www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4941203
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 428 - ver ahora
Transcripción completa

¿No me vas a contar qué es lo que te pasa?

-Me he metido en un lío de pelotas.

Me ha pillado de dos chavalas,

y no sé qué decidir y me estoy volviendo loco.

-Sopesa qué tienes en común con cada una de ellas y ya está.

-¿Conoces a The Litlle Beast?

-Ojalá vinieran a Madrid a tocar dentro de poco.

-Me estás vacilando, ¿no?

¿No sabes que tocan esta noche en Madrid?

-¿Salís una noche y ya sois novios? Es muy fuerte.

Te das la vuelta y tu mejor amiga te apuñala por la espalda.

-Tú también la habrás cagado alguna vez.

-Sí, pero tanto nunca. Me has tratado como a una imbécil.

-Tú le reprochas a Paty que viniera al concierto conmigo,

pero me invitaste al cine. -No estoy enfadada con Paty

por liarse contigo, sino porque me ha contado un montón de mentiras

para liarse con un gilipollas que se lo tiene muy creído.

-¿Sabes la cantidad de vecinos que han venido a la ferretería

para arreglar sus cacharros? -Yo todavía no.

-Pues cuando quieras.

-¿Quieres cenar conmigo? Yo pongo la casa y las velas.

-¿Cuándo? -¿Esta noche?

La vida es breve.

-Nos hemos precipitado un poco quedando esta noche.

-Vale, no tiene por qué ser tan malo.

Si quiere ir despacio es porque te quiere volver a ver.

-Pero yo no sé si quiero volver a verlo.

-No te pongas digna que se te nota que te gusta.

-Hay algo de Álvaro que tienes que saber.

La chica con la que está saliendo es inspectora de policía.

-¿Inspectora Orestes? -Sí, soy yo.

-Soy Elvira Soler, encantada. -Lo mismo digo.

-No nos vas a dejar con el culo al aire igual que el cabrón del viejo,

¿a que no? -Claro que no. ¿Eres tonto?

-Pues ya sabes lo que tienes que hacer.

-No siento nada por ti. Esto es un error.

-Ya tienes vía libre con Álvaro.

-De verdad, a mí me sabe mal. -De eso nada,

lo que tienes que hacer es aprovechar tu oportunidad.

-No entiendo por qué tuvo ese cambio tan radical.

-Yo lo veo raro también,

pero a lo mejor hay algo que no te está diciendo.

-Entiendo que estés cabreado.

-Tú qué vas a entender. ¿O alguna vez te ha pasado algo parecido?

-No todo en la vida es trabajo. -Ya lo sé.

-A ver qué día traes tú una chica a casa.

-Hey, Andrea...

-Qué calladito lo tenías? -Acabamos de conocernos.

-Pues se os ve muy compenetrados.

-¿Y desde cuándo estáis saliendo? Eso de amiga no cuela, hijo.

-Tenemos un rollo, pero no vamos en plan novios.

-¿Nada nuevo sobre el caso de Rita?

La coartada del marido es sólida.

Hemos descartado el móvil económico y el sexual.

A mí me da miedo pensar que anda suelto un asesino de mujeres.

-Nacha, ¿tenemos de qué preocuparnos?

-Hemos encontrado el cadáver de una mujer.

De momento solo te puedo adelantar que ha sido estrangulada.

¿Igual que Rita Blanco?

Tenemos un asesino en serie en Distrito Sur.

Yo no me quiero poner en lo peor,

pero con el violador de la máscara empezamos así.

¿Qué ocurre? Es Antonio.

Han tenido que suspender el tratamiento

porque ha sufrido un paro cardiaco.

No pueden hacer eso. Tienen que saber identificar

dónde está el problema, por qué le ha sucedido esto.

Todo esto tiene que ver con lo que pasó en Chechenia, ¿verdad?

Y tú no eres Kiril Konchalovsky, pero trabajas para él.

Ya que eres tan lista, dime quién es este chico.

Fidalgo me ha dicho que el crío al que abatí

es el hijo de Kiril Konchalovsky.

Que Quintero y Oleg hayan tenido negocios en el pasado

podría allanarnos el camino de la investigación.

Pide a Maica que tenga una cita romántica con Oleg,

y que clone su móvil. No pienso hacer nada de eso.

¿Te han enviado otro mensaje? Es una cuenta atrás.

Está bien, Iker,

hablaré con Maica.

-Para que la venganza sea completa,

tiene que ser él con sus propias manos quien te mate.

Konchalovsky va a venir a matarme en persona.

(Música emocionante)

(Puerta)

Hola, Maica, ¿qué tal? -Hola.

Vaya sorpresa.

Nunca te había visto madrugar tanto.

-¿Puedo pasar? -Claro, pasa.

-Gracias.

-Pensé que ya nos habíamos despedido.

-Sí... Bueno, si estoy aquí es porque...

necesito pedirte un grandísimo favor.

-¿Un favor, tú a mí?

-Sí.

Sinceramente, no es nada fácil de explicar.

-¿Quieres tomar algo?

-No, gracias, no quiero tomar nada, un poco de agua quizás.

Necesito tener la cabeza despejada.

-¿Qué está pasando, Fernando?

-Verás...

Se trata de un asunto bastante delicado.

No puedo darte muchas explicaciones.

La cuestión es que...

tú eres la única persona que puede hacerme ahora mismo

un grandísimo favor.

-¿Cómo un favor? ¿De qué tipo?

-¿Recuerdas al tipo que viste ayer entrar en mi oficina?

-Sí, claro, el ruso.

Oleg se llamaba, ¿no? -Sí, ese.

¿Te diste cuenta de cómo te miraba?

-Como para no darse cuenta. -Eso es.

Verás, Maica, yo he venido aquí porque...

Qué difícil es esto... Será mejor que te lo diga de golpe.

Necesito que seas un poco amable con él.

-Amable.

Habla claro, Fernando.

-Necesito que coloques un sistema de vigilancia en su teléfono.

-¿Perdona?

¿Me estás pidiendo que lo seduzca para que tú puedas espiarlo?

-Maica, yo ya lo he intentado antes,

te lo puedo asegurar, y no lo he conseguido.

Tú eres la única persona que podría hacerlo,

por eso estoy aquí.

-¿Por qué?

-Verás, ese tal Oleg es...

la mano derecha de uno de los capos más grandes de la mafia rusa,

un tipo realmente peligroso.

-Con quien tú estás haciendo negocios.

-¡No!

-¿Me usas para enriquecerte? -No, no, no.

Te puedo jurar que no tiene nada que ver con eso.

El asunto de los negocios es solo una tapadera,

hay otro tipo de intereses por medio, pero...

No puedo darte más detalles.

-¿Cómo tienes el valor de pedirme algo así?

¿Tú?

¿Ya no te acuerdas que eso me obligó a hacer Somoza?

¿Seducirte para sacarte información?

-Yo entiendo que estés enfadada, pero...

Te juro que no estaría aquí si no estuviese realmente desesperado.

Porque la vida de una persona está en juego.

-¿Quién?

Si no me das información no te puedo ayudar.

Y no me digas que no me puedes dar detalles.

-Estamos hablando de mi hija.

Esos cabrones la tienen secuestrada, y si no hago algo antes de 16 horas,

la van a matar.

-¿Cómo?

¿Cómo ha podido pasar algo así?

-Te puedo decir que estoy colaborando con el CNI.

Estamos intentando controlar todos los pasos que está dando ese tío

hasta que nos lleve al lugar donde la tiene secuestrada

para poder rescatarla.

-¿Por eso me pides que me acueste con él?

-No, no, no...

No creo que sea necesario llegar a eso, pero...

Quizá sí tengas que...

-Dios... Lo siento mucho, se me revuelven las tripas

al tener que proponerte esto.

-¿Tú?

¿Qué me has crucificado por dejarme utilizar por Somoza?

Te recuerdo que lo hice porque la vida de mi hermana

estaba en peligro, pero tú no lo entendiste.

-No puedo decirte otra cosa. Me comporté como un gilipollas.

-Me has hecho sentir como una mierda,

me dijiste de todo, he estado suplicándote que me perdones.

Pero no, me echaste de tu vida sin contemplaciones.

¿Y ahora me pides que haga lo mismo por tu hija?

-Está bien, lo siento mucho.

Está claro que ha sido un error venir hasta aquí y...

e intentar pedirte esto.

Yo solo quiero que entiendas que si te lo...

si te lo pido solo es porque estoy realmente desesperado.

-Yo también lo estaba.

Yo también lo estaba.

Pero no tuviste ninguna piedad conmigo.

Así que cuatro lagrimitas no me van a hacer caer tan bajo.

-Está bien, no te preocupes. Yo...

Siento haberte hecho daño,

viniendo aquí, proponiéndote todo esto, yo...

no tengo ningún derecho. Yo quiero que sepas que...

Que tengas buen viaje.

-Gracias.

Pero, cariño, cómo no vamos a ir, somos tu mujer y tu hija, por Dios.

Sí, ya sé lo que tú quieres, ya me lo has dicho muchas veces,

y claro que cumplimos tus deseos.

Pero no nos has contado ni siquiera lo que ha pasado.

¿Cómo va la cosa?

Vale, vale.

No te enfades, hombre, no te enfades.

Pero si lo único que... Bueno.

Pues ya hablaremos.

Prácticamente me ha colgado. Pero ¿por qué?

No sé, porque no me quiere contar nada.

Solo me contesta con monosílabos, no sé lo que ha pasado de verdad.

Vamos, hoy mismo hablo con Salazar.

¿Habéis discutido? No hemos discutido

porque yo no he querido que se alterara.

¿Te puedes creer? Nos ha prohibido tajantemente que vayamos a Milán.

Pues a mí me da igual lo que nos prohíba.

Estando mal no me voy a quedar en Madrid.

Dice que no, se ha negado en rotundo.

Dice que va a estar más tranquilo y más animado

si nosotras seguimos haciendo vida normal en Madrid.

¿Cómo vamos a hacer vida normal sabiendo cómo está él?

Ya veremos. Tú tranquila.

Parece que el único tranquilo es él.

Dice que no podríamos hacer gran cosa nosotras allí.

Darle cariño y apoyo, ¿te parece poco?

A mí no me lo digas, es tu padre.

Es más terco que una mula. Pues meda exactamente igual.

No me voy a quedar en Madrid sabiendo que le puede dar otro infarto.

No nos pongamos en lo peor.

Cifuentes ya me dijo que la situación es grave,

pero hay que tener esperanzas.

Con Cifuentes no, hay que hablar con el doctor de Milán.

Sí, luego lo llamo. ¿Cómo que lo llamas?

No, vamos a coger un vuelo y nos vamos a plantar en Milán,

y hablamos allí con él. Escucha,

yo no me puedo ir ya a Milán.

Me estás diciendo que no puedes ir a Milán por trabajo.

No es por trabajo, es personal. Bueno, es...

Es personal y de trabajo. ¿Mas personal que esto?

Es un asunto de vida o muerte. Lo de papá también lo es.

Lo sé, mi amor, lo sé. Pero...

A ver...

Olga, es una situación muy delicada,

y es absolutamente confidencial.

Tiene que ver con Alicia. ¿Qué le pasa?

Ha sido secuestrada por una organización muy peligrosa,

y puede perder la vida en cualquier momento.

Déjame ver el vídeo, Iker.

No te conviene ver ese vídeo.

A la mierda lo que me convenga, enséñame el vídeo,

quiero ver a mi hija.

Ahí lo tienes, haz lo que quieras.

¿Esta cuenta atrás es...?

El tiempo que le quedaba a Alicia con vida.

Y ahora el tiempo real.

14 horas y 29 minutos.

No puede ser.

Tenemos que hacer algo, no podemos quedarnos de brazos cruzados

mientras a ella se le acaban las horas.

¿Qué coño está haciendo el CNI, Iker?

Trabajar sin descanso buscando pistas para encontrar a Alicia.

¿Y qué es lo que ha encontrado? Nada.

No te puedo contar detalles, es una misión secreta.

¿Secreta? ¡Me importa una mierda que sea secreta!

Lo único que cuenta son los resultados.

¡Qué clase de servicio de inteligencia tenemos

incapaz de atrapar a estos criminales!

Esos criminales es gente profesional.

Son exmilitares bregados en conflictos armados,

tras la desaparición de la Unión Soviética.

¡Pues tendréis que esforzaros más!

Me estoy dejando la piel en esto y no pararé hasta encontrar a Alicia.

Todo esto es culpa tuya, Iker. ¿Qué?

Tú has llevado a Alicia a esta situación.

Y no solamente es una víctima de estos hijos de perra,

sino también del CNI.

Y caerá sobre vuestra conciencia todo lo que le está pasando,

las torturas, hasta...

Si no hubieras matado a ese muchacho...

¿Sabes?

Cuando volví de Chechenia no podía dormir.

Pensé que sería incapaz de superarlo.

Que no había nada peor,

pero sí que lo hay.

Porque desde que secuestraron a Alicia no como,

no duermo,

y tienes razón en una cosa,

cargaré toda mi vida con la culpa del daño que le están haciendo,

pero ahora mismo no tengo tiempo para perder discutiendo.

Lo siento, Iker, perdóname.

Perdóname, perdóname.

Me ciega el miedo y...

No tendría que haber dicho nada de lo que he dicho, lo siento.

Lo sé, Marcelino, lo entiendo, todos estamos muy nerviosos.

Por eso es tan importante que hagamos piña

y mantengamos la cabeza clara.

Sí, tienes razón.

Es que todo esto nos supera.

(Puerta)

Pasa, Claudia. ¿Hay alguna novedad?

Hemos recibido otro vídeo. Enséñamelo.

El tiempo que le queda son 14 horas y 27 minutos.

¿Y ahora qué?

Estoy esperando la confirmación de Quintero

para ver si infiltramos otra persona.

Quintero se ha ganado la confianza de Oleg y...

se han reunido varias veces

en las oficinas de Transportes Quintero.

¿No habéis podido seguir al ruso? No, es muy complicado.

Hemos intentado

introducir un virus en el teléfono, pero hemos fracasado.

Utiliza muchos medios de seguridad.

Pero algo se podrá hacer.

Tengo que esperar a ver qué me dice Quintero.

(Teléfono)

Dime.

¿Qué?

Está bien.

Tendremos que hacerlo de otra manera.

En un rato me paso a verte.

¿Qué pasa?

El plan no sigue adelante. Voy a hablar con la casa.

¿Alguno de vosotros quiere más zumo?

-¿Por qué no te sientas con nosotros a desayunar?

-No, si no me importa.

Me encanta serviros el zumo.

Me acuerdo cuando erais pequeños que me decíais:

"Más zumo, mamá, más zumo". -Mamá, somos mayores.

Si alguno de nosotros quiere un zumo, se levanta, y se lo hace.

-Ya, ya...

Siempre había soñado esto:

teneros alrededor, bien avenidos, y luchando por salir adelante.

-De verdad, cuando la mama se arranca, no hay quien la pare.

-Bueno, es que hoy es un día especial.

-¿Especial por qué?

¿Hay alguna noticia que tengas que darnos?

-Yo no, Luis.

-¿Yo?

-Venga, hijo, cuéntales eso que llevas tan callado.

Si se te nota en la cara, hombre.

-¿Lo vais a decir ya? No tenemos todo el día.

-Pues que el dinero y el amor no se pueden ocultar.

-No me jodas. ¿Te ha tocado la lotería?

-Mejor. -Mamá, ¿no quedamos ayer

en que no me ibas a agobiar?

-No te estoy agobiando, hijo,

pero no quiero que tus hermanos se entere por ahí de que tienes novia.

-¿Que tienes novia? ¿Por qué no lo vas pregonando a los cuatro vientos?

-No es mi estilo pregonar las cosas por ahí.

Y porque estoy empezando a salir con una chica.

-Ya.

Felicidades, hermanito, por tener novia y...

porque tienes la aprobación de mamá.

-Álvaro... -¿Qué pasa?

Conmigo no te pusiste tan contenta.

-Porque resulta que tu novia es inspectora de policía.

Luis,

¿tu novia es inspectora de policía, o no es inspectora de policía?

-No, es monitora. en un gimnasio.

-¿Monitora en un gimnasio? Tiene que estar buenísima.

-¡Ricky! Un poquito de respeto a la novia de tu hermano.

-No la estoy faltando al respeto, no digo nada malo, al contrario,

estoy deseando conocerla.

¿Cuándo me vas a presentar a mi cuñada?

-Ya veremos. -Ya veremos...

-Me piro a currar, ¿vale?

-Muy bien, hijo. -No me esperes para comer.

-Bien. Que tengas buen día.

-Hasta luego.

-¿Cómo está mi poli favorita?

¿Qué?

Esperando su ejecución.

No te impacientes,

aún te quedan unas horitas.

Tictac, tictac...

Exactamente diez horas y once minutos.

Seguramente su novio y su familia

están ahora pendientes

de esta cuenta hasta tu final.

Pronto, muy pronto, Alicia,

"do svidaniya".

Dame agua, por favor.

Lo que tú quieras, princesa.

A los reos que van a ser ejecutados

se les conceden los últimos deseos.

Que no sea por agua.

Te quiero ver en buena forma para recibir a mi jefe.

Pronto tendrás el placer de verlo en persona.

¿No es lo que querías?

Te voy a dar una noticia en exclusiva.

Acaba de aterrizar en Madrid.

No tardará en llegar.

Qué ilusión.

Me gusta que estés así de animada,

ya te dije que él se reserva el placer

de meterte balazos en tu cuerpo.

Puede que yo muera,

pero os juro que vosotros vais a pagar por ello.

Sí, claro.

La venganza es un motor poderoso,

lo verás con Konchalovsky.

Como no te gustan las pastillas,

probaremos con otros métodos.

No, por favor, otra vez no.

No...

(ALICIA LLORA)

Un descansito antes del sueño eterno.

-No se lo tengas en cuenta. Es lógico que Maica no quiera hacerlo,

porque yo fui muy duro con ella al descubrir que me hizo algo parecido.

Podrías haber sido menos duro con ella.

¿Qué pasa, que no tenéis otras opciones?

Estamos estudiando otras vías que no pasen por Oleg.

¿Cuáles?

El control de los aeropuertos internacionales

para detectar el acceso de Konchalovsky a España.

Aunque detengáis a Konchalovsky

no vais a impedir que su gente termine matando a Alicia.

No lo sé, esto es un asunto personal de Konchalovsky.

Si lo que quiere es ejecutar su venganza,

querrá matarla con sus propias manos.

Si ese tío es tan inteligente como dicen,

se saltará todos vuestros controles,

lo mismo que está haciendo Oleg ahora mismo.

Nuestra gente se está empleando a fondo.

Vuestra gente se está empleando a fondo, ya lo veo.

¿Sabes lo que te digo? Que se van a acabar las tonterías aquí.

Ahora mismo le voy a llamar a Oleg y le voy a decir que venga,

porque quiero hablar con él. ¿Para qué vas a hacer eso?

¡Para hacer lo que tendría que haber hecho cuando cruzó esa puerta,

cogerlo por el cuello y reventarle la cabeza a golpes!

¡Hasta que me diga dónde demonios tiene a mi hija!

¡Eso no lo harás porque no serviría absolutamente de nada!

Esa gente está adiestrada para no delatar a sus jefes.

¿Y qué pasaría si no consigues esa información?

Las posibilidades de encontrar a Alicia con vida serían mínimas.

No me infravalores, Iker.

Sé muy bien cómo hacer hablar a gente de esa calaña.

Espera un momento.

Maica, ¿qué haces aquí?

Sí, perdona, te presento a...

Iker Lemos, es la pareja de mi hija Alicia.

-Ah, ¿el agente del CNI? Encantado.

Voy a hacerlo, Fernando.

-¿Qué?

¿Estás segura? ¿Te lo has pensado bien?

-Sí, quiero ayudarte a salvar a tu hija.

-No sé qué decir.

-Entiendo lo mal que lo estáis pasando.

Y no podría vivir sabiendo que no hice nada por ayudarte a salvarla.

De verdad, Maica, muchas gracias.

Todavía no me puedo quitar de la cabeza las imágenes.

-Perdona, ¿de qué imágenes me estás hablando?

-El vídeo de ella secuestrada. Me lo enviasteis vosotros, ¿no?

-No.

¿Verdad que no? No, yo no tenía constancia.

Pero conociendo a Fidalgo...

Da igual. ¿Cómo hay que hacer?

Te lo voy a explicar todo con calma, pero tenemos que darnos prisa

porque a Alicia no le quedan más de diez horas.

Vamos a sentarnos.

(Puerta)

Sí.

Si quiero pedir una orden de registro,

solo tengo que descolgar el teléfono y pedírselo al juez de guardia.

El problema es que para entrar en un domicilio

tiene que estar presente el propietario

y este está fuera de España.

Sí, detenido, pero está en otro país.

Si gestionamos la orden de extradición,

la familia va a limpiar la casa no dejarán ni una huella.

Sí, hay que buscar otra solución.

Muchas gracias. Adiós.

Discúlpame, Claudia. ¿Qué pasa?

Que la cosa se complica.

¿Hay alguna novedad sobre Alicia?

Pues no pinta bien.

Iker ha intentado manipular el teléfono de Oleg Ivanov

a través de Fernando Quintero sin éxito.

¿Cómo es posible que el CNI no localice ese zulo?

Porque es muy escurridizo.

Se ha saltado todos los operativos organizados para capturarlo.

No puedo creer que unos mafiosos rusos sin apoyo logístico

jueguen al ratón y al gato con el servicio de inteligencia.

Son profesionales del crimen, muy peligrosos y muy crueles.

¿Sabes lo que han hecho ahora? Han grabado a Alicia atada

con un contador al lado

para que la familia sepa en todo momento el tiempo que le queda.

¿Qué me estás contando?

¿Y cuánto tiempo le queda?

Pues debemos andar por las nueve horas y media.

Qué impotencia.

Dile a Iker que estamos disponibles por si tenemos que actuar.

No te preocupes, lo sabe.

¿Y cómo fue la rueda de prensa? Yo sentí mucho no estar.

No fue fácil, muchas preguntas y pocas respuestas.

Y muchos periodistas siguen con la teoría del asesino en serie.

Intentarías enfriar las cosas, ¿no?

Decirles que la investigación está en curso.

Sí, eché balones fuera, pero el circo mediático ya está montado.

Pues habrá que frenarlo. Como si fuera tan fácil.

Hoy en día, las redes sociales solo alimentan la desinformación.

"Fake news" le llaman. Pues eso.

Echo de menos los tiempos cuando todo era sota, caballo y rey.

Prensa escrita, radio o televisiones.

¿Y los de Homicidios han mandado el perfil criminal del malnacido este?

No, seguimos esperando.

A ver si se normaliza todo

y puedo volver a contar con Alicia y contigo.

Ojalá. Tengo unas ganas de que vuelva...

Yo tampoco estoy siendo de gran ayuda, porque de verdad...

entre el secuestro de Alicia y lo de Antonio, no puedo.

Y encima yo metiéndote presión.

Que no, hombre.

Tú no me presionas.

Es la primera vez en mi vida que dos de las personas que más quiero

en estas circunstancias, es un disparate.

Me va a estallar la cabeza.

¿Has vuelto a hablar con Antonio? Sí, esta mañana.

¿Y? Pues nada...

Ya le conoces, yo creo que no me está contando toda la verdad.

¿Y los médicos qué dicen?

He intentado hablar con el doctor Salazar,

pero está ocupadísimo, así que nada.

La última vez que hablé con él no parecía muy optimista.

¿Se puede? Hola, Olga. Ya habíamos terminado.

Hasta luego. Chao.

Dime, hija. Me he comprado un billete a Milán

para esta noche. Ya sé que quedamos en ir el fin de semana,

pero no puedo estar un día más separada de papá.

Pues me voy contigo, no me perdonaría

que a tu padre le pasara nada y yo no estuviera allí.

No, mamá, quédate hasta que se resuelva lo de Alicia.

Pero, hija... Pero nada.

Somos un equipo, si está una allí parecerá que estamos las dos.

¿Tú crees que tu padre lo va a entender?

Pues no sé.

Él no quería que fuésemos. Lo mismo al verme allí se enfada.

Qué orgullosa estoy de ti, de verdad.

Algo habremos hecho bien para que seas tan responsable

y tan madura. Dame un abrazo que lo necesito.

Y lo que te queda por ver.

(Puerta)

Kiril... (HABLA EN RUSO)

-Ya vi en los vídeos que eres más joven de lo que pensaba.

-Eso está bien, ¿no?

-Si fueras más joven, una cría, aún me gustaría más.

Ese desgraciado truncó la vida de mi hijo.

-¿Quieres que la despierte?

-No, todavía no es necesario.

¿Se ha portado bien?

-Es bastante brava.

Yo prefiero tenerla dormida.

-Cuando llegue la hora, quiero que recupere la conciencia

y vea venir la muerte de cara.

Si su novio sufre la mitad de lo que sufrí yo con la muerte de mi Yuri,

estaré satisfecho.

-¿Qué tal el retorno? ¿Todo a su gusto?

-Has hecho las cosas bien, Oleg.

Por algo tengo depositada en ti toda mi confianza.

-Gracias, jefe, todo va a salir a la perfección.

-No me cabe ninguna duda.

(Teléfono)

-Es Quintero. -Contesta.

-Sí, dime.

¿Ahora?

No, no puedo.

Quintero, te llamo luego, ¿vale?

-¿Qué quiere con tantas prisas?

-Está proponiendo una nueva entrada de la mercancía

para ampliar los mercados.

-Bien, Oleg, aquí no tienes nada que hacer.

Puedes atender los negocios. -Muy bien.

¿Y usted qué hará?

-Nos quedan unas horas aún.

Iré a mi hotel y descansaré.

Quiero estar fresco para ocuparme de la novia de Iker Lemos

como se merece.

-Felipe, tranquilo. Cuando venga el proveedor con la mercancía

yo te doy un toque y si tengo un rato

me paso y te la instalo.

Sin problema. Venga.

Hola.

-Hola.

-Hola, Espe.

¿Qué tal? -Bien. ¿Y tú?

-Bien, aquí.

¿Qué quieres?

-Pilas. ¿Tienes pilas? -Sí, claro.

¿Cómo las quieres? -De las normales.

-Normales son todas.

Dime para qué aparato las necesitas y yo te oriento.

-Es que, en realidad, no necesito pilas.

Es lo primero que me ha venido a la cabeza y no quería repetirme

con lo de la velas, que yo solo quería...

No sé, venía a verte, pero si estás ocupado vengo en otro momento.

-No, no, espera, espera.

No estoy ocupado.

Quiero decir que... Damián está dentro y...

puede atender si viene alguien.

-Pero no me mires así que me siento un poco ridícula.

-¿Por qué ridícula? Tú eres una mujer supervaliente.

Más valiente que yo,

que estaba buscando el valor para llamarte o ir a verte,

y mira donde estoy.

-Ay...

A ver.

Es que no he pegado ojo.

-Ni yo.

-Vaya desastre de cita, ¿no?

-Bueno, desastre desastre tampoco.

-¿El risotto -El risotto se quemó, pero...

Para mí era más un intento. -¿Un intento de qué?

-Un intento de...

A ver, yo estoy desentrenado y...

La verdad es que soy un poco lento.

Pero prefiero ir pasito a pasito que corriendo

y tirarme a la piscina, no sea que me choque.

-Qué cosas tienes.

Es que la fantasía me puede,

quiero decir la fantasía romántica, no la erótica, no vayas a pensar.

Me lo imagino todo como si estuviera en una película,

en "Titanic", por ejemplo.

-Buena peli.

-Bueno, ahí el barco se hunde y mueren todos,

y es todo una tragedia, pero me refiero a la parte romántica.

Que...

No sé, que me hice ciertas expectativas.

-Ya, y yo te decepcioné, ¿no? -No, no, no.

No tuvo la culpa ninguno de los dos, o los dos, según se mire.

¿Y qué esperabas? -Quizá más...

proximidad, no sé... Una señal...

Tengo que reconocer que el beso en la mejilla me descolocó un poco.

Y no he parado de hacerme las típicas preguntas.

-¿Y qué preguntas te haces?

-Pues las típicas.

Si te gusto, si esto va algún sitio, si...

No sé, qué va a pasar... -Claro que me gustas, Espe.

Sí, me gusta todo,

hasta tu risotto me parece maravilloso,

y todo lo que me contaste me gusta.

Toda tú me gustas.

-¿En serio? (PABLO ASIENTE)

-¿No te parece en serio esto?

-¿Y a ti no te parece que estás corriendo demasiado?

(Teléfono)

-¿Márquez? Ah, ¿ya está allí Pilar?

Voy enseguida.

-¿Te puedo echar una mano, Sara? -No, gracias.

-Pues me voy a rellenar las cámaras.

-Las llenamos anoche antes de cerrar.

-Es verdad, no sé dónde tengo la cabeza.

Bueno, pues te puedo ayudar...

Te puedo ayudar a secar los vasos. Deja, deja.

No puede quedar ni rastro de cal. -Ni una gota.

-¿Qué te parece?

-¿Te encuentras bien?

Estás alterado y te tiembla el pulso.

Así no puedes ser un buen barman.

-Estoy alterado porque estás al lado y me pones un montón.

-Déjame en paz, Ricky.

-Solo estoy hablando con sinceridad.

(SUSPIRA EXASPERADA)

¿Ya te has enterado de la nueva noticia?

-¿Cuál? -Luis tiene novia.

-Me la presentó ayer.

-¿En serio? (ASIENTE)

-¿Y qué tal? -Es maja, hacen buena pareja.

-A ver si me la presenta pronto.

Con lo que le gusta hacerse el misterioso,

seguro que se hace de rogar.

-Pues ahí la tienes.

-Hola, Andrea. -Hola, ¿está Luis?

-No, se ha ido a hacer unos recados.

No creo que tarde en venir. Soy Ricky, su hermano.

-¿Su hermano pequeño? Soy Andrea, encantada.

-Lo mismo digo, Andrea.

-¿Quieres tomar algo? -No, gracias.

No me iba a quedar mucho rato, no he quedado con él,

pero como pasaba cerca...

-No tengas prisa, puedes esperarle. -Lo llamo, a ver cuánto tarda.

-Ya está aquí. ¿Estás lista? -Sí.

-No te preocupes, todo saldrá bien, cariño.

Marisa, dile que pase.

-Te aconsejo que inviertas en la obra de Jaume Plensa.

Ese escultor está en un momento muy bueno para invertir.

-Oleg, ¿qué tal, amigo?

-No sabía que... ¡Maica! -Hombre...

-Qué sorpresa tan agradable. -Yo tampoco sabía

que nos volveríamos a encontrar. -Qué mujer tan bella.

-Es porque me ves con buenos ojos.

-Buenísimos.

Puedo esperar fuera.

-No, tranquilo, estábamos terminando

una reunión de trabajo.

Maica me estaba hablando de un artista emergente.

Se dice así, ¿no?

Me estaba recomendando invertir en una de sus obras

y, ciertamente, me lo ha expuesto tan bien

que compraré esa escultura.

-Seguro que sus opiniones son muy valiosas.

Salta a la vista que es una magnífica consejera.

-Lo son.

Si te interesa el mundo del arte,

deberías dejarte aconsejar por ella, es la mejor.

-Por supuesto. De arte no entiendo nada.

-Hazme caso y déjate guiar por ella

porque te garantizo que cualquier céntimo de euro

que inviertas, conseguirás el doble de rentabilidad.

-Lo tendré en cuenta.

(Teléfono)

Vaya, me vais a tener que disculpar,

pero tengo que bajar al muelle para atender un asunto urgente.

No os importa, ¿verdad?

-Sin problemas. -Te esperamos, Fernando.

-Si queréis tomar algo, estáis en vuestra casa.

Maica, ya sabes dónde está todo. Hasta ahora.

-Tiene un vodka muy bueno, ¿te apetece uno?

-¿Vodka?

Sí, por qué no, un chupito podría estar bien.

Cuéntame, ¿qué te parece España?

-Me encanta.

El sol, las playas, la alegría de la gente...

Y, sobre todo,

el atractivo y la simpatía de las mujeres.

Solo hay que verte a ti.

-Eres un hombre muy halagador.

-No exagero para nada. Eres una mujer espectacular.

-¿Y de la comida qué opinas?

-Reconozco que soy un hombre de buen comer.

-¿Y tú? ¿Eres buena cocinera?

-Yo prefiero comer que cocinar.

-A partir de ahora preferirás acompañar esa comida

con auténtico vodka ruso.

Aquí, en Madrid, hay un restaurante ruso que no está mal.

¿Me dejarás invitarte?

-Sería un honor, pero...

-Pero nada. ¿Tienes algún plan para esta noche?

-¿Esta noche?

-Déjame que te invite. -Vale, vale, sí, perfecto.

Claro, por qué no.

Una cena rusa con un nativo será toda una experiencia.

-Una gran experiencia, te lo aseguro.

-Lo he llamado y no contesta.

-No sé, tómate algo aquí, que te invitamos.

-Venga, un refresco.

-¿Has oído, Sara? Marchando un refresquito.

-A sus órdenes.

-Andrea, ¿qué te cuentas?

-Nada, que tenía ganas de ponerte cara.

Tu hermano me ha hablado de ti y eres como te describió.

-¿Y eso es bueno o malo? -Bueno.

Tu hermano te tiene mucho cariño. -¡Joder!

Quién lo iba a decir, Sara. -No sé qué quieres decir.

-Que estoy flipando.

Esta mañana hemos estado hablando de ti en el desayuno.

-Ah, ¿sí? ¿Qué te ha contado? -Poca cosa, la verdad.

-Que os conocéis desde hace poco, pero que le gustas mucho.

Eso no me lo ha contado, eso se lo he visto yo.

-Gracias, Sara. -De nada.

-Él también me gusta mucho.

-Mira, Andrea, te voy a decir una cosa.

Mi hermano Luis es un tipo excepcional.

Es trabajador, buena persona, formal, serio.

Cuando mamá ha estado fuera, él ha cogido las riendas

de la familia, imagino que te lo ha contado.

-No ha entrado en detalles, pero veo que es una joya de hombre.

-Ya veo que tú eres una joya de mujer.

Nos ha dicho que trabajas de monitora en un gimnasio.

¿Cómo se llama? -Gym Total.

Detrás del parque de Barlovento. ¿Te suena?

-No. -Es que es nuevo.

Se me hace tarde. Gracias por el refresco. Chao.

-Chao. -Adiós, Andrea.

-Vuelve cuando quieras.

Menuda tía se ha ligado. Y parecía tonto.

-Vigila, que es la novia de tu hermano.

-Bueno, pero tú no eres la novia de nadie.

-Qué pesado eres, de verdad.

(TONI) -¿A qué hora sales? -Sobre las 22 h.

Voy a comisaría a acabar unas diligencias y te recojo.

Vamos al Moonlight a tomar una copa.

-Te pasas la vida escribiendo diligencias.

-Es muy importante escribirlas bien.

¿Sabías que solo se juzga lo que se escribe?

-¿Eso quién te lo ha enseñado?

-Nacha, quién va a ser.

Fue a raíz de unas diligencias que hice que fliparon a Bremón.

-Mírale, impresionando al jefe ya.

-¿Me estás vacilando? -No.

Ay, para.

-Va, te recojo a las 22 h.

-No sé si me apetece mucho meterme en un bar

después de estar todo el día en La Parra.

-Con todos mis respetos, pero La Parra y el Moonlight

no tienen mucho que ver. Pero si no quieres, no vamos.

-Yo estaba pensado más en ir a mi casa a tomar la copa.

-¿Tu casa? (ELLA ASIENTE)

-Ahí quería llegar yo, pero no me atrevía.

(OLGA CARRASPEA)

-Tranquilos, vengo en son de paz.

-Hola, Olga, ¿qué tal? -¿Quieres tomar algo?

-No, venía a hablar con vosotros.

No me he comportado bien y he sido una exagerada.

Fui muy borde contigo cuando viniste a casa.

-Y con toda la razón del mundo.

Una amiga no miente como te he mentido yo.

Tenía que haberte dicho lo del concierto.

-Yo tampoco fui honesta contigo.

Intenté ir al cine con él a tus espaldas.

Hemos sido dos niñatas, las dos.

-¿Puedo hablar?

-No es vuestra culpa solo.

Yo tampoco fui la persona más legal del mundo.

-Hemos sido tres gilipollas. -Sí.

-Los tres, además.

Borrón y cuenta nueva.

-¿Seguro que estás bien conmigo?

-Sí, de verdad.

He entendido que quieres estar con Paty, a quien quiero mucho,

y quiero que seáis felices.

-Yo también te quiero mucho.

-Cuida a mi amiga, que sabes que tengo a la poli en casa.

-De tu madre no me hables que bastante...

Me voy, que tengo mucho curro en comisaría.

Venga, chao.

-Yo me voy también.

-¿Por qué no charlamos ahora que no tengo mucho lío?

-Es que tengo que coger un vuelo a última hora a Milán.

-¿Por tu padre? No te he preguntado. ¿Cómo está?

-No muy bien.

Ayer le dio un infarto y lo reanimaron de milagro.

-Ostras, qué fuerte.

-Han tenido que parar el tratamiento.

-Lo siento muchísimo, Olga.

Lo que le ha pasado, me ha hecho darme cuenta

de que lo demás es una tontería.

No sabes cuánto necesitaba este abrazo.

-Te quiero muchísimo. Lo sabes, ¿verdad?

-Y yo a ti.

Y te necesito siempre a mi lado. -Y me vas a tener siempre a tu lado.

Me puedes llamar día, noche, cuando te haga falta.

Voy a estar aquí para ti, de verdad.

Ten buen viaje y dale muchos besos a tu padre de mi parte.

-Lo haré. -Te quiero.

-A las 21:30 en el hall de tu hotel. -Perfecto, allí nos vemos, Oleg.

-Te chuparás los dedos con la cocina rusa.

-Disculpad el retraso, no he podido venir antes.

-Se nos ha pasado el rato volando. -Sí.

De hecho, me tengo que ir. He quedado con un marchante inglés

y no le gusta esperar.

Me voy, nos vemos esta noche.

Chao. -Hasta luego, adiós.

(RÍE) Vaya...

¿Habéis quedado? -Sí.

La he invitado a un restaurante ruso a cenar.

-Muy bien. Qué rápido, amigo.

(RÍE) Espero que no seas tan rápido para todo.

-Espero que no te importe.

Me dijiste que esa mujer no te importaba en sentido íntimo.

-No, no, ningún problema.

Me alegra que hayáis quedado. Maica es una mujer estupenda

y seguro que lo vais a pasar maravillosamente.

-Eso espero. Bien, vamos a centrarnos un poco.

Me has citado con urgencia. Tú dirás.

-Verás, te he pedido que vengas con urgencia para comentarte algo.

Me han ofrecido la posibilidad de distribuir mercancía

por Portugal y creo que puedo abrir una ruta

muy interesante, segura y que nos puede dar mucho dinero.

¿A tu jefe le puede interesar?

-Konchalovsky nunca ha trabajado en Portugal.

Todo lo que sea ampliar el mercado le interesa.

-Entonces, dile que necesito una respuesta lo antes posible.

Detrás tengo unos cuantos socios que están muy interesados.

-¿Y las condiciones?

-Las mismas, 50-50.

-Está bien, le consultaré.

-¿Por qué no lo haces ahora? ¿Puedes llamarlo?

-Acaba de aterrizar en Madrid, está descansando.

Ha hecho un viaje muy pesado.

-Así que ya está en Madrid, ya está aquí con nosotros.

-Eso es, hasta mañana estará muy ocupado.

En cuanto se libere, te daré una respuesta.

-Supongo que podré esperar unas horas más.

-Seguro que dirá que sí.

Mañana estará muy contento.

¿Y eso por qué? ¿Tiene una fiesta esta noche?

-Él también va a divertirse esta noche.

Adiós, Quintero.

-Iker, soy yo, Quintero. Konchalovsky ya está en Madrid.

(Música de tensión)

(HOMBRE) -Hola.

Tú... Tú eres...

Kiril Konchalovsky.

Un placer conocerte.

Préstame atención. No me gusta la gente maleducada.

A mí no me gustan los hijos de perra como tú.

(ÉL RÍE)

Sabes para qué estoy aquí, ¿no?

Si has venido a matarme, hazlo ya.

No corras tanto, hay tiempo aún.

Quiero que sufras sabiendo que el reloj corre

y que los minutos se van descontando hasta llegar al final.

Y quiero que tu novio sufra viendo el terror en tus ojos.

Sabiendo que no puede hacer nada para parar la cuenta atrás.

Tus horas están contadas.

Le hemos enviado un contador a tu novio.

Así él sabrá en qué momento preciso

disparo las dos balas que tengo reservadas para ti.

Tienes 8 horas y 33 minutos de vida.

¿No es excitante saberlo?

¿Por qué haces esto?

¿No te lo ha contado Oleg?

Lo dudo.

Aunque me mates a mí, no vas a encontrar ningún consuelo.

Sí que lo voy a encontrar, te lo garantizo

Solo vivo para eso.

Para vengarme de Iker Lemos.

El agente que asesinó a un niño de 15 años

y dejó a su pobre madre rota de dolor.

Iker no mató a Yuri, lo mataste tú.

No se te ocurra decirme eso. Es la verdad.

Yo quería con toda mi alma a Yuri.

Por eso quise enseñarle todo lo que sabía.

¿Enseñarle qué?

¿A ser un criminal sanguinario como tú?

Tú amas a un hombre que mata niños.

¿Te imaginas las barbaridades que hace

en las misiones en las que interviene?

¿Cómo puedes mirarle a los ojos cuando vuelve a casa y te abraza?

Iker solo defiende los intereses de su país.

Yo defiendo los intereses de mi gente.

¿Quién es más criminal de los dos?

¿El que mata por una bandera o el que lo hace por su familia?

¿Crees que le dabas cariño a tu hijo

al darle un Kaláshnikov para que matara sin saber por qué?

No te atrevas a darme lecciones.

En mi país luchamos para sobrevivir y lo hacemos como podemos.

Y en el mío, a los asesinos se les juzga por sus crímenes.

Ojo por ojo.

Es la única justicia que conozco.

Me da tiempo de una buena comida antes de ejecutarte.

No iré muy lejos, buscaré un restaurante cercano.

Ve pensando durante este rato en aquello que más amas.

En Iker, en tu padre,

en tu pequeño Leo, que se quedará huérfano.

Desahógate.

Será lo último que hagas en esta vida.

Me apetece una buena copa de rioja ahora mismo.

Brindaré por Leo, por lo menos él está con vida.

(La puerta se cierra)

(LLORA DESOLADA)

He ido a la ferretería para hablar con él

sobre lo desastrosa que fue nuestra cita

y se ha dado cuenta de que debería haber sido más directo...

y ha sido directo.

-¿Como de directo?

-Me ha dado un beso de película.

¿Te ha gustado o no?

-Ha sido torpe, incómodo, inoportuno...

Pero me ha encantado.

-No quiero cagarla contigo.

Me gustas mucho.

-Solo tienes que ser tú mismo.

Y comportarte de una manera

un poco coherente, con sentido común.

Con eso ya me tienes ganada.

-Es guapa y parece muy simpática.

¿Dónde la habías escondido?

-Fue un golpe de suerte. ¿Te gusta?

-Sí, pero ya sabes que lo importante es que le guste a mamá.

-Tú también tendrás tu golpe de suerte. Te lo mereces.

-Pensaba que lo había tenido con Silvia, pero parece que no.

-Para olvidar tus problemas no te machaques cargando cajas

ni currando en el taller,

ni hinchándote a cervezas.

Hay maneras mucho mejores.

-Ah, ¿sí? (ELLA ASIENTE)

-¿Como cuáles?

Conecta este cable al móvil de Oleg.

Los técnicos accederán a él a través de control remoto

y descargarán sus datos. ¿Cómo le distraeré?

Invéntate una excusa para que suba a la habitación

antes de ir al restaurante.

¿Ese es vuestro plan?

¿Encargarle a un tercero que se juegue el pellejo por Alicia

porque vosotros no habéis sido capaces?

-No me toques las narices, Marcelino.

-¿Qué haces como un pasmarote? ¿No saludas?

-Solo estaba mirando la buena pareja que hacéis.

Y el vestido que me llevas, madre mía.

-¿Te gusta? -Y tanto que me gusta.

-¿Siempre vistes así para currar en el gimnasio?

-¿Algún problema? -No.

¿Dónde te ha dicho que trabaja? -En el Gym Total, es monitora.

-¿Te has pasado por allí para comprobarlo?

-¿Por qué tendría que hacerlo? -¿Te ha pedido pasta?

-¿Insinúas que está conmigo por la pasta?

-Mira, Luis...

No hay manera fácil de decir esto.

Yo sí me he pasado por el Gym Total.

-Te voy a partir la cara, imbécil.

¿Por qué te metes donde no te llaman?

-Si algo sale mal, podría perderos a las dos...

Te juro que no me lo perdonaría en la vida.

-Eso es que en el fondo te importo algo.

-Ya te he perdonado, cariño.

-¿De verdad quieres perder el tiempo en un restaurante?

-No, por favor.

-El vino, el masaje...

Se me ha despertado otro tipo de apetito.

-Por favor, quita.

¡Quita!

(ÉL RÍE MALICIOSAMENTE)

(ELLA GRITA)

-Quiero que tu muerte sirva para mandarle un mensaje

a mi hijo ahí arriba.

Y ahora...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 428

Servir y proteger - Capítulo 428

16 ene 2019

Quintero intenta convencer a Maica para que seduzca a Oleg. Konchalowsky llega con la intención de matar él mismo a Alicia. Ante la gravedad de Antonio, Olga decide viajar a Milán. Espe quiere aclarar las cosas con Pablo. Elvira está entusiasmada con la noticia de que Luis tiene novia.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 428" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 428"
Programas completos (453)
Clips

Los últimos 1.583 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 450 Completo 57:40 8% ayer
    Capítulo 450 ayer La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 449 Completo 57:07 100% pasado jueves
    Capítulo 449 pasado jueves La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 448 Completo 58:16 100% pasado miércoles
    Capítulo 448 pasado miércoles La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 447 Completo 55:41 100% pasado martes
    Capítulo 447 pasado martes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 446 Completo 57:29 100% pasado lunes
    Capítulo 446 pasado lunes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 445 Completo 58:21 100% 08 feb 2019
    Capítulo 445 08 feb 2019 Toni anima a Olga, ya que la ha notado tocada por la enfermedad de su padre. El Ardilla aparece en el taller de los Soler y se enfrenta a Alicia en un tiroteo con trágicas consecuencias. El CNI pone en mar...
  • Capítulo 444 Completo 58:19 100% 07 feb 2019
    Capítulo 444 07 feb 2019 Gracias a información suministrada por Elvira, la policía se presenta en el taller de Álvaro siguiendo la pista del delincuente conocido como "El Ardilla". Elvira visita a su hijo L...
  • Capítulo 443 Completo 55:38 100% 06 feb 2019
    Capítulo 443 06 feb 2019 Luis es interrogado por Silvia y Alicia, como sospechoso del asesinato de Susana Huertas. Fede descubre quién está detrás del acoso a Jessica, y será para ella toda una sorpresa. Ibarr...
  • Capítulo 442 Completo 58:02 100% 05 feb 2019
    Capítulo 442 05 feb 2019 Miralles y Alicia consiguen animar a Silvia y la investigación conduce a las inspectoras hasta un sorprendente sospechoso. Los Soler acusan, cada uno a su manera, el ingreso de Ricky en la clínica d...
  • Capítulo 441 Completo 56:26 100% 04 feb 2019
    Capítulo 441 04 feb 2019 Mientras Pablo intenta ganarse a Espe, en comisaría se produce una hecatombe al descubrirse una nueva víctima del estrangulador. Esto supone un fuerte varapalo para Silvia, que se siente aún ...
  • Capítulo 440 Completo 56:09 100% 01 feb 2019
    Capítulo 440 01 feb 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 439 Completo 58:08 100% 31 ene 2019
    Capítulo 439 31 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 438 Completo 57:14 100% 30 ene 2019
    Capítulo 438 30 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 437 Completo 57:03 100% 29 ene 2019
    Capítulo 437 29 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 436 Completo 55:15 100% 28 ene 2019
    Capítulo 436 28 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 435 Completo 56:23 100% 25 ene 2019
    Capítulo 435 25 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 434 Completo 57:04 99% 24 ene 2019
    Capítulo 434 24 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 433 Completo 58:16 100% 23 ene 2019
    Capítulo 433 23 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 432 Completo 57:38 100% 22 ene 2019
    Capítulo 432 22 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 431 Completo 58:07 100% 21 ene 2019
    Capítulo 431 21 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos