www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4733027
Para todos los públicos Sabuesos - Capítulo 7 - ver ahora
Transcripción completa

Irás en un carguero, rumbo a Montevideo.

¿Vamos en tu coche? Demasiado peligroso.

En autobús. Tú irás en el maletero.

Si nos paran nadie te verá.

¡Cabrón, me la has jugado!

¿Querías escaparte? -¿Qué haces con mi perro?

¡Ayuda!

¡Aaaaaa!

-Tú has hablado.

¿Tú lo sabías? ¿Eh?

Tu padre no va a volver. ¿Se fue con la del pelo rosa?

Mira, Alberto, que me gustas.

Estás empezando con Paula, pero si Marta te llama, mueves la colita.

Estoy empezando con Paula. Lo tengo clarísimo.

He venido a...

¿Quiere invitarte a cenar?

Me encantaría. Ah...

Dice Isaac que quieres trabajar conmigo.

Yo te traeré a la gente.

Cuando las vendas te pagaré 2000 euros.

Y lo más importante... -Cuidado con la policía.

-¿Nos vamos a la habitación? ¿Eh?

Si me ficháis haré un número que os quedaríais flipando.

-¿Tú qué sabes hacer? -Es que mi perro habla.

-Claro, tienes un perro parlante.

-Que los perros no hablan. -No estoy loco.

Que Max habla.

-Voy a cachearte.

-Gracias, gracias, gracias... -Es un perro flipante.

Me han dicho que de la próxima no te libras.

-Tendré que dejarlo.

En cuanto me ligue un millonario, se acabó.

Huele a quemado.

Si, pero yo no... ¡Ay, las palomitas!

No, no, no...

Las he puesto 13 minutos...

y eran tres... Es bueno mirar...

Estilo Londres. (RÍE)

¿Marta?

Sí, dime.

¿La lavadora?

No te has confundido esta vez.

He sido yo, que la he puesto en programa "Ropa bebé".

Sí, es para mi ropa interior, me gusta suavita.

Venga. Hasta luego.

No, no, me pillas cenando.

Mejor lo pongo en silencio.

¿Me enseñas lo suavita que llevas tu ropa interior?

(Teléfono)

Perdona.

Es Gómez.

Dime, Gómez.

¿Y tengo que ir yo?

Instituto Ortega y Gasset. ¿Qué calle es?

Mirales 15. Está bien.

Voy para allá.

Ha habido un robo, tengo que marcharme.

Es el instituto de mis sobrinos.

Mira, restos de sangre.

Sí, tuvo que hacerse un corte al romper el cristal.

No muy grave porque no hay mucha sangre...

Y no se dio cuenta hasta aquí, que se lo tapó.

Han desaparecido cinco tabletas del aula de informática.

¿Las nuevas? Sí.

¿Cómo lo sabes?

Bueno, es que soy tío de Sonia Tebas.

Lo comentó en casa, estaba muy contenta.

Ah, Sonia, muy buena niña.

Y muy buena estudiante. ¿Verdad que sí?

El otro día tenía examen de inglés, y no quiso ir a clase de baile.

Muy interesante esta tutoría improvisada, sí.

¿Echa en falta algo más?

Pues nada más.

Le seré sincera. Será difícil recuperarlas,

porque son muy fáciles de colocar.

Haremos lo que esté en nuestras manos.

Yo sé de alguien que nos puede ayudar.

Esta mañana ha venido un chaval vendiéndomelas.

¿Y le pediste que se identificara?

Eh... No.

Le dije que no me interesa nada que no fuera legal.

¿Cómo era?

Era negra...

rectangular, como esa, pero las originales.

Me refería físicamente, Ramón.

Alto, bajo... ¡Ah!

Ya, sí. A ver, era...

Tendría 18 años,

tenía una pulsera de cuero y una camiseta de los Bulls.

Podría ser cualquier chaval del barrio.

Muchas gracias por ayudar. Seguiremos buscando.

Oye, ¿vienes para...?

Voy a comisaría.

¿No habíamos quedado para comer?

Perdona, que no te lo había dicho.

Viene un compañero nuevo,

y tengo que ayudarlo los primeros días.

Pero ¿nos vemos esta noche?

No me extraña que estés pillado por ella.

Es como Wonder Woman, tío...

Oh...

-A ver...

¿Cuántos rollos de papel hay que comprar

para empapelar una pared de 6 metros de ancho

por 2,80 metros de alto

si cada rollo mide 50 centímetros de ancho

y 10 metros de largo?

39 y dos cuadraditos.

Viene Alberto.

Pero esta cifra no está bien...

Ya sabes el trato, con gente delante soy un perro normal.

Eh, vienes muy contento.

Porque soy un caballero.

Por eso no te voy a contar que...

he quedado con ella para cenar esta noche, y...

Y pienso llegar a los postres.

Si no te acuerdas cómo se hace, llévame con una perrita,

y te doy unas clases de montaje.

Pero ¿qué dices, hombre?

Reconozco que hace tiempo no saco el coche a la carretera.

¿Entiendes?

Que no lo saco de paseo.

No tengo coche, pero es como que...

Calla, que me está dando un colocón de vergüenza ajena.

Nos vamos al cine. Un momentito, un momentito.

Isaac, prueba esto, que te va a encantar.

Gracias. ¿Qué pasa, familia?

Tenemos visita, ¿no?

Los niños se van al cine,

y tú tiene una suerte... ¿Sabes lo que cenas esta noche?

Mis famosísimas croquetas.

¿Cómo te quedas?

Es una pena que me las pierdo porque ceno fuera.

No pasa nada, te las guardo para mañana.

Qué bien...

¿Qué te parecen?

Están buenísimas. ¿Verdad?

Buenísimas.

Pues te pongo un táper y te las llevas.

Gracias.

-Por hacerle la pelota te las tendrás que llevar.

¿Te gusta a ti el baloncesto?

Sí.

¿Te gusta la NBA? De toda la vida, sí.

A mí también, mucho.

(AMBAS) ¿A ti te gusta el baloncesto?

Yo soy de los Chicago, ¿y tú?

No tengo uno en especial.

¿No tenías tú una camiseta...? Tengo muchas.

Pues otro día...

Me voy al baño antes de irnos. -Vale.

Toma, que te gustan mucho.

Voy yo a unas cosas que tengo que...

Tú ya sabes cuál es nuestro trato,

con gente delante eres un perro normal.

(GIME)

¿Qué tal el tiempo muerto?

¿Entiendes? Soy gracioso yo también.

Choca... Qué tonto que he fallado.

Vaya, estás fuertote.

Sí, estoy yendo al gimnasio. ¿Y aquí?

Ah, ¿ahí te duele?

Chis... ¿Qué haces?

Pero ¿qué haces? ¿Te duele?

¿Estás haciendo cosas raras otra vez?

Vamos a ver... ¿Cómo te has hecho esto?

Jugando al baloncesto. ¿Sí?

¿En el aula de informática?

¿Me estás acusando de robo?

¿Quién ha hablado de robo?

Todos saben que robaron unas tablets, no es secreto.

Mira, Isaac, esto es muy fácil.

¿Lo arreglamos tú y yo o llamo a la policía?

Que te tomen las huellas, pasas la noche en el calabozo...

Nos metemos en un juicio...

Las robé.

Pero tiene una explicación. Por favor, no digas nada.

¿Tú robaste las tablets?

Desde luego que...

Qué decepción.

Y yo preparándote un táper con croquetas...

Entenderás que tenemos que dar parte al instituto.

No, por favor. Claro que sí.

Y a la policía. Y a tu abuela, por supuesto.

A mi abuela no, por favor. -Para, mamá.

Es que esto es una cosa... No, la culpable soy yo.

¿Perdona? Me están chantajeando.

¿Cómo que te están chantajeando?

Alguien me grabó en el vestuario en ropa interior,

y me ha dicho que, o robo las tablets,

o envía el vídeo a todo el instituto.

Pero ¿quién?

No lo sé, me envía mensajes con un número oculto.

Bueno...

pues llamamos a la policía. No, no.

Me ha dicho que no lo cuente o envía el vídeo.

No quiero acabar como el Hámster.

¿Quién es el Hámster?

Hace unos meses un chaval se tuvo que cambiar de instituto.

Le llamaban Hámster porque se parecía mucho.

Le hacían bullying, le hacían vídeos y los compartían.

Le insultaban... Se pasaban mucho con él.

-Solo quiere dinero.

¿Cuánto dinero? 2000 euros.

-Pero no he conseguido vender las tablets.

Bueno. Tranquila, ¿vale?

La situación está controlada, él cree que le va a dar el dinero.

A lo mejor podríamos reunirlo...

Si no, no pasa nada.

Lo siento.

Por favor, tened cuidado, no se lo digáis a nadie.

Ni a la policía.

Alberto...

Tú sabes que no tenemos ese dinero, ¿verdad?

Igual entre los dos...

No sé...

Marta, esto se va a solucionar...

Vaya marronaco.

He estado pateando todas las tiendas,

y ninguna ha comprado las tablets.

¿Tú has averiguado algo? Yo nada, yo...

Nada.

Yo creo que para encontrar al ladrón

deberíamos investigar entre los alumnos.

¿Sí? Sí.

No, ¿quién va a ser tan tonto

como para robar en tu propio instituto?

Yo creo que es lo más habitual en estos casos, ¿no?

Mi consejo como detective,

es que sigáis buscando por las tiendas

pero de otro barrio. También.

También, pero en el instituto deberíamos empezar...

Tampoco vamos a estar hablando del caso toda la noche.

Pues, mira, no.

¿No estarás carbonizando nada en el microondas, no?

Vacío y apagado.

Espérate que te ayudo. Sí.

Espera...

Alberto, me estás ahogando.

Es como un nazareno. ¡Ay!

Espera un momentito...

¿En serio?

¡Ay!

¿Todo bien? ¡Sí, sí!

¡Sube!

Esto sin cerveza no hay quien se lo trague.

Buenos días, traigo churros.

Pues muchas gracias.

¿Tú cómo estás? Yo no he pegado ojo en toda la noche.

Ni yo.

¿Alguna novedad? ¡Estoy que me llevan los demonios!

Me da muchísima rabia que la estén extorsionando.

Bueno, relájate, que para eso...

Tengo un plan y le daremos el dinero.

Si le damos el dinero van a seguir chantajeándola.

Es la única forma que tenemos de llegar hasta él.

La entrega es esta tarde.

Cuando Sonia salga de casa con el dinero, tú me llamas,

allí estaremos... Allí estaré yo, ¿con quién voy a estar?

Yo solo esperando.

Y cuando el sujeto coja el dinero,

lo localizo, lo atrapo y recupero el dinero.

Pero Sonia no puede saber nada de esto.

No. Y tienes que ir con mucho sigilo

por el instituto. Claro.

Deberías inventarte algo por si te pilla algún profesor.

O decirles...

que has ido a llevar a tu sobrina. Eso es.

Pues perfecto.

Vamos a coger a ese mamón.

El plan es bueno.

Vaya, vaya, vaya...

Qué detalle. ¿Me has traído cervezas para desayunar?

No son para ti.

Venga, hombre... No toques.

Por favor... Me he tirado una hora para que el lazo esté simétrico.

Si no son para mí, confiscadas.

Está prohibido beber alcohol en esta comisaría.

Que no, que es broma...

Puedes llevárselas a Paula. Tú sí que sabes lo que necesita.

Bueno, gracias. Desde luego...

-¿Qué tal con el nuevo?

Ayer tuve interrogatorio con él.

¿Ayer os estrenasteis? ¿Y qué tal?

Pues bastante mal.

Parece un poco inexperto, sí.

No tenía ni idea de lo que tenía que hacer.

Y no me dejó meter baza en ningún momento.

Ya lo enderezarás. Ya, pero es cuestión de actitud.

En estas situaciones, hay que ponerse duro,

y él es bastante blandengue.

Y tengo la sensación de que siempre será así.

Yo tampoco me esperaba un "crack" la primera vez,

pero, no sé, un poquito de... de sangre.

¿Y qué vas a hacer?

Le daré otra oportunidad.

Pero si no rinde me busco otro.

Hay muchos dispuestos a currárselo.

¿Y tú qué tal? ¿Yo? ¿Con quién?

¿Con lo tuyo? Ufff...

No me preguntes porque... ¿Mal?

Sí, tía.

Pero si lleváis una semana solo.

Hija, aquí está todo.

Guárdalo bien y ten muchísimo... Cuidado. Sí, mamá.

¿Llevas el móvil? Sí.

Cualquier cosa, me llamas.

Te quiero, mi amor.

Qué enrollados, que te han dado la pasta.

Seguro que si le pides a tu tío que investigue lo hace.

-No puedo decírselo a nadie. Si lo descubre lo sube a internet.

-Qué putada.

Seguro que el que te hace esto es un friki acojonado.

-O alguien que me tiene manía. O que le hablé mal en una fiesta...

No lo sé, puede ser cualquiera.

-Déjame que te acompañe. -No, no, de verdad.

No puedo meter a nadie más en esto. -Como quieras.

Pero te debo una muy gorda.

Tú me libraste de la pillada de los polis con las pastillas.

Suerte. -Gracias.

Te veo luego.

En cuanto llame Marta, vendrá Sonia con el sobre.

¿Qué pasa?

Tienes cara de pitbull recién castrado.

Nada, cosas mías. No te preocupes.

Venga... ¿qué te pasa? Nada, nada...

De Paula no será. Anoche hubo apareamiento del bueno.

Para mí fue bueno, para ella parece que no tanto.

¿No la hiciste ladrar como diciendo: "Sigue, campeón, sigue,

te mueves mejor que ese dóberman con pedigrí"?

Mira, calla, por favor, calla.

Ha hablado con su compañera y...

parece que no le gustó nada, que soy un blando y que si...

la próxima vez fallo: "Hasta luego".

(RÍE)

Cuánta risa. Es poli.

Está acostumbrada a machotes que toda la noche, pim pam...

Y se hace de día y pim pam...

Y la cogen en brazos y pim pam...

Por favor, vale, ya está bien.

Gracias por la segunda humillación del día.

Esto me pasa por hablar de relaciones humanas con...

un perro. Pues sí, seré un perro,

pero a ti te veo bastante pez. Pues ¿sabes lo que pasa?

Que por mucho cerebro que te han puesto, sigues siendo un animal.

Y nada más que piensas en...

comer, en cagar y en...

y en montar.

Mira, ¿nos centramos en el caso?

Pues igual no puedo, porque me da por montar

un balón de baloncesto.

Como soy un animal... Ya sé que eres más que un animal.

Pero Paula me tiene muy nervioso.

Los nervios se me cogen al estómago.

Perdone, ¿el cuarto de baño?

Gracias.

¿Qué haces?

¿Estás tonto, o qué?

¿Se puede saber de qué va esto?

Ahora que estás como el "caganer" del belén, pídeme perdón.

Si solo te he dicho animal.

Es como el silbato, el tono es lo que duele.

Venga, dame eso.

O me pides perdón o te limpias con los billetes de la cartera.

Venga...

A ver, acércame el papel.

Acércame el papel.

Venga...

Vale, lo siento, perdón. ¿Te vale?

Venga, dámelo.

Acércame el papel.

Aaaaaah...

Sí, sí, Marta.

¿Ya estás saliendo? En breve llegas.

Como vuelvas a hacer una broma así...

Yo no sé lo que te hago.

Reconoce que ha sido una broma que te cagas.

Ahora solo falta esperar.

Mira, mira, mira... Por ahí vienen.

Solo quería reciclar.

Mira, ahí va otro.

(Campana)

Un momentito, un momentito...

¡No lo pises, no lo pises!

¿Dónde se ha metido? Seguiré su rastro.

El sobre es de los tuyos, perfumado.

Perfumado no, aromatizado.

A ver si te crees que le echo el tarro por encima.

Es el toque personal, le doy con una vela...

Luego te quejarás de que Paula no te considera un machote.

Venga, va. Busca...

Concéntrate que hay mucho dinero. Mucho adolescente

que apesta a cambio hormonal. Pero lo intentaré.

Por aquí ha pasado alguien sudando.

Puedo oler su miedo.

¿Y ahora, qué? ¡Ah!

¿Quién es? ¿Usted qué hace?

¿Aquí no había un chaval con sudadera y capucha?

Tú eres el tío de Sonia Tébar.

Sí, sí que soy el tío de... Sí. ¡Ah!

¿Y te refieres a ella como un chaval con sudadera...

y capucha?

Sí. (RÍE)

He venido a hablar de su futuro, yo estoy muy preocupado.

¿Usted cree que ella podrá...? Siento no poder atenderte,

tengo que dar una clase.

Si te parece, hablamos más tarde.

Me parece una idea estupenda.

Por cierto, saca ese perro, por favor.

Perro malo, vamos...

Venga, venga, vamos, venga...

No se molesta a la directora, que te va a poner un parte.

Entiende... Sí, sí...

¿Qué hay aquí?

(AMBOS) ¡Ay!

¿Qué...? ¿Qué haces aquí?

¿Te han castigado?

¿Esto es un examen?

Me ha pedido que lo robe.

Me ha vuelto a escribir.

O hago esto, o cuelga el vídeo.

Es desesperante. Lo único que hemos conseguido

ha sido perder el dinero y que te sigan chantajeando.

No lo entendéis, os dije que no hicierais nada.

Pero, Sonia...

Hola, Paula. Hola.

¿Te vienes a cenar? Eeeeeeh...

Me viene... Tengo mucho lío ahora. No me viene bien.

Venga, que tengo un postre muy especial para ti.

Por el tono, supongo que no será macedonia.

No te hagas de rogar.

Tendremos que repetir lo de ayer, ¿no?

Es que tengo mucho lío, Paula.

Tengo muchísimo trabajo...

Me han entrado varios casos y...

Eh...

No te veo bien... La cobertura...

Yo te oigo bien.

Que está...

No...

Ay...

No puede ser, Sonia.

No sé qué hacer, si envía el video me hunde la vida.

Tranquilízate, seguro que algo se nos ocurre.

Seguirle el rollo, es lo único que podemos hacer.

Podemos hacer otra cosa, voy a llamar a la policía.

No, no, no...

Si envía el vídeo tengo que cambiarme de instituto,

de amigas...

Tú no puedes estar toda la vida pendiente de lo que él quiera.

Si se entera la policía, me hunde la vida.

Dame el móvil.

Dame el móvil. Tendrán que rastrear

a ver si encontramos al chantajista de una vez.

Vosotros flipáis. Olvidaos de mi móvil.

He borrado los vídeos. Olvidaos de mí.

¡Alberto!

Paula.

¿Te has pensado mejor lo del postre?

¡Ah! Marta, que...

Perdona, pensaba que eras Alberto.

Yo llamaba a Alberto. ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Ya, ya, conozco estos casos y la indefensión es tremenda.

Los chicos pueden ser muy crueles,

pero últimamente con tanto vídeo y tanto mensaje...

No te preocupes,

estos casos se resuelven sin consecuencias para las víctimas.

Tu cuñado y yo nos pondremos a ello.

"Necesitaré el móvil de Sonia". No nos lo da.

No quiere que investigue la policía.

"Y que ha borrado los vídeos".

"¿Qué pasa?" ¿Ese de ahí es Alberto?

El que estaba liadísimo.

Sí, lo está.

Con la manguera.

(RÍE)

Chucho...

Quería ver si el agua borra tu cara de tolay...

(RÍE)

No estaba regando el césped.

Me tropecé con la manguera...

Lo de mi sobrina me tiene un poco estresado.

¿Es por eso o hay algo que no me estás contando?

No, no, es el chantajista.

Si estás estresado, esta noche podríamos quedar.

¡La directora!

Perdón por el retraso. Sentaos, por favor.

Gracias. Muchas gracias por venir.

No, al contrario,

en el centro estamos muy sensibilizados

con estos comportamientos.

Si necesitan cualquier cosa... Para mantener a salvo a mi sobrina,

sería fundamental que la investigación fuera secreta.

Pues muy bien.

Yo iré al instituto de manera oficial

y daré una charla sobre ciberacoso.

Ningún problema. Si necesita alguna ayuda...

Muchas gracias, pero ya he dado charlas de este tipo.

El chantajista le ha pedido a Sonia un examen de Matemáticas.

Ya sabe, seguro que el profesor de Matemáticas

cree que es la asignatura más importante...

La profesora de Matemáticas soy yo.

Ahora vengo de hacer un examen con el curso de Sonia.

Entonces, el chantajista es de su clase.

Genial.

Como usted es una gran profesora y conoce bien al alumnado,

si encuentra alguna calificación extraña, nos lo comunica.

Y si ve algún alumno con una mochila roja y negra...

también, por favor.

Y durante la charla, estate atento a los comentarios

y al lenguaje no verbal. Le podría delatar el nerviosismo.

Sí, de eso entiendo un poquito.

Gracias, Manu, por hacer la guardia.

No se les puede dejar solos, siempre la lían.

Tienen más vigilancia que nuestros detenidos.

Cuando suene el timbre, apartaos,

salen al recreo como si fueran a un encierro.

¡No! He dejado la carpeta en el coche...

Quédate un segundo. Voy contigo.

Quédate tú. No.

Necesitan vigilancia, quédate. No.

Bueno, bueno, bueno...

¿Qué tal, chavalería?

¿Qué tal?

Bueno, vamos a dar la charla.

Pero no la charla...

así, de brasas,

que yo soy "modernuqui".

Vamos a hablar de las redes sociales,

que hay que tener mucho cuidadito

porque luego las fotos... Y...

¿Tenéis muchos "likes"?

Tu tío es un negado.

-¿Qué está haciendo aquí? -Joderme la vida, ¿no lo veis?

Ahora mi amiga, cuando venga,

que... Ya está aquí.

No, que se te ha caído una carpeta.

Gracias.

Ella os va a hablar...

sobre el tema.

Ella es policía, no sé si lo habéis notado.

Por el uniforme...

Pero es policía guay,

no de esas que os van a quitar el botellón.

Ya está aquí.

Yo no tengo nada más que decir sobre el tema.

Hola, chicos, ¿cómo estáis?

Yo estoy aquí para hablaros del peligro de las redes sociales.

¿Alguien, alguna vez, ha recibido una foto

o vídeo privado de algún compañero?

Yo. -Yo.

-Yo. -Yo.

Que sepáis que compartir este tipo de archivos no solo está mal,

es un delito y hay que denunciar.

Así nosotros podemos acabar con los "trolls",

y con el ciberacoso.

Tenemos que protegernos.

Si compartimos algo por internet, perdemos el control.

Y eso puede verlo cualquiera,

incluso la persona que menos queremos que lo vea.

Tenemos que diferenciar lo que es público

y queremos que se vea,

con lo que es íntimo y queremos cuidar.

(Teléfono)

"Mira qué bien baila tu hija".

"Voy a hacerte un baile

que se te van a desmayar los emoticonos".

Os dejo aquí un mail, por si alguien quiere denunciar.

Es anónimo, ¿vale, chicos?

Y con esto, ya estaría todo por hoy.

Muchísimas gracias.

Y ya sabéis...

cuidadito con...

con el tema de los...

de las redes.

¿Has visto algo? Nada.

Se debe de haber dado cuenta y se ha cubierto las espaldas.

Han tenido antes el examen de Matemáticas.

Tendremos que ver las notas.

Por cierto, hoy expone una amiga mía.

Podríamos ir, y luego tú y yo... No...

No podríamos ir, Paula.

No podríamos ir tú y yo.

Mezclar trabajo con placer... Que estamos trabajando.

Es que, no lo entiendo.

Sonia es incapaz de hacer eso, es muy buena niña.

Y no deja de serlo por esto, Marta.

Pero con lo lista que es,

¿cómo se le ocurre mandarlo?

¿No pensó que podía terminar viéndolo todo el mundo?

Lo ha hecho por lo de siempre.

Cuando se pone un tío por medio hacemos tonterías.

Una tontería tan gorda no he hecho por un tío en mi vida.

¿Quieres que te recuerde que te casaste con un estafador

que te abandonó y te ha dejado en la ruina?

O sea, según tú,

¿la culpa de todo la puede tener Isaac?

Yo no soy quién para juzgar a este chico.

Pero se coló a robar sin pestañear.

A ver... Eso es verdad.

Y, ahora que lo dices, desde que Sonia está con él,

sale muchísimo más y a mí me habla muchísimo menos.

Una buena influencia no es.

Pero Sonia ya es mayorcita, ¿cómo me voy a meter yo ahí?

Porque eres su madre.

Debes ocuparte de que no cometa los mismos errores que tú.

Sí, tienes razón.

-"Pregúntale a tu madre lo que pasa por meter a la policía. Para YA".

-¿Lo has visto?

Siento haberte mentido. Me daba vergüenza reconocer

que me había grabado en bolas.

Hija, tú sabes que yo soy muy permisiva.

Pero subirlo a internet... ¿A quién se le ocurre?

No lo subí, se lo envié a Isaac.

Lo normal, lo hace todo el mundo. Vale.

Pues si tú no lo has subido, alguien ha tenido que hacerlo.

¿A qué te refieres?

¿Que lo ha subido Isaac? Yo solo te digo

que confías más en un chico con el que has salido dos meses,

que en tu propia madre.

Isaac me ha apoyado en esto desde el principio.

Y no me ha puesto en peligro llamando a la policía.

No toleraré esto, por muy tonta que te pongas con un chico.

¿Tonta? Por todo lo que estoy pasando,

y encima soy la culpable, ¿no? Vale. Flipo.

Paula,

las notas del examen. Dice la directora

que todos los alumnos están en su media.

Bueno, pues centrémonos en las notas más altas.

A ver, ¿cuántos sobresalientes hay? 17.

¿17?

Sí, nos ha tocado una clase de genios.

Esto reduce la lista de sospechosos a la mitad.

Es Marta.

El chantajista le acaba de mandar el vídeo como amenaza.

Pues otro delito más.

Dile a Marta que no lo borre para rastrear el móvil.

Y tú, alegra esa cara.

Hoy te vienes a cenar a mi casa.

Y no acepto un no por respuesta.

Si la cago, Paula me deja. Pues no la cagues.

Pero estoy desesperado, porque...

necesito quedar como un... ¿Campeón?

Empotrador.

Ah, es eso... Pues pastillote.

Pastillote azul, y listo.

El aguante las vuelve locas, tío.

Yo no sé por qué te cuento las cosas.

¿Tú sabes las contraindicaciones que tiene eso?

Que te puede dar una arritmia o un aneurisma,

que es una causa de infartos cerebrales.

Me tomaré eso como un: "No, no me tomaré la pastilla".

Gracias. Ramón,

tú no piensas, ¿no? Es mi truco.

Es lo que deberías hacer tú para triunfar.

¿Ves este calendario?

Lo de verde son los días que he pillado.

¿Un espécimen como tú?

Engaño, ¿eh? Sí, un poquillo.

Casi todas frikis en ferias de manga, pero encantadas conmigo.

Hasta que viene mi madre a preguntar si queremos cenar.

Eso es lo que tengo que hacer.

(Puerta)

Hola, Alberto. Max...

Raúl... Pasad, pasad.

No sabía que veníais todos.

Qué sorpresa. Sí, vengo a cenar.

Marta me ha pedido que lo traiga.

Porque se quería quedar sola con Sonia

por todo el follón... Claro, claro.

Hay pastel de verduras, no sé si te gusta.

No te líes, con cualquier helado que tengas yo ceno.

Ponle un plato más en la mesa. Enseguida vuelvo.

¿Por qué no quieres quedarte con Paula?

Cosas de mayores. Además,

los cromos que te voy a comprar incluyen no hacer preguntas.

Pero viendo lo desesperado que estás, unos cromos me parecen poco.

¿Qué decís de desesperado y cromos?

Que han sacado unos cromos de Sherlock

y estoy desesperado por pillarlos.

Alberto, a veces eres un friki...

Casi nos pilla.

Además de los cromos, quiero un videojuego.

¿Qué dices? Además, tenemos un trato.

Si no acepto, ¿qué vas a hacer, irte corriendo?

No, solo decir que me encuentro mal

y llamar a mamá para que venga a buscarme.

¿No serás capaz? ¡Paula!

¿Qué? ¡Paula!

Es un juego que tenemos mi sobrino y yo.

A ver quién grita más. ¡Paula! He ganado.

Vale, tú ganas.

Diez sobres de cromos

un videojuego... Pero no te vayas.

Paula, el vino este está bueno... Tienes que probar hablar con el tío.

Es tan fácil engañarle...

Me hago una idea, pero yo solo hablo contigo.

Está aquí. Ah...

Lo tenía enfrente.

Paula, ¿tienes el informe de pruebas del Caso Aguilar?

Sí, sí, sí...

Bueno, no.

Es que tengo mil cosas en la cabeza. ¿Qué pasa?

¿Es por el nuevo?

Si no responde lo mando a su comisaría ya.

No es el mejor compañero del mundo,

pero no es eso. ¿Es personal?

Sí. Entonces no me interesa.

¿Es por Alberto? Sí.

Creo que me está evitando. Eso es imposible.

Muchas gracias, pero está raro conmigo.

Es imposible porque viene por ahí.

Buenas, inspector.

Hola. Hola.

Veníamos a ver si se sabía algo más o...

Perdona por lo de ayer.

Supongo que tenías en mente una cena más íntima, pero...

No, me encantó cenar con tu sobrino.

Será que no tenemos noches para estar a solas.

Hola, Paula. ¿Sabemos algo nuevo sobre lo de mi hija?

Hemos analizado tu móvil,

y ya tenemos el número desde el que enviaron el vídeo.

Entonces, ya sabemos quién es, ¿no?

Está costando rastrearlo porque es un móvil de prepago.

Que sea pronto porque Sonia está preocupada,

pueden subir el vídeo en cualquier momento.

No te preocupes porque tengo un plan.

Solo falta que salga bien.

Gracias, Paula, gracias.

Entonces, ¿tu madre ha visto el vídeo?

Qué putada. ¿Y qué te ha dicho?

-Me ha echado la bronca.

Como si la culpa fuera mía.

-"Venga, id pasando".

"El último que cierre la puerta, por favor".

No falta nadie. Si el chantajista está en esta clase, estará dentro.

Pero tenemos su número.

A ver si hay suerte y no lo tiene en silencio.

Prepárate para entrar.

(Teléfono)

Abrid el libro por la página 23... ¿De quién es ese móvil?

Repito: ¿de quién es ese móvil?

Así no se puede dar clase, un poquito de respeto.

-Tía, tu móvil. -¿Qué dices? Que no es mío.

-Y ese bolso carísimo tampoco, ¿no?

(Móvil sonando)

Acompáñame a comisaría.

Estás acusada de acoso cibernético a Sonia Tébar.

Este móvil no es mío, de verdad que no es mío.

Que es chino.

-No te pido que me lo des... -Este móvil no es mío,

ya te lo he dicho.

Gracias, de verdad, por recoger a Raúl.

Ya no sé cómo hacerlo. Intento desdoblarme pero es difícil.

Gracias, Mila. Luego te llamo.

Mírala, mírala...

Estará confesando que fue Isaac quien le pasó el vídeo.

Es que son cómplices, fijo.

A Isaac lo tenéis que investigar.

Me tengo que ir. Cualquier cosa me avisáis.

Sonia, ¿vamos?

Yo prefiero quedarme. Nos vemos luego.

Por última vez, Bea,

dame el código de desbloqueo del móvil.

-Que no me lo sé.

Me creo que no te acuerdes del portal de tu casa,

del curso que estás, pero el código del móvil...

-Es móvil no es mío, alguien lo metió en mi bolso.

-Se niega a darme el dichoso numerito.

-¿Puedo hablar con ella? Sí.

No.

Tienes dos minutos. -Gracias.

Bueno, parece que ya tenemos al culpable.

Tendremos que celebrarlo.

Te invito a cenar a mi casa.

Pero solos. Solos.

Tú y yo solos. Solos.

¿Qué te pasa? No, ¿qué te pasa a ti?

A mí nada.

¿Necesitas hablar? ¿Contigo?

No me interesa. ¿Crees que a mí sí?

Tampoco quiero.

No puedo permitir que mi mejor inspectora

esté en la parra por tu culpa. ¿Qué te ha dicho?

Que la estás evitando.

Mira, tú a mí... ¿cuál sería la frase?

Me la soplas.

Pero ella es mi compañera

y mi próximo ascenso depende de que ella siga cerrando casos.

Yo no... Tú y yo no nos vamos

sin tener una conversación de hombre a hombre.

No, no. Sí.

Vamos a tomar un café. No.

Venga, chaval.

Es que no tomo café.

El chantajista debió de meter el móvil en el bolso

para inculparme.

-Ya.

No te pega ni lo de las tablets ni lo de los exámenes.

Y por tu bolso se ve que no necesitas el dinero.

-Mola, ¿eh? Y pega con todo.

Hasta con esta comisaría con estos colores apagados.

-Si siguen investigando, va a mandar el vídeo.

-Igual yo puedo hacer algo.

-¿Qué vas a hacer? -Voy a decir que fui yo.

-¿Te has tomado alguna de tus pastillas?

-No, piénsalo,

si el chantajista cree que su plan de culparme ha funcionado,

dejará de molestarte.

Sonia, confía en mí.

-Entonces, ¿ya habéis...?

Que si le has dado lo suyo. Sí.

¿Y qué? Mal, ¿no?

O sea, tú, muy mal. No, yo, bien.

O sea, ella, muy mal. Fatal.

Y va diciendo por ahí, que, o mejoro, o me deja.

Ya te puedes descojonar de mí.

¿Crees que me gusta que te dé miedo acostarte con tu novia?

Bueno... (RÍE)

Pues sí, es lamentable. No te preocupes, le pasa a muchos.

¿A ti también? A mí no, coño.

Pregunta a mis citas si la leyenda del inspector machote es cierta o no.

Bueno, me ha encantado hablar contigo.

Me quito un peso de encima.

Tienes que decirle que no te acuestas con ella porque eres un cagón.

Lo entenderá y te dará más tiempo.

O hay otra opción. Ah, ¿sí? ¿Cuál?

Castras a tu chucho,

y ya que vas, aprovechas, y adiós pelotitas.

(RISA IRÓNICA)

Con tu confesión damos el caso por cerrado.

¿Fue ella? Sí.

-Sí, me la ha jugado.

Ya he llamado a sus padres.

En unos días recibirás la citación judicial.

Pues ya que has confesado,

dame el código de desbloqueo del móvil.

Es que no me acuerdo de cuál es. -Muy bien:

chantaje, acoso, y le sumamos ocultación de pruebas.

-Nosotras nos vamos. Hasta luego.

-Sí, adiós. Hasta luego. Bonito bolso.

Gracias.

Más bonito que la mochila roja y negra del otro día.

¿Mochila?

Me confundes con otra. Yo no soy una montañera.

¿No usas tú mochila?

Cuando te espié con lo del dinero llevabas una.

Ah... era porque sabía que tenía que guardar el dinero

y aquí cabía mucho mejor.

No, en la mochila. Ah, sí.

Y como era un barrio cutre... Eso es.

Que yo estos barrios, paso...

La papelera estaba en el instituto.

Tú no eres la chantajista.

Vale, eres muy listo, pero no se lo digas a nadie.

Necesito que esto acabe.

Vale, no lo voy a contar.

Y voy a investigar discretamente.

Pero necesito tu móvil.

¿Era la amiga de Sonia? ¿La que le presentó Isaac?

Sí.

No me gusta decir "te lo dije", pero te lo dije.

Uno le pasó el vídeo y la otra le chantajeó.

Y, encima, a mí no me hace caso y a él se las pasa todas.

Eso ya son celos.

Pero ¿tú de qué parte estás?

De la tuya. Por eso creo que hay que hablar con tu hija

y quitarle la venda de los ojos.

(Puerta)

¿Y crees que no he hablado con ella?

Pero mientras más le diga que no le conviene, más se le pega.

¿Sí?

Es Isaac.

Pues en lo que llega, le vamos a amenizar la espera.

¿Fuiste tú quien envió el vídeo

de Sonia en ropa interior, a tu amiguita la que está detenida?

-Vamos a ver, ¿cómo podéis pensar que he sido yo?

-Porque tú única neurona la tienes ahí abajo,

y querías quedar de guay delante de tus amigos.

-Yo no lo hice, me robaron el móvil durante la gimnasia.

Este es mi móvil.

Hasta que me llegue el nuevo.

¿De verdad te lo robaron? Sí, en el vestuario.

Y al día siguiente empezó el chantaje.

Ven aquí.

A ver si el chaval va a tener razón.

Y le robaron de verdad el móvil.

Porque ningún chico de su edad

aguanta sin wasapear un día entero,

y menos con esta patata.

Bueno. Vale.

Quizá tú no enviaste el vídeo a la chantajista,

pero eres culpable de que Sonia hiciera el vídeo.

-No, me lo propuso ella.

Un momento, ¿que te lo propuso ella?

Sí.

-Que tu nombre salga en la Biblia no quiere decir que seas un santo.

-Supongo que vio que las famosas lo hacían,

y lo colgaban en las redes y lo quiso hacer.

Yo no tengo la culpa.

¿Puedo ir al baño, por favor?

Gracias.

¿Te has dado cuenta de que no tengo ni idea de quién es mi hija?

Pues eso se dice antes, y no meto yo la pata con el chaval.

Entonces, ¿qué?

¿Puedes sacar algo de información,

aunque Sonia haya borrado los mensajes del chantajista?

Lo he "hackeado" todo, pero nada.

Habrá que recurrir a las armas de gran calibre.

Aaaaaa...

¿Una princesa? Sí.

Es como mi exnovia de Pamplona,

preciosa y delicada por fuera, pero...

demoledora por dentro.

A ver...

Le ordeno rastrear los remitentes de la aplicación...

Sí...

Tecleo el famoso .XML,

hago mi magia y...

Joder, no hay manera.

Pues nada, seguimos en un punto muerto.

¡No, espera, espera! ¿Lo tienes?

No, que hay que quitarlo con seguridad.

Con seguridad...

Oh, qué explota...

Está haciendo cosas raras.

Ah, te lo has cargado.

Anda...

Ya voy. Vale, vale.

Lánzate.

Si venías a quitarle la ropa...

No a esperar que se la ponga.

(Teléfono)

Qué animal...

Hola.

¿Cómo va la cosa, Albertito?

Bueno, pues...

Estoy en casa de Paula, voy a hablar con ella.

"Gracias por tu consejo".

¿Te has tragado esa gilipollez?

¿Que te has quedado conmigo?

¿Tú no puedes ser un tío normal

"por una vez en tu vida?"

He hecho algo mejor,

darte el aguante y la confianza que te faltaban.

Sí, con tu consejo.

No, con las tres Viagras que te he metido en el café,

y que están a punto de actuar.

¿Qué?

¿Me he tomado tres Viagras?

¿Tú estás loco? Me puede dar algo malo.

Una arritmia o un infarto cerebral.

Flato te va a dar de tanto que le vas a dar al tema.

Pum, pum, pum...

"Pum, pum, pum..."

¿Has tomado tres pastillas azules?

Sí.

(RÍE)

Ahora entenderás si me descontrolo al oler una perra en celo.

No tiene gracia, estoy al borde de un paro cardiaco.

(RÍE)

¿Todo bien? Sí, todo bien.

Oye, ¿tú no tendrás, por casualidad, un desfibrilador en la casa?

¿Qué pretendes, pararme el corazón?

(RÍE) Vuelvo en un minuto.

¿Cómo va el tema?

Parece que bien, pero me da miedo que esto se active.

Si se levanta la torre Eiffel no te tapes con el cojín.

O lo vas a dejar como una rosquilla...

(Puerta)

¿No habrás vuelto a invitar a tu sobrino?

No, espero que no.

Hola, Marta. Hola, Paula.

¿Qué tal? Pasa.

Qué mona.

Espero no molestar. No, no.

¿A ti qué te pasa?

Nada...

Te he llamado, pero no coges el teléfono,

y aquel está todo el rato comunicando.

¿Qué pasa?

Verás, Isaac no pudo ser el cómplice de Bea

porque le robaron el móvil en clase de Educación Física.

Quería que lo supieras, por si ibais a por él.

No tenemos pruebas en contra de Isaac.

Vale. Y esto es una tontería, ¿eh?

Te he traído un regalito.

Te estás portando tan bien con nosotros...

Muchas gracias.

Ay, qué mona, es muy bonita.

¿Te gusta? sí.

Cuando te he visto esta mañana con ese manchurrón...

Pues muchas gracias.

¿Es bonita, no, Alberto? Sí.

Me la voy a probar.

¿Le sirves una cerveza? No.

(AMBAS) ¿Por qué no?

Sí... No...

Es que ella no toma, no suele tomar...

Pero ¿por qué no? Un día es un día...

Cervecita para todos.

¿No tenéis calor? No.

¿Qué te pasa? Me ha dado un tironcillo.

¿Me acompañas? Sí, sí.

La he visto en la tienda y digo: "Es preciosa".

Es mona, te pega un montón.

(RÍE)

Es ideal.

La talla no sé si va a ser...

¿La ves pequeña o qué?

Pruébatela.

Creo que es pequeña.

Yo creo que si tú te colocas...

aquí bien, pusieras un poco...

el canalillo mejor...

Pues muchas gracias, me la quedo.

Yo te veo monísima.

Bueno, pues me voy. Vale.

¿No quieres...?

Que yo ya me voy. Vale.

¡Hasta luego! Adiós.

¡Que tengáis buena noche!

Mejor me pongo la que llevaba antes.

Qué fuerza mental...

Con lo que has visto y sin movimiento ahí abajo.

No te creas, no te creas...

Vamos a ir pensando cómo ir a un hospital,

sin que Paula sospeche.

¿Sabes hacerte el muerto?

No te va a pasar nada.

Aprovecha que estás palote para salvar tu relación,

y disfruta.

¿Se puede saber qué te pasa?

¡Ay!

Vamos socio, hazla sudar más que en la academia de policía.

¿Ya estáis aquí? Buenos días.

Pero qué contento vienes...

-Será de no dormir en su camastro del garaje.

No, no, he madrugado para pasear a Max.

Ya...

-¿Sacaste algo del análisis del móvil?

La verdad es que no. No sé qué hizo tu amigo,

pero mi móvil va fatal, no abre las aplicaciones,

no me responde los dedos...

No sé, a lo mejor no fue Ramón, esas cosas pueden pasar.

Mira, ahora está grabando.

Sonríe.

A lo mejor no lo quitó del USB en modo seguridad,

que es muy importante.

Bueno, vamos al tema por el que os he convocado.

Centrémonos en encontrar

a la persona que te metió el móvil en el bolso.

Vale, yo la última vez que lo abrí fue a las ocho y media.

Siempre me maquillo antes de entrar en clase y ahí no había móvil.

Paula y yo llegamos sobre las doce...

La pudo ver de uniforme,

sospechó, y te metió el móvil en el bolso.

¿Lo dejaste desatendido?

Sí, en gimnasia.

Pudo ser en los vestuarios.

No meto el bolso en la taquilla mientras me ducho.

Y a ti te robaron en Educación Física.

Sí, seguro.

Pues es la misma persona,

porque utiliza el mismo "modus operandi",

y esto lo podemos utilizar a nuestro favor.

(Teléfono)

Perdonad. Es que está poseído.

Ahora juega con las alarmas.

Mira, da igual...

¿Tienes algún plan para pillarlo?

Por supuesto. ¿Por quién me tomas?

Pero, ahora, todos al instituto.

Esperadme fuera, voy a por la mochila.

¿Quieres llevarte un sándwich?

Vale.

¿Se han ido ya tus amigos?

Sí.

¿Podrías contestarme con algo más que monosílabos?

No.

Tú quédate aquí que me tengo que duchar.

No tienes ningún plan, ¿no? La verdad es que no.

Pero encontraré al culpable.

Eso espero.

Si no, habrá que llamar a una pitonisa.

Me gustaría que me contaras las cosas.

A mí también.

Y no me enteraría por Isaac que le hicisteis un tercer grado

en esta cocina. Tienes razón.

Lo siento, perdóname, pero es normal.

Tú tío me confesó que Bea no había sido...

Pero prometió que no iba a decir nada.

Lo sabía, es que lo sabía.

Tu tío no me lo dijo, lo has confesado tú.

Si no, no la habrías invitado a casa y hacer como si nada.

Vino para hablar con el tío, quería preguntarnos algo.

Ay, Sonia, Sonia...

¿Sabes otra cosa que también sé?

Que la idea del vídeo fue tuya.

¿Por qué no te dedicas a ser detective?

Hija, hija...

Mírame, ¿vale?

¿Sabes lo que me pasa? Que me preocupo por ti.

Pero no puedo hacerlo si no me cuentas las cosas.

Bastante culpable me siento por todo lo que pasa en esta casa.

Y sé que te pareceré una vieja,

y que mis tiempos son otros, pero ¿sabes lo que no ha cambiado?

Que los padres queremos proteger a los hijos.

Y tú eres mi niña, y lo vas a ser toda tu vida.

Ya lo sé, mamá.

Venga...

Anda... Termino el sándwich y te vas a clase.

Me he olvidado el móvil, voy a por él.

Joder, otro vídeo...

"Eso espero. A este paso tendremos que llamar a una pitonisa".

"Eso espero. A este paso tendremos que llamar a una pitonisa".

Max...

¿Me estás escuchando? Que te estoy hablando.

-No veas cómo mola el Supervalbos.

Me lo ha comprado el tío por hacerle un favorcillo.

-Te estoy preguntando por Max.

¿Decías que hablaba? -Ah, sí.

Te estaba tomando el pelo. ¿Cómo va a hablar un perro?

¿Se te está yendo la olla? -No, tú dijiste...

-Me vas a hacer perder, déjame en paz, pesada.

-Hombre, Romeo, ¿dónde has dejado a tu Julieta?

Ah, no, que en esta historia Julieta eres tú.

¿Cuánta risa, verdad?

¡Cómo se te ocurre...!

¿Cómo se te ocurre meterme tres Viagras en el café?

Me podía haber dado un ictus o alguna cosa mala.

¿Que te hace gracia? Sí, porque es mentira.

¿Eh? No te metí nada en el café.

Lo hice para darte confianza, y ha funcionado.

Hoy está mucho más centradita.

Tienes suerte de que no sea violento, porque...

¿Por qué?

Por eso, porque tienes suerte.

Deberías estarme agradecido, fuiste convencido

de que estarías a la altura, y triunfaste, ¿a que sí?

La verdad es que sí.

Cuenta, cuenta...

No te voy a contar nada. Yo creo que quedó satisfecha.

Oh...

Sí, sí, sí... Más...

Dos no, cinco, en romano.

O seis... Eh...

Paula...

Comentando la jugada, ¿no?

Déjame explicarlo a mí, no lo vas contar tú todo.

Cuenta, cuenta... Alberto, antes de...

se bajó... Paula, Paula...

Déjale que explique. Todavía voy a aprender algo

de un negado sexual

Paula, vámonos, por favor.

Después me cuentas. Sí, venga.

Perdón, perdón, no tengo excusa.

Perdón.

Es que, Gómez, incomprensiblemente me ayudó,

porque tenía miedo a fracasar.

Como era mi última oportunidad...

¿Tu última oportunidad?

Mira, que te oí hablando con tu compañera.

Que si era un blandengue, que si no sabía hacerlo...

Que te iba a buscar a otro...

Cuánta risa hago hoy, ¿no? Sí.

No estaba hablando con mi compañera de ti.

Estaba hablando de un compañero que no nos gusta nada cómo trabaja.

Ah...

Me encantó acostarme contigo.

Y a mí.

Y me gustará todas las veces que quieras.

Y a mí también.

Quiero decir, que a mí también me va a gustar que te guste a ti.

Que no es una cosa...

Sorpresa.

Ya me vale, ¿no?

Que tenga que venir Gómez,

a hacerme creer que...

¿Qué pasa?

Que ya sé cómo vamos a resolver el caso.

¿Qué caso?

A ver, el auténtico chantajista sigue libre.

¿Cómo?

Te lo tenía que haber contado, pero...

Necesito tu ayuda para pillarlo. Vale. ¿Y qué hago?

Y el móvil de Bea también necesito.

Son tostadas premium, me ha dicho el de la tienda.

Voy a necesitar todos vuestros móviles, ¿vale?

Tenedlos bien de batería.

Mira el mío, yo no puedo hacer nada con esto.

Sí, se lo puedes tirar a alguien.

Ramón te va a conseguir uno nuevo, ¿vale?

Vamos a hacerle creer que la policía va detrás de él.

Seguro que así actúa.

Estamos trabajando, ¿qué le pasa al perro?

Nada, pensaba que tenía una garrapata.

¿Una garrapata? No, no, era una manchita.

-Perdón. No juegues con eso, ¿vale?

El primer paso lo darás tú,

mandarás un mensaje con tu móvil nuevo.

"Alguien le metió a Bea el móvil en el bolso".

(Teléfono)

Joder, tía,

mira qué fuerte. Reenvíalo.

(Teléfono)

Perdona, ¿el despacho de la directora?

Sí, por allí.

Gracias.

"La poli ha venido para ponerle un luminol al móvil,

que saca huellas aunque las hayas limpiado".

Tengo un aviso urgente y no hay otra patrulla.

No pasa nada, ¿les has metido miedo?

Yo creo que sí. Sí, funcionará.

Solo falta que el chantajista caiga en la trampa.

Sabiendo la velocidad a que se propagan los bulos,

en menos de 5 minutos lo recibirá el chantajista.

Solo falta que la parte de Sonia y Bea vaya bien.

Que esto funciona.

-Oye, tía...

¿tú crees que puede haber un salto en la evolución

que haga que los perros hablen?

¿Por ejemplo?

-A punto de saber quién te está haciendo esto

y tú piensas en el perro.

-Sí, bueno... -Bea...

¿Es verdad que te metieron el móvil en el bolso?

-Sí, de hecho, la policía viene hoy a recogerlo.

Yo que pensaba venderlo y sacarme una pasta...

Nada, ahí te quedas.

-Vamos a ver, chicas.

Como ha habido algún robo,

a partir de ahora salís todas juntas a gimnasia.

Y yo cierro el vestuario.

Ah... Venga, vamos.

-Marrón. La directora dice que salgamos todas juntas

y va a cerrar la puerta con llave.

"El cerdo no podrá entrar

y no podremos ver quién va a robar el móvil".

Tenemos que pasar al plan B. No hay plan B.

Ahora sí, vas a tener que colarte.

Venga, vamos, vamos...

Vamos, energía, energía. ¡Arriba!

¡Vamos!

Venga, chicas, venga...

¡Madre mía, qué cruz!

Muchas gracias. No, gracias a usted.

Qué ganas tenía de verla.

"Ya cierro yo". "No, no, no..."

Sí, yo cierro estupendamente,

me encanta cerrar.

Mire, ya está cerrado.

Teníamos usted y yo una conversación pendiente sobre mi sobrina,

Sonia Tébar. ¿Otra?

(LADRA)

Estoy muy preocupado sobre su futuro,

porque hay otros colegios que yo he ido...

(LADRA)

¿Por qué no pides cita para el año que viene?

(Teléfono)

Me está entrando una llamada. Será de otro colegio.

Pues mira qué bien.

Sabuesos, ¿dígame?

Estoy encerrado en una taquilla y hay un móvil.

He visto al chantajista.

¿Y quién es?

"Una chica".

Vamos a ver. Teniendo en cuenta que teníamos 17 sospechosos

y que todos va a segundo A

y el que sea ha sacado buena nota en Matemáticas

y ahora es una chica, ¿cuántos quedan?

16.

¿Todavía? Son más listas,

y están menos salidas que los chavales.

Puedo describírtela.

Un momento, se me ocurre una cosa. No cuelgues.

"Directora..."

Necesito su ayuda.

Estas son todas las chicas con sobresaliente en Matemáticas.

Muy bien. Gracias.

"Es morena".

Me comenta el confidente que descartemos a las rubias.

Sí, sí, sí...

Las rubias fuera.

Gracias.

Gracias.

Delgada.

Pero ¿cómo voy a decir eso?

Me comenta que...

que es delgada. No sé cómo eliminar a las gorditas para no...

Ya, ya, pues...

Me comenta que es del... del siglo pasado,

porque no tiene un piercing en la nariz...

Vamos, tú. Gracias.

Y tampoco tiene un tatuaje aquí,

como de un gato de... de... Tú también, vamos.

Y tú, que eres medio rubia, que lo hemos dicho antes.

"Pantalones largos".

Y la del pantalón corto, por favor.

¿Con quién estará hablando?

-No sé. -¿Dónde está Max?

-¿Otra vez estás con el perro?

Sin gafas.

Me comenta también...

Las que tengáis gafas fuera.

Sin "brackets". Que no lleva "brackets".

¿Y cómo...?

¡Sonreíd!

(RÍE)

La de la ortodoncia...

"Ojos oscuros".

Y las que tenéis los ojos un poco más claritos. Vosotras dos.

Por favor.

Una de estas

es la que te la está jugando.

Olía a colonia infantil.

¿Quieres que las huela?

"Perdón por no tener su secuencia de ADN".

A ver, me está comentando algo...

de la parte de atrás del pantalón...

Perdón. Tú te puedes ir también.

Era Gabriela.

¿Podrías darme el móvil que has robado?

Que no, yo no he sido.

Que yo no he sido... Por favor...

Gabriela...

Pero ¿por qué?

Nos conocemos poco, pero yo nunca te he hecho nada malo.

-No, a mí no,

pero a mi hermano sí.

¿No te acuerdas de él?

Ignacio Lafuente.

Bueno, tú lo conocerás como el Hámster.

-Se fue del colegio, pero nunca me metí con él.

-Tú le pusiste el mote un día en el vestuario.

Te hacía gracia cómo comía: "Parece un hámster".

-No quería hacerle daño, lo siento.

-No vale con sentirlo.

Por eso te he hecho todo esto,

para que sufrieras como sufrió él.

Vamos a ver. Nadie debería sufrir bullying.

Pero...

la venganza tampoco es una opción.

Vamos a denunciarte.

¿Sabes? Tengo otro vídeo, uno tuyo.

Divertidísimo.

Y si me denuncias, lo voy a hacer viral ahora mismo.

Ah, ¿sí? Mira qué miedo.

Paula.

Paula es policía, ¿sabes?

Acércate al colegio cuando puedas, tenemos a la chantajista.

Qué miedo...

"Acércame el papel, acércame el papel..."

¿Habéis visto el GIF?

-¿Cuál de todos? Hay como 20.

-Mira, mira, mira...

(RÍE)

Oye, que eres famoso. Sí, sí...

No os metáis con él.

Pero el emoticono te queda muy bien. Anda...

Pero ¿de qué hablan? ¿Qué pasa?

Nada, cosas de chavales.

¿El vídeo con emoticono? (RÍEN)

Claro, lo tengo de salvapantallas.

Bueno, gracia tiene...

Hola, pequeñín.

(GIME)

A mí no me engañas, sé de lo que eres capaz.

"Eso espero, a este paso tendremos que llamar a una pitonisa".

No digas nada, por favor. ¡Ay!

El perro... Qué susto, que casi me muerde...

¡Perro malo, perro malo!

¿Qué es esto? ¿Qué eres?

Te responderé a todo, pero es muy importante

que nadie más lo sepa.

Entonces, ¿Raúl tenía razón? No lo estropees.

Le convencí de que no hablaba. Solo tú lo sabes.

¡Max!

Eh... Campeón.

Creo que Sonia sospecha algo de lo mío.

Recuerda nuestro trato, ¿vale?

Tranqui, tengo los labios sellados.

Vaya marrón...

¿Me has apuntado a un campeonato de perros?

¿Quién te crees que soy?

Mañana sigue el concurso. Es nuestra oportunidad.

(Puerta)

¡Sorpresa!

¿Te has acordado que era mi tarde libre?

Sí, sí...

Ven aquí. Yo te voy a hacer un favor especial.

¡Tolay, nos van a pillar!

El impresentable de tu hermano me ha pedido el divorcio.

Es un cagón, no tiene huevos de pedirte el divorcio en persona.

Vaya...

Aquí hay mandanga.

Fue inhabilitado en 2013 por su relación con una trama...

¿De "doping"? ¡Bingo!

-Han podido dopar a sus perros para ganar.

¿Tengo que sacar sangre a los perros como si fuera el tour?

Voy a hacer el ridículo. Me van a machacar.

Tú eres el perro más listo del mundo.

Haberme apuntado a unas olimpiadas de matemáticas.

No a esto.

Pensaremos un plan, nunca hemos estado tan cerca.

-¿Necesitas que te diga dónde firmar?

Donde dice: "Capullo rompefamilias" no,

en el otro lado.

Tu madre atraviesa un momento muy difícil.

Te necesita.

¿Quieres que vaya a vivir contigo?

No soy así de pastelosa, pero contigo...

Me sale.

Mira tu cuñada, parece que se entienden.

¿Qué dices?

Si no tienen nada en común...

Aquí mejor que en la soja. El vino siempre...

Apestas a alcohol.

Si tú no dices nada, yo tampoco. Seré una tumba.

"Nuestro próximo participante es Max...

enviado por Alberto Tébar".

-Le disparamos y lo dormimos.

...Y tres. ¡Mi perro!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 7

Sabuesos - Capítulo 7

11 sep 2018

La policía recibe una llamada del instituto donde estudia Sonia denunciando el robo de unas tablets y el principal sospechoso es Isaac. Pero Marta y Alberto descubren que Sonia tiene mucho que ver en el caso. La situación es muy delicada para la familia que depende más que nunca de Alberto y Max.

ver más sobre "Sabuesos - Capítulo 7 " ver menos sobre "Sabuesos - Capítulo 7 "
Programas completos (8)
Clips

Los últimos 91 programas de Sabuesos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios