www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4668345
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 305 - ver ahora
Transcripción completa

Me están bombardeando con mensajes amenazantes desde un número anónimo.

-¿Eres tú?

-Me sabe fatal que me creas capaz de esto.

-Ya sabemos de lo que eres capaz.

-Me da igual lo que me digas o que me amenaces..

-¿Qué dices? Estás como una cabra.

Mira, que me dejes.

(NORA SE QUEJA)

-Ya puedes vestirte.

Estás en tu derecho de no denunciar, si no, lo tengo que hacer yo.

-¿Dices que quien te agredió fue Nacha Aguirre?

-La de anoche no fue la primera vez.

Ya me amenazó en otra ocasión.

Me dijo que me largase de Madrid, o que me arrepentiría.

Yo me encaré, pero ella me empujó y me tiró al suelo.

Y ahí sí que había una testigo: la camarera.

-Yo me voy a tomar la tarde libre.

Iré al juzgado a denunciarla por calumnias, por acoso,

y por presentar una denuncia falsa. Ni se te ocurra, ¿has oído?

Te vas ahora a casa, es una orden.

Teresa, ten mucho cuidado.

No quiero que te haga daño. -No digas tonterías, no me hará daño.

-En los informes he pedido la revisión,

de los procedimientos policiales.

-Debes incidir en ello durante el alegato.

El momento decisivo es cuando ha destrozado a su prima Alicia.

Y ha continuado con la chapucera actuación policial de Distrito Sur.

Ha sido tan brillante,

que al juez no le ha quedado otra que soltarme.

Brutalidad policial, coacción en el interrogatorio,

y atentado contra la integridad moral.

Te estás comportando como el psicópata que eres.

Tuve que defenderme de una amante trastornada,

de un chantajista,

y de una inspectora vengativa. que quería encerrarme.

¡Te juro que no voy a parar hasta que ese cabrón vuelva a la cárcel!

El dinero no está en las cuentas que yo abrí.

-¿Va a poder recuperarlo?

-Si hay alguien que puede hacerlo, soy yo. Solo necesito tiempo.

-Es la primera vez que cometo un delito.

-Un delito no, cuatro:

robo con violencia, conducción temeraria,

omisión del deber de socorro, y resistencia a la autoridad.

Estarás preso varios años.

-Me junté con quién no debía y lo estoy pagando.

-Tú no tendrías que estar aquí, y menos con Petrovic en la celda.

-No parece tan mal tío.

-No te engañes, es un tío muy peligroso.

-Tenemos mucho trabajo y no quiero que usted se ausente.

-Por favor, patrón, tengo un mal presentimiento.

-Yo he sido muy comprensivo con sus asuntos,

y no pueden interferir en mis negocios.

-Anoche me comunicaron mi traslado.

Me llevan a la cárcel de Estremera. -También me avisaron a mí.

-¿Por qué estás tan tranquilo?

-No estoy tranquilo, no podemos hacer nada por evitarlo.

-Averigua por dónde va a ir? -¿Qué es lo que quieres que haga?

-Voy a llamar a una ambulancia.

-Ya era hora, ¿eh?

(Música emocionante)

¿Qué?

¿Qué tal te ha ido? -Fatal.

Me voy a casa hasta que se aclare. -¿Cuánto tiempo?

-En principio hoy, pero hasta que entre Régimen Disciplinario...

-¿Régimen Disciplinario? ¿Tan grave es?

-Sí, Elías, esa tiparraca me ha denunciado por agresión.

Presentó un parte de lesiones, dice que la ataqué

en un callejón, en el pasaje de San Gregorio.

-Eso no es verdad. -Claro que no lo es.

¿Tú me ves capaz a mí de hacer eso?

-Y eso que me dijiste, ¿no has registrado ninguna llamada?

Algo que sirva de coartada para desmontar su versión.

-Nada, solamente mi palabra.

-Pues esa tipa te tiene en el punto de mira.

-Sí, y va a por mí cueste lo que le cueste.

-Me parece una mujer peligrosa.

-Es capaz de todo, con tal de apartarme de Teresa.

Incluso arruinar mi carrera.

-Ahora mandarán a la inspectora Ibarra.

-Seguro, y ya sabes cómo se las gasta...

-A mí con lo de Beto me las hizo pasar canutas,

pensé que era el fin de mi carrera. -Pero tú sí pegaste a Beto.

-Yo me puse furioso porque se portó como un desgraciado,

pero tú... -Exacto, yo no.

Yo no le he puesto un dedo encima a esa bruja, es puro teatro.

-¿Y les has contado las amenazas y llamadas que has tenido,

que sospechas que es Nora? -Sí, claro.

Lógicamente están muy cabreados porque no denuncié antes.

-Ya te lo dije yo.

-No hace falta que me lo restriegues.

Lo último que necesito es que tú me eches la bronca.

-Tienes razón, tranquila.

¿Y de la bronca que tuvisteis en el bar no te han dicho nada?

-Sí, y ya les dije que ella me provocó,

y lo del empujón es otra argucia suya.

-Tranquila, que por muy lista que parezca esa tipa,

algún fallo habrá cometido.

-Sí, eso espero. Estoy machacada, Elías,

Voy a coger las cosas de la taquilla, y me voy para casa.

-Cualquier cosa que necesites...

Ya sabes dónde estoy.

Yo estoy contigo. -Lo sé.

Gracias. -Descansa, princesa.

-Esto no me huele nada bien.

¿Has pasado bien la ubicación? -Que sí.

-¿Estás seguro que tu hermano nos sacará de aquí?

-Seguro. Si ha dicho que viene, vendrá.

-Se está acercando alguien.

No me lo puedo creer.

-Tano.

-¿Así que este pajarito es tu hermano?

Qué cosas tiene la vida, ¿no?

Abre.

-De eso nada.

Primero quiero saber lo que ha pasado.

Diego... -Ya te lo dije,

Petrovic preparó un plan de fuga con un colega pero no salió.

Han muerto los dos guardias y su colega.

Tenemos que irnos. -De eso nada, tú te entregas.

Tu juicio no ha salido y la pena será menor.

Si te pillan ahora, tendrás canas cuando salgas de la cárcel.

Tú haz lo que te da la gana, mi hermano esperará a los picoletos.

-Tu hermanito está tan pringado como yo.

Participó en esas muertes.

-¿Es eso cierto, Diego?

-Yo no he disparado ni he matado a nadie.

-Me ayudaste a matar al guardia.

Te habría matado él a ti si no intervengo.

-Mi hermano se queda aquí y punto.

-Tu hermano me debe un favor, capullo.

Y tú me vas a sacar de aquí.

Por las buenas o por las malas, ¿queda claro?

Tú decides.

¿Me sacas o te pego un tiro y me voy en tu coche?

¿Qué va a ser?

-Tano, por favor...

En Estremera deben estar llamando para preguntar por nosotros.

-Venga, vamos.

-Se ha ido para casa, está hecha polvo.

-Me sabe muy mal por ella.

-¿Tú le tomaste declaración a la tarada esta de Nora?

-Cuando dijo que Nacha Aguirre la había agredido,

me quedé a cuadros. -Nacha es incapaz de hacer algo así.

La conozco como si fuera mi hija, yo respondo por ella.

-Todo lo que contó esa chica fue tremendo,

y parecía convincente. -Espe, es todo un montaje.

Que te lo digo yo.

¡Elías!

Han asaltado el furgón

donde trasladaban a Diego Céspedes y a Petrovic.

¿El mercenario croata que detuvimos en la frutería?

Al parecer, un compinche de Petrovic

tendió una trampa a los guardias que los trasladaban.

Asaltaron el furgón,

han caído los dos guardias y el compinche.

¿Muertos?

-Esto es cosa de Petrovic, estoy seguro.

Me cago en su madre.

Ya lo llevan en Central, pero nosotros tenemos controlado

al hermano de Diego Céspedes. Vete para allá.

¿Tú crees que Tano sabe algo? Hay que averiguarlo.

¿Llamo a Nacha? Ya sabes que está fuera de servicio.

Que Nacha no ha sido, es imposible, es inocente.

Pero habrá que demostrarlo. Venga.

Ve ya.

¿Qué sabemos de Nora? Está viniendo.

Vale.

Ya lo sabes todo, ¿no? -Sí, por desgracia, sí.

Nora vino a verme. -Claro, no ha perdido el tiempo.

-¿Qué ha pasado?

-Ha pasado que me han mandado a casa.

-¿Suspendida? -Elías dice que no, pero es evidente.

Me han pedido que me quede en casa hasta que todo se aclare.

Y será peor cuando entre Régimen Disciplinario.

¿Qué te parece? -Pues muy mal.

¿Y hay indicios? -¿Indicios?

Pero si la denuncia es una mentira como una catedral.

-Pues tiene unos moratones horribles. Me han impresionado mucho.

-¿Tú has visto los moratones?

-Claro...

-Todo esto solo tiene sentido si tú te involucras.

-Yo estoy involucrada porque lo está la mujer a la que amo.

-Pues quédate a mi lado y no dudes de mí, por favor.

-Nora tiene un informe médico

que dice que los moratones son producto de una paliza.

-¿Has leído ese informe? -Da igual, el informe existe.

-Se habrá autolesionado. -¿Nora?

No, no... No sé...

No la veo capaz.

-Nora es capaz de mucho más, parece que no la conocieras.

Lleva mucho tiempo acosándome y llamándome de todo por teléfono.

-No la estoy justificando. Nora es una persona muy celosa,

pero llegar a tanto...

-Es celosa, manipuladora, perversa, y violenta.

Y es capaz de cualquier cosa con tal de salirse con la suya.

-No sé, yo no diría tanto.

-Tú me dijiste que te hizo la vida imposible en Barcelona.

-Sí, pero nunca me puso una mano encima.

Ella tiene pruebas apabullantes en tu contra, Nacha.

Dice que ibas bebida. -¿Perdona?

No podía ir bebida porque no la asalté.

Se lo está inventado todo, ¿cómo te lo tengo que explicar?

-Vale. ¿Dónde estabas anoche a las doce?

Porque te lo van a preguntar. -Sí, estaba en casa.

Porque mi chica tenía un plan mucho mejor.

-No la tomes conmigo, por favor.

¿Y estabas sola? -Claro que estaba sola.

¿Tú crees que voy quedando con otras tías cuando no puedo quedar contigo?

-Y bebiste, ¿no?

Me dijiste que ibas a tomar la botella de tequila que nos regalaron.

-Sí, bebí, ¿y qué? Eso no me convierte en culpable.

Bebí porque estaba pasando un mal rato contigo,

pero eso no me empujo a golpear a esa.

A pesar de que lleva haciéndome la vida imposible

durante mucho tiempo.

-¿Y no puede ser que estabas en casa y Nora te mandó un mensaje,

y bajo los efectos del alcohol... -¡No! No, Teresa.

-A lo mejor no te acuerdas bien, ¿puede ser?

-¿Tú oyes lo que estás diciendo?

Le estás dando crédito a ella y dudando de mí.

-Perdóname, pero hay antecedentes de otra agresión.

Hay testigos que te vieron ir a por ella.

-¿Que yo fui a por ella?

Esto no me esperaba de ti, Teresa.

-Solo quiero saber la verdad.

-La verdad es que Nora sigue obsesionada contigo.

-Sí.

-Ahí lo tienes. Ahora te tiene donde ella quería.

A su merced. -Nacha, espera un momento.

-No me lo puedo creer.

-¿Esa cara es porque te alegras de verme libre, verdad?

Me encanta que seas la primera persona que saludo aquí.

-Normal que sea yo,

soy la responsable de atención al ciudadano.

-Guardo un buen recuerdo tuyo.

Y, en honor a la verdad, sigues igual de guapa.

Te noto un poco más delgada. -¿Qué quieres?

-No te pongas a la defensiva, es una visita de amigo.

¿Cómo van las cosas por aquí?

-No tengo tiempo de hablar contigo, tengo mucho trabajo.

-Al menos, acepta esta caja de bombones.

Los he traído para ti y para tus compañeros.

Comedlos a mi salud.

-Muy bien. Muchas gracias.

Ahora quiero seguir trabajando.

-Querría saludar a los conocidos de mi época de abogado de oficio.

Están Elías, Lola...

Nacha...

-Es que, están todos muy ocupados.

¿Tú qué haces aquí?

¿Ahora qué quieres?

No te pongas gallito.

Estamos en un edificio público en el que trabajé durante un tiempo.

He venido en son de paz.

A saludar a los viejos amigos.

A traerles un regalo.

-Amigos aquí te quedan pocos, por no decir ninguno.

¿Quieres que lo saque fuera? No, no te preocupes.

Sergio ya se iba, ¿verdad?

-Iker...

Así que el nuevo amigo de Alicia también es policía.

Parece que mi examiga no ha ido lejos para buscar sustituto de Batista.

Tú no pareces un garrulo poligonero como el otro.

-Sergio, eres un miserable.

-Se te ha agriado el carácter estos últimos meses, ¿o qué?

¿Todavía no...?

¿Qué pasa, sigues sin novio?

Mira, tío, lárgate.

Ahí tienes la puerta. Ya me voy.

Pero antes de irme te daré un consejo gratis.

Cuidadito con Alicia, esa tía es gafe.

Todos los hombres que se relacionan con ella acaban mal.

Yo en la cárcel, Batista muerto...

-Te prohíbo que faltes a la memoria de Rober,

era un compañero muy querido. ¡Vamos! -Un clásico.

Sergio Mayoral, objetivo de la violencia policial.

¿Se puede saber qué está pasando aquí?

Inspectora jefe, dígale a su subalterna que me suelte.

¿Qué estás buscando, Sergio?

Solo he venido a saludar.

Y a traer bombones, para que penséis en mí.

¿Hay algún problema? -No queremos tus bombones.

Se nos podrían indigestar.

-Pero qué falta de modales, Esperanza.

Compruebo que tiene a sus agentes cada vez más asilvestrados.

Y yo compruebo que tú sigues igual.

Tu paso por la cárcel no te ha mejorado en absoluto.

Al contrario, la cárcel es una gran forjadora de carácter.

Y ayuda a reflexionar.

He comprendido que fui víctima de una encerrona por parte de sus hombres.

Me manipularon y me presionaron tanto,

que me confesé culpable sin serlo.

Eso lo dirá un juez.

Vais a pagar con creces todo el daño que me habéis causado.

Iros preparando.

-Pensándolo bien, hágalo pasar.

Gracias.

Oficial Elías Guevara...

Usted dirá. -Señor Somoza.

Le dije a su secretaria que quiero hablar con su hombre de confianza,

Cayetano Céspedes. -Es que él no está.

A mí me puede ir adelantando algo. -Es que, no es de su incumbencia.

-Todo lo que tiene que ver con mis empleados me incumbe.

Especialmente, si hay un policía de por medio.

-Pues esta vez se va a quedar con las ganas.

¿Sabe usted dónde está Tano?

-Me imagino que debe estar en Transportes Quintero.

Como sabe, adquirí esa empresa y la estoy arreglando,

porque me la entregaron hecha un desastre.

-Me he pasado por allí, pero ni está ni le esperan.

¿Me puede ayudar a localizarlo?

(Puerta)

Ya no hará falta.

-Buenas tardes.

Me ha dicho la secretaría que me estaba buscando.

-Y parece algo bastante confidencial,

porque a mí no me pudo adelantar nada.

-Es la segunda vez que me busca en un día.

Voy a empezar a pensar que le gusto.

-Es por tu hermano otra vez, ¿sabes dónde está?

-Sí, claro.

En Soto del Real, donde lo mandasteis.

-Ya no está allí. Lo estaban trasladando a Estremera,

pero se ha fugado.

-¿Fugado?

-Asaltaron el furgón, y tras un tiroteo,

huyeron él y otro preso.

-¿Hubo muertos? -Tres.

Dos guardias y el posible colaborador del otro preso, Vlado Petrovic.

-¿Ese no fue el croata malparido que hizo desastres en Distrito Sur

hace unos meses? -El mismo.

Cayetano, si...

Si por casualidad tu hermano te llamara,

o tuvieras algún dato que nos ayude a atraparlo...

háznoslo saber.

-Mi hermano y yo no tenemos... -Nosotros les llamaremos, oficial.

-Dile a tu hermano

que será mucho mejor si se entrega, ¿vale?

Si te llama, claro.

-No va a llamar.

-Bueno, oficial, si no tiene más preguntas que hacer a Tano...

Por favor, retírese y nos deja trabajar, ¿sí?

-Como he dicho, Tano, hazme caso.

Pueden trabajar.

-Tano, dígame qué está pasando qué me está escondiendo.

-No le escondo nada, patrón.

Me he quedado como usted al saber lo de la fuga.

(Puerta)

Adelante.

Hola. ¿Tienes un minuto?

Sí, claro. Dime, Lola.

¿Has visto la repercusión en los medios de la rueda de prensa?

Sí, algo he visto.

Han puesto a la UFAM por las nubes y te traigo un dossier.

Enhorabuena.

Te noto preocupado.

¿Estás bien? ¿Es por Nacha?

Sí, temo que esté metida en un buen lío.

Es tan impulsiva...

Tú estabas presente cuando se puso la denuncia, ¿verdad?

Sí, Espe y yo atendimos a Nora, la mujer que la denunció.

¿Qué impresión te causa?

Me pareció muy sincera, pero si Nacha dice que es mentira...

debe ser mentira.

¿Y por qué pudo hacer algo así la denunciante?

Nacha dice que es por celos.

Nora estuvo con Teresa en el pasado, la actual novia de Nacha.

Y Teresa la abandonó, y no supo gestionar el desamor.

Qué difíciles son de gestionar las cosas del querer.

Los humanos hemos conseguido llegar a Marte,

pero no sabemos aún muy bien

gobernar nuestros propios sentimientos.

Sí, por amor se hacen verdaderas locuras, ¿verdad?

Hablando de locuras,

¿te has enterado que Sergio Mayoral está en libertad con cargos

a la espera de juicio? Sí.

Espe me comentó que estuvo montando un espectáculo.

Vino con la excusa de saludar, pero lo que quería era pavonearse

y restregarnos que lo habían soltado. Vamos a tener mucho cuidado con él.

Uno de los motivos para dejarlo en libertad,

es que ha alegado negligencias

y mala praxis en la actuación policial de esta comisaría.

Es increíble...

Supongo que tendrá un buen abogado

que habrá sabido sustanciar ante el juez los motivos para...

ponerlo en libertad sin cargos. ¿Tú crees que nos traerá problemas?

Estoy esperando que me llamen de Jefatura

para pedirme responsabilidades.

Es un miserable.

Sí, y está ansioso por hacernos daño.

Va a ir a por todas.

No te preocupes, haremos frente a lo que haga falta.

No permitiré que ataquen a mis hombres.

Eres un gran comisario.

Gracias, Lola.

Siempre estás ahí cuando te necesito.

Bueno...

(Puerta)

-Buenos días.

Sabes por lo que vengo, ¿no? Por supuesto que sí.

Te estaba esperando. Lola y yo ya hemos terminado.

Buenos días, inspectora. -Ramos.

Vamos al grano, Emilio, ¿qué medidas has tomado con Aguirre?

La envié a casa

a la espera de que abráis una investigación.

Espero que esto se aclare cuanto antes.

Por los documentos que he recibido, los indicios no le favorecen,

al contrario.

Y si esto salta a la prensa, tendría una gran repercusión.

Sí, lo sé.

Cuanto antes lo resuelvas, mejor para todos.

Pues sí, estamos en ello.

-A mí no me mienta como un simple policía, ¿oyó?

-Yo no le miento, le juro que no tuve nada que ver con eso.

-Me gustaría creerle, pero sin embargo...

Yo le prohíbo que lo ayude cuando se ponga en contacto con usted,

porque lo va a hacer.

-Mi hermano está camino de Extremadura.

-Ya sabe que los policías están como perros sabuesos.

Si ayuda a ese pendejo... -No se preocupe,

si mi hermano tiene un problema, que lo solucione él.

-Maldito imbécil ese.

Huye de un presidio dejando cadáveres de rastro.

Y, encima, se involucra con Petrovic.

-No habrá sido por voluntad propia, solo mala suerte.

-Mire, su hermano es un gafe.

No lo quiero cerca de mí ni de usted porque trae mala suerte.

Y no quiero ninguno de mis hombres involucrado con la justicia.

No quiero que tengan ningún problema. ¿Usted me entiende?

Vaya a trabajar, pues.

Y, mire...

¿Dónde estaba hace un rato que no me contestaba?

-Estaba cobrando una deuda a un distribuidor.

-¿A quién?

-Si no me cree, puede llamarlo usted mismo.

-Le creo.

Vaya, pues.

"La policía ha venido a preguntar.

No os mováis de ahí hasta que yo vaya a recogeros".

-Gracias.

-Hola.

-Hola, inspectora, ¿qué le pongo?

-Un té, por favor. -Enseguida.

-Paty, ¿puedo hacerte una pregunta? -Claro.

-Ha llegado a mis oídos

que ayer hubo aquí un altercado entre Nacha y otra mujer,

y que tú fuiste testigo de ello.

¿Me equivoco?

-Algo vi, pero no lo vi bien, porque estaba sirviendo unas mesas.

-Sería muy útil para mí si trataras de recordar

y me dijeras lo que viste exactamente.

-¿Por qué? ¿Ha pasado algo?

-Nada, una investigación rutinaria.

-Yo vi muy poco, de verdad.

-Dime qué viste, por favor. -Que discutían.

Nacha y la otra chica, que no es del barrio,

pero viene mucho por aquí. -¿Y Nacha la agredió?

Paty, que tengo una investigación en curso...

-¿Contra Nacha?

-Tengo que esclarecer la verdad, sí.

-Es lo que te he contado, que discutían...

Y Nacha le dio un empujón a la otra chica.

Y ya está. -¿Y qué más?

-Ella se hizo daño en el brazo, decía que le dolía mucho.

-¿Y Nacha? -Nacha se fue muy cabreada.

Se notaba que había muy mal rollo.

Pero no vi nada más.

-Bueno, con lo que me has contado es suficiente.

Muchas gracias, Paty. -De nada.

-Tranquilo, Juan, soy yo.

Vete al muelle de carga, y no vengas por las oficinas,

voy a trabajar toda la noche. -¿Seguro?

-Sí, yo me encargo.

¡Vamos!

Venga, no hay nadie.

Ya he apagado las cámaras.

No salgáis de la oficina, ¿está claro?

Podéis ir al baño, está al final del pasillo.

-¿Cuánto tiempo vamos a estar aquí?

-A las seis de la mañana sale un camión hacia Amberes,

os iréis en él. -¿Qué pasa con los papeles?

Sin documentación no vamos a ninguna parte.

-Tendréis pasaportes con nuevas identidades.

-¿Cómo los vas a conseguir? -Me los dan unos colegas.

-Poneos ahí, os voy a hacer fotos para los pasaportes.

Cuando lleguéis a Amberes os separaréis.

Tú tendrás un agente de confianza. Haz todo lo que te digan.

-Deja de cotillear, coño. Ponte ahí.

Cuando lleguéis allí, tú te irás por tu cuenta.

-Por mí, perfecto.

¿Iremos seguros en el camión? -Tiene un compartimento secreto.

El conductor es de confianza.

-Gracias por ocuparte de todo, hermano, cuando esto acabe,

no tendrás que preocuparte más por mí.

-Tendrías que haberte quedado en la fábrica de quesos de Trujillo.

-En Bélgica hay buenos quesos. -Tú, cállate.

Maldita sea la hora en que os cruzasteis.

-Yo solo digo que el chico ya es mayorcito.

Oye, no le hagas caso a tu hermano.

Si tú quieres volar por tu cuenta, él no te lo puede prohibir.

Y si quieres buena compañía para volar, ya sabes a quién arrimarte.

-¿A ti? Ni harto de vino.

-Voy a reorganizar mi banda, y necesitaría alguien como tú.

Te podría dar una vida de lujo:

mujeres, sexo, droga, coches caros...

-Escúchame bien, capellán,

deja a mi hermano en paz, ¿lo entiendes?

-Está claro. Tranquilo.

Haremos lo que tú mandes.

-Y tú, cuando llegues a Amberes, te separas de este tío.

Es la única condición que te pongo para ayudarte.

-Vale.

-Voy a por comida y pasaportes.

-Tano...

consígueme un rosario.

-¿Un rosario para qué?

-Para rezar.

El mío me lo quitaron en la celda. Necesito otro.

-No te voy a comprar un rosario, cómpratelo cuando llegues a Amberes.

No os mováis de aquí, no la vayáis a joder.

Por supuesto, Nacha está muy preocupada.

Me ha llamado para preguntar si hemos avanzado algo.

Ya la tenemos aquí.

Gracias, Alonso.

Buenas noches. Pasa y siéntate, por favor.

Perdón por venir tan tarde, estaba descansando en el hotel,

y tenía el móvil en silencio, no oí las llamadas.

¿Todavía te duele? Sí, un poco.

Estoy tomando los calmantes que me recetó el doctor

en el centro de salud. Ahora me tengo que tomar uno.

¿Quieres un poco de agua? Gracias.

Nora, te presento a la inspectora Ibarra

de Régimen Disciplinario. Ella lleva la investigación.

Encantada. -¿Régimen Disciplinario?

-Verás, esto es un asunto muy grave,

porque está implicada una oficial del cuerpo.

-Sí, lo sé.

De hecho, me costó mucho denunciar al ser policía...

Quiero que se haga justicia. -Eso es lo que queremos todos.

Para empezar, voy a hacerte unas preguntas.

-Creo que ya les conté lo que tenía que contar.

Redactaron mi denuncia,

usted me volvió a interrogar, y tienen el informe del doctor Torres.

¿Qué más quieren de mí?

La verdad.

¿Acaso cree que miento?

-Esto es una investigación, y si tengo que interrogarte ahora,

es porque el asunto ha pasado a instancias mayores.

-Claro, sí, lo entiendo, lo entiendo.

Adelante, pregunte.

-¿De qué conoces a Nacha Aguirre?

-De nada. Me crucé con ella un par de veces por el barrio.

Pero mantuviste una relación sentimental

con la actual pareja de la oficial Aguirre.

Así es, y yo creo que por eso mismo me agredió.

Me odia.

-Dices que hubo una agresión previa en el bar La Parra.

-Sí, yo estaba tomando un café cuando esa policía

me encaró y se puso hecha una fiera conmigo.

Por la razón que les digo, me odia.

Sí, eso ya nos ha quedado claro.

Yo traté de tranquilizarla, pero ella se puso muy nerviosa.

Me empujó y me tiró al suelo, casi me rompe el brazo.

-Sin embargo, en aquella ocasión no la denunciaste.

-No, no...

Pensé que se le pasaría, no quise darle importancia al empujón.

-Y ese empujón, ¿tal vez fue involuntario?

-No, no fue involuntario.

Pregúnteselo a la camarera, ella lo vio todo.

-Ya lo he hecho.

Y confirma tu versión. -¿Lo ve?

Yo no miento, esa policía está desquiciada.

No sé cómo la tienen trabajando aquí.

Limítate a responder a las preguntas que te hace la inspectora Ibarra.

Usted también hace preguntas.

La verdad es que estoy cansada.

-La oficial Aguirre dice que le has enviado mensajes amenazadores,

para apartarla de su pareja.

-¿Mensajes amenazadores?

Y vejatorios. ¡Eso es mentira!

Si quiere tenga mi teléfono y lo analiza para comprobarlo.

-Sí, sí, lo haremos, lo haremos.

Ahora, por favor, relátame la agresión de anoche.

-Es lo mismo que pone en la declaración.

-Sí, pero quiero oírla de tu boca.

-Yo...

Anoche fui a cenar a un restaurante mejicano,

La cantina del sur, fui sola.

Luego regresé a mi hotel caminando por una calle muy estrecha,

y allí, esa policía me asaltó.

Me dio puñetazos en el costado mientras me insultaba.

Y yo pasé muchísimo miedo.

-¿Cómo estás tan segura de que era la oficial Aguirre?

-La reconocí por su voz.

-¿Y no pasó nadie por la calle?

-A esas horas, pasadas las doce, no había nadie.

Sin embargo, nos dijiste que la agresión se había producido

a las doce en punto.

No lo recuerdo exactamente, sobre la media noche.

¿Qué importa unos minutos arriba o abajo?

-Además de los insultos,

¿no te dijo nada durante el tiempo que duró la agresión?

-Estaba fuera de sí,

repitiendo constantemente que me alejara de Teresa,

o que me mataría. Yo creo que había estado emborrachándose.

Olía muchísimo a alcohol. -¿Y no pasó nada más?

-Cuando se cansó, me dejó tirada en medio de la calle.

Me levanté como pude y me dirigí a mi hotel.

Traté de olvidarlo, pero por la mañana me dolía muchísimo.

Llamé un taxi y me fui al centro de salud.

Allí, el doctor me animó para que denunciara.

Has hecho bien, Nora.

-Pero tengo muchísimo miedo.

Sé que está muy enfadad conmigo y puede volver a por mí.

-Tranquilízate, llegaremos hasta el fondo de este asunto,

y tomaremos medidas.

-Sí...

-Dime una cosa,

¿cómo es que tu hermano y tú, que sois de Trujillo,

sois tan ateos? No lo entiendo.

-¿Vas a ser como un disco rayado hasta Amberes?

Llevo días oyendo tu sermón sobre la fe.

-Vigila lo que dices, niñato. -Es que manda huevos...

Tan religioso y tan delincuente.

No se explica que mates a un guardia y te pases el tiempo rezando.

-Yo soy un pecador,

pero también soy hijo de nuestro Señor misericordioso.

Si él me encargó esto para la vida...

es lo que hay.

¿Qué pasa, tú no crees en el destino?

Mi destino es matar.

Cargo con la cruz de la violencia porque me ha tocado.

Pero, por eso, nuestro Señor,

en su infinita bondad,

perdonará todos mis pecados.

-Mira qué suerte tienes.

Hagas lo que hagas, Dios te lo perdona.

-¡Arderás en el infierno, por blasfemo y ateo!

-No puedo ser blasfemo si no creo en Dios.

-Olvida lo que te he dicho.

No te quiero en mi banda.

Y no es por ateo,

es por imbécil. -Mejor,

bastante tengo con ser un fugitivo.

-Tú eres un cobarde.

No te pareces en nada a tu hermano.

Tano es un verdadero profesional.

Un tío con agallas. -¿Profesional de qué?

-Profesional de la guerra, del crimen.

¿Tú crees que es fácil ser la mano derecha de Alejandro Somoza?

El emperador colombiano de la droga.

Tano tiene muchos cadáveres a sus espaldas.

-Eres un mentiroso.

-Escúchame bien,

yo nunca miento, nunca infrinjo el octavo mandamiento.

Que te quede bien claro.

¿Cómo crees que tu hermano puede organizarlo todo

si no fuera porque es un delincuente? -Tano tiene contactos.

-Lo conozco de la guerra de los Balcanes.

-Era soldado. -Era un mercenario,

es un trabajo mejor pagado.

Era un cabronazo.

Tenía buena puntería, no fallaba una.

¿Qué pasa?

¿Desconocías a lo que de verdad se dedica tu hermano?

Qué ingenuo... -Déjame.

-A ver qué hora es.

Todavía estoy a tiempo. -¿A tiempo de qué?

-De arreglar un asunto pendiente. -¿Estás loco?

Mi hermano ha dicho que no nos movamos.

La policía está buscándote... -Esos cretinos no me pillarán.

-¡No te vayas! -¿Qué coño estás diciendo?

¿Crees que tu hermano es el único con puntería?

Quédate aquí quieto, vendré antes de las seis.

No te vayas sin mí.

-Maldita sea mi estampa.

En qué mala hora me fui de Trujillo.

-Estate tranquila, vamos a llegar hasta el final del asunto,

y a saber la verdad.

-Muchas gracias, inspectora. Gracias a ti por venir.

¿Qué te ha parecido?

Convincente. Y está afectada.

Y eso que tú le has apretado las clavijas.

No lo he podido evitar.

A pesar de que todos los indicios están en contra,

yo creo a Nacha.

Sinceramente, Claudia,

¿no crees que Aguirre con unas copas de más,

y llevada por los celos ha podido agredirla?

No, lo creo, me cuesta creerlo.

Y hay un antecedente: la agredió en el bar a plena luz del día,

y había testigos.

Solo fue una discusión, y Nora pudo provocarla.

Tú siempre defendiendo a tu gente.

¿Cuál es tu hipótesis, que Nora se autolesionó?

No sería la primera ni la última vez que esto sucede.

Es bastante habitual.

Perdona, Montse, pensaba que Claudia estaba sola.

-Buenas noches, Antonio, no te preocupes.

-¿Habéis terminado? Sí, sí, hemos acabado.

Montse lleva el caso abierto a Nacha,

por la denuncia de la chica que tú atendiste.

Nora Muñoz, se llama.

-Dime una cosa, Antonio,

¿tú crees que ella misma pudo hacerse esas lesiones?

-Rotundamente no.

Por las características de las lesiones,

y donde tiene los golpes, imposible.

Alguien la tuvo que agredir.

Lo siento.

-Ya estoy aquí. ¿Y Petrovic en el baño?

-Se ha largado.

-¿Cómo?

-Lo que oyes. -¿No os dije que os quedarais aquí?

-Habrá ido a la iglesia o a comprarse un rosario.

-¿Y tú le dejaste irse? -¿Crees que no traté de impedírselo?

Pero no puede.

-Al final, este croata nos va a meter en un lío.

Algo va a salir mal, y tú vas a pagar las consecuencias.

Al final, Elías tenía razón. -¿Quién?

-Un policía.

Me advirtió del lío en que te meterías si seguías con la fuga.

-¿Ahora escuchas a los policías?

-No.

Pero, quizá, debería.

-Yo pensaba que los asesinos a sueldo no eran amigos de la policía.

-¿Cómo? -No disimules.

Quítate ya la careta.

Petrovic me lo ha contado.

No eres un guardaespaldas, sino el matón de Alejandro Somoza.

Un sicario.

-¿Eso te ha contado Petrovic? -Sí.

Que Somoza es el emperador de la droga,

y que tú tienes muchos cadáveres a tus espaldas.

¿Vas a negarlo?

Merezco una explicación, ¿no?

Después de pasar de mí como de la mierda durante años.

-Sí, es verdad.

-He tenido que oír tus discursos de los problemas que tendría

si me salía del redil,

además de la chapa que me diste por participar en el robo,

cuando tú eres un asesino a sueldo.

Joder...

-Porque no quería que cometieras mis mismo errores.

Créeme, Diego,

no merece la pena.

-¿No merece la pena?

Pero tú sigues llevando esa vida a todo tren.

-Cuando quieres salir de esta vida, ya es demasiado tarde.

-Y fuiste mercenario en la guerra de los Balcanes.

-Sí. -Pero tú allí fuiste de soldado.

-Al principio, luego se complicó la cosa.

Vi cuánto ganaban los mercenarios y me apunté a esa vida.

-Luego fui a Colombia

y estuve de guardaespaldas de empresarios honestos.

Pero me di cuenta de que se ganaba mucho más

siendo sicario de mafiosos.

Y ya no hay vuelta atrás.

-Claro que hay vuelta atrás.

Vente conmigo a Amberes, hermano.

-No puedo.

Trabajo para Alejandro Somoza.

Hasta que muera él o muera yo.

-Entonces ayúdame. -Te estoy ayudando.

-No lo suficiente.

Eres más poderoso de lo que imaginaba.

-¿Qué quieres?

-Trabajar para Alejandro Somoza. -Ni de coña.

¿Me oyes? ¡Ni de coña!

Tú te vas a montar en ese camión, y te irás a Amberes por la mañana.

Y vas a recuperar el buen camino, eres joven, ¿entiendes?

Puedes enmendar tus errores.

Y ahora cena y cállate.

Tienes un largo camino por delante.

-¿Fede no tenía que venir ya?

-Sí, pero ha quedado con un amigo suyo friki de la informática,

y conociéndolo, seguro que llegará tarde.

-¿No dijo que iba a preparar un risotto de setas?

-Ya, pero se ve que este amigo no podía quedar otro día.

Yo me estoy preparando un sándwich y una ensalada, ¿quieres?

-Me había hecho a la idea del risotto, y eso no me apetece.

Entonces, picaré algo luego.

(Teléfono)

¿Sí?

Hola, Germán, ¿qué tal?

Sí, ya he terminado de trabajar,

pero he venido a casa porque estoy supercansada.

¿Hoy? No, no, no.

Estoy en pijama.

Vale, vale, vale. Otro día, no te preocupes.

Venga, pásalo bien. Chao.

-¿Otra cita que rechazas?

Ya llevas tres en dos días. ¿Quién era este?

-Era Germán Soler, el de Distrito 2.

-¿El ojos de gato?

Si siempre se te ha caído la baba con él...

No sé, me dijiste que un día, quizá, quedaríais.

-Pues ya ves. Hoy no es el día.

-Pues a lo mejor pierdes la oportunidad.

-Muy bien. A mí este chico ya no me interesa.

-Con el éxito que tiene Germán...

-Pues que le aproveche.

-Si yo tuviera la mitad de éxito que tú, Lola...

Te salen pretendientes debajo de las piedras,

y tú haciéndote la dura. -Es que no me motivan.

-Ay, madre mía...

Uno que no te gusta su colonia,

otro que no te gusta como habla,

otro no tiene sentido del humor. No existe el hombre perfecto.

-Déjame, Espe. Voy a ver la tele.

-Ay, ay, ay...

Ahora mismo me cuentas lo que te pasa.

Que te conozco...

Pero... Vamos.

Desembucha.

¡Venga!

-Que no me apetece andar mariposeando de tío en tío, ya lo sabes.

Sería autoengañarse, y les generaría expectativa innecesarias.

Acuérdate de Ramón.

-A mí me parece que los tíos que van detrás de ti son monísimos.

-Ya, pero no están hechos para mí.

-Alguno habrá.

(TELEVISIÓN)

Dolores Ramos...

Ahora mismo me cuentas lo que me ocultas. Vamos.

-Que no me llames Dolores, por favor, que no me gusta nada.

Esperanza.

-¿Eso es lo que te pasa?

Que te gusta alguien, ¿no?

Eso es, ¿no?

-Ya sabes quién es.

-No...

Lola, por favor, ese no puede ser, Lola.

¡Ese no!

-El corazón manda.

-Pero ¿no habías pasado página?

-Eso pensaba yo.

Pero, de repente, vuelven a surgir...

brotes verdes. -No seas cursi que no te pega, Lola.

¿Ha pasado algo de lo que tengas que arrepentirte?

-No, simplemente ha sido un cosquilleo.

-¿Cómo que un cosquilleo?

-Pues sí, un cosquilleo. Me he dado cuenta de que...

no he vuelto a sentir lo mismo por ningún otro hombre.

Y que me jode, pero es lo que hay.

Y hoy he entrado en su despacho,

y lo he visto tan afectado por lo de Nacha y Mayoral,

que he sentido ganas de abrazarlo. -No se puede abrazar a un comisario.

-Para mí Emilio no es un comisario.

-Es para ti un comisario y lo es para todo el mundo.

¿Desde cuándo sientes ese cosquilleo?

-De toda la vida. No he dejado de sentirlo.

Lo que pasa que lo voy sofocando a rachas.

Y hoy lo he sentido muy fuerte.

-¿Y él lo sabe?

-No, no soy tan imbécil de hablarlo con él,

ni de remover el pasado, ni...

Es un amor imposible, y no va a funcionar jamás,

y solo nos haría sufrir.

Ya está. Pero lo tengo que reprimir. -No.

Reprimirlo no, lo tienes que cortar, ¡zas!

De cuajo.

(TELEVISIÓN)

-Este chorizo está de vicio.

-Anda que no sé yo lo que te gusta a ti.

¿Y ese manchego seco, qué me dices?

-Riquísimo.

Te has acordado de cuando me llevabas a la trastienda del abuelo.

-Sí...

Te quedabas escondido mientras yo me colaba por el mostrador,

a coger el cantimpalito.

Como tú decías.

-Era un renacuajo.

-Sí, pero te pegabas unos atracones...

Un día hasta te pusiste malo.

(Puerta)

-Debe ser Petrovic. -¡Chist!

Patrón...

-No me esperaba, ¿verdad?

Espéreme fuera.

Su hermano, ¿cierto?

-Tenía que ayudarlo, patrón.

Lo iba a coger la policía.

-¿Y qué le dije yo? ¿No se acuerda?

-A las seis sale un camión hacia Amberes.

Por favor, deje que se marche en él.

-Papá, hemos agotado las existencia de quinoa, tienes que pedir.

-Es increíble la salida que tiene.

-La culpa es de Angelina Jolie.

Desde que salió diciendo que la quinoa obra milagros,

se ha puesto de moda.

-Será por eso que María toma tanta quinoa.

-Otra imitadora de Angelina.

Oye, si me dan a elegir entre Angelina y María,

me quedo con María. -Ay, papá, estás coladito.

¿Esta noche vais a quedar?

-Sí, vamos a un restaurante italiano que me quiere enseñar.

Si está bien, otro día podíamos ir juntos.

-Sí. ¿Ingresarás tú el dinero de la caja, o lo hago yo?

-Ingrésalo tú en el cajero que hay camino a casa.

-Perfecto.

Hasta mañana. ¿Te quedas a dormir con María?

-Hasta mañana.

-¿Qué tal, tendero?

No deberías dejar las ventanas abiertas, aunque haga calor.

Un movimiento en falso y te vuelo la cabeza.

Pon las manos arriba, donde pueda verlas. Te conozco.

-¿Qué quieres?

-Te juré que si me entregabas a la policía volvería a por ti.

Yo siempre cumplo mis promesas.

-¿Te acuerdas de lo que me dijiste?

-Sí, que estaría aquí esperándote.

-Y que no te tengo miedo.

Eso dijiste.

Y te burlaste de mí por rezarle mucho a mi virgen.

Parece que lo usaste, ¿verdad?

Te puedes imaginar cuánto recé mientras estaba en mi celda.

Quería encontrarme contigo.

¿No tienes nada que decirme?

-Me callo. La última vez me dijiste que charlaba mucho.

Así que...

di lo que quieras, yo escucho.

-Si leyeras más los libros sagrados, tendrías grandes enseñanzas.

¿Conoces la sentencia:

"Ojo por ojo y diente por diente?"

-Es de la biblia, ¿no?

-Sí, ponte de rodillas. ¡Ponte de rodillas!

¿Sabes quién es Marija Bistrica?

-La Virgen Negra,

patrona de Croacia.

-Muy bien, tendero.

Solo por eso te dejaré que pases al otro mundo,

rezando una oración a mi virgen.

Reza conmigo.

Oh, madre de Dios,

nuestra Señora Marija Bistrica,

salud de los enfermos... -No me la sé.

Alguna otra conocerás, ¿no?

-Un poco el Ave María.

-Empieza a rezar por tu muerte.

¡Con las manos también!

-Dios...

Dios te salve, María,

llena eres de gracia...

-Déjeme ayudarlo, se ha metido en un buen lío.

-¿Qué fue lo que le dije?

-Que bajo ningún concepto, ayudará a mi hermano.

-Es mi culpa, fui yo quien lo metió en este marrón.

-Entonces, es usted pagará las consecuencias y no su hermano.

-A él déjelo fuera, ¿no ve que es solo un crío?

-Volvemos al punto de inicio.

Usted me desobedeció y me mintió.

Doble traición.

-María...

-"Jesús, ¿qué pasa que no contestabas?"

-Es que no me encuentro bien.

Creo que deberías llamar al libanés para...

para anular lo de esta noche. Es una pena, porque...

me hubiera encantado ir al libanés.

-"Y dale con el libanés, pero si vamos a la trattoria".

-Corta el rollo.

-¿A usted no le parece desproporcionado

mandar a Nacha a su casa? No, todo lo contrario.

Es mejor tener a Nacha fuera de servicio,

hasta que Ibarra termine con la investigación.

No quiero que Régimen Disciplinario me acuse de trato de favor.

Nacha es incapaz de agredir a nadie a sangre fría.

Esa chica se lo ha inventado.

-Vuelve conmigo a Barcelona. -¿Pero tú te estás escuchando?

-Fuimos tan felices en Barcelona, ¿te acuerdas?

Yo pienso en ello a todas horas, fue tan genial...

Todavía podemos revivir aquellos momentos.

Sé que a ti te pasa lo mismo.

-Un simple frutero

no tiene tus agallas.

Ni maneja un arma como tú lo has hecho. ¿Quién eres?

¡Contéstame, quién eres! -Era el chispas.

El mejor butronero de España.

Me dedicaba a asaltar bancos y joyerías.

No hay forma de introducirme en la organización,

solo me quiere como sopón de comisaría.

La falsa muerte de Quintero solo ha servido para generar dolor a Julio.

Era una carta que debía jugar.

De no haberlo hecho, Somoza habría matado a Quintero.

Lo sé, pero...

me duele ver sufrir a mi hermano.

No me pidas eso, ya sabes lo que hay,

Julio no puede saber nada.

Por más que intentemos apartarla de él, cada vez será peor.

Entonces, tú das por hecho que van en serio.

Qué más da lo que yo pienso, ya es mayor de edad.

¿Es que no se puede echar un novio normalito y todos tan felices?

Yo estoy muy feliz a tu lado, pero...

-¿Ya hay un pero?

-Tengo miedo de echarlo todo a perder.

-¿Por qué? -Porque me ha pasado otras veces.

-¿Otras veces con otras novias, te refieres?

-En realidad, solo con una...

Silvia.

Una chica cubana con la que salí en Miami.

La denuncia de Nora

arroja muchas pruebas inculpatorias contra Nacha.

Sin embargo, yo creo que Nora se inventó la agresión.

¿Por qué dices eso?

Hace un rato vino a mi consulta,

para pedirme que volvamos a estar juntas como pareja.

¿Esa historia no estaba acabada? Acabada, y de la peor manera.

-¿Tú te acuerdas el día en que entró el croata ese, el criminal?

Pues esa noche fuimos a cenar al libanés.

Se ve que con lo que había pasado,

Jesús tenía el estómago cortado y no probó bocado.

Dijo que no volvería allí en su vida.

Que siempre le recordaría ese día.

-Raro, ¿no?

-Sí, porque me ha repetido varias veces:

"Que canceles el libanés, que canceles el libanés..."

-¡Jesús! ¿Estás ahí?

¡Vamos, Jesús!

Que veo luz. Soy yo, Guevara.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 305

Servir y proteger - Capítulo 305

18 jul 2018

La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que gira la vida personal y profesional de sus compañeros y los casos policiales que afectan al barrio.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 305 " ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 305 "
Programas completos (406)
Clips

Los últimos 1.536 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 403 Completo 54:13 94% pasado viernes
    Capítulo 403 pasado viernes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 402 Completo 54:26 100% pasado miércoles
    Capítulo 402 pasado miércoles La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 401 Completo 52:47 100% pasado martes
    Capítulo 401 pasado martes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Nuevo Capítulo 400 Completo 56:25 100% pasado lunes
    Capítulo 400 pasado lunes La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 399 Completo 53:24 100% 30 nov 2018
    Capítulo 399 30 nov 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 398 Completo 57:27 64% 29 nov 2018
    Capítulo 398 29 nov 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 397 Completo 57:32 43% 28 nov 2018
    Capítulo 397 28 nov 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 396 Completo 58:01 34% 27 nov 2018
    Capítulo 396 27 nov 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 395 Completo 55:10 26% 26 nov 2018
    Capítulo 395 26 nov 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 394 Completo 55:34 8% 23 nov 2018
    Capítulo 394 23 nov 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 393 Completo 54:17 8% 22 nov 2018
    Capítulo 393 22 nov 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 392 Completo 56:48 100% 21 nov 2018
    Capítulo 392 21 nov 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 391 Completo 57:01 100% 20 nov 2018
    Capítulo 391 20 nov 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 390 Completo 56:48 100% 19 nov 2018
    Capítulo 390 19 nov 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 389 Completo 54:07 91% 16 nov 2018
    Capítulo 389 16 nov 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 388 Completo 56:20 90% 15 nov 2018
    Capítulo 388 15 nov 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 387 Completo 53:04 90% 14 nov 2018
    Capítulo 387 14 nov 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 386 Completo 56:26 87% 13 nov 2018
    Capítulo 386 13 nov 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 385 Completo 57:30 83% 12 nov 2018
    Capítulo 385 12 nov 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 384 Completo 57:11 91% 09 nov 2018
    Capítulo 384 09 nov 2018 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...

Añadir comentario ↓

  1. Carolina

    No pongais más la voz en off es bastante desagradable y no veis que a nadie gusta.yo paso de ver más capitulos así,como tengan eso de la voz directamente lo quito.Estais haciendo perder el interés.

    20 jul 2018
  2. Luis

    Tve tiene varios canales...que echen el Tour en los otros y nos dejen ver tranquilos la serie.

    19 jul 2018
  3. Susy

    Asi que es por el Tour de Fracia por lo que no emiten estos dias? Siempre me ha parecido fatal esto.

    19 jul 2018
  4. Disi

    Que pena 2 días sin ver la serie en el canal internacional ¿¿

    19 jul 2018
  5. Ruth Gutierrez

    Que pasa porque no están trasmitiendo los programas ayer y hoy? la sacaron ? sin previo aviso?no sean maníáticos no nos dejen así con la intriga que va a pasar con el churo de Zomoza ahí dejo mi comentario la veo desde un principio

    19 jul 2018
  6. Amoros

    Por eso no se esta trasmitiendo en dl canal internacional? Hasta cuando no se va a emitir?

    19 jul 2018
  7. Lorena

    Me parece muy mal q no se transmita por el tour, para eso esta el canal de deporte. Están quitando interés a la serie

    19 jul 2018
  8. Maria Arribillaga

    No me gusta que salga hablando una persona comentando la escena, quitarlo por favor.

    19 jul 2018
  9. Belen

    Por favor es la segunda vez o tercera que pasa si ven este comentario quiten los audios los tv de hoy ya disponen de un botón para poner o quitar el audio . Es incómodo y aburre

    19 jul 2018
  10. Gema

    Poner el siguiente capítulo por favor

    18 jul 2018