Presentado por: Carlos Garcia Hirschfield y Marta Solano Dirigido por: Carlos Garcia Hirschfield

Un programa de servicio público que auna la visión, experiencia y casos reales de conductores de vehículos, ciclistas, motoristas y peatones. Con un estilo ameno y didáctico, se dirige a todos los públicos para transmitir valores, claves y consejos al volante. El programa sale a la calle y las carreteras para comprobar cuánto saben ciudadanos y famosos sobre seguridad vial.

Temporada 2015

En la nueva temporada, 'Seguridad vital' tendrá cada semana un invitado para una entrevista. Se subirá al coche del programa para contar cuál es su relación con la seguridad vial, cuándo se sacó el carné, cuáles son sus mayores errores al volante, a los mandos de una moto o subidos sobre una bici, o como peatón. Entre los invitados estarán Francis Lorenzo, Paloma Gómez Borrero, Nuria Roca, la cantante Soraya, Cristina Almeida o Paco Lobatón. El programa contará, además, con nuevas secciones: 'El radar', 'El laboratorio', 'Autoescuela', 'SVTECH', 'El retrovisor' y 'Te puede pasar a ti'.

Temporada 2009

Los 13 programas de la primera temporada fueron emitidos entre septiembre y diciembre de 2009 en La 2.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.0/js
3699646
Seguridad vital - 21/08/16 - ver ahora reproducir video 29.41 min
Transcripción completa

¿Y que donde se detectaron más defectos graves

fue en el alumbrado, seguido del eje neumático,

¿Sabían que el 20% de los vehículos examinados

en las ITV de toda España el año pasado no aprobaron?

¿Y que donde se detectaron más defectos graves

fue en el alumbrado, seguido del eje neumático,

suspensión y frenos?

Esto es "Seguridad vital", hoy ya con Marta Solano,

que ya se ha recuperado. Desde el Palacio de La Granja,

en Segovia. Comenzamos.

La media de edad del parque automovilístico español

supera los 11 años. Conoceremos el peligro que eso supone

para todos los usuarios de la vía.

Acompañamos a víctimas de accidentes de tráfico

que acercan su testimonio a otros conductores

en un control.

Que la gente no beba, que es nuestro lema;

no corras, no bebas, no cambies de ruedas.

Explicamos los riesgos de sufrir deshidratación al volante

y cómo prevenirla. Conducir deshidratado

es igual de peligroso que conducir bebido.

¿Por qué? Porque los síntomas de la deshidratación

son muy parecidos.

Son fundamentales para poder ver cuando conducimos.

Es cuestión de paciencia.

Aprendemos a cambiar las escobillas limpiaparabrisas

de un modo sencillo y práctico.

Oye, qué maravilla, qué diferencia, ¿eh?

Hola, buen día. España es el segundo país de Europa

con el parque automovilístico más envejecido,

con una edad media de 10 años.

Según la DGT, con un vehículo de esa edad,

la probabilidad de morir en un accidente se triplica.

Muy buenas. En todos los accidentes mortales

ocurridos en lo que llevamos de 2016

estuvo implicado un vehículo con más de 14 años de antigüedad.

Para evitar este tipo de accidentes es muy importante

el mantenimiento correcto de todos los elementos de seguridad

de nuestros vehículos.

Busquen las principales diferencias entre estos dos vehículos.

Además de su estética, el principal cambio

está en sus sistemas de seguridad.

El parque automovilístico en España es antiguo, es obsoleto.

Tiene una media de edad de 11,6 años

y en algunas comunidades autónomas supera la barrera de los 13 años.

Un coche de más de 10 años no tiene nada que ver

en razones de seguridad con un coche actual.

De hecho, un estudio que hicimos nos dice que la probabilidad

de sufrir un accidente mortal se triplica en un coche

de más de 10 años respecto a uno nuevo.

Por lo tanto, la seguridad en los vehículos nuevos

es mucho más alta que en un vehículo antiguo.

La tecnología ha avanzado

y sistemas como el ABS, el control de dirección

o las alertas de somnolencia, entre otros,

juegan un papel básico en nuestra seguridad al volante.

Un vehículo de hoy está equipado con muchos más elementos

de seguridad de serie que uno de más de 10 años.

Cada vez hay más elementos de seguridad

que minimizan el error humano.

También la seguridad de los ocupantes y del peatón

es un elemento que en los últimos años se está incorporando.

Tal es la diferencia entre un coche nuevo y uno antiguo

que las cifras hablan por sí solas.

Los vehículos de más de 10 años están involucrados

en la mayoría de los accidentes con víctimas mortales

que se producen España.

De hecho, en la última campaña de Semana Santa,

en todos los accidentes mortales que se produjeron en carretera

estaba implicado un vehículo de más de 10 años.

-Las estadísticas demuestran que coches con más de 10 años

son menos seguros que los modernos, pero habrán escuchado el tópico

que dice que ya no se fabrican coches como los de antes.

Vamos a comprobarlo.

Fíjense en este choque entre un vehículo de 2009

y otro de 1959.

El habitáculo del coche más antiguo

se deforma completamente y el ocupante no cuenta

con sistemas como el airbag o el cinturón de seguridad.

Por otro lado, el coche más moderno no sufre tanto el golpe

y los sistemas de protección actúan sobre el dummy,

que acusa menos el impacto.

En caso de ser un accidente real,

el conductor del vehículo de 2009 se hubiese salvado.

Están circulando hoy en día, por nuestras carreteras,

más de tres millones de vehículos de entre 15 y 20 años.

Por lo tanto, eso empobrece la seguridad en nuestras carreteras

y hacen falta planes de rejuvenecimiento

para sacar los coches más antiguos de la circulación

y hacer nuestras carreteras más seguras.

España es a día de hoy un país

cuya edad media de vehículos está por encima de la europea;

algo que debe cambiar para garantizar la seguridad.

España tiene que tender a reducir la edad media de su parque

al entorno europeo.

La media en la Unión Europea está en torno de 7, 8 años.

España está en 11,6 años.

El objetivo debe ser reducir la edad media de nuestro parque

a siete años.

Un incremento de la edad media de nuestro parque de vehículos

está ligada a un aumento de la siniestralidad.

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar un punto negro en la circulación,

señales que no se respetan

o cualquier problema que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además, también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras cuentas de Twitter, Facebook e Instagram.

Mi nombre es Andrés Herrera, tengo 36 años.

En 2006 sufrí un accidente de coche

que me produjo una lesión medular a nivel L1 incompleta.

El accidente fue muy cerquita de casa.

Es un lugar por donde pasas cada día, lo conoces y quizá pues te confías.

Y se juntó un cúmulo de circunstancias

entre la lluvia, el estado de los neumáticos,

que no estaban muy bien...

Había un vehículo parado en la carretera,

porque llovía bastante; intenté adelantarlo

y al adelantarlo, el coche se fue hacia un lado

y empezó a dar bandazos de un lado a otro,

invadiendo el carril contrario,

y uno de los vehículos que venía de frente me golpeó.

Al principio se te cae el mundo encima.

Acostumbrado a ser una persona activa,

a estar viajando, por mi trabajo, de un lado a otro,

es complicado, pero he tenido el apoyo de la familia, siempre.

Si tú caes, ellos caen; entonces había que tirar para adelante.

Durante tres años, los tres primeros años del accidente,

luché bastante y me esforcé para poder salir de la silla

y, aunque como yo digo, mis andares son como Robocop,

soy completamente independiente

y hago mi vida sin ningún problema.

Me dedicaba, antes del accidente, al mundo de la competición,

mecánico de competición. Hablé con mi jefe, le dije

que no quería salir de la rehabilitación e irme a casa,

y él me dijo: "Bueno, el taller sigue siendo tuyo".

Bueno, decidí que quería volver a montar en karts.

En el circuito de los Santos de la Humosa

estaban haciendo un campeonato

a nivel amateur con karts,

les ofrecí poner una adaptación a uno de los karts

y, a raíz de ahí, Félix, un chico con una amputación,

se puso en contacto conmigo porque quería montar en kart.

Empezamos una lucha para crear un equipo

solamente formado para personas con discapacidad.

Y conseguimos formar "No limits".

Una de las frases que tenemos en nuestro logo

es "Es difícil vencer a quien nunca se rinde".

Aunque tengas el carné, es conveniente

hacer un curso de conducción, de pilotaje

en situaciones extremas

y, además, hay que mantener el vehículo siempre en buen estado,

porque eso puede salvarte la vida.

Tú lo puedes evitar.

Sobrevivir a un accidente, como Andrés y poder contarlo

es una de las mejores formas de concienciar a los demás, por eso

la asociación de lesionados medulares ASPAYM

organiza cada año una campaña muy especial.

Su lema es "No bebas, no corras, no cambies de ruedas",

y sus protagonistas son personas que han sufrido una lesión medular

como consecuencia de un accidente de tráfico,

y lo que hacen en verano es dirigirse a las carreteras

y hablar con los conductores, decirles que las imprudencias

al volante pueden hacerles cambiar de ruedas.

Las campañas de vigilancia y concienciación

que realiza la DGT se realizan para concienciar

de los elementos principales que afectan

a la accidentalidad. Es importante poner cara

a las consecuencias de los accidentes.

Por este motivo, la DGT colabora con ASPAYM

en algunas de sus campañas a las que acuden

lesionados en accidentes de tráfico,

haciendo visible las consecuencias de un accidente

y concienciando a aquellas personas que paran en estos controles.

-Buenas tardes. -Hola.

-Estamos participando en esta campaña

con una asociación para prevenir lesiones medulares

por culpa de accidentes de tráfico e incluye todo.

Nuestro lema es "No corras, no bebas, no cambies de ruedas",

que es lo que me pasó a mí

por culpa de una conductora que había bebido.

-Lo que queremos es llegar a la gente,

contarles nuestra experiencia,

que hemos sufrido un accidente de tráfico

y concienciarles de que no merece la pena

el llevar el coche en mal estado,

poder tener un accidente y acabar en una silla de ruedas.

-A mí me conciencia y me ha emocionado un poco,

porque ver a alguien que le pasara y que se preocupe

de que no le pase a otras personas es importantísimo.

-En mi caso fue un exceso de velocidad lo que conllevó

a una lesión medular.

Además, no llevaba el cinturón de seguridad puesto.

Les digo que cumplan las normas y sobre todo que se conciencien,

que no queremos que se vean en la misma situación que yo.

-Hola, buenos días.

Estamos realizando una campaña de control de vehículos.

Nosotros paramos a los conductores;

su reacción es la habitual,

suelen hacerse los despistados con la documentación...

Cuando ya les decimos que hay un compañero en silla de ruedas

que se quiere dirigir a ellos,

ven que es la realidad y les puede tocar a ellos.

Un compañero de ASPAYM quiere hablar con usted.

-Vale.

-Lo hacemos cada año,

principalmente suelen ser contra el alcohol y drogas,

que la gente no beba, que es nuestro lema,

"No corras, no bebas, no cambies de ruedas",

que la gente vaya con el cinturón,

porque yo iba detrás sin cinturón,

entonces pues concienciando un poco a la gente

para que la gente vea que una cosa de estas puede pasar.

-Cuando ha hablado de su experiencia ha sido algo bastante duro,

pero es la realidad, que la gente no está concienciada

de lo que te puede pasar y de lo que es llevar un vehículo,

que es una máquina muy peligrosa.

-Lo usamos todos, pero no.

-Creo que no es lo más adecuado.

-Parado en el semáforo, no, ya tienes tiempo para utilizarlo.

-No, no se debería.

Estás ahí conduciendo y el móvil es un peligro.

Dejas de prestar atención a lo que haya.

-Soy la primera que lo hago y sé que lo hago de forma incorrecta;

pero no es lo más adecuado.

-Mucha gente no ve el peligro, entonces ves que es algo normal

y que lo hacen otros, que no pasa nada

y que estás parado.

-Pues porque tenemos eso de inmediatez absurdo.

-Porque el mundo del trabajo está loco

y hay que utilizar el móvil donde sea.

-Porque estamos enganchados a la tecnología.

-Los WhatsApp ha ayudado mucho a que estén todos con el móvil.

-Por la adicción que tenemos

mandando WhatsApp, mirando Twitter...

-Pues porque es el momento en el que paras con el coche,

no tienes que estar atento con el volante, etc.,

y aprovechas para contestar.

-Hacen falta golpes para que la gente se conciencie.

-La gente reacciona cuando a ellos en primera persona les pasa algo.

-Creo que las multas deberían ser muy altas

porque así la gente, con las multas y la retirada de puntos,

la gente se asusta.

-Pero cuando se te olvide, lo utilizarás otra vez.

Going Abroad es una aplicación para móviles

con la que podemos consultar las normas de seguridad vial

de todos los países de la Unión Europea.

Ha sido desarrollada por la Comisión Europea

y está disponible en 22 idiomas.

Además de poder consultar la normativa,

contiene información sobre temas que presentan un mayor riesgo,

como límites de velocidad, semáforos o las tasa de alcohol.

-¿Cuánto falta, papá? -Mamá, ¿cuánto falta?

-El paso de peatones sirve para... -Sirve para cruzar.

-Para que los autos vean que hay personas cruzando.

-Pues en la carretera hay unas líneas

que son blancas y negras.

-Sí. -Sí.

-Pues para que la gente pase y los coches se paren.

-Pues donde pasan las personas.

-Por la señal que hay un peatón cruzando por el paso.

-La del muñequito que tiene un paso de peatones.

-Pues cerca del colegio,

para que los autos tengan precaución con los niños.

-Porque los coches se paran.

-En la carretera.

-Pues cuando hay alguien.

-Para dejar a la persona que cruce.

-Sí, podemos hacerlo.

-Cuando no vemos ningún coche.

-Mirar a ambos lados.

-Pues porque si viene un coche, te puede atropellar si no te ve.

-Si yo te contara cómo eran los coches sin cinturón...

Ni nos lo imaginábamos que pudieran tener cinturón.

-Era lo que había y nos sentíamos seguros.

-No se pensaba en la seguridad como ahora.

Además, corrían mucho menos.

-Yo no me he sentido incómodo nunca con el cinturón de seguridad.

-No te hacía mucha gracia ponértelo,

porque ibas un poquito incómodo.

-Bueno, todo es acostumbrarse.

-Ahora no son como los de antes;

antes iban más fuertes e iba uno que no podía...

Luego era obligatorio y si no te lo ponías, te multaban,

y si no, mucha gente iba sin el cinturón.

-Ipso facto; yo y mi señora, ipso facto

que nos poníamos siempre el cinturón sin decírnoslo nadie

ni exigírnoslo nadie.

-Siempre he respetado las normas. En cuanto lo implantaron,

me ponía mi cinturón.

-A veces se me olvidaba o no me lo ponía.

-Ni cuando era obligatorio ni cuando no,

yo me lo he puesto

siempre que he tenido el coche con cinturón, siempre.

-Señor vulgar y corriente que llega a su coche

y realiza la rutina de ponerlo en marcha.

Mete la llave del encendido.

Lo que oye no es el motor, sino una chicharra.

Prueba otra vez y lo mismo; el coche no arranca.

Por fin descubre una señal luminosa:

abróchese el cinturón de seguridad.

Un dispositivo legalmente obligatorio impide el encendido

si los cinturones no están ajustados.

Cumplido lo cual, todo vuelve a la normalidad.

Claro que quien hace la ley hace la trampa,

y a poco, por muy legal que fuera,

quien más quien menos aprendió a desconectar los cables.

Al final y a causa de masivas protestas,

la ley de la chicharra fue derogada en noviembre de 1974.

Lo que continúa siendo estrictamente obligatorio

sigue siendo el cinturón de seguridad doble,

y cualquier vehículo que no lo lleve, está fuera de la ley.

Anda que no han cambiado las cosas desde que Jesús Hermida

nos hablaba de cinturones de seguridad en Nueva York.

Ha variado mucho la percepción que tenemos de la seguridad vial

gracias al trabajo de multitud de personas

e instituciones. Y una de esas personas que más han hecho

por reducir la siniestralidad vial en España

ha sido, sin duda, Ramón Ledesma.

Sí, porque hace 10 años, como subdirector de la DGT,

fue uno de los responsables de la implantación

del permiso por puntos. De este y otros temas

hemos hablado con él.

Lo cierto es que en España, en 2004,

después de casi 10 años, había todos los años 5500 muertos.

Era una situación de siniestralidad muy alta,

éramos una anomalía en Europa

y se decide por parte de algunos políticos

tomar una decisión. ¿Cuál era la decisión óptima?

Lo que veíamos en Europa era que el carné por puntos

es lo que estaba funcionando en los países con mejores índices.

Por lo visto con el tiempo, desde luego,

parece que ha conseguido su efecto.

Donde antes íbamos en autopista, en 2001, a 150 km/h

el 6% de los vehículos, ahora lo hacen el 0,6%.

Antes el 5% de los conductores venían borrachos,

ahora lo hacen el 1,8%.

Y antes utilizábamos el cinturón el 50%,

ahora lo utiliza el 90%.

Pero por encima de ello,

lo que ha provocado el carné por puntos

es que utilicemos la vía de una manera más tranquila.

Después de la evolución del permiso por puntos,

la imposición de los radares,

toda la política de seguridad vial,

hemos llegado a que España es el quinto país mejor de Europa,

por encima de Alemania y Francia,

con lo cual los resultados son muy buenos

y el problema es: cómo podemos mejorar.

Hay dos escenarios sobre los que centrar los focos:

las carreteras convencionales de doble dirección,

donde se produce un 85% de los muertos en carretera.

La mayor medida de seguridad vial

es el desdoblamiento;

cuando se separan las calzadas y se generan dos autopistas,

entonces la siniestralidad baja de una manera estructural.

Podemos llegar a desdoblar calzadas

donde podemos llegar a desdoblarlas.

En las carreteras convencionales que no podemos construir,

no podemos llegar a construir más.

En segundo lugar, la ciudad.

En la ciudad hay un cambio que viene con más fuerza,

que es la incorporación de los peatones, de los ciclistas,

a las calzadas,

y hay que hacerlo coexistir con que no vuelvan crecer los accidentes.

Es muy complicado seguir avanzando.

Lo que hay que tomar son decisiones estructurales.

En las vías convencionales

a lo mejor hay que reducir el límite de velocidad,

o en la ciudad también.

Si esas decisiones no se toman,

no podremos seguir avanzando.

Pero no tenemos grandes diferencias con respecto

al resto de conductores del mundo. Ha respondido a los estímulos

que han respondido ingleses y alemanes,

que es que cuando impones un sistema de fiscalización

de control, modera su comportamiento,

deja de beber, deja de correr, etc.

Un concepto mixto que es la educación mediante la represión,

es decir, al final cambiamos nuestro comportamiento

porque el sistema nos obliga

a cambiar el comportamiento.

Al final se acaban comportando

los conductores porque el sistema les obliga.

¿Es malo? No, no es malo.

Llegamos a un sistema en que nos educamos

porque el sistema nos obliga.

La educación y la formación vial,

especialmente la formación, necesitan una vuelta más de rosca.

Pasamos del conocimiento, normas y señales

y cada vez más a conocimientos en movilidad, en seguridad;

en comportamientos más que en conocimientos.

Ese es el gran reto que hay que ir planteando en los próximos años.

En el tema de la moto es donde vamos a hacer todos un esfuerzo.

En la moto es donde se van a producir un tercio de los muertos

en los próximos años. La moto es vulnerable,

a la que hay que cuidar y aquí es donde la formación

va a ser por parte de los conductores

de automóviles y motos el elemento clave.

-Conducir deshidratado es igual de peligroso que conducir bebido.

¿Por qué? Porque los síntomas son muy parecidos.

Un nivel de deshidratación de tan solo el 2%

ya puede tener un efecto

en que incrementa el tiempo de reacción, la tensión disminuye

y cometemos más errores.

No hay que esperar a tener sed para beber

mientras estamos conduciendo.

En el momento en que sentimos que nuestra boca está seca,

cuando sentimos que estamos más confusos,

que tenemos una cierta letargia, es el momento de parar.

Sobre todo, bebe agua.

¿Qué es lo que aconsejamos?

Pues beber entorno a 300 ml, que sería el botellín pequeño,

cada dos horas de conducción.

Si nos entra somnolencia, una solución puede ser un café.

-Un gesto tan sencillo como este, nos ayuda a salvar vidas

porque el café ayuda a nuestra concentración

y alerta cuando estamos conduciendo.

El café te ayuda a reducir el número de errores que cometes

a la hora de pisar las líneas de la calzada,

que son el síntoma clásico del conductor somnoliento.

También lo sabemos porque ayuda a reducir en un 7,7%

el tiempo de reacción

y, por último, ayuda en un 25%

a mejorar nuestra sensación de fatiga y de cansancio

que nos va a mantener más alerta al volante.

Y si no te gusta el café, puedes recurrir a un refresco.

-Verano, muchísimo calor, viajes largos;

un refresco, el mejor combustible.

Nos aporta, claramente, ese agua que hemos perdido,

esa necesidad de recuperarnos, que no sabemos a qué aducir,

y realmente lo que nos falta es parar e hidratarnos.

Tomar un refresco es una buena manera de hacerlo.

Y especialmente en momentos de cansancio,

lo más reparador es un buen sueño;

no intentemos maquillar una cosa con la otra;

pero en cualquier caso, un refresco con cafeína

o una bebida energética puede ayudarnos

a estar en mejores condiciones.

Y otra forma de hidratarse, un zumo.

-Desde el punto de vista de la deshidratación,

los zumos nos aportan compuestos beneficiosos

como son vitaminas, compuestos antioxidantes

y también minerales.

Cuando nos deshidratamos, también perdemos minerales;

por eso es importante que a la hora de hidratarnos

tomemos además de agua, minerales.

Madre mía, ya sabía yo que tenía que cambiar

los limpiaparabrisas,

las escobillas del coche. Menos mal que he llamado a Pablo

para que me ayude a cambiarlos. Hola.

Hola, Marta. ¿Qué tal? Eres como Houston,

te llamo y apareces. ¿Qué pasa ahora?

Pues estoy preparando el coche para irnos de viaje

y creo que me toca cambiar las escobillas porque hacen ruido.

Y no limpian.

Y bueno, no limpian nada y por eso he comprado estos

a ver si me ayudas a cambiarlos.

¿Cuándo fue la última vez que los cambiaste?

Hace un año o así, ya toca, ¿no?

Sí, cada seis meses o un año hay que cambiarlas.

Pues ayúdame. Vamos.

¿Vale? Venga.

El caso es que yo las miro y tampoco están tan mal, ¿no?

No están rotas ni nada.

A simple vista parece que están nuevas,

pero la goma de los coches, por el sol,

por estar mucho tiempo parado, se cristaliza y pierde su cualidad.

Esto hace que no limpie bien y que no nos deje la luna bien.

El líquido; llevo agua solo. Bueno, está bien.

Hay productos limpiacristales que se mezcla con el agua,

pero con el agua vale.

Esto parece fácil y yo creo que debe de ser fácil.

Es fácil, es cuestión de paciencia y de fijarse bien.

De hecho, en el libro de instrucciones viene.

En este caso, porque todos los coches no son iguales,

tiene un clic que apretamos ahí

y tiramos hacia fuera de la escobilla...

Y ya sale solo. Y sale solo.

Hay que llevar cuidado de que no se nos escape el brazo

porque podría dar un golpe en el vidrio y rajárnoslo.

Y ahora cambiamos este; no sé si es el correcto...

Este es el correcto, porque son dos medidas;

aquí va el corto y ahí el largo.

En los estuches con las escobillas nos suele traer un juego

por si acaso el enganche es distinto en nuestro vehículo.

Vale. Es este.

Y lo ponemos igual, con el clic. Igual que antes,

lo metemos por el canal y hasta que haga clic. Ahí está.

Vale. Esta ya está cambiada.

Ahora nos vamos con la larga.

Igualmente, la sacamos...

Siempre hay que cambiar las dos, como las ruedas.

Siempre las dos.

Y es fundamental para la seguridad; con estas condiciones,

el viaje es peligrosísimo. Es peligroso.

Tenemos que tener una buena visión. Y ya están cambiadas.

Vamos a comprobar que funcionan. Hay que probar que funcionan.

Y que limpian bien. Venga.

Vamos a comprobar y te acerco a casa si funciona.

Estupendo.

Qué maravilla, qué diferencia. Perfecto.

Ahora ya es otra cosa. Ahora te fías.

Ahora me fío. Subo la ventanilla que me mojo,

que esa es otra. Adiós.

Sepa que existen ciertos trucos para mantener su coche

más fresco en verano.

El primero, aunque es obvio,

es buscar las zonas de sombra a la hora de aparcar.

El segundo es colocar correctamente el parasol

para evitar quemarnos las manos al coger el volante

o el cambio de marchas.

Pintar las lunas traseras evitará que los rayos de sol

penetren totalmente en el interior del coche

y por tanto concentrará menos calor de lo habitual.

Por último, cuando vaya a entrar, baje la ventanilla del copiloto

y abra y cierre la puerta del piloto varias veces.

Así conseguirá bajar al menos 10 grados la temperatura.

Buscamos su colaboración.

Si quiere denunciar un punto negro,

señales que no se respetan o cualquier problema que afecte

a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además, también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras cuentas de Twitter, Facebook e Instagram.

Tardé en sacarme el carné un año.

Muy, muy triste.

Me han multado pocas veces y las que me han multado

por aparcar mal.

Pues se me pinchó una rueda y no pude cambiarla.

Me ayudaron entre cuatro amigos que tenía en el trabajo

y me ayudaron; pero no, o sea, negadísima.

No, pero bueno, todo es averiguarlo en esta vida.

Yo al volante soy una mezcla entre Hulk y Gandhi,

o sea, tengo las dos. Depende como me pille,

voy para un lado o para otro; a medias no me quedo.

Pero intento ser Gandhi.

Venga, va, un siete. No voy a pasarme, un siete.

Seguro que hago cosas mal, seguro.

A Punset. Me encanta.

A su hija Elsa o a él, me da igual.

Esto ha sido "Seguridad vital", gracias por estar ahí.

La próxima semana más.

Por mi vuelta, ¿unos judiones de La Granja?

Me parece un plan estupendo. Te invito.

Adiós. Adiós.

Dale tú, a ver qué tal.

Mucho mejor mi palmada, dónde va a parar.

Solo a ti. Sí, estoy grabando.

-Cuando quieras. No, cuando me digáis.

Estoy grabando. -Cuando quieras.

¿Pero entro en cuadro entre las florecillas?

¿Sabían que el año pasado el 20% de los vehículos...? Joder.

Cuando digáis. Grabando.

¿Sabían que...?

Una media de 10 años de vida.

Sobrevivir a un accidente de tráfico y poder contarlo como...

Venga, pues bajo un escalón y... ¿Vale?

Su lema es "No corras, no bebas, no cambies de ruedas"

y los protagonistas son personas... Me he matado.

Una de las mejores formas de...

Lo hace bien esta chica.

Voy; palmada.

Oye, muy bien, has aprendido a hacer palmadas en tu baja.

Seguridad vital - 21/08/16

21 ago 2016

Los últimos 712 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios