Presentado por: Carlos Garcia Hirschfield y Marta Solano Dirigido por: Carlos Garcia Hirschfield

Un programa de servicio público que auna la visión, experiencia y casos reales de conductores de vehículos, ciclistas, motoristas y peatones. Con un estilo ameno y didáctico, se dirige a todos los públicos para transmitir valores, claves y consejos al volante. El programa sale a la calle y las carreteras para comprobar cuánto saben ciudadanos y famosos sobre seguridad vial.

Temporada 2015

En la nueva temporada, 'Seguridad vital' tendrá cada semana un invitado para una entrevista. Se subirá al coche del programa para contar cuál es su relación con la seguridad vial, cuándo se sacó el carné, cuáles son sus mayores errores al volante, a los mandos de una moto o subidos sobre una bici, o como peatón. Entre los invitados estarán Francis Lorenzo, Paloma Gómez Borrero, Nuria Roca, la cantante Soraya, Cristina Almeida o Paco Lobatón. El programa contará, además, con nuevas secciones: 'El radar', 'El laboratorio', 'Autoescuela', 'SVTECH', 'El retrovisor' y 'Te puede pasar a ti'.

Temporada 2009

Los 13 programas de la primera temporada fueron emitidos entre septiembre y diciembre de 2009 en La 2.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.8.0/js
3949062
Seguridad Vital - 19/03/17 - ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que el año pasado descendió un 5%

el número de muertos en accidentes de motocicleta?

¿Y que solo un 1% de ellos no llevaban puesto el casco?

Esto es "Seguridad vital". Hoy desde Cartagena.

Comenzamos.

Tres segundos pueden ser la diferencia

entre librarse de un accidente o tener una colisión por alcance.

Esta semana nuestro Radar nos muestra la importancia

de mantener una distancia de seguridad adecuada.

¿Cuántas veces nos hemos encontrado a primera hora

nuestro parabrisas lleno de hielo?

Hoy sabremos la manera de quitarlo correctamente

y consejos para evitar que se produzca.

Coges la patata, la pelas

y se frota; crea una película en el parabrisas

que lo que evita es que se pegue la escarcha en el parabrisas.

Circular sobre dos ruedas con lluvia

es una situación de alto riesgo si no se toman ciertas precauciones

tanto en el mantenimiento del vehículo

como en la forma de conducir.

Y entrevistamos a la cantante Diana Navarro,

que nos explica cómo se prepara cuando sale a correr por Granada.

Sí voy reflectante; llevo unas zapatillas...

De las que se ven. Amarillas fluorescentes.

"Ahí viene Diana". Ahí voy.

Y el chubasquero este fucsia,

así, muy llamativo. También, ¿no?

Fíjate qué frenada...

Y cómo han saltado las gafas.

Hola, muy buenas.

Quizá recuerden que hace unos meses les mostrábamos de manera práctica

la importancia de mantener la distancia de seguridad.

Igual que es absurdo que caminemos por la calle

abrazados a las personas que nos rodean,

es ridículo, pero lo hacemos frecuentemente,

circular con nuestro coche pegado al vehículo de delante.

Saludos. Lo que hemos visto sucede en un circuito cerrado,

es un experimento y en paralelo;

¿se imaginan qué pasaría en una situación real,

con tráfico de verdad?

Vamos a ver lo que ocurre

cuando no mantenemos la distancia adecuada de seguridad.

Este vídeo fue enviado por Rivekids Technology;

en él se puede ver hasta qué punto es importante mantener

la distancia de seguridad correcta.

Cuando vamos circulando, se tiene que guardar una distancia

de dos segundos en poblado, tres segundos en carretera.

¿Cómo se consigue esto? Cuando el coche de delante pase

por un sitio que nos sirva de referencia,

contaremos tres segundos de la forma siguiente;

1101, 1102, 1103.

Si el vehículo que va delante

me da tiempo a terminar de contar antes de llegar,

es que llevo la distancia correcta.

Si digo: "1101, 1102..." y no me ha dado tiempo,

sería que voy demasiado cerca del vehículo que me precede.

Es importante que cuando circulamos

guardemos tres segundos en carretera

porque normalmente

cuando el vehículo que nos precede pegue un frenazo,

desde que veo sus luces de frenado

hasta que reacciono y piso el freno,

trascurre un intervalo de tiempo que suele ser 0,75 segundos.

Tirando por lo alto, si fuera un segundo,

en un segundo el coche avanza muchos metros,

dependiendo de la velocidad.

Un coche que circula a 120 km/h avanza 33 metros por segundo.

Si yo llevo tres segundos de separación, de intervalo,

yo voy a perder un segundo en reaccionar

y luego ya empezaría a frenar.

Por tanto tenemos ese colchón de diferencia de dos segundos

por si tuviéramos una diferencia en la eficacia de los frenos.

-Todos los años ocurren cientos de accidentes

por no respetar la distancia de seguridad.

Guardar tres segundos de separación con el vehículo de delante

puede suponer la diferencia

entre sufrir o no una colisión por alcance.

Y en días lluviosos como este, más vale extremar precauciones.

-Es importante tener en cuenta

que cuando circulamos en condiciones adversas, lluvia;

hay que aumentar un segundo más;

en vez de tres, tendrían que ser cuatro.

Recordemos que con lluvia se tarda el doble en frenar.

El tiempo de reacción es el que transcurre

desde que percibo un estímulo hasta que respondo.

Con la fatiga, alcohol; este tiempo va a aumentar.

Si una persona va pendiente del móvil,

ya no va a reaccionar en 0,75 segundos;

puede tardar 1 segundo, 1,5 segundo, 2 segundos;

con lo cual ya ese colchón de tres segundos

se va a reducir de forma peligrosa

y podríamos tener un accidente por alcance.

No guardar la distancia de seguridad está penado

en el permiso por puntos como infracción grave,

retirada de cuatro puntos.

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar algún punto negro en la circulación,

señales que no se respetan

o cualquier problema que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además, también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras cuentas de Twitter, Facebook e Instagram.

Me llamo José Enrique Cezón, tengo 53 años

y hace 24 años sufrí un accidente con mi motocicleta.

Fue un domingo 6 de diciembre del año 1992

y salí, como muchos domingos, de ruta con los amigos en la moto.

Se nos hizo tarde al regresar

y volvimos más deprisa de lo que deberíamos.

Y un poquito antes de llegar al final de una recta,

venía una curva a la izquierda.

Iba tan deprisa

que intenté frenar lo máximo que pude,

pero no pude entrar en la curva.

Me salí al campo, me caí y fue donde sufrí las lesiones.

Sufrí un traumatismo craneoencefálico

con una tetraplejia y una lesión medular completa

entre la cuarta y quinta vértebra dorsal.

Llevaba un equipamiento con mono, botas, guantes de cuero,

un buen casco, que es muy importante...

Que si no llevara el casco, no lo hubiera contado.

Me costó muchísimo adaptarme a la nueva vida.

No pude volver a mi trabajo

por las secuelas que me han quedado consecuencia de la lesión cerebral.

Pero ya cuando vi que esto no iba a mejor,

dije: "Bueno, aquí lo único que queda

es esforzarme al máximo, dar todo de mí",

y entonces lo único que pude hacer fue dedicarme al deporte.

Tiro con arco, estoy corriendo en "handbike",

estoy jugando al pádel...

El deporte lo que me dio fue mucha movilidad.

Para subir al coche, bajar;

o sea, para cualquier cosa,

el deporte para nosotros es esencial, es importantísimo.

También hice un curso de monitor de prevención de accidentes

y durante tres años estuve yendo por los colegios de Valencia

y de la provincia a dar charlas.

Yo quería ayudar o concienciar a la gente

de la gravedad que supone tener un accidente de tráfico;

o sea, lo que te puede cambiar la vida.

Porque no vale la pena que por unos momentos de desahogo

paguen el precio tan caro como es sufrir un accidente de tráfico,

porque se puede pagar, bien con una silla de ruedas,

o bien lo puedes pagar con la muerte.

Cuando vayas en la moto, respeta los límites de velocidad,

porque las consecuencias se pueden pagar muy caras.

Tú lo puedes evitar.

De acuerdo con el informe World Factbook de 2013 de la CIA,

en el mundo hay un total de 64 285 000 km

de carreteras construidas.

Una distancia que nos permitiría ir y volver a la Luna 83 veces.

Además, si nos dedicásemos a recorrer esa distancia

a una media de 100 km/h,

tardaríamos 73 años y medio en pasar por todas las carreteras

y sin poder parar para nada;

prácticamente, una vida sin salir del coche.

En este vehículo en el que cabe todo el equipo de "Seguridad vital"

da igual si hace frío, si llueve o si nieva;

todo lo contrario a si fuéramos en moto.

Sobre dos ruedas el asfalto mojado resbala mucho más.

Para que no nos llevemos ningún susto,

es fundamental que tengamos algunos conocimientos técnicos

y que llevemos siempre el equipamiento adecuado.

Y desde luego, es muy importante que tengamos siempre nuestra moto

en perfecto estado.

El principal problema que presenta la lluvia

cuando conduces en moto es la pérdida de adherencia.

Esto es especialmente problemático cuando afrontas una alcantarilla,

una rejilla,

pinturas, marcas viales que hay en la superficie;

ahí el riesgo de perder la adherencia es mucho mayor.

-La acumulación de agua en la carretera

evidentemente es un problema porque se puede generar

el famoso aquaplaning, que casi todos conocemos.

Si es posible, pues esquivarlo;

pero si no nos queda más remedio que pasar por un charco,

pues intentar mantener la calma lo máximo posible

y no frenar ni acelerar ni hacer movimientos bruscos

con la motocicleta para intentar no caernos.

-El neumático es fundamental.

En general, utilizar neumáticos homologados,

una correcta presión de hinchado

y, por supuesto, controlar el estado del neumático.

Un neumático demasiado gastado va a tener un menor dibujo

y va a aumentar el riesgo de pérdida de adherencia,

el riesgo de aquaplaning.

-Actualmente en España se recomienda 1,6 mm de profundidad,

que sería el límite legal;

pero en circunstancias de baja adherencia, como lluvia,

es recomendable incluso tener más perfil de dibujo.

También las luces,

porque se reduce muchísimo la visibilidad con lluvia

y hacen que seamos mucho más visibles

para el resto de usuarios de la vía.

En el tema de la visibilidad, los cascos actualmente

llevan una segunda pantalla más pequeña

que reduce el empañamiento,

que es otro problema que tenemos en la moto,

y también las gotas de lluvia

lógicamente reducen muchísimo nuestra visibilidad.

Evidentemente, cuando más equipada vaya la moto,

bastante mejor.

Por ejemplo, un motor de gran tamaño también tiene más problemas

en la conducción con lluvia.

El peso de la moto; en caso de que se descontrole,

es bastante más complicado poder recuperar la moto

y no tener una situación de riesgo.

-Lo más importante son los dispositivos de seguridad

que incorpore la motocicleta.

Desde el 1 de enero,

ya todas las motocicletas de más de 125

incorporan obligatoriamente un sistema de ABS.

Las motocicletas de menos de 125 cm3

incorporan, al menos, un sistema de frenado avanzado.

-Pero tampoco podemos fiar toda nuestra seguridad

a esos elementos mecánicos de nuestra moto.

Hay que intentar seguir mejorando en la conducción.

-Sobre todo una conducción muy preventiva,

aumentar distancias de seguridad y reducir la velocidad.

Podemos perfectamente conducir en lluvia,

pero siempre con un plus de precaución

y respetando estos consejos básicos.

-Pues hombre, los hay integrales...

-Modulares, que se pueden abrir y bajar la parte de delante.

-Y el clásico casco, vamos. Así como un poco Calimero, ¿no?

El "quitamultas", que se dice.

-Los más seguros en principio son los integrales

o los abatibles, si van cerrados.

-Este, en caso de accidente, se puede abrir, posiblemente.

Nosotros lo llevamos

simplemente por el hecho de que es más cómodo.

-Los cascos abiertos dejan la cara al descubierto

y a mi juicio lógicamente son más peligrosos.

-Cuanto más cerrado, más protege el casco.

-Cada casco me imagino que hará su función y tal,

pero sin duda el integral...

Vamos, yo opto por el integral porque es el más seguro.

-En el primer golpe, el casco sale volando.

Y en el segundo, golpea la cabeza.

-Me parece que la eficacia es nula.

Si no lo llevas atado, prácticamente es como no llevarlo.

-El casco se puede mover

y puede perder parte de la capacidad de absorción.

-Si no lo llevas bien puesto, corres peligro de muerte, claro.

Aquí estamos esperando a Diana Navarro; mi paisana,

cantaora, cantante, compositora, actriz;

un montón de cosas. Artistaza.

La pregunta es: ¿qué hace una malagueña

en una plaza tan castiza como el Dos de Mayo de Madrid?

Pero aquí hemos quedado. Bueno, ¿qué pasa, cómo estáis?

Que teníamos que haber quedado para correr.

Es verdad, para hacer "running". Sí, porque Diana no conduce,

pero corre. Yo no conduzco, pero sí corro.

Hago CACO, caminar y correr. Pues si quieres hacemos una cosa.

Una arrancada de comienzo de entrevista

y luego andando. Venga.

Uno, dos y... (RÍE)

Así no puedo correr yo, con los tacones, chiquillos.

Esto no puede ser.

Diana, tú no conduces, ¿pero por algún motivo?

¿Has tenido algún problema o porque no?

Pues mira, yo estoy apuntada en la autoescuela desde 2004

y lo he intentado algunas veces, pero no en serio.

La verdad es que me da mucho respeto, me da susto.

Siempre que tiendo la ropa, me dejo el codo en la esquina;

entonces digo: "¿Yo esto cómo lo voy a manejar?".

No, la verdad es que me da mucho respeto.

Afortunadamente no has tenido ningún susto yendo en coche,

pero seguro que conoces, todos conocemos,

gente cercana, familiares, que han sufrido un accidente, ¿no?

Sí, yo por desgracia he perdido a dos familiares.

Mi primo Ricardo, hace 26 años,

iba con una moto grande, que se compró con mucha ilusión,

pero en una recta perdió el control y falleció.

Y mi primo Jesús Juan, hace tres años,

también iba en una moto

y no sabemos todavía si se cayó solo,

si un coche lo arrolló, pero...

Los dos en moto. Los dos en moto.

Por eso en mi casa, las motos no... Por la tele solamente.

No sé si en tus conciertos,

que a veces es de noche, la gente puede estar cansada;

¿les dices a tus fans que tengan cuidado en carretera?

Pues fíjate que siempre les digo lo mismo a fans que vienen

desde diferentes sitios:

"Por favor, tened mucho cuidado en el coche".

"Parad a dormir o tomad un café o lo que sea".

Antes no has corrido porque ibas con...

Los tacones.

Pero eres lo que ahora se conoce como "runner",

que es correr de toda la vida.

A mí me encanta. Y ahora vivo en Granada,

y correr por el Albaicín... Hay tienes tela de cuestas.

¿Llevas ropa adecuada para que se te vea

cuando sales por la noche?

No corro por la noche ni corro por carretera,

y sí voy reflectante porque llevo unas zapatillas...

De las que se ven. Amarillas fluorescentes.

"Ahí viene Diana". Ahí voy.

Y el chubasquero este fucsia,

así, muy llamativo. También, ¿no?

Nos habías dicho que ibas a intentar lo de conducir.

¿Te comprometes con nosotros a por lo menos dar una clase

y, si se te da bien, continuar y sacarte el carné con nosotros?

¡Venga! Me comprometo.

¿Y sabéis por qué? Porque va a ser la única manera

de que consiga sacarme el carné y yo creo que ya va siendo hora.

Compromiso. ¡Voy a sacarme el carné!

Compromiso, eh. Qué bueno.

-¿Cuánto falta, papá? -Mamá, ¿cuánto falta?

(NIÑOS) Papá, ¿cuánto falta?

-Es una cosa que pones en las ruedas

para que puedan...

-Hum... No sé.

-¿La nieve? -Eso.

-Para no resbalarse.

-Porque si no, el coche, las llantas se resbalan.

-Para la nieve y para el hielo. -Y para los charcos.

-Para que el coche no se resbale con el hielo.

-Pues enganchándolo a... -Las ruedas del coche.

-Y lo tienes que enganchar.

-Son grises. -Y rojas.

-Y tienen colores.

-No, yo no he ido nunca a la nieve.

-Yo sí, pero es que no he visto que las pusieran.

-No han puesto cadenas porque no había tanta nieve.

-Jo, qué fácil.

Ninebot es uno de los últimos sistemas de movilidad urbana.

No solo está pensado para el ocio,

sino también para los últimos tramos de los viajes en automóvil,

donde no es fácil encontrar aparcamiento.

El ninebot tiene forma de rueda

y se maneja de la misma manera que un segway.

Se controla la dirección mediante nuestros movimientos

y mantiene siempre la estabilidad.

Alcanza una velocidad máxima de 24 km/h,

tiene luces led para poder usarlo en entornos de poca luz,

su autonomía es de 30 km,

tiene un periodo de recarga de tres horas

y puede llegar a subir pendientes de hasta 15 grados.

En la localidad de Brunete han instalado un sistema

para mejorar la seguridad en los pasos de cebra.

Es una baliza emergente que sale del suelo.

Llegas al paso de cebra, das al botón

y automáticamente las luces o las balizas emergentes

salen del suelo indicando que puedes cruzar,

porque estás también avisando al vehículo

para que frene un poco antes.

Está avisando, luz roja para el vehículo

y luz blanca hacia las rayas que son las del paso de cebra.

El neumático del vehículo no golpea nunca la baliza

porque se hunde; como un sistema de muelles.

El tiempo es programable

porque hay pasos de cebra con más metros y con menos metros.

-Yo creo que todo el mundo realmente está viendo este proyecto

como algo positivo

y todo ello va acompañado de una mejora de la seguridad

del peatón a la hora de cruzar en los pasos de cebra

de todos los municipios.

Creo que es una idea, que aparte de ser española,

se puede extrapolar a muchos más municipios y ciudades.

Informar sobre seguridad vial en televisión

es una labor estimulante y a la vez delicada

porque tratamos temas que interesan y preocupan a millones de personas.

Y lo debemos hacer de una manera entretenida,

pero también manteniendo el rigor, la profundidad y la seriedad,

y no siempre es fácil.

Tres periodistas especializados nos cuentan cómo debe de ser

la información sobre seguridad vial y nos quedamos con dos titulares.

El primero, que los medios de comunicación son fundamentales

para reducir la siniestralidad y el segundo que hay que incidir

en las distracciones producidas por el móvil.

Yo creo que ha habido un cambio cualitativo importante

en las últimas décadas, mucho más en la última década,

porque antes la información del tráfico se limitaba mucho

a los datos de la siniestralidad, que son importantes,

pero yo creo que el usuario necesita mucha información

de todo lo que hay detrás de los siniestros.

-Yo creo que a raíz del carné por puntos,

la reforma del Código Penal;

yo creo que ahí hubo un punto de inflexión

y se informó de otra manera.

Hubo un bum de la información del tráfico que ahora ha bajado

y el aumento de ahora de las víctimas del tráfico

es por muchos factores, y uno de ellos creo que es

que la información del tráfico ha bajado un poco,

ya no informamos tanto como hace cinco años.

-Pero no solo se trata de dar esos mensajes,

que es importantes,

sino que la gente sea consciente de que eso va con ellos,

que le puede afectar.

-Y yo creo que la DGT, nosotros; todos debemos buscar una manera

de comunicar que no hay que utilizar el teléfono en el coche.

-Eso es vital. -Es el gran problema de ahora.

Y lo decimos, hacemos reportajes; sales a la calle,

te paras en un semáforo y en dos minutos grabas

a 20 que están en el semáforo con el teléfono móvil.

Creo que es el gran problema ahora.

-Un grave problema. -Y no hacemos

demasiado hincapié en eso.

-Las infracciones, los accidentes y las tragedias de la carretera

tienen mucho que ver en los últimos años

con las distracciones.

-Son distracciones socialmente aceptadas,

igual que hace unos años lo era el alcohol.

-Exacto. -Ahí hay que incidir.

-Pues tenemos que explicarle a la gente que los móviles,

cuando se va conduciendo un vehículo,

no solo no deben estar a mano, sino que deben estar en silencio.

-Hay que concienciar.

-Porque lo que te está entrando en el teléfono

seguro que no es tan vital como el accidente que puedes tener,

porque solo unos segundos para darle a la tecla

significa que tu coche va a recorrer muchos metros

y si los de delante se paran, te estrellas.

-Tenemos que ser de los primeros en hacer pedagogía

y explicar muy bien el porqué de las cosas

para que la gente interiorice esos mensajes

y sepan que van con ellos, que son para ellos

y el motivo por el cual no tiene que hacer algo.

-¿Y cómo damos esa información?

Yo creo que la información no se debe limitar a decir:

"Ha habido un accidente de un autocar

y el conductor había tomado cocaína",

sino que los periodistas seamos más solidarios en ese sentido

para poder explicar qué pasa cuando se consume cocaína.

-Y eso lo hacemos a través de los medios.

Hemos hecho piezas en los informativos

de ponernos un traje, ver cómo es conducir

habiendo consumido alcohol, y eso la gente lo ve en su casa.

También, por ejemplo, ¿cómo conduce la gente mayor?

Pues nos hemos puesto trajes para ver cómo una persona

conduce con más edad...

-Y yo creo que en eso todavía tenemos una asignatura pendiente.

Debemos ser muy didácticos para que la gente se quede

con las ideas fijas para que a la hora de conducir,

sepa exactamente qué lleva entre manos,

que no olvidemos,

es una herramienta magnífica, pero que mata.

-Ahora que se acerca la temporada taurina del próximo año,

del año que viene, les diremos lo más conveniente

para llegar de la Puerta del Sol a la plaza de toros de Las Ventas.

-Imagínense que la corrida es el domingo.

Entonces les conviene salir el jueves anterior

a eso de las siete de la madrugada.

-Saliendo a esa hora, ya puedes llegar a Cibeles,

que está aquí, el viernes a las diez de la mañana.

Allí desayunas. -¿Dónde?

-En el mismo coche, donde previamente has dormido.

-Ya el domingo por la mañana... -¿El domingo?

-Sí, el domingo por la mañana puedes haber llegado

a la plaza de Roma, que está a 300 m de Las Ventas.

-Eso ya es "peccata minuta" porque los 300 m

se pueden hacer en las seis horas que quedan

hasta que abran las puertas de la plaza.

-Luego hay otro pequeño inconveniente: estacionar.

-Eso es una tontería porque con ir andando...

-Si vas andando, ¿para qué sales el jueves?

Con salir el domingo media hora antes.

-Pero la gente quiere ir en coche; para eso se lo ha comprado,

para sacarlo los domingos. -Que lo saque los lunes.

-Si yo te contara cómo nos orientábamos antiguamente...

Pues hacerte un croquis del plano, por los pueblos que pasabas.

-Usábamos mapas de carretera que distribuían las gasolineras.

-La gente conducía sin GPS y normalmente no nos perdíamos.

-A ojo, preguntando de un pueblo a otro...

Y cosas así.

-Y con los carteles de las carreteras.

¡No había otra forma!

-Y si nos perdíamos en una calle, dábamos vueltas hasta encontrarlo.

-Me equivoqué de desvío y me tuve que dar una vuelta

de unos 30 km nada más.

-Yo me marcaba en un papel para poderlo ver bien

en el parasol

los puntos clave

y cuando sabía que tenía que pasar por un pueblo

y el siguiente era ya otro, que ya lo tenía marcado.

-Aquello tenía unas carreteras que no eran carreteras;

eso era una mala leche.

Íbamos a un monasterio

y en vez de aparecer en un monasterio,

aparecimos en una estación de ferrocarril.

Seguro que esta situación les suena.

Primera hora de la mañana,

cogen el coche para ir a trabajar o llevar a los niños al cole

y se encuentran la luna llena de escarcha.

¿Qué debemos hacer? Para eso está con nosotros

Carlos González, de Carglass.

Hola, ¿cómo estás? Buenos días.

A mí en una situación así,

lo primero que se me ocurre es ir a por agua templada

y sacar una tarjeta y ponerme a rascar como una loca.

¿Bien o mal? Pues mal.

No debes provocar ningún contraste de temperatura

con el parabrisas porque si hay un impacto, se abre.

Y si tengo alguna pequeña fisura... Se abre del todo.

Afecta a la estructura del vehículo si tienes una colisión

o si el airbag se abre, no se soporta en un parabrisas

en buenas condiciones, y no cumple su función.

Y luego con la tarjeta puede rayar la luna...

¿Entonces qué tengo que hacer?

Yo te he traído... Una rasqueta.

Lo que tienes que hacer, si quieres hazlo tú...

¿Por dónde empiezo? Desde el marco hacia el interior

para evitar cargarte el marco. Debes hacerlo hacia el interior.

Me pongo a rascar de arriba a abajo.

De manera continua. Así.

Luego te vas hacia el otro lado y hacia el centro de nuevo.

De esta manera se irá.

Y ahora, el mismo proceso por aquí.

Exacto, siempre desde el marco hacia el centro.

Y con esto qué fácil es. Se está quitando fenomenal.

Debe ser una espátula de plástico para no rayar el cristal.

A mí se me ocurriría, no sé si está bien o mal,

encender un poco el coche por dentro

e ir soltando algo de calor... ¿Me ayudaría?

No, ya he dicho que todo lo que sea contraste de temperatura

le va muy mal al parabrisas. Sí.

Porque se agrieta

y, sobre todo, no poner sal.

La sal hace una disolución con el agua

que hace que no se continúe helando el coche,

pero no elimina para nada lo que es la escarcha.

Bueno, si tenemos el problema, ya está claro;

pero atentos porque esto es muy importante;

¿cómo podemos prevenir esta situación

con algún truco casero?

Si sabemos el día anterior que vamos a tener escarcha,

recomendamos dos cosas muy sencillas.

Una, si tenemos un cartón o una manta...

Eso lo hace mi padre. Colocarlo;

abres las puertas delanteras y pones el cartón.

También puedes usar vinagre disuelto en agua...

Vinagre tengo. Y he oído un truco con patata.

Correcto. ¿Funciona?

Sí, funciona muy bien.

Sobre todo la patata, frotarla por el parabrisas.

¿Me enseñas? Sí.

Exactamente igual que lo que hacías con la rasqueta.

A ver. Coges la patata, la pelas...

Esto es preventivo, preventivo.

Y se frota. Crea una película en el parabrisas

que lo que evita es que se pegue.

Si tienes una manta, es mucho más efectivo.

Y sobre todo, muy importante, encima, los limpias,

porque limpian luego cuando los usas,

si se raya o se estropea,

luego te afecta a la visibilidad, y es importante que revisemos

cada seis meses los limpiaparabrisas.

Para que esté todo en perfecto estado.

Gracias por tus consejos, muy útiles. Hemos tomado nota.

Hasta la próxima. Gracias a vosotros.

Me lo saqué al poquito de cumplir los 18 años.

Pues casi, casi 20.

Yo aprobé a la cuarta el práctico.

Llevaba las cinco clases que te lleva el coche el profesor,

que tú solo coges el volante, los pedales los lleva él,

y yo me quería presentar...

Me dijeron: "Pues que se presente". Claro, suspendí.

Y luego ya entré en bucle.

Jamás me han multado.

Con todas las veces que me examiné, me sé todo perfecto.

No, no he cambiado ninguna rueda.

He pinchado una vez en mi vida y llamé al seguro.

Yo los llevo siempre delante por si me debo bajar del coche.

No sé si hay algún sitio concreto, pero no hay que llevarlo guardado;

te debes bajar del coche con él puesto.

Yo si veo a alguno que va haciendo lo que no debe,

me aparto, le dejo pasar y ya está.

Suelo ser tranquila al volante.

Yo me pondría un siete o un ocho.

Llevaría a mi perrito; eso sí, bien atado...

De hecho, yo tengo uno;

va o con su transportín o con el cinturón,

porque ya saben que es un peligro que el perro vaya suelto.

Así que yo como copiloto, en el asiento de atrás,

llevaría a mi chihuahua.

Esto ha sido "Seguridad vital". Gracias por estar ahí.

La próxima semana, más.

Y teniendo este faro del cabo de Palos, ¿subimos?

Yo creo que sí;

y luego te invito a un caldero. Vale.

Adiós. Adiós.

Esto es "Seguridad vital", ¿no? (RÍE) Sí.

Esto es "Seguridad vital". Hoy desde Cartagena.

Comenzamos.

¿La mirada está bien ahí?

¡Joder, la pu... bufanda!

(TARAREA)

Hoy desde Cartagena.

¿El qué?

Ahora sí está bien.

Producidas por el móvil. Qué bien lo hace esta chica.

Lo que acabamos de ver es un experimen... to.

No cortes.

¡Ya! (BALBUCEA)

Carlos se ha pasado todo el programa

subiendo y bajando escaleras.

Más despacito.

Esta es una labor estimulante...

¿Subimos? Yo creo que sí;

y luego te invito a un caldero. Vale.

Adiós. Adiós.

(TARAREA)

Seguridad Vital - 19/03/17

19 mar 2017

Los últimos 1.080 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios