www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3333263
Para todos los públicos  Seguridad Vital - 24/10/15 - Ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que si vamos conduciendo

y un coche que viene de frente nos deslumbra,

podemos tardar hasta 60 segundos en recuperar totalmente la visión?

Eso significa que si circulamos a 60 km/h avanzaríamos

más de 1 km teniendo la capacidad visual mermada.

Esto es "Seguridad vital"; comenzamos.

Nuestro Radar demuestra cómo seguimos circulando

de manera innecesaria por el carril izquierdo

a pesar de considerarse infracción grave.

Conoceremos los problemas a los que se enfrentan

los profesores de autoescuela; uno de los trabajos con más estrés.

El problema que veo yo es el resto de conductores.

A mí me han llegado a perseguir, increpar al alumno...

Nos ponemos al día con la nueva normativa

de sistemas de retención infantil.

Y la actriz Vanesa Romero nos cuenta cómo

las imprudencias de algunos le costaron un accidente.

Atasco, semáforo, frenas, el de atrás iba con el móvil...

Y me dio.

Seguramente muchos no sabrán que en Madrid se conducía

por la izquierda hasta el 1 de octubre de 1924,

cuando se cambió el sentido de la circulación.

Es un ejemplo más de las muchas ciudades y países

que han cambiado el sentido de su circulación

a lo largo de la historia.

Actualmente se conduce por la izquierda en 56 países,

lo que supone el 35% de la población mundial

y el número de kilómetros es un 28% de la red viaria total.

Hola, muy buenas. Quizá alguno de ustedes

haya oído alguna vez hablar de lo que coloquialmente

se llama síndrome del carril izquierdo.

Por si no saben qué es, les diré que se trata de algo

que nos afecta a seis de cada diez conductores

y de eso habla hoy nuestro Radar.

Saludos a todos. Los que sufren este síndrome

están acostumbrados a circular en carreteras de dos o tres carriles

siempre por el carril central o el izquierdo.

Y no lo hacen en un adelantamiento;

qué va, es que conducen así habitualmente

y esto afecta gravemente a la seguridad y al tráfico.

Este vehículo grabado por un espectador

tiene tres carriles a su disposición.

Sin embargo, circula por el carril central.

Esta práctica es tan común que hay gente que desconoce

que circular por el carril derecho es obligatorio.

Solo en ocasiones puntuales está permitido ir por la izquierda.

Hay que saber cuándo se puede circular

por el carril izquierdo en autopistas

La norma dice que siendo la norma general

circular por la derecha,

puedes hacerlo por el carril izquierdo

en aquellos casos en los que la vía o el tráfico lo aconseje.

Esto es porque el carril derecho tenga determinadas condiciones,

que esté bacheado o tenga condiciones no correctas,

o porque la circulación en el carril derecho

sea tan continua o tan densa

que merece la pena ir por el carril izquierdo.

Los hay que están abonados al carril izquierdo,

incluso cuando no les está permitido ir por ahí.

Circular por el carril izquierdo está considerado una infracción

y, como tal, está castigado con una multa económica.

Si no circulamos de acuerdo con esta regla general,

será una infracción grave a la ley de seguridad vial

castigada con 200 euros.

Sin embargo, las multas no son relevantes

si tenemos en cuenta el peligro que supone mantenerse

en este carril más tiempo del necesario.

La gente lo desconoce, pero quizá lo que debería

tener siempre presente es la regla general:

volver siempre al carril derecho y, dentro del carril derecho,

al borde derecho de la calzada.

Si todos tenemos clara la misma regla,

será fácil que no haya colisiones, que no haya desencuentros

en la circulación.

Esta peligrosidad va ligada también al número de conductores

con preferencia por el carril izquierdo.

Una prueba es este vídeo enviado por Sergio desde Málaga.

Según la DGT, el 60% de vehículos circula por este carril.

Algunos lo hacen incluso cuando no deben.

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar algún punto negro en la circulación,

señales que no se respetan

o cualquier problema que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además, también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras de Twitter, Facebook e Instagram.

Me llamo Sergio Vicente Santesteban.

Hace aproximadamente cinco meses tuve un accidente de moto

y ahora aún me estoy recuperando de las secuelas.

Yo circulaba por una calle de tres carriles,

por el carril central.

En un semáforo, me paso al carril derecho

y en ese momento de una fila de coches aparcados

en paralelo, un coche salió sin mirar,

a mí no me dio tiempo ni a frenar ni a esquivarlo

y choqué contra él y contra dos coches más

que estaban parados en el carril central.

Me rompí en el lado izquierdo tres costillas,

la clavícula y el fémur.

Con un accidente así, una cosa tan sencilla

como intentar llegar a coger un autobús

se vuelve una odisea cuando lo que tienes

en la pierna izquierda es un dolor constante.

Lo que han hecho es ponerme un tutor de titanio

que va por dentro del fémur.

Llevo también dos clavos que sujetan el hueso de la rodilla,

que con el tiempo seguramente se rompan

y cabe la posibilidad de que tenga que volver

a someterme a una cirugía para extraerlos.

Yo venía de un semáforo que se acababa de poner en verde

y no superaba más de los 50 km/h que marca en ciudad.

Ir a 60 o 70 km/h,

que es algo que creo que todos hacemos

en vías amplias marcadas a 50,

eso podría haber sido la diferencia

entre lo que me he roto y no contarlo.

Por muy prudente que tú seas,

no sabes lo prudente que son los vehículos que te rodean.

Los coches tienen que tener en cuenta que una motocicleta

es un vehículo con muchísima movilidad

y que en un segundo que miran por el retrovisor

puede que no vean nada

y un segundo después les aparece una motocicleta.

Tanto si eres conductor de motocicleta como de coche,

cuando realices un desplazamiento lateral o desaparques,

no solo mires por el retrovisor,

sino gira también la cabeza para comprobar que no viene nadie,

porque esto que me ha pasado a mí también te puede pasar a ti.

-Hola, chicos.

¿Tenéis un momento para responder a unas preguntas de seguridad vial?

-Sí. -Claro que sí.

-Falso. -Falso.

-Supongo que verdadero. -No lo sé...

Verdadero, supongo.

-Falso, sería la más insegura.

-Falso.

-Verdadero. -Verdadero.

-Falso; si la silla está bien...

-Verdadero.

-Falso. -Verdadero.

-Verdadero. -Verdadero.

Supongo.

-Bueno, Jorge, has ganado.

¿Qué te parece? -Pues estoy contento.

Seguramente a ninguno de ustedes

se le ocurriría llevar a un niño así en una bicicleta,

sobre todo porque es obvio que puede pasar esto.

Sin embargo, sigue habiendo gente que lleva a los niños

en el coche mal atados

o directamente sin ningún sistema de retención infantil.

A menudo lo que sucede es que no sabemos cómo hacerlo.

¿Debemos llevarlos siempre con cinturón,

pueden viajar en el asiento delantero,

hay que desactivar el airbag?

Atentos porque desde el 1 de octubre

la ley que regula cómo deben viajar los niños en el coche

ha cambiado.

Desde el pasado 1 de octubre, todos los niños que no midan 1,35 m

tienen la obligación de viajar en los asientos traseros,

utilizando el sistema de retención infantil según su talla y peso.

La modificación del reglamento adelanta algunos cambios

que serán de obligado cumplimiento

cuando solo esté en vigor la normativa i-Size.

A partir de 2017-2018, solo será de aplicación

el sistema de homologación de las sillitas i-Size,

lo que viene a implicar es que las sillitas se van

a catalogar en función de la altura de los niños

y no del peso como se hacía hasta ahora

y que será obligatorio el uso de las sillitas a contramarcha

hasta los 15 meses de edad.

En la actualidad existe mucha confusión

a la hora de sentar a los niños en el coche.

Aclaremos las principales dudas.

¿Hasta cuándo deben llevar sillita?

-El sistema de retención infantil debe utilizarse desde recién nacido

hasta 1,36 m de altura o 36 kg de peso,

lo que primero ocurra.

-¿Y es mejor sujetarles con arnés o con cinturón?

-El momento justo en el que hay que abandonar el arnés

es justo hasta los 18 kg;

a partir de entonces usar ya el cinturón del adulto,

que es el único con capacidad para soportar el nuevo peso.

-¿Cómo debo colocarle el cinturón correctamente a mi niño?

-Para colocarlo correctamente debes tener adaptado

el cabecero a la altura adecuada del bebé

y, con ese fin, el cinturón pasa por el sitio adecuado en el hombro

y evita cualquier problema en el cuello del bebé.

-¿Por qué es mejor utilizar el ISOFIX?

-Por dos motivos.

El primero, que no existe error a la hora del montaje

y el segundo, que evitas los desplazamientos laterales,

con lo que es mucho más seguro en caso de impacto lateral.

-¿Hasta cuándo deben ir en contra de la marcha?

-La norma R44 obliga a 13 kg a contramarcha obligatoriamente,

mientras que la norma i-Size obliga hasta los 15 meses

en contra de la marcha

y aconseja el máximo tiempo posible utilizar en contra de la marcha

el sistema de retención.

-¿Puedo llevarlo en el asiento delantero?

-¿Y tendría que desconectar el airbag?

-La única posibilidad de usar el asiento delantero por un bebé

es cuando los dos asientos traseros están ocupados por niños

y siempre desactivando el airbag.

Llevar mal sujetos a los niños en el coche acarrea

una multa de 300 euros y la pérdida de 3 puntos del carné,

pero por encima de todo siempre está

la seguridad de los más pequeños.

Voy un poco tarde;

hemos quedado con Vanesa Romero para entrevistarla

y dar una vuelta en segway. Aquí están.

¿Qué tal? Cuánto tiempo. Muy bien, ¿y tú?

Ya sabemos más o menos el segway.

Bueno, os dais una vuelta, pero luego yo quiero probar.

Bueno, un poquito. Te esperamos.

Hasta ahora. Hasta luego.

¿Cuándo te sacaste tú el carné? Pues mira,

yo cuando tenía 17 años, me había apuntado a la autoescuela.

¿Y qué tal, a la primera? Sí,

la verdad es que sí. El teórico a la primera

y el práctico a la segunda. Y me encanta conducir.

Algún viaje chulo que hayas hecho estando de gira...

Solemos ir todo el equipo en una monovolumen

y yo aprovecho para leer, para ponerme al día;

me creo como mi pequeña oficina y voy tan a gusto.

De hecho, en el personaje, por ejemplo, de la obra,

necesitaba buscar el acento.

(ACENTO INGLÉS) Todo el tiempo debo hablar así.

Tengo a mis compañeros totalmente locos

porque todo el tiempo les hablo así.

Eres una amante los animales, tienes mascota, ¿viajas con ella?

Sí, yo viajo con Lucas y está superacostumbrado.

Llega al coche, se le pone su arnés y el cinturón...

Va bien sujeto, ¿no? Sí, muy bien sujeto.

Es fundamental.

Mira, ahí está Carlos. Vamos para allá.

¿Qué tal ha ido? Esto mola mucho.

Ahora me toca a mí. Venga.

Con la vida que llevas, porque estás con la serie,

con la obra de teatro

y además tienes una marca... Namdalay.

De complementos, ¿no? Sí.

Todo lo diseño yo y muy contenta.

¿Alguna vez te ha pasado que el ser famosa

te libere de una multa...?

(RÍE) Sí.

Me subí en un coche, no llevaba el cinturón puesto,

para la policía y le dije: "Tiene toda la razón,

es que me acabo de subir", que fue así, ¿sabes?

Que no fue consciente, no sé...

Y me miró y me dijo: "Venga, pasa". Y yo: "Ay, gracias".

Y nunca más en la vida me ha vuelto a pasar.

Pongámonos aquí en plan "yo confieso".

¿Qué cosas hacemos mal?

Sobre todo la paciencia; enseguida se estresa todo el mundo.

No señalizan, no ponen los intermitentes...

Y muchas veces dejan los coches en doble fila;

a veces dices: "No puede ser ahora que se vaya a parar

delante tuya en doble fila".

O un día, hace poco me pasó, que de repente, pues atasco,

semáforo, frenas, el de atrás iba con el móvil,

mirando mensajitos y tal,

y me dio.

¿Qué pasó? Que el cuello me hizo así hacia adelante

y llegué al teatro con dolor en el cuello

y estaba así, o sea, en "shock".

Bueno, ¿y no te han puesto multas?

A ver, sí, de aparcamiento sí que se me haya pasado la hora y...

Yo debo estar punto, así que vamos con Marta.

Vamos a darnos prisa.

¿Qué tal fue? Magnífico.

Vanesa, una profesional para ser la primera vez.

Me ha gustado tanto que esto me lo llevo yo a casa.

Bueno, pues gracias. Mil gracias.

¡Chao! Hasta otra.

Bélgica es un país de buenas carreteras

y, sin embargo, se registra

un promedio de 188 000 accidentes al año

con cientos de muertos y unos 50 000 heridos.

El único remedio de probada eficacia para evitar

que el conductor se estrelle contra el volante o parabrisas

lo ofrece el cinturón de seguridad sólidamente fijado al bastidor.

Para fomentar su empleo entre los automovilistas,

una compañía distribuidora de gasolina

pone a su disposición en los surtidores

cinturones que pueden ser rápidamente colocados.

Lumos es un casco para bicicletas ideal para conducir de noche.

Está diseñado con luces led que parpadean intermitentemente

en la parte trasera y delantera,

de manera que hace muy visible al ciclista.

Además, lleva incorporado un acelerómetro

que percibe cuándo se disminuye la velocidad o se frena.

En ese momento, se indica al resto de conductores

que estamos frenando mediante una señal luminosa

en la parte trasera del casco.

Tiene unos intermitentes inalámbricos

que se instalan en la bicicleta y que al pulsarlos

muestran la dirección a la que queremos girar

mediante los leds del casco,

dejando claras todas las maniobras que se realizan.

Ya podemos descargar dos aplicaciones españolas

para móviles que pretenden mejorar los hábitos de conducción.

DriveSmart analiza la conducción

y la evalúa y le devuelve un resultado y unos consejos

para intentar mejorar la conducción.

-Con Drivies pretendemos que la gente conduzca mejor.

Cada vez que haces un trayecto, nace una criatura

que nosotros llamamos "drivie"

que es más feliz o más infeliz en función de qué tal conduzcas.

Si cometes algún tipo de error,

nacen junto a ese "drivie", unas criaturas que le molestan

y bajan su nivel de felicidad; son los "anti-drivies".

Hay tres "anti-drivies": el rápido, que es cuando haces

un exceso de velocidad 15 km/h sobre el límite;

el brusco, que es cuando das acelerones y frenazos;

y el distraído, que es cuando manipulas el móvil conduciendo.

-DriveSmart aprovecha toda esa capacidad tecnológica

del teléfono para recoger información mientras conducimos.

Se procesa esa información y le damos consejos para que mejore

y sea un mejor conductor.

-Te hace consciente de lo que haces bien

y de lo que haces mal.

Muchas veces no te das cuenta

de la de veces que usas el móvil al conducir,

con qué frecuencia se te va el pie y excedes la velocidad...

Lo primero es saber qué estás haciendo.

Quizá la movilidad urbana en el futuro pase por ser

un híbrido entre varios vehículos. Esa es la propuesta de GausWheel;

un nuevo concepto que es una mezcla entre un monociclo y un monopatín.

A pesar de que puede alcanzar velocidades de hasta 30 km/h,

está pensado para su uso en ciudad

y consta de un sistema de frenado hidráulico para facilitar su uso.

Se activa desde el manillar, pero se puede desmontar

y llevar en la mano mientras nos movemos por ciudad.

Tienen un sistema de iluminación que alumbra todo el vehículo

y permite que nuestros paseos nocturnos sean más seguros.

Papá, ¿cuánto falta? -¿Cuánto falta, papá?

(NIÑOS) Papá, ¿cuánto falta?

-No puedes hablar por teléfono porque si está en rojo no lo ves

y puedes pillar a alguien.

-Con eso ya tienes que ser un poquito bueno

porque tienes que conducir con una mano.

-Así... Y luego así.

-Estás así y después así, pues puedes...

salirte de la carretera y atropellar a alguien.

-Si tienes una cosa en el coche,

puedes hablar, pero mirando al frente.

-Pero mi madre tiene una cosa que le das al volante

y sí puede hablar conduciendo.

-Ah, sí, es una ventosa

que se pega en la ventana de tu coche para sujetar el móvil

y hablar con otras personas. -Sí.

-"Paco. ¿Le quieres llamar?".

Y dice: "Sí".

¡Y viene Paco!

-Mis padres y quien conduce apagan el teléfono.

-Que no hablen por teléfono en el coche.

-Te pueden multar.

-Hay que estar en frente para mirar todo

y así ya no te das.

-Ya está.

¿Se atreverían a ir como pasajeros en un vehículo cuyo conductor

nunca en la vida se ha sentado al volante?

Seguro que no, Carlos.

Eso hacen a diario nuestros siguientes protagonistas.

Claro, porque hablamos de profesores de autoescuela,

que mira, aquí pasa uno.

La suya es una profesión en la que se padece mucho estrés

y hemos querido reunir en un mismo coche a dos profesores:

uno que lleva muchos años y miles de anécdotas

y otro que acaba de estrenarse en la profesión.

¿Tú recuerdas cuando hiciste el curso de presencia?

-Sí, perfectamente.

Tuve un examinador que me enseñó mucho,

pero no llega lo que te encuentras luego en la autoescuela.

-Tiene ratos malos, alumnos complicados...

La mayoría es gente normal.

-He tenido alumnos que he dicho: "Este se la da".

-Se ve, se ve. -Y al poco tiempo,

te han contado que se la ha dado.

-¿Has pasado miedo alguna vez? -Ha habido...

-Situaciones complicadas. -Exacto.

Normalmente siempre nos dan por detrás,

como por ejemplo, ahora,

en un semáforo en ámbar.

El que va detrás siempre cree que tú te lo vas a pasar

y se lo va a pasar él.

Yo en la M-40 iba y me vino sin ton ni son

una furgoneta un poco rarita llena de golpes,

que si no pego el volantazo y me meto en el arcén,

casi fuera de la vía, pues me pega.

-¿Cómo haces para aguantar y no pisar los pedales?

-Va a depender de la situación en ese momento,

de cómo sea, de conocer al alumno.

-El problema que veo yo es el resto de conductores.

A mí me han llegado a perseguir

por ir demasiado despacio, y perseguirme e increparme,

increpar al alumno... -Sí, sí.

La educación en la persona es muy importante.

-Fundamental. La educación vial deberían

enseñarla en las escuelas, desde pequeños,

concienciar un poco a la gente.

¿Cómo preparas tú la primera clase, Pepe,

de alguien que no haya conducido nunca?

-Hablarle muy suavito,

que te noten el tono de voz muy tranquilo,

porque normalmente le tiemblan las piernas el primer día.

El volante es como si lo cogieran para llevárselo a casa,

o sea, te lo quitan del coche.

Tú no muevas volante. Así.

Mira que no venga nadie...

Vale. Señaliza a la izquierda.

Ahí, no aceleres.

Despacito, gira volante.

-Me cuesta mogollón lo de coordinar espejo...

-Hazlo relajada y tranquila. -Intermitente y giro.

-Cambio de sentido.

Espejo. -Jolín, qué de cosas.

-Claro. No, pero luego te sale todo rodado.

Pero paras... ¿Por qué?

¿Por qué? -Se me ha calado.

-Frena... Pensaba que iba a cruzar ese señor.

Qué rabia.

¿Por qué se me cala todo el rato? -El embrague.

-A veces no estoy seguro de si tengo que ser

un poco más estricto, menos estricto...

-Creo que he sido, según algunos, blando.

Sinceramente cuando me he sentido a gusto

y yo he notado que el alumno iba a gusto

es cuando se baja y tiene ganas de más

y te sonríe, va contento.

Y esa es una de las cosas que día a día me machaco

y quiero verlo.

-Hum...

Algo de adelantar.

-Por el color de la señal, al ser azul...

-Esta es blanca.

-Si fuera roja, sería más peligroso.

-No se prohibición.

-O sea que es un carril para un solo auto.

-Me estás liando.

-Es más la información visual de la señal

que el significado por elementos.

Yo he aprendido que eso significa no adelantar.

-Esto es horrible.

-Pueden ir dos coches en paralelo.

-Fin del...

-Es el final de... Ah, no.

-Fin del tramo en el que puedes adelantar.

-Ah.

-Previamente había una señal de prohibido adelantar...

-Y esta rectifica la anterior.

-Ah, vale, lo he dicho bien.

-Que ya está permitido adelantar.

-Fin de la prohibición.

-Si puedes y estás en condiciones, adelanta.

-Fin de la prohibición.

-Uf, me habría tirado en el examen.

-¿He aprobado?

Estamos acostumbrados a recibir la clase de autoescuela

en un circuito cerrado o por la calle.

Pues bien, hoy, Carlos, la cosa cambia.

Sí, porque estamos en la autoescuela V Número 1

con su director, Cándido Sánchez,

y vamos a ver cómo es la conducción en muy diferentes momentos:

de noche, de día, con niebla, con lluvia...

En fin, todas esas cosas que no te pueden pasar

en una sola clase, en un simulador.

¿Y quién empieza? Pues va a empezar Carlos.

Trátame bien, que el simulador no es igual que un coche.

No sé si es más difícil o más fácil.

Pero hay menos riesgos.

Vamos a comprobarlo. Vamos.

Aquí estamos. Nos ponemos el cinturón.

Ah, eso lo primero, que es muy importante.

En la conducción son muy importantes los espejos.

Mira los retrovisores de vez en cuando.

Me aproximo a un paso a nivel.

Eso es. Con barrera.

De manera que reduzco velocidad.

Volvemos a comprobar.

Y salgo suavemente. Eso es.

He calado el coche, soy un manta.

Se me ha hecho de noche.

Aquí hay unos niños que van a pasar.

Frenamos. Freno.

Con precaución. Vale.

Se ha vuelto a calar.

Huy, que me como, que me como...

Modera la velocidad. Vale.

Salimos a la derecha con precaución...

¡Huy! Vaya.

Me he comido un... seto.

Ahora tenemos niebla, precaución. Bueno, pongo la luz antiniebla.

Eso es, suavecito y con precaución.

Vas a hacer un recorrido que va a tener parte por ciudad

y parte por carretera.

Huy, fíjate este la que me acaba de hacer.

¿Lo has visto? Sí, sí.

¿Intento adelantarle? No vemos,

no sabemos lo que hay delante.

Y ahora se pone a llover. Pues los limpias

y tenemos que encender la luz de cruce.

Lo bueno del simulador es que vivimos situaciones

que quizá en una clase normal de autoescuela no te da tiempo.

No surge, efectivamente.

¿Y esto qué es? Con cuidado...

No veo nada. Una sorpresa.

Pero madre mía...

Ahí va. ¿Qué es esto?

Como no has mirado a la derecha, te has dejado la calle ahí.

Cuidadito, muy bien, muy bien.

Ahora me adelante este por la derecha.

Una maniobra prohibida.

Huy, que me voy. Es que con esta... Cuidadito.

Frena un poquito. Frena un poquito.

Que me he dado. Ha chocado gravemente.

Quería ver el lago.

Ya hemos terminado. Ha sido una experiencia interesante

porque esto viene bien para los que están examinándose

e incluso para nosotros, como reciclaje, ¿no?

Sí, viene fenomenalmente bien

porque estas situaciones no se dan habitualmente.

¿Quién lo ha hecho mejor?

Bueno, son situaciones diferentes. A mí Marta me ha gustado.

Bueno, gracias por la clase

y muy recomendable el uso del simulador.

Desde luego.

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar algún punto negro en la circulación,

señales que no se respetan

o cualquier problema que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además, también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras de Twitter, Facebook e Instagram.

A pesar de que la línea continua indica que no podemos pisarla,

hay alguna excepción,

como cuando se trata de adelantar ciclistas.

En ese caso, para mantener el 1,5 m de distancia

entre nuestro vehículo y la bicicleta,

se permite pisar la línea continua,

siempre que las condiciones de la carretera lo permitan

y no suponga un riesgo para nadie.

Pues a la primera, como tres semanas,

porque soy un enamorado de los coches

y tenía tanta prisa, que el teórico lo aprobé con 17

y, en cuanto cumplí los 18, corriendo a por el práctico.

Por tanto, nada, yo creo que no llegué ni a un mes.

A ver, multas como tal no he tenido ninguna gorda.

He estado a punto, sí, pero por aparcamiento solo.

Una vez, que le puse aire, se quedó pillado el taponcito

y se salió el aire. ¡Pero bueno!

En mi coche actual no hay gato, tiene un compresor chiquitín

que no quiero ni pensar el día que lo tenga que usar.

Viene un kit de reparación de ruedas, que me asusta.

Pero en el coche anterior iba detrás,

bajo la rueda de repuesto.

He pasado de una etapa Hulk a ser más Gandhi.

Ya me he relajado, ya no tengo prisas

y, si me cierran o se me cruzan, que se me crucen; tranquilidad.

Alta, alta; un 8,5 o 9; alta, alta. Me gusta mucho conducir.

De copiloto... Bueno, pues fíjate,

de copiloto me encantaría llevar al papa Francisco,

para hablar con él largo y tendido; me encantaría.

Esto ha sido "Seguridad vital". Gracias por estar ahí.

La próxima semana más.

Adiós. Chao.

¿Sigo?

Espera, espera, es una nube de estas de paso.

¿Sabían que si vamos conduciendo...? ¡Va!

Hola, Carlos. ¿Qué?

No sé qué, no sé cuánto y tal...

No sé si eso valía o no. Sí, es buenísimo.

Vamos a reunir en un coche... Ah, no.

Estamos acostumbrados a recibir la "claxe"... Perdón.

No, no, perdón, perdón.

Hayan oído...

(BALBUCEA) Perdón.

Siempre por el carril...

(BALBUCEA) (RÍE)

Una mosca.

Yo si quieres lo hago así.

Pueden viajar, Carlos, en el asiento de...

(TODOS RÍEN) Casi me mato.

¿Se puede ser tan torpe como conductora de un programa?

(RÍE) ¡Jo!

Profesionalidad ante todo.

Somos tan buenos. Somos la caña.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Seguridad Vital - 24/10/15

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Seguridad Vital - 24/10/15

24 oct 2015

Segovia será esta semana la anfitriona de 'Seguridad Vital'. Además, en Madrid, la actriz y modelo Vanesa Romero será la invitada de Marta Solano y Carlos G. Hirschfeld para una entrevista a bordo de un segway. Otro dos de los protagonistas de este sábado juegan un papel protagonista en materia de seguridad vial: los profesores de autoescuela. En el programa también se hablará de los nuevos sistemas de retención infantil.

ver más sobre "Seguridad Vital - 24/10/15" ver menos sobre "Seguridad Vital - 24/10/15"
Programas completos (146)
Clips

Los últimos 1.493 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios