www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4061986
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 32 - ver ahora
Transcripción completa

-Osorio nos quiere apartar del caso a Claudia y a mí.

-¿Por qué dices eso?

-Va de estrella y no quiere que le hagan sombra.

-La lista de empresas de fumigación y productos químicos

de los polígonos cercanos.

-Hable con los encargados para conseguir

un listado de los trabajadores. -De acuerdo.

-¿Le ocurre algo? Sabe que puede hablar en confianza.

-Es por Bremón y Miralles.

Deberíamos informarles de esta línea de investigación.

-Ya le expliqué ahora solo investiga para mí.

-¿Triunfaste? Jairo, con Alicia no busco sexo.

¿Me tomas el pelo?

No, tío. Con Alicia es diferente.

La oferta es tentadora y el puesto, te puedes imaginar,

pero significa alejarme de mi familia.

Sé que tengo que contestar rápido.

-¿No se te ocurrió que estabas exponiendo a la pobre chica?

-¡Nunca debí dar esa entrevista!

No sabe cómo se puso cuando la vio. ¡Estaba fuera de sí!

(LLORA) Por eso ha querido suicidarse.

-¿En qué andas ahora? -"Bullying" escolar.

No solo sé escribir sobre carroña sensacionalista.

He empezado con muy mal pie contigo

y creo que las personas merecemos una segunda oportunidad.

Ese tío es un auténtico capullo.

Sabe que hizo mal y parece arrepentido.

Ve con cuidado y no te fíes.

¿Insinúas que me acuesto con él? Eso es mentira.

-Toda la comisaría dice que te tiras al comisario.

-¡Ya está bien, estoy harta! ¡Estoy muy cansada!

¡Estoy cansada de esta situación!

-Tranquilízate, ninguna estábamos hablando de ti.

-Estoy destrozada, Emilio. No sé qué hacer.

Creen que me pusiste en la UFAM porque estábamos liados.

Siento ser el causante de todo esto.

No me toques, Emilio. Por favor, no...

Creo que lo mejor es que no me toques más.

-¿No te da envidia ver cómo se miran,

cómo se quieren, lo felices que son?

Me da por pensar en mi situación. Una mujer de cierta edad,

que lleva tiempo sin saber lo que es el amor.

-Yo tampoco he tenido suerte en el amor.

-¿Y cómo llevas esa soledad, Miguel?

-Supongo que me he acostumbrado.

-¿Más tranquilo? -Sí.

-Que no se te olvide tomar la medicación.

Adiós. -Adiós.

¿Quién es? Tobías. Tiene esquizofrenia.

Llevo meses tratándole, por eso me tiene tanto cariño.

Rober ha descubierto

por qué se están robando tantas motos en el barrio.

¿Y cuál es tu teoría, Rober?

Si se puede saber, claro.

Le han dicho que desde hace meses

se organizan carreras ilegales con motos robadas.

Qué mala gente, les da igual que se haya matado el chaval.

Solo quieren el dinero.

Pinardo no quiere parar la máquina de hacer billetes.

La carrera es mi ocasión para trincarle.

No te obsesiones hasta el punto de jugarte la vida.

Creía que aquí la vida nos la jugábamos todos los días.

Pero ¿hace falta? ¿No hay más opciones?

No.

-"Antonio, soy yo. ¿Te pillo bien?" -Dime.

-"¿Ya tienes una decisión?"

-No. Necesito meditarlo más.

-"Sería de locos rechazar el puesto".

"Director general de la clínica más moderna de Valencia".

Sabía que ocultabas algo, pero no sabía qué.

¿Durante cuánto tiempo?

Por lo menos un par de años.

(Música emocionante)

Cariño, ¿qué haces levantado? Es tempranísimo.

No me puedo dormir.

Llevo dos horas dando vueltas como un tonto.

Lo de Valencia, ¿no?

No me lo puedo quitar de la cabeza.

Tengo que contestar rápido y estoy hecho un lío.

Claro. Bueno...

Que sepas que, decidas lo que decidas, estaré contigo.

Lo sé, cariño. Lo sé.

Y perdón por no habértelo dicho antes.

Eso ya da igual. Lo importante es que te sientas apoyado.

Es una decisión complicada.

Pues sí que lo es.

A ver, por un lado, el dinero nos vendría fantásticamente.

Pero, por otro lado, es un puesto de gestión,

y perdería el trato con los pacientes.

Bueno, pero...

Ser director general en una clínica no es poca cosa.

No.

Pero creo que he encajado muy bien en el barrio.

La gente me aprecia y me necesita, sobre todo los más mayores.

Es como si les fallara si me voy. Creo que lo comprenderían.

Y por otro lado está lo más importante.

No me gustaría alejarme de ti y de Olga.

Te voy a hacer un café, que te hace falta.

No, espera. Estoy pensando, ¿eh?

Podría pasarme entre semana allí y el fin de semana venir a veros.

Bueno. Algo es algo.

Y si la clínica va bien, pues damos el salto.

¿Qué quieres decir?

Bueno, que nos mudamos todos a Valencia.

¿No dices nada?

Ya te he dicho que decidas lo que decidas, te apoyaré, pero...

No sé.

Buenos días.

¿De qué habláis?

Nada, no... Cosas sin importancia. Tonterías.

Ya. Y yo voy y me lo creo.

-A ver, me han ofrecido un puesto en Valencia.

Y estoy valorando si lo acepto o no.

-¿Para vivir allí?

-Al menos, yo sí.

-No me estáis contando la verdad.

Olga, tu padre te ha dicho la verdad. No hay más.

Sí, hay más. Lo que pasa es que os pensáis que yo soy boba

y que no me doy cuenta de las cosas.

Os vais a separar y me decís lo de Valencia

para que me vaya preparando. -Pero ¿quién te ha dicho eso?

Cariño, estás viendo fantasmas. Tu padre te lo ha contado todo.

¿Y por qué lo habláis cuando no estoy?

-Porque aún no está nada decidido. Por eso.

-Ya. Y yo me lo creo. Me seguís tratando como a una niña.

(Puerta cerrándose)

-Haremos todo lo que esté en nuestra mano

para recuperar su dinero. Confíe en nosotras.

Ahora lo que debe hacer es ir a casa y tranquilizarse.

Le informaremos tan pronto sepamos algo.

Pobre mujer, puede dar su dinero por perdido.

El ratero que le robó ya se lo habrá fundido.

Y suerte que ha sido un robo limpio y no la tiró al suelo.

Una caída a esa edad es peor que el robo.

Es que mal está robar,

pero a una pobre pensionista... Me dan ganas de...

Pobre, le han hundido el mes.

Si fuera un robo a la tarjeta de crédito,

quizá el seguro le devolvía algo. Pero en metálico, no creo.

Me dan ganas de darle yo misma los 400 euros.

¡Menuda miseria! ¿Quién puede vivir con eso?

Pues más gente de la que crees, Espe.

Déjame mirar una cosa.

¿Dónde vas?

Es que me suena la descripción que ha dado del ladrón.

Pero si no ha dado más de tres datos,

con el susto que llevaba.

Igual con esos tres datos es suficiente.

A ver.

El chándal, las orejas de soplillo... Ahí lo tienes.

El Ratón, menudo elemento. ¿Crees que puede ser él?

Lo averiguaremos.

Especialista en tirones de bolso. Detenido varias veces.

Pero como nunca lleva grandes cantidades encima,

por una puerta entra y sale.

Mira qué cara. Parece que se está riendo de nosotras.

Pues de mí no se va a reír más.

¿Dónde vas?

A ver si doy con alguno de mis confites.

¿Ya tienes confites, con lo poco que llevas aquí?

Una, que empieza a pillarle el tranquillo a Kabul.

(RÍE)

-¿Y eso qué es?

-Los chalecos de ondas sensoriales que te dije.

¡Son una pasada!

-¿Y quién los ha encargado?

-¿Quién va a ser? Yo.

-Ah. Pero ¿no te dije que lo tenía que pensar?

De hecho, aún me lo estoy pensando.

-Pero, al final, luego me ibas a decir que sí.

-O no, Paty, o no. ¿Sabes lo que creo?

Que cuando hablamos esta mañana ya los habías encargado.

Porque es un envío exprés. -¿Y eso qué más da?

Están aquí y me muero de ganas de probarlos.

(MAX SUSPIRA)

-¡Esto es el futuro!

-Sí. El futuro de cine. Esto lo he visto en una película.

-¿En cuál?

Porque no te he visto ir al cine ni una sola vez.

-Una que vi de pequeñito. "Ultimátum a la Tierra".

Esto lo llevaban los extraterrestres.

-Papá, esto es la próxima revolución del Atlas.

Tómatelo en serio. -¿Que me lo tome en serio yo?

Tan en serio me lo tomo que te digo que esto no se lo pondrá nadie.

Además, ¿cómo funciona?

-Pues mira:

esto lanza unos impulsos energéticos

que se transforman en ondas sensoriales

que llegan a nuestro sistema nervioso

y de ahí luego pasan al cerebro...

y...

Bueno, en realidad no sé cómo funciona.

-¿Si tú no lo sabes, qué vamos a hacer?

-Déjame que me estudie las instrucciones.

Y tienen servicio telefónico 24 horas.

Papá, esto es tecnología punta. De verdad, ¿eh? Nos vamos a forrar.

-No lo veo claro, cada vez lo veo más oscuro.

-Todo el mundo querrá ponerse estos chalecos, hazme caso.

Solo hay que acertar con las tarifas.

Empezar con precios competitivos para atraer más gente.

-Espera, vamos a hacer una cosa: los devuelves,

recuperamos el dinero,

y lo invertimos en algo más convencional.

Así, ya está.

¿No te lo vas a pensar? ¿No les das ni una oportunidad?

-¿Qué oportunidad le voy a dar a unos chalecos para marcianos,

que encima funcionan con ondas acuáticas?

-Sensoriales. Ondas sensoriales. -Bueno.

Ya sabes que la tecnología no es mi fuerte,

pero mira este gimnasio. Es un gimnasio de barrio.

Aquí no viene gente sofisticada.

Aquí la gente no se va a enterar de que son ondas sensoriales.

Esto va a ser mi ruina.

-¡Al contrario! Es tu salvación. ¿Es que no lo ves?

-¡Lo veo clarísimo y te digo que hay que devolverlos!

-¡No! ¡Es el negocio del siglo! -¿Cómo que no?

Aquí se hace lo que yo digo, que soy el director, ¿o no?

-Pues como sigas así, ¿sabes quién va a dirigir el gimnasio?

-¿Quién? -¡El banco!

-Mira, Paty, conviene que lo sepas cuanto antes.

Los negocios se levantan con esfuerzo, con dedicación.

Las ondas hertzianas no te hacen rico.

-Sensoriales, ondas sensoriales. Además, ¿tú no tenías mucha prisa?

-Sí. Me voy al banco a negociar una letra para llegar a fin de mes.

-Sin innovación, no vas a cambiar ninguna situación.

Y necesitamos mejorar los ingresos.

-Pues estos ya los hemos perdido.

Así que, llamas y que nos devuelvan la pasta.

-Será paleto el tío...

A ver.

Toallas limpias en el vestuario.

Está clarísimo.

¡Jairo! Hola.

-¿Qué haces aquí? Te hacía en el operativo de blanqueo.

-No, hoy me quedo en tierra.

-Oye, ¿pasa algo?

-Es por lo de Lola de ayer. La dejamos ahí llorando

y gran parte es culpa mía. Siempre meto la pata.

-Tampoco creo que sea para tanto.

-Sí. Lola es una tía chévere y no se merece eso.

Entre ella y Bremón no hay nada.

-Hombre, eso de que no hay nada...

-¿Por qué dices eso?

-No digo que estén liados, pero ya viste cómo se puso Lola.

Si no sintiera nada por Bremón, no se habría puesto así.

Dos más dos, cuatro.

-Eso no justifica todo lo que hemos largado de ella.

Pobre, la gente te crea etiquetas de buenas a primeras

y te creas una fama que ya no te quitas.

-Es una tontería,

eso de que la primera impresión es la que cuenta.

Yo empiezo a pensar que con Martín me he columpiado.

-Ah, no. Con ese no te has columpiado.

¡Es un capullo integral! -No, cuando lo conoces más.

Por ejemplo, el artículo que ha escrito...

-¿Me vas a poner a leer esa basura? -Que no es basura,

es un reportaje sobre el "bullying" y tiene mucha sensibilidad.

Yo creo que lo que le pasa a Martín es que no tiene otra que ser cínico.

Es una fachada para protegerse.

-O sea, que bajo esa porquería hay un corazoncito sensible.

-Sí. Te lo voy a mandar para que te lo leas

y luego hablamos.

-"OK", pero prométeme que no te dejarás liar por ese tipo.

-Nacha, no soy ninguna niña, ¿eh?

-No, yo sé lo que te digo: ¡pilas!, ese esconde cosas.

-Pero ¿no decías que no podemos ir etiquetando a la gente?

-Pero con ese no hay equivocación.

Ese tipo no es trigo limpio, sé por qué te lo digo.

Si te lo digo, es porque me importas.

(PATY) "Conectar el cable A

en la posición indicada...

(TRASTEA) Joder...

-Hola. Tele-Jairo a su servicio.

-Antes de empezar quiero dejar algo claro.

Esto no es una cita ni nada parecido.

(RÍE) -Ya lo sé. He venido porque me pillaba de camino.

-No, por si acaso. Mira...

Te he llamado por esto.

-Ah. Muy guapo. Un disfraz de "Misión Imposible".

-No digas tonterías, es un chaleco de ondas sensoriales.

-Ya sé lo que es.

-¿Y sabes para qué sirve? -¡Claro que sé para qué sirve!

Pues no, no lo sé. ¿Me lo vas a explicar?

-Mira. Esto es un aparato de gimnasia pasiva.

El chaleco este envía unas ondas

que llegan a unos sensores... -Ah, de ahí lo de "sensorial".

-Justo, muy bien.

-Lo que no sé es qué pinto en esto.

-Porque llevo toda la mañana intentando descifrar esto,

pero no entiendo nada. Parece escrito en otro idioma.

Mira. Aquí dice que tengo que conectar el cable A...

Por favor, ¿puedes prestar un poco de atención?

-Estoy prestando mucha atención.

-Pues eso, que como eres un manitas con la moto,

he pensado que será como los cables de la batería.

-La batería no tiene claves.

-Bueno, lo del positivo y el negativo.

-Los polos opuestos se atraen, eso es lo que tienes que entender.

-A ver...

Si esto "complicao" no es.

Parece que lo ha traducido un borracho, pero es fácil.

-Eso me pasa por comprar los baratos.

Con los otros venía un instalador

y luego te daban un cursillo.

-¿Qué instalador? Para eso estoy yo, para que ahorres una pasta.

-Tengo que reconocer que te estás portando, ¿eh?

(Pitido de encendido)

-¡Olé! -Pues ya está.

Ahora solo te queda probarlo.

-Y quieres que lo pruebe el Jairo, ¿no?

-Tengo que convencer a mi padre de que es una buena inversión.

Además, que él no sabe que los tengo.

-¿Él no sabe que estás con todo este lío?

-No, pero estará fuera toda la mañana. Hay que aprovechar.

Cuando vea que funcionan, me tendrá que dar la razón.

-No es por hacerte un feo, pero no necesito chalecos,

ya estoy muy fuerte "pa" ti.

-¿Tú te has visto?

-Vale, no estoy fuerte, pero sí fibroso.

-Ya. ¿Me vas a ayudar o no?

-Sí, te voy a ayudar.

Pero esto del electrosensorial no tendrá ningún riesgo, ¿no?

-¿Qué pasa? ¿Tienes miedo?

-¿Miedo? Trae "pa'cá".

(PATY RÍE)

Espérate, que primero te tienes que dar una cremita.

-¿"Pa" qué?

-Una crema conductora, "pa" las ondas sensoriales.

-¿Una crema conductora "pa" las ondas?

-Sí.

-¿Seguro que no tiene ningún...? -Que no.

No te va a pasar nada. Venga.

-Muy bien. Adiós.

Siguiente.

Tobías, ¿cómo tú por aquí? ¿Todo bien?

¿Alguna receta? ¿Algún problema?

-Es por lo de ayer.

-¿Qué pasó? -Lo que me contaste, que te ibas.

-Uf, aún no he decidido si me voy a marchar.

-¿Entonces no te vas?

-No sé si me voy a marchar o si me voy a quedar. No lo sé.

Tengo que valorar muchos factores.

-¿Puedo hacer algo para que te quedes?

-Gracias, no. Es una decisión para tomar con la familia,

con mi mujer y con mi hija.

Pero ya te he dicho que vas a estar bien atendido.

Rodolfo Perea es un excelente médico.

-Dices eso porque te vas. -Que no.

-Lo has decidido y no me lo dices.

-No tengo nada decidido, no hay nada aún. Créeme.

¿Te he mentido alguna vez? -Nunca.

-Nunca. Ni tú a mí.

Tenemos un trato: decirnos siempre la verdad.

Así que, por favor, confía en mí.

-Lo siento. Creía que ibas a hacerme lo mismo que Félix.

-¿Quién es Félix?

¿Me lo quieres contar?

-Era mi amigo.

De pequeño en el colegio nadie quería estar a mi lado.

Decían que era raro y... me hacían la vida imposible.

Se burlaban de mí... Me hacían de todo, vaya.

-Lo siento. -No, pero Félix no.

Félix era mi amigo y quería sentarse a mi lado.

Era mi única alegría en el colegio.

-¿Y qué pasó con Félix?

-Que se fue, así, de repente.

Un día ya no vino al colegio.

Me dijeron que sus padres consiguieron trabajo en Australia.

-Los compromisos laborales hacen que las familias se muden.

-Me abandonó.

Me dejó tirado. Se fue sin despedirse.

-Esto no va a pasar entre nosotros. Yo no me iré sin despedirme.

-¿Me lo prometes? -Sí.

Tengo un compromiso con mis pacientes.

No haré nada sin que antes os enteréis todos. ¿Vale?

Venga, vete a casa tranquilo.

Tienes mi palabra de que si me tengo que ir

serás el primero en saberlo. ¿De acuerdo?

-De acuerdo, Antonio. -Muy bien.

-Paty. -¿Qué?

-Es mejor que lo maneje yo,

yo me he leído las instrucciones.

-No seas "pesao", me lo has explicado superbién.

Anda, sal.

-No te cachondees, parezco un surfista.

-Que no.

¿Qué te vas, a coger olas?

(MOLESTO) -Empezamos bien.

-A ver, sujeta.

-Venga.

¿Seguro que sabes cómo funciona?

-Eres muy buen profesor, pero eres un plasta, como ellos.

-Como sigas así, tendré que mandarte a septiembre.

Eso me decían a mí.

-Esta vez no hará falta. Esto es muy sencillo.

-Muy sencillo, sí.

-A ver...

Y ahí.

Ya te estoy enviando las primeras ondas.

¿Sientes algo?

-Es raro. Son como pellizcos.

-Bien. Pues ahora tienes que ponerte a correr,

yo voy a ir subiendo la intensidad. -¡Eh, eh!

En las instrucciones no decía eso.

-Pero en el tutorial que he visto en Internet sí salía.

Salía un cachas con el chaleco corriendo.

-Un cachas con el chaleco corriendo. (ASIENTE)

-Yo de momento no noto "na". Son cosquillas. Súbelo.

-Jairo, no te hagas el héroe.

-No hace falta demostrar nada. Solo quiero saber qué sientes.

-No siento "na", no estoy ni sudando. Súbelo.

-¿Seguro? -Súbelo.

-Ahora lo tengo al 3. Aquí dice que es bastante fuerte.

-¿En serio? Pues yo solo noto calambrillos.

El del tutorial tiene que ser un blando.

-Decía que hay que estar diez minutos para que haga efecto.

Pero en cuanto te canses, paramos.

-¿Cansarme, yo? Súbelo más, anda.

-¿De verdad? -Pues claro.

No te hace falta ningún instructor "pa" esto.

¿"Pa" qué estoy yo?

-Bueno, vale. Como quieras.

-¿Y ahora?

-Pero ¿lo has subido? Yo no noto "na".

-¿Y ahora?

(JADEA)

Debo de tener piel de cocodrilo, porque no noto "na".

¡Dale! ¡Dale más!

Oye, Paty, esto tiene que tener su recompensa, ¿no?

-Ya lo veremos. Tú concéntrate y dime lo que sientes.

¿Qué notas? -¿Qué siento?

-Espera.

(Móvil)

Joder.

Hola, papá.

Por aquí todo muy tranquilo.

Sí, ya sabes que a estas horas no hay nadie.

(SE QUEJA)

-¿Los chalecos, el mensajero...? Sí, le he dicho que venga,

pero todavía no ha podido venir.

(JAIRO GRITA)

-Te tengo que dejar, luego hablamos.

-¡Páralo! ¡Para eso!

¡Páralo, páralo! -¡Voy, voy!

(SE QUEJA)

(PATY) -¿Estás bien?

(GIME DOLIDO) -¿Estás bien?

¡Ay! Me has dado un calambre.

(SUSPIRA) -Paty, entre tú y yo saltan chispas.

¡Dios!

(GIME DE DOLOR) ¡Dios! -Perdón.

Ni más ni menos que director de una clínica en Valencia.

Así le veías tú de raro estos días.

Y, yo que soy boba, creía que había otra cosa.

Yo estaba seguro de que Antonio no te engañaba.

Depende cómo se mire.

Porque si acepta, me está engañando con toda una señora clínica.

¿Tú qué le has dicho?

Lo que se dice en estos casos.

Que le apoyo,

que haga lo que crea conveniente

y, en el fondo, estoy deseando que diga que no.

Normal. ¿Te parece normal?

Es que yo me siento una egoísta tremenda.

¿Qué vas a ser egoísta? Eres un ser humano.

Aunque te empeñes en esconderlo. Yo también te quiero, amigo.

Mira, los amigos están para decirse la verdad

y tú le deberías decir la verdad a Antonio.

Sí. ¿Tú pretendes que yo le diga a Antonio

que prefiero que no acepte el puesto?

Tendría la sensación de hacerle chantaje emocional.

Ya. ¿Y qué prefieres?

¿Quedarte sola para siempre? (PROTESTA)

Mira, Claudia,

la soledad, cuando no se elige, es una putada.

Te lo digo por experiencia.

¿Sabes lo que decía mi abuelo?

(RÍE) No lo sé, igual me lo has contado.

Pues te lo cuento otra vez. ¿Qué te contaba?

Mi abuelo, que era un tío de campo, decía:

"Que si 'quies' que un pájaro se quede contigo,

le 'ties' que abrir las puertas de la jaula".

(LOS DOS RÍEN)

En otros tiempos hubiera hecho caso a tu abuelo.

Pero ahora no puedo, Elías. ¿Por qué?

¿Tú sabes lo mal que lo hemos pasado con Olga?

Ahora por fin hemos conseguido ser una familia,

estar unidos y tener buena sintonía.

Y todo eso es por Antonio. Él es la pieza que nos une.

Creo que si se va todo se va a desmoronar.

¡Pero bueno, si está aquí lo más bonito del barrio!

-Hola. ¿Qué tal?

¿Podemos hablar? Saluda a Elías.

Hola. -Hola, peque.

Bueno, yo me voy yendo. Nos vemos en comisaría.

Ahora mismo. Gracias.

¿Por qué?

Nada, nada.

Siéntate, cariño.

¿Qué? A ver.

En primer lugar,

quería pedirte disculpas por haberos gritado esta mañana.

En primer lugar, estás perdonada,

y yo también debería disculparme por no habértelo contado.

Y, en segundo lugar,

quiero hablar con papá para que no se vaya.

Pues en segundo lugar, me parece mala idea.

¿Es que quieres que se vaya a vivir a otra ciudad?

No, cariño, yo no he dicho eso. Es lo que parece.

Es una gran oportunidad para tu padre.

Tenemos que apoyarle, no podemos presionarle.

Parece que quieras que se vaya a Valencia.

No es eso, no me lo pongas más difícil.

¿No te importa que se vaya a vivir a otra ciudad?

Olga, que no se va para siempre.

A lo mejor es un par de años. Y puede venir los fines de semana.

Mamá, yo estoy flipando contigo.

¿Qué pasa? ¿Se te ha olvidado lo que ha pasado?

¿Quieres mandar a la mierda tu matrimonio?

Estás exagerando y mezclando las cosas.

Pues tú quédate callada si quieres,

pero yo voy a hablar con él.

A ver... No... No vayas...

(RESOPLA)

A ver.

-¿Qué has hecho, alma de cántaro? -Ha sido todo culpa mía.

Lo siento un montón, de verdad.

Estaba probando un traje de ondas sensoriales...

-¿Ondas de qué?

-Bueno, es un poco complicado de explicar.

Creo que la cosa ha salido mal

porque me he pasado con la intensidad.

-Qué ganas de complicarse la vida.

Con lo fácil que es dar un paseo.

-Doctor, ¿es grave o no?

-La verdad, tiene mala pinta.

Tendremos que ver las lesiones. Habrá que ingresarte un mes.

(AMBOS) -¿Qué?

-¡Que es una broma, hombre!

Otra cosa es que hubieras tenido un marcapasos.

-¿Entonces me puedo ir?

-Sí, no te preocupes, está todo bien.

-Gracias. Me ha "salvao" la vida.

-Sálvatela tú y deja de hacer el tonto.

-Gracias, doctor.

-Perdone, doctor. Le necesitamos, es urgente.

-Perdonad.

-Lo siento un montón, Jairo,

no sé cómo te he podido hacer esto.

¿Me perdonas?

-Pues no sé, Paty.

Perdonarte, así sin que hagas "na" por mí.

-Pero ¿qué haces?

-Eh, tía, ¿qué menos que un pico después de lo que me has hecho?

-Lo que me has hecho tú a mí,

¡que por hacerte el chulito te has "cargao" el chaleco! ¡Idiota!

Y ahora ¿qué te pasa?

¿Te ha afectado al cerebro o qué?

-¡El trabajo! Tenía que estar allí hace dos horas.

(GIME AGOBIADO)

(SE QUEJA DE DOLOR)

Vale. Paty, chao. Nos llamamos.

-¡Idiota total!

¿Y si lo dejamos?

Si solo hemos dado un par de vueltas.

Es que no le veo sentido.

Deberíamos concentrarnos en las carreras ilegales.

Pues yo creo que atrapar a Ratón sí tiene sentido.

Podemos pillar a toda la banda, según mi confite.

Los confites mienten más que hablan, Alicia.

Pues yo le creo. Dice que es aquí donde venden la mercancía.

Y no me pienso mover.

Pues tu confite te la ha metido "doblá".

(SUSPIRA)

¿Ah, sí?

¡A por él!

Nos ha mordido. ¡Mierda!

¡Alto! ¡Policía!

No compliques más las cosas.

Tira el arma y no te pasará nada.

(FORCEJEO)

¿Estás bien? Sí.

Quedas detenido por resistencia y atentar contra la autoridad.

Tienes derecho a no declararte culpable.

¿Me estás oyendo? ¿Eh?

Que no, hombre, que por eso no te preocupes, Rodrigo.

No te va a molestar nadie, vas a estar mejor que en tu casa.

Son todo conocidos, gente de confianza.

¡No, no, no!

No, hombre, de eso ya me ocupo yo.

Y, si quieres, también hasta te dejo ganar.

Para mí lo único importante es que mis amigos lo pasen bien.

Sí, la entrada va a ser de mil euros,

eso evitará que se cuele algún indeseable.

No, eso no. Aquí no va a haber límites

ni en las apuestas ni en los reenganches.

Aquí el límite que se lo ponga cada uno.

¿Cómo?

(SE RÍE)

Joder, tío. El modelo ese nuevo tipo cupé, ¿o qué?

¡Qué cabrón! Cómo te cuidas.

Eres un tío grande. (RÍE)

Sí, te espero, amigo. Venga, que te quiero.

Sí, sí, sí. Lo sé, lo sé.

Yo también. Oye, por cierto,

dale recuerdos a tu mujer de mi parte.

Venga, hasta luego. Adiós.

¿Tú por quién me tomas? ¿Te crees que soy imbécil?

-Yo... -Sí, tú, tú.

En Transportes Quintero se ficha a la hora, no dos horas después.

-Se lo puedo explicar.

-Más te vale. Si no, te pongo de patitas en la calle.

-Se me rompió la moto.

(RIENDO) -La moto.

-Esta mañana, cuando he ido a arrancarla, estaba muerta.

Y como he tenido que ir al taller... -A ver. Jairo, acércate.

Acércate.

¿Qué te acabo de decir?

-Que me explique.

-Que no me tomes por imbécil.

¿Te crees que me voy a tragar esa gilipollez de la moto?

-Lo de la moto es mentira, lo admito.

-Por ahí ya vas mejor, sigue.

-Lo que me pasó fue que me llamó una amiga

que me tiene tonto, Paty. (QUINTERO RÍE)

-Me dijo que me acercara a su gimnasio, al Atlas,

porque el Atlas es de su padre, el que está en...

-Al grano, Jairo.

-Me dice que vaya, y yo digo: "Por fin quiere tema".

Voy y me dice que me pruebe una cosa con cables.

Y coge la tía y me mete un pelotazo de corriente...

que me deja como un pajarito. Porque no podía quitarme

el chaleco ese de ondas sensoriales.

Sí, yo tampoco sé lo que son,

el caso es que me ha quemado el cuerpo,

hemos acabado en el ambulatorio. Si quiere, le enseño las marcas.

-No, no hace falta que me enseñes nada. Tranquilo, te creo.

(RÍE) ¡Ondas sensoriales!

¿Quién podría inventarse una excusa más tonta?

-No es una excusa, es la verdad.

-Así que ha sido por una chica.

-Pero se acabó con ella. Bueno, en realidad nunca ha "empezao".

Pero le aseguro que esta no me lía más.

-Chist, chist. Menos lobos, no te hagas el gallito.

Si estás colado por una chica y te dice que vayas,

lo dejarás todo e irás, como el bolero.

-Un poco sí estoy "colao". -Pues entonces. Claro que sí.

Las mujeres tienen el poder.

(SUSPIRA)

Cuando la mujer de nuestra vida nos pide que hagamos algo,

seríamos capaces de cualquier cosa por conseguírselo.

¿Verdad? -Ya le digo.

-Por esta vez, pase, pero que no se vuelva a repetir.

A Fernando Quintero no le hace esperar ni el rey de España.

-Lo siento mucho.

No se volverá a repetir. Voy a mi trabajo.

-Espera, Jairo. Espera un momento.

Igual me equivoco, porque todavía es pronto,

pero te estoy cogiendo cierta simpatía.

-Y yo a usted también.

-Siéntate.

Es hora de que te enteres

de algunas de las cosas que hacemos en este despacho.

Pero no se lo puedes contar a nadie, ¿de acuerdo?

-Claro. -Vale.

Desde hace algún tiempo vengo organizando

unas timbas de póquer entre amigos y conocidos.

Ya sabes, gente importante.

¿A ti te gusta el póker?

-La verdad es que no he jugado en mi vida.

-Mejor, no lo hagas nunca.

Los que apuestan su dinero son idiotas.

-¿Entonces por qué juega? -A mí el póker no me importa.

Solo lo uso como excusa para sentarme con gente con pasta,

gente con la que poder cerrar negocios.

Suelen venir empresarios, jueces, banqueros....

Ya sabes, gente relevante.

-Entiendo.

-El caso es que siempre me acompaña una persona de confianza.

Un vigilante de seguridad,

por si hubiese algún follón.

Pero lleva dos semanas de baja y...

-¿Y ha "pensao" en mí?

-Eso es.

No tiene por qué pasar nada.

Hasta ahora nunca ha pasado nada,

pero como suele haber una cantidad importante de dinero

siempre en la mesa, no quiero imprevistos.

¿Qué?

¿Qué me dices?

Si te interesa, te puedes llevar una buena propina.

-Hombre, claro que me interesa.

Y no se va a arrepentir. -Está bien.

Ya te llamaré. Ahora sigue descargando camiones.

Vamos. Cierra al salir.

(SUELTA EL AIRE CON FUERZA)

(Llaman a la puerta)

¿Qué quieres?

-Era por si querías algo de la máquina.

-No, gracias.

-Ay, perdona. -No, perdona tú por lo de ayer.

Me puse como una histérica, lo siento.

-No pasa nada.

No debe ser fácil estar en el centro de todos los rumores.

No es por ti, lo digo en general, no me malinterpretes.

-¿Seguro que no quieres un café? -No.

-¿Y no quieres contarme lo que te pasa?

Sé que te pasa algo, Laura.

-Me acabo de llevar una decepción.

-Yo soy experta en decepciones.

¿Me lo cuentas?

-Es sobre Martín Díez, el periodista.

-Bueno, periodista, si se le puede llamar así.

¿Qué pasa con él?

-Me he metido en la "deep web"

para un caso de pederastia que investigo

y de rebote he dado con él.

-Sé lo que es la "deep web",

pero no puedo decir que esté familiarizada con eso.

-A ver, te hago un resumen.

Hazte a la idea de que un buscador normal

solo tiene acceso a un 4% de lo que hay en la red.

El resto, el 96%

está oculto tras lo que llamamos "dark net".

-Te sigo.

-No quiere decir que no sea legal,

sino que está fuera del circuito habitual.

Ya sabes: la Hidden Wiki,

donde no se puede acceder sin un proxy.

-Espera, no te embales.

-Pues si tú quieres contratar a un "hacker"

a un asesino a sueldo,

ver pornografía infantil, comprar drogas...

usas la "deep web".

Aquí sería incitación al delito,

pero en EE. UU. crean señuelos para cazar a esta gente.

-Ajá. Entiendo.

-Pues llevo tiempo investigando un caso de pederastia

junto con un colega de la Europol

que busca a un pederasta que podría estar aquí en España.

-¿Y qué tiene que ver Martín?

-Investigando encontré una agencia de viajes

que se dedica al turismo sexual. -¿Y?

-Que Martín Díez parece haber contactado con esta agencia.

He llegado a él por casualidad,

estaba recabando información sobre el otro asunto

y digamos que hemos coincidido.

-¿Cómo estás segura de su implicación?

-Conseguí colarme en su ordenador. -¿En su ordenador?

-Tras ver los primeros indicios, decidí hacerlo.

Y es mucho peor de lo que me esperaba.

Martín no es solo un cerdo, es un delincuente.

Su ordenador está lleno de búsquedas de menores,

principalmente, cubanas.

-Vale. ¿Y cómo sabes que esas búsquedas las ha hecho él?

¿Estás segura?

-Martín vive solo. Solo él tiene acceso a su PC.

-Y ahora tú.

No es que quiera defenderle, no me cae bien...,

pero vamos a darle el beneficio de la duda.

Quizás está recabando información para algún artículo.

En teoría, es periodista.

-Es un cerdo, eso es lo que es.

En el rastreo, vi que había un pago a la agencia.

-Joder. Ya entiendo por qué nunca le vemos con ningún ligue.

Busca sexo como mercancía. -Es horrible.

-Lo siento, Laura.

(Móvil)

Me tengo que ir, pero vuelvo luego. Te ayudo con esto.

Solo a ti se te ocurre quitarte la venda.

Esto se lava con agua y se cura al aire.

Y por mí, no habría ido ni al médico.

Te tenían que poner la vacuna del tétanos.

Y necesitamos el parte de lesiones...

(LA IMITA)

Oye, Rober, no te burles.

Gracias a tu agresión,

en tres días esa mujer recuperará su pensión.

Va a ser una suerte que me hayan rajado.

Al final pesa más el delito de agresión que el de robo.

Rober, por favor, estate quieto. Eres peor que un niño.

Nos vamos a tirar con la venda hasta mañana.

(MASCULLA) De verdad...

Esto ya está.

Y olvídate de conducir. Seguramente se inflamará.

Con la mano así puedo conducir.

En cuanto toques el embrague, vas a ver las estrellas.

Con la mano así no puedes conducir. Es una temeridad.

Va a resultar que te preocupas por mí.

Pues claro que me preocupo,

eres mi compañero.

¿Ah, sí, tu compañero? ¿Nada más?

(RÍE)

(RÍE)

(Móvil)

¿Sí? Dime.

Sí. Claro que lo tengo claro.

¿Tú sabes lo que tienes que hacer?

Por supuesto, estoy decidido.

Vale. Cuando sepas el lugar, me llamas y me dices.

Gracias.

Coque.

Mañana se organiza una carrera y estará Pinardo.

Ya lo hemos hablado, no estás en condiciones.

Lo siento, pero ya me han inscrito.

Mañana a esta hora ya le hemos echado mano a Pinardo.

Yo esto lo veo muy bien. -¿Sí?

-Sí, las ronchas han desaparecido del todo.

¿Más tranquila? -La verdad es que no.

Sigo muy estresada en el trabajo.

-Pues lo que es la piel está estupendamente.

-Bueno, qué alivio.

-Ya ves, la naturaleza es caprichosa.

Creemos saberlo todo sobre genética

y de repente unos eccemas nos pillan en pañales.

(RÍE)

Lo cierto es que lo estoy pasando muy mal en el trabajo.

-¿Seguro que es solo el trabajo lo que te preocupa?

-Sí, segura. No se lo cuentes a Miralles,

pero creo que no debí aceptar el trabajo en la UFAM.

-No digas eso.

Cualquier cambio en el trabajo implica un estrés.

Nuevas responsabilidades y tareas... Nada que no cure el día a día.

-Ojalá fuera eso. En realidad es por otra cosa.

-¿Me lo vas a contar?

-Pues es por los compañeros.

Quizás otros se merecían más que yo ese puesto.

Y hablan, cuentan, dicen...

Muchos dicen que estoy ahí por...

-...por guapa.

(RÍE Y SOLLOZA A LA VEZ)

-¿Eres adivino o qué?

-Estoy acostumbrado a escuchar problemas.

La gente se abre, parezco el psicólogo del barrio.

(RÍE)

-Menos mal que estás aquí. -No sé si por mucho tiempo.

-¿Y eso? No me digas que te vas.

-Me han ofrecido dirigir una clínica en Valencia,

es una gran oportunidad.

-Pues me da mucha pena,

pero si es una oportunidad, me alegro un montón.

-Muchas gracias.

-¿Y Claudia se va contigo?

-Creo que no. No podría dejar el barrio y la comisaría.

-Ya. Bueno, que sepas que se te echaría mucho de menos.

-Lo sé. Por eso me cuesta tanto tomar la decisión.

-Ya. Bueno, muchas gracias, Antonio.

-De nada.

Adiós. Cuídate. -Gracias.

-¡Siguiente!

-Hola, Tobías, ¿qué haces aquí?

¿Se te ha olvidado algo?

-No.

-¿Qué pasa entonces?

-Quédate, no quiero que te vayas.

-Eso ya lo hemos hablado.

¿Qué estás haciendo?

Dame esa pistola, por favor. -No.

He dicho que te quedes. No me escuchas.

-Te escucho, pero escúchame tú a mí.

-Así no conseguirás nada. Dame la pistola.

-Deja ese teléfono.

Vas a hacer lo que yo diga.

-Vale.

-Gimnasia pasiva.

De lo que me has contado, es lo que más me atrae.

¿Esto cómo va? -Verás.

Esto es increíble.

  • Capítulo 32

Servir y proteger - Capítulo 32

12 jun 2017

Durante el arresto de un ratero, Rober se hiere en la mano. Alicia informa a Miralles del plan de Rober. Antonio tiene que decidir si acepta la oferta de un hospital de Valencia. Miralles y Olga no quieren que se vaya, pero la mayor oposición vendrá de uno de sus pacientes.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 32" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 32"
Programas completos (147)
Clips

Los últimos 683 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 144 Completo 52:57 71% hoy
    Capítulo 144 hoy Quico y Eric se preparan para el sabotaje del Congreso. La comisaría se moviliza cuando se reciben las primeras noticias de lo ocurrido en el Pabellón. Alicia y Marcelino se preparan para la boda de...
  • Nuevo Capítulo 143 Completo 52:36 79% ayer
    Capítulo 143 ayer Nacha y Elías siguen con el caso del asesinato del Laura. Una pista les lleva a una reunión de cosplay de temática medieval, a la cual Laura fue invitada semanas atrás. Paty recrimina ...
  • Nuevo Capítulo 142 Completo 53:51 93% pasado martes
    Capítulo 142 pasado martes Jairo decide romper con Paty, para no involucrarla en ningún peligro. Quico se muda a su nuevo piso y, junto a Eric, ultima los preparativos para sabotear el Congreso de Energía. Sergio entabla rela...
  • Nuevo Capítulo 141 Completo 56:11 95% pasado lunes
    Capítulo 141 pasado lunes Paty da un ultimátum a Jairo sobre su relación. Rober y Alicia, con la ayuda del Lupas, desarticulan la banda de descuideros. Olga está a punto de pillar a Quico cuando éste logra hace...
  • Nuevo Capítulo 140 Completo 53:05 86% pasado viernes
    Capítulo 140 pasado viernes Alicia y Rober siguen tras la caza de los descuideros que roban a ancianos. Martín, continúa destrozado por la muerte de Laura, quiere colaborar en esa investigación con la policía. Pa...
  • Capítulo 139 Completo 54:31 86% pasado jueves
    Capítulo 139 pasado jueves La comisaría se prepara para despedir a Laura con honores en un acto que presidirá el Ministro de Interior. La aparición del Lupas, uno de los colaboradores callejeros de Rober, destapa un ca...
  • Capítulo 138 Completo 54:20 82% 15 nov 2017
    Capítulo 138 15 nov 2017 Tras encontrar a la inspectora Laura Escalada asesinada en un parque, Elías y Nacha comunican la fatal noticia en la comisaría. Alicia se enfrenta a Sergio. En La Parra, Salima cree haber encontrado...
  • Capítulo 137 Completo 53:47 91% 14 nov 2017
    Capítulo 137 14 nov 2017 Tras reconciliarse con su padre, Alicia descubre que Sergio fue quien le dijo que ella era hija de Quintero y que usó esa información para chantajear a Marcelino. Rober se enfrenta a Elías po...
  • Capítulo 136 Completo 54:33 93% 13 nov 2017
    Capítulo 136 13 nov 2017 Miralles pone en marcha un operativo para acabar con el cabecilla de la red yihadista. Además sospecha que hay algo raro en la desaparición de Elena y decide investigar. Marcelino decide hablar con ...
  • Capítulo 135 Completo 56:01 77% 10 nov 2017
    Capítulo 135 10 nov 2017 Miralles intentar alejar a Lorena del fanatismo islámico y trata de descubrir quién ha sido su captor. Sergio trata de que nada le incrimine tras la muerte de Elena. Elías, preocupado, decide...
  • Capítulo 134 Completo 53:42 73% 09 nov 2017
    Capítulo 134 09 nov 2017 Miralles decide emplearse a fondo en la investigación sobre un posible captador yihadista en el barrio. Elías decide cerrar la investigación sobre la venta de artículos robados por Int...
  • Capítulo 133 Completo 56:30 78% 08 nov 2017
    Capítulo 133 08 nov 2017 Miralles encarga a Nacha y Elías el caso de una web de internet que vende artículos de segunda mano que han sido robados. Por otra parte, Espe informa a Miralles de un posible nuevo caso de captaci&...
  • Capítulo 132 Completo 55:58 93% 07 nov 2017
    Capítulo 132 07 nov 2017 Alicia ha descubierto el más terrible secreto sobre su vida: es hija de Fernando Quintero. Sergio continúa secuestrado por Elena, que está a punto de cumplir su venganza. Jairo comienza a ten...
  • Capítulo 131 Completo 51:44 92% 06 nov 2017
    Capítulo 131 06 nov 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 130 Completo 52:57 89% 03 nov 2017
    Capítulo 130 03 nov 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 129 Completo 51:52 77% 03 nov 2017
    Capítulo 129 03 nov 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 128 Completo 53:56 90% 31 oct 2017
    Capítulo 128 31 oct 2017 Los policías creen que tienen pillado a Quintero. Sergio, que cada vez se encuentra peor de salud, decide visitar al médico. Elena se preocupa pues teme que su plan contra el abogado se malogre. Sal...
  • Capítulo 127 Completo 55:56 92% 30 oct 2017
    Capítulo 127 30 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 126 Completo 53:36 82% 25 oct 2017
    Capítulo 126 25 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 125 Completo 51:52 90% 24 oct 2017
    Capítulo 125 24 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...