www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4260707
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 121 - ver ahora
Transcripción completa

Todo lo que diga aquí es confidencial.

Quería contarles la verdad.

Pero mi amigo... Le pegaron por ser homosexual.

Es un foro homófobo como puedes ver por los comentarios.

Marcan en rojo allí donde puede haber una persona homosexual

y limpian nuestras calles "de esta basura".

Desde el foro deciden dónde atacar, pero puede ser a cualquiera.

(Golpes)

-Sabían lo que hacían. ¿Qué quieres decir?

No eran chavales descerebrados que van por ahí dando palizas.

Sabían hacer daño, usar el bate.

¿Tienes las imágenes?

Me ofrecía pasta por destrozar un garito de tatuajes.

No entendía muy bien, pero atando cabos me di cuenta.

Los dueños son gais, o sea que está claro.

-¿Son familiares de Israel Guevara? -Sí, soy su padre.

¿Cómo ha ido la operación?

-Hemos podido reconstruir el hueso y los tendones dañados.

Pero hay algo más que deberían saber.

-¿No voy a poder dibujar?

-No están seguros, tienen que ver cómo evolucionas.

No es definitivo...

-¿Cómo no es definitivo? Esto es un desastre.

-Bua, Jairo, esto va a ser genial.

Como me des plantón como la otra vez, juro que te mato.

-Paty, eso no va a volver a pasar en la vida, te lo juro.

Y para demostrártelo, quédatelas y guárdatelas tú.

-¡Ah! ¡Una rata!

(GRITA) -¡Qué asco!

-¡No pasa nada, es un ratoncito!

-Acabo de enterarme por un amigo de que os van a hacer una inspección

-Te lo guardo, ¿eh? -Es que necesito una cosa.

-Quiero que consigas el contenido de esa bandolera de la que dices

que no se separa ni para ir a mear.

-Lo que tienes que hacer es pillar la bandolera.

Pues no lo sé ni me importa. Y a ti tampoco.

Levántasela, tráemela y no mires dentro.

¿No nos estaremos precipitando invitándole a cenar tan pronto?

Si le acaba de conocer. Por eso mismo.

-Acepto la invitación y encantado.

Ajá. Ya he recibido las instrucciones.

Estaremos en contacto, ahora no puedo hablar.

Estudias y trabajas, tus padres tienen que estar orgullosos.

¿He dicho algo malo?

No, nada.

Simplemente que no tengo padres. Soy huérfano.

Por mi trabajo sé que los chavales sin hogar estable

lo tienen más difícil para salir adelante.

Sinceramente, demasiado perfecto.

Venga hombre, una persona así no existe.

No bebe, no fuma,

es deportista, estudioso, trabajador... no me lo trago.

-Verás, necesito hablar contigo sobre un asunto de la ONG.

-¿Y sobre qué exactamente??

-Prefiero hablar en persona.

-¿Conoces el Loft 19?

Es un sitio elegante en el centro, con terracita, comida, conmigo...

¿Te apetece?

-Suena muy bien.

-"Podrán cortar las flores pero no detendrán la primavera".

Que no se pierda.

(Música emocionante)

Buenos días. -Hola.

-Qué vacío está esto, ¿no?

-Eres la primera clienta del día.

-¿A estas horas?

-Ya ves, el poder de las redes sociales.

Un vídeo se hace viral y de pronto nos vamos a la ruina.

-Bueno, mujer. Tampoco dramatices.

Esto de los "trending topics" es como la espuma del champán.

Tan pronto como se monta un escándalo, se olvida

y nadie vuelve a hablar de ello.

-Ojalá tengas razón.

¿Quieres tomar algo?

-No. No he venido como clienta, sino como amiga a preguntar.

¿Os han llamado ya los de Sanidad?

Bueno, no. Venga, ponme un café con leche para llevar.

-Sí han llamado, a primera hora.

Dicen que mañana mandan dos inspectores a examinar el bar

y según vean, se decidirá cómo proceder.

Pero casi seguro vamos a tener que cerrar para desratizar.

-Sí, claro. Eso hay que hacerlo a puerta cerrada.

-Lo peor es que tengo que vaciar todas las neveras.

La mitad de comida se va a echar a perder.

Y vamos a tener que cerrar al público.

Y María vuelve la semana que viene.

Madre mía, me va a matar.

-No tienes culpa de nada, son las normas de Sanidad.

-Pero cuando ella se fue, el local estaba perfectamente.

Y no había roedores.

Ahora cuando vuelva, no hay clientes.

-Y la ratita presumida por ahí dando paseos.

-Menos cachondeo, por favor.

Además, yo no la he vuelto a ver.

Y anoche llamé a un técnico especialista en raticidas.

-Que echó un vistazo y tampoco vio nada.

-No sé, estaría echándose la siesta.

-Espe, te he dicho que nada de bromitas.

(RÍE) -Vale, perdón.

Tampoco te lo tomes tan a la tremenda.

A lo mejor hay suerte y para la semana que viene

vuelve todo a la normalidad. -Y si no, ¿qué?

¿Qué le digo? ¿Cómo se lo explico?

-A lo mejor no tienes que explicar nada.

Ya a estas horas, alguien le habrá enviado el vídeo.

-¿Qué vídeo?

¿Y qué tienes que explicar? -¿María?

(RÍEN)

-Pero ¿qué haces aquí? -¡Ay, Espe!

-¿Tú no volvías la semana que viene?

-Mujer, yo también me alegro de verte.

Anda, sal. -Perdona, no me lo esperaba.

-Con las ganas que tenía de darte una sorpresa a ti y a los clientes.

No te ha hecho mucha ilusión y a los clientes tampoco,

no hay ni uno.

¿Qué pasa? Tendría que estar esto a tope con los desayunos.

-Sí, debería. Pero no sé qué ha pasado.

-Salima, dile la verdad.

-Anda, sí. Dime la verdad. ¿Y qué es eso del famoso vídeo?

-Al parecer tenemos roedores.

-¿Cómo? -Ratas.

A ver, te lo explico.

El otro día aparecieron unos comentarios en Internet

diciendo que cuidado con La Parra, que está sucio y hay ratas.

Y yo, amablemente, respondí diciendo que no era cierto.

Pero... -Ayer apareció una por aquí

con el bar lleno de clientes.

Un espabilado sacó el móvil, lo grabó, lo subió a Internet...

-Y todo Madrid lo ha visto y nadie quiere venir.

Y, claro, Sanidad está al tanto y mañana viene a una inspección.

-¿Una inspección? Hace nada hicieron una y no había deficiencia.

-Ya, pero después del vídeo habrá que desratizar.

-Madre mía, qué desastre. Qué desastre.

-Bueno, tranquila que serán dos o tres días con el local cerrado.

Y así os libráis de las ratas.

-De las ratas sí. Pero de la mala fama no nos libramos

en dos días.

-Lo siento mucho, María.

-Salima, con sentirlo no solucionamos nada.

Tenemos que mirar a ver si queda alguna rata

y que cuando llegue Sanidad, esto esté impoluto.

-¿Empiezo con la cocina y tú con la sala?

-Buena idea, venga.

-Yo vuelvo al trabajo. Buena suerte, María.

-Gracias, Espe.

Y gracias por el apoyo. -Venga. Bienvenida.

-Ay, Dios. Ay, Dios. Ay, Dios. Ay, Dios.

¿Qué pasa, Elías? ¿Cómo está tu hijo?

Rober, todavía no sé nada.

No me han dejado pasar a la habitación,

le están cambiando el vendaje.

¿Se sabe si va a recuperar la movilidad?

Todavía es muy pronto para saber nada, pero...

Si Israel no volviera a dibujar, no me lo perdonaría en la vida.

No digas tonterías que la culpa es de esos malnacidos.

¿Habéis identificado a algún sospechoso?

De momento no hay nada seguro.

Pero pensamos que pudo ser este fulano.

¿Te suena su cara?

¿Crees que pudo ser uno de ellos?

No lo sé, fue todo muy rápido.

Y... llevaba la cara tapada.

Pero este tío está fichado, ¿no? Sí, es portero de una discoteca.

Tiene denuncias por agresión, la mayoría sobreseídas.

Pero una vez le condenaron por darle una paliza a un cliente.

¿Y por qué sospechas de él?

Ayer llevaba un ojo a la funerala

y tú le habías dado un puñetazo en el ojo.

El tío este sabía hacer daño, era profesional, sí.

Y lo del ojo morado es mucha casualidad.

Todo esto es circunstancial. ¿Cómo lo relacionas con el ataque?

Me lo dijo un confite, Elías. Que eran matones a sueldo

y les daba igual pegar a lo que fuese.

¿Alguna pista sobre el autor intelectual del ataque

De momento no se sabe nada. Ni quién mandaba, ni quién pagaba.

Vamos a hablar con este tío ya. Elías, tú te quedas aquí.

Este caso es mío y de Alicia

y no podemos darte información.

Si fuera tu hermano, ¿tú qué harías?

Si fuera mi hermano, me quedaría a acompañarlo.

Que es lo que tú vas a hacer.

¿Por qué has venido a enseñarme la foto?

Eres mi compañero y te debía una.

¿No me echaste una mano cuando la movida

de mi hermano y Quintero?

Tú no me debes nada, Rober. Los compañeros no se deben nada.

Oye, Rober...

si puedo ayudar en algo en esta movida, me lo dices, ¿verdad?

¿Qué? No me mires así.

¿Te crees que me voy a cargar a un sospechoso? No estoy tan loco.

Elías, ya lo sé. Pero es tu hijo y te necesita más que nosotros.

Bueno, no sé si me necesita tanto...

Ni siquiera me pidió anoche que me quedase con él.

Aun así eres su padre

y deberías quedarte para lo que necesite.

Sabes que cualquier cosa, te voy a avisar.

Estate tranquilo, quédate con tu hijo.

Gracias, compañero. De nada.

¿María. -¿Sí?

-Cada vez que se mueve algo pienso que es una rata.

-¿Has visto alguna? -No, la cocina está despejada.

-Aquí tampoco he visto nada.

¿Has mirado bien en los fregaderos, las tuberías, todo?

-Sí y ni rastro de ellas.

-Pues la sala tampoco parece infectada.

Y he mirado en los aseos y todos sitios

y no hay ni agujeros, ni excrementos,

ningún sitio donde hayan podido hacer madriguera...

No sé, con el técnico dices que anoche también mirasteis.

-Estuvimos echando un buen vistazo y tampoco había señales.

-Muy raro.

-¡Buenas! ¿Estáis abiertos? -Sí, pasa.

-¡Hombre! -Pero bueno, ¡María!

-¡Has vuelto por fin! ¿Qué tal el Caribe?

-Muy bien, ¿no me ves la cara? -Sí, claro que la veo.

Estás guapísima. -Muchas gracias.

-Te han sentado bien las vacaciones.

-Pues sí, pero mira... -Ah, ya.

Siento que te hayas encontrado con este panorama nada más volver.

Esto es el vídeo ese que ha hecho su efecto.

-Tú también lo has visto, ¿no? -Sí, qué remedio.

Es la comidilla del barrio. -(SUSPIRA)

Mañana viene la inspección de Sanidad.

Supongo que nos cerrarán para fumigar todo esto.

Ahora las ratas no se cazan con veneno,

ponen unas trampas de ultrasonido que son de ciencia-ficción.

Una empresa se anuncia en mi periódico.

-Ya, pero...

el día de cierre no nos lo quita nadie.

Y las cámaras, Martín. Se va a echar un montón de comida a perder.

En fin, dame el teléfono de la empresa esa.

-¿Sabes que creo que no va a hacer falta?

Yo sospecho que aquí no hay ninguna rata.

Que todo esto es un montaje.

-¿Cómo un montaje?

-Sí, vamos a ver.

¿Te acuerdas de cómo empezó, Salima?

Hay un tal Higiene61

que publica un comentario diciendo que aquí hay ratas.

-Que no había visto una rata aquí jamás.

Pero poquísimo después...

¡qué casualidad! De repente, aparece una rata.

-Quizás había, pero Salima no las había visto.

-Que no, María, que no. Ni Salima, ni yo, ni nadie.

Las ratas están solo en la cabeza del tal Higiene61.

Justo cuando este sitio está más lleno,

aparece la rata y hay alguien dispuesto a grabarlo

y a publicarlo en Internet. ¡Vaya!

-Justo la rata se pone en frente de la cámara de un móvil.

-Sé que no se pueden hacer acusaciones sin pruebas.

Pero no puedo evitar hacerme la siguiente pregunta:

¿a quién beneficia que el bar coja mala fama y pierda clientes?

-Jairo. -Pero bueno, María. Hola.

-¿Qué pasa? -¿Ya has vuelto de las vacaciones?

Qué guapa. -Tú también.

-Qué cambio de look, pareces un hombre.

-¿Y antes qué parecía? Vamos a ver. -(RÍEN)

-¿Estáis abiertos? -¿No te has enterado de lo de ayer?

-Ayer estaba en Babia, ¿qué pasó?

-Hijo, que mañana viene una inspección de Sanidad

y probablemente cerremos un par de días. No sabemos aún.

-A ver dónde desayuno, que el otro bar siempre está petado.

-¿Cómo que el otro bar? ¿Cuál?

-El nuevo, el que han abierto aquí al lado.

A veces he ido, tiene ofertas muy buenas.

-¿Ofertas muy buenas?

A lo mejor ya sabemos a quién beneficia lo de la ratita.

-¿Dónde dices que está ese bar nuevo?

-En el Paseo de los Robles, frente la ferretería.

-¿Ahí? -Sí.

Te digo una cosa, te está quitando clientes.

-No me digas. -Más de la mitad de la terraza

eran habituales de aquí. Los muy traicioneros.

-No me extraña. Si se confirma lo que estamos sospechando...

-Pero ¿crees que en ese bar...? -Ni creo, ni dejo de creer.

Lo único que te digo es que me voy a hacer una visita al dueño.

-¿Y qué le vas a decir? -Nada, darle la bienvenida al barrio.

-¿Y le vas a soltar lo de la rata? -Depende de lo que me caliente.

-¿Qué rata? ¿Qué es eso?

-¿Se lo cuentas tú o se lo cuento yo?

-Total, que vi a Bremón hablando muy serio por teléfono

y con la excusa de las fotocopias puse la antena para saber con quién.

-Espe, estoy trabajando.

-Con su suegro.

Y, ¿sabes lo que le dijo? -Espe, que tengo mucho lío.

-Calla, ven. Le dijo bien clarito que no pensaba volver a casa.

Que la ruptura era definitiva.

¿Cómo te quedas? -Pues me quedo igual.

Ya lo sabía, me lo contó Emilio en persona.

-¿En serio? ¿Y por qué no me cuentas nada?

-Porque no hay nada que contar.

-Pues la verdad, que no hay marcha atrás

pero nuestra separación es definitiva.

Y, sinceramente, ¿por qué no dejamos de hablar de esto?

De manera definitiva.

-Hola, chicas. -¡Hombre, María!

-Hola, Lola. -¿Qué tal, María?

Me había dicho Espe que habías vuelto, ¿qué tal?

-El viaje bien, el bar mal.

-Lo siento mucho. -Más lo va a sentir Ramón Morales.

-¿Quién?

-Ahora te cuento, pero ve tomando nota de lo que te diga

porque lo voy a denunciar.

-Ostras, esto se pone interesante.

-Chicas me vuelvo al UFAM, me alegro de verte.

-Igualmente, cariño.

-Venga, siéntate, María. Cuéntame qué es esto de la denuncia.

-A ver

Ramón Morales,

dueño del nuevo bar La Rotonda, ahí en el Paseo de los Robles,

a la vuelta de La Parra, competencia directa mía.

Él es el culpable de todo lo de la rata.

-No te entiendo.

-Hija, es muy sencillo:

el tío monta un negocio, quiere eliminar la competencia,

o séase, servidora.

¿Cómo lo hace? Coge una rata, la suelta en medio de mi bar,

la graba en un vídeo y... -Espera, espera.

Espera un momento. ¿Tienes pruebas de esto que estás diciendo?

-A ver, Ramón Morales es Higiene61.

El internauta que publicó que La Parra estaba infestada.

El mismo que casualmente, subió luego el vídeo de la ratita.

-Ya, entiendo por dónde vas, pero no deja de ser circunstancial.

Vengo de su bar ahora y estaba con un cachondeo

hablando de la ratita presumida.

-Será muy bromista el tío.

-Menos cachondeo, Espe.

Estoy segura, pongo la mano en el fuego

de que ese tío es el culpable de todo lo que está pasando.

-Es cierto, Esperanza.

He estado indagando.

Resulta que ese es el modus operandi de Morales.

Echa un vistazo a esto, mira.

Hace dos años abrió un bar en Cáceres y poco después uno en Lugo,

lo tienes ahí abajo.

En ambos casos ocurrió exactamente lo mismo:

en los bares cercanos, aparecieron ratas.

-Y déjame adivinar, ¿a que esos bares

nunca habían tenido problemas de infestaciones?

-Es correcto.

-¿Qué? ¿Ahora también te parece circunstancial?

-Pues la verdad es que no.

Bueno, tú tranquila, María.

Yo te garantizo que vamos a llegar al fondo de todo esto.

Espera un momento.

-Hola, hijo.

¿Qué tal has dormido?

-Bueno, con los calmantes bien dentro de lo que cabe.

-¿Te duele mucho? -Molestia nada más.

La cura de antes sí ha dolido, pero me han vuelto a poner calmantes.

-¿Has conseguido hablar con tu madre?

-Sí. Me dijo que quería venir a Madrid,

pero la convencí de que no.

Le dije que seguramente iba a venir mi novio desde Francia.

Que no va a poder, pero así la dejaba más tranquila.

¿Qué pasa? ¿Te pone nervioso que nombre a mi novio?

-No, no, en absoluto. No he dicho nada.

-Ya. Te pone tenso solo que lo nombre.

-No, no. Me pone tenso y nervioso verte así, hijo.

-¿Me alcanzas el agua? -Sí.

Cuidado.

Hemos puesto a los mejores agentes

para cazar a esas bestias.

Te juro que esto no va a quedar impune.

Te lo juro.

-Lo estás haciendo otra vez.

-¿El qué?

-Estaba hablando de mi pareja y has cambiado de tema.

-Pero es que no... No sé nada de él, no le conozco.

-Por eso.

Si fuera una chica, me habrías preguntado

cómo se llama, cuántos años tiene, si vivimos juntos y desde cuándo...

-Es que no quiero resultar un entrometido, hijo.

-Anoche igual.

Siempre que llega el momento

de abrirse un poco, de contar algo importante,

te sales por peteneras.

-No, es que pensé que te gustaría saber

que la policía se está encargando de esto.

-Lo que me gustaría saber es que tú te estás ocupando de mí.

Me hubiera gustado que te quedaras a pasar la noche.

He dormido fatal.

Pesadillas,

me he despertado empapado en sudor gritando...

-Pero yo interpreté que querías que me fuera.

-¿En serio lo interpretaste todo al pie de la letra?

-Yo soy muy torpe, hijo.

Pensé que querías que me fuera.

Yo te lo dije con toda sinceridad, quería quedarme,

pero me quedé cortado cuando me dijiste que me fuera.

Te pido perdón, de verdad. -No hace falta que pidas perdón.

Nadie te obliga a nada, ya soy mayorcito.

-Yo también soy mayorcito,

y si estuviera como tú, me hubiera gustado

que alguien se quedara conmigo, joder.

-Es posible que no vuelva a dibujar.

-No pienses en eso.

No hay nada definitivo todavía, hijo. Que no.

-No valgo para otra cosa que no sea dibujar.

Si me quitan esto, ¿qué me queda?

Mira...

Vamos a hacer una cosa.

Tú no hablas del caso y yo no menciono a mi novio.

-No, pero si yo no tengo ningún inconveniente, hijo.

-Lo que sí te pido, es que te quedes y me hagas compañía.

-Mira, hijo...

Llevo muchos años que...

Solo hablo con policías y delincuentes,

y solo hablo de informes, diligencias y chorradas.

-Y en todos estos años, ¿no quisiste saber nada de mí?

-No ha pasado un solo día

que no quisiera verte.

Pero yo...

No sé, interpreté que...

querías que estuviese fuera de tu vida.

Quería respetarlo, no quería ser un estorbo.

-A lo mejor no querías saber cómo es mi vida.

Igual...

Preferías olvidarme a saber cómo vivo.

Y con quién.

-Hijo. Han pasado muchos años y...

Yo me porté fatal contigo.

Fui una bestia, fui un monstruo.

Pero...

Yo te juro que he cambiado.

-Me dijiste e hiciste cosas horribles.

-Sí, lo sé.

Pero eso está atrás en el tiempo.

Yo me porté fatal contigo

y el alcohol no ayudó.

Pero ahora te quiero tal como eres.

He aprendido a respetar a las personas.

Ya me dijo Nacha que habías cambiado.

Y que eras un buen compañero.

Que la gente te respeta.

Que te lo curras.

Y que nunca te has metido con ella por ser lesbiana.

Si no hubiera sido por Nacha,

no te hubiera querido ver.

-Nacha me ha ayudado mucho, sí.

Me lo he leído.

Es una historia fuerte.

Me ha llegado muy hondo.

Está claro que esa vena artística la has heredado de tu madre

porque yo soy un pedazo de zoquete.

-¿Cuál es la parte que más te ha gustado?

-El final.

Cuando el hijo perdona a su padre.

-He intentado odiarte.

Con toda mi alma.

Pero no he podido.

Te he echado de menos. Mucho.

-Y yo, hijo.

Te quiero mucho, hijo.

-Y yo a ti, papá. -Te quiero mucho.

-¿A qué hora apareció la rata?

-A la hora de comer, ¿no has visto el vídeo?

-No pierdo el tiempo con redes sociales.

Es una hora extraña para una rata.

¿Había gente en el local?

-Estaba lleno de gente tomando el menú del día.

a plena luz del día, en un sitio lleno de gente. Más raro todavía.

Los roedores viven en colonias y son de costumbres nocturnas.

-¿En serio? ¿Ahora también sabes de ratas?

Te vamos a empezar a llamar la "Wiki Elena".

-Una rata se deja ver cuando quiere conseguir comida

y eso no tiene sentido si vive en un restaurante

que sea una plaga.

-¿Una plaga en el barrio? Qué asco.

-¿El local tiene los permisos en regla?

-Sí, ha pasado los controles sanitarios hace nada.

-¿Puedo ver ese vídeo? -Sí.

Espera que lo busque... -No, mejor en el ordenador.

Quiero ver la rata lo más grande posible.

-A ver...

Estaba por aquí.

-Mira, ahí. ¿Lo ves? -¿Qué tengo que mirar? Qué asco.

-Tiene una mancha blanca, ¿la ves? -La veo, aunque preferiría no verla.

-Esto no es una rata noruega.

-¿Qué pasa? ¿Le has pedido el pasaporte?

-La rata noruega es la rata parda de toda la vida, se llama así.

La rata noruega y la rata negra

son las especies más comunes de ratas salvajes.

-Y esta no es negra ni noruega.

-No estoy segura del nombre, creo que es berkshire,

la que tiene la barriga y las manos blancas.

De lo que sí estoy segura es que esto es una mascota y no una rata salvaje.

-¿Una mascota? Pero ¿quién tiene una rata de mascota?

-Pues no es tan inusual.

Como un hámster, pero más grande. Se venden en las pajarerías.

Dicen que son muy cariñosas.

-La madre que me parió, hay gente para todo, ¿eh?

-Supongo que desde entonces no han aparecido ratas en el bar.

¿Verdad? -Verdad.

-María tiene razón.

Han puesto esa rata ahí para grabar el vídeo

y darle mala publicidad a La Parra.

-Y ¿dices que se pueden comprar en pajarerías?

-No nos cuesta nada dar una vuelta por pajarerías del barrio

y ver si alguien ha comprado ratas berkshire hace poco.

-Y si la descripción coincide con la de Ramón Morales,

podemos cantar bingo.

-Reenvíaselo a Laura y a ver si saca unas imágenes en buena resolución.

-Y si no, que nos haga un retrato robot.

(RÍE) Y le pedimos una orden

de busca y captura para la rata.

Buen trabajo.

-Gracias.

¿Quién te puso sobre la pista de este?

Un confite.

¿Qué sabemos exactamente de él?

Es un matón profesional.

Su única ideología es ganar pasta dando palizas a diestro y siniestro.

¿Qué le habéis sacado?

Un farol. Le hemos dicho que un testigo le identificó

y que el pasamontañas no ha servido de nada.

¿Se lo ha tragado? Se ha visto acorralado

y ha cantado los nombres de los otros que iban con él.

Buen trabajo.

Entonces, ¿qué nos falta?

El "paganini".

Iban contratados, esos matones no son homófobos,

ni siquiera saben qué es "España limpia".

Ha jurado que no tiene nada en contra de los gais.

Que solo iban a pegar palizas donde les enviaban.

El autor intelectual es el que nos interesa.

Habíamos pensado en dejarle un rato e interrogarle después de comer.

Y mientras tanto pueden estar preparando otro ataque. No.

Hay que sacárselo ahora mismo.

Ha pedido un abogado de oficio.

Hemos pensado que es mejor esperar a que llegue.

Pon el altavoz.

Está puesto.

¿Ha desconectado el micro?

A saber lo que le estará diciendo.

Voy a entrar. Alicia, espera.

Como entres, Bremón se va a enfadar contigo.

No puedo permitir que amenace a un detenido.

Tampoco dramatices.

Lo estás viendo a través del cristal, no lo va a matar.

Están hablando como personas civilizadas.

Muy bien, pero si no ha encendido el micro en un minuto, entro.

Salvador Ordoñez. ¿Os suena?

Un empresario muy tocho, ¿no?

Tiene varias firmas de moda. Correcto.

Es un empresario textil

con un alto cargo en la Cámara de Comercio.

Un tío de altos vuelos.

Y con dinero suficiente para pagar a esos matones.

Voy a emitir una orden de detención.

Mientras tanto, a ver si podéis dar con su paradero.

Le quiero engrilletado hoy mismo.

Ya, sé lo que me vas a decir, Ocaña.

Que he cerrado el micro, ¿a que sí?

Sí. Dicho esto, negaré haberlo hecho y vosotros haberlo visto.

¿Entendido?

El hijo de un compañero está en el hospital

con una mano destrozada.

Ha atacado a un policía, esto es algo que no podemos tolerar.

Tenemos que devolverle el golpe y ya.

Me parece perfecto.

Pero ¿qué le ha dicho para sacarle el nombre?

La experiencia es un grado Batista.

No quieras saberlo todo.

Verá, señor Ordoñez,

reconozco que tiene usted un gran don de palabra.

Pero, personalmente, no comparto sus ideas ni su metodología.

En este barrio vive gente de muchos colores

y hay muchos tipos de familia y me gusta que sea así.

Soy de los que piensan que la diversidad

aporta riqueza a la sociedad.

-Pero existen unos valores. -Por supuesto.

Pero en este caso,

me parece que usted los tiene

bastante confundidos.

Le agradezco mucho su visita,

pero con respecto a lo que me ha venido a pedir o solicitar

mi respuesta es no.

Ni voy a participar en esa manifestación

ni en ninguna actividad que vaya en contra del matrimonio gay.

Supongo que no tendré que recordarle

que ese tipo de parejas son legales en la España de hoy en día.

Y si no le gusta,

forme un partido, gane las elecciones

y cambie la legislación. Desde luego, con mi voto no va a contar.

¿Salvador Ordoñez? Sí, soy yo.

Salvador Ordoñez, queda detenido por incitación

a la discriminación, al odio y la violencia.

Dese la vuelta y levante los brazos. También por extorsión,

lesiones graves, atentado contra la autoridad

y conspiración para cometer delitos graves.

Está limpio. Están cometiendo un error.

Tiene derecho a guardar silencio y no contestar a preguntas.

Y también a designar abogado y a contarle a una persona

el motivo de su detención y el lugar de su custodia.

Llévatelo al coche, enseguida voy.

¿Se puede saber qué hacías con ese tipo?

¿Qué pregunta es esa? ¿Tengo que llamar a mi abogado?

Si me entero de que tienes que ver con las actividades de Ordoñez...

No tengo nada que ver con ese señor.

Es más, personalmente,

me parece un impresentable.

Y ¿por eso estabais tomando café como si fuerais tan amiguitos?

¿Ahora también pones dinero para pegar palizas a homosexuales?

Verás, Alicia, es una verdadera pena

que no me conozcas de verdad.

Y una lástima que tu madre no esté para que le puedas preguntar por mí.

No sé si lo sabes,

pero el mejor amigo de tu madre

es gay.

Vive en Nueva York

y si no me equivoco se llama Álvaro.

Me saca de quicio que menciones a mi madre cuando me tienes delante.

Y a mí que te presentes aquí cada dos por tres con la pistola en mano.

No me extraña.

Cuando nos ves crees que te vamos a echar el guante.

Con la de muertos que tienes, no sabes por cuál pringarás.

¿Quieres que te cuente lo que hacía aquí ese tal Ordoñez?

O ¿te has quedado solo para insultarme?

Está bien, te lo voy a resumir.

Ese tipo se ha presentado aquí

buscando mi participación y colaboración en una manifestación

y actividades contra el colectivo gay y ¿sabes qué he dicho?

Le he mandado directamente a la mierda.

Porque no quiero tener nada que ver con gente que piensa así.

Ahora, si quieres que responda a alguna otra pregunta,

testifique o aclare otra situación,

no tengo problema en pasarme por comisaría. Pero una cosa.

Dile al comisario Bremón que me llame él personalmente

porque los inspectores que se presentan con sus placas en mano,

no me intimidan.

Y ahora si no te importa,

tengo mucho trabajo que hacer y tú también, te están esperando.

-¿Te ha gustado la exposición? -Mucho.

No tenía ni idea de que el siglo XIX fuera tan entretenido.

-Es curioso, a la gente le fascina la novela negra extranjera.

Y desconoce la historia de España, la historia negra, que es tremenda.

-Cuatro presidentes designados en 50 años, se dice pronto.

-Y lo que hay detrás: corrupción, enredos de alcoba en palacio,

el desastre del 98...

-Muchas gracias por llevarme.

Ha sido muy interesante.

-La próxima eliges tú.

-¿Te molesta? -No, me encanta.

Solo que no me lo esperaba.

-Oye, yo tampoco quiero que esto solo sea un rollo de una noche.

Estoy muy a gusto contigo.

-Yo hace tiempo que no estaba tan a gusto con nadie.

-¿De verdad? -Claro.

¿Por qué crees que te miento? -No digo que me mientas, pero...

Te ha sonado el móvil un montón de veces.

-Estaba en silencio. -Lo he oído vibrar.

Qué observadora es usted, inspectora Ruiz.

-No creas que te estaba vigilando ni nada, pero bueno.

Sé que tienes mucho trabajo

y estarás deseando volver a tu despacho

y ocuparte de tus asuntos, ¿no?

-Mis asuntos pueden esperar.

Creo que en la vida hay que tener prioridades.

Y esta tarde mi prioridad eres tú.

¿Vamos a dormir juntos esta noche?

Esta noche tengo que acostarme pronto y descansar.

Mañana madrugo y tengo que estar en comisaría al 100 %.

-Descansar es fundamental.

¿Sabes lo que va muy bien para descansar?

Irse a la cama bien relajada.

Y ¿sabes lo que va muy bien para irse a la cama bien relajadita?

-Qué persuasivo es usted, letrado.

-Solo intento ayudarte a descansar. -Ya.

Perdona.

¿Sí? -"Hola hija, ¿cómo estás?"

-Bien, ¿pasa algo?

-"No, que estoy en el hospital, por si podías pasarte luego."

-Claro, ¿alguna novedad?

"Ninguna, todo sigue igual."

-Pues en un rato me paso y me cuentas.

Un pequeño marrón en comisaría, me toca volver, lo siento.

-No te preocupes, tu trabajo es así.

Y el mío también, así que, te entiendo.

¿Cuándo nos vemos?

-Llámame. -Vale.

-¡Dame el bolso! -Tío, tranquilo.

Cuidado con la navaja. Toma.

-¡Que me des el bolso!

-Solo tengo cosas de trabajo, no te interesa.

-¡Que me lo des!

-Allí hay un cajero, si quieres... (DOLORIDO)

-¿Te puedo ayudar en algo?

Te diría que te fueras a casa. Total, para lo que estamos haciendo.

-¿Vas a cerrar el bar?

-No, hasta que no nos obliguen, el bar se queda abierto.

A lo mejor viene alguien.

Alguien que no tenga Internet.

-Entonces me quedo.

Que para eso me pagas.

La que tendría que irse a casa eres tú,

que estarás reventada del viaje.

-Qué va, si me he pasado todo el rato durmiendo en el avión.

-María, siento mucho todo lo que ha pasado.

Y justo ahora cuando vienes de viaje.

Me dejas al frente y mira cómo te lo devuelvo.

-Vamos a ver, Salima.

Que tú no tienes la culpa.

¿Has cumplido con todas las normas de manipulación de alimentos?

-Sí, al pie de la letra. -Vale.

¿Has metido alguna vez

el cubo de la basura en la cocina?

-No, ni se me ocurriría.

-¿Has dejado alguna vez el bar varios días sin limpiar?

-¿Cómo voy a dejarlo sin limpiar? -Pues ya está.

Son las preguntas que nos va a hacer Sanidad

y la respuesta a todas ellas es que no.

No tenemos la culpa.

Esto es un boicot en toda regla. Punto.

-Y ¿cómo lo demostramos? -Pues ya se verá.

-Quiero que quede claro que no tienes que pedirme perdón por nada.

Al contrario.

Soy yo la que te está agradecida por haberte quedado

al cuidado del bar todo este tiempo que he estado de vacaciones.

-¿Qué tal las cuentas? -(RESOPLA) Increíbles.

Con estos números, aunque cerremos unos días aguantamos.

Te lo has currado pero bien.

-Olga me ha ayudado muchísimo. -Ya.

Tú quítate méritos.

¿Sabes? Me alegro de haber vuelto antes.

Hubiera sido muy injusto que te las vieras tú con todo esto.

Has sido muy valiente.

-Si te soy sincera,

he tenido mis momentos de bajón.

Te he echado de menos.

-Pues anda que yo a ti.

Qué bien lo has hecho, Salima. -¡Chicas!

Buenas noticias.

Hemos resuelto el caso.

-¿Qué me dices? Cuenta.

-Era tal y como tú dijiste, un boicot.

-Las ha encontrado Elena, la nueva inspectora.

Y las teníamos delante de las narices.

La famosa rata que apareció por aquí.

No era una rata salvaje, era una mascota.

Comprada en una tienda del barrio, para más señas.

-¿En serio?

¿A que la compró el dueño del bar La Rotonda?

-Sí, señora. Ramón Morales en persona.

-¿En persona fue a comprarla a la pajarería?

Hace falta tener morro.

-Morro mucho, pero cerebro bien poco.

Que hasta pagó con tarjeta y todo.

La gente a veces nos lo pone muy fácil.

Así no tiene mérito pillar a los malos.

-¿Le caerá una multa bien gorda? -La multa me da igual.

Lo importante es qué pasa ahora con el bar.

-No creo que finalmente haya inspección.

He comunicado a la policía municipal que se trata de un montaje

y a Ramón Morales lo hemos detenido por competencia desleal.

-Y el vídeo de Internet, ¿cómo hacemos para que lo retiren?

-Es Internet, María.

Por mucho que lo borres de un sitio o dos,

si gusta y hace gracia lo van a seguir compartiendo.

-Ya.

-O sea, que la rata era falsa, mi bar está limpio,

pero la clientela la pierdo igual.

Tiene narices.

Que el bar La Parra se vaya a quedar asociado a una rata

y todo por culpa de Internet.

-Me parece que está tardando mucho, ¿no?

-Pues no sé qué decirte.

Por teléfono me dijo que estaba de camino.

-Pero de eso ya hace media hora.

-Bueno, no hace ni diez minutos.

Yo también estoy nervioso.

Pero no exageremos.

-Seguro que no tiene alcohol, ¿verdad?

-Seguro.

Me he pasado media tarde buscando cócteles sin alcohol.

-Está bueno.

-Cuando llegue Alicia, recuerda, por favor.

-Que sí, que te dejo hablar a ti primero.

-Gracias.

Hola.

Hola.

¿Cómo estás, Montse? Bien, ¿qué tal, Alicia?

Bien. ¿Te quedas a cenar?

No, en realidad vine por otra cosa.

Estábamos esperándote para contártelo.

-(CARRASPEA) -Ay, perdona.

Es que estoy un poco nerviosa.

-Bueno, vamos a sentarnos.

Bueno, ¿qué es eso que me tenéis que contar?

Antes prueba este cóctel sin alcohol.

Qué rico.

Bueno, hija, Montse y yo queríamos que tú fueras la primera en saberlo.

Dentro de muy poco, vamos a casarnos.

¿Tan pronto?

Vaya, qué sorpresa. Enhorabuena.

Pensé que esperaríais a que Montse terminara el tratamiento.

Esa era la idea. Pero los médicos dicen que he respondido muy bien.

Y que en unos 15 días van a suspender el tratamiento.

Y bueno, estaré un par de meses sin sesiones.

-Por eso queremos aprovechar esas fechas.

¿Dónde será la boda? ¿En Madrid? Tenemos la fecha.

Pero todo lo demás está en el aire.

-Pero vamos que, con sus contactos y los míos, si no nos casa un juez,

nos casará un concejal o si no pues ya veremos.

Pues ya me diréis. Yo voy a avisar a Rober de que pronto hay boda.

Bueno.

Por nosotros.

-Hola. -¿Qué tal? ¿Cómo está Israel?

-Pues sigue dormido. He aprovechado para estirar un poco las piernas.

-¿Quieres algo de la cafetería? ¿Un café o algo?

-No, que lo he probado antes y sabe a agua de fregar.

-¿Lo has leído?

-Sí, es buenísimo.

Pensaba que los cómics eran solo superhéroes repartiendo leña

y monstruos destrozando Japón. Pero es que este es muy bueno.

-Qué fácil es despreciar todo un formato artístico.

-Ya sabes que soy un poco zoquete. Pero lo estoy arreglando, ¿eh?

-Hablando de arreglarlo,

¿has oído hablar de Salvador Ordoñez, el empresario de textil?

-Sí. Me llamó Rober para contármelo.

Es el líder de la asociación esta "España limpia de mierda", ¿no?

Es lo que han financiado. ¿Ya está detenido?

-Él y todos sus encapuchados. Han cantado como pajaritos.

-Muy bien. Gracias por venir a contármelo.

-También venía a ver a Israel.

Si no te molesto me quedo un poco por si se despierta.

-Sí, claro. Quédate y me haces un poco de compañía.

-¿Quieres dar una cabezada o algo? -No, no tengo sueño.

-Si lo decía por leer el cómic en vez de aguantarte a ti.

-Oye.

Muchas gracias por todo.

Israel también te está muy agradecido.

por todo lo que has hecho por interceder entre nosotros y...

-¿Qué tal tiene su mano?

-Está un poco mejor, pero todavía no se sabe bien...

-Pero ¿podrá volver a dibujar?

-Puede que sí, puede que no. Hay que esperar.

-Lo siento mucho, Elías.

-No, hay que tener confianza. Hay que ser positivos.

-Eso sí que no pensé que lo fuera a oír de tu boca.

-Pues mira, ya ves.

Eso es lo que he aprendido de ti.

Y de tu confianza, y de insistir e insistir.

Gracias a eso yo me he reencontrado con Israel

y él ha podido perdonarme.

Te estoy muy agradecido.

-No me des las gracias.

Estoy segura de que tú hubieras hecho lo mismo por mí.

-Pues sí.

Y me hubiera enfadado mucho si no me hubieras dado las gracias.

Hemos hablado mucho.

Me ha estado contando sobre París, sobre su casa...

Se lo tiene muy bien montado.

-Qué bien. ¿Vas a ir a visitarlo? -Sí, en Navidad.

Me va a presentar a su novio y todo eso.

Me contó que le dijiste que

yo era un buen tipo, un buen compañero, un tío agradable.

-¿Y qué pasa? ¿Quieres que lo repita?

Anda que te gusta echarte flores.

-¿Que se lo dijiste "pa" convencerle?

-No. Se lo dije porque es la verdad.

También podría haberle dicho que a veces eres un poco inaguantable,

pero supongo que ya lo sabe, ¿no?

-Oye, tengo una duda.

¿Por qué has insistido tanto en que nos reconciliemos?

-Porque yo perdí a mis padres de repente.

Sin poder despedirme.

Les perdí justo cuando más los necesitaba.

Y los he echado mucho de menos.

Muchísimo.

Lo mío ya no tiene solución, pero lo vuestro sí.

-Tengo mucha suerte de tenerte por compañera.

Tienes la cabeza muy dura, igual que yo.

Por eso te sales con la tuya.

-O más dura aun.

Aunque cuando nos tocó patrullar, pensé que eras un poco capullo, ¿eh?

-Seguramente porque lo era.

-Pero te lo has currado mucho. Yo te he visto cambiar.

Y quería que tu hijo también lo viera.

-Nunca me hubiera atrevido a dar este paso solo en la vida.

-Lo sé.

Cuando las relaciones se enquistan

el orgullo herido lo estropea todo.

Pero cuando lo ves desde fuera, te das cuenta de lo absurdo que es

renunciar a un hijo o a un padre

por algo que ha pasado hace mucho tiempo.

-¿Cuántas veces me habrá necesitado y no estaba allí para ayudarlo?

-Pero ahora estás, y más vale tarde que nunca.

-Te debo una, compañera.

-No me debes nada. -Sí.

Te debo una y bien gorda.

Lo que sea, cuando sea.

Lo que necesites.

Siempre estaré allí, para ayudarte.

-No está mal saberlo, ¿no?

-Flipa, chaval, aquí se mueven billetes, ¿eh?

-Ya que sacas el tema, toma lo tuyo.

-Pues ahí va lo tuyo.

-Muy bien. ¿Ha habido problemas "pa" conseguirla?

Ya te puedes ir. Acuérdate que nunca has estado aquí.

-OK.

Con su permiso, traigo la bandolera de Sergio Mayoral.

-¡Hombre! Por fin.

Ya pensaba que no la ibas a conseguir.

-Las prisas son muy malas consejeras.

(RÍE) -Muy bien, chaval.

Por cierto, no sé si te lo han dicho. Esta mañana nos visitó la policía.

Han estado aquí tu hermano y Alicia.

-¿Mi hermano?

¿Qué quería? Ya comprobaron la coartada.

-Nada, no te preocupes. No tiene nada que ver con Fiti.

Han venido por casualidad, preguntando

por un empresario que nos visitó unas cuantas veces.

Y al parecer, está implicado en agresiones homófobas o algo así.

Pero sí me he asustado cuando he visto entrar a tu hermano.

Sobre todo porque Alicia no tenía un buen día.

Joder con Alicia. ¿Le ha dicho algo?

-Quería saber si estaba implicado en el asunto del empresario, ya ves.

Y por lo demás, la cantinela de siempre.

Que si el próximo voy a ser yo, que vienen a por mí. Ya sabes.

-Guarde "cuidao" con Alicia.

Desde el jamacuco de su padre, está de mala uva.

-Es comprensible, ¿no? Esa chica adora a su padre.

Podría estar más agradecida por la suerte que tiene, digo yo.

-Ah, ¿sí?

Y eso ¿por qué lo dices?

-Porque por muchos jamacucos, tiene un padre como Dios manda.

-Y el "desgraciao" del mío en la cárcel.

¿Ve lo que le digo?

-¿Lo has visitado alguna vez?

-¿A visitar yo a ese?

No tengo otra cosa mejor que hacer.

-Bueno, no sé. Es tu padre, ¿no?

-Mi padre también es un animal.

Un maltratador. No se merece que le llamen padre.

Está en la cárcel porque se lo merece.

Que apechugue y lo pague.

-Jairo, no hace falta... -Ni Jairo ni nada, don Fernando.

Yo no tengo familia. Me la juego porque es cosa mía.

Además, mi padre hizo cosas que yo no haría nunca.

Nunca le pegaría a mi familia.

-Bueno, pero tampoco te cuesta nada visitarle un día para ver cómo está.

-Si ese ya ni me reconoce. Que no.

Hay gente que habría que prohibirle tener hijos.

Y mi padre el primero.

-Bueno... no sé. Tú sabrás.

Son asuntos de tu familia. Yo ahí no tengo que meterme.

Oye... ya es tarde. Será mejor que te vayas a casa a descansar.

-Sí, me voy, que es tarde. -Vale.

Muy bien, Sergio Mayoral.

Vamos a ver qué guardas en este maletín tan bonito de diseño

que es tan importante

que no te separas de él ni para ir a mear.

Eso es.

Veamos.

Bufete Ocaña, expedientes, divorcio, documentación Pérez

caso Albaz... Alicia Ocaña.

Pruebas de paternidad. (RÍE) ¿Qué has hecho, Sergio?

No puede ser.

-Ordóñez tenía planteadas más acciones como esta.

-Al menos ha servido para evitar más palizas.

-Los médicos no dicen nada concluyente. Hay que esperar.

-Hay que tener fe.

-No sabía que tuvieras... lo que sea.

-Es Martín, el periodista.

¿Desde cuándo son estos novios? Porque yo la veo con un desapego.

(RÍE) -Llevan poco tiempo.

Pero por cómo habla de él, para mí que poco van a durar.

-¿Quieres hablar?

Vamos a hablar. Es muy simple. Solo dime si en algún momento

a medio o largo plazo

tú te ves siendo padre.

-¿Cómo lo ve, doctor? ¿La voy a poder mover?

-Dímelo tú. A ver, abre y cierra los dedos.

Despacito, ¿eh? Despacio

-Pero vamos a ver. ¿Ahora estáis juntos?

-Buena pregunta, porque no tengo ni idea.

No, llevo sin verle y sin hablar con él desde ayer.

-¿Por qué no llamas tú?

-Habíamos quedado para un concierto. Me tendrá que llamar sí o sí, ¿no?

Si no me llama, ya sabemos que pasa de mí.

-He reservado un hotel por si canto bingo, ¿cómo lo ves?

Pues estás que lo tiras. Solo te falta llevarla al casino.

¿Me he pasado con el hotel?

Si se lo dices de antemano, le puede sentar mal.

Pero si la cosa surge, puede pensar que eres previsor.

A esta edad pensamos que estamos de vuelta de todo y...

y un día te ocurre algo y te pone la vida patas arriba.

-Sí, no podría haberlo dicho mejor, la verdad.

Buenos días, Alicia, te importa si... ¿Qué quieres?

No le quise dar la bandolera porque llevo ahí media vida.

Le ofrecí la cartera, pero no la quiso.

-Entendido, iba "ex profeso" a por la bandolera.

-Eso parece.

-¿Recuerdas algún detalle más de lo que llevabas en la bandolera?

-Documentación, papeles del trabajo, casos que tengo entre manos ahora.

Muchos confidenciales.

-¡Hombre!

Pero ¡bueno!

¡Qué alegría que me llames!

Sí.

No, buenísimo, si me pasé el viaje entero durmiendo, sí.

(RÍE) Sí.

Necesito reunirme contigo esta noche sin falta. Es importante."

-Un atracador que no quiere dinero. Lo envió usted.

¿Puedo saber qué estaba buscando?

-No buscaba nada concreto, pero sí sabía que ahí dentro

podía encontrar algo bastante jugoso.

Pero si te soy sincero,

lo que he encontrado me ha sorprendido, y mucho.

¿Qué hacía ahí esa prueba de paternidad?

No hace falta que mires, Sergio.

Sigue ahí.

Solo me he quedado con una copia.

  • Capítulo 121

Servir y proteger - Capítulo 121

18 oct 2017

La investigación sobre las agresiones homófobas da sus frutos. Elías e Israel abordan la conversación que tienen pendiente. María regresa a Madrid. Ibarra y Marcelino le dicen a Alicia que se van a casar. Quintero encuentra el informe de paternidad que demuestra que es el padre de Alicia.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 121 " ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 121 "
Programas completos (146)
Clips

Los últimos 679 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 143 Completo 52:36 78% ayer
    Capítulo 143 ayer Nacha y Elías siguen con el caso del asesinato del Laura. Una pista les lleva a una reunión de cosplay de temática medieval, a la cual Laura fue invitada semanas atrás. Paty recrimina ...
  • Nuevo Capítulo 142 Completo 53:51 93% pasado martes
    Capítulo 142 pasado martes Jairo decide romper con Paty, para no involucrarla en ningún peligro. Quico se muda a su nuevo piso y, junto a Eric, ultima los preparativos para sabotear el Congreso de Energía. Sergio entabla rela...
  • Nuevo Capítulo 141 Completo 56:11 95% pasado lunes
    Capítulo 141 pasado lunes Paty da un ultimátum a Jairo sobre su relación. Rober y Alicia, con la ayuda del Lupas, desarticulan la banda de descuideros. Olga está a punto de pillar a Quico cuando éste logra hace...
  • Nuevo Capítulo 140 Completo 53:05 86% pasado viernes
    Capítulo 140 pasado viernes Alicia y Rober siguen tras la caza de los descuideros que roban a ancianos. Martín, continúa destrozado por la muerte de Laura, quiere colaborar en esa investigación con la policía. Pa...
  • Nuevo Capítulo 139 Completo 54:31 86% pasado jueves
    Capítulo 139 pasado jueves La comisaría se prepara para despedir a Laura con honores en un acto que presidirá el Ministro de Interior. La aparición del Lupas, uno de los colaboradores callejeros de Rober, destapa un ca...
  • Capítulo 138 Completo 54:20 82% 15 nov 2017
    Capítulo 138 15 nov 2017 Tras encontrar a la inspectora Laura Escalada asesinada en un parque, Elías y Nacha comunican la fatal noticia en la comisaría. Alicia se enfrenta a Sergio. En La Parra, Salima cree haber encontrado...
  • Capítulo 137 Completo 53:47 91% 14 nov 2017
    Capítulo 137 14 nov 2017 Tras reconciliarse con su padre, Alicia descubre que Sergio fue quien le dijo que ella era hija de Quintero y que usó esa información para chantajear a Marcelino. Rober se enfrenta a Elías po...
  • Capítulo 136 Completo 54:33 93% 13 nov 2017
    Capítulo 136 13 nov 2017 Miralles pone en marcha un operativo para acabar con el cabecilla de la red yihadista. Además sospecha que hay algo raro en la desaparición de Elena y decide investigar. Marcelino decide hablar con ...
  • Capítulo 135 Completo 56:01 77% 10 nov 2017
    Capítulo 135 10 nov 2017 Miralles intentar alejar a Lorena del fanatismo islámico y trata de descubrir quién ha sido su captor. Sergio trata de que nada le incrimine tras la muerte de Elena. Elías, preocupado, decide...
  • Capítulo 134 Completo 53:42 73% 09 nov 2017
    Capítulo 134 09 nov 2017 Miralles decide emplearse a fondo en la investigación sobre un posible captador yihadista en el barrio. Elías decide cerrar la investigación sobre la venta de artículos robados por Int...
  • Capítulo 133 Completo 56:30 78% 08 nov 2017
    Capítulo 133 08 nov 2017 Miralles encarga a Nacha y Elías el caso de una web de internet que vende artículos de segunda mano que han sido robados. Por otra parte, Espe informa a Miralles de un posible nuevo caso de captaci&...
  • Capítulo 132 Completo 55:58 93% 07 nov 2017
    Capítulo 132 07 nov 2017 Alicia ha descubierto el más terrible secreto sobre su vida: es hija de Fernando Quintero. Sergio continúa secuestrado por Elena, que está a punto de cumplir su venganza. Jairo comienza a ten...
  • Capítulo 131 Completo 51:44 92% 06 nov 2017
    Capítulo 131 06 nov 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 130 Completo 52:57 89% 03 nov 2017
    Capítulo 130 03 nov 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 129 Completo 51:52 77% 03 nov 2017
    Capítulo 129 03 nov 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 128 Completo 53:56 90% 31 oct 2017
    Capítulo 128 31 oct 2017 Los policías creen que tienen pillado a Quintero. Sergio, que cada vez se encuentra peor de salud, decide visitar al médico. Elena se preocupa pues teme que su plan contra el abogado se malogre. Sal...
  • Capítulo 127 Completo 55:56 92% 30 oct 2017
    Capítulo 127 30 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 126 Completo 53:36 82% 25 oct 2017
    Capítulo 126 25 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 125 Completo 51:52 90% 24 oct 2017
    Capítulo 125 24 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 124 Completo 54:48 93% 23 oct 2017
    Capítulo 124 23 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...