www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5044518
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 465 - ver ahora
Transcripción completa

Nunca me hubiera imaginado a la inspectora Ibarra

ensuciándose con la tierra.

-Bueno, a la que yo sí me imagino

ensuciándose las manos con la tierra,

recogiendo tomates, lechugas, en su propia casa de campo

con un montón de niños a su alrededor es a ti.

-¿Te parece normal que él ya piense en una familia,

en irse a una granja al campo con perros, niños...?

-Igual tienes que hablar antes de daros el tortazo.

-¿Te has planteado cortar?

-Sí, lo he pensado, sí.

-A partir de ahora, nada de preocuparse

por el futuro.

Lo que hay que hacer es disfrutar del presente.

-Me alegra que no te tomes tan a pecho formar una familia.

-Está bien, vuelvo a casa.

Hasta que demuestres decir la verdad.

Te juro que a la mínima que me agobie me largo.

Son lazos de sangre, no se pueden romper.

-Con eso no se puede competir. -No deberías.

-Me alegra que lo tengas claro.

-No me gustar estar así.

-Ni a mí, pero no es el mejor momento para arreglarlo.

-No acierto con nada.

-No entiendes mi devoción policial

y yo no entiendo tu devoción familiar.

Solo veo a un cobarde incapaz de afrontar una verdad.

-¿A qué verdad no me enfrento?

-A que esto no debería haber empezado.

-Ya han cortado.

No te tienes que preocupar.

-No cantaría victoria tan pronto.

-¿Qué quieres decir?

-Tenemos que evitar que vuelva con ella.

Yo remataré el trabajo.

En la vida hay que luchar y arriesgar

por las personas que merecen la pena.

Que sepas que me encantas

y que eres la mujer ideal para ser pareja de Álvaro.

Y para entrar en esta familia.

Me juró que esta mañana a primera hora

tendría todo el dinero más los intereses.

Y ni siquiera me coge el teléfono.

-Eso no puede quedar así.

Mañana a primera hora

nos pagas los 30.000 euros que nos debías hoy.

-Hasta mañana. -Descansa.

¿En qué puedo ayudarlo?

Unos tíos me dieron una paliza y se llevaron la pasta de la caja.

-Espero que se te hayan quitado las ganas

de pegarme, humillarme, amenazarme...

-Esto lo vas a pagar, te lo juro.

-No me voy a quedar de brazos cruzados.

-Ni yo te pido que lo hagas.

Pero hay otras maneras de hacerlo.

-¿Quieres jugar? Aquí tienes un juego.

O nos devuelves toda la pasta que nos debes

o te juro que te corto las manos.

-"Mis hijos ahora te han perdonado la vida,

pero si te volvemos a ver por aquí

no tendremos tantas contemplaciones.

¿Verdad que no, chicos?".

-Ya la has oído.

Este territorio es de los Soler.

-No quieres aceptar lo que has sentido.

-Me guste o no, soy un Soler.

Estoy condenado a serlo siempre.

El plan es que Konchalovsky nos lleve al almacén de las armas

antes de que las venda a una célula yihadista.

Si consigues colocarle este localizador

sabremos en siempre dónde está.

Nos llevará a las armas y lo mejor de todo

es que evitaremos que se acerque a Alicia a ti o a mí.

Toma.

Su colaboración con el CNI está a punto de acabar.

No estaré tranquila hasta que acabe.

El operativo se realizará esta tarde.

"Ha ido un éxito:

hemos encontrado los explosivos y las armas químicas".

¿Qué ha pasado con Konchalovsky?

"Ha huido por carretera, pero lo tenemos localizado.

No se escapará". Adiós, Quintero.

Buen viaje al infierno. -¡Espera!

Te puedo ofrecer la vida de Iker Lemos a cambio de la mía.

¿Qué me dices?

Konchalovsky va por la A-2 camino de Zaragoza.

Lo interceptarán en un control.

Se trata de Konchalovsky.

Es algo que os puede ayudar a atraparlo de una vez por todas,

no te lo diré por aquí.

"Prefiero que nos veamos en mi habitación en una hora".

-Nada que ir a tu hotel.

¿No has escuchado en lo que hemos quedado?

-También he escuchado que él ya está en casa.

Mejor me llevas allí.

Hoy voy a acabar con todos los que me habéis traicionado.

(Música emocionante)

Claudia, te estaba buscando.

Me he tomado cinco minutos de descanso.

Tu móvil tiene que estar sonando en bucle.

Lo dejé en el despacho para desconectar.

¿Qué pasa? ¿Ha ocurrido algo?

Eso parece: Konchalovsky sigue a la fuga.

¿Cómo? Si lo teníamos localizado, ¿no?

Sabíamos que se iba a Francia con sus hombres. ¿Qué pasa?

¿Ha esquivado el control de Zaragoza?

El control funcionó,

pero en el coche iban algunos hombres con un señuelo.

¿Y el localizador?

Se dio cuenta de que lo llevaba puesto

y se lo colocó al señuelo.

¿Tenemos alguna pista de dónde está?

Según Iker, el CNI valora dos escenarios:

que haya salido del país

o esté en su última zona de actuación.

O sea, Distrito Sur.

Fidalgo intenta contactar contigo para solicitar colaboración.

Pues voy para allá.

Jefa, un tal general Fidalgo no para de llamar.

Sí, estoy en ello. Luego os veo.

Alicia, ¿tú sabes qué está pasando? El general parecía muy nervioso.

No está acostumbrado a que lo hagan esperar.

Es solo eso, tranquila. ¿Quieres café?

(NIEGA)

Pero no solamente eso, ¿eh?

Algo gordo está pasando seguro.

(Música de intriga)

Hay una investigación en la colaboraremos con el CNI.

Hasta esta mañana era confidencial,

pero con lo que ha pasado nos informarán.

¿Hablas de una operación del CNI en Distrito Sur?

Sí, el CNI ha estado siguiendo a un mafioso ruso:

Kiril Konchalovsky

¿Qué hace aquí?

Ha venido a hacer negocio con el tráfico de drogas y armas.

Es muy peligroso.

Tú ya estabas al tanto, claro.

Algunos agentes de esta comisaría ya estábamos al tanto.

Vamos y te sigo contando.

Santi, escucha una cosa:

revisa las grabaciones de seguridad del aeropuerto

con el programa de reconocimiento facial.

Sí, estoy revisando el listado de pasajeros de vuelos privados

pero puede que viaje con nombre falso.

En cuanto lo tengas me llamas.

(Timbre)

(Música emocionante)

Las manos a la cabeza. No quiero tonterías.

Ata tú, venga.

Manos a la espalda.

No me mires así.

Vosotros ya sabéis cómo me gusta hacer las cosas.

Vais a morir sacrificados como cerdos.

Todo el mundo va a verlo en directo.

Es mi sello.

Has perdido tu única oportunidad de escapar.

Venir ha sido un error.

En el ejército aprendí que el mejor ataque

era sorprender al enemigo.

Eso siempre me da ventaja.

Suelo hacer lo contrario de lo que la gente espera que haga.

Vengarte de mí no encaja con esa filosofía

porque es exactamente lo que todos esperan que hagas.

Mis compañeros darán contigo.

¿Estás seguro?

Yo he encontrado vía libre para llegar hasta ti.

Hoy vengaré la muerte de mi hijo Yuri.

Y también voy a castigar al traidor que me ha vendido.

El amigo Quintero lo sabe bien, ¿verdad?

¿Verdad?

-Que sí, hombre. Lo que tú digas.

-Eso está mejor.

Átalo ahí.

Venga, date prisa.

Que te vuelo la cabeza.

-Lo siento. Intenté avisarte, pero no he podido.

Hemos estado a punto de pillarte dos veces.

No habrá una tercera.

Yo tengo algo que vosotros no tenéis:

intuición.

Eso me permite sobrevivir.

Esta vez no tiene por qué ser distinta.

Has tentado demasiado a tu suerte.

¿De qué te sirve esto si no vas a poder disfrutarlo?

Estás solo, sin saber adónde ir.

En todo caso, si se acaba mi suerte no me importa.

Habré muerto matando, no tengo miedo.

Al menos Yuri tuvo la decencia

de morir como un soldado.

No se te ocurra decir su nombre.

No te conviene cabrearme.

-Me parece que tienes buen nivel para presentarte al práctico,

con las clases que has hecho en la autoescuela

-Bueno, y tus consejos.

Pero igual es un poco pronto todavía.

No sé, no me siento segura.

-Has aparcado en línea, que es lo más difícil.

-Conducir por la ciudad se me da bien,

estoy acostumbrada por la moto,

pero me pone nerviosa salir a la carretera.

-Me parece que conduces como una profesional.

Como si llevaras muchos años.

-Luego, pensar en el examinador...

Es que me pongo atacada.

Y luego está mi profesor, que es un impaciente

y se pone tenso conmigo.

-Sara, conduces como la seda. Hazme caso.

Solo tienes que quitarte el miedo y lanzarte.

-En ello estoy.

Te juro que lo estoy intentando.

-No lo pienses tanto y hazlo.

-¿Sabes? Igual me presento ya este mes.

Así dejo de darte la brasa.

-Tranquila, no me das la brasa.

-Seguro que te quito tiempo de estar con tu novia.

-No te preocupes. Silvia y yo hemos cortado.

(Música romántica)

-Vaya, lo siento. ¿Y qué ha pasado?

-Supongo que no le gusta mucho mi familia.

-Pero tienes que gustarle tú. -Ya, pero...

no ha llevado bien que vuelva a vivir con ellos.

-Yo no intentaría separar a mi pareja de su familia.

No suele acabar bien.

-Vamos a dejar el tema, ¿vale? Me agobia un poco.

-Pues fuera agobios.

Si quieres, luego podemos salir a tomar algo.

Así te despejas un poco.

-Vale, pero no me apetece hablar del tema.

-Ni a mí. De verdad, prometo no sacar el tema.

-¿Sabes?

Eres una tía muy especial.

Y gracias.

Siempre consigues que estemos de buen rollo y animarme.

¿Y esto?

-Lo siento no he podido evitarlo.

Me voy al pub.

-Vale.

-Adiós.

-Luego te veo.

-Claro.

Pero con una condición.

-¿Cuál?

-Fuera agobios.

-Hecho.

Te recojo a última hora. -Venga. Chao.

-Adiós.

-Pero tronco...

¿qué les das, que te las llevas a todas de calle?

-A todas no, te lo aseguro.

La cosa pinta fea.

Es Konchalovsky.

Sentaos ya todos y estad muy atentos.

Porque os voy a dar aviso de una alerta de última hora.

No hemos recibido ninguna por radio.

Hasta esta mañana era confidencial.

El CNI estaba trabajado en un operativo para interceptar

un compraventa de armamento químico.

Los compradores son una célula yihadista

que preparaba un atentado en España.

¿Y el vendedor?

Un mafioso ruso llamado Kiril Konchalovsky.

Normalmente dedicado al tráfico de droga

y ahora a las armas.

El CNI ha conseguido frenar la venta de esas armas

y me ha comunicado

que los yihadistas están siendo interrogados.

¿La célula ha caído?

Dicen que los tienen a todos localizados.

El centro de operaciones estaba en una casa abandonada

que usaban de almacén

y centro de reunión.

¿Todo esto en Distrito Sur?

El centro de operaciones estaba en una zona casi despoblada

del norte de Madrid.

Pero Konchalovsky sí ha estado por Distrito Sur

durante las últimas semanas.

El CNI lo seguía con la ayuda de un colaborador

que ha ejercido como cebo.

El seguimiento se hizo gracias a un localizador que le colocaron.

Al parecer, encontró el localizador

y se encuentra en paradero desconocido.

Seguramente esté intentado salir del país.

-Apuesto a que tiene una buena red de contactos.

Es uno de los escenarios que se contemplan.

Desafortunadamente, los controles que se han instalado

en aeropuertos, estaciones y carreteras no han dado frutos.

El otro escenario es que pueda estar escondido

en Distrito Sur esperando la calma.

Si está por aquí, lo lleva claro:

lo buscaremos bajo las piedras.

No es un delincuente común.

Es muy peligroso, capaz de cualquier cosa.

No quiero heroicidades.

Si alguien lo localiza llama inmediatamente a la emisora.

El Grupo Especial de Operación está preparado para intervenir.

Es muy peligroso, puede estar armado.

Os pasaremos una foto de Konchalovsky.

¿Tenéis localizados los lugares que solía frecuentar?

Sí, muy importante:

aquí hay una lista de las direcciones

más frecuentadas por Konchalovsky.

Esa lista la ha elaborado el CNI

gracias al seguimiento que se le hizo.

De esto se van a ocupar Nacha y Elías.

De registros ni hablamos, ¿no?

Las órdenes están pedidas, no sé si llegarán a tiempo.

Pero sé que os apañaréis bien, por eso os lo he adjudicado.

Muy bien. Venga, vamos.

Silvia, te ocuparás de peinar el barrio.

Organiza las patrullas para buscar por las calles.

¿Prefieres que lo hagamos con agentes a pie, coches...?

Como quieras, libertad total.

Utiliza todos los recursos que tengas a tu alcance.

No creo que nadie se encuentre con él paseando,

pero es posible que alguien lo haya visto

y nos pueda dar algo.

Ya habéis oído, vamos.

Con tu permiso, me gustaría acercarme a Transportes Quintero.

He llamado y nadie lo coge.

No he hablado con Fernando, quiero asegurarme de que está bien.

Lo entiendo, pero es peligroso. No puedes ir sola.

Que te acompañe una patrulla y me informas.

De acuerdo.

(Música de intriga)

Me he llevado una gran decepción contigo.

Por un momento llegué a pensar

que eras un hombre que valía la pena.

Pero no.

No eres más que una rata que se vende al mejor postor.

-¡Yo no me he vendido!

-Eres una marioneta al servicio de cualquiera.

Me engañaste con Oleg.

Con la droga.

Incluso me hiciste creer que a la muerte no le tenías miedo.

Todo eso por sobrevivir, igual que una rata.

En esta batalla has vivido unas horas de más.

Muy bien.

¿Unas últimas palabras?

-Estás como una puñetera cabra.

-Esperaba algo más profundo.

Aunque, por otro lado,

creo que es la primera verdad que sale por tu boca.

¡Ay!

¡Mira, mira!

Me había olvidado de esta preciosidad.

Están fuera de todo esto.

A quien quieres es a mí.

Quiero acabar contigo, sí.

Pero quiero hacerte daño.

Verte sufrir.

Que desees morir porque no aguantas el dolor.

-¡No tiene por qué morir nadie más! Ya lo tienes a él.

¡Y también me tienes a mí!

-El dolor por la pérdida de un ser querido

es al peor tortura.

Vamos a hacer una cosa.

Van a vivir.

Esperaremos a que mamá venga con su hijito

para acabar con vosotros.

Serán testigos de vuestra muerte.

-¡Acaba con esto de una vez, joder!

-Va a ser una obra maestra.

Y vosotros los protagonistas.

¿Qué más se puede pedir?

Apártate de tu amiguito.

-Pues me alegra que haya entrado en razón.

Sí.

¿Mal? ¿Ricky?

Maravillosamente está llevando el pub.

¡Claro!

Por eso, tú tranquilo.

Tranquilo, disfruta del sol y de la playa.

Venga. Adiós, cariño, un beso.

-¿Era Luis?

¿Qué? Seguro que ya te ha preguntado por mí, que no se fía.

-Que no, hijo, que no.

Solo ha preguntado qué tal las cosas en el pub.

-Ah, bueno.

¿Y qué? ¿Cómo le va por allí?

-Tiene unos cuantos bares y locales para distribuir el alcohol.

Ahora tenía que cerrar el trato

con un tipo que lleva unos chiringuitos de playa.

-Me parece buena idea.

Los chiringuitos se llenan de guiris pidiendo alcohol.

-Pero no puede quedar con este tío hasta dentro de unos días

porque parece que está muy ocupado

gestionando licencias para otros sitios.

-¿No se quiere quedar por allí?

Si no le apetece la playa, nos vamos tú y yo para allá.

-¡Bueno!

Dice que no, que allí no tiene nada que hacer.

Que quiere venir a Madrid. Anda, súbela.

Le he dicho que disfrute, que esté en la playa,

que últimamente ha tenido mucha presión.

-¡Anda! ¿Y yo no he tenido presión?

Yo solito me encargo del Moon Light, de la distribución del alcohol,

de los recados que pides... -¡Ricky, no te quejes!

Anda, vete para el pub

¿o no piensas ir hoy?

-Ahora voy, pero Sara y Juan se apañan perfectamente.

-Pero tú sabes que un negocio

no funciona si el dueño no está encima.

Anda, ¡venga!

Tira para allá.

(Timbre)

-Abro yo. Venga, luego te veo.

-Ay. -Chao, mamá.

-Hasta luego, cariño.

(Música emotiva)

-¡Hombre, Sara! ¿Qué haces aquí?

-Hola, Ricky. Ya ves. -Pasa.

-Hola, Sara. -Hola, Elvira.

-¿Pasa algo?

-No. Quería hablar contigo un momento.

-¡Ah!

Eh... Ricky... -¿Sí?

-Juan está solo. ¡Venga!

-Hasta luego.

-Hasta luego. -Adiós.

-¡Venga!

-Sé que ahora mismo tendría que estar trabajando en el pub,

pero tengo que contarte una cosa, no quería llamar.

-¿Qué ha pasado?

-¿A que no sabes quién tiene una cita esta noche?

-¿Has quedado con Álvaro?

(Música romántica)

-Sí, y todo es gracias a ti.

He seguido tus consejos y, la verdad,

ha ido mejor de lo que pensaba.

Estoy muy contenta.

-Yo también estoy muy contenta, Sara.

Mucho, me alegro mucho.

Contar con tu apoyo ha sido fundamental.

Sé que tus hijos valoran tu opinión.

-Como en cualquier otra familia.

-No, los Soler sois distintos.

Sois una piña y tú los mantienes unidos.

-Bueno...

De todos modos, no puedo hacer que mis hijos

salgan o dejen de salir con alguien.

Lo que puedo hacer es aconsejarlos.

Tú eres muy buena persona.

¿Qué más puedo esperar para un hijo?

-Gracias, Elvira.

Bueno, me voy al pub.

-Eh... Bueno, ya me contarás qué tal esta noche.

-Vale.

-¡No te he dicho si querías tomar algo!

-No, muchas gracias.

(SUSPIRA)

-Mira qué bien.

(Música de intriga)

-¿Se te ocurre algo?

(CHISTA)

Tú confía en mí.

No sé cómo, pero vamos a salir de aquí.

Silencio.

¡Tú!

¿Se puede saber cuándo vendrá tu mujercita?

Ya te he dicho que no lo sé.

Puede que tarde una hora. Puede que no venga hasta mañana.

Si te buscan es posible que tenga que doblar turno.

No me gusta que me hagan esperar.

Oh...

Cuando veo un chupete me da por pensar

en la película "La semilla del diablo".

¿La recordáis?

De recuerdo.

¿Te doy el teléfono de mi jefe y habláis?

Seguro que os entendéis, él es un general.

Alguien de rango, como tú.

Tiene autorización para negociar, igual te dejan pasar la frontera.

Mi libertad no vale tanto como la venganza de mi hijo Yuri.

No entra en mis cálculos dejarte con vida.

Y a este traidor tampoco.

¿Hum?

Al final sí que tienes miedo.

-Toma.

Ahí tienes mi miedo.

-Vaya, vaya, ahora estás sacando tu genio.

Eso merece un premio.

Vamos a jugar para pasar el rato.

Hasta que la mujer venga con el bebé.

¿Hum?

Quintero sabe qué juegos me gustan.

Pero esta vez no hay truco.

Una bala estará cargada

y acabará con uno de nosotros.

-Deberías jugar tú también, ¿no? Es tu juego favorito.

-Mirar cómo los demás juegan

no es divertido.

Lo divertido es ganar.

La única regla: jugar.

Y el premio:

vivir.

Os doy ventaja.

Empiezo yo.

El siguiente. -Yo.

Dame la pistola.

(RÍE)

-¿No me creerás tan tonto como para dejarte la pistola?

-Al menos lo he intentado.

(Móvil)

-¡Ah!

¡Mira, mira, mira!

Es tu mujercita.

Convéncela para que venga aquí.

Pero ojo:

si la avisas de que estoy aquí disparo.

Te recuerdo que ya no tengo nada que perder.

Hola, cariño. "¿Qué tal?.

No sabrás dónde está Quintero, ¿verdad?.

En su despacho no lo han visto y no coge el teléfono.

Estoy preocupada".

Alicia, tu padre está conmigo.

"¿Y eso?".

Nos han dado la noticia de que Konchalovsky

ha salido del país

y estábamos charlando y celebrando...

lo que nos han dicho.

Te iba a llamar, ¿por qué no dejas lo que estás haciendo

y te vienes con una pizza familiar cargada de anchoas?

Ya sabes lo que me gustan.

Venga. Date prisa, te esperamos para cenar

y mientras iremos buscando una peli para verla los tres juntos.

"Vale, llamo a la pizzería y la recojo de camino. Un beso".

Un beso.

Un beso.

Esto no me lo esperaba.

¡Es un gran golpe de efecto!

Como ocurre en las buenas películas.

¡Así que tú eres el padre de Alicia!

Y vosotros dos trabajando mano a mano

por el bien de la familia.

¡Es conmovedor!

-Ya era hora de que te enteraras.

Ya ves que mi participación en todo esto

también es algo personal.

Sí, fui yo el que mató a Oleg con mis propias manos.

Y habría hecho lo mismo contigo

si no fuera porque el CNI te quería vivo.

-Esta historia es mejor que una novela de Dostoyevski.

Venga.

-¿Qué pasa? ¿Ya no quieres jugar?

-No.

Privar a tu hija presenciar vuestra muerte

estropearía el final de esta bonita historia.

¿Cómo que no te han dejado entrar?

La orden de registro no la tengo, está a punto de caer.

Elías, no te preocupes.

Tú me vas llamando... ¡Adelante!

Sí, me vas llamando y yo te informo.

¿Has podido hablar con Quintero?

No, pero puede estar con Konchalovsky.

¿Te lo ha dicho Iker?

No exactamente, ha sido una conversación extraña.

¿Por qué lo dices?

Ha dicho cosas raras y que estaba con Quintero.

¿No dices que Quintero está con Konchalovsky?

Eso lo he deducido después.

Dice que verían una película juntos.

Es imposible, estamos en una búsqueda.

Y que de camino recogiera una pizza con anchoas.

Iker es alérgico a las anchoas.

Y se refirió a Quintero como mi padre

y eso nunca lo había hecho.

Evidentemente es un mensaje de alerta.

A lo mejor alguien los tiene retenidos.

Konchalovsky.

Ojalá me equivoque, todo cuadra.

Quintero lleva horas desaparecido,

Iker suelta esto y dice que está con él.

Algo está pasando, tengo que averiguarlo.

Vamos a hacer una cosa.

Ve a buscar a Leo y ponlo a salvo.

Voy a hablar con Fidalgo, a ver su pueden corroborar

lo que me cuentas.

No, llamo a mi padre para que lo lleve a casa.

Yo voy a la mía a ver qué pasa.

Espera que tengamos confirmación y puedes llevar refuerzos.

Si Iker ha soltado eso es porque alguien lo escuchaba.

Ese alguien espera que aparezca sola.

Si voy con alguien correrán peligro.

Pero es muy arriesgado.

Si está en lo cierto están con Konchalovsky.

Precisamente.

Si sospecha lo más mínimo ¿sabes qué hará?

Matarlos antes de que le ponga las esposas.

Si es su intención, ¿por qué los tiene retenidos?

Lo conozco. Yo he estado en esa situación.

No se conforma con matar,

necesita recrearse, grabarlo y a saber qué.

Es un sádico.

Necesita causar sufrimiento en la víctimas

o sus ejecuciones no tienen sentido.

Peor. ¿Cómo te vas a enfrentar sola a eso?

Porque no sabe que voy preparada.

Llevaré un arma oculta, en un instante podré despistarlo.

No, yo no puedo autorizar eso.

Es una locura, es la boca del lobo.

Es suicida.

No tenemos otra opción.

Estoy dispuesta a asumir el riesgo.

Lo siento, voy a hacerlo con o sin tu autorización.

Lo habéis acabado. A ver si encuentran otra dentro.

Gracias.

(Música moderna)

-Ya estoy aquí.

¿Dónde está Juan?

-Buscando ron miel para los pesados estos,

que son más pesados que...

¿Cómo estás? ¿Estás bien?

-Sí, ¿por?

-No sé.

Como has ido a hablar con mi madre

a lo mejor extrañas a Luis.

-¿Qué quieres decir?

-Como él está fuera y yo estoy de jefe

a lo mejor no estás a gusto conmigo.

-Pues no, Ricky. No he ido a hablar de eso.

Quiero que sepas que últimamente

no tengo ninguna queja de ti.

-Gracias.

La verdad, me sienta muy bien oír eso.

Últimamente me siento distinto,

desde que salí de la clínica me siento otro.

-No tiene que ver contigo, no te preocupes.

-¿Entonces?

Bueno, perdona.

Si no quieres hablar no pasa nada.

¡Faltaría más!

-No es que no quiera hablar...

-Entonces cuéntamelo.

Hay confianza, ¿no? Venga, no se lo cuento a nadie.

-Es por Álvaro.

Ya sabes lo que siento por él.

-¿Y cuál es la novedad?

-Me enteré por tu madre que lo dejó con Silvia.

Me he pasado por el taller a hablar con él.

-¿Y?

-Pues nada mal.

Hemos quedado esta noche para salir.

Fui a tu casa a contárselo a tu madre

porque ella me ha animado.

-Estará contenta, como cuando consigue lo que quiere.

Quería librarse de Silvia y lo ha conseguido.

-¿Estás bien?

-Sí, sí, sí.

De verdad, me alegro mucho por ti.

Y por lo de Silvia.

Esa tía no me gustaba nada. Álvaro está mejor sin ella.

Y aunque no te quedas con el mejor de los tres hermanos

has elegido a un Soler

(Teléfono)

-Mira, es tu hermano.

¿Álvaro? -¿Qué pasa, nano?

Ya me contarás cómo te lo montas, fiera.

(RUGE)

Voy al almacén, a ver si Juan necesita algo.

-"Vaya, ya veo que las noticias vuelan".

-Sí, ya sabes cómo es Ricky.

-Acabo de ver que toca un DJ que me gusta en la sala Submarine.

"Por si te apetecía venir".

-Sí, claro. -"Perfecto".

Te recojo cuando salgas.

-¿Qué harás hasta entonces? -"Me voy a quedar currando".

Tengo movidas que solucionar.

-Vale. Ponte guapo, ¿eh?

-Se hará lo que se pueda.

(Música romántica)

-Tome. ¿Qué prefiere, patatas o aceitunas?

-Así está bien.

-Hola, Silvia.

-Hola.

-Oye, ¿qué pasa en comisaría?

Eres la primera que viene esta tarde.

-Estamos a tope con un caso.

-¿El del estrangulador?

-No, estamos buscando a alguien.

Venía a ver a María.

Quería enseñarle la foto del sujeto, a lo mejor le sueña.

-Ya, no está ahora.

Viene un poco más tarde.

Igual podría reconocerlo entonces.

-Igual demasiado tarde, el tipo es muy peligroso.

-El único con pinta de sospechoso que he visto es ese de ahí.

-No.

No es el sujeto que busco.

-A este señor no lo he visto en la vida.

¿Qué ha hecho? -Nada bueno.

Solo tenéis que sabe que es peligroso.

-Mal rollo da, ¿eh?

-Si lo ves o te cruzas con él nos llamas cuanto antes.

-Por supuesto, claro que sí.

-No te asustes.

Casi seguro que ha vuelto a su país.

Nosotros tenemos la obligación de buscarlo.

Así que tranquila.

-Vale. -Gracias.

-Nada.

-Hombre, Silvia.

¿Qué pasa?

¿Cambias el Moon Light por este bar?

-No. Yo estoy trabajando.

¿Por qué tendría que cambiarlo por otro sitio?

-Como ya no sales con Álvaro a lo mejor no querías pasarte más.

-¿Desde cuándo es asunto tuyo lo que haga o no?

-Yo solo lo digo por tu bien.

No vaya a ser que vayas y encuentres lo que no quieras ver.

-Ver a Álvaro o no es asunto mío. A ver si os enteráis los Soler.

-Sí, sí. Tranquila, tienes toda la razón.

Lo que pasa es que...

ver cómo Sara le come la boca

a lo mejor no es lo que te apetece ver.

¿Qué pasa? ¿No te acuerdas de Sara? La camarera que tenemos trabajando.

La rubita que es un bomboncito.

-Sé perfectamente.

-¡Buen día!

Eh... ¡Hola!

Quería pedirte un favor. ¿Tenéis una botella de ron miel?

-Me suena de tener ron miel.

Tenemos un cliente de Motril que siempre toma chupitos.

-Tengo un grupo empeñado en brindar con ron miel

y no quieren otra cosa. Si me dejas una botella...

-Voy a mirar.

Está medio vacía. ¿Voy dentro por una nueva?

-Ah, muchas gracias.

Anda, ¡pero qué tenemos aquí!

¡Si es el señorito Carvajal!

¿Qué pasa?

Pensé que quedó claro que no queríamos verte por aquí.

-Joder, Ricky, vivo en el barrio.

Te juro que hago lo posible por no toparme con vosotros,

pero mi vida está aquí. -Sí.

Lo sé perfectamente.

Y me importa una mierda.

Lo debiste pensar antes de chulearle pasta a mi madre

y robar a mi hermano.

-Ese tema ya está aclarado.

No volveré a meterme con un Soler. Tienes mi palabra.

-Como si sirviera de algo.

Mira, este es el último aviso.

Como te vuelva a ver no me acerco a hablar.

Y de los Soler

el malo soy yo.

-Me ha costado, pero la he encontrado. Toma.

-Pues muchas gracias.

¿Cuánto te debo?

-¡Buf! Ni idea.

Vamos a hacer una cosa:

cuando puedas compras otra y me la repones.

-Oye, pues muchas gracias.

-Nada, hombre.

(Música de intriga)

-La pizza ha llegado.

Lo siento... ¡Alicia, corre! ¡Vete!

-Te estábamos esperando.

Deja eso ahí encima.

Creo que a los invitados se les ha quitado el hambre.

Despacito.

Cualquier de los tres está a tiro, ¿eh?

Las manos a la cabeza.

Eso.

Vamos a ver qué llevas aquí.

(RÍE)

¿Y esto?

¡Mira, mira, mira!

La policía te busca, no tienes escapatoria.

Mejor que te rindas.

No te preocupes por mí, sé cuidarme solito.

Es mejor que te concentres en seguir mis instrucciones

para que puedas salir viva de aquí.

No sé qué pretendes, pero los tienes cabreados.

No conseguirás lo que quieres ni con tres rehenes.

¿Quién ha hablado de rehenes?

Estos dos están sentenciados.

Solo te esperábamos para completar la escena familiar.

Qué pena que el niño vaya a perdérselo.

¿Dónde lo has dejado?

En un sitio seguro.

Quizás sea mejor.

Los llantos de los niños me ponen nervioso.

Graba.

¿Qué pretendes?

Que grabes.

Vas a grabar la ejecución de tu padre

y de tu hombre.

¿Por cuál prefieres que empiece?

Es una venganza.

Quiero revivirla cada vez que me venga a la mente

la muerte de mi hijo.

Graba, te he dicho.

¡Déjame!

¡Venga.

Vas a estropearlo todo.

¿Estás bien? Sí.

Necesitamos a una ambulancia, tenemos un civil herido.

La ambulancia está en camino,

te vas a poner bien.

Mírame.

¡Oye! ¡Mírame!

Mírame, soy yo, soy Alicia.

Te vas a poner bien, aguanta un poco.

Nunca escaparás de mí, Lemos.

¡Fernando! ¡Fernando!

¡Fernando, mírame! ¡Por favor, mírame!

Sí, claro. Ha sido un operativo en toda regla.

Han ido hasta los del GEO.

-¿Algún herido?

-Por radio avisaron de un herido.

Un civil.

Pero eso significa que Iker y Alicia están bien.

-Y Konchalovsky detenido.

-Menos mal.

Pero no se te ve muy contenta,

y eso que te libras de doblar turno para seguir patrullando.

-Bueno, no me venía mal tener la cabeza ocupada.

Voy a ver si necesitan ayuda con el papeleo.

-¡Eh, eh! Alto ahí.

¿No me vas a contar qué te preocupa?

-No es importante, luego. Lo prioritario es Konchalovsky.

Te equivocas.

Si algo he aprendido trabajando aquí

es que siempre habrá un caso que se interponga.

Otra cosa no, pero caso aquí hay a patadas.

-¿Y?

-Bastante es llevar la placa 24/7.

Ser policía es todo el día

y no nos deja más opción que olvidar nuestra vida personal.

-Es que me da rabia solo de pensarlo.

(Música triste)

Es Álvaro.

-Ya, que lo habéis dejado, ¿no?

¿Pero qué pasa? ¿Te estás arrepintiendo?

-Es que me tendría que dar igual, fui yo quien lo dejó.

Me he enterado de que está liado con Sara, la camarera.

-¿Cómo?

Pero si no hace ni un día que lo dejasteis...

¿Cómo estás tan segura?

-Su hermanito Ricky.

-¡Bueno!

Creo que te lo ha dicho por fastidiar.

-Da igual, me duele lo mismo.

Si es verdad, quiere decir que fue un entretenimiento lo nuestro.

Y si es mentira,

demuestra que sigo muy pillada.

-Yo mirándolo desde fuera

no descartaría que haya sido por despecho.

Que lo haga por hacerte daño.

O darte celos.

-Me da igual el motivo.

Lo que quiero es dejar de pensar en ello.

(RESOPLA)

Pasar página.

Fidalgo está de camino.

Se llevan a Konchalovsky al cuartel general.

¿Cómo está?

¿Por qué tarda tanto la ambulancia?

Esa bala era para mí, se puedo en medio para salvarme.

Es un superviviente nato.

Saldrá adelante, ya verás

No puedes irte todavía, ¿me oyes?

No puedes.

¿Ha perdido mucha sangre?

¡La ambulancia!

Irene, pregunta qué pasa con la ambulancia.

Sí, inspectora.

Está muy pálido.

El pulso es débil, pero constante.

Tranquila, en cuanto le hagan una transfusión se recuperará.

Aguanta, Fernando, por favor. Aguanta.

La ambulancia está en camino. Te pondrás bien.

Te quiero, hija.

Te quiero mucho.

Lo siento.

Siento haberlo hecho todo tan mal.

Lo sé, no hables.

Aprendí a ser un padre demasiado tarde.

Ya eres mayor.

Nunca estuve a vuestro lado cuando me necesitabais.

Pero todavía tienes a Leo.

Estoy segura de que lo harás muy bien.

Cuídalo mucho, por favor.

No hables, necesitas reservar fuerzas.

Dile a mi nieto cuando sea mayor

que su abuelo lo quería mucho.

Se lo dirás tú, lo harás tú.

Está aquí la ambulancia.

Tranquila, se lo llevan enseguida.

Por favor, escúchame.

(Música dramática)

¿Cuánto llevamos aquí?

(Música emotiva)

Ya no lo sé. Creo que dos o tres horas.

Es imposible llevar tanto tiempo y no nos hayan dicho nada.

¿Por qué lleva tanto en quirófano?

Eso significa que sigue luchando por su vida.

Cuando entramos dijeron que había perdido demasiada sangre.

¿Y si la bala le ha afectado a algún órgano vital

o si el cerebro está afectado por falta de riego?

Los sanitarios dijeron que no llegó a entrar en parada.

Todo va a salir bien.

Quintero es fuerte.

Los médicos de hoy en día casi hacen milagros.

Eso mismo pensaba yo.

Pero...

al verlo ahí tirado en el suelo...

No sé.

¿Y si no sale de esta?

No dejo de pensar en todo lo que no le he dicho.

Hay cosas que no hace falta decir.

Se saben.

Entre nosotros han pasado demasiadas cosas.

Nunca le he dicho

que he aprendido a quererlo.

Sabe que te preocupas por él.

Se lo has demostrado en muchas ocasiones.

Tantas como lo he odiado y lo he despreciado.

Aprender a quererlo no ha sido fácil.

Tú confía.

Seguro que se lo podrás decir tú misma.

Igual no soy capaz de decírselo en persona.

Lo he tenido debatiéndose entre la vida y la muerte

y no he sido capaz de despedirme.

Tampoco te culpes.

Estabas intentando darle ánimos.

Seguro que ha sido importante que estuvieras con él.

No puedo más, ¿por qué no nos dicen nada?

Voy a ver si consigo que me digan cómo va la operación.

Me quedo aquí por si sale de quirófano.

Hasta mañana, Álvaro.

¿Te quedas?

-Sí. He quedado con Sara y le queda un rato para salir.

Prefiero quedarme por aquí y solucionar algunos temas.

-Macho, menudo pibón. Parece una estrella de la tele.

Tendrá moscones a patadas.

-Ya te digo.

Pero no te creas, lo maneja bien.

Los mantiene a raya.

-Bueno.

No trabajes mucho, deja algo para mañana.

-Vale.

(Puerta)

(Puerta)

La última vez que nos vimos te dejé claro

que no quería verte por el barrio.

Eso incluye no acercarte a nuestros negocios.

-Vaya dos los Soler.

Parecéis papagayos.

¿Os adoctrina mamá Soler?

Pedazo de bruja está hecha.

-Que te largues.

(Música de intriga)

También sé manejar una de estas.

¿Pensabas que sois los Soler los únicos?

-¿Vienes a por tu pasta?

-Ese dinero lo doy por perdido.

Me gusta el juego,

pero hice mala apuesta recurriendo a tu madre.

A veces se gana, otras se pierde. Estoy acostumbrado.

Pero es solo eso, dinero.

-¿Entonces?

¿Vienes a por mí o qué?

-Vengo a recuperar mi orgullo y dignidad.

No dejaré que una loca y sus mierdas de cachorros

me traten como basura.

-Es lo que te mereces.

¿Pensabas que chulearle pasta a mi madre sería gratis?

-Gratis, dice.

La usurera se forra a intereses.

No sois mejores que yo.

Eso va a aprender hoy tu familia.

-No sé adónde quieres llegar.

Yo que tú guardaba eso y me iba.

Te prometo que no habrá represalias.

(RÍE)

-Tú me hablas a mí de represalias.

¿Por qué crees que he traído una pipa?

-Solo te vas a meter en más problemas.

-Al único al que veo en problemas es a ti.

Parece que sin tu hermanito y mamá no te desenvuelven tan bien.

-Me estoy cansando de tanta charlita.

Dime el mensaje que quiere mandar.

-De rodillas.

¡Que te pongas de rodillas!

El otro día tu querida mamá me arrodilló

y me golpeó con un taco de billar.

No me dolieron los golpes, sino la humillación.

Ahora me toca a mí.

Quiero ver cómo un Soler se humilla.

(Disparo)

(Móvil)

¿Claudia?

"¿Sabéis algo? ¿Cómo está Quintero?".

Está en el quirófano.

(SORPRENDIDA) "¿Todavía?".

Sí, no nos han dicho nada. Iker ha ido a ver si saben algo.

¿Qué ha pasado con Konchalovsky?

"Ha salido del juzgado, directo al módulo de aislamiento.

Será difícil que siga con sus negocios".

Pero no imposible.

Lo siento, te tengo que dejar. "No te preocupes".

¿Te han dicho algo?

Han hecho todo lo que han podido.

Su corazón sigue latiendo, pero ha entrado en coma.

Es un coma muy profundo. No responde a ningún estímulo.

(Música dramática)

Pero...

¿se va a recuperar o no?

Está con respiración asistida

y conectado a un medidor de actividad cerebral.

¿Qué significa eso?

Sus posibilidades de recuperación son nulas.

Hola, Paty. ¿Qué tal?

-¿Qué quieres tomar?

-Un botellín, "porfa".

Solo sino me lo tiras por encima.

-Qué gracioso.

Tranquilo.

-Mañana me vuelvo al curro ya.

-¿Patatas o aceitunas?

-Vale ya de estar borde.

Vienes al hospital y me imagino que te alegrarás del alta.

-Fui porque pensé que era grave y me asusté.

No te haré la ola cada vez que te vea.

Estoy superrayado con este tema.

Creo que no hice las cosas bien.

Y, no sé...

Al principio me molabas y me sigues molando.

Pero conocí a Paty y me lie.

¡Toni!

Para tu tranquilidad,

no somos víctimas potenciales de ese desgraciado.

-¿Eso cómo lo sabes?

Mujer, blanca, Distrito Sur...

Para mí que sois el blanco perfecto de ese criminal.

-No, ya lo vamos conociendo mejor.

Los de análisis de conducta nos han ayudado a elaborar un perfil

ya sabemos cómo funciona su mente y qué lo motiva.

-Ah, ¿sí?

Habéis hecho grandes avances.

¿Qué habéis descubierto?

Cuéntame cuál es su motivación.

El equipo no cree que haya esperanzas de recuperación.

Podemos pedir una segunda opinión.

Tiene que haber algo que se pueda hacer.

Esas pruebas siguen el mismo protocolo siempre.

De momento

lo alimentarán con suero y lo sondarán para que drene.

¿Cómo?

No puede hablar como si ya estuviese muerto.

Me salvó la vida, esa bala iba dirigida a mí.

Quintero ha sido herido en un operativo.

¿Qué ha pasado?

Le salvó la vida a Iker y recibió un disparo.

¿A Julio se lo habéis contado? Alicia lo llamó enseguida.

Va a coger el primer vuelo para venir.

Quintero y yo nos conocemos del barrio desde jóvenes.

Yo siempre le avisaba de que iba a acabar mal,

que no se juntase con gente peligrosa.

El tío era una bala y tiró por su lado.

Si me hubieran dicho que moriría como un héroe

hubiera pensado que me tomaban el pelo.

-Álvaro, tenemos que hacer esto rápido.

Si algún vecino ha oído el disparo

y han llamado a la policía estamos perdidos.

-Esto no está bien.

-¡Álvaro! ¡Basta de decir eso!

Escúchame, esto es muy serio.

Aquí no ha pasado nada.

¡Mírame! ¡Mírame!

Él no ha estado aquí.

Tú has estado solo trabajando hasta última hora.

-¿Para qué?

¿Para preguntar si está saliendo con Sara?

-No te digo que vayas despechada a pedir explicaciones,

pero por lo menos, no sé,

ves si es verdad lo que ha contado Ricky.

Creo que fue para picarte.

-Una cosa es que no les gustase que Álvaro saliese conmigo

y otra distinta que hayan empezado a inventarse chismes.

-Chica, tú misma.

Pero es la mejor forma de saberlo.

Y me habías dicho que tu relación te parecía un espejismo.

La mejor forma de comprobarlo es ir ahí

y mirarlo cara a cara y preguntar.

-Quizás me pasé dándole el ultimátum en el bar.

-¿Te vieron hablando con él?

-No, la camarera había entrado a la cocina,

le acababa de pedir una botella de ron miel.

No había más clientes. -¿Seguro?

(SARA) -¿Álvaro?

-¡Mierda, está ahí fuera!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 465

Servir y proteger - Capítulo 465

08 mar 2019

Konchalovsky retiene a Quintero e Iker y está decidido a matarlos. Mientras, en comisaría, intentan localizar al mafioso. Sara y Álvaro preparan su primera cita como pareja.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 465" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 465"
Programas completos (626)
Clips

Los últimos 2.087 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Cáncer

    Hola,Ladylu estoy de acuerdo en lo del principio,haber la policía tendrá casos que los resuelva en un pispas,pero los tendrá difíciles que les cueste Dios y ayuda y no lo dirán hasta que los solucione,tendrán que cooperar con el CNI o con quien les digan,sean importantes o no las comisarías,por todo esto y mas gracias a esta serie aprendemos una pequeña parte del trabajo policial,por eso y por entretenernos GRACIAS a todos los que lo hacen posible cada día,soi incondicional desde el capítulo 1al 465no he fallado ni uno,incluso bastantes los vuelvo a ver,gracias de nuevo.

    10 mar 2019
  2. Ladylu

    Yo tb soy fan y la sigo desde el inicio pero estoy de acuerdo q el cuento del CNI está pesado y aburridor y otra cosa q odio es ese recuento tan largo del inicio parece otro capítulo

    10 mar 2019
  3. Cáncer

    Hola siempre pendiente,dé todos y con vosotros,me encantais y sois de la familia,ADELANTE,que largo el finde.

    09 mar 2019
  4. Sara

    Yo volveré a ver la serie cuando desaparezcan los Soler, la ferretería y si aparecen buenas tramas como las de antes. Viéndola desde el primer capítulo lo e ahora, nada que ver. Somoza y Quintero, Antonio, Mayoral, Lola y Bremon, los Batista....vamos, nada que ver.

    09 mar 2019
  5. Nora

    Por fin un capítulo que ha hecho que esto se anime un poco. Buen trabajo del trío Q-A-I, a quienes apenas se ve últimamente pero que son de los más carismáticos de la serie. No estaría mal darles más protagonismo. Un descanso de los Soler y las niñas tampoco estaría mal. Pero, claro, todo es cuestión de gustos y de la simpatía por los personajes. Esperemos que los guionistas sepan mantener la calidad de las temporadas pasadas. Vamos a ver si esto no se apaga y disfrutemos del momento.

    08 mar 2019
  6. Amalia

    Que no muera Quintero !!!!!!

    08 mar 2019