Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5446438
No recomendado para menores de 12 años Saber Vivir - 17/11/19 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Muy buenos días. Avanza el otoño

y nos toca estar fuertes, con una buena alimentación, Marta.

Sí, ya lo decían nuestras abuelas, hay que comer bien

para sentirnos bien. Si estamos bien nutridos,

estamos fuertes y es más difícil caer malo,

que ya sabemos que en otoño abundan las enfermedades.

Y en ese sentido, ¿qué nos propones esta semana?

Un montón de cosas: tengo pulpo,

tengo fabes con almejas, tengo pollo, rúcula, cazón.

De todo. Y lo más importante es que los padres vean

que esto es comida para niños y para ellos.

En la misma mesa se debe comer el mismo plato.

Di que sí. Vamos a ver cómo come

y cómo se cuida un padre y artista que está lleno de vida.

Es Pitingo, un genio de la música que iba para cocinero,

pero que ha triunfado sobre el escenario.

Puro arte, mestizo y fronterizo.

# Mi voz puede volar,

# puede atravesar cualquier herida,

# cualquier tiempo.

# Cualquier soledad # sin la que pueda controlar. #

Paseo todos los días a mi perro; Si puedo, tres veces al día.

Y a mí me viene esto muy bien, la verdad, salir a veces de casa.

Estar todo el día en el estudio de grabación,

sales con los perros a dar una vuelta

y despejas un poco.

Estoy terminando ya la gira en el Teatro Nuevo Apolo en Madrid.

Voy a llevar a mis perros, a Camarón y Soniquete, a casa.

Y nos vamos al gimnasio a hacer un poco de deporte.

Vamos a empezar hoy con el circuito funcional:

escalera, bosu, pelota.

Y luego con la pesa rusa haremos un poco de musculatura en brazos,

que sabes que pierdes musculatura en los conciertos

y tenemos que recuperarla.

Pues vamos.

# El dolor me hace más fuerte, # nado contra la corriente.

# No hago caso de la gente... #

Me aporta muchísimo a la hora de lo que es el aguante,

estoy casi tres horas cantando en el escenario.

Y sobre todo mentalmente me aporta mucho.

# El dolor me hace más fuerte, # nado contra la corriente.

# No hago caso de la gente... #

Suelta y abres la zona de la espalda.

Estira bien el cuello, tira de la barbilla.

La verdad es que me ayuda todo el músculo de aquí muchísimo.

Y el diafragma también lo noto.

Importantísimo para las cuerdas vocales.

# Mi abuelo era Pitingo, # yo soy Pitingo también. #

Para mí es importante cuidarme porque uno va cumpliendo años.

Utilizo una crema en invierno y otra crema en verano.

La colonia me echo una por la mañana y otra por la noche.

Y mi hijo igual, mi hijo tiene la misma manía.

# Baby. Come on, baby... #

Hola, ¿cómo estamos? -Muy bien.

¿Cambias el abrigo por el delantal? -Venga.

Esas papitas con choco tan ricas. -Sí.

Intento cuidar mi alimentación. Todos los días verdura

siempre de primero y luego pescado o carne.

Y postre porque soy muy dulzón, me encanta el dulce.

¡Y muy salado también!

Alimentarse bien es saber vivir desde luego.

Me gusta ponerle cariño a las cosas, la verdad.

Igual que a la música, a otras cosas.

# Ay...

# Yo con el mimbre hago canastas

# pa' yo darle de comer

# a mis niños de mi alma. #

(Música)

Qué rico, qué me acuerdo de mi tierra.

Unas papas con choco resucitan a un muerto.

Haga frío o haga calor, el show siempre debe continuar.

Por eso los artistas como Pitingo no se pueden poner malos

y menos de la voz. Es algo común en estas fechas,

por eso hoy hablamos de tos y de dolor de garganta

en la consulta de nuestro médico de familia.

Ya estoy aquí otra semana más, doctor Fabiani. ¿Qué tal?

Que vienes mucho a la consulta, Miriam,

¿todas las semanas te pasa algo? Tú eres muy joven

y estás muy bien de salud para venir tanto al médico.

Es que tengo un poco de tos. Un poquito de tos, tú lo has dicho.

Por un poquito de tos no hay que ir al médico,

por un poquito de tos.

Pero ¿qué pasa, todas las toses no son iguales?

Vamos a ver, lo primero, la tos es un mecanismo de defensa.

Vale. Seguro que has escuchado alguna vez:

"Se me ha ido el agua por el otro lado..."

¿Lo has dicho alguna vez? Sí, me ha pasado.

Se te van un par de gotas por las vías respiratorias

y te viene un ataque de tos para limpiar.

Esa es la función de la tos, limpiar la vía respiratoria.

A veces ni siquiera es síntoma de enfermedad.

La mayoría de los casos son toses leves

que se resuelven solas espontáneamente.

Y solo en los casos que se prolonga mucho

hay que estudiarla y valorarla. Pero efectivamente,

no todas las toses son iguales. ¿Hay diferentes tipos?

Sí, intentando resumir. Todos hemos oído hablar

de la tos seca, una tos en la que no echamos nada.

Son toses que se asocian a los catarros;

a la faringitis cuando la garganta está muy seca.

Pero, ojo, que también pueden aparecer las alergias,

que no hay infección de ningún tipo.

Ahora hablamos mucho de las toses productivas

en las que echamos un poco de moco. Pero el nombre tampoco está bien

porque la tos no es productiva, el moco no produce la tos.

La tos lo que hace es limpiarnos de ese moco que tenemos en exceso

en las vías respiratorias. Y en este caso la tos está actuando,

como hemos dicho, como mecanismo de limpieza.

Así que hay que dejar actuar.

Luego tenemos algunas toses más específicas,

por ejemplo, la tos perruna, como la de los perros,

una tos muy ruda; también se le llama tos laríngea

porque es una tos típica de la laringitis.

Los médicos muchas veces comentamos medio en broma,

pero con mucha razón que a los niños con laringitis

se les diagnostica antes de llegar a la consulta

porque oyes la tos en la sala de espera

y por la tos sabes que es una laringitis.

Luego hay otros muchos tipos de tos. Está la tos incluso nerviosa,

la tos con pito de asma. Hay muchos tipos de tos.

Pero en resumen: si toso poco y me encuentro bien,

no hace falta ir al médico.

Si la tos se prolonga mucho tiempo, asocia fiebre alta

o dificultad respiratoria, debemos consultar al médico.

¿Me tomo algún jarabe para la tos?

Te puedes tomar lo que tú quieras, pero en principio no hace falta.

Primero porque la tos que tienes es muy leve, escasa.

Y segundo porque los jarabes para la tos

no tienen demasiada eficacia, pero sí efectos secundarios.

O sea, como que no. Vale.

¿Y los remedios de la abuela, tipo hacer gárgaras?

Mandar a hacer gárgaras a alguien no está bonito nunca.

Pero encima mandarlo para que se le quite la tos

cuando no se le va a quitar, pues está aún más feo.

Es verdad que este tipo de gárgaras se hacen con líquidos templados

y eso hace que alivie y que suavice un poco la garganta.

Uno de los productos que a veces usamos es la miel,

leche con miel, zumo de limón con miel.

Parece que la miel tomada, no en gárgaras, sino tragada,

ha demostrado en estudios que puede aliviar un poco

esa tos irritativa nocturna;

a veces más que esos jarabes que tienen poco eficacia.

Y otro remedio que algunos dicen que es bastante mágico,

así en calentito un té de jengibre con canela.

Tú lo has dicho bien, así en calentito.

La bebida templada, la bebida caliente suaviza.

Lo hemos dicho antes, el dolor de garganta

muchas veces se alivia más con un vaso de leche calentito,

con una infusión caliente que con una pastilla

porque alivia, suaviza la mucosa.

En ese sentido nos puede mejorar un poco.

Pero si los jarabes no quitan la tos,

no la va a quitar una bebida calentita.

Aunque a veces no está mal tomarla.

¿Y la cebolla? Pero no comida, en la mesita de noche.

Por la noche, cuando nos da el ataque de tos.

Si lo estoy viendo, sí.

En la las casas de nuestro país cuando oyes una tos huele a cebolla.

Y es una costumbre muy nuestra porque en otros países no lo hacen.

Debemos ser los inventores del remedio.

Seguramente. La verdad es que no es eficaz.

No hay ninguna eficacia demostrada y se ha estudiado

sobre poner una cebollita en la mesilla.

Así que podemos ahorrarnos ponerla y nos quitamos el olor

de la habitación que acaba oliendo a cebolla.

Estoy preguntona hoy. ¿Y las pastillas,

los caramelos que compramos en la farmacia?

Si te los compras, que no tengan azúcar

porque no van a quitar mucho la tos.

Aunque es verdad que suavizan. Algunos que tienen mentol,

pueden descongestionar un poco donde hay mucho moco.

Pero no, que la tos no se quita con este tipo de remedios.

Pero que no pasa nada, para la tos no hay que buscar

ningún remedio mágico. Normalmente las cosas

que llevan remedios mágicos, la palabra mágica,

suele esconder algunos intereses.

¿Lo mágico de verdad sabes lo que es?

¿Qué? Que los catarros se curan solos.

Eso sí que es magia.

Coges una infección y tu cuerpo la cura sola.

Eso sí es magia. No es que no te crea,

pero algo hará hidratar el ambiente con un humidificador,

igual para la garganta viene bien. En los ambientes muy secos

aumentar el nivel de humedad nos puede ayudar un poco.

A la laringitis, que hablamos antes de la tos y los niños,

parece que la humedad ambiental le ayuda especialmente.

Pero una precaución con los humidificadores.

Producen ese humo, ese vapor de agua a raíz de un agua

que está en un recipiente depositada.

Hay que limpiar a menudo estos humidificadores

porque si hay contaminación por bacteria,

vamos pulverizando bacterias y hay casos de infecciones

cogidas por este mal uso, digamos, de los humidificadores.

Estoy pensando que igual llevo toda la mañana

sin beber agua y tengo la garganta un poco seca.

¿Te imaginas que después de las vueltas

que le hemos dado a los remedios la solución esté en el agua?

Pues muchas veces sí. Si hay una irritación local,

si la causa está en la garganta y se nota la garganta seca

o como en tu caso que por tu trabajo hablas muy a menudo,

a veces beber líquido con frecuencia mejora estos síntomas irritativos.

En "Saber Vivir" enseñamos la teoría

de esos hábitos saludables que hay que aprender.

Pero es verdad que lo difícil es llevarlo a la práctica.

Nos ayuda a conseguirlo

la experta en coaching Joana Fernández.

Hoy vamos a compartir una técnica que nos ayudará

a lograr nuevos hábitos que deseamos tener.

(Timbre)

Hola. ¿Qué hay? -Hola.

Cuéntame, ¿qué hábito es el que quieres lograr?

Entre mis retos me gustaría aprender a comer sano,

comer quizá más en casa; practicar deporte.

Es mucho mejor tener un reto y estar focalizado al 100% en él

que no tener muchos.

Así que, ¿cuál es el reto que quieres empezar?

Supongo que comer sano, comer fruta a diario.

Quizá, no sé, cinco piezas de fruta.

Lo recomendable son cinco piezas al día. Buena elección.

Para lograr un nuevo hábito te voy a aconsejar un método

que se llama COMERTE.

La CO viene de que sea un hábito concreto.

ME que sea un reto medible.

La R que sea realizable.

Y la TE que podamos situarlo en el tiempo.

Ya que tenemos esa técnica, vamos a empezar viendo tu nevera.

Tenemos que preparar esa nevera para comer sano que es tu reto.

¿Te parece? -Vamos.

(Música)

¿Actualmente cuántas piezas comes al día?

Pues una o ninguna.

Pasar de ninguna o una a cinco es un reto bastante ambicioso.

Es importante que nos pongamos retos ambiciosos,

pero a la vez alcanzables.

¿Cuál es la cantidad que piensas que puede ser

ambiciosa pero a la vez alcanzable?

¿Quizá en lugar de cinco, tres? -Tres, perfecto.

¿Cuándo puedes comer esas piezas de fruta?

No lo sabría muy bien porque me paso todo el día trabajando.

No hay problema porque tenemos frutas

que podemos llevarnos al trabajo perfectamente.

(Música)

Muchas gracias. ¡Adiós! -Muy bien, gracias.

(Música)

¿En qué momento del día puedes comer las tres piezas de fruta?

Quizá a las 8:00 cuando voy al trabajo;

a las 12:00, a media mañana.

Y luego a las 17:00, a modo de merienda.

¿Qué puedes hacer para acordarte de ese momento?

¿Ponerme una alarma en el móvil? -Muy bien.

¿Llegará un punto en que lo haga de forma inconsciente?

Cuando repetimos algo durante 21 días,

ya se ha generado un hábito.

Resumiendo: para lograr un nuevo hábito

lo primero, no te pongas varios hábitos a la vez.

Y después pasa el filtro COMERTE:

concreto, medible, realista y fijado en el tiempo.

Cada día celebra la consecución de este nuevo hábito. ¡A por ello!

(Música)

Si hay un hábito saludable

que todos deberíamos tener en cuenta,

es comer verduras y frutas todos los días,

como decimos en "Saber Vivir".

Y quiero destacar una de ellas especialmente,

que es el tomate en este caso, doctor Fabiani,

después de leer esta noticia que me ha parecido curiosa.

A ver, si es una excusa para que la gente tome gazpacho,

bienvenido sea el titular.

Es cierto que se ha hecho un estudio en varones

que en principio tenían una calidad de esperma buena,

no varones que tuvieran dificultades para concebir.

Y lo que se ha hecho no es dando tomates,

sino dando suplementos nutricionales ricos en licopeno

que un pigmento que tienen los tomates.

Con lo cual habrá que seguir estudiando.

Si queremos luchar contra no tener una mala calidad del esperma

y que a veces puede dificultar tener hijos,

la concepción, tenemos que recordar

que más allá de la alimentación hay que tener una vida saludable.

Y evitar los tóxicos y hacer ejercicio puede ayudar.

Hablando de hacer ejercicio.

El ejercicio practícalo si quieres antes del desayuno;

después del desayuno;

si quieres, antes del almuerzo; después del almuerzo.

Muévete, haz ejercicio; siempre es algo recomendable.

Quizá el momento que sea menos recomendable

es muy cerca de la hora de dormir porque es un estimulante

y puede hacer que nos cueste coger el sueño.

Sabemos que el ejercicio tiene muchos beneficios

como liberar el estrés, controlar el peso,

mantenernos activos, disminuir el dolor crónico

y ayudarnos a dormir por la noche, sería una pena

que perdiéramos esa parte del beneficio que pueda tener.

Más allá de matices, de a qué hora quemas más o menos o grasa,

lo fundamental es que nos movamos, que nos levantemos del sillón

y que hagamos una vida activa. Y si es al aire libre, mejor.

Bien dicho. Muchas gracias por esos sensatos consejos

que nos das todas las semanas, doctor Fabiani.

Unos consejos que sin duda aplicamos los mayores

y también desde la infancia nuestra profe de baile

Helen Canadell se ha colado hoy en una clase muy especial,

una clase de ballet.

(Música)

Os tengo que dejar, me voy a clase de ballet.

¿Te gustaría ir a clase de ballet?

¿Vienes conmigo a clase? -Claro.

Luego te contamos. -Perfecto.

¡Hasta luego! -Vamos a bailar.

Estamos en el mejor lugar para aprender a bailar. ¡Venid!

(Música)

¡Hola! -¡Hola! ¿Qué tal?

Vamos a empezar en este momento.

(Música)

Nos vamos a la playa, al mar, hacemos la barquita.

¿Dónde está la derecha? ¡Aquí!

Barquita a la derecha, ponemos la vela.

Barquita a la izquierda, ponemos la vela.

Y deprisa. ¡Y derecha, izquierda! ¡Y navegamos y navegamos!

Navegamos, navegamos. ¡Vamos a hacer la croqueta!

¡Uh!

¿Qué ha pasado?

Que ha venido una ola y nos ha revolcado.

Lo que me llama más la atención cuando he visto a estas pequeñajas,

que son muy menuditas, ¿cuántos años tienen más o menos?

La clase va de los tres a los cinco años.

¿Qué es lo primero que suelen trabajar?

¿Cómo empiezan el primer curso de baile?

Primero tienen que encontrarse a sí mismos, a su propio cuerpo

porque no saben dónde tienen la mano derecha o la izquierda;

un pie, una rodilla.

Entonces poco a poco con ejercicios muy mecanizados

van aprendiendo a descubrirse a sí mismos.

(Música)

Viendo lo aplicadas que han sido en el suelo

con los ejercicios, ¿podrían hacer unos pasos de pie?

Sí, naturalmente.

Eso es bueno que lo hagan porque así van desarrollando

sobre todo el equilibrio.

Muévete a la derecha, a la izquierda.

¿Y suelen hacer cosas diferentes, manos y pies?

Esto parece una tontería, pero es coordinación

porque hay que añadir cadera y en el último momento

me ayuda el pie.

Toco la guitarra, toco la guitarra.

¡Y, mami, te quiero! ¡Papi, te quiero!

¡La Luna, una araña! ¡La Luna, una araña!

¡La Luna, una araña!

¿Hacemos las estatuas? (TODOS) ¡Sí!

¿Cómo funciona esto de las estatuas? Explicadme.

Ponéis música, pues bailamos y corremos.

Si paras la música, estatua.

(Música)

Es fundamental el ejercicio físico para tener buena salud;

también para controlar el peso.

Y eso hay que tomárselo muy en serio

porque cada vez hay más niños y jóvenes con sobrepeso

por comer mal y por no hacer ejercicio, Aitor.

Además en España las cifras son escandalosas.

Y lo que has comentado convive en nuestro país

porque aquellas familias que hacen poco ejercicio

también son las que no comen de manera saludable.

Y eso se da mucho en el estrato socioeconómico más humilde.

¿Por qué? Porque comer malsano es demasiado barato,

demasiado accesible y por eso es tan importante

sembrar hábitos desde que somos muy pequeñitos.

A eso vamos, a aprender a comer hoy con el contenido más dulce.

¿No os habéis preguntado alguna vez por qué en determinados momentos

del día nos tienta tanto un dulce? Yo sí que me lo he preguntado.

Fíjate lo que dicen los investigadores.

Han descubierto por qué apetece tanto

después de dormir mal. Tiene una parte comprensible.

Hay una explicación fisiológica porque el dulce, no solo el azúcar,

sino los productos que son dulces son muy palatables,

nos gustan consumirlos por la grasa, el azúcar,

la textura. Entonces tiene una explicación

que podemos decir que es la que hace alusión a los sentidos.

Pero también hay una parte aprendida, cultural.

Y cuando nos encontramos mal o estamos muy cansados,

hemos estado acostumbrándonos socialmente a tomar dulces

como recompensa o tomar dulces para compensar.

Así que hay mucho de un hábito aprendido en ese sentido.

¿Y cuál es el dulce por antonomasia? El chocolate.

Aunque en origen no era tan dulce. Es que no podía ser tan dulce.

El chocolate es una pasta que está hecha con el cacao,

con la manteca del cacao y también azúcar.

Pero el chocolate originario de América por aquel entonces

no se refinaba tanto la remolacha ni la caña de azúcar.

No podía estar tan dulce como estas chocolatinas

y todas estas cosas tan empalagosas que tenemos actualmente.

Pero hay una parte positiva y es que estamos poco a poco

intentando volver hacia atrás, hacia el sabor original

y cada vez se consume chocolate con un mayor porcentaje de cacao

y menos porcentaje de azúcar.

¿Quiere eso decir que cuanto más negro

sea el chocolate mejor? Ojalá bastase con decir simplemente

a uno de los pacientes y comentarle:

"En el supermercado busca chocolate negro".

Y hay mucha gente que lo dice con buena intención,

pero no suficiente. ¿Por qué? Porque el chocolate negro

solo nos indica el color, que no es chocolate blanco

ni chocolate con leche, sino negro, punto.

Pero es que puedes encontrarte chocolates negros

con un 50% de cacao nada más y eso implica

que el 50% es azúcar. Claro.

O puedes encontrar chocolate negro con un 80, 90, 99% de cacao

y eso le deja en un porcentaje mucho menor de azúcar.

No nos basta solo con la palabra negro,

hay que decir chocolate con mucho cacao.

Por el contrario, ¿quiere eso decir que cuanto más blanco

sea el chocolate peor? Aquí casi seguro.

No hay un chocolate blanco con un buen contenido de cacao.

Porque precisamente los sólidos del cacao

son los que le dan el color negro al chocolate.

En un chocolate blanco encontramos la manteca del cacao,

que no es tan saludable, y una gran cantidad de azúcar.

Fíjate en estos chocolates que tenemos aquí,

entre estos tres, están de menos saludable,

que sería el blanco; luego el chocolate con leche,

que es una mezcla de leche y una gran cantidad de azúcar.

Y por último nos iríamos al chocolate negro, insisto,

cuanto más cacao, mejor.

¿Y por qué cuando a veces empezamos nos comeríamos la tableta entera?

¿Crea adicción? Es complicado decir

que un alimento por sí solo causa adicción.

Hay algunos elementos, algunos ingredientes

que sí que pueden causar más dependencia.

Por ejemplo el azúcar se sabe que en refrescos, chocolatinas,

en helados puede hacer que quieras consumir más.

Y luego además todo el conjunto y sobre todo el comportamiento.

Porque cuando se habla de adicciones,

se habla de las conductas enteras. ¿A qué me refiero?

Chocolate porque estoy triste, estoy en mi casa, estoy mal

y me pillo un helado de chocolate viendo una película.

Es el conjunto lo que puede causar dependencia.

¿Y engorda? Eso nos interesa a todos y a todas.

Habrá que ver qué tipo de chocolate estamos escogiendo.

Obviamente si estamos priorizando nuestra alimentación;

chocolates que se parecen más a chocolatinas, a dulces,

a estos que tenemos aquí. O incluso algunos postres

o productos derivados que solo sean sabor chocolate,

como un helado sabor chocolate, un postre sabor chocolate.

Van a ser productos de mala calidad y seguramente

nos predispongan a sobrepeso y obesidad.

Pero eso no quiere decir que puedas escoger un chocolate

con un alto porcentaje de cacao y en una dieta de adelgazamiento

tomarte una onza de manera esporádica.

Y hablando de onzas, no todas las onzas son iguales.

Porque no hablamos del peso, hablamos de los cuadraditos

de las chocolatinas, en las distintas tabletas.

Y fíjate esta el tamaño que tiene, que es más pequeña

y no tiene nada que ver con estas onzas.

Una onza que vendría a ser, estas son dos, algo así.

Esto es una cantidad de chocolate, no negro porque habíamos dicho

que no, el chocolate del 80%, ¿recomendada?

Eso podría ser asumible, podrías tomarte eso de postre

o acompañando un café.

Y aunque tenga una cantidad de azúcar,

podría ser esa cantidad asimilable a la cucharada de azúcar del café

o de una infusión. No hablaríamos de ningún disparate.

Hay gente que simplemente tomándose un refresco

se toma toda el azúcar que podría haber

en una tableta de chocolate, que puede ser más saludable

con un alto porcentaje.

Pues vamos a ver cómo se elabora un chocolate de verdad,

un chocolate viejo en una fábrica de El Barco de Ávila

que tiene más de 100 años. Ahí es nada.

(Música)

Somos maestros chocolateros desde 1905,

siguiendo una larga tradición familiar.

Fabricando chocolates partiendo desde el chocolate a la taza,

que es el más tradicional, pasando por los chocolates

de alto porcentaje de cacao, desde un 70% hasta un 95% de cacao.

El proceso de elaboración del chocolate antiguo

partimos del grano de cacao.

Por dentro están las semillas del cacao.

Esas semillas se tuestan, luego se descascarillan,

se parten para separar la piel de lo que luego vamos a moler.

Utilizamos un sistema de molienda antiguo.

Y por fricción y a baja temperatura muele ese haba de cacao

y lo transforma en pasta de cacao líquida o licor de cacao.

Aquí tenemos una concha mezcladora que se utiliza para mezclar

el cacao que previamente antes hemos molido

con los demás ingredientes.

De primero sale el chocolate a la taza.

Por ejemplo un chocolate negro 70% de cacao

que simplemente echaríamos ese licor de cacao

y lo mezclaríamos con ese 30% de azúcar.

Y de ahí pasaríamos al tableteado atemperado.

El chocolate negro es más saludable que los demás

por el hecho de que contiene o suele contener

menos cantidad de azúcar.

Es un chocolate que se mide solo en azúcar y cacao.

El chocolate se puede tomar de mil maneras posibles.

Se puede servir perfectamente desde un plato salado

a simplemente un postre, una tarta, cualquier tipo de dulce.

(Música)

Vamos a elaborar un plato salado, un entrante en este caso

y va a ser una ensalada.

Este plato admite muy bien el chocolate,

aparte le vamos a meter frutos secos, fruta fresca,

unas hojitas de lechuga, aceite de oliva;

terminamos con vinagreta de chocolate.

Y de aquí pasamos a nuestro postre de chocolate.

Los ingredientes principales: va a ser el chocolate,

usamos dos tipos de chocolate en este caso,

un chocolate negro y un chocolate blanco.

Hemos elaborado un puro.

La parte interior es una mousse de chocolate blanco,

un chocolate blanco peruano, y la parte exterior

es un chocolate negro color negro.

Como guarnición o acompañamiento del puro,

tenemos una mousse de chocolate blanco

donde se sujetaría el puro.

Y ponemos trocitos de piña para incorporar un poco de fruta.

Tenemos unos Physalis o alquejenjes, es un tomate.

Para terminar nuestro plato, lo nibs que usamos antes

que son chocolate puro y le da ese toque de amargor.

Para que nos quede claro,

¿se puede tomar este poco de chocolate

si uno está en pleno proceso de perder peso?

Se podría. Lo que no puedes es tomarte la onza de chocolate

y luego el café con azúcar, luego las natillas

y vas sumando errores.

Lo podemos dejar como el capricho diario,

pero solo ese. El capricho del día.

También tenemos cacao en polvo que suele ser muy recurrente

para el desayuno, la merienda. ¿Es algo que recomendarías?

No, porque el cacao en polvo tradicional, el de toda la vida,

es un producto muy azucarado. Otra cosa es que obtuviéramos

cacao en polvo sin azúcar, que cada vez se compra más,

cada vez se está adquiriendo.

Fíjate que en el propio color ya estamos...

Qué diferencia. Súper diferentes.

Es un cacao que aunque lo veamos tan marrón,

sigue siendo bastante azucarado.

Y obviamente este es uno de los tradicionales

que pueden llevar incluso hasta un 75% de azúcar.

Cacao lleva muy poco. Eso es.

¿Qué le diría a la gente?

Que si queremos "chocolatear" la leche, darle sabor,

podemos encontrar cacaos que es simplemente

cacao pulverizado. Se disuelve perfectamente

en la leche o en tu bebida vegetal y estamos dando todo el sabor

del cacao, del chocolate, pero sin añadir tanta azúcar.

¿Qué semáforo ponemos al chocolate?

Al chocolate en general le pondría el ámbar

porque es un alimento saludable,

pero depende del porcentaje de cacao.

Miramos la etiqueta e intentamos identificar

aquellos que tengan un buen porcentaje de cacao.

Un chocolate que comemos solo a veces

o en bollería industrial, que es aún peor.

Es un gran problema, cada español consume al año

nueve kilos de bollería industrial. Sí, que es una pasada.

Estamos consumiendo bollería, que debería ser

un alimento ocasional, por delante de otros

como los frutos secos o las legumbres.

Está completamente desproporcionado.

El chocolate que vamos a encontrar en estos productos

ultraprocesados industriales no va a ser de calidad.

No va a haber un chocolate del 99% de cacao en una magdalena.

Si la magdalena tiene azúcar, harina y aceite de girasol

o de mala calidad, no tiene sentido, es decir,

el conjunto del alimento encima será poco saludable.

El problema es que uno no suele encapricharse

con una pieza de fruta. Yo no me encapricho con una acelga,

me encapricho con una magdalena, un cruasán. ¿Por qué?

Muy sencillo, porque estos alimentos

están diseñados precisamente para que estén así de buenos,

así de palatables, es normal.

Las acelgas no son adictivas, no te llaman tanto a repetirlas

y eso es una de las cuestiones que las hace saludables,

es decir, que nadie se pasa de la verdura.

En cambio si te despistas, en un pestañeo

te puedes tomar muchas galletas o sobaos o magdalenas.

Sí. Por eso es importante controlarlo.

Y un mensaje importante para la gente que nos escucha

es que no debe sentirse mal porque le gusten estos productos.

Es comprensible, es normal que esto te guste

porque está dulce y lo han hecho así de jugoso

para que nos atraiga mucho.

Lo que sí que está en tu mano no es cambiar tus gustos,

sino cambiar la disponibilidad.

Intenta no comprar tanto de estos alimentos

para evitar esa tentación.

¿Qué semáforo ponemos entonces a la bollería industrial?

No podemos elegir mucho, está muy claro,

es un color rojo porque es un alimento poco recomendable

y que se asocia a enfermedades no transmisibles.

Sintiéndolo mucho,

estará muy buena, pero no es saludable.

Y si queremos hacerla casera, ¿qué debe llevar la bollería

para que sea más saludable? Se puede hacer repostería casera

o alguna receta de dulces caseros que sean menos impactantes.

Pero hay que tener en cuenta que aunque sea repostería casera,

repostería se queda. Vale.

Sigue siendo un alimento muy energético.

Pero se puede cambiar el tipo de harina que usas,

que sea una harina 100% integral o por ejemplo copos de avena.

Que las grasas que usas ahí sí vemos una mejora notable

porque en lugar de ser aceite de palma o girasol,

podemos usar aceite de oliva o de coco.

También sería importante destacar el no añadir

tanta cantidad de azúcar o no recurrir al azúcar blanco.

Esto es importante para los mayores

y para los pequeños en casa. Por supuesto.

Y me dirás: "Si no le añado azúcar, ¿qué hago?".

Es verdad, claro.

Pues eso te lo contaré en las redes sociales.

Me parece estupendo, mira qué bien.

Atentos estaremos a las redes sociales.

En esa dirección en la que nos habla Aitor

también reman Griselda y Nora que nos animarán

a hacer un desayuno saludable para seguirlo en familia.

Tomad buena nota.

(Música)

Hola, somos Griselda. -Y Nora.

Nuestros hijos no desayunan bien. El 40% suele desayunar cereales,

el 20% galletas y el 12% bollería industrial.

¿Esto qué implica?

Que están comiendo azúcar, grasas de mala calidad

y harina refinada.

¿Podemos hacer algo al respecto? Claro que sí.

Vamos a ver qué podemos darle a nuestros hijos para desayunar.

Mami, mira lo que hice ayer

con mis amigos y mis amigas en el colegio

Mira lo que no has puesto la seño.

Esto es lo que llamamos el tren de los alimentos.

La recomendación que se hace desde los colegios

donde se anima a que los padres y los hijos

traigan un desayuno concreto.

Puede ser más o menos saludable

dependiendo de cómo lo interpretemos.

Podemos interpretarlo regular o podemos interpretarlo bien.

Muy bien.

Nora, mira qué desayuno vamos a intentar

ofrecer a la gente para que sea más saludable.

Imaginaos que el lunes nos ha tocado lácteo.

¿Qué nos podemos llevar al cole como lácteo?

Yogur con arándanos.

Le podemos añadir canela o algunos cereales,

copos de avena o cereales a ser posible integrales.

Y el martes toca bocata, bocadillo. -O fruta.

Elegimos por ejemplo un atún, una sardina.

O también podemos ponerle con aguacate.

Con aguacate.

El miércoles nos han dicho que tenemos que llevar...

Cosas con azúcar. -Vamos a dar opciones

de cosas dulces que no tienen tanta azúcar.

Por ejemplo. -Un bocadillo de chocolate negro,

que este no lleva tanta azúcar como el otro.

Jueves nos toca fruta.

# Toma mucha fruta fresca, # tómala y disfruta... #

Podemos buscar también envases que sean divertidos para los niños.

Por ejemplo este que es para el kiwi.

O este. -Este.

# Una banana cada mañana... #

Hoy es viernes, ¿qué nos llevamos para desayunar?

El viernes que suele ser la opción del día libre,

podemos aprovechar para introducir alimentos distintos.

Por ejemplo. -Un poco de coco.

Otra opción sería unos tomates cherry.

# Dos kilos de pera. La, la... #

Mami, ya tenemos muchas formas de preparar el desayuno.

¿Qué ocurre? Que dentro de lo que nos recomienda el colegio

es mejor que hagamos la lección más saludable

como la que hemos visto antes.

(AMBAS) ¡Hasta el próximo programa!

Por desayunar mal, por comer mal y por cenar mal también

hay cada vez más niños y jóvenes en nuestro país con exceso de peso.

Y también hay cada vez más con dolor de espalda.

¿Es consecuencia de su sobrepeso? Os lo explicaremos a continuación

en nuestro espacio de Salud y Alimentación.

Para hablar de la salud de la espalda hoy contamos

con uno de los mejores especialistas

de la medicina española,

es el doctor Manuel José Torre, neurocirujano.

Muy buenos días. Buenos días.

Empezamos aclarando la relación, si la hay,

entre el sobrepeso y dolor de espalda.

¿Puede ser esa la causa de que cada vez haya más jóvenes

en nuestro país con problemas de espalda?

Por supuesto. Uno de los problemas más serios e importantes

que tiene la sociedad en tema de salud

es la obesidad, el sobrepeso. La mala alimentación,

los malos hábitos que se llevan arrastrando

desde la infancia en la alimentación a lo largo de nuestra vida

van incrementando nuestro peso y eso incide directamente

en nuestra salud en general y en la columna en particular.

Bajar la tripa, perder peso, en caso de que lo necesitemos,

¿debería ser el primer paso para evitar los dolores de espalda?

Por supuesto. Si tenemos que caminar erguidos,

todo nuestro peso recae sobre nuestra columna.

Si le echamos una mochila, evidentemente

es un daño tremendo el que le estamos haciendo.

Por lo tanto controlar los factores alimenticios,

controlar nuestro peso es fundamental

para tener una buena salud de nuestra columna.

Hablando de factores alimenticios, ¿una falta de calcio

puede provocar esos dolores? Por supuesto.

Y no solo puede provocar esos dolores,

sino que es un problema serio que puede llegar

a producir fracturas. En la OMS hay un estudio

que dice que 3,5 millones de personas en España

tienen osteoporosis y pueden tener fracturas por fragilidad.

Eso no solo produce dolor, sino que puede producir

problemas de salud y de motilidad severísimos e importantes.

Es tremendamente importante controlar nuestro calcio.

¿Y el magnesio? El magnesio también.

El magnesio, como otros minerales,

inciden en la salud musculoesquelética

y puede producir dolores, tensiones.

Hacemos ejercicio, llevamos una alimentación saludable.

Pero ¿qué pasa si no sabemos relajarnos,

no sabemos estirar la espalda? Si tenemos sobrepeso,

si tenemos una falta de actividad física

y además los problemas del día nos somatizan de alguna manera,

eso produce contracturas, dolores musculares y tensión.

Es indispensable para tener una buena salud

que aprendamos a saber relajarnos, saber estirarnos;

hacer ejercicios de elasticidad, hacer yoga, pilates

o cualquier tipo de ejercicio que nos haga que tengamos

una mejor elasticidad, mejor flexibilidad.

Lo dice la Escuela de Medicina de Harvard en EE.UU.,

el yoga ayuda a mejorar los dolores de espalda

asociados al estrés y a las malas posturas.

Vamos entonces con una clase de yoga

para la espalda. Veréis qué fácil es.

(Música)

La gente que se aproxima al yoga, viene por temas de estrés, ansiedad.

Muchas veces el estrés repercute en la espalda:

contracturas, tensiones a nivel sobre todo cervical.

También problemas lumbares.

¿Problemas?

Cifosis, protrusiones, osteoporosis.

Lo mío es más la zona cervical y los hombros

lo que se me carga muchísimo por coger peso,

por la propia lactancia; el trabajo en el ordenador.

Casi todos vamos encorvados y eso es algo

que se trabaja mucho en la práctica del yoga,

el favorecer que los hombros vayan en su sitio,

el pecho esté más abierto.

Los hombros a la pared.

Es un nivel de fortalecimiento de piernas, mejora postural.

(Música)

Vamos a hacer dos opciones de la postura.

La opción clásica, cuando no hay problemas

de rodilla o tobillo estiramos como harías de dos sillas.

Arqueamos la zona dorsal para que el pecho esté abierto.

Estiramos hacia adelante elevando la barbilla,

estiramos músculos

y hacia delante vas estirando.

No solo estirando la zona lumbar, sino fortaleciendo la zona dorsal.

(Música)

Mantengo recto el tronco y las piernas;

la cabeza ligeramente elevada. Estiramos toda la columna.

Para volver dais simplemente dos pasos a cada lado.

Este es un ejercicio muy sencillo de hacer en casa

y que da un buen estiramiento a la parta baja de la espalda.

Si no tenemos anillos, podemos por ejemplo

agarrar el borde de una ventana o el lavabo

y nos da una fracción similar a la de las anillas.

Debéis estirar muy bien toda la espalda.

Tengo que entrar no encorvada, sino estirando la columna.

Dejándonos caer cada vez más.

La soga siempre entra por la cabeza.

Abrimos los brazos y nos echamos hacia adelante.

Elevamos el descanso del sistema nervioso.

Y al mismo tiempo estamos recibiendo los beneficios

del estiramiento con la cuerda en la zona lumbar

y en general en toda la espalda.

A la hora de sentarte frente al ordenador,

subir una escalera o de cargar peso,

te das cuenta de cómo puedes hacer tareas cotidianas un poco mejor.

Y ya para alumnos avanzados,

me ayudo de las manos, voy caminando por la pared.

Es una postura totalmente invertida en la cual la espalda

se beneficia enormemente.

Es simplemente agarrando los brazos superiores

y me quedo ahí estirando la columna hacia abajo.

Pongo los pies arriba y hago lo que en yoga llamamos

combar las piernas con los pies en contacto.

Es una postura restaurativa y es una muy buena opción

para terminar la clase.

Digamos que en la práctica del yoga usamos el cuerpo para la mente.

(Música)

Hay que saber estirar la espalda,

pero también hay que tener una buena higiene postural:

estar bien sentados que no sé si es como estoy yo ahora.

Creo que si sigues sentándote así, terminaremos operándote.

Voy a acabar... Con tu espalda muy mal

y habrá que hacer algo. ¿Qué hacemos?

Lo primero, si te das cuenta estás derivando todo tu peso

sobre tu columna lumbar. Sí, estás muy escurrida.

La espalda tiene que estar perfectamente apoyada

en la silla de manera que haga un reparto funcional de las fuerzas.

¿Y los hombros? Los hombros deben estar relajados.

Y las piernas preferiblemente no deben estar cruzadas

porque eso impide la dinámica técnica

e incide sobre tu columna.

Si estás sentada y relajada un ratito así, está fabuloso.

Un ratito. Exacto.

Luego es imprescindible que te levantes.

Venga, me voy a levantar. Muy bien.

A la hora de cargar peso, ¿hay que tomar alguna precaución?

Claro, la del 10%. Si pesa 50 kilos,

no debes llevar más de cinco kilos. Y esos cinco kilos

deben estar repartidos funcional y equilibradamente

en tus dos brazos. Demos un mensaje de esperanza.

Si nos duele la espalda, eso tiene solución.

Por supuesto que sí. Tiene una excelente solución

que es que acudan a su médico, a su especialista

para un correcto diagnóstico y perfilará a medida su tratamiento.

Muchas gracias, doctor, por todos sus consejos.

Muchas gracias a vosotros, Miriam.

Unos consejos que estoy segura que sigue a rajatabla

nuestra nutri-cocinera Marta para no dañarse la espalda

cuando se va a hacer la compra. A ver qué elige hoy en el mercado

y, sobre todo, a ver dónde echa la compra.

Fijaos porque no es un bolsa de plástico.

La contaminación en los mares es un problema,

por eso en "Saber Vivir" queremos poner

nuestro granito de arena y hemos venido a Bueu

a por unas bolsas de la compra sostenibles

que hacen aquí las rederas.

Cuánta red veo por aquí, Catalina. Cuéntame, ¿qué estáis haciendo?

Estamos reparando las redes. Los barcos que van al mar

llevan estas redes grandes, como veis, y se estropean.

¿Qué hacéis con todas las redes que ya no sirven?

Nosotras le damos una segunda vida, hacemos bolsas.

Esta red formaba parte de los atuneros,

para pescar los atunes. Estas redes cuando van al desguace,

cuando las desechan, las compramos por kilos

y las reutilizamos.

Catalina, me voy a llevar una de estas conmigo

como un gran recuerdo vuestro. Y os voy a pedir

que sea la bolsa oficial del programa

y la llevéis a la compra siempre. Eso está hecho.

(Música)

De camino al mercado hemos venido al desguace marino,

el lugar donde empieza todo.

Todo empezó con un tema de conserva gourmet

para envolver con algo muy nuestro, que es el tema de las redes,

y fuimos ampliando bolsa hasta hacer la Cholita

y que ahora va mucho más allá. Hay sillas, mobiliario,

hay equipamiento urbano, hay abrigos con sastres.

Hay muchísimas cosas. Una nueva alternativa

al oficio de toda la vida que es el de las rederas,

que sin ellas no sería posible. Efectivamente.

Pues desde el desguace del mar nos vamos a otro producto marítimo

que es el pulpo. Voy a enredarme en el mercado

para buscarlo y utilizar esta bolsa sostenible tan bonita.

Perfecto.

Buenos días, Luisa. Buenos días.

Vengo a pedirte un pulpo que me han dicho

que el que tenéis aquí es buenísimo.

Buenísimo, el mejor que hay.

Y vivo. ¿De dónde viene este pulpo?

Este pulpo es de roca.

La mejor época para comer pulpo, ¿cuál es?

Los meses de erre. Como típica gallega

tengo que preguntarte una receta para cocinar bien el pulpo.

La típica es el pulo a feira. Tomo nota y me voy a llevar uno.

Una bolsita sola porque hay que ser ecológicos

y no gastar mucha bolsa. Eso es.

Y me lo guardo en esta bolsa que me han dado las rederas.

Hasta luego, gracias.

(Música)

Es todo un arte hacer una buena compra.

Es un arte. Eligiendo bien los alimentos,

respetando el medioambiente y la naturaleza

que luego es la que nos da esos alimentos.

Eso es. Podemos hacerlo de varias formas.

La primera: planificando bien la lista de la compra.

Comprar solo lo que nos falta en la nevera y en la despensa.

No malgastar para ser saludables. Dos.

Y para ser responsables con el medioambiente.

Qué me han gustado esas bolsas de Cholita.

Les mandamos un besazo desde aquí. Efectivamente.

Estamos utilizando un recurso que ya no íbamos a usar del mar

para hacer nuestra compra. Y veo que las hay muy coloridas.

De todos los colores: tenemos blanca, verde, amarilla.

¡Llenas de alegría porque hacer la compra es algo feliz!

Tantas bolsas tienes como platos para hoy.

Empezamos por el lunes, ¿no? Eso es. Tenemos por aquí...

¿Y cómo lo has hecho más saludable?

El cazón es un tipo de receta de elaboración

que se suele hacer frita. En nuestro caso

lo hemos hecho frito con menos aceite

y hemos rebozado con harina 100% integral no refinada.

¿Y cómo es el adobo? El adobo lleva comino,

pimentón, ajito, perejil, limón, de todo.

Lleno de sabor para reducir la cantidad de sal.

¿Y eso que tienes por aquí? Un aliño, ya sabes que me encantan.

Un aliño con perejil, limoncito, ajo y queso feta,

que ya os he contado que nos permite

reducir la cantidad de sal porque es un queso

que tiene mucha sal. Ya que te has traído el cazón

que es un pescado azul, vamos a recordar

las recomendaciones de Sanidad respecto a este tipo de pescado.

Atentos las familias con niños. Muy importante.

Los pescados azules que son grandes

tienen más cantidad de grasa y ahí es donde se acumulan

los metales pesados, como el mercurio o el plomo,

que no son beneficiosos para las mujeres embarazadas,

para las mujeres que estén dando el pecho, con lactancia;

los niños antes era hasta los tres, ahora es hasta los diez años.

Por lo tanto: atún rojo, tiburones como el cazón,

pez espada, lucio, debemos evitar su consumo.

Hablamos de pescados grandes porque los pequeños

sí se pueden comer. Los pequeños sí se pueden comer.

Podemos comer sardinas, boquerones. Y los niños de 10 a 14 años

pueden comer algo de pescado azul que sea más grande,

120 gramos al mes, no más. Dos veces al mes pescados grandes;

pequeños los que queramos. Importantes recomendaciones.

Seguiremos hablando de pescado azul en este programa

porque nos encanta, pero teniendo esas precauciones.

Eso es. Nos vamos al martes.

Tenemos...

Vamos a empezar por la rúcula. Rúcula, qué bien suena.

Es muy italiano, yo siempre lo he visto en pizzas.

La rúcula, efectivamente, la comían mucho

en la Antigua Roma acompañando la pasta.

Mucha pasta, mucha rúcula.

Utilizamos ese recurso de un cereal integral

como es el arroz para comer verduras.

¿Cómo has hecho eso? ¿Otro aliño de los tuyos?

Qué bueno, esto está genial. Lo he hecho yo con mi madre.

¡No me digas! Es muy importante aprender

de nuestros mayores en la cocina. Sí.

Que saben mucho y es un tiempo para compartir.

La misma cantidad de vinagre que de moras,

le damos un hervor. Qué bueno.

Para que se integren bien las moras

y tienes un aliño dulce que hará que comamos más verduras.

El arroz es integral. Vale.

Tiene su capa externa, el salvado, y hay que cocerlo

de forma distinta del arroz que no es integral:

diez minutos más y con más agua; una parte de arroz, tres de agua.

Si es integral, es más saludable y es algo a tener en cuenta.

Disminuye el índice glucémico que eso Aitor ya nos lo explica.

Perfecto. Al miércoles. Tenemos por aquí...

Cómo viene hoy Marta cargada de frutos rojos.

De frutos rojos súper antioxidantes,

un montón de fibra y llenos de sabor

para añadir a todas las comidas. ¿Cómo has hecho ese pollo mechado?

Pollo mechado, es que me encanta. Hice cocido el otro día,

porque me encanta el cocido con el frío, y me sobró pollo.

Todo el pollo, de las cremas, de los caldos,

lo trituramos y está lleno de sabor para rellenar una fajita integral.

¿Y el aliño? Cuéntame. Es un coulis de frutos rojos.

Básicamente grosellas, frambuesas; un cacito con un poco de calor,

se derriten y ya tenemos esto lleno de sabor.

¡Qué bueno! Es la bomba.

¿Eso se toma templado, frío o caliente?

Templadito, a la misma temperatura del pollo.

Y es una idea genial porque los frutos rojos

no solo hay que comerlos de postre, se pueden meter en un plato.

¡Mira qué rico! Y lleno de color, que se come por la vista.

Y dan ganas de comérselo, muy importante.

Jueves. ¡Huy qué guiso veo por aquí!

He ido de guisos, de cocidos.

Y ahora apetecen unas buenas fabes con almejas.

Me encanta. Las legumbres no son monótonas,

que hay mil formas de hacerlas. Una es esta:

con moluscos, con almejitas que son súper saludables.

¿Cómo se cocinan las fabes? Las fabes podemos hacerlas

de dos formas, el tiempo no es excusa.

Podemos hacer un buen sofrito en el que introduzcamos las almejas

que van a soltar su propio caldo; un poco más de caldo de pescado

y añadimos alubias ya cocidas. Vale.

O lo hacemos desde cero cociendo las alubias

en la olla exprés. Importante: las almejas.

Sí. ¿No te pasa, Miriam,

que a veces tienen arena y te fastidian la comida?

Efectivamente, me pasa. Te voy a explicar

para que no te pase. ¿Cómo lo hacemos?

Se ponen con agua y sal y les cambiamos el agua

tres veces durante media hora. ¡Pim, pam, pim, pam!

Que es un poco rollo, pero luego lo bien que saben.

Claro que sí. Lo acompaños con unos langostinos

que tengo por aquí para dar color. Es verdad que es un poco rollo

andar quitando todo el rato la concha a la almeja,

así tenemos algo que se pueda comer fácil.

Tengo una dudilla. En este caso las fabes,

las almejas, ¿pueden ser de conserva?

Sí, no hay ningún problema. Debemos conseguir un sofrito,

una buena base con mucho fundamento.

Vale. No habría ningún problema.

Comemos legumbres de forma fácil porque es menos tiempo.

No hay excusa. Ninguna, no la hay.

Viernes. Tenemos...

Y terminamos con mejillones. ¿Qué te parece?

Esto es cortesía gallega porque aprendí un montón

con las rederas y me recomendaron esta receta.

¿Qué hacemos con el pulpo? ¿Le damos una paliza,

lo asustamos? Lo desestresamos.

A mí me encanta porque en la cocina hacemos ejercicio con el pulpo,

es el ejemplo claro. Tenemos que asustarlo tres veces:

lo metemos en agua caliente, agua caliente, agua caliente.

¿Qué conseguimos de esta forma? Que como es un pescado,

bueno, es un fruto del mar. Vale.

Está muy duro y vamos a romper sus fibras.

También podemos pegarle hasta que se rompan.

Vemos que se encoge y ya lo tenemos.

Cómo se desestresa Marta con el pulpo.

¿Has visto? Y nada, lo acompañamos con unos mejillones

que tengo por aquí. ¿Qué hacemos con el pimentón

para que no se nos queme? Muy buena pregunta.

Si se quema, pierde el color rojo y también se amarga.

Cuando tengamos el aceite preparado echamos el pimentón

y le damos un par de vueltas para que adquiera sabor

y enseguida echamos nuestro caldo de verduras

para que no se queme. Integramos y caldo de verduras.

Y mira, ya tenemos nuestra cazuela. Madre mía, qué buen menú hoy.

Luego puedo verlo en las redes, ¿no?

Efectivamente, tenéis todas las recetas

bien definidas, todas guardadas en nuestras redes sociales.

Además, ojo, Miriam, porque os voy a dar

otra idea de receta de fajita integral.

¿Cómo? Esta receta de fajita integral

os voy a dar otra idea en redes sociales.

Solo en redes sociales. Solo en redes,

tenéis que entrar y verlo. Muchísimas gracias, Marta,

por ese menú saludable. Por cierto ¿te gusta la montaña?

Me encanta la montaña, vivo en la sierra.

Ya me puedo hacer una idea. Hazte una idea.

A la Sierra Norte nos vamos,

allí nos espera un pueblo encantador, Patones.

(Música)

Bienvenidos a Patones de Arriba.

Patones de Arriba es muy singular por su arquitectura típica,

como podéis observar es todo de pizarra negra.

El nombre de Patones viene del apellido de sus fundadores,

que era Patón, una familia de pastores de la villa de Uceda

que decidieron venirse a pastar con sus ganados al monte.

La propia pizarra que sale a la luz es el cimiento de la casa.

A partir de ahí se coloca la mampostería de pizarra.

Está colocada al hueso y no tiene argamasa ninguna.

A día de hoy la construcción evidentemente no tiene nada que ver.

Nos encontramos en la Fuente Nueva y es agua fina

que procede de las pizarras. La pizarra no tiene sedimento alguno

y es un agua exquisita para poder beber.

Tengo 48 años.

Aprovecho esta zona tan maravillosa para salir a correr.

Tiene la montaña que es una maravilla

y que puedes meterte las horas que quieras

y la dificultad técnica que tú quieras.

(Música)

Vivo aquí desde siempre y sabes que sales

y estás en plena naturaleza, el aire es puro.

Abrimos en el 70.

Mi marido era un artista, vino aquí y se enamoró del pueblo.

El silencio, estas montañas tan bonitas;

tan cerquita de Madrid. Esto es lo que te enamora.

Patones es una preciosidad.

Es un pueblo saludable no, lo siguiente.

¡Hola! Buenos días, ¿qué tal? -Muy bien. ¿Y tú?

Mira bien. Hace frío, sí.

Si te parece voy preparando las migas.

¿Qué te parece hacerte un postre?

Vamos a preparar las migas del rey que es un plato típico de Patones.

Los ingredientes serían la miga de pan de hogaza,

los ajos, chorizo, torreznos, pimientos,

pimentón, sal, huevo frito y uvas.

Vamos a rehogar todos los ingredientes

con un buen aceite, empezamos rehogando los ajos.

Añadimos los torreznos, el pimiento y por último el chorizo.

Añadiremos un poco de pimentón y vamos añadiendo poco a poco

la miga de pan de hogaza. El plato estaría casi terminado,

a falta del huevo frito de corral y unas uvas.

Vamos a hacer unas bolitas del rey, un postre típico de aquí.

Aquí la miel es buenísima.

Lleva azúcar, zumo de naranja, aceite de oliva,

la ralladura del limón y la naranja,

anís, harina común y polvo de hornear.

Se ponen los huevos, se echa el azúcar y se baten bien.

Se va agregando el aceite, el anís y la harina.

Esponjosa, se deja reposar un poco

y luego se hacen unas bolitas.

Un zumo de naranja para rebajar con cítrico la miel

y entonces se mezcla con la miel y ya tenemos el plato terminado.

Un rincón tan saludable de la Sierra Norte de Madrid

que seguro le sienta fenomenal al corazón,

la bomba de la vida que tenemos que cuidar día a día.

Fijaos cómo cuida su corazón Antonio Banderas,

haciendo ejercicio con las ganas de un chaval

que ya tiene 59 años.

Un magnífico ejemplo para cuidar el corazón.

Felicidades, Antonio.

A vosotros, hasta la semana que viene.

Dos, tres, cuatro y cinco.

Y seis y siete.

(Música)

¡Y seis y siete!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber Vivir - 17/11/19

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Saber Vivir - 17/11/19

17 nov 2019

Esta semana hablamos de los diferentes tipos de chocolate, ¿cuáles son los más saludable? También aprendemos por qué la bollería y la repostería son tan adictivos, cómo podemos aliviar el dolor de espalda, a prevenir los diferentes tipos de tos y los remedios más efectivos para cada uno de ellos. Marta Verona nos trae un nuevo menú saludable para toda la semana y recibimos en el programa al cantante Pitingo, que comparte con nosotros sus trucos de salud.

ver más sobre "Saber Vivir - 17/11/19" ver menos sobre "Saber Vivir - 17/11/19"
Programas completos (391)
Clips

Los últimos 3.034 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios