Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5393154
No recomendado para menores de 12 años Saber Vivir - 22/09/19 - ver ahora
Transcripción completa

Muy buenos días. El otoño llama a nuestra puerta.

Mañana cambiamos de estación y nos preguntamos, por ejemplo,

si influye en nuestra salud o en nuestras defensas.

¿Es normal que se nos caiga el pelo?

Hoy lo aclararemos con la ayuda del doctor Fernando Fabiani.

En esta nueva temporada,

también aprenderemos a comer bien en familia.

Quiero presentaros a Griselda Herrera.

Es bioquímica y también la mamá de la pequeña Nora,

de tan solo 7 años.

Ellas son el ejemplo perfecto

del dicho "de tal palo, tal astilla".

Hola, soy Griselda Herrero y soy dietista-nutricionista

y doctora en Bioquímica, y ella es Nora.

-Tengo 7 años.

Nora y yo estrenamos nueva sección

sobre cómo aprender a comer en familia.

Para ello nos adentraremos en el mercado

para despertar la curiosidad por los alimentos

a través de los sentidos.

Nora, ¿entramos en el mercado? -Sí.

-Vamos.

Mira cuántos colores hay en las frutas y en las verduras.

¿Sabes que cuando los colores de la fruta son diferentes

nos dicen que tienen pigmentos o sustancias distintas?

-Pues no lo sabía. -Pues ya lo sabemos.

¿Cuál es tu fruta favorita? -La sandía.

-¿Y cuántos colores tiene la sandía?

-Rojo, amarillo, verde.

Para ti. -Gracias.

El color de la fruta nos ayuda a identificar

diferentes matices y olores

relacionados con el gusto de las frutas.

No me huele a nada.

-¿Sabes por qué? Porque está cerrada.

Los olores se despiertan cuando se abre la manzana.

¿A ti por qué te gustan menos las verduras que las frutas?

-Porque las verduras están más amargas.

-Es que las verduras tienen un color más apagado,

suelen tener colores más apagados y el sabor amargo de las verduras

hace que sean más rechazadas por los niños

y les cueste más trabajo comerlas.

¿Cuál es tu verdura favorita? -¡Zanahoria!

-¿Por qué te gusta la zanahoria? -Porque tiene un sabor muy rico.

-Está rica. ¿Y qué le pasa cuando la mordemos?

-Está crujiente.

-El sentido del oído, el oír crujir un alimento

hace que ese alimento sea más apetecible

y nos entre más ganas de comerlo.

Mira, Nora, la pescadería.

Mira, Nora, todos los pescados que hay aquí.

¿Tú sabes por qué podemos saber si un pescado está fresco,

además de verle los ojos transparentes?

-¿Porque está más duro? -Porque está más duro, ¿verdad?

Si tocáramos el pescado y apretáramos así,

podríamos saber la frescura del pescado.

A través del sentido del tacto podemos identificar

no solo la firmeza, sino también la textura de los alimentos.

Nora, ¿qué podemos hacer para que otros niños

aprendan cómo pueden probar alimentos diferentes?

-¡Llevarlos al mercado!

-Llevarlos al mercado, dejar que los niños experimenten...

¿Qué otra cosa podemos hacer? -Que se diviertan.

-Divertirnos. ¿Cómo? Implicando a toda la familia.

-Podemos probarla y olerla.

-Probar y oler los alimentos, fundamental,

sobre todo, si es un alimento nuevo.

(AMBAS) ¡Hasta el próximo programa!

Me ha gustado eso

de despertar la curiosidad a través de los sentidos.

Aitor, ¿tú conoces a Griselda y Nora?

Perfectamente. Además, he comido con ellas en casa

y también de restaurante y bar y ya te digo que a Nora...

¿Nora es igual delante y detrás de las cámaras?

Sí, come estupendamente y es de esas niñas

a las que no hay que despertarle la curiosidad,

ya la tiene hiperdesarrollada. Muy importante teniendo en cuenta

que uno de cada tres menores en España

sufre sobrepeso u obesidad. Así es. Son cifras alarmantes.

Muchas veces no le prestamos la suficiente atención

y esto es un poco porque nos hemos despistado

creyendo que otros países estaban peor que nosotros

y hemos adelantado ya en las tasas de sobrepeso y obesidad infantil

a países como EE. UU.,

así que no lo estamos haciendo muy bien.

Uno de esos casos alarmantes nos llega de Reino Unido,

se trata de un adolescente de 17 años

que ha perdido la vista después de pasar toda la vida

basando su dieta en salchichas, pan de molde y patatas fritas.

Se negaba a comer verduras. Esto nos suena como muy dramático.

Ha perdido la vista este niño, obviamente tiene toda su gravedad,

pero no perdamos tampoco la perspectiva

de que el verdadero problema para la salud pública

son todas las complicaciones de muchos niños y niñas

con sobrepeso y obesidad

que van sumando complicaciones para la salud

y porque luego, cuando crezcan, tienen muchas probabilidades

de seguir siendo adultos con sobrepeso y obesidad.

Pero yo quiero saber qué ocurriría si hacemos justo lo contrario,

es decir, si basamos nuestra dieta

únicamente en alimentos de origen vegetal, fruta y verdura.

A base de fruta y verdura no podemos estar.

Son únicamente dos grupos de alimentos,

ahí no están todos los nutrientes que necesitamos,

pero el origen vegetal es mucho más variado.

Encontramos frutos secos, semillas, legumbres, aceites...

Hay mucha más variedad

podríamos encontrar todos los nutrientes

para llevar una dieta vegetariana o vegana saludable.

¿Qué suele hacer la población?

Pues también introduce y completa esa alimentación

con lácteos, huevos, carne y pescado,

que no tienen que ser los protagonistas por cantidad

en nuestra alimentación,

pero que también pueden estar en una dieta saludable.

Lo que está claro es que en la dieta saludable

los más pequeños tienen un papel importantísimo,

los padres, también los tutores.

En ese sentido,

nos ha llamado mucho la atención una anécdota que explica Pau Gasol.

Quiero que escuchéis

lo que su madre le obligaba a comer, aunque no le gustaba.

Me acuerdo mucho

de la patata hervida con las judías verdes

y el pescado blanco, pues era complicado,

te apetecía más el pollo o la carne con otros condimentos,

otras guarniciones menos sanas.

Ser persistente y decir: "Oye, esto es importante, cómetelo,

y, si no, ya comerás después, y, si no, pues no comerás".

Y mi madre se quedaba tan ancha. Te lo comías porque tenías hambre.

Y cuando tienes hambre, te comes lo que haya.

Ahí, el papel de los padres es importante,

de tener mano dura, disciplina y no dar su brazo a torcer.

¿Qué te parece?

Creo que estamos justo en el equilibrio

entre no obligar a los niños a comer,

pero también ser un poco insistentes

a la hora de ofrecerles alimentos que sean saludables.

Tampoco nos podemos rendir a la primera

y a veces, quizás dentro de un mes,

sí que le apetezca eso que un día rechazó.

A mí me ha venido a la cabeza

que igual la madre de Pau Gasol aplicaba este esquema.

El 5-2-1-0. Sí, además, parece una alineación.

El 5 es de una recomendación que hemos escuchado muchas veces,

lo de cinco raciones de frutas y verduras al día.

Muy conocido por todo el mundo. Sí.

El 2, el máximo de horas diarias que deberían pasar los niños

delante de una pantalla, videojuegos, móviles, etc.

Es decir, que tengan una vida más activa,

que es, precisamente, a lo que hace alusión el 1.

No vale únicamente con andar.

Hay que hacer mínimo una hora de actividad física al día,

sobre todo, en una etapa de crecimiento y desarrollo.

Y 0 lo que recomendamos al día de productos azucarados.

Sabemos que el azúcar no es necesaria para la salud infantil,

por lo tanto, ¿qué recomendamos? Lo mínimo posible.

Cero. Y respecto a esas cinco raciones de fruta y verdura al día,

respecto a los vegetales, ¿es mejor comerlos en crudo?

A la población general, sí, es mejor tomarlos en crudo.

Primero porque tienen más nutrientes.

Cuando calentamos las frutas y las verduras

nos solemos llevar por el camino unas cuentas vitaminas,

y, además, sucede

que la mayoría de la población suele estar buscando un normopeso,

el masticar una fruta o una verdura nos sacia más.

En cambio, imagínate un calabacín, o una berenjena,

que son verduras que, conforme las cocinamos,

se hacen menos saciantes

y por eso con un puré o con una crema

te entra más cantidad de verdura.

Este verano, Aitor, se ha hablado muchísimo

de las infecciones alimentarias, de la listeriosis, principalmente,

vinculada con las carnes preparadas,

pero también se puede vincular esa infección

a algunas frutas y verduras en crudo.

Así es, porque la listeria

es un problema de manipulación, de higiene.

En ocasiones se nos olvidan algunas normas muy básicas en casa

porque no todo está en la industria.

Luego cogemos el relevo y una responsabilidad está en casa.

Y para eso me has traído un melón, ¿no?

Sí, porque se nos olvida que estas frutas grandes,

que muchas veces no limpiamos por fuera,

¿qué hacemos en casa? "Partimos una taja de melón".

La apoyo en la tabla, no la hemos limpiado

y hemos llenado eso de polvo.

Empiezas a partir tajadas para toda la familia.

¿Qué has hecho?

He apoyado la pulpa dentro de esa superficie

que he contaminado de la parte exterior de la fruta,

que no estaba limpia.

Tenemos que tener más cuidado a la hora de manipular alimentos.

Entiendo que esto sirve también para uno de los vegetales

que más consumimos en crudo, el tomate.

Sí. Ahora mismo, imagínate, hemos apoyado el melón y decimos:

"¿Lo dejamos partido para tener

el postre preparado en el frigorífico?".

Y te pones a partirlo. ¿Cuál es el problema?

Que voy con el cuchillo,

pero lo vuelvo a apoyar en la superficie,

esto es una contaminación cruzada

de un alimento que voy a consumir en crudo,

con lo cual es más peligroso todavía.

Sobre el tomate queremos conocer algo más.

No sé si sabíais en casa

que, originariamente, el tomate era de color amarillo.

Hoy los hay de muchos colores

y nos vamos a buscarlos a la Sierra Norte de Madrid.

Estamos a 1.200 metros de altura y regamos con agua de manantial.

Aquí estamos entre los tomates de Gordo de la Cabrera,

es una variedad de la Sierra Norte.

Como podéis ver, son tomates que ya van cogiendo color,

pesan más de medio kilo.

Los recogemos más rojos para que tengan más sabor.

Aquí podemos ver un tomate muy peculiar,

son tomates amarillos, esta es la variedad piña.

Son tomates dulces, muy buenos para ensaladas.

Tiene la piel muy finita. Tienen mucho jugo.

Y tienen una carne durita.

El tomate viene a Europa en el siglo XV, en el 1500,

lo traen los españoles,

y los primeros tomates eran amarillos y verdes.

De ahí que los italianos

le pusieran el nombre de "pomodoro".

Mira, aquí podemos ver los tomates negros, azul oscuro.

Estos están verdecitos, todavía no están para comer.

No crecen más, tienen el tamaño de una ciruela.

Son muy buenos para ensalada.

Como podéis ver, son tomates rosas, con tonos moraditos,

y es un tomate con la piel muy fina que podemos consumir en ensalada.

Tanto nos hemos enamorado del tomate

que llevamos 17 años conociéndolo, trabajando, cultivándolo.

Este tomate se puede ver que es un tomate,

es un semillero, estas son de 70, 80, 90, incluso 100 años.

Como más me gusta preparar el tomate...

Siempre pienso que menos es más, de la manera más sencilla.

Lo que queremos es que sepa el tomate.

Ya tenemos el tomate cortado.

El queso es una burrata fresca, un queso de vaca.

Mirad qué rico, qué fresco.

Esto lo vamos a poner aquí.

Vamos a poner un poco de color aquí,

es una hierba verde, tipo berro, porque siempre el amargor

le aporta mucho al queso y al tomate.

Remojamos aquí un poquito.

Qué maravilla las semillas.

El aceite sí le ponemos un poquito y luego al tomate.

Qué buena pinta.

Si es que cuando un tomate es bueno,

necesita muy pocos artificios. Nada más, es un manjar en sí mismo,

pero un tomate bueno, natural, que no lo procesemos mucho.

Aceite y sal. ¿Sabes qué te digo?

Que le vamos a poner el semáforo verde.

Esto es una novedad de este año. ¿Qué significa este semáforo?

Un poco barra libre. Pasen y coman tomate natural.

Eso sí, fresco,

porque no hay problemas de salud si te hinchas a tomate.

No se da.

El caso es que muchas veces se toma envasado.

Sí. Podemos tener un tomate envasado

que sea aceptable desde el punto de vista de la salud.

Por ejemplo, el tomate pelado o el triturado.

¿Cuándo empezamos a ver productos más conflictivos?

Por ejemplo, el tomate frito. Ahí hay de todo.

Ahí hay que estar muy atento al etiquetado.

Tomate, almidón de maíz, aceite de girasol, azúcar, sal,

ajo, cebolla, acidulante... Y pone "casero".

Dime tú si haces en casa

el tomate frito con almidón de maíz y aceite de girasol.

No, lo haces con tomate, a lo mejor lo especias un poco

y con su aceite de oliva virgen extra.

No nos dejemos llevar por estas menciones de "casero",

porque no siempre son saludables.

Le ponemos el semáforo ámbar, precaución,

porque depende del etiquetado, que hay que leerlo.

Eso es, no solo con las menciones de "casero".

Aquí hay uno que pone "0,0",

que ya no sabes si es alcohol, sal, aceite...,

pero aceite no puede ser, porque es un tomate frito.

¿Qué será "0,0"? Miras el etiquetado

y te encuentras que tampoco es un tomate frito saludable,

así que luz ámbar porque hay que mirar muy bien el etiquetado.

Y luego tenemos el tomate frito y el kétchup.

Que ya sabemos que esto es poco saludable,

porque, ¿cuál es su composición? Salvo que hagamos

una receta excepcional que nos recomiende Marta,

el kétchup es tomate con gran cantidad de azúcar y vinagre.

Por eso le suele gustar tanto a los niños,

porque tiene ese sabor intenso del azúcar.

Esto sí que sería un alimento rojo, poco recomendable.

Pero rojo de verdad. Le ponemos el semáforo rojo.

Rojo kétchup. Eso es.

Además, nunca nos va a saber igual

este tomate frito que el que hacemos en casa.

Claro que no. El potenciador de sabor, ¿no?

A veces lo utilizan mucho en salsas, en algunos kétchups,

otras variantes de salsa barbacoa...

El potenciador de sabor nos distrae y nos mete sabores

que no son los convencionales de los alimentos.

¿Pero es malo para salud? No es beneficioso.

Tampoco iría yo alertando diciendo que es peligrosísimo,

pero no nos aporta nada bueno, porque nos distrae el paladar

y también puede tener algunos efectos nocivos

para las bacterias de nuestro intestino.

Sí es cierto que muchas personas no pueden comerse

unos espaguetis o unos macarrones, por ejemplo, sin salsa.

Dame una alternativa, te lo pido, de salsa rica y saludable,

aparte de la casera.

Por un lado, el tomate frito casero,

pero imagínate que dices:

"Sí que me apetece ese kétchup de vez en cuando".

Te voy a dar una receta alternativa de kétchup casero.

Sería hacerlo con remolacha. Qué bueno.

El kétchup tiene azúcar, por eso sabe dulce,

pero aquí añadimos

el azúcar naturalmente presente en la remolacha.

No está tan refinado como la blanca,

y mantenemos ese vinagre que le da el toque ácido al kétchup.

¿De base? Le añades un tomate, un pimiento y una cebolla

y todo lo trituras y te queda un kétchup de remolacha buenísimo.

Y en casa, no sé si os ha quedado alguna duda

para hacer a Aitor, al programa,

podéis hacerlo a través de nuestras redes sociales,

incluso volver a ver la receta del kétchup saludable.

Claro, que nos comenten cómo les sale,

que siempre os estamos escuchando para mejorar el programa.

Muchas gracias, Aitor.

Yo creo que queda claro que en "Saber vivir"

apostamos por la salsa saludable y la que más nos gusta

es la que baila Helen Canadell

con la campeona de natación sincronizada Gemma Mengual.

(APLAUDE)

Gemma Mengual, me hace mucha ilusión

poderte retar a que los españoles vean que se puede bailar una salsa

pasándolo bien y sintiéndonos bien gracias a ti.

-Gracias. Yo encantada.

Vamos a enseñarles lo fácil que puede ser una salsa.

¿Sí o no? -Ya te diré yo si es fácil.

-Empezamos por el primer paso.

Uno, dos, tres. Cuatro nada.

Cinco, seis, siete. Ocho nada.

-Estás un poco de puntillas, que queda un poco más...

-Así nos sentimos un poco más cuquis.

(RÍEN) -Más cuquis.

Un, dos, tres. Cinco, seis, perfecto.

Lo tenemos, ¿no? -Este es fácil.

-Vamos con el segundo paso. Tenemos que dibujar un cuadro.

(ASIENTE)

Cruzo, abro, delante. Cruzo, abro, detrás. Perfecto.

Más fácil aquí. -Es diferente.

Para mí hay cosas que me cuestan mucho más aquí que dentro del agua.

Un, dos, tres. Cinco, seis... Ahora sí. Lo tenemos.

-Sí, sí.

Vamos con el paso número tres.

Las caderas se mueven a un lado y a otro.

-Las manos las hago mal. -Las manos, simplemente, las dejas.

Cuando te vas a un lado, el culete, y al otro lado, el culete.

Las dejas que se vayan contigo.

Vamos a por el último, el meneíto. (RÍEN)

Apoyo y giro. Apoyo y giro. Apoyo y giro.

Es simplemente esto. Al final no es tan diferente.

-No, se parecen muchas cosas.

-Uno, dos, tres y cuatro.

Con estos cuatro movimientos nos montamos ahora.

-¿Tenemos una "coreo"? -Hala. Vamos a verlo.

(Música)

Brazos.

Bien. Caderas.

Caderas.

Clásico.

Olé. (APLAUDEN)

Perfecto. -Súper.

-Qué guay. -Prueba muy superada.

-Creo que sí, ¿no? Ahora al agua, ¿no?

-Sí, hombre. -Vamos a probarlo.

Gemma, muchísimas gracias. Y ahora, a por el siguiente.

-El siguiente reto. -Seguro que estará bien.

Menudo ritmazo se gastan las dos. Decimos sí al ejercicio,

ya sea en forma de baile,

de natación, natación sincronizada, para quien se atreva.

Además, ayuda a adelgazar

y, cuando sobra peso, perderlo es ganar salud.

Se acabó el verano

y muchas personas se enfrentan a la báscula.

Comprueban que han ganado algunos kilos,

que puede, incluso, que esos kilos

se sumen a un sobrepeso que ya tenían antes del verano,

así que, doctor Gonzalo Guerra, muy buenas.

¿Qué tal? Bien. Como cirujano general y digestivo,

intuyo que me vas a decir que hay que poner solución.

Pues sí.

El otro día me decía un paciente mío

que un verano sin ganar peso no es un buen verano.

Vaya.

Yo creo que hay que intentar evitarlo,

pero es verdad que todos sucumbimos

a la cervecita y a comer un poco más.

Hay que ponerle remedio y rápido, antes de que se acumulen los kilos

y ya el remedio sea más complicado y las consecuencias empeoren.

Aclaremos que no es un tema de estética.

Incluso puede uno mirarse al espejo, sentirse bien,

sentirse bien también por dentro

y eso no implica que no necesite perder peso.

Exactamente. Lo más importante es tener salud.

Y el sobrepeso conlleva algunos problemas de salud

que se pueden corregir perdiéndolo, no es todo cuestión de estética,

tener más o menos tripa, o de estar más o menos guapo.

Pero la grasa de la tripa

es la que más os preocupa a los médicos.

La que no se ve, efectivamente.

La grasa que nos preocupa a nosotros

no es la del michelín,

que es la que le preocupa a la gente.

La grasa que está dentro de la tripa, la grasa visceral,

recubre casi todos los órganos

y es la que puede tener más consecuencias en términos de salud,

mucho más que la grasa de fuera.

En ese sentido, las guías médicas dan unas nuevas recomendaciones:

que la cintura de la mujer, como mucho,

tenga un perímetro de 80 centímetros;

y del hombre, 94. Así es, es lo deseable.

Que no pasemos los hombres de 94 centímetros.

Hasta hace poco tiempo era más, en torno a 100 o 101, según la OMS,

y ahora lo han bajado

porque se ha visto que el tener un perímetro de abdomen mayor

conlleva mayor riesgo de tener otras enfermedades,

por ejemplo, en el ámbito cardiovascular.

O diabetes, por ejemplo. Diabetes, hipertensión...

¿Qué beneficios tiene para la salud perder esos kilos de más?

Perder la grasa que tenemos dentro va a mejorar,

por decirlo de una manera muy sencilla,

el funcionamiento del organismo, de todo, del corazón, del hígado,

de los riñones, del colon, del estómago...

Si perdemos esa grasa, todo funcionará mejor

y disminuiremos

el riesgo de tener enfermedades en esos órganos.

Si de paso pierdes la tripa y te queda mejor la ropa,

eso que ganas. Mejor que mejor.

Hay algunos estudios

que relacionan la ingesta de alimentos hipercalóricos

con una mayor peligrosidad de padecer cáncer de colon.

Así es.

Se han hecho varios estudios que demuestran

que el consumo de azúcares en exceso puede aumentar

el riesgo de padecer cáncer de colon.

Hay otros también hechos

en base a las proteínas de la carne roja

que también parece que lo pueden aumentar,

pero no está tan claro.

Lo del azúcar sí parece meridiano. Si comemos menos azúcares,

si ingerimos menos azúcares refinados

tenemos un poquito menos de riesgo de padecer cáncer de colon.

En "Saber vivir" nos gusta ser muy prácticos

y por ello queremos dar algunos consejos

a aquellas personas

que los puedan necesitar para perder peso,

así que voy a hacer preguntas muy claras y directas.

¿Tomar mucha verdura, mucha fruta, muchos cereales integrales

ayuda a adelgazar? Esa es una pregunta muy buena.

La verdura y la fruta tienen mucha fibra

y la fibra tiene un efecto saciante,

pero eso no quiere decir que nos haga adelgazar,

porque también tienen hidratos de carbono

y los hidratos de carbono, los azúcares que hemos dicho antes,

pero en forma de fruta o verdura

son lo que más dificulta la pérdida de peso.

Así que en su medida justa. Exacto.

Y no sé si una dieta baja en grasa ayudaría a adelgazar.

No necesariamente. Ha salido un estudio reciente

que dice que los pacientes que se han puesto a dieta

y han consumido grasas en vez de hidratos de carbono

han perdido un poco más de peso

y es gracioso porque hace muchos años,

en los años 70 ya había un médico muy conocido, Atkins,

que hacía dietas con exceso de grasa.

Vaya. Se le tildó de loco.

Y se ha visto que es así,

porque ahora no nos fijamos tanto en las calorías de la dieta,

sino en qué alimentos comemos

y en cómo afectan a nuestro organismo.

Por eso puede ser que una dieta con algo más de grasa

nos ayude más a perder peso

que una con más hidratos de carbono.

¿Y una dieta rica en proteína?

Las dietas milagro, que las llaman así,

o las que hacen perder peso muy deprisa

son siempre a base de proteínas,

porque ahí estamos retirando los hidratos de carbono

y como el organismo no funciona sin azúcar,

el cerebro, el corazón, etc.,

pues lo que hacemos es quemar la grasa para producir esa azúcar.

Claro. Entramos en cetosis

y eso se consigue a base de ingerir solo proteínas.

Son muy eficaces, hacen perder peso,

pero no se pueden mantener en el tiempo.

Yo creo que todos son consejos muy útiles.

A tener en cuenta también esa dieta saludable

para tener en tu familia, que sea algo familiar,

entre amigos, con tu pareja, que no lo hagas tú solo.

Es que hay que desterrar la idea de que las dietas son aburridas.

Son aburridas si comes solo lechuga,

pero hay un montón de cosas que puedes comer

y mantener la dieta saludable e, incluso, perder peso.

Lo que tienes que hacer es hacer la dieta para todos.

Claro. Para tus hijos, mujer, novia...

Que todo el mundo coma lo mismo

y así es más divertido y más llevadero.

Muchísimas gracias, Gonzalo.

Todos esos consejos los siguen los vecinos de Narón, en A Coruña.

De hecho, uno de sus retos es perder 100.000 kilos entre todos.

¿Cómo lo están consiguiendo? Vean.

¿Qué tal el verano? -Yo bien.

-Yo no hice mucho cambio. -¿Seguís caminando todos los días?

-Sí. -Yo mañana y tarde.

-Yo reconozco que es la parte que me falta, el ejercicio.

Hola, chicas, muy buenas. (TODAS) Hola.

¿Qué tal? Me han dicho

que tenemos 100.000 motivos de peso para visitar Narón.

Pues sí. De un tiempo a esta parte hemos cambiado hábitos

y tenemos una vida bastante más saludable.

Lo habéis notado en la salud, pero también en el tipito, ¿no?

Sí, bueno. (RÍEN)

Venga, vámonos, chicas.

Caminar, Marga, qué ejercicio tan importante.

Yo empecé con un problema de corazón hace un par de años

y comprobé que caminar era fundamental para mí.

¿Por eso te uniste a este programa?

Sí, las piernas, por ejemplo, las noto más descansadas que antes.

¿Sí? Curioso.

Sí, las notaba más pesadas e hinchadas.

¿Cuánto caminas al día?

Una hora por la mañana y una por la tarde.

Pues yo creo que ya nos va faltando tiempo, así que vamos.

(RÍEN)

Una báscula os he traído. Me alegra un montón.

¿Sí?

Yo que no me peso nunca me voy a pesar hoy.

Ah, muy bien, estás en forma. -Está muy bien.

¿Te vas a pesar? -Sí.

-Fíjate, mira cuánto adelgazaste. -Muchísimo. Estoy contenta.

Yo bajé kilos, sí.

¿Cuántos? 25.

¿25 kilos? ¿Y en salud en qué te lo has notado?

Caminar muchísimo, me encuentro más ágil, mucho mejor.

Doctor Carlos Piñeiro, ¿cómo estamos?

Por fin conozco al médico que ha revolucionado al pueblo.

Bueno, en parte.

La verdad es que es el pueblo el que ha revolucionado al médico.

¿De dónde surgió la idea de entre todos los vecinos

que quisieran perder 100.000 kilos?

Realmente, en el año 2009 iniciamos un trabajo de investigación

de promoción de salud cardiovascular.

Tenemos 3.000 personas con obesidad y 9.000 con sobrepeso,

de un total de 40.000.

Cada persona tiene un reto relacionado

con hábitos alimentarios y actividad física,

porque esto es un programa de estilos de vida.

Hemos reducido, hasta el momento,

en los tres años que llevamos de seguimiento,

el 80 % de la medicación, han mejorado muchísimo,

una disminución de casi un 90 % de los tranquilizantes,

que es importantísimo.

No puedo hacer más que darle la enhorabuena.

Muchas gracias. Y las gracias.

Catalina, ¿en los restaurantes se hace difícil

seguir con ese estilo de vida?

No, es fácil encontrar algo que se adapte.

¿Esta foto te la hiciste cuándo? Hace aproximadamente dos años.

Menudo cambio. La verdad es que sí, 14 kilos.

Guau. Yo no comía mucha fruta.

Como fruta todos los días.

Todos los días, como mínimo, litro y medio de agua.

Y mucha más verdura en la dieta. En ese cambio de dieta,

de estilo de vida, ¿qué más te has notado?

Mucho más ágil, con mucho mejor humor,

con mucho más ánimo, sobre todo, y la verdad es que no cuesta nada.

Muchas gracias. Qué buena pinta. Un brindis, ¿no?

Sí.

Por que cunda el ejemplo de Narón. Por que cunda.

Qué maravilla el pueblo de Narón. Marta, ¿has estado alguna vez?

No, pero me lo apunto para otoño. ¿A ti cómo te sienta el otoño?

Me viene bien, porque el mal tiempo hace que encuentre tiempo para mí.

Eso está muy bien, ¿pero no se te cae el pelo?

Yo creo que estoy sugestionada, porque mi abuela me decía:

"En tiempo de berenjena, se cae la melena".

Y yo me noto que se me cae más el pelo.

Pues si estás sugestionada o no es algo que nos aclarará enseguida

el doctor Fabiani, pero antes nos vamos a preparar Marta y yo,

sobre todo Marta, el menú de la semana.

Queremos ser muy útiles, queremos ayudaros con algo

que creo que es un calentamiento de cabeza para todos,

preparar el menú semanal. Efectivamente.

Queremos daros propuestas concretas, prácticas.

Importante. Nutritivas,

económicas para el bolsillo, que hay que cuidarlo,

y, sobre todo, para todo el mundo, que podamos hacerlo en casa,

y equilibradas.

¿A qué te refieres con equilibradas?

Voy a enseñaros una cosita, uno de estos platos de aquí.

Nos basaremos en el plato saludable de Harvard.

Y me dirás: "¿Qué es eso?" ¿Qué es eso?

Pues es una forma para no preocuparnos solo por las calorías,

sino por el origen de las calorías,

cuáles son los nutrientes que nos aportan las calorías,

y repartir los alimentos de la forma más balanceada.

Un plato así, estándar, 23 centímetros de diámetro:

medio plato de verduras,

un cuarto de cereales integrales, tubérculos...;

y el otro cuarto de plato a base de proteína.

Perfecto. ¿Para beber tú qué bebes?

Agua, siempre. Fenomenal.

Y se cocina todo siempre con las grasas saludables.

Aceite de oliva en mi casa siempre. Yo estoy convencida

de que esta nueva sección triunfará.

Eso sí, sin perder nuestra esencia, porque aquí decimos,

desde la pasada temporada,

que la persona lista es la que hace la compra con lista.

Y nuestra cocinera es más lista que el hambre.

Buenos días, Sócrates. Hola, Marta, ¿cómo estás?

Hoy vengo a comprarte pescadito. Muy bien.

Vengo a pedirte atún, que veo que tienes con muy buena pinta.

Está en plena temporada.

Pues te voy a pedir un lomo para hacer un tataki.

Un lomo para hacer un tataki.

Voy a hacer un tataki de atún con escalivada.

¿Tataki vas a hacer? Sí.

Mira qué brillo tiene. Pues sí.

¿Y cómo reconozco si está fresco el atún?

Por el color, que tiene que ser un rojo fuerte intenso,

y luego, el brillo.

También te voy a pedir un poco de rape.

Un poco de rape. ¿Cuánto quieres? Pues para mí también,

que voy a hacerme unas brochetas de rape bien ricas.

Muy buenas. 150 gramos.

¿Y la temporada del rape?

El rape lo podemos comprar todo el año, rapes hay todo el año.

Si no hay nada en Galicia, porque no ha habido pesca,

lo echamos de Asturias. A ver qué tal sale todo.

Hola, Natalia. Buenos días, Marta.

Venía a comprarte unas lentejas, porque voy a hacerlas vegetarianas,

sin chorizo ni nada de esto,

entonces, quiero saber cuáles están más sabrosas.

Pues la más sabrosa que tenemos es la pardina,

chiquitita y que tiene más sabor.

¿De dónde viene la pardina? De la parte de Salamanca y de León.

¿Y la pelada? La lenteja pelada

es buena para la gente que tiene indigestión,

para los gases, más digestiva para la gente mayor...

Aquí tienes tus lentejitas.

Hola, Esperanza. Hola.

Buenos días. ¿Qué tal? Muy bien. ¿Y tú?

Pues ahora que te veo colocando pimientos,

es lo que vengo a pedirte. ¿Sí?

Sí, voy a hacer una escalivada

y, encima, veo que tienes pimientos de todos los colores.

Bueno, sí, es que ahora estamos en temporada de pimientos.

Voy a coger uno amarillo, uno verde y uno rojo.

Este está bonito. Cuando comemos verdura,

es importante que haya muchos colores para comer más.

¿Más cositas? También manzanas.

Esperanza. ¿Sí?

Ah, que no te veía. Necesito unas manzanas.

Voy a hacer una salsa dulce con manzanas.

La que más me gusta para cocinar y asar es la reineta,

que pega con todo.

Pues me llevo dos reinetas. Muy bien.

¿De dónde vienen estas? De Zaragoza.

Estupendo. Las primeras de temporada.

Hola, Ana. Hola, Marta.

Quería pedirte aceitunas, que veo que tienes un montón.

Quería unas negras.

Estas, que tienen muy buena pinta. Vale.

¿De dónde son? De la zona de Campo Real.

Es la misma aceituna de Campo Real madurada.

Es que voy a hacer una escalivada. Qué rica.

Y le van muy bien las aceitunas negras.

Aquí tienes.

Voy a probar la que está sin madurar, de Campo Real.

Me voy a llevar unos 50 gramillos. Aquí tienes.

Muchas gracias. A ti.

Hasta luego. Hasta luego.

Voy a dejar de comer aceitunas que me quedo sin receta.

Ya lo tenemos todo.

Vamos allá con el primer menú de la semana.

¿Qué comemos mañana?

Mañana lunes tenemos tataki de atún con escalivada y aceitunas negras.

Me encanta la escalivada. ¿Cómo te suena?

La escalivada es muy tú. (RÍE)

Supersencillo, os lo explico. Tenemos una buena base de verduras,

que nos la da la escalivada, que la tenemos por aquí,

con las verduras que tengamos. ¿Tú cómo la haces?

Tal cual la estoy viendo aquí. Con pimiento, cebolla, berenjena.

Efectivamente. Además, ahora es tiempo de berenjena.

Y unas aceitunas negras. Terminamos con las proteínas,

en este caso, de origen animal, con tataki de atún.

Eso me lo tienes que explicar.

El tataki es una forma de cocinar el atún que se queda así,

un poco más rosa por dentro, y es porque lo vamos a marinar

con soja, vinagre de arroz, 15 minutos marinando

y cocinamos 30 segundos a fuego fuerte por cada lado.

Muy fácil. Y muy jugoso.

¿Y de postre? Fruta. Yo siempre fruta.

Siempre fruta. Vámonos a por el martes.

¿Qué comemos el martes? Lentejas vegetarianas.

Qué bueno. Con un aceite de pimentón.

Qué rico. ¿Pero cómo se hace el aceite de pimentón?

Pues lo vas a hacer tú. Estupendo.

Tan fácil como aceite y añadir una especia.

En este caso, pimentón. ¿Una pizquita o más?

Echa una cucharada sopera. Generosa, ¿no?

Efectivamente. Estamos utilizando este aceite...

Mézclalo bien. Vale, lo que tú me digas.

Así, tú mézclalo bien.

Y echamos una cucharadita por encima de las lentejas.

Qué bueno. ¿Qué hemos cambiado?

Hemos sustituido el chorizo por verduras.

Entonces, aportamos el pimentón para que nos recuerde

a ese sabor clásico de las lentejas.

Me encantan las lentejas.

Tenemos curry por aquí, que también les va superbién.

¿Se lo echo? No, es una alternativa.

Ah, vale. Podemos hacer lo mismo con curry.

¿Y esto? Seguimos con el curry

y para el miércoles propongo

arroz integral con pollo al estilo thai.

A mí no me hables así, ¿eh? A mí me lo explicas.

Thai, a ver, háblame de un lugar que pueda empezar por "Thai".

Tailandia. Muy bien.

Es una forma típica de cocinar tailandesa

que consiste en añadir leche de coco y curry.

Muy rico. Tenemos aquí un pollito,

que hemos buenísimo, vamos a ponerlo encima del arroz,

hemos cocinado el pollo y hemos mezclado leche de coco,

un poco de curry, y lo mezclamos con el arroz.

¿Qué tipo de arroz? Este es arroz salvaje,

porque en "Saber vivir" somos muy creativos.

Pensaba que ibas a decir: "Somos muy salvajes".

También, porque cocinamos mucho, todo el día en la cocina.

Podemos utilizar también

del arroz integral que tengamos en casa.

Lo ideal es que sea integral. ¿Y de postre?

Miriam, fruta, típica tailandesa, si queremos, pero fruta.

Vámonos a por el jueves. Jueves.

Tenemos por aquí unas brochetas de rape y verduras

con salsa de manzana.

¿De manzana? Sí. Mira qué rica.

Parece como una crema de coliflor. Pero lleva algo más que manzana.

Sí. Muy sencillo. Asamos cebolla, asamos manzana.

180 grados, 20 minutos.

Trituramos todo con un poco de leche.

Qué bueno. Y ya tenemos

esta receta tan cremosa que acompaña a nuestras brochetas.

Y qué sano, además. Sí.

Esta receta es ideal para aprovechar

las hortalizas que tengamos en la nevera,

porque el rape pega con todo, es muy versátil.

¿Y de postre una manzana? Por ejemplo.

Frutas de colores, la fruta que elijas.

Yo pondría un día amarillo, rojo, verde...

Así, el que toque. (RÍE) Me gusta.

Viernes. Viernes.

Terminamos con un plato buenísimo para terminar bien la semana.

Unos tallarines de calabaza con garbanzos y pasas.

Qué bueno. Tenemos por aquí calabaza.

Vale. Lo hacemos en casa, supersencillo.

Podemos cortar la calabaza de dos formas.

En redondo y con un sacapuntas, que lo venden en cualquier lado.

Hacemos espaguetis. O hacemos así, hacemos láminas

y con el cuchillo hacemos los espaguetis.

Qué bueno. Hacemos los espaguetis.

Salteamos los tallarines de calabaza

a fuego fuerte tres minutos

y añadimos mi truco, mi salsa estrella,

que es yema de huevo. ¿Yema de huevo?

En la sartén, y dará esa cremosidad.

Y terminamos con la proteína de origen vegetal, legumbres.

Unos garbanzos, me encantan. Unos garbancitos.

Mira, bien buenos. Sí, sí.

Marta, me has resuelto la semana, te lo tengo que decir.

Es que en "Saber vivir" intentaremos hacer eso

esta temporada: daros consejos prácticos y útiles, sobre todo.

Y si os habéis perdido alguno de estos consejos,

si no sabéis cómo ha hecho Marta esa receta,

podéis verlo a través de nuestra web o de nuestras redes sociales.

Que a nadie se le olvide. Efectivamente.

Veréis qué fácil es verlo todo en las redes y en el programa.

Claro.

Por cierto, ya que he visto garbanzos,

los hay de campeonato, como el favorito de Laura Nicholls,

campeona de baloncesto femenino,

y nos lo hace desde su tierra natal, Cantabria.

(Silbato)

Hola, soy Laura Nicholls, jugadora profesional de baloncesto.

Aquí estamos, en Potes, mi Cantabria querida.

El último título que hemos conseguido,

la medalla de oro, sin duda, va a ser la favorita de mi carrera.

Ha costado mucho.

Al final somos una muestra de que cualquier persona puede.

Llevo viniendo aquí desde que era muy pequeña,

año tras año, y uno de los platos que vas a ver hoy

a mí es de los que más me gustan, que más echo de menos,

que es el cocido lebaniego.

Lo más importante es el garbanzo de aquí.

Es un garbanzo un poco más pequeño, que a mí me gusta más,

porque a la hora de hacerlo queda más suavecito, más sabroso.

Bienvenida a Casa Cayo. -Dame un par de besucos.

El motivo por el que he elegido este plato,

siempre digo que lo más importante de una persona

son los valores de tradición que tiene.

Yo recuerdo subir aquí con mi abuelo,

no debería levantar más que la mesa,

y estar comiéndolo con cuchara.

-Yo recuerdo verte aquí con tu abuelo.

-Exacto. -Desde niña.

La particularidad que tienen es que el día anterior

se tienen que dejar a remojo, con un poco de sal,

con el hueso de cecina,

hay gente que lo hace con hueso de jamón,

para que ablande un poco, para que sea más fácil cocerlo.

Empezamos con un par de puñaducos, que dirían por aquí, de garbanzos.

Me gusta el tocino, que es lo que más sabor le da.

Lo dejaríamos cocer y, a las tres horas,

le añadiríamos la verdura, que se hace aparte.

Comida bastante saludable, una base de garbanzo,

que es muy saludable, tiene carne...

Siempre puedes elegir. Como en todo, depende de la medida.

Una buena medida se puede llevar, por supuesto.

Estas, sin duda, son las cosas que más echo de menos

cuando estás fuera, el poder comer esta clase de platos.

¡Toma!

Menuda pinta, cualquiera le dice que no a ese plato.

Un plato, eso sí, muy nutritivo, también muy calórico,

que yo creo que se podría compensar con actividad física,

o al menos eso es lo que nos diría, seguro, nuestro médico de familia.

¿Sí?

¿Se puede? ¿No se va a poder?

Venga. Pasa.

¿Cómo estás, doctor Fabiani? Qué ganas tenía de verte.

Yo también tenía ganas de verte. ¿Sabes por qué?

Porque esta temporada vengo a ti

con muchas noticias relacionadas con salud

que necesito que me aclares. Venga, me parece buena idea.

Fíjate en este titular.

Hay una noticia que relaciona el número de horas de sueño

con la salud del corazón, que dice que ni mucho ni poco.

Lo primero, tranquilidad, que nadie piense ahora

que como duermo solo cinco horas mañana me va a dar un infarto.

Vale. Tranquilidad.

Lo que pasa es que parece algo que ya sospechábamos,

que muchas cosas de la vida diaria influyen en la salud,

y concretamente en la salud del corazón,

la actividad física, la alimentación...

Pues el sueño, las horas de descanso

parece que también influyen.

Normalmente, cuando alguien duerme poco

suele ser porque está más estresado, más agobiado,

muchos problemas, muchas preocupaciones...

Pues cuadra bastante con estas sospechas que teníamos.

Hay que dormir un número adecuado de horas.

Lo de que sea peligroso dormir de más.

Bueno, quizá esto

con el tema de las personas que son muy sedentarias,

que están del sofá a la cama, de la cama al sofá,

que no con las horas estrictas de sueño,

así que sí, está bien dormir las horas adecuadas,

así que a escuchar a su cuerpo para dormir lo adecuado.

Aclarado. Vamos con la siguiente noticia.

Una vez te has despertado, hayas dormido lo que hayas dormido,

hay muchas personas que se toman un café,

pues dice esta noticia que no es aconsejable

nada más levantarse. De nuevo, tranquilidad.

No es peligroso tomarse un café a primera hora de la mañana,

pero un café, normalmente, se lo toma uno, primero,

porque le gusta el café,

y, segundo, ¿por qué solemos tomar el café?

Para despertarte un poco, ¿no?

Pues ese efecto nos recomienda dos cosas.

Uno: no hacerlo por la tarde, y menos por la tarde-noche,

porque nos puede alterar el sueño por la noche,

y por el mismo motivo parece que es más útil

tomar ese café a media mañana que no a primera hora,

donde ese efecto puede ser más beneficioso,

pero, hablando del café,

vamos a recordar a nuestro amigo Aitor.

Yo siempre lo tengo en mente.

Hay algo que siempre nos dice cuando hablamos del café

y hay que recordarlo:

lo malo del café no es el café, lo malo es la compañía.

Eso es.

Y no hablo de con quién te tomas el café.

Hablo de con qué acompañas el café.

Si lo acompañamos de mucho azúcar, o lleva bollería, una galletita,

igual no es tan bueno tomar café.

Y las personas que dicen: "Yo me tomo un café,

pero después no me puede faltar mi cigarrito".

Pues en ese caso, el café no es recomendable.

Toma café, si quieres,

y quizá la mejor hora pueda ser media mañana.

Aclarado, pero todavía no me muevo de tu consulta,

porque resulta que mañana estrenamos el otoño

y queremos saber si ese cambio de estación

tiene efectos sobre nuestra salud, es algo que veremos enseguida.

Antes, Isabel Moreno, meteoróloga de esta casa, TVE,

nos aclara ciertas cosas como, por ejemplo,

¿va a ser un otoño caluroso o lluvioso?

Lo vemos.

Se acaba el verano y empieza el otoño.

¿Empieza el otoño? ¿Cuándo empieza el otoño?

Creo que el 22.

Hoy. Yo estoy helada de frío.

El 20 de octubre.

¿Tú no sabrás cuándo empieza el otoño?

El otoño empieza el 23 de septiembre.

Bueno, sí y no, porque, si me preguntan a mí,

diría que el otoño, al menos el climatológico,

empezó el 1 de septiembre y durará hasta el 1 de diciembre.

En cambio, el astronómico

dará comienzo el próximo día 23 con el equinoccio.

Los otoños en España

tienen una temperatura media de 15,9 grados.

Esto es una media.

Por zonas, por ejemplo, hay áreas del sudoeste,

del interior, del Valle del Ebro, el Mediterráneo o Canarias

donde podremos seguir superando los 20 grados de máxima.

Las precipitaciones en otoño en España

rondan los 200 litros por metro cuadrado

repartidos de forma muy desigual.

En áreas del interior, del este y, sobre todo, del Mediterráneo

el otoño es la estación más lluviosa.

Quienes se llevan el podio

son Galicia y el resto del Cantábrico,

con valores por encima de los 300 litros por metro cuadrado.

Desde el 21 de junio, los días son cada vez más cortos.

Ahora, a mediados de septiembre, estamos perdiendo horas de luz

a un ritmo de dos minutos y medio cada día.

Llegará el día 23, el día del equinoccio,

en el que las horas de luz sean las mismas que de noche.

La cuestión es que el sol es el motor de la atmósfera

y el hecho de tener menos horas de luz al día

es lo que favorece los cambios de tiempo para esta estación,

empezaremos a tener la llegada de masas de aire más frío,

borrascas, o también DANA, conocidas como gotas frías.

Eso respecto a los valores normales,

pero después todo otoño es un mundo.

¿Recuerdas cómo fue el otoño pasado?

Los datos globales nos dicen

que el otoño pasado fue muy cálido y húmedo.

¿Y cómo podría ser este otoño?

Según las proyecciones que tenemos actualmente,

podríamos tener precipitaciones por debajo de lo normal,

sobre todo, en la mitad norte del país,

y en el resto no parece que haya una tendencia muy clara.

No tendríamos buenas noticias

para pantanos que están por debajo del 30 % de su capacidad.

Y respecto a las temperaturas... Ya tenía ganas de hacer esto,

porque para este otoño

esperamos temperaturas por encima de lo normal.

En caso de cumplirse esta previsión,

estaríamos ante el noveno otoño consecutivo

con temperaturas por encima de lo normal.

Y esto, como podéis imaginar, tiene consecuencias mucho más allá

de que podamos ir a la playa en otoño

como si estuviésemos en verano.

Todo apunta a que no tendremos que echar mano del paraguas

tanto como nos gustaría.

¿Y de los suplementos vitamínicos?

Porque el otoño, doctor,

está rodeado de muchos mitos relacionados con la salud.

El primero es que el otoño te pone triste.

Sí, y no debería pensar nadie

que porque llegue el otoño va a caer con una depresión.

Menos mal. Sí es cierto que hay gente

que acusa especialmente este cambio de estación.

Los días más cortos, más nublado, menos sol

y esto afecta un poco al estado de ánimo.

(ASIENTE) O personas que, normalmente,

ya están un poco tristes o con problemas de ánimo

en esta época se pueden ver un poco peor.

Lo importante, vamos a centrarnos en lo positivo.

¿Qué podemos hacer si somos

de a los que el otoño no nos cae demasiado bien?

Sensibles, ¿no? Pues una de las claves

es aprovechar esas horas que sí tenemos de sol.

Salir, pasear, ir al campo, el campo está precioso en otoño.

Sí.

Tenemos que aprovechar esos momentos.

Tenemos que aprovechar dormir adecuadamente,

para superar ese cansancio

que asociamos al mal ánimo que tenemos algunas veces.

Alimentarnos adecuadamente,

y, sobre todo, hacer cosas que nos guste hacer,

porque son cosas que han demostrado que mejoran nuestro ánimo.

¿Y sería normal que en otoño

nos dolieran más los huesos y las articulaciones?

Si no nos suelen doler las articulaciones,

no sería lógico pensar que porque llegue el otoño

me empezarán a doler de repente, pero sí es verdad que hay personas

que padecen de artritis o, sobre todo, de artrosis

que, normalmente, tienen algunos dolores articulares,

que es verdad que con la bajada de las temperaturas del otoño

empiezan a tener más molestias.

Como del otoño no podemos escapar...

Bueno, podríamos irnos a Canarias,

que igual allí sentimos menos la llegada del frío.

Seguiría siendo otoño, pero distinto.

Sería otoño, pero otro otoño.

Mientras que no podamos hacer eso,

debemos seguir haciendo lo que es recomendable para la artrosis:

fundamentalmente, actividad física, movernos, mover las articulaciones,

y controlar nuestro peso, porque así descargamos

las articulaciones de ese sobreesfuerzo.

Si en algún momento hace falta, medicación suave.

Vamos a por el tercer mito o realidad, un clásico.

En otoño es normal que se te caiga el pelo.

Sí. Lo del otoño y el pelo, lo mío fue un mal otoño.

(RÍE) O muchos seguidos.

Es verdad, no fue un mal otoño, fueron varios otoños seguidos.

Una cosa sí es cierta. Diariamente, de media,

se caen en torno de 100 a 200 pelos diarios.

Guau. Esto es normal.

Lo que ocurre es que hay dos estaciones,

otoño y primavera,

en las que se pueden caer algunos pelos más.

¿Es esto un problema? No. ¿Requiere tratamiento? No.

Por lo tanto, no hay que ir corriendo a comprar

ni preparados multivitamínicos, ni productos anticaída...

Tranquilidad.

¿Pueden caerse algunos pelos más?

Sí, pero no es ningún problema de salud.

¿Y luego volverán a crecer? Volverán a crecer.

Eso se llama el recambio folicular,

caen unos pelos para que salgan otros.

Insisto, ocurre todos los días de nuestra vida.

Por eso nos encontramos pelos en la almohada, en la ducha...

Es normal. En esta época pueden ser unos pocos más.

Muchísimas gracias, doctor Fabiani,

por esos consejos que todos seguimos al pie de la letra,

también nuestro reportero Iñaki.

¿Te acuerdas que el otro día le dijiste:

"Te tienes que relajar"? Sí.

Pues ha ido a relajarse a Ciudad Real, Torrenueva,

a un destino de altos vuelos.

Bueno, Miriam, no te lo vas a creer,

he tenido un día en la oficina y me he dicho que sí,

así que me largo.

Yo, para una escapadita, siempre me gusta buscar un objetivo,

y he decidido ir a ver águilas imperiales en Ciudad Real.

A ver si las vemos.

Francisco, ¿qué tiene la vida en el campo que no tiene la ciudad?

-Que se vive más tranquilo.

Vamos por la calle y no nos pita nadie.

Tenemos perdices, conejos...

Yo vengo buscando el águila imperial.

¿Quién me la puede enseñar?

-Miguel, que trabaja en la ribera.

Miguel, allí en aquel cerro

estoy viendo dos bichos grandes volando.

¿Eso qué puede ser?

-Puede ser un águila imperial o un búho real.

-Y esta es zona de águilas, ¿no? -Sí, también es una zona típica

de la perdiz roja, que es autóctona, y de conejos.

-Tú te imaginas Castilla la Mancha así, con montecitos.

-Sí, y viendo el paisaje de los olivos.

-¿Andando se ven más animales? -Sí, se siente más la naturaleza.

-¿Al atardecer es cuando vienen? -Salen más de sus refugios,

porque se sienten más seguros para comer, beber agua...

Normalmente, cuando no hace tanta calor.

-Claro. -Como a todos.

-Tontos no son, ¿no?

Mira, creo que es un águila imperial.

¿La ves allí volando? -Sí.

-Un águila imperial parece. -No le veo lo de las alas.

-La cola. ¿La ves?

-¿Qué come el águila? -Perdices, conejos...

-Pues está en el paraíso. -Sí. Es su fauna.

-Qué bonita. No pensaba que íbamos a verla.

Desde por la mañana, cuando amanece,

puedes meterte en el spa, puedes hacer el circuito,

y luego ya te quedas relajado, pasas a darte un masaje,

tal y como está haciendo mi compañera.

Por ejemplo, tú has elegido el aceite cornicabra,

que es un aceite para la fatiga mental, tensión...

-Justo es el que necesitaba, la verdad.

¿Sabéis lo único

que yo creo que Iñaki pudo echar de menos estando en La Mancha?

El mar.

Escuchar el sonido de las olas

tiene un efecto muy positivo en la salud.

Los científicos lo llaman el ruido blanco.

Favorece la calma y la sensación de bienestar,

una sensación

que esperemos que os dure hasta la semana que viene.

(Gaviotas)

(Olas)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber Vivir - 22/09/19

Saber Vivir - 22/09/19

22 sep 2019

En este programa hablamos de cómo evitar las infecciones alimentarias tras la alerta este verano por los casos de listeriosis en nuestro país. Aprendemos a preparar un menú equilibrado para toda la semana, cómo podemos adelgazar de forma saludable, vamos a Ciudad Real en busca del águila imperial… ¡Y mucho más!

ver más sobre "Saber Vivir - 22/09/19" ver menos sobre "Saber Vivir - 22/09/19"
Programas completos (383)
Clips

Los últimos 2.954 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios