www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4901840
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 411 - ver ahora
Transcripción completa

El chico no tenía mala pinta. Salió del supermercado volando,

entonces, estábamos ahí, giró,

y yo no sé qué pasó.

Vamos.

Pero bueno...

Si es el mismísimo Fernando Quintero en persona.

Cuánto tiempo hemos esperado este momento en esta comisaría.

-Si quieres que te firme un autógrafo,

tendrás que quitarme antes las esposas.

-Con la intención me basta.

Se lo voy a decir a mi amigo Elías Guevara,

le hará muchísima ilusión. Es una pena que no esté aquí

para verte entrar esposado a esta comisaría.

Por fin vamos a descansar un poco.

Ya es suficiente, Nacha.

Sí, es una pena que no esté aquí tu amigo Elías Guevara.

Supongo que los dos estaréis bastante cabreados

por no ser vosotros quienes me han atrapado.

Con las ganas que me teníais.

-Ya puedes decir lo que quieras,

pero el que acaba de entrar detenido por esa puerta, eres tú.

Y ahora mismo voy a llamarle a Francia para darle la buena noticia.

-Vaya, Elías está en Francia de vacaciones.

Dale recuerdos de mi parte.

Y dile que te envíe mantequilla, a mí me encanta la mantequilla francesa.

No entres en sus provocaciones,

ya hemos tenido suficientes dolores de cabeza gracias a él.

Ya lo sé, pero me cuesta, porque me vienen a la cabeza

las veces que se ha burlado de la justicia.

Pues contrólate.

Entiendo que tú y otros tengáis ganas de hablar con él

y decirle unas cuantas cosas.

Pero esto no puede convertirse en un linchamiento.

Me acuerdo de cómo se indignaba Quintero

cuando íbamos Elías y yo

a acusarlo de lo que es, un narcotraficante.

Y tú, Quintero, con toda tu cara,

te defendías diciendo que eras un ciudadano ejemplar.

Risa me da.

-Parece que hay cosas que no cambian por aquí.

Voy a tener que acostumbrarme al abuso y al acoso policial

por parte de los agentes de esta comisaría.

Es posible que algunas cosas no cambien, pero las circunstancias sí.

Por fin Fernando Quintero estará delante de un juez.

Si tiene alguna queja podrá expresarla allí.

¡Comisario, qué sorpresa! Pase y únase a la fiesta.

Sus agentes se están divirtiendo a mi costa, ¿verdad?

Eres un invitado de lujo. Gracias.

Yo también lo echaba de menos. Por cierto, bonito corte de pelo.

-Yo no sé a qué esperamos para llevar a este desgraciado a los calabozos.

Lo llevaré cuando lo considere oportuno.

¿Está claro?

Cálmate y vuelve a tu puesto.

¿Y vosotros qué? ¿No tenéis nada que hacer?

¡Vamos!

Bienvenido a Distrito Sur.

Llevábamos un tiempo esperando tu llegada.

Gracias.

Sinceramente, no esperaba este recibimiento,

se les ve muy contentos en esta comisaría.

No es para menos.

No todos los días se caza a alguien como usted.

¿Ya han decidido en qué pared van a poner mi cabeza como un trofeo?

Para nosotros el narcotráfico es la mayor lacra a perseguir.

Te podrás imaginar que tú detención ha sido

una buena inyección de moral.

Me sobrevalora, comisario.

Hace tiempo que me retiré, no tengo nada que ver con este negocio.

¿A quién quieres engañar?

Tenemos pruebas de que querías reorganizar

tu red de tráfico y que muy pronto iba a estar operativo.

Mire, Bremón, yo no sé de dónde ha sacado esa información,

pero es completamente falsa.

Yo no estoy reorganizando nada.

Aquí guárdese sus mentiras.

Lo que tenga que decir, dígalo delante de un juez.

Toni, por favor, conduce al señor Quintero a calabozos.

Enhorabuena, Miralles,

el operativo que has organizado ha sido un gran éxito.

Es mérito del equipo, sobre todo de Alicia.

Por cierto, ¿dónde se ha metido? La he mandado para casa.

Esto ha sido muy duro para ella y me ha parecido lo más prudente.

Has hecho muy bien.

Voy a informar de la detención de Quintero.

¿Todo eso le dijiste a Almazán? -Sí, sí, sí.

Que el sufrimiento de las mujeres y los niños maltratados

no le importa lo más mínimo, que está ciego, no tiene corazón...

Que su trabajo en la UFAM le parece un incordio...

-No me extraña que fuera cabreado al despacho de Bremón.

-Yo creía que se iba quejar delante del comisario,

¿y sabes lo que hizo?

Renunció a su cargo al frente de la UFAM.

-Venga.

Reconoció que su trabajo era fatal.

-No solo eso, además dijo que quien debía ocupar el cargo era yo

y empezó a halagarme delante del comisario.

-Eso que decías tú de los astros, igual tenías razón.

Al final ha salido todo como tú querías, debes de estar feliz.

-La verdad es que estoy muy contenta, sobre todo por la UFAM.

Desde que Almazán ocupó el cargo era todo un desastre.

Mira lo que le pasó a Margarita Molina.

-Es verdad. ¿Cómo está ella?

-Está fuera de peligro,

y su novio ha pasado a disposición judicial.

-Perdonad el retraso, aquí tenéis los cafés.

-Por la UFAM.

-¿Seguro que no queréis nada de comer?

-¿Qué pasa? -Estos cafés están un poquito...

gélidos.

-Lo siento. He tenido que atender a un grupo grande en la terraza

y se me ha ido la hora, ¿queréis que los cambie?

-Ni te preocupes. -¿Seguro?

-Seguro. -Lo siento.

-Esta también está fina.

Debe estar esperando que María vuelva del pueblo.

A lo que vamos.

¿Cuándo te nombran jefa de la UFAM?

-El comisario está por la labor, pero todavía no hay nada decidido.

-Ya verás cómo está vez sí que sí.

-No quiero hacerme ilusiones. Ni siquiera soy subinspectora.

-Buenas.

¿Os molesta si me siento? -No, no, siéntate.

Pero si vienes a tomar un café,

ármate de paciencia, porque está esto fino filipino.

-Vaya...

¿Sabéis qué pasa en comisaría? Hay mucho ajetreo en la puerta.

-No sé. Nosotros llevamos aquí un rato, estamos en nuestro descanso.

¿Tú no vienes de allí? -Qué va, vengo de Científica.

De recoger los resultados de los análisis de Germán Aparicio.

-¿Había restos de finasterida? -Sí.

Y en grandes cantidades.

Ya he solicitado la orden de detención para Rubén Gimeno.

Es el responsable de Naturfortex, la web donde se venía el crecepelo.

-Ya, Fede me ha puesto al corriente.

(Teléfono)

En el taller no me arreglan el coche hasta la semana que viene.

-¿Qué le pasa al coche?

-Le falla el motor de arranque

y yo lo necesito para este fin de semana.

¿Vosotros no conocéis ningún taller de confianza?

-Anoche, el mecánico que me dio la tarjeta...

No sé si...

Mira.

-Pero ¿es de fiar? -Pues no sé.

Pero me pareció muy amable y muy atento.

Llámalo.

-Pero habla tú con él. Tú que lo conoces, venga.

-¿Sí? -"¿Álvaro?

Soy Silvia, la chica que te confundió con el camarero en el pub.

¿Te acuerdas de mí? -Claro, cómo no voy a acordarme.

-Buenas.

Te llamo porque una compañera de trabajo

necesita un mecánico de confianza, y me preguntaba si tú lo eras.

-Ponme a prueba y verás cómo no te decepciono.

"Qué le pasa al coche de tu amiga?

-Le falla el motor de arranque.

Le corre prisa porque lo necesita para este fin de semana,

y como me diste tu tarjeta...

-Sí, claro que puedo ayudarla, dile que se pase esta tarde.

A la hora que sea, no importa. -Esta tarde.

-Perfecto. -Perfecto.

-Luego nos vemos.

-No, yo no me voy a pasar, tengo cosas que hacer.

-Vaya, qué lástima.

Me había hecho ilusiones de verte y te podía invitar a una copa.

-Bueno, ya habrá ocasión.

-Eso espero. Si no, ya me veo toda la vida

arreglando chapuzas en el Moonlight, esperando que aparezcas por allí.

Ya será menos".

Hablamos. -Hasta luego".

-¿Quién era? ¿Uno de tus ligues?

-No, pero no me importaría que lo fuera, ¿sabes?

Es una tía muy simpática, inteligente y muy guapa.

-¿Qué quería? -Un mecánico de confianza,

y le dije que podía ayudar a su amiga pensando que la acompañaría, pero...

me ha salido mal la jugada. -No te preocupes,

si de verdad te gusta acabarás por ligártela.

Siempre lo haces, para eso eres un artista.

Ninguna se te resiste.

-En cambio tú,

parece que lo de ligar se te ha olvidado.

No lo entiendo, Luis.

Si pusieras interés podrías tener a la que quisieras.

-Cada uno es como es.

Ahora tengo la cabeza puesta en el Moonlight.

Pero eso no quiere decir que no tenga mis líos por ahí.

-No te piques, hermanito, que esto no es una competición.

Además, ya sé que estás en cuerpo y alma en el Moonlight.

-Por eso tengo que mantener la cabeza fría.

-Pues ten cuidado, no se te vaya a congelar.

Me piro, que llego tarde y Ramón me va a echar la bronca.

Luego te veo. Que vaya bien. -Venga.

(FEDE CARRASPEA)

-¿Qué pasa?

-A ti ese mecánico te hace tilín.

-Tilín tilín.

-Qué va, para nada. -Si se nota a la legua.

Mira que sonrisa tonta se te ha puesto.

-Pero no lo conozco de nada, me dio su tarjeta y ya.

-Ven aquí, acércate.

-¿Qué pasa? -¿Tú no le ves nada raro?

¿Las pupilas un poco más dilatadas de lo normal?

-Ahora que lo dices sí.

-Es un claro síntoma de excitación sexual.

-Eso es una tontería.

-No tenía ni idea de que las pupilas tenían nada que ver

con nada sexual. -Olvídate.

-Perdona, ¿quieres tomar algo?

-Ahora no, Paty, que le estamos sometiendo a un tercer grado.

Ven aquí. -Como quieras.

-Un café.

-Que lo asumas, que a ti ese mecánico te gusta y mucho.

Las pupilas no engañan. -Os estáis equivocando.

Acabo de informar al CNI de la detención de Quintero.

Me imagino que para ellos también habrá sido un alivio.

Sí, exactamente.

Fidalgo me ha pedido que os transmita

las felicitaciones a toda la comisaría.

Por la cara que tienes, te han dicho algo más que no te ha gustado nada.

Pues sí.

Fidalgo me ha dicho que oficialmente el CNI

se lava las manos en este asunto.

O sea, que después de la que liaron, ¿ahora se desentienden de él?

Vamos... Efectivamente.

Ahora Quintero depende exclusivamente de nosotros,

y todo lo que le ocurra es responsabilidad nuestra.

Pues en el fondo me alegro.

Para nosotros el caso de Quintero es muy importante,

en Distrito Sur llevamos demasiado tiempo

intentando demostrar su actividad delictiva.

Pues lo mismo pienso yo.

Sin el apoyo del CNI pasará directamente

a la justicia ordinaria.

Es el punto final a su carrera delictiva.

Lo que me sorprende es que haya venido a España.

Quintero tenía que saber o al menos intuir

que si dejaba Cabo Verde y venía aquí le íbamos a detener.

Bueno, quizá no sea tan listo como pensábamos.

(Teléfono)

Es Alicia.

Dime, Alicia.

"No dejo de darle vueltas a la detención de Quintero.

¿Lo habéis interrogado ya? No, está todavía en el calabozo.

¿Y qué va a hacer el CNI? ¿Les habéis informado?

Te lo voy a decir de manera directa.

El CNI se ha desentendido.

Oficialmente Quintero está en nuestras manos.

Me gustaría visitar a Quintero en el calabozo a título personal.

Visitar a Quintero en el calabozo no me parece que sea la mejor idea.

No tienes que pasar por ese trago, está todo muy reciente.

Sé que no será fácil, pero tengo que hacerlo, Claudia.

Sentir que he hecho lo que debía me ayudará.

Bueno, si crees que eso te hará sentirte bien,

por nosotros no hay inconveniente. Bremón me dice que sí.

Gracias".

De nada. Hablamos.

Pobre Alicia.

Ella intenta distanciarse porque es una profesional,

pero tiene demasiadas implicaciones emocionales en esto.

A ver si termina de una vez este maldito infierno para ella.

Disculpen, ¿tienen un momento?

Claro que sí.

Me he enterado de la detención de Quintero,

pero ¿ese hombre no estaba muerto?

Esto es muy largo de contar,

ya os daremos las explicaciones oportunas en su momento.

Olvídate de eso de momento. ¿Qué quieres?

No quiero pecar de impaciente, pero...

estoy que me subo por las paredes, quisiera saber

si voy a poder estar al frente de la UFAM o no.

¿Qué me he perdido?

Perdona, Claudia, con el lío de Quintero

se me ha olvidado decírtelo.

Tobías Almazán ha dimitido de su puesto.

¿Qué ha pasado? ¿Por qué ha dimitido?

Al parecer, tuvo una conversación con Espe

y le convenció que no era la persona más indicada

para estar al frente de la UFAM.

Fue cuando presentó la dimisión.

No, yo simplemente hablé con él.

Déjalo, Espe, no hace falta que te justifiques.

Bueno, pues esta dimisión le honra.

Puede que sea un buen inspector de policía,

pero no está capacitado para dirigir la UFAM.

Eso mismo le di yo a entender.

Yo creo que, de momento,

lo mejor es que sea Espe quien esté al frente de la UFAM.

¿Qué te parece?

No conozco a nadie más adecuado para el puesto.

¿Lo dicen en serio? Sí, pero es algo provisional.

Tengo que hablar con Jefatura,

y esperemos que la carta de Almazán sirva de algo.

Perdona, ¿cómo una carta?

¿Además ha escrito una carta de recomendación?

Tú sí que le has impresionado. Muchísimas gracias a los dos.

Les aseguro que no les voy a defraudar.

De eso estoy segura.

¡Ricky, espera!

¿Qué tal, socio?

Has pasado por mi lado y ni me has visto.

-Sí, voy pensando en mis cosas. Tengo un poco de prisa.

-Tranquilo, fiera, no corras tanto.

¿Por qué no vamos a tomar un café tú y yo?

En el pub con tu madre no podíamos charlar a nuestro aire.

-¿Te pasa algo con mi madre o qué?

-No, qué va. Es una mujer muy lista.

Pero los socios vamos a ser tú y yo.

Lo normal es que nos veamos para hablar tranquilamente, en confianza.

-¿Y qué quieres hablar exactamente? -Un poco de todo.

Tenemos un gran negocio entre manos con el que vamos a forrarnos,

y no quiero dejar ningún cabo suelto.

-Vale, pues ya hablaremos.

-¿Qué te pasa? Te noto raro.

-Me pasa que no sé si me conviene hacer negocios contigo.

-¿Y eso? Antes se te veía entusiasmado.

¿Qué ha pasado para que cambies de opinión repentinamente?

-Le he estado dando vueltas, y no veo tan claro el "business",

eso es todo.

-¿No lo ves claro tú o no lo ve claro tu madre?

Me decepcionaría que no tengas tu propia opinión.

-No te pases de listo, que aquí mi madre no pinta nada,

las decisiones las tomo yo.

-Yo creo que tu madre te ha convencido

de que no hagas negocios conmigo. O puede que te lo haya ordenado.

Es ella quien corta el bacalao, ¿verdad?

Y tú dejas que te domine.

-¡Cállate la boca que tú no sabes nada de mí!

-Sé lo suficiente.

¿Crees que no me di cuenta cómo mirabas en el pub a tu madre,

esperando su aprobación? ¿Pero cómo puedes ser tan niñato?

-Como me vuelvas a llamar niñato te arranco la cabeza.

-Solo digo la verdad, tú madre te tiene acojonado.

Yo pensaba que hacía negocios con un hombre, pero solo eres un pelele.

-¡Pírate de aquí que me tienes hasta las...!

-¡Eh, eh, eh! Alto.

¿Qué está pasando aquí? -¿Y qué mierdas te importa?

Anda, lárgate... -Me importa y mucho.

¿Qué estaba pasando? -Nada, una tontería.

Este tipo se ha chocado conmigo

y en lugar de pedir perdón me ha insultado.

-No, él se ha puesto chulito y la cosa se ha liado.

Pero por mí está todo solucionado.

-Carnets de identidad, por favor.

Puede irse.

-Así que usted es Rubén Gimeno.

-Sí, ¿por qué lo pregunta? -¿Le importa acompañarme a comisaría?

-¿Por qué? ¿Qué pasa?

-Mejor lo hablamos en comisaría.

-Aquí tienes al detenido, Alicia.

Yo desde ahora lo llamo Lázaro,

como ha vuelto de entre los muertos...

Déjanos solos, Merinero. Gracias.

Estarás contenta, ¿no?

Por fin me has metido entre rejas que es lo que siempre has querido.

No me has dado otra opción.

No sé cómo has sido capaz.

La verdad es que no sé cómo puedes mirarte al espejo

después de traicionar a tu propio padre.

No vas a conseguir que me sienta culpable,

porque tú me has obligado a hacer esto.

Yo a ti jamás te habría traicionado.

Has jugado conmigo todo lo que has querido,

y yo siempre he caído como una imbécil.

¿Tú me vas a hablar a mí de jugar con los demás? Vamos...

La verdad,

no sé por qué te dejé marchar cuando viniste a mi casa.

Tendría que haberte puesto las esposas y entregado al CNI.

Ah, ¿sí?

¿Y por qué no lo hiciste? Dime. ¿Por qué?

Porque me tendiste una trampa.

No sé cómo dejé que me abrazaras y cómo consentí que cogieras a Leo.

No, no, no, Alicia, no.

Te voy a decir yo por qué.

No lo hiciste porque en el fondo, y aunque te cueste reconocerlo,

sientes algo por mí.

Por eso no entiendo lo que has hecho hoy.

¿Sabes por qué lo hice?

Porque pensaba que habías cambiado.

Por eso bajé la guardia.

En ese momento ni siquiera me importó

que fueras mi verdadero padre.

A mí tampoco me ha importado nunca que seas mi hija.

Es más, a pesar de nuestras diferencias

y de que seas inspectora de policía,

yo siempre me he sentido muy orgulloso de ti, hasta hoy.

No vas a hacer que me arrepienta.

De lo único que me arrepiento es

de haber fallado a mi integridad como policía.

Porque los criminales como tú nunca cambian.

Eres como Somoza, como Sofía Collantes o como Sergio Mayoral.

No, no, no, no...

No te equivoques, sabes que yo no tengo nada que ver

con esa gente porque ellos no tenían escrúpulos.

Y tú tampoco los tienes.

A la gente como tú solo os importa haceros ricos

a costa de llenar las ciudades de droga.

Y os importa una mierda las vidas que se lleve por delante.

¿Cómo he podido ser tan ingenua al pensar que renunciarías a algo así?

Estaba dispuesto a hacerlo por ti. Mientes.

Solo querías reorganizar tu red de narcotráfico,

pero por suerte te hemos pillado a tiempo.

No sé de dónde has sacado esa información,

o quién te estará diciendo eso, pero es completamente falso.

Es mentira.

¿Cómo puedes negarlo?

Hay pruebas que lo demuestran y el mismo Charly lo ha confesado.

¿Charly?

Vaya.

Así que tenéis a Charly. Ahora lo entiendo todo.

Ese Charly seguro que os está contando un montón de mentiras,

era él quien quería hacerse con la ruta del sur

y ahora intenta echarme el muerto encima a mí.

Charly era completamente incapaz

de hacerse el solo con el control del negocio,

por eso me obligó a ponerlo en contacto

con los distribuidores, los transportistas y los compradores.

Y sigues mintiendo.

¿Es que nunca te vas a dar por vencido?

¿Qué te pasa, Alicia, estás ciega?

Yo contraté a Charly para que me ayudase a esconderme,

y le pagué por ello, pero lo que pensé que era un favor

se convirtió en una encerrona.

Fue él el que me tenía secuestrado. Eres patético.

Asúmelo, has perdido y no te servirá de nada culpar a otro.

Está bien, Alicia, puedes creerte lo que quieras,

porque ya me da todo exactamente igual.

Ese Charly me tuvo retenido

para obligarme a ponerle en bandeja el negocio

que quería tener en sus manos.

Y por eso me puso a un grandullón, un vigilante con una pistola

que me impedía salir de ese maldito piso.

Hasta que pude cogerle la vuelta y deshacerme de él para escaparme.

¿Quieres saber cuál es la verdad?

Busca a ese grandullón, tiene el pelo largo y se llama Zeus.

Si lo encuentras sabrás lo que pasó.

Solo he venido a decirte que no siento ningún remordimiento

por verte ahí encerrado. Escúchame, Alicia.

Escúchame bien.

Te guste o no, eres mi hija, porque llevas mi sangre,

y tarde o temprano

tu conciencia te pasará factura por lo que has hecho hoy.

Suéltame.

¿Qué le vas a decir a tu hijo cuando sea mayor?

¿Le vas a contar que hubo un día

en el que tú vendiste y traicionaste a tu propio padre?

Le diré que su abuelo está en la cárcel,

que es donde tiene que estar,

porque de lo contrario haría daño a mucha gente como ya lo ha hecho.

¿También vas a hacer todo lo posible para que ese niño me odie?

Te lo has ganado a pulso.

Será mucho más beneficioso para usted si colabora.

-No voy a colaborar porque no he hecho nada.

Mi empresa es completamente legal y transparente.

No tienen nada contra mí, solo pretenden asustarme.

-Esto es un análisis del Peloxal,

el crecepelo que se comercializa en su página web.

Hemos descubierto que las píldoras

tienen un alto contenido en finasterida.

Es un fármaco que convierte la testosterona en un potente andrógeno.

La finasterida ingerida en grandes cantidades,

es muy nociva para la salud.

-Mis productos son inocuos, y nunca han hecho mal a nadie.

Si no, alguien me habría denunciado alguna vez.

-Germán Aparicio, el hombre del que le hablaba,

tomaba el crecepelo.

Mire la foto.

Dígame, ¿le parece a usted un hombre gris, un hombre triste?

-No me lo parece. ¿Por qué?

-Porque se tiró por una ventana

víctima de una crisis aguda de depresión.

Y podemos demostrar que lo que le llevó a quitarse la vida

fue la finasterida que contiene su Peloxal.

-Eso son imaginaciones suyas.

-Lo que es muy real, es el suicidio de Germán Aparicio,

y el dolor de toda su familia.

Y usted es el único responsable. -Eso es mentira.

-Diversos estudios demuestran que la finasterida

consumida en grandes cantidades tiene efectos secundarios,

entre ellos provoca estados agudos de ansiedad y depresión.

Venga, Silvia, acorrálalo.

Estas son personas con nombres y apellidos

que han sufrido trastornos después de consumir el fármaco.

Algunas arrastrarán secuelas graves de por vida.

Otras están muertas. -No me enseñe más fotos.

Esto nada tiene que ver conmigo.

-Demostrar que Germán Aparicio también fue víctima de la finasterida

que contiene el Peloxal será muy fácil.

"Hemos encontrado un montón de frascos en su baño,

y sabemos que los compró en su página web".

-Eso no quiere decir que se los tomara.

Quizá se suicidó por otra razón.

-Podemos pedirle al juez autorización para exhumar el cadáver

y buscar rastros del fármaco en el cuerpo.

Pero usted le evitará ese mal trago al juez, ¿verdad?

Porque sabe lo que encontraríamos.

-Yo no sabía que el Peloxal contenía ese veneno, lo juro.

Muy bien, casi lo tienes.

-Claro, no lo sabía

porque ninguno de sus productos pasa ningún control sanitario.

Y a usted le da igual si con ello se lleva la vida de alguien.

-Yo solo intentaba hacer más feliz a la gente

dándole lo que pedía para sentirse mejor.

-Escuche, ha cometido un delito contra la sanidad pública,

a eso se le suman cargos de estafa por publicidad engañosa,

contrabando y tráfico de productos ilegales, y lo que es más grave,

un posible delito de homicidio.

-Yo no quería matar a nadie.

-Tarde.

¿De verdad cree que está en posición de no colaborar?

Rubén,

aún puede ayudarnos a salvar las vidas de las otras personas

que siguen consumiendo los fármacos que usted les vendió.

Rubén...

Rubén...

-De acuerdo.

Colaboraré.

-Bien.

¿Cómo conseguía los productos?

-Los compro en laboratorios de India y Bangladesh,

y los traigo en contenedores por mar.

-¿A qué puerto llegan?

-A Barcelona.

-¿Hay algún laboratorio español implicado?

-Era demasiado arriesgado, y habría encarecido los precios.

-¿Es usted el único responsable de la venta o tiene algún socio?

-Actuaba yo solo. -¿Seguro?

Me ha parecido que dudaba.

-Le digo que actuaba yo solo.

-Está bien.

¿Dónde almacenaba los productos?

-En el sótano de mi casa.

-Está bien, vamos a tomarnos un descanso.

Ha cantado mucho antes de lo que esperábamos.

Es que no le has dado respiro.

Enhorabuena, Silvia, magnífico trabajo.

Gracias.

-Hola, Paty. -Hola, Nacha.

¿Vienes sola?

-No vengo con Toni si es lo que quieres saber.

Ya acabamos el turno los dos, pero él se fue a hacer un recado.

¿Me pones una infusión para llevar, por favor?

-Sí.

No lo decía por Toni, podías haber venido con cualquier compañero.

-Ya. Como diría tu padre, ¿a quién quieres engañar?

Yo ya sé todo lo que pasa.

El otro día estaba Toni poniendo cafés

en vez de estar en la comisaría,

luego me preguntas si quiero un café o dos...

Ahora me preguntas por esto, blanco y en botella.

-Nacha, yo reconozco que...

que Toni no está mal, pero de ahí a volverse loca, pues...

Tienes mucha imaginación. -Ya lo creo yo.

Él piensa lo mismo de ti, que eres muy guapa.

-¿En serio ha dicho eso?

¿Qué más te ha dicho? -Tendrías que haber visto

la cara y los ojos que acabas de poner,

para que digas que es mi imaginación. -¿Me lo vas a decir o qué?

-Dice que eres una chica con un montón de cualidades y todo eso.

-¿Qué es "todo eso"? ¿Puedes ser más concreta?

-Yo le dije que no me diera muchas explicaciones

porque ya me tenía frita hablando de ti toda la tarde.

-¿Te ha estado hablando de mí toda la tarde?

Pero ¿qué te ha dicho?

-Si te he pedido la infusión para llevar

es porque he tenido un día agotador y me quiero ir a casa a descansar.

-Pero espera, Nacha.

Nacha, Nacha...

-Hola, Damián, ¿has cerrado ya?

-Deberíamos, pero todavía tenemos mucho jaleo ahí dentro.

¿En qué puedo ayudarte?

-Necesito otra cuerda para el tendedero porque se me ha roto.

Y ponme también dos poleas, así las cambio.

-Aquí tienes la cuerda. Las poleas están dentro.

Una cosa, ¿el secador que arreglaste sigue funcionando?

-Sí, y todo lo que traje después también: la batidora,

la tostadora, el calefactor...

Además, me gustó aprender a arreglarlo yo sola.

-Eso de "Arréglalo tú mismo" está teniendo mucho éxito.

Además, Pablo, el jodido, tiene don de gentes,

y cada vez tenemos más clientela. -Pues eso está muy bien.

¿Como aquel chico que vino a por dos fluorescentes

y se llevó dos LED?

-Ah, sí, sí que me acuerdo.

¿Cómo se llamaba? -No lo sé, no dijo su nombre.

¿Ha vuelto a pasar por aquí? -Pues no, hija.

Lo siento mucho, pero no. Voy por tus poleas.

-Vale.

-Hombre, pero si es la chica de los pastelitos. ¿Qué tal?

-Bueno, no me lo puedo creer. -¿Por qué?

-Porque Damián y yo estábamos hablando de ti.

-Ah, ¿sí? -No de ti,

de la clientela en general, de unos cursos que hay.

-¿Al final qué hiciste con los pastelitos?

Dime que no los tiraste, que estaban increíbles.

-Damián te hizo caso

y los llevó al comedor social de la calle Diamante.

-Pues muy bien.

-Qué casualidad, la segunda vez que nos vemos y aquí otra vez.

-Sí, sí.

-A lo mejor no es casualidad, a lo mejor estábamos predestinados.

Dicen que las fuerzas ocultas

hacen que las personas afines se encuentren.

-Anda...

A mí lo de las fuerzas ocultas me suena a satanismo,

a moviditas turbias.

-No, son fuerzas ocultas pero en plan guay.

-Ah, vale.

Así que tú piensas que tú y yo somos afines.

-Puede. ¿Qué signo eres? -Aries.

-Los Aries sois independientes, optimistas, aventureros,

os gustan las emociones fuertes,

además os complementáis muy bien con acuario, y yo soy acuario.

-Yo no sé si soy muy Aries, porque soy bastante pesimista.

Y lo de las emociones fuertes tampoco.

Una vez fui a hacer "puenting", me agarré a la barandilla

y no me podían bajar, en el fondo soy un cacas.

-Quizá eres Aries con ascendente a Piscis, que son más tranquilos.

-A lo mejor me tienes que ayudar tú a quitarme el miedo

y a vivir esas experiencias fuertes de las que hablas.

-Si quieres yo te doy mi número. -Venga.

Apúntalo y te hago una perdida.

-Ahí está.

-Perfecto.

(Teléfono)

Ya lo tienes.

¿Cómo te llamas tú? -Olga.

-Yo soy Toni.

A todo esto, yo venía a por una llave inglesa,

para arreglar un grifo.

¿Tú a por qué venías?

-A por unas poleas y una cuerda para el tendedero.

Pero me voy a tirar toda la tarde porque no sé hacer el nudo.

-Si está tirado.

Coges un extremo en cada mano,

aquí haces este lacito,

y lo enrollas en el dedo.

Y cuando tengas el lacito hecho pasas ese extremo

por dentro del lacito.

Así.

Y ahora haces un doble nudo.

-Anda, qué casualidad. Me alegra verte por aquí.

-Igualmente.

-Toma tus poleas. -¿Cuánto es?

-12,50.

Lo tiro, ¿no? -Sí.

Ahí lo tienes. -Muchas gracias.

-Chao. -Chao

-"Ese día al atardecer, antes de volver a Madrid",

tu madre me dijo que si algún día teníamos una hija ella y yo,

quería ponerle de hombre Alicia.

Como "Alicia en el país de las maravillas".

Feliz, libre...

Que supiese coger las riendas de su vida para disfrutar al máximo.

Mañana no estaremos en tu boda ni tu madre ni yo.

Pero estoy seguro de que si ella estuviese allí,

se sentiría la mujer más feliz del mundo

por ver que te has convertido en la hija que ella siempre quiso tener.

Ojalá ella...

Estuviese aquí mañana para acompañarte, ¿verdad?

"Gracias por recordármelo". "No hay de qué".

(Puerta)

Hola, hija,

hemos venido a cenar a un restaurante aquí cerca

y hemos pensado en pasar y...

¿Llegamos en mal momento? No, por favor. Pasad.

¿Os apetece tomar algo? A mí no, gracias.

-Yo tampoco.

¿Y Leo?

Le di el biberón y se ha quedado dormido.

Le he dicho que no son horas, que el niño estaría durmiendo.

No os preocupéis, sentaos. No vamos a estar mucho rato.

Quería comentarte

que tu nueva compañera,

la inspectora Silvia, ha estado muy amable

y atenta conmigo.

Sí, es buena agente.

Y apunta maneras, yo creo que va a ser una buena policía.

Cuando te has ido del bar ha estado contándome detalles

de la investigación que lleváis a cabo sobre la muerte de Germán.

Se está tomando muchas molestias.

Y eso que no es una investigación oficial de la comisaría.

Si no es por ella el tema se habría zanjado.

-Me ha comentado Marcelino que puede que Germán se suicidara

por la depresión que le provocó el crecepelo que estaba tomando.

Sí. Es terrible.

No entiendo como hay gente

que compra productos supuestamente milagrosos por internet,

no saben ni lo que se están tomando y está en juego su salud.

-Pobre Germán, yo espero que la investigación llegue a buen puerto,

y detengan a los responsables.

Alicia, ¿qué ocurre?

¿Estás preocupada?

-¿Tiene algo que ver con Iker?

No.

Creo que...

ha llegado el momento de que lo sepas, papá.

No quiero que te coja por sorpresa cuando te enteres.

Hija, me estás asustando.

Hace..

unas horas hemos detenido a Quintero.

yo misma le he puesto las esposas, he servido de cebo para atraparlo.

Un momento, un momento... Quintero, ¿qué Quintero?

Fernando Quintero, papá.

No entiendo nada. Pero...

¿No había muerto?

Si esto es una broma, es de muy mal gusto.

-Creo que ya es hora de que tu padre conozca toda la verdad, Alicia.

-¿Cómo? ¿Tú lo sabías? (MONTSE ASIENTE)

Pero ¿qué está pasando aquí?

-Es un asunto en el que estaba implicado el CNI

y no podíamos decirte nada. Era máximo secreto.

-Pues ya me estás contado el secreto. Me voy a enfadar mucho.

Papá, tranquilízate, te lo voy a contar todo, ¿vale?

El CNI necesitaba que Iker se ganara la confianza de Somoza

para que se pudiera infiltrar en la organización.

Bueno, ¿llego a tiempo de darte un achuchón?

-¡María!

-Mi pequeñaja. Qué ganas tenía de verte.

-¡Dios, y yo a ti!

¿Qué tal por el pueblo?

-Muy bien, estar con la familia y los amigos es una maravilla.

Pero ya tenía ganas de volver. -Y yo de que volvieras.

Pero no sabes cuántas, te lo juro.

-Ha tenido que ser duro llevar todo esto tu sola.

Me estaban pitando los oídos en Barinas:

"Esta me está poniendo de vuelta y media".

-¿Qué dices? El bar lo llevo perfecto,

yo sola lo he hecho genial.

Te podías haber quedado más días en Barinas.

-Pues me vuelvo. -¡Ni se te ocurra!

Ni se te ocurra.

Te juro que esto ha sido una pesadilla.

Estaban esperando que te fueras para venir todos a la vez.

-Lo importante es que has sobrevivido, ¿no?

No te preocupes que no te voy a dejar más tiempo sola.

Tenía cosas que arreglar. ¿Y por aquí hay alguna novedad?

-Bueno...

-Ay, esa sonrisa la conozco yo. Cuenta.

-Nada...

He conocido un chico y viene mucho por el bar.

-¿Es majo? ¿Es del barrio? ¿Trabaja aquí?

-Tantas preguntas no puedo contestarlas a la vez.

-Es policía, está en prácticas y acaba de entrar en la comisaría.

Y me encanta.

-Tendré que ponerte un tazón para que te chorree la baba.

-Me ha dado fuerte con él.

-Pero ¿ha habido tema o...? -Nos hemos besado.

Estoy muy ilusionada.

-¿Cómo se llama? -Toni.

Es más guapo... -¿Sí?

Siento mucho habértelo ocultado, papá.

Pero las órdenes eran claras.

Yo también he estado muy fastidiada

por no poder decírtelo en todo este tiempo.

Me he quitado un peso de encima.

-Yo entiendo que era vuestro deber,

y que estaba en juego el desmantelamiento

de una red internacional de narcotráfico.

Gracias por tu comprensión.

(Puerta)

Silvia. Alicia.

¿Qué haces aquí? ¿Ha pasado algo?

No. Buenas noticias, pero quería dártelas en persona.

Espero que no te moleste, es sobre Germán Aparicio.

Pasa por favor. Además, está mi padre,

seguro que le interesa lo que vas a contarnos.

Genial. Buenas noches. -Hola, buenas noches.

-Inspectora Orestes.

-Me ha parecido oír que traes buenas noticias

sobre el caso de mi amigo Germán. -Sí.

Siéntate, por favor.

Los laboratorios han confirmado que el crecepelo hallado en su casa

tiene altos contenidos de finasterida.

Probablemente, eso le provocó el cuadro agudo de depresión.

¿Y podremos demostrar la relación directa del fármaco con el suicidio?

Los estudios científicos son concluyentes,

y los casos que he rastreado también.

El juez lo aceptará todo como prueba para la acusación.

-Era un hombre muy jovial y pensaría que era algo pasajero,

y no quiso que nadie lo viese en ese estado.

¿Has dado con el responsable de la venta del crecepelo?

Esa era la buena noticia.

Rubén Gimeno, y ya está en los calabozos de comisaría.

-¿Qué me dices?

-Esta tarde he dado con él y he conseguido que confesara.

Los cargos son graves, sobre todo el de homicidio imprudente.

Pero el tipo no sabía que los productos fueran tan nocivos.

Si no, sería un homicidio mucho más grave.

Buen trabajo, Silvia, te has estrenado por todo lo alto.

Gracias.

-Yo también te felicito por la parte que me toca.

Se ha hecho justicia.

-Todavía no hemos comunicado nada a la familia, no sé si...

Quizá querrías hacerlo tú. -Sí, pienso que es lo más adecuado.

No les aliviará el dolor,

pero sabrán las causas que llevaron a Germán a suicidarse.

-Bueno, ya es tarde. Creo que a todos nos vendría bien descansar.

¿Qué te parece si nos vamos a casa?

-Pues sí, tengo que asimilar todo lo que me habéis contado,

que no es poco.

-Yo también me voy. Ya he dicho lo que venía a decir.

¿Te importa quedarte un rato más?

Me gustaría saber detalles del interrogatorio a Rubén Gimeno.

Claro.

Buenas noches. -Buenas noches.

-Está buenísima, mamá,

no sabes lo que echaba de menos tu tortilla de patatas.

-Pues sí, porque las de Luis se las llevaba Álvaro al taller

para usarlas de rueda de repuesto. -Pues haberlas hecho tú, listo.

Pero siempre esperas que te pongan la comida en la mesa, como un niño.

-Te tengo dicho que no me digas que soy un niño pequeño.

-Bueno, basta ya.

Para una vez que estamos los cuatro en la mesa,

tengamos la fiesta en paz. -¿A ti qué te pasa, Ricky?

Llevas todo el día con un humor de perros.

-A lo mejor es que no dejas de tocarme los huevos.

-Que te tranquilices.

Está enfadado porque no le ha salido bien el negocio de internet.

-Ah, ¿no? ¿No era ese gran chollo que decías?

-No me aburras.

-Ese negocio iba a traer muchos problemas, y de los gordos.

-Pues yo no lo tengo tan claro.

Pero me metiste el miedo en el cuerpo y he perdido la oportunidad

de hacer un negocio que me iba a dar mucho dinero.

-Pues tarde o temprano me lo vas a agradecer.

Mi obligación es velar por vosotros.

Por cierto, Álvaro, esta tarde me he pasado

a echar un vistazo a ese taller que tanto te gusta.

-¿El de Jeremías?

¿Te pareció que está bien? -Sí, me ha gustado mucho,

es espacioso, está bien distribuido,

y en una calle muy transitada, genial para el negocio que quieres.

-Ya te dije, es perfecto, pero Jeremías no lo quiere vender.

¿No habrás hablado con él? -No.

No, estaba hurgando debajo de un coche.

No le he querido molestar, ya habrá ocasión.

(Teléfono)

Sí.

¿Qué pasa?

¿Estás seguro que era él?

Bien. Te debo una.

-¿Qué pasa?

-¿Ves cómo tenía razón?

Me acaban de dar un soplo.

Han detenido a tu amiguito Rubén Gimeno.

Está en el calabozo de la comisaría de Distrito Sur.

¿Te lo dije o no?

Parece que no te sorprende demasiado la noticia.

-Yo no sé nada.

-¿Seguro? -A ver...

De casualidad, vi cómo una policía le pedía el DNI.

Y luego... -¿Luego qué?

-Que enfilaban para comisaría.

-Sabía que ese tipo acabaría mal.

Para que luego dudes de mí.

-Vale, de acuerdo. Lo reconozco, tenías razón.

-Espero que no te relacionen con él.

-¿Cómo me van a relacionar si no cerramos el negocio?

-Pero hiciste tratos, y eso puede levantar sospechas.

Ya se me ha quitado el apetito.

-Finalmente, ha firmado la declaración declarándose culpable.

Está bien que le enseñaras fotos con víctimas de fenasterida.

Eso le habrá ablandado.

Y supongo que Miralles te habrá felicitado.

Sí. Están siendo todos muy amables en comisaría conmigo.

Todos menos yo.

Silvia, si te he pedido que te quedes es...

porque quería pedirte perdón, aunque debería haberlo hecho antes.

Bueno, no tienes por qué disculparte.

Sé que te he mandado trabajo aburrido.

Pero quiero que sepas que no tiene nada que ver contigo.

Es solo que estoy pasando una mala época.

Tranquila, entiendo que se vive mucha tensión en comisaría.

Gracias.

Yo también tendría que irme.

Ha sido un día largo y mañana más.

Claro. Te acompaño a la puerta.

Descansa que te lo has ganado. Gracias.

Hasta mañana.

(Teléfono)

Iker, qué alegría saber de ti. ¿Cómo estás?

¿Vuelves mañana?

No sabes cuánto te necesito, estoy deseando estar contigo.

¿Qué tal, cómo lo llevas? -Pues estoy terminando.

¿A quién se le ocurre mandarnos los pedidos a estas horas?

-Llevas razón, es tardísimo.

-Por lo demás,

el día no se ha dado mal. -No, se ha dado hasta bien.

Y tiene mucho que ver lo de "Arréglalo tú mismo",

ha sido una buena idea, aunque yo no lo tenía nada claro.

-Yo le puse una velita a la virgen y funcionó.

Me veía de patitas en la calle y sin trabajo.

-No, por favor. Muy mal se tendría que dar para que pasara algo así.

Eres un buen fichaje, créeme.

Lo que no entiendo es cómo te dejaron marchar en Reformas Villanueva.

-Son cosas que pasan.

-Otra cosa,

¿qué pasó con la señora mayor que vino a arreglar el brasero?

Regalo de boda decía la pobre.

Ya no hay repuestos para cacharros tan antiguos.

-Pues se lo arreglé. -¿En serio?

-La señora le tenía tanto cariño al aparato

que me dio pena.

Apañé una resistencia de un secador viejo y funcionó.

Y se fue la mujer tan contenta. -¿Ves cómo eres un buen fichaje?

Es lo bueno de los pequeños negocios, el contacto con el cliente.

-Acabas conociendo el nombre de tus clientes.

-Y te cuentan la vida y milagros de toda la familia.

-¿Qué, nos vamos?

-Vete tú, yo tengo que revisar las cuentas.

-Si quieres me quedo y te ayudo. -No te preocupes.

Esto lo tengo que hacer yo solo.

-Vale. Como quieras.

Hasta mañana. -Hasta mañana.

Ahora que ha vuelto tu jefa no tengo excusa para meterme ahí contigo.

-Seguro que algo se te ocurre. -Sí.

Por ejemplo que nos vayamos a tomar algo por la tarde.

-Yo creo que deberías dejarte de mensajitos ya.

Llamarle, quedar y salir a tomar algo,

es la única manera de saber si tenéis cosas en común.

-Si no estuviera aquí estaría con mi madre echándole una mano en el bar.

-¿Eres camarero?

-No soy camarero, digo que mi madre tiene un bar,

no es lo mismo. -Vale, no te piques.

Yo me tengo que ir.

-De todos los talleres que hay en el barrio,

es el único con la situación y dimensiones que necesito.

-¿Y cuál es el problema?

-Me parece que has quedado conmigo para plantearme la compra del taller.

-Sí, me has pillado.

Quería que vieras lo que somos capaces de hacer en esta familia

cuando cogemos algo. Mira este pub.

Está lleno de esfuerzo, de mimos y de buen gusto.

Es exactamente lo que haríamos con tu taller.

-¿Y qué va a pasar ahora con Quintero?

Está previsto que pase a disposición judicial esta tarde.

Yo os aseguro que Fernando Quintero responderá ante el juez

de todos los delitos, los presentes y los pasados

relacionados con toda su etapa dirigiendo Transportes Quintero.

Siento rabia al pensar

que he vivido ajeno a la realidad.

Y yo siento mucho no habértelo contado antes, papá.

Pero no podía hacer otra cosa.

Quintero no se volverá a interponer entre nosotros.

No creo que le pague por pensar.

Lo hemos localizado porque no dejaba de llamar insistentemente

al teléfono de su jefe. Que le tiren de la lengua

a ver si da más nombres.

El motivo por el que he venido a verte en persona,

es porque esta mañana hemos interrogado en comisaría

a un matón que trabajaba para Charly, un tal Zeus.

Nacha y Toni lo han sometido a una buena batería de preguntas

porque las versiones de Quintero y de Zaldívar son muy contradictorias.

A mí me parece mucha casualidad

que la red donde se conectaba Gimeno es la del Moonlight,

que es el pub del que Germán Aparicio, la víctima,

era cliente habitual. Es el mismo local

en el que se detuvo a Carlos Zaldívar, alias Charly

por tráfico de drogas.

Eso puede ser circunstancial, puede ser una casualidad.

O no.

-¿Cómo se te ocurre llamar al móvil de un sospechoso?

La policía puede registrar las llamadas.

-Solo llamo para ver si lo han soltado.

No sé por qué estás tan nervioso,

aunque la policía le interrogue no hay nada que lo relacione conmigo.

-Yo no estaría tan seguro.

Ni se te ocurra.

Hazme el favor de comportarte como si no pasara nada.

Te quedas aquí, ya me encargo yo de esto.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 411

Servir y proteger - Capítulo 411

19 dic 2018

La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que gira la vida personal y profesional de sus compañeros y los casos policiales que afectan al barrio.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 411" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 411"
Programas completos (478)
Clips

Los últimos 1.608 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 475 Completo 58:15 96% pasado viernes
    Capítulo 475 pasado viernes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 474 Completo 57:35 93% pasado jueves
    Capítulo 474 pasado jueves La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 473 Completo 56:52 100% pasado miércoles
    Capítulo 473 pasado miércoles La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 472 Completo 57:45 100% pasado martes
    Capítulo 472 pasado martes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 471 Completo 57:08 100% pasado lunes
    Capítulo 471 pasado lunes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 470 Completo 58:10 98% 15 mar 2019
    Capítulo 470 15 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 469 Completo 58:07 98% 14 mar 2019
    Capítulo 469 14 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 468 Completo 54:39 98% 13 mar 2019
    Capítulo 468 13 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 467 Completo 58:10 99% 12 mar 2019
    Capítulo 467 12 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 466 Completo 58:10 100% 11 mar 2019
    Capítulo 466 11 mar 2019 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 465 Completo 56:11 92% 08 mar 2019
    Capítulo 465 08 mar 2019 Konchalovsky retiene a Quintero e Iker y está decidido a matarlos. Mientras, en comisaría, intentan localizar al mafioso. Sara y Álvaro preparan su primera cita como pareja.
  • Capítulo 464 Completo 55:30 95% 07 mar 2019
    Capítulo 464 07 mar 2019 El CNI se dispone a detener a Konchalovsky. Tras el caso de los cangrejos chinos, la policía descubre una trama de tráfico de personas. Espe empieza a pensar que ha llegado la hora de cortar con Pab...
  • Capítulo 463 Completo 57:49 96% 06 mar 2019
    Capítulo 463 06 mar 2019 Mientras continúa la búsqueda del armamento químico, Konchalovsky cita a Quintero para la mañana siguiente. Elvira convence a Álvaro de que no acuda a la policía. Harta d...
  • Capítulo 462 Completo 57:18 98% 05 mar 2019
    Capítulo 462 05 mar 2019 Quintero consigue colocar un localizador en la chaqueta de Konchalovsky. Silvia y Fede encuentran a Kim, pero el caso se complica. Elvira y Ricky deciden dar un escarmiento a Manzanedo. Bremón decide coger...
  • Capítulo 461 Completo 57:32 99% 04 mar 2019
    Capítulo 461 04 mar 2019 Iker pide a Quintero que coloque un localizador a Konchalovsky. Silvia y Fede descubren el enlace de la mafia que controla el tráfico ilegal de cangrejos. Elvira presta dinero a un ludópata. Pablo a...
  • Capítulo 460 Completo 58:26 92% 01 mar 2019
    Capítulo 460 01 mar 2019 Para indignación de Silvia, Miralles la aparta del caso del estrangulador y le asigna a uno de tráfico ilegal de cangrejos chinos. Konchalovsky contacta con Quintero y accede a venderle armas con un...
  • Capítulo 459 Completo 56:56 94% 28 feb 2019
    Capítulo 459 28 feb 2019 La policía sigue el rastro de Pedro Aparicio, que se ha dado a la fuga. Toni se recupera del navajazo. Olga pide a Paty que le acompañe al hospital. Elvira intenta que Álvaro vuelva a casa.
  • Capítulo 458 Completo 56:19 100% 27 feb 2019
    Capítulo 458 27 feb 2019 La investigación de Alicia y Silvia comienza a dar sus frutos. Sabiendo que le pisan los talones, Pablo decide pasar a la acción. Pedro recibe una llamada en la que acusan a Luis Soler de ser el est...
  • Capítulo 457 Completo 55:20 100% 26 feb 2019
    Capítulo 457 26 feb 2019 La policía averigua quien está detrás de las patrullas ciudadanas. Mientras, Pedro molesta a Sara y Luís interviene. Miralles pide a Alicia y Silvia que averigüen que tienen en co...
  • Capítulo 456 Completo 55:25 100% 25 feb 2019
    Capítulo 456 25 feb 2019 Miralles y Silvia investigan el ataque del estrangulador a Ibarra. Mientras se organizan patrullas vecinales para intentar buscar al estrangulador, Nacha y Toni intentan detener la llamada "Noche de Caza&quo...

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos