Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5125458
No recomendado para menores de 12 años Saber vivir - 07/04/19 - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a "Saber vivir",

el programa de bienestar y calidad de vida de TVE.

Aprenderemos hoy a comer bien,

porque la nutrición es la base de una buena salud.

Claro que sí y te cuento el menú.

Contaremos todo sobre el tomate, también algunos mitos, por ejemplo,

sobre el ácido úrico, si es o no saludable,

si conviene para esa condición,

a diferenciar la carne roja de la blanca,

y especialmente de la procesada, que es la menos saludable.

Haremos un repaso de las bebidas edulcoradas,

que hay mucha gente que se piensa que porque sean "light"

o no tengan azúcar ya son saludables,

y un recurso muy utilizado por las familias, el bocadillo.

Veremos cómo hacer bocadillos sanos.

Qué me gusta a mí un buen bocadillo

y, a esta hora del día, mucho más, doctor Fabiani.

Un bocadillo sienta bien siempre, pero si, además,

es un bocadillo saludable, entonces estupendo.

Comemos mejor, hacemos ejercicio, vivimos más sanos

y nos olvidamos de tantas pruebas,

que nos gusta mucho un chequeo y una revisión,

que no sirven para gran cosa.

Estaremos muy atentos a tu mensaje, doctor,

a los trucos de cocina de Marta Verona,

que combina hoy sabores dulces con salados,

y a las ideas de nuestra sexóloga en busca del amor verdadero.

Uy, qué bien suena el amor. Suena bien.

El amor suena bien, ¿pero el amor verdadero cómo suena?

Todavía mejor. Tan bien suena como la música

de una de las mejores orquestas que tenemos en España,

la Orquesta de RTVE.

Su trabajo requiere una especial dedicación física y mental

y se tienen que cuidar pero que muy bien.

Lo descubrimos.

(Música)

Pasamos muchas horas de ensayo en un taburete alto o de pie

y es muy importante tener una técnica postural adecuada

para que sobre todo la espalda no sufra.

(Música)

Sí que camino mucho,

porque creo que es muy beneficioso para la mente como para el cuerpo.

Básicamente, para los músicos, que pasamos tantas horas tocando,

es fundamental hacer ejercicio.

(Música)

Es lo ideal, estirar un poco antes de empezar

para calentar un poco los músculos.

(Música)

Para tocar instrumentos como el bombo

se utilizan más hombros, antebrazos...

Es muy importante que realicemos alguna actividad física

para poder estar bien

y para que el sonido de nuestros instrumentos

no se vea afectado

por una mala gestión de nuestra musculatura.

(Música)

(Aplausos)

La verdad es que cuando terminamos de tocar

lo que te pide el cuerpo es un poco de proteína,

un poco de energía.

Me encanta la cuchara, buenos fideos

y un poco de garbanzos,

porque, si no, el chorizo y la morcilla repite muchísimo.

Yo intento seguir una dieta equilibrada,

como de todo, lo que evito sí son los azúcares.

-Venga, chicos, dejad de comer ya,

que vamos a correr en la Casa de Campo.

Necesitamos hacer deporte

para liberar tensión, estar en forma.

Yo era de los que no corría, no hacía deporte

y hace unos seis o siete años empecé

y era de los que decía que correr era de cobardes.

Corro dos veces mínimo a la semana.

Lo que más me ayuda para cuidarme es el yoga.

Desde que empecé a hacer yoga me siento mucho mejor.

Todo un lujo contar con la Orquesta de RTVE.

Os animo a seguir sus conciertos,

porque son una maravilla en todos los sentidos.

Los músicos necesitan cuidarse bien

para evitar, por ejemplo, dolores de espalda.

Y luego, Juan Rallo, nuestro entrenador personal,

nos va a explicar

cuál es el ejercicio físico más aconsejable

para prevenir el dolor,

porque no hay alimentos milagrosos hasta el momento, ¿no, Aitor?

Ya nos gustaría,

te tomas un alimento y te cura el dolor de espalda.

No funciona así.

La nutrición tiene que ver a nivel de dolores,

a nivel articular sobre todo,

porque tenemos que mantener una buena hidratación,

un buen estado nutricional

que nos permita movernos y ser personas activas.

Ahí suele estar el motivo de los dolores de espalda,

que mantenemos una mala postura,

que no somos personas lo suficientemente activas,

pero esos problemas los solemos ver

si a lo mejor tenemos algún déficit,

pero no: "Dolor de espalda,

¿me tomo este alimento, que me va a venir bien?"

No funciona así.

Y eso de buscar el dolor de espalda en Internet a ver qué mandan:

"Magnesio, venga, voy a comer chocolate".

No. A lo mejor si tienes ese déficit, puedes tener calambres

o de otras vitaminas y minerales, un dolor articular,

menor densidad ósea, pero no podemos corregir

dolores provocados por inactividad y malas posturas con alimentos.

Eso está mal enfocado.

Lo que está bien enfocado es decir: "Cuerpo sano en una mente sana".

Claro que sí, porque, además,

la alimentación va a influir mucho en cómo funciona el cerebro.

Hoy aprenderemos cómo concentrarnos mejor

y cómo tener unos buenos hábitos para mejorar nuestra atención,

tanto en el trabajo como en los estudios.

Y hablaremos de un hábito que está muy extendido,

el de comer muy deprisa. (ASIENTE)

Y mucha gente piensa que comer rápido hace que engordes.

No va mal encaminado.

Lo que es determinante

para saber si una pauta dietética no va a engordar

es lo que estás comiendo,

si te tomas rápido una ensalada no te engorda,

pero si comes rápido,

además de dedicarle menos tiempo a la compra,

tampoco le das al cerebro tiempo suficiente

a que le lleguen esas señales de saciedad,

por lo tanto, puedes comer de más.

¿Y por qué comemos tan deprisa, Silvia?

Pues en ocasiones tiene mucho que ver

con la ansiedad y con el ritmo de vida que llevamos,

vamos deprisa a todos sitios y también lo aplicamos a la comida.

¿Qué podemos hacer?

Tomar conciencia, poner el foco en "vamos a comer despacio".

¿Qué podemos hacer? Pues, por ejemplo,

cada vez que comemos algo dejo aquí el cubierto.

Al principio quedará un poco artificial,

pero sí es cierto que nos ayudará a ir más despacio.

O ponernos un reloj

para controlar el tiempo que tardamos

para hacerlo más lento. ¿Qué me dices, Aitor?

Claro, así das espacios para beber de vez en cuando,

que muchas veces se nos olvida,

y otra muy buena pauta que puede venir bien

es primero tomarte el primer plato, nos lo terminamos,

vamos a la cocina a por el segundo, nos lo terminamos,

y luego a por el postre, y entonces quitamos impulsividad

a la hora de tener todo ya preparado en la mesa.

Ya que me hablabas de bebidas, otro hábito de los poco saludables

es el de sustituir agua por refrescos

que no llevan azúcar, "light", "zero",

pero que no sé si siguen siendo poco saludables.

Esto puede ser un primer paso beneficioso

si somos personas acostumbradas a beber siempre

refrescos o bebidas alcohólicas.

Cambiarlas por bebidas edulcoradas está bien, es un paso,

pero es insuficiente, tenemos que ir a más,

porque también, el hecho de que no tengan azúcar

no las convierte en saludables

y siguen teniendo ese sabor tan alto

que nos acostumbra a un sabor dulce

y hay muchas personas

que crean esa dependencia al refresco edulcorado.

Precisamente, ese sabor que tanto nos gusta,

¿por qué nos gusta tanto?

Pues nos gusta, además, porque muchas veces

lo tenemos asociado a momentos placenteros.

Salgo de trabajar, acabo una actividad

y me voy con unos amigos o yo sola a tomarme el refresco.

Claro.

Ahí quizá podamos dar alguna alternativa.

Podemos pasar esos mismos momentos sociales

y que nos marcan positivamente con alternativas.

Ese burbujeo lo podemos conseguir con el agua con gas.

Dirás: "El agua con gas no me sabe a mucho".

Pero si le echas un hielo, un limoncito y una hoja de menta,

cambia la cosa y parece un refresco casero.

Más alternativas: ahora que viene el buen tiempo,

pedir en una terraza un poleo menta y un vaso de hielo,

un té y un vaso de hielo, que cuando lo mezclas

te estás tomando una alternativa muy saludable y muy rica.

Algo que nos dice siempre Silvia:

hay que estar bien hidratados para poder concentrarnos.

Espero que os podáis concentrar muy bien,

porque vamos con el juego de nuestra lupa.

Hoy aprovecho que estás aquí, Silvia, a ver si sabes qué es eso.

A ver si lo adivino. Atenta, porque siempre engaña.

A mí me la acaba liando siempre. Casi siempre.

Pues no sé, un poco difícil. ¿Una ciruela quizás?

¿Es una ciruela? Aitor, ¿qué dirías?

Que si acierta, mejor que yo, es lo que puedo decir.

(RÍEN) Venga, dime, que tú lo sabes.

Sí, ¿no? ¿Es una ciruela? No, no. ¿Un tomate?

Un tomate. Un tomate azul, además. Claro, ahí está.

Esto se debe a los pigmentos,

porque tiene más cantidad de antocianinas.

No es el típico tomate colorado al que estamos acostumbrados,

sino que hay una gama cromática muy diversa en los tomates.

Hasta tomates azules tenemos ya. Luego te veo, Silvia.

Nosotros nos vamos ya a nuestra sección de nutrición.

Entramos de lleno en el mundo del tomate,

aclarando, para empezar,

los falsos mitos que rodean a este alimento tan popular.

Empezamos por el primero:

hay que evitar las semillas porque son indigestas.

Aitor, ¿qué tienes que decirme?

Tú imagínate que tuviéramos que evitarlas de verdad.

Ahí, quitando las semillas

cada vez que partimos un tomate para una ensalada, retirarlas...

Obviamente no lo son, además, en nuestra alimentación

ya tomamos muchas semillas de por sí.

Las semillas de calabaza, las pipas de girasol,

las de chía, las de lino...

No pasa nada si nos tomamos las semillas de tomate.

Vamos a por el siguiente: cuanto más rojo, más nutritivo.

No necesariamente.

Cuanto más rojo, tiene más pigmentos rojos

y eso se debe a la provitamina A, al licopeno

pero fíjate que no tenemos que confundir aspecto exterior

con el poder nutritivo del tomate.

También tenemos otros tomates más azulados, más violáceos,

que también tienen una gran capacidad antioxidante.

Incluso los verdes son igual de nutritivos e interesantes.

Venga, otro más: no es aconsejable tomarlo en la cena

porque sienta mal. Qué pena, ¿no?

Ahí centrándonos en un alimento que es sano por la cena.

Fíjate que cuando tomamos pizzas, kebabs o varitas de merluza

no nos preocupamos de si son poco digestivas o poco saludables.

Es una hortaliza. Hay gente a la que a lo mejor

no le sienta bien de noche, como la lechuga,

pero son casos concretos.

Si no te sienta bien algo a ti, de manera individual, lo evitamos,

pero como recomendación general: el tomate es sano también de noche.

¿Y sube el ácido úrico?

Hay personas que lo tienen muy identificado

en la pauta de ácido úrico, para prevenir la gota,

no tomar tomate.

Es un alimento que se asocia a esta subida de purinas,

pero, si tenemos que priorizar,

quizás centramos demasiado el foco en el tomate.

Hay otras prioridades antes que una hortaliza,

como por ejemplo, el consumo de alcohol,

los embutidos, la carne o la bollería,

que en la prevención de gota son mucho más pertinentes.

Mira qué jugoso ese tomate que acabo de cortar.

Es un fruto, al fin y al cabo, esa composición acuosa.

A por otra duda: el tomate previene el cáncer.

El tomate previene el cáncer

en la misma medida que cualquier otra hortaliza que estemos tomando.

Hay que recordar que ningún alimento

tiene propiedades ni mágicas, ni curativas,

ni preventivas como tal, es decir, podemos tomar tomate,

pero también podríamos hablar

de la capacidad de prevenir el cáncer de las acelgas,

porque son igual de saludables, pero insisto,

es porque es un grupo alimentario saludable en sí mismo.

Por favor, no confundamos

ni las prevenciones ni el tratamiento.

Lo que es sano y lo que previene el cáncer

es seguir una alimentación variada

y llena de frutas, verduras y hortalizas como base.

Apuntado.

Hoy en día podemos consumir tomates todo el año,

porque hay tomates de verano, de otoño, de invierno

y también de primavera.

Nosotros trabajamos los tomates al 99 % de Almería.

Ahora mismo tenemos Almería y Granada,

porque hay unas variedades nuevas que han salido en Granada.

Este tomate es tomate nuevo. Es muy curioso, se llama Amela.

La semilla viene de Japón. Es un tomate muy dulce, afrutado.

Esta es una variedad, se llama Dora.

La han hecho este año, viene de Almería y de Granada.

Es un tomate hecho con el Raf,

viene un poco con la base del Kumato.

Tomate Raf, también de la zona de Almería.

Es muy bueno de comer, asurcado, veteado y crujiente.

La zona de Almería da mucha comida en el tomate

y es un tomate que la gente lo usa.

Hay quien quiere la ensalada roja, luego ya tienes para gazpachos,

para rodaja para los sándwiches.

Este tomate es rojo así porque está madurado en mata.

Mira, que no se nos pase, este es el tomate de pera,

este tomate es muy comercial.

Este es de la zona de Almería y lo tenemos todo el año.

Es muy sabroso.

Estamos trayendo el rosa, de Barbastro,

pero está plantado en Almería y ahora está empezando en Tudela.

Son agricultores pequeños, que casi pone nombre a sus tomates.

El tomate de Barbastro es más carnoso,

con un sabor diferente,

porque yo creo que, si lo dejas madurar en la mata,

tiene los azúcares más equilibrados

y tiene la piel muy fina, con lo cual no hace falta pelarlo.

Lo podemos diferenciar por su olor, color y textura.

Especialmente, cuando son de temporada

y los partimos al medio,

podemos ver que están 100 % rellenos,

que no tienen huecos

y que están en su punto óptimo para consumirlo.

Está claro que hay muchas maneras de consumir tomate,

¿pero cuál es la más saludable? Pues como todas las hortalizas,

cuanto menos toquemos y transformemos el tomate, mejor.

Si lo calentamos, si lo freímos,

si lo sometemos a un procesado térmico,

perderá vitaminas por el camino.

La opción idónea es en crudo, transformarlo poco.

Ahí lo vemos. ¿Luego qué sucede?

Por ejemplo, si lo calentamos un poco,

un tomate a la plancha, al horno,

o queremos hacer un sofrito para un guiso,

perderemos vitaminas por el camino,

pero es para hacer una receta saludable.

Siguen siendo alternativas aceptables

y no tiene nada que ver

a cuando hacemos un alimento muy procesado o ultraprocesado

a partir de tomate. A eso iba yo.

¿Cuáles son las menos saludables?

Las menos saludables, cuando tenemos esa transformación.

Empezamos con un tomate triturado, eso está muy bien.

Tenemos el tomate machacado y lo sometemos a una fritura.

¿Qué pasa sobre todo cuando vamos al supermercado?

Que el tomate frito que nos encontramos,

para mejorarle el sabor le han añadido azúcar,

también se ha frito en un aceite que pocas veces es de calidad

o es virgen extra, suele ser aceite de girasol.

Ni siquiera nos tenemos que dejar llevar

por esas menciones de 0 %, como que no le añaden azúcar.

Exacto. Vale, le has quitado el azúcar,

¿pero a que el aceite de girasol sigue ahí?

Obviamente, no es el aceite más idóneo

para hacer una fritura de tomate.

Como el casero no hay nada. Está claro.

¿Y qué me dices del tomate que se bebe?

El que se bebe en zumo es una genial alternativa,

sobre todo si estamos fuera, lo tienen en los bares.

Mucho mejor tomarte el zumo de tomate,

que tiene menos azúcar libre que otros zumos,

y ya no te digo que un refresco, es una genial alternativa.

Eso sí que es un procesado sano y no, por ejemplo, el kétchup,

que sería el polo opuesto del tomate líquido.

¿Y qué me dices del gazpacho? Pues que es una manera

de aprovechar el tomate y otras hortalizas,

porque también lleva pepino y ajo,

a veces lo acompañamos con unas crudités por encima,

que hace un fantástico primero.

Creo que es de las mejores maneras que tenemos en el verano

de introducir verduras en nuestra alimentación.

A veces parece que es: "Comed más verduras".

Y todo el mundo piensa: "Ensalada, ensalada, ensalada".

No, hay cremas frías, por ejemplo,

sopas de tomate, gazpacho y salmorejo.

Hay muchas buenas alternativas.

No sé si una puede ser una que me encanta para desayunar,

el "pa amb tomàquet", pan con tomate.

Está muy bien. ¿Qué suele desayunar la gente?

Pues ante la bollería, las galletas y los dulces,

una simple rebanada de pan, si es integral, mucho mejor,

con tomate... Me dejas tranquila.

Claro, estamos empezando muy bien el día.

Luego lo acompañamos con nuestro café,

con nuestra infusión, lo que nos apetezca,

es un muy buen inicio. ¿Y con la lonchita de jamón?

Aquí el jamón complementa, por el aporte en proteínas.

Sabemos que cuando hablamos del desayuno,

se puede incluir proteína en el desayuno.

Sabemos que el jamón es carne roja procesada,

no es la idónea, pero estamos haciendo

un desayuno más completo nutricionalmente,

aunque no deberíamos abusar de esta preparación.

Que el jamón es la pata trasera del cerdo

lo sabe todo el mundo.

¿Pero sabíais que hay otras partes del cerdo

llamadas, por ejemplo, lagarto o pluma?

Lo aprenderemos hoy.

Pues me gusta el solomillo.

Es una pieza muy buena, es muy tierna, jugosa.

Cinta de lomo adobada algunas veces.

El jamón, la pata de jamón que no falte.

Hoy vamos a hablar del cerdo blanco,

que tiene infinidad de partes,

quizás la más conocidas sean el jamón y la paleta.

Veremos un lomo y sus distintas partes.

Aquí sacaríamos la cinta de lomo;

en esta parte iría el secreto, levantando esa parte de tocino;

en el interior, la pieza quizá con más caché, el solomillo;

en el interior también encontramos la costilla.

Una curiosidad sobre el secreto:

se llama así, aparte de que es verdad

que está escondido entre la paleta y el lomo del cerdo,

antiguamente se cree que los carniceros se la guardaban

porque era una carne muy sabrosa y muy tierna.

Del cerdo, la costilla fresca y las chuletas de Sajonia.

Y del lomo de cerdo con el hueso

también tendríamos dos partes para hacer chuletas.

Serían la parte del palo,

que es una parte muy jugosa y tierna.

Y la parte de la riñonada, que también sería muy tierna,

pero un poco más limpia.

Aquí tendríamos la panceta fresca, la reina de la barbacoa.

El cerdo ibérico es una de las mejores razas del mundo,

que, afortunadamente, solo se cría en España.

La alimentación, cuando pasan a montanera,

suelen pesar unos cien kilos, aproximadamente,

y es una alimentación

que se basa en dos productos, uno es la hierba,

que contrasta muy bien con la bellota, que es más seca.

La composición de la alimentación tiene una influencia directa

en el sabor y las características de la carne.

Hola, buenos días. -Buenos días.

-Quería carne de cerdo para hacer a la plancha.

¿Qué me recomendaría? -Tiene tres cortes,

que son los especiales, la presa, el secreto y la pluma.

Las tres se encuentran en el lomo

y en el grado de engrasamiento hay diferencias.

El secreto tiene bastante más grasa,

y la pluma y la presa tienen menos grasa.

Para la plancha, yo te recomiendo presa.

Me gusta más el cerdo ibérico, porque considero

que es una carne de mejor calidad, que la grasa es más saludable

y que nos va a sentar mejor.

Otro de los cortes nuevos es el abanico.

Es una pieza que está

en la parte próxima a la pierna delantera,

a la paletilla.

Es una pieza muy equilibrada en proteína y grasa,

no tiene tanta como el secreto ni tan poca como la presa.

Otro corte interesante es el lagarto,

que tiene forma alargada, de ahí su nombre.

Viene de la parte inferior del lomo del animal.

Es una pieza que se suele hacer en la plancha, vuelta y vuelta

y se corta tipo tataki.

Ya sabemos dónde está el secreto del cerdo, la pluma y el lagarto.

Al preparar el programa de hoy he descubierto

que el cerdo tiene otras partes,

como el violín, la sorpresa, las castañuelas...

Y te falta por descubrir lo mejor, cómo sabe,

porque del cerdo se come todo,

como decimos en España, del cerdo hasta los andares.

Del blanco y del ibérico. Sí, no son la misma especie,

de hecho, se puede observar en la carne,

que el resultado de cómo come un animal

determina también la calidad.

Los cerdos al final son como las personas.

Mira, si no tiene una buena alimentación,

tiene la grasa por fuera,

y, si es un cerdo bien alimentado y con mejores materias primas,

suele tener más grasa infiltrada. Curioso.

Es verdad que los pacientes tienen a veces una duda

y es que igual la carne de cerdo blanco,

por tener menos grasa, es mucho más saludable.

Eso confunde a la gente.

Sobre todo, cuando decimos cerdo blanco,

porque hablamos de tipos de raza de cerdo, de capa blanca.

Eso no quiere decir que la carne de cerdo sea blanca.

La carne de cerdo es una carne roja,

con lo cual no es el tipo de carne prioritaria.

Deberíamos priorizar la blanca frente a la roja

y recordar que hay otras fuentes proteicas.

No sé si me ha quedado claro.

¿La de cerdo ibérico es más nutritiva entonces?

Si está bien alimentado.

Lo que es determinante en la calidad de la carne,

es la alimentación que ha tenido el animal.

Ibérico solo hace referencia a la raza.

¿Qué es lo determinante en un animal?

Que haya comido saludable,

porque la grasa que desarrolla en su cuerpo es más saludable.

Y hasta aquí hemos hablado de la carne fresca.

Hablemos ahora de la carne de cerdo procesada.

Esto es importante porque hemos tenido recientemente

estos posicionamientos que nos han dicho

que la carne procesada era peligrosa,

sobre todo para un factor de riesgo del cáncer colorrectal.

¿Cuál es el orden entonces?

La carne más saludable sería la fresca,

la que no está procesada,

y priorizamos siempre la blanca a la roja.

El orden sería la carne blanca, como la alternativa más saludable.

Luego la carne roja fresca

y cuando ya damos el salto a la carne roja procesada,

es decir, los embutidos, las salazones...

Todo lo que encontramos en la charcutería,

ahí es donde encontramos la alternativa menos sana

y que tenemos que reducir en nuestra alimentación.

Hay un dato que me ha llamado mucho la atención.

No sé si sabéis

cuánta carne procesada se consume en España.

Demasiada. Seguro que sí.

Estamos hablando de 500 millones de kilos al año.

Pero es que yo he echado cuentas, porque te he visto el dato antes,

es que eso sale a más de dos kilos

de carne procesada por persona al mes.

Eso es muchísima carne. Una barbaridad.

Así que, si te vas a hacer un bocadillo,

no siempre tiene que ser de chorizo, ¿verdad, Aitor?

Claro que no. Ya que tenemos aquí a Aitor,

veamos alguna alternativa más saludable.

Alternativas al embutido,

aquí tenemos otras opciones vegetales saludables.

Siempre tenemos en los bocadillos o tostadas opciones como tomate,

aguacate, un "tapenade", que es un paté hecho con aceitunas,

y también otras recetas como el hummus.

Un bocata de hummus es una genial alternativa

para llevarse a clase, al colegio o al trabajo.

En mi casa nos hemos aficionado al de aguacate con tomate.

¿Sí? Sí, está riquísimo.

Es que lo que tenemos que hacer es esto.

Es tan sencillo, pero tan difícil a la vez.

Comer más sano, más saludable, hacer más ejercicio...

Aquí es donde está la salud y no en hacerse muchas revisiones,

que dentro de un ratito lo contaré.

Luego lo vemos, doctor. Gracias, Aitor, por tus consejos

como dietista, nutricionista y tecnólogo alimentario,

que podemos volver a ver en la web de "Saber vivir".

Claro, y en todas las redes sociales.

No olvidemos que ahí es donde compartimos

los mejores consejos

para contárselo también a la gente de nuestro alrededor.

Lo importante es estar bien concentrado

para retener bien todo lo que vemos y escuchamos.

¿Os cuesta concentraros o queréis mejorar la concentración?

Prestad mucha atención

porque entramos en el espacio de psico.

Nos da pie la historia de una persona

que necesita máxima concentración en su trabajo

porque es árbitra de fútbol.

Cerráis, por favor, los ojos.

(VÍDEO) "¡Árbitro, que no ve! ¡Sinvergüenza!"

Dejad pasar cualquier tipo de pensamiento,

centraos en vuestra respiración.

(VÍDEO) "¡Que te ríes de mí!"

Estamos en nuestra propia cápsula y nos da igual lo que escuchemos.

Solo existís vosotros y vuestro partido.

(VÍDEO) "¡Que se dedique a otra cosa!"

Vais a volver al estado presente, actual,

y podéis ir despacio abriendo los ojos.

Este es el protocolo

que me gustaría que intentarais aplicar

en los próximos partidos que tengáis.

El gran problema del fútbol

es que tenemos muchos factores que rodean al árbitro

que hacen que muchas veces pueda distraer su foco atencional.

Para trabajar esta concentración tenemos varias técnicas.

Vas a hacer una prueba

que nos permitirá evaluar el nivel de estrés que tienes.

Tendrás que responder

ante una serie de estímulos visuales,

pero con presión.

(HACEN RUIDOS)

Qué importante es preparar nuestras cabezas

antes de partidos conflictivos,

que preparemos nuestras emociones y nuestra conducta,

para saber trabajar en un instante.

Usamos técnicas de concentración

para cuando entremos en el terreno de juego

poder dar todo con los nervios que nos pueden llevar a error.

A lo largo de estos años he aprendido a gestionar

la presión de la grada y los jugadores.

Yo creo que llego ya directamente a ni siquiera escucharlo,

pero al principio sí es difícil.

Tienes mucho miedo a equivocarte

y cuando oyes que todo el mundo grita

parece muy claro que te has equivocado.

Hoy estamos en Boadilla para pitar un partido de Segunda Regional.

En principio, será un partido bastante intenso,

así que tengo muchas ganas de empezar.

Segunda Regional es una categoría un tanto complicada

porque el árbitro como tal está solo en el campo.

No tienes asistentes, no tienes otros puntos de vista,

todas las protestas van a ti.

A mí, personalmente, la grada no me acaba de afectar del todo

porque estoy tan concentrada en el partido

que no escucho la grada.

(Gritos)

Sí que he sentido de ciertos hombres

que creían que podía saber menos de fútbol por ser mujer,

algún prejuicio.

Sobre todo, ha habido algún entrenador que me dice:

"Ya he avisado a mis jugadores de que eres una mujer".

Y yo le digo: "Que me traten exactamente igual que a un hombre.

Somos personas".

(Silbato)

¡Es para el portero, árbitro!

Al final ha sido un partido muy intenso,

pero se ha dado muy bien.

A seguir trabajando hasta la semana que viene.

Como yo, estoy segura, hay muchas personas ahora mismo

frente a una mesa de estudio o en una oficina

que necesitan concentrarse

para leer, para estudiar, trabajar...

Miriam, ¿cuánto tiempo llevas aquí? Pues no sé, he perdido la cuenta.

Toda la mañana, no sé. Claro.

Uno de los errores que nos pasa a la hora de concentrarnos

es intentar estirar al máximo el tiempo

y sabemos que los procesos de atención sostenida

duran, como máximo, 25 minutos, luego una muy buena estrategia

es cada 25 minutos, aproximadamente,

levantarnos un poco y hacer un descanso.

Ya he empezado yo mal.

¿Y si descanso y aun así no me concentro?

A ver. ¿Tú ahora qué estabas haciendo?

¿Con qué estabas trabajando? Con el ordenador.

Entonces, todas las cosas que tienes por aquí

no son necesarias.

Fíjate la cantidad de pósits, que están despintándote,

porque cada vez que miras al ordenador

tu atención se va a los pósits.

Luego, creo que es mejor que los quitemos,

que dejemos solo un papel y un boli para apuntar lo importante.

Este lo dejo. Con un papel y con un boli...

Papel, boli. Venga, ¿qué más? ¿Qué más cosas?

Estoy viendo una piruleta. Sí.

¿Me la das? No se lo digas a Aitor, por favor.

No. Aitor yo no sé cuando vea la piruleta.

Y las chucherías. También.

Sabemos que el cerebro funcionará mucho mejor

si utilizamos fruta.

Hemos dicho antes que cada 25 minutos,

cinco de descanso,

luego la fruta no haría falta en la mesa.

Aprovechas esos cinco minutos... Me levanto y la cojo.

Para levantarte y cogerla. Perfecto. Venga, déjala ahí.

Ya está, ¿no?

¿Qué nos ha dicho Aitor de los refrescos?

Sí, es verdad. Se me olvida rápido.

El refresco lo sustituimos por agua.

Agua, sí, es verdad.

Para que nos funcione bien el cerebro

y tenerlo correctamente hidratado. Qué bien. Ahora sí, ¿no?

Creo que nos falta una cosa que puede distraerte.

El móvil. El móvil.

El móvil es una cosa que, cuando tengamos que hacer algo...

En silencio, fenomenal, pero cuando tenemos que hacer cosas

tiene que estar en silencio y las redes sociales desconectadas.

Lo voy a poner boca abajo y que no me lleguen notificaciones.

Fenomenal. ¿Las agendas?

¿Las estás utilizando en este momento?

No, es verdad.

Pues entonces también lo dejamos fuera,

para tener la mesa limpia, despejada

y solo las cosas que utilizas. Qué limpita me has dejado la mesa.

¿Y la música la dejo o la quito? La música es buena,

siempre que sea música instrumental o sonidos de la naturaleza.

Cuando la música lleva lenguaje humano,

da igual el idioma, se activa una parte de la memoria de trabajo,

que se llama lazo fonológico

y hace que estemos un poco menos concentrados

porque esa zona de nuestro cerebro anda pendiente de la música.

Prometo aplicar esos consejos a partir de ahora.

Ya nunca más me vas a encontrar así.

Gracias, Silvia.

Lo cierto es que cuando más nos cuesta concentrarnos

es cuando estamos enamorados.

No sé si has encontrado el amor de tu vida.

¿Cómo te imaginabas que era ese amor antes de conocerlo

y cómo es en la vida real?

Hoy en día, mucha gente busca, incluso en Internet,

a su pareja ideal.

La experiencia que tengo con las aplicaciones de "dating"

es un poco penosa.

Físicamente era un bellezón, sus ojos azules, su piel tersa

y llegas al momento de la cita

y sorpresa.

Las fotos retocadas, los ojos eran marrones, no azules,

la piel no estaba nada tersa, la tenía llenita de granos,

era más gordita de lo que venía en las fotos.

Vamos, un chasco monumental.

Todos soñamos con un amor de película,

nos imaginamos cómo es nuestra pareja ideal,

creamos una imagen mental de cómo será físicamente,

cuál será su personalidad y cómo nos hará sentir,

pero yo me pregunto:

¿se corresponde eso que soñamos desde pequeños con la vida real?

Veamos qué nos cuentan en la calle.

¿Estás casada? Sí.

Antes de que lo conocieras,

¿tenías en tu mente a tu pareja, tu príncipe azul?

Pues Roberto Leal me encanta. ¿Y a quién no?

Colega tuyo. Sí.

Un chico así, más fuertecito, castaño, con los ojos claros...

¿Y al final qué ha pasado?

Pues al final es un chico normal.

(RÍEN)

Antes de conocerlo, ¿tenías en tu mente a tu pareja ideal?

El típico chico alto, fuerte,

pero que, realmente, no es muy real.

Antes tenía un prototipo moreno, alto, flaquito, pero ya no.

¿Cómo es tu pareja?

Mi pareja es rubia, flaquita, pero no era mi prototipo.

¿Y qué te enamoró? La verdad que no lo sé.

(RÍEN)

(Música)

Perdón, no quiero interrumpir. ¿A quién se la dedicas?

A mi madre. ¿Eso es que no tienes pareja?

No tengo pareja. ¿Cómo sería tu pareja ideal?

Como mi madre,

respetuosa, sincera, cariñosa y que siempre está ahí, siempre.

¿Cómo sería para ti tu pareja ideal?

Chicas de España... (RÍE)

Busco una chica de mi altura, rubia, delgadita, guapa,

con ojos claros...

Vosotros no me podéis fallar. Mickey, Minnie es tu pareja ideal.

¿Es lo que esperabas? ¡Sí!

Minnie, ¿en tu caso? ¡Olé! ¿Os dais un beso y un abrazo?

¡Cuánto amor!

Si estás enamorado, has dejado de estarlo

o no has encontrado todavía el amor de tu vida,

presta mucha atención a los consejos de Nayara Malnero.

Empecemos por el principio. ¿Cómo empieza el amor de pareja?

El amor de pareja suele empezar por una fase de enamoramiento,

pero, ojo, hay muchas parejas que no viven esta fase

y no ocurre nada, puede ser perfectamente viable.

Generalmente comienzan con esta etapa que caduca.

¿Cómo que caduca? Sí.

No me digas eso. Sí, sí te lo digo.

Es un período que caduca

porque se constituye de una química especial.

Hay estudios que demuestran que un cerebro enamorado

es muy parecido a un cerebro con un trastorno obsesivo.

Curioso. (ASIENTE)

¿Y tiene duración determinada esa etapa de enamoramiento?

Sí, se estima que, aproximadamente, unos dos años.

Y son dos años en los que, si te das cuenta,

estamos todo el rato pensando en la otra persona,

solo vemos la parte buena...

Es como si lleváramos unas gafas de color rosa,

todo es genial, maravilloso, nuevo...

Yo no sé si hay muchas parejas que tienden a casarse,

a formalizar la relación en esos dos primeros años.

Sí, es muy habitual, pero fíjate,

yo tenía un profesor en la facultad que me decía

que si tuviera que recomendarles algo

a las parejas que se iban a casar era que no se casaran enamoradas.

¿Por qué? Porque, precisamente,

si solo vemos lo bueno y no cambiamos de fase,

no avanzamos, no construimos un amor más verdadero,

pues es muy probable que nos podamos equivocar.

Vale. Y después pasamos como una siguiente fase, ¿no?

Ya estamos más consolidados.

Sí, se construye la relación, si todo va bien,

y luego, a medida que nos vamos conociendo,

sobre todo con la convivencia, y que vamos compartiendo más,

llegamos a la fase de desilusión, en la que ya vemos la otra cara.

Después de tanto tiempo, nos desilusionamos.

Muchas veces sí. -Perdonad, chicas.

¿Puedo intervenir? Claro, esta es tu casa.

Es que estoy intrigadísimo con una pregunta.

¿Cuál es la fase de casarse? -Muy buena pregunta.

Pues esta fase, la de la desilusión.

-O sea, que cuando ya estás desilusionado, o sea,

cuando ya le ves los defectos a tu pareja,

si aun así te quieres casar, échale valor.

-Entonces es que has acertado seguro.

-Perfecto, tiene sentido. Doctor, me ha gustado esa pregunta,

¿pero por qué nos has traído estos globos?

Va un poco por esa idea, porque muchas veces nos esperamos

que las relaciones sean de color de rosa,

y nos sorprende o llevamos mal cuando vemos que no,

que la vida tiene otros colores,

pero no solo en las relaciones de pareja.

Sí, la vida en general. Enfermaremos en algún momento,

tendremos molestias, malestares, dolencias...

La vida no es de color de rosa, la vida es multicolor

y a veces hay colores que no nos gustan demasiado

y tenemos miedo a que esos colores lleguen

y no tenemos que tener miedo, porque llegan irremediablemente,

porque el miedo nos hace hacer cosas absurdas,

por ejemplo, hacerse chequeos repetidamente, análisis...

Yo soy muy de eso. Tú eres muy de chequeos.

Pues no tengas miedo.

En un ratito os explico qué tipo de revisiones sí hay que hacerse.

-Fenomenal. Luego me cuentas. Hasta luego.

Nayara, en definitiva,

en la vida no hay solo globos de color de rosa,

también de otros colores. Efectivamente.

Cada persona es única,

cada relación se construye también de forma única

y puede tener colores muy diferentes.

Podemos sentirnos cada día

y en cada momento de forma diferente

y hay que aceptarlo.

No todo va a ser color de rosa.

Pasamos ya a la última fase de esta historia de amor.

(ASIENTE) La última fase,

si todo va bien y no ha habido una ruptura,

es la consolidación de la pareja

y esos proyectos comunes a largo plazo,

esas parejas que llevan tanto tiempo juntos

y ves que de verdad son leales, que están comprometidos,

que se quieren...

Eso es por lo que tenemos que trabajar

y tenemos que esforzarnos,

porque, aunque haya días de todos los colores,

pues podamos disfrutar lo máximo posible.

Muchas gracias, Nayara, por todos tus consejos

para enamorar y vivir enamorado,

algo que muchas veces ocurre en torno a una mesa,

delante de un buen plato de comida y en la mejor de las compañías.

Marta Verona, chef de "Saber vivir",

también es una mujer enamorada, de la cocina y la vida en general,

y hoy nos ofrece un postre muy original.

Buenos días, Juan Manuel. Buenos días.

Venía a pedirte fresas.

Veo que estamos de temporada, porque hay muchas.

Sí, ahora estamos en plena temporada.

Me llevo como unos 500 gramos, más o menos.

Vale.

Aquí tienes. Muchas gracias.

Limpiamos las fresas y ponemos unas fresas en un cazo.

Vamos a hacer una especie de "coulis",

una especie de jalea de fresas sin azúcar, solo la fresa.

Añadimos una cucharada sopera de agua a nuestras fresas

y las ponemos a fuego medio.

Ahora vamos a hacer unas fresas cortaditas como siempre,

pero con un toque especial.

Las vamos a dejar macerando con vinagre de manzana

durante unos diez minutos,

lo que tardemos en hacer nuestra "mousse" vegetal.

Por aquí tenemos nuestras fresas con el agua, las tapamos,

para que el agua que evaporen se condense

y se quede una especie de jalea.

Ahora vamos a empezar a hacer nuestra nata con frutos secos,

porque queremos evitar las grasas saturadas de la nata.

Por aquí tengo anacardos.

Añadimos media taza de agua.

Para dar un toque dulce añadimos dátiles sin hueso.

Con un par va bien.

Ya tenemos nuestra mezcla y ahora toca triturar.

Le añadimos claras, para que sea más esponjoso.

Nuestras claras ya están montadas. ¿Cómo lo sabemos?

Una, dos y tres.

¡Ah! Vale, están bien montadas.

Las mezclamos con nuestra nata de anacardos.

Para que las claras no se bajen, movimientos envolventes.

Muchas veces no sabemos cómo llenar la manga pastelera y nos pringamos.

Mirad, os la remangáis así en la mano, abrís un poco

y a un vaso.

Mira qué fácil es llenarla.

Empujamos para abajo para que se llene bien

y ya lo tenemos listo para emplatar.

En la base echamos nuestro "coulis" de fresas sin azúcar.

Ahora cortamos la parte de arriba de la manga pastelera

y ponemos nuestra "mousse".

Ya solo nos queda terminar con las fresas con vinagre.

Esto está que te mueres. De verdad, hacedlo,

que es temporada de fresas y se nos acaba.

Hasta luego.

¿Pruebo entonces? Prueba, Miriam.

Para mí es muy importante tu opinión.

Seguro que estará... Pues que te mueres, riquísimo.

¿Cómo va a estar? A ver si te gusta.

¿Has visto? Tremendo.

Es que cuando combinamos sabores muy distintos

y que quedan bien, nos genera una emoción

que hace que nos acordemos siempre de ese plato.

Por ejemplo, ¿tú de que te vas a acordar?

De esa copa no me olvido en la vida.

Las fresas de "Saber vivir". (RÍEN)

Dame más truquillos. Combinación de sabores.

Va a ser superdivertido hoy,

porque probaremos cosas que no nos imaginamos.

Por ejemplo, una ensalada.

En casa siempre hacemos la típica ensalada con tomate.

Te propongo utilizar la base de lechuga,

pero añadir otros "toppings", como, por ejemplo,

menta, con fresas y con queso feta.

De hecho, vamos a probarlo. ¿Te parece bien?

Así me he quedado. Hay que probar.

Que la gente en casa vea que lo que decimos es verdad.

Y ahora un poco de queso.

Las dos cosas a la vez, a ver qué te parece.

Lo ideal para introducir la menta en la ensalada

es picarla y la añadimos en el aliño.

Vinagre, aceite, sal y un poquito de menta.

También le van fenomenal las aceitunas negras a las fresas.

Mira, no se me habría ocurrido nunca. ¿Qué más?

Tenemos aquí salmón ahumado. Podemos hacer un rollito

y meterle una salsa con regaliz negro.

¿Seguro? Sí.

Tengo que probarlo en casa.

De hecho, en los restaurantes con estrella Michelín

están haciendo un plato muy guay que es salmón crudo, lo cueces,

haces daditos y lo mojas en una gelatina de regaliz negro.

Son como dados negros de salmón y regaliz.

Seguimos para bingo. ¿Qué más? Te vas a quedar muerta con este.

Ostras. Ostras.

No sé si te gustan. Sí, bueno.

La gente se las suele tomar

abriendo la ostra, chorrito de limón y para dentro.

Pues en este caso te propongo que le añadamos kiwi a la ostra.

Muy fácil, daditos y los metes dentro de la ostra,

chorrito de limón, daditos de kiwi y para dentro.

Qué bueno. No sé, lo probaré también.

Confío en ti.

Otra fruta que no tenemos aquí tan cerca es la guayaba,

muy bien con la ostra.

Seguimos. Venga, va.

Todo está que te mueres. Aprovecho para decírtelo.

Seguimos con el chocolate.

Eso le puede quedar bien a todo, pero a ver con qué lo propones.

Tú sueles tomarlo con dulce, supongo.

O solo. O solo, como dulce.

Bueno, pues el chocolate se introduce muy bien

en guisos de carne. Ah.

Un guiso de carrilleras con vino tinto,

un guiso normal de carne... ¿Le da como melosidad o qué?

Eso es, le da melosidad, como más cuerpo,

lo hace más denso y está muy rico.

Se echa cuando tengas el guiso, con la caza va muy bien,

añades como esta cantidad de chocolate,

un par de onzas, lo añades

y se disuelve, se funde en la salsa ya hecha.

El peligro es ir cogiendo onzas a medida que cocinas.

¿Y con el pollo? Hay una salsa china superrica

que es salsa de chocolate con pollo.

Qué bueno. Probadlo todos en casa, de verdad.

De verdad que sí. Por aquí tenemos

uno de mis alimentos favoritos, el queso.

Me encanta a mí también. Y vamos a volver a comer y probar.

No te digo que no. No, ¿verdad?

No. ¿Cómo te comes tú el queso?

Con un poquito de pan, bocadillo... Muy bien.

A veces con mermelada. Mira, es a lo que quería llegar.

Normalmente, tenemos la receta de queso con membrillo.

Es la típica combinación de dulce-salado que hacemos todos.

¿Puedo? Por supuesto, todo tuyo.

Te lo pincho, que tú eres la maestra de ceremonias.

Me lo das, ¿no? Toma.

Gracias. Queso parmesano con miel.

Quesos curados, que tienen un sabor bastante fuerte,

con el azúcar van muy bien.

Ahora no puedes hablar. Yo sigo hablando.

Que sabes que a mí... Dame leche.

Esto es leche de coco. ¿Quieres? (ASIENTE)

Igual descubrimos una combinación nueva,

parmesano y leche de coco. ¿Cómo está, Miriam?

(RÍE) ¿Está bueno?

Pero bueno, esta leche de coco era para otro plato, las legumbres.

Se pueden comer de otras formas, no solo en cocido,

no solo en hummus. Sí.

Hay una receta india muy guay que es dal de lentejas.

Es con leche de coco y curry. (ASIENTE)

Podemos aplicarla a cualquier legumbre.

Cocemos las lentejas, normal y corriente,

en agua hirviendo. O lentejas que ya vengan cocidas.

Las lentejas que ya vengan cocidas, que es un buen procesado.

Hacemos una salsita. Ponemos las lentejas,

echamos leche de coco, que evapore un poco

y, cuando se ponga denso, añadimos el curry.

Oh. Está...

Que te mueres. Eso es, Miriam.

Mi madre me decía mucho eso de:

"Lentejas, si no las quieres, las dejas".

Y hablando de las madres,

las lentejas son una de las recetas que más me recuerdan a mi infancia.

Si pienso en un plato de la infancia,

me acuerdo del puré de lentejas. ¿Y tú?

Yo me acuerdo de que mi madre me decía:

"Si te comes las lentejas, te frío un huevo".

Anda.

"Si te comes las lentejas, luego te frío un huevo".

O sea...

Era un premio para mí el huevo frito.

Fenomenal, porque las legumbres tienen que ser un premio.

(RÍE) Bueno, Marta, te tengo que decir

que me han encantado estos trucos de hoy,

pero te vas a preparar para el reto de la semana que viene.

Se acerca Semana Santa. Semana Santa,

una de las épocas del año en las que más pescado se come.

Eso es.

Pues os daré recetas de platos con pescado.

Perfecto. ¿Te parece bien?

Perfecto. Pues allá vamos.

Tengo que dar las gracias por todos estos consejos.

Recordemos que se pueden ver a la carta en la web de TVE

y en redes sociales. Efectivamente.

En Twitter y en Instagram compartimos todo este contenido

y más que no os podéis perder, así que seguidnos todos.

Y si quieres saber más, para estar bien alimentado,

aquí tienes el nuevo libro editado por RTVE,

"Alimenta tu salud",

con los mejores consejos de "Saber vivir".

Cada capítulo está dedicado a una familia de alimentos.

Los frutos de la tierra, cereales y semillas,

los productos de origen animal, los pescados y mariscos,

las grasas, aceites y salsas,

las bebidas en todas sus versiones...

El libro responde con rigor a todas las preguntas

sobre las cualidades nutricionales de cada alimento

para aprender a comer bien,

porque la base de una buena salud es una buena alimentación.

Efectivamente. Cómo te lo sabes, me gusta.

Hombre, claro.

Es que yo soy defensora de todo esto que has contado

y que hay en el libro.

Y tú también eres muy defensora de hacer ejercicio.

Sí, porque cuando cocinamos movemos mucho los brazos,

montamos claras, pero las piernas no las movemos.

Habrá que hacer algo, ¿no? Me has leído el pensamiento.

Venga, delante del mostrador. Vamos.

"Steps". Uh, "steps", pues venga.

¿Un, dos, para arriba? Venga, un, dos, tres, ya.

Un, dos... Y así.

Y las calorías que entran por las que salen, ¿no?

Eso me han contado, di que sí. Así nos llenamos tú y yo de energía

y quemamos las calorías que nos dan los alimentos.

El ejercicio con "steps" va muy bien,

pero hay muchas más opciones de actividad física.

Nos vamos con Juan Rallo,

entrenador personal de "Saber vivir".

Hoy nuestro objetivo es cuidar la espalda.

Fenomenal. Un, dos, tres...

Hoy toca hablar de espalda sana y cuando pensamos en la espalda

lo primero que pensamos es en natación.

Cuando hablamos de la espalda pensamos en la espalda como un todo

y es un error.

Hay que dividir la espalda en dos zonas,

una de mitad para abajo, la zona lumbar,

trabajar mucho la elasticidad y la movilidad,

porque suele tener un exceso de tono.

Y otra parte que sería de la mitad para arriba,

la zona dorsal, donde normalmente lo que nos falta es tono muscular

y hay que trabajar la musculatura.

Para los ejercicios en medio acuático,

¿qué nos has preparado, Lucas?

-Pues comenzaremos andando por la piscina,

avanzando, intentando estirar las piernas con una buena zancada

y dando brazadas muy largas.

Luego nos subiremos a un churro, como si fuéramos en un caballo.

Moviendo las piernas como si fuera una bicicleta

y abriendo el agua con los brazos, intentando activar la espalda alta.

Posteriormente nos ponemos un churro en la zona cervical

para que siempre vaya relajada y esté reposada

y avanzamos con los dos brazos de espalda.

Para acabar, si el usuario tiene buen nivel,

cogemos una tabla que nos ayude con la flotación

y hacemos algo más parecido

a un estilo de espalda más tradicional.

Ya hemos nadado, ya hemos tonificado la espalda.

Ahora es cuando la gente diría: "Ya está, me voy a casa".

No, ahora es cuando hay que estirar y darle movilidad a la espalda.

Vamos a hacer unos estiramientos que consisten en lo siguiente.

Nos sentamos, abrazamos las piernas

y es muy importante que no quede espacio

entre la zona del pecho y la de las piernas.

Otro estiramiento:

nos tumbamos en el suelo con la espalda totalmente apoyada,

nos agarramos la pierna

y la llevamos lo más cerca posible del hombro.

Un estiramiento de apertura de cadera.

Siguiente ejercicio: haremos un estiramiento de glúteo

en el que nos sentamos, cruzamos una pierna por encima de otra

y la rotamos hacia el exterior

para notar cómo el glúteo y el piramidal se abren.

Un último estiramiento: nos tumbamos en el suelo,

con las piernas totalmente apoyadas,

no las flexionamos en ningún momento

y cogemos los pies.

A partir de aquí, lo importante es llegar lo más lejos posible.

Con estos estiramientos

buscamos soltar toda esa zona de la espalda,

esa zona lumbar, que normalmente llevamos tan contracturada,

precisamente por nuestra posición erguida.

La verdad es que da gusto sentirse bien,

así no hay que ir al médico a hacerse revisiones ni nada.

¿De qué revisión me hablas, Miriam? De esos chequeos mensuales.

A mí ya me va tocando. ¿Ya te va tocando?

Sí. No eres un coche, eres una persona.

No necesitas hacerte la ITV

para que te den el sello para seguir viviendo.

¿No hay que hacerse revisiones cada cierto tiempo?

A ver, una pregunta.

¿Tú te consideras una persona joven?

Exacto, yo me considero y lo soy. Yo te veo jovencísima,

también es verdad que yo me miro al espejo

y me veo joven. Déjalo ahí.

Cambiamos de tema.

Segunda pregunta: ¿Tú te encuentras bien?

Yo me veo estupendamente. Yo te veo estupendamente.

Pues si eres joven y te sientes bien,

hacerse revisiones rutinarias, chequeos generales

no sirve para gran cosa. ¿Que no?

No. ¿Y entonces?

¿Sabes lo que hay que hacer? Saber vivir.

Ah, ya sé por dónde vas.

Y vosotros también lo vais a saber ahora mismo

con el mensaje de salud con simpatía,

de salud en positivo

que ha preparado nuestro médico de familia

y que va dirigido a ti.

Si estás muy preocupado

porque hace tiempo que no te haces un análisis general,

una revisión completa

o porque nunca te has hecho un chequeo,

y todo el que te rodea, tu vecino, tu prima,

tu compañero de trabajo te dicen:

"¿Nunca te has hecho un chequeo?

Ve al médico, que eso hay que mirarlo".

Si eso te preocupa, tranquilidad. Si eres una persona joven,

y joven es tener 40 años, y te encuentras bien,

no tienes síntomas, ese tipo de revisiones de salud

no han demostrado ningún beneficio, no es necesario que te las hagas.

"Es que tengo 32 años y nunca me he hecho un análisis".

Pues si te encuentras bien, ni falta que te hace.

No han demostrado beneficios y no debemos caer en el error

de pensar: "Pero malo no será. Mientras más pruebas, mejor".

No es así, porque no han aportado beneficios,

pero sí han aportado determinados riesgos.

Si me hago muchas pruebas,

muchas veces entro en una cascada de hacerme más pruebas,

que tienen riesgos, y de tratamientos innecesarios.

Otra cosa muy diferente es que seas una persona de edad avanzada

o que tengas determinados problemas de salud

o enfermedades crónicas.

Ahí, lógicamente, te tendrás que hacer

las revisiones que estén indicadas.

Ahí está la clave.

Hay que abandonar las revisiones generales

y buscar una atención personalizada,

qué necesitas exactamente tú

y ahí tu médico de familia puede ayudarte,

porque no valen las revisiones iguales para todos

porque todos no somos iguales.

Y recuerda: si quieres prevenir enfermedades,

si quieres mejorar tu estado de salud,

la clave no es hacer más pruebas, la clave es vivir mejor,

es evitar fumar, no beber alcohol, alimentarte mejor,

hacer ejercicio.

En definitiva, si quieres vivir mejor, tienes que saber vivir.

Si es que el tiempo pasa volando.

Ha pasado volando esta hora de salud.

Me tienes que dar la razón.

También pasan volando las hojas del calendario.

Ya hace un mes que estrenamos esta temporada de "Saber vivir".

Un mes ya.

Todo este contenido lo pueden volver a ver,

está disponible en la web y te aviso una cosa, Miriam,

abrimos consulta. Lo dices bien.

En la web de "Saber vivir", en Instagram y Twitter

nos puedes dejar tus consultas y sugerencias

sobre lo que más te interese.

Preguntas de nutrición, platos y trucos de cocina,

consejos de psicología, dudas sobre ejercicio físico

o cualquier otra cuestión que te preocupe sobre tu salud.

Aprovéchalo, porque estamos aquí por tu bien.

Aprovecha y conecta con nosotros en "Saber vivir".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber vivir - 07/04/19

Saber vivir - 07/04/19

07 abr 2019

En este programa abordamos temas como las propiedades del tomate, las diferencias entre la carne roja y la carne blanca, aprendemos consejos para mejorar nuestra concentración, preparamos una deliciosa mousse de fresa con nata de frutos secos y hablamos de las diferentes fases que tiene el amor en pareja. Y más consejos de bienestar y salud, ¡a un clic!

ver más sobre "Saber vivir - 07/04/19" ver menos sobre "Saber vivir - 07/04/19"
Programas completos (379)
Clips

Los últimos 2.912 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios