www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5017318
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 457 - ver ahora
Transcripción completa

Mi mujer, Natalia, está ingresada.

Lo siento mucho. ¿Qué ha pasado?

Fuimos a la sierra y cogió frío.

La faringitis ha derivado en una neumonía.

Lo siento mucho, comisario.

No tiene que preocuparse.

En el hospital sabrán atenderla bien.

Seguro. Dele mis ánimos, por favor.

Gracias.

Aquellas mujeres...

que reniegan de dar vida...

se condenan ellas mismas a la oscuridad.

-Si te soy sincera, no tengo ningún instinto maternal.

De joven me horrorizaba

cuando mis amigas se iban quedando embarazadas.

-Te lo mereces.

¡Te lo mereces!

(GRITA)

¿Repetía "te lo mereces"

mientras intentaba estrangularte?

No creo que implique necesariamente relación con la víctima.

Puede haber escogido arbitrariamente a sus víctimas

y proyectar en ellas la figura de alguien a quien sí conoce.

Ha fracasado,

está herido y es probable que se sienta arrinconado.

Solo nos queda derrotarlo.

Lo vamos a atrapar.

-Olga...

¿Qué es esto, una venganza porque Toni me eligió a mí?

¿Te jode verme feliz?

-Estás siendo muy injusta.

-¿Injusta? Sal antes de que haga algo de lo que me arrepienta.

Estoy pensando en irme una temporada a Barcelona.

-No me gustaría que estando allí te dieras cuenta

de que has cometido un gran error.

-Eres mala persona, tía.

De verdad, espero que en Barcelona encuentre gente

en la que pueda confiar y ser feliz.

Me habéis jodido mi vida aquí.

-No te vas para seguir con tu vida.

Te vas por despecho, por lo que te han hecho.

Estás huyendo.

A la vida hay que plantarle cara. -Me quedo.

-Menos mal.

-No pienses que olvidaré lo que me has hecho.

Me has dado un palo muy gordo.

-¿No me vas a perdonar nunca?

-Vine a dejarte eso y ya está.

Os queda mucho que recorrer, pero Paty ha dado un primer paso.

"Por nuestras hijas, hermanas y madres, movilízate.

Únete a la caza del estrangulador". Lo que nos faltaba.

Tengo las IP desde donde se han mandado.

Ahí lo tiene, Íñigo Manchado. Tiene 14 años.

Estaba muy enamorado de Carolina,

la mujer de la panadería asesinada por el estrangulador.

El chaval no me raya nada.

El caso es que haya podido despertar los instintos

de gente más chunga que él.

-Sí, soy Pedro.

Las patrullas no serían de más de cuatro

o daremos el cante.

A las 21:00 en el punto de encuentro.

-¿Has terminado? ¿Te lo puedo retirar?

-Espera, no me ha dado tiempo a mirar.

-Es el emblema de la legión.

Oye, ¿habéis oído el nombre de este tipo?

(AMBAS) -Pedro.

-Si la policía no sabe hacer bien su trabajo

los ciudadanos deben aprender a defenderse.

-¡Eh! A ver, ¿qué pasa aquí?

-¿Qué coño te importa?

-Tranquilo, solo estamos hablando.

-Antes de tres te quiero fuera de mi local, ¿te enteras?

-Ibarra le clavó un punzón en la pierna y pudo escapar.

-El estrangulador está herido en una pierna.

Seguramente sea más fácil para nosotros localizarlo así.

-Ojalá.

-Para mí que lo tenemos más cerca de lo que pensamos.

-Es vez no he podido hacer justicia.

Pero no me voy a rendir.

No.

Has cavado tu propia tumba.

(Música emocionante)

-¿Quieres más leche fría?

-No, gracias. Está perfecto.

-Como te veo darle vueltas.

-Ya, pero no es por el café, es por el trabajo.

-¿Qué pasa?

¿Algo que se pueda contar?

-Que estamos con un tipo...

Es que no te quiero dar la plasta.

(Móvil)

Tengo que cogerlo.

Me pueden dar una información importante.

¿Sí?

Sí. ¿Qué pasa, Goyo?

¿Estás seguro?

Bueno.

¿No puedes pedirle que pregunte en otros tugurios de tatus?

Bueno, a ver qué pasa.

Venga. Te debo una, socio. Chao.

-¿Es lo que tiene tan agobiado?

-Es que no damos con Pedro, el nota que estuvo aquí ayer.

Tenemos que confirmar que es el responsable de la caza.

-Madre mía, qué mal rollo me dio.

-Sí, la verdad es que parecía un mal bicho, sí.

-Es de esas personas provoca rechazo solo oírlo hablar.

¿Sabes lo que te digo?

Además, tenía pinta de peligroso.

Ojalá lo cojáis antes de que pueda liarla.

-De momento no hemos podido desactivar la convocatoria

de la patrulla ciudadana esta de la noche de la caza.

Cuando una cosa rula por Internet no hay quien la pare.

-Por lo que le oí hablar por teléfono

parecía el cabecilla de todo el asunto.

-Estas patrullas ciudadanas son muy peligrosas

y si tienen un líder como este tipo la cosa se pone peor.

Ya has visto los comentarios en las redes,

estos condenan y acusan a cualquier sospechoso

sin preguntarle siquiera.

-No te preocupes, ya verás que lo pilláis.

-Pues eso espero.

No sabes la de recursos le estamos dedicando.

Estamos Espe, Nacha, Fede y yo a "full" con este tema.

Por no contar con las patrullas en la calle de los Z,

que llevan el retrato robot en el salpicadero.

-A ver, escucha.

He estado pensado mucho

en lo que ha estado pasando estos días

y en todos los problemas que nos ha causado.

He llegado a la conclusión de que para mí

Paty es muy importante.

En realidad es lo más importante para mí.

(Timbre)

Vale.

Hola. -Hola.

-Ya se ha ido mi madre.

-Ah, vale.

Dios, qué susto.

Me dices de venir a estas horas...

-Siéntate, voy a decir una cosa importante.

-Pero rápido, me tengo que pirar a comisaría ya.

-Sí, no te preocupes. Va a ser superrápido.

-Va ver... Eh...

Paty vino anoche a casa

y me dijo que no se va a ir a Barcelona.

-¿En serio?

Pero eso es guay, ¿no?

Lo dices como si fuera algo malo.

Ayer estaba convencida de que se iba a pirar a Barcelona.

Igual te ha perdonado a ti.

A mí no me va a perdonar.

-No, no creo que me haya perdonado.

Pero no te he dicho que vengas para hablar de Paty.

-Ah...

Me estás asustando un poco.

-A ver, yo he estado pensando mucho en todo lo que ha estado pasando.

He llegado a la conclusión

de que la amistad con Paty es lo más importante para mí.

-"Pa" mí también.

¿Qué me quieres decir?

(Música emotiva)

-Que he estado pensando mucho en...

bueno, en lo nuestro, y...

solo podemos ser amigos,

-¿Cómo que solo amigos?

-Sí, Toni. Amigos, solo.

-A ver, a ver...

Todo este lío se ha montado porque tú y yo nos gustamos.

Eso no hay que olvidarlo.

Ahora las cosas están delicadas porque es reciente,

pero en un tiempo. -No, en un tiempo tú y yo nada.

-¿Olga?

Está claro que entre tú y yo pasa algo.

No va a desaparecer así como así, es una tontería negarlo.

-Mira, Toni,

yo la he cagado,

pero he aprendido la lección.

No se lo podemos restregar a Paty por la cara.

-No es cuestión de restregar. -¿Cómo que no?

Si empezamos a salir, ¿cómo se va a sentir cuando nos vea?

-A ver...

Olga, escúchame...

Yo también quiero recuperar a Paty.

Pero... y lo siento, no quiero sonar insensible,

no me quiero perder lo que nos pueda pasar.

-Es que todo lo que podría pasar entre tú y yo

ya ha pasado.

Mira, yo sé que tú eres muy buen tío.

Me vas a entender porque tú en mi lugar harías lo mismo.

Paty es muy importante para mí.

-Igual que tú "pa" mí. -Toni, no me lo pongas más difícil.

Métetelo en la cabeza, vamos a ser solo amigos.

(Móvil)

-Dime, Soriano.

Vale.

Vale, voy, voy.

Venga, chao. Te veo ahora.

Me tengo que pirar.

(Música triste)

-A mí lo que más me joroba es que estemos tras este mentecato

en vez de unirnos contra el estrangulador.

-Es un justiciero de pacotilla y os está entorpeciendo la labor.

-Ya te digo.

-¡Buenos días! -Buenos días.

Oye, voy a baño un segundito.

-Buenas.

¿Soy yo o traes mejor cara que ayer?

-Por fin he conseguido dormir más de cuatro horas seguidas.

-Eso es que vamos mejorando. -Puede.

-También porque he tomado una decisión

y me he quitado un peso de encima.

No me voy a Barcelona ni a otro sitio, me quedo aquí.

Espero que quieras seguir contando conmigo.

-¡Pues claro que sí!

Ay, qué alegría, Paty. ¡Qué alegría!

Qué susto me habías dado, nena.

¿Y ese cambio de opinión?

-Por lo que hablamos ayer.

Tienes razón, huir es de cobardes.

No pienso tirar toda mi vida por rabia,

por un enfado con estos dos. Paso.

-Claro que sí. Menos mal que a veces me haces caso.

-Ya me fui una vez a Barcelona por Jairo

y cuando volví me di cuenta de que me encanta mi vida.

Me encanta el barrio, me encanta la gente, mi trabajo...

Y me gusta donde estudio. No voy a renunciar a todo eso.

-Claro, ¿por qué renunciar a todo por Olga y Toni?

-Aunque, bueno...

se me va a hacer duro verlos por aquí.

Ya está, he tomado la decisión, se lo dije a Olga y todo bien.

-¿Has hablado con Olga de esto?

(ASIENTE)

¿Quieres decir que habéis hecho las paces?

-¡Pero ni hablar!

Eso no lo voy a olvidar así como así.

-Bueno, yo estoy muy contenta de que hayas tomado esa decisión.

-¡Pero bueno!

¿A qué viene tanto abrazo?

-Paty, que al final se nos queda en Madrid.

-Vaya, me alegro mucho.

Aunque tu padre se había hecho ilusiones con que fueras allí.

Pero bueno, María estaba disgustadísima.

Así que me alegro muchísimo.

(Móvil)

¿Sí? Sí, dime, Nacha.

¿Un soplo de lo del legionario?

Bueno, espero que esta vez sea el bueno.

Venga, muy bien. Voy para allá. Venga, hasta ahora.

Apúntalo en nuestra cuenta.

-Venga, suerte.

(Llaman a la puerta)

-Perdona, pero está cerrado. -No soy un cualquiera.

¿Te has olvidado de mí?

-No, no me he olvidado. Pero repito, está cerrado.

-Deberías tener más cuidado y cerrar bien.

¿No sabes que hay un asesino que anda suelto?

-Espero al distribuidor.

Está a punto de llegar. -Tranquila.

Era solo una broma.

Te noto un poco tensa.

-Es que no sé qué haces aquí.

-Solo vengo a preguntarte algo.

Busco un club de tiro que está en un polígono del distrito.

¿Sabes cuál eso?

-Ni idea, no me suena.

-Dicen que es nuevo, abrió hace poco

y está que flipas.

-No sé. Búscalo en la aplicación de mapas del móvil.

Ahí lo encontrarás.

-Chica lista.

Lo voy a buscar.

Si lo encuentro puede que quieras venir.

-¿A un club de tiro?

Ni de coña.

-¿Eso por qué?

-No me va ese rollo.

(Móvil)

-¿Qué pasa, Edu?

Claro que sigue, ¿no lees los mensajes?

¿Te has fundido los datos viendo pelis guarras?

Nos vemos esta noche.

(Música inquietante)

Estará lleno de peña, daremos con él fijo.

¡Vega, canijo!

¿Por dónde íbamos?

Ah, buscaba un club de tiro.

Pero dices que no te va el rollo.

No has disparado nunca, ¿no? -No.

-Ah, ya me parecía a mí.

Quien ha disparado no puede decir que no le gusta.

Es una sensación flipante.

Es una liberación de adrenalina que ni una montaña rusa.

Es mejor que un pedazo de polvo.

-Te he dicho que no me va.

-¿Tampoco te va el sexo?

-¿Por qué no te vas ya?

-No tengas tanta prisa.

¿Cómo te llamas?

-Sara.

-Encantado. Yo soy Pedro.

Si voy a enseñarte a disparar necesito tu nombre.

-No voy a ningún sitio. Estoy ocupada.

-También estoy muy ocupado esta noche.

Tengo mucho que hacer.

Mañana por la tarde estoy libre para ti.

-Te he dicho que no.

Mañana tengo que trabajar también.

-Pero no creo que duermas aquí.

-Si quieres, paso a buscarte y vamos a bailar o tomar algo.

Conozco a los de la Red Star, nos dejarán entrar gratis.

-Otro día. Si no te importa, tengo que trabajar.

-Venga.

No te hagas la dura.

-¿Me paso a buscarte y vamos a tomar algo?

-¿Qué me dices?

-Vete, por favor.

-Con lo buena que estás y esa actitud.

¡Lo estás echando todo a perder!

-¿Pasa algo, Sara?

-¿Qué te importa lo que pase? ¡Largo!

-Estás en mi local.

No está abierto. El que se larga eres tú, vamos.

-Ah, que el jefe eres tú.

¿Por qué no le das la noche libre a esta preciosidad?

Nos queríamos ir a bailar y dice que tiene que trabajar.

-¿Pero de qué vas?

¿No te enteras o qué?

Contigo no voy a salir ni hoy ni mañana ni nunca.

-Ahora sacas el genio, ¿eh?

No disimules delante de tu jefe.

-Venga, tío. Para ya, ¿vale?

Te lo digo por las buenas.

Sal. -Tú a mí ni me tocas.

-¡Luis!

-¡Pero la información era buena!

-Sí, buenísima.

El del soplo ni se llama Pedro ni es legionario.

-Pero tenía un tatuaje de calavera.

Y había servido una año en el ejército de tierra.

-Pero hemos investigado su teléfono,

no tiene relación con el chat de la caza.

Una pérdida de tiempo, Nacha.

¿Dónde estabas?

-En el trono, que hay que decirlo todo.

-No hacen falta detalles.

Al lío, tenemos que encontrar al Pedro este como sea.

-Bueno, mientras vosotros estabais dándoos un paseo

yo he hecho algunas averiguaciones.

Y os presento a Pedro Aparicio.

Es un exlegionario fanático de las armas

y es socio de varios clubes de tiro del barrio.

Este es el famoso tatuaje, ¿a que mola?

-Sí, es el símbolo de la legión.

-Pero tiene una calavera en medio.

-¿Por qué abandonó el ejército?

Según se ve, el tipo está orgulloso de ser legionario.

-Él está orgulloso,

quien no está orgullosa es la legión.

-¿Por qué lo dices? -Porque lo expulsaron.

He pedido la ficha para ver si consigo averiguar

qué falta tan grave hizo que lo echaran.

-¿Cómo diste con él? ¿Puedo? -Sí.

-Mira, empecé rastreando foros

de gente a la que le gustan mucho las armas.

Luego precisé más con el ejército hasta llegar a la legión,

vi el tatuaje y ¡bingo!

-¿Has encontrado algún domicilio?

-Sí, la dirección IP la he rastreado y pertenece a un domicilio

que figura en el padrón municipal de Distrito Sur.

Lleva seis meses viviendo aquí.

-A por él, Nacha.

-Primero hay que llevarle la foto a María

para comprobar que fue el que vio.

-Bien pensado. Ya hemos metido la pata una vez.

-Tranquilos, lo he hecho yo también.

He hablado con María, le enseñé la foto

y ha corroborado que es el que estuvo hablando

sobre las patrullas ciudadanas.

-Bien jugado. -Fede, mira.

Veo que en varias fotografías lleva un arma.

¿Es la misma? -Sí, en casi todas es la misma.

Está registrada a su nombre, tiene licencia tipo F

y está perfectamente bien regulada.

-El problema es si se le ocurre llevarla esta noche

para encabezar las patrullas.

-No va a ocurrir porque lo vamos a encontrar.

Estoy deseando ver qué cuenta.

-Haz un favor, Fede: pásame la dirección al móvil.

(Mensaje)

Vale, ya está. Gracias.

-Lo que contaba te helaba la sangre.

¡Es una cría!

Y a la tutora se le caían unos lagrimones...

Fueron las amigas quienes le abrieron los ojos,

a ellas les habíamos dado el taller de prevención de maltrato.

Te estoy aburriendo, ¿no?

-Ah, no. Para nada.

Es muy interesante lo que me estás contando.

Y, sobre todo,

me alegro mucho por esa chica.

-¿Estás bien?

-Sí.

Un poco cansado y me ha dado el bajón de después de comer.

-Tranquilo, ahora te acompaño a la ferretería

dando un paseo y te despejas un poco.

(AHOGA UN GRITO)

(Música inquietante)

No quería hacerte daño. ¿Qué te pasa en la pierna?

-Que esta mañana he salido a correr y creo que me he pasado.

Veo las estrellas cada vez que me levanto y me siento.

-No sabía que corrieras.

-Ni yo tampoco.

Pero...

A ver, que es eso, que no tengo costumbre

y como he cogido un poco de peso

quería ponerme en forma, pero ha sido una mala idea

querer quemarlo todo en un día.

-Anda ya, si estás estupendo.

¿Sabes lo que vamos a hacer?

Esta noche te doy un masajito profesional

y te dejo como nuevo.

-¿Sabes dar masajitos profesionales?

-¡Claro!

De cuando estaba preparando las oposiciones para policía.

Como estaba todo el día en el fisio,

de tanto masaje una aprende.

Y, si quieres, luego vamos a la cama sin cenar.

Así no te tienes que preocupar por la figura.

-Me parece un plan muy tentador.

Pero es que esta noche tengo una cena

con los compañeros del antiguo trabajo.

-No me habías dicho nada.

-Sí te lo había dicho.

No te acordarás.

Aunque me apetece muchísimo quedarme contigo en casa, pero...

-Velas, masajista profesio... Bueno, profesional...

Particular mejor.

No sé, yo no me lo pensaría.

-Ya les dije que no la última vez.

-Vale, pues ya está, lo dejamos para mañana.

Pero me voy a mosquear como sigas pasando de mí.

-No digas eso.

Te prometo que te voy a recompensar.

-Mañana no hay excusas que valgan. -Lo prometo.

Vaya, nos tememos que ir.

-¿Qué tal la comida, chicos?

¿No queréis postre?

Nos han salido unas natillas buenísimas.

-Yo te invito

-pues nada.

Lo dejamos para otro día. El amigo tiene prisa y está a dieta.

-Serían solo dos menús, ¿no?

Te traigo la cuenta ahora. -Sí, sí.

-Lo siento mucho, Luis.

No sé cómo se ha colado ese cerdo. -No pasa nada.

No tienes la culpa.

No es grave, saldrá un moratón y ya está.

-Hola, vengo de la... ¿Qué ha pasado?

-Nada, un...

un cantamañanas se ha colado mientras Sara limpiaba.

-¿Te ha hecho algo?

-No, pero se ha puesto bastante pesado.

No sé qué hubiera pasado si no entrase Luis.

-¿Pero quién es? ¿Un cliente habitual?

-No lo vi en la vida.

Pero en seguida me di cuenta de que era un broncas.

-Se llama Pedro.

Estuvo aquí ayer y tuvo un enfrentamiento con Ricky.

Tuvo que usar lo que aprendió en la clínica

para no cruzarle la cara.

-Pues menos mal.

El tipo es peligroso.

Me ha tumbado de un puñetazo por decirle que saliera.

Llevaba un tatuaje, ¿no?

-Sí, me estuvo contando que era el emblema de la legión.

-¿Y? -Es su actitud, Elvira.

Creo que puede ir armado.

Dice que practica tiro y, si quería, me enseñaba a disparar.

Fijo que lleva una pistola.

-Me dijo que le diera la noche libre a Sara

para que saliera con él.

Evidentemente, a ella no le apetecía nada.

-¿Quería llevarte por la noche a disparar?

-Eso fue al principio.

Cuando vio que las armas no me iban cambió de estrategia

y me dijo de tomar algo en la Red Star.

Conoce a uno de los puertas.

-No me extraña, es un armario como ellos.

-¿Por qué no lo denunciamos?

Me da rabia que un imbécil como él ande suelto.

-No, ya hemos tenido bastante policía.

Cuanto más lejos mejor.

Prefiero dejar este asunto correr.

Si vuelve ya veremos lo que hacemos con él.

Y vamos a abrir, que ya es tarde.

-Habría que ponerlo en su sitio, y no me refiero a la policía.

-Está demasiado reciente lo de Nano Morales.

No podemos dar leña a todo el que se nos pone por delante.

Solo era un "machirulo" cabreado.

-Que volverá porque nadie le ha parado los pies.

-Si vuelve ya me encargaré yo de él.

Me ha cogido desprevenido, pero no la próxima vez.

Déjame arreglarlo a mi manera.

-¿Te duele?

Bueno, me voy.

Si ese desgraciado vuelve a aparecer avísame de inmediato.

-Claro, Elvira.

-Bueno...

Hasta luego. -Adiós.

-Hola.

-No te había visto entrar.

-¿Podemos hablar?

-Estoy un poco ocupada, no sé si lo ves.

-Será solo un momento, de verdad.

-Rapidito. Espero que sea importante.

-Sé que te lo dije ayer, pero te lo vuelvo a decir:

estoy muy feliz de que no te vayas a Barcelona.

-Muy bien.

¿Sabes que no cambia lo que ha pasado entre nosotras?

-Para mí sí lo cambia.

La última vez que te fuiste lo pasé muy mal y eché de menos.

-Eso que me estás contando no cuadra nada

con lo que me habéis hecho.

-Sé que la he cagado, de verdad.

Solo quiero que las cosas sean como antes entre nosotras.

-No sé cómo ahora que estáis juntos.

-No, ya no.

Esta mañana le he dicho que no quiero nada con él,

solo recuperar tu amistad.

-A ver lo que aguantáis.

-Te lo digo en serio.

Aunque estés dos meses sin hablarme no volveré con él.

-Muy bien, Olga. Haz lo que quieras.

Pero eso no va a conseguir ablandarme.

¿Algo más?

-Sí.

Había pensado que si hago magdalenas a lo mejor te puedo traer alguna.

-Mira, haz lo que quieras.

Pero vamos,

que pastelitos y palabras bonitas no van a solucionar nada.

Científica no ha podido encontrar

ninguna pista determinante que conduzca a un único sospechoso.

¿No han aislado ninguna huella?

En la zona acotada por el ataque no había huellas.

En la zona donde hay huellas

es imposible determinar cuáles pertenecen al atacante.

Entiendo.

También han terminado de analizar las cámaras de vigilancia.

La más cercana está a más de dos kilómetros.

Demasiado para poder encontrar algo determinante.

Ya, pero teníamos la esperanza

de ver la imagen de un tipo cojeando

en los minutos posteriores al ataque.

Posiblemente se fuera de allí en coche.

¿Y restos de sangre o de fibras? El punzón atravesó la ropa.

La herida tuvo que sangrar.

Ya, Montse, pero Científica volvió al lugar de los hechos

por la noche para utilizar la luz azul

y tampoco encontraron nada.

También da negativo en restos de fibras, fluidos corporales,

y cualquier tipos de restos que puedan asociarse al atacante.

Creí que de mi ropa se extraería algo, veo que no.

Si pudiera recordar algún detalle más...

No te preocupes, Montse.

Los agentes han peinado la base de datos policiales buscando

posibles sospechosos con la descripción que diste.

Hemos interrogado a todos los sospechosos de la zona

fichados por delitos de violencia contra las mujeres

y no había ninguno con una herida en la pierna.

¿Y sobre la cámara de fotos instantáneas?

¿No hay pistas?

Estamos trabajando sobre el terreno.

Hemos ido a todos los comercios que pueden vender material similar.

Hemos establecido un rango de unos seis meses anteriores.

No me gusta ser pesimista,

pero puede que la compara por Internet.

Es lo habitual con ese tipo de tecnología.

Tiene que haber algo que podamos hacer.

No me digáis que me resigne a que ese degenerado ande suelto.

Es un peligro para todas.

Tranquila, Montse. Daremos con él, ya lo verás.

No hemos dejado de buscar.

¿En serio? -Pues sí.

Llegaba de la gestoría y me encuentro que a tu hermano

le han dado un puñetazo.

-No me lo puedo creer.

-Pues así ha sido.

Parece que ese tipo ha entrado esta mañana,

estaba acosando a Sara, llegó Luis, le dijo que se fuera

y le ha pegado un puñetazo.

-¿No tendrá que ver con Morales?

-No. Parece que estuvo incordiando ayer.

Dice Sara que tuvo un encontronazo contigo.

-¿Conmigo? -Sí.

Es un tío que chuleaba de un tatuaje que llevaba de la legión.

-Sé quién es.

Si le hubiera partido la cara se lo hubiera pensado.

-No, Sara ha dicho que estuviste muy bien.

-¿Bien? Me porté como un cobarde.

-Como un hombre inteligente.

-Hice lo que me enseñaron.

-Te tragaste las ganas de montar bronca.

-Ahora Luis paga las consecuencias.

¿Qué? ¿Cómo está?

-Bien, está bien.

Lo que más le duele es el orgullo.

-Normal.

Habrá hablado con los suyos para buscarlo y partirle la cara.

-Tu hermano no es de esos, hijo.

-A veces pienso que no tiene lo que hay que tener.

-Es más de pensar que de hacer.

Dice que si vamos tras ese matón de discoteca

llamaremos la atención de la policía y no quiere líos.

-Eso es lo que dice él. ¿Pero qué dices tú?

¿Nos quedamos de brazos cruzados? -Para nada.

No podemos consentir que se sepa que ese macarra.

Entró en el pub y tumbó a tu hermano.

¡A los Soler no los toca ni Dios!

Además, necesita saber que nos debe un respeto.

-Puedes contar conmigo para lo que quieras.

Me encanta dar lecciones a los que no saben dónde se meten.

-Sabía que cuando te enteraras

querrías ponerlo en su sitio.

-Ahora hay que encontrarlo.

Iré al Moon Light, a ver si Sara sabe algo,

le ha dejado el teléfono o algo.

Tranquila, no le diré nada de lo que quiero.

-No hace falta que vayas. Dice Sara

que la movida ha empezado porque ese tío

quería que lo acompañase a la Red Star.

Parece que tiene un colega que es uno de los puertas, ¿sabes?

-Pues nada, de colega a colega. ¿Te acuerdas del Bala?

(ELVIRA ASIENTE) Está echando horas extra en ese bar.

Si el tío va de flipado siempre seguro que lo tienen fichado.

-Me ha dicho que se llama Pedro.

-Pues nada. Preguntaré al Bala, a ver si sabe algo, ¿vale?

-Oye, ve con cuidado.

Parece que es carne de gimnasio y que le gustan las armas.

-No te preocupes, iré con "cuidao".

¡"Flipaos" de gimnasio a mí"!

-Ay, Dios.

-Oye, cuando el Bala me diga algo te cuento.

Hasta luego. -En serio, ve con cuidado.

-En mi cabeza no para de retumbarme la misma pregunta una y otra vez:

¿por qué a mí?

¿Por qué me eligió a mí?

No pienses en eso, Montse.

En la investigación hemos buscado coincidencias entre las atacadas

y no hemos podido encontrar ningún patrón hasta ahora.

Posiblemente se trate del azar.

Pero me dijo: "Te lo mereces".

Eso lo recuerdo perfectamente.

No le busques lógica a esa frase.

Eso formará parte de su enajenación o de una transferencia mental

quítate eso de la cabeza.

Ten claro que el único culpable es él, tú eres la víctima.

Tienes razón.

El cansancio me está pasando factura.

Tienes que dormir. Necesitas descansar, vente a casa.

¿Quiere que te acompañen?

No, no es necesario, pero gracias.

Siento no haber podido ser de más ayuda.

No empieces otra vez con eso.

Eres la única testigo, te necesitamos en plena forma.

Seguiré vuestro consejo,

pero si hay cualquier novedad llamadme.

Cuenta con ello. Venga.

Chao.

¡Ánimo, Montse!

¿Qué andas pensando?

Montse acaba de decir una cosa que tiene mucho sentido.

¿Por qué la eligió a ella?

¿Y por qué repetía "te lo mereces" mientras intentaba estrangularla?

Habíamos descartado un ataque personal.

No hemos encontrado un nexo entre las víctimas.

Creo que la investigación debe ir por ahí.

¿Por qué? ¿Por qué las elige a ellas y no a otras?

¿Por qué las castiga?

¿Por qué castiga a esas mujeres?

Ahí está la clave.

¡Eh!

¿Qué pasa?

-¿No eres el del otro día en el pub?

-Veo que te acuerdas de mí.

-¿Te mandan para que me des un recado?

-Mira, tengo un recado, pero es de mi parte.

-Date prisa.

Tengo cosas mejores que hacer que escuchar a un calzonazos.

-¿Lo notas?

¿Notas el pincho?

Ahora no te pones tan gallito.

-¿De qué vas?

Vengo a enseñarte modales.

Esta mañana has vuelto a mi bar y has vuelto a molestar a Sara.

Y el tío que te ha dicho que pararas y te largaras

es mi hermano.

Tú le has dado una paliza. No lo puedo pasar por alto.

-Estás loco, tío. -No.

No estoy loco.

Es que a los Soler no nos gusta que nos toquen.

Es una cosa de familia.

-Demuestra que tienes huevos y pelea de hombre a hombre,

sin armas.

-Ese rollito de las armas es solo para ligar con las camareras, ¿no?

Mira, no es cuestión de hombría, es para darte una lección.

-¿Vas a rajarme en la calle? -Hoy no.

Pero cuando más tranquilo estés, y creas que puedes bajar la guardia,

ahí te voy a encontrar.

-¿Pedro Aparicio?

-Esos son los malos.

Como digas de la navaja cuento de la brigada ciudadana.

-¡Buenos días! -¡Oficial Aguirre!

Lo buscábamos, señor Aparicio.

Ricky, ¿qué tal? ¿Qué haces? -Nada.

Me he encontrado con un cliente y hablamos.

-¿Es cliente habitual del Moon Light?

-Sí, he ido un par de veces.

-¿A qué? -¿A qué va a ser?

A tomar copas. -Le pregunto a él.

-Sí, soy cliente de allí, pero no he ido tanto.

-Tenemos que hacerle unas preguntas, acompáñenos a comisaría.

-¿De qué se trata? ¿Estoy detenido? -No.

Son preguntas rutinarias

en relación a la noche de la caza, ¿le suena?

Venga, vamos.

-Venga, no nos lo pongas más difícil.

-Vamos.

-Qué suerte que siempre vayas al mismo supermercado

y una vecina lo haya contado.

-Buenas tardes.

Para poder atrapar al estrangulador tenemos que comprenderlo.

Tenemos que saber las motivaciones para elegir víctima.

Es la frase que le dijo a Montse mientras la atacaba.

Es que yo creo

que en esta frase es dónde está la clave.

Ayer comentaste que puede ser un castigo.

¿Por qué las castiga?

¿Qué ha hecho de malo a sus ojos como para hacerles algo así?

Hay una forma de averiguarlo:

encontrar qué tienen las víctimas en común.

Tenemos que analizar sus vidas a fondo.

Lo hemos hecho, no hemos encontrado nada en común.

Ni lugar ni aficiones, edad o parecido físico.

Y, sin embargo,

el hombre que las escoge para estrangularlas

no lo ve de esa manera.

Algo tienen las cuatro mujeres en común

que le ha suscitado el deseo de acabar con ellas.

O hay otra posibilidad.

Que no haya nada que buscar.

Se lo dijiste a Silvia,

puede ser tan evidente como que odia a las mujeres.

Quizás el patrón sea elegir mujeres y matarlas cuando tiene ocasión.

No.

Un dato de Ibarra no encaja con esa teoría:

la foto.

Nos lleva a pensar que es fetichista,

que guarda un recuerdo de sus castigos, ¿no?

Eso induce a pensar que planifica sus crímenes.

La foto quizás prolonga la satisfacción

que consigue al quitarles la vida.

Eso sigue sin hablarnos de sus motivaciones reales.

Tenemos que desmenuzar la vida de esas cuatro mujeres.

Buscar coincidencias, no sé,

de las más obvias a las más descabelladas.

Aficiones, lugares, familiares...

enfermedades, operaciones de apendicitis,

abortos, un implante en la boca, lo que sea que las una.

Ah, y llamar a la UCIC a ver si tienen el informe.

Trabajaremos en el perfil psicológico

con lo poco que sabemos del asesino.

Es la única forma de ir por delante antes de que haya otra víctima.

Necesitamos encontrar la conexión de ese hombre y sus víctimas.

Pareja, maternidad, profesión... ¡Etcétera!

¿Habéis terminado ya?

Sí, vamos a estudiar de nuevo a las víctimas y sus entornos.

A ver si encontramos coincidencias.

Pedid ayuda de cualquier agente si lo necesitáis.

El caso es prioritario.

¿Qué tal ha ido? Bueno...

Pensé que te ibas a pasar.

Ha sido imposible.

Me han llamado del hospital. Natalia tiene fiebre.

¿No le iban a dar el alta?

Eso pensaba,

pero en las últimas horas ha empeorado.

Recogeré unas cosas y pasaré la noche en el hospital.

Vaya, lo siento.

Si necesitas cualquier cosa, ya sabes.

Me da rabia no poder cantarle las 40 a ese justiciero.

No te preocupes, Nacha y Elías están en interrogatorios.

Me paso ahora a ver cómo están las cosas.

Lo importante es que no salga esa patrulla a cazar.

Duro con él, hasta luego. Hasta luego.

Recuerdos a Natalia.

(Música emocionante)

Si hicierais bien vuestro trabajo los vecinos no saldríamos

a proteger las calles.

-¿Crees que nos tocamos las narices o qué?

Aquí se curra, pero usamos la cabeza.

¿Cuánto tardamos en dar contigo? Nada.

-Porque no me escondo.

Soy un ciudadano español, honrado.

Estoy orgulloso de lo que haré.

-Lo haces para lucirte, ¿verdad?

-Porque amo mi país.

-¿Qué tiene que ver con montar un linchamiento?

Te lo voy a decir por última vez:

te enfrentas a un delito muy grave e irás al talego.

Puedes salvar el culo si desconvocas la bobada de la quedada.

-La gente es libre de hacer lo que quiera.

Buena noches. Inspectora jefe Miralles.

Le agradezco que se haya prestado a venir.

He respondido a las preguntas.

Les he dedicado el tiempo suficiente.

Tengo cosas que hacer.

-Sí, organizar la noche de la caza debe llevar su tiempo.

-Estoy preocupado por la inseguridad de las calles.

Hay un asesino que anda suelto y tiene aterrorizadas a las mujeres.

Quiero que se acabe.

Nosotros también.

Por eso tengo que pedirle

que suspenda la convocatoria de salir a patrullar esta noche.

No les impido salir a hacer su trabajo.

No me impidan cumplir con mi deber ciudadano.

-¿Cómo piensa hacerlo, señor Aparicio?

¿Sacando a pasear su arma?

-Aquí el amigo Pistolillas, ¿eh?

Le gusta practicar tiro y, además, lucirse en las redes, ¿verdad?

-Esa arma es perfectamente legal. Está registrada.

No la sacaré con las patrullas.

Voy a creerle y suponer

que esa arma solo la usa para practicar tiro.

¿Puedo tutearle, señor Aparicio?

Sí, claro. Bien.

¿No oíste nada más? -No.

Solo que se lo llevaban

para preguntarle sobre la noche de la caza.

-Ya...

La policía no te vio la navaja, ¿no? -No.

No se dieron cuenta de nada.

-¿A Pedro le quedó claro que nadie nos toca?

(ASIENTE) -Le dije que con la policía chitón.

-Oye, ¿qué es eso de la noche de caza?

-Patrullas vecinales que están organizando

para pillar al estrangulador.

-Ya. ¿Este Pedro forma parte de ellas?

-Debe ser de los organizadores.

Vamos, por lo que me dijo Sara.

La verdad es que al capullo ese le pega todo.

-¿De qué capullo habláis?

-Del que te ha partido la cara.

-¿Qué pasa con él?

-Tu hermano le ha dicho cómo tiene que tratar a los Soler.

-¿Qué pasa? ¿Has manado a Ricky para que lo amenace?

Quedamos en dejarlo pasar.

-No, hijo.

En eso habías quedado tú.

No me puedo quedar de brazos cruzados

si viene a casa un tío a marcarnos con una meadita.

-Joder, qué manía tienes de meterte en todo.

-Que te tumben de un puñetazo en tu local sí es cosa mía.

Eso nos afecta a todos.

Si se corre la voz nadie nos va a tomar en serio.

¿Quién hará negocios con nosotros si dejamos pasar algo así?

-¿Qué le has hecho?

-Nada.

Solo lo he asustado un poco.

En el mejor momento llegó la policía para llevárselo.

-¿Qué policía?

-Esa que va de secreta.

Nacha, creo que se llama. Ha venido alguna vez al bar.

-Sí. -De todas formas

cuando llegaron ya había guardado el pincho.

-¿El pincho?

Joder, mamá, ¿ves lo que pasa por ir a tu bola?

-Ese no va a hablar.

-Lo amenacé con chivarme a la policía si habría la boca.

Y si habla es su palabra contra la mía.

-La cosa no ha terminado aquí. No sabemos lo que puede decir.

-Mira, tu hermano hizo lo que debía.

-Voy a dormir, estoy reventado. Vamos a dejarlo.

-¿No quieres cenar?

-Se me ha quitado el hambre.

-Menos mal, no había nada.

Voy a repetirte por las buenas

que desconvoques esa locura de la noche de la caza.

¿Si me niego qué va a hacer?

Pedro...

has pasado por un cuerpo de seguridad

y sabes que es el Estado quien debe garantizar

la seguridad ciudadana.

Pero como alguien no hace su trabajo

las calles no son seguras para las mujeres.

Dudo mucho que un grupo de vecinos

se pueda enfrentar a un asesino en serie

por buena voluntad que le pongan.

Pone en peligro a esas personas.

Esas personas están bien organizadas.

Sé lo que hago.

Entonces también sabrás

que podemos hallar motivos para encerrarte en el calabozo.

Verás, lo primero que vamos a hacer

va a ser hablar con todas personas a las que has convocado

y hablarles de tu pasado.

¿Mi pasado? Sí.

Es justo que sepan en manos de quién están antes de embarcarse

en algo tan grave.

¿De qué habla?

De los motivos por los que te expulsaron de la legión.

Como verás,

sabemos hacer muy bien nuestro trabajo, chaval.

Aquí consta que tuviste numerosas sanciones disciplinarias

y que eras consumidor habitual de estupefacientes.

En el expediente también consta

que diste varias veces positivo en cocaína y cannabis.

-Pasó hace mucho tiempo, ya no consumo.

Desde que salí de Melilla estoy limpio.

¿Y de xenofobia estás limpio?

Porque al poco de expulsarte del cuerpo

fuiste detenido por agresión a una vecina de color.

Se me fue la fuerza por la boca.

La llamaste "negra de mierda" y cuando quiso acudir a la policía

la agrediste para disuadirla.

También podrá ver que pagué una multa.

Estoy en paz con la justicia.

Eso es lo que tú dices.

Pero me gustaría saber qué opinan

esos compañeros de patrulla a los que has convocado.

Tal vez piensen que no eres el líder

con el que salir a cazar.

Se trata que te sigan, ¿no? Ese es el objetivo.

-Está bien.

Suspenderé lo de esta noche.

No quiero más movidas.

-Lo que no quieres es ir al talego.

Ahora que le has visto las orejas al lobo es mejor colaborar.

Hazlo ahora.

Quiero acabar con esto cuanto antes.

¿Está bien?

Está mejor.

¿Sabes una cosa?

Una de mis mejores amigas

sirve en la legión, en Viator,

en Almería.

Es la persona más íntegra y profesional que conozco.

Es una lástima que haya personas como tú

que ensucien ese emblema que llevas tatuado.

Hemos terminado.

-Bueno, por ahora.

Voy a tenerte bien vigilado.

Así que ándate con ojito.

-Pues nada, ya está.

Le he dicho a mi padre que me quedo.

-Con la ilusión que le haría tenerte allí.

Pero me alegro mucho, Paty.

Es la mejor decisión que podías tomar.

Las cosas hechas por despecho al final no salen bien.

-No, si ya.

Además, ¿quiénes son Olga y Toni para cambiarme la vida?

No tengo que depender de lo que haga nadie.

-Claro que no. A eso se le llama madurar.

-Y si deciden seguir saliendo como si no, me da igual. Paso.

-¿Cómo es eso de si deciden seguir saliendo?

-Nada, nueva de Olga.

Que valora un montón mi amistad y por eso no saldrá con Toni.

¿Te lo puede creer?

-Mujer, pues sí.

Tiene derecho a cambiar de opinión,

como tú con lo de irte,

-Vale, pero no compares.

Si tanto valora mi amistad,

para empezar no tenía que haber empezado nada con Toni.

-Buenas.

-Buenas.

-Buenas noches.

-Ponme un botellín.

(Móvil)

Dime.

Has leído bien, lo de esta noche se suspende.

Porque la policía se ha enterado y me ha obligado a suspenderlo.

Eso quisiera saber, cómo han dado conmigo.

Con la poli encima será mejor que cambiemos de estrategia.

No nos quedaremos de brazos cruzados mientras ese mierda

sigue estrangulando a las mujeres del barrio.

Claro que sí.

Venga.

¡Tú!

¿Se puede saber qué miras?

-Nada, perdona. Sigo con lo mío.

(FARFULLA)

-No le hagas caso, su cabeza no da para más.

-¿Lo conoces? -Pues sí.

Es de la gente que no me gusta tener por aquí.

-Es el cabecilla de las patrullas que buscan al estrangulador.

-Ah, ¿sí?

-Sí. Aunque la idea parezca buena entorpecen la labor de la policía.

-La policía va tras él

y ha cancelado el evento de esta noche.

-Un montón de agentes han tenido que ir tras él

en vez de dedicarse al estrangulador.

¡Un cabeza así al frente de una patrulla ciudadana!

Se la pueden liar al primero que pase.

-Claro, por eso estaba tan enfadado.

-La policía le ha chafado la diversión para esta noche.

-Pero lo has escuchado: el de esta noche.

Ha dejado bien claro que no van a parar de buscarlo.

(RESOPLA) -Qué cabeza, Dios mío.

¿Te pongo algo más?

-Sí, ponme otro descafeinado.

-Ahora mismo.

(Timbre)

Emilio...

¿Qué ha pasado?

Perdóname, es que...

es que no sabía bien dónde ir.

Tranquilo. Pasa, pasa, siéntate.

¿Quieres un café?

¿Cuántas horas has dormido? -¿Qué?

-Ayer te oí llegar supertarde de comisaría

y te quedaste trabajando hasta las tantas.

Y tienes energía, ¿cómo lo haces?

-Es que Alicia y yo hemos encontrado

claves sobre las motivaciones del estrangulador.

-¿En serio? -Espero contarlo en el "briefing".

Hemos dado un gran paso. Estamos mucho más cerca de él.

-¿Tan pronto ya trabajando?

-Nada, estoy haciendo el informe trimestral de la UFAM.

Se lo tengo que entregar a Bremón.

Además, se lo tengo que entregar muy pronto.

Mejor lo termino en comisaría y hora me voy a duchar.

-A duchar conmigo. -Sí...

¡Contigo no, no!

¡No, no me líes! Me voy.

(Cierra la puerta)

Sabíamos que había una conexión coherente

dentro de la lógica enferma de este hombre.

Por eso, al tratarse de un asesino de mujeres adultas

partimos de una patología basada en Edipo.

Es decir,

de problemas con los progenitores.

Los psicólogos que han colaborado nos indican

que casi todas estas desviaciones psicosexuales

están vinculadas con experiencias traumáticas en la infancia.

A menudo problemas con la madre.

Por tanto, la pregunta correcta no es qué relación tienen entre sí

las víctimas como mujeres,

sino qué relación tienen como madres.

(AHOGA GRITOS)

-¡Damián, Damián!

(GIME)

¡Damián!

-Lo único que te queda es esperar

que las aguas vuelvan a su cauce

y, sobre todo, que ellas hagan las paces.

-¿Y mientras yo qué?

Esperar aquí como un perro apaleado.

-Es una manera de verlo, sí.

Voy a hacerte otro café, anda.

Paty, ve preparándome otro café con leche.

-¿Para quién?

-"Pa" mí. Dame un minuto, por favor.

-Tengo un minuto para hacer café, no para hablar.

Lo hago porque me lo pide María y eres cliente.

-Escúchame un momento.

-Ni uno mi diez.

Hemos conseguido frenar la locura de la noche de la caza,

pero todavía no podemos bajar la guardia. ¿entendido?

Aparicio no es de los que se rinden. Sí.

Tenemos que estar alerta, Fede, por si hay un repunte en redes.

Delo por hecho, inspectora.

Y los que patrulláis

estad atentos por si hay un conato de organización parapolicial.

Si estás molesta te pido perdón.

-Ya no me vale.

-Nunca es tarde para rectificar.

Estoy seguro de que nos llevaríamos bien.

Si no tuvieses de jefes a esos Soler...

-Que me dejes en paz.

-No te dejes engañar por las apariencias.

No soy otro de tus clientes babosos.

Te lo digo claramente:

me gustas y quiero pasar un buen rato contigo.

-Eres un capullo.

¡Suéltame!

¡Que me haces daño!

-Al daño solo hay un paso, tengo unas manos flipas.

-¿Estás sordo? ¿No la has oído? ¡Que la dejes!

-Deberías recordar aquella conversación

que tuviste con el comisario Bremón y la inspectora Miralles

y no joderme tanto.

-¿Me estás amenazando?

-Elías, por favor, deja ya de hacer el ridículo.

-El ridículo lo harás tú cuando sepan la verdad.

-¿Quieres dejarme en paz? ¡Elías!

Inspectora...

Te pueden expedientar por agredir a un ciudadano.

¿Un ciudadano? ¡No me hagas reír! Sí.

¿Estás bien? Sí.

-¿Qué pasa aquí, Alicia?

¿Qué?

Lo proteges.

(PABLO) -"¿Es Pedro Aparicio?". -¿Quién pregunta?

-"Un vecino que quiere ayudar

para que cacéis a ese malnacido".

-La gente que se esconde en el anonimato son unos cobardes.

-"No doy la cara porque tengo razones.

Pero si no estás interesado en saber quién es el estrangulador, cuelgo".

-Habla, ya veremos si me interesa.

-"Se llama Luis Soler.

¿Lo conoces?".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 457

Servir y proteger - Capítulo 457

26 feb 2019

La policía averigua quien está detrás de las patrullas ciudadanas. Mientras, Pedro molesta a Sara y Luís interviene. Miralles pide a Alicia y Silvia que averigüen que tienen en común las víctimas del estrangulador. Pablo evita pasar la noche con Espe para que no vea su herida en la pierna.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 457" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 457"
Programas completos (478)
Clips

Los últimos 1.608 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 475 Completo 58:15 94% ayer
    Capítulo 475 ayer La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 474 Completo 57:35 93% pasado jueves
    Capítulo 474 pasado jueves La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 473 Completo 56:52 100% pasado miércoles
    Capítulo 473 pasado miércoles La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 472 Completo 57:45 100% pasado martes
    Capítulo 472 pasado martes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 471 Completo 57:08 100% pasado lunes
    Capítulo 471 pasado lunes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 470 Completo 58:10 98% 15 mar 2019
    Capítulo 470 15 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 469 Completo 58:07 98% 14 mar 2019
    Capítulo 469 14 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 468 Completo 54:39 98% 13 mar 2019
    Capítulo 468 13 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 467 Completo 58:10 99% 12 mar 2019
    Capítulo 467 12 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 466 Completo 58:10 100% 11 mar 2019
    Capítulo 466 11 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 465 Completo 56:11 92% 08 mar 2019
    Capítulo 465 08 mar 2019 Konchalovsky retiene a Quintero e Iker y está decidido a matarlos. Mientras, en comisaría, intentan localizar al mafioso. Sara y Álvaro preparan su primera cita como pareja.
  • Capítulo 464 Completo 55:30 95% 07 mar 2019
    Capítulo 464 07 mar 2019 El CNI se dispone a detener a Konchalovsky. Tras el caso de los cangrejos chinos, la policía descubre una trama de tráfico de personas. Espe empieza a pensar que ha llegado la hora de cortar con Pab...
  • Capítulo 463 Completo 57:49 96% 06 mar 2019
    Capítulo 463 06 mar 2019 Mientras continúa la búsqueda del armamento químico, Konchalovsky cita a Quintero para la mañana siguiente. Elvira convence a Álvaro de que no acuda a la policía. Harta d...
  • Capítulo 462 Completo 57:18 98% 05 mar 2019
    Capítulo 462 05 mar 2019 Quintero consigue colocar un localizador en la chaqueta de Konchalovsky. Silvia y Fede encuentran a Kim, pero el caso se complica. Elvira y Ricky deciden dar un escarmiento a Manzanedo. Bremón decide coger...
  • Capítulo 461 Completo 57:32 99% 04 mar 2019
    Capítulo 461 04 mar 2019 Iker pide a Quintero que coloque un localizador a Konchalovsky. Silvia y Fede descubren el enlace de la mafia que controla el tráfico ilegal de cangrejos. Elvira presta dinero a un ludópata. Pablo a...
  • Capítulo 460 Completo 58:26 92% 01 mar 2019
    Capítulo 460 01 mar 2019 Para indignación de Silvia, Miralles la aparta del caso del estrangulador y le asigna a uno de tráfico ilegal de cangrejos chinos. Konchalovsky contacta con Quintero y accede a venderle armas con un...
  • Capítulo 459 Completo 56:56 94% 28 feb 2019
    Capítulo 459 28 feb 2019 La policía sigue el rastro de Pedro Aparicio, que se ha dado a la fuga. Toni se recupera del navajazo. Olga pide a Paty que le acompañe al hospital. Elvira intenta que Álvaro vuelva a casa.
  • Capítulo 458 Completo 56:19 100% 27 feb 2019
    Capítulo 458 27 feb 2019 La investigación de Alicia y Silvia comienza a dar sus frutos. Sabiendo que le pisan los talones, Pablo decide pasar a la acción. Pedro recibe una llamada en la que acusan a Luis Soler de ser el est...
  • Capítulo 457 Completo 55:20 100% 26 feb 2019
    Capítulo 457 26 feb 2019 La policía averigua quien está detrás de las patrullas ciudadanas. Mientras, Pedro molesta a Sara y Luís interviene. Miralles pide a Alicia y Silvia que averigüen que tienen en co...
  • Capítulo 456 Completo 55:25 100% 25 feb 2019
    Capítulo 456 25 feb 2019 Miralles y Silvia investigan el ataque del estrangulador a Ibarra. Mientras se organizan patrullas vecinales para intentar buscar al estrangulador, Nacha y Toni intentan detener la llamada "Noche de Caza&quo...

Añadir comentario ↓

  1. Dolors

    Es una sèrie on predomina els principis ètics

    27 feb 2019