www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3619269
Para todos los públicos Seguridad Vital - 29/05/16 - Ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que el 73% de los conductores españoles

utilizan su coche prácticamente a diario?

Y más de la mitad prescindiríamos del coche antes que del móvil.

Esto es "Seguridad vital".

Hoy desde Alicante. Comenzamos.

Esta semana nuestro Radar se fija en las maniobras imprudentes

más comunes que se ven en las carreteras.

Sabremos la manera correcta en la que deben situarse

los usuarios de los buses urbanos para viajar de manera segura.

Intentamos que sea siempre en sentido de la marcha,

mirando al conductor, y bien sujetos;

en caso de que haya un frenazo, no salgamos disparados.

En la localidad madrileña de Algete

los niños se convierten en policías por un día

para asegurar que todo el mundo cumple con las normas de tráfico.

Y el campeón del mundo de patinaje artístico

Javier Fernández nos cuenta por qué se considera

el copiloto perfecto.

Yo si estoy de copiloto y alguien va a aparcar,

sé perfectamente cuándo va a chocar,

cuándo... Lo sé perfectamente.

Hola, muy buenas. La prudencia es la capacidad

de valorar los riesgos que conllevan nuestras conductas

para modificarlas y evitarnos así riesgos innecesarios.

¿Qué ocurre? Que al conducir, en muchas ocasiones,

esa cualidad fundamental se nos olvida.

La falta de prudencia, la imprudencia,

es una de las causas de lo se conoce

como conducción temeraria o negligente.

Muchos de ustedes nos han enviado imágenes con estos comportamientos

que pueden tener consecuencias muy graves.

Así no vamos a llegar nunca.

-Este camino me lo hago con los ojos cerrados.

Puede parecer una película de terror,

pero son situaciones que ocurren

con más frecuencia de la que imaginamos

y en la mayoría de los casos se deben a imprudencias como estas.

Maniobra imprudente se llama

a aquellas maniobras que incumplen la normativa

y aquellas en las que ponemos en riesgo al mismo conductor

o a los otros usuarios de la vía.

Hay varias maniobras imprudentes peligrosas.

Por ejemplo, las que están en una glorieta.

También los adelantamientos imprudentes,

no respetar la distancia de seguridad...

-¡Hijo de...!

-Estamos habituado a ver en las glorietas

que los diferentes conductores entran en las glorietas

o hacen maniobras imprudentes

porque creen que saben cómo entrar en una glorieta;

han perdido ese conocimiento

que aprendieron en la autoescuela, en los centros de formación vial.

Los adelantamientos no bien hechos

pueden ser maniobras muy imprudentes,

por ejemplo, cuando no mantenemos la distancia de seguridad

o se hace un adelantamiento sin calcular realmente la distancia

con el coche que viene enfrente.

Estas maniobras suceden a diario,

como ustedes mismos nos han demostrado con sus vídeos.

Cuidado, cuidado. ¡Pítale, pítale! ¡Hijo de...!

Estas actitudes imprudentes suelen ir ligadas

a un exceso de confianza.

Cuando estos conductores hacen estas maniobras imprudentes,

es porque realmente no ven el riesgo del posible accidente

y sobre todo un exceso de confianza es uno de los motivos también

importantes cuando se hacen estas maniobras imprudentes.

-¡No le deja! ¿Cómo se puede ser tan...?

-La distancia de seguridad es muy importante respetarla

porque si vemos que algún usuario de la vía

está cometiendo una maniobra imprudente,

con la distancia de seguridad,

tenemos una reacción importante para poder frenar

o tomar otro giro y poder evitar el accidente.

Además de este consejo,

recuerde estar concentrado en la carretera

y piense que una maniobra mal hecha no solo le pone en peligro a usted;

sino también a los que tiene alrededor.

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar algún punto negro en la circulación,

señales que no se respetan

o cualquier problema que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras cuentas de Twitter, Facebook e Instagram.

Me llamo Genaro Gargallo.

Tuve el accidente hace 25 años en Huesca.

Este me produjo la lesión medular cervical;

una tetraplejia que me afecta a las manos y casi todo el cuerpo.

Era agricultor; llevaba un coche todoterreno,

pero llevaba un bidón de gasoil,

porque yo me dedicaba a cosechar maíz;

lo llevaba para la máquina.

Y claro, lo llevaba colocado ahí, pero ni atado ni nada.

Es que antes como no miraban tanto las cosas,

pues llevábamos de todo.

Era invierno, había algo de hielo,

se me fue el coche y caí de costado en la cuneta.

Yo iba sin cinturón también;

no me lo ponía nunca porque no...

Hace 25 años tampoco estaba la cosa como ahora.

Y al dar la vuelta, el bidón se me vino al cuello

y me rompió la médula.

Ya me cogieron y me llevaron a San Jorge, al hospital.

Allá me miraron y ya me enteré de la lesión que tenía.

Que me había quedado en silla de ruedas.

Pensé que se me había fastidiado la vida mucho así.

Después me llevaron a Barcelona, a rehabilitación

y, una vez superado eso yo ya tiré más para adelante.

Ahora siempre que puedo me voy de vacaciones.

Hay que tirar mucho para adelante. La familia tiene que apoyar mucho.

Y los amigos también. Son un papel fundamental.

Ahora estoy en la Fundación DFA, en la residencia;

que llevo 25 años ahí.

Y he estado yendo por colegios, aquí en Zaragoza, institutos,

a dar charlas para los chicos.

A uno que fui en Utebo; una chica.

Y se puso a llorar...

Y la semana de antes le había pasado a sus padres el accidente.

Se habían quedado fastidiados.

Cuando acabamos la charla, me acerqué a hablar con la chica.

Y le di ánimos; pero estaba la pobre deshecha.

Cuando vayas con el coche, ponte el cinturón

y la carga que lleves ponla bien sujeta,

que tú lo puedes evitar.

(Teléfono)

Coger el coche o la moto para ir y volver del trabajo

es algo muy habitual para millones de españoles,

pero esta rutina puede convertirse en tragedia.

La mayoría de los accidentes se producen en días laborables,

de siete de la mañana a ocho de la tarde.

Es muy importante que las empresas sean conscientes de esa realidad

y que fomenten buenos hábitos de conducción entre sus empleados.

Un curso de seguridad vial para directores de Recursos Humanos

es una buena manera de favorecer la implicación de las compañías.

El objetivo de estos cursos es trasladar a los directivos

y a los componentes de las empresas que los accidentes pueden evitarse.

Lo que deben hacer es trasladar lo que aprendan aquí

y ser capaces de implementar

políticas de seguridad vial en el ámbito laboral,

que luego lleguen a la vida privada de todos los componentes.

-Campaña de concienciación;

bien a nivel de una formación de fatiga y cansancio,

una formación del factor humano en la toma de decisiones,

que yo creo que es muy importante;

que ellos sepan realmente que las distracciones matan,

el peligro de utilizar el móvil, las drogas, etc.

-Nosotros hablamos mucho de concienciación y prevención;

no solo qué hay que hacer ante una situación de riesgo,

sino lo más importante, cómo evitarla.

-La presión del trabajo,

la urgencia porque te está llamando tu jefe o un cliente, etc.,

instintivamente casi vas a contestar al móvil;

pero es algo que entraña un peligro brutal,

y lo hemos podido comprobar; ante una reacción de frenada

o ante una reacción de salvar un obstáculo.

-No sirve para nada dar contenidos técnicos en la empresa

si no vienen reforzados por el cambio en las actitudes,

gestionar emociones; que es lo que intentamos hacer.

-Dan igual tus circunstancias personales;

da igual que te hayas levantado ese día más tarde

o que la reunión te la hayan puesto muy pronto;

al final tú tienes que mantener o adaptar tu conducción

a las normas de la vía; no a tus circunstancias personales.

-Un accidente, además, tanto si lo sufre el trabajador

como si lo sufre su pareja o uno hijo suyo,

va a afectar a la organización de manera directa.

-Evidentemente el impacto mayor siempre es en la familia,

pero el impacto de un accidente en una empresa,

con todos los compañeros, siempre es muy, muy importante.

Habíamos quedado con todo un campeón del mundo

de patinaje sobre hielo, Javier Fernández,

para dar un paseo en bici,

pero con tanta lluvia... No acompaña, no.

No mucho; la verdad es que no.

Oye, él no conduce, pero vamos a dar un paseo en coche

y te vamos a dar una sorpresa. Ay, es verdad, hemos preparado

una sorpresa buena, buena para ti. ¿Te atreves?

Yo me atrevo. Pues hala, vamos.

No te has sacado el carné, ¿y ni siquiera intentaste

estudiarte el código o...? Empecé una vez

y sí que estuve durante un tiempo

estudiando un poquito, haciendo un poco de exámenes;

pero luego ya empecé a competir otra vez y lo dejé a un lado.

Llevas mucho tiempo viviendo fuera, en Canadá;

¿conducen mejor allí que aquí?

Es prácticamente como aquí... Con más nieve, ¿no?

Con mucha más nieve. Eso sí, aquí no estamos acostumbrados

y, cuando nieva un poco, la ciudad se pone patas arriba.

Para empezar me imagino que como sucede en Europa Central,

a partir de una fecha

son obligatorias las ruedas de invierno.

Exactamente, y como te pillen sin rueda de invierno,

te puedes comer una multa bastante gorda.

¿Eres buen copiloto? Llevo tanto tiempo de copiloto

que las dimensiones del coche siendo copiloto,

las tengo perfectas.

Yo si estoy de copiloto y alguien va a aparcar,

sé perfectamente cuándo va a chocar...

Lo sé perfectamente.

Pero como me cambie de sitio... Radar Fernández.

(RÍE) Como me cambie de sitio, ya...

¿Qué cosas hay que te llaman la atención,

que te resulten chocantes de cómo conducimos los españoles?

Lo tarde que podemos llegar a frenar,

a veces cambiamos de carril e intentamos meter el coche

como si lo estuviésemos metiendo en un aparcamiento...

¿En tu familia conducen todos? O sea, tus padres, hermanos...

Mis padres, mi hermana. Yo tengo una hermana.

¿Y no han tenido nunca...? Hace mucho tiempo tuvimos

un pequeño accidente y luego mi madre tuvo otro.

¿Y qué pasó? ¿Sin consecuencias? Sin consecuencias.

Una furgoneta se intentó meter...

Pues estaba en una de las líneas y se cruzó como tres líneas,

uno frenó a tope y luego empezó un coche detrás de otro.

Tienes pinta de ser una persona tranquila,

seguro que como futuro conductor también lo serás;

¿pero qué no te gustaría ser al volante?

Yo soy una de las personas que incluso en tráfico

puedo disfrutar del momento.

Si no llego a casa en 10 minutos, pues llego en 25, ¿no?

Lo que yo nunca quiero ser al volante,

que yo sé que no lo voy a ser,

es una persona agresiva, sobre todo con la conducción,

porque estás jugando también con otras personas.

Bueno, pues esta era la sorpresa, que más que para ti,

va a ser una sorpresa para los chavales que estén aquí.

¿Te suena o no te suena esta pista de hielo?

Unas cuantas tardes aquí, ¿no? Muchas tardes, sí,

muchas tardes de entrenamiento. En La Nevera.

¿Cuántos quieren ser como Javier? (TODOS) ¡Yo, yo, yo!

¿Cuánto falta, papá? -¿Mamá, cuánto falta?

(NIÑOS) Papá, ¿cuánto falta?

-Una vez a mi abuela se le pinchó una rueda.

-Mi padre y mi madre juntos la inflaron.

-Tuvieron que ponerse los chalecos amarillos

para que así los otros coches viesen que estaban ahí.

-Mi padre, sin querer, iba para atrás

y no se dio cuenta de que había alguien atrás, y le chocó.

-Mi madre se lo dejó a una amiga que se llama Gema

y se pinchó una rueda.

-Tuvieron que parar y la señora estaba de mala leche.

-Mi papá iba con el coche y se le pinchó una rueda.

-Fueron al mecánico.

-Nada; nos fuimos caminando.

(RÍEN)

-A mi papá, cuando estaba aparcando el coche,

cuando se iba, se encontró el coche estropeado.

-Hay que avisar a la policía.

-Lo llevó al seguro, buscaron al chico

y le pidieron que se lo arreglara.

-A mi padre se le rompió la calefacción.

-Llamó una grúa. -Tuvo que ir a un taller.

-Para que se lo lleven y lo arreglen.

-Yo he ido dos veces.

-¿Al mecánico?

-Parecido a un garaje, sucio y con muchos coches.

Para ingresar en el cuerpo de policía

hay que ser mayor de edad

y, en el caso de los hombres, medir más de 1,65 m;

si se es mujer, la estatura mínima es de 1,60 m.

Sin embargo, en Algete, en Madrid,

los niños de nueve años pueden ser también policías de Tráfico.

Sí, durante un día los alumnos de tercero

se convierten en agentes: hacen cumplir las normas,

regulan el tráfico y hasta ponen peque-multas.

Una manera muy divertida de aprender seguridad vial.

Pablo.

-Esta actividad se llama "policía por un día",

se desarrolla en todos los colegios municipales de Algete;

a los niños los convertimos en "auxiliares de policía"

y el objetivo básicamente es conocer toda la normativa,

que la aprendan

y que conciencien a la ciudadanía para respetar las normas.

-Hola, buenos días. Me llamo Joaquín

y soy auxiliar de policía.

-¿Qué ha pasado aquí?

-Buenos días. ¿Quién es el conductor?

-Pues yo. -Hola, soy auxiliar de policía.

Su coche está mal aparcado.

-Tienes toda la razón. -Te tengo que poner una multa.

-Pero explícale por qué está mal aparcado.

-Está aparcado en una zona prohibida; línea amarilla.

-Verdad, tienes toda la razón. Lo siento.

-Ahora le vamos a pedir... -Por favor, retire el coche.

-Vale, muchas gracias.

-Ese día se les dota de la indumentaria de policía,

que es un chaleco reflectante, un silbato y un carné profesional.

Y aparte les entregamos unas multas por si deben sancionar.

Las señales redondas con círculo rojo son de...

(TODOS) ¡Prohibido! -Prohibido.

¿Y qué nos prohíbe esta señal? Estacionar y parar en estas zonas,

¿excepto quién?

-¡Vehículos autorizados! Los vehículos autorizados.

Entonces vamos a comprobar si tienen autorización estos coches

y, si no la tienen, tendremos que ponerles una multa.

-Hemos estado poniendo multas

y diciéndole a la gente dónde podía aparcar y dónde no.

-¿Por qué vamos a denunciar a este coche?

-Porque está en doble fila. -La ponemos en el limpiaparabrisas

para que cuando llegue el conductor lo lea.

Es una actividad que consiste en conocer las señales...

Triangulares con borde rojo...

(TODOS) ¡Peligro! -Muy bien.

Las normas de circulación, las normas como peatones.

Venga, pasad, chicos.

-Para dirigir el tráfico debemos parar a los coches

que vienen por delante y a los peatones hacerles esto,

para que pasen.

-Ponte aquí y diles que pasen.

Muy bien.

¿Qué señal tenemos ahí? -De minusválidos.

-Vale, nos informa que es un aparcamiento para...

-Minusválidos.

-¿Y entonces qué debe tener? Una tarjeta que le autorice

a estacionar aquí. Está bien estacionado.

Este año hemos incorporado la posibilidad de que los niños

trasladen todo lo que han aprendido en el centro escolar,

en educación vial, a los mayores.

-Os vamos a enseñar un par de cositas.

-Muchas veces son con los que luego tienen que viajar.

-Me ha gustado mucho

porque los policías nos han enseñado muchas cosas

y nos han enseñado también señales de tráfico...

Y me ha gustado; no sé por qué.

(TODOS) ¡Adiós, adiós!

La incorporación de cámaras estereoscópicas

como las del sistema EyeSight

han permitido evolucionar de control de crucero.

Una vez establecida la velocidad deseada,

el sistema mantendrá la distancia de seguridad

con el vehículo que nos precede.

Gracias a las cámaras, detecta si hay un coche delante

y actúa sobre frenos y aceleración.

En caso de que un imprevisto nos obligue a detener el coche,

aunque estuviésemos distraídos, el sistema disminuirá la velocidad

e incluso parará el coche para evitar la colisión.

Iniciada la marcha,

avisará de que el coche de delante se ha puesto en movimiento

y al acelerar retomaremos marcha con el control de crucero.

La marcha supercorta es una innovación

en las cajas de cambio de los camiones,

especialmente útiles

para los que transportan mucho tonelaje.

Tiene tres utilidades.

Una es para maniobrar muy despacio, hacia delante y hacia atrás.

También puede ser para ponerse en movimiento.

O puede ser para conseguir mantener una baja velocidad

cuando se descienden pendientes muy pronunciadas.

Cuando hablamos de ponernos en movimiento,

hablamos de dos partes.

En cuanto a masas muy grandes,

podemos arrastrar hasta 325 toneladas,

y estas 325 toneladas,

hay que pensar que un camión que va circulando con ellas

puede tener la necesidad de pararse en una cuesta

y hay que volver a ponerlas en marcha.

Y con este sistema somos capaces de poner en movimiento

una masa de 325 toneladas en una pendiente del 8%.

El otro entorno donde también es muy útil la supercorta

es para bajar las cuestas.

Evitar que una masa de 325 se embale en una cuesta abajo

es complicado; unos frenos no lo aguantarían.

Entonces la forma de mantener el vehículo a baja velocidad

es utilizando estas marchas supercortas

y aprovechando la resistencia del freno motor.

Aunque apareció en un principio como un simple proyecto,

el espray reflectante ya es una realidad.

Es un espray semitransparente que se puede aplicar sobre la ropa,

las bicicletas, los carritos de niños, etc.

Crea una capa fina, invisible por el día,

pero que refleja la luz en la oscuridad

y siempre en la dirección en la que se emite el foco de luz;

de modo que solo la persona que está detrás de la luz

ve el reflejo.

Permite darnos una gran visibilidad en las salidas nocturnas,

incrementando nuestra seguridad frente al tráfico

y al resto de vehículos.

El pasado año el Estado recaudó 6000 millones de pesetas

en concepto de multas.

Es decir, que cada conductor pagó un promedio de 500 pesetas al año

por no obedecer el código de la circulación en carretera.

Las faltas más castigadas fueron el exceso de velocidad,

la conducción bajo los efectos del alcohol

y por no usar el cinturón de seguridad.

En 1987 se denunciaron 1,5 millones de infracciones

por exceso de velocidad.

Cada conductor pasa al menos un par de veces cada año

ante un radar de velocidad de la Guardia Civil

y a veces el conductor olvida levantar el pie del acelerador.

En cuanto al uso del cinturón, se hace cada día más habitual,

como indica el descenso de las sanciones.

Uno de los temas que más preocupa a las autoridades de tráfico

es el incremento de accidentes que ha habido en los últimos años

debido al alcohol.

Existe un proyecto de reforma del Código Penal

para enviar a la cárcel a quienes conduzcan

bajo los efectos del alcohol o las drogas.

De momento, aunque no causen daños, pueden ser sancionados

con multas entre 30 000 y 300 000 pesetas,

además de la retirada del carné.

-Me salté dos veces un semáforo; en una me pillaron y en la otra no,

pero le di un golpe a uno que se atravesó.

Bueno, se atravesó; fui yo el culpable.

-Incluso me han denunciado a mí por pisar la línea continua.

-A mí las infracciones más gordas que me han puesto

han sido por exceso de velocidad.

-Muchos casos así.

-A mí mujer siempre le parecía que corría mucho

y tenía razón; corría en exceso.

Y ella apretaba para ver si se frenaba un poco.

Pero yo no frenaba, yo corría demasiado.

-Y también por la línea continua,

como eran las carreteras de ida y vuelta.

-Iba yo para Badajoz.

-Siempre había línea continua; te daban el alto cuando te veían.

-Me paran y dicen:

"¿Ha visto usted que ha pisado la línea continua?".

"No me he dado cuenta".

-"Que no la he pisado", "Que sí"...

-"Sí la ha pisado; le tenemos que denunciar".

-Ya estaba liado.

-"Pues denúncieme usted".

-Te sancionaban y...

(SILBA) ¡Tacatá!

-15 000 pelas me sacaron.

Hoy vamos a saber cuáles son las precauciones que debemos tomar

yendo como pasajeros en un autobús urbano,

que solo circulan a 50 km/h y uno dice: "Qué tontería"...

Sí, parece fácil, pero no. Nos lo va a explicar Fernando Lara.

Hola. ¿Qué tal?

De fácil nada y lo hacemos casi todo mal.

Muchas cosas mal; pero vamos a verlo dentro

y os voy a explicar cómo debe ir colocado un pasajero.

Hala. Para no hacernos daño, vamos.

Aquí estamos. La norma dice que debemos ir sentados.

Claro, la normativa exige ir sentados si hay asientos libres.

Ella va de pie habiendo asientos libres;

debería ir sentada.

Ella va en un asiento reservado para personas con minusvalía,

embarazadas o personas con muletas.

Y el único que va bien ubicado es este chico,

que va sentado en sentido de la marcha.

Nosotros tampoco vamos bien porque estamos de pie,

pero asumamos que está completamente lleno...

Ahí podríamos ir de pie, ¿pero cómo?

Intentamos que sea siempre en sentido de la marcha,

mirando al conductor. Dándole la espalda, perdón,

a las cámaras. Y bien sujetos;

que caso de que haya un frenazo, no salgamos disparados.

E intentar ir pendientes de... Lo de ir así con el móvil y tal,

mejor que no.

También porque tenemos que avisar con antelación al conductor.

Tenemos que avisar con bastante anticipación.

Si estamos al fondo, debemos acercarnos

y posicionarnos en la siguiente parada.

Pues en la siguiente parada vamos a meter en el autobús

a una persona que va en una silla de ruedas.

Pues venga. Vamos.

Vamos a ello.

Vamos a comprobar las dificultades a las que se enfrenta

una persona con discapacidad. Marta está en una silla de ruedas.

Pero sacan una plataforma, ¿no? La plataforma sale;

el conductor se acerca lo máximo al bordillo,

sale la plataforma

y, hasta que no abre la puerta, no puedes empezar.

Ya ha asegurado, puedes subir. Vale.

Casi que me ayudas, eh.

Vale. Aquí el primer problema

es que hay una señora aquí... Pues le vamos a pedir

que por favor ocupe un asiento y nosotros colocamos a Marta.

Vale. Que me tengo que poner en sentido contrario a la marcha.

Marta no tiene tanta pericia como los usuarios de sillas de ruedas.

El truco es que le pongamos

la espalda atrás, el cinturón de seguridad

y echar el freno a su silla.

El cinturón... Pon el freno.

El cinturón. Que me sujete a mí y a la silla.

Y tu espalda bien pegada a esta madera.

Pues mira, se baja Solano y entro yo con mi carrito de bebé.

Aprovechamos que está la rampa, pero no es necesaria

para subir una sillita de bebé; podemos ir por la otra puerta.

Ahí está, pero como está puesta. Aprovechamos.

¿Y cómo tenemos que colocar la sillita?

En este hueco, ¿no? Sí, igual que antes con Marta.

Ahí está, bien pegada atrás.

Le ponemos el cinturón por detrás sujetando la estructura,

los frenos de la propia silla...

Los frenos de la silla lógicamente. Ahí está.

En este caso te puedes sentar ahí. Vale.

Y si me encuentro con que hay una persona ocupando este lugar,

¿qué tengo que hacer? Tendríamos que plegar el carro

y coger al bebé.

Y en ese caso ocuparíamos las plazas reservadas

para personas con bebés... Eso depende

de cada comunidad autónoma, la normativa...

En fin, hemos sabido cómo ir más seguros con Manolín,

en caso de ir en silla de ruedas...

Todo para aprender a ir seguros en buses urbanos.

Mil gracias. De nada.

Hasta otra. Hasta luego.

Hala, Manolín.

En España hay radares de tramo, de velocidad

o incluso para saber si llevamos puesto el cinturón;

pero en Francia han querido ir un paso más allá

y han instalado un radar de stop.

Por el momento tan solo hay uno

y está situado en la localidad de Yerres,

a 25 km de París,

y en sus primeras 24 horas

ha registrado más de 500 infracciones.

En España ya hubo un dispositivo similar durante el año 2013,

aunque actualmente son los agentes de tráfico

los encargados de controlar este tipo de conductas.

Ah, yo me saqué el carné ¡a la primera! Y no miento.

A la primera el teórico y el práctico; contentísima.

Y además me lo saqué

como a las dos semanas de cumplir 18 años.

En coche no, en moto sí.

Cuando era muy, muy jovencita, que era un poco menos disciplinada.

No, no he cambiado jamás, no he tenido ese problema.

Además tampoco he visto cambiarla, o sea, que si me tocase hacerlo,

no sé yo si me acordaría de aquella teoría.

Sé que va detrás, en el maletero, debajo de la alfombrilla esa,

que se abre y ahí hay un montón de cosas;

por ahí anda el gato.

A volante me considero más... yo.

Me considero una persona a la que le gusta conducir,

que disfruta conduciendo,

y hombre, ni el increíble Hulk ni Gandhi;

una cosa intermedia, pero rapidita y ligerita, eso sí.

Voy a ser buena conmigo misma; un 8,5.

Para ser copiloto me gusta alguien que sea calladito,

porque a mí me gusta ir escuchando música...

Mientras sea calladito, que sea copiloto quien quiera.

Esto ha sido "Seguridad vital".

Gracias por estar ahí. La próxima semana más.

Traigo una caña y, si pesco algo,

lo cocino. Buena idea.

Hala, adiós. Adiós.

(IMITA UN GRAZNIDO)

Comenzamos.

¡Vete ya!

Hola, muy buenas. La prudencia es...

La prudencia es...

(BALBUCEA) He dicho: "Hola, muy buenas"...

Algunas de nuestras conductas... Joder.

Un poco... a... trom-pi-co-nes.

La prudencia es la...

Los agentes de tercero... Los agentes no, los alumnos.

¡Vale! Estoy grabando.

¡Solano, toma decimonovena!

Todo tipo de cosas... Me he liado.

Peque-multas; es una...

Incluidas peque-multas.

Peque-multas. Me he liado. ¡Solano, toma 25 000!

Muy divertida de aprender seguridad vial.

¡Muy bien, Solano!

(IMITA UN GRAZNIDO)

Buena idea. Hala, adiós.

Las empresas sean conscientes... Arriba, arriba.

Un curso de seguridad vial para...

La realidad...

Las empresas sean... Jo, cómo estamos.

Y además huele que no veas. A pescadito.

Podrido.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Seguridad Vital - 29/05/16

Seguridad Vital - 29/05/16

29 may 2016

Seguridad vital sube al coche con el campeón del mundo de Patinaje artístico Javier Fernández. Además, en el programa de esta semana se analizan algunas de las maniobras imprudentes más comunes y se visita un curso para empresas que busca fomentar buenos hábitos en la conducción al ir y volver al trabajo, entre otras novedades relacionadas con la seguridad vial.
ver más sobre "Seguridad Vital - 29/05/16" ver menos sobre "Seguridad Vital - 29/05/16"
Programas completos (146)
Clips

Los últimos 1.493 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios