www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4093498
Para todos los públicos Seguridad Vital - 02/07/17 - ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que el 17% de los conductores españoles

reconocen que alguna vez

han cometido un delito contra la seguridad vial?

¿Y que las condenas de tráfico más habituales

son por conducir bebido, drogado y sin carné?

Esto es "Seguridad vital".

Hoy desde Medina del Campo, en Valladolid.

Comenzamos.

Nuestro Radar viaja hasta Vigo para comprobar la curiosa manera

que han tenido unos vecinos de enfrentarse al exceso de velocidad.

En nuestra Labo-escuela aprendemos a utilizar correctamente el ABS,

un elemento que puede salvarnos la vida.

Hay que frenar muy fuerte y el ABS hace todo el trabajo.

Él evitará que se bloqueen las ruedas

y detendrá el coche en unos metros.

Repasaremos los comportamientos más peligrosos al volante

que pueden acarrear penas de prisión.

Y conoceremos a un personaje al que nunca debemos imitar.

Aflojaremos el cinturón para que no moleste

e incluso lo sujetaremos con una pinza.

Hola, muy buenas. En España la infracción de tráfico

que más cometemos es el exceso de velocidad.

El año pasado la Dirección General de Tráfico

emitió más de cuatro millones de denuncias por este motivo.

Parece que no nos dan miedo ni los radares ni las multas.

Saludos a todos.

Cuánto nos cuesta respetar los límites de velocidad.

A veces parece que las señales están de adorno.

Los vecinos de una calle de Vigo limitada a 20 km/h

han puesto un curioso cartel en el que piden

al resto de conductores que reduzcan la velocidad.

Estos vídeos grabados por un espectador en Vigo

nos alertan de una calle muy estrecha

en la que los conductores circulan a una velocidad inadecuada.

A juzgar por este cartel, los vecinos de la rúa Simancas

están hartos de que por aquí circulen los vehículos

a más velocidad de la permitida.

Se quejan de que esta señal que limita la velocidad a 20 km/h

no es respetada por muchos de los coches que pasan por aquí.

Nosotros hemos venido a comprobarlo.

Pasa a 40 km/h.

Este ha pasado casi a 45 km/h.

De nuevo, una motocicleta a 50 km/h.

-La rúa Simancas es una calle ciertamente conflictiva

y tiene sus problemas; muy estrechita

y los conductores la usan habitualmente,

y sobre todo en periodo veraniego,

porque al retorno de playas es una muy buena opción

de salir de la ciudad.

Es una calle en la que nosotros tenemos perfectamente señalizado

el límite de velocidad a 20 km/h.

También tenemos el aviso de badén,

pero sí es cierto que recibimos quejas de los vecinos

en el sentido de que hacía mucho ruido

y molestaba.

Lo retiramos y es verdad que se produce

un exceso de velocidad.

-Esta moto iba a 55 km/h.

-Las medidas que hemos tomado han sido la vigilancia policial;

pero este año 2017 la medida que tomaremos es

construir un paso sobreelevado justo en la mitad de la calle,

que es donde se produce el mayor estrechamiento

y donde los peatones tienen esa mayor sensación de inseguridad.

Ese paso sobreelevado, correctamente señalizado,

creemos que va a servir para que los conductores

reduzcan la velocidad

y a los peatones les dé una mayor sensación de seguridad.

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar algún punto negro en la circulación,

señales que no se respetan

o cualquier problema que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además, también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras cuentas de Twitter, Facebook e Instagram.

Me llamo María del Carmen Oliva Fernández

y mi accidente fue de coche.

y mi accidente fue de coche.

Y me produzco una lesión medular.

Era un domingo;

un conocido nos convenció para que fuéramos al río

a tomar unas chuletitas.

Yo iba en la parte de atrás, detrás del conductor,

y mi marido iba al lado con los dos perritos.

No llevábamos cinturón.

Yo creo que los coches antiguos no llevaban cinturón.

Íbamos por una carretera tipo camino,

y para allá fenomenal;

pero a la vuelta derrapó y dimos vueltas de campana.

Cuando se paró el coche,

yo tenía las piernas

en lo alto del asiento del conductor.

Y lo tuvieron que mover, el coche, ponerlo boca arriba,

para poderme sacar; cosa que no se debe hacer.

Yo lo único que sabía es que no podía mover nada,

ni brazos ni piernas; no me podía mover.

Y cuando me dijeron, que fue un celador,

lo que me había pasado, la verdad es que lloré muchísimo;

muchísimo.

Pero tenía un médico que me dijo: "Mira, Mari Carmen,

esto es como si tú te pusieras una mochila;

todo lo vas cogiendo y te lo vas echando atrás".

Pero es muy fácil decirlo mientras que estás en el hospital,

pero luego cuando sales,

te encuentras con que tu vida ha cambiado,

para los niños, para mi marido...

Todo fue... drástico

porque yo no sabía hacer nada, nada, nada.

Yo lloraba a escondidas,

nunca delante de ellos;

pero en casa de mis hijos yo lo tenía muy claro.

Me fui a una residencia de la Comunidad de Madrid

y entonces cuando me trajeron aquí,

la verdad que para mí esto fue empezar a vivir.

Pinto, toco la batucada, bailo en silla de ruedas...

La vida continúa y hay que seguir adelante.

Si montas en coche, ponte el cinturón;

te puede salvar la vida.

Tú lo puedes evitar.

¿Sabían que en Estonia hay una carretera

donde está prohibido utilizar el cinturón de seguridad?

Se trata de la vía helada más grande de Europa;

una lengua de mar congelado

que une el continente con la isla de Hiiuma.

El motivo de la prohibición

es que los ocupantes del vehículo puedan salir rápidamente del coche

en caso de que el hielo se resquebraje.

Además, también está prohibido circular desde la puesta de sol

y a velocidades de entre 25 y 40 km/h,

ya que las vibraciones a esa velocidad

aumentan las posibilidades de que el hielo se rompa.

¿Cuántas veces hemos escuchado la expresión

"conducir es llevar un arma entre las manos"?

Por desgracia es una dramática realidad.

Alrededor del 14% de los fallecidos en accidente de tráfico

murió por conductas delictivas de otro conductor.

Sabemos que nuestro coche es capaz de provocar mucho daño

y, sin embargo, cometemos imprudencias

que incluso pueden hacernos ingresar en prisión.

De hecho hay un estudio que asegura

que más de cuatro millones y medio de españoles

reconocen que alguna vez

han cometido un delito contra la seguridad vial.

Desde la última modificación del Código Penal hace ya 10 años,

650 000 conductores han sido condenados

en más de 900 000 procedimientos.

Dicho de otra manera,

uno de cada tres delitos que se comete en España

es contra la seguridad vial.

Los conductores españoles, sin embargo,

parecemos ajenos a estas cifras.

Según un estudio de la Fundación Línea Directa,

un 35% desconocemos la gravedad de los delitos viales.

Algo más de nueve millones de conductores

desconocen que pueden ir a la cárcel

como consecuencia de estos comportamientos.

Seguramente hay una mezcla

de desconocimiento y de irresponsabilidad,

porque realmente,

aunque se desconozca que esto puede ser penado,

ir a 200 km/h en una autopista es una irresponsabilidad grave.

Los delitos por los que un conductor

puede ser condenado a penas de prisión

son el exceso de velocidad,

conducir bebido o drogado,

la conducción temeraria,

si ponemos en riesgo la vida de los demás o si no,

negarse a pasar un control de alcohol y drogas,

conducir sin el permiso

y creación de un grave riesgo para la circulación.

El Ministerio Fiscal

no desea la prisión, desea otras respuestas previas;

pero en aquellos casos que revistan una singular gravedad

en el modo de comisión, en el resultado,

y lo prevé así la ley,

nuestra misión, nuestra función,

es pedir la aplicación de esa pena que conlleva el ingreso en prisión.

En la misma encuesta,

4 500 000 conductores reconocemos haber cometido un delito

contra la seguridad vial en alguna ocasión.

2 500 000 han conducido

bajo los efectos del alcohol y las drogas,

1,7 millones han circulado sin el permiso

y algo más de un millón

admite haber viajado a más de 200 km/h.

No olvidemos que los comportamientos

que se están castigando son extremos

y que realmente las consecuencias que producen

son también muy graves.

Podemos estimar que probablemente algo más de un 14%

de los fallecimientos en carretera

se debe a estas condiciones de conducción extrema

de otros conductores.

La mayoría de conductores aprueba la pena de prisión

para este tipo de delitos y muchos incluirían otros.

Un 60% pediría prisión por no usar sistemas de retención infantil

y casi la mitad por manipular el móvil al volante.

Las casas colgadas, el puente de San Pablo o su catedral

hacen de Cuenca una ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Hoy invitamos a los conquenses a subirse a nuestra móvil

para charlar sobre seguridad vial.

¿Te animas? -Claro, me animo.

-Pues vamos a nuestra móvil.

-Pues Cuenca,

al ser una ciudad pequeñita,

la verdad es que no nos podemos quejar.

Está bastante bien.

-¿Quién mejor que el alcalde para hablar de seguridad vial?

Buenos días. -Buenos días.

Cuenca es una ciudad muy cómoda para el uso del coche,

tanto que la verdad es que abusamos

y utilizamos el coche para trayectos que no son necesarios.

Y eso hace que en determinadas horas se sature mucho el tráfico.

-Pues hombre, si te digo la verdad, es un poco peligrosa esta ciudad.

Yo creo que es de las ciudades de España donde peor se conduce.

-Bueno, los que somos de aquí,

como estamos más acostumbrados, nos conocemos los rincones y tal,

andamos con cuidado.

-Porque tú vas con la moto,

ves que está cometiendo un error, le pitas, se para el tío,

y encima te dice con el dedito así o alguna frase que no es agradable,

y cosas así.

-Pero vamos, es lo mismo;

siempre hay gente que respeta las normas y gente que no.

-Desde mi punto de vista de peatón,

aquí en Cuenca, en el 95% de los casos,

veo que sí se respetan los pasos de cebra;

vas a pasar, no hay problema...

Y como conductor, también.

Siempre vas a una velocidad moderada

para no pillar a nadie ni nada.

-Creo que se debería informar a los que entran en las rotondas

para que sepan cómo se debe conducir por ellas.

-Las rotondas ya llevan muchos años con nosotros,

pero pueden ser relativamente nuevas

dentro de lo que es la historia de la conducción

y quizá la gente que tenga el carné desde hace mucho

no tenga interiorizado cómo se conduce por una rotonda,

que es algo a tener en cuenta.

-¿Te cuento una anécdota?

Hace poco a una compañera le llamó su padre,

que por favor fuera a buscarlo a una rotonda

que llevaba dando vueltas y que no era capaz de salir.

La gente joven estamos más acostumbrados,

pero a la gente mayor le cuesta, no lo controla tanto.

Prefiere un semáforo en rojo y pararse.

Venga, muchas gracias por todo, chicos. Hasta luego.

-Estas han sido las opiniones de los vecinos de Cuenca.

Nosotros nos seguimos viendo por el resto de España.

La seguridad vial puede ser una cosa de niños

porque si aprenden buenos hábitos se acaban convirtiendo

en la conciencia de sus padres.

Ese es el objetivo de la caravana que vamos a conocer.

Esta iniciativa educativa que recorre España y Portugal

está dirigida a niños entre 8 y 12 años.

El objetivo es que se diviertan

y aprendan a evitar las conductas peligrosas

que causan los accidentes de tráfico.

La caravana de educación vial

es un espacio que plantea la Fundación Mapfre

para enseñarle a los niños lo más básico para prevenir

accidentes de tráfico.

La actividad se plantea de lunes a viernes en cada ciudad

y venimos atendiendo en torno a 1000-1100 niños

cada semana.

-Lo que más les cuesta es la diferencia

entre stop y ceda el paso

porque no entienden por qué en el ceda el paso

no hay que parar siempre.

La mejor manera de que los niños se acuerden

es participando ellos.

Si yo diera una clase hablando todo el rato,

los niños se irían igual.

A base de juegos, preguntas y risas,

como lo del stop, de "para o tortazo seguro",

los niños se interesan más.

Siempre Tienes Obligación de Parar.

-¡Ah! -¡Hala!

-¿Digo otra al revés y me decís cuál os gusta más?

-Sí. -La vamos a decir al revés.

"Para O Tortazo Seguro".

-Cuando los niños salen de la clase teórica,

colocamos unas gorras higiénicas, antes de colocarles el casco.

Se queda normalmente uno a colocar esas gorras

y a montarlos en los karts,

y a asegurarse de trabajan solo con el pie derecho.

-El pie izquierdo aquí a descansar un rato, ¿vale?

Solo trabajamos con el pie derecho; acelerar y frenar.

-Los policías somos un grupo de agentes tutores

y ellos son los que dan las clases teóricas en los colegios.

Cuando vienen al parque infantil, lo que hacen es colaborar

con los monitores y con toda la fundación,

regulando el tráfico,

para que los niños vean la figura del policía real.

-Los niños son los futuros conductores;

si les enseñamos desde pequeños, cuando sean adultos

les será más fácil sacarse el carné y conducirán mejor y más seguros.

-Los niños desde pequeñitos tiene que interiorizar

todas esas normas de tráfico

para que, primero como peatones y luego como conductores,

tengan interiorizadas todas las normas

y eviten en la medida de lo posible todos los accidentes.

-Hemos aprendido a no saltarnos el stop

y a... conducir.

-He respetado las normas

y no me han multado ni una sola vez; solo una.

-Hay que respetar a los policías.

-Que yo lo he hecho todo bien.

¿Cuánto falta, papá? -Mamá, ¿cuánto falta?

(NIÑOS) Papá, ¿cuánto falta?

-¡Ha ido con bici!

-Sí, cruzando con una bici.

-Su amigo ha ido con bici.

Hay que ir con bici.

-Venía un coche.

-Que no mira a los dos lados.

-Ha hecho más cosas mal.

-Que no se ha puesto el casco.

(AMBOS) No ponerse el casco.

-Pues que nos caemos y nos hacemos daño.

-Eso es lo que ha hecho mal.

-Ponernos el casco.

-Y... -Abrochárnoslo.

-Porque si no te puedes hacer daño en la cabeza.

-Para no hacernos daño.

-Pues encender las luces de la bici.

-¡Chaleco!

-El chaleco.

-Un chaleco brillante. -Un chaleco brillante.

-El casco, rodilleras... -El casco y las rodilleras.

(AMBOS) Y el chaleco.

-Los niños debemos llevar casco cuando usemos la bicicleta,

y los mayores también.

En la bici tienes que ponerte ropa que brille

para que se te vea bien.

¡Yo ya lo hago!

Estamos en la pista deslizante del circuito del Jarama

con Francesc Cols, que es instructor de Jaguar,

y vamos a aprender a manejar bien el ABS,

que creo que muchos no sabemos exactamente cómo funciona.

A ver, ¿qué vamos a hacer?

Vamos a hacer dos pruebas de frenada.

Estamos en un circuito muy deslizante.

Haremos una frenada en recto; entrará en funcionamiento el ABS,

y la misma frenada, pero con esquiva,

para ver cómo frenamos y giramos las ruedas con un ABS.

¿Y quién hace la primera, que me suena que es más fácil?

Marta hará la primera y Carlos la prueba con esquiva.

Vamos para allá.

Venga, vamos a verlo. Hasta ahora.

Bueno, Francesc, dime qué debo hacer exactamente,

porque a mí esto de frenar en mojado me da un poco de miedo.

Vamos a probar una frenada en un suelo muy deslizante

y básicamente vamos a frenar, en un coche actual.

Hay que frenar muy fuerte y el ABS hace todo el trabajo.

Él evitará que se bloqueen las ruedas...

Sí. Irá frenando y desfrenando

en función de la adherencia que tiene cada rueda,

y detendrá el coche en unos metros.

Bueno, vamos allá. Gas a fondo

y cuando lleguemos al cono naranja frenamos muy fuerte.

Frena fuerte.

Desde luego, no ha bailado nada el coche.

Sonó un ruido, pero es normal, ¿no?

El ruido es el que producen los frenos.

Al frenar y desfrenar en milisegundos,

producen este ruido.

El ABS va frenando la rueda que detecta que patina

de las cuatro posibles

y evita que ninguna rueda se bloquee y que siga girando,

lo cual nos permite terminar frenando.

Bueno, genial, no se mueve nada el coche.

Ahora lo tuyo es más difícil.

Desde fuera daba impresión. ¿Sí?

Han colocado unos conos en mi camino

y yo tendré que esquivarlos, ¿no?

Frenar y esquivar. Vale.

Teniendo en cuenta que cuando yo me saqué el carné,

te decían siempre que había que frenar a poquitos.

Y ahora con el ABS es todo lo contrario.

Hay que frenar con toda la fuerza que puedas.

Y de una sola vez. Eso es, no levantar nunca el pie

y con mucha presión.

Bueno, pues allá vamos.

Unos ocho o diez metros antes, frenamos muy fuerte,

mantenemos pulsando fuerte, y hacemos la esquiva.

Simulamos que hay un obstáculo y lo esquivamos.

Vamos a ello. Adelante.

Frenamos, aceleramos.

Frenamos fuerte.

Giramos. Bueno, claro, es impresionante.

Porque se ha notado claramente "clac, clac"

y, si eso no hubiera funcionado, habría patinado...

Te has fijado que, funcionando el ABS,

hemos girado y hemos evitado el obstáculo.

Sin ABS se habría bloqueado una rueda

y habríamos seguido rectos.

Con lo cual, en carretera, eso es un accidente

que puede ser muy grave.

O sea, que nada, bendito ABS.

Muy bien, impresionante ese giro. No, no,

y notando perfectamente que funcionaba el ABS

y, como decía Francesc, te salva del accidente

porque no te bloqueas. Ahora nos queda practicar.

Practicar, pero en sitios seguros. Como debe ser.

Mil gracias. Hasta la próxima.

Ya vimos hace unos meses

un autobús que se elevaba por encima de los atascos

y ahora es el turno de los coches.

Se trata de un prototipo que se usó con fines publicitarios,

pero funciona gracias a un sistema hidráulico

que se activa mediante un botón

que eleva casi tres metros el vehículo.

Esto le permite pasar por encima de los coches

que se aglomeran en el atasco.

A pesar de la utilidad,

este vehículo no puede fabricarse debido a sus elevados costes.

Pesa casi 4000 kg y necesita un motor

con consumos que no soportaría la mayoría de los bolsillos.

Además, necesitaría montar ruedas de camiones de carga

para soportar el peso.

Una lástima, sobre todo cuando se trata de conducir

por las mañanas de camino al trabajo.

Desde hace unos dos años,

la Policía Local de Villaviciosa de Odón

utiliza el sistema de detección de placa de matrícula MCam.

Este sistema realmente la forma de funcionar que tiene

es ir detectando automáticamente todas las placas de matrícula

con las cuales nos vayamos cruzando.

Una vez que detecta la placa de matrícula,

a través de la aplicación

y del reconocimiento óptico de caracteres,

lanza una consulta a la base de datos de Tráfico.

Si el vehículo no tiene ningún tipo de incidencia,

ahí pararía el funcionamiento del MCam.

Sin embargo, si tiene alguna incidencia,

como puede ser una ITV caducada, el seguro caducado,

incluso si está embargado o si está sustraído,

inmediatamente nos lanzaría un aviso

y nos informaría de la incidencia del vehículo.

Para la labor policial, ha mejorado mucho nuestro trabajo,

sobre todo por la rapidez del sistema

y el ahorro de tiempo, tanto para nosotros

como para los vehículos a los que detenemos.

Ya sabemos qué documentación debemos solicitar al vehículo,

sabemos si no ha pasado la ITV,

si tiene el seguro caducado, si está sustraído;

de modo que cuando detenemos el vehículo,

no debemos cotejar toda la documentación,

solo la documentación que necesitamos comprobar.

Para quienes viajan con perros,

hay marcas que han diseñado vehículos que permiten

a las mascotas viajar con total comodidad y seguridad.

Se trata de un maletero especialmente diseñado

para transportar perros.

Dispone de un sistema de lavado y secado

para impedir que se manche tras un paseo por el bosque

y tiene una cama para trasladarlos cómodamente

junto a un dispensador de agua y comida.

A nivel de seguridad,

aparte de un gancho para la correa que le asegure la estabilidad,

el coche tiene cámaras

que permiten al dueño ver el estado del perro.

Junto a la cámara, hay un sistema de enlace de audio

que permite calmar al perro mediante mensajes de voz,

evitando posibles situaciones peligrosas.

La mayoría de los accidentes se producen por un fallo humano.

Ese error u otro, un fallo cualquiera,

voluntario o involuntario,

son los que originan la situación de riesgo,

que si se dan otras circunstancias, provocan el accidente.

Y no puede olvidarse que algún error de esos

o el comportamiento incorrecto de un conductor

puede estar motivado

por un deterioro real de sus aptitudes físicas.

Las estadísticas son inequívocas para eso,

porque manejan siempre los grandes números,

y son esas estadísticas las que demuestran

que en el total de accidentes con víctimas,

alguna circunstancia psicofísica del conductor

ha estado presente en alrededor del 60%

de los accidentes ocurridos en carretera

y del 40% de los ocurridos en zona urbana.

A nadie se le ocurriría conducir de esta guisa,

salvo que fuera un auténtico cabestro.

Ese es el título del libro que publicó hace más de 20 años

el periodista especializado Rafa Cerro.

En él habla de las burradas que somos capaces de hacer

cuando vamos conduciendo.

Según la Real Academia Española de la Lengua,

un cabestro, además de una res mansa,

es una persona ruda o torpe.

Vamos, alguien que hace las cosas peor que los demás.

Y hoy vamos a conocer al perfecto ejemplar del cabestro.

Para conducir como un auténtico cabestro,

hay que arrellanarse en el asiento y extenderse

para mayor comodidad en la conducción.

Nos echaremos cómodamente sobre el lado izquierdo;

es lo ideal.

Aflojaremos el cinturón para que no moleste

e incluso lo sujetaremos con una pinza.

Nos recostamos como viendo una peli de sobremesa,

el filme que nos llega a través del parabrisas,

una película muy real.

Para rematar la posición,

podemos sacar el codo por la ventanilla;

así podremos descansar mientras conducimos

e incluso soñar.

Llevar medio abierta la ventanilla presenta la ventaja

de que en caso de accidente la convertimos en una cuchilla.

Ventanilla abierta igual a cuchilla,

sumado a brazo fuera, igual a no brazo.

Además, bajar la ventanilla hace que consumamos más

y contaminemos más,

y sigamos pasando el mismo calor porque el coche está abierto.

Estas son todas las ventajas de tumbarnos mientras conducimos,

como si estuviéramos en una playa de Cancún.

¡Ahora en serio!

Para no conducir como un auténtico cabestro,

tu pose tiene que ser de atención.

No es una postura de agarrotamiento ni de miedo,

sino una posición sencillamente de alerta a la conducción,

de que estamos pendientes de lo que ocurre.

Algunos consejos.

El asiento situado a la distancia correcta;

con los omoplatos pegados al respaldo,

el volante debe caer a la altura de las muñecas.

El cinturón abrochado desde el segundo cero

y sin nada que lo sujete ni haga disminuir su tensión.

En pocos kilómetros nos acostumbraremos a él

y ya no nos agobiará.

Las ventanillas, cerradas siempre que sea posible.

Si es necesario, mejor que un gran espacio

por el que pudiera colarse la cabeza, simplemente una rendija.

La vista en la carretera, la atención en ese mismo lugar,

el cuerpo recto, sin repantigar;

posición erguida, posición de alerta.

Si nos sentamos seguro, conduciremos seguro.

Cuando conduzcas, siempre sin tumbarte.

-Me parece que no existían ni las autoescuelas, en el 88.

La verdad es que han caído un par de multas

de esos radares nuevos que te ponen,

radares trampa, que resulta que vas a 100

y en 20 metros tienes que ir a 80.

Mi primer coche fue un 131, motor Supermirafiori,

motor Perkins; pero pinchaba todas las semanas.

Y cuando te tenías que poner a empujar el coche

y a esperar la caridad de la gente,

que se bajaran a ayudarte a empujar el coche hasta una cuneta o así...

Pero hoy en día los coches no pinchan.

Yo soy muy cómodo. Yo tengo a mi mecánico de cabecera,

mi colega y vecino Andrés, y le dejo las llaves...

A veces viene a recogérmelo al garaje.

Yo soy muy, muy tranquilo. Es que tengo 46 tacos

y no me he peleado en la vida. Cuanto menos dentro de un coche.

¿Me tengo que poner nota? ¿Me la tengo que poner?

Pues me voy a poner un 9,85.

Pues a mi mujer. Es mi GPS, es la que me abre

los paquetes de patatas, que eso es muy importante...

Y la perfecta copilota para mí siempre ha sido mi mujer.

Esto ha sido "Seguridad vital", gracias por estar ahí.

La próxima semana, más.

Y ahora te invito a un cordero asado.

Yo creo que me lo he ganado. Sí.

Pues vamos. Adiós. Adiós.

(CANTA EN INGLÉS) (TARAREA)

Vale. Estoy grabando.

¿Vale? Grabando.

Ahora más... ¿No?

¿Eh?

Con más vidilla, ¿no?

Espera, espera, perdona.

¡Va!

Esto es "Seguridad vital". Hoy desde Medina del Campo...

Comenzamos. En Valladolid.

Una persona torpe...

(BALBUCEA) A prisión... Qué pena, joder, porque iba bien.

Ay, es que digo: "¿Por qué tarda tanto en venir?".

¡Ah!

Venga.

Y las condenas de tráfico más habituales son por conducir

bebido o ebrio... (RÍE) Es lo mismo, perdón.

¡Me he quedado así como...!

¿Hasta dónde puedo llegar?

(RÍE) Bebido, ebrio, mamado o borracho.

Pues esto ha sido "Seguridad vital"...

(RÍE) Gracias por estar ahí.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Seguridad Vital - 02/07/17

Seguridad Vital - 02/07/17

02 jul 2017

Hoy Marta y Carlos nos muestran cómo utilizar adecuadamente el ABS. Viajamos a Vigo a conocer una iniciativa vecinal para pedir a los conductores que reduzcan la velocidad. "El Sevilla" responde nuestro cuestionario.

ver más sobre "Seguridad Vital - 02/07/17" ver menos sobre "Seguridad Vital - 02/07/17"
Programas completos (146)
Clips

Los últimos 1.493 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Jrpj

    Escucho en su programa a niños que entre otras cosas dicen que no se debe aparcar a la puerta de los colegios, pero aqui, en Alcobendas (no se si en otros pueblos tambien se da) la policia permite la ocupacion de un carril (de los dos que hay por sentido) para el aparcamiento a la hora de entrada o de salida del colegio. ¿Como pretende nadie concienciar a los niños, cuando todos los dias de colegio, observan (metodo de aprendizaje infalible) lo que no se debe de hacer? Saludos.

    27 ago 2017