreno de esta película es el primero de muchos éxitos.

-Igual es pronto para hablar de eso.

-Ya... -Ya conoces a la mamá, Luis,

el futuro saldrá como ella quiere. (RÍEN)

-Bueno, tú ríete.

Yo ya veo los paparazzis a la puerta de casa

esperando robar una foto de Luis -Tiene cada cosa...

-En serio, creo que es el trampolín que Mónica necesitaba.

-Sí, y como algún crítico diga algo malo de ella,

le hacemos una visitilla como al productor y se acabó.

-¿De qué estás hablando? -De nada.

Ya sabes el humor que tiene tu hermano.

-Ya. Y también sé

lo que eres capaz de hacer por salirte con la tuya.

-Lo importante es que Mónica ya tiene su película,

y todos contentos. Pásame la leche, por favor.

-Entonces, que Mónica sea la "prota" de la película es cosa vuestra, ¿no?

-Nosotros solo la acompañamos a hacer la prueba.

-Estás mintiéndome, Luis.

¿Y tú de qué te ríes? -De nada.

-Simplemente, conocimos al productor y charlamos con él, nada más.

-Nos llevamos tan bien que nos invitó a tomar la última a su hotel,

y fíjate si hay confianza que nos recibió en albornoz.

-Ricky, ¿te quieres callar, por favor?

Tus hermanos lo único que hicieron fue ir a hablar con el productor.

Él ya se había fijado en Mónica,

pero necesitaba un empujoncito para terminar de decidirse.

-Algún día vais a encontrar gente como vosotros,

y a ver cómo os las arregláis. -Sí, como Carvajal, no te digo...

-Ricky, ¿te puedes callar, por favor?

Mónica vale mucho y ese papel era para ella,

¿estás de acuerdo sí o no?

Nosotros solo hemos hecho lo mejor para ella.

-Álvaro, no hay de qué preocuparse.

este papel será el principio de la carrera de Mónica,

y nosotros no tendremos que volver a intervenir,

puedes estar tranquilo.

-Yo solo espero que nunca se entere,

porque va a ser un palo de los gordos.

-Lo que hubiera sido un palo gordo es quedarse sin papel.

¿Qué ha pasado aquí?

Que ayer eché en falta unos pendientes,

me puse a buscarlos y...

¿Y los has encontrado?

No. ¿Cómo eran?

Eran estos que llevaba yo siempre,

los de flor con un brillante en medio.

No valían mucho, pero tienen un gran valor sentimental

que me los regaló mi abuela. Como los haya perdido me da algo.

¿Has mirado en el baño? He mirado por toda la casa.

Fede me ayudó a poner la casa patas arriba.

Ya no sé dónde buscar. Aparecerán donde menos lo imaginas.

Ojalá, porque de la preocupación me desvelé y no he podido dormir.

Me puse a trabajar.

Es que...

estoy pensando en hacer algo en las redes

para dar mayor visibilidad a la UFAM.

Yo creo que hay personas que no dan el primer paso,

no denuncian porque no conocen la unidad.

Pídele consejo a Merche,

es muy buena con redes y comunicación.

Se lo comentaré, pero antes voy a recoger un poco.

Espera, ¿puedes ayudarme a estirar la espalda?

Estoy molida, ayer me pasé toda la tarde metida en el coche.

¿Estuviste de troncha? No, patrullando,

por lo del asalto a la peluquería.

Había testigos que declararon

y teníamos retratos robot, así que...

¿Y disteis con ellos? No.

"Missing", como tus pendientes.

La diferencia es que los delincuentes no se quedan paraditos

esperando a que los encuentres, ellos o se largan

o se esconden. Como nuestro estrangulador.

De verdad, lo tuvimos tan cerca cuando atacó a Ibarra...

Estaba herido y además acorralado.

Te juro que no sé lo que falló.

¿Tú crees que él será de los que se largan

o de los que se esconden?

Yo creo que es un psicópata,

así que es muy difícil prever su comportamiento.

Igual al verse en peligro ha dejado de actuar o...

o ya no le interesa matar y se enfoca en otra cosa.

No, yo creo que volverá a actuar,

tarde o temprano saldrá de su escondite

para buscar a su próxima víctima.

Espero que no sea como el caso que nos enseñan en la academia

del zodiaco. ¿Por?

Porque se pasaron 50 años con el caso.

(Puerta)

¿Quién será a estas horas?

Espe.

Hola, Espe.

Perdona que te moleste, pero ¿estos pendientes son tuyos?

Los he visto esta mañana por casa y...

te los traigo por si los echas de menos.

-Pues sí, no sabes cuánto.

Fede me ayudó a poner la casa patas arriba para buscarlos.

Muchas gracias.

Yo me voy para adentro que tengo que prepararme.

Yo también me voy. Que tengáis un buen día.

Bueno, más o menos.

Claro que echo de menos a Alicia, pero Silvia Orestes es una...

una inspectora muy brillante.

Ya sabes que en estas cosas hay que adaptarse cuanto antes,

sobre todo cuando hay casos de envergadura.

Sí, sí, sí he visto la foto de tu cicatriz, sí.

Ya te vale,

no sabes la impresión que le dio a Olga cuando la vio.

Vamos...

No, a mí no me vas a liar para que te acompañe a un tatuador

para camuflar la cicatriz, tú estás loco.

Ah, que es broma. Qué gracioso.

Antonio, eres incorregible.

Pero ¿eso era lo importante que me tenías que contar?

Sí, venga, dime.

No te oigo nada, ¿dónde estás?

¿Dime?

Pero...

Pues vaya patata de móvil que tienes.

Venga, cuéntame.

¿Lo está diciendo en serio?

Cariño, eso es una magnífica noticia.

Ay, de verdad...

Yo se lo cuento, no te preocupes.

Te quiero. ¡Ay qué bien!

Venga, un besito.

¡Sí, sí, sí, sí! ¡Muy bien, muy bien!

¿Qué es eso que te pone tan contenta?

Acabo de hablar con tu padre, le adelantan el alta.

Vuelve ya.

Es mucho antes de lo previsto, ¿no? Sí, por fin una buena noticia.

Ay...

Pero no parece que tú te alegre mucho, ¿qué pasa?

No me encuentro muy bien, creo que no voy a ir a la escuela.

¿Cómo que no te encuentras bien, qué pasa?

Que me duele el estómago y no he dormido nada.

No parece que tengas fiebre.

¿Será algo que comiste ayer que te sentara mal?

No, es por Julio.

¿Se vuelve a Miami?

Todavía no, pero va a volver porque tiene una novia allí.

Vaya...

Y tú te habías hecho ilusiones, ¿no?

Ay, mi niña...

Míralo por el lado positivo,

tú has recuperado una amistad

y él ha recuperado una estabilidad emocional,

aunque sea allí lejos,

gracias al tratamiento que siguió en esa clínica.

¿No?

Venga, anímate.

Tengo una idea,

¿por qué no empezamos con los preparativos

de la bienvenida a tu padre? Es que viene ya.

Sí, tienes razón.

Papá viene y yo te prometí que le haría algo especial,

así que no tengo derecho a estar con mis tonterías.

Bueno, tampoco son tonterías,

las cosas del corazón son importantes.

Además, así es la vida, y nos pasa a todos,

en un mismo día podemos tener sentimientos encontrados.

No pasa nada, vuelve papá, así que me voy a poner las pilas.

Muy bien, así me gusta.

Al final han aparecido.

Una cosa menos de qué preocuparse.

Bueno, pero me han traído a la cabeza otra preocupación más.

Pablo.

Es que la tensión se corta con cuchillo,

no me acostumbro a tener esta relación con él.

Yo creo que me pasé al pedirle

que nos tomáramos un tiempo para pensar.

¿Cómo que te pasaste?

No tuvisteis bronca ni nada, fue muy civilizado, ¿no?

Ya, pero tuvo una reacción extraña,

yo solo quería dar un paso atrás para tomar perspectiva,

y lo único que conseguí fue que nos distanciáramos.

¿Crees que me equivoqué al pedirle un tiempo?

Es normal que estés insegura,

no te ha dado tiempo a reordenar tus ideas.

O sea, tengo que ser fuerte y no volver con él.

Yo lo que he dicho es que...

es que te tomes el tiempo que tenías previsto,

y si después de eso decides volver con él, está bien,

pero volver porque tengas dudas, estarías como al principio.

Que sea sincera conmigo misma. Pero es que no quiero perderle.

Entiendo que dé miedo perder a alguien tan amable y detallista,

pero eso no quiere decir que sea tu pareja ideal.

Es que lo ideal no existe.

Conformarse con alguien que no te llena

tampoco es la solución.

Ay... Estoy hecha un lío.

Ya verás cómo te aclaras.

Buenas, ¿en qué puedo ayudarte?

-Hola, estaba buscando uno de estos...

Una... ¿cómo se dice esto? -¿Es para una avería?

-Sí, me sale agua por el suelo y no sé qué hacer.

-¿El piso es tuyo, es de alquiler...?

Si es de alquiler se encarga el propietario.

-Es de alquiler, pero no quiero darle quejas,

es capaz de quitarme el alquiler. -¿Y un fontanero?

-No me lo puedo permitir.

No tengo mucho dinero

y me las tengo que arreglar yo solito.

¿Usted no puede ayudarme?

-Es que sin verlo... Me dices que te sale agua, ¿no?

A lo mejor es del bote sifónico

tienes que mirar si está atascado, lo limpias y ya está.

-Pero yo no sé si lo voy a saber hacer.

Eso del bote sinfónico no lo había oído en mi vida.

-Sifónico, sifónico.

En el suelo del baño seguro que encuentras una chapita

con un tornillo, es solo quitar el tornillo, muy fácil.

-¿Y no hay algo que yo pueda echar en el desagüe para desatascar?

-Sí, sí que lo hay.

Uno de los productos indicados para eso es este,

no sé si te va bien de precio.

-No pensaba yo gastarme tanto, es mucha plata.

-Bueno, podemos usar lo de toda la vida,

sosa cáustica.

Pero es peligroso, es corrosivo, tienes que tener cuidado.

-No sé, no sé...

¿Eso cuánto vale? -Lo tengo de kilo y de kilo y medio,

pero como mucho son cinco euros. -Ya.

No sé, yo creo que uno de esos está bien.

Voy al almacén que la tengo allí. -Está bien.

-"Mira, la de kilo está a 4,50 y la de kilo y medio a 5,30.

¿Cuál quieres?" -El de kilo está bien.

-Pues aquí está, el de...

-¿Qué pasa, Damián? ¿Estabas...

buscando a un chico? Acaba de salir. -Sí.

-Ya no le pillas.

-Si me ha pedido sosa cáustica,

he ido al almacén a por ella, ¿y se va corriendo?

-Si hubiera estado aquí, posiblemente ese chico no se va sin comprar.

-Si eso son cinco euros, qué tontería.

¿Qué? Has dormido en casa de Espe, se te han pegado las sábanas...

Lo de siempre, ¿no?

Aprovecha el principio que es lo mejor,

después uno entra en la rutina y ya no...

-No, Damián, no he dormido esta noche con Espe,

me pasé por su casa a llevarle unos pendientes,

nada más, pero... Es que...

Quería contarte una cosa.

-¿Qué ha pasado?

-Espe me ha pedido que nos demos un tiempo.

No hemos cortado, solo...

Es algo temporal,

pero yo tengo la sensación de que es el principio del fin.

-Lo siento, yo pensé que estabais bien.

-Pues no, y lo del piso...

Yo creo que se ha agobiado con eso.

-Pues tú no tires la toalla todavía.

Conozco muchas parejas que tienen sus altibajos,

se dan un tiempo, y al final es para bien.

Así tienes tiempo para pensar en tus cosas:

en la relación y en lo que Espe quiere decir.

-Ya. -¿Ya?

A trabajar.

-Muchas gracias, Damián.

-¿Qué te pasa?

-Que el queso de cabra con mermelada ya está muy visto.

Además voy a hacer una mousse con manchego

y unos canapés de hojaldre.

-Yo creo que te estás rayando mazo.

Con el tiempo que lleva fuera le va flipar lo que le pongas.

-Pero a mí no me da igual ponerle cualquier cosa.

Llevo mucho tiempo esperando este momento

y no le voy a recibir con cacahuetes y patatas de bolsa.

-Vale, vale, no digo nada.

-Últimamente no soy muy buena compañía.

Teníamos que haber dejado el café para otro día.

-No digas tonterías,

a mí me gustas hasta con cara de perro.

-Qué bonito, no me lo habían dicho nunca.

Tú eres único echando piropos. -Es verdad.

Hasta con esta cara me pareces la chica más bonita del barrio.

-¿Estás intentando arreglarlo? -No.

Lo que sí me gustaría arreglar es lo que te tiene así,

¿qué te pasa?

-No creo que puedas.

-Igual si me lo cuentas...

-Es por Julio.

-¿Por? ¿Qué ha pasado?

-Nada, nada...

Mejor quedamos otro día para el café.

-No te vaya así, ¿qué ha pasado? Cuéntamelo.

-Hablamos otro día.

-Yo ya hice esa vuelta, hermano.

Acabo de robar en la ferretería, acá tengo la mercancía.

Son navajas, seguro que valen una pasta, ¿no?

-¿Y qué pasó con lo otro?

-Eso no ha hecho falta, "bro", este no se me resistió.

-¿Cómo así que no hizo falta?

Vos sabías que tenías que hacerlo, huevón.

Te doy hasta el final de la tarde para que me demuestres

que tienes lo que hace falta para ser uno de nosotros.

"Abrite" pues.

Como sabéis, en los últimos días

hemos registrado un aumento de atracos violentos en el barrio,

la mayoría llevados a cabo por jóvenes latinos.

Sorprende la edad de los asaltantes,

según dicen los testigos, algunos no llegan ni a 18 años.

Perdón, que la máquina de café no funciona bien.

Sentaos, por favor. Como iba diciendo,

en el informe que me ha llegado, según las pesquisas preliminares,

parece que estos atracos violentos

podrían atribuirse a una banda nueva:

Los Corona.

Utilizan como bandera el verde en sus prendas.

Este.

Los Corona, son una escisión de otra banda bien conocida

en Madrid: los DRP. Son violentos, son jóvenes,

tienen una fuerte estructura jerárquica.

Cualquier miembro que quiera unirse a ellos

tiene que pasar una prueba,

un rito de iniciación, digamos.

¿Algún detenido? Todavía no.

Desde la Comisaría General de la Policía Judicial

llevan algunas semanas alertando del asentamiento

en los distintos barrios de Madrid, pero no constan delitos graves

relacionados con la banda. Sí algunos asaltos como el de ayer

en la peluquería del centro comercial.

A mí me ha llamado la atención

que ya les habían dado la caja con el dinero

y aun así decidieron golpear a la dueña,

como para hacer una demostración de poder.

Ese parece ser su objetivo.

Puede tratarse de un rito de iniciación.

Los que se quieren unir a estas bandas deben hacer una prueba

para demostrar la valentía a los veteranos,

y suelen estar relacionadas con actos de violencia.

Lo peor sería que el asentamiento de Los Corona trajera

una guerra de bandas en el barrio.

Ya ocurrió con los Ñeta, los Latin King y los Trinitarios.

De esos hubo ya muchas detenciones,

esta comisaría colaboró con un pez gordo de los Ñetas.

Es que ahí está el quid de la cuestión.

Para la supervivencia de estas bandas es necesaria

la captación de nuevos miembros, a cambio

les prometen alojarlos en pisos ocupados

y drogas, etcétera. Ya sabéis que esta gente

mueve drogas, armas, mueve de todo.

Pagan una cuota semanal según recuerdo, ¿no?

Sí, y están sometidos a fuertes castigos si no obedecen,

es la forma de demostrar su compromiso con la banda.

Ellos le debe obediencia al supremo, como llaman ellos a su líder.

Este es el informe que han elaborado los compañeros de Judicial,

os lo enviaré a todos por mail para que le echéis un vistazo.

Hacen hincapié en la territorialidad,

con lo cual tendremos que estar muy atentos en los parques

y en las zonas susceptibles de que se asienten.

Se apropian de los espacios públicos

y suelen desalojar a los vecinos de su zona.

-Yo tengo un colega que iba para futbolista,

que lo había fichado el juveniles del Getafe,

y estaba un día en un parque entrenando, vino esta peña,

le quisieron enganchar, dijo que no, y le partieron la pierna.

Se le estropeó la carrera.

Eso es lo que no queremos que ocurra en el barrio,

así que hay que estar muy pendientes de las zonas claves sobre todo.

Elías y Nacha os quiero con el caso, ¿de acuerdo?

Estad pendientes del mail

que os va a llegar el informe de Judicial.

Y abrid bien los ojos. Venga, todos a trabajar.

Toni,

quiero que te ocupes con Nacha y Elías de este caso.

Vale.

Gracias.

Según consta en las denuncias,

la última víctima es Paloma Castillo,

la dueña de la peluquería del centro comercial.

Ayer intentaron tomarle declaración, pero fue imposible

porque estaba en shock. A ver si hay suerte

y nos puede refrescar algún rasgo del atacante.

Venga, a por ello. Hasta luego.

Se trata de hacer una campaña en redes para dar a conocer

la Unidad de Familia y Atención a la Mujer

a los colectivos más vulnerables,

sería enfocado a las familias del barrio.

Suena bien.

Sí, sería para dar a conocer la UFAM a las posibles víctimas.

-Sí, proyectar una imagen cercana y accesible.

Que sientan que estarán respaldadas

desde el momento en que deciden denunciar a sus agresores.

Me parece una buena iniciativa,

muchas víctimas se sienten desprotegidas

y por eso no denuncian. El problema es el de siempre.

No se preocupe porque está todo pensado,

no hay ningún coste adicional,

utilizaremos los canales que ya están abiertos.

-Lo único que cambiaría

es que yo me implicaría en diseñar la estrategia,

dirigida por Espe, claro.

Si no significa aumentar ninguna partida del presupuesto

la idea me gusta más todavía. Mercedes,

¿crees que podrás compatibilizarlo con tu puesto?

Sin problemas.

-Pues vamos haciendo un esbozo y le echa un vistazo.

Perfecto. Muy bien.

-Por cierto, comisario, ¿hay que pedir autorización

para un hashtag específico para la comisaría?

Depende del contexto, tendría que verlo,

pero en otras ocasiones no ha habido ningún problema.

Gracias. Mercedes...

disculpa.

La verdad es que tienes una capacidad de trabajo increíble,

con razón mis hijos dicen que eres la nueva jefa.

¿En serio? Se lo creen, como te lo cuento,

y no les falta razón.

Haces que las cosas fluyan y que nada se quede por el medio.

Estoy convencido que vuestra campaña hará que Jefatura se fije en ella.

Ojalá.

Al final no te he dicho lo agradecido que estoy

que te quedes con nosotros y no te vayas a Distrito 2,

estar aquí significa una gran ayuda para mí.

Muchas gracias, comisario.

-Señor comisario, me han dicho que me ha llamado.

Cuando lo tengas perfilado me avisas.

Claro, comisario.

Cierra, Fede.

Verás, he recibido una notificación de Jefatura

que atañe a tu unidad.

Verá, me imagino...

He dicho que comprasen un nuevo software

un localizador de caras...

Tranquilo, que no tiene nada que ver con esto.

Yo no quería puentearle, pero el papeleo, la burocracia,

los legalismos... Por favor, deja de elucubrar

y mira.

Esto es una broma de Merinero, ¿no?

Cuando se toma dos cañas se cree el más gracioso de la fiesta.

Hoy no es 28 de diciembre, me parece.

Todavía no me puedo creer

que me hayan dado la condecoración blanca

a mi UIT.

Pues créetelo porque es una comunicación oficial.

Junto a Karim hicisteis un gran trabajo

localizando al falso yihadista

que pretendía aterrorizar al barrio.

Libraste del acoso a Jessica Online,

atrapaste al hacker Teo Pallín, y sin ir más lejos, la semana pasada

conseguiste resolver el phishing

en el hotel de la Manga del Mar Menor.

Una cosa, comisario,

¿se lo puedo contar a Espe, a mis íntimos?

Ya te he dicho que es oficial, habrá un acto para condecorarte,

y podrás invitar a quien quieras. Gracias, señor comisario.

Enhorabuena, Fede. Gracias.

-Julio, ¿no?

Soy Toni, nos presentó Olga en la plaza, ¿te acuerdas?

-Ah, sí, es verdad. ¿Qué tal?

-Bien, he venido a interrogar a la víctima de un asalto.

¿Y tú? -Mi padre está aquí ingresado.

-Ah, es verdad.

¿Qué tal está? -Bien, gracias.

-Me han dicho que ha sido un milagro,

están los médicos flipando con su recuperación.

-Pues sí, ya ves. Cosas de la vida.

Estamos muy contentos. -Qué bien, tío, qué bien.

¿Le dan el alta pronto? -Eso parece.

Él se iría ya mismo, se siente como en una cárcel,

entre esas cuatro paredes.

-Normal.

-Bueno, gracias.

-Voy a la máquina, ¿quieres que te traiga algo?

-Mira... Toni era, ¿no? -Toni, Toni.

-Verás, Toni, conmigo no tienes que disimular más.

¿Qué es lo que quieres saber?

¿Es por algo de comisaría relacionado con mi padre?

-No exactamente, tío.

Estoy preocupado por otra persona,

por Olga.

-Olga, ¿le ha pasado algo?

-No sé, dímelo tú, tío.

Desde ayer está de bajón.

-No entiendo qué tiene que ver conmigo.

A lo mejor le ha pasado algo a su padre.

-No, su padre se ha recuperado y vuelve a España.

Pero Olga está tan rayada que no se alegra por la noticia.

-No lo sabía.

¿Cuándo se ha enterado ella? -Esta mañana.

-Será que todavía no se ha hecho a la idea.

Mira, Olga es muy perfeccionista,

se habrá puesto nerviosa

preparando la llegada de su padre, nada más.

-Puede ser, tío.

Igual es por ti.

-¿Por mí?

¿Te ha dicho algo sobre mí?

-Qué va, no ha hecho falta.

Está mal porque le has dicho algo, o le has hecho algo.

-Mira, Toni,

lo que pase entre Olga y yo se queda entre nosotros.

Tú no te metas, ¿vale? -Ahí tienes razón, tío.

Lo que pasa es que Olga me importa mucho,

y no me voy a quedar parado viendo cómo sufre, ¿entiendes?

Mira, Julio,

yo la he cagado con Olga que flipas,

y daría lo que fuera por estar con ella,

pero no puedo, no tengo ninguna oportunidad

porque sigue pillado por ti.

Así que...

yo que tú

lucharía por ella, tío.

Hay que ser muy tonto

para dejar escapar una tía tan increíble como Olga.

Espero que le den el alta rápido a tu padre.

Hasta luego.

-Espe, ¿te pongo otro? Ese tiene que estar helado.

-No, estaba distraída esperando.

-Oye, Espe,

siento haber metido la pata ayer con lo de Pablo,

no fue con intención,

es la costumbre de darle palique a todo el mundo.

-No te preocupes, aquí viene la gente a contar sus problemas.

-Si yo te contara...

Valgo más por lo que callo que por lo que hablo.

-La gente necesita contar lo que les pasa,

lo que les ha pasado, lo que desearían que les pasara

y ya jamás va a pasar.

-¿Estamos hablando de...?

Lo digo por coger el hilo.

-María, estoy hecha un lío, de verdad.

Ayer estaba muy segura de haber tomado la decisión correcta

con Pablo, con tomarnos un tiempo,

y hoy no sé si me he equivocado o...

he proyectado mis inseguridades en la relación...

El caso es que...

tengo miedo de que no haya marcha atrás.

-Que te ha entrado la nostalgia y quieres volver con él.

-¿Tú crees?

-Chica, sí que estás "lia", sí.

-Buenas.

Perdonad el retraso, pero me ha pillado Bremón por banda,

y... ¿Qué tal, María? -¿Qué te pongo, Fede?

-Un zumito.

Ya veo que has encontrado los pendientes.

¿Estaban en la lavadora o entre los cojines...?

-Estaban en casa de Pablo.

-En casa de Pablo.

-Se ve que los encontró ayer y me los ha traído esta mañana.

¿No te parece una casualidad?

-Casualidad, no sé...

Si te has dejado algo en su casa, lo normal es que te llame,

o te los traiga. Casualidad no sé.

-Podría ser una señal.

-Una señal ¿de qué?

-Pues de lo nuestro,

porque Pablo podía haberme devuelto los pendiente la semana que viene,

o habérmelos llevado a comisaría, sin embargo,

ponemos la casa patas arriba buscándolos tú y yo,

y de repente viene él con los pendientes.

-Sí, no sé...

Tampoco le daría más importancia.

¿No me vas a preguntar por lo que me ha dicho Bremón?

-Pues te habrá asignado un nuevo caso, supongo.

-Me van a dar una condecoración.

-¿Qué? -Lo que oyes.

-¿En serio?

¡Ay, por favor!

Pero ¿estás así de tranquilo? ¡Ven aquí!

-Es que ni yo mismo me lo creo.

Me van a dar la condecoración blanca por el trabajo acumulado.

-Eso hay que celebrarlo, Fede.

¡Por fin se han dado cuenta de lo que vales!

Si es que eres el mejor

(Mensaje)

-Merche me reclama.

Estamos haciendo una campaña para dar mayor visibilidad a la UFAM.

Luego nos vemos en casa, y ya ideamos cómo celebramos esto.

-Hola, Espe.

-Hola.

-Veo que te has puesto los pendientes.

-Sí...

Bueno, es que los tenía a mano y ya...

Me tengo que ir, que tengo una reunión.

-Claro.

(Puerta)

-Julio, me pillas con mucho lío en la cocina.

-Ya...

Es que quería hablar un momento contigo.

-Pero tengo mucho lío, de verdad,

viene mi padre y le queremos hacer una fiesta sorpresa,

y me quiero esmerar con los canapés.

-Sí, huele bien.

-No te veo muy contento

y te acabo de decir que mi padre ya sale del hospital.

-Sí, perdona, no sé en qué estaba pensando.

Me alegro mucho, de verdad.

Tiene que ser un alivio enorme que vuelva después de tanto tiempo.

-Sí que lo es,

pero hasta que no lo vea cruzando la puerta no me lo voy a creer.

Tengo lío, si me vas a decir algo...

-Sí, claro...

Es sobre lo de ayer.

-¿Sobre qué? Ayer hablamos de muchas cosas:

hablamos de ti, de mí, de tu novia en Miami...

-No hay ninguna novia en Miami, me lo inventé.

En la clínica me enseñaron a aceptar mi enfermedad

y convivo con ella,

pero es imposible controlar

lo que sienten los demás con respecto a ello, ¿sabes?

-A ver, Julio, me estoy liando.

¿Qué tiene que ver eso con inventarte una novia en Miami?

-Yo sería incapaz de olvidarme de ti, Olga.

Pero no puedo soportar que no me mires

como hacías al principio.

-Julio, no te estoy entendiendo.

¿Por qué te has inventado una novia en Miami?

-Yo no quiero que estés conmigo por pena,

ni por compasión.

Me lo inventé para evitar sufrir.

Sé que estuvo mal y te pido perdón.

Pero no sabes lo que es

que la persona que más te importa en la vida

te mire como si siguieras enfermo, ¿sabes?

-Julio, esto no es por pena ni por compasión.

Yo lo que quiero es estar a tu lado,

apoyándote y entendiendo lo que te pasa.

(Horno)

Es el horno, pero vuelvo en un segundo.

Julio...

¿adónde vas?

-Lo siento, Olga, todavía no estoy preparado.

-Toma, María, cóbrate lo de Espe

que se ha ido sin pagar, tiene la cabeza un poco...

-Hola, Fede, ¿qué tal?

-Tomándome un descansito, hoy es un día de celebración.

-Sí, ya he visto. ¿Te importa?

¿Estabas celebrando algo con Espe?

-Hombre, cuando me pasan cosas buenas

lo celebro con la gente que me importa,

y Espe me importa bastante.

-Sí, al final te has salido con la tuya, ¿no?

Has conseguido lo que querías.

-¿Lo de la medalla dices? -Dime una cosa,

mientras Espe y yo estábamos juntos,

¿cómo has sido capaz de disimular tan bien?

Porque yo me lo he tragado entero.

-Pablo, no me gusta nada tu tono.

-Ni a mí descubrir que disimulas muy bien

cuando Espe está delante.

Porque tú no lo soportabas, ¿verdad?

Yo siempre he pensado que estabas enamorado de Espe,

y que has estado en silencio

esperando y esperando, al acecho,

hasta que las cosas no han salido bien,

y entonces me das la puñalada por la espalda.

-Aquí tienes la cuenta, Fede.

-¿Me puedes traer un café, María? -Claro que sí.

-Hay que ser muy retorcido para hacerse mi amigo

y a mis espaldas meter cizaña hasta que ella me deja.

-Mira, Pablo, se te está yendo un poquito la fresa,

y yo tengo muchas cosas que hacer, no voy a tolerar estas tonterías.

-Dime una cosa, ahora que tienes el camino libre

un día de estos, quizá Espe abra la puerta de tu habitación,

si no la ha abierto ya. -Suéltame.

-Respóndeme, ¿la ha abierto o no? -Suéltame...

¿Tú sabes lo que le dan a un policía con su placa?

Una pistola.

-Pero si Mónica es como de la familia.

¡Que no! De nada, mujer de nada.

Estamos encantados de haberla tenido aquí con nosotros.

Sobre todo Luis.

¡Ah...!

Debí suponerlo.

Sí, es que han tenido mucha química.

Bueno, ¿y tú qué?

¿Cuándo te animas a venir por aquí?

No, hombre, ahora se va a instalar Mónica aquí.

¿En Madrid?

Vente, así nos ponemos al día,

y ves a mis hijos, que ya no los vas a conocer.

Eso es.

-Venga, hasta pronto. Un beso.

Chao, chao.

Ay...

Gracias por el vermú.

Era la madre de Mónica, estaba muy contenta

de que hemos tenido a su hija con nosotros.

-Debe tranquilizar bastante

saber que tu hija no está sola en una ciudad que no conoce.

-Nos gusta que la gente se sienta como en casa,

y eso tú lo haces muy bien. -¿Yo?

(ELVIRA ASIENTE)

Este vermú por ejemplo, es un detalle muy bonito.

Te gusta que la gente se sienta bien,

y esto es lo que yo quiero para mis hijos.

Por cierto, ¿qué tal con Álvaro?

Ayer os vi muy bien.

-Sí, ya hemos aclarado algunas cosas.

Me he dado cuenta de que lo que tenemos está muy bien

y que no hace falta correr. -Estupendo.

Paso a paso.

Yo conozco a Álvaro y sé que se dará cuenta

de que tú eres la mujer de su vida, ya verás.

-Buenas. -Hola. Luis.

-Hola, cariño.

Adivina con quién he hablado por teléfono.

-¿Con quién? -Con la madre de Mónica.

Dice que Mónica le ha hablado maravillas de nosotros,

sobre todo de ti.

-¿Te ha dicho si ha hablado hoy con ella?

-Pues no ha salido en la conversación.

¿Por qué lo preguntas?

-Porque la he estado llamando, pero no lo coge.

-Ah.

Dijo que hoy empezaba a estudiar el guion, ¿no?

-Sí, pero me parece raro,

Mónica nunca se separa de su móvil.

-Debe estar muy solicitada, vete acostumbrando.

-No sé, es un poco raro,

porque conociéndola lo normal es que me mande un mensaje,

con algún comentario sobre su personaje o cualquier cosa.

Un mensaje por lo menos por la celebración de ayer.

-Debe estar muy liada, no sé.

Bueno, tengo que hacer un par de llamadas.

Pásame el contacto del que instaló el aire aquí.

Se ha disparado el recibo de la luz, seguro que algo no anda bien.

Pásamelo.

-¿Qué tal, papá?

¿Te has distraído con la "tablet"? -No.

Lo único que quiero es salir de aquí de una maldita vez.

-Pues sí que estamos finos hoy. ¿Quieres?

-No, no quiero. ¿Te han dicho algo lo médicos?

-No, que tienen que hacerte las últimas pruebas

para darte el alta, pero mañana sí que podrás irte.

-Pero ¿qué más pruebas me van a hacer?

¡Si ya me han hecho de todo!

La única prueba que no me han hecho es la del alcohol.

-No sabía que fueras un enfermo tan quejica.

-Tengo alergia a los hospitales.

-Yo te entiendo mejor de lo que crees,

tengo experiencia en internamientos

y he aprendido que debes dejar a los médicos hacer su trabajo.

-No sé, supongo que tienes razón. Discúlpame, hijo.

-Anda, échale un ojo a esto que te va a gustar.

Ven. -¿Necesito las gafas?

-Tranquilo, mira.

-¿Qué esto, un piso?

-Está en Distrito Sur, junto al metro de la Plaza Central,

tiene 70 metros, dos habitaciones...

-¿Me estás diciendo que vayamos a vivir juntos tú y yo?

-¿Te apetece? -Sí, claro que me apetece.

¿Cómo no me va a apetecer?

Y me alegra que seas tú mismo el que me lo proponga.

-Cuando se fue Alicia me quedó claro que no querías quedarte solo,

y he pensado que podíamos intentar tener un hogar,

al menos por un tiempo. -Yo espero que sea por mucho tiempo.

-Eso ya lo veremos.

-Lo que pasa es que...

Me gustaría que fuésemos los dos a ver esos pisos,

para poderlo elegir juntos.

-¿Y mientras qué hacemos?

¿El hotel?

-Pues sí, no sé.

La habitación está limpia, el desayuno es estupendo,

el colchón está bien...

-Pero solo hasta encontrar algo que nos guste a los dos.

-Hecho, no te preocupes, hijo.

Oye, ¿qué tal vas con Olga, has hablado con ella?

-Seguí tu consejo, me armé de valor

y le conté que no había ninguna novia en Miami.

-¿Y qué te dijo ella?

-Se enfadó. -Vaya.

-Me dijo que no entendía por qué lo había hecho.

-¿Y tú qué le dijiste?

-Que no soporto que me mire con pena, como si viera un enfermo.

Pero ella me dijo que no siente compasión por mí si no que...

-¿Qué?

-Que quería estar conmigo, eso me dijo.

-Pero, bueno, eso está muy bien, es muy buena noticia, ¿no?

-Sí, y nos besamos,

pero luego yo salí corriendo. -¿Qué?

¿Cómo que saliste corriendo?

Pero ¿por qué hiciste eso? -Pues no lo sé, porque me acojoné.

Yo qué sé, soy un desastre, ¿no lo ves?

-A ti los número y el marketing se te dan muy bien,

pero estas cosas...

-Yo no estoy preparado para tener una relación,

y menos con Olga, porque no quiero que se ilusione y hacerle daño.

-Pero ¿qué daño le vas a hacer?

Tú ya tienes tu enfermedad controlada,

prácticamente estás curado, Julio,

no llego a entenderte, lo tienes todo a tu favor.

Yo ya perdí a la mujer de mi vida por no enfrentarme a mis demonios,

no hagas tú lo mismo.

No huyas de la mujer que amas porque te aseguro...

que te vas a arrepentir el resto de tu vida.

Hazme caso y vete a verla, corre.

Y esta vez no salgas corriendo.

-No dejo de darle vueltas dónde hemos puesto las navajas,

si por lo menos nos acordásemos en qué momento las quitamos de aquí.

Nada.

-Yo lo he estado pensando y...

No sé. -Oye,

¿arreglaste el robot de cocina?

El de Matilde, la de los gatos.

-Se me ha pasado por completo. -¿Y qué has hecho toda la mañana?

Porque no ha entrado ni un cliente en la tienda.

-Es que no sé lo que me pasa, bueno, sí que lo sé, es por Espe.

-Pues mira, mi abuela decía

que lo mejor para olvidarse de los problemas

era trabajar.

-Pues tu abuela tenía razón,

pero no soy capaz de concentrarme.

He ido a tomar un café a La Parra

y me he encontrado a Espe con su compañero de piso, Fede.

-Supongo que no es agradable encontrarse a tu exchica,

y más estando como estáis. -No, y más si la ves con otro.

Y tú me dijiste ayer que la habías visto con Fede

entrando en la comisaría,

y yo me la encuentro hoy abrazada a él y de risas.

-Es su compañero, es normal que los veas juntos.

Y más con Fede, yo no me preocuparía por él.

Está claro que ese chico

se ha convertido en su paño de lágrimas.

Hombre, has vuelto.

Está mañana me dejaste tirado cuando fui a por el bote de sosa.

-Sí, mi hermanita estaba asustada por tanta agua y me fui.

-¿Y se ha arreglado la avería?

-No, ya le dije que yo no sabía de eso.

¿Por qué no va a por lo que me iba a dar esta mañana?

-Sí, lo tengo en el almacén. Ahora vengo.

-¿Oíste? Dame todo el dinero de la caja.

¡Qué no me oíste!

¡Que me des todo el dinero de la caja!

¡Hágalo, todo el dinero!

¡La pasta, hermano, rápido!

Rapidito, hágalo.

-¡Tira eso!

Te estoy diciendo que tires eso y que te vayas.

Escúchame, niñato,

no me va a temblar el pulso en pegarte un tiro,

así libro el barrio de una mierda como tú.

¡Fuera!

-Damián, ya, mírame.

Tranquilo.

Damián, Damián, tranquilo.

Tranquilo, deja la pistola.

Tranquilo.

Gracias, Isabel, luego me enseñas el informe.

¿Qué tal, Emilio? ¿Has comido?

Uf, no me he dado cuenta de la hora que era.

¿Sabes lo que vamos a hacer?

Como soy buena persona, voy a compartir contigo

este magnífico bocadillo de tortilla de patata de La Parra.

Tortilla de La Parra, no me puedo negar.

Pues sí.

Espera, el cuchillo.

No deberías tomar tanto café con el estómago vacío,

el exceso de cafeína

te puede provocar problemas gástricos.

Cómo se nota que estás casada con un médico.

Por cierto, estarás contando las horas, ¿no?

La verdad es que sí.

Le estamos preparando una fiesta sorpresa,

yo quiero que venga todo el mundo de comisaría

y del centro de salud.

Antonio te lo agradecerá, lleva mucho tiempo fuera de casa.

Y qué detalle lo de la fiesta sorpresa,

a ver si se va a llevar un susto muy grande.

¿Antonio un susto? Ni loco.

Espero que vengas, tú y todos,

porque Olga está haciendo una cantidad ingente

de aperitivos exquisitos.

Pues allí estaré. Muy bien.

¿Sabes? Estoy un poco nerviosa.

Llevamos tanto tiempo separados que tengo mariposas en el estómago.

Y eso que al cabo de dos días seguro que estamos discutiendo,

pero hasta esas discusiones las echo de menos.

Aprovéchalo. Comisario,

acaban de entregar esta carta urgente para ti.

Que aproveche.

Gracias. ¿Quieres un bocadillo? Acabo de comer, gracias.

Es una foto instantánea.

Dios mío...

(LEE) "Alardeaba de sus delitos como mujer".

Me molestó que te inventases la novia falsa,

fue bastante cruel, Julio. -Ya.

Tienes razón, lo siento.

-Pero también me hizo darme cuenta de que me importas mucho.

-Es que soy idiota.

Estoy huyendo de mis sentimientos cuando en realidad

soy incapaz de pensar en nadie que no seas tú.

Yo nunca he dejado de quererte.

-¿Por qué no quieres poner la denuncia?

-Tendría que explicar a la policía que los eché a punta de pistola.

Una pistola ilegal, que la compré en el mercado negro,

que tiene borrado el número de serie.

Y que no tengo licencia de ella.

-Tú me dijiste que la ibas a sacar. -¡Pues no me ha dado tiempo!

-Pero esto ha sido muy gordo.

-No quiero que los vecinos se enteren de que estoy fichado

por tener una pistola ilegal.

-Quería demostrarle que yo puedo, de verdad que yo puedo.

-Ya te di dos oportunidades y la cagaste.

-Deme otra oportunidad, yo no tengo nada,

yo estoy... -Ya, ya, ya, ya.

Deje de chillar tanto, hombre.

Yo te voy a dar otra oportunidad,

pero donde la vuelvas a cagar,

te ves conmigo, ¿lo "entendés". -Yo no la voy a volver a cagar,

usted dígame dónde, cuándo qué tengo que hacer y yo lo hago.

-¿Qué pasa con Pablo?

-No es muy agradable lo que te voy a contar,

pero como tenemos confianza creo que te lo tengo que decir.

Esta mañana me ha abordado en La Parra,

cuando fui a contarte lo de mi condecoración.

-¿Y? -Me culpa de vuestra ruptura,

dice que así tengo el camino libre contigo.

-¿Y te lo ha soltado así de buenas a primeras?

-Sí, y con unos modos un poquillo...

Me ha pillado la mano un poco fuerte, me ha echado una mirada heavy...

-Fede, no metas cizaña

que bastante quemada estoy con el tema.

-Son dos entradas para el concierto de Los Ox.

Recuerdo que un día cuando todavía estábamos juntos,

me dijiste que este grupo te encantaba y...

y compré las entradas.

Como ha pasado mucho tiempo, ahora están agotadas,

pero sería una pena desperdiciarlas, ¿no?

-¿Qué me estás proponiendo, Pablo?

-Que vayamos juntos a ver el concierto.

Es la primera vez que nos manda una foto por correo

pavoneándose de sus hazañas,

con un mensaje claro: que es un desafío.

¿Y? Quizá sea un imitador,

o un tarado que aprovechando la coyuntura,

ha dado rienda suelta a sus macabras obsesiones.

Yo creo que es el mismo psicópata,

quizá ha cambiado el patrón de conducta, no lo sé,

y ahora está claro

que se siente fuerte frente a nosotros,

pero yo creo que se trata del mismo.

Es como si quisiera advertirnos que a partir de ahora

no se va a ceñir a ningún guion,

sino que actuará de forma imprevisible.

Es una actriz, se llama Mónica...

no recuerdo ahora mismo el apellido,

pero lleva varios días en el barrio, la vi en el Moonlight.

-"No contemplo ser madre al menos en la vida real,

y en la ficción estoy abierta a lo que sea,

si hay que cambiar pañales también".

Ahí tienes el motor del estrangulador:

Mónica Llorens

alardeaba de sus delitos como mujer en la entrevista.

Creo que un buen hilo del que tirar son los Soler,

porque era... bueno, es su amiga.

-Está muerta.

Por el momento la estamos buscando por desaparición.

Esta fotografía es la única prueba que tenemos

de lo que le ha podido suceder, pero ya les adelanto que no...

no pinta muy bien.

Son una panda de inútiles.

Es que... A ver...

El tío este va por el barrio cargándose a las tías...

-Vamos a vengar la muerte de Mónica,

eso os lo juro yo por lo que más quiero.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 481

Servir y proteger - Capítulo 481

01 abr 2019

Un joven intenta asaltar la ferretería. Al parecer hay un incremento de los asaltos a establecimientos de Distrito Sur. Tras su crisis con Espe, Pablo siente la imperiosa necesidad de continuar con su siniestra misión. Olga sobrelleva su bajón sentimental preparando la bienvenida de su padre

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 481" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 481"
Programas completos (521)
Clips

Los últimos 1.654 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Cáncer

    Hola,por fín Miralles va a tener otra vez a su Antonio con ella,me alegro mucho,espero que con esto no nos abandone también,pues igual que Alicia e Íker me encanta y me han hecho vivir muchas emociones,además es el eje de la serie ,entorno a ellas jiran los demás personajes y los hai muy entrañables gracias por vuestra diaria compañía,hasta mañana.

    02 abr 2019