www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
4069717
Seguridad Vital - 18/06/17 - ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que en 2016 y hablando de tráfico

España fue el cuarto país de la U. E.

con menos víctimas mortales por millón de habitantes?

¿Y que tenemos la tasa de mortalidad inferior

a países como Alemania, Italia o Francia?

Esto es "Seguridad vital".

Hoy literalmente entre Pinto y Valdemoro.

Comenzamos.

Hoy nuestro Radar se desplaza a la localidad madrileña de Pinto.

Allí hace años que sustituyeron los semáforos por rotondas

y queremos comprobar

su incidencia en la seguridad vial de la localidad.

En nuestro Laboratorio comprobaremos

la enorme diferencia que hay entre conducir

con el sistema de estabilidad ESP activado y sin él.

Prácticamente nada más arrancar

ha empezado el coche en pérdida de control

y he visto muy cerca la columna.

Nos fuimos hasta Puente Genil para ver con un "crash test"

cómo incluso a bajas velocidades no llevar a los niños

de una manera adecuada puede resultar fatal.

Y entrevistamos a Javier Capitán,

que nos explica cómo ser motorista le ha ayudado a mejorar

a la hora de conducir un coche.

Creo que soy un conductor más o menos prudente

y luego, como soy conductor de moto también,

he desarrollado un sentido adicional,

porque los conductores de moto sobrevivimos intentando adivinar

lo que va a hacer el resto, ¿sabes?

Hola, muy buenas. Estamos en Pinto,

una de las ciudades más grandes de las que rodean Madrid.

Hemos venido a esta localidad de más de 50 000 habitantes

porque aquí presumen de no tener semáforos.

Saludos a todos. Hace 15 años quitaron el último de ellos

debido a la escasa siniestralidad, a la orografía del terreno

y también a las características de sus calles.

Vamos a ver cómo les va.

Esta foto fue tomada en Pinto hace más de una década.

En ella podemos ver

uno de los últimos semáforos de la localidad.

Fueron desinstalados hace años

y sus más de 50 000 vecinos circulan sin problemas

con glorietas y pasos de peatones como única regulación.

Pinto es un pueblo bastante llano,

tiene un núcleo urbano muy compacto,

no hay grandes avenidas que inviten a correr mucho,

la velocidad está limitada a 30 km/h

desde hace bastantes años...

Y lo cierto es que el último semáforo de Pinto

se retiró hará 15 años ya.

No se ha detectado esa necesidad

de volver a poner semáforos en el pueblo.

Al ser el pueblo tan llano,

hay muy buena visibilidad para los conductores,

que pueden ver venir al peatón con suficiente antelación.

También últimamente estamos tomando medidas que ayudan

a que haya una mayor seguridad y mayor visibilidad.

Por ejemplo, en la avenida de España,

una de las calles principales de Pinto,

hemos cambiado el sentido del aparcamiento en batería.

Ahora, en vez de aparcar de frente, los coches aparcan hacia atrás,

de manera que cuando se incorporan a la circulación,

tienen mucha mejor visibilidad.

Según datos de la policía local de Pinto,

en el año 2016 hubo 166 accidentes de tráfico en la localidad.

Nueve de ellos fueron atropellos.

Un paso de cebras debería garantizar que tanto el vehículo

como el peatón estén atentos, que tengan cuidado.

No hay una luz que te diga "para" ni una luz que te diga "avanza";

con lo cual esos accidentes que se producen por descuidos

son menos comunes.

El peatón está atento, se fija.

Si ves que viene un coche a demasiada velocidad,

aunque tienes la preferencia, lo normal es que te pares.

-Los semáforos desaparecieron hace unos 15 años

y nosotros no hemos detectado que hubieran hecho falta.

El tráfico con las rotondas y los cruces de intersección

se regula solo y va bastante bien.

Según datos de la DGT,

en 2015 Pinto tuvo 14 accidentes con víctimas en vías urbanas.

Sin embargo, en municipios madrileños

con un número similar de población y que sí tienen semáforos,

la media de accidentes de este tipo ascendió a 62.

Los conductores reducen la velocidad donde deben hacerlo

y los peatones, cuando ven su paso, primero se cercioran, luego pasan,

y no son necesarios los semáforos para que se regule este tráfico,

tanto de peatones como de vehículos.

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar algún punto negro en la circulación,

señales que no se respetan

o cualquier problema que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además, también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras cuentas de Twitter, Facebook e Instagram.

Me llamo Diana, tengo 32 años

y hace casi nueve meses sufrí un atropello como peatón.

Como consecuencia de este accidente,

se me amputó una pierna.

Me encontraba de vacaciones con mi amiga y su familia,

y ese día habíamos decidido ir a ver los lagos de Covadonga.

Nos disponíamos a subir andando hacia los lagos

hasta que al empezar a andar por la acera ancha que hay,

que bordea la carretera

por donde suben y bajan los coches,

de repente nos vimos embestidos por detrás por un automóvil.

Fuimos embestidas cuatro personas

y yo fui, digamos, la peor parada,

porque fui con la que frenó el coche.

En el momento del choque yo incluso escuché

cómo se fracturó el hueso de la pierna;

pero es verdad que yo sentía como los dedos

y decía para mí:

"Bueno, me la podrán salvar o se podrá hacer algo".

Pero en realidad no era consciente de que había perdido la pierna.

Con el tiempo ya me fue diciendo mi familia

que habían hablado con policías y con el personal que había ayudado

y hasta el momento la única explicación es

una distracción

yendo por el carril por el que circulaba el coche

y, debido a esa distracción, una corrección del volante quizá,

y por eso invadió la acera.

No sabía muy bien qué iba a ser de mi vida;

yo me imaginaba en silla de ruedas o sin andar.

Yo trabajaba de pie, iba al gimnasio por las tardes,

luego encima iba también a una escuela de baile...

Era bastante activa;

por eso, el hecho de tirarte de repente dos meses en cama,

de luego estar en silla de ruedas, de no poder moverte,

de tener una vida más sedentaria y más inactiva,

se te hace difícil.

Hasta que de repente apareció una persona

de la asociación, de Andade, María, que es la vicepresidenta,

y la vi andar, y entonces ahí ya me cambió la perspectiva de todo;

dije: "Vale, yo también voy a andar".

Y el primer día que me pude poner de pie

fue una sensación maravillosa.

Cuando vayas al volante, evita distracciones,

que pueden causar accidentes así,

tanto a ti mismo como a gente que hay a tu alrededor.

Tú lo puedes evitar.

El conductor que atropelló a Diana

perdió el control de su coche por un despiste.

La distracción es una de las causas

que hace que nuestro tiempo de reacción sea mayor.

Es muy importante reducir el tiempo que tardamos en responder

ante un imprevisto.

Como vamos a ver, hay muchos factores,

además de las distracciones,

que pueden disminuir nuestros reflejos.

El tiempo de reacción es el periodo que transcurre

desde que nosotros advertimos

una situación de riesgo o un peligro

y actuamos sobre los mandos del vehículo

para cambiar su trayectoria o para frenar.

Tengamos en cuenta que a mayor velocidad,

aunque transcurre el mismo tiempo, recorreremos un espacio mayor.

El tiempo de reacción depende de cada persona

y está comprendido entre medio y un segundo.

La edad influye de manera decisiva

porque a mayor edad, aumentará el tiempo de reacción.

La falta de experiencia

es un factor que hará que aumente el tiempo de reacción

porque tenemos menos automatizados esos movimientos necesarios

para frenar o para actuar sobre los mandos del vehículo.

Las altas temperaturas son

un factor que aumenta el tiempo de reacción

porque nos producen un aletargamiento

que hace que nuestros sentidos vayan un poco más despacio.

La fatiga y el sueño son factores importantes

a tener en cuenta en el aumento del tiempo de reacción.

Fatiga muchas veces producida por exceso de horas

o por llevar una mala postura al volante.

Y el sueño, consecuencia evidentemente

de no haber dormido lo suficiente

y en algunos casos por ingerir comidas copiosas.

El estado de ánimo es otro factor que debemos tener en cuenta.

Por poner un ejemplo,

si vamos despistados pensando en nuestros problemas,

no estaremos lo atentos que debiéramos estar

a las condiciones del tráfico.

Las distracciones afectan de manera decisiva

al tiempo de reacción; lo aumentan de manera considerable.

Por ejemplo, cuando subimos o bajamos el volumen de la radio,

apartamos la visión de la carretera,

con lo cual el tiempo de reacción siempre aumentará

porque tardaremos mucho más en percibir e peligro.

Si durante la conducción tenemos bajo control

todos estos factores,

conseguiremos que no aumente el tiempo de reacción

y disminuyan de manera importante

las posibilidades de sufrir un accidente.

¿Sabían que vender piezas usadas del automóvil por Internet

es ilegal?

Esto se debe a un real decreto aprobado el pasado mes de enero.

En él se especifica que la extracción y comercialización

de las piezas de un vehículo

solo podrá realizarse en un centro autorizado

y siempre que haya causado baja en la DGT.

Con esta ley se pretende que los usuarios

adquieran ciertas garantías

y no comprometan la seguridad vial

al desconocer el estado de la pieza.

(RADIO) "Las mañanas de RNE", con Alfredo Menéndez.

-Abriendo esta última hora con Javier Capitán...

Oye, a Alfredo Menéndez le entrevistamos,

pero a Javier Capitán no. Es un tío muy majo,

a mí me apetece. Pues hay que hacerle ya

una entrevista a Javier Capitán. Sí, sí.

Oye, que si queréis, la hacemos ahora.

¡La magia de la radio, que aparecemos en todas partes!

Qué bueno. Déjame conducir, eso sí.

Hala, te dejo.

Bueno, Javier, tanto escucharte por la radio y verte por TV,

y no sabemos cómo conduces.

Creo que soy un conductor más o menos prudente

y luego, como soy conductor de moto también,

he desarrollado un sentido adicional,

porque los conductores de moto sobrevivimos intentando adivinar

lo que va a hacer el resto, ¿sabes?

¿Has tenido alguna vez un susto de esos gordos,

en moto o en coche?

En coche el único accidente que yo he tenido

lo tuve en Costa Rica.

Yo me incorporé a una carretera,

venía un autobús; en lugar de aminorar,

decidió acelerar para pasarme y, como no había sitio,

me acabó dando un golpe.

Nada, unos puntos en la cabeza, nada más.

Y un anuncio para una marca de maletas,

porque la maleta salió disparada unos 50 m

y sobrevivió al accidente. (RÍEN)

Oye, tú tienes tres hijos.

El mayor ya, sistemas de retención infantil no,

pero los dos pequeños sí.

¿Cumples a rajatabla todas las normas que hay?

Es importantísimo. Absolutamente.

Cuando nació el pequeño, que tiene ahora dos años,

estuve investigando nuevamente sobre los sistemas de retención,

y yo lo llevo a contramarcha

porque he visto que casi todos los estudios dicen

que es bastante más seguros.

Pero sí lo cumplo y, además, me indigna bastante

cuando veo a gente que no lo cumple.

El otro día vi a una mujer

llevando a un bebé de dos meses en brazos,

y es que aquí mismo, a 50 km/h, un mal frenazo

puede acabar con la vida de ese niño.

¿Qué más te saca de quicio de otros conductores?

Que crean que el intermitente es un adorno.

Ese ser que es constantemente ignorado por muchísima gente.

Entonces, bueno, es útil el intermitente, ¿no?

Avisa a los demás de lo que pretendes hacer.

A veces paro a lado de un coche y le digo:

"¿Sabe que esa palanca sirve para indicar?".

Te miran como diciendo: "Mira el idiota este"...

Pero hay que reivindicarlo.

¿Qué podemos hacer para disminuir la siniestralidad?

Desde luego hay una cuestión de educación.

Luego hay accidentes que son fallos humanos.

Y luego hay otros...

Hay gente que yo creo que oposita a accidentarse, ¿no?

Yo veo adelantamientos a veces en carreteras de doble dirección

que no entiendo.

Si al final es pensar que no cuesta nada esperar 10 segundos más

para poder adelantar mejor...

En fin con un poco más de paciencia,

tendríamos menos problemas, menos accidentes...

Pero bueno, siniestralidad cero es muy difícil de lograr

mientras los seres humanos vayamos al volante.

Vas a tener suerte, porque normalmente exigimos

a los entrevistados que nos inviten,

pero a ti, por haber cumplido dos años de programa,

te vamos a invitar, así que eliges dónde y a qué.

Eliges el menú y todo. Pues mira, menú...

O tapeamos. ¡Buena idea!

Y podemos ir a varios sitios y mantener la conversación...

Bien. Porque para cocido,

no sé cómo estamos de temperatura.

Tapeo, tapeo. ¿Tapeo?

Pues vamos. Hala, pues a tapear.

¿Cuánto falta, papá? -Mamá, ¿cuánto falta?

(NIÑOS) Papá, ¿cuánto falta?

-Es así.

-Hum, ni idea.

-Es que me suena, pero se me ha olvidado.

-Creo que es que pasan niños. -No.

-Ceda el paso.

-Sí, sí. -Que tienen que parar.

-Hay un cruce, por ejemplo,

y en algún carril hay un ceda el paso...

-Para que en las rotondas mires si viene algún coche.

-Porque tienen preferencia los que estén pasando

y, si ves que no pasa ninguno, entonces puedes pasar.

-Es que estuve en Micrópolis

y para sacarse el "carné de conducir",

entre comillas, pues nos enseñaron las señales.

-Genial.

En "Seguridad vital" ya les hemos contado varias veces

que bebés como Manolín

deben viajar en el coche a contramarcha

mientras el peso y el tamaño del niño lo permitan.

Esto es muy importante, pero también lo es, sin duda,

que tanto el niño como la silla vayan perfectamente atados.

En el municipio cordobés de Puente Genil

están muy preocupados con esto

y para concienciar a los vecinos han hecho chocar

en mitad del pueblo dos coches

con diferentes sistemas de retención infantil.

Esta iniciativa surge porque hemos detectado

que el 70% de los siniestros viales que se producen en el casco urbano

son en intersecciones a una velocidad media

y hemos detectado también que no se usan

correctamente los sistemas de retención infantil.

-Dentro de unos minutos

vamos a ver cómo este coche con sistemas de retención infantil

impactará contra aquel otro.

Con esta prueba las autoridades de Puente Genil quiere hacer ver

a sus vecinos la importancia de llevar a los niños

adecuadamente en sus vehículos.

-Lo que se ha tratado de hacer aquí es simular un accidente

frontolateral, o lateral podríamos decir,

a unos 30-40 km/h. Las consecuencias que tendría

sobre un sistema de retención infantil bien anclado

y un sistema de retención infantil mal anclado.

Después del choque, hemos podido observar

cómo el sistema de retención infantil que hemos colocado

de forma correcta, como indica el fabricante,

no ha sufrido ninguna consecuencia; ha quedado totalmente intacto

y el ocupante, el bebé lactante en este caso,

no ha sufrido ningún daño.

Por otra parte, el sistema que hemos puesto mal anclado

a propósito y donde el niño iba mal sujeto

ha sufrido unas consecuencias muy graves

porque se ha desprendido completamente,

ha impactado contra el asiento delantero,

tanto el sistema de retención como el niño.

En esta circunstancia el niño hubiera sufrido

unas lesiones muy graves de haber ido

en un sistema de retención mal anclado.

-El simulacro me ha parecido impactante,

porque a la velocidad que se ha hecho es a la velocidad

que normalmente a lo mejor en nuestra ciudad podemos movernos.

-En distancias muy cortas no nos damos cuenta

de lo que le puede pasar a los niños

si no van bien anclados con su cinturón.

-Yo como bombero me he topado en variedad de ocasiones

con este tipo de accidentes,

con niños pequeños involucrados,

y he de decir que son bastante duras

a nivel emocional

y, aunque hacemos bastante hincapié a nivel preventivo

para que los padres tomen consciencia,

aún siguen produciéndose y son realmente devastadores.

-Cuando a principios del s. XVI se finalizaba la construcción

del Palacio del Infantado,

nadie en Guadalajara se podía imaginar que algún día

los coches circularían por estas calles.

Hoy invitamos a sus vecinos a subirse a nuestra móvil

para charlar sobre seguridad vial.

-Yo tengo una buena historia que contar.

-¿Te animas a subir? -Vale.

-Sí, claro. -Perfecto, venga.

-Bueno, la seguridad vial

es una opción muy buena,

pero si respetáramos todos las normas de circulación.

-En general está bastante bien,

aunque es verdad que hay algunas cosas que son mejorables.

Mira, por ejemplo, a los ciclistas por la noche,

ellos no se dan cuenta,

pero no se les ve.

Si fueran conscientes de que no se les ve

y de que te los puedes llevar por delante,

yo creo que pondrían medios.

-En Guadalajara no es muy complicado

porque es una ciudad muy pequeña y no hay muchos problemas.

-La estación de trenes de Guadalajara

está bastante lejos del centro y en una zona con mucho tráfico,

y los peatones lo tenemos un poco peligroso,

porque no suelen respetar los límites de velocidad

cuando se acercan a los pasos de cebra.

Alguna vez me he pasado que me he tenido que quedar

en el centro de paso de peatones, completamente petrificada,

porque me han rebasado coches en ambas direcciones

mientras yo estaba en medio.

-A mí me molesta mucho de los otros conductores

que si alguien sale y les hace frenar,

pues se cabrean, empiezan a pitar;

y eso me molesta mucho; tanta agresividad.

-A mí me molesta mucho cuando me adelanta uno

y, antes casi de adelantarme, se me pone delante.

Y luego, claro, llega allí, te adelanta y se te clava delante.

Y digo: "Este tenía prisa, pero ya se le ha ido".

-Como eres principiante,

es verdad que tienes menos experiencia

que el resto de conductores;

pero cuando ven la L, muchos conductores intentan

adelantarte y dejarte atrás para no encontrarse contigo más.

-Yo no sé si es debido a lo mejor a la prisa,

que llegan tarde a trabajar...

Ahora vivimos en una sociedad con más prisas que antes.

Esto ha sido todo.

-Estas han sido las opiniones de los vecinos de Guadalajara

y nosotros nos seguimos viendo por el resto de España.

A través de nuestro correo de participación,

se puso en contacto con nosotros Daniel Rodríguez.

Nos preguntaba si él tenía preferencia al incorporarse

al carril exterior de una glorieta que se encuentra vacío

o son los vehículos que circulan por el interior

y quieren cambiar a ese carril quienes tienen preferencia.

Buenos días, Daniel. Nos preguntabas

si al acceder a una glorieta que tiene el carril derecho

libre, vacío,

podríamos entrar en ella y si teníamos prioridad.

Te contesto, y más bien te pregunto:

¿podrías incorporarte a un autovía con dos o tres carriles

si observas por el espejo retrovisor

que el carril derecho está libre?

Sí, podrías hacerlo;

lo mismo se aplica en una glorieta, exactamente igual.

Pero no significa que tengas prioridad ninguna.

Entras a la glorieta, circulas por ella,

porque ese carril está libre;

pero ni tienes prioridad ni dejas de tenerla.

Espero que esta pequeña aclaración haya resuelto todas tus dudas

y circules con más fluidez por las glorietas.

Si quiere que nuestros expertos

respondan a sus dudas o preguntas acerca de seguridad vial,

puede enviarnos un vídeo

a nuestro correo de participacion@seguridadvital.es

o través de nuestras cuentas en redes sociales.

Uf, si yo te contara

cómo eran los coches sin radiocasete...

(RÍE) -Qué aburridos.

-Tenía su lado positivo y también su lado negativo.

-Con mis hijos cantábamos canciones para ir distraídos.

"En el coche de papá"...

-Yo creo que el primer 600 que tuve llegó a tener radio, sí.

-Teníamos la radio

y luego cantábamos con los niños y hablábamos...

-Uno se entretenía viendo el paisaje u oyendo la radio.

-Luego ya, más adelante, ya vino el casete.

-Pues fue mucho más agradable porque ya uno elegía la música.

-Entonces sí, ya llevabas tus casetes...

A mí me gustaba mucho la zarzuela y la música clásica.

-La copla.

-Si el viaje era familiar, siempre había alguna pelea

con la gente joven que quería oír al artista de turno.

-Fórmula V; lo que nos gustaba, sevillanas...

-De aquellos tiempos, pues tenemos nuestros recuerdos;

nuestras miserias y nuestras... Hemos crecido.

Vamos allá.

Bueno, Solano, estoy impresionado. (RÍE) Has visto, ¿no?

Bueno, os voy a contar la verdad. Es un truco televisivo.

¿Tú me ves capaz de ir a más de 70 km/h haciendo este eslalon?

La verdad es que no,

porque quien conducía el coche era Gustavo Pacios,

que es instructor de la escuela de seguridad

y conducción de Ilunion. ¿Qué tal?

Gustavo nos va a ayudar hoy

a ver la diferencia entre que un coche lleve

el control de estabilidad o que no lo lleve.

Tú estabas conduciendo a más de 70, casi 80 km/h...

Y se le ha salido el coche. Conductor profesional.

Pero no llevaba el control de estabilidad.

Y yo voy a hacer la prueba, pero reduciendo la velocidad

para no matarme. ¿A cuánto más o menos?

Yo creo que entre 60 y 65 km/h puede estar bien.

Vale, 60-65.

Lo haré primero con control de estabilidad

y luego sin él, para que veamos la diferencia.

Porque sigue habiendo aún muchos coches en el mercado

que no tienen control de estabilidad;

así que yo al coche. Nosotros te vemos

y comentamos la jugada. Hala, venga.

Recordamos que estamos en un circuito cerrado,

que no hay peatones ni otros coches ni ninguna circunstancia

que pueda alterar la conducción de Carlos.

Y atentos a lo que va a pasar.

Adelante, Carlos. Recuerda, entre 60 y 65 km/h.

Cuando quieras. Desconecto el ESP

y voy a hacer un eslalon intentando controlar el coche

a 60-65 km/h.

Ahí empieza Carlos.

Ya le están costando los primeros.

¡Madre mía, cómo se le va! ¡Jo!

Ha llegado un punto en que se le ha ido el coche del todo.

A ver las sensaciones... ¡Qué cara de susto!

¿Qué tal? Pues ya lo habéis visto.

Prácticamente nada más arrancar

ha empezado el coche en pérdida de control

y he visto muy cerca la columna.

Y eso, mitad del recorrido. Ahora la cosa va a cambiar.

Lo notarás sobre todo

en la frenada que te va a hacer las ruedas.

O sea, que el coche solo me va a ayudar. Vale.

Accionando el ESP. No iba ni a 60 km/h, eh.

Ánimo, Carlos. Hasta ahora.

Nada que ver, eh.

(RÍE) Controladísimo el coche.

¡Increíble!

Increíble, eh, nada que ver.

Nada que ver. Absolutamente nada que ver.

No os podéis imaginar la diferencia tremenda.

O sea, es que notas perfectamente...

Ha habido dos momentos

en los que el coche claramente ha frenado por mí.

Ahora, hay que decir

que el control de estabilidad tampoco es la magia absoluta

y que si uno va mucho más rápido de lo que debe, se sale.

Gracias, hasta la próxima. A vosotros.

Muchas gracias. Adiós.

Fue casi de lo primero que hice al cumplir 18 años,

así que sumando, sumando, si tengo 43,

hace ya bastante tiempo, sí.

Todo lo aprobé a la primera

y además tenía muchas ganas de conseguir ese carné

que significaba, con 18 años, ganar un trocito de independencia.

Durante muchos años, ninguna multa,

y ahora que viajo más evidentemente en algún momento

sí he recibido alguna multa, pero nada grave ni nada exagerado.

Bueno, yo los llevo en la guantera del coche

o si no en el lateral.

Ni Gandhi ni Hulk.

Yo reconozco que el tráfico de Madrid me pone muy nervioso;

pero nunca llego a nada...

que se me pueda sancionar o recriminar.

Yo qué sé, un siete. Venga, un siete.

A mí me gustan mucho los viajes largos,

me gusta conducir de noche;

voy a esperar a que mi hijo Leo crezca un poquito más

para que sea mi mejor acompañante en las noches de conducción.

Esto ha sido "Seguridad vital", gracias por estar ahí.

La próxima semana, más.

Y ahora visitamos el edificio más antiguo de Pinto:

la torre donde estuvo presa la princesa de Éboli.

Y ahí decidimos si comemos

en Pinto o Valdemoro. Vale.

Hala, adiós. ¡Adiós!

Comenzamos.

(RÍE)

¡Ah!

Y también a las caracte... No, orografía del terreno.

No sé...

(BALBUCEA) El cuarto país...

Hare Krishna.

¿Ha valido?

(SILBA)

¡Voy!

Pero dime: "Una"... Una, dos...

Cuando quieras. ¿Ya? Perdón, estaba empanado. ¡Va!

Lo vamos a petar.

Bueno, bien, ¿no?

Esto es "Seguridad vital".

Hoy literalmente entre Pinto y Valdemoro.

Comenzamos.

¿Qué?

Llevas la "flower". ¿La flor?

¡Ostras! (RÍE)

Hala, adiós. Adiós.

(TARAREA)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Seguridad Vital - 18/06/17

Seguridad Vital - 18/06/17

18 jun 2017

Marta Solano y Carlos García-Hirschfeld se subirán al coche con Javier Capitán, que explicará cómo su experiencia como motorista le ayuda a tener más precaución a la hora de conducir un coche. Javier también nos hablará sobre la importancia de llevar a los niños a contramarcha y asegura que el menor de sus hijos siempre va así. Y además, el periodista reivindicará el uso de los intermitentes.
En 'Radar’ el programa viajará a Pinto, un municipio madrileño de 50.000 habitantes, donde desde hace años sustituyeron los semáforos por glorietas o pasos de peatones. Los motivos fueron la escasa siniestralidad, la orografía y las características de sus calles. Se comprobará de qué manera esta medida ha contribuido a mejorar la seguridad vial.
Seguridad vital mostrará la historia de Diana Rayón en 'Tú lo puedes evitar’. El conductor que la atropelló perdió el control de su coche por culpa de un despiste. Diana hablará sobre el apoyo y ayuda que ha recibido de la Asociación Nacional de Amputados de España en su recuperación tras el accidente.
La mejor forma de llevar a los bebés en el coche es en sentido contrario de la marcha. Además, igual de importante es que tanto el niño como la sillita estén perfectamente sujetos. En el municipio cordobés de Puente Genil, el programa asistirá a un crash-test para que los vecinos tomen conciencia de la importancia de llevar a los niños bien sujetos.

ver más sobre "Seguridad Vital - 18/06/17" ver menos sobre "Seguridad Vital - 18/06/17"

Los últimos 1.255 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios