www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3957282
Para todos los públicos Seguridad Vital - 26/03/17 - ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que cada año en España podríamos evitar 380 muertes

si todos respetásemos los límites de velocidad?

¿Y que un exceso de 80 km/h sobre la velocidad permitida

puede acarrear penas de prisión?

Esto es "Seguridad vital". Hoy desde Murcia,

"qué hermosa eres". Y bonica. Comenzamos.

Aparcar en doble fila o cruzar por en medio de la calzada

son algunos de los problemas más comunes que vemos

cuando llevamos los niños al colegio.

Esta semana nuestro Radar se centra en este problema

que nos afecta casi todos los días.

En nuestra Autoescuela salimos a comprobar

cuántos coches circulan a nuestro alrededor

sobrepasando el límite de velocidad permitido en cada vía.

Vamos a meternos en una vía rápida, donde el límite es 100,

a ver si la gente lo cumple.

Nos pasan que nos despeinan. Ese nos acaba de pasar,

el azul, a unos 130 km/h.

Tres de los actuales campeones de Europa de baloncesto

en silla de ruedas nos cuentan cómo este deporte ha sido

fundamental en la recuperación tras sus accidentes de tráfico.

Y entrevistamos a la actriz Lluvia Rojo,

que tiene muy claro que alcohol y conducción

no son compatibles ni tolerables.

Ni se me ocurre. Yo no bebo un vino y conduzco.

Pero ni un vino, que sé que no da.

Yo soy de las que llamo a la Policía y digo:

"Se ha metido en la matrícula tal una persona que no podía andar".

Hola, muy buenas. El civismo en la conducción,

el respeto a las normas y a los demás,

la responsabilidad como peatones son valores de la seguridad vial

que constantemente transmitimos a nuestros hijos.

Pero los padres no siempre somos consecuentes.

Saludos. Sí, precisamente delante de nuestros hijos

es cuando cometemos un mayor número de infracciones

al dejarles o recogerles del cole.

En ese momento los centros escolares

se convierten en un entorno de lo más peligroso.

Primera hora de la mañana

y hay que llevar a los niños al colegio,

y ahí todo vale con tal de dejarles lo más cerca posible.

Las conductas normalmente se aprenden en la infancia

y se aprenden de aquellos que son nuestros modelos de aprendizaje,

y especialmente de los padres,

que son el primer modelo de aprendizaje que un niño tiene.

Entonces el mal comportamiento de los padres en seguridad vial

influye en que sus hijos vuelvan a cometer

esos mismos errores o esos malos comportamientos

cuando sean conductores adultos.

El niño, cuando ve que su padre no realiza

las adecuadas actuaciones en el mundo del tráfico,

puede pensar que hay una discordancia

entre lo que le enseñan en el colegio que es adecuado

y lo que su papá hace.

Es función del padre, también, darle una explicación

cuando el niño le hace una reprimenda:

"No me he dado cuenta, no sé qué ha pasado, es verdad,

tienes razón, esto no se hace".

Tenemos que ser muy conscientes

de que llevamos lo que más queremos en el coche

y que otros con los que nos podemos chocar también lo llevan.

Eso es muy importante.

Y que debemos dar ejemplo

porque somos el primer modelo para nuestros hijos

y por muchas clases, mucha educación vial

que a lo mejor le den en el colegio,

nosotros somos el primer ejemplo que tienen que tener.

En diferentes zonas de España se han buscado soluciones

al problema del tráfico en la puerta de los colegios.

En Pontevedra han habilitado zonas de aparcamiento

en los alrededores de los centros escolares,

que permiten estacionar un máximo de 15 minutos;

el tiempo justo para que los padres

acerquen a sus hijos al colegio andando

y vuelvan para retirar el coche.

En otras zonas, como Alcobendas, las autoridades han tomado

otras medidas para preservar la seguridad de los más pequeños.

Nosotros en Alcobendas optamos

por tener una patrulla

en cada uno de los colegios que hay en esta localidad,

que vigila los pasos de peatones a la hora de la entrada y salida.

Y somos permisivos con la doble fila que se produce

alrededor de estos centros escolares

porque entendemos que siendo indisciplina vial,

reduce la velocidad.

Se ha construido, junto a los estacionamientos,

una zona que está excluida al tráfico

para que paren ahí los conductores en doble fila

y así los niños, por el lado más próximo a la acera, puedan bajar.

Creemos que la educación y la prevención son fundamentales

porque los niños de hoy son los padres del futuro

y los conductores del futuro.

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar algún punto negro en la circulación,

señales que no se respetan

o cualquier problema que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además, también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras cuentas de Twitter, Facebook e Instagram.

Me llamo Antonio José Llorens Soria,

tengo 44 años.

El 16 de julio de 2014 sufrí un accidente de tráfico

mientras desarrollaba mi trabajo.

Soy guardia civil de tráfico e iba en moto.

Soy lesionado medular

y es más fácil decir los huesos que no me rompí en el accidente

que nombrar todos los que me rompí.

Ese día en concreto regresaba de vacaciones.

Todavía estábamos en el tiempo de la operación retorno.

En julio, entre las 3.00 y las 5.30 de la tarde;

eso hay que vivirlo, ¿no? Es un poco complicado físicamente,

sobre todo por el entorno, el calor, la circulación...

Terminamos ese periodo de regulación

y asistíamos al otro punto.

En el trayecto, estaba haciendo señales

a un vehículo que circulaba paralelo a mí.

¿El motivo? Que iba hablando por el móvil,

que iba distraído leyendo algo...

Me distraje con esa acción que estaba llevando;

que la había hecho miles de veces;

sufrí una salida de vía, impacté contra un obispo,

que es lo que separa dos carriles,

uno de salida y otro para continuar por la vía principal,

y pegué unas cuantas vueltas de campana.

La moto salió dando vueltas de campana sobre mí.

Pasé 20 días en coma.

Cuando me desperté, estando todavía en Reanimación,

más o menos sabía lo que me había pasado.

Yo he asumido un poquito la lesión medular,

porque entraba en mi trabajo, sabía que corría riesgos.

De hecho, muchos compañeros han fallecido.

Tenemos que ser todo lo prudentes que podamos al volante.

Es difícil decir que solamente

dependa de las personas que tenemos que velar por eso,

sino que tenemos que contar con todos.

Nosotros podemos estar pendientes.

Mi intención era esa cuando me ocurrió el accidente;

pues decirle a una persona, pararlo para denunciarlo,

sobre todo por una conducta que estaba llevando en el momento

que podía acarrear las consecuencias

que después me acarreó a mí.

Las distracciones se pagan; de cualquier manera, se pagan.

Puedes tener mucha experiencia, puedes llevar diez años en moto,

que solo bastan unos segundos para que la vida te dé un vuelco.

Cuando conduzcas, evita distracciones.

Lo importante es lo que estás haciando en el momento.

En un segundo la vida te puede dar un vuelco.

Tú lo puedes evitar.

Todas las semanas les contamos la historia de personas

que deben rehacer su vida tras sufrir un accidente de tráfico.

Los tres protagonistas que les presentamos a continuación

tienen dos cosas en común:

una, que están en sillas de ruedas y dos, que juegan al baloncesto

mucho mejor que yo.

¡Bien, Solano!

No es fácil meter un triple y desde luego

es mucho más complicado si uno lo tiene que hacer

desde una silla de ruedas.

Es el caso de Carlos, Jaume y Roberto;

los tres sufrieron diferentes lesiones en accidentes de tráfico

y hoy se dedican al baloncesto, y lo hacen realmente bien.

Su club, el Club Deportivo Ilunion, es campeón de España y de Europa.

Puede lanzar Mena, ¡Mena! ¡Dentro!

En sus 23 años de existencia, el Club Deportivo Ilunion

ha cosechado 15 ligas y 15 Copas del Rey.

Además, son los actuales

campeones de Europa de clubes de baloncesto en silla de ruedas.

(TODOS) ¡Campeones!

Algunos miembros del equipo se han dedicado profesionalmente

a este deporte después de haber sufrido un accidente de tráfico.

Rober, yo la historia de Llambi me la conozco,

cómo fue su accidente;

pero de ti no sé muy bien cómo fue tu accidente

y tampoco qué es lo que te hizo acercarte

al baloncesto en silla de ruedas.

-Sí, bueno, yo tuve un accidente con 14 años,

un accidente de moto,

en el cual me explotó la rueda de delante de la moto,

pegué contra una señal de tráfico;

la motó me cayó encima y estuve en UVI dos meses.

En total fueron unas 37 operaciones

hasta que me llegaron a amputar

y, después de estas operaciones, decidí hacer un cambio en mi vida

e irme a vivir a Andalucía y estudiar allí.

Y allí empecé a jugar al baloncesto.

-En mi caso fue un poco diferente.

Íbamos cinco amigos de fiesta un viernes por la noche

y parece ser que íbamos un poco rápido con el coche.

En un instinto así de hacer una broma,

el coche se le fue, empezó a dar vueltas de campana

y mira... Lo bueno es que estamos los cinco vivos.

Ahora te toca a ti, Llambi, explicarnos...

-A mí hace 34 años que me atropelló un coche.

Fue un poco imprudencia del conductor,

imprudencia mía, cuando tenía ocho años;

cruzaba una carretera en diagonal.

Fin de año, mucha niebla,

y el coche ni me vio con toda la niebla,

iba a mucha velocidad, y me llevó por delante.

-A mí el deporte principalmente en ese aspecto de salud,

me ha ayudado mucho.

No sé si a vosotros os pasa lo mismo.

-Es verdad que después del accidente,

al principio, tomaba el deporte como una rehabilitación;

pero después me ha servido, aparte de...

Como decía antes, para conocer a gente,

para disfrutar...

-Es una manera de integración a la sociedad también, ¿no?

Me ha ayudado muchísimo a superar las barreras que tienes

en el día a día con el tema de discapacidad;

los valores que realmente te da el deporte

y una disciplina

que seguramente es muy complicada de tener.

-A la gente que ha tenido un accidente,

el consejo que le daría;

un accidente, que es un gran obstáculo,

pero sí que le diría que de todo se sale.

Y la muestra somos nosotros tres,

que estamos haciendo nuestra vida normal,

estamos haciendo el deporte que nos gusta

y, bueno, como cualquier otra persona sin discapacidad.

-Si estuviera a punto de coger la moto,

que tuviera precaución con la circulación,

porque a veces ya no es solo uno mismo,

sino que a veces lamentablemente por factores externos,

se puede tener un accidente o un tipo de desgracia.

-Tienes que ir siempre pendiente de todo.

-Sí, la he visto bastantes veces.

-En las carreteras, a la entrada de las ciudades.

-Sí, la he visto alguna vez por carretera.

Voy de copiloto porque no tengo carné aún, estoy en proceso.

-Yo vivo en un pueblo, no es muy grande,

son 16 000 habitantes, y la he visto.

-Pues justo antes de los pasos de cebra aquí hay muchas.

-Esto... frenando un poquito el coche,

teniendo mucha precaución...

-Hay que frenar cuando se ve la señal.

-Es lo que siempre hace la gente con la que voy,

frenar un poco y pasarlo, más que nada porque si no,

los amortiguadores se van a ir al traste.

-El triángulo ya es una advertencia de peligro.

-De peligro de resalto, para que frenes un poco.

-Y si no reduces la velocidad, puedes perder el control del coche.

-Ve frenando que se aproxima un badén,

no vayas a romper el coche.

-Peligro, badén, resalto en la calzada.

-Resalto; así, simplemente, resalto.

-Y nada más.

He quedado aquí en el Calderón con Lluvia Rojo,

una pedazo de actriz, cantante, profe, traductora,

y colchonera; por eso hemos quedado aquí.

Y la tengo que llevar a un ensayo.

Hola, Lluvia. Hola.

¿Cómo estás? Muy bien.

Un ensayo de tu nueva peli.

Sí, de mi peli que se llama "Conducta animal",

es un "thriller" con tintes animalistas...

Seguro que lo bordas. Oye, tengo el coche ahí.

He venido en un coche eléctrico, por esto del medio ambiente.

Yo soy superecologista. Lo sé...

Y te llevo al ensayo, ¿vale?

Oye, no sé si es mucho pedir, ¿pero puedo conducir yo?

¿Quieres? Me encantaría.

Pues voy de copiloto. ¿En serio?

Sin problema. Soy tu chófer hoy.

De copiloto, qué bien, qué suerte.

Aquí estamos. Ya verás que es facilísimo.

100% ecológico, como a ti te gusta. Toma.

Es increíble.

¿Cómo te definirías como conductora?

Soy una conductora tranquila.

Me encantan las normas y las cumplo totalmente.

Yo creo que a todos nos ha tocado, si no directamente, indirectamente,

conocer una víctima de un accidente de tráfico.

Ha habido accidentes de personas allegadas en moto

y eso sí que me ha cambiado; cojo menos la moto.

No hay respeto ni a las motos ni a las bicis.

Eso te iba a decir. Poco a poco se está instaurando,

vemos las bicis eléctricas; pero la convivencia

de coches, peatones y bicis siempre es complicada, ¿no?

Es complicado.

Yo creo que hay que hacer unos carriles bici de verdad.

Sé que es difícil por la infraestructura,

por cómo está planteado todo;

pero estos carriles mixtos de 30,

pues la gente se los salta absolutamente.

También ha cambiado mucho el tema de los jóvenes.

Antes es verdad que bebías y: "Bah, yo controlo",

y en cambio ahora es verdad que ves a muchos chavales

y hay programas de ayuntamientos que dicen:

"Uno de los amigos no bebe y es el que lleva el coche,

y nos turnamos". Claro, eso es.

Espero que hagan eso, vamos. Yo no bebo un vino y conduzco.

Pero ni un vino, que sé que no doy ni de casualidad.

Yo llamo a la Policía:

"Se ha metido en tal matrícula una persona que no podía andar".

¿Has llamado a la Policía? Por supuesto.

Claro, es fundamental la colaboración ciudadana;

hay una responsabilidad en eso. No te puedes meter en un coche,

es un peligro potencial y yo creo que hay que llamar.

Ya está, no pasa nada.

Oye, una cosa, estás en una serie, "Cuéntame",

que hace un recorrido en el tiempo, y cómo hemos cambiado en general

y en seguridad vial.

Sí, por ejemplo, el tema de los cinturones.

Yo sin cinturón me siento como que me falta algo

y cuando rodamos el cinturón de seguridad no te lo pones.

O lo de los cascos. Ir en una moto sin casco.

Recuerdo en una de las temporadas que tenía una vespa

y llevaba un pañuelo, y me pareció rarísimo.

-¿Cuánto falta, papá? -Mamá, ¿cuánto falta?

(NIÑOS) Papá, ¿cuánto falta?

-Dilo tú.

-Eh... -Así.

-¿Una línea?

-Ah, sí, para que no se salgan los coches de la línea continua

porque si no, se chocan.

-Sirve para que los coches no pasen al otro carril.

-Una línea continua es cuando entre dos carreteras

de dos sentidos o de un sentido, que no se puede... adelantar.

-Son blancas.

-Porque es una línea. -Línea.

-Que va todo el rato.

-¿Para que no se salgan?

-Sirve para que no adelanten las personas cuando no deben

y así previenen que no haya tantos accidentes.

-Pues para que no te salgas de la línea

porque si no, tienes un accidente muy grave.

-Ahora te toca a ti, eh. -No.

A través de nuestro correo nos contactó José Ángel López.

Quería saber quién tenía preferencia en caso de encontrarse

dos vehículos que quieren intercambiar los carriles

tal y como se explica en la foto que adjuntaba.

Buenos días, José Ángel. Respecto a tu pregunta,

de los dos vehículos que circulan en paralelo en dos carriles

y quieren los dos intercambiar sus carriles;

ninguno de ellos tiene prioridad para hacerlo.

Debes respetar la prioridad del que ya está en ese carril.

Si uno de los dos vehículos va más adelantado que el otro,

debe aprovechar esa situación

para hacer el desplazamiento lateral.

Si los dos van en paralelo, de alguna manera

debe haber un acuerdo entre conductores

de que el que acelere o el que frene deje un hueco

para hacer el desplazamiento;

pero no existe ninguna prioridad de paso.

Otro ejemplo sería un carril de salida y de entrada,

que coincide con lo que nos preguntas.

Lo más inteligente, aunque no esté recogido normativamente,

es que el que acelera para incorporarse se ponga delante

y el que frena para salir se ponga detrás;

pero no está legislado; no existe prioridad de paso.

Espero que con esta explicación haya quedado resuelta tu duda.

Si quiere que nuestros expertos

respondan a sus dudas o preguntas acerca de seguridad vial,

puede enviarnos un vídeo

a nuestro correo de participacion@seguridadvital.es

o a través de nuestras cuentas en redes sociales.

La seguridad vial es algo que nos afecta

durante toda nuestra vida

y por eso las campañas de formación y sensibilización

se deben dirigir a todas las edades.

Esa es la opinión de Sergi Loughney,

que es el director de la Fundación Abertis.

Según Loughney,

los niños trasladan todo lo que aprenden a sus padres,

los jóvenes deben estar muy alerta

de los peligros y riesgos al volante

y los mayores de cualquier cambio físico que afecte a la conducción.

Yo creo que el tema de la seguridad vial,

como ex deportista que jubaga al rugby en mis tiempos,

siempre debes estar en tensión;

siempre tenemos que llevar la sociedad en tensión.

El tenerte en tensión en un partido

es lo que te va a hacer mantenerte siempre en la seguridad.

Esa es la importancia de que nunca podemos bajar

el pie del acelerador, en ese sentido;

o sea, siempre tenemos que tener

un gran espíritu de concienciación constante

en los programas de seguridad vial;

tanto de chavales pequeños como de jóvenes o de adultos,

porque esa tensión va a mantener el que no se relaje nadie

en los temas de seguridad vial.

Hay que educar toda la vida;

constantemente debes educar en temas de seguridad vial.

En el momento en que te relajas es cuando tienes

esas subidas o de accidentalidad o subidas de siniestralidad, etc.

Eso lo estamos reclamando

muchas asociaciones, fundaciones y entidades.

La educación vial en los colegios es activa;

pero tendría que ser más.

Creo que podría haber una asignatura exclusiva

de seguridad vial con atención social y médica

dentro de otras actividades.

Yo creo que iremos hacia allá porque la concienciación

de la conducción la debes tener durante toda tu vida.

Por mucho que te eduques de infantil,

si te relajas en la juventud, es cuando viene el problema;

o sea, hay que estar siempre en tensión.

Las buenas infraestructuras salvan vidas.

Una buena infraestructura

es aquella que es segura para el ciudadano.

Desde siempre en Abertis tenemos dos grandes pilares:

el "road safety" y el "road tech".

El "road safety" es la seguridad vial;

todo lo que implica la seguridad vial,

y el "road tech" es todo lo que es la inversión y la tecnología

dentro de una vía como las autopistas

para darles seguridad.

En todos los países las grandes vías de pago

son las vías que más se utilizan y las vías con más seguridad.

Y el pago por uso es una concepción que está absolutamente asumida.

Tenemos que tener la conciencia de que el utiliza el coche

y el que utiliza una autovía tiene que pagar por ella,

y el que no la utiliza no.

Yo creo que las de peaje son mejores porque son autovías

que si el ciudadano paga una autovía o una autopista

es para encontrar un mejor servicio.

-Si yo te contara cómo conducíamos por la noche, no te lo vas a creer.

-La única iluminación que había cuando llegabas aquí a Madrid

era la carretera de Barcelona.

Cuando llegabas al aeropuerto de Barajas,

a partir de ahí empezaba a haber iluminación.

-Las rayas blancas en algunas carreteras no se veían

-Conducir de noche... pues a muy poca velocidad.

En la mayoría de los casos sí podías usar la luz larga

porque había muy poco tráfico.

-Tantos problemas de iluminación, que una vez fui

y no se veía muy bien con la luz de cruce

y no se me ocurrió nada más que poner la luz larga.

Entonces me encontré con un coche, yo lo veía tan bien, tan bien,

con la luz, pero deslumbraba al otro,

que cuando se paró el otro a la par mía, en paralelo,

me dijo: "Chaval, ¿qué quieres, que vayamos todos al sanatorio?".

-El peligro no era que viniese uno de frente,

porque había mucha menos circulación, no había casi;

el problema era que te salieses de la carretera,

porque las carreteras hoy están señalizadas; entonces no.

-El hecho de encender nuestro alumbrado de cruce

no está en función de poder ver mejor la carretera,

sino de ser vistos con prontitud y claridad

en evitación de complicaciones

en las que nos podemos ver involucrados e involucrar a otros.

Al amanecer, al atardecer,

con niebla, con lluvia, con el cielo nublado;

en general cuando disminuyen las condiciones de visibilidad,

debemos llevar la luz de cruce encendida.

En el caso que nos ocupa,

al llevar encendidas las luces el vehículo oscuro,

previene de su presencia al que intenta adelantar

haciéndole desistir de su empeño.

Un 50 bien grande, "recuerde", pintura amarilla reflectante;

pero qué poco caso le hacemos

a las señales que nos limitan la velocidad

y eso que, Andrés Rodríguez, profesor de formación vial,

la velocidad está detrás de un montón de accidentes.

Hoy comprobaremos si se respetan estos límites de velocidad

en carretera y en poblado.

Pues hala, vamos al coche.

Andrés, estamos en una vía que es de 50 km/h.

Nos vamos a colocar en nuestro carril derecho.

Estamos yendo ahora mismo a 50 clavados.

Es cierto también que es una avenida

con tres carriles para cada sentido

y da la sensación de que es una vía rápida, pero no lo es.

Nos está pasando un coche...

Y va hablando por el móvil. Lo primero que ha hecho es mirarte,

a ver si era un coche de la Guardia Civil.

Y va hablando por el móvil. ¡Otro que nos pasa!

Eso pasa frecuentemente, ¿no? Uno ve una vía muy amplia y dice:

"Esa es una vía rápida". Sí,

tienes la sensación de querer correr

más de lo permitido porque parece que vas más lento.

Vamos a meternos ahora en una vía rápida,

donde el límite es 100, a ver si la gente lo cumple.

Nos pasan que nos despeinan. Ese nos acaba de pasar a 120,

el azul, a unos 130 km/h... Espera, espera, que vienen más.

¡Toma! Ese ha pasado a unos 140 largos.

Ese irá a cerca de 150 por lo menos.

Y eso ya, 150 en una vía de 100...

Pues serían cuatro puntos, 400 euros.

Estoy a 80, eh.

Es lo que dice mucha gente: "Es que voy a 80 y voy parado".

Pero fíjate que este coche nos acaba de pasar...

Ese nos acaba de pasar fácil a 140.

Se está pasando 60 el límite de velocidad.

Me voy a poner a 100 clavados y a ver qué sucede.

Viene por aquí un taxista que claramente no va a 100.

Sí, habrá pasado fácil entre 115 y 120.

Y ahora veremos cómo frena para adaptarse a la velocidad

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Seguridad Vital - 26/03/17

Seguridad Vital - 26/03/17

26 mar 2017

Hoy vemos cómo no respetamos los límites de velocidad; las infracciones que muchos padres cometemos al dejar a los niños en el colegio.

ver más sobre "Seguridad Vital - 26/03/17 " ver menos sobre "Seguridad Vital - 26/03/17 "
Programas completos (146)
Clips

Los últimos 1.493 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios