www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4259526
No recomendado para menores de 7 años Servir y proteger - Capítulo 120 - ver ahora
Transcripción completa

-Qué horror.

¿Qué has pensado hacer de cena?

No voy a dejar a Quico solo mientras estoy en la cocina.

No vaya a ser que nos lo comamos, ¿no?

Mamá, tú eres muy de hacer el tercer grado.

-Tienes dos buenas personas que se preocupan por ti.

Ya he recibido las instrucciones.

Nos pondremos en contacto. Ahora no puedo hablar.

-Creo que quiero ser madre.

-¿Tú quieres ser madre?

Hay cosas peores.

Aunque ahora no se me ocurre ninguna.

-Me encantaría que fueses el padre de mi hijo,

pero también entiendo que sea precipitado para ti

y que no quieras oír hablar de eso.

-No sé qué decirte. Me alaga lo que dices, casi me emociono, pero...

no pensé que tuviéramos esta conversación. No tan pronto.

-Quiero que espíes a Sergio Mayoral.

Quiero saberlo todo de él.

Toda la información que consigas de él me vendrá muy bien.

-Estoy preparado para pasar página.

He conocido a alguien, ¿sabes? Seguro que tú lo puedes deducir.

Mientras voy al baño. -Te lo guardo, no te preo...

-Es que necesito una cosa.

-Han quedado para cenar después. -Muy bien, Jairo. ¿Algo más?

-Se fue al baño y a medio camino volvió a por su bolso.

-¿Qué quieres decir con eso?

-La bandolera de la que no se separa ni para mear, volvió a por ella.

O llevaba algo que quería llevar al baño...

o algo de lo que no se quiere separar.

-Aquí dice que las ratas y cucarachas campan a sus anchas por el bar.

-Yo en tu lugar contestaría a los comentarios del tal Higiene61.

Pero con educación.

¿Qué hay de la agresión en el parque Zurbarán?

Aún estamos con las comprobaciones, pero hay piezas que no encajan.

Todo lo que diga aquí es confidencial.

Yo quería contarles la verdad.

Pero mi amigo...

Le pegaron por ser homosexual.

Es un foro homófobo como puedes ver por los comentarios.

Su objetivo son las personas homosexuales.

Así de simple y triste.

Marcan en rojo allí donde hay un homosexual

y pretenden limpiar nuestras calles de esta basura.

Llevan cuatro agresiones en una semana.

Desde el foro deciden dónde atacar,

pero podría ser a cualquiera.

Soy compañera de trabajo de Elías Guevara.

-¿No habrá venido contigo? -No, tranquilo.

Tu padre no está aquí. -Ese hombre ya no es mi padre.

-Habla con tu hijo, dile lo que me has dicho a mí.

Que has perdido la cabeza. Que te equivocaste.

-Sí, me equivoqué.

Me equivoqué en contarte algo tan íntimo.

En vez de ayudarme, me abres más la herida.

-Solo empecé a respirar cuando me fui de casa.

-Sé que tuvo que ser muy duro para ti.

-¿Te contó que quería llevarme a un psicólogo para curarme?

¿Que no quería que le contara a nadie que era gay para no avergonzarse?

O cuando se enteró que estaba con un chico. ¿Dijo que nos peleamos

y de la rabia se partió la mano contra la pared?

-Después de contarte todo eso...

-Lo convencí para que te diera una oportunidad.

Quiere verte esta tarde en la presentación de su cómic.

-Cuando termine esto me gustaría que charlásemos.

-A mí también me gustaría que hablásemos.

(Gritos)

¡Fuera! ¡Fuera! ¡Fuera!

(DOLORIDO)

(Música emocionante)

Estoy bien, de verdad.

Me encuentro perfectamente. Muchas gracias.

-Doctora, venga un momento. Creo que la necesita.

-¿Cómo estás, hijo?

-Me duele mucho la mano.

Creo que me la han roto.

-Siento mucho no haber tenido reflejos suficientes para pararles.

-Me has asustado cuando te vi tirado en el suelo.

Te llamaba y no respondías. -Te acaban de pegar

y tú preocupado por tu padre.

¿Qué haces aquí, Elías?

Hola, compañeros.

Estaba en la presentación del cómic de mi hijo

y he vivido el ataque en primera persona.

Cuando llegó el aviso nos lo pasaron.

Ya sabes que llevamos la oleada de ataques homófobos.

Pues estáis en el sitio indicado. ¿Lo has visto todo?

Lo que he podido hasta que me han dejado inconsciente.

Un momento. ¿Me puede esperar? Quisiera ir con él en la ambulancia.

Se trata de mi hijo. -Claro. Le esperamos.

-Gracias. ¿Han atacado a tu hijo?

Sí. La presentación

de su cómic. Es el autor, por eso esos cerdos se han cebado con él.

¿Puedes contarnos lo que has visto?

La presentación ya había terminado

y él estaba firmando copias cuando han entrado unos encapuchados.

¿Viste cuántos eran? Sí.

Cinco o seis de complexión fuerte.

dando gritos homófobos y pegando golpes a todos con bates de béisbol.

He intentado pararlos con el arma, pero me han golpeado

y me han dejado inconsciente.

Pero le he metido una agalla a uno en la cara que se ha enterado.

Y luego no sé...

Cuando he despertado ya estaba en la ambulancia.

(SUSPIRA) Pero ¿tú estás bien, Elías?

Bueno, tengo un dolor de cabeza terrible, pero estoy bien.

Lo que...

me fastidia es no haber podido defender a mi hijo.

Porque eran cinco y te han pillado de sopetón. No podías hacer nada.

Es lo que hay.

Tienes que irte, pero si recuerdas cualquier cosa cuéntanoslo.

Sí, hay algo importante.

Estos tíos sabían lo que hacían.

No eran chavales descerebrados que van dando palizas.

Sabían hacer daño, usar el bate y dar golpes.

Eran profesionales.

Tengo que irme. Mantenedme informado.

Estos cerdos eran.

No sabía nada del hijo de Elías. Porque nunca habla del tema.

Es más, pensaba que llevaban años sin hablarse.

"España limpia". Los mismos que dejaron la zapatería.

Sí, son los mismos cabrones.

Anoche la zapatería y ahora esto.

A ver quién me llama ahora.

Sí, Laura, dime.

Y ¿tienes las imágenes?

Bueno, menos es nada.

Venga, mándamelas.

Vale, un beso.

Laura ha encontrado unas imágenes de una cámara de seguridad cercana

a la zapatería. Ha dicho que me las manda ahora.

Mira, estos son.

Dice que es el mismo que te enseñó a ti.

Entonces ya podemos confirmar la complexión y estatura.

Me quedo para hablar con el resto de testigos.

Yo también, a ver si los han visto bajar

de una furgoneta, un coche o algo. Vale.

"En La Parra nos tomamos muy en serio la limpieza y la higiene

como demuestra que hayamos pasado inspecciones periódicas de Sanidad

con las felicitaciones de los propios inspectores.

Jamás se ha visto aquí una cucaracha y menos una rata."

-¿Qué te ha parecido?

-Está muy bien escrita.

Es muy educada y muy clara.

-Como que me ayudó Martín.

-Yo alucino con que hayáis sido tan correctitos.

Yo a este le pillo y le pongo verde.

-Es lo que me pedía el cuerpo.

Pero Martín insistió que es importante no perder los nervios.

Dice que si te pones más nervioso,

puedes parecer culpable incluso.

-Tendrá razón.

-Cuando terminamos de escribirla, la publicamos en las webs

donde nos criticó ese tal Higiene61

Espero que lo vea y se le cierre el pico.

-Pues sí.

-Por cierto,

¿cómo vas con tu cena con Quico en tu casa?

¿Estás nerviosa?

-Sí, estoy nerviosa porque no quiero que mis padres

le hagan mil preguntas y el chico se agobie.

-Tus padres son encantadores, seguro que no pasa nada.

-Ya, pero olvidas que mi madre es inspectora de policía.

A veces estar con ella es como estar en interrogatorio.

(GRITA) -¡Qué asco!

-¡No pasa nada! Es un ratoncito, nada más.

(GRITA) -¿Qué hacemos?

-¡Me voy a cargar a esta rata!

(GRITA)

(GRITA) ¡Fuera asquerosa, fuera!

No se vaya, por favor.

Perdonad, pero no sé qué ha podido pasar.

Les aseguro que en La Parra no tenemos ratas.

Y desde luego a la comida estáis invitadas.

No os vayáis, chicas.

-Qué narices tienes, con el miedo que las tengo yo.

-Que me he criado en el campo. ¿Qué te crees?

Y ¿ahora qué hago?

(MURMURAN)

Nada, tío.

¿Qué pasa, Jairo?

¿Qué pasa, Róber? ¿Qué tal?

Parecía que estabas discutiendo con ese, ¿quién era?

Qué va, es un conocido que me quería ofrecer un trabajito.

¿Qué trabajito? Bueno, un marrón, realmente.

Tiene una empresa de mudanzas, ahí donde lo ves.

Se le han puesto malos unos operarios,

y me quiere que le ayude con el traspaso de las oficinas.

Pero esto ya me lo conozco yo, ¿o no?

¿Diez horas cargando muebles y cajas "pa" qué?

¿"Pa" destrozarse la espalda? Le he dicho que se pire.

¿Y te lo ofrece a ti?

Me lo ofrece porque cree que sigo sin trabajo, ya ves tú.

Le he dicho que no, que soy encargado de almacén.

que conmigo no cuente "pa" esto.

Ya, y ¿qué le pasa a tu colega en el ojo?

"Pa" empezar, no es mi colega, es mi conocido.

Y en el ojo se habrá dado un golpe con un mueble

o le habrán metido un tortazo, no sé.

¿Me estás diciendo la verdad?

¿Por qué te iba a mentir?

¿Por qué me tratas como a un mentiroso constantemente?

Pues no sé, porque mientes más que hablas.

Y además a mí.

Róber, tío.

Estoy diciendo la verdad. ¡Mira!

¡Paty! -Hombre, hola.

-¿Qué tal, guapa? -Muy bien.

-¿Quieres tomar algo? -Qué va, tengo mazo de curro.

-Mira. -¡Guau!

Qué guapo, está nuevecito. -Como que lo acabo de comprar.

-Mola, ¿te ha dado por el bricolaje ahora?

-No he tenido más remedio.

Se me ha roto algo en el vestuario y tengo que hacerle un apaño.

El taladro de mi padre acaba de morir.

-Si necesitas que te eche un cable, te lo echo.

-Pero es un poco urgente, tiene que ser ya, ¿estás seguro?

-Segurísimo, soy un crac con las chapuzas.

¿O no? Él es un jefe con la guitarra y yo con el taladro.

Sí lo es.

Venga, pues ¿vamos? -Vamos.

Hermano, nos vemos en casa. Llegaré tarde.

-Hasta luego, Róber. -Te lo llevo yo.

-(SUSPIRA)

-He venido en cuanto me he enterado. ¿Estás bien?

-Es una contusión sin importancia.

-Y ¿tu hijo dónde está? -En el quirófano, le están operando.

-¿Qué le han hecho esos bestias?

-Se han cebado en su muñeca, en su mano derecha.

Mientras le golpeaban no dejaban de insultarle, me lo ha contado él.

-Qué horror.

-Le han destrozado los metacarpianos y la falange, Nacha.

-Lo siento, y ¿tiene alguna otra lesión?

-Algún golpe en la cabeza, pero eso es lo más grave.

-En lo de la cabeza dura ha salido a su padre.

Elías, sé que ahora mismo estás pasando un mal trago.

Pero no te me vengas abajo, por favor.

Cuando Israel salga de la operación te va a necesitar.

-Nacha, soy policía.

Se supone que estoy entrenado para proteger a la gente.

Y no he sido capaz de defender a mi propio hijo.

-Te entiendo, también me da rabia. Tendría que haberme quedado contigo.

Entre los dos habríamos podido hacer frente a esos cerdos.

-Estabas trabajando, ¿cómo ibas a imaginar que pasaría algo así?

-Hay que tener la mente bien podrida

para agredir a la gente simplemente porque piense diferente.

-Ojalá se recupere sin problemas o no me lo perdonaré en la vida.

-¿Familiares de Israel Guevara? -Sí.

Soy su padre, ¿cómo ha ido la operación?

-Hemos podido reconstruir los huesos y tendones que estaban dañados.

No era sencillo por el tipo de lesión que traía.

-Gracias a Dios, aunque tendrá que hacer mucha rehabilitación, ¿no?

-Sí, pero hay algo más que..

que deberían saber.

-Hola. -Hola.

-¿Y Espe? -Ha salido un momento.

-¿Y te deja sola? Qué bien, eso es que confía plenamente en ti.

-Le voy cogiendo el tranquillo.

No se me da mal la atención al ciudadano,

pero tengo claro que no podría hacerlo como Espe.

Lo maja y simpática que es siempre con todos.

Alucino con su capacidad de calmar a la gente que viene nerviosa.

-Sí, y cómo sabe controlar

a los impertinentes, porque viene cada uno...

-No te preocupes que ya no te queda nada.

He hablado con Miralles y dice que te pasará a la UFAM.

Así que, vamos a trabajar juntas. -Qué bien.

Ya tenía ganas de estar a tus órdenes.

Seguro que aprenderé mucho sobre el trabajo en la UFAM.

-Ocasiones no te van a faltar.

porque por mucho empeño que pongamos en prevención y educación,

sigue habiendo demasiados casos de maltrato.

-Lo sé, he estudiado las estadísticas.

Desde que llevas UFAM, cuando una mujer denuncia,

tiene un 25% más de rapidez en la protección.

Y en la obtención de órdenes de alejamiento.

Y eso se traduce directamente en la reducción de agresiones.

-La verdad es que es nuestra mejor cifra

y estoy orgullosa.

Perdón, ¿interrumpo? -No, no te preocupes.

-Pensaba que ya habrías terminado tu turno.

Se me ha ocurrido ir a tomar algo antes de cenar.

-Pues esto no lo puedo dejar solo, tengo que esperar a que venga Espe.

-No te preocupes, Elena, yo te puedo cubrir.

-Sí. Además, seguro que Espe está al caer.

-Muchas gracias, compañera, te debo una.

-Nada. -¿Me esperas fuera?

-Gracias, Lola.

-Comisaría de Distrito Sur, ¿en qué puedo atenderle?

No, si se trata de un vehículo mal estacionado,

tiene que llamar a la policía municipal.

No, desde aquí no puedo pasarle.

Al 112.

Sí, gracias.

¿Y Espe?

Ha salido y Elena no podía cubrir su puesto, así que me he ofrecido.

Tengo aquí unos documentos que están esperando en Jefatura.

Mi ordenador se está actualizando y está bloqueado.

Yo me encargo, ¿algo más?

Sí, me gustaría hablar contigo.

Creo que te dejé muy claro que no teníamos nada que hablar.

Y menos aquí.

Si prefieres, podemos buscar un sitio discreto.

En la habitación de mi hotel.

¿En la habitación de tu hotel?

¿No te parece un poco indiscreto?

Creo que te dejé claro que no tenía nada que hablar contigo.

Ya, pero yo creo que sí tenemos algo de qué hablar.

Cuando rompiste conmigo no me dejaste opción.

Y hay cosas que tengo que decirte.

Perdone, señorita. ¿Es aquí donde puedo presentar una denuncia?

-Sí, aquí es, siéntese.

cuando termine de tramitar la denuncia la espero en mi despacho.

-Cuénteme. -Pues que me han robado el coche.

Lo tenía aparcado en la puerta de casa y ha desaparecido.

-Bueno...

(Taladro)

A ver...

Ya está.

Vengo a ayudarte y me has tenido de subalterno, tronca.

-Si es, en verdad, no hacía falta que vinieras.

-Pero me ha venido bien, he aprendido unos truquitos con el taladro.

-Esos truquitos los aprendí de mi padre.

Aprendo mogollón de cosas desde que estoy con él.

Incluso a hacer chapuzas, ¡yo!

-¿Quién diría que te convertirías en una empresaria?

-Empresaria no.

El director sigue siendo mi padre, yo como mucho soy...

-Bueno, pues gestionas.

Si lo que quiero es echarte un piropo.

-Jairo, estoy muy agobiada.

-A ver, ¿qué te pasa?

-Tengo mogollón de responsabilidades encima.

Tengo que dirigir el gimnasio y estoy viviendo sola en casa.

-Pero ¡eso está "mu" bien! -Sí.

¿Sabes cómo tengo la casa?

Me paso aquí el día currando de sol a sol

y cuando llego no tengo tiempo ni ganas de ponerme a recoger.

-Pero eso es lo que nos ha pasado a todos.

-Lo peor es la nevera.

-¿Qué le pasa a tu nevera?

-¿Qué le pasa? Que hay eco.

No tengo nada.

Bueno sí, un brick de leche que a estas alturas es ya yogur.

-Paty...

Eso es lo que nos ha pasado a todos cuando hemos volado del nido.

-¿Sí? -Claro.

-¿Tú cómo te apañas?

Yo tengo suerte porque mi hermano es un crac.

Le mola limpiar, ordenar, cocinar, de todo. Es un nervio.

-Ya, un nervio no. Es un chollo. Como mi padre.

-Que conste que el que se encarga de la compra soy yo.

Cuando quieras vamos juntos al "mercao".

-Sí, ya me imagino yo tus carros de la compra.

-¿Qué compras?

¿Pizzas congeladas, birras, refrescos...? Guarrerías seguro.

-Te equivocas. -¿Sí?

-Sí, mi especialidad son las ofertas en refrescos exóticos

y las pechugas de pollo a punto de caducar, que bajan de precio.

¡Vamos juntos a hacer la compra!

-Vale, vamos juntos.

Espero que no cambies el ir juntos a comprar

por el concierto de Alejandro Sanz, que me acuerdo.

-¿No te fías de mí?

-No. -¿Quieres ver las entradas?

-¿Las tienes?

¿En serio?

Jairo, esto va a ser genial.

Como me des plantón como la otra vez, te mato.

-Eso no volverá a pasar en la vida, te lo juro.

Y para demostrártelo, quédatelas y guárdalas tú.

-¿De verdad? -De verdad.

-¡Dios! Qué emoción.

No sabes la rabia que me dio cuando me lo perdí en el Calderón.

Muchísimas gracias, Jairo. -De nada.

No hay cosa que más me apetezca que llevarte a ese concierto.

¿Sabes qué voy a hacer cuando empiece a cantar "Y si fuera ella"?

-No, ni idea. -¿No?

-No.

-Pues esto.

-¡Perdón! No he visto nada. -¡Quico! ¿Qué quieres?

-Hay una clienta que pide un bono de rayos UVA y yo no sé.

-Vale, dile que ahora voy. -Vale.

-Yo también me tengo que pirar, pero nos vemos pronto, ¿vale?

(SUSURRA) -Vale.

-Mírala, si parece un caballo.

Esto es el final.

Tenía que pasar justo cuando vuelvo María.

-Pero bueno, ¿qué ha pasado aquí?

-Martín, tenemos problemas y muy gordos.

-¿Esto qué es? ¿El trol ese sigue dando guerra en Internet?

-No, mucho peor.

Higiene61 ha subido un vídeo.

-¿Es ese?

¡Ostras! ¿Eso es una rata?

Pero ¿de dónde ha salido?

-No lo sé, lo único que sé es que apareció de repente.

En plena hora de comidas.

Eché al bicho a escobazos, pero los clientes se fueron.

-Salima, normal.

Da mucho asco.

-Martín, en este bar no hay ratas.

Las ratas hacen ruido y dejan rastro, yo la habría visto.

-A ver, yo te creo, ¿vale?

Te creo, pero después de ver el vídeo me parece que seré el único.

Lo siento, Salima, pero vas a perder clientes.

-¿Cuánta gente crees que ha podido ver esta página?

-En este ratito que llevamos aquí, los visionados ya han subido a diez.

-Y de estos, ¿cuántos son gente del barrio?

-El problema no es ese, es que el vídeo

tiene toda la pinta de que se va a hacer viral.

-¿Cómo se va a hacer viral?

No es un vídeo de gatitos, es de una rata asquerosa.

-Chica, reconoce que tiene cierta gracia, ¿vale?

Todos los clientes chillando,

tú persiguiendo al bicho con una escoba, ¡cha, cha!

Esto en las redes,

material de primera.

-Martín, te he llamado para que me ayudaras a resolver esta crisis,

no para que la empeores.

-A ver, como asesor oficial de comunicación de La Parra te digo

que lo tenemos crudo, pero haré lo posible por ayudarte.

¿Vale? Ya se me ocurrirá algo.

-Gracias.

Mira, una clienta.

Hola, Espe.

¿Te pongo un cafecito de media tarde?

-No, bonita. Sintiéndolo mucho, vengo a darte una mala noticia.

-¿Otra? -Sí, acabo de enterarme

por un amigo del ayuntamiento, que os van a inspeccionar

-¿Nos han denunciado? -No ha hecho falta.

En Sanidad han visto el vídeo en internet y van a actuar de oficio.

-¿Una inspección de sanidad?

-Pero si está todo bien, no tienes que preocuparte de nada.

Esto es bueno, Salima.

Una inspección de sanidad con todo en regla y bastante reciente

es lo mejor que podemos hacer para callarle la boca a Higiene61.

-Hombre, si ha aparecido una rata, es posible

que salgan más y en ese caso...

-En ese caso ¿qué? -Habría que desratizar y cerrar

mientras dura la desinfección.

-Dios mío, no me lo puedo creer.

Tengo que hacer algo ya.

-Hay gente que tiene una rata de mascota.

(SUSPIRA) -Ay...

(Llaman a la puerta)

Adelante.

¿Has terminado ya con ese vecino?

Sí, quería presentar una denuncia por robo de coche.

Vaya.

Últimamente están aumentando los robos de coches.

Hablaré con Miralles para ver cómo atajar el problema.

Dime lo que tengas que decirme, por favor.

Solo será un minuto.

Es algo personal.

Así que, ni quiero ni puedo obligarte a hablar conmigo.

Gracias.

Lola.

Escucha, seguramente ha sido un error

invitarte antes a venir a la habitación de mi hotel.

Pero lo hice para poder hablar lejos de miradas indiscretas.

No pretendía con esto que... Acabáramos en la cama.

Lo siento.

Vamos a dejarlo en que no has estado acertado y ya está.

Ahora dime lo que tengas que decir porque se me acaba la paciencia.

Lola.

Respeto a los motivos por los que has decidido dejarme,

pero quiero que sepas que aunque lo hayas hecho

no he vuelto con mi mujer.

Sería eso lo que quería Natalia enviándote esa foto de mi familia.

Pero me gustaría que supieras

que no ha conseguido su objetivo.

Lo siento mucho, Emilio, de verdad.

Es ahí donde tienes que estar.

Es tu sitio, tu familia, tu casa y tu gente.

Tienes que estar ahí. No.

Es algo que no tiene marcha atrás

por mucho que te empeñes tú, Natalia y todos.

¿Sabes por qué?

Porque, aunque me hayas dejado,

te sigo queriendo.

Y sé que tú también me quieres a mí.

Así que este gran sacrificio para salvar a mi familia

no ha servido de nada. Lola, escúchame.

Lo único que estás haciendo es que seamos más infelices.

Basta, Emilio, no sigas por ahí.

Te lo pido por favor.

Está bien, me callo.

Era lo único que te tenía que decir.

Entonces...

¿Me puedo ir?

Sí, por supuesto.

Te pido por favor que no me vuelvas a hablar de este tema más.

Si lo haces, pediré el traslado.

-Desde que la he invitado al concierto va todo como la seda.

-(RÍE)

-Bien, bien.

Ya te dije que tenías que tener detallitos románticos.

-Me dio cosa cuando le di plantón cuando me mandó a Segovia.

Y tengo muchas ganas de verla en el concierto, que disfrute...

Se lo merece todo.

-Eso es muy noble, Jairo. Di que sí.

-Pues claro, me importa de verdad.

-Bueno, me alegro entonces de haberte dado

las entradas para el concierto.

Pero también te digo una cosa, te lo tienes que seguir currando

y tienes que ser constante. No vale con invitarla a un concierto.

-No, eso ya lo sé yo.

-Ya sabes entonces: tienes que ser encantador,

fiel, leal. Pero lo más importante:

tienes que hacerla reír siempre.

-Pues sí. Tiene razón.

Yo voy a hacer todo lo que esté en mi mano por ella

porque es muy especial para mí, me importa de verdad.

-Me alegro mucho, hijo.

Me alegro de que seas feliz por lo menos, porque...

con la racha que llevas... Te lo merecías ya.

-Sí, la verdad es que he estado de bajón últimamente

con el asunto del Fiti, cuando encontraron el cuerpo...

-Va, vamos.

No hablemos de ese tema ahora.

-Estoy haciendo esfuerzo por olvidar pero me cuesta. No es fácil.

-Lo sé, Jairo.

Tienes que aprender algo:

las cosas desagradables, hay que olvidarlas rápido

para poder seguir adelante.

Todo esto que te está pasando con Paty es muy bonito,

aprovéchalo.

Y así te quitarás otras tormentas de encima.

Bueno, no te he llamado solo para hablar de tu vida sentimental.

Quiero que hagas una cosa.

Verás...

Tenemos que volver a ocuparnos de Sergio Mayoral.

-¿Vuelvo a vigilarle?

-No es necesario, ya tengo bastante información sobre él.

Lo que quiero es tomar una medida

más drástica con él.

-Muy bien. ¿Como qué?

-Quiero que consigas el contenido de esa bandolera de la que dices

que no se separa ni para ir a mear.

-¿Quiere que le robe su bolsito?

-Sinceramente, lo que hagas me da igual.

Ya eres mayorcito para tomar decisiones y resolver estos problemas

tú solo. ¿No te parece?

Estoy seguro de que encontrarás la forma de conseguirla.

¿El cómo?

Es asunto tuyo.

-Toda la razón. No se preocupe que me pongo con ello de inmediato.

-Muy bien, empieza ya.

Jairo, una cosa antes de irte. Quiero esa bandolera

en la mesa de mi despacho lo más tardar mañana por la noche.

Necesito saber lo que hay dentro.

No se preocupe que la tendrá.

Además, para mí va a ser un placer.

"¿Cómo se encuentra?"

Está todavía dormido por el efecto de la anestesia.

¿Vas a pasar ahí la noche?

"Sí."

No quiero dejarle solo.

Igual cuando se despierte le duele la mano y necesita ayuda.

¿Y tú?

Hecho una mierda, amiga.

Hecho una mierda.

Escúchame, Elías tú no eres responsable de nada.

"Bastante suerte que estéis vivos.

Esos animales iban a por todas."

Pero me fastidia no haber podido ayudarle.

Bueno, tú anímate

y piensa en cosas positivas.

Ahora tienes que recobrar fuerzas y ayudar a Isra, ¿vale?

Venga, vale.

Gracias por todo. Nada, hombre. Venga.

Que tengas buena noche.

¿Qué tal está? Pues mal.

Muy mal.

Encima se siente culpable de lo que ha pasado.

Lo entiendo, a ti te pasaría igual.

Al menos se han reencontrado padre e hijo después de años.

Oye... ¿dónde está este chico y Olga?

La cena está lista y no están.

Antonio, ¿quieres dejar de llamarle "este chico"?

Se llama Quico.

Vale, este Quico, el novio de tu hija.

Lo de novio, fuera del vocabulario.

-¡Hola! -Hola.

-Perdonad el retraso, me he empeñado en comprar dulces.

-La culpa ha sido mía.

Me he puesto a comentar las recetas de todo lo que tenían.

No pasa nada. Muchas gracias, Quico, muy amable.

-Hola, Antonio. -¿Qué tal?

Bueno, ¿nos sentamos? Está todo preparado ya.

Un momento.

Tengo que hacer una pregunta a Quico.

¿Blanco o tinto?

Antonio, de verdad, lo has dicho de una manera

que parecía que ibas a preguntar... yo qué sé.

¿Qué pasa? Hay pescado para cenar

y por lo visto hay que beber blanco, pero hay gente que quiere tinto.

-Ninguno de los dos, no bebo alcohol.

Ya lo sé, cariño. Pero en esta casa hay que decirlo todo por duplicado.

-¿Ni un vasito? -No, de verdad.

Siempre me he dedicado al deporte y nunca he bebido.

-Papá, ya te ha dicho que no.

-Un poquito viene bien de vez en cuando.

-Papá. -Es muy bueno para la tensión.

Vale, vale.

Bueno, ¿cenamos?

Venga.

Por favor. Gracias.

-Papá, ¿dónde estoy?

-Estás en el hospital, hijo.

Te han operado.

Estás un poco desorientado por la anestesia

pero, tranquilo, estás bien.

-¿Operado?

Vale.

Ya me acuerdo.

Unos matones llegaron pegando a todo el mundo.

-Eso es, sí.

-A ti también te pegaron. ¿Estás bien?

-Sí, por mí no te preocupes.

Oye, he...

he intentado llamar a tu madre, pero no me lo coge.

He intentado mandarle mensajes, pero no consigo contactar con ella.

-No le llegan ni tus mensajes ni tus llamadas.

Mamá te bloqueó hace tiempo.

-Bueno... Qué se le va a hacer.

-No quería tener ningún tipo de contacto contigo.

-Siempre ha sido de decisiones muy drásticas.

No pasa nada, mañana ya llamo yo.

No quiero preocuparla.

Ni a ella ni a su novio.

-¿A su novio?

-Sí, es...

un tío genial. Nos llevamos muy bien.

-Vaya. Me alegro.

¿Te duele, hijo? -Un poco.

-Voy a avisar a las enfermeras para que suban la dosis.

-No hace falta, papá. De verdad.

No me duele tanto.

Lo que quiero saber es el pronóstico.

¿Has hablado con el médico?

-Sí. He hablado con el cirujano después de la operación.

-¿Qué te ha dicho? ¿Cuándo me voy a recuperar?

-Bueno, que ha sido...

ha sido una operación muy complicada.

Te han machacado todos los hueso de la mano y...

-Pero van a soldar bien, ¿no?

-Sí, el médico ha dicho que van a soldar bien.

Pero no sabe si la mano va a quedar igual o si los dedos...

si vas a recuperar la fuerza.

Sí, de...

el movimiento prensil. Eso dijo.

-Eso significa... ¿que no voy a poder sujetar un lápiz?

¿No voy a poder dibujar?

-No están seguros. Tienen que ver cómo evolucionas.

Siempre se cubren las espaldas, no es definitivo.

-¿Cómo no es definitivo? Esto es un desastre.

Soy dibujante, el dibujo es lo que me da de comer, mi vida.

-Hijo, no pienses en eso ahora.

Además, no es seguro al 100%.

Piensa que podías estar muerto.

El trabajo no lo es todo en la vida, hijo.

-¿Qué hubieras hecho tú si te hubiera pasado lo mismo?

-Lo hubiera llevado fatal, sí.

Esos hijos de mierda... Te juro que lo van a pagar.

-Eso me da igual. -A mí no.

-Por eso somos tan diferentes.

Justicia no es lo que necesito ahora.

¿Te importa que descanse un poco?

-No, por Dios. No, no.

En absoluto. Descansa, hijo.

-Es mejor que te vayas.

-Pero, hijo, había pensado en quedarme toda la noche aquí.

-No hace falta, de verdad. Gracias.

-¿Y si te duele o...? -Aviso a las enfermeras.

Lo que necesito es descansar.

-Isra...

Que descanses, hijo. Buenas noches. -Buenas noches.

-(TITUBEA) Eh...

-(LLORA)

De verdad, Quico. Están buenísimos. Muchas gracias.

El mérito es de Olga, que ha sometido al tercer grado

a la dependienta antes de decidirse.

-No me gustan que nos metan guarradas en la comida.

O sea, el aceite de palma. ¿Por qué tienen que envenenarme?

-Di que sí, hija.

Luego acaban todos obesos en mi consulta.

Y con las arterias llenas de colesterol.

A ti no te vendrá mal que la gente haga régimen, ¿no?

No, pero en esta me quedo al lado del Antonio.

Creo que la salud es lo primero.

De hecho, en mi máster, la asignatura que más me gusta

es Salud pública y prevención.

-Debe ser difícil compatibilizar el máster con el trabajo.

-Un poco, pero estoy acostumbrado a organizarme y aprovechar el tiempo.

El trabajo en el gimnasio me está aportando una práctica

que no podría tener en otro lado.

Estudias y trabajas. Tus padres estarán orgullosísimos.

¿Qué pasa? ¿He dicho algo malo?

No, no. Nada.

Simplemente que no tengo padres. Soy huérfano.

He estado viviendo en centros de acogida.

Kiko, discúlpame, lo siento. Ha sido una metedura de pata.

Es mi culpa, lo tendría que haber dicho.

-No pasa nada, nadie ha hecho nada malo.

De verdad. Hace años que hablo de ello sin nudo en la garganta.

Cada uno tiene sus circunstancias y estas son las mías.

Y ya está.

Pues mira, tienes mucho mérito.

Por mi trabajo, sé perfectamente que los chavales sin hogar estable

lo tienen mucho más difícil para salir adelante.

No niego que estuve muy perdido, pero...

cuando supe que mi tabla de salvación era el deporte,

que me apasionaba y se me daba bien,

me fijé la meta de ir a la universidad

y hasta que no conseguí la beca, no paré.

Te repito que tienes mucho mérito.

Y no me sorprende que mi hija se haya fijado en ti.

Mi madre no le echa piropos a cualquiera.

-De hecho, todavía estoy esperando que me felicite por la cena.

¡Ay! Estaba todo buenísimo, celoso.

Estaba muy bueno, papá. -Muchas gracias.

-Ahora ya no vale.

-La verdad es que es un espectáculo.

-Pues sí.

-¿Te he dicho ya que estás preciosa?

Te da un toque así como entre clásico y bohemio.

-(RÍE) -¿Qué pasa?

-¿Sabes que eres un poquito antiguo?

Hablas como un galán de película, compras flores en la calle...

Me gusta.

-Si fuese un galán de película y un antiguo,

te diría que metieses esa flor en agua ahora mismo.

-(RÍE) -¿Qué?

-Sabes qué decirle a una chica en cada momento.

No me extraña que las vuelvas locas.

Bombones de trufa. ¿Quieres uno?

-No, muchas gracias.

-¿Qué te ha parecido el restaurante? -Me ha gustado mucho.

La próxima vez te voy a llevar a un indio increíble.

A no ser que no te guste el picante.

-Me vuelve loca el picante. -Genial.

-Desde el primer día que nos conocimos

me ha llamado la atención la de cosas que tenemos en común.

¿Te puedo preguntar algo? -Sí.

-¿De verdad estás a gusto en esa comisaría?

-Sí, aprendo mucho y los compañeros son buena gente. ¿Por?

-Porque una chica tan inteligente

tiene que aburrirse tramitando denuncias todo el día.

-Eso ha sido al principio. Me van a pasar a la UFAM.

-Ah, felicidades. -Gracias.

Proteger a las mujeres de los hombres que abusan de ellas y las maltratan

me parece de los trabajos más importantes.

-Completamente de acuerdo. Conozco muy bien el problema.

En la ONG asesoro a víctimas de violencia de género.

-Desde luego eres el hombre perfecto:

abogado de éxito, ciudadano comprometido

y encantador galán.

-Pero un poco antiguo. -Era broma.

(RÍE)

-¿Qué tal si dejamos de hablar de mí y del trabajo?

-Perfecto.

-Esto de que me traigas a una habitación de hotel

me hace sentir como si fuese tu rollo de una noche.

-Ya sabes, no he tenido tiempo de buscarme una casa.

Con todo el tiempo que paso en comisaría

no soy capaz de encontrar una que me guste.

De todas formas... -¿Sí?

-¿Tendrías algún problema en ser mi rollo de una noche?

¿No quieres otra infusión? No, de verdad.

Mañana a las 08:00 tengo una clase de pilates.

¡Uy, pilates, pilates!

Con lo bien que le vendría eso a mi espalda.

Vente, estás invitada. -Mi mujer a las 08:00

ya está deteniendo delincuentes.

-Claudia, Antonio, ha sido una cena estupenda.

De la próxima me encargo yo. Bueno.

Aunque no esperéis que cocine igual de bien.

-Le acompaño al portal, ahora subo, ¿vale?

-Un placer, de verdad. Encantada, mucha gracias por venir.

Encantado.

-Dice que le acompaña al portal. Piensa que nos chupamos el dedo.

¿Tú no te acuerdas de las horas que has pasado en los portales?

Sí, pero hablando. Y lo que no es hablando.

Me ha parecido muy majo el chico.

Ya veo que te ha caído muy bien.

¿Y a ti no? ¿Eh? A ver,

es estudioso, trabajador, responsable.

Y te digo que con sus circunstancias es muy de admirar.

Ya. Es perfecto.

¿A qué viene ese retintín?

Sinceramente, demasiado perfecto.

Vaya, hombre. No, una persona así no existe.

No bebe, no fuma,

es deportista, estudioso, trabajador. No me lo trago.

¿Por qué me miras así? ¿Qué pasa? Ya sé lo que te pasa a ti.

Tú estás celoso.

Que sí, cariño. No pasa nada.

Que hasta ahora eras el hombre de la vida de Olga,

pero aparece otro más pintón, más alto, más rubio, más de todo...

Pero no pasa nada. Lo asumimos y ya está.

Si te vas a quedar tranquila, para ti la perra gorda.

Reconócelo. Además, me provocas mucha ternura.

Mi amor.

Termina de recoger tú, cariño. Te espero en la cama

que estoy cansadísima.

Cocino, recojo... ¿quién es el hombre perfecto?

-Que no, que es un pijito, tío.

"Mu" alto, pero no tiene ni media torta, ya lo verás.

Lo que tienes que hacer es pillar la bandolera.

No lo sé ni me importa. Y a ti tampoco te importa.

Tú levántasela, tráemela y no mires dentro.

¿Me oyes?

Pues eso ya...

como tú veas, hermano. A mí no me preguntes.

Venga, te llamo luego.

¿Qué pasa, hermano?

¿Qué tal, "bro"? Cada día sales más tarde del curro.

Estoy metido en una movida muy chunga y hay que echar horas.

Ahora nos tomamos algo y te relajas un poco.

Es lo de la banda que está pegando palizas

¿Lo has oído en las noticias? Algo he escuchado,

pero no me apetece amargarme con cosas tan chungas

"pa" una vez que me va bien a mí.

¿Ah, sí? ¿Y eso?

Paty y yo nos hemos dado nuestro primer beso.

El que la sigue la consigue. (RÍE)

Es la mujer que más difícil me lo ha puesto.

Cuanto más difícil te lo ponía, más te molaba.

Pues sí, pero a partir de ahora a progresar y ser feliz.

Me alegro mucho por ti. Oye, tenemos que hablar de otra cosa.

A ver.

Mira, por complexión y altura, el tipo este

podría ser con el que hablabas antes en la plaza.

Tenía el ojo morado y al que buscamos lo tiene

porque le pegaron hace horas.

Y como me sonaba mucho, según he llegado a comisaría

he mirado entre los delincuentes fichados.

He visto 500 fotos, pero he dado con él.

Tiene varias denuncias por agresión. La mayoría sobre seguidas.

Hace un mes le multaron por pegar a un cliente

de la discoteca donde trabaja como portero.

Más que portero, es un matón profesional.

Ahora me dices qué hacías con él.

No hacía nada con él. Le estaba mandando a la mierda.

Dime qué te proponía, que para una mudanza no era.

Aunque no me hubieras preguntado nada te lo habría contado igual.

No sabía que estaba metido en cosas tan vomitivas.

Me ofrecía pasta para ir a destrozar un garito de tatuajes.

No entendía por qué, pero atando cabos me di cuenta.

Los dueños de ese garito son una pareja de gais.

Está claro que es una agresión más de la banda esta homófoba

de España limpia. Pues sí.

Muchas gracias, hermano. ¿Sabes quién les paga?

No me ha llegado a decir el nombre porque me negaba.

Pero por lo que decía, es alguien con mucha pasta, alguien importante.

Muchísimas gracias de verdad. Esto nos puede servir de ayuda.

Pues eso espero. Oye, Jairo, una cosa más.

¿No te sientes mejor haciendo las cosas bien?

No me vengas con sermones.

Alicia, tengo una nueva pista.

Mañana reservo en ese indio, ¿te apetece?

-Pero ¿que vamos a seguir viéndonos?

-Sí. ¿Por?

-No sé. Pensaba que ahora que nos hemos acostado

ibas a pasar de mí.

-¿Por qué piensas eso? -Cosas que se oyen.

-Cosas que se oyen. -(AFIRMA)

-No sé quién te habrá dicho eso, pero no son más que exageraciones.

-En todas las exageraciones hay un fondo de verdad, ¿no?

-Está bien, lo reconozco. Antes era el típico capullo

que huía del compromiso a la mínima de cambio. Pero ya no soy así.

-¿Tengo que creerte? -Sí.

Está muy feo mentirle a toda una inspectora de policía.

¿Y tú?

¿Cómo ha sido tu vida amorosa?

-Muy normalita la verdad.

Tuve un novio más o menos serio en la carrera,

pero lo dejamos en el último año.

Después me centré en entrar en la academia

y prepararme como inspectora de policía.

No he tenido mucho tiempo para relaciones.

-¿Y ahora tienes tiempo?

-¿Tú qué crees?

-No te escapes, ¿eh? Ahora vuelvo.

"Podrán cortar las flores, pero no detendrán la primavera".

Que no se pierda.

Por cierto, la respuesta a la pregunta de antes es no.

-Que no me conformo con ser tu ligue de una noche.

-¿Os han llamado los de sanidad? -Sí, a primera hora.

Dicen que mañana nos mandan a dos inspectores a examinar el bar.

Y según lo que vean se decidirá cómo proceder.

-¿Habéis identificado a algún sospechoso?

Pensamos que pudo ser este fulano.

¿Cómo lo relacionas con el ataque?

Me dijo un confite que eran matones a sueldo

y le daba igual pegar a homosexuales.

El autor intelectual es el que nos interesa.

Habíamos pensado en dejarle un rato e interrogarle luego.

Hay que sacárselo ahora mismo.

Pon el altavoz.

Está puesto.

¿Ha desconectado el micro? A saber qué le estará diciendo.

¿Qué hacías con ese tipo? ¿Qué clase de pregunta es esa?

¿Tengo que llamar a mi abogado? Si me entero

de que tienes algo que ver con Ordoñez...

Yo no tengo nada que ver con él.

Es más. Personalmente, me parece un impresentable.

¿Por eso tomabais café como si fuerais tan amiguitos?

¿Ahora tú pones dinero para pegar palizas a homosexuales?

¿Te acuerdas cómo empezó esto, Salima?

Hay un tal Higiene61 que publica un comentario en Internet

diciendo que aquí hay ratas. Justo cuando esto está más lleno

aparece la rata y hay alguien con una cámara dispuesto

a grabarlo y publicarlo en Internet.

-Claro y justo la rata se pone enfrente de la cámara de un móvil.

-¿A quién beneficia que el bar coja mala fama y pierda clientes?

Perdona.

Sí. -"Hola, hija, ¿cómo estás?"

-Bien. ¿Pasa algo?

-"No, que estoy en el hospital. Por si podías pasarte luego."

-Claro. ¿Alguna novedad? -"Ninguna. Todo sigue igual."

-Lo estás haciendo otra vez. -¿El qué?

-Te hablaba de mi pareja y has cambiado de tema.

-Pero yo es que no sé nada de él. Yo no le conozco.

-Por eso. Siempre que llega el momento de abrirse un poco,

de contar algo importante, te sales por peteneras.

-Pensé que te gustaría saber que la policía se está encargando.

-Me gustaría saber que tú te estás ocupando de mí.

-Dame el bolso. -Eh, tío, tranquilo.

Cuidado con la navaja. Toma.

-¡Que me des el bolso! -Allí hay un cajero... (DOLORIDO)

-Si me da permiso le traigo la bandolera de Sergio Mayoral.

-Hombre. Por fin. Ya pensaba que no la ibas a conseguir.

  • Capítulo 120

Servir y proteger - Capítulo 120

17 oct 2017

Elías se siente culpable por no haber sido capaz de proteger a su hijo. Quintero encarga a Jairo que se haga con el contenido de la bandolera de. Elena y Sergio se acuestan por primera vez. Tras varios desencuentros, Jairo y Paty se dan su primer beso.

ver más sobre "Servir y proteger - Capítulo 120 " ver menos sobre "Servir y proteger - Capítulo 120 "
Programas completos (143)
Clips

Los últimos 669 programas de Servir y proteger

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 140 Completo 53:05 49% hoy
    Capítulo 140 hoy Alicia y Rober siguen tras la caza de los descuideros que roban a ancianos. Martín, continúa destrozado por la muerte de Laura, quiere colaborar en esa investigación con la policía. Pa...
  • Nuevo Capítulo 139 Completo 54:31 86% ayer
    Capítulo 139 ayer La comisaría se prepara para despedir a Laura con honores en un acto que presidirá el Ministro de Interior. La aparición del Lupas, uno de los colaboradores callejeros de Rober, destapa un ca...
  • Nuevo Capítulo 138 Completo 54:20 82% pasado miércoles
    Capítulo 138 pasado miércoles Tras encontrar a la inspectora Laura Escalada asesinada en un parque, Elías y Nacha comunican la fatal noticia en la comisaría. Alicia se enfrenta a Sergio. En La Parra, Salima cree haber encontrado...
  • Nuevo Capítulo 137 Completo 53:47 91% pasado martes
    Capítulo 137 pasado martes Tras reconciliarse con su padre, Alicia descubre que Sergio fue quien le dijo que ella era hija de Quintero y que usó esa información para chantajear a Marcelino. Rober se enfrenta a Elías po...
  • Nuevo Capítulo 136 Completo 54:33 93% pasado lunes
    Capítulo 136 pasado lunes Miralles pone en marcha un operativo para acabar con el cabecilla de la red yihadista. Además sospecha que hay algo raro en la desaparición de Elena y decide investigar. Marcelino decide hablar con ...
  • Capítulo 135 Completo 56:01 77% pasado viernes
    Capítulo 135 pasado viernes Miralles intentar alejar a Lorena del fanatismo islámico y trata de descubrir quién ha sido su captor. Sergio trata de que nada le incrimine tras la muerte de Elena. Elías, preocupado, decide...
  • Capítulo 134 Completo 53:42 73% 09 nov 2017
    Capítulo 134 09 nov 2017 Miralles decide emplearse a fondo en la investigación sobre un posible captador yihadista en el barrio. Elías decide cerrar la investigación sobre la venta de artículos robados por Int...
  • Capítulo 133 Completo 56:30 78% 08 nov 2017
    Capítulo 133 08 nov 2017 Miralles encarga a Nacha y Elías el caso de una web de internet que vende artículos de segunda mano que han sido robados. Por otra parte, Espe informa a Miralles de un posible nuevo caso de captaci&...
  • Capítulo 132 Completo 55:58 93% 07 nov 2017
    Capítulo 132 07 nov 2017 Alicia ha descubierto el más terrible secreto sobre su vida: es hija de Fernando Quintero. Sergio continúa secuestrado por Elena, que está a punto de cumplir su venganza. Jairo comienza a ten...
  • Capítulo 131 Completo 51:44 92% 06 nov 2017
    Capítulo 131 06 nov 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 130 Completo 52:57 89% 03 nov 2017
    Capítulo 130 03 nov 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 129 Completo 51:52 77% 03 nov 2017
    Capítulo 129 03 nov 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 128 Completo 53:56 90% 31 oct 2017
    Capítulo 128 31 oct 2017 Los policías creen que tienen pillado a Quintero. Sergio, que cada vez se encuentra peor de salud, decide visitar al médico. Elena se preocupa pues teme que su plan contra el abogado se malogre. Sal...
  • Capítulo 127 Completo 55:56 92% 30 oct 2017
    Capítulo 127 30 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 126 Completo 53:36 82% 25 oct 2017
    Capítulo 126 25 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 125 Completo 51:52 90% 24 oct 2017
    Capítulo 125 24 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 124 Completo 54:48 93% 23 oct 2017
    Capítulo 124 23 oct 2017 La inspectora jefe Miralles es la policía más veterana de la comisaría del Distrito Sur. La inspectora Alicia Ocaña se incorpora a la comisaría. Ambas son el eje en torno al que...
  • Capítulo 123 Completo 55:20 84% 20 oct 2017
    Capítulo 123 20 oct 2017 Israel y Elías se despiden, reconciliados al fin. María recibe la visita sorpresa de Reynaldo, un apuesto cubano. Jairo y Paty están emocionados tras la primera noche que han pasado juntos. T...
  • Capítulo 122 Completo 54:59 83% 19 oct 2017
    Capítulo 122 19 oct 2017 Tras descubrir que es el padre de Alicia, Quintero se muestra amable con la inspectora pero ella, ajena a la verdad, continúa su tensa relación con él. Quintero devuelve el bolso bandolera a ...
  • Capítulo 121 Completo 54:09 81% 18 oct 2017
    Capítulo 121 18 oct 2017 La investigación sobre las agresiones homófobas da sus frutos. Elías e Israel abordan la conversación que tienen pendiente. María regresa a Madrid. Ibarra y Marcelino le dicen a...