www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4346094
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 151 - ver ahora
Transcripción completa

-Carlos, suéltame ya.

-Carlos, suéltame ya.

He quedado con Natalia para comer y pedirle el divorcio.

Si piensas deshacerte de mí como de un mueble viejo,

es que no me conoces. Siento que lo peor ha pasado.

A pesar de las amenazas de Natalia,

reconozco que, de alguna manera, me siento liberado.

Yo también empiezo a creer que la muerte de Laura

forma parte de un juego. -Ya está decidida tu siguiente tarea,

debes raptar una doncella y esconderla en la fortaleza palatina.

-He hablado con un armero que fabricó la ballesta

con la que se mató a Laura.

¿Él mismo vendió la ballesta? Exacto, vio al comprador.

-¿Me estáis diciendo que este es el asesino de Laura?

-Creemos que sí.

-Al parecer este tipo mandó grabar ese dibujo en la ballesta.

-¿Estás listo para raptar a tu doncella?

-¿De quién se trata? -Es tu compañera de trabajo,

Salima.

-Hemos localizado un usuario que tiene el escudo

en la caché de una web que gestiona.

-Para empezar explícame que significa este logo.

Tiene una parte "online" y una parte "Away from keyboad",

es decir, en la vida real.

-"Fernando Quintero planta cara a los radicales de Planeta Libre

y no cede a sus amenazas".

¿Qué te parece?

-Es bastante desafiante.

-"A este tipo tendremos que callarle la boca".

-Pensé que tu empresa iba viento en popa.

-Va viento en popa, pero me acusan

de tener una de las empresas más contaminantes de la Madrid.

-Si quieres, te puedo poner en contacto con David Salazar,

el director de Villaruedo. -Llámalo, anda.

Quiero poner en marcha esa campaña de lavado de imagen

antes de que sea tarde.

-¿Tienes información nueva? -No lo conozco personalmente,

pero anoche estuve chateando con mis amigos de rol

y uno me habló de un tipo que conoció en un juego "online".

Al parecer el tipo es un "crack", tengo su email.

Por lo visto vive en Chicago.

Es un "gamer" total, de esos que lo ganan todo.

Se salió de la Orden de Waldor porque no le molaba su rollo.

Me lo describieron, pero no coincide con el retrato robot.

-Ya veo que campas a tus anchas por aquí,

pareces el dueño de todo esto.

-Pronto lo seré.

(RÍE) -Muy seguro te veo yo de eso.

-Le dices al señor Smith

que le garantizo el control absoluto del bufete por un millón de euros.

-Eres una rata.

-Y tú un pobre cincuentón con una amante 30 años más joven

que solo está contigo por el interés.

Es el cuento más viejo del mundo, y tú has caído con todo el equipo.

Con ese dineral podrías comprarle todos los caprichos a Jenny,

y de paso, te ahorrarías más de un disgusto familiar.

Las llaves de casa.

Muchas gracias, cariño.

Me acaba de escribir, es él, Iván. -¿Qué dice?

¿Dice algo del "game master"?

-Sabe que se llama Néstor y que vive en Madrid.

Es un tipo delgado, de mirada turbia,

de unos 30 años y bastante asocial.

-Es él, Elías, coincide con el retrato robot.

(SALIMA FORCEJEA)

(GIME INTENTANDO RESPIRAR)

(Música emocionante)

-Muchas gracias, Irene,

has dado el paso más complicado que era poner una denuncia.

Con esa denuncia nosotros podemos actuar.

-Gracias por darme fuerzas. -No, gracias a ti.

En Familia y Atención a la Mujer estamos para daros fuerza

y que esos miserables no vuelvan a actuar.

-Me siento mucho mejor, Lola.

-Julián te acompañará a casa,

estate tranquila. -Gracias.

-Hasta luego.

-Necesito un café, acompáñame.

¿Tú que haces aquí tan temprano?

¿Tuviste que venir a atender a esa chica?

-Sí, Irene Navales,

me ha llamado de madrugada asustadísima

porque su novio estaba colérico y fuera de sí.

Afortunadamente, tenía mi número en su agenda del móvil.

-No llegó a agredirla, ¿no?

-No, al final el tío se ha quedado durmiendo la mona

y he aprovechado para ir a rescatarla.

Ha puesto una denuncia por amenazas

y hemos conseguido que el hombre se aleje de la casa.

-Parecía bastante tranquila ella, ¿no?

-Sí, yo creo que hemos actuado con rapidez que es lo más importante,

que se queden tranquilas. -Pues sí.

Y tú te irás a descansar. -No,

mi jornada no ha hecho más que empezar,

y tengo que dar unos talleres en el centro cívico.

-¿Con quién estabas cuando te llamó Irene?

-Sola, ¿con quién iba a estar?

-Yo pensaba que después de lo de ayer, Bremón y tú ya...

-Después de lo de ayer estoy en boca de todos

y es lo que menos me apetece, él durmió en su hotel y yo en casa.

-No lo entiendo, ¿no habíais decidido estar juntos?

-Tras el numerito que montó su mujer en La Parra,

he pensado que es mejor que se enfríen los ánimos,

y seguro que por la noche lo iba a freír a llamadas

y no me apetecía estar presente ahí.

-Visto así... -A ver si, con el tiempo,

la mujer va entrando en razón y se arregla poco a poco.

-Yo también la entiendo a ella, no debe ser fácil

asumir que tu marido te deja por una más joven.

Lola, no me mires así que yo estoy contigo.

Yo desearía con toda mi alma que os fuera bien.

Y lo de la diferencia de edad no es tan importante,

si el amor es de verdad.

Buenos días. Buenos días, comisario.

-Yo voy a cambiarme

y luego me pongo a tramitar el asunto de Irene.

-¿Qué tal? ¿Cómo has dormido?

Sin ti regular.

¿Qué haces tan pronto aquí?

Me ha llegado un caso de madrugada y he tenido que venir corriendo.

Redactaré el informe y te lo pasaré.

¿Qué tal? ¿Has tenido noticias de Natalia?

No, prefiero esperar para llamar a casa.

Que vaya digiriéndolo, supongo que es cuestión de tiempo.

Sí.

No he parado de darle vueltas al asunto

y creo que tendremos que echarle mucho tacto y paciencia.

Aunque lo tengamos claro, va a ser complicado.

Nadie dijo que fuera fácil.

(Teléfono)

Perdona, sujeta. Sí.

Jefatura.

¿Puedes pedirle a Espe que reenvíe por intranet

el expediente actualizado de Planeta Libre?

Díselo a Espe. De acuerdo.

Gracias. Buen día.

Igualmente.

Comisario Bremón, dígame.

Ayuda...

¡Ayuda! -Buenos días.

-¿Carlos?

¿Dónde estoy?

Suéltame. -Estás en la fortaleza palatina.

¿No te acuerdas?

-Estábamos

tú y yo cerrando el bar...

No me encuentro bien.

¿Qué me has dado? -Algo para que estés calmada.

-¿Me has drogado? -No.

Solo te he dado algo para que estés tranquila.

-Carlos, ¿por qué me has secuestrado?

Suéltame.

-Lo he hecho en nombre de la Orden de Waldor.

Bebe.

Venga.

-Carlos,

Carlos, suéltame.

Carlos.

(SOLLOZA) Carlos, por favor, suéltame.

¡Carlos!

Por favor,

suéltame.

¡Por favor!

"Hola, soy Salima, deja un mensaje y me pondré en contacto contigo.

Gracias" -Salima,

supongo que ya habrás salido de casa,

estarás por el metro y sin cobertura con el móvil.

Bueno, te llamo para decirte que hoy vamos a hacer paella,

y que me tenía que ir rápido al mercado,

que se llevan el género enseguida.

A ver si estás aquí pronto. Un beso.

-Hola, María. -Hola, Lola.

-Un café americano para llevar, por favor.

-Muy bien. ¿Qué, mucho sueño? -Un poco.

¿Estás sola? -De momento sí.

-Buenos días. -Buenos días.

Si buscas al comisario Bremón, está en su despacho.

-No busco a mi marido, sino a ti.

Llevo un rato esperando fuera.

Tenemos una conversación pendiente.

-No lo creo. María, ¿me cobras? -Sí.

¿Le pongo algo? -No, gracias.

Espera, Lola, por favor, quiero hablar contigo.

-No tenemos absolutamente nada de lo que hablar.

-Yo creo que, al menos, merezco cinco minutos.

-Tengo muchísimos asuntos pendientes.

-¿Me vas a decir que no mezclas el trabajo

con los asuntos personales? -Natalia, no tienes nada que decirme,

ya jugaste tus cartas

cuando me mandaste la foto de tus hijos.

-Me alegro que no te hayas olvidado,

eso quiere decir que todavía tienes algo de conciencia.

Por eso te voy a pedir

que dejes de meterte entre Emilio y yo.

Supongo que ya te ha dicho que me ha pedido el divorcio.

¿No tienes nada que decir?

-Que lo siento mucho, pero yo no tengo la culpa.

-Yo creo que sí, que también eres responsable

de que los niños se hayan quedado sin su padre.

-Tus hijos no se van a quedar sin su padre nunca,

y deja de intentar hacerme chantaje emocional.

-¿Ahora te haces la ofendida?

-Yo no soy la responsable de vuestro fracaso en el matrimonio.

-Si no llega a ser por ti, Emilio no nos hubiera dejado.

-Emilio no te deja por mí,

lo vuestro viene de lejos.

Y te aseguro que lo está pasando realmente mal con esto.

-Para eso te tiene, para consolarlo,

en el trabajo y fuera de él. -No estamos juntos.

-Conozco a mi marido,

parece que se ha encaprichado contigo.

-Emilio no está encaprichado, está enamorado, que es diferente.

Y yo lo estoy de él. -Oh, qué bonito.

¿No?

¿Sabes lo que creo? Que eres una fresca.

Si lo que quieres es dar el braguetazo,

ascender en tu puesto de trabajo, lo tienes crudo,

porque ni yo me voy a divorciar de Emilio,

ni mi padre te lo va a poner fácil. -Emilio se va a divorciar

te pongas como te pongas. -Bueno, pero

puedo alargar el proceso eternamente.

-Puedes intentar fastidiarlo, ponerle nervioso, machacarlo,

pero nada de eso te va a devolver su amor por ti.

Nuestro amor es mucho más fuerte,

y entiendo que estés nerviosa, pero como vuelvas a insultarme...

-¿Ahora me vas a amenazar tú a mí?

Puedes acostarte con él todo lo que quieras,

hasta que se le pase el calentón, porque, al final, volverá a mí.

Al final, todos lo hacen.

-No te engañes más, vuestro matrimonio está muerto,

Emilio no va a volver contigo.

Yo le he devuelto la ilusión,

pero tú no le dejas ser feliz porque eres una egoísta.

-¿Me pones un café y una copa de coñac, por favor?

-Ahora mismo.

-¿Quieres comer algo?

-Carlos, suéltame ya.

Esto no tiene gracia. -¿Entonces, no quieres comer nada?

-¿Por qué me has secuestrado?

-Porque soy Anasfer, hijo de Alastor,

un escudero de la Orden de Waldor.

-¿Quieres dejar de decir chorradas sobre escuderos y órdenes?

-¡No me faltes al respeto!

Te he raptado como hizo Rómulo y te he traído aquí

para cumplir la tercera misión, y pronto voy a ser un guerrero.

Pero tú no tienes que tenerme miedo.

Salima, yo no te quiero hacer ningún daño.

¿No me crees?

-¿Cómo voy a creerte si estoy aquí atada?

Anoche... -Anoche, ¿qué?

-Ahora lo recuerdo,

me dijiste que habías matado a la inspectora Laura.

-A la Hechicera de Thorne, esa fue mi segunda prueba.

-Pero ¿qué dices?

Laura no era ninguna hechicera.

Era una inspectora de policía y tú eres un asesino.

-¡Cállate!

Tú no tienes que tenerme miedo,

yo no te quiero hacer daño, mi misión era traerte aquí y ya está.

-Pues ya estoy aquí, suéltame, por favor.

-No, aún no puedo.

Mi maestro tiene que ver que he cumplido.

-¿Tu maestro?

¿Qué maestro?

-Cuando venga, verá que he sido capaz.

-Carlos,

por favor, que tengo que ir a trabajar,

que si no, María va a sospechar. -Que no me llames Carlos.

Y por María no te preocupes.

-Carlos, no, no...

(GRITA) ¡No quiero, no!

-¿Me pones otra copa?

-Le he traído también un cruasán,

es de la panadería de la esquina, está muy rico.

-No es eso lo que te he pedido.

-No, pero se lo he traído

porque parece que a esta hora de la mañana,

beber a palo seco, ¿no?

-Ya, vale. Bueno.

Trae la botella, anda.

-Perdone si me preocupo por usted.

-Pues no lo hagas, no nos conocemos de nada.

-Pero a su marido sí lo conozco

y le tengo mucho aprecio.

Hace mucho bien por el barrio con su entrega.

-Pues ojalá se entregara también a la familia.

-Mire,

igual esto es meterme en lo que no me llaman,

pero por mi trabajo he visto mucha gente

intentando ahogar sus penas en el alcohol y...

le digo, de verdad, que no es una solución,

que solo aumenta los problemas.

-¿Ya has acabado con la terapia?

Genial.

-Perdone si la he molestado, solo quería ayudarla.

-¿De verdad quieres ayudarme?

Pues dile a Lola Ramos que deje de acostarse con mi marido.

-Parejita, ¿alguna cosa más?

¿Cómo que más amenazas?

Sí, más amenazas,

tanto a Quintero como a los otros empresarios del barrio

a los que acusan de contaminar.

Todos han recibido un mensaje similar

firmado por Planeta Libre.

Pero ¿qué pretenden?

¿Cargarse el tejido industrial de la ciudad?

Lo que quieren es que hablemos mucho de ellos.

¿De ellos? Pero si deben ser cinco jóvenes alocados.

No los infravalores, Emilio,

esos tíos están muy organizados y concienciados.

Acuérdate lo clarísimo que era el comunicado:

quieren que los empresarios del barrio

terminen con las emisiones de Co2 para frenar el calentamiento global.

Y que las empresas dejen de consumir petróleo,

y que abandonemos los coches y vayamos en patinete, ¿no?

Un poquito de razón sí que tienen

cuando dicen que debemos cuidar el planeta,

el cambio climático es un hecho.

A ver si vas a ser una ecologista radical.

Quita lo de radical.

Yo no estoy de acuerdo con la violencia,

pero algunos de sus argumentos de base están muy fundamentados.

Hay que detenerlos antes de que hagan una locura.

Eso por supuesto.

¿Habéis investigado los nuevos mensajes?

Creíamos tener un hilo del que tirar,

pero la Unidad de Investigación Tecnológica

nos ha dicho que los mails fueron enviados

desde un asilo de San Pertersburgo,

al parecer, "hackearon" el ordenador del asilo a distancia.

Eso demuestra que son unos expertos informáticos, porque si no...

Natalia, estamos en una reunión, ¿qué haces aquí?

¿Tu reunión es tan importante como tu petición de divorcio?

Creo que lo mejor será que continuemos después.

Por favor, acuérdate, comisario, de la conversación de ayer.

No te vayas, si es "vox populi"

que Emilio se está tirando a una jovencita de la comisaría,

Lola Ramos, para ser más exactos. Natalia, basta ya, por favor.

Bueno, hasta luego.

Natalia,

siéntate.

¿Has estado bebiendo?

Eh...

Quédate aquí que voy a por un vaso de agua.

No veas con la bañera del señor Ocaña,

ni punto de comparación con la mía.

Sobre todo cuando lo pones en modo baño con masaje.

Sabía que la ducha inteligente de mi padre te gustaría.

He flipado en colores, anda que no se cuida tu padre.

Por eso gana tantos casos, su secreto es la ducha matutina.

Pero la nevera es más triste que ver a Pikachu llorando.

Qué exagerado eres.

Mi padre está de viaje,

y a mí no me dio tiempo de ir al supermercado.

Ni anteayer, ni hoy...

Por eso he puesto un hombre tan apañado en mi vida como tú.

Y yo pensaba que eso me lo quitaría de encima

quitándome a mi hermano.

Podemos repartir el trabajo equitativamente.

Yo me encargo de hacer los menús,

y tú de comprar y cocinar. Qué lista eres.

¿Eso es equitativo?

No, pero a ti te encanta ser un cocinillas,

y a mí me gusta todo lo que me haces.

¿Solo lo que te hago en la cocina? ¡Oye!

Bueno, que me piro. ¿Y eso?

He quedado con un colega del polígono que vive en el monte,

y solo pilla cobertura cuando baja al pueblo.

Voy a ver si hablo con él. Yo termino esto y ahora te veo.

Vale.

Hola, Alicia,

qué guapa estás. ¿Qué haces aquí?

Acabo de resolver un caso en la ONG,

y me he permitido venir a tomar un café.

¿Puedo?

¿Cómo lleva tu novio pasar de un barrio de delincuentes

a una de las mejores urbanizaciones de Madrid?

Pasa de mí, Sergio. ¿Me pones un café cuando puedas?

-Ahora mismo. -Gracias.

Yo no te he dicho que te sientes.

(SUSURRA) ¿El bar es tuyo?

¿Qué tal está tu padre? ¿Preocupada por él?

Me refiero a tu papá Quintero,

objetivo de los ecoterroristas.

Déjame en paz. El otro sé que está en una nube,

lejos de las preocupaciones que da el despacho,

pero me tiene a mí, que me dejo la piel

para salvaguardar el buen nombre de los Ocaña.

Eres asqueroso.

¿Me cobras lo de Rober y lo mío?

Sí, claro.

-Qué bonito, ¿le pagas la comida a tu novio?

Como ganas más que él, normal. ¿Y tú?

Tu última novia ha desaparecido y pareces estar muy contento.

Miralles me tiene informado.

Y si a estas alturas no sabemos nada de ella,

es porque sois una panda de incompetentes

que solo dais palos de ciego.

Los dos sabemos muy bien cuál es la verdad,

el hecho de que Elena haya desaparecido sin dejar rastro

te la trae floja.

Porque eres tan egocéntrico

que en cuanto ha desaparecido de tu vida,

te has olvidado de ella.

Sergio Mayoral y el amor son conceptos antagónicos.

Tienes razón, soy un egoísta,

lo tengo muy difícil para enamorarme.

De ti no estuve enamorado.

Pensaba que sí, pero con el tiempo me di cuenta

de que, aunque me gustaste mucho,

nunca llegué a quererte a ese nivel.

Vaya, gracias por ese arranque de sinceridad.

¿Y cómo has llegado a esa deducción? Porque sí hay una mujer

de la que he estado enamorado como un loco, Elena.

Ella era especial,

divertida, inteligente, sexy.

Diferente a cualquier mujer que haya conocido antes.

Entre nosotros dos había amor de verdad, Alicia,

y si no hubiera desaparecido, sería la mujer de mi vida.

Qué sorpresa, entre tanta mezquindad hay unos gramos de ternura.

La quería de verdad,

no tengo que demostrárselo a nadie.

¿Y por qué hablas en pasado?

¿Crees que no la volverás a ver?

Por supuesto que no pierdo la esperanza de volver a verla,

y ese día seré muy feliz.

Me voy que tengo mucho trabajo.

Debería disculparme con Claudia,

me he comportado de forma patética.

No te preocupes, luego lo hago yo.

Escucha, entiendo que estés enfadada conmigo,

pero deberíamos intentar llevarnos lo mejor posible

a pesar de las circunstancias.

Las circunstancias son que tú

te quieres divorciar de mí.

El divorcio es la mejor opción si ambos ponemos de nuestra parte.

¿Pretendes convencerme que lo mejor para mí

es que te dé carta blanca para que te largues con otra?

Lo que te estoy intentando decir es

que los dos tenemos que ser felices por separado.

ya hemos sufrido suficiente, ¿no te parece?

No, no, yo estoy sufriendo,

yo sigo sufriendo por culpa de vosotros,

aunque tu amante dice que no se siente responsable de nada.

¿Qué pasa, has hablado con Lola?

Sí, hace un rato en el bar.

Está claro que tenéis

vuestros planes.

¿Por qué dices eso? ¿Qué te ha dicho?

¿Qué pasa?

¿Tienes miedo de que se haya ido de la lengua?

No digas tonterías.

¿Ya te has ido a vivir a casa de la gogó?

No estoy viviendo en su casa, estoy viviendo en el hotel,

y te pediría que hables de ella con respeto.

Pues yo preferiría que me faltaras el respeto,

con tal de que no me abandonaras.

Pero, Natalia, ¿tú te estás escuchando?

Estás muy tensa, de verdad.

Bueno, es normal.

Lo que quiero que entiendas es que entre Lola y yo

no hay solo una aventura, no es solo sexo, hay algo más.

Déjate de detalles, yo lo único que veo

es que te has liado con una niñata 20 años más joven que tú,

y que va por ahí pavoneándose de haberse tirado al comisario.

Basta, deja de insultarla.

Mira, por favor,

atiéndeme.

Esto no es una película de buenos o malos,

somos tres adultos en unas circunstancias complicadas,

y debemos intentar salir lo más airosos posible.

Y debemos intentar no provocar daño gratuito.

Así que, por favor,

intenta estar a la altura, ¿de acuerdo?

¿Que yo intente estar a la altura?

¿Y cómo se supone que debo estar a la altura?

¿Dándote el divorcio?

Te aseguro que voy a hacer las cosas bien.

No os voy a dejar desatendidos.

Emilio, te recuerdo que quien dio el braguetazo

al casarse conmigo fuiste tú.

Y si toda esta verborrea es para que te deje ver a los niños,

lo tienes claro.

No te atreverás.

Quien siembra vientos recoge tempestades.

No pretenderás que después de todo el daño que me estás haciendo

sea comprensiva contigo.

O das un paso atrás,

o conseguiré que un juez no te deje ver a los niños.

-Braulio, tus callos ahora mismo te los traigo.

¿Por aquí qué falta, dos cafés?

Menos mal que te dignas en llegar, ¿sabes algo de Salima?

-No, ayer salí antes que ella y no la he vuelto a ver.

-Con las horas que son y no ha dado señales de vida.

-¿Crees que le ha pasado algo? -Pues sí, estoy mosca,

con lo puntual que es,

es muy raro que no coja el teléfono para decir que no viene.

Piensa si te dijo algo anoche que nos pueda dar una pista,

y lleva estos callos a Braulio.

Lucas, tu café.

¿Qué, no se te ocurre nada?

-¿Nada de qué? -De Salima.

Igual te comentó si tenía algún plan especial para hoy.

-Yo tampoco tengo por qué saber dónde está Salima.

-Pues sois compañeros y os tenéis un aprecio.

¿Por qué te pones así?

-Es que venía a decirte que dejo La Parra.

-¿Cómo que dejas La Parra? Pero si te acabo

de renovar el contrato y tienes mucho mejores condiciones

y mejor sueldo y todo.

-Pero me he entrevistado con una empresa de informática.

-Acabáramos. ¿Pero tú no aborrecías la informática

y estabas encantado de trabajar de cara al público

con Salima y conmigo? -Bueno, eso es verdad en parte.

Pero también es verdad que no estudié Informática

para pelar patatas tantas horas por un sueldo de risa.

Lo siento.

-¿Lo siento?

¡Lo siento, pero me dejas tirada sin darme ni 15 días de aviso!

Qué sinvergüenza es la gente.

Hombre, por Dios.

Siempre pensé que Natalia tendría más dignidad

y que no se pondría en evidencia de esa manera.

Tampoco es tan raro.

Lo sé por experiencia, lo viví en el divorcio de mis padres.

Me ha dicho que os encontrasteis en el bar.

Supongo que necesitaba ponerme de vuelta y media,

pero yo, sinceramente, tampoco me mordí la lengua.

Esta situación me está afectando.

Pues tenemos que ser muy fuertes, Lola,

porque lo peor está por llegar.

¿A qué te refieres?

Natalia me las va a hacer pasar canutas.

Hoy me ha amenazado con impedirme ver a los niños.

No va a salirse con la suya, conozco perfectamente la ley.

Tú no eres mal padre, ni un maltratador, ni nada de eso,

cumples con los requisitos

para ver a tus hijos unos días al mes.

El juez te concedería un régimen de visitas razonable.

Por eso no te preocupes.

Mi mujer jugará otras cartas.

¿A qué te refieres?

Sé cómo se las gastan los Contreras y Natalia no es ninguna excepción.

Seguramente, pondrá a los niños en mi contra

diciendo que me he ido de casa porque no les quiero.

No será capaz de eso,

no va a permitir que vuestros propios hijos

crezcan odiándote.

Ojalá, pero yo me espero lo peor,

sobre todo, viendo la reacción que está teniendo.

Muy mala persona sería si utiliza a vuestros hijos

como arma arrojadiza.

Y luego está lo de la comisaría.

¿A qué te refieres, a los chismorreos?

No es eso, me da igual que sepan lo nuestro.

Entiéndeme,

no puedo permitirme más numeritos entre mis agentes,

ni estar en boca de todo el mundo en el barrio.

Soy la máxima autoridad de esta comisaría,

y no puedo quedar más veces en evidencia.

Te entiendo, voy a salir de tu despacho

y vamos a tratar de vernos a solas lo menos posible

mientras estemos en este edificio.

Por favor, Lola,

hoy sí te pido que nos veamos fuera.

El ex vicepresidente de la Generlaitat, Oriol Junqueras,

el ex consejero Joaquim Forn y los conocidos como los "Jordis"

De verdad, Lola,

seguirán en prisión provisional. El resto de ex consejeros quedan

te necesito más que nunca.

Y yo a ti.

La verdad es que hoy ha sido un día horrible.

El ex vicepresidente de la Generlaitat, Oriol Junqueras,

Anoche lo pasé muy mal sin ti.

el ex consejero Joaquim Forn y los conocidos como los "Jordis"

seguirán en prisión provisional. El resto de ex consejeros quedan

Te prometo que eso no volverá a pasar.

Hoy pasaremos la noche juntos,

nos iremos de aquí por separado y

nos vemos en tu hotel a las nueve.

Me parece muy buen plan.

Allí estaré.

"Estoy enferma, iré a currar mañana".

(Puerta)

¿Maestro? -¿Has cumplido la misión?

-La doncella está cautiva en la fortaleza.

-Me alegro de que no hayas flaqueado.

-Para ingresar en la Orden de Waldor

debía raptar una doncella y traerla aquí.

He cumplido mi tercera misión.

-Es bella, ¿eh? -Como corresponde a una doncella.

-¿Qué sabes de la dueña del bar? ¿Sospecha algo?

-No, acabo de mandarle un mensaje desde el móvil de la chica

para que no se preocupe.

-La chica no volverá a trabajar,

ni mañana ni ningún otro día.

-¿Cómo dices? -Te lo puedes imaginar.

¿Por un momento creíste

que la misión consistía tan solo en raptarla?

-No, Rómulo y los primeros romanos solo raptaron a las sabinas.

-Algunas murieron, y esta no debe quedar con vida.

-Pero yo no puedo matarla. -Claro que puedes.

Mataste al guardián del castillo y a la hechicera.

-Es diferente, a mí Salima me importa.

-¡Por supuesto!

¿O pensaste que las pruebas no se complican?

Matar a la doncella es una prueba definitiva.

Sacrificando a alguien que te importa

te conviertes en alguien digno de la Orden.

-Tiene que haber otra manera de probar mi valía.

-Abraham fue un patriarca del judaísmo,

además de ejemplo de entrega y obediencia.

Fue puesto a prueba por su dios Yahvé,

que le pidió que matara a su propio hijo,

y Abraham,

con todo el dolor de su corazón se dispuso a hacerlo.

-Entiendo. -¿Estarás a la altura de Abraham

y demostrarás obediencia a tu maestro?

-Lo estaré.

-No se preocupe, tengo que acabar estas diligencias

y en cuanto vuelva a mi mesa la atiendo y acabamos.

-Espe, ¿me puedes atender?

-Sí, pero debo entregar estas diligencias.

-Es que es muy urgente,

creo que a Salima le ha pasado algo malo.

-No ha venido a trabajar, y mira la hora que es.

-¿Y ya está? -Y ya está no.

Estoy toda la mañana llamándola al móvil

y no me lo coge, pero me ha mandado este mensaje

que es muy raro. -¿Raro por qué?

-Es raro porque Salima

nunca escribiría un mensaje así.

-"Estoy enferma, iré a currar mañana".

¿Y qué tiene de extraño?

-¿Cómo que qué tiene de extraño? Esto no lo escribiría Salima.

-¿Cómo quieres que te diga que no viene a trabajar?

-Que Salima conmigo no es tan seca, ella es mucho más cariñosa.

Primero, nunca utiliza la palabra currar,

ella siempre dice trabajar, y pone muchas caritas de esas,

muchos emoticonos, mira.

Mira este del otro día.

-"Bonita, he pasado mala noche,

tengo mal la barriga y me retraso media hora,

lo siento mucho. Besitos. Emoticono, emoticono, emoticono".

La verdad es que es otro estilo, sí.

-Y solo porque se iba a retrasar media hora.

Que siempre me dice bonita, ella empieza la frase "bonita",

como una cosa que hace siempre. Es muy raro.

-No sé, a lo mejor se le pasó esta vez.

-Que no, te digo yo que este mensaje no lo escribió Salima,

que me da a mí el pálpito.

-Acabo de empapelar el barrio

con fotos del sospechoso del crimen de Laura.

Mañana haré otra ronda.

María, ¿tú qué haces aquí?

-Aquí, por un tema de Salima.

-Me he pasado por el bar para dejarte una de estas fotos

y lo he visto cerrado. ¿Podrías ponerlo en un lugar visible?

-Vale. Voy a buscar a Salima, está desaparecida.

-¿Cómo que Salima está desaparecida?

-Llevo toda la mañana llamándola por teléfono,

y en su casa no responde. Voy para allá a ver si está o no.

¿Y este?

-¿Conoces a este tipo?

-No lo conozco bien, pero lo he visto, sí.

-¿En dónde, en el bar?

-Lo vi ayer mismo hablando con Carlos.

-¿El que trabaja contigo de pinche?

-El que trabajaba, porque se ha despedido.

-¿De repente? -Y de muy malos modales.

-Volvamos al tipo de la foto.

¿Carlos te comentó algo de él o has oído alguna conversación?

-Me dijo que le había preguntado por una calle.

Pero a mí me dio como que se conocían,

como que se tenían confianza.

-O sea, crees que Carlos te pudo mentir.

-Pues sí. Pero ¿es peligroso este?

-Si es quien pensamos, sí.

-Y si conoce a Carlos

quizá tenga que ver con la desaparición de Salima.

-Ay, Dios mío, no me digas eso. -Es pronto para aventurar nada.

Si puedes darnos datos sobre él, lo que sea.

-Yo os puedo traer el contrato de Carlos,

que tiene sus datos, su dirección.

Lo tengo ahí, que me lo hizo el gestor.

-Mientras tú traes el contrato, nosotros vamos a ver a Salima.

Quédate esto por si acaso. Gracias.

Vamos a hablar con Miralles.

(Puerta)

De verdad que no veía el momento de que llegaras.

Tuve que pasar por casa para recoger algunas cosas.

Debes estar agotada, esta noche no has dormido nada.

Estoy muy cansada, pero muy feliz.

Escucha,

¿quieres que nos quedemos aquí

o buscamos un restaurante

como las parejas normales para cenar?

No, ya tendremos tiempo de cenar, ahora prefiero quedarme aquí contigo.

Puedo llamar al servicio de habitaciones.

No,

ya tendremos tiempo de cenar.

Ahora prefiero hacer otra cosa.

(RÍE)

(Puerta)

Debe ser mi traje,

lo dejé en el servicio de lavandería.

¿Qué haces aquí?

Ver con mis propios ojos cómo me engañáis.

Natalia, haz el favor de irte.

¿Con todo lo que tenemos por hablar?

Prefiero encarar la situación ahora, con serenidad.

Es lo que querías, ¿no? Natalia,

ahora no es el momento.

Mañana busco un hueco en la agenda y nos vemos, pero ahora no.

¿A mí me buscas un hueco en la agenda?

¿Y a ella se lo haces en tu cama?

(SUSPIRA)

Vas a montar un escándalo, ¿verdad?

No, solo quiero hablar con tranquilidad,

de ti depende que se haga sin escándalos.

¿No ves que es un momento inapropiado?

¿Inapropiado, Emilio?

He dejado los niños con mis padres.

Saben que he venido a intentar solucionar mi matrimonio.

¿Por qué tienes que meter siempre a tus padres?

Mis padres, tus hijos,

son la familia.

¿Te suena de algo esa palabra?

-Emilio, yo me voy a marchar.

(RESOPLA)

"Eres todo lo que quiero",

la canción de Bryan Adams.

Pero solo es eso, ¿no?

Una canción para ingenuos enamorados.

Como ya no me quieres, te lo devuelvo.

Natalia, por favor, no me hagas esto.

Me pediste que te hiciera las cosas fáciles,

y también me dijiste

que era ella a quien querías, dáselo.

Si es ella quien te ha robado el corazón,

es ella quien tiene que tenerlo.

Natalia, yo no te quiero hacer daño aunque lo creas.

Por favor, deja de machacarte.

Hemos vivido cosas maravillosas,

hemos compartido momentos únicos,

hemos tenido hijos... Sí,

todavía recuerdo cómo te enfadaste cuando nació Marcos

porque la enfermera quiso llevarlo al box de neonatos,

y tú decías que los bebés tienen que estar con sus padres.

Ahí me querías.

Éramos felices.

Pues por esos días felices no estropees el recuerdo.

No quiero estropear nada, Emilio,

solo quiero asumir mi culpa.

Mira, he estado dándole vueltas

al momento en que se estropearon las cosas,

y he sido yo la que te ha fallado, la culpa es mía.

No digas eso, por favor.

Con el tiempo me ha vuelto una amargada

con mis reproches y mis exigencias.

No soy la mujer que conociste.

Lo único que me faltaba es que te culpabilices, escucha,

las cosas se torcieron porque la vida nos cambia.

Pero nos puede cambiar para mejor, y yo puedo ser mejor.

No me dejes, Emilio.

Natalia, de verdad, es demasiado tarde.

Yo no te quiero hacer daño, pero...

es imposible que volvamos a estar juntos.

No es imposible, yo te quiero,

y puedo volver a ser la mujer a la que regalaste este anillo.

Natalia, por favor, no me hagas esto.

Te pido una última oportunidad, Emilio.

No puedes obligar a nadie a que te ame

cuando no puede hacerlo.

El amor no es una exigencia.

(Puerta)

Hola, González, te estaba esperando.

¿Quieres tomar algo?

-No, gracias, solo quiero acabar con esto cuanto antes.

-Muy bien, ¿qué has decidido?

¿Vendes tu parte? -No.

No le pienso traicionar a Marcelino.

-¿Lo has pensado bien?

No creo que a tu mujer le guste saber que sois tres en tu matrimonio.

Ni tampoco creo que le guste ver la foto de Jenny,

que por cierto, tiene un tipazo.

-Llegas tarde,

anoche se lo conté a Marisa.

La verdad, me has hecho un favor,

hace tiempo que quería cortar con Jenny.

No estaba cómodo llevando esta doble vida.

Gracias a ti he reunido el valor para confesarle a mi mujer.

-Eso es mentira, te estás tirando un farol.

-Ha sido muy duro,

y tendré que dormir en la habitación de invitados

durante meses, pero es la mejor decisión

que he tomado en mi vida. -Pero ¿cómo puedes ser tan imbécil?

¿Vas a dejar escapar ese dineral?

-No podía traicionar a Marcelino

después de haber traicionado a Marisa.

Soy una persona de principios. -Lo que eres es un perdedor.

Seguirás siendo el perrito faldero de Ocaña toda la vida,

en vez de aprovechar la oportunidad de oro

que te estoy brindando.

-Solo soy fiel al hombre

con el que llevo trabajando todos estos años.

Marcelino y yo hemos pasado mucho para mantener a flote este bufete.

No se lo pondría en bandeja de plata a unos extranjeros por tu ambición.

-Eres un fracasado, González.

Fuera de mi vista.

-Sergio,

eres un abogado brillante e inteligente.

No necesitas recurrir a jugadas sucias para prosperar.

Todavía eres joven... -¡Calla, González, me harás vomitar!

No necesito tus consejos,

sé muy bien cómo manejar mi vida profesional,

y no tengas duda de que muy pronto estaré en lo más alto,

mientras tú te arrepientes

de la oportunidad que has dejado escapar.

(Puerta)

-Ha llegado esto para usted, señor Mayoral.

-Gracias. -¿Quiere que le prepare algo?

-No.

Déjame solo.

-Salima no estaba en su casa, y los vecinos no la han visto.

Y del pinche de María, ¿qué hemos averiguado?

Hemos ido a la dirección que ponía en el contrato,

pero sigue viviendo con sus padres.

-Y ellos no saben nada de él desde hace dos días.

¿No les ha dicho dónde para?

Pero lo realmente preocupante no es eso.

les enseñamos una foto del tal Néstor a los padres de Carlos,

y la madre dijo que, por lo menos una vez,

lo vio entrar en casa y encerrarse en el dormitorio de Carlos.

-Claudia,

yo creo que hemos dado con los asesinos de Laura.

Pero es inaudito que hayan hecho todo esto

por un miserable juego de rol. ¿Y Salima qué pinta en todo esto?

Todo indica que está en manos de estos psicópatas descerebrados

que matan gente para ganar puntos en una idiotez de juego.

No nos ven como personas normales,

no tienen empatía ni son conscientes del sufrimiento ajeno.

Salima para ellos es otra prueba para ganar puntos, una bobada.

-Mucho me temo que quieran matarla.

Si está viva vamos a salvarla, ¿vale?

¿Qué habéis encontrado en el dormitorio de Carlos?

Lo tiene forrado de posters de temática medieval:

"Juego de tronos", lo cual tampoco es casual.

Sus padres nos han autorizado a traer su ordenador.

Para analizar los correos necesitamos una orden judicial.

Quiero que la UIT de Distrito 2

esta misma noche analicen absolutamente todos los archivos.

Mientras vosotros lo lleváis, yo llamo al juez.

Yo también pediría que se rastree el móvil de Salima.

Sí, yo me ocupo.

También pediré que distribuyan una foto de Carlos

junto a la de Néstor a todas las patrullas.

Venga, venga.

Esta noche, más que nunca, necesitaba tenerte en mis brazos.

Yo también lo necesitaba, Emilio.

Pero no quiero que tengamos secretos ni ocultarnos nada.

¿Por qué dices eso?

Porque no me lo has contado, pero me gustaría saber

qué te ha dicho Natalia cuando os habéis quedado solos.

Lola, me gustaría que dejáramos a Natalia fuera de esta habitación

para que no se interponga en nuestra relación, ¿vale?

Te ha afectado, ¿verdad? ¿Ha sido muy duro?

Sí, mucho más de lo que me imaginaba,

y más que otras veces, sobre todo.

Por favor, compártelo conmigo.

Está bien, eres mucho más fuerte que yo.

Natalia me ha suplicado que le diera otra oportunidad.

Te ha afectado y es normal.

Es la madre de tus hijos.

Me ha roto el corazón.

Se ha echado todas las culpas encima, ha sido muy doloroso.

Lola,

hubo un tiempo en que estuve muy enamorado de ella.

Solo desde el amor se puede construir una familia.

No quiero perder a mis hijos.

Te estás arrepintiendo, ¿verdad? No, de verdad,

eso nunca, pero...

esto está siendo más dolorosos de lo que imaginaba,

y cuando pienso en mis hijos me vengo abajo.

Pero después de la tormenta siempre viene la calma,

y vas a tener derecho a ver a tus hijos, Emilio.

Ya verás, todo va a salir bien.

No lo sé, Lola.

Ya has visto cómo se ha puesto,

y ha estado llamando por teléfono todo el rato,

aunque lo teníamos en silencio

no paraba de vibrar, y el del hotel, es que...

Pero has hecho muy bien en no cogerle el teléfono.

Supongo que sí, tienes razón.

De verdad, tenemos que...

Tenemos que esperar a que se calme un poco.

(Teléfono)

No lo cojas, de verdad,

que se serene.

Tienes razón.

¿Por qué no dormimos un poquito?

Sí, que mañana tenemos un día muy duro.

(Teléfono)

No, no lo cojas.

No lo cojas, Emilio, de verdad.

Espera,

es un número desconocido, no es ella.

¿Sí?

Sí, soy yo, dígame.

¿Cómo?

¿Qué ha pasado?

Claro, enseguida voy para allá.

Lola,

Natalia ha tenido un accidente. ¿Qué?

Está muy grave en el hospital,

la van a operar de urgencia, me lo acaban de decir.

¿Te acuerdas cuando nos fuimos a vivir juntos?

Que te dije que seríamos una pareja moderna,

y no haríamos bodorrio ni convite...

Sí, y aquí estamos.

Pues he cambiado de opinión.

¿Quién ha traído este sobre?

No tiene remitente, ni matasellos, te lo debieron entregar en mano.

-Ahora mismo no sé. -¡Pues piensa que para eso te pago!

-Debieron dejarlo en el buzón, y por eso, no lo recuerdo.

¿Te das cuenta, Lola?

Si a Natalia le ocurre algo, toda la culpa es mía.

No, digas eso, Emilio, no es tu culpa.

Sabes que sí es culpa mía.

Me ha estado llamando, todo el rato

y no he cogido el teléfono ni una sola vez.

¿Qué ha pasado con esa policía nueva con la que estabas saliendo?

¿Cómo se llamaba? Elena. Va todo bien, ¿no?

-¿A qué viene hablar ahora de Elena?

-Bueno, me preocupa tu estabilidad emocional.

En tus manos están mis negocios más delicados.

-Si quieres quedarte hablando solo, cierra antes de salir.

-Quieto ahí, niñato.

Te voy a decir una última cosa.

¿Que Sergio está negociando a espaldas de mi padre

para vender el bufete a una sociedad inglesa?

Así es, y aprovecha que Marcelino está fuera de circulación,

por así decirlo. Qué desgraciado.

Me espero cualquier cosa de Sergio Mayoral, es un mal bicho.

Esa es una buena definición.

Pero no tiene suficiente porcentaje, mi padre es el socio mayoritario.

Lleva días pidiéndome que le venda mi parte.

-Ella no es Salima,

es una doncella, y esto es la fortaleza palatina,

este es nuestro mundo real,

olvida lo que hay en el exterior. -Pero es que yo la quiero.

-Me he equivocado,

no eres digno de la Orden. -Sí lo soy.

-Eres incapaz de superar tus limitaciones.

-¡Maté al guía del castillo y a la hechicera!

-Eres incapaz de hacer este sacrificio.

Rober,

mi mujer ha tenido un accidente de coche.

¿Ha sido muy grave? Sí, está en el quirófano,

ni siquiera sé si va a sobrevivir.

Tenemos una potencial víctima y otro sospechoso.

-¿Y quiénes son?

-Lo más seguro es que Salima esté secuestrada.

Y el otro presunto asesino es Carlos,

el nuevo pinche del bar La Parra.

-¿Salima?

¿La han secuestrado?

-Debemos encontrarla lo antes posible,

si no queremos que le pase algo malo.

-Si no le ha pasado algo ya.

Si no me hubiera ido de casa,

si no hubiera estado en ese hotel, si no le hubiera pedido el divorcio,

Natalia no habría tenido ese accidente.

(Teléfono)

Del hospital.

¿Qué te ha dicho tu contacto del catastro?

-Este tío es un hacha,

ha encontrado un almacén a nombre de un tal Néstor Aguilera,

que puede coincidir con la descripción que hizo Iván.

-Ha llegado la hora

del gran sacrificio.

-Sí, maestro.

  • Capítulo 151

Servir y proteger - Capítulo 151

04 dic 2017

Natalia no está dispuesta a aceptar que su marido le deje por Lola. Carlos tiene retenida a Salima, mientras María acude a comisaría y habla con Miralles y Elías. Sergio intenta hacerse con el control del bufete pero un anónimo le complica los planes.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 151" ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 151"
Programas completos (158)
Clips

Los últimos 729 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 155 Completo 54:44 82% ayer
    Capítulo 155 ayer Natalia no se conforma con su estado. Salima sufre estrés post-traumático. Sergio se verá obligado a satisfacer las extrañas demandas de Rafael, el chantajista. Quico quiere dejar '...
  • Nuevo Capítulo 154 Completo 54:16 97% pasado lunes
    Capítulo 154 pasado lunes Tras conocer las consecuencias de su accidente, Natalia dice a Bremón que no le quiere a su lado, pero el comisario no quiere abandonarla. Sergio conoce por fin la identidad de quien le envió el an&...
  • Nuevo Capítulo 153 Completo 52:37 96% pasado jueves
    Capítulo 153 pasado jueves Miralles asigna a Rober y Alicia la investigación de la muerte de Eric. Quico sufre por su pérdida. Lola confiesa a Espe que intuye que lo suyo con Bremón se ha acabado para siempre. Nacha y ...
  • Capítulo 152 Completo 56:17 92% 05 dic 2017
    Capítulo 152 05 dic 2017 Natalia, la mujer de Bremón, es sometida a una delicada operación tras sufrir un accidente de coche. El comisario se siente culpable. Elías y Nacha averiguan el emplazamiento del escondite do...
  • Capítulo 151 Completo 53:48 99% 04 dic 2017
    Capítulo 151 04 dic 2017 Natalia no está dispuesta a aceptar que su marido le deje por Lola. Carlos tiene retenida a Salima, mientras María acude a comisaría y habla con Miralles y Elías. Sergio intenta hacers...
  • Capítulo 150 Completo 54:35 95% 01 dic 2017
    Capítulo 150 01 dic 2017 Bremón pide el divorcio a su esposa Natalia. Rober se muda a vivir con Alicia y ambos lo celebran con una cena romántica en el chalé. Elías y Nachan logran dar con el nombre y la fotog...
  • Capítulo 149 Completo 51:33 94% 30 nov 2017
    Capítulo 149 30 nov 2017 El escudo de las armas medievales lleva a Martín, Elías y Nacha a un antiguo jugador de rol llamado Nico. Carlos es incapaz de disimular ante Salima las tribulaciones de su nueva misión. Jair...
  • Capítulo 148 Completo 52:47 95% 29 nov 2017
    Capítulo 148 29 nov 2017 Néstor informa a Carlos cuál va a ser su siguiente prueba a superar. Carlos se queda aterrado al saber quién será su próxima víctima. Quintero hace unas declaraciones p&u...
  • Capítulo 147 Completo 54:24 92% 28 nov 2017
    Capítulo 147 28 nov 2017 La aparición de Eric complica la relación de Quico y Olga. La policía consigue contactar con el armero que fabricó la ballesta que acabó con la vida de Laura. Paty y Max se desp...
  • Capítulo 146 Completo 53:36 94% 27 nov 2017
    Capítulo 146 27 nov 2017 Alicia ofrece a Rober mudarse a casa de Marcelino, pero él no parece muy dispuesto. Elías y Nacha investigan una tienda de juegos de rol en busca del asesino de Laura. Paty duda si irse a Barcelona ...
  • Capítulo 145 Completo 54:38 83% 24 nov 2017
    Capítulo 145 24 nov 2017 Miralles pone a Alicia y Rober al frente de la investigación de lo ocurrido en el Congreso. La policía sigue sin pistas sobre el misterioso hombre captado por las cámaras de seguridad tras el...
  • Capítulo 144 Completo 52:57 83% 23 nov 2017
    Capítulo 144 23 nov 2017 Quico y Eric se preparan para el sabotaje del Congreso. La comisaría se moviliza cuando se reciben las primeras noticias de lo ocurrido en el Pabellón. Alicia y Marcelino se preparan para la boda de...
  • Capítulo 143 Completo 52:36 79% 22 nov 2017
    Capítulo 143 22 nov 2017 Nacha y Elías siguen con el caso del asesinato del Laura. Una pista les lleva a una reunión de cosplay de temática medieval, a la cual Laura fue invitada semanas atrás. Paty recrimina ...
  • Capítulo 142 Completo 53:51 93% 21 nov 2017
    Capítulo 142 21 nov 2017 Jairo decide romper con Paty, para no involucrarla en ningún peligro. Quico se muda a su nuevo piso y, junto a Eric, ultima los preparativos para sabotear el Congreso de Energía. Sergio entabla rela...
  • Capítulo 141 Completo 56:11 95% 20 nov 2017
    Capítulo 141 20 nov 2017 Paty da un ultimátum a Jairo sobre su relación. Rober y Alicia, con la ayuda del Lupas, desarticulan la banda de descuideros. Olga está a punto de pillar a Quico cuando éste logra hace...
  • Capítulo 140 Completo 53:05 86% 17 nov 2017
    Capítulo 140 17 nov 2017 Alicia y Rober siguen tras la caza de los descuideros que roban a ancianos. Martín, continúa destrozado por la muerte de Laura, quiere colaborar en esa investigación con la policía. Pa...
  • Capítulo 139 Completo 54:31 86% 16 nov 2017
    Capítulo 139 16 nov 2017 La comisaría se prepara para despedir a Laura con honores en un acto que presidirá el Ministro de Interior. La aparición del Lupas, uno de los colaboradores callejeros de Rober, destapa un ca...
  • Capítulo 138 Completo 54:20 82% 15 nov 2017
    Capítulo 138 15 nov 2017 Tras encontrar a la inspectora Laura Escalada asesinada en un parque, Elías y Nacha comunican la fatal noticia en la comisaría. Alicia se enfrenta a Sergio. En La Parra, Salima cree haber encontrado...
  • Capítulo 137 Completo 53:47 91% 14 nov 2017
    Capítulo 137 14 nov 2017 Tras reconciliarse con su padre, Alicia descubre que Sergio fue quien le dijo que ella era hija de Quintero y que usó esa información para chantajear a Marcelino. Rober se enfrenta a Elías po...
  • Capítulo 136 Completo 54:33 93% 13 nov 2017
    Capítulo 136 13 nov 2017 Miralles pone en marcha un operativo para acabar con el cabecilla de la red yihadista. Además sospecha que hay algo raro en la desaparición de Elena y decide investigar. Marcelino decide hablar con ...

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos