Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5466370
No recomendado para menores de 12 años Saber vivir - 15/12/19 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Qué cerca está ya la Navidad. Solo nos faltan diez días

y hay que estar bien preparados porque vienen fechas

de mucha celebración. Y lo que me más me gusta, Miriam,

es que estas celebraciones se hacen alrededor de una mesa.

Para mí es la comida más bonita del año.

¿Qué pasa? Que para cocinar tantas cosas y poder disfrutar

tenemos que ser organizados, previsores

y así evitar los agobios de última hora.

Por eso vamos a dar una idea de menú navideño

con tips para no tener agobios.

Hay que ser previsores con el menú de Navidad

y también con el tiempo, ojo, porque llegan días

de frío y lluvia y mucha gente se queja de dolor

en sus articulaciones. Hablaremos de ello

en la consulta de nuestro médico de familia

porque en "Saber Vivir" el mal tiempo no nos para.

Efectivamente, al mal tiempo, buena cara.

Sí, señor.

Si el fin de semana nos sale lluvioso,

nos quedamos en casa cocinando. Y si en el fin de semana

hace un día estupendo, nos vamos a respirar

aire puro de la naturaleza. Para naturaleza,

la que ha encontrado Iñaki viajando al norte.

Es la España más verde y allí se encuentran rutas

tan curiosas como esta, la Senda del Oso.

(Música)

Buenos días. -Buenos días.

Te puedes imaginar, quería una bicicleta

y un guía para hacer la Senda del Oso.

Pues estás en el sitio correcto. -Eso me ha parecido.

Pues hecho, vamos. -Vamos para allá.

¿Dónde estamos, Alejandro? -Estamos en el pueblo de Entrago.

Es la comarca del Camín Real de la Mesa

y pertenece al municipio de Teverga.

¿Y qué es la Senda del Oso? -Es la antigua vía del tren

que bajaba el carbón de la mina.

¿Carbón y hierro? -Carbón y hierro.

Alejandro, todo hecho a pico y pala. -Pico y pala a principios de siglo.

Es de 1900, claro. -Claro.

Por aquí pasaba el tren hasta el año 63.

Casi vas sin pedalear. -Todo el recorrido es suave bajada.

Es para un público muy familiar, lo hace cualquiera

que sepa montar en bici.

¿Cuánto tardas en hacerte el recorrido?

Entre dos y tres horas y media.

¡Venga, Alejandro, que vas muy lento!

Vamos a hacer una paradita porque hemos llegado

al desfiladero de Peñas Juntas. -¿Es aquel?

No, mira hacia atrás.

Dos peñas de roca caliza que están separadas

únicamente por el ancho del río.

Osos vivos hay aquí.

Debe haber alrededor de 50 osos en esta zona.

50 osos en libertad.

Mejor no tener la suerte de encontrárnoslos de frente.

El premio final, ¿no? ¿Quiénes son estas?

Pues a nuestra derecha tenemos el cercado

donde está Paca y a mano izquierda donde vive Molina.

Voy a decir lo que dijo Isabel II, aquello de:

"Este lugar es horriblemente bello".

¿Así era? -Así era.

Santiago, yo pensaba que Asturias era fabada y cachopo.

No, en absoluto. -¿Qué es esto que tenemos aquí?

Es cocina peruana con influencia asiática

y que le damos mucho protagonismo a nuestros productos asturianos.

Nuestra corvina del Cantábrico. -Como ceviche.

Exacto. También el calamar en centollo,

en una versión que hacemos de un rol California.

Nuestra ternera asturiana también.

Tú que eres deportista, ¿es comida sana?

Ya sabes que este programa es muy saludable.

Mucha vitamina C y antioxidante.

En el salmón omega 3 que lógicamente es muy saludable.

Y en el caso del sushi elaboraciones muy limpias.

Bueno, la artista, ven aquí, la chef.

Hola. -Todo precioso.

A ver si me sale con los palillos, esa es otra.

¿Qué queréis que os diga? Estando en Avilés,

no me podía ir de aquí sin ver el Cabo de Peñas

y el mar de Asturias.

Para despedir, un regalito.

(Música)

El ejercicio físico es indispensable

para mantener las articulaciones en buen estado,

especialmente en estas fechas de frío y lluvia.

¿Notáis más dolor cuando hace mal tiempo? ¿Es normal?

A ver qué nos dice el médico de familia.

Entramos ya en su consulta.

(Chirrido)

¡Huy! ¿Y eso?

Esto no parece una consulta, parece la casa del terror.

Esas bisagras hay que engrasarlas. Hay que revisarlas.

Lo de las bisagras es un ejemplo que me ha servido en consulta

para hablar del estado de nuestras articulaciones.

Fíjate. Las personas que tienen artrosis

en cierta medida es como si sus bisagras,

sus articulaciones no funcionaran bien del todo,

como si rozaran un poco. Y el consejo es parecido.

Si vas a una casa de pueblo a la que vas poco

y que la bisagra chirría un poco, hay una cosa que sabemos

y es que como no vayas a menudo a la casa,

llega un día que no puedes ni moverla

porque esa rigidez aumenta.

Lo mismo pasa con las articulaciones.

Las personas que tienen artrosis tienen que mantenerse activas

porque si no, aparece más rigidez y más dolor.

Esas personas con dolores en sus articulaciones,

rodillas, caderas, manos, se quejan mucho más

cuando llega el frío, la lluvia. ¿Tiene algo que ver?

Eso es un clásico y no hay más que preguntarle

a nuestros mayores y en la consulta lo ves muy a menudo.

Pero fíjate qué curioso, eso se ha estudiado,

se ha investigado y no se encuentra que haya base científica para eso.

No se sabe realmente si el frío influye directamente

o no en las articulaciones.

¿Y por qué se quejan de dolor cuando llega el mal tiempo?

Se quejan porque a ellos les duele más.

Claro. Y lo dicen, les duele más.

Las teorías apuntaban que más que a un tema de temperatura,

eran los cambios de presión atmosférica

que coinciden con cambios de temperatura.

Pero insisto, los estudios científicos

no apuntan ahora mismo en ese sentido.

Y si nos duelen las articulaciones, ¿qué hacemos?

¿Debemos aguantar a ver si se nos pasa?

¿Recurrimos directamente a los analgésicos?

Siempre que podamos combatir los síntomas sin analgésicos, mejor;

sin pastillas siempre mejor, con ese ejercicio suave.

Si hace falta calmantes, siempre recomendamos

primero analgésico y después antiinflamatorio.

¿Por qué? Porque los analgésicos tienen menos efectos secundarios.

Pero todo esto hay que verlo según cada caso.

No siempre las articulaciones duelen por los mismos motivos.

Si me duele por artrosis, siempre es mejor recurrir primero

a los analgésicos. Y solo en los casos de crisis,

en los brotes que llamamos, usar los antiinflamatorios.

Hay veces que las articulaciones no duelen por artrosis,

duelen por artritis que habla de inflamación articular.

En estos casos suele ser necesario el antiinflamatorio

como primera elección.

Tú has dicho que hay que hacer ejercicio,

pero con el mal tiempo cuesta movernos del sofá.

Nos cuesta más, pero debemos hacerlo porque los dolores articulares

mejoran con el ejercicio. No solo por el dolor,

sino por la rigidez que hablábamos antes.

Si estoy ahora mismo con un dolor muy intenso,

quizá me merezco un par de días de reposo.

Pero en cuanto empiece a mejorar y a aliviarse el dolor,

tengo que empezar a moverme,

mover engrasa nuestras articulaciones,

nuestras bisagras.

Y si a eso le unimos combatir el sobrepeso,

es decir, aliviar esa carga articular, mucho mejor.

A veces en vez de combatir el peso, nos tiramos a buscar medicamentos

para frenar la artrosis, que no sirven para nada,

o a comprar suplementos de colágeno, que tampoco.

Tenemos que cuidar el peso y seguir moviéndonos.

¿Es verdad que si estás decaído o de mal humor te va a doler más,

vas a sentir más dolor?

Cuando estamos en un estado anímico malo, estamos tristes,

nos sentimos mal, todo se nos hace más difícil

de llevar adelante y el dolor no es diferente,

pero tanto el articular como el dolor a cualquier nivel.

Es un buen consejo intentar llenar nuestro día a día,

nuestra vida cotidiana de cosas que nos gusta hacer,

cosas que nos hacen sentirnos más felices.

Cuando uno se siente mejor no es que se quite el dolor,

pero se hace más llevadero. Buen consejo.

Apenas quedan diez días para que llegue la Navidad,

una época en que las emociones suelen estar a flor de piel

y es más fácil caer en un estado de agotamiento físico y mental.

¿Podemos evitarlo? La psicóloga de "Saber Vivir",

Silvia Álava, nos ayuda a conseguirlo.

(Música)

Hoy en día vamos con prisas,

corriendo a todos los lados ultimando compras navideñas.

Conseguimos hacerlo todo, sí,

pero a costa de tener una gran fatiga mental.

(Música)

Estamos sobreestimulados: luces, sonidos.

A nuestra carga de trabajo habitual se nos junta

organización de comidas, compras de regalos de Navidad.

El sistema está sobrecargado.

Llevamos 350 días trabajando, nuestro cuerpo está cansado,

pero sobre todo nuestra mente.

Debemos fijarnos bien cuáles son las señales

que nos envía nuestro cuerpo. Y cuando el semáforo esté en rojo,

tomar consciencia, pararnos y respirar.

Mónica, ¿qué es mindfulness?

Es la capacidad de expresar la atención en el momento presente

con una actitud de amabilidad, de curiosidad y sin juicio.

Porque el cerebro está preparado más para la supervivencia

que para el bienestar.

El mindfulness nos ayuda a conseguir mayor bienestar.

(Música)

Susana, en esta época de pre Navidad

de gran fatiga mental, ¿en qué nos ayuda el mindfulness?

El mindfulness puede ayudar mucho en esta y en cualquier época.

Hay mucha evidencia científica que avala que hay cambios

en el cerebro, cambios estructurales en las funciones cerebrales.

Te ayuda mucho a conocerte, a tener una idea

de qué es lo que te afecta, lo que no te afecta.

Te ayuda enormemente a identificar tu respuesta de estrés

y a poder cambiarla, a meter una respuesta

que tenga más que ver con responder y no con reaccionar automáticamente.

El mindfulness me ha permitido conocerme mejor a mí misma.

En una época con tantas distracciones y tanta velocidad,

me permite parar un poco y centrarme en mí mismo

y en lo que siento.

Me ha ayudado a superar momentos difíciles, intensos de mi vida.

Me ayuda en el día a día a estar muy conectada

y estar muy en el presente.

Reserva momentos para ti;

para recargar pilas, para desconectar.

El cerebro es mucho más productivo cuando después de haber trabajado

introducimos pequeños momentos de descanso.

Aprende a vivir el presente, a hacer las cosas de una en una.

El mindfulness, estar presente aquí y ahora,

puede ayudarnos a conseguirlo.

Tranquilidad y sosiego es lo que necesitamos,

sobre todo en navidades que es la etapa del año

en la que más compras hacemos y cada vez

se compra más por Internet, pero cuidado que hay cosas

que no se deben comprar en la red. Fíjate en esta alerta sanitaria:

no deben comprarse obviamente medicamente por Internet.

El medicamento siempre hay que comprarlo en farmacia

y no hay que darle muchas más vueltas.

Y respecto a lo que dices de Internet,

a lo que hay que tener especial cuidado

es a que nos recomienden tratamientos en Internet.

Los medicamentos los debe prescribir un médico

y a veces te puede aconsejar tu farmacéutico

en remedios que te puedan ayudar. Pero se acabó,

no tiene que recomendarnos tratamientos

el vecino de enfrente, el frutero, la prima del pueblo.

Ni tampoco dejarnos guiar por cualquier influencer

que seguimos en las redes sociales.

Los que estamos en redes sociales seguimos a gente

porque tiene muchos seguidores y eso está muy de moda.

Pero le damos excesiva credibilidad a cualquier persona

que tiene muchos seguidores. Y se está viendo últimamente

influencers que no son sanitarios y que recomiendan

incluso la toma de determinados antibióticos.

Evidentemente esto no se puede hacer.

Siempre hay que fiarse del criterio de tu médico

que te orienta a lo que tienes que hacer.

Nos preocupa nuestra salud, todos queremos vivir más y mejor.

Y en ese sentido el Foro Mundial de Longevidad

nos ha dado la receta para vivir más años:

ejercicio diario, buena alimentación

y control del estrés. Pues está muy bien.

Muchas veces hablamos de la genética;

uno cuando tiene padres muy mayores o abuelos mayores y está muy bien.

La genética es un buen punto de partida.

Pero por muy buena genética que tengas si no te cuidas,

si te alimentas mal, si consumes tóxicos;

si pones mucho peso, no haces ejercicio,

al final esa esperanza de vida se irá acortando

no solo en cantidad, sino también en calidad.

Así que, efectivamente: cuidar la alimentación,

hacer ejercicio y evitar los tóxicos es un buenísimo remedio,

una buena recomendación. Y no olvidar combatir el estrés

que tanto nos puede influir negativamente.

Conozco un remedio muy bueno para combatir el estrés

que además es un remedio natural: "La música y el baile

nos benefician física y mentalmente",

lo ha dicho la Organización Mundial de la Salud.

Yo te diría la música, el teatro, la lectura.

Todo lo que nos hace disfrutar nos hace sentirnos mejor

y nos ayuda a liberar estrés. Claro que sí,

debemos seguir cultivando las cosas que nos gusta hacer.

Insisto, la vida no es cuestión de cantidad, sino de calidad,

de disfrutarla. Muchas gracias, doctor Fabiani.

Nos vamos a medicarnos con música y con baile.

En "Saber Vivir" además tenemos a la mejor doctora,

que es Helen Canadell.

Hoy nos anima a bailar con sentido del humor también.

(Música)

Mi reto de esta semana es Joan Gràcia de Tricicle,

ha estado aquí, lo que pasa es que no lo encuentro.

Voy a buscarle.

(Música)

¡Huy! ¡Ostra, Joan! -Hola.

¿Cómo estás? -Bien.

Muchas gracias por estar aquí.

El reto de esta semana es algo especial.

Para que tú nos enseñes la parte de historia,

del personaje, de cómo se prepara.

Estoy pensando en una canción como esta.

(Música)

"Bonanza".

¡Ah, ah! (RELINCHA)

(RELINCHA)

La bajada del caballo es muy mala. Lo he hecho muchas veces en mimo.

Estás encima del caballo.

Bajas la pierna y cuando bajas del caballo,

haces este efecto.

Y sabemos nos movimientos. -Venga.

Talón, punta, chassé. Talón, punta, chassé.

(Música)

Bastante bien. -Venga.

Vamos a por el segundo track. -Vamos.

(Música)

"Carros de fuego", una carrera.

(Música)

Es difícil moverse despacio. -Bueno.

Andas como andarías normal, pero medio paso de mimo.

El paso de mimo es pie, mano, pie, mano.

Pie, mano, ahora vamos rápido, rápido, rápido.

Terreno, terreno.

Y ahora vamos lento, a cámara lenta.

Y ya.

Muy bien, está bien.

Tercera canción, escucha.

(Música)

Con esta nunca te agotas.

Pasos que podríamos hacer para ser un buen John Travolta.

Uno, dos, lazo, lazo.

(Música)

Ahora te voy a enseñar yo unos pasos de baile a ti.

¿Cómo? -Con un número que empezamos aquí

en El Tirol y que nos dio la fama para toda España

y luego el mundo entero.

Una nariz de payaso, póntela.

Actitud de payaso.

¿Cómo es? -Cada uno tiene su payaso.

¿Cómo sería tu payaso? -No sé.

Pues búscalo. -Vale.

Y sonriendo, tú eres sonriente. Eres un payaso sonriente.

# Y es que yo

# amo la vida, amo el amor.

# Soy un truhan, soy un señor.

# Y casi fiel en el amor. #

¡Huy, la nariz!

# Amo la vida, amo el amor. # Soy un truhan... #

Se acercan las navidades y en "Saber Vivir"

contamos con esta máxima:

si comes más, baila más y ríete más".

¿Qué te parece, Aitor? Que tiene sentido.

Si vamos a ingerir más alimentos es lógico y normal

que tengamos una vida activa durante la Navidad.

Pero no es lo único a lo que prestar atención,

también a la calidad y disfrutar de los momentos

en la mesa que pasaremos con la familia.

Claro que sí. Vamos a fijarnos en esas comidas típicas de Navidad

empezando por el plato principal que no falta en muchos hogares,

es el asado.

Llega esa época del año en la que más trabajo

le damos al horno. ¿Y qué metemos en ese horno?

Muchas familias apuestan por la carne blanca, carne de ave.

Además está muy bien apostar por productos naturales,

por buenas preparaciones y ojalá más cenas navideñas,

más cenas de Nochebuena tengan estas preparaciones

que son saludables, sea carne, pescado, marisco,

pero que sean materias primas saludables.

Una buena elección es la carne de ave.

La carne blanca que más consumimos es la de pollo,

por el precio y también por su fama

de ser más saludable, más nutritiva.

El aspecto nutritivo dependería. Las carnes rojas

suelen ser más ricas en hierro; las carnes blancas,

dependiendo qué zonas, qué cortes anatómicos,

suelen ser más magras.

Pero lo que es fundamental y por lo que quizá

triunfa tanto el pollo es porque es económico

y porque es una carne muy versátil.

Se puede preparar las pechugas y los muslos de forma distinta.

Y también que sea tan magra esta carne,

que tenga poco contenido de grasa y que pueda digerirse bien

sin necesidad de preparar algo que sea un plato más pesado.

En esta época solemos escoger el pollo más grande.

Muchas personas piensan que se engorda de forma sospechosa,

con hormonas. Se sigue pensado

porque es cierto que alrededor de la cría de animales

hay muy malas prácticas,

pero en este caso estamos ante un mito, es decir,

en la Unión Europea no se pueden usar hormonas

para engordar los alimentos, tenemos una buena legislación

que los protege y esto es falso como igual se cree

que pueden llegarnos antibióticos por la comida,

como hemos hablado en el programa alguna vez.

Además de escoger un pollo grande, optamos por el más amarillo

porque solemos pensar que está engordado con maíz

y parece que sea más saludable. Nos evoca a eso, a campo.

Ves un pollo amarillo y dices: "Seguro que es muy natural,

que viene de un corral". No verdaderamente es así.

El color de la carne de un ave depende mucho de la especie

y también de la alimentación que haya tenido el animal.

Puede que haya consumido maíz o que esos pigmentos amarillos,

anaranjados sean de betacarotenos

con los que se ha podido enriquecer el pienso.

Tú puedes enriquecer el pienso con otros pigmentos

también con harina de maíz y que el resultado final

sea una carne más amarilla.

De hecho, se puede seleccionar de antemano

cuál será el color final de la carne.

Entonces no podemos pensar que un pollo amarillo

es de corral y que ha vivido idílicamente, eso no es así.

Hablando de pollo de corral, ¿es lo mismo que campero?

Se utilizan estas palabras para referirnos a lo mismo.

Pollo de corral o campero, aunque la legislación

no hace alusión directa a estos términos,

nos solemos referir a ello pues a un modo de producción

de semi libertad, es decir, tiene acceso al aire libre,

no están encerrados como la gallina o el pollo de jaula.

¿Deberíamos escoger pollo ecológico por ser el más saludable,

el más nutritivo? No tiene por qué.

Puedes tener el pollo ecológico, que lo que estamos controlando

con esa legislación es el método de producción,

es decir, las condiciones de vida.

Es cierto que si decides comprar pollo ecológico,

estás defendiendo una producción en la que ese animal vivirá mejor

porque va a vivir más tiempo y con mejores condiciones de vida.

Pero lo saludable que sea la carne de pollo

depende de la alimentación. En este sentido,

al pollo ecológico le dan piensos ecológicos,

pero no significa que sean más o menos sano,

sino que cumplen una legislación.

Todos los pollos a nivel nutricional

son iguales de saludables.

Hemos hablado del pollo porque es la carne blanca

más consumida, pero en esta época también se consumen otras

como pularda, capón, codorniz. Esas primeras que has dicho

siguen siendo del género Gallus gallus

y lo que cambia es únicamente ese método de producción.

¿Qué es por ejemplo una pularda? Es una gallina castrada,

una práctica que se ha hecho tradicionalmente

para obtener pequeños cambios en el resultado final, en el sabor,

pero nutricionalmente son todas muy similares.

¿Cuál sería entonces el semáforo para las carnes blancas?

A la carne blanca le pondríamos la luz verde

siempre que estemos eligiendo cortes anatómicos que son buenos,

no hablamos de salchichas de pollo, sino de la carne de pollo.

Y dentro de las opciones proteicas que tenemos

sería una opción a fomentar y que es saludable.

Del pavo vamos a hablar enseguida.

Pero si estáis pensando en comer capón estas navidades,

prestad mucha atención a este reportaje.

(Música)

¡Hola, Platera!

¡Que van a venir los de la tele, que llega la Navidad

y vamos a ver los capones! Venga, vamos.

Esta es la zona donde tenemos los capones.

Un capón es un pollo que está castrado

y que tiene que tener una edad mínima en ecológico

de 145 días de vida.

Al castrar los pollos se deja de producir testosterona,

al no tener esas hormonas masculinas tiene un sabor más suave la carne.

Dependiendo de la raza, pueden tener desde 3,5 kilos de canal

hasta siete u ocho.

Mira qué cosa más bonita de capón.

Este no tiene la cresta.

Tiene un color pálido tanto de lo que sería la cresta

como serían las barbas.

Tiene una apariencia aguileña si os dais cuenta.

Mira qué espolón más grande,

como corresponde a un animal de su edad.

En producción ecológica los patios son fundamentales,

necesitamos 4 metros cuadrados por cada animal alojado.

Es fundamental que el capón haya estado paseando y moviéndose.

Esta es la cebada, el trigo, los guisantes, las pipas de girasol.

Estos comen todos los días.

Se puede tener capón todo el año,

lo que pasa que en España es estacional el consumo.

Sobre todo, en el tema de la Navidad.

Si os parece, podemos pasar a las cocinas

para ver cómo se cocina y cómo queda un capón.

# Sabor, sabor... #

Primero salpimentamos el capón que ya está troceado.

Podéis ver la grasa, el color de la carne.

Es una carne tersa, pero muy jugosa.

Después enharinamos.

Con esto ya está terminada la fritura

y este aceite lo vamos a aprovechar.

Echamos la cebolla y un par de ajos.

Echamos clavo, pimienta en grano, hojas de laurel.

Y hacemos la majada con el perejil y pan rallado

que ya lo tenemos aquí preparado.

Ahora esto tendría que estar hirviendo

media hora o 40 minutos.

Y una vez que está frío, le ponemos unos piñones

y envasamos al vacío.

Este es un capón entero del que comen diez personas.

Y ya está listo para consumir.

# Elixir de gotas... #

Para nuestros abuelos y bisabuelos

el pavo era un símbolo de la comida de Navidad.

Se regalaba pavo de aguinaldo y se podían comprar pavos vivos

días antes de las fiestas en muchas plazas de España.

¿Qué te parece esa tradición de tomar el pavo en estas fiestas?

¿Es la carne más ligera y digestiva?

No es necesariamente la más digestiva y ligera.

Lo que sí que es cierto es que el pavo

nutricionalmente puede ser más interesante que el pollo

a nivel de micronutrientes.

Es cierto que le gana un poco al pollo,

pero a grandes rasgos son muy similares.

¿Dónde podemos encontrar la diferencia?

En que el pavo es una carne más seca

porque tiene menor cantidad de grasa

y eso hace que a algunas personas le resulte menos jugosa

y prefiera la carne de pollo que como tiene más grasa dentro,

a pesar de que es carne baja en grasa,

pueda estar un poco más tierna.

En España se toma para Navidad, en EE.UU. es un clásico

en Acción de Gracias para la cena.

¿Es mejor tomar ese pavo en la cena?

Va a ser mejor y más digerible si escoges pavo o pollo

en lugar de otra preparación o una carne más pesada

como, por ejemplo, el cordero.

Pero no necesariamente es que ayude a que la digestión sea ligera.

Lo que es imprescindible para tener una buena conciliación de sueño,

especialmente con las cenas, es que no tomemos mucha cantidad.

A veces se pueden escuchar noticias como que el pavo es bueno

porque tiene más cantidad de triptófano

y eso puede hacer que descansemos mejor.

Nada, lo importante es no tomar la cena

justo antes de ir a dormir y que la cena haya sido ligera;

que en navidades no suelen haber muchas cenas ligeras.

Será importante cómo lo cocinamos y la guarnición

con que lo acompañamos. ¿Cuál aconsejas?

La guarnición yo miraría qué hemos tomado ya

durante esa cena navideña. Seguramente ya hayamos incluido

bastante picoteo, entrantes energéticos.

Siempre hablamos que para hacer un plato completo

podemos añadir patatas, arroz.

En este caso no estaría justificado porque hemos tomado

suficiente energía durante la cena.

Si vamos a optar por una carne de plato principal,

yo invitaría a la gente que incluyera de guarnición verdura

que es lo que nos hará falta en esa comida de Navidad.

Hasta ahora hemos hablado de las carnes de ave frescas,

pero en estos días se toma mucho en forma de embutido, de fiambre.

¿Qué te parece? Quizá ya que es Navidad

y que muchas veces damos este enfoque

de priorizar la calidad, quizá no tenemos que poner

en la cena estos productos cárnicos que estén procesados

que no son tan saludables, optemos mejor por la carne fresca.

Es cierto que hay gente que recurre a ellos

porque es la manera más frecuente durante el año,

quizá para una tostada, en productos infantiles.

Lo malo es que están procesados y cuando se procesan

no hablamos de calentar y hornear,

sino que en ocasiones se sustituye parte de la carne

por otros ingredientes de menor calidad,

con féculas, a veces incluso agua.

Entonces mejor no tomarlos, sino tomar ave fresca.

Y si en ese envase nos encontramos reclamos

como extra jugoso, sin sal, light, ¿qué debemos pensar?

Que ya nos están dando un enfoque comercial.

Hay algunas de estas menciones que están controladas y legisladas.

Es decir, que algo sea bajo en sal tiene que cumplir unos mínimos,

no puede superar ciertas cantidades de sal.

Que algo sea light nos dice que tiene menos calorías

que el producto de referencia.

Pero esto no lo convierte necesariamente

en un alimento que sea sano. Vamos a mirar los ingredientes

y le damos la vuelta al listado de ingredientes de este fiambre

y vemos lo más importante de estos productos,

cuál es el porcentaje de carne que han incluido

y que no lo sustituyen por lo demás.

Ojo, esto es aplicable tanto a esas salchichas

que damos a los niños como a esa loncha de pavo cocido

que toman los adultos con alguna tostada.

A esos fiambres, esos embutidos de carne blanca,

¿qué semáforo le ponemos?

Le vamos a poner en este caso el amarillo. ¿Por qué?

Porque aunque la gran mayoría de ellos no sea ideal,

es cierto que algunas propuestas en el mercado

están bien formuladas. Entonces, insisto,

miramos en la lista de ingredientes que tenga la mayor cantidad

de carne posible y si es así, lo incorporamos.

Muchas gracias, Aitor. Tomamos buena nota

de esos consejos que seguimos cada semana

y que podéis seguir todos en la web de RTVE

y en las redes sociales de "Saber Vivir".

El programa se ha vestido de Navidad

y Griselda y Nora nos van a enseñar ahora

lo fácil que es disfrutar de las fiestas comiendo en familia

de una manera más saludable. Veréis qué divertido.

(Música)

Hola, somos Griselda... -Y Nora.

Se acerca la Navidad y con ella los excesos.

En el programa de hoy prepararemos un menú navideño

teniendo en cuenta a los más pequeños de la casa:

que sea divertido y saludable.

Mami, ¿lo podemos preparar nosotras? -Venga, vamos.

¡Mamá! -Dime.

¡Gorros de Navidad! -¡Oh!

(Música)

Es habitual que nos olvidemos de ciertos elementos

en la mesa de la cena o comida de Navidad.

Las verduras suelen ser las eternas ausentes

en los platos navideños.

Vamos a ver de qué manera podemos incluirlas.

En lugar de utilizar embutidos, mariscos,

puedo buscar otras alternativas,

por ejemplo, un humus con unos palitos de verdura.

Es una zanahoria en tempura, que es un rebozado especial.

Unas brochetas de tomatitos cherri.

¡Mira, mami, también me han puesto un árbol de Navidad!

Esto es algo que pueden hacer los niños.

Les podemos dar el queso cortado y rallarle brócoli por encima.

Intentar jugar con alimentos y productos

que a los niños les resulten atractivos

y si además los incluimos en la preparación,

será un elemento importante para que luego les guste.

Ahora vendría el plato principal.

Estas son unas patatas al horno con un poquito de pescado.

¡Um! -¡Um!

Y como guarnición podemos poner un poco de arroz.

Para hacer los platos más atractivos usemos colorantes alimentarios.

Mamá, ¿y de beber?

Qué rico.

Para que el alcohol y los refrescos no sean

los protagonistas de la mesa, podemos preparar aguas de colores.

Mamá, ahora te voy a sorprender yo con el postre.

Cierra los ojos.

¡Qué chulo!

Después de una comida que suele ser más copiosa de lo habitual,

podemos elegir un postre que sea ligero y saludable.

¡Guau, esto va a estar delicioso! ¿Lo probamos?

Recordemos que las navidades son para disfrutarlas,

pero con salud.

Elige platos sencillos y divertidos para los niños.

Comamos en familia y a divertirnos.

(AMBAS) ¡Hasta el próximo programa!

Faltan apenas diez días para que llegue la Navidad.

Una fiesta que todos deseamos disfrutar

y para hacerlo de la forma más saludable,

sin poner en riesgo la salud,

hablamos con el doctor Gonzalo Guerra.

Mucha gente confunde el placer de reencontrarse en una mesa

con el placer puro de comer y beber hasta reventar

porque "un día es un día y además estamos en Navidad".

No sé si en casa estáis de acuerdo y no sé qué nos dirá

el doctor Gonzalo Guerra. ¿Un día es un día?

Miriam, un día es un día.

El problema es cuando el día es un día,

se convierte en una semana es una semana

o hacemos de la excepción el hábito.

Que un día excepcionalmente nos pasemos tiene cabida;

que lo convirtamos en una manera de comer

a lo largo de todas las fiestas eso sí que no.

Todo empieza con el aperitivo.

¿Qué debemos tener en cuenta llegado ese momento?

Pensemos que el aperitivo, como es lo primero que comeremos,

va a preparar nuestro estómago para la comida.

Entonces, no llegar con ansia, no ponernos a comer aperitivos

como si no hubiese nada más y usar aperitivos

que no sean pesados, evitar las grasas;

los quesos untuosos, los fritos.

Podemos hacer aperitivos divertidos con verduras, con pescado,

con frutas, con queso fresco.

El aperitivo, por definición, tiene que ser algo ligero.

¿Y cómo nos aseguramos de tomar poca cantidad?

Teniendo mucho autocontrol y aunque veamos los aperitivos ahí,

nos tomamos una o dos piezas. O tendremos que utilizar trucos:

no poner una bandeja llena de aperitivos.

Sabemos que cuando ponemos un bol de patatas fritas,

se van a terminar pongas la cantidad que pongas.

Vamos a poner bandejas pequeñas, dosis individuales;

trucos que hagan que no comamos tanto

antes de empezar la comida principal.

En esas comidas y cenas navideñas es habitual

que la mesa se ponga más tarde de lo habitual

y por tanto arrancamos a comer como con mucha hambre

y comemos además muy deprisa.

¿Qué consecuencias puede tener para nuestro organismo?

Cuando nosotros empezamos a comer, el estómago lo nota

y da una señal a nuestro cerebro de que empezamos a llenarnos.

Si comemos muy deprisa, no da tiempo a que la señal llegue

y vamos a llenarnos muchísimo. Mientras que si comemos despacio,

esa señal va a llegar y pararemos antes de comer.

Además si comemos despacio, disfrutando de la compañía

y masticando bien, parte de la digestión

la habremos hecho ya en la boca.

Si comemos a todo meter y nos tragamos las cosas enteras,

va a llegar al estómago sin digerir y será mucho más pesado.

¿Con qué bebida debemos acompañar esa comida?

Aquí tenemos algunos ejemplos.

Pues estos que tenemos aquí no son los mejores.

¿Por qué? Porque son bebidas con gas.

El gas nos llenará el estómago un poco

además de lo que ya estamos comiendo.

Luego hay que evitar las bebidas con gas.

No le voy a decir a nadie que en un aperitivo

se tome una infusión porque no tiene mucho sentido.

Podemos tomar bebidas no carbonatadas, agua.

Y después del aperitivo viene el plato principal

o dos platos o tres.

Si no habéis cerrado aún el menú de las fiestas,

es el momento de poner los cinco sentidos

para hacer una cesta de Navidad más saludable.

(Música)

Se acerca la Navidad y hemos venido a Segovia,

al mercado de La Albuera a hacer una cesta saludable.

Buenos días. ¿Qué me ofreces para la Navidad,

qué tenemos de temporada?

Tenemos una granada buenísima, la piña

y las uvas que no pueden faltar en navidades.

Es una buena idea poner una macedonia de frutas

que puede ayudar a digerir bien por su fibra

toda la comida copiosa que acabamos de tomar.

Y si le podemos meter algo festivo, lo haría en forma

de trocitos de fruta y una fondue con un buen chocolate negro.

¿Tenemos también verdura de temporada?

Repollo, coliflor, lombarda, acelgas.

Siempre pongo de ejemplo una ensalada de boda.

Con una ensalada de bogavante estamos tomando verdura,

pero siempre parece algo festivo.

Y recordad que Navidad es un buen momento

para incluir frutas y verduras, no nos olvidemos.

Muy buenas.

¿Qué me ofreces para Navidad?

El producto estrella es el jamón.

¿Sabes que el ibérico tiene mejores propiedades

que el normal? Tiene más omega 3, por ejemplo.

Tengo aquí un platito de jamón. -Ese me lo llevo yo.

Perfecto, muchas gracias.

Me vas a poner, por favor, unos buenos pimientos asados,

unos espárragos blancos y unas maravillosas aceitunas.

Los pimientos los tengo enteros o en tiras.

Mejor enteros, a ver si podemos rellenarlos.

Las conservas, aunque sean productos procesados,

están mínimamente procesados.

En ciertas ocasiones son tremendamente cómodos y saludables,

así que recomendamos su uso en estas navidades.

Buenos días, ¿qué tal? ¿Qué me ofreces para las navidades?

Te ofrecemos un corderito lechal de la zona de Castilla.

¿Cómo podríamos cocinarlo?

Una tarterita con un poco de agua, se le echa un poco de sal;

se le pone una temperatura de 195 o 200 grados,

hora y media más o menos; se le da la vuelta,

un ratito para que se dore y punto.

Una forma muy fácil y muy sana de cocinarlo.

Aunque no es bueno abusar de la carne roja,

sí que es un gran plato para Nochebuena y Nochevieja

por su forma de cocinado y su poca cocción.

En pescado blanco te puedo ofrecer rape

y luego en pescados azules tienes un salmón muy bueno.

¿De marisco qué me ofreces?

Te podemos ofrecer unas almejas babosas

que es una variedad buenísima.

Las almejas, los berberechos o los mejillones

contienen propiedades nutricionales similares a mariscos más caros

como el centollo, el percebe o la nécora.

Podemos hacerlos esta Navidad sin gastarnos tanto dinero

en la cesta de la compra.

La fruta desecada es una muy buena alternativa

al turrón y los bombones porque nos aporta

ese sabor dulce que vamos buscando y no contiene

tantos ingredientes que no son naturales.

Ya tenemos la cesta de Navidad hecha.

Solo nos queda ponerle nuestra seña de identidad

y un toque navideño.

(Música)

En Navidad es habitual comer más,

¿eso significa que tengamos que engordar?

No necesariamente.

No hay que comer más, sino comer diferente;

hacer excepciones, esas comidas que habitualmente

no hacemos durante el año, por ejemplo el marisco,

pues comerlo en Navidad,

que no tiene por qué engordar más que un plato de pasta.

Yo abogaría no por comer más, sino por comer cosas especiales.

¿Qué me dices de esta bandeja llena de dulces y de frutos secos

que la sacamos en el postre y que se queda todo el día

fácilmente sobre la mesa?

Sí, esta es la bandeja eterna: está en el desayuno,

en la comida, en la cena y al final acabas picando.

En esta bandeja tenemos los dulces típicos,

como puede ser el turrón que sí tienen azúcar añadido

y que hay que intentar cortarlo en trocitos muy pequeños

para que comamos poca cantidad.

Tenemos otras cosas que son un poco más saludables

como las frutas desecadas, los frutos secos;

estos no tienen azúcares añadidos, entonces nos engordarán menos

y nos va a saciar menos.

Yo abogaría más por este tipo de postre

más que por el turrón y demás dulces,

que también lo podemos comer, pero en pequeña cantidad.

Lo cierto es que los kilos de más se ven enseguida,

pero hay problemas de salud que no como el colesterol alto.

¿Qué debemos tener en cuenta?

Eso tienes toda la razón.

Cuando llegan los pacientes después de navidades, dicen:

"Me he portado muy bien en Navidad porque no he engordado

o he engordado muy poco". Y yo les pregunto:

"¿Cómo está su colesterol? ¿Cómo está su ácido úrico?

¿Cómo están sus triglicéridos?". Esa parte no se ve

y es lo que va a subir cuando hacemos excesos

con el alcohol, el marisco, las grasas, con los dulces.

Tendríamos que hacernos todos una analítica después de Navidad

para ver realmente cuánto nos hemos pasado.

Por eso no es solo el peso, es nuestra salud,

nuestros niveles de colesterol y demás lo que debe preocuparnos.

¿Nos preocupa también estos días la tensión alta?

Sin duda, porque los dos enemigos de la tensión

ya sabemos cuáles son: la sal y el alcohol.

Y en las fiestas comemos más condimentado, con más sal,

sin que haga falta porque los alimentos tienen sal,

tenemos que intentar no añadirles más.

E inevitablemente acabamos bebiendo un poco más de la cuenta.

El que no bebe nunca bebe la excepción en Navidad

y el que bebe un poco bebe un poco más.

Y todo eso es enemigo de la tensión.

Personas con la glucosa alta, ¿deben tener precaución estos días?

Sin duda, son los que deben tener más cuidado

con los dulces navideños: turrón, polvorones.

Sabemos que esos dulces los hacen para diabéticos.

Pero, ojo, esos dulces que no llevan azúcar

llevan otro tipo de edulcorantes. como la fructosa, el xilitol

y el sorbitol, que pueden también hacer subir el azúcar

en los diabéticos. O sea, no abusemos tampoco,

si tenemos problemas de azúcar, de los productos para diabéticos.

Muchísimas gracias, doctor Guerra, por esos útiles consejos

de cara a la Navidad que ya nos queda pocos días.

Nada, diez días faltan para la Navidad

y empieza la cuenta atrás para hacer la compra y cocinar.

Fijaos qué previsora es la nutri-cocinera

de "Saber Vivir" Marta Verona. Nos vamos de compras a su pueblo,

un lugar muy conocido de la sierra de Madrid.

(Música)

Hoy hemos venido a hacer la compra navideña

nada más y nada menos que al mercado de mi pueblo.

Y diréis: "¡Si quedan diez días para Navidad!".

Pero hay que ser previsores, cocinar y congelar.

Este edificio tan bonito era un antiguo almacén

de cocina, vino, pescado y otros ramos.

Y yo me voy a comprar pescado.

Buenos días, Jorge. Buenos días.

Lo contenta que estoy de ver tan buen producto

en el mercado de mi pueblo.

Voy a hacer una caldereta de pescado.

No sé cuál me recomiendas para congelar.

Mejor un poco de rape o la merluza.

Fenomenal, o sea, que el rape es un buen pescado para congelar.

Para congelar va muy bien. Estupendo.

Y quería unos langostinos, pero así ya cocidos

no los puedo congelar. Sí.

¿Sí? Sí, porque son frescos.

Qué pinta tiene la carne de este puesto, por favor.

¡Hola, Carlos! Buenos días, ¿qué tal?

Quería comprar carne.

De toda esta, ¿cuál es la mejor para congelar?

Se puede congelar cualquier tipo de carne

siempre y cuando esté fresca.

Pues dame solomillo de cerdo porque es una parte magra,

tiene menos grasa y es más saludable.

El cerdo te puede durar hasta seis meses de congelación.

¿Es de las que tiene más, menos?

Luego tienes la ternera que aguanta como 12 meses.

El cordero como unos ocho meses más o menos

y el pollo unos diez más o menos.

Como es para dentro de poco, me llevo el solomillo de cerdo.

Fenomenal.

Muchas gracias, Carlos.

Pues ya tengo todos los ingredientes

y ahora me falta una cocina donde cocinarlos.

¿Dónde encuentro yo aquí una cocina?

Raquel me puede ayudar.

¡Raquel, por fin te encuentro! ¡Hola!

Estoy buscando un sitio donde cocinar

todo lo que he comprado en el mercado.

Yo pertenezco a la asociación de El Escorial.

Es una asociación de restaurantes que hay aquí estupendos

y de hoteles y restauraciones.

Vente conmigo y yo te llevo. Fenomenal.

Te voy a dejar con Manuel que es estupendo y encantador.

A ti te dejo un táper que voy a congelar.

¡Venga, gracias! ¡Hasta luego!

He encontrado el sitio perfecto para cocinar

mi crema de langostinos. Totalmente de acuerdo.

Pero así no entras en mi cocina. ¿No?

No. Claro, me tengo que cambiar.

Pero eso es muy rápido, mira, así de fácil.

¡Has visto qué rápido, Manuel! Pues sí.

El ingrediente principal de nuestra crema

son los langostinos.

Podemos pochar unas cuantas verduras:

zanahoria, cebolla, puerro, ajito;

lo que nos venga bien en casa.

Y luego añadimos el marisco que ya hemos elegido,

en mi caso langostinos.

Echaremos un poco de brandy para desglasar,

para dar saborcito, cubrimos con agua.

Y vamos a triturar.

Pero veo que tenemos entre los ingredientes unas setas.

Esta receta va a ser perfecta.

Me encanta, Manuel, para que congelemos bien en casa

que dejemos un poco de espacio entre el producto y la tapadera

porque va a dilatar. Antes de congelar hay que templar.

Marta, vamos a probarla.

Las setitas que hemos salteado antes tenemos ya para terminar.

Ahí. Cómo se nota que eres de la sierra.

Qué fácil parece todo cuando lo haces tú.

No, las cosas son fáciles, lo que pasa

es que tenemos que ir a la cocina, practicar,

poner conciencia en lo que estamos haciendo

y, sobre todo, ser muy organizados porque la organización

es la base de una alimentación saludable.

Y qué te voy a contar ahora con las comidas,

con las cenas navideñas. Tenemos que ser organizados

empezando por la despensa, siguiendo por la nevera

y terminando por el congelador.

Sobre todo en navidades que todo viene acompañado

de grandes cenas, grandes comidas, grandes reuniones.

Todo en exceso. Todo en exceso

siempre que sea cariño, siempre que sea ilusión, compartir.

Pero las comidas vamos a intentar hacerlas un poco más ligeras.

Hemos preparado un menú pre navideño,

que me encanta la idea. Vamos.

Que son recetas más ligeras para preparar

nuestro aparato digestivo para las comilonas de después.

Muy bien, vamos a ello. Lunes.

Tenemos unas sardinas al horno con unas patatitas,

con una cebolla asada y con coliflor morada.

Qué bonita esa coliflor. ¿Es una coliflor al uso?

Es otro tipo de coliflor, el sabor es igual.

Yo la utilizo porque a veces el pescado tiene poco color.

Como comemos por la vista, a mí me encanta y lo ponemos.

Es otra forma de incorporar más verduras

y está cocinada al vapor, una técnica que a mí me encanta

porque hace que conservemos mejor el valor nutricional

de las hortalizas. ¿Cómo has cocinado las sardinas,

con las patatas? No, esto es importante

para hacerlo en casa. Hacemos la receta en dos pasos.

Paso número uno: en la bandeja del horno ponemos las patatas,

chorro de aceite de oliva, 180 grados, 15 minutos.

Lo sacamos e incorporamos la cebolla y las sardinas

y otros diez minutos. Perfecto.

Ya sabéis, apto para los más pequeños también.

Vámonos al martes, a ver qué nos traes.

El martes tenemos una crema de coliflor,

un plato calentito, con lentejas crujientes de topping,

que a mí me apasionan. ¿Qué tipo de lentejas son esas?

Ahora veréis la lenteja roja cuando lo hagáis en casa,

que espero que toméis nota y lo hagáis en casa,

cambia de color y se vuelve más naranjita.

La lenteja roja me gusta mucho ponerla por encima

porque estamos sustituyendo el típico topping de picatoste.

Topping es lo que ponemos arriba. Mi madre me dice:

"Marta, esas palabras..." Topping, arriba, pero queda bonito.

Sustituimos el picatoste, le damos un toque crujiente

y aumentamos el valor nutricional de la receta.

Las lentejas rojas son estupendas para las prisas.

¿Sí? Sí, porque el hollejo,

la cubierta externa es más débil que la del resto

y se cocina en la mitad de tiempo y es mucho más digestivo.

Esas están hechas al horno. Primero están hervidas, 15 minutos.

Las lentejas normales son 45, estas 15.

Y luego al horno 200 grados, 20 minutos.

¿Hay algún truco para que la coliflor

no huela tanto en la cocina? Es un problema eso.

La coliflor huele mucho porque tiene azufre,

huele un poco a tufillo. Pero hay un truco,

quiero comprobarlo y quiero ver la base científica,

si echamos un chorrito de leche no huele tanto el agua.

Ya probaré yo. La leche debe tener algo

que capta el azufre. Ya lo veremos.

Ya lo buscaremos y os lo diremos. Vámonos, miércoles.

Tenemos una primera idea de receta navideña:

solomillo de cerdo con salsa de manzana.

¡Huy, esto!

Le añadimos unos frutos rojos que son las grosellas.

Me encanta porque el solomillo es una carne

que se puede dejar ya congelada con antelación,

evitamos los agobios de las cenas navideñas.

Y por eso lo has escogido.

Sí. Quedan ya diez días para Navidad,

lo voy dejando todo preparado que luego me gusta

disfrutar de la gente en la mesa. Claro que sí.

Veo que pones frutos y fruta en esa salsa.

¿Cómo has hecho la salsa de manzana?

Hemos hecho un sofrito de cebolla, siempre mucha verdura.

La salsa es el recurso para introducir verduras

aunque no las veamos,

eso es bueno para la gente a la que no le gusta.

Es verdad. Además añadimos la manzana reineta,

es el mejor tipo de manzana para dar dulzor.

Es como una salsa de tomate, en vez de echar azúcar,

echamos boniato y zanahoria. Pues aquí igual,

dulzor con la fruta. Anonadada me dejas.

Además incorporamos frutos rojos que nos aportan fibra, nos sacian

y además son súper fresquitos. Mejor imposible. Jueves.

Tenemos unas habitas, otro tipo de legumbre;

que no es monótono comer legumbre, que hay de todo.

Marta, me encanta que lo digas y que lo repitas porque es cierto.

Es cierto. Unas habitas bien ricas.

Las hemos salteado con un poco de pimentón,

otro recurso para reducir la sal. Y una salsa que podemos incorporar

que es súper saludable y es la mejor del mundo...

Dale, dale. La yema de este huevo.

Mira qué rico. Qué bueno.

¿Cómo has hecho ese huevo? Es un huevo poché.

Lo hemos hecho envuelto con papel de film

y se cuece durante cuatro minutos. Vale.

Ya sabéis, huevo duro: ocho o diez minutos.

Huevo escalfado o huevo poché: cuatro minutos.

Yo que siempre voy mal de tiempo, ¿pueden ser habas congeladas?

Pueden ser congeladas o en conserva ya cocidas.

Vale. Fenomenal.

Si esto me facilita comer legumbres, adelante.

Pues adelante con el viernes. El viernes otra idea de plato

que ya podemos dejar reservado. Qué bueno.

Y es una caldereta de rape, langostinos y almejitas.

¿Y qué es una caldereta? Una caldereta es un plato

que tiene como base un buen caldo de pescado

con un buen fondo a la que incorporamos

los pescados que nos vengan bien.

El rape es por excelencia porque es un pescado duro

y aguanta muy bien la temperatura, los líquidos, no se nos desmenuza.

Además suele llevar patata. En la caldereta no echamos patatas

porque la intención es congelarla, pero sí echamos

un toque característico que es el majado.

Antes teníamos un majado con nuestras sardinas.

Majado es todo aquello que picamos en un mortero.

Antes era perejil, ajo y limón. Ahora es pan con avellanas y ajo.

Va a espesar sin usar harina y da mucho sabor.

Y terminamos con unas huevitas, un toque rojo de color

que es Navidad. ¡Qué bueno!

Las utilizamos porque las huevas tienen mucho sabor,

tienen su toque de sal y así no añadimos más sal.

¿Es una buena opción para toda la familia,

pequeños y mayores? Efectivamente.

Estamos haciendo que los niños tomen algo de sabor con cuchara

y están comiendo pescado casi sin darse cuenta.

Perfecto. Además lo podemos dejar congelado para Navidad.

Sí. Para ya poder relajarnos con la decoración de la casa.

Si os habéis perdido algo, calma, tranquilidad,

podéis volverlo a ver en la web de RTVE

y en las redes sociales del programa.

Lo tenemos todo bien definido. Y además estoy pensando

una receta de Nochebuena que voy a contar ahora mismo

en las redes sociales, así que id a mirar.

Qué me gusta la Nochebuena, la Navidad.

Me sale la niña que llevo dentro. ¡Ay, qué bonito!

Nunca podemos perder la niña que llevamos dentro.

Y sobre todo ahora que es Navidad. Claro que sí.

Ilusión y Navidad son dos palabras ligadas

a un espectáculo que está lleno de magia: el circo.

Fijaos cómo se cuidan los artistas de uno muy especial:

el Circo del Sol.

Circo del Sol.

"Ready".

Pero ¿cómo lo hacen?

Ya lo hemos visto. Yo quiero saber qué comen,

cómo se alimentan, cómo se cuidan estos chicos y chicas

para llegar a este punto. Hoy nos vamos al Circo del Sol.

(Música)

Hola, Talita. Hola.

¿Qué tal? ¿Qué estabas haciendo? Un calentamiento.

Calentamiento potente hemos visto. Un poquito.

¿Cuál es tu rutina diaria de entrenamiento?

Nos levantamos no muy temprano porque como tenemos

una vida muy agitada, tenemos que descansar.

Entrenamos una hora y media para hacer mi número.

Después tenemos que hacer otro número como ejercicio.

¿Qué es para ti saber vivir?

Para mí es comer muy bien que es muy importante.

Hola, Julie. ¿Qué tal? Hola.

¿Cuántas personas trabajáis en esta cocina?

Somos 14 personas en la cocina.

14 personas en cocina para alimentar a más de 100.

¿Usáis productos españoles?

Nuestros proveedores son de aquí, nos encanta la comida española.

La carne aquí es increíble, el queso; son productos muy frescos.

¿"Healthy food"? ¿Comida saludable?

Tratamos de ofrecer comida de todo tipo,

que guste a todos. Es cuestión de equilibrio nos dice.

Nos hemos colado en el ensayo de la rueda de la muerte.

Nos han dicho que nos quedemos aquí quietos, sin movernos

para no desconcentrarles.

(Música)

Ay, no puedo mirar.

(Música)

Hola, chicos. Perdonad que os interrumpa.

¿Cuál es la fórmula secreta para eso que acabáis de hacer?

Entreno, dedicación, una buena disciplina

y ganas de hacerlo.

¿Seguís alguna dieta especial?

Tratar de comer balanceado, pero comemos de todo.

Pero tratamos de llevar un balance de proteínas, carbohidratos.

Tengo una dieta sin azúcar, me siento bien.

No pruebo nada de gaseosas, cosas así nada.

Y por último, ¿qué significa para vosotros

trabajar en el Circo del Sol?

Es el escalón más alto que tiene el arte circense.

Es el sueño de todo artista, llegar al Circo del Sol.

Todos, todos.

Para mí es una meta,

una meta de esas que haces en la vida.

(Música)

Ya hemos conocido un poco mejor qué y quiénes hay detrás

del Circo del Sol y su espectáculo "Kooza"

que, por cierto, en sánscrito significa cofre,

caja de sorpresas sin duda.

Menudas acrobacias dibujan en el aire

los artistas del Circo del Sol.

Si os gustan las emociones y las alturas,

fijaos en estas hermosas imágenes: es la escalera al cielo,

una escalera gigante a prueba de vértigos

que está colgada entre dos montañas de Austria.

Cuando llegas arriba, a la cima,

disfrutas de unas vistas inolvidables.

Es la recompensa al esfuerzo, el premio de la vida.

Hasta la semana que viene.

(Música)

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber vivir - 15/12/19

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Saber vivir - 15/12/19

15 dic 2019

Este programa tratamos las carnes de ave y los asados, ¿son una buena opción en nuestros platos? También aprendemos cómo podemos evitar los excesos de estas fechas, a relajarnos y controlar el estrés, la relación entre el mal tiempo y el dolor de articulaciones, y descubrimos un menú saludable y perfecto para los más pequeños de la casa. Y más consejos de salud y bienestar a un clic

ver más sobre "Saber vivir - 15/12/19" ver menos sobre "Saber vivir - 15/12/19"
Programas completos (401)
Clips

Los últimos 3.140 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios