Sánchez y Carbonell La 2

Sánchez y Carbonell

Jueves a las 23.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5511807
Sánchez & Carbonell - Programa 5 - ver ahora
Transcripción completa

¿De qué vienes hoy?

¿No se nota? Un Cupido del siglo XXI.

Llevas el pañal por fuera como supermán.

Dentro de un poco es San Valentín.

¿Qué tiene que ver esa metralleta?

Porque ahora es poliamoroso y hay mucha demanda.

¿Qué haces?

¿Qué estás haciendo?

(Música)

(Aplausos)

Hoy vamos a intimar con Amaral y Javier Ruibal.

La sexóloga Lorena Berdún y Carmen Lomana.

Elíades Ochoa.

La compañía La Cubana.

Y hoy celebramos el Día Mundial de la Radio y San Valentín.

Con todos ustedes, dos enamorados del amor,

Elena Sánchez y Pablo Carbonell. (Aplausos)

Buenas. Buenas noches.

En realidad, aquí todos los días son el día del amor.

Sí, a cada día ponemos mucho amor.

Es que el amor está cambiando mucho.

Claro.

El cambio climático hace que todo cambie.

El calentamiento global. Ahí te he visto.

Es que ahora hay Tinder y Grindr.

Y hay pornografía por todas partes.

Y poliamor y robots sexuales.

Y robo de carteras y...

Y robo de corazones

y robos del mes de abril.

Joaquín Sabina, cúrate pronto.

(Aplausos)

¡Ah! Y robot de cocina. Hay muchos.

Pero yo soy una romántica y, aunque también los tiempos,

el amor siempre va a triunfar. Efectivamente.

Las cosas que no se sabe muy bien cómo son, como el Senado,

siempre permanecen.

Y las cosas que no tienen precio, como este programa, también.

("Love is in the air")

(Aplausos)

Hola, mi nombre es Sánchez

y estoy buscando un copresentador que sea alto, delgado,

a ser posible, un poco más joven que yo.

Lo más importante, que no se le vaya la olla.

Hola, se Carbonell, me gustan las cosas raras

y busco una periodista solvente, inteligente, que sea graciosa,

guapa o no me da igual, pero ojos verdes.

(Música)

(Aplausos)

Es de los que se pone las servilletas por aquí.

Es que solo tengo esta camisa.

Yo he venido buscando otra pareja para el programa,

pero me ha tocado contigo.

Como soy de buen conformar,

he pedido al nivel de mis necesidades o de mis expectativas.

¿En serio?

Estos programas de citas son como una ruleta.

Como una ruleta rusa. Como la ensaladilla.

Lo mismo te comes una delicia que pillas la salmonela.

¿Qué es esto? En una primera cita nunca se puede poner esto.

Una hamburguesa y unos langostinos sin pelar.

No te quejes, que la mayoría de gente que va a una primera cita

no se come ni un tallarín.

¿Sabes una cosa? Nunca he hecho un trío.

Y me gustaría. ¿Por qué no lo hacemos?

Yo he hecho muchos.

He hecho cuartetos, quintetos...

El sexo en grupo se llama así porque los grupos lo hacemos mucho.

No tenía ni idea.

Como aquel final de "Veridiana",

aunque no te pareces nada a Paco Rabal.

La primera vez que la vi dije:

"Mi prima va a terminar jugando un tute conmigo".

Menuda mano le he hecho la censura a don Luis,

porque del tute al teto...

Al final me vas a caer bien.

De verdad que lo de...

Hola, soy Carmen Lomana y busco una extraña pareja

que me reciba en la tele pública para entrevista y lo que surja.

(Aplausos)

Me lo esperaba.

(Aplausos)

Bienvenida, Carmen. Un placer.

Qué alta te veo, muy guapa, como siempre.

Tú no estás nada mal. Me siento que, ¿no?

¿Qué te parece esta de recibimiento con esta canción?

Toda una maravilla.

Muy bonito para lo que vamos a celebrar.

Te sienta muy bien este plató.

En TVE están los mejores iluminadores del mundo.

Sí, Óscar, claro que sí. Fuerte aplauso para él.

Aquí iluminan, en otros sitios alumbran.

Aquí salimos muy guapos todos.

Gracias por presentarte a un trío con nosotros.

¿Es tu primer trío?

Yo soy muy abierta, no tengo problemas.

¿Pero es tu primer trío o no? Mójate.

Como dicen los cursis "Es mi privacidad".

¿Pero que piensas del sexo en grupo?

No me gusta, es cosa de dos y muy íntima.

Pero no sé, hasta que empiezan y a lo mejor luego le coges el gustito.

(Aplausos)

Depende cómo sean con los que vas a hacer el trío.

Si es gente que la quieres, que te divierte y hace risas, bueno...

Puede estar bien.

Has dicho que no te gusta hablar de eso.

Tú que sabes tanto de protocolo,

¿es de mal gusto hablar de sexo cuando estás en una reunión?

Depende de la confianza, depende de la conversación.

Pero si no tienes mucha confianza y el otro lo saca,

¿te sumas?

Claro, el sexo es vida. Forma parte de la vida de todos.

No hay ningún problema.

Pero siempre que lo hagas con elegancia y bien,

no una ordinariez.

El título del programa escuela amor en tiempos del Tinder.

¿Sabes lo que es? Una aplicación para ligar.

No me gusta, yo no me fío. No tienes, evidentemente.

No me hace falta, yo al igual natural.

Pero tienes Instagram, eres muy activa.

No me hables de Instagram.

¿No habéis visto la que ha montado hoy?

Sí, has puesto una foto tremenda. Muy sexy.

Tremenda no, es preciosa. ¿Qué te han dicho?

El 90% que les encanta,

pero luego han salido las reprimidas, que siempre son mujeres,

que qué error, que...

La gente no se da cuenta

que es una foto artística para una foto americana.

Hacíamos una especie de Ms. Robinson.

Hay mucha envidiosa también, me imagino.

También.

Y no criticaban tanto por la foto, sino que "A tus años"...

Y no hay cosa más ordinaria

que le digan a una mujer que se conserva bien.

Y que estás bien para tu edad. A mí me lo empiezan a decir.

Como una sardina en lata. (Aplausos)

En Instagram también se liga. ¿O no?

Cantidad, y en Twitter.

En Twitter también te has llevado buenas leches.

Muchas, soy una bocachancla.

Te metes en todos los charcos y contextos.

Me gusta, me pone.

Cuando salen los heaters que me insultan...

¿Qué cosas te ponen?

Puede ser una cosa de patata, que me encanta.

Es que la comida pone mucho.

Y los hombres intelectuales.

Entonces, no vayas a Tinder.

Hay mucho poligonero.

Un día nos metimos Mónica Naranjo y yo en una red de estas

y no se creían que éramos nosotros. Nos decían que nos parecíamos mucho.

A Mónica la decían que se parecía a Mónica Naranjo,

pero que era más guapa que ella.

Y ella decía que era una birria. Una risas...

Hay redes sociales de celebrities.

Creo que es muy difícil de acceder.

¿Te metería ahí para ligar?

A algún actor de Hollywood le tiraría los trastos.

¿Quién es te gustan? Coronado.

Ese nos gusta a todas. Santiago Segura también.

Pero mete mucha caña. Me divierto mucho.

El sentido del humor es muy importante.

Para mí forma parte de la vida.

Pero un humor muy sutil, no ese tan evidente.

Yo me eduqué sexualmente con un libro

que había en la banda más alta del despacho de mi padre.

"La vida sexual", se llamaba.

Quiero decir que yo, siendo un hombre muy joven, como ves...

Era un psiquiatra.

Analizaba al don Juan.

Supongo que será un discípulo de Freud.

Todos los problemas psicológicos se deben a la represión sexual.

Pero tú no tienes nada de represión sexual.

La he tenido muy fuerte. Yo nunca.

Supongamos que tú naciste antes de los 70,

había una gran represión.

Pero yo estaba muy equilibrada, pero no que fuese un pendón.

Para mí siempre ha sido todo muy natural.

Nunca he tenido problemas.

Y he sido una mujer que no he tenido problemas,

he ido aprendiendo poco a poco la sexualidad, hasta que...

Perdí la virginidad, pero ya era mayor y maduro.

Y tampoco me traumó.

Estaba con una persona a la que quería mucho.

Es muy importante que te respetes y que respetes tu cuerpo

y que lo veas todo como una forma natural.

Tus padres serían abiertos de mente.

Qué va, lo más carca que te puedas imaginar.

Mi padre era tremebundo.

No me dejaba ni ponerme bikini.

Tenemos un vídeo de los años 70, de un programa de Valerie Lazarov,

"Cada oveja con su pareja". Vamos a ver lo que se decía.

Señora de Albano.

¿Te parece que el sexo es lo más importante en la pareja,

que todo se puede arreglar en la cama?

-La cama es muy importante para toda la humanidad.

Todos hemos nacido en una cama.

Y nuestros hijos han nacido de una cama.

Pero a la mañana, cuando te despiertas en esa cama,

si no hay un entendimiento, un diálogo,

esa búsqueda de comunicación con la persona que está a tu lado

para toda la vida, no sirve de nada esa cama.

(Aplausos)

Romina era muy de cama.

Esta pareja, Romina y Albano,

eran como la pareja ideal, vendían mucho amor, pero...

Esta pregunta es un poco un trabalenguas.

¿El amor con sexo es más amor,

pero el sexo sin amor es menos sexo? ¿Más o menos sexo?

Cuando eres joven no te hace falta demasiado amor.

Te puede dar un impulso ya está.

Esas tonterías que dicen que las mujeres no pueden tener

relaciones sexuales si no están enamorados,

es una tontería y un mito.

No sé de dónde se lo ha sacado.

Ahora, si estás enamorada y quieres mucho a esa persona,

es fantástico y tocas el cielo con los dedos.

Dices cuando una eres joven.

Cuando yo era joven era muy activa. Me gustaba mucho.

Cuando era más joven, porque sigo siéndolo.

¿Qué lugar ocupa el sexo ahora y el amor en tu vida?

¿Qué importancia le das? A los dos.

Creo que el amor, el cariño, la ternura,

la compañía de un hombre, que puede que no estés enamorada,

pero te sientes muy bien con él, es muy importante.

Pero yo puedo estar con un amigo que le adoro,

que es fundamental en mi vida, que viajamos,

y sin embargo, sexualmente no me atrae nada.

Y soy incapaz de hacer el amor con él,

pero me encanta estar con él. Eso me ha ocurrido.

Platonismo.

No, es que no me gusta para la cama.

Me encanta para charlar, para salir, para viajar.

Pero no me atrae nada como hombre.

¿Ellos lo entienden igual?

Qué va, se cogen un enfado horroroso.

¿Siempre lo intentan? Sí.

Pero cuando ya le dices que no te gusta, no lo intenta.

Aceptan esa relación así.

Antes se escribían cartas de amor, todo era más romántico.

Hoy en día es hacer match, quedamos y lo que surja.

Pero las cartas son maravillosas. ¿Y el Whatsapp?

Es mucho más fácil el acceso.

Y también un poco la impostura.

La gente que de repente da match y te manda mensajes.

Esa es otra.

En wasap puedes meter la pata.

A veces mandas el mensaje al que no quieres

y te quieres morir. A mí me ha pasado.

Es jugar a varias bandas.

De repente te dice:

"Creo que esto no iba para mí". Y miras y no.

Has escrito un libro

que se llama "Los 10 mandamientos de la mujer 11".

Que no, que saco uno el día 10. Ese fue el primero.

Que despidan al redactor. No, ahora he sacado otro.

El de ahora se llama "Cuestión de actitud".

Pero de los 10 mandamientos se vendió muchísimo.

Luego escribí otro que se llamó "Glamur inteligente".

Utilizar el glamur para manipular.

Se ha hablado mucho de ti.

Aquí puedes decir las leyendas que son falsas.

Leyendas urbanas. Es normal hasta cierto punto.

Cuando yo me quedé viuda, estaba hecha polvo,

pasaron tres años y mi madre me dijo: "Ya está bien.

La vida son etapas, cierra esta etapa

y deja de estar todo el día sola llorando, dándote pena a ti misma,

y vete a Madrid, que tienes un piso y cambia de vida".

Yo dije: "Pues vale".

Y aparezco en Madrid y, de repente, una persona...

"¿Está quién es?"

Una mujer sola, guapa y con cierto poderío...

Puedes ser viuda, sola, pero no gorrona.

Me invitaban mucho a fiestas. Yo correspondía.

Yo tengo una casa muy aparente, bonita. Daba cenas.

Decían que si estaba liada con un político.

Gana muy poco, casi que le hubiera tenido que ayudar yo.

(Risas)

(Aplausos)

Entonces empezaban a inventar.

"Es que esta se ha casado con un viejo que lo ha arruinado,

ha heredado muchísimo y por eso tiene tanto dinero",

que tampoco tengo tanto,

pero la leyenda urbana es que soy multimillonaria.

Ojalá, pero no vivo mal. No me gusta ir de pobre.

Para ir tirando tengo.

Esa es la peor leyenda.

Mi marido tenía dos años más que yo. Era maravilloso.

Nos casamos siendo estudiantes, prácticamente, sin tener nada.

Bueno, sí, suficiente para llenar el carro de la compra.

Y cantidad de amigos en Londres. Lo pasábamos bárbaro.

Nos casamos a los seis meses de conocernos en un club de jazz.

El Guillermo Capdevila era el tío más guapo...

Esa sí que es amor. Amor a primera vista.

(Aplausos)

Puedo decir que he conocido el amor absoluto.

Además, de flechazo. Toma ya.

Nos duró 23 años hasta que se mató en un accidente de coche.

¿Sabes lo mejor?

Nos queríamos muchísimo, pero nos gustábamos.

Había mucha atracción física. Qué bien.

Pues quién sabe mucho de amor, de sexo y de atracción,

y de muchas más cosas, que también es actriz,

es Lorena Berdún.

(Aplausos)

Hola, Lorena. Has dicho de todo.

Psicóloga y sexóloga.

Desde hace 20 años hablas de sexo en televisión.

22.

Qué valor.

En el 98 empecé a hacer el programa en la radio,

"En tu casa o en la mía". En septiembre del 98.

-¿Y se llamaba así?

Te ha copiado Bertín.

(Risas)

En estos 22 años,

porque a ti te hacen muchas preguntas sobre sexo,

¿siguen siendo las mismas preguntas? ¿Qué nos preocupa?

Son las mismas.

Durante todos estos años, casi todo es lo mismo.

Es verdad que han cambiado,

quizás menos preguntas de los métodos anticonceptivos,

hace 20 años hablábamos más de los preservativos,

y hoy se pregunta menos porque ya está más superado.

¿Qué no ha cambiado?

Preguntas sobre la eyaculación precoz.

¿Por qué me miras a mí? Porque eres el único hombre.

Yo tengo una pregunta que me ha pedido un amigo.

¿El tamaño importa? Sí importa.

O sea, no... -No tanto.

Importa, no importa...

Cada uno tiene su medida y su tamaño.

Algunas están hechas para ti y otros no.

-Efectivamente. (Aplausos)

El tamaño como tal, la longitud y esas cosas, no importa.

Lo que importa es que estés a gusto con esa persona.

Puede tener un peine más o menos grande,

pero si se acopla perfectamente a ti, fantástico.

-Eso, que se acople. (Risas)

Los planes pequeños también pueden dar placer a una mujer.

Perfectamente. Ir a un hombre.

-Y casi más.

Porque si es muy grande, te hace un daño...

¿Está muy mitificado el orgasmo? Muchísimo.

Si no llegamos, como que no ha funcionado.

Y ahora mucho más.

Las mujeres ahora hablamos del orgasmo,

de la masturbación abiertamente gracias a esos aparatos modernos,

a esos juguetes como el succionador, que es estimulador del clítoris.

Se habla mucho del orgasmo, demasiado.

Lo ponemos como la meta

o el objetivo a conseguir en la relación sexual.

Eso es un error.

Todos queremos pasarlo bien y disfrutar,

pero no puede ser la meta.

-Si te obsesionas con el orgasmo no lo pasas tan bien.

Y luego las mujeres somos unas grandes teatreros.

Un día te apetece y el otro se cree que estas...

Y estás pensando en la película que has visto.

(Risas)

(Aplausos)

Mi amigo Javier tenía una canción que decía:

"Tengo una novia que finge que no tiene orgasmo".

Como para atacar la autoestima de él.

Esto debe ser una fantasía.

Una mujer que finge que no tiene orgasmo,

que contrae su laringe y pone cara de esfinge.

¿Hay que fingir el orgasmo? Hay que no fingir.

No se debe fingir.

Lo que pasa que tampoco hay que darle tanta importancia.

Si alguna vez pasa,

o lo adelantas o haces alguna maniobra, tampoco pasa nada.

La sinceridad absoluta no existe.

No vamos a ser tan hipócritas de decir que todo es verdad.

Es verdad que conviene no fingirlo. Además, es peor.

-Hay que hablar.

¿A los hombres nos gusta que se abren en la cama?

A mí sí.

Yo creo que hay que hablar y decir cómo estás, lo que te gusta.

A veces te gusta que te digan cosas un poco hot.

Y preguntar lo que te gusta. La comunicación.

Ir guiando a la pareja.

Hay una frase que dice Lorena que me encanta.

Oye, estamos muy bien aquí.

No es la primera vez que estáis juntos.

"Nuestro placer no depende del otro", esa frase me gusta.

Es una frase que se ha popularizado mucho

en boca de las mujeres y no es bueno decirlo.

Es una falta de respeto hacia el hombre también porque no está bien.

No está bien decir eso. No es verdad.

Todos somos responsables de nuestro placer, hombres y mujeres.

-Perdona, pero hay hombres... Perdona que te corte.

-No he acabado.

-Que aquí te cojo y aquí te...

Durante muchos años los hombres no han sabido lo que era el clítoris.

Era la palabra prohibida

y el único que tenemos las mujeres que no sirve para nada

nada más que para dar placer. Que no es poco.

Pero no tiene otra función.

-Es el único órgano que no tiene una función específica más que eso.

Es un regalo de la naturaleza. -Y vaya regalo.

-Debemos ser responsables de nuestro placer

para enseñar a la pareja.

Si estás esperando solamente que ese hombre te toque el botón,

a lo mejor puedes esperar una o dos veces,

pero si no consigue llegar a eso y sigues esperando,

quien sale perdiendo eres tú.

-Pero él también puede esperar de ti.

Eso de la mujer que me las den todas...

Nos estás ayudando mucho en el programa.

(Aplausos)

Quiero enseñaros un vídeo de 1990.

"Hablemos de sexo", con Elena Ochoa.

Dirigido por Chicho Ibáñez Serrador. Vamos a escucharlo.

(Música)

Buenas noches.

La masturbación siempre ha sido considerada conflictivamente.

O se la ha enmarcado en una reflexión religiosa

o se le ha enfocado con lenguajes filosóficos

calificados a veces de audaces.

Nosotros no pretendemos justificar ni condenar.

Y ni mucho menos fomentar.

¿Qué haría usted si sorprende a su hijo masturbándose?

Vamos a ver las respuestas.

-Pues lo castigaría, es normal.

-Soy cristiana y, según la palabra de Dios, no está bien.

-Nada, que siga, que está bien. Vamos, yo lo hago.

-Lo primero, quitarle la mano.

-Eso crea problemas psíquicos.

-Le pasaría la mano por la cabeza.

-Una leche que flipas.

-No es normal.

-Lo primero que haría...

-Que la cuide que le tiene que durar mucho tiempo.

(Aplausos)

Decía Lorena "Qué miedo". Hemos cambiado mucho.

-Y qué cinismo. Seguro que ese padre también se masturbaba.

A los chicos nos decían cosas muy raras.

Hablar de sexo en el año 90, incluso tú, hacía falta mucho valor.

No quiero ir de pedante, pero no lo puedo evitar.

A principios del siglo pasado,

decir que todos los problemas psicológicos venían

por represiones sexuales, se pasaban canutas.

Una mujer hablando de sexo en esa época

fue echarle mucho valor. Le echaste mucho valor.

Tú también en 2004.

Además, tenías formación de actriz.

¿Qué te viene mejor, lo de psicología o lo de actriz?

Los conocimientos en el tema es lo que valía.

Estábamos hablando de sexo y es lo que vale.

El tema de actriz para mí era...

Estar en televisión también era una prueba para hacer algo

que me encantaba. Era una manera de probarte a ti misma.

Pero siempre he intentado ser lo más natural posible. No lo sé.

-Para hacer un programa de sexo, si estás en televisión,

te tienes que olvidar que estás en televisión.

Si piensas que te están viendo las personas...

-Sobre todo, no personalizar tu discurso

en las personas que te están viendo. Si no, te bloqueas.

Imagínate pensar que le estás hablando alguien sobre una felación

y pensar que te está viendo tu padre. No puedes.

Por último,

este programa se titula "El amor en tiempos del Tinder".

Me preocupa mucho el tema de la educación sexual.

Su primera aproximación de los jóvenes hoy en día es por el porno.

¿Cómo ves eso? ¿Cómo ves las canciones del reggaeton?

Y solo quieren reggaeton.

Yo soy Dj en mi tiempo libre.

Ahora me voy a Valencia. Les ponía las canciones y les ponía Raphael.

Me decían que no, que reggaeton.

-Yo creo que en el porno podríamos hacer una noche específica

del tema para hablar de los peligros,

los problemas tan gordos que hay

con que la gente muy joven acceda al porno tan pequeños.

Chavales de 10 años ya ven porno.

Es un problema muy gordo para las cabezas.

Se aprende la sexualidad de una forma equivocada,

se tiene un concepto totalmente equivocado.

Además, se generan unas expectativas que luego hacen que gente muy joven

estén en la consulta por problemas

que no debería tener un chaval de 20 años.

Bajadas de erección, eyaculaciones precoces...

Cosas que no deben pasar en la gente joven.

Estás descubriendo y empezando. Tienes que divertirte.

Pero tienen las expectativas tan bestias...

Una falta de autoestima tremenda.

Las mujeres también piensan que tienen que tener tres orgasmos.

Qué dices. -Es un disparate.

Eso lleva a la frustración.

"No debo, entonces no estoy bien".

El porno me parece atroz, como mujer.

No hay porno de mujeres. Porno hecho por mujeres.

A lo mejor es que a las mujeres no nos gusta tanto.

Yo he intentado ver algo y me aburre que me mata.

Y soy muy abierta.

Otro programa lo dedicaremos al porno.

Gracias a las dos por haber estado aquí. Un placer.

(Aplausos)

("Love is in the air")

Para hacer bien el amor hay que venir al sur.

Para hacer bien el amor iré donde estás tú.

Sin amantes, quién se puede consolar.

Sin amantes esta vida es infernal.

Para hacer bien el amor hay que venir al sur.

Lo importante es que lo hagas con quien quieras tú.

Y si te deja, no lo pienses más.

Búscate otro más bueno, vuélvete a enamorar.

(Aplausos)

Lo siento por los centros comerciales que llevan

celebrando San Valentín desde hace un mes, que es mañana, por cierto,

pero hoy es el Día Mundial de la Radio.

No lo hemos olvidado.

Esta noche voces de Radio 3

van a pinchar en directo en "Sánchez y Carbonell".

(Música)

Hola, la sintonía habitual de Radio 3.

Las noticias del día tiene que ver con novedades,

con discos nuevos de viejos héroes.

Un saludo de Julio.

(Música)

David Bowie, nos olvidamos de él.

Un mini álbum con seis canciones. Rarezas, fetiches.

Esta canción luego lo haría éxito Nirvana. Sale mañana.

(Música)

(Canción en inglés)

De David Bowie a Brian Ferry.

Esta canción la hicieron famosa a los Rolling Stones.

Esta es una grabación realizada en el Royal Albert en la 74.

Estaba en la nevera hasta ahora.

Mañana no sale, salió el lunes.

(Canción en inglés)

Un placer, gracias y hasta la próxima.

(Aplausos)

Mira, Carbonell.

Es el último grito, me lo ha regalado mi chico.

¿No es un encanto?

Hay mucho holgazán que va regalando solucionadores de estos

para quedar muy guay. ¿Holgazán?

Los juguetes sexuales también se utilizan en pareja.

No te veo nada moderno. Hala...

Ahora resulta que es moderno un aparato que parece una lamprea,

fíjate. Si eres más burro, no haces.

Sería muy burro...

Mira, esta gente ha escuchado mi canción

"Como un conejito entre tus piernas,

siguiendo tu esencia, bebiendo tu senda,

qué gustito para mis orejas".

Qué canción más maravillosa.

Quién nos iba decir que íbamos a estar en directo

cantando este tema.

Combinaciones más extrañas se han visto.

Javier Ruibal con Amaral.

(Aplausos)

Bienvenidos.

(Aplausos)

Encantado.

¿Qué pasa?

No sé si es parejo trío, pero me suenan muy bien.

"El amor en tiempos del Tinder".

Hoy estamos hablando mucho del amor y el amor os ha inspirado mucho.

Me tenéis que hablar de la fuerza creativa del amor

para componer canciones. Que no tiene audio, por ejemplo.

El odio también tiene poder. Habéis escrito muchas.

Títulos que son tela marinera.

Esa es una canción más bien de desamor.

"Moriría por vos"...

Nos ha inspirado el amor,

pero no solo el amor de pareja o conyugal,

nos ha inspirado también el amor entre las personas de todo tipo.

Una cosa... Y el desamor.

El desamor es muy inspirador. Más que el amor.

Sí, necesitas sacar todo lo que tienes

y comunicarlo para deshacerte de ello.

Habéis sobrevivido al amor

porque habéis sido pareja durante ocho años. Habéis formado un grupo.

Y después de separaros,

lleváis 25 años juntos y haciendo canciones de amor.

Esto es un mito.

Pero eso es porque nos conocimos siendo muy serios en Zaragoza.

--críos

Y hay tiempo para todo.

(Risas)

Ahora ya no vamos a hacer el amor, solo canciones de amor.

Javier, en primer lugar,

felicidades por ese Goya maravilloso.

Muchas gracias. (Aplausos)

Qué maravilloso ese tema y qué película más especial,

la de "Intemperie". Hay que ir a verla.

Abrigarse.

Al contrario, da sensación de calor y sequedad.

La película da sed.

Ya me lo advirtieron.

Son campos muy despoblados.

Quería que se sintiera ese agobio de la sequedad.

Fue muy bonito ese momento en el que, al recoger el Goya,

te pusiste a cantar. Uno piensa muchas cosas.

"No te lo van a dar, idiota".

Iba decir no sé qué, no sé cuánto... Y pensé: "Y si canto..."

"Se ha cantado Pablo, yo también".

¿Esa es tu guitarra? Sí.

La voy a traer y cambias un poco.

--cantas

El tema, claro que sí.

Es bonito hacer música para cine también.

Curiosamente, la primera vez

que hice una canción para una gran película,

del maestro Pablo Carbonell, también fui nominado.

Segunda nominación. A la segunda la vencida.

No ha estado mal. Está todo pensado.

Un enchufe. Escuchemos a Javier Ruibal.

Voy a cantar un trocito. Perfecto.

Mancharon mi almohada...

Mancharon mi almohada, tumbaron el herido.

Mi rumbo perdido...

Que el cielo se asombre nadie lo esperaba,

la mano del hombre con el hombre acaba.

Que la gloria tiene sobre este chiquillo.

Quién me trae un peine para ese flequillo.

Y para su boca dame miel de caña,

que no pruebe el vino del odio y la saña.

La luna estaba en la cumbre cuando se puso de parto

y tuvo un niño del lumbre sobre cunita de parto.

La nube estaba en la cumbre cuando se puso de parto

y tuvo un niño de lumbre sobre cunita de esparto.

(Aplausos)

(HABLAN A LA VEZ)

Qué áspera cunita.

Me gustaría saber lo que nos ha unido a los tres.

Nos ha unido Javier.

Me invitó a cantar con el en un concierto

que hacía en el Circo Price.

Era un concierto sobre la imagen de la mujer.

Pedí cantar "La flor de Estambul" porque soy muy inconsciente.

Esa canción es impresionante.

-Eso lo baila Pablo la mar de bien.

Es la primera vez que vais a interpretar este tema en directo.

Vamos vamos a hacer un tema en directo.

Se trata de "Soledad".

No se inspiró para hacer esta canción.

De alguna manera,

la sentimos vinculada a Javier y Lucía, que es su hija.

Salió en el concierto bailando con el mantón.

Ese momento fue maravilloso. La soledad está menos valorada.

Como es gratis, la gente no lo valora.

En realidad, reivindica

la mujer durante toda la historia.

Son mujeres que han tomado decisiones contra corriente.

Son pequeñas y grandes decisiones.

Todas, en un momento dado, nos hemos visto en la encrucijada

de que nos intentan meter en un rol que, a veces,

es muy ceñido.

Somos personas.

No nos podemos meter en una plantilla. Habla de la mirada

de la soledad que hemos sentido ante una vida injusta.

El escenario es vuestro, adelante.

No podemos esperar más para escucharla.

(Aplausos)

"Soledad".

Tenemos la suerte de que es un tema que van a interpretar

por primera vez, en exclusiva, en "Sánchez & Carbonell".

Un momento.

Espero que no sea "100 años de soledad".

Están de gira con "Salto al color".

Estarán en Madrid en concierto.

Lucía tiene una manera de mover mantón espectacular.

Se trata de Lucía Ruibal, que es hija de Javier.

Su hijo es un gran percusionista.

Con todos ustedes, Amaral... Javier Ruibal y Lucía Ruibal.

(Aplausos)

(Música)

Sabes que tú nunca estarás sola, soledad.

Tienes los ojillos tan cansados de mirar.

Oh, Soledad.

Desde que naciste,

tu destino estaba escrito.

Eso dijo el párroco en la pila de bautismo. Y no es verdad.

No es verdad que eres tú quien me acompaña, Soledad.

Si la fe mueve montañas,

yo las quiero sobrevolar.

Soledad...

Sabes que tú nunca estarás sola, Soledad.

Porque tu lamento es el nuestro en realidad.

Oh, Soledad...

Oh...

Eres tú quien me acompaña, Soledad.

Si la fe mueve montañas,

yo las quiero sobrevolar.

Soledad...

Soledad...

Santa paciencia que me ha abandonado.

Madre de todos los desamparados.

Está el camino cubierto de espino.

Se hace más corto si estás a mi lado.

Si eres tú quien me acompaña, Soledad.

Si la fe mueve montañas, yo las voy a sobrevolar.

Soledad...

Soledad...

(Aplausos)

(PÚBLICO) ¡Bravo!

Saben ustedes que muchos matrimonios no funcionan porque

no se habla claramente del tema de la cama.

-Es cierto.

-¿Saben cómo informar a una pareja sobre le punto G?

En algunas tribus de África

se les anima a sus mujeres a darse placer mientras

están moliendo el grano.

-¿Ustedes creen estar bien informados para responderles?

(Aplausos)

(Música)

Bienvenida y bienvenido "180 Grados".

Estamos en Radio 3.

Te habla Virginia Díaz.

Juntos se han marcado este rompepistas.

Hay un lugar donde los cuerpos se confunden.

Y da igual.

Porque aquí nadie sabe tu nombre.

Aquí nadie sabe tu nombre.

Aquí nadie sabe tu nombre.

Aquí nadie sabe tu nombre.

(Música)

Danza rompiendo muros y prejuicios musicales.

En la misma línea,

escuchamos a un artista que ha cumplido 18 años.

Tres generaciones diferentes

hemos caído rendidas a sus pies.

Su disco de estreno es una obra de arte que contiene este pelotazo.

(Música)

Y esto es todo por nuestra parte.

Mañana más aquí, en "180 Grados" a las 11:00

de la mañana. En la mejor emisora del mundo, en Radio 3.

Carbonell...

Un momento, estoy ocupado.

Ya nunca me sacas a bailar. Me duele la cabeza.

¿Cuánto hace que no hacemos una entrevista juntos?

Por lo menos, hace 5 minutos.

Siempre piensas en lo único.

Eres una insaciable.

Los primeros invitados me han dejado con ganas de más.

¿Qué tenemos que hacer?

Bajamos a la discoteca a buscar un invitado?

La cerraron hace dos años.

Ahora se liga sin salir de casa.

Por eso han cerrado los bares de copas y ahora hay vinotecas.

Con aplicaciones como Tinder.

Grindr.

Meetic.

Adopta un tío.

Harley-Davidson.

Eso es una moto.

Esta aplicación salen de famosos.

¿Qué te parece Antonio Banderas?

Pedro Ruiz,

hace mucho que no se sabe nada de él.

Bueno, Rosalía.

Mira, Celia Blanco.

Es periodista.

Tiene un programa de sexo.

Se titula "Con todos dentro".

Estaba pensando ahora que hablamos de obligar

en tiempos de tener,

la necesidad que tenemos

de tener una aplicación específica en una red social

para ligar.

Se liga en todas las redes sociales.

Acabo de subir unas sandalias maravillosas a Wallapop.

Unas señoras me preguntaban por la horma del zapato.

Y otros señores querían lamerme los pies.

Estás en una red social y te pones en el mercado.

Cuando empezamos con las aplicaciones para ligar,

pues yo soy una señora mayor de al lado de Murcia.

Entonces, me puse a pensar

que si me metía en una aplicación específica para ligar,

pues el me podía encontrar a todos los amigos divorciados de mi marido,

con ellos no me quiero liar.

Las aplicaciones han venido

para quedarse. La era digital ha venido para que estemos en ella.

Nosotras tuvimos que aprender.

Me enseñaron a utilizar

el Fotolog hasta que descubrí Facebook.

¿Quién no tuvo un perfil de Facebook?

Gracias al perfil, descubrimos dónde estaban nuestros ex.

También conocimos a sus hijos.

Estamos ligando a golpes de "likes" y corazones.

La posteridad se verá digital y queremos dejar nuestro rastro.

En esto de ligar por Internet, tiene que ver nuestra economía.

Me sale más barato tener una tarifa plana que ir de copas por Madrid.

En cualquier sitio cuqui.

Aquí, las copas no bajan de 12 pavos.

Cuando tienes la tarifa plana, te enteras de los que están

en el mercado.

Empiezas a buscarlos por las redes sociales,

sea la que sea.

Hace 12 años se abrió el coto en Twitter.

Se convirtió en la casa de citas gracias a esos mensajes

que nos mandamos a escondidas.

Ya lo dijo Manuel Jabois,

No hay nada que no tenga más peligro que un mensaje

de Twitter de buenas noches.

También hay que dejar la geolocalización abierta.

Se te presenta el comando chiíta y no te escapas aunque tengas alas.

Ya que soy la del sexo, les doy dos consejos.

En realidad, son tres.

¿Quieren una aplicación para ligar?

La tienen que descargar.

Hay que tener en cuenta dos cosas muy importantes.

No alardear de las conquistas.

En segundo lugar, a todas esas personas que conozcan

en la red y se las lleven a la cama,

pues hay que tratarlas con honestidad y respeto.

Si no, nos lo vamos a contar todos.

No les quiero contar lo que supone tener a un exnovio convertido

en troll en la red.

(Aplausos)

(TARAREA)

Toma amor.

Amor, amor... Día de San Valentín.

Amaos unos a los otros.

Amor y placer. Ya me quedo con uno, ¿eh?

Son las 12:00. Es San Valentín.

(Aplausos)

Vamos a celebrarlo.

Estaba pensando...

Estoy viendo todas estas caras.

¿Por qué no hacemos como en los partidos de baloncesto de la NBA?

Una cámara del beso.

Cuando la cámara pare, debéis besaros.

Esperemos que nadie tenga gripe.

Podéis mandar besos a los televidentes.

Nuestro realizador busca la primera pareja.

(Aplausos)

Esa pareja que tenemos ahí...

Gus, busca otra extraña pareja.

A ser posible.

Eso, dos chicos.

Viva el amor, viva el amor.

Última cámara del beso. Nos está saliendo muy bien

y nos estamos viniendo arriba.

Poliamor, poliamor, poliamor.

Qué tierno...

A ver, Carbonell,

este momento me pide un poco de baile.

Me estoy invirtiendo arriba.

Quiero bailar.

Aquí está Elíades Ochoa.

Ven para acá.

Vamos a bailar un son.

Vamos a bailar un son.

En Guantánamo...

Y de oriente el son cubano, que es el que me gusta a mí.

Y de oriente en el son cubano, que es el que me gusta a mí.

Ven para acá,

vamos a bailar un son.

Ven, ven para acá, vamos a bailar un son.

Apréndete bien el paso y repite el estribillo.

Apréndete bien el paso y repite el estribillo.

Que el son cubano, mi hermano, jamás ha perdido el brillo.

Ven para acá.

Vamos a bailar un son.

Ven, ven para acá, vamos a bailar un son.

En cualquier parte del mundo,

cuando me pongo a tocar,

en cualquier parte del mundo, en cualquier parte del mundo,

cuando me pongo a tocar, la gente se vuelve loca, salen todos

a bailar.

Ven para acá. Vamos a bailar un son.

Ven para acá, vamos a bailar un son.

Vamos a bailar son, vamos a bailar un son.

Que el son está sabroso.

Vamos a bailar un son.

Ven para acá, vamos a bailar un son.

Venga, qué lindo...

(Aplausos)

Muchísimas gracias.

Gracias, un placer tenerle aquí.

Es una canción del último disco.

Ha venido a presentarlo a España.

El día 28,

en la sala Galileo Galilei.

Ustedes se comprometen con migo.

Doy órdenes para que hasta que ustedes no lleguen,

pues no empiezo el concierto.

Precisamente, este disco que estoy presentando,

que estoy audición ando,

sencillamente,

tiene un bolero que se llama "Un bolero para ti".

"Quiero hacer un bolero para ti que te hable de mi desesperación.

Que cuando tú no estás late más despacio el corazón.

Quiero hacer un bolero para ti que me acompañe cuando tú no estás.

Como ese bolero eres tú, se acaba en mí la soledad".

Muchísimas gracias por haber estado aquí.

Nos vemos en la sala Galileo de Madrid.

Gracias, un placer.

(Música)

Óyeme,

ahora vamos a conversar.

Yo sé que tú...

necesitas también amar.

Ámame.

Y muéstrame tu cielo confortador.

(Aplausos)

Carbonell,

este Cupido me está dando un poco de cosa.

Está un poco loco, ¿no?

Un poco, pero no te preocupes. Lo aprendí en una performance

de Marina y su novio.

Ya no hay medias naranjas. Nadie depende de nadie.

¿Sabes lo que es el amor?

Si me lo preguntas,

me bloqueo.

Es una polilla que sostienen dos infelices.

¿Y si no la suelta?

Le da al otro en las narices.

A veces, volviendo a casa de noche sentimos miedo

sin tener un motivo real.

A veces, la realidad da más miedo que lo que podamos imaginar.

A veces, tenemos que salir corriendo perdiendo

algo más que un zapato.

A veces, vemos carrozas

donde solo hay calabazas. Con estas contradicciones

y huyendo de los cuentos de hadas quiero compartir con vosotros

esta pieza teatral, "Cenicientas".

(Aplausos)

¿Quieres venir a casa a dormir?

-No, tengo que estudiar.

-Me voy a pillar un taxi. -Vives aquí al lado.

-Te acompaño, pero me voy a mi casa.

-Vives en la otra dirección. Luego, vas a andar el doble.

-Me da igual.

-Me acompaño yo sola.

Tía, no se puede ser tan cagada.

-Yo te voy a mandar un mensaje.

Yo te voy a mandar un mensaje.

-¿Vas con cascos? -Vale, que tengas cuidado.

Hasta mañana. -Chao.

(Música)

Me encanta ir sola caminando

por la calle mientras escucho música.

Es como si estuviera en una película y yo fuera la protagonista.

Escojo la banda sonora.

Ana tiene miedo.

No quiero ir alerta por la calle como si todos los tíos

fueran violadores en potencia.

Claro que hay algún tipo gilipollas.

Pienso en mi padre, en Pablo y en mi hermano y pienso

que hay hombres maravillosos.

Me siento orgullosa de pertenecer a esta generación. Consiguieron

ciertas cosas. Poco a poco, lo estábamos consiguiendo.

(CANTA EN INGLÉS)

Me quedan 5 minutos para llegar a casa. Si atravieso el parque,

me ahorro 3 minutos.

Paso. En esta calle, hay poca luz. Si hubiese otra chica caminando,

pues me sentiría más segura.

Un camión de la basura.

Me encanta encontrarme camiones de la basura cuando vuelvo sola.

Son como una especie de policía secreta que custodia las calles.

Nadie te va a hacer nada si hay un camión de la basura

cerca. Mierda...

Hay un tío.

Bueno, no seas paranoica.

El tío está su bola.

Mira que llevo la minifalda. Llevó los leggins en el bolso,

pero no me los he puesto. Soy un poco acompañada

y un poco obsesiva.

-¿No es esta tía la novia de Arturo?

No creo que sea. Me ha mirado dos veces y no me ha dicho nada.

Creo que me voy a acercar. Miraré de refilón.

-Mierda.

Está acelerando el paso.

Me cambio de acera.

Miraré si es.

-Me cambio de acera y que pase de largo.

Se está cambiando de acera. Será cabrón...

-Tiene cara de que le pasa algo.

Está asustada.

Está buscando en el bolso.

A lo mejor, le han robado. Creo que me voy acercar.

Soy Álvaro.

-Me cago en la puta.

Viene para acá.

-¿Por qué corres? Tiene miedo de mí.

-Princesa, ¿dónde vas?

A lo mejor, tienes un novio feo para que nadie te lo quite.

Estoy de coña.

¿Qué pasa? No pasa nada, me gustan calladas.

Qué pedazo culo que tienes.

No tendrá dueño, ¿no? Tía, ¿estás sorda?

Te estoy hablando a ti.

Estoy hablando contigo.

-¿Qué haces?

Joder, qué susto, Lucas.

No te había reconocido.

-Te estaba hablando en plan broma.

Te acompaño.

-No, vivo aquí.

-Entonces, todo guay.

-Chao.

-Adiós.

-Hola, Anita. Ya estoy en casa.

A las 12:00, como Cenicienta.

Me he encontrado a Lucas, el hermano de Pablo, en el portal.

¿Has llegado ya?

-Estoy entrando a casa.

Me he encontrado a un gilipollas por el camino, pero todo bien.

Buenas noches, Cenicienta, que estudies mucho mañana.

(Aplausos)

(Música)

Juan Pablo Silvestre.

-Y sin piedad.

(Música)

Rumba...

Tango, mambo, la rock'n'roll...

"Babel".

(Música)

Hoy tengo el diablo en el cuerpo.

Por la fiebre de tu amor.

Hoy me atormenta el consuelo

y la fiebre con ardor.

Este delirio por ti me consume,

me fatiga...

Esa obsesión de querer

es infierno es gloria,

no lo sé.

De la piel en el diablo, del diablo en la piel.

De Babilonia, replicante, Babel.

(Canción en inglés)

Radio rebelde.

(Palmas)

Como fuego en la piel...

Mi querida sin nombre.

Mi querida Babel.

Mares que no olvidé.

Mi querida sin nombre, mi querida Babel.

Nombres que te soñaba, mares que no olvidé.

Mi querida sin nombre, mi querida Babel.

(Aplausos)

Mi querida Babel... Nombres que te soñaba...

¿Qué es este lío?

Para hacer bien el amor hay que venir al sur.

Director de La Cubana...

Celebramos los 40 años. Esto merece una tarta, ¿no?

¿Tenemos tarta de cumpleaños?

Por favor, que entre la tarta.

Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz.

Te deseamos todos, cumpleaños feliz.

(Aplausos)

Perdona, perdona.

Jordi Vila, aquí la vida del pastel.

40 años de La Cubana. Se dice pronto y rápido.

¿Te lo podías imaginar? No.

En aquel momento, en los años 80,

si nos lo planteamos, seguro que nos cagamos

los pantalones.

Había mucha gente aficionada al teatro.

En el país, teníamos ganas de sacarnos el polvo

y abrir ventanas y balcones.

Una de las características del La Cubana,

pues es la participación del público.

Cualquiera se siente actor en una de vuestras actuaciones.

También nos gusta el cabaret.

Somos muy plumeros.

He llamado a Ernesto. No es el loro.

He pedido que traigan al protagonista.

Primero que lo coja Carbonell. Se llama Ernesto.

La otra característica es que hacéis teatro en serio,

de calidad.

El teatro siempre es el de calidad.

Empezamos con el teatro de calle.

Fue de una forma casual.

Nos mezclamos con la gente de la calle que también hacía teatro.

Era el teatro que nos gustaba.

Allí aprendimos realmente.

Hemos aprendido del teatro que hacemos todos

en la vida cotidiana.

Os encanta jugar y hacer partícipe al público.

Yo también lo quiero.

Elena, te está llamando.

Yo también quiero.

Esto es "Sánchez & Carbonell".

No sé lo que me has preguntado.

Eso de las ganas han de jugar siempre con el público.

Cuando el público viene a vernos,

nos gusta que ellos sean los guionistas.

Nosotros somos los actores,

pero nosotros nos inspiramos en ellos.

Ernesto habla.

Buenas noches. Fiesta, fiesta, fiesta.

Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz...

Hola, Elena.

-En 2020, celebramos 40 años.

Aquí, en Madrid,

el día 20 tendremos una función especial

de "Adiós, Arturo" en el Calderón.

Después, lo seguiremos celebrando

en Barcelona.

Hemos hecho la gira al revés.

Estamos de gira.

Hemos estado en Valencia.

Hemos estado en 30 ciudades.

Desde octubre hasta el 29 de marzo estamos en Madrid.

Después, iremos a Barcelona.

Eso será después.

Ahora fiesta "Sánchez & Carbonell". Adelante, La Cubana.

Pasen y vean.

Todos morimos, la vida es así.

Nos trata todos igual.

Pero hay quien no vive la vida y tiene la partida mucho antes

del final.

Suelta el amarre y déjate llevar.

Vale la pena vivir.

Cada día es el primero

del resto de tu vida y está por descubrir.

Adiós, Arturo, adiós, querido.

Buscando la experiencia de cualquier novedad, nunca fuiste

amigo de la mediocridad.

Adiós, amigo,

donde vayas llévame contigo.

Volverás a ver la vida de color.

Contigo, Arturo, todo fue mejor.

Todos queremos vivir como tú.

Vive el momento con gran curiosidad.

Y como un eterno aprendiz.

No pongas años a tu vida.

Pon vida a tus años y muérete feliz.

Adiós, amigo, "c'est fini".

Está bajando el telón.

La vida sigue en otra función

y en otro teatro.

El mundo está aquí.

Tienes que hacer tu papel y, después, saludar.

Recibes a tu aplauso y te vas.

Adiós, Arturo.

Adiós, Arturo.

Adiós, Arturo.

Adiós.

Nada importa lo que piensen los demás.

Te fijes loco y ya está.

La gente suele criticar.

Dirán que es mentira,

dirán que es verdad.

¿Le importa a alguien?

El mundo tiene magia, alegría y diversión. Eres el único actor de

tu propia vida.

Adiós, amigos. Estar contigo ha sido maravilloso.

Adiós, Arturo.

(Aplausos)

La Cubana.

Gracias a ustedes desde sus casas.

Les vemos la próxima semana.

Para hacer bien el amor,

hay que venir al sur.

Sin amantes,

¿quién se puede consolar?

Sin amantes esta vida es infernal.

Lo importante es que lo lo hagas con quien quieras tú.

Si te deja, búscate otro más bueno. Vuélvete a enamorar.

(Música)

(Continúa la música)

Todos dicen que el amor es amigo de la locura,

pero a mí, que ya estoy loca, es lo único que me cura.

A veces, la inconsciencia rompe con la vulgaridad.

¿Te has hecho un dedo últimamente?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 5

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Sánchez & Carbonell - Programa 5

13 feb 2020

Programa de espectáculo cultural presentado por Elena Sánchez y Pablo Carbonell. Cada semana Sánchez y Carbonell recibirán a los protagonistas del panorama cultural, en un show lleno de entrevistas, actuaciones musicales, teatrales, etc.

ver más sobre "Sánchez & Carbonell - Programa 5" ver menos sobre "Sánchez & Carbonell - Programa 5"
Programas completos (5)

Los últimos 45 programas de Sánchez y Carbonell

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos