www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3911658
Para todos los públicos Seguridad Vital - 12/02/17 - ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que una conducción agresiva no solo es peligrosa,

sino que acorta la vida útil de nuestro vehículo?

Por ejemplo, frenar bruscamente o revolucionar en frío el coche

son hábitos que pueden llevarnos al taller antes de lo previsto.

Esto es "Seguridad vital". Hoy pendientes

del mantenimiento del coche. Comenzamos.

Hoy en el Radar comprobamos los peligros

que corren los ciclistas cuando les adelantan

sin respetar la distancia mínima de seguridad.

Míralo, y encima con eso que lleva.

Me ha pasado a medio metro, igual menos.

Explicamos como escuchar música mientras conducimos

puede mejorar nuestras capacidades al volante.

Les enseñamos una serie de malos hábitos en la conducción

que pueden estropear nuestro coche.

El piloto Nani Roma nos enseña a conducir un todoterreno

en situaciones extremas.

Yo no freno. Tranquila.

Que voy, que voy. Deja, deja, deja el freno.

Deja, deja, deja...

Y ya está. ¡Yupi!

Ya hemos bajado. ¡Ole!

Hola, muy buenas. En los carriles bici

tienen menos riesgos, pero cada año en España

mueren en accidente de tráfico más de 50 ciclistas.

Y muchas de esas muertes podrían evitarse

siguiendo una regla básica pero muy sencilla,

y es mantener 1,5 m de distancia cuando adelantemos a un ciclista.

Saludos a todos.

Es verdad que 1,5 m, Carlos, parece poca cosa, ¿no?

Pero cuando estamos hablando de algo tan vulnerable

como una persona subida en una bici puede suponer muchísimo.

Vamos a ver en el Radar cuál es el peligro real

al que se enfrentan los ciclistas en carretera.

Él es Javier Fontán; ciclista aficionado.

Sale a hacer rutas unos tres días por semana.

Javier, ¿los coches respetan

ese 1,5 m obligatorio de separación para adelantaros?

-Pues muchos sí lo hacen cuando vas por carretera,

pero luego encuentras a cada loco

que te monta una impresionante en un momento.

Entonces es un poco nuestra cruz en esto de la bici.

-Le vamos a dejar esta cámara a Javier

para que nos demuestre y nos ayude a comprobar

si los coches respetan o no ese metro y medio.

-¡Cuidadito, hombre!

Como verás, pasan un poco como locos.

Mira este qué bien, invadiendo el carril contrario.

Aunque haya línea continua, puedes invadir el carril contrario

siempre que sea para adelantar a un ciclista.

Mira este qué cerquita ha pasado.

Perfecto, se ha esperado...

Y adelanta respetando. Perfecto.

Perfecto.

Uf, este muy pegadito, eh.

Míralo, y encima con eso que lleva.

Me ha pasado a medio metro, igual menos.

El 1,5 m por dónde se lo pasa la gente...

(IRÓNICO) Bien, bien, con el móvil.

Hay muchos ciclistas en esta carretera

y mira que hay coches.

Pasó, pasó.

¡Uf!

¿Tú te crees?

¡Y este mira!

Estos sí que han pasado justitos justitos.

¡Mira, mira, mira! Mira cómo ha pasado.

¡A 0,5 m!

Y este igual.

A ver cómo pasa este...

¡Uf!

Ni ha pasado la línea continua, macho. Y encima iba muy rápido.

Recuerde que respetar el 1,5 m de separación

cuando adelanta a un ciclista no es solo una obligación legal;

es una medida para salvar vidas.

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar algún punto negro en la circulación,

señales que no se respetan

o cualquier problema que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además, también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras cuentas de Twitter, Facebook e Instagram.

No hace falta ser madre para que a uno

se le encoja el corazón viendo estas imágenes.

Es una campaña para concienciar a los conductores chilenos

sobre los peligros del alcohol al volante.

Por desgracia, la historia que cuenta

y los personajes que aparecen son reales.

Un conductor imprudente atropelló a Rayün en un paso de peatones.

La pequeña murió cuando estaba a punto de cumplir los cinco años

y su madre Susan nos ha dejado un testimonio

de esos que te hacen pensar durante una temporada.

Yo soy Susan Escobar.

Hace cuatro años he perdido a mi hija en un paso de peatones

por un conductor que manejaba imprudente.

Mi marido había vivido en Chile; le conocí allí,

y él en un momento decidió volver a su país.

Él estuvo siete años en Chile; venía a España...

Y cuando él se vino, pues yo me vine detrás.

La crisis explotó en 2009

y decidimos ir a Chile.

El día de la tragedia era un día normal, la verdad.

Era un viernes, eran las 12 del día,

y al día siguiente mis hijos tenían la fiesta de cumpleaños,

porque cumplían años casi juntos.

Entonces ese viernes íbamos caminando,

cruzando por una avenida, pero es una avenida urbana.

Había vehículos detenidos cuando nosotros cruzábamos.

Y mi hija dio un salto para llegar a la acera.

Y en ese salto que ella iba a llegar a la acera,

pues un vehículo apareció.

Se saltó el paso y se dio a la fuga.

Yo primero grité: "¡Rayün, no!".

Y luego dije: "Rayün, te han matado".

No piensas en si se fue el vehículo o quién fue,

quién le hizo esto a mi hija;

sino que yo simplemente pensé en mi hija.

Es que para mí ver eso era imposible,

que alguien pueda resistir algo así.

Y a las 12 horas él se fue a entregar.

Porque fueron a su casa a buscarle; lo buscaron por todos lados.

Reconoce los hechos y la condena es

la que hubiera tenido cualquier persona:

firma mensual y retirada del carné por 300 días.

A mí no me interesaba que él fuera a la cárcel.

Es un chico de 23 años,

que tiene un hijo de la edad de mi hija,

y no quiero que ese hijo se quede sin un padre.

Yo lo que quería es que él asumiera las consecuencias,

pidiera perdón públicamente,

que se enfoque en resarcir lo que ha cometido;

que no es conmigo, es con la sociedad.

Que él hubiera dado clases, que hubiera dado testimonios...

Durante un año estuvimos todos muy mal.

Nos centramos mucho en el trabajo y en nuestro hijo,

porque él había visto el accidente, había sido parte de esto

y eso es un trauma que es muy difícil

de sacar adelante.

Fue una época bastante difícil, dura, de pesadillas...

A Stop Accidentes les conocí justamente después de crear la ONG.

Desde que vine estoy ejerciendo un voluntariado

y también creo que nosotros podemos ayudar mucho.

Que se nos reconozca nuestro derecho como víctima.

Nosotros somos una estadística.

Somos familias, tenemos unos rostros,

hay una historia detrás...

Y eso hay que ponerlo por delante, y todos nos deberíamos mirar

y decir: "Yo podría estar en ese lugar".

Recuerda que cuando llevas un vehículo

es como si llevaras un arma.

Cuida de ti y de los que van a tu alrededor.

Y si tienes un accidente, no te des a la fuga;

quédate y ayuda,

porque tú lo puedes evitar.

La empresa de navegadores TomTom ha lanzado

el informe anual sobre las horas perdidas en atascos

en las grandes ciudades españolas.

A la cabeza de la lista está Barcelona,

con una pérdida de 109 horas al año;

seguida de Madrid, con 96, y Palma de Mallorca, con 88.

En el otro extremo, las ciudades en las que menos tiempo

se pierde en atascos son Murcia, Alicante y Bilbao,

con 54, 53 y 51 horas respectivamente.

Algunas marcas están aprovechando todo el potencial de las luces led

para mejorar nuestra seguridad.

Es el caso de Digital Light;

un proyecto que consiste en un sistema compuesto

por más de 4000 diodos led en cada faro

a los que se les unen un millón de microespejos.

Este formato permite dividir la luz en píxeles diminutos

que podemos manejar

para que den la intensidad o la forma que deseemos.

De esta manera, podemos iluminar o atenuar la intensidad de la luz

para mejorar la visibilidad

gracias a los sensores y radares incorporados

que procesan en tiempo real las señales, objetos

y otros vehículos que encontramos en nuestro camino.

Además, al tener control sobre cada pequeño microespejo,

podemos proyectar imágenes en la vía,

como reemplazar marcas viales que faltan,

reproducir indicaciones del GPS e indicar nuestros movimientos

o proyectar las franjas de un paso de cebra

para indicar al peatón que puede cruzar con seguridad.

El sistema de alerta al conductor es un dispositivo

para evitar accidentes. El 35% de los accidentes son

causados por distracciones de los conductores.

Consiste en tres piezas:

la funda reflecto-activa, un dispositivo con una célula

y la ventosa para colocarlo en el parabrisas.

Colocamos la funda en el cabezal,

con la tela que nos toque a nosotros la cabeza.

Luego colocamos el dispositivo en la ventosa

y lo colocamos debajo del espejo retrovisor.

Luego lo enchufamos al mechero.

Bajo el circuito cerrado electrónico que tiene,

hay una célula que manda un rayo ultravioleta a tu cabeza

y en el momento que no detecta la cabeza,

pues toca la tela reflecto-activa y entonces suena la alarma.

Es útil cuando uno se está quedando dormido.

Cuando se le empieza a caer la cabeza para el lado,

pues empieza a sonar esta alarma. (SUENA UN PITIDO)

Suena la alarma y tu instinto te hace corregir la postura.

Tienes unas gafas en la guantera, las vas a coger;

pues va a sonar la alarma.

También evita que el padre o la madre

que lleva los niños en el coche se giren hacia atrás,

porque si miran hacia atrás para los niños, sonará la alarma.

(SUENA UN PITIDO)

Si uno quiere escuchar buena música en el coche

puede poner la radio para escuchar un cuarteto clásico...

O llevar el cuarteto en el coche.

Lo que pasa es que, por un lado, es peligroso porque los músicos

se pueden clavar los instrumentos y además nos saldría carísimo.

La cuestión es que hay músicas

que nos ayudan a concentrarnos porque nos gustan,

pero no todas las músicas ayudan igual a la hora de conducir.

Escuchar música que nos desagrada puede producir el efecto contrario;

las molestias que causa hacen que nuestro cerebro

deje de prestar atención a la conducción.

(SUSPIRA)

La música nosotros la percibimos

a través de los oídos;

los oídos se conectan con una parte del cerebro

que llamamos corteza auditiva;

esta corteza auditiva desengrana esas notas, las procesa,

para que se conviertan en una melodía, una canción...

Y de ahí pasa a otras partes del cerebro

donde se sigue procesando; se conecta con nuestra memoria...

Y también la parte del cerebro que regula la concentración,

la atención,

que es la parte frontal del cerebro,

lo que nosotros llamamos la corteza frontal.

Esas neuronas que tienen que ver con la concentración

se pueden activar a través de una música

que nos está sirviendo

para mantener nuestro nivel de alerta

y por tanto activando directamente la corteza frontal.

Porque si es una música que normalmente relacionamos

con el dormirnos,

se desactiva la concentración, se desactiva la atención,

porque esa música en ti no activa esas neuronas.

La música, en general, puede ser buena para conducir;

pero hay que diferenciar

entre la música escogida por el conductor

y la música impuesta por un tercero.

Las personas que han conducido con música que han elegido,

en algunos casos, refieren haber cometido errores

que en realidad no han cometido,

porque posiblemente piensan que se han distraído

y en realidad no se han distraído

y el rendimiento de la conducción ha sido bueno y sin errores.

Cuando se impone desde fuera,

si se ha visto que empeora el rendimiento de la conducción;

además de la sensación del conductor, eh.

Cuando se le pregunta por su experiencia,

refiere que ha sido un viaje que se le ha hecho duro...

No solo eso, sino que además empeora su rendimiento.

Esa música puede hacernos sentir incómodos.

Esa incomodidad se manifiesta de forma física:

notas que se elevan las pulsaciones,

puede haber sudoración, te puede subir la tensión...

Y esa incomodidad se convierte en distracción.

Y la distracción evidentemente nos diverge la atención

de la carretera y de la conducción.

Esa es probablemente la parte más peligrosa

porque es el momento en que aún

no sabemos que es la música lo que nos está molestando;

nos sentimos incómodos, pero no sabemos muy bien por qué

y estamos prestándole más atención a eso que a la carretera.

-¿Cuánto falta, papá? -Mamá, ¿cuánto falta?

(NIÑOS) Papá, ¿cuánto falta?

-Peaje.

-Peaje. -Peaje.

-El peaje es...

-Pues es un sitio en medio de la carretera

donde te tienes que parar

porque tienes que dar monedas para seguir pasando,

que hay una barra así que se abre así

cuando le das un dinero.

-Ah, ¿eso es peaje?

Que en medio de la carretera para ir a una ciudad

tienes que pagar porque tardas mucho en ir.

-Yo solo cuando... -Solo cuando volvíamos de Lleida,

vimos que le hacían pagar a un coche.

-Y en Málaga también a un coche; en Málaga también.

-Y necesitamos pagar para ir a cualquier sitio.

Por ejemplo, yo he ido a Albacete; esto es real, yo he ido a Albacete,

y en medio de la carretera había un peaje.

Entonces mi madre y mi padre siempre, siempre pagan ahí.

-Porque necesitan monedas para que pasen los coches.

-Por ejemplo, podemos pagar con tarjetas

y también podemos pagar con monedas.

-Esa cosa... Unas casetas donde tienes que pagar

y, si no, no te abren la valla.

-Porque el peaje es muy importante.

(AMBAS) -Para ir más seguros y para...

-Hay que pagar porque esa carretera es mejor

y puedes ir un poquito más rápido de lo normal.

-La forma en que conducimos

tiene un efecto significativo en la vida de nuestro vehículo.

Hasta los conductores más experimentados

tenemos malos hábitos que provocan un desgaste del vehículo.

Cuando estacionamos solemos dejar una marcha metida

y no hacer uso del freno de mano.

Esto provoca un desgaste prematuro de la caja de cambios.

El consejo es dejar el freno de mano echado

y de esa manera no sobrecargamos la caja de cambios.

El sobrepeso del vehículo somete

a una presión excesiva la suspensión.

Debemos evitar cargar el coche en exceso

para que la suspensión no sufra.

Este es otro mal hábito que solemos hacer

por el precio que tiene la gasolina

y lo que nos encontramos es un efecto negativo

por la suciedad que tiene el combustible.

Y esto puede obstruir el sistema de alimentación del vehículo.

Este tipo de conducción es malísima porque afecta

al sistema de suspensión, los neumáticos, los frenos,

la caja de cambios, el propio motor, etc.

Otro de los vicios que cometemos y quizá de los más importantes

es en días de frío arrancar el vehículo

y revolucionarlo en exceso antes de comenzar la marcha.

Esto es muy perjudicial para el motor

puesto que las piezas metálicas rozan entre sí

sin lubricación.

Lo que deberíamos hacer es arrancar el coche

y dejarlo al ralentí medio minuto.

Es habitual llegar a un semáforo en rojo, pararnos

y quedarnos ahí hasta que cambie a verde

pisando el embrague; esto es un mal hábito.

Provoca carga excesiva en la caja de cambios

y en el sistema de embrague.

A veces cuando estacionamos queremos aprovechar el tiempo

y mientras que el coche está echándose para delante

engranamos la marcha atrás y queremos ir para atrás.

Esto es un mal hábito,

pues provoca una carga excesiva en la caja de cambios.

Evitando todos estos malos hábitos conseguimos prolongar la vida útil

de nuestro vehículo y ahorrarnos un gran dinero al año.

Recuerda que venir al taller no es caro;

tratar mal el vehículo sí lo es.

-Estamos viendo unas imágenes del rodaje de la serie

a la que estamos aludiendo, "La segunda oportunidad";

una oportunidad que no tuvieron esos diez muertos diarios

que según las estadísticas se cobró el coche

cuando no fue debidamente dirigido.

Se utilizan para rodar estas tomas cámaras de alta velocidad,

y desde luego corren un evidente riesgo

los propios cámaras.

De hecho, en dos ocasiones, el coche cayó encima del filmador.

Hay golpes a coche seco, es decir, simulados;

pero se filman muchos con señor dentro,

como este que estamos viendo donde iba Alain Petit

a una velocidad de 150-200 km/h.

-Si yo te contara cómo aprendí a conducir...

-A raíz de que mi marido tuvo un accidente, de la mano,

y ya entonces pues dijo: "No hay más remedio

que te tengas que sacar tú el carné".

-Tenía un carné de conducir que me habían regalado

haciendo las milicias universitarias, en las prácticas,

como sargento. Pero yo no sabía conducir.

-Quizá lo más dificultoso era cuando salías a la calle

a hacer las prácticas con el coche; más que nada porque te daba

un poquito de miedo, un poquito de pánico.

-Yo los sábados y domingos madrugaba mucho, cogía el coche;

de acuerdo con las explicaciones teóricas

que me había dado mi amiguete, ponía la primera, se me calaba.

Primera, segunda, tercera; se me calaba.

-En aquellos tiempos era muy típico para los nervios,

como entonces no había pruebas de alcoholemia,

casi todos llevábamos una botellita pequeña de coñac o algo parecido.

-Hasta que un día dije: "Tendré que aprender a aparcar".

Y entonces con dos ladrillos

y dos palos de escoba, donde metía los ladrillos,

yo me marcaba la zona donde tenía que aparcar.

Conseguí aparcar.

-Y si en aquellos momentos nos mandan a soplar,

seguro que todos dábamos positivo, porque ya te digo

que raro era el que no se tomaba... Y yo no soy de tomar alcohol.

-No pasé nunca por una academia; nunca.

Recordarán que hace unos días se comprometía Nani Roma

a darnos una clase de manejo de todoterreno.

Pobre... Estamos con un campeón,

que nos va a preparar para el Dakar.

¿Qué tal? Y con el coche

con el que acabas de competir, ¿no? Aquí estamos.

Intentaré enseñaros cuatro cosas.

¿Y hoy qué toca? Primera clase,

bajar. ¿Esa pedazo de cuesta?

Y subirla. A Carlos, ¿no?

No, no. Te toca a ti.

Hemos quedado en que te toca a ti. Hala, al coche.

No sabes lo que has hecho. Importante, el cinturón.

(RÍE) Eso seguro. ¿Y estoy bien colocada?

Sí, lo importante de la colocación es que te sientas cómoda...

Sí. Y que tengas la sensación de ver.

Aquí estamos entrando ya en un camino lleno

de grandes agujeros.

Y pedazo de charco que hay ahí. Aquí tenemos que poner,

primero, las cortas.

Las que se llaman "reductoras". Eso es, el cambio.

O sea, irás más lenta ahora mismo. Sí.

Y ahora ya podemos entrar en una zona de baches.

Ahora pues, esto ya sí en vertical.

En vertical. Ay...

Pero ves, el coche... Y despacito, ¿no?

Muy despacito.

Esto se llama cruce de puentes. Ay, ay...

Tranquila. ¿Y ahora?

Tira, tira. Deja el gas... El volante. No, tranquila.

¿Giro para allá? Muy bien, para allá.

¿Has notado que estabas tocando con los bajos del coche?

(RÍE) Sí, se nota, sí.

Pues cuando toques, si te paras, te vas a plantar.

Aunque toques, no pares nunca. No pares.

Vamos a hacer una bajadita un poco empinada.

Tú no sabes cómo me late el corazón.

Importante, vamos a ir con reductoras,

sin el sistema de bajada...

O sea, ¿voy a bajar una pedazo de cuesta sin asistencia?

Sin ayuda. Vale.

Entonces me cuadro bien en la cuesta y despacito.

Hasta que notes que las ruedas de delante bajan.

Ahora vamos con reductoras, encima del cambio que va lento.

Sí, intento ir un poco más rápido y no me deja.

Perfecto. ¿Ves ahora? Para un segundo.

Ahora no vemos nada. Bajemos un poco.

Giras un poco... Y vas más lento, ¿ves?

Más suavito. Y el freno.

Ahora frena un poco. Ay, esto es como una montaña rusa;

no veo el suelo. Mira qué divertido ahora.

Déjalo más, déjalo más... Mira, mira; más, más, más.

Más, sin miedo. Nani, te mato.

Vale, frena. Vale, vale. Ay, ay.

Vale, vale. Ay, ay.

Ahora tienes que dejar, importante, el volante recto;

manos bien puestas, y ahora me dejas caer el coche.

Deja el freno un poco, sin gas, y lo vas frenando.

¡Que estamos en mitad de la cuesta! Tranquila, deja el freno.

Frena, frena ahora fuerte. Sí.

Ahora lo estás como perdiendo. Sí.

Deja el freno.

Yo no freno, eh. Tranquila.

Que voy, que voy. Deja, deja, deja el freno.

Deja, deja, deja... Y ya está.

¡Yupi! Ya hemos bajado.

¡Ole!

Qué chulada, eh. ¿Has visto la sensación del cambio

de estar viendo el cielo a la tierra?

Esto como en el Dakar. Sí, esto es como bajar una duna.

Bueno, segunda vez que me enfrento a esta pedazo de cuesta.

Ahora vamos a probar la ayuda electrónica del coche.

Bien encuadrados, como antes.

Así, ve bajando, bajando... Sí.

Vale. No veo nada.

Frena. Sí.

Y ahora. ¿Y eso qué es?

Ese es un sistema con el que el coche,

sin tocar el freno ni gas, va a bajar solito.

O sea, solo controlando el volante. Eso es.

¿Y suelto el freno? Y sueltas todo.

¿En serio? Sí.

Ay, que no toco nada. Deja.

Mira cómo va frenando. Mira.

¡Bueno, qué pasada! Oye, qué pasada.

¿Has visto? Que no estoy haciendo nada.

Ha habido un momento en que parecía que se iba...

Pero la electrónica te ha corregido esto.

Última parte de la clase: subida de la cuesta.

Nos ponemos delante. Esto impresiona.

Dices: "Esto no lo subo".

Esto hay que subirlo muy rápido y dar un salto al final.

Con nuestro coche subiríamos con velocidad,

porque nuestro coche no tiene todo el sistema de reductoras...

Volante recto. Vale.

Ahora tienes que acelerar, ¿de acuerdo?

Pero sin pasarme, a ver si me quedo atascada...

Tranquila, yo te digo.

Venga, tira para arriba. Vale, acelera, acelera, acelera.

Muy bien, muy bien, muy bien. ¡Vale, vale, vale!

¡Ole! Bueno, Solano, qué profesional.

¿Has visto?

Me llevas al próximo de copiloto. Venga.

Hasta la próxima.

Hala, perfecto. Gracias.

El carné me lo saqué hace... 22 años.

El teórico lo saqué a la segunda y el práctico a la tercera.

Solo recuerdo una vez y fue totalmente injusta.

Estaba parado en un semáforo, cogí el móvil para ver

un mensaje urgente que tenía que mirar,

parado en un semáforo en rojo, y tenía detrás a un policía

y decidió multarme.

La última vez que se me pinchó la rueda del coche

iba de camino a una boda y se me pinchó la rueda...

Yo tengo un Smart, de estos pequeñitos,

y esas ruedas no se cambian con un gato,

sino con un líquido que se mete dentro de la rueda

y entonces se hinchan ellas solas;

pero no tenía el líquido o no me funcionó

y tuve que llamar a la grúa.

Debajo de la alfombrilla del maletero.

Soy más Gandhi. Soy más Gandhi. De hecho tengo muchos amigos,

que igual ahora ya no lo sé, pero hace años tenía muchos amigos

que se cachondeaban de mí porque decían:

"Es que tú vas a velocidad crucero".

Yo soy muy suavecito conduciendo.

Un siete, incluso un ocho.

Yo me iría con mi chica, siempre. Y Kike,

yo creo que Kike, de "iFamily", se iría con su ex;

con su ex chica, fallecida;

pero yo creo que esa sería su copiloto perfecto, vamos.

Sería Marta; se llama Marta; el personaje de Marta.

Esto ha sido "Seguridad vital". Gracias por estar ahí.

La próxima semana, más. Nos despedimos con música, ¿no?

Sí, ha habido buena música en el programa,

así que nos vamos a quedar con una danza húngara de Brahms.

Ay, qué bueno. Con Alicia, Fati, Ana y Carol.

Hala, chicas.

Qué maravilla.

(APLAUDEN)

¡Bravo! ¡Bravo!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Seguridad Vital - 12/02/17

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Seguridad Vital - 12/02/17

12 feb 2017

Marta Solano y Carlos García-Hirschfeld se subirán al todoterreno del piloto de rallies Nani Roma. Enseñará cómo controlar un vehículo todoterreno en situaciones extremas en el 'Laboratorio'.
Cada año en España mueren en accidentes de tráfico 50 ciclistas. Muchas de esas muertes podrían evitarse si se cumpliese una norma básica: mantener un metro y medio de distancia al adelantar a un ciclista. En el 'Radar' se comprobará la peligrosidad de no respetar la distancia de seguridad cuando circulamos.
La forma en la que conducimos diariamente tiene unos efectos significativos en el estado de nuestro vehículo. Apurar el depósito de gasolina, revolucionar el motor en frío o pisar el embrague mientras se está parado; son prácticas que pueden acortar la vida de un coche. Este domingo en 'Seguridad Vital' se enseñaremos qué hacer para evitar la visita al taller antes de tiempo.
En 'Tú lo puedes evitar' se dará a conocer la impactante historia de Susan Escobar. Susan perdió a su hija tras ser atropellada en un paso de peatones por un conductor imprudente. La pequeña falleció pocos días antes de cumplir los cinco años. Su historia sirvió como ejemplo para una campaña de concienciación en Chile.
La música puede ser una gran compañera de viaje, porque hace sentir bien y aumenta la atención. Pero no todas las canciones ayudan a la hora de conducir. Escuchar música que desagrada puede tener el efecto contrario, porque provoca que el cerebro deje de prestar la atención necesaria a la conducción.

ver más sobre "Seguridad Vital - 12/02/17" ver menos sobre "Seguridad Vital - 12/02/17"
Programas completos (146)
Clips

Los últimos 1.493 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios