Presentado por: Carlos Garcia Hirschfield y Marta Solano Dirigido por: Carlos Garcia Hirschfield

Un programa de servicio público que auna la visión, experiencia y casos reales de conductores de vehículos, ciclistas, motoristas y peatones. Con un estilo ameno y didáctico, se dirige a todos los públicos para transmitir valores, claves y consejos al volante. El programa sale a la calle y las carreteras para comprobar cuánto saben ciudadanos y famosos sobre seguridad vial.

Temporada 2015

En la nueva temporada, 'Seguridad vital' tendrá cada semana un invitado para una entrevista. Se subirá al coche del programa para contar cuál es su relación con la seguridad vial, cuándo se sacó el carné, cuáles son sus mayores errores al volante, a los mandos de una moto o subidos sobre una bici, o como peatón. Entre los invitados estarán Francis Lorenzo, Paloma Gómez Borrero, Nuria Roca, la cantante Soraya, Cristina Almeida o Paco Lobatón. El programa contará, además, con nuevas secciones: 'El radar', 'El laboratorio', 'Autoescuela', 'SVTECH', 'El retrovisor' y 'Te puede pasar a ti'.

Temporada 2009

Los 13 programas de la primera temporada fueron emitidos entre septiembre y diciembre de 2009 en La 2.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.1.0/js
3733425
Seguridad vital - 25/09/16 - ver ahora reproducir video 29.49 min
Transcripción completa

¿Sabían que el 60% de los jóvenes

reconoce que supera los límites de velocidad?

¿Y que uno de cada diez confiesa que ha visto vídeos

en sus dispositivos mientras conducía?

Esto es "Seguridad vital".

Hoy con el abuelo Mayorga desde Plasencia.

Comenzamos.

Hoy nuestro Radar se fija en los excesos de velocidad

en las carreteras secundarias,

las vías donde ocurren los accidentes más graves.

Marta se pone en manos de un especialista

que la dará algunos trucos para realizar una de las maniobras

más delicadas: el aparcamiento.

Verás que según te muevas hacia atrás,

el vehículo irá entrando. Te acercarás a ese coche;

que no te de miedo, que no le vas a dar.

Los segways se han convertido en un medio de transporte

alternativo cada vez más visto por las ciudades.

Hoy sabremos cómo debemos usarlos correctamente y con seguridad.

Y entrevistamos a la presentadora Silvia Jato,

que nos explica por qué cree que las nuevas generaciones

son más conscientes de la importancia

de la seguridad vial.

Creo que estamos creando una sociedad de jóvenes

muy concienciada, porque ellos son los primeros

que te paran: "Mamá, ¿no vas un poco deprisa?".

Y a mí eso me encanta. Te dicen, ¿no?

Sí, sí. Qué bueno.

Muy buenas. Cada año 300 personas mueren en las carreteras españolas

por no respetar los límites de velocidad.

Y es en las carreteras convencionales, limitadas a 90 km/h,

donde más incumplimos esta norma.

Saludos a todos.

En esas carreteras cuatro de cada diez conductores

sobrepasa la velocidad permitida. Según la DGT, si todos respetásemos

los límites de velocidad, se reducirían en una cuarta parte

los fallecidos en accidente de tráfico.

Las carreteras convencionales son el escenario de más de 800

de los 1200 accidentes que ocurren en España al año.

Dos de cada tres fallecidos en accidentes de tráfico

se producen en este tipo de vía.

La salida de vía por exceso de velocidad

es uno de los principales motivos de estos accidentes.

Es un cúmulo de factores de riesgo, pero la mayoría de los accidentes

son por salida de la vía.

La causa puede ser un exceso de velocidad.

No suele haber un único factor causante de ella,

pero la velocidad incide de manera negativa.

Las características de estas vías y la convivencia

de todo tipo de vehículos con animales y hasta peatones

hacen que el riesgo aumente en este tipo de calzadas.

Un exceso de velocidad incrementa la posibilidad

de sufrir un accidente mortal; por eso a la hora de circular,

es importante respetar los límites de velocidad marcados.

La carretera convencional, por la propia infraestructura,

es más peligrosa y en ella cualquier error

muchas veces no tiene perdón.

Entonces por parte de la DGT lo que se hace últimamente

es concentrar la vigilancia de la velocidad

en este tipo de vías, donde porcentualmente se produce

la mayoría de los accidentes.

Respetar los límites de velocidad podría evitar una cuarta parte

de los accidentes de tráfico.

Aun así, cada año, más de 300 personas

mueren en accidentes en los que la principal causa

es la velocidad.

La velocidad es un factor de riesgo que cuesta más que el conductor

interiorice como que es peligroso y hasta que no ocurre un accidente,

no eres consciente de los peligros que conlleva

circular por encima de los límites y cuando tienes un accidente,

pues eres consciente de la peligrosidad.

Algo que muchos conductores

no pensamos antes de pisar el acelerador.

Porque iba como nunca lo hago; exceso de velocidad.

Porque voy al médico y voy corriendo.

Pero eso no tiene excusa.

Los límites de velocidad en carreteras secundarias

son de 90 o 100 km/h según la anchura de su arcén.

Sobrepasarlos implica la pérdida de puntos

y sanción económica.

Las sanciones por exceso de velocidad

oscilan entre 100 y 600 euros y la pérdida de 2 a 6 puntos

o pueden llegar a constituir un hecho penal,

los cuales se sancionan con penas de prisión

o la pérdida de 1 a 4 años del permiso de conducir.

Rebasar el límite de velocidad en 20 km/h supone llegar

únicamente dos minutos antes.

¿Merece la pena arriesgar la vida por ahorra un poco de tiempo?

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar algún punto negro

en la circulación, señales que no se respetan

o cualquier problema que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacio@seguridadvital.es.

Además también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras cuentas de Twitter, Facebook e Instagram.

Soy Francisco Ureta. Tuve un accidente de motocicleta

el 8 de febrero del año 2008 que me produjo una tetraparesia;

una lesión medular a nivel cervical con rotura parcial de la médula.

Yo me dedicaba al mundo de las dos ruedas.

He tenido la suerte de ser piloto profesional.

He sido especialista de cine, he sido monitor y profesor.

Y fijaos las circunstancias cuáles son,

me he jugado la vida y puesto mi vida en riesgo

controlada muchísimas veces,

y un día que no había en teoría ningún riesgo,

me vino la tragedia.

Yo tenía que hacer la prueba en carretera de un vehículo nuevo

antes de entregárselo al cliente

para evitar cualquier tipo de anomalía.

Recorría aproximadamente unos 800 m desde el concesionario

y al abandonar una de las rotondas, me golpearon por la parte trasera,

me fui contra el quitamiedos y ahí es donde me golpeé el cuello.

La velocidad era muy pequeña, iría a 25 o 30 km/h.

Lo acuerdo como si lo estuviera ahora mismo viviendo,

cómo yo quería dar órdenes a mi cuerpo para que tapara

una hemorragia que tenía en la rodilla

y ya no me obedecía.

Ya sabía que lo que me había pasado era algo malo.

Me quedé como un vegetal. No quería tirar para adelante.

No sé si intenté quitarme la vida, pero era mi objetivo.

Pero al final, si no quieres tirar para adelante

y dar pasos al frente por ti,

tienes que buscar un pilar de sustentación,

que puede ser tu familia.

Mi hijo Álex, mi hijo Fran, mi mujer Gloria..

Y cuando te faltan las fuerzas, todo cambia y viene tu nieto Lucas.

Y en ese mismo instante yo me juré que si era capaz

de superar aquello, que me parecía insuperable,

yo dedicaría parte de mi vida a intentar que eso que me pasaba

que no le pasara a nadie más.

Estoy colaborando a través de las campañas

en los colegios privados y colegios públicos.

Y una campaña, que es una puesta en escena

de lo que un sinistro, un accidente de tráfico,

cuando levanté la vista, vi a cientos de personas llorando

y dije: "Madre mía".

Fue la primera vez que vi que nuestro testimonio,

nuestra manera de poder aportar,

era una manera de buscar un anclaje emocional

tocando los sentimientos de las personas

y que ahí se podían conseguir cambios de actitud.

A la larga creo que es bueno para todos.

Siendo un piloto experto, yo tuve un accidente.

Nunca pensé que me pudiera pasar a mí.

Cuando vas con la moto, tienes que ir con mil ojos.

Tú lo puedes evitar.

Los carriles adicionales habilitados en caso de atasco

o tráfico intenso, se forman empleando los arcenes

y usando una línea de conos

que separa los dos sentidos de la marcha.

Pueden ser utilizados por todo tipo de vehículos.

Eso sí, es obligatorio que llevemos la luz de cruce

siempre encendida

y que circulemos a una velocidad entre 60 y 80 km/h.

El firme sobre el que circulan los vehículos es fundamental

si hablamos de seguridad vial.

A la hora de construir una carretera,

es de vital importancia elegir los materiales correctos

en función del uso que se la va a dar.

No es lo mismo una autovía cercana a Madrid,

por la que pasan a diario miles de coches o de camiones,

que este puente sobre el río Jerte en Plasencia.

Hemos visitado el lugar en el que se estudia

cuál es el mejor tipo de firme para cada vía.

Todas las carreteras deben tener el mejor asfalto

para atender a las características básicas

que se requieren de un pavimento.

Confort, seguridad.

Ese confort viene dado por la regularidad

que tiene esa superficie del pavimento

y a nivel de seguridad lo que se le pide

es que el material tenga el suficiente agarre

para que en situaciones de emergencia se pueda producir

un frenado en condiciones aceptables.

Normalmente un firme de carretera está compuesto por distintas capas.

De las capas inferiores lo que se busca precisamente

es que sean resistentes.

Tiene que aguantar a nivel resistente las cargas,

pero de la última capa, que es la capa de rodadura,

la que vemos al circular por esa carretera,

lo que se espera es darle condiciones de seguridad vial.

La irregularidad superficial es la irregularidad

que va percibiendo el conductor;

el rozamiento que va a requerir el usuario

en situaciones de emergencia;

y la textura; son los tres indicadores básicos

que se van tomando.

Lo que se hace es precisamente determinar,

en función del tráfico que va a circular

y la capacidad o soporte que tiene el terreno,

se establecen una serie de materiales y espesores

que van a componer esa sección.

Las condiciones climatológicas inciden en la decisión

de las características de los materiales.

Fundamentalmente del betún.

Si estamos hablando de una zona climática

en la que va a haber una elevada temperatura,

se busca un betún más duro

para que soporte mejor la influencia de esas cargas.

Si el betún fuera muy blando, podríamos estar provocando

una situación de roderas.

Por otro lado, si el betún se hace muy rígido,

el efecto puede ser lo opuesto;

es decir, que se produzca una fisuración del material.

En caso de nieve y lluvia, una de las posibilidades que existe

es colocar un pavimento drenante en el que se quita árido fino

para mantener unas oquedades para que el agua penetre

y se evacue.

Normalmente cuando se hace una construcción,

lo que se pretende es que el firme aguante

durante 20 años, pero es verdad que requiere un mantenimiento.

Y si es un problema de tipo superficial,

se extienden pequeñas capas de mezcla de 2 o 3 cm de espesor

y que vuelven a dar las características superficiales

para la seguridad vial.

-Sí, alguna vez la he visto.

-Sí.

-Alguna vez.

-Espera. No, no la he visto.

-Y si la he visto, no me acuerdo.

-Creo que en entrada de poblados y cosas así. Si no recuerdo mal.

-Yo creo que más por carretera, por secundarias.

-Que hay gente trabajando con máquinas en el campo.

-Casi.

-Hay que tener precaución.

-No.

-Prohibición no es, no está tachado.

-Es un disco rojo. Prohibido.

-Si fuese en un coche normal, no me afectaría esta señal.

-Iría tranquilo; sé que no va a haber tractores.

Supongo que esto está en los pueblos.

-Normal porque no conduzco ningún tractor.

-Depende si voy en un tractor o un cortacésped gigante,

no entraría, ¿no?

-Al menos que yo recuerde,

esto significa prohibido que circulen

por una determinada vía tractores o cosas así.

-Con dibujo rojo.

-¿Prohibido tractores?

-Que no podría ir un tractor por donde está la señal, ¿no?

-Prohibido circular.

Es una carretera y no puedes circular

con un tractor por ahí.

Hemos quedado son Silvia Jato para que nos cuente

cómo es como conductora porque lleva un verano trabajando...

Hola, guapísima. Hola, Marta.

Cuánto tiempo. Además de verdad.

¿Qué tal estás? Genial.

Vamos a tomarnos ese aperitivo maravilloso.

¿Ha cambiado tu manera de conducir desde que eres madre?

Mides más la velocidad.

Cuando eres joven, eres más incauta, más inconsciente,

y además creo que estamos creando una sociedad de jóvenes

muy concienciada porque ellos mismos

son los primeros que te paran: "Mamá, ¿no vas un poco deprisa?".

A mí eso me encanta. Te dicen, ¿no?

Sí. Qué bueno.

Por ejemplo en el tema del alcohol, esas campañas tremendas

que nos impactan tanto. El alcohol, las drogas

o el uso del móvil ahora,

que es casi un arma dentro del coche.

Lo vemos todos los días. ¿Te preocupa especialmente?

Tenemos que centrarnos.

El coche no puede ser el lugar donde prolonguemos

nuestras preocupaciones, nuestro trabajo...

La oficina o donde nos maquillamos...

No podemos. Creo que hay que centrarnos.

Y hay veces que tengo que pensarlo y decir:

"No quiero hablar por teléfono", porque sé que me distrae.

Es una sensación de distracción total.

No te lo he preguntado, pero no has tenido nunca

un susto personal importante, pero quizá sí de alguien conocido,

de algún amigo que haya perdido la vida en carretera

o un accidente grave

de algún familiar...

¿Alguna historia cercana que te haya tocado

y hayas dicho: "Vaya"?

Pues una amiga mía; de hecho era mi mejor amiga.

Con trece años, catorce.

Y perdió la vida con una moto. ¿Con trece?

Y para mí eso me marcó para el resto de mis días.

Precisamente por eso.

Por cruzar, no mirar...

Y el que precisamente tuvo la culpa no fue ella,

pero bueno...

Con esas edades hay que tener mucha conciencia.

Ella quitó, cogió la moto, no tenía que haberla cogido...

Han cambiado mucho los viajes que hacíamos de pequeños.

Vivimos la gran transformación de la automoción.

De los coches sin aire acondicionado

a coches de aire acondicionado. Todo este tipo de cosas.

Dirección asistida. Dirección asistida.

ABS...

Elevalunas eléctrico, que todo era manual...

Yo te puedo decir que veraneábamos en Málaga.

¿Ibas de Lugo a Málaga? Exacto.

¿Y eran divertidos esos viajes?

Eran muy divertidos, sobre todo porque no había informática

con lo cual era contar matrículas, contar modelos de coches...

Creo que poníamos la cabeza a nuestros padres como un bombo.

Y te peleabas con el hermano de al lado.

Al no haber cinturones, era terrorífico.

"Que paro el coche, que paro el coche".

"Que no me das, que no me das".

Era la típica familia española. Me suena.

Claro.

¿Nos tomamos un cafecito por aquí? Sí, el aperitivo, ¿no?

Qué crack. Vamos. Nos lo merecemos.

-Hola, buenos días. -Hola, buenos días.

-Voy a emprender un viaje largo por carretera

y quería hacer una revisión general del coche.

¿Cuánto sale una puesta a punto?

-Sale aproximadamente por unas 10 000 o 12 000 pesetas.

-10 000 o 12 000 pesetas. -Sí.

-Quizá la gente considere que es un gasto superfluo

y bastante caro. ¿Existe esta preocupación?

-La mayoría de la gente cree que no hace falta hacerla.

Deberían hacerse cada 10 000 o 12 000 kilómetros.

Puesta a punto, más que revisiones.

Revisiones cuando sales de viaje o cada 10 000 o 20 000 kilómetros.

-No solo antes de salir de viaje,

sino cada ciertos kilómetros.

-Cada cierta cantidad de kilómetros.

-Vamos a empezar escuchando las recomendaciones de la DGT.

-Es importante tener bien preparado el coche

y al decir ello, me refiero fundamentalmente

a que estén correctamente mantenidos

los órganos fundamentales de seguridad del vehículo.

Como pueden ser freno,

sistema de suspensión y transmisión,

volante, dirección y luego muy especialmente

la mala presión de inflado de los neumáticos.

-Si yo te contara cómo eran los talleres...

-Había talleres que te atendían muy bien,

eran honestos y honrados, y había otros que ponían más horas

y piezas que no te quitaban del coche.

-Tengo moto desde los 14 años

y era siempre una desconfianza de los talleres.

-Fíjate el cabreo de llevar una cosa a arreglar

que te valga 20 o 30 pesetas de aquellos tiempos

y que te cobraran 100.

-Siempre te queda la duda

de que la mano de obra y las piezas son originales.

-Estaba el famoso aprendiz

que empezaba limpiando las piezas de los motores.

-Y luego pues se le encargaba reparaciones.

"Que lo haga el chico", y el chico pues era un chico.

-Yo la llevaba siempre al taller de un amigo.

Que al fin y al cabo casi te robaba igual que los otros,

pero al final se enrollaba, te tomabas unas cervecitas con él.

-Claro, es que los amigos están para eso.

El G-Vectoring es un sistema de estabilidad

que nos ayuda a trazar las curvas sin que apenas nos demos cuenta

y de manera automática.

Se trata de un control electrónico sobre el acelerador

que permite disminuir, mantener

o incrementar la velocidad del vehículo.

Cuando giramos el volante, el sistema está pendiente

de la dirección que queremos tomar y reparte de manera adecuada

los pesos sin tener que usar los frenos.

Todo de manera instantánea

y sin que el conductor tenga que actuar.

Así, además de controlar mejor

la conducción en curva, se reduce el balanceo,

la dirección se vuelve más precisa

evitando el subviraje y el sobreviraje.

Pero sobre todo permite tener un mayor control

y una mayor seguridad a la hora de tomar curvas

tanto en nieve como en hielo.

La conducción autónoma también empieza a ser una realidad

para los coches 4X4.

Algunas marcas han unido varias tecnologías

para que el vehículo pueda tomar decisiones

al enfrentarse a terrenos y situaciones complicadas.

El uso de cámaras y escáneres permite distinguir al vehículo

si va a cambiar de un terreno asfaltado

a, por ejemplo, caminos rurales de tierra.

El propio coche cambia el modo de conducción

adaptándose al nuevo terreno.

También reconoce zonas bacheadas, con agua

o superficies más complicadas.

En estos casos, el sistema decelera el coche

para poder afrontar los cambios en la superficie

de una manera segura.

Una vez solventado el problema,

se puede recuperar la velocidad a la que se circulaba previamente.

Conocemos los radares para controlar la velocidad

y también los que detectan

cuándo nos saltamos un semáforo en rojo,

pero ya existen sistemas que permiten detectar

ambos problemas con un solo dispositivo.

Una empresa alemana ha desarrollado el Poliscan Red+Speed;

un radar que detecta cuándo un vehículo

se salta un semáforo en rojo.

Es capaz de analizar la infracción en varios carriles

y en las dos direcciones de una vía.

Además documenta las infracciones de velocidad

durante todas las fases del semáforo.

Para apoyar al radar, el sistema permite instalar

cámaras remotas funcionales que registran imágenes o vídeos

que captan los vehículos y los semáforos

en el momento preciso de la infracción.

En las aulas de educación vial infantil,

como esta de Plasencia, vemos bicicletas, motos

y coches eléctricos; pero de momento no vemos segways,

que son esos patinetes con dos ruedas y un manillar

que sirven para moverse más cómodamente por las ciudades.

Es un vehículo útil y muy divertido,

pero un peatón subido en un segway siempre será un peatón.

Eso significa, entre otras muchas cosas,

que no puede circular por la calzada ni a más de 20 km/h.

En ciudades como Madrid

cada vez más personas utilizan el segway.

Lo primero que hay que tener en cuenta

es que el casco es obligatorio. Pero hay otros consejos

que debemos seguir si queremos disfrutar del segway

de forma segura.

-¿Estáis preparadas? Haremos un tour en segway.

-El segway es un transporte personal.

Es un transporte que funciona por tu peso, por tu equilibrio.

-Voy hacia adelante y, cuando quiero frenar,

juego con mi peso hacia detrás

y vuelvo a mi posición de equilibrio.

No hay botones, no hay acelerador, no hay freno.

Nada, solo con el cuerpo.

Porque si mantengo mi peso hacia detrás,

el segway me permite ir hacia detrás,

pero no veo lo que tengo y es peligroso.

-La ordenanza de movilidad indica que este tipo de elementos

no pueden circular por la calzada

y, en el caso de circular por la acera,

tienen que hacerlo a velocidad del peatón

o bien en zonas específicamente establecidas

en el caso de que las hubiera.

-Lo más importante, siempre, siempre, siempre

que vamos en segways es el tema de la seguridad.

Vamos a mantener siempre una distancia de seguridad

entre las ruedas y cualquier obstáculo

que nos encontremos.

-El segway en caso de una emergencia,

de que una de las baterías no funcione,

la otra batería nos avisaría

y nos daría tiempo a bajarnos del segway.

Estamos regulados como peatones. Somos unos peatones privilegiados,

ya que vamos en un aparato que lleva ruedas

y podemos hacer más kilómetros

de los que puede hacer cualquier peatón.

-El Ayuntamiento de Madrid ya ha establecido contactos

con la DGT para ver las posibilidades

de regular estos elementos,

que evidentemente tienen una característica

más urbana que de carretera.

-No hay falta ningún tipo de carné.

Cualquier persona puede conducir un segway.

A todos los efectos es parecido a un patinete.

No es un elemento que esté matriculado,

no está registrado.

Otro ejemplo puede ser como las bicicletas particulares.

-Esto se carga como el ordenador portátil,

como el teléfono; al enchufe durante 4 o 5 horas,

carga completa.

Y podemos estar con él 6 o 7 horas a un ritmo normal.

¿Autonomía? 50 kilómetros. ¿Velocidad máxima? 20 km/h.

Cuando llegamos a esa máxima velocidad,

también nos pasará en alguna rampa,

vamos a notar que la barra viene pegada a nuestro cuerpo.

Es una medida de seguridad.

Es como que el segway nos dijera: "Ya no puedo correr más".

Muy bien, chicas. ¿Lo hemos pasado bien?

-Sí. -¿Sí? Vale, perfecto.

Aquí estamos con Manuel Márquez de Autoescuela Lara.

¿Cómo estás? Hola, ¿cómo estás?

Me vas a ayudar, nos vas a ayudar, a esa maniobra que hacemos a diario

que repetimos y no siempre bien,

que es la maniobra de aparcar o de estacionar.

Estacionar. Vamos a decirlo como es.

Vamos a hacerlo en dos versiones, dos formas.

Lo que es en línea y lo que es en batería.

Que es la forma más habitual. A ver si me ayudas,

que a veces dejo el coche un poco separado.

Lo mejor es verlo en la práctica. Buscaremos la manera de hacerlo.

Venga.

Vamos para adentro. Exactamente.

Vamos a recordar lo básico,

lo primero que debemos tener en cuenta

cuando vamos a estacionar.

Lo que debemos tener en cuenta

es que habrá que avisar al resto de los usuarios de la vía

de que queremos estacionar, señalizándolo.

El intermitente.

Intermitente del lado que vayamos a hacerlo.

Vale.

La maniobra de aproximación, que no quedemos muy separados

del vehículo sobre el que tomaremos los puntos de referencia

para estacionarlo.

Mira, ahí hay un hueco.

¿Así, más o menos de cerquita? Así estaría bien.

Voy para atrás despacito.

No viene nadie. Vamos a aprovechar ahora.

Muy bien. Y voy a empezar a doblar ya.

¿Giro ya? Porque si no, me como el bordillo.

No gires mucho para que no quede muy separado del bordillo.

Vamos a ver qué tal ha quedado.

Ha quedado bien si no fuera por la parte que le toca

al acompañante del conductor que casi no puede salir.

Vamos a buscar un hueco en batería. Y lo hacemos.

Aquí he aprobado, ¿no? Sí, apto, podemos decir.

Bueno, ahí hay un hueco en batería.

Yo cuando veo un hueco en batería, además de señalizar,

suelo ponerme en oblicuo para ir ganado la partida.

Pero sé que no se debe hacer. En oblicuo no.

No vamos a poner el coche en oblicuo

para no meternos en el otro carril. Vale. ¿Así estaría bien?

Colocamos un poco más adelante. Un poquito más. Tú dime.

Ahí vale. Para que entre de una sola maniobra

y no invadamos el sentido contrario.

Venga. Giramos todo ese volante.

Ya lo giro desde aquí. Sí.

Y verás que a medida que te mueves hacia atrás,

el vehículo irá entrando.

Te irás aproximando a ese coche; no te de miedo, que no le vas a dar.

Luego quizá tenga que rectificar un poquito.

Pero ya no invades el sentido contrario.

Voy a moverlo un poquito. Claro.

Pero sin invadir, importante. Eso es.

Vale, hasta ahí. Es suficiente en tu carril.

Y ahora terminamos la maniobra. Ahí está.

Ahí lo tenemos. Lo ponemos recto.

Recto. Y maniobra concluida.

No me digas ahora que no lo he dejado bien pegadito.

Ahora sí que nos ha quedado bien y recto.

Oye, ¿siempre hacia atrás a la hora de estacionar?

En batería, sí.

Hay otra modalidad que es en diagonal.

Y en diagonal solo puedes hacerlo hacia adelante.

Fíjate en el hueco, no te fijes en los obstáculos.

Como si fueras recta.

Eso me pasa a mí en los parkings con las columnas que se mueven.

Se cruzan delante, sí. Gracias, Manuel. Hasta la próxima.

Hasta la próxima.

Buscamos su colaboración.

Si quieren denunciar

algún punto negro en la circulación,

señales que no se respetan o cualquier problema

que afecte a la seguridad vial,

pueden hacer como muchos de nuestros espectadores

y enviarnos un vídeo para mostrarlo en el programa

a nuestro correo: participacion@seguridadvital.es.

Además también pueden contactar con nosotros

a través de nuestras cuentas de Twitter, Facebook e Instagram.

Me lo saqué con 24 años, pero lo saqué muy rápido.

Me gusta mucho conducir y me lo saqué a la primera.

Así que en ese aspecto, bien.

Pues sí. Me han multado bastante. Sobre todo de la ORA.

Sí, la cambié una vez y es una odisea.

Iba con un amigo, de repente pinchamos.

Íbamos tirando, no sabíamos qué le pasaba.

Estábamos en un descampado y cogimos entre los dos

y eso era como Benny Hill.

Está detrás, en la rueda. Levantas la parte del maletero

donde está la rueda y ahí te viene un pequeño pack

con todo lo mínimo que hay que saber de mecánica.

Un "Hulk-Gandhi", depende del día y del momento.

En general soy tranquilo, no me gusta pitar, no pito a nadie.

Como conductor me voy a poner un ocho.

Conduzco muy bien, la verdad.

Yo llevaría a Rajoy.

Y le iría preguntando cositas y según me vaya contestando,

pues acelero más o freno; depende de él.

Esto ha sido "Seguridad vital"; gracias por haber estado ahí.

La próxima semana, más. ¿Y ahora unas patatas revolconas?

Venga, en honor a Alfonso VIII. Muy bien.

Hala, adiós. Adiós.

Grabando.

Me estoy arrimando.

Por las ciudades...

No sabía el final y me he adelantado.

Un momento.

¿Vale?

Saludos a todos. Cada año trescien...

Trescientas personas. Perdón, me has pillado.

Qué empanamiento.

Así es. Donde más...

Sobre el río Jar... "Jandemor".

Ha visto series o disposi... No, series o vídeos.

Vale, ya. Y me... Vale.

Pero no vemos segways, que son esa especie...

Son esos patinetes. Ni especie ni...

¿Tú eres capaz de...

andar por unas escaleras sin mirar los escalones?

Yo no.

Paso de darme la leche.

¿Sabían que...?

Va.

Seguridad vital - 25/09/16

25 sep 2016

Los últimos 774 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios