www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4940249
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 427 - ver ahora
Transcripción completa

¿Sabes la cantidad de gente, de vecinos, que ha venido

hasta la ferretería para arreglar sus cacharros?

-Yo todavía no. -Pues cuando quieras, ¿eh?

-A Pablo le ha encantado la ternera al curry

y a ti te ha encantado Pablo.

-Esa chica está loquita por ti. -Cuanto más la conozco, más...

me gusta.

-Pablo, ¿quieres cenar conmigo? Yo pongo la casa y las velas.

-¿Cuándo? -Esta noche. La vida es breve.

-Sí, la vida es breve.

-¿Me vas a contar qué es lo que te pasa?

-Me he metido en un lío de pelotas, macho.

Que me he pillado de dos chavalas

y no sé qué decidir y me estoy volviendo loco, tronco.

-Ya. Sopesa un poco a ver qué tienes en común con cada una y ya está.

-Oye, ¿conoces a The Little Beast?

-Ojalá vinieran a Madrid a tocar dentro de poco.

-Me estás vacilando, ¿no? ¿No sabes que tocan hoy en Madrid?

-¿Qué pasa, salís una noche y ya sois novios?

Te das la vuelta y tu mejor amiga te apuñala por la espalda.

-No sabía cómo contártelo. Lo último que quería era hacerte daño.

¿Qué te molesta más: que te haya mentido

o que se haya enrollado con otra?

Lo importante es que estoy muy decepcionada con Paty.

Ya no confío en ella.

-Hay algo de Álvaro que creo que tienes que saber.

La chica con la que está saliendo es inspectora de policía.

-¿Inspectora Orestes? -Sí, soy yo.

-Soy Elvira Soler, encantada. -Lo mismo digo.

-No nos vas a dejar con el culo al aire.

Igual que el cabrón del viejo, ¿a que no?

-Que no, ¿tú eres tonto?

-Pues entonces ya sabes lo que tienes que hacer.

-No siento nada por ti. Esto es un error.

-Era perfecto. -Excepto por su madre.

-Ya, bueno, me hizo la radiografía y creo que no pasé el examen.

-Ya tienes vía libre con Álvaro. -De verdad, a mí me sabe mal.

-No, no, no. De eso nada,

lo que tienes que hacer es aprovechar tu oportunidad.

-Entiendo que estés cabreado.

-¿Tú qué vas a entender, Luis?

¿O es que alguna vez te ha pasado algo parecido?

-No todo en la vida es trabajo. -Ya lo sé.

-A ver qué día traes tú una chica a casa.

¿Qué queréis? Te queremos a ti.

Todo esto tiene que ver con lo que pasó en Chechenia, ¿verdad?

Y tú no eres Kiril Konchalovsky, pero trabajas para él.

Ya que eres tan lista, dime quién es este chico.

Fidalgo me ha dicho que el crío al que abatí

es el hijo de Kiril Konchalovsky,

el líder de la mafia rusa que secuestró a nuestro compañero.

Que Quintero y Oleg hayan tenido negocios en el pasado

podría facilitarnos la investigación.

Necesitamos que hackees su móvil.

¿Cómo voy a hacer eso? Esa gente está obsesionada con la seguridad.

¿Cómo demonios voy yo a coger el teléfono a Oleg?

No tendrás que cogerlo ni tocarlo. Bastará con que esté encendido.

Nada nuevo sobre el caso de Rita, ¿no?

La coartada del marido es sólida

y también hemos descartado el móvil económico y el sexual.

A mí me da mucho miedo pensar que por el barrio

hay suelto un asesino de mujeres.

-Nacha, ¿tenemos de qué preocuparnos?

-Hemos encontrado el cadáver de una mujer.

De momento solo te puedo adelantar que ha sido estrangulada.

¿Igual que Rita Blanco?

Tenemos un asesino en serie en Distrito Sur.

No sé, Paty. No me quiero poner en lo peor

pero con el violador de la máscara empezamos así.

-Su ex. Lo dejaron hace un mes. Mira lo que le pone.

-¿Me puedes pasar un pantallazo de eso?

O sea, que la víctima tenía una relación tóxica

con un tipo impulsivo e inestable.

Pero necesitamos una vinculación entre Arturo Sánchez

y la otra víctima, Rita Blanco.

Pues la tenemos. Arturo Sánchez trabajó en la misma constructora

que el marido de Rita Blanco. Justo cuando fue despedido.

¿Qué ocurre?

Es Antonio. Han tenido que suspender el tratamiento

porque ha sufrido un paro cardíaco.

Claudia...

(Música emocionante)

(Timbre)

-Hola. -Hola.

-¿Puedo pasar un momento? Quiero hablar contigo.

-Yo no creo que tengamos mucho de lo que hablar.

-De verdad, que va a ser solo un momento.

Es horrible lo de Carol, ¿no?

Todavía no me puedo creer que la hayan asesinado.

-Ya, es horrible.

Pero vamos, que no creo que tú vengas a hablar de eso, ¿no?

-No, no. Claro que no.

Sigues enfadada conmigo, ¿no? -No, ¿por qué?

¿Porque me hayas mentido? Qué va. Chica, estoy encantada.

-Olga, de verdad, yo no quería hacerte daño.

-Pues lo has hecho.

-No me puedo ni imaginar lo cabreada que estás por haberme liado con Toni.

-No, no te confundas, ¿eh?

Que yo no estoy cabreada porque te hayas liado con Toni.

-Ah, ¿no? -No, estoy cabreada

porque me has mentido, ¿sabes? Y has tenido muchas oportunidades

de decirme la verdad y no has aprovechado ninguna.

-Yo quería decírtelo, de verdad. -No. Tú nada, Paty.

A ti te ha salido muy bien la estrategia.

Primero, me convences de que las dos pasemos de él

y así tienes el camino libre para enrollarte con él.

-No, no te convencí de nada. Las dos juntas decidimos pasar de él.

-Sí, ya veo como pasas tú de él.

-¿Sabes? Es que todo ha surgido así, de repente.

Pero que yo no tenía ningún plan ni nada parecido, ¿eh?

-Mira, déjalo. No me apetece hablar más del tema.

-Me siento fatal por no haberte contado

que iba al concierto con Toni, de verdad.

Pero es que no era fácil. -Era más fácil traicionarme.

-Por favor, no te lo tomes así. -¿Cómo quieres que me lo tome, Paty?

Fui a decirte de ir juntas al concierto.

Tú me dijiste que no, que no podías.

Porque claro, tenías un compromiso con tu madre, era su cumpleaños,

tenías que cenar con ella, ¿cómo la ibas a dejar sola?

-Perdóname, Olga. De verdad.

Es que todo ha ocurrido muy rápido. Quería contártelo, de verdad, pero...

Tenía mucho miedo de cómo ibas a reaccionar

y de una mentira pues pasé a otra y eso se hizo una bola enorme y...

Jo, tú también la habrás cagado alguna vez, ¿no?

-Sí, pero tanto nunca.

Me has tratado como a una imbécil.

-No eso no. Me he equivocado, sí. Y lo siento muchísimo.

Pero yo te quiero y te admiro y eres mi mejor amiga.

¿Me puedes perdonar?

(Suena un móvil)

Mierda.

Es María, tengo que cogerlo.

(SUSPIRA)

Dime, María.

Vale, sí. En menos de diez minutos estoy allí.

Vale, hasta ahora.

Que está el bar petado y me tengo que ir.

-Me parece bien porque esta conversación

la daba por zanjada.

-Olga, siento muchísimo haberte hecho daño.

(SUSPIRA)

-Pues aquí tiene, muchas gracias. Y a ver si nos vemos por Salteras.

-Oye, Damián, ¿te importa que esta tarde salga media hora antes?

-No, hombre, no. Qué va.

Bueno, eso si no viene un aluvión de clientes a última hora.

-Bueno, en ese caso yo me quedo, vamos.

-Que no, hombre, que era una broma para ver la cara que ponías.

¿Qué?

¿Nerviosillo?

-¿Yo? ¿Por?

-¿Por qué va a ser? Por la cita de esta noche.

Por eso quieres salir antes, ¿no?

-¡Ah! Bueno, sí, no sé. Tengo que comprar una camisa

y quería pasar por casa.

-Tranquilo, hombre. Ya verás como todo va bien.

-Damián.

Me ves nervioso, ¿verdad?

-¿La verdad?

Sí.

-A ver, es que hace mucho tiempo que no tengo una cita.

-¡Ah, que es por eso!

Yo pensaba que te imponía que ella fuera policía.

-No, no.

De hecho, es una de las cosas que más me gusta de Espe,

que sea policía. -¿Y eso?

-Porque a mí me apetece estar con una mujer

que no sea de mi gremio.

Quiero decir, que si fuera una compañera de curro

pues posiblemente me lo pensaría mucho antes de pedirle salir.

-¿Por qué? ¿Qué pasa?

¿Has tenido malas experiencias de mezclar trabajo con amor?

-Eh... Sí. Mi ex.

A ver, trabajábamos juntos en la empresa de reformas.

Al principio todo iba bien y un día todo se torció.

-¿Qué pasó?

-Pues que de la noche a la mañana me dejó y...

Y no me dio más explicaciones.

-Claro, y seguías viéndola todos los días en el trabajo.

-Sí, un rollazo. Y la cosa se puso al final muy tensa.

-Bueno, ya, me imagino.

-Pero, Damián, yo estaba muy dolido, pero que yo hice todo lo posible

para tener una buena relación con ella.

-¿Y ella? ¿Qué actitud tenía ella?

-Pues ella...

Ella lo pasaba muy mal viéndome todos los días.

De hecho, se puso muy borde hasta que me echaron.

-¿Te echaron a ti? ¿Por qué?

-Bueno, pues... ¿Te acuerdas de que te dije

que era una empresa familiar?

Pues... ella era la hija del jefe.

-También recuerdo que dijiste que te echaron por culpa de la crisis

y que bajó el trabajo. -Sí,

eso fue la excusa oficial que ellos dieron,

pero yo creo que fue por ella.

-Pues no le des más vueltas.

Eso es el pasado.

Ahora se te presenta una nueva oportunidad.

-Una nueva oportunidad.

Sí, claro. Y no quiero malgastarla.

Damián, a mí me gusta mucho Espe.

-Tranquilo, hombre. Ya verás como todo va bien.

Además, desde fuera, al menos, parece que congeniáis.

-¿De verdad?

A ver, quiero decir que hasta que no estás en relación

No sabes quién es el otro.

Vamos, yo no pondría la mano en el fuego por nadie.

-Hablando de fuego, que no se te olviden las velas.

Y de cumpleaños, como a ella le gustan.

Termina.

-Voy, voy.

-Y, por último, Marisa, necesito que me prepares un listado

con los contactos de todos los proveedores, ¿vale?

Correos electrónicos y teléfonos, ¿sí?

-Ahora mismo. ¿Necesita algo más?

-No, nada más. Con eso ya tienes bastante tarea por hoy, gracias.

Vaya, qué sorpresa.

Parece que le cogiste gusto a lo de presentarte sin avisar, ¿no?

-¿Algún problema? -No, ningún problema.

Déjanos solos, Marisa, gracias.

Pero tampoco te pongas tan tenso, hombre.

que estamos en confianza.

Siéntate, ponte cómodo... Como si estuvieras en tu casa.

Pero sí me gustaría que supieras una cosa, Oleg.

Preferiría que me avisaras antes de venir

porque, si lo haces así,

terminas descuadrándome toda la agenda.

-En nuestro mundo hay que andarse con pies de plomo.

-¿Qué pasa? ¿Que no te fías de mí o qué?

-No te lo tomes como algo personal.

Yo tomo esa medida por sistema.

De todas formas, debes estar contento de verme.

-Claro que estoy contento, amigo. ¿Cómo no iba a estarlo?

Sobre todo, si, como creo, por fin me traes una respuesta de tu jefe.

-Konchalovsky podría estar interesado en hacer negocios contigo.

-Bien, bien. Eso es una muy buena noticia.

-Siempre que aceptes sus condiciones.

(Notificación de móvil)

Tranquilo, puedes coger el teléfono y responder

si te hace falta. Mientras, yo le voy a ir dando un vistazo

a estas fantásticas condiciones.

-¿Y bien? ¿Qué le parece la oferta de mi jefe?

-Bueno, digamos que es una oferta, ¿no?

Pero ¿qué te parece a ti si para hablar del tema

nos tomamos antes un trago

tú y yo?

¿Sabes? He seguido tu consejo.

Y he conseguido que me trajesen

una muy buena botella de vodka, o, al menos, eso me han dicho.

Así que...

Espero estar a la altura, amigo.

A ver qué te parece.

-Yo prefiero beber cuando se cierran los tratos.

Y todavía no me has dicho si lo aceptas.

-Bueno, déjame meditarlo, por lo menos, ¿no?

mientras nos tomamos este trago,

y así, de paso, me dices si me han dado gato por liebre, o no.

¿Qué pasa?

¿No conoces esa expresión? La utilizamos mucho en España

cuando sospechamos que alguien nos está engañando.

-Hay cosas que todavía no comprendo de este país.

-Pues, tampoco somos tan complicados, amigo.

-Está bien.

Sabe a liebre, no a gato.

Pero no tengo todo el día.

Necesito hacer una llamada. ¿Te importa?

-No. Claro que no. ¿Qué me va a importar?

Estás en tu casa, ya te lo he dicho.

-Sí.

(HABLA EN RUSO)

(HABLA EN RUSO)

(HABLA EN RUSO)

Pues tengo cosas que hacer.

Así que, necesito una respuesta ya,

para dársela a mi jefe.

Hay un trato, ¿sí o no?

-Bueno, ya que tienes tanta prisa,

será mejor que vaya al grano, ¿verdad?

No me interesa, Oleg.

Me parece una tomadura de pelo

que tu jefe me ofrezca un 70/30 a su favor.

-Pues a mí me parece una falta de respeto por Konchalovsky.

Está visto que no sabes lo importante que es ese hombre.

-Está visto que ese hombre no sabe lo importante que soy yo, ¿sabes?

Porque soy yo el que pone a los proveedores.

Soy yo el que pone las rutas de distribución

y consigue que sean seguras.

Si tu jefe vela y cuida su negocio, yo también hago lo mismo con el mío.

Dile que mi oferta es 50/50.

-¿Es tu última palabra?

Sí, esa es mi última palabra.

y estoy siendo muy generoso, créeme.

Dile que necesito una respuesta lo antes posible

porque, aquí detrás, tengo unos cuantos socios esperando.

Iker, soy yo. El ruso acaba de salir de mi oficina.

"¿Y has podido clonarle el móvil?"

No, maldita sea. Me ha dado mensaje de error.

Es muy difícil hacerlo delante de sus narices.

"Está bien. Daré orden de que lo sigan,

a ver si logramos que nos lleve hasta Alicia."

Espera, espera.

Antes de salir, estando aquí, ha hecho una llamada.

No sé qué decía, hablaba en ruso. Creo que hablaba con uno de ellos.

"Está bien. No te preocupes.

Te daré un dispositivo para volver a intentarlo.

Te mantengo informado."

¿David Gómez?

Eh... No me suenas, tronco.

Ah, vale, sí. Vigilante del metro. Sí, perdón.

¿Viste a las chavalas? ¿Han estado ahí?

Vale. Hagamos una cosa: me paso a ver las grabaciones.

A ver si las identificamos.

Venga. Oye, muchas gracias por tu colaboración.

Venga, chao. Hasta ahora. Chao.

Olga, ¿podemos hablar? -No.

-Es importante, por favor. -Me da igual.

-Un segundo, Olga.

-¿Qué quieres hablar?

-Es mi culpa que estés enfadada con Paty.

No debí decirte que fuimos al concierto.

Debí dejar que ella te lo contara.

-No sé por qué lo dices. Me encantó enterarme por ti

que mi mejor amiga me traiciona.

-Paty está muy triste, tía.

Solo quiere pedirte perdón y hablar contigo.

-Pues gracias por darme información de ella. Pero es que ya lo sé.

Ha venido a casa y no le ha servido de nada.

-Sigues muy picada con Paty, tú, ¿no?

-Mira. Chico listo.

Lo mismo deberías hacerte policía. Se te daría bien.

-Estás siendo bastante injusta, ¿no te parece?

-¿Perdona? -¿Perdona?

Le reprochas que viniera al concierto,

pero tú me pediste ir al cine, ¿no?

Rompiste el pacto que tenías con ella de pasar de mí.

-Mira, Toni, vete a la mierda.

No estoy enfadada con ella porque se haya liado contigo.

-¿No? Entonces, ¿qué te pasa?

Estoy enfadada con ella porque mi mejor amiga me mintió

para liarse con un gilipollas que se lo tiene muy creído.

-Toni.

¿Qué le pasa a Olga?

-Tiene un cabreo de pelotas con Paty y conmigo.

-Pues nosotros tenemos mucho trabajo. Espabila.

-Llamó el del metro. -¿Qué dijo?

-Han visto a las chavalas.

Le dije de ver las grabaciones para identificarlas.

-Bueno, eso luego. Ahora acompáñame.

-¿Adónde?

-A hablar con Arturo Sánchez.

-¿El ex de Carolina?

-Sí. He conseguido localizarle,

así que, vamos a tener una bonita conversación con él.

-Qué muerto está esto, ¿no?

-Parece que el asesinato

de la chica de la panadería asustó a la gente.

-No me extraña.

-Oye, y...

¿qué tal Álvaro?

-¿Por qué lo preguntas?

-Ha roto con la chica con la que estaba, ¿no?

-¿Y tú cómo lo sabes?

-Bueno...

Detrás de una barra, te enteras de todo.

¿Cómo está?

-Bueno...

Irá mejorando.

Ha sido él quien rompió.

-Y... ¿sabes por qué la ha dejado?

-Me imagino que se habrá dado cuenta de que no pegan ni con cola.

A ver si la próxima vez

elige una chica que le vaya un poquito más.

Ey, Andrea.

-¿Cómo estás? -Muy bien.

-Te presento a Sara, el alma del Moonlight.

-Qué exagerado. -No, es la verdad.

-Encantada, Andrea. -Igualmente.

-¿Quieres tomar algo? -Sí, pero vamos a sentarnos.

Vengo de spinning y estoy reventada.

-Como quieras.

Por Dios, Antonio, ¿cómo no me voy a preocupar

con lo que ha pasado?

No, no te...

Que no te regaño, hombre, que no.

Bueno, me fio de ti, pero relativamente, cariño,

porque ya me engañaste con lo de la enfermedad.

Vale. Sí.

¿Qué voy a hacer? Pues ir a mirar en cuanto pueda.

Vamos, te pongas tú, como te pongas.

Vale, bueno. Pues, venga. Hablamos tranquilos en casa, sí.

Eso. Venga.

(Llaman a la puerta)

Adelante.

Perdone, ¿tienes un minuto?

Sí, sí. Os estaba esperando.

¿Habéis conseguido hablar con el ex de Carolina?

Venimos de allí ahora mismo. ¿Qué ha pasado?

Al principio se puso a la defensiva,

pero después confirmamos su coartada.

¿Y? ¿Cuál es?

El día del crimen estaba en Badajoz,

es comercial de móviles y estaba en un congreso.

¿Y lo habéis comprobado? Porque pudo recoger la acreditación

y volverse a Madrid y asesinar a Carolina.

Lo hemos chequeado y tiene testigos de sobra.

-Otros asistentes corroboraron su asistencia,

se reunieron de día y por la noche,

en el margen horario del asesinato, cenó en un hotel donde pernoctó.

O sea, ¿que no tenemos nada?

Sabemos que Carolina discutió con él

tres horas antes de su muerte.

-Todo lo que nos comentó encaja con las imágenes de seguridad

de la panadería.

¿Sabemos por qué discutieron?

Él la llamo para que se vieran cuando regresara de Badajoz.

-El tipo quería volver con ella, ella no quiso quedar,

empezaron a discutir...

-Ella lo bloqueó de las redes sociales,

después se arrepintió y lo desbloqueó.

¿Y reconoció que ha coincidido en el trabajo

con el marido de Rita Blanco?

Sí, pero dice que no se acuerda de él.

Fede miró las redes sociales de los dos

y no tienen contacto.

-No, aparentemente que coincidieran en ese trabajo es casualidad.

Lo único cierto es que Arturo Sánchez

tiene una coartada sólida.

Pero bueno, ¿es que hoy no va a salir nada bien? ¡Joder!

Siento que no detuviéramos al culpable.

Al menos descartamos un sospechoso importante.

Disculpadme vosotros a mí. Habéis hecho vuestro trabajo.

Y no tiene que ver con mi malestar.

Si nos dices qué te pasa, quizás podemos ayudar.

No, que hay días que todo se complica

y no tengo ganas de hablar. A lo vuestro, que seguro

que encontráis un hilo del que tirar. ¡Venga, venga!

Joder.

¿Queréis otra copa, chicos?

-No, gracias, yo voy ya al gimnasio o mi jefe me va a echar.

-No será para tanto.

-Calla, si llego tarde es por tu culpa.

-¿Yo qué culpa tengo?

-Contigo se me pasa el tiempo volando.

¿Cenamos luego?

-Me encantaría, pero no creo que pueda escaparme.

-Me lo imaginaba, pero tenía que intentarlo.

Luego hablamos, ¿vale? -Cuando quieras.

-Chao, Sara. -Chao.

Qué calladito te lo tenías, ¿no?

-Acabamos de conocernos.

-Pues se os ve compenetrados.

Es maja, me ha caído bien.

¿Dónde curra?

-Es monitora en un gimnasio.

-Escucha, si quieres ir a cenar con ella,

no me importa quedarme sola.

De verdad. Ya ves cómo está esto. Está muerto.

Venga, no seas tonto y vete a cenar.

-Vale. Me escapo un rato, pero luego vuelvo.

-Como quieras. Y relájate,

que, vamos, para estar pillado, estás un poco tenso.

-No es por Andrea, son otras cosas.

-Tú siempre tan hermético.

Mira que sois diferentes los hermanos, ¿eh?

Ricky que no calla, tú que te callas todo

y luego está Álvaro...

-Que es el término medio y por eso te gusta.

-Pues sí.

Que, por cierto,

me imagino que aunque haya sido quien dejó a Silvia,

estará un poco tocado.

-No, no creo.

Yo creo que pasa de ella bastante.

La verdad es que no pegaban ni con cola.

Me imagino que será por eso por lo que la ha dejado.

-¿Cómo que se os ha escapado?

¿No teníais localizado el coche, hombre?

"Sí, pero entró en un parquin de un centro comercial

y allí se quedó el coche."

No me lo puedo creer.

"Los rusos pueden usar hasta seis coches diferentes

en una maniobra de despiste y Oleg está acostumbrado

a esas tácticas."

Parece mentira que lo hayáis perdido en vuestras propias narices

con lo listos que sois en el CNI.

Pero son expertos en protocolos antiseguimiento.

¿Sabes en lo que creo que son expertos esos rusos?

En saber perfectamente

cuál es el protocolo de seguimiento que tenéis en el CNI.

Pero vamos a dejarlo ahí y pasemos página.

¿Recuerdas que te dije que había forzado la negociación

para que Oleg se tuviese que pasar por mi oficina?

Estará a punto de llegar. "Escucha.

Tienes que intentar otra vez clonar su móvil."

Sí, sí.

Acabo de recibir el cacharro este, el aparatito nuevo

que me has enviado. Espero que esta vez funcione.

"Valoramos otras estrategias para descubrir

dónde tienen a Alicia, pero ninguna sería tan rápida

como clonar el móvil de Oleg y, de momento,

tú eres el único que puede hacerlo." No necesito más presión, Iker.

Sé lo que tengo que hacer

y sabes que voy a hacer todo lo posible por conseguirlo.

(Llaman a la puerta)

¿Qué haces aquí otra vez, Maica?

-Perdona que te moleste,

pero es que esta mañana no te dije que me iba fuera

y no me gustaría irme sin despedirme de ti.

-¿Adónde te vas? -A México. Con mi hermana.

Aquí ya no tengo nada ni nadie que me retenga.

-¿Y cuándo dices que te vas?

-Mañana.

Cuídate, por favor.

No dejes que te arrastren a ninguna situación peligrosa.

Por favor.

-Vaya, qué sorpresa.

Que te presentes dos veces seguidas en el mismo día

y sin avisar, sí que me empieza a sorprender bastante.

-¿No me presentas a esta bella dama?

-Sí, claro, ella es Maica Vallejo,

es merchante de arte y responsable

de una de las casas de subastas más importantes de España.

Él es Oleg Ivanov,

un posible socio de Transportes Quintero.

-¿Qué subastas? ¿Joyas? ¿Antigüedades?

-Eso también, pero sobre todo obras de arte.

-Es una ocupación que se encaja a la perfección

con una mujer con tanta clase como usted.

-Gracias.

Bueno, yo ya me iba.

-¡Qué mujer! Es impresionante.

-Será mejor que vayas al grano, amigo, no tengo mucho tiempo.

Supongo que habrás venido aquí para darme la respuesta de tu jefe.

-Sí. Y has tenido suerte.

Acepta. 50 y 50.

-Ah, ¿sí? ¿Y lo acepta así, sin más?

-Parece que le gustó que le dijeras sí a la primera.

-Bien, pues entonces ahora

sí que podemos celebrarlo con un buen vodka, ¿no crees?

-Pero uno rápido, ¿eh? No tengo mucho tiempo.

El jefe me da mucho trabajo.

-¿Eso por qué?

¿Tú jefe te tiene pluriempleado quizás?

¿En qué estáis liados ahora?

-En cosas de mucho dinero.

-Eso ya lo supongo, amigo, no soy tonto.

-Como comprenderás, no te voy a dar detalles.

-Hay confianza, ¿no?

Ya casi se puede decir que somos socios.

Y si tenéis algún problema, incluso os puedo ayudar.

Sabes que tengo una muy buena agenda de contactos en España.

-Seguro que sí,

pero para el asunto que ahora tenemos entre manos

no necesitamos tu ayuda.

¿Olga? Voy.

(Se rompe un plato)

Joder. ¿Qué te pasa, hija?

Que acabo de tirar todas las croquetas al suelo.

Bueno, no pasa nada, no es grave.

¿Cómo no va a pasar nada? Llevo toda la tarde cocinando.

No lo haré otra vez porque estoy harta y no quiero cenar.

No pasa nada, pero ¿estás así por las croquetas o ha pasado algo?

¿No viene Paty a disculparse y decirme que la perdone?

Claro, no la he hecho caso, pero encima el imbécil de Toni

ahora hace de mediador entre nosotras.

Vale, vale, vale. Cálmate, mujer.

Dentro de cuatro días ni te acordarás.

Tranquilízate. No le des importancia.

Es mi mejor amiga la que me ha traicionado

y ahora mismo estoy muy cabreada...

Vale, calma, por favor. Tengo que hablar contigo.

¿Por qué?

Es por papá.

¿Qué pasa?

Esta tarde me llamó el doctor Cifuentes

y me contó que papá ha tenido un paro cardíaco.

Han conseguido estabilizarlo, le han aplicado el desfibrilador

y el corazón ha vuelto a latir, no te preocupes.

Pero ¿has podido hablar con él? Sí, sí.

He hablado, pero solo cinco minutos.

Porque los médicos no le permitían más.

Todavía le estaban estabilizando.

Pero entonces está bien.

Sí.

Lo que pasa es que han tenido que suspender el tratamiento.

No pueden hacer eso.

Es lo más seguro, cariño.

Tienen que saber identificar dónde está el problema,

por qué le ha sucedido esto.

Pero entonces, ¿qué vamos a hacer a partir de ahora?

No lo sé.

Lo que sí que sé es que tenemos que estar más fuertes que nunca.

No sé si voy a poder, mamá.

Ahora mismo tengo un nudo en el estómago y ganas de llorar.

Pues llora.

Por los negocios y por la cantidad de pasta

que vamos a hacer juntos a partir de ahora.

-Y por las mujeres tan bellas como Maica.

¿Tienes algo con ella? -No.

Nuestra relación es únicamente profesional.

Digamos que antes de entrar en prisión,

yo me encargaba del transporte de las mercancías de su empresa

y ahora estábamos hablando, viendo la conveniencia

de volver a trabajar juntos otra vez.

-Me cuesta creer que no hayas intentado nada con ella.

-¿Y eso por qué?

-No sé, me pareció que tienes algo como...

Pero bueno, si no tienes nada con ella,

estupendo, me alegro.

(Notificación de móvil)

Te pasas el día entero con el teléfono móvil en la mano,

amigo, pareces un adolescente.

-Muy gracioso.

Ser mano derecha de Konchalovsky me obliga a estar conectado

en todo momento.

-¿Sabes? Quiero enseñarte algo. Ven aquí, ven.

Aparte del vodka ese que bebemos también me aconsejaron este otro.

Me dijeron que está muy bien, no sé si a ti te va a gustar, ¿eh?

Porque es un vodka sueco.

-Los suecos no tienen ni idea de alcohol.

Solo de montar los muebles.

-Bueno, el experto que me lo recomendó

me dijo y me juro, ¿eh? Que los vodkas suecos y los polacos

son mucho mejores que los rusos. Ahora yo no sé.

-Gilipollas. Se dejan engañar por el márquetin.

-¿Sabes qué?

Hazme un favor, ve abriendo la botella

y sirviendo unas copas.

Tengo que hacer una llamada para ver cómo van las cosas

por abajo en el muelle.

Selu, ¿qué tal? Soy yo, Quintero.

Oye, ¿cómo van las cosas allí en el muelle dos...?

No, hombre, te dije que no quería ningún retraso.

¡Maldita sea!

Esos televisores tienen que salir para Holanda cuanto antes, ¿vale?

Tú limítate a hacer lo que yo os he dicho y punto.

Oye, cuando termines

no te entretengas por allí abajo.

Vente para acá inmediatamente y tráeme los albaranes.

Venga, espero.

-Me tengo que ir, me llaman otros asuntos.

-¿Ya te tienes que ir? ¿Así tan pronto?

¿Ni siquiera vas a probar el vodka sueco?

-Ya lo he probado, es una mierda.

-¡Maldita sea!

-¿Qué te parece? ¿Cómo me queda?

-Oh, me gusta.

-¿En serio?

-Sí, muy guapa.

Bueno, tú recuerda que Pablo

se ha fijado en ti vestida con uniforme de poli.

No creo que le importe la ropa que llevas.

-Ya, si sobre todo es por mí,

Me siento más segura para una cita si me veo guapa.

¡Ay, perdón!

No tenía que haberte sacado el tema.

-No, no, si por mí no te preocupes,

ya tengo superado lo de la cita catástrofe.

Bueno, que tampoco es que Álvaro y yo tuviésemos

una relación ni nada.

-Ya, pero a veces eso es peor, ¿no?

Porque te corta el rollo tener que echar el freno

al principio cuando estás más emocionada.

-Vale, tienes razón, prefiero no hablar del tema.

Acabas de quedar con Pablo y no quiero fastidiar.

-Que no me fastidias. No hablamos del tema y ya. ¿Dónde está Fede?

-Me ha dicho que ha ido a ensayar a casa de un amigo.

-No sé si le entendí bien. -Que sí, que sí.

Ahí donde lo ves, es un cantante de blues que lo flipas.

-¿Qué dices? -¿Y tú qué? ¿Qué vas a hacer?

-Pues me voy al cine, a ver si me entra otra película

que no sea este rollo que tengo. A ver si veo "Loving Pablo" o...

-¡Qué tonta eres, de verdad! ¿Y vas con alguien?

-No, prefiero ir sola, me apetece.

Y no quiero discutir con nadie a ver qué peli veo.

-Me da pena echarte de casa así para cenar yo sola con Pablo.

-Que no, Espe. Que no me echas.

Que me apetece irme al cine y desconectar un poco.

-Si al final no vas, te quedas a cenar con nosotros.

-No. Uno: ya tengo la entrada comprada.

Y dos: el otro día fuiste tú

quien me dejó la casita libre para cenar con Álvaro.

Así que ahora te concentras en tu cita con Pablo.

(Timbre)

Ahí está.

-Hola.

Pasa.

-Hola.

-Hola. Bueno, os dejo. -No tienes que salir corriendo, ¿eh?

-Perdón. No corro, es que llego tarde al cine.

-Bueno, os presento. Silvia, Pablo. Pablo, Silvia,

mi compañera de piso y de trabajo.

-Encantada. -Igualmente.

-Bueno, pasadlo bien.

-Bueno.

Te he traído un vino

y unas velas para crear ambiente.

De las de toda la vida, las que te gustan a ti.

-Muy bien, muchas gracias.

-¿Qué cenamos? Tengo un hambre.

-Mierda, el risotto.

-Elvira, ¿qué tal?

-Hola, Sara. -¿Te pongo algo?

-No, gracias. Ahora no.

Oye, ¿ha pasado Álvaro por aquí?

-No, no lo he visto. -¿No?

Bueno, pues si pasa, no te lo pienses demasiado

y a por él.

-A ver, Elvira, no es tan fácil.

-¿Y por qué no?

-Porque no quiero agobiarle.

Ahora mismo necesita tiempo para recuperarse de la ruptura.

-Me gusta mucho que seas tan comprensiva, pero mira.

Creo que si hoy no se pasa por aquí, yo de ti

me acercaba por el taller con alguna excusa.

-No sé, yo prefiero esperar unos días.

-Pero ¿para qué, mujer?

Cuanto antes sepa que a ti te gusta.

Oye, ¿y Luis ha llegado ya? -No, ha salido.

-Qué raro, habíamos quedado para repasar la contabilidad.

Estará a punto de llegar, se ha escapado un momento a cenar.

-¿Había quedado con alguien?

-No lo sé, no me ha dicho nada.

-Es obvio que sí que sabes.

¿Con quién ha quedado? (RÍE)

-A ver, Elvira, prefiero que se lo preguntes a él.

-Ya entiendo. Ha quedado con una chica.

¿Sara?

Me gusta que no quieras cotillear sobre su vida,

pero sabes que tú y yo estamos destinadas a ser aliadas.

-Vale.

Ha salido con una chica, sí. Una tal Andrea.

-¿La conoces? -Me la ha presentado antes aquí.

-Entonces ¿están saliendo? -Eso parece.

-Ya. -Pero no estoy segura, ¿eh?

Pero sí te puedo decir que me ha caído bien.

-Me alegro.

Me alegro mucho.

Qué ganas tengo de que encuentre una pareja.

Bien.

-Siento mucho haber tenido que improvisar,

pero es que el risotto no había quien se lo comiera.

-Bueno, no pasa nada, ¿no? El guacamole te ha salido de muerte.

Y la tortilla de patata

me ha sabido riquísima. -Bueno, gracias. Pero el guacamole

era de bote y la tortilla no tiene mucha ciencia, la verdad.

-Pues nunca la había tomado así especiada.

-Qué desastre.

También ha sido un accidente. Se me ha caído el bote de pimienta

en la sartén.

Pero ya sé con lo que te sorprenderé.

Con un helado que está riquísimo.

-No, oye, por mí no lo hagas que estoy bastante lleno, ¿eh?

-Bueno, vale.

Pues no sé. ¿Quieres una copa?

-Vale.

-Pues mira, tengo una ginebra riquísima

que me trajo una amiga.

¿Quieres?

-Sí, claro. Habrá que probarla.

-Siéntate, ponte cómodo.

Perdón, perdóname.

Es que me he tropezado, joder. Perdón. No será nueva la camisa, ¿no?

-No pasa nada, no te preocupes. Sí es nueva, pero da igual.

-¿Quieres que te traiga una de Fede? O una mía XXL de las que tengo.

-No, déjalo. No te preocupes.

-Bueno, pues deja que te eche al menos otra copa.

-No, no. Más copas no.

Que a mí es que el alcohol no me sienta muy bien,

y con la botella de vino de la cena voy servido.

-Bueno, pues ¿qué quieres hacer?

-Yo creo que me voy a marchar.

Se está haciendo tarde y mañana madrugo.

-Ya. Entiendo que te quieras ir, es que

la verdad que ha sido un desastre de cita, ¿no?

-No. -Quemo el risotto, te tiro una copa.

-No digas eso, ¿eh?

Es que, a ver. Yo soy...

A mí no me gusta...

No me gusta acostarme tarde entre semana

porque al día siguiente estoy muy cansado.

-Ya. Bueno, he estado un poco nerviosa, ¿eh?

Porque llevo mucho tiempo sin quedar con nadie en plan cita.

-Me pasa lo mismo. No sé ni cuándo fue mi última cita.

-Pues ya tenemos algo en común, ¿no?

Entre tus nervios y los míos, esto ha sido un poco desastre,

no fluía la cosa.

-Bueno, yo creo que nos hemos precipitado un poco

quedando esta noche.

-¿Te arrepientes? -No, qué va, para nada.

Para nada.

Pero bueno, a mí es que

me gustan las cosas más...

Más despacito.

Pero...

que yo creo que me voy. ¿Vale?

Es mejor.

Buenas noches y gracias por la cena, estaba todo riquísimo.

-Que descanses.

-Hola.

-Hola, hijo. -¿Qué haces aquí a estas horas?

-Quedamos para repasar la contabilidad. ¿Te has olvidado?

-Pues sí, lo olvidé por completo. -Ya. Ya, ya.

Llevo casi una hora esperándote. -¿Vamos a un reservado?

-No, no. Ahora te esperas a que me acabe el vermut.

-Perfecto, me tomo uno contigo.

Sara, por favor.

-Y ¿de dónde vienes?

-De picar algo por ahí. -¿Sí?

-Yo diría que vienes de cenar bien acompañado.

-¿Qué te ha dicho Sara?

-No, ya la conoces y sabes que es muy discreta.

Solo me ha dicho que ibas con una amiga.

-Es que eso es lo que es, una amiga.

-Y ¿cómo se llama? Porque las amigas tienen nombre.

-Andrea.

-Y ¿desde cuándo salís? Eso de amiga no cuela, hijo.

-Tenemos un rollo, pero no en plan novios.

-Ya. ¿Dónde la conociste si se puede saber?

-Pues no, no se puede saber. Y deja las preguntas

que pareces la Gestapo. -Hijo.

-Cuando vaya en serio con ella, responderé todas tus preguntas.

-Bueno, bueno. Parece delito que una madre quiera saber

algo de la vida de sus hijos.

-No quiero discutir contigo y menos de esto.

¿Repasamos la contabilidad?

-Pues sí, porque si vas a estar tan a la defensiva,

ya hablaremos de ella en otro momento.

Anda, vamos.

Venga.

-¿Qué haces ahí?

-Trabajar, viendo opciones de vivienda para una chica

que tiene dos hijos pequeños y se ha quedado en la calle.

-¿Eso no lo hace un asistente social?

-Sí, pero como mi cita no ha resultado como esperaba,

pues me he puesto a currar. -Es verdad. ¿Y Pablo?

-Se fue hace un rato ya.

-O sea, que no ha ido del todo bien.

-Un desastre.

-Venga.

Cuéntamelo tranquilamente. -A ver, bueno.

-¿Te hago un resumen? -(ASIENTE)

-Pues a ver.

Lo primero

es que el risotto lo he achicharrado,

así que he improvisado una cena de piso de estudiantes.

Luego, de colofón final,

le he tirado la copa encima en la camisa que era nueva.

-Vale, es normal. Pasan estos desastres

porque en las primeras citas estamos nerviosos.

-Esa es otra, parecíamos dos adolescentes

que para sacar tema de conversación teníamos que estar en trance.

Y luego espérate,

que va y dice que vamos muy deprisa,

me da un beso en la mejilla y se pira.

¿Qué te parece?

-Vale, no tiene por qué ser tan malo.

Quiere ir más despacio porque te quiere volver a ver.

-Pero yo no sé si quiero volver a verle.

Que muy gracioso tampoco es.

-No te pongas tan digna que se nota que te gusta.

-Sí me gusta, sí. Pero si me lo tengo que currar

para que luego salga corriendo... No sé si me compensa.

-Si te sirve de consuelo, al menos a ti no te ha dicho

que lo vuestro es un error, como me dijo Álvaro.

-Ya.

¿Has podido desconectar en la peli?

-Bueno, un rato.

Y después ya otra vez.

-Bueno, date tiempo.

Es que necesitas unos días sin verlo para que se te pase el mal rollo.

-Si lo he visto hoy en la calle. -¿En serio?

-Iba con su madre, que ya sabes qué miradas echa esa señora.

-Ya te digo, tiene unos ojos que atraviesan.

-Los dos ahí cortados, plantados, como dos pasmarotes

sin saber qué decir. -Delante de su madre encima,

qué situación. -No lo sabes bien.

-Me he ido en cuanto he podido.

-Vaya dos.

-Te juro que no es por tener el orgullo herido,

es que de verdad no entiendo

qué paso para que él tuviese ese cambio tan radical.

Pasamos de tener tan buen rollo

a soplar una velas y de repente dice que lo nuestro es un error.

-Yo lo veo raro también, ¿eh? Pero a lo mejor hay algo que no dice.

-Igual está con otra.

-No, no creo que esté con otra.

Yo, si me pongo así en plan poli,

la forma de actuar del sospechoso no es coherente.

-Ya, pienso lo mismo.

Pero no quiero entrar ahí ni darle más vueltas.

Paso. -Tengo una idea.

Mira, vete al congelador y trae un helado

que está riquísimo.

-Es la mejor propuesta que me han hecho.

-Es que deberían recetarlo en la Seguridad Social.

Es que es el mejor antidepresivo que he conocido en mi vida.

A mí me cambia el humor.

-Me voy a coger cuchara sopera.

Que lo mío es grave.

-¿Qué pasa? ¿Alguna novedad?

Todavía no, pero tenemos que hablar.

¿De qué tenemos que hablar? ¿De que sois incapaces de rescatarla?

¿De que no tenéis ni idea de dónde está encerrada? Ya lo sé.

Tengo algo que puede funcionar. ¿El qué?

Tendríamos que pedir ayuda a Maica. ¿Cómo?

Ni de coña.

No tiene nada que ver con esto.

Mira,

debería tener una cita romántica con Oleg.

Espera, espera.

¿Cómo sabes tú

que a Oleg le gusta Maica, por ejemplo?

O que caería en una trampa como esa cuando...

No me lo puedo creer.

¿Habéis puesto micros en mi oficina?

Cualquier cosa que dijera nos interesaba, y así ha sido.

Ya sabemos cuál es su punto flaco.

No tenéis derecho a hacer eso, tendríais que consultarlo antes.

Deja de montar numeritos, no tenemos tiempo que perder,

solo nos interesa salvar a Alicia.

Está bien. Está bien.

¿Cuál se supone que es ese maravilloso plan que tenéis?

Tienes que pedirle a Maica que tenga una cita con Oleg

y que clone su móvil.

No pienso hacerlo. Si Oleg la descubre, la mataría.

Entiendo que te preocupe, pero la protegeríamos

en todo momento. ¿Protegiéndola?

¿De qué forma? ¿De la misma manera que estabais dispuestos

a proteger a mi familia? ¿Así?

No pienso decirle nada.

Sobre todo porque creo que ella no aceptaría.

Pero ¿qué pasa? ¿No te das cuenta? Es la vía más rápida

para rescatar a Alicia con vida.

Me alegro de que por fin tengas hambre.

Se me acaba de quitar.

Hay que reconocer que eres valiente.

Pero lástima,

que vas a pagar por la muerte de Yuri.

Pero así son las cosas.

Y tú en cambio eres un cobarde.

No te enfades conmigo.

El único responsable de tu muerte será tu novio.

Si de verdad quisieras matarme ya lo habrías hecho.

Te crees muy lista, ¿no?

Podrías haberme matado en mi propia casa.

Si te estás tomando tantas molestias

es porque quieres presionar al CNI o pedir un rescate.

Ya estoy harto de todo eso.

(HABLA EN RUSO)

Estoy harto de hacerte de niñera.

En parte tienes razón.

Yo hubiera preferido matarte el primer día.

¿Por qué no lo has hecho?

Porque tengo un jefe.

Y a él le gusta hacer las cosas a su manera.

¿Cómo se supone que es eso?

Tu novio ha matado a su hijo.

Para mi jefe,

para que la venganza sea completa,

tiene que ser él con tus propias manos que te mate.

¿Así que...

Konchalovsky va a venir a matarme en persona?

¿Y cuándo voy a tener semejante honor?

Muy pronto.

No seas impaciente.

Y ahora

sonríe a la cámara y saluda.

Por favor.

¿A qué viene ahora tanto dilema moral?

¿Te recuerdo lo que hiciste para conseguir tus objetivos?

No creo que poner en peligro la vida de Maica

sea la mejor solución. Debe haber otra forma de rescatarla.

Pues no, no la hay.

El tiempo corre en nuestra contra. Si eres tan listo,

dame otra alternativa.

¡No, no la tengo! No tengo otra alternativa.

Se supone que sois vosotros los expertos.

Por eso sabemos que convencer a Maica

de que tenga una cita con Oleg es la vía más rápida.

Debemos aprovechar su único punto flaco.

Quintero, sé que bajará la guardia con ella.

Yo tampoco quiero implicarla, pero es nuestra única alternativa.

Habla con Maica.

(Notificación de móvil)

¿Qué pasa? ¿Qué es eso? ¿Te han enviado otro mensaje?

Es una cuenta atrás.

Es el tiempo que le queda con vida.

Malditos cabrones.

Debemos tomar una decisión.

Y debemos hacerlo ya.

El tiempo corre en nuestra contra.

Está bien, está bien, Iker.

Hablaré con Maica.

Yo no me puedo ir ya a Milán.

¿No puedes ir a Milán por trabajo?

No es por trabajo, es personal.

Bueno, es...

Es personal y de trabajo. ¿Más personal que esto?

-Ahora voy a llamar a Oleg

y le diré que venga aquí que quiero hablar con él.

¿Para qué quieres hacerlo?

¡Lo que tendría que haber hecho cuando atravesó esa puerta!

¡Cogerlo por el cuello y reventarle la cabeza a golpes

hasta que me diga dónde tiene a mi hija!

¿Y si no consigues esa información?

Las posibilidades de encontrarla con vida serían mínimas.

Te quiero ver en buena forma para recibir a mi jefe.

Acaba de aterrizar en Madrid.

No tardará en llegar.

Qué ilusión.

Reconoce que lo del beso en la mejilla me descolocó un poco.

Y después no he parado de...

hacerme las típicas preguntas.

-¿Y qué preguntas te haces?

-Pues si te gusto.

Qué va a pasar. -Claro que me gustas.

-¿En serio?

-¿Que tienes novia? ¿Por qué no lo vas pregonando?

-Porque no es mi estilo.

-Ya. Pues felicidades, hermanito.

Por tener novia y...

porque tú tienes la aprobación de mamá.

-A ver si me la presenta pronto, pero con lo que le gusta

ser misterioso, seguro que se hace de rogar.

-Pues ahí la tienes.

Hola, Andrea. -Hola.

¿Está Luis?

-No, se ha ido a hacer unos recados, pero no tardará mucho.

Soy Ricky, su hermano.

-Podríamos ir a mi casa a tomar la copa.

-¿A tu casa? -(ASIENTE)

-Ahí quería llegar, pero no me atrevía a preguntarte.

-¿Así es?

-(CARRASPEA)

-¿Me pides que le seduzca para que puedas espiarlo?

-Yo ya lo he intentado antes, te lo puedo asegurar.

Y no lo he conseguido.

Tú eres la única persona que podría hacerlo.

Por eso estoy aquí. -¿Cómo tienes el valor

de pedirme algo así?

¿Recuerdas que eso me obligó a hacer Somoza?

-Todo esto es culpa tuya.

¿Qué? La has llevado a esta situación.

No solo es una víctima de estos hijos de perra,

¡sino también del CNI!

Caerá sobre vuestra conciencia todo lo que le pasa,

las torturas, hasta...

Si no hubieras matado a ese muchacho.

Aunque me mates a mí, no encontrarás ningún consuelo.

Solo vivo para eso.

Para vengarme de Iker Lemos,

el agente que asesinó a un niño de 15 años.

Iker no mató a Yuri.

Lo mataste tú.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 427

Servir y proteger - Capítulo 427

15 ene 2019

Iker propone a Quintero otro plan para rescatar a Alicia que supone utilizar a Maica. Nacha y Toni investigan al ex novio de Carolina como sospechoso de su muerte. Miralles habla con Olga de la salud de Antonio.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 427" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 427"
Programas completos (453)
Clips

Los últimos 1.583 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 450 Completo 57:40 8% ayer
    Capítulo 450 ayer La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 449 Completo 57:07 100% pasado jueves
    Capítulo 449 pasado jueves La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 448 Completo 58:16 100% pasado miércoles
    Capítulo 448 pasado miércoles La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 447 Completo 55:41 100% pasado martes
    Capítulo 447 pasado martes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 446 Completo 57:29 100% pasado lunes
    Capítulo 446 pasado lunes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 445 Completo 58:21 100% 08 feb 2019
    Capítulo 445 08 feb 2019 Toni anima a Olga, ya que la ha notado tocada por la enfermedad de su padre. El Ardilla aparece en el taller de los Soler y se enfrenta a Alicia en un tiroteo con trágicas consecuencias. El CNI pone en mar...
  • Capítulo 444 Completo 58:19 100% 07 feb 2019
    Capítulo 444 07 feb 2019 Gracias a información suministrada por Elvira, la policía se presenta en el taller de Álvaro siguiendo la pista del delincuente conocido como "El Ardilla". Elvira visita a su hijo L...
  • Capítulo 443 Completo 55:38 100% 06 feb 2019
    Capítulo 443 06 feb 2019 Luis es interrogado por Silvia y Alicia, como sospechoso del asesinato de Susana Huertas. Fede descubre quién está detrás del acoso a Jessica, y será para ella toda una sorpresa. Ibarr...
  • Capítulo 442 Completo 58:02 100% 05 feb 2019
    Capítulo 442 05 feb 2019 Miralles y Alicia consiguen animar a Silvia y la investigación conduce a las inspectoras hasta un sorprendente sospechoso. Los Soler acusan, cada uno a su manera, el ingreso de Ricky en la clínica d...
  • Capítulo 441 Completo 56:26 100% 04 feb 2019
    Capítulo 441 04 feb 2019 Mientras Pablo intenta ganarse a Espe, en comisaría se produce una hecatombe al descubrirse una nueva víctima del estrangulador. Esto supone un fuerte varapalo para Silvia, que se siente aún ...
  • Capítulo 440 Completo 56:09 100% 01 feb 2019
    Capítulo 440 01 feb 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 439 Completo 58:08 100% 31 ene 2019
    Capítulo 439 31 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 438 Completo 57:14 100% 30 ene 2019
    Capítulo 438 30 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 437 Completo 57:03 100% 29 ene 2019
    Capítulo 437 29 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 436 Completo 55:15 100% 28 ene 2019
    Capítulo 436 28 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 435 Completo 56:23 100% 25 ene 2019
    Capítulo 435 25 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 434 Completo 57:04 99% 24 ene 2019
    Capítulo 434 24 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 433 Completo 58:16 100% 23 ene 2019
    Capítulo 433 23 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 432 Completo 57:38 100% 22 ene 2019
    Capítulo 432 22 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 431 Completo 58:07 100% 21 ene 2019
    Capítulo 431 21 ene 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos