Presentado por: Carlos Garcia Hirschfield y Marta Solano Dirigido por: Carlos Garcia Hirschfield

Un programa de servicio público que auna la visión, experiencia y casos reales de conductores de vehículos, ciclistas, motoristas y peatones. Con un estilo ameno y didáctico, se dirige a todos los públicos para transmitir valores, claves y consejos al volante. El programa sale a la calle y las carreteras para comprobar cuánto saben ciudadanos y famosos sobre seguridad vial.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4492418
Para todos los públicos Seguridad Vital - 25/02/18 - ver ahora
Transcripción completa

¿Sabían que en 2017 aumentó en 3%

el número de muertos en vías interurbanas?

¿Y que el 4% de los conductores implicados en accidentes mortales

eran no residentes en España?

Esto es "Seguridad vital". Hoy, último programa,

desde Miraflores de la Sierra. Pues por última vez comenzamos.

Este domingo en nuestro Radar hacemos repaso

de las infracciones más peligrosas.

Paco Costas nos cuenta los secretos

de cómo grabó la cabecera de "La segunda oportunidad".

Era la primera vez que yo veía en vivo de cerca

una colisión de esa magnitud.

Los tres últimos directores de la DGT se reúnen

para poner en común sus experiencias

al mando de un organismo tan complejo.

Y después de 133 programas, nuestros presentadores

hacen memoria de lo mucho que han aprendido

gracias a su paso por "Seguridad vital".

Yo las dos cosas, sobre todo, desde que empezamos,

son que ya no le hago ningún caso al móvil conduciendo

y el tema de la distancia de seguridad.

Y la velocidad. Yo iba más rápido de lo que voy hoy.

Hola, muy buenas. La velocidad inadecuada,

el consumo de alcohol y drogas,

no respetar las prioridades y las distracciones

fueron las principales causas de la mayor parte de los siniestros

que se produjeron el año pasado en España.

Todas ellas son infracciones que se podían haber evitado.

Saludos a todos. Está claro que nadie quiere tener un accidente,

pero no paramos de cometer imprudencias

que nos ponen en peligro todo el rato.

Algunas no tienen consecuencias, otras se saldan con una multa;

pero es que también nos puede costar la vida.

¡Cuidado, que nos da! -¡¿Pero qué hace ese?!

-¿Qué hace ese tío parado ahí? -¡Ay, que se cruza!

-Un conductor incívico es aquel que a la hora de conducir

no tiene valores.

No empatiza con el resto de conductores

y sobre todo piensa que la carretera es suya;

hace lo que le da la gana a la hora de conducir.

Este tipo de conductor realiza una serie de acciones

que, además, se repiten en su forma de conducir.

Por ejemplo, los adelantamientos imprudentes.

-Míralo, míralo.

-No solo el traspasar una línea continua

es un adelantamiento y una infracción de tráfico;

sino que cuando no medimos las distancias de seguridad

y apuramos al máximo,

estamos también cometiendo una infracción.

-Madre mía, madre mía, madre mía.

-Y por supuesto, nunca podemos adelantar por la derecha.

-Pegado, pegado, pegado, que se lo va a comer.

-¡Hostias! -¡Ah!

-En cualquier salida de la carretera,

está totalmente prohibido, si nos hemos pasado la salida,

dar marcha atrás.

Da igual el tipo de vía; no podemos realizar esa acción

porque puede derivar en un accidente.

Otra acción incívica muy común es la de saltarse semáforos en rojo,

saltarse ceda el paso y saltarse el stop.

Aparentemente la acción, para el conductor incívico,

no tiene riesgo;

pero realmente tiene muchísimo riesgo de realizar un atropello

o producir un accidente.

Otro tipo de acción que realizan estos conductores

es la de colarse en una salida cuando hay atasco para cogerla.

Hay que conducir con valores; no estamos solos en la carretera;

debemos practicar una conducción amable

y sobre todo respetar las normas de circulación.

A través de nuestro correo de participación,

nos contactó Egoitz Cerezo.

Quiere saber quién tiene prioridad de paso

en un cruce entre una carretera nacional y una comarcal en La Rioja

que está regulado por varias señales de stop.

Hola, Egoitz. Nos envías una consulta muy interesante

porque es muy aplicable

a prácticamente todas las intersecciones

que nos podemos encontrar en España con esta señalización.

Nos indicas una carretera con carriles de espera con stop

y otra vía que la atraviesa, generando una intersección,

que también tienen stop.

Nos preguntas quién tendría prioridad de paso

cuando se juntaran dos vehículos, ambos con el stop.

No está determinada la prioridad de paso.

Lo que deben hacer los conductores es respetar su stop,

y en estos casos nunca apliques la prioridad a la derecha,

que es el típico error de que los dos vehículos tengan un stop

y pensemos: "Tiene prioridad el de la derecha".

La prioridad a la derecha solo se aplica

cuando la intersección no está señalizada;

pero en este caso hay stop, por tanto todos deben hacer el stop

de manera que cuando franqueen la intersección,

lo hagan de forma que se aseguren que no modifican ni la trayectoria

ni la velocidad de los otros vehículos bruscamente.

Pero todos tienen que hacer el stop y ninguno tiene prioridad,

aunque suene curioso.

Espero que esta explicación haya resuelto tu duda

y franquees con seguridad esta intersección.

-Me llamo Anna

y mi marido Óscar murió atropellado cuando circulaba

en bicicleta por el arcén.

Óscar fue atropellado en el arcén.

El conductor que lo atropella no se para para auxiliarlo.

La policía lo detiene más o menos a cinco horas del atropello

por una pequeña pieza que cae en el arcén,

y por esa pieza lo localizan.

El hermano de Oscar es el que viene a casa a darme la noticia

porque él lo encuentra en la carretera.

Ponemos la denuncia, con la familia de mi marido.

Al cabo de unos dos años aproximadamente,

se nos comunica que la causa se archiva

porque en ese momento se habían despenalizado las faltas

en el Código Penal

y no se considera que hay una omisión del deber de socorro

porque la autopsia determina que Óscar falleció en el acto

y según el Código Penal un muerto no necesita auxilio.

A raíz de ahí, inicio mi petición por una ley justa,

en change.org, para reunir firmas para cambiar el Código Penal.

Pedimos con este cambio que las imprudencias leves

vuelvan al Código Penal

y también que la omisión del deber de socorro

sea obligatorio aunque la víctima haya fallecido en el acto,

porque forma parte de la humanidad y la solidaridad

el parar y avisar a Emergencias.

Yo hubiera querido que alguien le hubiera sostenido

aunque fuera la mano

y le hubiera acompañado esos últimos segundos de vida

o esa última respiración, y que no hubiera estado allí solo.

Siempre hay que dejar el 1,5 m de distancia;

se puede rebasar la línea continua, está permitido por la ley.

En el momento en que el conductor no deja ese 1,5 m,

puede provocar un accidente;

es la separación de la vida para el ciclista.

Y de ahí empezó, ya no solo la lucha que hice

para cambiar el Código Penal,

sino la lucha por sobrevivir

y porque mis hijos también pudieran seguir adelante

sin sufrir esa ausencia tan bestia que es la pérdida de un padre,

que evidentemente está ahí,

nos acordamos de él todos los días de nuestra vida,

a veces se hace difícil,

y bueno, el tiempo ayuda mucho a calmar

y un poco a recuperar la "normalidad", entre comillas,

porque ya nunca va a volver a ser nada como era antes.

Cuando adelantes a un ciclista, deja 1,5 m de distancia;

incluso puedes pisar la línea continua para ello;

es muy importante, así le salvarás la vida.

Tú lo puedes evitar.

Evitar siniestros como en el que perdió la vida Óscar

es el principal objetivo de la DGT y de su director general.

Cada mañana tiene la enorme responsabilidad

de gestionar la movilidad de más de 47 millones de personas.

En "Seguridad vital" hemos tenido la suerte

de poder reunir a los tres últimos directores generales.

María Seguí, Pere Navarro y Gregorio Serrano

han compartido con nosotros su experiencia

al frente de un puesto tan delicado y tan difícil.

Han sido 45 minutos de conversación que hemos resumido así.

Hay presión inherente al cargo.

Cada noche a las 20.00 de la tarde

nos llega el parte de los muertos diarios

y la presión que como director sientes

ante esa evidencia

creo que no es comparable con la que pueda sentir

ningún otro director general de toda la Administración

ni posiblemente ningún ministro.

-Cuando recibo cada tarde el soniquete del móvil

y me sale en la pantalla el número de fallecidos de ese día,

uno ya está imbuido

de este espíritu de responsabilidad de la DGT,

y yo pienso en esas personas: "¿Quiénes serían?".

Esas tres personas que están ahí en el mensajito, "tres".

¿Quiénes serían, sería un padre, un niño,

qué estaría estudiando?

-Las políticas de seguridad vial al final son acciones.

Hay un discurso, pero son acciones, que dan credibilidad al discurso.

¿Pero por qué tengo la impresión de que estos últimos años

cuesta mucho en este país tomar decisiones?

Pongo un ejemplo. Recuerdo que cuando nos fuimos

dejamos escrito, que estaba ya hecho,

lo de reducir la velocidad en las carreteras secundarias.

Es una medida con la que tú estabas de acuerdo.

-Totalmente. -Y no pudiste implementarla.

-Tú estás de acuerdo; llevas más de un año

y no la has podido implementar.

-Bueno, yo estoy cambiando la ley. La voy a entregar dentro de un mes.

-Pero perdona, por eso hemos pasado todos.

Necesitamos el reglamento, que es lo que operativiza la ley.

-Es un real decreto. -Efectivamente.

El reglamento de circulación no se llegó a modificar

en tiempos de Pere, yo lo tramité todo,

hasta sus últimas instancias,

aprobado y revisado por todos, y no salió.

-Nosotros no somos el poder legislativo.

Nosotros hemos hecho el mejor texto

que creemos a los intereses de la seguridad vial

y si el legislativo opina que las cosas en vez de ser así

deben ser así,

pues así están los poderes. -Entonces, cuando haya más muertos,

tendrán que responder esas personas.

Asume tu parte de responsabilidad.

-Lo fácil es asumir muertes en cómodos plazos.

-Y siempre puedo culpar al otro. -Si los 1200 fallecidos

que hemos tenido este año pasado en vía interurbana

hubieran caído en diez aviones de 120 pasajeros durante el año,

esto sería un escándalo brutal;

pero como son muertes en cómodos plazos;

uno, dos, tres, cero, cuatro;

la sociedad de alguna manera se ha vuelto insensible,

si me permiten la expresión.

-En seguridad vial casi todo anda con la misma fórmula:

educación, más información

y vigilancia y control.

El "smartphone", chatear conduciendo.

Es verdad que es un tema emergente;

primero habrá que explicarle al ciudadano:

"¿Usted apaga el teléfono móvil cuando sube al avión?".

"Pues en el coche es mucho más peligroso

que en el avión, así que lo apaga".

Pero claro, luego habrá que rematar.

Uno, a lo mejor hay que subir los puntos que pierdes

si te cogen con el móvil chateando.

Y a lo mejor hay que buscar algún sistema para poder

vigilar con una cierta eficiencia.

-Está claro; si no conciencias, no educas y no formas,

difícilmente después a través solo del control y la sanción,

podrás tener resultados.

-Por desgracia, en mi opinión,

siempre hemos tratado al conductor

como un sujeto al que se le van prohibiendo acciones,

pero raras veces vamos al origen:

¿por qué lo prohíbo?

Cuando creo que toda persona razonablemente educada

puede entender que hay unas tareas cognitivas que debes realizar

y que cualquier cuestión que te prevenga de esa capacidad

va a tener un impacto negativo.

-Mientras que la sociedad no se conciencie

y no perciba el riesgo que es conducir texteando un teléfono,

tendremos el tema complicado.

-¿Cuánto falta, papá? -Mamá, ¿cuánto falta?

(NIÑOS) Papá, ¿cuánto falta?

-Eh... -Hum... No.

-Ha venido un policía, pero no me acuerdo.

-Es una educación para saber sobrevivir en la carretera.

-Yo sé que vino un policía en Infantil a mi cole,

pero no me acuerdo de...

-Hay una temporada que viene un policía o dos, depende,

y te empieza a explicar...

cómo tienes que cruzar el paso de cebras,

qué significa cada señal de tráfico...

-Hay que cruzar cuando el semáforo esté en verde,

no cuando esté en rojo. -Y hay que mirar

en el paso de cebras si vienen por un lado y por otro.

-Pasas. -Si está en verde, cruzar.

-Y si está en rojo, te quedas quieto a esperar.

-Si hay un garaje abierto, debemos mirar si viene un coche.

-Y también nos enseñaba, cuando está en rojo el semáforo,

cómo hay que estar esperando; no en el bordillo y más atrás.

-No sé, ya he dicho todo.

En muchas ocasiones nos hemos encontrado

con carreteras o vías con muy poca ninguna iluminación.

Los costes energéticos hacen que en muchos casos

debamos conducir casi a oscuras, con el peligro que conlleva.

Una empresa noruega quiere solucionar este problema

con un sistema de iluminación

que solo se enciende cuando es necesario.

Mediante sensores instalados en los postes lumínicos,

se detecta la presencia de peatones o vehículos.

Una vez detectados, se envía una señal a un satélite

que avisa a los postes que hay en la trayectoria

para que se iluminen o aumenten la intensidad

a medida que el vehículo se acerca.

Así se ahorra energía

y se iluminan zonas y vías en las que de otro modo

no habría posibilidad,

mejorando la seguridad de conductores y peatones.

El coche autónomo cambiará el mundo de la movilidad,

y no solo en los desplazamientos diarios,

sino también en la forma de consumir y trabajar.

O eso es lo que algunas marcas plantean con el e-palette;

un coche eléctrico y completamente autónomo

diseñado para una movilidad como servicio.

Se trata de un módulo completamente personalizable

para distintos usos, como la entrega de paquetes,

una oficina móvil, venta al por menor, etc.

Cada módulo tendría un interfaz de código abierto

que permite instalar su propio sistema de conducción autónomo

y la forma de gestionarlo y personalizarlo

de la manera que más le convenga.

¿Y si los coches fueran capaces de interpretar

nuestros pensamientos y actuar en consecuencia?

Esta es la premisa desde la que parten algunas marcas

para desarrollar tecnologías

que faciliten y hagan más segura la conducción.

El prototipo funciona con unos sensores

mediante los que los vehículos podrán interpretar

las acciones que quiere tomar un conductor.

Esto permite predecir los movimientos,

como girar el volante para tomar una curva,

y adelantar esos movimientos mejorando el tiempo de reacción

hasta medio segundo.

Así la conducción se realiza de manera más fluida y segura.

Permite interpretar las maneras de conducir de cada persona

para ajustarla en los futuros modos de conducción autónoma.

De esta manera no parecerá una conducción robotizada;

uno de los principales problemas a nivel mental

a la hora de aceptar y ponerse en manos

de vehículos completamente automatizados.

El hombre es el único animal que tropieza dos veces

en la misma piedra.

De todas formas, qué bueno sería contar en ocasiones

con una segunda oportunidad.

Con esta secuencia mítica, comenzaba "La segunda oportunidad";

el primer programa, el pionero, sobre seguridad vial en TVE.

37 años después llegó "Seguridad vital",

y en el último programa

queremos hacerle un homenaje al gran Paco Costas.

A sus 86 años el periodista sigue en activo

dando consejos sobre seguridad vial y escribiendo en su blog.

Desde la misma piedra, no muy lejos de aquí,

nos cuenta los secretos de aquella grabación inolvidable.

En cada uno de estos capítulos vamos a intentar de alguna forma

que quede muy evidente una serie de riesgos

y de peripecias que les ocurren a los conductores en la carretera

y la forma en la quecreemos que pueden corregirse

y evitar un accidente en ocasiones.

El año de la grabación de "La segunda oportunidad"

yo lo recuerdo como uno de los años más felices de mi vida profesional.

Nos llevábamos muy bien, estábamos muy metidos en el tema

y estábamos todos muy preocupados.

Porque era la primera vez que yo veía en vivo, de cerca,

una colisión de esa magnitud.

La idea se le ocurrió a Reyes Abades,

una genio de los efectos especiales,

y los cables pasaban, uno por debajo de la piedra

y el otro por debajo del coche,

y la otra punta del cable atada al otro camión.

Cuando Navarrete dio la orden de grabar,

yo aceleré el coche y lo sujeté con un cable,

porque era automático,

y el coche afortunadamente siguió, cogiendo como guía el cable,

porque no sabíamos lo que iba a pasar;

si se rompía el cable y sabía el coche disparado...

Pero fue muy fielmente por la guía.

Pero calcula que debían ser 16 o 18 000 kg

lo que pesaba la "chinita" esta por la que han pasado 40 años.

Aquellos que no se ponen el cinturón de seguridad,

inexplicablemente,

basta con que el pasajero, el copiloto, no lleve el cinturón

y choque contra un poste, una farola o algo

que no absorba ninguna energía,

que se puede quedar muerto en el acto a 50 km/h;

pues fíjate a 145 km/h que chocó la piedra.

Pero las técnicas de conducción,

la forma de protección que tienen hoy día los coches,

las carreteras, el nivel de conducción de la gente,

que no es la de aquella generación, que ha mejorado mucho,

hacen que algunos ejemplos de entonces

deberían compararse en el tiempo.

Por cierto, el capítulo más espectacular del programa

es la excursión,

donde se recrea un supuesto viaje de unos niños

y el autobús se va por el barranco y tal.

Los autobuses de ahora tienen tales medidas de seguridad

que la única posibilidad que tiene un conductor de autobús

de tener un accidente grave es

o la pérdida de atención, o manejar el móvil

o dormirse.

En el momento en que quitas los ojos de la carretera,

en una carretera de 12 o 15 m,

y hay tráfico en las dos direcciones,

y tú te pones a poner el GPS,

ya estás en frente del otro.

Si he salvado alguna vida, una vida, eh,

me doy por muy bien pagado.

Y aunque el orgullo no es bueno, yo me siento muy orgulloso.

-¿El galón? Es una medida de...

Medida, por ejemplo, cuando hablan del petróleo.

-No sé lo que es.

-De litros, centilitros, etc. O puede ser de rango militar.

-¿Es una medida de peso?

-Aparte de una medida, pues no lo sé.

-Me has pillado, totalmente.

-Pues algún tipo de medida de tráfico.

O de norma de tráfico.

-En la carretera. -¿Líneas amarillas y blancas?

-Está pintada en el suelo y son como unas flechas

invertidas para ti o para el otro lado, depende.

-Que se estrecha la vía

o que no puedes invadir ciertas partes de la calzada.

-Un triángulo invertido.

-Por la distancia en la ruta, en la carretera.

-La señal vial en la que hay que respetar

para la distancia de seguridad.

-Marca la distancia de seguridad entre vehículos.

-La distancia de coche a coche.

-La distancia ideal son dos galones.

-Pero no sabía que se llamaba galón.

Hace mucho que me saqué el carné y no estaba esta señal entonces.

¿Sabían que incluso en invierno es aconsejable encender

el aire acondicionado?

Mantenerlo cerrado mucho tiempo puede dañar el sistema

por falta de lubricación.

Con tan solo activarlo una vez al mes unos diez minutos

alargaremos la vida del compresor y evitaremos fugas de gas.

Otra manera de evitar que se estropee rápidamente

es no dejar que trabaje al máximo rendimiento.

Es aconsejable conectarlo primero a régimen medio

y abrir las ventanas.

Además, programarlo por debajo de 20 grados centígrados

puede ocasionar un aumento del consumo de combustible

de hasta un 20%.

En 2017 Torrejón de Ardoz fue galardonada

por ser la única ciudad europea sin víctimas mortales

en accidentes de tráfico en siete años;

un municipio que además está experimentando

un rápido crecimiento en cuanto a número de habitantes.

Hoy hemos venido para hablar con sus vecinos de seguridad vial.

Buenos días. -Buenos días.

-Estamos buscando gente que quiera hablar de seguridad vial,

¿nos ayudaría? -Sí, claro.

-Sin problema. -Sí.

-¿Sí? -Claro.

-Vamos a la móvil y me cuentas. -Vale.

-Dentro de lo que son las ciudades de bulliciosas,

esto no deja de ser tranquilo todavía,

aunque con mucha gente; ha crecido muchísimo.

-Cuando yo nací, que yo soy de Torrejón,

no llegábamos a 1000 habitantes y ahora rondamos los 150 000 o más.

-Se mueve uno bien, si no hay obras,

porque hemos tenido muchas.

-Para bien en la mayoría de casos. -Sí.

-Tienes que adivinar un poco si la calle estará bien o mal...

La gente se indigna, se enfada.

-Vas por una calle y hay obras, te cambias y hay obras,

así todo el rato.

-Cuando alguien se enfada, deja de pensar

y hace cosas que quizá luego dirá: "Tampoco había que ponerse así".

-Creo que deberían poner más aparcamientos

porque si ven que el pueblo... Bueno, la ciudad está creciendo,

pues deberían poner más aparcamientos para la gente.

-Se han quitado muchas plazas de aparcamiento

para hacer una ciudad más bonita y agradable,

lo cual está bien; pero hay que pensar que al quitar esas plazas,

estás dificultando que la gente venga y aparque.

-Para andar está bien; lo que peor veo es el carril bici.

O sea, el carril bici, fatal. Está lleno de árboles.

Mejor que vayas por la carretera porque no puedes ir por el carril.

-Lo que sí haría hincapié, mucho,

es en que sigan arreglando las calles y demás,

para que se den cuenta de las personas con minusvalía,

que es muy difícil. -O los carritos de los niños.

-Porque te ves a lo mejor bordillos así de altos

y es imposible con una persona mayor

tener que levantar la silla y no tener acceso.

-Muchas gracias

y espero que esto ayude a mejorar los problemas de Torrejón.

Me ha dejado Marta colgado en Miraflores de la Sierra

porque vamos a tener un entrevistado sorpresa,

así que a ver a quién me trae.

Pero el entrevistado no viene.

Bueno, esta es la sorpresa. Después de 133 programas,

ya era hora de que te entrevistar a ti, ¿no?

¡Ah! Digo: "¿Dónde está el entrevistado?".

O sea, ¿que somos tú y yo? Mira, entrevista mutua, me gusta.

Siempre he creído que Carlos tenía una entrevista.

Bueno, la Solano también. Me vas a contar un montón de cosas.

Venga, vamos.

Espera, me pongo el cinturón...

Es un poco raro, ¿quién hace la primera pregunta?

Bueno, yo, que tú conduces; así que yo empiezo, a ver...

Ah, la del carné. ¿Te costó o te lo sacaste fácil?

El teórico a la primera, el práctico a la segunda.

Había un poco de presión en mi casa porque mi hermana mayor

tardó cinco veces en sacarse el práctico

y yo estaba diciendo: "Madre mía, a ver qué pasa aquí".

Pues yo suspendí el teórico, que era como: "Dios"...

¿Tú? Si eres un empollón.

Se podían fallar una, dos y dos, por columnas,

y yo fallé cero, cero y tres.

Y me dijo el examinador: "Qué contrariedad".

Y digo: "No se lo puede imaginar". Y luego el práctico a la primera.

¿Cómo vas de puntos?

Ay, tengo que confesarlo... Creo que tengo todos,

porque normalmente las multas son por excesos de velocidad pequeños,

de ir en ciudad... Fatal.

A mí hace mucho que no me ponen una multa.

Yo que ya iba muy prudente y tal,

desde que empezó el programa, he redoblado esa prudencia.

A ver, una cosa, te estás quejando de este viaje,

que si te traigo mal, con este coche maravilloso,

que si hace frío;

pero tus viajes de infancia con siete hermanos

debían ser tela marinera, ¿no? Nosotros éramos de Málaga,

éramos siete hermanos,

y teníamos que ir siempre en dos coches.

Y a mi padre un compañero le ofreció un Buick,

un coche de esos americanos enormes,

en que íbamos mis padres con mi hermana la pequeña,

los tres hermanos mayores en los siguientes asientos...

Pero qué locura.

Atrás no había cinturones, y por supuesto en la perrera,

que íbamos nosotros, que entre las maletas y unas almohadas,

nos hicimos un camastro y estábamos allí tumbados.

Y os portaríais bien, ¿no? Perfectamente.

No sé si algún espectador ha aprendido

a coger bien las rotondas; yo sí.

Bueno, nosotros sí; pero aun así nos pitan.

Porque tú coges bien la rotonda, o la glorieta;

perdón, que hay que decir "glorieta";

y tú vas por tu carril derecho y te viene el típico listo

que te pita. Sí, sí, sí.

Y tú: "Que no, hombre".

Mira este, adelantándonos en línea continua.

Y luego, por ejemplo,

las dos cosas, sobre todo, desde que empezamos,

son que ya no le hago ningún caso al móvil conduciendo,

y es un gran avance; me lo ha dicho hasta mi hijo;

y el tema de la distancia de seguridad.

Yo, no es que no fuera consciente,

sino que pensaba que conducía fenomenal, francamente.

Y te pones a pensar, por ejemplo, lo de las dos manos al volante;

yo frecuentemente llevaba... Al principio ibas así.

O en el pomo de las marchas.

Lo de la distancia de seguridad, que no le daba excesiva importancia

y es esencial.

Y la velocidad. Yo iba más rápido de lo que voy hoy.

Pues Solano, este es el último vídeo del programa

y se acaba "Seguridad vital".

Qué pena, ¿no? Me ha encantado trabajar contigo,

así que... Igualmente.

Nuestro viaje continua

por estas carreteras maravillosas y seguro que nos vemos muy pronto,

¿a que sí? Efectivamente.

Siendo un programa de seguridad vial,

no vamos a hacer como Thelma y Louise

y tirarnos por un barranco...

Porque además tú no eres ni Thelma ni Louise.

Efectivamente. Olvídate.

Así que nada, muchas gracias a todos por haber estado ahí.

No podemos decir que la semana que viene más,

pero habrá más. Seguro, les esperamos.

Hasta pronto. Chao. Pues hala, adiós.

(TARAREA)

(CANTA) Cántame, me dijiste "cántame",

cántame por el camino...

Eco Charlie para Bravo Alfa, ¿me copias?

Seguridad Vital - 25/02/18

25 feb 2018

Programas completos (146)
Clips

Los últimos 1.493 programas de Seguridad vital

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios