www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3177696
Para todos los públicos Seguridad vital - 20/06/15 - Ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que los primeros sistemas de antibloqueo

para los frenos, los primeros ABS, se hicieron para los aviones?

Después, como muchos otros sistemas,

han acabado instalados en nuestros coches

para aumentar nuestra seguridad.

Esto es "Seguridad vital"; comenzamos.

"Nuestro radar caza a conductores imprudentes

saltándose semáforos en rojo".

"En nuestro Laboratorio,

dejamos claro que la conducción y los móviles son incompatibles".

"Y también comprobaremos

la diferencia entre frenar con ABS y sin él".

"Paloma Gómez Borrero nos cuenta sus anécdotas al volante".

¿Te han hecho algún control de alcoholemia?

No me lo llegaron a hacer, porque eran dos

y uno le dijo al otro: "¿Le vas a hacer

soplar? ¡Si bebe agua bendita!".

(RÍE) "Sí, es verdad", ji ji, ja ja...

Buenas tardes. Que un coche se salte

un semáforo en rojo es de las infracciones

más habituales,

pero también una de las más peligrosas.

Hola, Marta. Hola, ¿qué tal?

Es peligrosa para los peatones y para los conductores;

por eso en "Seguridad vital" hemos puesto

durante horas una cámara en un semáforo

para ver lo que sucede.

"El rojo representa un peligro;

también indica que algo está prohibido".

"En un semáforo es la luz que nos avisa

de que no podemos pasar".

"Parece simple,

pero hay gente que no lo ve claro".

"Estas imágenes han sido grabadas en el extrarradio de Madrid;

son decenas los conductores que se saltan el semáforo en rojo;

toda una temeridad teniendo en cuenta que cada año

se producen por esta causa unos 1000 accidentes con víctimas;

muchas de ellas, peatones atropellados por conductores

que no se detuvieron".

"Además, sale caro:

pérdida de 4 puntos del carné y 200 euros de multa".

"Y ojo, porque saltarse el semáforo en ámbar

tiene el mismo castigo económico".

"En algunas ciudades se han instalado

radares en semáforos,

que fotografían y sancionan a todo aquel que se lo salte".

En el momento en que el semáforo

pasa a la fase en estado roja para los vehículos,

el sistema captura a los vehículos

"que sobrepasan la línea de detención".

"La línea de detención está anterior al paso de peatones

para proteger a los peatones que crucen".

"El sistema solo se activa con la luz roja

y según sus responsables

ayuda a reducir la velocidad en las ciudades,

ya que el conductor sabe que si circula demasiado deprisa,

no le dará tiempo a parar".

"Pensemos que jugamos con vidas humanas".

Normalmente en un paso de peatones, el peatón es el más perjudicado

"y es al que debemos defender al máximo".

"En los atropellos que se producen a 50 km/h,

fallecen el 50% de las víctimas".

"Salga con tiempo suficiente;

sus prisas pueden causar graves consecuencias".

¿Y mis padres? -Los están atendiendo.

-¿Cómo está mamá? (LLORA) -No lo sé, no lo sé.

Creo que está mal. ¡Por favor, hagan algo!

"¿Les sorprende? No lo hará tanto cuando sepan

que uno de cada cuatro conductores implicados en accidentes de tráfico

estaba bajo los efectos del alcohol

y que el 60% de ellos desconoce

cuál es la tasa de alcohol permitida al volante".

Perfecto; retire usted la boquilla.

-"Cada vez que te cargas con esta peligrosa munición...".

"Las cifras son demoledoras,

pero justifican los efectos de conducir borracho".

"Te conviertes en un arma mortal".

"Por ejemplo, a 120 km/h, la diferencia

entre el tiempo de reacción de un conductor sobrio a uno ebrio

es el equivalente a recorrer el ancho de un campo de baloncesto".

"Beber más de la cuenta provoca en el conductor

una falsa sensación de seguridad".

En un rato se me pasa.

-Con cuidadín.

"Y la sensación de controlar la situación en todo momento".

¡Venga, con lo que yo aguanto!

"Aunque los estudios demuestran más bien lo contrario:

las distancias se calculan peor

y recogemos menos información del entorno que nos rodea".

"Si esto les parece lejano, recuerden que una persona

de complexión media con dos cañas de cerveza

arrojaría un resultado positivo en un control de alcoholemia".

Campañas como esta nos demuestran que no se puede mirar atrás,

que no se puede borrar el pasado.

Sobre todo si hablamos de accidentes

terribles. Eso es lo que le sucedió a Aitor;

había bebido, tuvo un accidente y en él murieron

dos amigos.

Me llamo Aitor, tengo 28 años

y hace nueve años mi vida dio un giro radical,

porque tuve un accidente de tráfico y me quedé parapléjico.

Estaba con los amigos tomándonos algo

y decidimos dar una vuelta en el coche.

Tuvimos un accidente.

Íbamos cinco personas en el coche;

solo una persona llevaba cinturón de seguridad.

Yo no llevaba cinturón.

Salí despedido del coche.

De las otras personas que iban conmigo,

dos fallecieron y dos resultaron heridas.

Yo había bebido antes del accidente

y en el test de alcoholemia di positivo.

Después del accidente, lo primero que recuerdo

fue despertarme en la UCI,

entubado por todos sitios,

y solo podía mover

el brazo derecho y el cuello.

El peor momento de todos

fue cuando mi madre me dio la noticia

de qué había pasado con las otras personas

que iban conmigo.

Es algo que no puedo cambiar y debo convivir con ello.

Y eso es lo más duro de todo.

"Debes aprender a convivir"

con ello,

porque es la realidad y debes adaptarte a la realidad

y no pensar en el ayer:

"Yo hacía, yo..."; no.

"Ahora esta es la realidad y esto es mi vida".

"Me estoy labrando mi vida lo mejor que puedo,

tirando por los caminos que se me abren,

luchando".

El apoyo también es imprescindible, el sentirte apoyado y respaldado;

eso te da mucha fuerza y ganas de seguir luchando.

Esta situación no la puedo cambiar; lo que sí puedo hacer es

"intentar que la gente me escuche, que vea cuál es la realidad".

"Aunque pensemos que vamos bien,

que nosotros controlamos; eso puede ser algo decisivo"

para que tengas un percance...

y te tengas que lamentar toda tu vida.

"Cuando cojas el coche, piensa que en un segundo"

te puede cambiar la vida, y valora si merece la pena,

porque te puede pasar a ti.

Paloma Gómez Borrero. ¡Paloma!

¿Qué tal?

¿Para dónde vas? Para mi casa.

Te acerco si quieres. ¿Sí?

¿Te vienes conmigo?

Ponte el cinturón.

¿Te consideras buena conductora?

Estupenda.

Prácticamente donde yo he conducido ha sido en Italia, en Roma.

Y digamos que... sacar los dientes

en Roma conduciendo es más difícil que en Madrid.

Aquello es la guerra. ¡Es el caos total!

Mi especialidad es aparcar.

Yo se lo pido a Juan Pablo II. Hay veces que no encuentro parking

y oye, se va uno delante de mí. O sea, que tienes enchufe

con Juan Pablo II. Pero lo han experimentado

amigos míos y me dicen: "Le vamos a pedir también nosotros"

y digo: "No, el enchufe es solo mío".

¿Los papas conducen? El papa Juan Pablo II,

antes de entrar en el cónclave del que salió papa,

fue con un coche a un santuario

y a la vuelta

el coche se le paró y tuvo que hacer autoestop.

O sea un cardenal que iba para papa haciendo autoestop...

¿Te has montado alguna vez en el papamóvil o no?

(RÍE) Sí, pero sin el papa dentro.

A la hora de conducir,

¿eres más conductora agresiva, conductora pacífica...?

No, no soy agresiva;

cuando me ponen negra, cuando me dicen...

En Italia, me desahogo con una frase

en español contra el conductor.

Oye, y cuando tú vas en carretera o en ciudad,

¿qué es lo que no soportas

de otros conductores? El móvil

usado en el coche, yo lo encuentro gravísimo.

El WhatsApp, bueno,

eso ya es... un inconsciente

y además un criminal absoluto.

Oye, ¿en los viajes eres buen copiloto,

mal copiloto...? Creo que soy mal copiloto.

Yo me creo que conduzco muy bien

y entonces nunca me parece que el que está a mi lado

conduce como yo.

¿El gato de tu coche sabes dónde está?

No, no tengo ni idea.

Para qué lo vas a saber, claro. Pero si aunque encuentre el gato,

no voy a maullar, o sea... (RÍE)

¿Te han multado muchas veces o no?

Una vez me acuerdo que iba por Vía Veneto,

tenía que ir a la derecha

y si iba a la izquierda llegaba antes.

Y había un guardia. Y me dijo:

"¿Por qué lo ha hecho?";

digo: "Porque no pensé que estaba usted".

Mira, aquí tenemos...

Esto parece un control de alcoholemia.

¿A ti te han hecho alguna vez un control de alcoholemia?

Me pararon y no me lo llegaron a hacer,

porque eran dos,

y uno le dijo al otro:

"¿Le vas a hacer soplar? ¡Si bebe agua bendita!".

(RÍE) "Sí, es verdad",

ji ji, ja ja... Y seguí.

Estamos llegando ya a tu casa.

Ay, qué bien, qué favor me has hecho.

Pues oye,

mil gracias. A...

A ti, sobre todo.

Señora...

Qué barbaridad.

Te tendré que llamar bautista, como a los mayordomos...

Mil gracias. Muchas gracias a vosotros.

"Arrivederci". "Arrivederci a presto".

-Cinemómetro...

-¿El...?

-"Cinememo...".

-¿Cómo, el metro?

-No sé. -"Cinómetro".

-Estoy un poco perdido.

-¿Cinemómetro?

-Cinemómetro; ahora mismo no lo sé.

-¿Qué es? No sé.

-Te lo juro. -No sé qué es el cinemómetro.

-No tengo ni idea, la verdad.

-Pues mira, me acabas de pillar que no...

-Lo siento en el alma.

(RÍE) -Uf...

-Metería la pata.

-A lo mejor la automoción de...

-Dices que es de la... del conducir.

-Los trenes o algunos vehículos, puede ser.

-Cinética.

-¿Algo de cine?

-Velocidad. -Carteles que pegan en los metros.

-¿Algo de velocidad?

-Es un aparato que mide la velocidad...

-No lo sé. -El radar.

El radar es un aparato cinemómetro.

-Menos mal que era fácil.

Ya han visto que no tenemos ni idea de qué son los cinemómetros,

pese a llevar siendo multados por ellos desde hace muchos años.

Los medios que usa la Guardia Civil para controlar el tráfico

han evolucionado muchísimo; ahora son mucho más sofisticados.

"Desde la década de 1950,

la Guardia Civil ha sido indispensable

para la seguridad vial".

Los comienzos fueron duros

y se llevaba a cabo con un material muy básico.

"Tan solo un casco de escasa protección,

un impermeable para proteger de la lluvia, y poco más".

"Esta es de las primeras motos que se pusieron en servicio

en la agrupación de Tráfico de la Guardia Civil".

"Estaba desprovista de todo tipo de protección;

tenía incorporado, como ven, un sistema de comunicaciones

bastante básico, bastante rudimentario".

Este es el primer casco con el que se presta servicio

en Tráfico; un casco de media esfera,

que dejaba al motorista a merced de las inclemencias del tiempo.

En el año 1968,

"se comienza a usar un casco con algunas mejoras,

pero que también era un casco semiintegral".

Estos son los primeros alcoholímetros usados.

Eran unas ampollas de vidrio con una sustancia granulada

con un reactivo incorporado,

que cuando pasaba el aire aspirado con alcohol, cambiaba de color.

"Ya a partir de finales de los 70, se comienzan a emplear

diferentes etilómetros de tecnología digital,

como los que podemos apreciar".

"Pese a los escasos medios de los comienzos,

los radares para medir la velocidad en carretera

se usaron prácticamente desde el primer momento".

"Estos eran analógicos y las cámaras hacían el registro

gracias a carretes de fotografía convencionales".

"De ahí se pasó a los digitales

y por último a la versión láser,

que se encuentra actualmente en todas las carreteras españolas".

Hoy en día tenemos dos tipos de frenos:

el freno de zapata convencional y el freno de disco.

En el freno de zapata convencional, que es este de aquí,

apreciaremos su desgaste cuando notemos

que nuestra maneta se nos va hasta el final.

En ese caso, lo primero que debemos hacer

es abrir el freno. Una vez abierto el freno,

comprobaremos el estado de las zapatas.

Estas zapatas están en perfecto estado, nuevas;

pero esta zapata

de mi mano, como veis, apenas tiene hendiduras en la marca;

está gastada.

De los dos frenos, el de disco es el más seguro.

Está compuesto por maneta, bomba,

pinza

y disco.

Dentro de la pinza, tenemos las pastillas.

Aquí tenemos una pastilla nueva

y una pastilla gastada.

Si tenemos la pastilla gastada, debemos sustituirla por una nueva,

pues nuestra seguridad depende de ello.

Casi hay que ser Fernando Alonso para hacerse con un coche

cuando se pierde por completo el control.

Y como lamentablemente casi ninguno somos tan buenos como Fernando,

los coches actuales vienen con unos sistemas

increíbles, que hacen nuestro trabajo de forma automática.

"Una de las peores sensaciones

a las que podemos enfrentarnos en la carretera

es la de perder el control de nuestro coche".

"Obviamente la velocidad a la que conducimos

influye en nuestra reacción;

pero año a año los sistemas de seguridad avanzan

para evitar que perdamos el control del vehículo".

"Hay varios sistemas que lo que hacen es"

prevenir posibles colisiones o impactos.

Lo primero es alertar de esa posible colisión

y después, si el conductor no actúa,

lo que va a hacer el coche,

"el vehículo,

va a ser frenar o intentar evitar ese impacto".

Lo primero que entra en acción cuando el coche

"pierde la trayectoria es el control de estabilidad,

que es el ESP;"

es el auténtico salvavidas del coche,

"y lo que hace es frenar una o varias ruedas"

en función del problema, para mantener

"la trayectoria y el coche en la calzada".

"Los imprevistos en carretera pueden derivar en la pérdida

de control del eje trasero, también llamado sobreviraje".

"O la pérdida de control del eje delantero,

conocido como subviraje".

"En ambos casos, el sistema de control de estabilidad

podría salvarnos la vida".

"Pero aunque es una ayuda, no obra milagros".

"Un buen ejemplo para valorar su importancia"

sería imaginaros que vamos atravesando una población,

"y resulta que tenemos que esquivar repentinamente un obstáculo".

"Ese cambio brusco de dirección,

cambiarme al carril izquierdo y volver al derecho,

provoca una pérdida de adherencia del eje trasero".

"Para evitar el trompo,"

el sistema frena la rueda que él elige

para que el coche sea dirigible,

que te sea fácil esquivar a la izquierda

"y volver a la derecha sin ningún problema".

"Además del ESP,

el ABS también es fundamental para evitar un posible accidente".

"¿Pero qué sucede si estos sistemas preventivos fallan?".

Si ya es inevitable,

"el vehículo prepara el habitáculo para que sea lo más seguro posible;

por ejemplo, va a tensar mucho más los cinturones de seguridad,

va a poner en la posición más vertical posible el respaldo,

de forma automática, para que el habitáculo

sea lo más seguro posible".

-¿Que si estas señales van a ponerse próximamente?

Pues yo creo que sí.

-No la he visto.

-No he visto en ningún lado esta señal.

-No, no existe.

-Bueno, en EE. UU. creo que la tienen en New York.

-Ah, mira; perdona, que no nos hemos dado cuenta.

-Prohibido usar el móvil en la calle.

-"Preste atención mientras camina", ah.

-"Su whatsapp puede esperar".

-Ah, puede esperar. -Prohibido

andar por la calle con el móvil haciendo whatsapp.

-Que cuando uno va a cruzar, no tiene que ir con el whatsapp.

-Ah, lo del whatsapp. Ah, sí, whatsapp, sí.

-Pasan por el paso de cebra...

-Sin mirar ni disco ni viales ni nada.

-Para mí es el apocalipsis zombi.

-Creo que hay mucho despistado.

-Están mirando entretenidos...

-Cruzan con el móvil.

-Cuando uno cruza, debe estar... -Pendiente de lo que hace.

-Me parece una medida más de seguridad para el peatón.

Si es peligroso usar el móvil como peatón,

no os quiero ni contar al volante.

Bueno, esta es nuestra sección el Laboratorio,

en la que hacemos pruebas de seguridad vial.

Nos hemos venido a la escuela de conducción del Jarama,

donde su director, Ernesto Nava,

nos contará lo peligroso que es, y lo comprobaremos,

estar conduciendo y manejando el móvil.

Carlos, te toca. Venga, empiezo yo.

¡Adelante!

En circuito parece fácil, pero no lo es.

Un eslalon os hemos puesto ahí y luego tenéis unas curvas...

Va rápido, eh.

¿Qué tal?

Muy bien. Muy bien.

Tu turno, Marta.

¿Preparada?

Sin el móvil es sencillo;

yendo con el móvil tú crees que se complicará bastante.

Tú me dirás luego.

Ahora va totalmente

a lo que debe ir.

Perfecto. No he tirado ningún cono, ¿no?

Ninguno. ¡Toma ya!

Y ahora viene lo difícil: hacer el mismo recorrido,

pero mandando un mensaje.

Veréis qué difícil.

¿Listos? ¡Ya!

Hay dos problemas cuando estás conduciendo

y mandando un mensaje.

Primero, quitas la vista de lo que tienes delante.

Y en una situación real, se puede

dar cualquier imprevisto:

un peatón que se cruza... En fin, cualquier cosa.

Y dos, para manejar el teléfono,

ya no tienes las dos manos al volante.

Qué desastre,

qué desastre, macho.

No sé si te he mandado el mensaje. No, no, el mensaje perfecto;

pero es un peligro. Lo he pasado realmente mal;

una absoluta inseguridad. Nada, me toca.

Mi turno. Vamos allá. Te toca.

Mira. Hala, ya se ha comido

un cono. Primer cono.

Otro, uf...

No, ya se nota una inseguridad que antes no tenía.

Mira, se acaba de comer una pelota, detrás de la que quizá iba un niño.

Madre mía...

(RESOPLA) Ni sé lo que estoy...

Enviar.

Qué desastre. Has tirado yo qué sé cuántos conos.

Bueno, y la pelota.

La pelota, que era un niño;

los conos... Lo he pasado fatal.

Y no sé si has visto otra cosa.

Yo no he visto nada. ¿No has visto el neumático?

"Ah, no".

"Pues te ha salido un neumático delante del coche".

Desastre total; mucho más tiempo, mucha más inseguridad...

Unos cuantos conos. Queda demostrado.

(RÍE) Como decía el poeta:

"Móvil al volante, peligro constante".

Bueno, vaya galletas, eh.

A veces es casi imposible evitar accidentes como estos.

Por eso es tan importante mantener la distancia de seguridad,

porque puede haber un imprevisto

o podemos despistarnos. Y para eso,

nos puede ayudar también la tecnología;

por ejemplo, con los sistemas de frenado.

"El ABS fue en su momento para los sistemas de frenado

lo que los Beatles para la música: una auténtica revolución".

Lo que hizo fue que una cosa que hacía el conductor antes,

que era evitar que las ruedas se bloquearan mediante el bombeo

"del pedal de freno,

el ABS lo hacía electrónicamente y automáticamente;

con lo cual también transformó y cambió la forma de frenar,

que hasta ese momento tenía el conductor".

"Al ABS se le han ido sumando otros sistemas como el EBD,

que distribuye la fuerza de frenado,

y sobre todo el ESP,

el programa electrónico de estabilidad

que consigue mantener la dirección cuando se pierde el control

y que es obligatorio desde 2014".

"El ESP es como una coraza,

un montón de sistemas de seguridad con muchísima electrónica,"

y es la base sobre la que se van a apoyar

todos los sistemas de emergencia, de ayuda, en el futuro.

"Esta incorporación definitiva ha permitido dar un paso más

en la evolución de los sistemas de frenado

hacia los sistemas preventivos de frenada de emergencia".

"El sistema,"

a través de unos sensores de radar y/o de cámara de vídeo,

"detecta una situación de peligro,

por ejemplo, que se ha producido un frenazo,

y directamente reacciona

antes que el conductor

y realiza esa frenada automática de emergencia

para evitar ese posible accidente".

"Cámaras, radares, sensores;

todo controlado electrónicamente en unos sistemas

que ya están incorporados de serie en algunos coches

para la conducción a baja velocidad".

"El objetivo es evitar las colisiones en atascos

y los atropellos".

"Yo puedo estar mirando por el retrovisor

y no darme cuenta de que delante está cruzando un niño;

la cámara lo ve, lo detecta,"

empieza la frenada,

y el conductor ni ha tocado el pedal.

"Sin embargo, en velocidades más altas,

encontramos algunas variaciones".

"Si el conductor no ha reaccionado ante una situación de un frenazo,

lo que hace es advertirle en primer lugar

para que realice la frenada".

Si vemos que el conductor no ha sido aún capaz de reaccionar,

"lo que hace es actuar y hace una frenada de emergencia,

una frenada máxima, para evitar ese accidente".

"Estos sistemas se ofrecen en la mayoría de casos como extras;

pero no todos ven su importancia

y muchas veces se perciben como artículo de lujo".

"La gente paga"

por sistemas de confort o que les proporcione algo

"que puedan enseñar al vecino;

pero por algo que no se ve y que les va a salvar la vida,

no pagan el valor que tiene".

"Pero todo esto puede cambiar, ya que a partir del año que viene

el sistema de valoración EuroNCAP

exigirá que se incorpore alguno de estos sistemas de frenado

para conseguir la mayor puntuación".

"Esto podría ser el empujón definitivo

para que en el futuro se instale de serie en nuestros coches".

Sí, verdadero.

-Verdadero.

-Falso. -Falso.

Falso. -Hum... Falso.

-Falso. -Falso.

-No. -Falso.

-¿Hemos empatado en aciertos...? -En aciertos.

-¿Pero hemos acertado alguna? -Sí, sí.

-Muchas veces llevamos el coche

y tampoco entendemos tanto de lo que llevamos, entonces...

La gente no sabe cómo funcionan los sistemas de frenado,

en concreto el ABS; pero hoy en nuestra autoescuela,

lo vamos a explicar gráficamente. Bueno, no nosotros;

pero para eso tenemos aquí a Roberto González,

de la escuela de conducción y seguridad de Ilunion,

y que nos va a mostrar la diferencia muy obvia que hay

entre frenar un coche con ABS o sin ABS.

Yo voy a ir sin ABS...

Bien. Pero a cambio te pediré a ti,

para darle más emoción, que en los conos que debo sortear,

te pongas tú. Sí, claro, qué gracioso.

Voy para allá. ¿Has hecho cursos de conducción?

Hombre, claro. Venga, va.

Bueno, Carlos

va a reproducir una frenada de emergencia sin ABS,

en la cual debe llegar a 70 km/h

hasta los dos conos amarillos y negros...

Esos de ahí.

Ya está preparado. A partir de ahí frena muy fuerte,

sin ABS y nos tiene que esquivar.

Bueno, espero verte en breve.

Vamos allá.

Eh, que no estamos tan locos; que la señorita Solano

está perfectamente. Hola.

Menos mal, Carlos. Todo era una simulación.

Sí, ¿verdad, Roberto?

"Se ha llevado por delante un cono, no una persona;

que podría haber sido".

Y ahora te toca a ti comprobarlo

con ABS; te lo van a activar, para adentro...

Vamos, Roberto.

Para que la frenada sea efectiva

con ABS al 100%,

freno y embrague hasta que se detenga por completo.

"Vas a notar unas pequeñas vibraciones en el pedal de freno;

eso significa que funciona perfectamente".

Bueno, Marta, impresionante.

Lo importante que es el ABS y, sobre todo,

saber frenar bien con el ABS. Efectivamente.

Una frenada buena con ABS, freno y embrague, los dos,

"a tope hasta que se detenga por completo".

"Vais a notar un traqueteo en el pedal del freno".

"Pero no hay que preocuparse"

porque fíjate cómo ha frenado el coche.

Eso significa que funciona perfectamente.

Mil gracias. Gracias, Roberto.

A vosotros. Hasta la próxima.

El carné me lo saqué la teórica a la segunda;

se me complicó un poco más;

ya no estaba acostumbrado a estudiar y me costó.

Pero gracias a Dios, el práctico lo saqué al momento.

Desgraciadamente sí,

porque hay unos sitios donde echan fotos

y, cuando vas un poco más rápido de lo que debes ir,

te mandan el "regalito" a casa.

La última vez a mi cuñada, que le dieron un golpe

y reventó la rueda.

Y lo cambiamos; vamos, eso no tiene más mérito.

Pero eso hace ya bastante.

Yo soy bastante obsesivo con eso; miro continuamente los retrovisores

y si alguien en una rotonda o cruce no lo hace, me pone de los nervios.

El gato sí; debajo del maletero, de la pletina que lleva.

Gandhi, Gandhi...

Un Gandhi... ¡Gandhi verde!

En calidad de conducción,

yo creo que estoy en un sobresaliente, un nueve.

En lo que es... los códigos, ahí estoy con un aprobado raspado.

¿A quién me gustaría llevar...? Hum... a... Fernando Alonso.

¡Chao!

Hasta aquí "Seguridad vital"; gracias por vernos.

Nos nos fallen.

Hasta luego. Adiós.

Va. ¿Grabando? ¡Pablo!

Hay que andar hasta allí. ¡Me cago en la...!

Espera, porque estaba yo pensando en las...

Efectivamente. (RÍE)

Perdón, que no he hecho la palmada.

Esta es la buena.

Con Roberto Carretero, instructor...

(RÍE) Carretero; la madre que me parió.

(RÍE) Me he olvidado totalmente.

Me ha gustado la palmada.

No estoy grabando. Bueno, pero por si acaso.

Ángel, ¿en algún momento has temido por mi vida?

En ningún momento. ¿No?

En ningún momento.

Para eso... Nos hemos atascado un poco; va.

(RÍE) Eh, perdona... Sí.

(RÍE) ¿Para qué hago la palmada?

Para darte alegría.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Seguridad vital - 20/06/15

Seguridad vital - 20/06/15

20 jun 2015

La periodista Paloma Gómez Borrero se subirá esta semana con Marta Solano y Carlos G. Hirschfeld al coche de 'Seguridad Vital' para contar algunas de sus anécdotas al volante. En el programa además se mostrará qué puede pasar por escribir 'whatsapps' mientras se conduce y se explicará cómo funciona una nueva modalidad de radar en los semáforos, entre otros temas relacionados con la seguridad vial.

ver más sobre "Seguridad vital - 20/06/15" ver menos sobre "Seguridad vital - 20/06/15"
Programas completos (146)
Clips

Los últimos 1.493 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios