Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5087038
No recomendado para menores de 12 años Saber vivir - 24/03/19 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Bienvenidos a "Saber vivir", el programa de bienestar,

salud y calidad de vida en TVE.

Hoy en nutrición os enseñamos

cuáles son las grasas más saludables,

empezando por la repostería, Marta.

Efectivamente, Miriam.

Hoy, en mis trucos de cocina,

os voy a enseñar recetas de repostería

con grasas más saludables, como esta cheesecake de aguacate.

Además, os voy a dar alternativas

para evitar utilizar nata y mantequilla.

Ya tengo ganas de probarlo.

Bueno, cocinamos con salud, y de paso nos relajamos,

porque la cocina también ayuda a relajarse, Silvia Álava.

Sí, hoy vamos a aprender técnicas para controlar la ansiedad,

y nos vamos a centrar en una:

la respiración abdominal o diafragmática.

De los nervios se pone mucha gente

en cuanto se nota algún síntoma, doctor Fabiani.

Sí, vienen preocupados a veces a la consulta por síntomas

que no tienen ninguna importancia, pero ellos:

"doctor, me encuentro mal".

Tenemos que relativizar estos síntomas leves

y así saber cuidarnos.

Pues vamos a ver cómo se cuida Nadia,

la protagonista del primer reportaje de hoy.

Y necesita cuidarse

porque de su trabajo depende la vida de los demás.

Es bombera.

(Música)

Hola, soy Nadia, soy bombera

y aquí ahora llevo un equipo de unos 20-25 kilos,

por eso los bomberos tenemos que estar en forma.

Entreno un mínimo de cinco días a la semana,

una o dos sesiones, según el día.

Una sesión suele ser más de fondo, bien sea carrera o nadar,

y otra de fuerza.

Me gusta mucho la disciplina del CrossFit.

Combina la fuerza con la alta intensidad.

Y me parece que es lo más parecido a una intervención de bomberos.

Este es un ejercicio muy duro,

es lo más parecido que hay al trabajo,

que es subir los pisos de un edificio con peso

similar al que llevamos con el equipo.

El chaleco pesa 20 kilos, entonces,

con esto coges mucha fuerza y resistencia.

Trabajamos 24 horas un día y tenemos cuatro días libres.

El día de la guardia,

me levanto a las 6:45 y luego pasamos a hacer práctica.

Una de las intervenciones más comunes que tenemos

son los accidentes de tráfico en las cuales utilizamos

estas herramientas durante bastante tiempo

y son muy pesadas.

Algunas llegan hasta los 20 kilos.

Raúl, ¿qué tenemos hoy para comer?

-Arroz y pescado.

-¿Qué pescado toca hoy? -Hoy toca jurel.

Y le hemos echado unos trocitos de sepia.

Mucho omega tres.

Aquí en el parque solemos comer bastante pescado,

si no me equivoco, para cenar hay pescado también.

-Hoy toca pescado para almorzar, para comer y para cenar.

-Muy bien,

la ración semanal de pescado está cubierta con el día de guardia.

Y también se come mucha fruta y verdura.

Hay dos buenas ensaladas para comer.

Me gusta que la comida no sea excesivamente pesada.

Tengo en cuenta las cantidades.

Si es algo que va a necesitar una digestión más lenta,

procuro que sea en otro momento y no cuando voy a entrenar.

(Alarma)

"Incendio de vivienda con atrapados.

Calle Coa número cuatro, segundo piso.

Incendio de vivienda con atrapados."

Realmente no descansas nada las 24 horas,

tanto si tiene servicio como si no, en el parque estas en tensión.

Bueno, con todo lo que gastan en el trabajo

los bomberos y las bomberas como Nadia,

tienen que comer muy bien, ¿no, Aitor?

Claro que sí,

además hemos visto una fantástica propuesta de menú saludable,

con su fuente de hidratos, que es el arroz,

sobre todo para una profesión exigente

como es la de bombero.

Y luego estamos viendo el aporte de proteínas,

que lo hacían con el pescado y sepia,

y una buena ensalada

que es la que tiene que ser protagonista en un primero

que sea saludable.

En ese reportaje veíamos jurel con arroz,

pero otra buena opción puede ser la caballa.

Sí, ambos son pescados saludables,

que se puede incorporar y acompañar con arroz y con verduras.

Lo único que recordaría es el postre,

que tomemos también fruta,

sería un menú saludable para una persona activa.

Si eres una persona muy sedentaria no vamos a meter todos los días

arroz, pasta...

Nos quedaríamos más con la ensalada y con el jurel,

y cuanto más actividad física hagamos,

más cantidad de arroz y de fuente de hidratos de carbono.

Hoy no nos vamos a olvidar de la fruta, yo te lo digo.

Con Aitor Sánchez, dietista, nutricionista

y tecnólogo alimentario

aprendemos a comer para tener buena salud.

A ver qué alimento tenemos hoy en la lupa de nutrición.

(Música)

¿Estás preparado? Claro que sí.

(CANTA) ¿Qué será, será?

Yo estoy viendo por un lado una cosa que parece una semilla,

y luego veo verde, con lo cual,

a lo mejor puede ser un zoom de un melón, ¿es posible?

Me encanta tu cara de duda.

Pues no, fíjate.

Venga, te voy a dar una pista, voy a ser buena.

Es tu favorita.

Entonces no es una semilla, es un hueso, esto es un aguacate.

Exactamente.

Yo pensaba que eras un hueso duro de roer

y me acabo de confirmar.

Bueno, el aguacate,

junto con otras frutas tropicales llegaron de América.

Tal cual.

Y es una de las frutas de moda.

En Instagram solo vemos tostadas de aguacate,

la gente rellenando los aguacates...

Las frutas tropicales, en realidad son superdiversas,

es una familia muy heterogénea.

Nos encontramos cosas tan distintas como un aguacate y una piña,

que por cierto, la piña tiene la peculiaridad muy chula.

Tiene una enzima que lo que hace es digerir la carne,

rompe la proteína,

por eso la tenemos en algunas recetas

como cerdo con piña,

porque se va ablandando la carne.

Normalmente utilizan carne que no es de muy buena calidad.

Y ya no te hablo de la pizza con piña, ¿no?

Eso ya es muy polémico.

Eso ya para otro programa. Mejor me callo.

A mí me gusta mucho, por ejemplo, la chirimoya,

intento tenerla en casa.

Tú me haces el juego de la lupa,

yo te voy a presentar el juego de la chirimoya.

Es algo que hago con mi hermano en el postre.

Partimos una chirimoya por la mitad,

me quedo una mitad y él con otra.

Y jugamos a intentar adivinar quién tiene más pepitas en su chirimoya.

Seguro que ganas tú, porque al final lo sabe siempre todo.

Él es bueno.

Esta es buenísima, la guayaba.

Tenemos frutas muy diversas.

Esta es un poco más gelatinosa.

Todas estas que tienen nombres más diversos,

que suenan tan exóticas,

a veces se utilizan para vender sus propiedades mágicas,

como la guayaba, la pitaya, maracuyá...

Nos suena como:

"esto tiene que tener antioxidantes,

me va a curar las enfermedades".

Es cierto que son frutas que tienen propiedades muy saludables,

muy interesantes.

Podemos hacer batidos,

de hecho se estudian sus propiedades y sus fitoquímicos,

pero no nos van a curar nada ni son productos milagro.

Me hablabas de la pitaya, aquí tengo una.

No sé si tenemos que tener algo en cuenta a la hora de consumirlas,

de tenerlas en casa.

Sí, porque como son frutas tropicales,

se han cultivado a una temperatura media alta, de más de 20°.

Si los traemos a nuestro entorno y los metemos en el frigorífico,

van a tener daños por frío.

Pueden ennegrecerse, pueden perder textura,

les cambia el sabor...

¿Qué recomendaría en casa?

Que lo guardemos fuera de la nevera, en el frutero.

Eso sí, intentando que esté en un ambiente fresco.

Y si somos de las personas que en verano...

"Es que a mí me gusta la fruta fría".

Pues antes de tomarla, la puedes remojar con agua fría.

Es buena idea para tomar fruta fresca.

Y así globalmente,

entre frutas tropicales y las mediterráneas,

no sé si nutritivamente hay algo que digas

que tiene una peculiaridad muy concreta.

Hay diferencias que son propias de cada fruta.

Tan diferente es un aguacate y una piña

como por ejemplo una pera y una cereza.

No porque se llamen frutas tropicales,

o a veces frutas exóticas,

tenemos que asumir que tienen propiedades parecidas.

No, no tiene nada que ver.

Al igual que las mediterráneas, son muy distintas entre ellas.

Te voy a pedir que estés muy atento.

Sé que te va a interesar,

porque hoy nos vamos a fijar en el aguacate,

un alimento de temporada

que ya se produce en España y cada vez más.

(Música)

Aquí tenemos la fruta, cómo crece en el árbol.

Las flores salen en la punta

y cuando engorda la fruta la rama cae hacia abajo

y cuelga de esta manera tan característica.

Esta es la semilla, el hueso del aguacate,

lo que no nos comemos.

Lo sembramos y saldrá un árbol.

Habrá que insertarlo o no, según la variedad que busquemos.

Para que crezca un aguacate, necesitamos mucho sol,

muchas horas de luz y agua.

Estos son los dos principales grupos,

de piel lisa, que maduran en verde, y de piel rugosa,

que suelen madurar en color morado o negro.

El aguacate de piel rugosa tiene mayor sabor, más consistencia.

Desde que se recolectan hasta que están

en el punto de venta pueden tardar 24 o 48 horas.

Los que vienen de fuera,

tienen un largo viaje en barco

y se recogen antes de estar con el contenido en grasa

que estipula la norma.

Vamos a seguir con la recolección.

Lo que hacemos es cortar el pedúnculo, dejarlo a ras,

para que mantenga toda su calidad.

Vamos a descargar la fruta.

Y por hoy termina nuestra faena.

La costa de Granada es la mejor zona

para reproducir los tropicales por su clima.

La prueba de calidad más importante

en el aguacate son el contenido de aceite

que tiene la pulpa de la fruta.

Este está un poco más verde,

menor contenido de aceite y está la pulpa más clara.

Y cuando ya está el fruto con su buen contenido de aceite,

la pulpa adquiere un color más como pistacho.

El color del aguacate cambia

cuando está maduro a un color oscuro, violáceo,

y cuando está óptimo para comer,

cede ligeramente al tacto con los dedos.

La textura en boca del aguacate es parecido a una mantequilla

y lo importante es que tenga ese marcado sabor a piñón.

¿El aguacate engorda?

-Tiene grasa. -Engorda.

-Es un fruto grasiento. -80% de grasa.

El aguacate, efectivamente, es un producto muy graso,

pero tiene unas grasas buenas, monoinsaturadas, por lo tanto,

no engorda.

¿Qué tiene más potasio, el aguacate o el plátano?

-De toda la vida ha sido el plátano.

-Cuando uno tiene potasio alto,

lo primero que te quitan son los plátanos.

-Por supuesto.

-El aguacate también tiene gran cantidad de potasio,

de modo que iguala la cantidad del plátano.

El aguacate puede formar parte de nuestra dieta,

como una fuente de grasas saludables.

Tiene fama el aguacate de ser un superalimento,

¿es cierto?

Tiene propiedades superinteresantes,

pero eso de superalimento, cuidado,

porque hay gente que piensa que por comer aguacate

o ponerse una tostada por la mañana,

ya el resto del día da igual.

No, es un alimento que obviamente es interesante,

que es muy saludable,

pero no podemos descuidar el resto de la alimentación.

Me ha llamado la atención en este reportaje

que hacía una relación

entre la grasa del aguacate y su color.

Sí, porque el aguacate es un producto que va evolucionando.

Cuando esta verde, vemos que tiene poca cantidad de grasa,

que todavía no está maduro, y conforme va madurando,

vemos que va cambiando, tiene tonalidades más parduzcas,

más marrones,

y esto ya nos indica que tiene la cantidad perfecta de grasa

y también que nos lo podemos comer.

Apretamos así y cede un poquito a la presión.

Ahora nos lo podríamos merendar.

¿Y qué me dices del guacamole?

El guacamole es una muy buena idea para meter aguacate.

Es como esta hasta que también tienen cilantro, cebolla,

y un elemento muy característico que nos permite que siga verde,

y es la lima.

Si no le hubiéramos echado lima a este guacamole,

la pulpa del aguacate se habría vuelto marrón.

Como la lima tiene propiedades antioxidantes en su jugo,

esto no se ha oxidado,

que es lo que pasa cuando se vuelve marrón mucha fruta.

Buen truco.

También encontramos grasas saludables en otros alimentos.

Sí, es decir,

por un lado tenemos grasas saludables del tipo monoinsaturado,

como puede ser la del aguacate o el aceite de oliva.

Son grasas omega nueve, que no se escucha mucho por ahí,

porque lo que está acostumbrada a escuchar

la gente son las grasas omega tres y omega seis,

que esas están en los frutos secos, en las semillas,

en los pescados azules.

Todos estos alimentos son ejemplos de grasas saludables.

No hay que pensar que porque algo sea poliinsaturado

ya es saludable,

porque unas patatas fritas también pueden tener

ese tipo de ácidos grasos,

entonces, vamos a mirar el alimento en cuestión.

Y de todos, ¿con cuál te quedas?

Yo creo que la grasa de referencia,

y además en nuestro contexto, es el aceite de oliva virgen extra.

Es que tenemos un privilegio.

Me gusta que digas eso de virgen extra, ¿por qué?

Ese apellido de virgen extra nos habla de la calidad del aceite.

Nos dice que se ha extraído, por lo general, en frío,

que se ha modificado menos, que no lo hemos refinado,

y que por lo tanto, conserva intactas todas sus propiedades,

tanto nutricionales como organolépticas,

que está mucho más bueno.

¿Qué diferencia hay

entre la grasa que encontramos en el aguacate y los frutos secos?

Son grasas ambas saludables pero con propiedades diferentes.

Lo importante es que todas estas son grasas sanas, que no engordan,

como mucha gente cree.

Que dice: "es que son alimentos muy grasos,

tengo que cuidarlos en alimentación para no pasarme".

Mira, también son alimentos saciantes.

No es la prioridad que tienes que mirar en tu alimentación.

Si tú tomas una variedad y te guías por tu saciedad,

incluyendo estos alimentos,

no vas a tener problemas de sobrepeso seguramente.

Quiero puntualizar eso que acabas de decir,

que no engorda.

No, no son alimentos que los estudios nos digan:

"esto se relaciona con sobrepeso".

No, eso son dulces, bollería, refrescos, snacks,

otro tipo de alimento.

Me queda claro que se puede comer bien

y llevar una dieta con grasa,

con buena grasa sin ganar exceso de peso.

Es algo que deben enseñar

especialmente las escuelas de modelos.

Entramos para comprobarlo.

(Música)

Desde que soy modelo he notado que me cuido más.

Antes no me limitaba en absoluto, comía chuches, de todo.

-Lo que intento es comer cosas naturales.

Que no sean procesados, que no sean nada.

Pero a veces desayuno filetes, huevos fritos, de todo.

Creo que es importante la calidad más que la cantidad.

Me gusta mucho comer verduras y frutas.

Y pescado.

Por la noche suelo comer pescado, como por ejemplo,

el salmón que es un pescado graso.

Suelo merendar muchos frutos secos.

A veces varío con frutas.

-Muy bien,

pues después de contarme qué tomáis para desayunar,

para merendar, para cenar,

voy a terminar contando que ya sabéis que mucha fruta y verdura,

bollería industrial y también, cómo no, las proteínas.

Ya sabes que las lentejas, el garbanzo,

todo esto es estupendo y nos sienta maravillosamente.

Nuestros cursos duran entre tres y cuatro meses.

Tenemos muchas asignaturas

y hacemos especial hincapié

en la alimentación y estilos de vida.

Estar delgado no quiere decir estar mal alimentado.

Nunca pregunto el peso.

Una persona tiene que ser proporcionada a su altura.

Despacio.

Mucha gente se sorprende al ver a una persona de complexión delgada

y tiende a pensar o asimilarlo con que no está sano.

Pero es que siempre he estado así, de hecho,

en el colegio parecía un palillo.

Me encanta comer.

Sí.

Me gusta cuidarme pero también me gusta comer

y como chocolate al igual que como una ensalada.

Entonces, me gusta equilibrarlo.

Hay que controlar lo que comemos.

Ya no solo por estética,

sino también por salud y lo que muchas personas hacen,

es evitar las grasas saturadas.

Sí porque tienen mala fama.

De hecho durante mucho tiempo se nos ha dicho,

metiendo todos los alimentos

que tienen grasas saturadas en un mismo saco,

que había que evitarlas.

Oye, depende, no todas son malas. Vamos a empezar por las malas.

Las grasas saturadas que sí que explican que sea

un factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares

son fuentes como los embutidos, la bollería, el aceite de palma,

todo esto sí que son fuentes

que no son saludables,

y fíjate el aceite de palma que es de origen vegetal.

No hay que pensar que porque algo sea de origen vegetal

necesariamente es saludable.

Es un tipo de aceite que no solo es saturado

sino que para obtenerlo hay que someterlo

a altas temperaturas.

Y cuando lo metemos a esas temperaturas,

aparecen sustancias nada deseables.

Esto ocurre, por ejemplo, en las patatas fritas.

Sí, claro.

Aunque ahí estamos utilizando aceite de girasol muy refinado.

El aceite de palma

lo encontraríamos más en la bollería comercial.

¿Y cuáles son las buenas en este caso?

Las buenas,

que hay alimentos que son

fuentes de grasas saturadas saludables sería,

por ejemplo, el coco, un alimento muy graso pero también saludable,

el huevo que dentro de su yema tiene grasas de todo tipo,

entre ellas las saturadas.

Perfectamente completo.

Y los lácteos enteros.

Ojo, enteros pero sin azucarar.

No nos vale un yogur natural azucarado.

Lo tomamos sin azucarar.

Y el aceite de oliva que también hemos hablado antes de él,

gran parte de su grasa es grasa saturada.

Pero es un alimento perfectamente saludable.

Vale, puntualizando para que a mí me quede claro.

Ojo con la bollería.

Claro, ojo con la bollería pero no solo por la grasa saturada,

también por el resto de sus componentes.

Tenemos harina refinada, tenemos gran cantidad de azúcar.

Esto hace que sea un alimento perjudicial y muy palatable.

Tú, cuando coges la... ¿Como palatable?

Palatable, porque está muy rico.

Te comes la mitad de eso y luego quieres otro.

Y no te llena nada encima porque es muy poco saciante.

Por eso es un alimento que predispone al sobrepeso

y la obesidad.

Pues muchas gracias, Aitor.

Pendientes estamos de ti, no solo en el programa,

sino también en las redes sociales.

Ahí estamos, en Facebook,

Twitter, Instagram rompiendo un montón de mitos.

Yo estoy muy pendiente siempre de lo que cuentas.

Me parece muy instructivo.

Bueno, vamos a hacerte caso hoy en nuestra receta,

en nuestra clase de cocina,

porque Marta Verona nos va a preparar

un postre delicioso hecho solo con grasas saludable.

Está, pues para chuparse los dedos.

(Música)

Buenos días, Rosa.

Vengo a comprarte unos aguacates.

En este momento tienes aguacate de Granada,

que es el más cremoso que tenemos, este es el aguacate.

Si mueves un poco el rabito que tienes aquí atrás,

ábrelo y veras que está en su punto de maduración.

Si está verde quiere decir que lo pudo consumir perfectamente.

Pues estupendo, Rosa, me llevo un kilo de aguacates.

Estoy deseando empezar nuestra tarta de aguacate

porque es genial.

Y vamos a empezar por la base.

Utilizamos 100 g de nueces,

la avena,

leche de avena,

terminamos echando los dátiles.

Unos seis dátiles van bien.

Y ahora a triturar.

Lo echamos en la base de nuestra tarta y a extender,

que ocupe todo el fondo.

La guardaremos en la nevera

el tiempo que tardemos en hacer nuestra masa.

Manos a la obra.

En un cazo, dátiles sin hueso.

Los pondremos a calentar para hacer un puré de dátiles

con un vasito de agua.

Mientras que el puré de dátiles se está haciendo,

vamos a hidratar nuestras hojas de gelatina.

Cuatro hojas de gelatina

que pondremos en agua bien fresquita

y mientras hacemos todo esto, vamos a ir exprimiendo limas.

Ya tenemos nuestros 200 ml de lima,

ahora es cuando vamos a cortar los aguacates.

Necesitamos 600 g de pulpa de aguacate en esta receta.

Os voy a contar una curiosidad y es que dicen

que el aguacate es la fruta con la que más accidentes hay.

Entonces os voy a enseñar el truco para cortarlo bien

y no tener accidentes.

Hemos hecho un corte transversal,

giramos con las manos y se descubre el hueso.

Cogéis el cuchillo como si fuerais Jack el destripador.

Lo claváis y giráis.

Para quitar el relleno, cuchara.

Y para dentro.

Ya han roto a hervir nuestros dátiles

y es el momento de añadir las hojitas de gelatina.

Vamos a triturarlo.

Tenemos el puré de dátiles

y vamos a añadirlo a nuestros aguacates

y ahora a triturar.

Incorporamos un poco de aceite de oliva.

Vamos a sacar la base de la nevera, a extender por arriba.

A la nevera a que gelifique y que se quede un poco durita

para poderla cortar unas seis horitas.

Desmoldamos y la colocamos donde la queramos emplatar.

Normalmente recurrimos a utilizar azúcar glas para decorar

por encima nuestras tartas.

Pero una alternativa muy guay es utilizar coco rallado.

Para decorar, rayar un poquito de lima.

Vamos a cortar unos gajitos.

Ya tenemos nuestra tarta de aguacate

que se llama cheesecake de aguacate,

pero del cheese no tiene nada.

Y a comer, que esto está que te mueres.

(Música)

Mira lo que tengo.

Una cuchara, no sé para qué será, Miriam.

Vengo preparada hoy.

Antes de probarla,

te tengo que decir que me encanta esta tarta

porque no has utilizado queso, has utilizado fruta.

Eso sí,

hay que decir que hay mucha gente que no puede prescindir del queso.

Dame una alternativa mientras la pruebo.

Para que veas que es cocina casera, de verdad.

Hay gente que en su casa puede utilizar

otro tipo de queso mucho más ligerito.

¿Te ha gustado?

Me deja sin palabras, hija.

Que es el requesón.

Y además, os voy a enseñar a hacerlo en casa,

que es súper sencillo.

Necesitamos solo leche.

La vamos a poner en un cacito, a una temperatura de unos 30°, 40°.

Más no, porque se inactiva el cuajo.

Cuajo, ¿dónde lo puedes comprar?

En todos los supermercados, hay de origen animal,

del estómago de los rumiantes, o de origen vegetal, del cardo.

No sabía yo eso.

Esto lo tenemos así, lo removemos, lo mezclamos bien,

lo echamos un cacito y a la nevera.

Cuatro horitas hasta que se nos quede así,

una leche cuajada. Con esa textura.

Eso es, lo hemos roto un poco y lo pasaríamos a un trapo

que tengas en casa, finito, limpio.

Que tampoco te sepa a detergente, pero...

Claro.

Y lo dejamos así desorando toda la noche.

Mira, ¿ves?

Y así tenemos nuestro requesón casero.

Podemos seguir colándolo más, desorándolo más.

Un poco al gusto del consumidor.

Según lo denso que lo quieras

y lo añades a tu repostería saludable.

Oye, alternativa, por ejemplo, a la mantequilla.

Muy fácil, la más fácil del mundo.

Puré de plátano que lo machacamos así, que esté maduro,

tampoco hay que machacarlo mucho,

y lo echas en la masa de los bizcochos.

La misma cantidad de mantequilla que de puré de plátano.

Probadlo, porque sale...

Y le da también un gustito a plátano rico.

Buenísimo, muy buen truco.

Ya que estoy metida en las alternativas,

¿por qué podríamos sustituir la nata líquida?

Nata líquida,

pues esto que tenemos aquí que también es líquido.

Yogur,

yogur natural y lo podemos echar así a elaboraciones calientes.

Sustituyo, yo por ejemplo hago un tofu con una salsa de perejil,

limón y yogur, buenísima.

Vale, eso es nata líquida, pero luego tenemos la nata montada,

no sé si también es tan fácil de sustituir.

Sí, por ejemplo, para hacer una mousse,

que muchas veces la hacemos con nata.

Tenemos una alternativa superclásica,

que yo creo que la conocéis

muchos que son las claras de huevo montadas.

Es verdad. ¿Sabes montar claras?

Bueno, ¿sabes separar yemas de claras?

Sé intentarlo porque yo todo lo intento

y el intento siempre se me da bien.

Vamos a cascar primero y luego, mira, aquí vamos a separar.

Vamos a hacerlo ahí.

Muy bien, así, vas poniendo.

¿Sí? ¿Lo estoy haciendo bien? Eso es.

Nos quedamos así. Y vamos pasando de una cáscara a otra.

Otra opción que tenemos también es hacerlo con la mano.

Te quedas aquí con la yema pero bueno,

tampoco es cuestión de pringarse.

Ahora vamos a montarlas, ¿no, Miriam?

¿Me lo dices para que yo lo haga o para que yo aprenda?

Te voy a enseñar un poquito cómo se hace y te toca verlo.

Tampoco es tan fácil.

No.

Tenemos que girar el bol y que entre aire.

El truco para que se monten las claras es que entre aire.

Y esa postura es como la clásica postura.

Te entran ganas de cantar la de: # Siempre que vuelves a casa... #

¿Es a qué canción es?

# Y estás en la cocina... #

Pues es así.

Importante, supertruco para que se monte bien.

Que sea lento para que las burbujas sean regulares y sea estable.

Y así puedo estar yo, bueno.

Eso es, y mientras que tú montas esto,

también hay nata montada de origen vegetal.

A ver, venga.

Frutos secos que dejamos toda la noche en remojo.

Un poco de limón,

un par de dátiles si queremos darle un poco de dulzor, así.

Enteros.

Sí, porque no tienen hueso, si tienen hueso, se lo quitamos.

Y nada, a triturar. A triturar se ha dicho.

Se nos va a quedar una textura, con las leches vegetales colamos,

en este caso no, se nos quedará una pasta cremosa

que la podemos utilizar como base de una mousse.

Qué bueno. Seguimos triturando.

Para que no queden grumos.

Eso es, si queremos que nos quede más ligera, más agua, menos ligera,

menos agua o más frutos secos. Eso es.

Vale con nueces, con almendras, con lo que queramos.

Mira, va quedando una masa más espesa,

que encima está que te mueres.

¿Sabes qué te digo? Dime.

Como veo que cada semana te superas...

Miedo me das.

Para la semana que viene tenemos otro reto.

A ver qué te parece. Cuéntame.

Vamos a ver qué plato piensas que sea rico en fibra,

saciante y de fácil digestión.

Pues, ¿cómo andamos de alcachofa y de quinoa?

¿Te gusta? Me encanta.

Pues te voy a traer una superreceta para el próximo programa,

no os lo perdáis. Si separado me gusta,

los dos elementos juntos, tiene que estar muy rico.

Además es una receta muy rica.

Hay que recordar que todo esto que estamos explicando, estos trucos,

se ven a través de la televisión pero también de la web,

de las redes sociales. Eso es, de Instagram, Twitter,

no os lo perdáis porque lo que aprendemos aquí es muchísimo

y es muy divertido. Tú me sigues, ¿no?

Te sigo, ¿y tú? Por supuesto.

¿Y vosotros nos seguís?

Seguro que sí,

después de cocinar toca hacer ejercicio

que es básico para fortalecer los muslos

y glúteos, algo que interesa cada vez más,

por eso muchos acuden a un experto y nosotros también,

a nuestro Juan Rallo, entrenador personal de "Saber vivir".

(Música)

Vale, chicas, ya hemos calentado,

ahora vamos a hacer unos ejercicios de piernas.

Importantísimo en este ejercicio,

este ángulo tiene que estar lo más cerrado posible,

así involucramos el glúteo al máximo.

Desde aquí, subimos arriba y subimos la pesa.

Venga, 10 de repetición.

Vamos aquí abajo,

precisamente porque cerrando este ángulo

es cuando hacemos trabajar sobre todo la parte de los glúteos.

Bueno, el siguiente es muy fácil, es un paseo de zancadas,

muy importante llegar abajo, pasos largos, cada uno lo que pueda.

En casa,

pueden aprovechar ese pasillo que tienen tan largo

donde no podemos hacer nada más, ya le damos una utilidad.

Esta serie de ejercicios deberíamos hacerla 2-3 veces por semana

en bloques de 10 repeticiones y hacer tres series

de 10 repeticiones de cada ejercicio.

Bueno, Diana, Marta,

para el siguiente vamos a hacer un clásico de trabajo de piernas

que son las sentadillas,

pero lo vamos a hacer con la ayuda de unas cuerdas de suspensión

porque nos permiten modificar la intensidad de las sentadillas.

O podemos incrementarlo, ¿cómo?

-Saltos.

El que más me ha costado ha sido el de la sentadilla con salto,

porque eso de elevar los pies a la vez, es un poco más complicado.

-Quiero estilizar un poco más esa zona de glúteo y de piernas,

también estoy saliendo a correr, para mejorar un poco y fortalecer.

(Música)

-Pues nada,

vamos a hacer un entrenamiento de piernas en máquinas

ideales para los que empiezan,

Marta está haciendo unas extensiones de cuádriceps.

Diana está trabajando la parte posterior,

estás trabajando un poco los glúteos.

Es muy importante que trabajemos la musculatura de las piernas,

tanto los cuádriceps como los glúteos,

es la zona sobre la que nos pasamos muchas horas al día,

si tenemos unas piernas sanas,

es muy fácil que estemos en posición correcta.

(Música)

Qué importante es hacer ejercicio,

es bueno para el cuerpo y para la mente, ¿verdad?

Sí, cuando hacemos ejercicios,

liberamos endorfinas que nos hace sentirnos muy bien

y es muy buena técnica para combatir la ansiedad.

Y hoy lo vamos a ver, los nervios, la ansiedad, el estrés,

qué importante es saber controlarlo,

Silvia, doctora en psicología clínica y de la salud,

nos va a ayudar a conseguirlo, hoy en el espacio de "Psico".

(Música)

"Ansiedad de tenerte en mis brazos suspirando palabras de amor,

ansiedad de tener tus encantos", qué bonito esto.

Sí,

porque también la ansiedad tiene una parte que es buena

y que puede ser positiva.

¿Cuáles son los síntomas de esa ansiedad positiva?

La ansiedad positiva se produce cuando hay una situación de peligro

y entonces nos preparamos precisamente para reaccionar,

por ejemplo, cuando vamos por la calle, vamos a cruzar,

vamos despistados y no hemos visto que venía un coche.

¿Qué es lo que hace el cuerpo automáticamente?

Se prepara para la huida, el corazón late más deprisa,

hacemos unos intercambios de oxígeno muy rápido,

tensamos mucho los músculos, para poder salir corriendo.

Si en ese momento tenemos que procesar toda la información

y fijarnos qué coche es, hacia el lado que vamos, al final,

nos pillan.

Por eso, la ansiedad es buena porque nos mantiene vivos,

ante situaciones de peligro, nos prepara.

¿Cuándo se convierte en algo malo la ansiedad?

Cuando la situación no es peligrosa,

cuando el peligro realmente está en nuestra mente,

cuando está muy relacionada con una serie de pensamientos

que los psicólogos llamamos "de tipo irracional".

¿Cómo podemos conocer esos pensamientos, cómo son?

Sobre todo, son pensamientos que son del tipo de "no puedo,

no voy a ser capaz, no me da la vida", al final,

hay días muy catastrofistas, pensando:

"Es que esto es horrible, me va a salir todo mal".

Todo eso nos predispone en negativo,

como si estuviéramos en esa situación de emergencia,

y empieza a activarse nuestro cuerpo.

¿Y si no conseguimos controlarlo, qué pasa?

¿Qué pasa cuando mantenemos esos niveles de ansiedad,

de activación muy elevados?

Al final, lo que pasa es que el cuerpo se rebela

y empieza a dar respuestas con enfermedades de tipo somático,

nos duele pero no hay ninguna causa orgánica, no hay una enfermedad,

como puede ser, por ejemplo, molestias gástricas,

dolor de tripa, dolor de cabeza, erupciones en la piel...

¿Es igual en niños que en adultos?

Tanto los niños como los adultos lo pueden sufrir,

pero es verdad que es diferente en los niños

porque no tienen muchas veces

eso que llamamos "el desarrollo metacognitivo",

no son conscientes de lo que les está ocurriendo,

un niño es muy habitual que tenga dolor de tripa,

pero que incluso llegan a vomitar y todo del dolor,

y la tripa les duele de verdad.

Pero no son conscientes que lo que les pasa,

es que están viviendo una situación de ansiedad

o que están nerviosos.

¿Técnicas como el yoga pueden ir bien?

Sí, puede ir fenomenal. También para niños.

Sí. Y para adultos, para todos.

Lo vamos a comprobar ahora en una clase de yoga,

realizada con niños y niñas,

a ver qué tal se portan con nuestro experto profesor Jordi Canela.

(Música)

El yoga es una práctica que sirve para reconectar

y trabajar el cuerpo, la mente y el alma.

Vamos a empezar a hacer juegos para despertar el cuerpo.

(Música)

El yoga es una disciplina que es para todos,

pero especialmente es bueno para los niños

porque les ayuda a centrarse mucho.

Trabajar colectivamente, a disfrutar,

y a relajarse porque normalmente los niños son muy activos,

y muy dinámicos.

Vamos a hacer ahora la postura del caballo, izquierda adelante,

el talón atrás, y brazos adelante.

Piernas fuertes.

-Me gusta hacer yoga porque cuando hago las posturas,

me siento más relajado y las cosas que me pasan malas,

ya me dan más igual.

-Ahora haremos la postura de Ganesha, el Dios elefante.

Se doblan las rodillas,

se llevan las manos aquí, juntando los codos,

y los dedos al entrecejo, piernas abiertas, caderas atrás,

mirada adelante.

Intentamos que la clase para niños sea integral,

que haya una parte de juegos, pero también parte de yoga,

donde se hagan posturas que fortalezcan,

les ayuden a tener agilidad,

y luego una parte más humana como conectar entre ellos.

Vamos a seguir con una postura que es la postura del guerrero.

Pierna derecha atrás, y la rodilla delante.

Los brazos van en cruz.

Es como un objetivo, listos para hacer lo que sea necesario.

-Te tranquilizas, compartes mucho con las demás

y eres tú mismo.

-Vamos a hacer ahora la postura del león.

Inspiramos...

Bien.

¿Cómo dominamos la mente?

Cuando inspiramos, es activar, cuando exhalamos es relajar.

Inspiramos...

Exhalamos largo.

-Como he estado todo el día haciendo relajación,

me dan ganas de hacer deporte y jugar con mi hermano.

-Terminaremos cantando "Om".

Ya hemos visto que controlar

la respiración es fundamental en el yoga,

pero vosotros los profesionales, imagino que también indicáis,

aprovechar esa respiración para la ansiedad.

Claro. De hecho, una técnica que es buenísima

para el control de la ansiedad es la respiración abdominal

o diafragmática. Además, es muy fácil de aprender

y la podemos aprender aquí mismo y hacerla desde casa.

Si has traído un tatami, es para que aprendamos.

Precisamente por eso, fíjate lo fácil que es,

tenemos que empezar cogiendo el aire

muy despacio por la nariz,

nos ponemos las manos aquí, justo encima del abdomen,

porque lo que tenemos que notar

es que cuando inspiramos se hincha la tripa, que el aire llega,

lo aguantamos y fundamental, lo soltamos todo el aire.

Nos vaciamos.

Esto es para que funcione como técnica de relajación,

es especialmente importante la expiración,

hay que coger aire despacio por la nariz,

lo llevamos a la tripa y soltamos.

¿Cuántas veces hay que hacerlo?

Todo el aire.

Podemos hacerlo varias veces, unas 10 veces podría estar bien,

pero lo importante es haberlo entrenado un poco,

porque si la primera vez que lo quieres hacer

es cuando estás en medio de esa crisis de ansiedad,

a lo mejor no te vale.

Si lo vamos entrenado todos los días...

Y lo vamos haciendo, va a ser mucho más fácil, por ejemplo,

podemos aprovechar esos espacios muertos,

cuando vas en el transporte público,

cuando estás en el atasco de las mañanas, o con los niños,

cuando son pequeños, cuando se van a la cama.

Porque estamos tumbados,

para aprender siempre es más fácil estando tumbados,

pero vamos a conseguir que esa revolución,

que ese nivel de energía vaya bajando

un poco y luego va a ser más fácil que se queden dormidos.

¿Y en pareja se podría hacer? También,

porque así eso nos ayuda a mantener también

los niveles de ansiedad mucho más controlados,

y a estar mejor en pareja.

Eso quería yo escuchar, muchas gracias, Silvia,

la psicóloga de "Saber vivir", seguimos en esta línea de salud,

porque ahora entramos en el espacio de sexo y pareja.

(Música)

Hemos hablado de respiración, pero digo yo, Naiara,

que el tacto debe ser igual de importante para la salud

y la vida. Importantísimo, y te diré más,

las parejas se conectan muchísimo mediante el contacto,

incluso a niveles de respiración, porque empiezan a emparejarse,

respiran de la misma manera,

mantienen como los mismos niveles de energía,

y eso les ayuda a estar muchísimo más conectados,

incluso las palpitaciones también se sincronizan.

A fin de cuentas, la piel es el órgano más insensible que tenemos.

El más sensible no lo sé, pero desde luego sí que es el más grande,

tenemos hasta dos metros cuadrados de piel...

Mira, quiero que veas esto y en casa también,

es una sábana que podría ser como tu piel o como mi piel.

Fíjate, dos metros cuadrados de sábanas tienes aquí.

Eso es. Esto es lo que tenemos de piel

cada una más o menos,

piel que sirve para dar y recibir placer.

Para el contacto, meramente.

¿Qué efecto tiene para nosotros esas caricias, ese tacto?

Te puedo contar que tiene un efecto químico superinteresante,

hay una hormona que casi

todos conocemos por el mecanismo del parto, que es la oxitocina.

Esta hormona se libera para facilitar el parto, la dilatación,

pero es una hormona que se libera también con las caricias,

con el contacto físico, de hecho,

se llama la sustancia de ese contacto,

de esa ternura y esa calidez.

Además, de con las caricias y el contacto,

se libera con los orgasmos.

Muy curioso.

La verdad es que hoy en día seguro que lo sabes,

hay talleres especializados para casi todo,

incluso para aprender a dar caricias.

(Música)

Una caricia tiene que ver con sentir la piel,

con transmitir a través de la piel,

muchas veces no son necesarias las palabras,

cuando acariciamos, tocamos a la otra persona

para transmitirle algo. Podemos tocar de muchas maneras.

No va a ser lo mismo la caricia que yo haga a mi pareja

cuando llego a casa

y quiero expresarle que me alegro de verla

después de todo el día separados,

que la caricia que voy a utilizar

cuando quiero iniciar un contacto un poco más erótico.

Vamos a expresar una cosa u otra dependiendo del tipo de caricia

dependiendo de la presión que hagamos al acariciar.

Y parejas que dice:

"Es que cuando me tocas, me haces daño,

me haces muy fuerte o me rozas tan suave que es que ni me entero".

Hay que aprender a modularlo.

Se pueden acariciar desde otras partes del cuerpo,

a lo mejor más relacionadas con los encuentros sexuales,

más genitales como el pecho, o las caderas.

También va a variar la intensidad

con la que vamos a hacer esa caricia,

a lo mejor es una caricia más intensa,

y la duración de la caricia también puede variar.

En este taller lo que hacemos es enseñar a acariciar

para transmitir lo que realmente queremos transmitir.

Vamos a hacer un ejercicio en el que quiero

que os acaricies únicamente los antebrazos.

Que vayáis por turnos, coged el antebrazo de vuestra pareja,

y os lo acariciáis únicamente con las yemas de los dedos.

Que utilicéis la pluma que os he dado para acariciaros,

pero esta vez vamos a acariciarnos un poco más por la zona del cuello

y los hombros.

(Música)

Las parejas es muy importante que aprendan a acariciarse

porque muchas veces no saben ni cómo hacerlo,

no saben cómo transmitir lo que quieren hacer,

o lo que quieren expresar en cada momento.

Vamos a utilizar esta vela de masaje, para acariciarnos,

vamos a utilizar la propia cera que se va derritiendo.

Lo que vamos a hacer es que la echéis en el brazo,

a lo largo del brazo, que vayáis moviendo la vela,

vais a ver que no quema en absoluto

y el propio aceite de la vela lo vamos a utilizar

para que la caricia sea mucho más suave y placentera.

Cuando tocamos, cuando acariciamos,

abrazamos a una persona, nuestro sistema nervioso se relaja,

nos relajamos muchísimo, se transmite un montón de bienestar.

-Muy poca gente se centra en cómo acariciar, sentir,

en pararse a tener un momento para caricias, tal cual,

yo creo que todo el mundo debería verlo más, que se haga más.

Como experta, ¿dirías que nos acariciamos poco?

Creo que muy poco,

porque funcionamos mucho de aquí y hablamos mucho,

pero luego estamos muy poco conectados a nivel corporal.

Antes,

fuera de cámaras me explicabas el experimento de la bibliotecaria,

me gustaría que lo repitieras para que lo escuchasen todos.

Claro, porque es muy interesante.

En una biblioteca la bibliotecaria informa a los usuarios

de donde están los libros.

Algunos les toca simplemente un poco el codo, y a otros no,

luego se les pregunta si la bibliotecaria había sonreído.

Y los que habían sido tocados, decían que sí que había sonreído,

cuando en realidad no, así que fíjate qué curioso.

Eso nos da a entender que las caricias sirven para algo.

Sirven para muchísimo, el contacto es superimportante,

porque nos ayuda a estar más conectados,

a entendernos y expresar cosas que a lo mejor...

Desde el afecto, el apoyo, en cualquier situación complicada,

si te das cuenta,

podemos recurrir al contacto y es mucho más sencillo

que con lo verbal, de hecho, con nuestros niños pequeños,

con un bebé, que no habla, ¿cómo te comunicas?

Con caricias.

Mediante el tacto, precisamente.

Es superimportante, por eso no deberíamos de perderlo,

también a nivel de pareja es una forma de comunicación excepcional.

Nos sirve, por supuesto, para aumentar el deseo sexual,

muchas veces se nos olvida el detenernos en las caricias

y es muy importante que esa comunicación

se vea reforzada de forma corporal.

Y un buen comienzo, entiendo que es este, darnos la mano.

Por supuesto, fíjate, así es como se sellan pactos,

como se establecen alianzas, es muy importante el contacto.

Hemos visto en este reportaje que se utilizan objetos como este,

por ejemplo, un antifaz. Sí, el antifaz es muy útil,

taparnos los ojos es muy útil

porque al privarnos del sentido de la vista,

el resto de los sentidos se agudizan, y el tacto aún más.

Muchas veces tenemos sensaciones diarias

que pasan totalmente desapercibidas,

no les prestamos atención y cuando nos tapamos los ojos,

sentimos como que se despierta,

para hacer cualquier ejercicio o cualquier juego en pareja,

taparse los ojos puede ser absolutamente diferente.

Otro juego puede ser el de utilizar aceite corporal.

¿Lo recomiendas?

Claro que sí, fíjate, los aceites, las cremas,

lo que ayudan es que ese contacto sea diferente,

en lugar de piel con piel,

ya hemos visto que puede ser de mil formas diferentes,

si le añadimos una sustancia

que crea algo mágico,

podemos crear un resultado totalmente...

Para todo eso, lo importante también es reservarse hueco,

un momento íntimo.

Por supuesto, claro,

porque queremos que esa caricia sea rápida y no, hay que detenerse,

a tocarse, a sentirse, a compartir.

Por eso es tan importante reservar

ese hueco para vivir estas experiencias.

Nos quedamos con esa idea,

gracias por animarnos a acariciar más

porque las caricias son una fuente de bienestar,

muchos animales también notan el cariño

que transmite la mano humana que acaricia especialmente,

lo nota el caballo y os lo digo por experiencia.

(Música)

Hola, Rafa. ¿Qué tal? ¿Qué tal?

Veo que ya lo tienes todo casi preparado para la ruta.

Pero este no es tu caballo, tu caballo es este.

Es un caballo amable, obedece todas las órdenes, la cuestión es,

¿sabrás dárselas? Hay que darlas bien.

Sí. ¿Me vas a enseñar?

Yo te enseño a dar las órdenes.

Apache te va a llevar por la parte alta del nacimiento del Tormes,

praderas, pinares, río, lo preparamos todo y nos vamos.

(Música)

Hola, guapo.

Nos vamos a llevar bien.

Silvia, ¿cuántos años tienes? 11.

11 años, ¿es la primera vez? No.

¿Qué es lo que más te gusta? Te diviertes y estás con tu familia.

-Lo primero y más importante, el casco.

Lorena, tú nos vas a hacer un poco de guía.

Sí, os voy a llevar a hacer una ruta por el campo, si quieres,

nos subimos y ahora te cuento el manejo.

(Música)

Lo primero,

agarramos el volante y un puñado de crines con la mano izquierda.

Metemos el pie, y ahora de un salto...

Perdóname, Apache.

Importante meter solo la punta,

tiramos del talón hacia abajo, esto lo cerramos, importante,

entra por el dedo meñique, sale por el dedo pulgar.

Hay que saber explicar cómo llevar el caballo, porque al final,

estás encima de un animal de casi 600 kilos.

¿Nos vamos? Venga.

Hasta luego.

(Música)

Bueno, Lorena, beneficios que podemos obtener de hacer esta ruta.

Lo primero, desconectar de todo.

Sales de la ciudad, del mogollón de gente.

¿Quién puede hacer estas rutas a caballo?

A partir de los ocho o nueve años sería una edad bastante buena.

¿Qué tal vais, chicos? Bien.

¿Todo bien? ¿Se están portando bien?

(Música)

¿Cómo lo lleváis? Lo llevamos de maravilla,

es una actividad que nos gusta hacer en familia,

el mejor regalo que le puedes hacer es un día de caballo.

Rodrigo, ¿qué edad tienes?

Yo tengo 13 años.

¿Algún consejo para los que quieran animarse?

Que se diviertan, que piensen que el caballo no les va a hacer nada.

Otra pregunta, ¿cómo me estás viendo?

Muy bien, vas muy bien.

No me lo digas porque te estemos grabando.

No, no.

-Lo más importante es que disfrutes,

se te haga corto y quieras venir más días.

Ya te digo yo que es mi primera vez pero no será la última.

Eso está bien. Vámonos.

Fernando, ya que nos vamos conociendo mejor y eso,

te tengo que confesar una cosa.

Confiesa, Miriam, confiesa.

Después de subirme al caballo,

aparte de no sentirme las piernas por las agujetas,

que es será normal, me sentía muy bien.

En ese momento de distracción, no me acordaba de los dolores,

ni de los problemas.

Claro, cuando uno está activo,

cuando el cuerpo está en funcionamiento

se encuentra muy bien, no nota nada.

Yo normalmente me encuentro bien,

solo voy al médico si tengo algún síntoma.

Tampoco eso es siempre necesario,

al médico no hay que ir más de la cuenta.

¿Cómo que no? No lo digo por trabajar poco,

me estás mirando con una cara que no lo digo por trabajar poco,

lo digo porque a veces vamos por síntomas muy pequeños

que no tienen importancia,

no sirve para nada ir al médico y lo único

que podemos conseguir a veces son tratamientos innecesarios.

Es verdad que a veces abusamos y vamos rápido al médico.

Tan rápido que hay gente que adelanta el síntoma.

¿Qué significa eso?

Hay gente que va tan rápido que todavía no ha dado tiempo

para que sepamos qué pasa. Por ejemplo:

"Vengo a que me mire la garganta

porque me pincha desde hace una hora,

a ver si me han salido placas".

En una hora las placas no le han dado tiempo a salir.

Ya me ha quedado claro, vamos a escuchar a nuestro médico,

doctor Fernando, que nos habla de la salud con simpatía,

es un mensaje para ti.

(Música)

Los adultos tenemos de media un síntoma nuevo cada cuatro días,

un síntoma cada cuatro días.

Si consultas por todo ello, no te queda tiempo a vivir.

Y te preocupas, y vas corriendo al médico para que te vea,

para que te explore, para que te ausculte,

para que te mire la lengua con el palito.

Con lo desagradable que es el palito.

Muchos de estos síntomas, no son realmente síntomas,

son señales de que tu cuerpo está vivo,

"es que me he levantado que me noto la espalda muy cargada,

me duele un poco".

Igual es que has dormido en una mala posición,

o que te pegaste todo el sábado tirado en el sofá viendo

dos temporadas seguidas de tu serie favorita,

no te preocupes, no es una enfermedad,

es tu cuerpo que está reaccionando, manifestándose, adaptándose.

Otras veces, si es un síntoma de una enfermedad,

pero de una enfermedad que no tiene importancia,

que se resuelve espontáneamente.

"Es que esto sido un poco esta noche, me duele un poco la cabeza,

Eso no tiene más importancia, no requiere ningún tratamiento,

más allá de leves remedios caseros que puedes tomar tú sin preocuparte.

Lógicamente, si hay síntomas, por lo que debes consultar,

síntomas que especialmente son graves, por ejemplo,

si vomitas sangre, claro,

urgente al médico sin pasar por la casilla de salida,

otras veces lo que es grave no es el síntoma,

sino la enfermedad que puede haber detrás.

Por ejemplo,

si nos da un dolor fuerte en el pecho

que nos produce sudoración y mucho malestar.

El resto de síntomas,

solo es necesario que consultes por ello si se intensifica

mucho o se prolonga en el tiempo.

Y si el síntoma que tienes con más frecuencia es el dolor muscular,

que te duele mucho el cuello, "que ayer me dolía la espalda,

que ahora me duele este brazo, que antes me dolía el otro",

si te levantas que te duele todo,

"me duele todo más que ayer pero creo que menos que mañana",

¿quieres un consejo?

Muévete, mantente activo, haz ejercicio, el que tú quieras,

natación, aerobic,

aquagym, baila bachata, lo que quieras, pero haz ejercicio.

El ejercicio físico se ha demostrado

eficaz para disminuir el dolor crónico.

Así que, disfruta, sal,

vive y no te obsesiones con los pequeños síntomas.

Porque si te obsesiones con no perder tu salud,

puedes acabar perdiéndola.

Obsesionarse menos y vivir más, aprender a saber vivir.

Claro.

Se me ha pasado volando esta hora. Siempre se pasa volando.

Lo bueno de "Saber vivir" es que lo puedes volver a ver

cuando quieras, "Saber vivir" es como los restaurantes buenos,

se puede consumir a la carta. Claro que sí,

si estáis interesados en ver de nuevo

todo lo que os hemos contado en el programa,

lo tenéis muy fácil,

basta con que entréis en la web de "Saber vivir".

Ahí podéis encontrar vídeos de todas las secciones del programa

y los programas completos para verlos a la carta.

Os invitamos, por supuesto,

a seguirnos en nuestras redes sociales, Twitter e Instagram.

Podéis interactuar con todos nuestros colaboradores

y descubrir consejos exclusivos.

Recordad que os leemos con el hashtag "#sabervivirtve".

Os esperamos en "Saber vivir".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber vivir - 24/03/19

Saber vivir - 24/03/19

24 mar 2019

En este programa hablamos, entre otras cosas, de las grasas saludables y cómo podemos incluirlas en nuestra dieta, nuestra chef nos enseña a preparar una 'cheesecake' de aguacate, aprendemos a controlar los nervios y la ansiedad con una técnica muy sencilla, descubrimos el poder de las caricias y por qué son tan importantes en nuestra vida de pareja, y por qué a veces los síntomas no son tan importantes como creemos.

ver más sobre "Saber vivir - 24/03/19" ver menos sobre "Saber vivir - 24/03/19"
Programas completos (367)
Clips

Los últimos 2.761 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios