www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4904124
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 412 - ver ahora
Transcripción completa

Un besito, ¿no?, por ayudarte como ayer.

Venga.

-Ojalá me pasase lo mismo con el mío.

De verdad, no da señales de vida. No lo volveré a ver.

-Así que piensas que tú y yo somos afines.

-Sí, si quieres yo te doy mi número. -Venga.

-Es policía, está en prácticas y acaba de entrar a la comisaría.

Yo es que estoy muy ilusionada.

-Quizá me equivoqué viniendo a Madrid y me debí quedar en Salamanca.

-¿Por qué te viniste? -Mi mujer, que falleció.

-¿Qué hay de tu plan para tener tu propio taller?

-Los locales que he visto están caros.

No me vale cualquier sitio.

Hay uno que me flipa y el dueño va a jubilarse.

-¿A qué esperas para hacerle una oferta de compra

o que te lo traspase?

-Jeremías no quiere oír hablar de darle el taller a otro.

-Esta tarde he ido a echar un vistazo a ese taller que tanto te gusta.

-Mamá, ¿no habrás hablado con él? -¡No!

-¿Para qué quiero tu tarjeta?

-Por si tienes un imprevisto con el coche o te deja tirada.

Nunca se sabe.

-Mira, te llamo porque hay una compañera de trabajo

que necesita un mecánico de confianza

y me preguntaba si tú lo eras.

-Ponme a prueba y verás cómo no te decepciono.

-A ti ese mecánico te hace tilín.

-Ricky, a ese tipo tarde o temprano le pillarán

y le cantará a la policía que le vendías medicamentos robados.

-Hay un foro donde uno de sus usuarios

advierte de su posible uso y que sea nocivo para el organismo.

-Vengo de Científica,

de recoger los resultados de los análisis de Germán Aparicio.

-¿Había restos de finasterida? -Sí y en grandes cantidades.

-Le he dado vueltas y ya no veo tan claro el "business".

-¿Cómo puedes ser tan niñato?

-Como me vuelvas a llamar niñato, te arranco la cabeza.

-¡Eh, alto! ¿Qué está pasando aquí?

-¿Qué mierdas te importa? Anda, lárgate.

-Me importa y mucho.

Ha cometido un delito contra la sanidad pública

y se le suman delitos de estafa, contrabando

y tráfico de productos ilegales y lo más grave,

un posible delito de homicidio. -No quería matar a nadie.

-Han detenido a Rubén Gimeno, espero que no te relacionen con él.

-Eres muy bueno arrestando ladrones y desaparecidos,

pero no sabes cómo tratar a mujeres indefensas y maltratadas.

-Aunque no me han gustado sus formas, me ha abierto los ojos.

Yo creo que, de momento, lo mejor es que sea Espe

la que esté al frente de la UFAM.

"Está todo listo. Mañana salgo para Marrakech".

"Cuando han sabido que iba con Quintero,

no se les ha ocurrido darme largas".

Al parecer, se han asociado para reorganizar la ruta del sur.

Pero eso me extraña mucho, Claudia.

Cuando hablé con él no me pareció que tuviera esa intención.

Me obligó a hacerlo bajo amenaza de muerte.

Si quieres que ese relato resulte creíble,

dinos dónde está Quintero.

Te dije que haría lo que estuviera en mi mano

para ponerte las esposas. Así ha sido.

Ese Charly me tuvo retenido

para obligarme a ponerle en bandeja el negocio

¡y por eso me puso a un vigilante con una pistola!

¡Busca a ese grandullón, tiene el pelo largo y se llama Zeus!

¡Si lo encuentras, sabrás lo que pasó!

(Música emocionante)

(Puerta)

-Pero claro que quise contártelo al momento.

Te estuve llamando toda la tarde, pero no me lo cogías.

¿Cómo no voy a estar contenta, Lola? Pero es que es muy temprano.

¿Qué pasa, que en Valladolid no ha cambiado la hora aún?

Oye, Lola, que Fede te manda un beso.

Sí, yo se lo digo, luego se lo digo. Venga. Chao, bonita, chao.

-Bueno, bueno, estrenando puesto en el curro,

corte de pelo que alucinas... No sé, ¿tienes que confesar algo más?

-¿Te gusta? -Estás guapísima.

Parece que acabas de salir de la Academia de Ávila.

-Muy guay. -No, yo lo que quiero saber es

cómo te sientes al ser la jefa de la UFAM?

Imagino que habrás dormido a pierna suelta.

-Sí. Bueno, no porque me ha despertado Lola.

-Ah, bueno, pues para compensarlo, fíjate lo que te he preparado.

(TARAREA)

-Pero bueno, ¿qué es este despliegue?

-Lo he llamado "The Who", no como el grupo,

que es también un poco original.

Desayuno especial jefa de la UFAM, ¿qué te parece?

Bueno, para empezar, tenemos aquí un zumo de naranja natural y fresa,

para continuar, tenemos dos crepes con queso francés

y nueces y miel y así, como casi de postre,

pues tenemos molletes con emulsión de tomates.

todo esto regado con un café de Kenia.

-Pero ¿a qué hora te has levantado para hacer esto?

-A ti no te importa, tú te lo mereces, ya está.

-Ay, por favor.

No es justo esto, ¿eh?, porque me has dejado impresionada.

-Mira, hablando de justicias e injusticias,

ayer, que fui a comprar las cosas para el desayuno,

me acordé de cuando no te llamaron para recoger el premio de la UFAM

y eso sí que fue injusto. -Anda ya.

Si ya se me había olvidado. -Ya lo sé, pero a mí, no.

Además, tú siempre has estado al pie del cañón

con las víctimas, apoyando a las mujeres.

Aunque Bremón, Lola o Almazán

no hayan visto lo importante que eres para la unidad,

yo, sí y te mereces más que nadie ese puesto.

-¡Ay, ven aquí! Dame un abrazo. Gracias.

Gracias, gracias, gracias.

-¿Qué te pasa?

-Nada, que yo tenía muchas ganas de estar al frente de la UFAM,

pero ahora siento un poco de vértigo.

-Eso te lo haces tú a una pata, te lo digo yo.

Tú siempre has sido el espíritu de la UFAM desde hace tiempo.

Bueno, venga, al ataque, tírale. -Venga.

-¿Qué te parece? Prueba.

(Móvil)

Espera.

-¿Qué te pasa? Se te ha puesto una cara de mal rollo...

-Rosa, una joven que fue víctima de maltrato

y su novio le está enviando mensajes,

así que está incumpliendo la orden de alejamiento.

-¿Y qué vas a hacer? -La voy a citar en comisaría

porque la asistencia telefónica está muy bien,

pero es mejor que nos veamos cara a cara, hay más confianza.

-Ya. Entonces, lo de desayunar como que no.

-¿Perdona?

Bueno, vamos, yo me voy a comisaría, pero primero desayuno rápido.

-Bueno.

Ya verás, está todo muy rico. -No sé por dónde empezar.

-Tira al zumo y luego ya empezamos.

Un nuevo actor en juego, Zeus, trabajaba para Charly.

No creo que le paguen por pensar.

Según él, era el responsable de la seguridad de Charly.

Lo que yo decía, un matón.

Le hemos localizado porque no dejaba de llamar insistentemente

al teléfono de su jefe. ¿Está aquí?

No, llegará más tarde.

He pensado en encargárselo a Nacha y a Toni.

Bien. Que le tiren de la lengua lo que puedan,

a ver si da más nombres.

Cuantos más testigos tengamos en este caso, mucho mejor.

Sí, a ver si nos hace luz en la incógnita

porque no sabemos a quién creer: a Quintero o a Charly,

las dos versiones son contradictorias.

En cuanto terminen,

que envíen al juzgado la declaración firmada.

Esta misma tarde, Fernando Quintero va a pasar a disposición judicial

y cuanto antes tenga la información el juez de instrucción,

muchísimo mejor.

Emilio, llegados a este punto,

¿no deberías informar tanto a la opinión pública

como a los nuestros de lo que pasó realmente con Quintero?

Hace un rato he conseguido hablar con el general Fidalgo,

ahora te lo iba a comentar. ¿Y?

Vamos a dar una versión libre de lo ocurrido.

Vamos a decir que Quintero fingió su muerte

para escapar de unos narcos

y que luego la policía le ha detenido

y le acusa de diferentes delitos, todos por el narcotráfico.

Más o menos vamos a contar la verdad sin citar al CNI.

Exacto. Cuando Quintero escapó del CNI,

perdió todo derecho que le amparaba por colaborar con ellos

y oye, a nosotros eso tampoco nos incumbe.

Ya, pero yo creo que, aunque esa sea la versión oficial,

a los nuestros sí que deberíamos contarles la verdad.

Sí, pero prefiero primero volver a hablar con Fidalgo, ¿de acuerdo?

¿No será para pedirle opinión? Después del teatro que montaron,

cuando le sale mal la función,

nos dejan a nosotros con las manos arriba.

Es una forma de verlo y a Fidalgo le va a gustar eso del telón.

Por lo que me ha contado Iker, una de sus pocas pasiones,

aparte del trabajo, es el teatro.

Hola, comisario. No sabía que estaba reunido.

Si quiere, vuelvo más tarde. No pasa nada.

Tu primera reunión oficial como responsable de la UFAM.

Lo vas a hacer fenomenal. Ya te he dicho muchas veces

que no hay nadie más capacitado para el puesto.

Todavía no he tenido tiempo de demostrarlo.

En la práctica sí que lo has hecho,

aunque ya sabes que tenemos el problema del rango.

Hasta que no apruebes el examen, no puedo darte esa plaza.

Sí, no se me olvida, comisario.

pero para mi primer día al mando he preferido hacer un diagnóstico

para saber cómo se encuentra la unidad

y proponer actuaciones

para ponernos al día con los casos atrasados.

Comisario, estás de acuerdo conmigo, ¿no?

El rango se debería adquirir por la actitud

y no por un examen o por un enchufe. Venga, os dejo solos.

Entonces, los hijos de Germán no están satisfechos.

Bueno,

no exactamente. A ver, les tranquiliza saber

que "el Doctor de la Muerte" está detenido

y que se ha clausurado la web,

pero, por otro lado, no haberlo visto venir les atormenta.

Supongo que les pasa lo mismo que te pasaba a ti,

que sentías que le habías fallado como amigo.

Al menos tengo el consuelo de que se ha hecho justicia.

Cuando se hace daño a alguien que quieres,

alivia bastante saber que el responsable está en prisión

o que, simplemente, no está.

Convivir con el culpable campando a sus anchas es insoportable.

No sé por qué me da que estás desviando el tema.

Te refieres a Quintero, ¿verdad?

A veces se me olvida de que, además de mi hija,

eres inspectora de policía. Y de las buenas.

Pues sí, reconozco que siento rabia al pensar

que he vivido ajeno a la realidad.

Y yo siento mucho no habértelo contado antes, papá,

pero no podía hacer otra cosa.

Yo tampoco tendría que haberlo sabido

y, cuando me enteré, reaccioné igual que tú.

Escucha,

Quintero no se va a volver a interponer

entre nosotros, eso es cosa del pasado, ¿vale?

¿Recuerdas lo que hacías cuando era pequeña

y hubo una época en la que tenía muchas pesadillas?

Sí, te decía que no pasaba nada, que todo era un sueño

y te contaba el cuento de Juan Sin Miedo

hasta que te quedabas dormidita, dormidita.

Con el tiempo me di cuenta de que lo que me gustaba de alguien

como Juan, que no le temía a nada,

era que también tenía pesadillas. Y, de repente, todo eso acabó

y decidiste ser Juana,

la heroína que no tiene miedo a nada ni a nadie.

Eso no es verdad, papá.

Lo que te quiero decir con todo esto es

que en los momentos más complicados, siempre has estado a mi lado

y, en cierto modo, si hoy estoy aquí es gracias a ti.

Como lo habría hecho cualquier padre. Te aseguro que no.

Cualquier padre no hubiera aceptado que su hija abandonara Derecho

para hacerse policía ni que tuviera una relación

con un espía y con un hijo recién nacido

y ahora lo de Quintero,

que ha resucitado como por arte de magia.

Cuánto has pasado en estos últimos años.

Pues sí, pero es mi vida

y lo único que quiero saber es que, si vuelvo a tener miedo,

podré cogerte de la mano.

Venga, vamos a vestir a Leo que se nos hace tarde.

Yo me encargo.

Ah, por cierto, ¿cuándo vuelve Iker? ¿Sabemos algo?

Es verdad, no te lo he contado. Vuelve esta tarde, por fin.

Pues me alegro y me tranquiliza saber

que alguien va a cogerte de la mano cuando yo no esté.

Que no me entere de que tienes ese tipo de pensamientos.

Es ley de vida.

Anda ya, papá, si estás hecho un chaval.

Eso es verdad.

¡Eh! No vayáis tan rápido.

Ya sé que es la llamada del deber,

pero necesito que me dediquéis unos minutos de atención, ¿vale?

En primer lugar, quiero felicitar a la inspectora Silvia Orestes

por la detención de Rubén Gimeno.

Como todos sabéis, traficaba con medicamentos adulterados

que comercializaba a través de una página web.

De momento, tenemos una víctima mortal,

y, aunque la investigación continúa,

creemos que habremos evitado más muertes.

Solo seguía instrucciones de la inspectora Ocaña,

pero gracias.

-No te acostumbres a las felicitaciones

porque, en cuanto estás en comisaría, no se acuerdan ni de tu cumple.

La inspectora Orestes ha resuelto un caso

con gran dedicación, perseverancia y gran capacidad deductiva

y sin pisar la calle,

lo que ha sido una gran lección para todos.

Eso lo dice por alguno que tiene alergia al trabajo de oficina, ¿no?

Cada uno que saque sus propias conclusiones.

Es evidente que ha demostrado que se puede ser un gran policía

sin estar pateando todo el día las calles.

Ni que estuviéramos de paseo. -Toni, déjalo.

Bueno, vamos a pasar al siguiente tema.

Aunque siento la renuncia del inspector Almazán

al frente de la UFAM, eso ha promovido

el nombramiento de una candidata a la que todos conocemos bien,

Esperanza Beltrán que, a partir de este momento,

se pone al frente de la unidad.

¡Que hable, que hable, que hable!

-Bueno, muchas gracias. Yo solo digo que me voy a dejar la piel

por ayudar a las mujeres que están sufriendo la lacra

de nuestros días y a sus hijos porque, la mayoría de las veces,

los más inocentes son los que pagan las consecuencias.

Por ellas y por los compañeros

que me habéis ayudado a lo largo de mi carrera,

prometo que me voy a entregar en cuerpo y alma

a la UFAM de esta comisaría. Ya está.

-¡Bravo! -¡Bien dicho, Espe! Así se habla.

No nos cabe la menor duda, Espe.

Bueno, ahora me gustaría hablar con vosotros sobre un tema

que nos ha tenido bastante inquietos en los últimos días,

la detención de Fernando Quintero.

Supongo que a todos os ha sorprendido

esta misteriosa reaparición.

Me gustaría disculparme con vosotros por no haber podido ser franca,

pero yo tengo vetada la información confidencial.

Solo os voy a poder contar hasta donde me dejan, ¿de acuerdo?

Bien, la muerte de Quintero

se simuló dentro de la Operación Valentina.

El CNI montó toda esa farsa para que Somoza se confiara

y pensara que no tenía competencia

dentro del tráfico de estupefacientes.

Iker Lemos, que ya estaba dentro de la organización,

convenció a Somoza de que había matado a Quintero

y así se ganaba su confianza

y podría obtener más fácilmente pruebas

para desmantelar dicha organización. ¿Qué va a pasar ahora con Quintero?

Está previsto que pase a disposición judicial

esta misma tarde. Yo os aseguro que, Fernando Quintero,

responderá ante el juez de todos los delitos,

los presentes, relacionados con Carlos Zaldívar,

y los pasados relacionados con toda su etapa

dirigiendo Transportes Quintero.

Ojalá, eso suene muy bien, así es como tiene que ser,

pero, no sé por qué, Quintero siempre logra burlarse de la justicia.

Esperemos que esta detención cierre el círculo

que se inició con la detención de Somoza,

posteriormente con Sofía Collantes

y que desterremos, de una vez por todas,

la droga en Distrito Sur.

Y aunque, en algunos momentos,

se han tomado decisiones más que cuestionables,

finalmente, hemos visto que prevalece la ley.

Os pido que con esta información seáis muy discretos.

Es absolutamente confidencial.

Inspectora, seguro que los medios van a hacer preguntas.

Para los medios tenemos preparada otra versión.

No te preocupes, no os preocupéis

porque se ocupa Bremón de ello, ¿de acuerdo?

Y, ahora, ya no tengo más que deciros.

Podéis volver al trabajo, muchas gracias.

Toma, Paty, pon esta tortilla ahí que tengo otra al fuego.

-Paty, no me digas que María ya volvió.

-¿Cómo lo sabes?

-Hombre, el aroma de su tortilla es inconfundible.

-¡Nacha! -¡María! Bienvenida.

Mira, María, te presento a Toni, Toni, María, la dueña del bar.

-Así que tú eres Toni. -Sí. Y tú eres María,

la que hace la mejor tortilla. -Bueno...

-Habrá que probarlo, a ver si es verdad.

-Eso, ponle un pinchito a ver si aprende a tenerle aprecio

a Distrito Sur y me deja de marear con Carabanchel.

-Está hecho. -Ya vengo.

-Ahora que ha vuelto tu jefa,

no tengo excusa para meterme ahí dentro contigo.

-Seguro que algo se te ocurre. -Sí.

Por ejemplo, que nos vayamos a tomar algo por la tarde.

-Hoy no puedo. -¿Por?

-Me toca cerrar.

-Tronca, si has cerrado tú toda la semana.

-Ya. -A ver.

A ver qué tienes que decir de mi tortilla.

-A ver, porque yo soy muy exigente, te lo digo.

(EXCLAMA)

Está muy buena. Ahora, para mí,

la de Paty tiene un punto como más, más sabroso.

Está tremenda, ¿eh? Pero si me preguntas...

-Ni caso, María. Oye, ¿nos lo pones para llevar?

Olvidé decirte que tenemos un interrogatorio

y el detenido está al llegar.

-O sea que tenéis un día movidito. -¿Y cuándo no?

-Pues mira, también tienes razón. Aquí tenéis.

-Toma. Bueno, chicas, gracias. -María, me encantó verte.

-Hasta luego.

Bueno, la verdad es que el chiquillo está loco por ti.

-¿Estás segura? ¿Tú cómo lo sabes?

-A ver, lo de tu tortilla lo ha dicho para ganar puntos.

-Perdona, que no me sale tan mal.

-Qué va, si te sale riquísima, pero vamos, que las comparaciones...

-Pues por ti. Que yo recuerde, en el tiempo que llevo aquí,

nadie ha conseguido resolver su primer caso en tan poco tiempo,

así que anímate, que Fede tiene razón,

aquí son raras las celebraciones. -Se os acumulan las condecoraciones:

la de Ocaña, Miralles,

la detención de Charly, el operativo de Quintero...

-Pues es verdad, ¿eh? Estamos en racha.

-De todas maneras, es pronto para celebrar.

Mi caso no está cerrado.

-Si yo lo tienes a disposición judicial.

A ese le va a caer una condena de las gordas.

-Pero no sabemos si hay más muertes, clientes intoxicados

u otro proveedor en España. -Madre mía, Miralles tiene razón.

Eres una policía con un gran talento, sobre todo el de ahogar las fiestas.

Es verdad, yo también lo pienso, hay mucho por hacer.

Por cada mujer a la que logro ayudar,

pienso en todas las demás a las que no llego.

-No se puede llegar a todo. -Sí.

Pero bueno, no me lo puedo creer.

Las dos policías más aclamadas en el "briefing"

¿son las dos caras más largas de la comisaría?

¿Qué está pasando? Nada, inspectora.

Solo estábamos hablando.

(Móvil)

Lo tengo que coger. Claro, adelante.

¿Sofía? Tranquila, tranquila.

Por favor, no... Intenta hablar más despacio.

Sí, que no te entiendo. Habla más despacio.

Pues no salgas de casa.

No, él no puede estar en el portal, tiene una orden de alejamiento.

Sí, ahora mando una patrulla para tu casa.

No, tú no salgas, no te muevas de ahí.

Bien. No tengas miedo, que yo voy a estar contigo,

no voy a colgar en ningún momento, ¿eh?

Voy para allá.

No sé qué hacer para dotar de más medios a la UFAM.

Hay demasiada violencia de género, caramba.

En fin, ¿qué os pasaba cuando yo he llegado?

Nada, que le he dicho que era pronto para celebraciones

porque mi caso no está cerrado y queda mucho por hacer.

Entiendo que estés preocupada por si hay más clientes en peligro,

pero Fede, ahora que tiene acceso a los archivos de Gimeno,

seguro que da con el histórico de pedidos y compradores.

Tendrás tu lista de clientes para poder prevenirles.

Confío en el trabajo de Alarcón, esto para él es pan comido,

pero me pregunto si no habrá algún socio,

un socio con una red alternativa

que siga gestionando esta venta de medicamentos adulterados.

¿Tienes algún indicio de lo que dices?

Me parece mucha casualidad

que la red principal a la que se conectaba Gimeno

fuese del Moonlight, el pub donde Germán Aparicio, la víctima,

era cliente habitual.

Es el mismo local en el que se detuvo a Carlos Zaldívar, alias Charly,

por tráfico de drogas.

Eso puede ser circunstancial, puede ser una casualidad.

O no y no lo sabré hasta que no lo investigue.

Investígalo. Si crees que puedes averiguar algo

yendo al Moonlight y haciendo preguntas,

por mí no hay problema.

¿Y qué dirá Alicia si me pongo a hacer trabajo de calle?

Para empezar, tiene el día libre

y te está dando permiso tu inspectora jefe.

Eso sí, cuando vuelvas, por favor, pasas por mi despacho

y me informas, ¿eh? Claro.

Me pongo a ello. Muy bien.

¿Quieres algo?

¡Tú, que si quieres algo! -¿Qué pasa?

-¿Cómo que qué pasa? ¿Qué te pasa a ti?

Estás en la parra y no me refiero al bar.

-Estoy intentando averiguar el patrón de conversaciones

que he tenido con el chico que me gusta.

-El patrón. -Sí.

Ver quién ha iniciado más conversaciones,

quién las ha cerrado...

-Ya, ¿y eso de qué te sirve, exactamente?

-Para ver si a él le gusto o soy yo la que va detrás.

Mira, la primera conversación la inició él, pero la cerré yo,

la segunda conversación la inicié y la cerré yo,

pero la tercera...

-A ver, para ya. ¿Te estás escuchando?

Parece que estás obsesionada con él y no habéis quedado nunca.

-Pero esto de los mensajes tiene su morbo, ¿no?

-Creo que deberías de dejarte de mensajitos ya, ¿eh?,

y llamarle y quedar y salir a tomar algo,

es la única manera de saber si tenéis cosas en común.

Con el móvil es muy frío, así que déjate de esto ya

y un poco más de contacto con el mundo real.

-Sí, tienes razón. Le voy a llamar a ver si quiere quedar conmigo.

-No me has dicho cómo se llama.

-Hola, ¿cómo estás?

-¿Qué pasa con el móvil? Llevas todo el día pegado a él.

-Esto no es asunto tuyo. -Sí que lo es.

Eres mi hermano y me preocupa verte nervioso con esas llamadas.

Oye, ¿no estarás llamando al tal Rubén?

¿Cómo se te ocurre llamar al móvil de un sospechoso?

La policía puede registrar las llamadas.

-Llamo para ver si le han soltado.

Si no me coge al segundo tono, cuelgo.

Además, es un móvil prepago portugués, listo.

-Que emite las llamadas desde aquí, listo.

-No sé por qué estás tan nervioso.

A mamá solo le chivaron que está en el calabozo.

-¿Te parece poco? -Podría ser por cualquier cosa.

-Dime cuál.

-Por ejemplo, yo qué sé,

que ha atropellado a alguien con el coche y se ha dado a la fuga.

-¿Y por qué el atropello no ha salido en las noticias?

-Porque... -Mira, Ricky,

que lo hayas hecho tú no significa que sea habitual.

-Eso ha sido un golpe bajo, Luis. -Eso ha sido la verdad.

Y te digo otra cosa,

ojalá no te hubieras juntado con ese tal Rubén.

-Que da igual. Aunque la policía lo interrogue,

no tiene nada que lo relacione conmigo, ¿me entiendes? Nada.

-Yo no estaría tan seguro.

Ni se te ocurra.

Hazme el favor de comportarte como si no pasara nada.

Tú te quedas aquí, ya me encargo yo de esto.

Hola. -Buenas.

Inspectora Silvia Orestes y el agente, César Trillo,

de Comisaría Sur. -Encantado, inspectora.

Luis Soler, el dueño del pub. ¿Puedo ayudarles en algo?

-Estamos llevando la investigación de un caso

y el detenido, Rubén Gimeno, se dejaba ver por aquí.

-No recuerdo a todos los clientes que vienen por aquí.

-Es un vendedor de medicamentos fraudulentos

y, por sus conexiones a la WIFI, pasaba bastantes tardes en su pub.

-Aquí no se vende droga, inspectora, si es lo que está insinuando.

No sé lo que le habrán contado, pero aquí solo vendemos bebida.

-No insinúo nada, solo le pregunto si lo conoce,

así que mire bien la foto, por favor.

-Podría ser, pero no estoy seguro al 100 x 100.

-Ya, ¿y a él tampoco lo conoce, verdad?

Ahora negará que no estaba hablando con él cuando entramos.

-Es un cliente al que atendía

que, además de eso, es mi hermano. -Pues verá,

su cliente, hermano, ayer estaba discutiendo con Rubén Gimeno

y eso no me lo invento yo, lo vieron mis ojos.

No se moleste, le preguntamos directamente,

(Timbre)

Claudia, ¿pasa algo? No, tranquila, ¿puedo pasar?

Sí. Gracias.

Iba a tomarme un té, ¿quieres uno? Pues sí, gracias.

Siéntate.

Tú dirás. Pues verás,

esta mañana, después del "briefing",

he aprovechado para contarle a los compañeros,

darles una explicación sobre la aparición de Quintero,

así evitaba falsos rumores. Eso habrá levantado ampollas.

No te creas que tanto, la gente se ha quedado tranquila

cuando les he asegurado que Quintero iba a pagar

por sus crímenes pasados y presentes.

Supongo que eso habrá aplacado a los más críticos.

Eso espero, pero el segundo motivo

por el que he venido a verte en persona es

porque esta mañana hemos interrogado en comisaría

a un matón que trabajaba para Charly,

un tal Zeus. ¿Cómo lo habéis encontrado?

Ha sido muy fácil

porque ha intentado localizar a su jefe insistentemente

y las llamadas nos han conducido a él.

¿Zeus no sabía que detuvimos a Charly?

Por suerte, no, y por eso siguió llamándole.

Nacha y Toni le han sometido a una batería de preguntas

porque las versiones de Quintero y de Zaldívar son muy contradictorias.

Para mí está muy claro, Quintero miente.

Eso pensaba yo,

pero Zeus nos ha aportado datos bastante reveladores

como, por ejemplo, que su trabajo consistía en retener

contra su voluntad a Quintero

en el piso franco por orden de Charly.

Venga, probablemente esté desentendiéndose

de su implicación en la acusación que pesa contra Charly.

No le daría más crédito. Puede que tengas razón,

pero hay que rendirse a las evidencias.

Zeus nos ha conducido hasta el coche que utilizaba Quintero

y allí hemos encontrado este pasaporte con identidad falsa

y, al lado, había un billete de avión con la misma identidad.

¿Tenía pensado huir a Miami? Exacto.

Y, además, Zeus dice que Quintero insistía

en que quería alejarse

de cualquier negocio relacionado con la droga

y alejarse, definitivamente, de España.

¿Definitivamente?

Eso es lo que dice, lo que demostraría

que no tenía ninguna intención de asociarse con Charly.

Quizá ese matón diga la verdad

y Charly tuviera retenido a Quintero contra su voluntad.

Y que Quintero no quería reactivar la ruta del sur, sino Charly.

Pero no podía hacerlo solo y para eso necesitaba a Quintero,

aunque lo usara como prisionero.

Ahora tenemos que ser muy cautos

porque Zeus no declarará ante el juez más

de lo que nos ha dicho en comisaría. Debemos trabajar duro

y encontrar pruebas que nos digan qué versión es la verdadera,

la de Quintero o la de Charly.

Para nosotros, tenemos dos presuntos delincuentes en calabozo.

Pero para mí sí ha cambiado una cosa, Claudia.

Puede que ayer me dijese la verdad, y no quise creerle.

¿Cómo le ibas a creer?

Te ha mentido tanto que es difícil saber cuándo dice la verdad.

Déjame interrogarle de nuevo. Quiero hablar con él.

¿Estás segura? Bien, creo que puede ser útil,

pero, en ese caso, deberíamos irnos a comisaría ya

porque en una hora lo trasladarán a los juzgados.

Me calzo y nos vamos. Perfecto.

Entonces, según usted, no conocía a Rubén Jimeno,

chocó con el detenido y eso originó la discusión.

-Así es.

-Pero tenemos datos que confirman que Gimeno era cliente habitual.

-Yo no trabajo aquí, el negocio es de mi hermano.

Solo vengo de vez en cuando. -Entonces, si le pidiese el móvil

para comprobar que Rubén Gimeno no está entre sus contactos

ni que recibió llamadas de su parte, no encontraría nada.

-Tengo entendido que, para hacer eso, necesita una orden judicial.

-No te preocupes, la señorita... -Inspectora.

-Disculpe. La inspectora solo está haciendo su trabajo.

-Sé que me están ocultando algo

y no vamos a parar hasta descubrir qué es.

-Inspectora, tiene razón, lo siento.

Ese tal Gimeno vino a proponernos un negocio, sí,

pero llamó a la puerta equivocada.

Aquí no vendemos droga ni permitimos que nadie lo haga.

Cuando me negué, cambió de estrategia

y fue a hablar con mi hermano, que también se negó.

-Por eso ayer me asaltó en la calle,

para convencerme a espaldas de mi hermano,

pero cuando le dije que no haría negocios con él,

empezó a insultarme y terminamos discutiendo.

-¿Se puede saber por qué no nos han contado esto desde el principio?

-Esta semana han detenido a un sospechoso en mi local

y han intentado relacionar a otro detenido con el Moonlight.

Es normal que quiera preservar la imagen del pub.

Si se corre la voz de que se venden drogas aquí,

me busco la ruina.

-Mi hermano lo único que está intentando

es que no se relacione su negocio con esa gentuza.

-Hemos colaborado con ustedes. Que esto no salga de aquí.

-Lo que vamos a hacer es que si se enteran de algo

respecto a Rubén Gimeno, cualquier cosa,

un cliente que pregunte por él, lo que sea, contactan conmigo.

-Por supuesto. -Mi teléfono.

Buenas tardes. -Buenas tardes.

-Buenas tardes.

(SE QUEJA) -Te he salvado el culo, capullo.

Solo espero que no estés relacionado con ese tal Rubén Gimeno.

Ya has visto que no es de las que se rinden.

-Te juro, hermano, que no hay nada, ni un mensaje

con el que me puedan relacionar con él.

Solo te pido que no se lo cuentes a la mamá.

-¿Qué pasa? ¿Ya tenéis preparada la silla eléctrica para mí?

-Tienes visita. -¿Visita?

-Vaya, qué sorpresa, Alicia.

No pensé que volvieses por aquí tras lo que me dijiste ayer.

Bueno, ya deberías conocer el pronto de las mujeres de mi familia.

Sí que lo conozco, sí.

Tu madre también tenía mucho carácter.

Reconozco que ayer estaba demasiado enfadada

como para escucharte. ¿El qué?

Eh, no entiendo muy bien qué me estás queriendo decir.

¿Ha pasado algo para que, por fin, empieces a creerme

o estés dispuesta a darme otra oportunidad?

Con todas las veces que me has mentido,

esa es una posibilidad muy remota.

Solo he venido a preguntarte algo. Pregunta lo que quieras.

Pongamos que Charly no era tu socio, sino tu carcelero

y que, realmente, te estaba utilizando.

No hace falta ponerse nada, sabes que es la verdad.

¿Qué tenías pensado hacer cuando te dejara libre?

No creo que Charly estuviese dispuesto a dejarme libre.

Él solo quería hacerse con el control del negocio.

Cuando lo tuviese en sus manos, no le haría falta.

Lo mejor que podía hacer era deshacerse de mí,

por eso estuve esperando el momento para escaparme.

¿Escaparte adónde? ¿Cuál era tu plan?

Creo que ya lo sabes, ¿no? Para mí lo más importante

en esta vida sois tú, tu hijo y tu hermano.

Me escapé de Cabo Verde, arriesgando, incluso, mi vida,

para poder verte paseando por el parque con Leo,

aunque fuese desde lejos. Eso ya lo sé.

Pero ¿qué pasa con Julio? Es tan hijo tuyo como yo.

Es lo que te estoy diciendo.

Mi intención era irme a Miami para estar con él,

por eso hice unas cuantas gestiones,

pero ¿qué más da todo eso? Ya se ha ido al carajo.

¿Qué gestiones son esas?

Ir a Miami no es como ir al parque de aquí al lado.

¿Cómo pensabas salir del país? ¿A qué has venido?

¿Estás intentando manipularme para conseguir información

y así poder acusarme de otro delito o qué?

Solo quiero saber la verdad, te juro que no hay nada más.

Está bien, está bien.

Conseguí un pasaporte falso y un billete para Miami.

Ahora, si quieres, puedes acusarme de falsedad documental.

No se trata de eso.

Necesitaba escucharte decir algo verdadero

y por fin lo has hecho.

¿Qué? No entiendo muy bien.

Encontramos tu pasaporte falso y tu billete a Miami.

Zeus ha confesado que eras prisionero de Charly,

lo que inclina la balanza a tu favor.

Bien, supongo que todo eso quiere decir

que, por fin, empiezas a creerme.

Si es así, al menos todo esto estará sirviendo para algo.

Ya hemos enviado la documentación al juez.

Servirá para demostrar que no estabas asociado con Charly,

pero tu lista de delitos es mucho más larga.

Merinero, por favor. Espera un momento, Alicia.

Me da exactamente igual lo que diga un juez

o los años que tenga que pasar aquí si por fin empiezas a creerme.

Y créeme de verdad si te digo que tu hermano, tu hijo y tú

sois lo único que de verdad me importa en la vida

porque sois mi familia.

(Puerta)

-¿Qué pasa, Luis, cómo vas? Mira, este es Jeremías,

el dueño de un taller mítico del barrio.

Jeremías, ya te he hablado de Luis, mi hermano.

-¿Qué tal? Encantado de conocerle. -No me hables de usted, ¿eh?

¿Qué tal tú? Yo bien. -Ponnos dos birras.

-Jeremías, ha sido un detalle que te hayas separado de El tronado.

Sé la pasión que le pones a tus coches clásicos.

-Me gustan los coches que ya están fuera del mercado

como yo, que ya estoy fuera de la circulación también.

-No digas tonterías, ¿eh? Te quedan muchos años de disfrute,

pero, eso sí, debes dejar de pasar tantas horas en el taller,

que te metes muchas palizas.

Deberías dedicarte a lo que te gusta realmente.

Te has ganado el poder estar

con tus piezas de colección a tu ritmo.

-Me parece que has quedado de nuevo

¿para plantearme la compra del taller?

Dime la verdad. -Sí, me has pillado, ¿vale?

Quería que vieras con tus ojos lo que hacemos en la familia

cuando cogemos algo. Mira este pub, ¿eh?

Está lleno de esfuerzo, de mimos y de buen gusto.

Es lo que haríamos con tu taller. Te sentirías muy orgulloso

y los dos podríamos salir muy beneficiados.

-Yo estoy convencido de que sacarías más del doble del dinero

que yo estoy sacando, pero es que eso no es problema para mí.

-¿No quieres ganar dinero o qué? -Mira, Álvaro, mi vida es el taller.

Me da energía para seguir viviendo. -Ya.

Eso es porque aún no has estado de vacaciones.

disfrutando de buen tiempo, la compañía y de estar tranquilo.

-Eso ya no es para mí.

-Ya, te entiendo. -El Tornado me espera.

Me alegro mucho de haberte visto

y, en fin, poco a poco. -Yo también.

-Así que este es Jeremías,

el dueño del taller que tanto te gusta.

-Sí, de todos los talleres que hay en el barrio,

es el único que tiene la situación y las dimensiones que necesito.

Tiene un toque como viejo y familiar que me mola mucho.

-¿Cuál es el problema?

-Que no está en venta ni lo va a estar, por lo que parece.

-Las ventas imposibles solo hay un modo de conseguirlas,

forzándolas.

-No, Luis, no. Paso. No voy a presionar a Jeremías.

Le aprecio mucho, ¿sabes?

Me piro a currar, ¿vale? Luego te veo.

-La verdad es que me daba corte quedar contigo.

-¿Te daba corte? ¿Por qué?

-Porque casi no sé nada de ti, apenas te conozco.

-Bueno, precisamente, para eso hemos quedado,

para conocernos mejor, ¿no? -Ya.

Además, tú en el chat tampoco contaste mucho, ¿eh?

Para mí eres un completo desconocido.

-Sígueme, a ver si tienes suerte y te acepto la solicitud.

-Ah, o sea que, en el fondo, te gusta eso de ser un tío misterioso.

-Qué va, hombre. Ya me molaría.

Pero vamos, que tampoco yo sé tanto de ti.

Sé que frecuentas ferreterías

y que haces pastelitos muy ricos, por cierto,

y que tienes unos ojos preciosos.

¿Ves como mola conocerse poco a poco? En el fondo es lo más guay.

-Visto así... -Que no, ahora en serio.

No sé, me molaría saber más sobre ti y poder conocerte.

-Bueno, pues pregunta. -A ver qué te pregunto yo.

¿Siempre haces sentir tan guay a los chavales con los que quedas?

-Bueno, es que, últimamente, no quedo mucho.

-¿Ah, no? ¿Y eso por qué? ¿Por el curro?

¿O porque estás estudiando mucho?

Anda, espérate, lo acabas de dejar con alguien, ¿no?

-Bueno, preferiría no hablar de eso.

-Si prefieres no hablar de eso, no se habla y punto.

¿Y en qué curras?

-Ahora estoy centrada en mis estudios,

pero hasta hace poco llevaba un negocio de repostería.

-¡Qué guay! Por eso los hacer tan ricos, ¿no?

¿Y era tuyo?

-Lo llevaba con un socio, pero las cosas no salieron

como esperábamos y tuvimos que cerrar.

-Vaya por Dios. Lo siento.

-Pero sigo centrada en mis estudios,

que es lo que más me gusta, sobre todo la repostería.

Bueno, y tú, ¿qué? -Yo, ¿qué?

No sé qué decirte, la verdad, que soy de Carabanchel

y que, si no estuviera aquí, ahora mismo estaría con mi madre

echándole un cable en su bar. -Ah, o sea que eres camarero.

-No he dicho que sea camarero, sino que mi madre tiene un bar.

-Vale, no te piques. Bueno, yo me tengo que ir.

-¿Ahora te tienes que ir? ¿En serio?

-Sí porque he quedado con mi madre, así tú puedes ayudar a la tuya.

-Yo te digo que mi madre puede esperar perfectamente, ¿eh?

Iker.

No sabes cuánto te he echado de menos.

¿Qué ha pasado?

Acabo de ver cómo se llevaban a Quintero al juzgado.

¿De qué hablas? Ha vuelto.

Lo hemos detenido y yo he servido de cebo para atraparle.

Definitivamente, me he perdido muchas cosas.

Ahora que estás aquí, todo parece menos horrible.

Mamá, prefiero esperar a que lleguen. No tengo hambre y así cenamos juntos.

-No les esperes, a saber a qué hora llegan esos.

Además, tú tienes que madrugar.

Me ha dicho Luis que esta tarde

has estado haciendo negocios en el pub.

-No, no sé, no eran exactamente negocios.

Estaba teniendo una conversación amistosa con alguien a quien aprecio.

-Pero querías que Jeremías supiera

que estás interesado en comprarle su taller.

Es lo que quieres, comprar su taller. -Sí, lo quiero,

pero ya te dije que no quiere jubilarse.

Va a trabajar hasta el final de sus días.

Es de esos que tienen como hobby su curro.

-Ya. Si tú quisieras, yo podría ayudarte.

-Mamá, déjalo estar. Jeremías no va a cambiar.

El taller es su vida y, en parte, le entiendo.

-Ahí está el error.

En las negociaciones está muy bien ponerse en el lugar del otro,

pero solo para encontrar sus debilidades

y tener más argumentos para llevártelo a tu terreno.

-No dudo de tu capacidad,

pero no conseguirás que Jeremías cambie de opinión.

Él es mecánico, entiende de eso y no te va a vender su taller por negocio.

-Te pierde la admiración que sientes por ese hombre, hijo,

y para negociar se necesita tener la cabeza bien fría.

-Mamá, déjalo estar, ¿vale? Que nos conocemos.

-Jeremías no tiene por qué saber que lo hemos hablado.

Me puedo hacer la encontradiza por el taller.

-Bueno, basta ya, ¿no?

Para lo lista que eres, te cuesta captar una negativa,

te da igual que sea una cena o la venta de un taller.

Al final, va a tener razón Ricky

y te pasas tres pueblos con el cuento de tus hijos.

-Oye, siéntate ahí que aún no has acabado

y sí, si lo hago es porque os quiero.

¡Menudo uno para hablar, vamos! ¿No os parece suficiente sacrificio

los cinco años de prisión que me he chupado?

-Sí, nos acordamos todos los días,

pero te lo advierto, deja en paz a Jeremías, ¿vale?

Él no es una posibilidad de negocio, es mi amigo.

-Que sí, que me ha quedado claro.

Pero ¿tú quieres o no el taller? -¡Es increíble!

-Te lo guardo en la nevera por si luego te entra hambre.

-¿Has metido tú esta bolsa de veneno en el carro?

Convicta y confesa, he sido yo.

Aprovechando que estabas en Babia, lo he metido en el carro.

A saber que lleva para que no caduque hasta dentro de cuatro años.

No lo sé, cariño, pero está muy bueno

y, aprovechando que estabas en las nubes,

tenía que haber metido lasaña congelada

y croquetas porque no tengo tiempo de cocinar.

Veneno, todo azúcares y conservantes.

Pues hija, si miráramos todas las etiquetas, no sé qué pasaría.

Desde luego tú comes bien gracias a papá y a mí.

Mira, déjate de patatas

que esta noche te haré unas empanadillas vegetales

sin nada de grasa, te vas a chupar los dedos.

Por mí fenomenal y, aprovechando que cenamos,

a ver si me cuentas por qué estás en las nubes.

Me voy a lavar las manos. Anda, mira.

(Móvil)

Antonio, cariño, ¿qué tal? ¿No llamas un poco pronto?

Habíamos quedado en hacer una videollamada más tarde.

Ah, ¿tan cansado estás?

Pero ¿qué es lo...? ¿Cómo te encuentras?

Vale, no, no. Pero ¿tienes algo que contarme?

Ya. No, no, que no me preocupo, no. Venga.

Sí, claro, hablamos mañana. Venga, te quiero.

Un besito, mi amor.

Venga, que ya estoy. ¿Qué te pasa?

Nada, que estaba a punto de caer

en la tentación del veneno que dices.

Venga, que te conozco y he oído que te han llamado.

¿Me vas a contar qué pasa? Era papá.

Si la videollamada no era hasta dentro de una hora, ¿no?

Ya, pero me ha dicho que no podía esperar,

que estaba muy cansado

y que prefería meterse en la cama, no sé.

No sé, estaba... Le he encontrado así como apagado.

Bueno, será uno de los bajones que nos dijo Cifuentes

que podía tener. Sí, será eso, un bajón y ya está.

Venga.

Las guardo, ¿eh? Pero aquí no hay llave.

Hola, mamá. -Hola, cariño.

¿Por qué me esperas despierta? Ya te dije que llegaría tarde.

-No pasa nada. Anda, siéntate.

No, trae, trae. No, ya te lo caliento yo.

Ricky no ha llegado todavía. -Normal, nunca sabemos dónde se mete.

-Pero tú, como hermano mayor, deberías tenerlo más controlado.

¿No te acuerdas de lo que me prometiste

cuando entré en Picasent? Me prometiste que lo vigilarías.

-No es fácil. -Ya, ya lo sé.

A ver, ¿qué ha pasado esta vez?

-Nada, ¿qué va a pasar?

Sabes que, tarde o temprano, me acabaré enterando.

Cuanto antes me lo cuentes, mejor.

-Hoy ha venido la policía al pub.

-¿Otra vez mareando con el detenido del otro día?

-Han venido preguntando si conocíamos a Rubén Gimeno.

Deben estar investigando el caso.

-Ricky me dijo que, al final, no había hecho nada con él.

Como Ricky me haya mentido, vamos... -No, ha sido por la WIFI.

Han visto en la "tablet" de Rubén

que estaba muchas horas conectado en la WIFI del Moonlight,

pero tranquila, hemos contestado a sus preguntas y se han ido.

(Microondas)

-Si la policía empieza a encadenar visita tras visita, mal asunto.

-Mamá, se han marchado satisfechos con las explicaciones que les dimos.

-Menos mal que te tengo a ti, hijo,

porque entre el cabeza loca de Ricky

y Álvaro, que se empeña en ir por la vida de ciudadano ejemplar...

Todo esto no funcionaría sin ti.

Tengo la suerte de que has salido generoso, trabajador, ambicioso...

-Mis hermanos tienen buenas cualidades.

-Ya lo sé, hombre, lo sé,

pero de los tres, eres el que mejor encarna el espíritu Soler

y ve sentando la cabeza que no quiero que el gen Soler se pierda.

-¿Estás hablando de lo que creo que estás hablando?

-Pues claro, si tienes edad, un buen físico, cualidades...

¿Qué problema hay en pensar en ampliar la familia?

-Con los marrones que tenemos encima,

me pides que me busque una novia y que tenga hijos.

Sinceramente, mamá, no lo veo.

-Hijo, no inmediatamente ni el mes que viene,

pero claro que tienes que ir pensando en ampliar la familia,

es que no entiendo qué problema hay.

A ver, cariño, formar una familia es crear una red.

La familia te sustenta en los peores momentos,

te hace esforzarte por sacar adelante a los tuyos,

te cuida, te da alegrías.

La familia es una red de seguridad.

Además, tú algún día vas a tener que relevarme, ¿no?

-¿Y por qué tengo que ser yo?

-Porque solo confío en ti, te lo he dicho.

Bueno, me voy a la cama, que estoy cansada.

Te quiero.

Este álbum me lo regaló Antonio, él se llevó otro igual.

Seleccionó con mucho cariño las fotos

y yo soy incapaz de abrirlo,

temiendo que sean las últimas fotos de los tres juntos.

Es la primera vez que las dos estamos conociendo a alguien

y estamos en plan bien, de buen rollo.

-A ver cómo va, pero, de momento, este chico promete, ¿eh?

Pero no sé mucho más de él.

-Podríamos hacer una cena los cuatro y rompíamos el hielo.

-Mira, no estaría mal, ¿no?

¿Te sientes culpable de haberlo detenido?

No. Bueno, un poco sí, Claudia.

Como policía sé que he hecho lo que debía,

pero como hija tengo la sensación de haberlo traicionado.

Luz, agua, gas, internet y alquiler del piso.

-Esto de vivir solos nos está saliendo por un pico.

-Lo de tener la habitación de Lola vacía es un lujo

que no nos podemos permitir. -Mira, hay que tomar decisiones.

Hoy colgamos el anuncio

y mañana empezamos con las entrevistas.

¿En qué punto está la investigación?

El inspector Alarcón está rastreando "online"

los pedidos que le llegaron a Rubén Gimeno

y localizando víctimas.

Yo estoy contactando directamente a los compradores

para poder rastrear y quitar del mercado los productos.

-Ya sé que la cagué haciendo caso del tonto de Rubén Gimeno, pero...

-Bueno, también demostraste tener iniciativa y creatividad.

Necesito saber que puedo confiar en ti.

-Pues claro que puedes. Eso espero

porque creo que te mereces un lugar en los negocios familiares.

-Si te envía Álvaro, dile que no tiene nada que hacer.

-No, no me envía nadie.

He quedado contigo por iniciativa propia,

pero escucha lo que quiero proponerte,

a lo mejor te sorprende.

-Vaya, mi clienta favorita. ¿Qué haces por aquí?

-¿Tan raro es encontrarse por las calles de Madrid?

Mi amiga ya me ha contado que si muy amable,

que sí, que profesional,

que el motor de arranque ya está perfecto...

-Y ahora, ¿qué?

¿Se supone que tengo que esperar a que se te estropee el coche

o qué tengo que hacer para poderme tomar algo contigo?

-No toques esa caja.

-Estaba buscando unos tacos de fieltro.

-Pues ahí no están. -En el estante de fuera tampoco...

-Ahí no están, te estoy diciendo.

Sales y le dices al cliente que venga otro día o lo que quieras.

Cumplí con mi objetivo y liberé a Mendoza sano y salvo.

¿Quién es Yuri?

No has parado de gritar su nombre mientras dormías.

Es como si no hubiera vuelto. ¿Por qué dices eso?

No sé, está rarísimo, como ido.

¡Ladrón! ¡Que me ha robado el móvil!

¡Dame ese móvil! ¡Gírate!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 412

Servir y proteger - Capítulo 412

20 dic 2018

La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que gira la vida personal y profesional de sus compañeros y los casos policiales que afectan al barrio.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 412 " ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 412 "
Programas completos (478)
Clips

Los últimos 1.608 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 475 Completo 58:15 96% pasado viernes
    Capítulo 475 pasado viernes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 474 Completo 57:35 93% pasado jueves
    Capítulo 474 pasado jueves La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 473 Completo 56:52 100% pasado miércoles
    Capítulo 473 pasado miércoles La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 472 Completo 57:45 100% pasado martes
    Capítulo 472 pasado martes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 471 Completo 57:08 100% pasado lunes
    Capítulo 471 pasado lunes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 470 Completo 58:10 98% 15 mar 2019
    Capítulo 470 15 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 469 Completo 58:07 98% 14 mar 2019
    Capítulo 469 14 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 468 Completo 54:39 98% 13 mar 2019
    Capítulo 468 13 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 467 Completo 58:10 99% 12 mar 2019
    Capítulo 467 12 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 466 Completo 58:10 100% 11 mar 2019
    Capítulo 466 11 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 465 Completo 56:11 92% 08 mar 2019
    Capítulo 465 08 mar 2019 Konchalovsky retiene a Quintero e Iker y está decidido a matarlos. Mientras, en comisaría, intentan localizar al mafioso. Sara y Álvaro preparan su primera cita como pareja.
  • Capítulo 464 Completo 55:30 95% 07 mar 2019
    Capítulo 464 07 mar 2019 El CNI se dispone a detener a Konchalovsky. Tras el caso de los cangrejos chinos, la policía descubre una trama de tráfico de personas. Espe empieza a pensar que ha llegado la hora de cortar con Pab...
  • Capítulo 463 Completo 57:49 96% 06 mar 2019
    Capítulo 463 06 mar 2019 Mientras continúa la búsqueda del armamento químico, Konchalovsky cita a Quintero para la mañana siguiente. Elvira convence a Álvaro de que no acuda a la policía. Harta d...
  • Capítulo 462 Completo 57:18 98% 05 mar 2019
    Capítulo 462 05 mar 2019 Quintero consigue colocar un localizador en la chaqueta de Konchalovsky. Silvia y Fede encuentran a Kim, pero el caso se complica. Elvira y Ricky deciden dar un escarmiento a Manzanedo. Bremón decide coger...
  • Capítulo 461 Completo 57:32 99% 04 mar 2019
    Capítulo 461 04 mar 2019 Iker pide a Quintero que coloque un localizador a Konchalovsky. Silvia y Fede descubren el enlace de la mafia que controla el tráfico ilegal de cangrejos. Elvira presta dinero a un ludópata. Pablo a...
  • Capítulo 460 Completo 58:26 92% 01 mar 2019
    Capítulo 460 01 mar 2019 Para indignación de Silvia, Miralles la aparta del caso del estrangulador y le asigna a uno de tráfico ilegal de cangrejos chinos. Konchalovsky contacta con Quintero y accede a venderle armas con un...
  • Capítulo 459 Completo 56:56 94% 28 feb 2019
    Capítulo 459 28 feb 2019 La policía sigue el rastro de Pedro Aparicio, que se ha dado a la fuga. Toni se recupera del navajazo. Olga pide a Paty que le acompañe al hospital. Elvira intenta que Álvaro vuelva a casa.
  • Capítulo 458 Completo 56:19 100% 27 feb 2019
    Capítulo 458 27 feb 2019 La investigación de Alicia y Silvia comienza a dar sus frutos. Sabiendo que le pisan los talones, Pablo decide pasar a la acción. Pedro recibe una llamada en la que acusan a Luis Soler de ser el est...
  • Capítulo 457 Completo 55:20 100% 26 feb 2019
    Capítulo 457 26 feb 2019 La policía averigua quien está detrás de las patrullas ciudadanas. Mientras, Pedro molesta a Sara y Luís interviene. Miralles pide a Alicia y Silvia que averigüen que tienen en co...
  • Capítulo 456 Completo 55:25 100% 25 feb 2019
    Capítulo 456 25 feb 2019 Miralles y Silvia investigan el ataque del estrangulador a Ibarra. Mientras se organizan patrullas vecinales para intentar buscar al estrangulador, Nacha y Toni intentan detener la llamada "Noche de Caza&quo...

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos