Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5424014
No recomendado para menores de 12 años Saber Vivir - 27/10/19 - ver ahora
Transcripción completa

Vamos a preparar una estupenda tortilla de patata con chipirones

(Música)

Muy buenos días, ya hemos entrado en el horario de invierno

y el organismo a esta hora cree que es una hora más tarde,

¿eso afecta a la salud, doctor Fabiani?

Afectar a la salud son palabras muy grandes,

pero hay gente que nota mucho los cambios,

vamos a ver por qué ocurre esto y qué podemos hacer para que pase

lo antes posible. Y por haber retrasado el reloj

quizás sintáis ahora más apetito,

hoy hablaremos de dos alimentos con la proteína de mejor calidad,

las legumbres y los huevos.

Excelente alternativa para una proteína de buena calidad,

que es fundamental para el desarrollo del organismo

y dentro del organismo para nuestro cerebro,

vamos a hablar de la salud del cerebro,

de cosas que nos preocupan como el Alzheimer

y cosas que podemos hacer para prevenirlo,

una de ellas, el ejercicio físico.

Está claro que el ejercicio debe de formar parte de nuestra vida

y no hay límites para practicarlo, ¿queréis un ejemplo?

Pues mirar cómo lo hace Serafín Zubiri,

lo vamos a ver sobre ruedas.

(Música)

Serafín Zubiri, ¿cómo se te ocurre ponerte a patinar?

-Se les ocurrió a unos locos, que están más locos que yo,

los que organizan la maratón desde Pamplona a Puente la Reina.

Al principio pues, ostras, me costó ganar confianza,

empezábamos poco a poco y mira en nueve meses

estaba patinando la maratón más dura del mundo.

(Música)

-¿Cómo patina un ciego?

-El guía que va delante lleva un megáfono riñonera

a través del cual proyecta sonido continuo.

-El sonido son tus ojos. -Eso es.

La gente, claro, te ven patinar suelto, sin contacto

y piensan que ves, "este nos engaña, este ve".

(Música)

-¿Qué tiene el patinaje? ¿Qué es lo diferente?

-Es que me permite hacerlo solo, sin contacto,

lo cual me proporciona una sensación de libertad

que no siento a través de otros deportes

y me gusta muchísimo.

-¿Qué más haces para mantenerte físicamente bien?

-Básicamente hago mucha bici, voy mucho al gimnasio,

hago mucho spinning y comer bien.

-Date un par de vueltas para hacer hueco en el estómago

y nos vamos a comer.

(Música)

-Javier, ¿qué nos vas a hacer?

-Vamos a hacer una menestra de verduras de Navarra.

Borrajas, brócoli, zanahoria, coliflor y acelga.

-La verdura, ¿tú qué tal? -Me encanta, además toda.

-Yo siempre le digo a mis hijas que hay que comer de todo.

-A mí me gusta más el pescado que la carne.

-Una persona como tú, ¿saborea más?

-Posiblemente o por lo menos más que el que come con la vista, sí.

-Esto te lo vas a comer, ¿no? -Hombre, ni lo dudes.

A mí es mejor comprarme un traje que invitarme a comer.

(Música)

-El brócoli lo tienes a las tres de la tarde más o menos.

-A las tres aquí. -A las cinco, la alcachofa

y a las doce y diez, la acelga.

-Qué rico, rico, rico, rico.

-Serafín, ¿qué estás haciendo? -Pues creando nuevos espectáculos,

tengo ya uno de Nino Bravo que llevo haciendo seis años y medio

y hago otro con otro gran artista que se llama Mikel Herzog.

Estoy viviendo el momento más bonito de mi vida.

-Todo lo que has hecho tú, que has corrido,

has hecho bicicleta, has subido el Aconcagua,

¿eres una persona especial para eso? -Lo que me ha hecho especial

si es que lo soy es, precisamente, el hecho de ser ciego,

eso ha marcado mi vida en sentido muy positivo,

esa inquietud que tengo ante las ganas de la vida,

de hacer cosas diferentes, sin duda, se lo debo a mi ceguera.

-A ver cómo está eso, brócoli navarro y de la Alhambra.

¿Qué?

Le debemos un aplauso a Javier, ¿no?

El esfuerzo, ya lo hemos visto, tiene su recompensa,

también hacer ejercicio y comer bien, es el consejo

de nuestro médico de familia para evitar, por ejemplo,

sentirnos cansado, entramos ya en su consulta.

(Música)

¿Se puede?

Doctor Fabiani. Hola, Miriam.

¿Llego puntual?

Ayer a esta hora era una hora más tarde.

¿Tú has cambiado la hora? Yo sí.

Vale, entonces, llegas en punto.

Y además, he dormido una hora más. Qué bien.

Aun así estoy bastante cansada, debe ser que se me ha alterado

el ritmo circadiano.

Bueno, igual tenemos que aclarar esto.

Acláramelo. Con el cambio de hora

hay gente que se nota más cansada, parece como que no le encuentra

el ritmo y es que no lo podíamos decir mejor,

el ritmo circadiano es una especie de reloj interno,

que se sincroniza con las horas de luz y de oscuridad,

al cambiar la hora pues hay veces, igual que cuando viajamos

y atravesamos el Atlántico y tenemos ese "jet lag",

pues durante un tiempo nuestro cuerpo tarda en resintonizarse

y hay gente que es más sensible a esto y nota ese cansancio,

aunque haya dormido una hora más.

Y en casos así como el de hoy, ¿cómo me iría una pequeña siesta?

Sobre todo lo digo por esta noticia que encontrado que dice:

"Dormir una pequeña siesta es bueno para el corazón".

Bueno, revisamos en su día que personas que dormían muy poco,

esto podía ser perjudicial para su salud,

pues no suena raro que si recuperas parte del sueño perdido

con una siesta, pues esto pueda ser beneficioso,

pero además, recuerda que ese tiempo de siesta puede servir un poco

para liberar el estrés, para desconectar,

con lo cual es lógico estos resultados que se están encontrando,

a mí lo que me llama la atención es que el estudio lo han hecho

con suizos, siendo nosotros expertos en la siesta.

Pero es que ellos han visto siestas de 20 minutos y nosotros aquí,

una siesta de 20 minutos nos suena a una cabezadita,

igual ha sido por eso el estudio.

Y ya que hablamos de que nos acercamos al invierno

y por tanto hay menos horas de luz, no sé si deberíamos aprovechar

las horas de sol que tengamos, lo digo en relación a esta noticia:

"Tomar el sol mejora el estado de ánimo y es fuente de bienestar",

según la Universidad de Columbia.

De hecho, la pérdida de horas de sol cuando llega el otoño

y el invierno es uno de los motivos de que mucha gente note el ánimo

un poco venido abajo, se note más cansado,

por eso recomendamos aprovechar las horas de sol que tenemos

para hacer actividades beneficiosas, ir al parque, pasear,

hacer ejercicio, aprovechar esas horitas de sol

nos va bien para el ánimo, pero también nos viene muy bien,

por ejemplo, para tener los niveles adecuados de vitamina D,

ahora que está la gente muy preocupada y probablemente en exceso

con los niveles de vitamina D y están tomando complejos vitamínicos,

no, los complejos vitamínicos en general no son necesarios,

salvo casos muy concretos, ni para la vitamina D,

ni para mejorar las defensas, ni para la caída del pelo,

no hay que tomar muchos complejos vitamínicos.

Pero sí hay que tomar el sol, ¿no? El sol, sí, fundamental.

Y ya que estamos hablando de cabello, como en todo, lo mejor

es seguir los consejos de un especialista,

¿sabéis cómo se llama el médico especializado

en la salud del cabello? Tricólogo y el tricólogo de "Saber vivir"

es el doctor David Saceda.

(Música)

Al igual que Totó y Kila, nosotros somos mamíferos

y los mamíferos tienen que cambiar su pelaje,

por lo menos una vez al año.

Ese recuerdo nos queda todavía en el ser humano y una vez al año

en el otoño, cambiamos el pelo.

(Música)

Igual que sucede con las hojas cuando llega el otoño,

el ciclo de crecimiento del cabello se interrumpe

y en cuestión de pocas semanas el cabello cae para poco después

ir creciendo progresivamente y renovarse.

¿Cuándo nos tenemos que preocupar? Hay tres claves:

la primera, cuando ves que la caída se prolonga en el tiempo

más allá de dos meses. La segunda, cuando la caída

es demasiado exagerada con respecto a años previos

y la tercera es cuando esta caída ocurre en otra época del año

que no sea el otoño.

(Música)

Ester, en una peluquería como la tuya,

te preguntarán muy a menudo por la caída del pelo en esta época.

-Sí, sobre todo las mujeres con el cabello largo,

porque lo notan más en su cepillado diario,

en su lavado, ahí es cuando más lo perciben.

Cuando más lo noto es cuando me lavo la cabeza y veo en lavabo

más cantidad de pelo que otras veces.

En otoño se me cae mucho el pelo,

noto mucho que baja el volumen de cabello.

"Hay muchos mitos asociados a esta caída, uno de ellos,

precisamente es el lavado, por lavarse más el pelo

en esta época o en cualquier época del año, no vamos a perder el pelo

ni se va a caer más ni vamos a acabar con una calvicie."

(Música)

La caída del cabello en otoño es más frecuente en mujeres,

es mucho más llamativa y hay que preocuparse

cuando se prolonga más allá de los dos meses,

si es así, la mejor opción es consultar a un especialista,

un dermatólogo que está especializado

en la caída del cabello y que puede detectar si es normal o no lo es.

Para lucir un cabello sano hay que cuidarse,

hay que comer bien y dormir bien, si no lo hacemos así,

lo vamos a notar también en nuestro cuerpo, en nuestra energía,

fijaos en esta noticia que me ha preocupado bastante:

"Siete de cada diez españoles se sienten cansados o muy cansados"

Aquí donde tenemos que poner el foco es en qué nos hace sentir cansados

y normalmente es algo más anímico que físico,

normalmente son cuestiones de estrés, dormir mal por la noche,

de estar preocupados y esto no sale en los análisis,

muchas veces cuando nos sentimos cansados: "Lo primero, un análisis",

primero tenemos que reflexionar si hay estrés o no dormimos bien,

es donde tenemos que poner el foco y la necesidad de hacer análisis,

solo si dura mucho en el tiempo o asocia otros síntomas.

Pero lo más curioso de todo es que para combatir el cansancio,

hay que hacer algo que a priori choca y es ejercicio físico,

cuando uno hace ejercicio físico duerme mejor por la noche,

libera el estrés, mejora el ánimo,

o sea, que como resumen, para no estar muy cansados,

hay que cansarse, pero haciendo ejercicio.

Y otra buenísima razón para practicar ejercicio

es la siguiente: "Ayuda a prevenir y retrasar el Alzheimer".

Bueno, todos los hábitos saludables prácticamente, se han asociado

a que disminuyen el riesgo o retrasan la aparición

de las demencias, el ejercicio físico es uno de ellos,

así que tenemos un excelente motivo para ponernos en marcha.

Y hablando de Alzheimer, ¿qué te parece el último hallazgo

que han hecho científicos españoles del Centro Nacional

de Investigaciones Cardiovasculares?

"Descubren que un fármaco anticoagulante

podría frenar el Alzheimer".

Es un descubrimiento muy bueno, pero como siempre decimos, cautela,

ahora mismo se ha probado en ratones y hay que ver si esto realmente

se demuestra útil en humanos, hay que comprobar que es eficaz

en humanos y que es seguro en humanos,

los anticoagulantes ya los usamos para distintas patologías

y tanto los pacientes que lo toman como sus familiares saben

que son medicamentos que hay que manejar con cuidado

porque tienen su riesgo. Así que tranquilidad

y ojalá se confirmen estos hallazgos.

Mientras tanto, ¿qué podemos hacer?

Pues las personas que ya tengan Alzheimer,

cuando tengamos un familiar con Alzheimer en la familia,

lo fundamental es que cuidemos toda su rutina

y que tenemos que pedir que haya ayudas sociales y sanitarias

para ayudar a convivir con la enfermedad

y si queremos prevenirla de alguna forma,

como de momento no tenemos medicamentos para eso,

tenemos que centrarnos en hábitos saludables,

¿cosas que disminuyen el riesgo o retrasan la aparición?

Alimentación saludable, rica en frutas y verduras,

actividad física, evitar los tóxicos,

mejorar las relaciones sociales, salir, entrar, ver a gente

y estimulación cognitiva,

o sea, hacer funcionar el cerebro, aprender a hacer cosas nuevas,

plantearse retos, hacer cosas diferentes,

cambiar la rutina, porque todo lo que haga entrenar el cerebro,

hace que esté más en forma y retrasa su deterioro.

Hay que ver la de ideas y mitos que circulan en torno a la salud,

lo vemos aquí todas las semanas en tu consulta,

pero también lo vemos en tu libro: "¿Te puedo hablar claro?"

Que no te cuenten mitos. Aquí haces un repaso por esos mitos

de los que hablamos aquí semanalmente

Sí, hay muchísimos mitos que ya hemos comentado aquí, ¿eh?

Hemos hablado de la digestión, si se corta o no se corta,

si el frío resfría o no resfría, pero hay otros muchos,

de si hay que echar la cabeza para atrás cuando sangras,

de qué hacer con una persona si convulsiona,

qué hacer para que no se muerda la lengua, hay muchas creencias

que conviene aclarar cómo hacemos aquí, con sencillez, claridad,

con sentido del humor y en el fondo, dando claves para pensar en positivo

y trabajar en positivo para sentirnos cada vez mejor.

Di que sí, muchísimas gracias, doctor Fabiani,

por esos consejos que nos vienen tan bien en "Saber vivir",

algo que, sin duda, también hacen en nuestro destino saludable

de hoy, es tierra de aceite, de vino y de ajo.

Habéis acertado, Chinchón.

(Música)

# Ojalá que no sea el de las flores,

# pero sí el loco que pinta # tus paredes de colores,

# que te quita la sed, # que te hace temblar.

# Ojalá. #

Hola, Ana, ¿qué tal? ¿Qué tal?

Parece mentira que a tan solo 45 kilómetros de Madrid,

encontremos este remanso de paz que es Chinchón.

Pues la verdad que sí, es un lujo, uno de los destinos

más importantes a nivel turístico que hay en Madrid.

¿Me lo enseñas todo? Vamos a ver los mejores sitios.

(Música)

Ya estamos en el centro neurálgico del pueblo.

Había que venir sí o sí. Los balcones de la Plaza Mayor

siguen albergando una tradición de antaño

y es que se sigue esa tradición de la servidumbre de paso,

esto quiere decir que la mayoría de los propietarios de las casas

de la Plaza, son diferentes del propietario del balcón,

pueden pasar por la casa de la señora

o alguna dependencia o tienda para acceder a su propiedad.

(Música)

¿Y cómo puede ser que en la Iglesia de Chinchón tengáis un Goya?

Pues sí, tenemos una verdadera joya, Francisco de Goya lo pinta en 1812

al finalizar la Guerra de la Independencia,

en la cual esta iglesia pues había sido incendiada

y para paliar un poco todos estos desperfectos ocasionados

en la guerra, se le solicita al pintor que nos haga un cuadro

que tiene muchísimo valor cultural, histórico y sobre todo, sentimental

para el pueblo de Chinchón.

(Música)

Este teatro cumplió su primer centenario en el año 91,

ahí es nada.

Que baje el telón, ¿no? Por supuesto, hay que ver

la gran obra de arte. Porque aquí lo importante

no es solo la obra de teatro que se pueda hacer,

si no este lienzo que tenemos aquí. Por supuesto, es un lienzo original

del siglo XIX pintado por Luís Muriel.

(Música)

Muy buenas. Muy buenas.

Me vais a permitir que me siente aquí un poquito

para que me contéis cómo se vive aquí en Chinchón.

Pues se vive muy bien, fenomenal,

aquí está mi padre con 89 años y aquí sus amigos,

pues también con 89, o sea, que fíjate cómo se vive en Chinchón.

Ya se les nota en la cara. Que longevos que son.

(Música)

Gregorio, ¿usted es de Chinchón de toda la vida?

Toda la vida.

¿Nunca ha salido de Chinchón? Nunca.

Soy chinchonense de la cabeza a los pies.

Ya hemos conocido la joya gastronómica de Chinchón

y ahora vamos a cocinarla.

Yajaira, no son ajos, si no ajetes lo que estáis cocinando.

Sí, son ajetes que es cuando el ajo es tierno.

Qué bueno y, ¿cómo los hacéis?

Pues mira, se le corta un poquito el tallo,

a continuación les hacemos unos cortes a lo largo.

Se puede utilizar de guarnición, nosotros lo ponemos como entrante.

Estamos en un lugar donde se come muy bien,

pero también es una casa con historia.

Sí, es un restaurante museo, tiene historia porque aquí

se elaboraba el vino y el aceite y hoy en día están firmadas

por famosos que nos han visitado.

(Música)

¿Podría "Saber vivir" dejar aquí también su sello?

Hombre, por supuesto, vamos a buscar un huequecito

y nos dejáis una firmita. Venga.

Así que "Saber vivir" quedará también en Chinchón

para la posteridad.

(Música)

Qué buen día pasé yo en Chinchón y qué rico su ajo.

Como el de Las Pedroñeras, también hay que decir

y es que el ajo forma parte de nuestra gastronomía,

de nuestros sofritos, de la dieta mediterránea

y es que tiene unas propiedades interesantes, sobre todo

en prevención de enfermedades cardiovasculares.

El ajo forma parte de una alimentación saludable

y llegar a ella es la meta de nuestro espacio

Aprender a comer.

(Música)

Ya estamos en horario de invierno,

pero seguimos en otoño, con días unas veces más fríos,

otras veces más templados,

pero, ¿qué tal le va a esta época del año las legumbres?

Bueno, le va fantásticamente, porque esos guisos, esos platos,

esos potajes calientes de legumbre nos hacen entrar en calor,

pero fíjate, hay personas que se piensan que la legumbre

únicamente se puede tomar caliente y esto es un mito, obviamente,

yo me he tomado mis ensaladas de legumbre,

mis sopas de lentejas este verano

y obviamente también nos podemos hacer un bocadillo

con un paté vegetal, como por ejemplo, el hummus,

que todo el mundo lo conoce hoy en día.

Lo cierto es que ni en invierno ni en verano, es una lástima,

pero los españoles cada vez consumimos menos legumbres.

Sí, unas cantidades muy pequeñas, tanto adultos

como niños y adolescentes y esto se debe en gran parte

a que la legumbre muchas veces no se le pone en valor suficiente,

se ve algo como muy vulgar y cuando hacemos en nuestro menú

la elección proteica, somos mucho de carne, pescado,

carne, pescado, carne, carne, embutido

y no metemos suficiente cantidad de legumbre, así que deberíamos

aumentarla sin ninguna duda. ¿Cuántas veces a la semana?

Pues mira, todas las que se pueda, antiguamente se decía:

"Hay que tomar legumbre al menos una vez a la semana".

Eso es bastante poco y las recomendaciones ahora mismo

más serias, nos están invitando a tomar legumbre como mínimo

tres o cuatro veces, hay personas, como por ejemplo, mi caso,

que tomamos legumbres todos los días, pero digamos

que ahora mismo la población española sería fantástico

que subiéramos la cantidad de legumbre a tres, cuatro veces

por semana, sería un buen indicador.

Quizá se consume poco porque hay una serie de creencias

muy extendidas en torno a las legumbres, como por ejemplo,

que engordan. Eso es una de ellas.

Fíjate, no pensamos en los refrescos, en las galletas,

en la bollería, no, parece que engordamos por las legumbres

y ni mucho menos, los estudios científicos nos dicen

que la legumbre, lejos de engordarnos, lo que hace es prevenir

que ganemos el peso y eso se debe a sus propiedades nutricionales.

Y el hecho de que algunos piensen que son poco nutritivas,

de hecho, anteriormente se las llamaba la carne del pobre.

Bueno, pues es un buen indicador, porque tiene la cantidad

y la calidad proteica muchas veces igual que la carne,

a un precio muy, muy barato, pero para nada ese valor nutritivo

escaso, son ricas en proteínas, tienen unos hidratos de carbono

de absorción lenta, que además hacen que estemos muy saciados,

un aporte en minerales muy interesante y también fibra,

de modo que son supersaciantes.

Nada nada de vulgares, son un pedazo de alimento.

¿Y es verdad que al ponerlas a remojo o al cocerlas

pierden nutrientes? No, fíjate, lo contrario,

si cociéramos o remojásemos las verduras, ahí estaríamos

perdiendo nutrientes, con las legumbres pasa lo opuesto

y es que se hacen más digeribles, luego nos sienta mejor,

por eso un garbanzo crudo si nos lo tomásemos nos sentaría fatal,

tiene muchos antinutrientes, no lo podemos digerir,

pero hay procesos como la cocción, el remojado y también el germinado,

que hacen que todos los nutrientes, sean más aprovechables.

También hay otro mito que no sé si lo es, de hecho, muy extendido,

que debemos tomarlas no en bote como estas, si no, naturales.

Bueno, eso es elección de cada familia,

ambas son igualmente nutritivas y lo que tenemos ahora mismo

en los supermercados, en nuestras tiendas del barrio,

es la legumbre ya cocida y es algo muy de conveniencia,

es que fíjate, cuando hablas de: "No tengo tiempo para cocinar",

te abres un bote de garbanzos y te partes un tomate, simplemente,

ya tienes cena. No hay excusas.

La industria alimentaria nos lo pone muy fácil para animarnos

a comer legumbres y nos la venden ya cocidas y envasadas.

(Música)

Estamos en una finca de Roperuelos del Páramo

que es alubia pinta, se siembra a mediados de mayo,

se cosecha a últimos de septiembre, primeros de octubre.

(Música)

Esta vaina ya estaría seca, ya estaría para cosechar

y esta todavía no está seca, hay que esperar todavía.

(Música)

La alubia cuando empieza a estar un poco más amarilla que esta,

es cuando se arranca, está una semana arrancada

y después ya se trilla, una vez trillada ya está la alubia

para limpiar y para consumir.

(Música)

El primer paso en la fábrica de legumbre cocida

es poner las legumbres a remojo,

el proceso es muy similar al que hacemos en nuestros hogares

con la diferencia de que aquí se ponen a remojo muchos más kilos.

Muchas personas piensan que la legumbre se embota

una vez cocida y esto no es así,

la legumbre se envasa simplemente remojada y escaldada

y posteriormente se cuece dentro del propio frasco.

Una vez que la legumbre ha sido cocida dentro del frasco,

todos pasan a través de un Rayos X

y rechazan aquellos botes donde se le ha detectado

algún tipo de materia extraña.

(Música)

Las legumbres son muy ricas en proteínas,

además también contienen un alto porcentaje de fibra,

el alto contenido en fibra va a favorecer

que el llamado colesterol malo que está en sangre, disminuya.

También contienen un alto contenido en hierro.

Muchos consumidores nos comentan que tras el consumo o la ingesta

de legumbres, aparecen los temidos gases o flatulencias,

para evitar esto podemos comprar legumbres ya peladas o sin piel,

consumir las legumbres junto con alguna especia,

por ejemplo, tomillo o romero

y por último, consumirlas en formas de purés, de cremas

o de hummus, que también está muy de moda.

(Música)

Los médicos aconsejan consumir como mínimo de tres a cuatro

raciones de legumbres por semana y además son muy versátiles

a la hora de cocinarlas y pegan con todo.

(Música)

Hay que tomar legumbres, científicos españoles aseguran

que ayuda a prevenir el infarto, la diabetes y el cáncer, Aitor.

Sí, porque son condiciones que muchas veces aparecen

derivadas de tener sobrepeso, obesidad y por ejemplo,

en el cáncer colorrectal también ayudan mucho

por la gran cantidad de fibra que tienen, así que insisto,

alimento nutritivo, saciante y que nos ayuda a manejar

y prevenir muchas enfermedades.

Te voy a preguntar por preguntar,

¿qué semáforo le vamos a poner a las legumbres?

Verde directamente.

Pues de un alimento muy nutritivo como son las legumbres,

vamos a pasar a otro, en este caso de origen animal, como es el huevo.

¿Debemos consumirlo todos los días? ¿Podemos consumirlo todos los días?

Podemos consumirlo todos los días, al igual que podríamos consumir

todos los días la legumbre, hacemos exactamente el mismo ejercicio,

es una fuente proteica que podemos alternar con la carne y el pescado.

El aprendizaje que tenemos que sacar del huevo

respecto a las últimas décadas es que no hay que tenerle miedo,

antes se nos decía: "No, solo se puede tomar uno o dos a la semana"

y ahora ya tenemos datos robustos que nos dicen que no pasa nada

si lo tomamos con más frecuencia.

Miedo se le tenía antes a los huevos por el colesterol,

ahora esos últimos estudios dicen

que ayuda a subir el colesterol bueno.

Fíjate, incluso algunos estudios muestran que, lejos de ser

un factor de riesgo, puede ser hasta preventivo.

Ni una cosa ni otra, si cogemos y sumamos todas las direcciones,

todos los datos que tenemos, verdaderamente es un alimento

neutro, que ni contribuye, pero tampoco va a hacer

que aparezcan más enfermedades, por lo tanto, la frecuencia

con la que los podemos tomar puede ser incluso diario.

Una de las maneras más habitual en nuestra gastronomía

de cocinar el huevo es la tortilla, tortilla española, francesa,

¿qué te parecen esas opciones?

Pues que es una forma también versátil de tomarlo,

lo primero porque nos permite tomar un alimento proteico

fuera de las ingestas principales,

por ejemplo, tomándote un pincho de tortilla en un bar

a media mañana y también cargar un bocadillo de un alimento

que es saludable como una tortilla francesa cuando nos vamos por ahí.

La tortilla, por lo tanto, no hay que huir de ella,

no engorda, como muchas veces hemos escuchado

y podemos barajas distintos rellenos,

que queremos más hidratos de carbono, podemos ponerle patata,

menos calórica esa tortilla, de calabaza, por ejemplo,

también la podemos rellena de verduras como espinacas

y otras soluciones como también una tortilla de verduras.

Muy bien, muchas opciones hay para hacer en una tortilla,

vamos a fijarnos en algunas de esas propuestas muy saludables.

(Música)

Vamos a preparar una estupenda tortilla de patata con chipirones

en su tinta, la cual lleva huevo,

patata, cebolla, chipirón de anzuelo,

tinta, aceite y sal.

Está hecha con mucho cariño y con mucho amor.

(Música)

Se coge el aceite, se calienta, se pone la cebolla,

se corta la patata y se añade y se va pochando lentamente,

mientras que se va haciendo, coges el chipirón,

lo cortas y lo fríes lentamente.

Una vez frito lo pones a escurrir,

escurres la patata cuando ya está pochada

y cuando está todo escurrido, mezclas la patata y el chipirón,

le echas una cucharada de tinta y aparte bates los tres huevos,

mezclas todo y haces la tortilla en la sartén muy fuerte

al principio para que cuaje y luego lentamente para que quede cuajada.

(Música)

-Hola, buenas. -Hola, buenas tardes.

-Quería una tortilla.

-¿Sabes que tienes que elegir una fecha especial?

-1989.

-En esta concretamente te pone que cayó el muro de Berlín.

Nosotros envasamos la famosa tortilla de patatas

que consumimos aquí en España, se tenía que seguir una cadena de frío,

pero de esta manera no, porque va conservada con aceite de oliva.

Se preparan primero, cuando ya están hechas se meten en la lata,

se le echa aceite y se metería en unos hornos a muy altas temperaturas

para que sigan un proceso de esterilización.

Llevaría la patata, la cebolla y el huevo

y el aceite como conservante, todo cien por cien natural.

-Para consumirla, ¿qué habría que hacer?

-Es algo que preguntan mucho, cómo se consume la tortilla

que va dentro, nuestra recomendación siempre es sacarla de la lata

y pasarla por la sartén vuelta y vuelta unos minutitos

para que vuelva a coger esa textura un poquito más crujiente.

(Música)

Vamos a preparar una tortilla de espinacas.

Lleva, huevos, patatas, cebolla,

sal, espinacas y aceite de oliva virgen extra.

(Música)

Pochamos la patata con la cebolla hasta alcanzar un punto adecuado,

tenemos un bol con los huevos, batimos los huevos

y en ese bol le echamos un poquito de sal,

la patata ya pochadita la pasamos a los huevos,

las espinacas que las hemos sofrito con un poquito de ajo

y aceite de oliva, lo pasamos todo al bol con los huevos,

calentamos una sartén con aceite, esperamos un poquito

y esa mezcla la pasamos a la sartén,

esperamos otro poquito, el plato encima,

vuelta a la tortilla.

(Música)

La clara tiene, sobre todo, proteína, de hecho,

las dietas de deportistas llevan bastante clara,

también llevan algunas vitaminas como las vitaminas B.

La yema aporta colesterol, pero colesterol del bueno.

Lo importante es no tomar el huevo crudo

porque vamos a encontrarnos que haya una de las bacterias

procedentes de los animales, como es la salmonella.

Es importante no lavar el huevo con la cáscara,

porque la cáscara es impermeable y no deja pasar

ningún compuesto malo, si lo lavas pierdes esta impermeabilidad.

El huevo crudo no se puede mezclar con ningún otro elemento,

ni con un tenedor que vayas a usar después,

esa contaminación del huevo crudo

pues es la que nos puede ocasionar cosas,

pues por ejemplo como la salmonella.

En la hostelería están obligados a utilizar una modalidad de huevo

específica, esta que vemos aquí,

en este caso son claras pasteurizadas,

¿qué te parece esta opción?

Los restaurantes tienen que utilizar este "ovoproducto",

la huevina, que es el huevo pasteurizado,

si en la preparación que están en ese momento haciendo en cocina

no se va a superar una temperatura determinada,

por ejemplo, si vas a preparar una mahonesa,

o la tortilla la quieres dejar poco cuajada, es importante,

es obligatorio que utilices huevina,

pero lo restaurantes pueden seguir utilizando huevos convencionales,

por ejemplo cuando te sirven un huevo frito.

¿Qué es exactamente el huevo pasteurizado?

Es un huevo que se ha tratado para eliminar todos sus riesgos

microbiológicos y sobre todo cuando estamos hablando del huevo,

uno de nuestros mayores temores es la salmonella,

no únicamente nos vale con aumentar la temperatura,

tanto en casa como en un restaurante

cuando usamos huevos frescos. También, ojo con la manipulación,

que tocamos la cáscara por fuera y luego esos deditos van

a todo el instrumental, a todas las superficies

y hay que tener mucha higiene.

Y esto que también lo podemos consumir en casa, entiendo,

¿en qué formatos los encontramos?

Lo podemos encontrar en supermercados,

en proveedores de hostelería para hacer nuestras preparaciones.

Si queremos hacer mayonesa casera, podemos utilizar también huevina.

Y lo que se puede hacer también en casa, vamos, que deberíais hacer

en casa, es volver a ver nuestra web de "Saber vivir"

y dirigiros a las redes sociales del programa, Instagram y Twitter,

todas las dudas y consultas que tengáis, las contestamos todas.

Sí, yo creo que la gente lo hace, yo entro a Twitter y siempre hay

personas con dudas, comentando el último programa

y eso está genial porque también nos da muchas ideas

para que las traigamos aquí y luego las resolvemos,

eso sí que es "Saber vivir". Y para seguir resolviendo dudas

sobre salud y alimentación, entramos en la consulta

del médico especialista.

(Música)

¿Sabíais que el organismo humano no tiene solo un cerebro?

No, tiene dos, el cerebro propiamente dicho,

el que está en la cabeza y el segundo cerebro lo tenemos

en el aparato digestivo, es así, ¿no, doctor Guerra?

Así es, exactamente, en el aparato digestivo tenemos

un cerebro autónomo que hasta puede funcionar solo,

que es lo que llamamos el sistema nervioso entérico

y que tiene hasta 500 millones de neuronas conectadas, eso sí,

con el cerebro principal.

Hoy nos acompaña el doctor Gonzalo Guerra, cirujano general

y digestivo para hablar de ese segundo cerebro

y los problemas de salud asociados a él, que son cada vez más

en este siglo XXI que nos ha tocado vivir y son:

estrés digestivo, ansiedad estomacal,

neurosis intestinal, creo que estaría bien

que aclaráramos estos conceptos.

Bueno, al final son todo variaciones del mismo tema,

cuando tenemos un nivel de ansiedad, un nivel de estrés elevado,

nos va a afectar de distinta forma a todo el aparato digestivo,

nos puede afectar al intestino

y nos puede dar lo que llamamos una neurosis intestinal,

que es que el intestino empieza a funcionar mal,

no por algo orgánico, no por algo del propio intestino,

si no por algo relacionado con el sistema nervioso-

Una ansiedad estomacal, lo mismo, es una disfunción del estómago,

el estómago puede vaciarse peor, puede secretar más ácido,

puede, en definitiva, funcionar peor

por algún trastorno neurológico que tengamos de estrés,

de ansiedad, de algo parecido.

¿Y esto a quién le afecta?

Pues esto es muy gracioso, porque yo te diría que le afecta

casi a todo el mundo, pero a mí me pasa una cosa curiosa,

cuando vienen a la consulta los pacientes, les digo:

"¿Usted tiene estrés?" Cuando tienen problemas digestivos

y algunos, pocos, me dicen "yo, no" y digo: "Ah, bueno, entonces usted

no tiene que estar en ningún sitio a ninguna hora por las mañanas",

por ejemplo, dice: "Sí, claro tengo que estar a las ocho y media".

Pues mal empezamos, eso ya es estrés,

vivimos estresados, vivimos con horarios,

con necesidades de desplazamientos, con llevar los niños al colegio,

todo eso, aunque no nos demos cuenta nos está afectando

al sistema digestivo.

¿Y es mito o realidad decir eso que el estrés nos engorda?

Es un poco de las dos cosas, es verdad que se ha demostrado

que hay una hormona que es el cortisol,

que está directamente relacionada con el estrés, cuando tenemos mucho,

este cortisol, aumenta y parece ser que los niveles altos de cortisol,

pueden hacer que ingiramos más comida y engordemos un poco más

y luego, lo que sí está plenamente demostrado es que en niveles altos

de ansiedad, comemos más compulsivamente,

es como el que fuma, el que fuma poco,

cuando está nervioso, fuma más, pues comer, comemos todos

y cuando estamos nerviosos tenemos esa tendencia a comer,

si no más cantidad, sí de manera más compulsiva,

más rápido, más deprisa y eso nos va a engordar muchos más.

¿Qué hacemos entonces para que ese estrés,

esa manera de vivir rápido, por decirlo de algún modo,

no nos afecta a la hora de alimentarnos?

A la hora de tener una manera de comer determinada.

Pues hombre, con la alimentación no nos vamos a quitar el estrés

que nos esté generando nuestro trabajo, la familia, etc.,

pero sí que podemos hacer que ese estrés no nos afecte

al sistema nervioso de digestivo,

¿cómo? Pues intentado comer ordenadamente,

no alterando nuestros hábitos, si nosotros normalmente comemos

tres, cuatro veces al día, pues porque estemos nerviosos

no tenemos que comer siete, si normalmente no tomamos

muchos hidratos de carbono, pues porque estemos nerviosos

no tenemos que hartarnos de dulces, tenemos que masticar despacio,

comer tranquilamente,

todo eso hará que el efecto del estrés

sobre nuestro aparato digestivo, pues sea un poquito menor.

Algo que me ha parecido muy curioso es leer esta noticia:

"Han descubierto que tomar pistachos

puede reducir el nivel de estrés".

Me imagino que un puñadito de pistachos, ¿no?

Pues sí, más o menos se calcula eso, un puñado, 15, 20 pistachos al día,

porque los pistachos tienen una gran cantidad de melatonina,

para que te hagas una idea, si las nueces tienen

unos diez nanogramos de melatonina, los pistachos tienen 600,

o sea, tienen muchísimo más y la melatonina nos ayuda

a relajarnos, nos ayuda a dormir mejor

y nos ayuda, en definitiva, a controlar un poquito el estrés.

Y por otro lado, se ha hecho un estudio muy curioso

que demuestra que los pistachos reducen el efecto del estrés,

es decir, no nos quitan ese estrés, pero el efecto de la circulación,

de los capilares, de los nervios, si los disminuye.

Y esa onza de chocolate que muchos tomamos, a veces después de cenar,

a veces después de comer, ¿esto nos ayuda o no nos ayuda?

Bueno, pues el chocolate, ayudarnos a relajarnos,

a nivel psicológico, tal vez, es decir, la gente dice:

"A mí me pide el cuerpo tomar un poquito de chocolate",

aunque sea una oncita por la noche después de cenar,

bueno, pues eso es un efecto psicológico,

el chocolate no se ha demostrado que ayude a relajarnos

de una manera fisiológica, es decir, sí que parecía, se hablaba

que la serotonina podía mejorar con la ingesta de chocolate,

la realidad es que no, de hecho, el chocolate incluso

tiene un poquito de teobromina, que es muy parecida a la cafeína,

que es una cosa estimulante más que relajante,

ahora, el efecto sedante a nivel psicológico nuestro

que nos produce ingerir un poquito de chocolate,

pues eso está ahí, lo que hay que hacer es no intentar

controlar el estrés con el chocolate,

si no para eso, para controlar ese estrés

y el efecto sobre el aparato digestivo del estrés,

tenemos muchas técnicas y muchos talleres

que nos ayudan a educar ese estrés.

Bueno, pues precisamente sobre esos talleres va

nuestro siguiente reportaje, ¿queréis saber en qué consisten?

(Música)

Este taller es un taller de entrenamiento,

¿Qué se consigue? Que la persona controle,

aprenda de dónde le viene el estrés, lo descubra, aprenda a gestionarlo

para no tener recaídas.

(Música)

Te voy a decir tres técnicas infalibles, rapidísimas,

cuando yo me descubro que me estoy poniendo agitada,

cuando estás estresado, respiras mal, así que para respirar bien

hay que inhalar despacio, tomar aire y luego soltarlo

y tomarlo y soltarlo tres, cuatro veces

y el sistema nervioso se relaja.

(Música)

La segunda técnica es emplear los cinco sentidos

en lo que está sucediendo aquí y ahora, lo que veo,

lo que huelo, lo que oigo, lo que saboreo, lo que toco.

Y la tercera, infalible también, cuando yo estoy nerviosa,

cuando estoy tensa, la boca se me seca,

entonces, voy a dar órdenes a mi cerebro de que genere saliva,

con que lo digas dos o tres veces, efectivamente,

tu boca se va a llenar de saliva, entonces, tu sistema nervioso

detecta: "Sí hay salida, no hay peligro"

y el sistema nervioso se relaja.

(Música)

¿Cuánto tiempo le tenemos que dedicar a estos ejercicios?

Cinco minutos, eso sí, todos los días.

(Música)

La naturaleza es supersabia y nos está dando información

todo el tiempo, vamos a escucharla, vamos a mirarla,

fíjate lo que hace la naturaleza en otoño,

se libra de lo que ya no le funciona,

de lo que empieza a ser tóxico, de lo que se va a envenenar

y lo hace bonito, así que suelta bonito,

como hace la naturaleza.

(Música)

Aprender a relajarnos y si es al aire libre muchísimo mejor

y si nos quedamos en casa ahora en otoño, no sé, doctor,

¿qué tal nos puede sentar una infusión bien calentita?

Pues, aparte de que nos puede sentar muy bien,

las infusiones tienen un efecto sedante sobre el aparato digestivo

por dos motivos, primero está el efecto de calor,

las infusiones se toman normalmente calentitas y ese líquido caliente,

nos va a llegar al estómago y va a relajar

esa pared del estómago, incluso del intestino,

con lo cual vamos a digerir bastante mejor.

Y luego, por otro lado, dependiendo de qué la tomemos,

las propias plantas, la salvia, la hierbaluisa,

la valeriana, son todas extractos de plantas

que nos van a ayudar a relajar nuestro sistema nervioso central,

entonces, van a ayudar a conciliar el sueño,

a descansar mejor, en definitiva, a intentar controlar

ese estrés que hemos comentado que tenemos todos.

Tomar infusiones sí, pero tomar alcohol,

hay quien lo toma para relajarse.

El alcohol no nos ayuda a relajarnos,

es una sensación falsa, parece que sí inicialmente,

bueno, el alcohol puede ser un poquito depresor,

pero lo que hace es al revés, es estimularnos,

sí que es cierto que se ha hecho un estudio en el que el Resveratrol,

que es un componente de la uva, sí parece que ayuda

a controlar el estrés, entonces, derivado de eso

decimos que en el vino sí hay algo de Resveratrol

y nos podría ayudar, pero nos ayudaría más tomar la uva tal cual,

un mosto o cualquier fruta que tenga Resveratrol,

como las frambuesas o las fresas, lo que pasa es que la que más tiene

es la uva, pero el alcohol en sí mismo para relajarnos,

mala solución.

Muchísimas gracias, doctor, por todos esos consejos

que ya nos han quedado claro y también hay muchas personas

a las que les ayuda, por ejemplo, cocinar, porque haciendo la comida

se olvidan de las preocupaciones y nuestra chef, Marta Verona

es el mejor ejemplo, vamos a verla paseando

por una feria de gastronomía y eligiendo lo mejor

para el menú de la semana.

(Música)

He venido a Santander a relajarme, a inspirarme

para buscar nuevas recetas para vosotros y no sé que me da,

que lo voy a tener muy fácil.

(Música)

Bueno, pero qué maravilla,

vamos, que yo hago una cosa así parecida con el mango,

no tiene que envidiar mucho.

No me lo puedo creer, mango, mi fruta favorita por aquí.

¿Tú eres dada a utilizar el mango en la cocina o no?

Muchísimo, pega con todo.

¿Elaboraciones dulces o saladas? Ambas.

A mí se me está ocurriendo una tarta de mango y de mostaza.

¿Cómo te suena? Me suena superbien.

Pues lo voy a hacer en "Saber vivir" para que lo veas

y mirar qué bonito queda el mango así.

(Música)

Bimi, hola, cuétanos, ¿qué es eso del bimi?

Bueno, bimi es un nuevo alimento,

es un híbrido entre brócoli y "kailán".

¿Y cómo lo has cocinado?

Mis primeras andanzas con bimi eran a la plancha

y ahora incluso me lo tomo crudo.

Pues voy a tomar nota porque estoy pensando hacer una crema con bimi

y por encima bimi crudo como me dices.

Genial. A ver cómo nos queda.

(Música)

Pero, ¿esto qué es, por favor?

Estos aparatos, ¿es una cafetera?

Pensamos que tenemos un niño que no le gusta la fruta

y queremos convencerle para que coma fruta.

Qué bonito, por favor. Y ya está preparada

para que el niño coma la manzana y pida más.

¿Y tienes algo más que enseñarme?

Tengo tecnologías más alucinantes todavía.

(Música)

Me encanta, que tenemos aquí un "pokeball" que básicamente

es el ejemplo de comida rápida saludable, vamos a verlo.

(Música)

Caviar del Tíbet, vamos a probar esto.

(Música)

Buenísimo de verdad, me estoy poniendo las botas.

(Música)

¡Oh! Pan con aceite, a mí me han ganado aquí.

¿Cómo está ese aceite? Pero, ¿tú eres Huecco?

El cantante Huecco con aceite de oliva, explícame esto.

Pues multifunción, entonces, en los ratos libres de conciertos,

estamos aquí para promocionar nuestra especialidad virgen extra,

un bien imprescindible para la salud.

# Y es que me vuelvo lobo, # ay, ay, ay.

# Si vienes te devoro, # ay, ay, ay. #

¡Vámonos!

Pues ya está, yo ya me quedo aquí.

Quédate aquí con nuestro aceite.

Que me ha gustado a mí ese recorrido que nos has hecho, Marta,

por nuestra gastronomía sin salir de Santander.

Bueno, pues lo que vamos a hacer,

no hemos salido a Santander, pero aquí vamos a probar

esos productos en el menú de la semana.

Empezamos con el lunes.

Tenemos unos salmonetes rellenos de verduras

y mira, con un poquito de limón. Qué buenos.

Efectivamente, lo que hacemos es rellanar el pescado en crudo

y en el horno le metemos ahí las verduritas.

¿Cuánto tiempo al horno? Importante.

Terminamos con unos brotes, que queda superbonito.

Tiempo al horno, yo tengo una regla para todos los pescados,

que es 200 grados, diez minutos y ya, según el tamaño del pescado,

vamos a subir de estos diez minutos o no,

en el caso del salmonete, como son muy pequeños, fenomenal,

lo veremos también. Hay que verlo para saber

si está al punto, ¿no? Vemos como las lascas

que tiene el pescado se van a ir abriendo,

por eso nuestro salmonete está un poco más abierto.

Muy bien. Vámonos al martes.

Seguimos con un "pokeball" o ensalada

de edamame y verduras con pavo marinado.

Eso del "poke" me los tienes que explicar.

Bueno, pues "poke" me encanta, porque se ha puesto de moda,

la comida rápida saludable, tenemos aquí el ejemplo.

Lo puso de moda Michelle Obama, la mujer de Obama.

Y un poco "Saber vivir" también. Efectivamente, vamos a ver,

por eso lo hacemos, para ponerlo de moda.

Es un plato típico hawaiano,

es supersaludable porque tiene una base de cereales,

que en este caso es arroz, en "Saber vivir" hacemos

la versión más saludable y lo hacemos integral

y luego siempre tiene verduras, pepino, le podemos poner aguacate,

cebolla y proteína de origen animal, pavito marinado con soja

y proteína de origen vegetal, a ver si la encuentras, Miri.

¿Es edamame? Edamame, efectivamente,

son las alubias de la vaina de soja

y esto es una legumbre estupenda, riquísima.

Y si no tengo edamame en mi casa, ¿podría poner, no sé?

Si no tienes edamame, cómpralo porque está muy rico,

pero si no, alubias rojas que le den más color

a la base de cereales. Bien ¿y el marinado del pollo?

Pavo, bueno, también puede ser pollo, buena cosa,

con soja que le da así un toque tostadito que le va fenomenal.

¿Y aliñarlo? Vinagre y aceite, como toda la vida.

Perfecto. Miércoles, llegamos al ecuador de la semana.

Tenemos quinoa con bimi y crujiente de jamón,

que lo hemos integrado por dentro, además, incorporamos otras verduras

como los pimientos verdes y amarillos para que haya

un cromatismo que se come por la vista.

Del bimi ya hemos hablado en otro programa, ¿verdad?

Os lo voy a enseñar, el bimi por aquí, ¿te acuerdas?

Es de la familia del brócoli, es una hibridación natural

entre el brócoli y una col japonesa y está buenísimo,

se puede cocinar muy poquito, por eso es más saludable,

bueno, el brócoli también es saludable, pero comerlo en crudo

es estupendo con todas las verduras.

Y sobre la quinoa, ¿qué me cuentas?

Bueno, pues la quinoa es pseudocereal

y es la diferencia que tiene con el arroz,

al ser un pseudocereal nos aporta otros nutrientes,

nos aporta también ácidos grasos saludables y también nos aporta

proteína. Cocción, igual que el arroz,

15 minutitos, 20, superfácil y hay que enjuagarlo antes

para que no amargue. ¿Crujiente de jamón llevaba?

Sí, lo tiene integrado por dentro. ¿Ibérico?

Jamón ibérico, si es de bellota, las grasas que tendrá

son más saludables.

Y terminamos con nuestra grasa española de referencia,

el aceite de oliva, que también lo vimos en Santander.

Mira, mira qué rico.

La ensalada hay que aliñarla con aceite de oliva, ¿no?

Virgen extra, que tiene polifenoles y es superantioxidante.

Vámonos al jueves. Seguimos con el jueves,

tenemos aquí una ensalada distinta de algo verde que son guisantes,

una legumbre. Qué buena idea.

Tenemos ensalada de guisantes con salsa de mango y mostaza, Miri.

Mirar, por favor, en casa qué textura tiene.

Cuéntame muchas cosas, tengo muchas dudas,

¿qué tipo de mostaza has puesto? Mostaza en grano,

así me gusta comprarla a mí, porque está lo menos procesada

posible, mostaza en grano, lo mezclamos con un mango

y trituramos, todas las salsas que se te ocurran que tengan

miel y mostaza, miel y algo más, lo podemos sustituir con mango.

Una manera de incorporar fruta también en un plato principal.

Además, el mango dentro de las ensaladas con hierbabuena

funciona fenomenal. Todo en general lo voy a probar,

pero tengo mis prioridades.

Y vosotros en casa también tenéis que probarlos.

Y nada, utilizamos otra legumbre,

que siempre parece que solo tenemos las alubias, los garbanzos,

las lentejas, los guisantes también son una legumbre.

Y el calabacín está en crudo, ¿no? Muy buena pregunta, Miri,

está en crudo y cortado muy finito, así que con un aliño como este,

no hace falta cocinarlo. ¡Ah! Estupendo.

Viernes, llegamos al final de la semana, me da pena terminar.

¿De verdad? Así empezamos y lo cocinamos.

Hemos hecho una dorada en papillote con boniato y otras verduritas.

Lo tenemos por aquí, técnica del papillote,

consiste en cocinar el pescado dentro de otra cosa,

al vapor dentro del horno, con papel sulfurizado,

con silicona, que se apto para cocinar.

Pero, ¿todo lo has metido en el papillote?

Efectivamente, todo menos los tomatitos cherry

que ahora te explico. Lo he metido todo junto

y para que no se nos pase el pescado, el truco es meter

un pescado que sea un poquito grueso

y las verduras las cortamos muy finitas, de esta forma

se va a cocinar todo a la vez.

Y terminamos con los tomatitos cherry,

que como los tomates se nos van a pasar sí o sí,

los ponemos en crudo, que es superimportante

comer también verduras en crudo en las comidas

y lo ponemos en el último momento. Qué buena combinación, ¿no?

Fíjate, esta es la combinación que hablamos siempre y es el plato

de Harvard, ya sabes que nuestro organismo, tenemos que darle

todo lo que necesite y que no le falte de nada.

Tenemos por aquí medio plato de verduras,

un cuarto de plato más o menos de pescado,

otro cuarto de plato de un farináceo,

que puede ser un cereal o en este caso, el boniato

y ya está, esto está buenísimo.

Te hago siempre la misma pregunta,

¿todo lo puedo hacer el domingo para cocinarlo para la semana?

Efectivamente, absolutamente todo, a excepción, siempre lo digo,

de las cosas que son a la plancha como el pollo,

que lo haces en el momento. Perfecto.

Y si hay algo que no os ha quedado del todo claro,

alguna receta que tengáis alguna duda,

no pasa nada, nos veis en pantalla, pero también en la web

y en las redes sociales. Efectivamente,

seguirnos en Instagram, en la web, tenéis todo, todo bien definido.

Claro que sí. Oye Marta, ¿a ti te gusta bailar?

A mí me encanta bailar, lo sabes. ¿Y hacer ejercicio?

Muchísimo. ¿Y cómo andas de equilibrio?

Pues ahí te voy a decir que bastante mal, la verdad.

Pues presta entonces muchísima atención al siguiente reportaje,

porque os vamos a enseñar el ejercicio

que se ha puesto de moda para entrenar

el sentido del equilibrio, lo tenéis que probar,

se llama Slackline.

(Música)

"El Slackline es un deporte de equilibrio que se practica

sobre una cinta dinámica, la cinta te permite hacer

trucos diferentes, está a modo de trampolín."

(Música)

-Oye, qué guay, ¿se puede probar hacerlo?

-Claro que sí.

(Música)

El slackline tiene diferentes modalidades,

la primera que yo diría siempre es la de iniciación,

que es donde vas a dar tus primeros pasos y vas a conocer el equilibrio

de tu cuerpo y dónde está tu centro de gravedad.

(Música)

Doblar un poco las rodillas, siempre con los pies rectos,

no caminar como patos así abiertos, ¿vale?

Cuerpo erguido, espalda recta,

mirando siempre fijamente a un punto en el árbol

Y los brazos arriba, porque te va a ayudar a equilibrarte.

Y relájate un poco, te giras, sonríes.

(RISAS)

(Música)

Una persona se podría sostener en la cuerda sin caerse

y hacerse caminar la cuerda entera en unas tres o cuatro tardes.

(Música)

Alrededor de una hora de ejercicio en esta actividad,

puede quemar unas 600 kilocalorías, cuando estás haciendo trucos

puede multiplicarse, a lo mejor puedes hacer mil calorías.

-Este que yo he hecho, ¿en qué beneficia?

-Te beneficia muchísimo lo que viene a ser piernas,

todo lo que es el torso y músculos estabilizadores

y todo lo que viene a ser tendones, ligamentos,

las articulaciones las fortalece un montón,

porque estás constantemente moviéndote.

-Como las rodillas ya me empiezan a dar problema y eso...

-Pues ya sabes, en casa, en el parque, en la playa.

-De arbolito en arbolito. -Claro que sí.

(Música)

Slackline, muy chulo, me ha gustado.

(Música)

Parece que estés en el peligro sin estarlo realmente.

(Música)

Yo creo que es una muy buena manera de estar en forma.

(Música)

Os animo a que lo probéis, veréis que divertido es.

Y para equilibrio el que tiene este papá, se llama Josh Kramer,

es profesor internacional de yoga en EE.UU.

y tiene a una alumna muy particular,

su hija, que se cuela de esta manera tan divertida

en sus ejercicios de cada día, porque sí, también se puede

hacer ejercicio en familia. Hasta la semana que viene.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber Vivir - 27/10/19

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Saber Vivir - 27/10/19

27 oct 2019

Esta semana hablamos sobre el cambio horario, los efectos que tiene en nuestro cuerpo y cómo podemos solucionarlo. También aprendemos las propiedades nutricionales del huevo y las legumbres, qué alimentos nos pueden ayudar a reducir el estrés, por qué se nos cae el pelo en otoño y más consejos de salud y bienestar.

ver más sobre "Saber Vivir - 27/10/19 " ver menos sobre "Saber Vivir - 27/10/19 "
Programas completos (393)
Clips

Los últimos 3.056 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios