www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4646311
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 290 - ver ahora
Transcripción completa

Fede cantaba en una banda de blues.

-¿Cantabas en una banda de blues?

Cómo mola, ¿no?

-Cantaba en una banda de blues, no sé qué tiene de especial.

-Se llamaba Fede and The Predators.

-¿Puedes parar de una vez, por favor?

-No entendemos por qué lo mantienes en secreto.

No me lo cuentes si no quieres.

¿Por qué dejaste el grupo de música?

Perdió la voz en mitad de un concierto.

El cuerpo se le agarrotó y se quedó como una estatua.

-¿Y si buscas ayuda?

No le pasa nada a tu voz, está todo en tu cabeza.

Ese sería el segundo paso, ponerte en manos de un profesional,

que te diera las herramientas para solucionarlo.

-¿Queréis que haga terapia?

-Sí.

-Es bueno que te expongas gradualmente a ese miedo.

-Exponiendo, ¿cómo?

O sea...

¿cantando en público?

-Sí, pero algo muy relajado,

por ejemplo un concierto pequeño, con amigos...

donde no te juegas nada, ni tú, ni el futuro de la banda.

-He estudiado detenidamente el caso,

y he decidido aceptar la defensa de su primo.

-Me preocupa que te relaciones con ese hombre.

Si tienes algún problema con Somoza, te pido que recurras a mí.

-¿Me dice que está pagando a una persona

para que robe y se haga pasar por su primo?

¿Solo por estar cerca de esta abogada?

-Para que sepa de primera mano que yo soy buena gente.

-¿Qué necesidad tiene de eso si puede pagar a cualquier abogado?

-No se preocupe por eso, ya se enterará.

Puede que Iker sea un policía corrupto.

Vamos a ver, Alicia, ¿en qué te basas para decir esto?

Ayer, en su habitación, encontré algo que no debería estar allí.

Algo...

que me hace pensar que puede ser el asesino de Quintero.

Tienen suficientes pruebas para ir a por ese colombiano.

Somoza es una pieza de una red internacional de narcos,

si lo detenemos, alertamos a sus socios.

Necesito tiempo dentro de la organización para tener información.

A ver dónde has estado tú...

Está en mitad del campo.

Soy agente del CNI.

La muerte de Quintero forma parte de la operación Valentina,

en colaboración con la DEA norteamericana.

Es una misión, no lo tomes como algo personal.

En mi caso sí era personal. Aun así,

eres policía, deberías entenderlo.

La información que nos dio Quintero empieza a dar frutos.

Las escuchas han revelado

que uno de esos capos locales viene para Madrid.

¿Y qué es lo que pretende?

Lolo Jiménez viene con la orden

de quedarse con la distribución directa de la droga en Madrid.

Esto podría ser una amenaza para Julio.

Por si aquí se mueven sustancias ilegales que vienen del sur,

deberías saber que Lolo Jiménez viene a visitarte.

Pobre niño rico...

Por un lado nosotros y por otro el Clan del sur.

Está nadando en un mar de tiburones.

-Lo lleva claro.

-No te vas a llevar una mierda, ¿te enteras?

No pierdas más el tiempo.

-Está bien de tanta conversación.

Te vas a callar y vas a obedecer.

Y como hables, o hagas el más mínimo movimiento,

te pego un tiro.

(Música emocionante)

¿Qué pasa? Ya no te pones tan gallito, ¿verdad?

-¿Qué tal si bajas el arma? -¿Qué tal si me dices

por qué tengo mi mercancía retenida?

¿Sabes el dineral que estoy perdiendo por tu culpa?

-¿Me vas a matar por un simple retraso de un envío?

-No es un simple retraso.

Es la prueba de que el negocio entre Quintero y mi gente del sur,

se va tomar viento por tu culpa.

-No tenemos por qué romper nuestra relación.

-Mis socios están muy nerviosos.

Con razón. -Jiménez...

Lolo...

¿Qué tal si bajas el arma y hablamos civilizadamente?

-¿Civilizadamente?

No me vaciles, pijo de mierda.

Hasta que no he sacado la pipa no te has puesto firme.

Llevas días faltándonos el respeto a mí y a mis socios.

-Si os he faltado el respeto, te pido perdón.

De verdad, yo no tengo la experiencia de mi padre.

-No hace falta que lo jures.

-Te aseguro que voy a aprender. -No es cuestión de aprender.

Es que tú, no tienes lo que hay que tener.

Tú no eres como Fernando.

-Con un poco de tiempo conseguiré hacerlo como mi padre.

Entiéndeme, mi padre acaba de morir.

Es normal que esté descentrado.

-Este negocio no entiende de muerte.

La muerte forma parte del negocio.

Aprende a convivir con ella.

-Soy un Quintero.

Dame una oportunidad, no te arrepentirás.

-Tienen razón mis compadres,

a ti esto te va grande.

Y solo se me ocurre una solución.

-¿Cuál?

-Me vas a ceder el mando del negocio.

-No.

Eso no puedo hacer. -Pues eso es lo que quiero.

Es la hora de que me coma el pastel y no las migajas.

Tú padre los tenía bien puestos, pero era un cabrón.

Lo suyo era suyo,

y lo nuestro también era suyo.

Pero qué cagado estás hecho...

¿Te vas a mear encima?

-¿Puede beber agua, por favor?

-Bebe. Bebe agua.

La muerte del algecireño dio mucho que hablar en el sur.

Sabíamos que era cosa de Quintero,

pero nadie se atrevió a mover un dedo contra él.

¿Sabes por qué? Porque le teníamos mucho respeto.

Y tú te cagas si te ponen una pipa por delante.

¿Quién es?

-Es Marisa, mi secretaria.

-Pues líbrate de ella.

O tendré que mataros a los dos.

(Teléfono)

Dime, Julio.

Marisa... ¿Julio?

Te presento al señor Jiménez.

Ha venido para darme el pésame por lo de mi padre.

"Eran viejos amigos".

-"¿Necesita alguna cosa más?"

-"No".

Está todo bien.

Yo me iré cuando el señor Jiménez se vaya.

"Tómate la tarde libre si quieres".

-"Muchas gracias. Hasta mañana".

María, luego paso a pagarte.

Tranquila, aquí tienes crédito.

Alicia, ¿qué pasa?

¿Tiene que ver con el operativo? Sí.

Dime qué pasa. Lolo Jiménez está con Julio.

Voy para allá.

Ese operativo me corresponde a mí y a Menéndez.

Podía no haberte dicho nada e ir sola.

Julio es mi hermano. No perderé un minuto.

Te acompaño, ya pediremos refuerzos por el camino.

Te has marcado un punto al despachar a la secretaria.

¿Por dónde íbamos tú y yo?

Estábamos diciendo que desde ahora, yo me encargo del negocio.

-Espera...

Jiménez, ¿qué tal si te cuento las medidas que ya he tomado

para mover tu alijo?

-No me vendas la burra, chaval.

Que no he nacido ayer.

-He estado parado porque tuve que hacer gestiones

por la muerte de mi padre.

Pero tengo los transportistas que sacarán la mercancía de España.

-Eso no es suficiente.

Dirigir un operativo como este, te va grande.

Llevamos varios días de retraso.

Y mucho parné perdido. -Te compensaré.

Jiménez, te lo prometo, te compensaré si eres comprensivo conmigo.

Hagamos un trato de hombre a hombre. -¿De hombre a hombre?

Si te has cagado de miedo conmigo, que era amigo y socio de tu padre.

¿Cómo reaccionarás con los rivales?

O con la policía.

(Teléfono)

¿Qué estás haciendo con el móvil?

Trae.

¡Trae!

¿Quién es esta Alicia?

-Mi hermana. -Quintero no tuvo más hijos.

¿Quién es?

-Es hermana por parte de madre.

-Me estás cabreando. ¿Para qué llamas a tu hermana?

-Para que se ocupe de ti, capullo.

-¿Una mujercita se va a ocupar de mí?

Serás mamarracho...

Está claro que me estás pidiendo que te mate.

Pero tranquilo,

no tengas tanta prisa.

Ábreme la caja fuerte de tu padre.

-¿Crees que mi padre es tan imbécil de guardar aquí el dinero,

para que la policía lo encuentre?

¿No prefieres que renegociemos el contrato que teníais?

-Abre la caja fuerte...

o te vuelo los sesos.

-No tengo la combinación, mi padre no me la dio.

-Me tienes frito...

¿Sabes qué haré con tu cabeza cuando te dispare?

La pondré sobre la mesa de Somoza.

Seguro que él quiere negociar conmigo porque es más comprensivo.

Para controlar la ruta de la droga por Europa.

-Si negocias con Somoza lo pagará caro.

No es lo que querría mi padre.

-No, pero como suele decirse:

"El muerto al hoyo y el vivo al bollo".

Tu padre ya está en el hoyo.

¡Tira el arma! ¿Quién es esta?

Alicia Ocaña, inspectora de policía. Baja el arma.

¿La policía? Tú estás más loco de lo que imaginaba.

-Yo le haría caso a mi hermana, no se anda con tonterías.

-Si de verdad es tu hermana, nos dejará salir.

¿Eh...?

-Chicos, conciertazo esta noche.

Os esperamos.

Bueno, aquí llega nuestra estrella del rock.

-¿Dónde ves tú una estrella?

-Para nosotros eres una estrella. Mira...

¿Te gustan?

-¿Habéis hecho "flyers"?

-Evaristo, el de la copistería, es fan de tu grupo.

Lo escuchaba cuando él era estudiante.

Está guapo, ¿eh?

-Hola, Fede. Hay que darle vida al concierto, ¿eh?

¡El poli rockero!

-El poli rockero, qué cachonda.

-Evaristo ha flipado cuando ha sabido quién eres.

Dice que el grupo era mucho mejor cuando tú estabas.

Desde que te fuiste ha dado un bajón...

-Pero nosotras hemos buzoneado todo el barrio,

hemos puesto "flyers" en la farmacia,

en la tienda, en el súper...

En todos lados.

No te extrañe si te piden autógrafos por la calle.

-No os tendríais que haber esmerado tanto,

esto va a ser algo íntimo, entre amigos.

-¿Qué dices íntima?

No voy a montar yo este lío para cuatro gatos.

Tiene que ser un exitazo como el de Bika o mejor.

-Y el listón está muy alto. -Sí.

(Teléfono)

-Cógelo, a ver si va a ser un periodista.

-Sí.

¿Qué pasa, Gazpacho? ¿Cómo estás?

Ya.

¿Que habéis hecho qué?

¿Que lo habéis anunciado en la web y que viene mucha gente?

No, superbién...

¿Y "groupies"...?

Bueno.

Vale. Venga.

Nos vemos luego.

-¿Qué pasa, Fede, malas noticias?

¿No va a haber concierto?

-No, haberlo "haylo", no te preocupes.

-¿Qué te pasa? ¿Quieres que te traiga algo?

-No, no, lo que quiero es que no me habléis más del concierto.

Voy a hacer mis respiraciones y poner la mente en blanco.

-Pues te dejo con lo tuyo. Artista.

(RÍE)

-Dejadme salir.

Los refuerzos están de camino, si sales te interceptarán.

Es mejor que te entregues por las buenas.

Me cago en mis muertos. ¿Por qué llamaste a la policía?

Tú eres gilipollas, te vas a cargar el negocio de tu padre.

Jiménez...

Escúchame.

Mira, dejo mi arma.

Iker...

Piénsatelo bien, colega.

Deberías dejar la pistola y hablar en igualdad de condiciones.

Tú a mí no me llamas colega,

nunca estaremos en igualdad de condiciones.

Jiménez, somos más colegas de lo que te imaginas.

No me vas a engatusar.

¿Qué vais, del poli bueno y el poli malo, no?

No vamos de nada de eso.

Quiero decirte que las cosas se te pueden complicar mucho

si hay derramamiento de sangre.

Te conocemos muy bien.

Llevamos detrás de ti muchos años.

Pero hasta ahora no te buscamos por asesinato.

Si colaboras, lo único que te puede pasar

es que pases unos años en la cárcel, pero si no lo haces,

te pudrirás en ella.

Vamos, tío...

La has cagado viniendo a Madrid.

La cosa es,

¿quieres seguir cagándola?

¡Ah...!

¡Suéltame, cabrón!

¡Cabrón!

¿Cómo estás?

Contento de verte por aquí.

-Fede, ¿qué? ¿Practicando los ejercicios que te recomendé?

-Sí. -Me alegro.

Y me alegro de que des el concierto.

-La verdad que...

al principio estaba más animado, pero ahora me arrepiento, porque...

La prueba era dar un concierto, para poca gente.

Pero se les está yendo de madre totalmente.

-¿Me puedo sentar? -Sí.

-A ver, Fede, La Parra no es Las Ventas.

Si lo visualizas como un concierto íntimo entre amigos, así será.

Lo que importa es lo que pasa en tu mente.

-Yo lo único que visualizo es un "déjà vu" de mí mismo,

haciendo el ridículo ante mogollón de gente.

-Aparta esos pensamientos de tu cabeza.

Lo que debes hacer es relajarte.

¿Hacemos los ejercicios juntos? -Sí.

-Venga. Cierra los ojos.

Vale. Imagínate que estás en un lugar lleno de paz.

Un sitio paradisíaco.

Estás a gusto.

Estás tranquilo...

Tus músculos se empiezan a relajar.

¿Lo notas?

-No, no noto nada.

Absolutamente nada.

No estoy en ningún sitio paradisíaco, estoy en una sala

llena de gente abucheando a un cantante absolutamente patético.

-Nada de eso va a ocurrir, todos te vamos a apoyar.

-¿Tú vas a venir también al concierto?

-Me gustaría.

Te voy a dar un truco. Si te pones nervioso,

busca una cara amiga, que te transmita energía positiva.

-Vale. -¿Vale?

Vamos a repetir los ejercicios. Dame las manos.

Mírame a mí esta vez.

Vamos a tomar aire muy despacio por la nariz.

Y vamos a soltarlo, muy suave, por la boca.

-¿Bien?

Secuestro, asalto con violencia, tentativa de homicidio...

Son solo algunos de los cargos imputables.

Seguro que en tu pasado delictivo aparecerán muchos más.

Ya...

Y tú eras el poli bueno, ¿no?

Tira adelante, y piensa en quién será tu abogado.

Alicia, ¿vienes?

Espérame en el coche. Quiero hablar con Julio.

Deberías acompañarnos a comisaría.

Tienes que hacer tu declaración en el atestado.

¿Tiene que ser ahora?

No necesariamente.

Primero interrogaremos a Jiménez.

¿Tú estás bien?

Sí.

Sí, Alicia, estoy bien gracias a ti.

Me has salvado la vida. Bueno...

Ha sido gracias a tu ingenio.

Has sido muy listo al llamarme. Temía que no llegarais a tiempo.

Espero que no seas reticente a colaborar.

¿Colaborar?

¿Colaborar con qué?

No te hagas el despistado.

Jiménez ha hablado del negocio de la droga

entre los narcos del sur y Transportes Quintero.

Por eso ha montado todo esto.

Es una guerra por el poder del narcotráfico.

Te equivocas.

Jiménez solo quería que abriera la caja fuerte.

Pensaba que mi padre tenía un tesoro. ¡Basta ya!

Casi mueres a manos de un narco, ¿y tú lo vas a cubrir?

Lo siento, Alicia, pero es lo que hay.

¿Así me lo pagas?

No he venido solo porque sea policía.

También he venido porque soy tu hermana.

Como policía no te vas con las manos vacías.

Te llevas a un delincuente.

Recapacita.

Vas a declarar y deberás decirnos qué esconde esta empresa.

Porque estás a un paso de meterte en un berenjenal.

¿Crees que Jiménez va a ser el único?

No, Julio.

Habrá otros narcos que vengan a hacerte la vida muy complicada.

Y, además, la policía te estará vigilando.

Si no te importa, tengo trabajo que hacer.

Te llamaremos para declarar.

Pero antes de hacerlo, sopesa bien la situación.

Terminar en la cárcel no es el peor escenario,

te estás jugando la vida con gente muy peligrosa.

Puedes acabar como Jairo.

O como tu padre.

(Sonido del mar)

¿Cómo va el rastreo de...? -¿Puedes llamar antes de entrar?

-¿Qué haces respirando frente al mar de esa forma?

-Haciendo "mindfulness". -¿Qué?

-Son ejercicios de atención plena y concentración activa.

-Ah, sí... ¿Te sirve?

-Me sirve para calmar los nervios, viviendo desde el aquí y el ahora.

-Ya que estamos en el ahora, necesito las imágenes que te pedí,

y que investigues las cuentas del sospechoso de prevaricación.

-Sí, Nacha, lo tengo a medias.

-Pues métete caña y no llegues tarde al concierto,

que nos morimos por verte cantar. -Pero ¿vas a venir tú también?

-Claro, hemos organizado una peña: Elías, Márquez, Carrascal,

Agudo... Y los que me dejo.

-Tampoco hacía falta, que vamos a ser cuatro gatos.

-No seas tan humilde. Si cantas la mitad de lo que dicen por ahí,

va a ser un exitazo.

-Déjame trabajar que si no, llego. -Dale, dale.

(Sonido del mar)

Señor comisario...

Creo que me debes una explicación.

¿Yo? ¿Por qué? ¿Por qué?

Por esto.

Fede and the Predators.

¿Cómo es posible que me entere de algo así

con el tiempo que llevas bajo mis órdenes?

Es que no suelo decirlo por ahí,

ni a usted ni a nadie. Pues has hecho muy mal.

Tú no sabes lo que me gusta a mí el blues.

¿No me diga que viene al concierto? No, Fede,

lo siento, pero tengo un compromiso familiar.

Si no, ahí estaría en primera fila.

Qué bien, en primera fila...

Mis ídolos son Robert Johnson, Muddy Waters...

Cuando tengo tiempo libre puedo escucharlo horas.

Ese tipo de monstruos me transportan a otros tiempos.

No sabe cómo le entiendo.

Ya que no voy al concierto, me gustaría una audición privada.

Me da rabia que los de Distrito 2 te escuchen y yo no.

¿Que va a venir gente de Distrito 2 también?

Y creo que bastante gente.

Mucha suerte.

Muchas gracias, señor comisario.

"¡Alright!" "¡Alright!"

Esto es una pesadilla...

Esto es una pesadilla, ni "mindfulness" ni nada.

Esto no sirve para nada.

¿Un brindis porque hemos salvado la vida a tu hermano?

¿Podrías no comentar alegremente que Julio es mi hermano?

Está bien. ¿Y qué te parece brindar

por haber metido a un narco en el trullo?

Eso de dejar el arma y ponerte a charlar

con un delincuente encañonando a una víctima,

¿te enseñaron en el CNI?

Yo te agradecería que no hables alegremente del CNI.

Debemos guardarnos los secretos compartidos.

Tienes razón.

Pero espero que la próxima vez

no improvises y te atengas al protocolo.

Es protocolariamente correcto protegerme,

si la cosa se pone fea.

Es lo que hubieras hecho, ¿no?

Por supuesto. Pero deberías dejar de ir por libre.

Lo siento...

¿Me perdonas?

No.

Y yo pensando que estábamos en vías de reconciliación.

¿Eso por qué lo dices?

Porque a pesar de todo lo que ha pasado,

no estás tan crispada conmigo.

Eso es por dejarme participar en el arresto de Jiménez.

Así que, gracias. De nada.

Comienza la fase del deshielo.

¿De deshielo?

No.

Me siento bien por participar en un operativo con movimiento.

Me estaba quedando apolillada.

Sienta bien un poco de adrenalina, ¿verdad?

Pues sí, la verdad es que sí.

Pero me queda mal sabor de boca.

¿Por Julio? Sí.

Es complicado no poder decirle que su padre está vivo.

Lo entiendo. Pero recuerda que no debes contárselo.

Sería un fallo que pondría en riesgo la misión.

No le diré nada, no te preocupes.

Hola. Hola.

¿Vais al concierto de La Parra? ¿Concierto? ¿Cuándo?

Esta noche. ¿No lo sabéis?

¿Quién toca? Fede.

Tenía un grupo de blues y le convencimos

para que esta noche dé un concierto. ¿Fede?

Sí que lo tenía calladito.

No faltéis, que van a ir un montón de compañeros.

Sí, iremos. Hoy hemos hecho una buena captura,

y nos merecemos un poco de diversión.

A mí no me apetece. Pasadlo bien.

Ay...

No sé si no le gusta el blues o que Fede no le cae bien.

No, serán las hormonas.

Yo no lo sé, pero si lo averiguas, dímelo.

Yo cada día la entiendo menos.

(Puerta)

¡Adelante!

Pasa y siéntate, por favor.

Veo que vas a abroncarme

por participar en la detención de Jiménez.

¿Serviría de algo, aunque te atase a la mesa?

Siempre buscarías una excusa para salir a la calle.

Hemos leído el atestado que ha redactado Iker.

Explica que no esperasteis refuerzos porque tuvisteis que intervenir.

Había una vida en juego.

También estaba otra vida importante en juego.

La de tu hijo.

Lo sé.

Y no volverá a ocurrir.

Vamos al resultado del operativo,

que se ha saldado con un éxito importante.

Lolo Jiménez era un objetivo prioritario

de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado.

Los de La Línea llevaban tiempo tras él, sin conseguir nada.

Efectivamente. Y Distrito Sur podrá apuntarse el tanto.

¿Tenemos alguna información proveniente de Julio Quintero?

No. He intentado que confiese

la vinculación de Transportes Quintero

con el narcotráfico, pero no hay manera.

¿Crees que puede ponerse al frente del negocio?

Espero que no.

Haber estado a punto de morir debería hacerle pensar.

¿Habéis tomado declaración a Jiménez? No.

La UDYCO se lo llevó enseguida, y yo lo tanteé, pero...

Me dio la sensación de que este no va a hablar.

Este sabe mantener la boca cerrada.

Ya conocemos el código de silencio de estos delincuentes.

Son negocios de familia y nadie tira de la manta.

Lo peor es que atrapar a Jiménez no nos lleva hasta Somoza.

Somoza juega en otra liga.

Tanto el CNI como Europol y la DEA,

quieres pescar a peces gordos de varios países a la vez.

Lo mejor será dejar al CNI que marque la pauta.

Esto es muy difícil y no estamos acostumbrados

a un operativo de esta envergadura.

Lo que más difícil me parece,

es no poder contar a Julio que su padre sigue vivo.

Pues tendrás que hacer el esfuerzo.

Para mí tampoco fue fácil ocultártelo a ti.

Julio, cuanto más tarde sepa la verdad, mejor.

Todavía no sabemos si es trigo limpio,

o hasta dónde alcanza su vinculación con el narcotráfico.

Tenéis razón.

Todo sea por atrapar a Somoza y que pague por el dolor causado.

¿Te vas a pasar por casa antes del concierto?

-No, tampoco creo que hay que ir en plan Nochevieja.

Así vamos bien. -Bueno, yo solo preguntaba.

¿Has visto los "flyers"? María se lo ha currado.

-No sé, Espe...

Creo que todo esto se nos está yendo de las manos.

Estoy un poco tensa porque Fede nos dejó muy claro

que quería un concierto pequeño para gente conocida.

Y con lo de los "flyers" igual viene más gente de lo normal.

Aparte, este tipo de traumas, hay que superarlos poco a poco.

De manera progresiva, no de golpe.

-Yo creo que estas movidas hay que sacarse como las tiritas,

rápido y de un tirón.

-No sé qué decir. Pero tú no le agobies, que nos conocemos.

-¿Yo? No sé por qué dices eso.

Oye...

he visto a Alicia un poco rara

cuando les he comentado lo del concierto.

-Normal, le trae recuerdos dolorosos de Rober.

-Ostras, más burra y no nazco.

Tengo que hablar con ella.

A veces la veo tan entera, que se me olvida

por todo lo que ha tenido que pasar.

-Nosotras que a la mínima nos ahogamos en un vaso de agua...

-Ya te digo...

Vamos con Fede, que ese sí que nos necesita.

-Ay, qué nervios...

-¿Nos sentamos aquí? Tenemos mesa reservada.

Hacía muchísimo que no venía a un concierto.

-Sí, mola no estar pendiente con cosas del curro.

Deberíamos hacerlo más a menudo. -Cuando quieras repetimos.

Yo soy un partidazo, ya lo sabes.

-Ay, Elías...

No eres de mi tipo por unas cuantas razones que ya conoces.

-Ya, ya, ya...

-Pero eso no quita que tu compañía sea excelente.

Además, me gusta salir con un amigo que solo es amigo,

y no estar pendiente de otra persona que me genere conflictos emocionales.

Ay, Elías, por Dios...

-A esa persona también deberías tratarla como una amiga-amiga, ¿no?

-Eso me va a costar más, todavía no lo tengo asumido.

-Pues cuanto antes lo asimiles, mejor.

¡Teresa!

-¿Qué haces?

-¿Qué tal? No os había visto con tanta gente.

-Está esto a tope. Siéntate aquí con nosotros.

-Me encantaría, si no os importa.

-Sí, sí, claro. Siéntate.

-Estábamos hablando de lo que se disfruta entre amigos,

sin problemas sentimentales y eso.

-Es una actitud muy sana, sí.

-¿Qué quieres tomar? -No, ya pido yo.

Yo os invito.

-Una cerveza. -Sí, lo mismo.

-Dos cervezas y una cola.

-Ahora mismo.

-¿Sabéis dónde está Fede?

-¿No lo habéis visto en todo este tiempo?

-Yo lo dejé en su despacho haciendo ejercicios de "mindfulness",

porque estaba nervioso por el concierto.

-Buenas. -Buenas, ¿qué tal?

-¿Ha llegado Fede ya? -No.

Pensaba que vendría con vosotras.

Lo he visto muy nervioso. A ver si no tenemos concierto...

-¿Has preguntado a los músicos? -Sí, pero no saben nada.

-Voy a llamarlo.

-Los músicos están empezando a ponerse nerviosos.

¿Qué hacemos? -Yo qué sé.

No debería meterme en estos fregados.

-¿Les digo que empiecen a ensayar?

-Sí, por lo menos la gente se entretiene.

-Nada. No contesta.

-Pues algo tenemos que hacer.

-Vete a comisaría a ver si tiene algún caso urgente.

Yo voy a casa.

-Madre mía, esto no pinta nada bien.

-Hola, Luisma. ¿Qué os pongo?

Una sin...

-El muy imbécil fue a amenazarlo a Transportes Quintero,

y allí lo detuvo la policía.

-Lástima que Jiménez no se haya deshecho de Quinterito.

Nos hubiera allanado el camino.

-¿A que no sabe quién encabezaba el operativo?

-¿No me diga que la inspectora Alicia Ocaña?

-¿No le parece curioso?

-¿Será que lo está defendiendo?

-Es lo más probable. Esos dos se llevan muy bien.

-Ese no es el tema que más me interesa ahora.

Hábleme de Jiménez que ha resultado ser un pendejo.

-En su cortijo es intocable, pero una vez que sube Despeñaperros,

es un completo inútil, no vale para nada.

Pensaba aprovecharse de la situación, y le ha salido el tiro por la culata.

Quería, muerto Quintero, hacerse con el negocio,

y la ha cagado.

-La avaricia rompe el saco.

-Y Jiménez, que debe tener muy pocas luces.

-Cuénteme,

ahora que está tras las rejas, ¿puede ser un problema para nosotros?

-No tenemos que preocuparnos.

Es un completo imbécil, pero valora su vida.

Sabe a lo que se arriesga si habla con la policía.

Es de la vieja escuela.

-De todas maneras, vigílelo de cerca.

Si sospechamos que es un problema para nosotros,

tendremos que deshacernos de él.

-Déjelo en mi mano.

¿Quiere que me ocupe de algo más?

-También vigile de cerca los clanes del sur.

Sin Quintero y sin Jiménez,

nos estamos acercando a nuestro objetivo.

-Dentro de poco, toda la mercancía pasará por nuestras manos.

-No nos está yendo tan mal. -No, en absoluto.

¿Con Julio qué hago?

-La verdad, no creo que Julio aguante dos asaltos.

Lástima que su hermana le haya sacado las castañas del fuego.

(Teléfono)

¿Sí?

Hágalo pasar.

-Julio Quintero, patrón. -Gracias.

-Buenas noches, señor Somoza.

Como puede comprobar, sigo vivo.

-¿Y vino a celebrarlo conmigo?

¿O decidió venderme su empresa

viendo cómo se comportan sus enemigos del sur?

-No le voy a dar esa satisfacción.

-Parece que no ha escarmentado con lo de Jiménez.

-No.

Como solía decir mi padre:

"Hasta que no tienes el cañón de la pistola en la sien,

no demuestras tu verdadero valor".

Estoy aquí para anunciarle que lucharé por su legado.

-Es fácil tener valor con tu hermana policía defendiéndote.

-Sepa que a partir de hoy me tendrá de frente.

Nunca traicionaré la voluntad de Fernando Quintero.

Sé que usted lo mató.

Y pagará por ello.

-A mí no me amenace, mi hijo.

-La próxima vez,

no recibirá de mí solo palabras.

-A muerte con ese malparido.

"Buenas noches, se presenta un fin de semana de tiempo estable,

con sol en buena parte del país, y algunas nieblas en el sur..."

-Fede, por Dios, ¿qué haces aquí?

-Ya ves, comiendo helado.

-Hay un montón de gente esperándote, tus músicos no entienden nada.

-Pues diles que se vayan, que no me pienso mover de aquí.

-Dame el helado.

-Devuélvemelo, que me ha dado un ataque de ansiedad.

Me ha bajado la glucosa y he tenido una bajada de tensión.

-Ya has comido bastante.

-Me da igual porque tengo gominolas.

-Te estás comportando de manera infantil.

-Sí...

Vosotras tenéis la culpa. -¿Nosotras?

-Sí, por embaucarme con toda esta movida del concierto.

-¿De verdad piensas eso?

-Yo soy un desastre por no haber cortado esto a tiempo.

Porque todo se ha hecho una bola de nieve muy grande.

-Fede, para, por favor...

No eres ningún desastre, eres un músico fabuloso.

Cree en ti de una vez, y demuestra lo que vales.

-¿Y si no valgo?

-Yo sé que vales, y mucho.

-Yo no quiero defraudar a más gente.

-Quedándote aquí es cuando los vas a defraudar.

Los músicos han venido para tocar contigo.

María ha puesto La Parra a tu disposición.

Hay mucha gente esperándote.

-Pues diles a todos que se vayan. -No.

Te esperan.

Y te esperan porque eres un tardón, como las estrellas del rock.

-Yo no soy ninguna estrella del rock.

Y soy un informático "freak", absolutamente fracasado.

-No, yo no lo veo así.

Yo cuando te veo...

descubro un músico con una sensibilidad extraordinaria.

Y una voz alucinante.

-Mira, yo me he dedicado a la informática, precisamente,

para bucear en la "deep web",

y no tener que codearme con gente de carne y hueso.

Porque las máquinas no tienen sentimientos

a los que yo tengo que defraudar.

-Basta. deja de lloriquear y quejarte, ¿me has oído?

Ponte firme. Vamos.

-¿Qué dices?

-Que, ¿qué digo? Que te pongas firme.

Que hinches el pecho con orgullo.

¿No te enseñaron a mantenerte firme y con la moral alta

en la academia de policía? -Sí, para servir a la sociedad.

-Con tu música también sirves a la sociedad, ¿no lo ves?

Eres policía, pero también eres músico.

Yo solo veo ventajas, no veo ningún problema.

A veces, las personas nos complicamos la cabeza.

Pero tú eres un amigo increíble.

Eres generoso, inteligente, eres guapísimo.

-Bueno, guapísimo guapísimo tampoco.

-Yo creo que tienes mucho rollo.

-¿Sí? -Sí.

-Pues muy bien.

-Sube tu autoestima y cree en ti de una vez.

-Sí, la autoestima, ahora mismo, la tengo aquí.

-Pues que no baje. Vete a cambiar y demuéstranos lo que vales.

-Vale, me voy a cambiar. Espérame. -Claro que sí.

¡Viva el blues! -¡Viva el blues!

"Alright!" -(LOLA RÍE)

(SUSPIRA)

Esto no está pagado...

Oooooh...

(Puerta)

Iker...

¿No ibas al concierto de Fede? Sí, iba a pasarme, pero...

necesitaba verte antes.

¿Está Nerea en casa?

No, tenía una cena.

¿Puedo pasar o prefieres estar sola?

Pasa.

¿Quieres tomar algo? No.

Estoy bien. Gracias.

Me he enterado la razón por la que no querías ir al concierto.

Es por Rober, ¿verdad?

Sí.

Entiendo cómo te sientes.

Y también cómo me siento yo.

¿A qué te refieres?

A que tú eres completamente diferente y...

que me he enamorado de ti como nunca como nunca antes.

Iker, no empieces...

Déjame explicarte, por favor.

Verás, cuando...

Cuando te vi por primera vez,

no pude dejar de mirarte.

He intentado controlar mis sentimientos,

anularlos, pero...

es algo completamente imposible.

Lo siento si para ti es una molestia, pero...

No puedo ni quiero dejar de sentir lo que siento.

Yo, lo único que puedo decirte es lo que te he dicho siempre.

No puedo tener una relación ahora.

Lo entiendo perfectamente.

Alicia...

esperaré el tiempo que sea necesario hasta que superes lo de Rober.

Él es el padre de tu hijo, y, créeme,

yo no pretendo suplantarlo,

pero sé que podría hacerte muy feliz.

Así que, cuando estés preparada, aquí estaré.

Agradezco tus palabras.

No tengo ninguna prisa.

Me lo tomaré con calma.

Iker, yo no puedo darte lo que quieres.

Además, somos compañeros y... Alicia...

no hace falta que digas nada más.

No hablemos de sentimientos,

pero déjame acompañarte esta noche.

¿Y qué quieres hacer? ¿Ver una peli?

Se me ha ocurrido algo.

¿Tienes algún juego de mesa? ¿la oca, el parchís, Monopoly...?

¿Qué?

Tendrás alguno de cuando eras pequeña, ¿no?

Elige el que quieras, pero te aviso que soy bueno en todos.

¡Hombre!

(Vítores)

-Chicos, perdonad la tardanza, pero ya estoy aquí.

-No pasa nada. -Venga.

Bueno...

Bu... bu... buenas noches a todos...

Antes que nada, quiero agradecer

el apoyo de dos mujeres absolutamente...

maravillosas, sin cuyo abrazo constante, sin...

sin cuyas palabras de aliento...

este momento habría sido imposible.

Por favor, un enorme aplauso.

-¡Guapo!

-Bueno, y...

ahora quiero presentaros

a... ¡The Predators!

La mejor banda de blues de este país y parte del extranjero.

Queridos amigos, vamos a tocar un tema

que se llama "How deep is your love?".

"Sounds like this".

Chicos...

(Música de blues)

(CANTA EN INGLÉS)

De oca a oca y tiro porque me toca.

Cinco: uno, dos, tres, cuatro y cinco

Y de oca a oca...

Gané, y menuda paliza te he dado.

Merezco la revancha.

Lo he pasado genial, pero una partida es suficiente.

Además, volvería a ganarte. ¿Cómo estás tan segura?

Afortunada en el juego...

No creo que seas desafortunada en amores.

Si no me correspondes, es porque no te da la gana.

De verdad que no lo entiendo, hay un montón de mujeres por ahí.

¿Por qué te encaprichas de una embarazada

con fantasmas del pasado y que te lo pone difícil.

Ya te lo expliqué una vez, no sé si te acordarás,

una noche, en aquel bar...

Te dije que no eras ningún capricho.

Además, uno no elige de quién se enamora.

Y me van los retos difíciles.

Y más sabiendo que lo que hacemos juntos es bonito.

¿Bonito?

La noche que pasamos juntos lo fue.

Hasta que encontré la cartera. ¿Lo ves? Hay...

un montón de mochilas que pesan demasiado.

Donde tú ves problemas,

yo veo alicientes.

Y, con mochila o sin ella,

me encantaría hacer este viaje contigo.

Sueño con que volvamos a estar juntos.

Con que vuelvas a besarme.

Con abrazarte...

y acariciarte hasta que te quedes dormida.

Vale.

¿Tú no ha vuelto a pensar en aquella noche?

Y sé sincera cuando contestes.

Un montón de veces. Perdona, ¿qué has dicho?

Que he pensado en esa noche muchas veces.

¿Y no te gustaría volver a estar así?

No puedo enamorarme de ti.

No sé si me conviene.

Así que, ¿no estás ni siquiera un poquito?

Ya.

Un poquito sí.

¿Lo suficiente como para darme un beso?

Bueno...

con eso me conformo. ¿Otra partida?

"Alright!"

The Predators...

Bueno...

Muchísimas gracias.

Antes de continuar,

me gustaría que suban al escenario

dos ángeles...

que se han puesto en mi camino y han hecho que...

que todo esto sea posible.

Me han ayudado mucho y quiero compartir este momento con ellas.

Por favor, un aplauso para Espe y Lola.

-No, no, no, no...

Que no, que yo no subo a un escenario ni loca.

Que me da vergüenza. Sube tú.

-Ellas han sido una ayuda absolutamente increíble.

También hay otra amiga para la que pido un enorme aplauso,

que es Teresa.

-Bueno, pues estamos...

Estamos tremendamente emocionados contigo, Fede.

Eres grandísimo, de verdad, solo tengo palabras de admiración.

Te queremos muchísimo, eres...

No sé, me estoy quedando sin palabras,

porque me da vergüenza.

Pero, bueno...

Eres un "crack" como persona,

como amigo y como músico ni te cuento. Te quiero mucho.

(APLAUDEN)

-Bueno, esta...

Esta canción es para ti, nena.

(Música de blues)

(CANTA EN INGLÉS)

-Yo creo que deberías apoyarle.

Nunca ha parecido necesitar.

Es evidente que el chico lo debe estar pasando mal.

¿A qué viene este interés repentino por Julio?

El otro día vino al bufete para pedirnos una evaluación

de la situación económica de Transportes Quintero

Se la daré esta mañana.

-Me han invitado a una convención para emprendedores.

-¿Y quién organiza eso? -Una fundación privada.

-Ve con cuidado, en esos congresos hay mucho buitre.

-Para pescar hay que lanzar la caña.

-No empieces con tus mantras de siempre.

-No me imaginaba que la situación fuera tan mala.

-Julio, hay que actuar.

-¿Y qué hago? -Vamos a centrarnos en las finanzas.

¿Tienes otros recursos aparte de los de la empresa?

-No.

-¿No sabes de otras cuentas que pudiera tener tu padre?

-No.

-"Tengo una llamada perdida tuya".

Sí, me gustaría ver a Somoza.

"¿Para qué?"

Eso ya se lo diré a él.

"Te equivocas de actitud, amiguete".

Vamos, Tano, no me jodas.

Solo quiero reunirme con él. "Te avisaré si es posible".

Yo lo que quiero es volver a actuar.

Se me acaba lo que me pagó por ese encargo.

¿No confían en mí?

¿Qué es lo que pasa, huevón? Le dije que no tenía nada para usted.

-¿No está Alicia? -Ha salido a cenar con su novio.

-¿Tiene novio? -Es un compañero de comisaría, Iker.

-¿No se llamaba así el chico con el que saliste?

-Buenos, salir, tampoco salimos.

No pasó de tres cenas.

-¿Y no te importa que esté con Alicia?

-Será que este huevón anda en vicios de juego, de droga...

-No que yo sepa.

Solo pasa tiempo con Alicia Ocaña, creo que tienen una relación.

-Ave María, hombre, pero si está preñada.

-Parece que a Lemos no le importa.

-Mi vida personal no está muy bien.

Cuando lo dejamos empecé una terapia...

Tengo que reconocer que me equivoqué al dejarte marchar.

Lo he estado pensando mucho y...

estoy dispuesta a darle otra oportunidad si tú quieres.

y con tus condiciones.

-Te aseguro que lo tenía todo bien atado,

pero por culpa de la burocracia estoy así.

-Papá, habla claro.

¿Cuál es tu situación? -Si no devuelvo lo que debo...

lo pierdo todo.

-¿Estás ya, Paty?

-Sí, dame un par de minutos, que cierre la caja.

-No me digas que María te ha dejado sola otra vez...

-Sí, tía.

Julio, Olga. Olga, Julio.

Cuéntale a mi amiga lo que te pasa mientras yo cierro la caja.

-¿Te pasa algo, Julio?

-¿Me equivoco, o lo veo un poco desesperado?

¿Usted qué opina, Tano? -Que Transportes Quintero

está en las últimas. -En la quiebra, diría yo.

¿Qué pasó con el otro negocio?

  • Capítulo 290

Servir y proteger - Capítulo 290

26 jun 2018

La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que gira la vida personal y profesional de sus compañeros y los casos policiales que afectan al barrio.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 290" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 290"
Programas completos (327)
Clips

Los últimos 1.367 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Yeyo

    Por favor, señores guionistas, un respeto a los músicos. No se puede cortar así una canción para ver cómo juegan Alicia e Íker al juego de la Oca, que habrán pensado que es muy entrañable, pero unos segundos después habría estado mejor.

    31 jul 2018
  2. Susana

    Sigo sin poder ver los capítulos... No se cargan

    29 jun 2018
  3. Ana maria

    Pues yo me veo todo avances los capítulos que más me gustan.Me encanta la serie

    28 jun 2018
  4. Ana

    Pues yo los veo todos y los que más me gustan de repetición me encanta la serie

    28 jun 2018
  5. Maria

    Á mí me pasa lo mismo.Los capítulo sur tardan en cargarse. ¿Podrían arreglarlo, por favor?

    28 jun 2018
  6. Maria

    Me pasa lo mismo. Tarda mucho en cargarse. Por favor... Arreglen el sistema. Gracias.

    28 jun 2018
  7. Cris

    Desde dónde los intentan ven? Yo no tengo problemas pero los veo desde la aplicación rtvealacarta, probad con ell a ver! He visto todos los de esta semana y no hay problemas! Saludos

    27 jun 2018
  8. Misseries

    Porque no se ve la serie de servir y proteger?

    27 jun 2018
  9. María Belén

    Llevo así toda la semana sin poder ver mis capítulos cuando llego x la noche a casa.... espero q solucionen pronto este problema los de la web de rtve..

    27 jun 2018
  10. Nuria soler

    Me pasa lo mismo hace unos días.

    27 jun 2018