Presentado por: Carlos Garcia Hirschfield y Marta Solano Dirigido por: Carlos Garcia Hirschfield

Un programa de servicio público que auna la visión, experiencia y casos reales de conductores de vehículos, ciclistas, motoristas y peatones. Con un estilo ameno y didáctico, se dirige a todos los públicos para transmitir valores, claves y consejos al volante. El programa sale a la calle y las carreteras para comprobar cuánto saben ciudadanos y famosos sobre seguridad vial.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4360522
Seguridad Vital - 10/12/17 - ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que en 2016 las colisiones traseras y múltiples

provocaron 145 fallecidos y más de 1000 heridos graves?

¿Y que para evitar un choque por alcance

hay que mantener 2 segundos de diferencia entre vehículos?

Esto es "Seguridad vital".

Hoy desde los alrededores de la glorieta de Cuatro Caminos,

en Madrid. Comenzamos.

En bicicleta también hay que respetar las normas.

Esta semana ponemos el punto de mira

en las infracciones cometidas por ciclistas.

Tener el vehículo en regla es importante para nuestra seguridad.

Vemos en qué se fijan los técnicos al pasar la ITV a nuestra moto.

Neumáticos; comprobamos la medida de la rueda con la ficha técnica...

Y que esté en buen estado el neumático, ¿no?

Por supuesto, fundamental.

Tres de cada cuatro conductores reconocen que a veces conducen

de forma inconsciente.

Recibimos unos consejos para evitar perder la atención al volante.

Y damos un paseo en coche con Jesús Cabrero,

de la serie "Centro médico", que nos explica

las situaciones que más le molestan al conducir.

Me pone muy nervioso que la gente no ponga intermitente,

que no señalice lo que va a hacer,

que dé por hecho que lo tenemos que saber los demás.

No gasta el coche más gasolina por poner un intermitente.

La bici es uno de los medios de transporte

más eficientes en ciudad;

por eso es lógico que cada día más personas descubramos

los beneficios que tiene usarla en nuestros desplazamientos.

Saludos a todos. Las bicis son un vehículo más de la vía

y tienen los mismos derechos y las mismas obligaciones,

y los ciclistas deben respetar las normas y señales;

algo que no siempre sucede.

Decía Fernán Gómez que las bicicletas son para el verano,

pero el paso del tiempo ha demostrado

para cualquier época del año.

La bicicleta es un vehículo que quizá manejamos

de una forma más fácil que el coche, ¿no?

Puede haber un cierto exceso de confianza en alguna ocasión

porque consideran que saltándose ciertas normas o señales,

no se ponen en peligro ni ponen en peligro a nadie.

Al final una bicicleta es un vehículo más

y debe cumplir las normas de circulación.

-La bici es uno de los medios de transporte

cuyo uso más ha crecido en los últimos años.

En grandes ciudades como Madrid,

nos permite evitar atascos y circular con mayor fluidez;

pero eso no significa que tengamos libertad

para no respetar las señales.

-Saltarse un semáforo en rojo para un ciclista es peligroso

al igual que lo es para el resto de vehículos.

El peligro es igual que yendo en coche,

pero el ciclista es un usuario vulnerable;

es decir, un accidente en el que se ve involucrado un ciclista

normalmente tiene consecuencias muy negativas y graves

para el ciclista.

Según datos de la DGT, es en las ciudades

donde más ha crecido el número de víctimas.

El porcentaje de ciclistas fallecidos en un entorno urbano

ha subido un 170% en el último año,

pasando de 10 en 2015 a 27 en 2016.

La masificación o el uso más intensivo de la bici

actualmente, en ciudades sobre todo,

ha hecho que surjan más conflictos.

Un paso para peatones es eso, para peatones.

El ciclista debe bajarse de la bicicleta

y llevar su bicicleta caminando.

En el año 2016 40 ciclistas fallecieron

en carreteras convencionales.

Sabemos que en 1,5 m cabe una vida,

pero los ciclistas también deben facilitar

el adelantamiento al conductor.

¿Y ahora por dónde adelantamos los coches?, me pregunto yo.

-Fuera de poblado, el reglamento permite que circulen de dos a dos,

incluso en pelotón;

pero siendo un pelotón ordenado;

es decir, de dos a dos y que estén pegados lo máximo posible al arcén.

Ciclistas y conductores debemos poner de nuestra parte

para que estas imágenes no vuelvan a repetirse.

Buscamos su colaboración.

Si tienen fotos o vídeos como estos,

pueden enviárnoslos a nuestro correo

participacion@seguridadvital.es,

a nuestras cuentas de Twitter, Facebook e Instagram,

o enviando un whatsapp a nuestro número de teléfono.

Me llamo Francisco Javier Sánchez Lara

y en el 2003 tuve un accidente de moto,

donde me quedé en silla de ruedas

por una lesión medular a la altura de la D4.

El día del accidente fui a la casa de mi tía

y, bueno, llegó mi primo con una moto nueva

y, bueno, la ilusión de que me diese un paseo...

Él decía que no, que ya era muy tarde, era de noche,

estaba lloviendo... Salimos los dos sin casco

y, bueno, íbamos por la carretera

y desafortunadamente había una alcantarilla,

donde metimos la rueda delantera y yo salí despedido

y fui a parar contra el maletero de un coche.

Recuerdo un poco el día en el que descubrí dónde estaba.

Estaba en la cama, no me podía todavía levantar,

y recuerdo que cogí la bandeja de comida

y en el cartelito ponía: "Hospital Nacional de Parapléjicos".

Entonces fue un poco como decir:

"¿Me voy a quedar en silla, no me voy a quedar en silla?".

A ver, tenía 14 años;

tampoco sabía muy bien lo que me iba a encontrar.

Estuve en el hospital ocho meses

y, bueno, ahí, lo típico;

eres pequeño, te gusta el deporte; yo antes jugaba al fútbol,

y, bueno, me dieron a conocer el baloncesto,

que a pesar de tener un accidente puedes hacer tu vida normal,

que hay muchas vías;

tanto el deporte como el trabajo o cualquier otra cosa.

No hay nada imposible. Tienes que intentarlo por lo menos.

En el Hospital General de Ciudad Real

me propusieron probar a dar charlas en los colegios

para concienciar a los niños.

Les hacemos entender lo que puede suponer no llevar casco,

no ponerse el cinturón;

que hay que hacer caso a las normas

porque puedes tener un accidente en milésimas de segundo

que va a cambiarte la vida por completo.

Cuando subas en moto, acuérdate de ponerte el casco.

Tú lo puedes evitar.

A partir del 20 de mayo de 2018 entra en vigor una nueva norma

que regula las inspecciones técnicas de vehículos.

Entre otras medidas, se flexibiliza

el repetir la inspección tras un resultado desfavorable.

Hasta ahora debía repetirse

en el mismo centro donde se había hecho la inspección,

pero la nueva norma permite al usuario elegir

cualquier otra ITV para la segunda inspección.

Lo que no cambia es que seguirá siendo gratuita

independientemente de la estación que se escoja.

A lo largo del día realizamos muchas acciones como autómatas;

nos levantamos,desayunamos, nos duchamos, sin darnos cuenta,

y a veces también conducimos de esta manera.

Cuando estamos muy habituados a un trayecto,

es posible que terminemos haciéndolo como un robot.

Esa capacidad del cerebro para ponerse en piloto automático

es útil y necesaria en muchas facetas de la vida,

pero a la hora de conducir puede ser muy peligrosa.

Por supuesto; muy, muy peligrosa.

-¿Te ha sucedido que ibas a un destino

y llegaste a otro destino conduciendo?

¿Estabas parado en un semáforo

y te pitaron porque no habías visto la luz verde?

(Claxon)

¿Has llegado a tu casa

y te has preguntado cómo has llegado,

pues no recordabas nada?

Esto es conducir en piloto automático.

-Conducir con el piloto automático

significa que no prestamos atención a la conducción.

La mente funciona de forma secuencial;

no podemos pensar en dos cosas a la vez.

O estamos conduciendo

o estamos pensando en una preocupación personal.

Conducir es una tarea compleja; cualquier cosa puede distraernos.

El uso móvil es un gran problema;

pero nuestras propias preocupaciones personales

hacen que no vayamos centrados en la carretera

y es ahí donde se producen muchos accidentes.

-Un 80% de los conductores reconoce

que se distrae por preocupaciones al volante;

el 56% están relacionadas con el trabajo,

el 52% con la familia

y el 35% con el dinero o problemas económicos.

(GPS) A 800 m usa el carril...

-Este tipo de distracciones nos repercute en que reconocemos

un 20% de las señales de tráfico,

en que tenemos una conducción mucho más agresiva

y que muchas veces llegamos

a destinos que no son a los que íbamos.

Nos encontramos en sitios

a los que no sabemos ni cómo hemos llegado.

-La buena noticia es que la atención se puede entrenar

con ciertas técnicas prácticas diarias

de entrenamiento de la atención.

El primer ejercicio es el minuto stop o de transición.

Estoy en una actividad, hablo por teléfono,

me monto en el coche y, cuando me monto en el coche,

me tomo un tiempo en ver dónde quiero ir,

qué ruta voy a coger, pensando en el horario,

si hay atasco o no, y me acomodo también en el coche.

En definitiva, planifico el viaje.

Mi cerebro es como un GPS, al que debo ponerle la dirección.

Al GPS, si no le pongo la dirección, no sabe dónde ir;

el cerebro es igual;

yo a mi atención le debo decir dónde quiero ir y allí me lleva.

Otro ejercicio que proponemos es,

durante un viaje de media hora, ir mirando y poniendo atención

a lo que va sucediendo;

a los coches que hay en el costado, al de enfrente,

de qué color es, el árbol, etc.

Es la mejor manera de ir entrenando la atención.

Una consecuencia a veces es

que ves algo que no conocías de tu trayecto habitual.

Otro ejercicio es

respirar profundamente tres veces. ¿Y por qué respirar?

Cuando descubro que estoy distraída,

la respiración es mi gran herramienta

para volver al aquí y al ahora.

Yo inhalo y exhalo, concientemente de la respiración,

y me trae a la atención, me trae al presente.

Hemos quedado con Jesús Cabrero, el oncólogo de "Centro médico".

Doctor Blanco, mi personaje favorito de la serie.

Nos va a llevar al plató... Bueno, es un hospital de verdad.

Míralo, aquí está. Mira, ¡hola!

¿Qué tal, doctor? Buenos días.

¿Qué tal? Hola, ¿cómo estás?

Muy bien.

Marta. ¡Un besito!

Bueno, ¿qué, dispuestos? Oye, qué ganas de conocer

vuestro centro médico de trabajo.

Centro médico de verdad y de trabajo de verdad también.

Todo listo, vámonos. Pues vámonos.

Tú debiste sacarte el carné más o menos como yo,

a principios de los 80, ¿no?

Tardé un poco más.

Me apunté muy prontito a la autoescuela

y luego se me olvidó.

Y un día me llamaron: "Oye, te caduca ya la matrícula".

Digo: "No me digas, ¿cuándo?". "Mañana".

Y me puse a estudiar esa misma noche y...

Bueno, trabajar bajo presión.

Eso es. Pues sí, sí.

De los consejos que te dio tu padre,

que los padres siempre dan buenos consejos,

¿cuál te ha servido más?

El que más me ha servido y más procuro en práctica

es... que somos muchos en la carretera.

Aparte de que hay que mirar lo de los demás,

distancias, velocidades, a la hora de aparcar;

pues eso, pensar que somos muchos.

¿Hay cosas que te ponen muy nervioso cuando conduces?

Sí, me pone muy nervioso que la gente no ponga intermitente,

que no señalice lo que va a hacer,

que dé por hecho que lo tenemos que saber los demás.

Sobre todo cuando es una circulación densa.

No gasta el coche más gasolina por poner un intermitente.

Llevas desde los 29 años actuando;

rodajes, bolos, carreteras de España;

cuéntanos algo que te haya pasado en el coche.

Cuando estás acostumbrado a circular en la ciudad,

que vas con el estrés, que te frenan y tal,

que siempre se va con prisas,

antes de ponerse el semáforo verde, ya te están pitando;

es un estrés continuo;

cuando voy de copiloto, sin querer voy dándole a los pedales. Le digo:

"Pero corre un poquito"...

Y a los cinco minutos digo: "Primero, no estás en la ciudad".

"Segundo, no conduces tú, deja que conduzcan".

Entonces los primeros cinco minutos voy con el estrés de ciudad.

Haces piececitos.

(RÍE) Eres copiloto de esos pesados.

Verbalmente no; soy pesado de pies, más que de boca.

Está muy bien lo que nos has contado;

pero, por favor, queremos ver dónde grabáis "Centro médico".

Sí, estamos ya cerquita. Ahí al lado, ¿no?

¿Sí? Estamos muy cerquita.

Oye, qué ganas de conocer el plató.

No es un plató, es un antiguo hospital.

Es verdad. Sí, señor.

Un centro médico de verdad.

En la serie haces de un oncólogo que es muy responsable, sereno,

que empatiza mucho con los pacientes...

¿Conduciendo eres también así? Lo procuro, lo procuro.

Es complicado porque una gran ciudad conlleva muchas...

Hay algún macarra que otro que...

Sí, somos demasiados y hay un poco de todo,

pero hay que procurar ser cívico.

Nos has traído al quirófano; esto me suena de la serie.

Por supuesto, esto es un... despacho para nosotros,

sin bolígrafos, pero con instrumental médico.

Pues mil gracias y que sigáis mucho tiempo más.

Y te dejamos trabajar. Sí, me cambio y me pongo.

Y gracias a vosotros por el programa, muy bueno.

Un abrazo. A vosotros.

Gracias. Gracias.

-¿Cuánto falta, papá? -Mamá, ¿cuánto falta?

(NIÑOS) Papá, ¿cuánto falta?

-Son unas facturas, unos recibos, que te dan si aparcas mal...

-Te ponen como... -Una notita.

-Si vas sin cinturón, la poli...

-En el coche, dirás. -Claro.

-Has dado al otro coche, si lo has abollado...

-Ir sin cinturón mientras vamos conduciendo;

eso es lo peor.

-O si atropellas a alguien.

-Si pasas en rojo...

-Cuando la poli les va a multar,

eso es cuando hacemos cosas que no se pueden hacer.

-Y tienes que pagar.

-Depende de qué grado sea, te van quitando más puntos o menos

y también vale dinero.

-Con la tarjeta que tengas; puede ser de crédito o en efectivo.

-Pues pedir perdón. -¿A la poli?

-Claro, por hacerlo.

-Como si fuera un castigo.

-Para que te des cuenta de que has hecho algo mal

y que no lo vuelvas a hacer.

A través de nuestro correo de participación,

se puso en contacto con nosotros Rafael Rivas.

Nos planteaba una duda de cómo actuar

en una glorieta partida sin señalización.

Quería saber si al venir de una calle perpendicular,

cuando quiere girar a la izquierda,

debe rodear completamente la glorieta

o si puede incorporarse directamente al carril central.

Hola, Rafael. Ante todo agradecerte la pregunta.

El problema que planteas se produce en una glorieta partida.

Una glorieta partida no es más que una glorieta normal

a la que hemos quitado la parte central

para que los vehículos que circulan por la vía principal

tengan prioridad de paso por la misma.

Los dos pedazos de glorieta que quedan a un lado y a otro

de la vía principal se denominan raquetas.

El problema que planteas es.

En esta glorieta partida no existe señalización

y un vehículo que viene

por la calzada perpendicular a la principal

quiere incorporarse a dicha vía principal

y va a girar a la izquierda.

Como no hay señalización,

ese giro a la izquierda se puede hacer de dos maneras;

o haciendo un movimiento directo de giro a la izquierda

o cruzar la calzada principal,

hacer la raqueta del lado contrario a la que se encuentra

y volver a incorporarse girando hacia la izquierda.

Espero haber respondido a tu pregunta

y muchas gracias por la misma.

Si quiere que nuestros expertos respondan a sus dudas o preguntas

acerca de seguridad vial,

puede enviarnos un vídeo a nuestro correo

participacion@seguridadvital.es

o a través de nuestras cuentas en redes sociales.

Aunque es muy difícil romper una luna, no es imposible.

A veces un simple chinazo o un puñetazo son suficiente.

Por eso es tan importante, cuando tenemos un pequeño impacto,

repararlo cuanto antes

para no tener que cambiar todo el parabrisas.

Cuando no queda otra que sustituir el parabrisas,

se recomienda acudir a un taller especializado,

porque, como vamos a ver, una luna mal instalada

puede agravar las consecuencias de un accidente.

El parabrisas representa un 30%

de la resistencia del coche.

No obstante, la gente no está informada o no se da cuenta

de la importancia del parabrisas.

Un 40% de los conductores han llevado el coche

con el parabrisas en mal estado.

-Nos hemos trasladado a Barcelona, donde técnicos reparadores de lunas

prueban los sistemas más avanzados.

-Vamos a ver una prueba

donde lo que han hecho es pegar el parabrisas en el chasis.

La diferencia con un pegamento normal es que seca muy rápidamente

y es infalible.

Después de 30 minutos,

no hay nada que haga que eso se separe.

La particularidad de la prueba

es que ese mazo va a impactar contra el parabrisas

con una fuerza equivalente a 1600 kg.

-Tres, dos, uno... ¡Ya!

-La tecnología avanza

y cada vez la adherencia es mejor y mayor,

y eso ayuda mucho y protege más a la gente que está en el coche.

Cuando el parabrisas no está bien montado,

no está bien pegado o no está en perfecto estado,

hay un riesgo, cuando se vuelca el coche,

de que el parabrisas no se quede dentro del marco del coche

y entonces el techo se puede hundir.

También, el airbag del acompañante se apoya en el parabrisas.

Si el parabrisas no está en perfecto

o no está bien montado,

el parabrisas, cuando se abre el airbag,

puede saltar y entonces no protege a los pasajeros.

-El museo Guggenheim de Bilbao comenzó a construirse en 1994.

Desde entonces la ciudad ha sufrido una gran transformación.

Hoy hemos venido aquí para que sus habitantes nos cuenten

cómo ha cambiado en seguridad vial.

Buenos días. -Hola.

-Queremos saber cómo es la seguridad vial.

-Sí. -Vamos a la móvil

y me cuenta. -De acuerdo.

-La gente en Bilbao se mueve sobre todo andando

y, luego, la mayoría usa el transporte público,

quedando un 10% residual de desplazamientos en coche privado

dentro de Bilbao.

-Es una ciudad muy cómoda;

pequeña y muy cómoda para desenvolverte.

Digamos que Bilbao, de punta a punta,

lo puedes hacer en media hora.

-Nosotros mucho andando. -Yo soy prejubilado hace un año

y desde entonces prácticamente

siempre quedamos un par de días a la semana para andar...

-Ahora, por ejemplo, íbamos al monte.

-Bueno, al monte monte... -Sí, al monte.

-Puntos conflictivos siempre hay.

A ciertas horas, por ejemplo, la glorieta del ayuntamiento...

Es la ciudad que tenemos y tenemos que gestionarla.

Debemos usar menos el coche

y tendríamos menos problemas de tráfico.

-Cada vez más en bici. -Sí.

-Parecía difícil que fuera posible que en Bilbao fuéramos en bici.

Porque hay mucha cuesta, es muy...

-Pero aquí en Bilbao, ya te digo, hay carril bici

y, si sales de Bilbao, también lo hay.

-Carriles bici hay, pero no en toda la ciudad,

porque es un poco complejo.

-Sí, son separados y tienen para separar unas...

-Son mejorables. -Están bien.

-Hay zonas en las que compartes;

pasas por una marquesina que está el autobús,

y tienes que andar con mucho cuidado.

-En el centro es que es difícil. -Tampoco hay sitio.

-Es que aquí hace unos años no había una bici.

-Creo que hay que apoyar más al peatón, hacer aceras anchas,

itinerarios peatonales;

impulsar la bici y bajar la velocidad de los coches.

-Pero la convivencia por las aceras entre ciclistas...

-Y viandantes. -Y los peatones, es complicada.

-La gente se pica mucho. Alguno igual te llegaba a empujar.

-Siempre mutuo respeto

y de esa forma nos irá mejor a todos.

Ya de por sí la vida tiene sus complicaciones,

como para que seamos tan tontos de complicárnosla entre nosotros.

-Como nos han recordado,

el respeto entre vehículos y peatones es necesario,

y nosotros seguimos viéndonos por el resto de España.

-Con el mal tiempo, la lluvia, la niebla, la nieve,

traen consigo de forma inmediata una disminución de la visibilidad

y esto muchas veces es la causa de un accidente.

Es precisamente en esos momentos en los que debemos ser

muy conscientes de nuestro estado físico real,

no dejarnos llevar de la falsa euforia;

en una palabra, no engañarnos.

-Y cuatro reglas de oro para el mal tiempo.

Primero, mantenga en buenas condiciones los limpiaparabrisas,

el sistema antivaho, los neumáticos,

y lleve siempre lleno el depósito de combustible.

Segundo, reduzca la velocidad

de acuerdo con las condiciones de visibilidad

y el estado de la carretera.

Tercero, aumente la distancia de seguridad

hasta el doble de lo normal o más si fuera preciso.

Y cuarto, no adelante

si no ha tomado todas las precauciones

y, sobre todo, no lo haga nunca a través de una cortina de agua.

Yo nunca he tenido moto ni he pasado la ITV con la moto,

pero hoy me ha liado mi amigo.

¿Qué tal? ¿Qué tal?

Hoy vamos a por... ¿Cuántas ITV ya? Tercera.

A ver si la pasas. A ver.

Nos lo va a contar Alberto, inspector técnico de la ITV

de Las Rozas. ¿Qué tal? Buenos días.

Principales diferencias de la ITV de coches y de motos.

La revisión en sí es muy parecida,

pero en los coches nos fijamos más en el interior

y en las motos nos centramos mucho en el ruido, que es fundamental.

¿Preparado? Listo.

Vamos para dentro.

Alberto, ¿qué es lo primero?

Identificar el vehículo. Vale.

Número de bastidor. Y matrícula.

Y matrícula trasera, sí. A ver...

Y ahora vamos a ver las luces.

Tienes que medirlo, ¿no? Sí, para ver la distancia que hay

del suelo al faro,

para poner el regloscopio.

Lo ponemos a 1,50, que es lo que marca.

Largas. Cortas.

Intermitencias.

Pon emergencia. Muy bien.

Claxon.

Bueno. El claxon funciona.

Neumáticos; comprobamos la medida de la rueda con la ficha técnica...

Y que esté en buen estado el neumático, ¿no?

Por supuesto, fundamental.

Vemos que es una moto con ABS.

Aquí está el ABS, ¿no? Esto es.

Comprobamos sensores de ABS, sistema de frenado,

discos...

Tuerce la dirección entera y sujétala fuerte,

sin frenar.

Vale. Hacia el otro lado.

Sujétala fuerte... Vale. Ponla recto.

Pisa el freno delantero varias veces.

Comprobamos que no tenga pérdidas de líquido de freno

por ningún lado.

Vale. Bachea.

Perfecto. La suspensión es operativa.

Muy bien.

Tenemos el tubo de escape. Miramos la homologación...

sin quemarnos.

Y que no tenga pérdidas de humo. Ajá.

Y seguimos con la parte trasera.

Luces traseras ahora, ¿no? Eso es.

Intermitencias... Intermitencias.

Pisamos el freno con el pie.

Perfecto. Suelta. Con la mano.

Vale.

Alberto, y ahora, el momento de los frenos.

Ve pisando el freno muy despacito. Vale. Suéltalo.

Metemos la rueda de atrás.

Punto muerto.

Y... pisamos el freno muy despacito hasta el tope.

Perfecto.

Ahora vamos a echar un vistazo a las emisiones.

Importante que no supere... El 4,5% del volumen de CO2.

¿Qué tal?

Perfecto. Perfecto.

La alineación de ejes. Debe pasar la rueda trasera

siguiendo a la delantera, ¿no? Exacto.

¿Qué tal lo ha hecho? Bien.

Ahora estás poniendo un micrófono.

A 45 grados y a 50 cm del tubo de escape.

Un micrófono, y esto es un imán para las revoluciones, ¿no?

Eso es. Vale.

¿Y por qué suele fallar la gente en esta prueba?

Porque modifican el tubo de escape.

Perfecto.

Perfecto.

Bueno, tenemos el veredicto.

¿Habrás superado la ITV o no? Ay, ay...

-Favorable. -Muchísimas gracias.

Hasta dentro de dos años. -Hasta luego, gracias.

Hasta luego. Gracias, Marta.

-Pues cuando tenía 18 años.

Justo al cumplirlos, ya me puse manos a la obra.

Nada, muy rápido.

A la primera el teórico y el práctico.

Tal es así que me regalaron las prácticas para el de moto.

Varias.

Me han multado por hablar con el teléfono móvil...

Pues... sí, he cambiado la rueda del coche de mi 4L.

Yo tenía un Renault 4L.

Y después ya no; tuve capacidad económica para tener un seguro

y llamaba a ver quién me venía a cambiar la rueda.

La miro cada día antes de salir de mi casa.

Varias. Y bien, y las paso siempre.

Sí, en el maletero. Y el triángulo y el chalequito.

Atrás, junto con los triángulos.

Soy más Gandhi, pero a veces me sale el Hulk.

¿Yo? Un diez. Soy muy buena conductora.

A mi Patri Montero, del programa;

mi compañera de batallas en "Masterchef".

Esto ha sido "Seguridad vital". Gracias por estar ahí.

La próxima semana, mucho más.

Ya que estamos aquí, visitamos el Museo del Robot.

Y luego te invito a un bocata de calamares.

Qué rico. Me encantan

los bocatas de calamares. Pues otro para él.

¡Hala, adiós! ¡Adiós!

Esto es "Seguridad vital".

Hoy desde los alrededores de la plaza de Cuatro Caminos,

en Madrid. Comenzamos.

Como si no supiéramos lo que hacemos.

No sé qué estoy diciendo.

Nos levantamos, desayunamos, nos "dochamos", sin darnos cuenta.

A veces también conducimos así.

Autómatas... Te estoy mirando a ti. Estoy empanada.

Preparamos el viaje... No sé lo que estoy diciendo.

¿Ha quedado convincente? ¿Os lo habéis creído?

(BALBUCEA) Si nos habituamos...

(BALBUCEA) El que la utilicemos en nuestras...

(RÍE)

Cojo... ¡Has llegado a la "métar"!

Bueno, lo he hecho que te ca...

Seguridad Vital - 10/12/17

10 dic 2017

Programas completos (135)
Clips

Los últimos 1.378 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios