Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5182296
No recomendado para menores de 12 años Saber vivir - 05/05/19 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Gracias un domingo más por estar con nosotros

aquí y ahora en "Saber vivir".

Una hora de salud para ganar bienestar

y calidad de vida viendo la televisión.

Viendo la televisión y seguro que la gente

que nos está viendo estará picoteando cosas.

Hay que recordar, por lo tanto, el mejor momento imposible,

qué alimentos son saludables.

Hoy nos vamos a centrar en la fresa y en los frutos rojos

y también hablaremos sobre la carne blanca.

Sabes que mucha gente se pasa a ella

creyendo que es más saludable,

o que tiene menos cantidad de grasa,

bien, vamos a analizarlo porque cuando la gente busca adelgazar,

a veces hace estas cosas extrañas,

como centrarse en productos con menos grasa, light,

sin azúcar, y no siempre es lo mejor.

Y ahí tenemos algo que decir los médicos,

hay que tener cuidado con eso,

la solución no está en esos productos,

está en saber comer y en saber beber.

Y de eso vamos a hablar precisamente hoy,

de una bebida que es realmente saludable,

que no tiene azúcar y que no tiene calorías.

¿Cuál?

La tenemos al alcance de la mano.

Vamos, del grifo concretamente, se llama agua.

¿Tú bebes mucha agua, Miriam?

Sí, acabo de beberme un vaso justo antes de entrar.

Pues haces muy bien,

porque el agua es buena para muchas cosas,

pero para una en concreto: la voz.

Lo sabemos, además muy bien

quienes presentamos programas de televisión,

pero también por ejemplo los intérpretes de cine y teatro

que se ponen delante de una cámara como Cristina Higueras,

en su plena madurez y llena de vitalidad.

(Música)

Cristina, ¿escritora o actriz?

-Yo diría que creadora.

En definitiva, tiene mucho en común

mi faceta de escritora con mi faceta de actriz,

porque al final, consiste en crear personajes y en crear historias.

(Música)

El mantenerse físicamente bien, es fundamental

a la hora de favorecer la creatividad.

Te sientes mejor, no te duele nada,

las preocupaciones que tienes, las relativizas,

y a la hora de ponerte frente al ordenador y escribir,

digamos que yo noto que todo fluye de una manera más natural.

Yo soy una adicta al ejercicio físico.

Eso va unido a una alimentación equilibrada y saludable.

La dieta mediterránea que hacen nuestras madres es la ideal.

Lo que me gusta de este sitio es que puedo comer cosas diferentes,

sanas, que no engordan, pero que son muy sabrosas a la vez.

Una ensalada de cebada, es algo original,

que no sueles comer habitualmente.

(Música)

-¿Qué tal? -Preparada.

¿Vienes con energía?

¿Te parece que empecemos con un calentamiento?

Yo practico ejercicio tres días a la semana,

hago entrenamiento funcional,

trabajas más con tu propio cuerpo y creo que es más completo

y más saludable.

-Flexiones, con las manos...

Bajo y subo.

-Aquí lo fundamental es tener bien fuerte el abdominal.

-Ahora vamos a trabajar el glúteo,

elevamos la cadera hacia arriba, ponemos el glúteo duro, duro,

mantenemos unos segundos y bajamos sin tocar el suelo

y otra vez arriba.

-Es muy eficaz para el glúteo

para mantenerlo en condiciones.

-Te va a tocar sudar un poquito la gota gorda.

-No pasa nada.

-Sube al máximo las rodillas y la otra que baje al máximo.

Lo hacemos es fortalecer toda la musculatura de las piernas.

-Esta es durita.

Esta es durita, durita.

Mantenerse en forma no es tan complicado,

además, es divertido,

únicamente hace falta constancia y ganas.

Y alimentarse bien, nada más.

-Así os mantendréis como está Cristina,

pero Cristina, nos dejamos de cámaras

y vamos al lío. -Adelante.

(Música)

Chicos, a Cristina Higueras la conocéis seguro,

la conocemos porque la hemos visto multitud de veces en televisión,

en el cine, y, precisamente así,

en una butaca o frente a una pantalla, Aitor...

Nos da por picar, y además, no las cosas más saludables.

Tendemos a coger refrescos, bebidas alcohólicas,

palomitas como tenemos aquí hoy, y bueno,

que no se crea la gente que las palomitas es maíz,

puramente como si tomaras el cereal.

Sobre todo, las versiones de supermercado y del cine,

que no siempre son las más saludables.

Mejor hacerlas en casa. Sí, mucho mejor,

en el micro o en la sartén,

cualquiera de las dos modalidades caseras está muy bien

porque hay que evitar esas grasas trans

que a veces el preparado comercial lleva.

Además, Silvia,

en este caso igual tampoco comemos por apetito.

Qué va, en absoluto.

Muchas veces es porque queremos tener las manos ocupadas,

y es que lo que tenemos que ocupar es la cabeza,

si somos capaces de centrarnos en la película,

en la serie que estamos viendo, no sentiríamos esa necesidad

de estar comiendo a la vez.

Aitor, dices que las palomitas mejor hacerlas en casa,

¿qué opinas de las tortitas de cereales?

Estas, que son de maíz.

Bueno, la verdad es que están hechas un poco para masticar,

simplemente, nos las han vendido como un snack perfecto,

que te va a saciar, no son muy saciantes,

porque sobre todo sabes lo que llevan, aire,

estás comprando aire, y si miras el precio al kilo,

te pones completamente malo.

Entonces, tampoco es que sean muy interesantes,

están bastante subidas de sal, también en la composición.

Y estas llevan también quinoa, que son cereales.

Sí, que parece que por llevar quinoa, van a ser más sanas.

No, tienen una composición muy parecida,

sí que es cierto que la nueva modalidad

y generación de tortitas de cereales ha mejorado un poco,

sobre todo, el aporte graso.

Antes las hacían con aceite de girasol

y cada vez hay más con aceite de oliva.

Un snack que te puedes tomar de vez en cuando,

pero tampoco te va a aportar mucho.

Y Silvia, ¿qué te parece

eso de plantarse solo frente a una pantalla y a comer?

Es que muchas veces el problema viene de la soledad,

no gestionamos bien ese sentimiento de soledad

y precisamente por no comer solo, ¿qué hago?

Pongo la pantalla, y entonces, estamos perdiendo muchas veces

cuál es la cantidad de alimento que estamos comiendo,

qué estamos comiendo o en ocasiones,

ni tan siquiera tenemos hambre, sino que como me siento solo,

¿qué hago? Cojo, voy y como.

Por eso es tan importante tener unas buenas relaciones sociales

para luego comer cuando realmente toca y es necesario.

En este caso, tenemos los tres la mente ocupada,

pero voy a ocupar yo también mis manos con la lupa.

Vamos a jugar con nuestra lupa que tanto nos gusta,

a ver cuál es el alimento que tenemos hoy.

Silvia, hoy no es fácil, lo reconozco,

por eso te voy a dar un par de pistas.

Es de la familia de la rosa, también se la conoce como frutilla.

A ver, con ese color

creo que podría ser una fresa, un fresón,

pero lo de la familia de la rosa

me ha despistado casi más que darme pistas.

Vas por muy buen camino. Aitor, acláranos eso.

Es que las rosáceas son un tipo de fruta

que también pertenecen a la familia de la rosa,

pero que no tiene nada que ver, que pueden ser la manzana,

también las fresas, los melocotones, los albaricoques,

y es también una alergia muy conocida, sobre todo,

en personas adultas que son alérgicas a las frutas rosáceas.

Gracias, Aitor, Silvia, luego te veo en el espacio de psico.

Porque ahora, nosotros nos detenemos en esos frutos rojos,

los frutos también del bosque, en la sección de nutrición.

(Música)

Frutos rojos, frutos del bosque, ¿qué tienen de especial, Aitor?

Bueno, pues son unas frutas superinteresantes

y concentradas a nivel de micronutrientes.

Porque, ¿a que no nos tomamos

una ración muy voluminosa de estos frutos?

No.

No te tomas un bol lleno de arándanos, ni de moras,

ni de frambuesas, nos tomamos unas poquitas.

A mí me gusta decir que son un buen complemento

para fortificar algunas recetas.

Los añadimos a alguna ensalada,

y entonces estamos teniendo todas esas propiedades antioxidantes

que tienen, que se deben a los pigmentos.

Estos colores violáceos,

estos colores rojos se deben

a las antocianinas y antocianidinas.

Uno de los productos naturales

que tiene más capacidad antioxidante

entre todos los alimentos que tenemos.

Habrá que consumirlos más.

Luego tenemos aquí bayas de Goji,

no sé si tienen un alto valor nutritivo,

al menos nos lo han vendido así.

Sí, tienen un alto valor nutritivo, pero ¿qué sucede?

Bueno, lo primero nos las estamos tomando ya secas,

y en el proceso de secado, muchas veces,

han perdido parte de esas propiedades.

Por otro lado,

hay que tener en cuenta que ¿cuántas bayas te tomas?

A lo mejor, nada, seis, siete como mucho, a veces,

depositamos demasiada esperanza en un superalimento,

nos han dicho con estas bayas,

pero luego te tomas dos mandarinas

y como tomas mucha más cantidad de fruta,

en el neto de los beneficios para tu cuerpo,

importa más tomar fruta de manera recurrente, sea cual sea.

Pero eso sí, los frutos rojos, excelente elección.

¿Cómo hay que tomarlos?

¿Hay que lavarlos de alguna manera particular

ante de consumirlos?

Como es una fruta tan delicada,

que además hay que recogerla de manera manual,

y que no tiene cáscara, porque nos lo tomamos entero el arándano,

es cierto que tienen más cantidad de pesticidas,

esto no quiere decir que sea peligroso tomarlos,

los podemos tomar con total tranquilidad,

pero si en casa minimizan la cantidad de esos pesticidas

mediante la inmersión en un bol de agua, muchísimo mejor.

Es decir, no nos vamos con las fresas

o con los arándanos únicamente a ponerlos debajo del grifo,

sino que llenamos un bol de agua,

los sumergimos y los dejamos 10-12 minutitos

y luego están mucho más buenos y más seguros.

Aclarado queda,

vamos a fijarnos hoy especialmente en los frutos rojos, en concreto,

en el fresón, porque es un alimento fresco

y de temporada que está en la huerta.

(Música)

Aquí producimos fresón de Aranjuez.

(Música)

Tiene un tamaño medio, medio-pequeño.

No suele ser muy grande,

tiene que estar rojo por todos los lados,

porque eso indica que está maduro.

Y brillante.

Eso marca también la calidad del producto.

El que sea más dulce o menos dulce

depende mucho de la variedad.

Son variedades europeas,

a diferencia de la mayor parte de lo que hay en el mercado,

son variedades principalmente americanas.

Este es un fresón que evoluciona mucho más rápido,

mucho más blandito que las otras variedades.

Es un fruto que tiene mucho zumo, muy aromático y muy azucarado.

Se recolecta en su punto justo de maduración,

cuando está a tope de azúcares, de aromas.

De la flor hasta el fruto,

el punto justo puede estar dos semanas,

dependiendo un poco de las temperaturas.

Es un cultivo muy delicado.

En general, requiere bastante riego.

Sobre todo, riegos cortos y frecuentes.

El tema de poner el plástico en el cultivo, sobre todo,

es para evitar que haya más evaporación del agua,

y luego también sale menos hierba, se mancha menos de tierra.

Bueno, ya hemos recogido los fresones del campo,

y entonces ahora vamos a proceder a hacer el pesado

para que vaya el producto ya bien normalizado.

-Buenos días. -Buenos días, Francisco.

-Fernando, quería cuatro de fresón.

-Muy bien, cuatro de fresón y un manojo de espárragos.

La venta la hacemos principalmente aquí en la parcela,

de forma directa.

Se recoge a diario y los clientes vienen a diario a por ello.

-Es que el fresón es tan delicioso que se come solo,

te lo comes así como pipas y sin lavarlo ni nada.

Sí que es verdad que, como compro mucho,

cuando se me acumulan,

congelo algo y luego hago helado o también mermelada,

que está delicioso.

El producto conviene tomarlo lo antes posible,

y tomarlo a temperatura ambiente.

En caso de que vaya a estar en casa más tiempo de la cuenta,

pues lo ideal entonces es coger, envolverlo en un paño,

la tarrina, el envase,

y en una bolsa de plástico para meterlo al frigorífico.

No hay más que ver este bodegón,

la fresa da muchísimo juego en la industria de la alimentación,

por un lado tenemos la fresa,

la frutal natural y, por otro lado,

esos alimentos que contienen fresa

o que saben a fresa o que quieren imitar el sabor,

¿qué diferencias hay?

Que quieren imitar el sabor, me gusta que hayas dicho eso,

porque verdaderamente la fresa es un aroma muy complicado de imitar,

hay otros sabores como el coco, el plátano,

en los cuales solo interviene una molécula, y con lo cual,

hacer un helado de coco, hace que te sepa a coco,

pero con la fresa es súper distinto.

De modo que intervienen muchas moléculas dentro del camino,

y no tiene nada que ver tomarte la fresa al natural,

con una mermelada de fresa,

un batido de fresa o un yogur de fresa que siempre dices:

"Me sabe a sabor de fresa", pero no a fresa.

Sabe a yogur de fresa. Verdaderamente, eso es.

Y después tenemos la frutal natural,

aquí tenemos el plátano, o deshidratada,

¿qué diferencia hay?

¿Va bien esta fruta deshidratada para picar entre horas?

La fruta deshidratada es un alimento procesado

que sigue siendo aceptable.

No es como un refresco,

un helado de plátano ni mucho menos,

pero hay que tener en cuenta que en el proceso de deshidratado,

hemos alterado ligeramente el plátano inicial.

Con lo cual, ha perdido alguna de esas propiedades.

Pero sí que es un gran recurso cuando estamos en viajes,

no podemos basar nuestra alimentación

en plátano deshidratado,

pero es un buen recurso.

Pero siempre ideal la fruta completa,

por eso nosotros, en consulta, los sanitarios,

todos tenemos que abogar por que todo el mundo en casa

tome fruta, la fruta de siempre.

Además, la pueden tomar niños y mayores.

Y ahí está la clave, es cuestión de hábito,

si el niño, desde que es pequeñito, en su casa hay un frutero

y todo el mundo come fruta,

lo incorporará a su alimentación diaria.

Y además, al final evitamos envases.

Claro que sí, la fruta viene en su propio envoltorio,

no hay que buscar ni fruta cortada,

que muchas veces vemos en algunos supermercados que dices:

"¿Para qué utilizáis tantos plásticos?".

Entonces, tenemos todos ventajas,

porque estos productos que no tienen etiquetas,

muchas veces son los más saludables.

Y nos perdemos muchas veces en estas menciones

de alimentos que prometen cosas que luego no pueden cumplir.

No curan.

No curan, a veces, en las etiquetas se buscan

unos titulares para vender más, marketing pero hay poco de real.

Los alimentos pueden ser más o menos saludables,

son mejores o peores para tu alimentación, pero curar,

no hay ninguno que cure nada.

Además, ahora llega ya a la operación bikini,

está a la vuelta de la esquina.

La operación bikini,

quiero perder unos kilos y hacemos dietas milagrosas

poco reales y poco útiles, y a consumir alimentos

que no son los adecuados.

Hay que aprovechar la excusa a esa tentación de:

"Creo perder cosa y cuidarme más", es momento ideal

para incorporar hábitos saludables.

Y con esa excusa también nos lanzamos a los productos light,

los productos cero, ¿qué me cuentas, Aitor?

Nada, que algo sea light solo nos quiere decir

que tiene menos cantidad de energía,

que tiene menos calorías,

eso no quiere decir que adelgace ni que tenga pocas.

Puedes tener una mayonesa light

y sigue teniendo su aporte energético,

no tenemos que centrar una dieta de adelgazamiento en productos

presuntamente adelgazantes,

hay que hacerlo en una alimentación saludable convencional.

Que tenga una base vegetal, frutas, verduras, hortalizas,

legumbres, nuestro aceite de referencia que ya sabemos

que es el aceite de oliva, y una proteína de calidad,

que son legumbres, huevos, pescados y carnes.

Ojo con las personas también diabéticas.

Fundamental esto que ha dicho Aitor,

es especialmente importante en casos como problemas de salud,

gente con obesidad importante,

gente diabética

donde estas recomendaciones nutricionales son muy importantes.

O si no, podemos tirarnos a buscar ese producto light

o ese producto sin azúcar,

pensando que esa es la clave para controlar mi enfermedad y no.

Hay que siempre consumir vegetales,

carnes blancas en este caso, ¿buena opción?

Serían menos grasas, por lo general que las rojas,

aunque todo depende del corte anatómico.

No es lo mismo tomarte una pechuga de pollo

que una salchicha.

Luego te veo,

Fernando, muchísimas gracias por esos consejos,

vamos ahora a la granja, a la granja del pavo.

Del pavo y de la pava.

(Música)

Son animales supercuriosos, en cuanto entras,

te vienen todos a saludar.

Tenemos 5500 hembras y 5500 machos.

Estos están hasta el final, los machos hasta los 120 días, 110,

las hembras hasta los 70 días.

Comen siete tipos de piensos diferentes,

empiezan con una miga muy fina, porque vienen con un día,

recién nacidos, y este,

que se están comiendo ahora es el cuatro.

Luego pasamos al cinco, al seis y al siete.

Que es el del final.

Cada vez es un poco más duro, y más grande el grano.

(Música)

-¿Este es el número...? -El cuatro.

Nuestra labor como veterinarios es visitar a los animales,

mínimo de forma rutinaria una vez por semana,

es un poco controlar la calidad del animal,

que luego vamos a enviar a matadero.

-Estamos en el centro de procesamiento de pavo,

y ahora mismo vamos a ver cómo se despieza esta ave.

En esta sala despiezamos el pavo,

lo pichamos en un cono y, cada operario,

va sacando cada una de las partes del pavo.

Es una carne blanca,

rica en proteínas y contiene muy bajo contenido en grasa.

Contiene minerales como son el fósforo, zinc, magnesio y hierro.

Aitor, hablamos entonces de las carnes blancas,

como el pavo,

¿qué diferencia hay nutricionalmente con las rojas?

La diferencia más notable es el aporte de hierro,

las carnes rojas tienen más cantidad de hierro

y también tienen ese color debido a la proteína que es la mioglobina,

que lo contamos en el programa de carnes rojas.

¿Qué asociamos por lo general con una carne blanca?

Creo que todo el mundo tiene en mente la carne de ave, el pollo,

el pavo, también el pato, la gallina,

y luego también hay otros animales, como por ejemplo el conejo.

Pero lo más importante es tener en cuenta

que la carne blanca no necesariamente,

como muchas veces se cree, es baja en grasa.

Eso dependerá del producto que estemos consumiendo al final.

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de consumirlas?

Sería en su modalidad fresca, es decir,

intentemos comer carne blanca fresca,

si decidimos comer carne,

y no tanto los embutidos,

los procesados que suele haber en esas versiones

que no son tan sanas.

Además, por ejemplo,

estos fiambres que muchas veces se utilizan para tostadas,

para bocadillos, no siempre es 100% carne,

y, en muchas ocasiones, sustituyen parcialmente

su contenido por féculas de patata,

de una cantidad excesiva de sal, de azúcar, por lo tanto,

si queremos consumir carne, mejor fresca.

¿Cuál sería entonces para ti

una buena opción de bocadillo saludable?

Pues que evitase la carne roja procesada

a la que estamos tan acostumbrados,

que son los embutidos, ese bocadillo de salami,

de chorizo, de mortadela... De toda la vida.

Podemos buscar alternativas

y que incluyan los mismos nutrientes,

por ejemplo, proteína y grasa,

que es lo que suele tener un embutido,

pero de calidad, mira un humus con tomate seco.

Y lo analizamos, el humus es legumbre, por lo tanto,

ya estamos teniendo aquí el aporte proteico,

y también tiene la pasta de tahini que es sésamo,

es una semilla y por lo tanto,

tenemos el aceite que es saludable de la semilla

y el aceite de oliva que rodea al poco de verdura

que le vamos a añadir con este tomate seco.

Por lo tanto, tenemos una combinación

muchísimo más saludable que si fuese de embutido.

Pan integral, que ha quedado claro,

vamos a hablar del tamaño de ese bocadillo.

A veces, hablamos de tener en cuenta el tamaño de la mano,

por ejemplo, este podría ser...

Bueno, si la giramos sería incluso mejor.

(RÍE) Vaya.

Y no jugamos a abrir la mano.

Es decir,

sabemos que los bocadillos son un recurso muy cultural nuestro,

que además, nos permite llevar un relleno

que sea interesante de viaje, al colegio, trabajo, pero claro,

está desplazando otros alimentos que pueden ser más interesantes.

¿Lo recomiendas, entonces?

No abusar del pan porque tiene muchas calorías.

No solo porque tenga muchas calorías,

sino porque estamos consumiendo quizá demasiados cereales blancos,

no siempre tomamos el bocadillo integral,

ya lo sabemos en casa,

que deberíamos tomar más productos integrales,

pero hay que tener en cuenta

que el bocadillo le está quitando el sitio a frutos secos,

o también a la fruta,

que sería convencional en la media mañana y la merienda, deseable.

Son cosas que aprendemos,

que enseñamos cada semana en "Saber vivir", eso también,

y hay que practicar ejercicio físico,

pueden verlo, por ejemplo, también en web de RTVE

y en nuestras redes sociales.

Sí, además ya no solo compartimos el contenido

del programa en redes sociales,

sino que hemos empezado a hacer consultorios,

hemos abierto en Instagram una serie de consultas,

nos llegaron muchísimas preguntas, no te puedes imaginar.

Siguen llegando.

Y ahí están los primeros vídeos,

que creo que están ayudando mucho a quienes siguen el programa.

Muchísimas gracias,

Aitor, dietista, nutricionista y tecnólogo alimentario.

Vamos a hacerte caso, vamos a quemar calorías,

en este caso, en la clase de Helen Canadell,

que hoy nos va a enseñar a bailar pasodoble.

(Música)

Diréis, ¿qué hace este aquí?

¿Y no está la Elena Canadell?

Pues sí está, ella aparecerá ahora,

pero se necesitaba un profesional

porque hoy vamos a hablar de pasodoble.

(Música)

# Reina por un día... #

(RÍE)

-Esta semana, un pasodoble de altura contigo,

menuda pareja me he buscado.

-¿Cómo estás? -Muy buenas.

-¿Cómo estás?

-Mírala.

Esta semana vamos a enseñar pasodoble.

-Pasodoble.

-Además, cuatro pasos superfáciles.

(Música)

¿Cómo es el agarre?

Explícaselo a todo el mundo. -Agarre, a ver.

-Mano derecha... -Debajo del omóplato.

Para marchar, ¿qué se hace?

Patadón.

-Pica, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete.

Esto lo tienes muy bien, vamos a ir hacia adelante,

y un poquito a tu derecha, ¿vale? -Vale.

-Uno, dos, tres, cuatro, y apártate un poquito más.

Oye, perfecto.

-"Niquelao".

-Fernando, segundo paso,

ahí sí necesitamos ver tu momento torero.

Pica y camina, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho.

(Música)

-Farolillo.

-Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, y ocho.

-Vamos a empezar a caminar juntos.

-Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete y ocho.

Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis,

abre y cierra.

Y con estos cuatro pasos tenemos un pasodoble...

-"Niquelao".

# Viva el pasodoble # que hace alegre las tragedias,

# viva lo español.

-Vamos a hacer ahora la ventanita.

-A ver la ventanita.

Anda, porque miro por aquí, ¿no?

-Claro. -Me encanta.

¡Olé!

Una se va a la fiesta del pueblo y, ¿qué baila?

Todo el mundo.

-Todo el mundo, yo cojo a mi marido y vamos,

le pegó unas vueltas que no veas, lo que pasa que él tiene poco arte.

(Música)

Ahora bailamos todo. -Y un poco por aquí, y un poco más.

-A mí me aporta alegría, salir de casa,

tener buenas energías y no pensar en la rutina del día a día.

-Me da vida, creo que me da salud, estoy en casa,

me duele la cabeza, me duelen los pies, me duele todo.

Me pongo el zapato de tacón y no me duele nada.

Está clarísimo que el baile no tiene edad, vamos,

que se vive siempre con la misma pasión, Silvia.

Sí, así es, cuando bailamos bailamos con todo el cuerpo,

con las piernas, con los brazos pero también con el corazón.

Y eso nos permite hacerlo a cualquier edad.

Y por eso podemos dar rienda suelta a nuestras emociones.

Claro, porque el baile es una forma fantástica

para expresar nuestras emociones,

y hoy vamos a hacerlo, ver cómo hacerlo correctamente,

porque si no, cuando lo reprimimos podemos tener algún problema.

Eso vamos a aprender hoy en "Saber vivir".

(Música)

Silvia, le hemos tomada prestada esta olla a Marta Verona

porque vamos a cocinar, ella lo hará con frutos rojos,

nosotros vamos a cocinar pero de una manera distinta.

Nosotros lo que vamos a cocinar son las emociones,

lo que llamamos cómo aprender a gestionarlas,

cómo aprender a manejarlas y para eso es genial

que tengamos el ejemplo de la olla, por ejemplo,

cuando estamos con una olla a presión, ¿qué es lo que tiene?

Tiene una válvula para vaya saliendo y no estalle,

o cuando tenemos una olla de este tipo, sino queremos que rebose,

¿qué es lo que hacemos? Levantamos así la tapa.

¿Qué ocurre con nuestras emociones?

Pocas veces hacemos esto de levantar la tapa

o detener esa válvula de escape, vamos dejando un poco que fluya,

que fluya,

a veces lo negamos y es en ocasiones hace que estalle

o que rebose.

¿Qué puede ocurrir si ocultamos nuestras emociones?

Si no levantamos la tapa.

Pueden ocurrir varias cosas, por ejemplo,

una de las cosas que ocurre es que nos dejamos llevar

por lo que, cuando estamos muy secuestrados por esa amígdala

en un estallido emocional.

Estamos completamente inmersos en la emoción y a veces,

decimos y hacemos cosas de las que luego nos arrepentimos.

Esto nos ha pasado a todos,

pero es que luego también es verdad

que va a tener unos efectos en nuestro cuerpo,

¿qué le pasa al cuerpo cuando estamos reprimiendo las emociones

y negando?

Acabamos con molestias de dolores de lo que llamamos somático,

es decir, podemos tener molestias de tipo gástrico,

esa famosa úlcera de estrés.

A veces tensión, tensión en la espalda.

Dolor de cuello y de espalda. De la cabeza, también,

a veces erupciones en la piel

y todo eso tiene mucho que ver porque no estamos manejando

y expresando correctamente nuestras emociones.

Vamos entonces a aprender eso,

a mostrar correctamente nuestras emociones, hay unos pasos,

vamos con el primero que sería concienciarse.

En el primer paso vamos a trabajar la percepción de las emociones,

me voy a parar y ver qué es lo que estoy sintiendo

y las emociones se sienten en el cuerpo,

voy a ver qué zonas del cuerpo tengo activadas,

tengo desactivadas para que me den la pista de lo que estoy sintiendo.

Siguiente paso, hay que etiquetar esa emoción.

Una vez que hemos sido conscientes

de lo que estamos sintiendo, le voy a poner un nombre.

Voy a trabajar lo que es la mentalización,

voy a poner nombre

de qué es lo que siento que me va a ayudar a comprenderlo

y a poderlo expresar de una forma correcta.

Vamos a buscar una causa.

Ya sabemos lo que estamos sintiendo, le hemos puesto nombre,

¿pero por qué?

Hay que pararse muy bien a analizar

porque en ocasiones no tiene tanto que ver

con la situación que estamos viviendo,

sino con la interpretación

que nosotros hacemos de esa situación.

En ocasiones cuando cambiamos las interpretaciones,

cambian nuestros sentimientos. Vamos allá con el cuarto paso.

El cuarto paso es,

pararnos si es el momento de ver si tenemos que tomar la decisión

o no,

porque en ocasiones lo que nos pasa es que tenemos una emoción

que es especialmente fuerte,

se ha quedado en una zona de nuestro cerebro, muy activado

y a lo mejor no es el mejor momento de tomar una decisión

porque la emoción es algo momentáneo

y se pasa pero puede que la decisión que tomemos

haya que llevarla a cabo durante mucho tiempo en nuestra vida.

No sé si callar es, entonces, a veces lo más prudente.

No tanto es callar,

porque es importante expresar correctamente lo que sentimos,

pero hay que distinguir muy bien la emoción de la conducta,

es decir, ¿qué es lo que siento y lo que hago?

Yo puedo estar enfadada, pero si lo que hago es gritar,

eso no es una expresión correcta de la emoción,

lo que decimos es que hay que expresarlo,

pero correctamente. Poder llegar y decir:

"Miriam, estoy enfadada por esto, estoy molesta por esto".

Pero eso no implica que grite,

que chille o que tenga una conducta desproporcionada.

Vamos a ver, entonces,

más a menudo esa tapa de las emociones con esos 5 pasos

que nos acabas de dar, gracias, Silvia,

nuestra doctora en psicología clínica y de la salud.

Por ayudarnos siempre a manejar esas emociones que sentimos

y que no conocemos muy bien,

protamina es cierto que hay personas que saben hacerlo

cuando no las están sintiendo,

actúan sobre un escenario, el teatro de la vida.

(Música)

Si me vas a dejar antes de 10 años, me lo comentas.

(Risas)

-¿Qué emociones salen en la obra?

-La alegría, el enfado, la traición, el amor, el desamor.

-¿Qué hacéis? Pero queréis parar...

-La memoria emocional es algo a lo que un actor recurre

cuando de repente está intentando entrar en situación y no le sale.

-Sin embargo, yo no creo tanto en eso,

creo que la concentración en un escenario tiene que estar

en lo que sucede en ese momento, en el aquí y el ahora.

Entonces,

si estás pensando en tu abuela que se murió para ponerte triste,

me parece que hay algo que no va a funcionar.

¡Yo no estoy con Héctor solo por remordimientos!

-Al final, se trata de creer en las circunstancias,

si tú crees en las circunstancias esa emoción sale.

Tiene mucho que ver con lo que hacemos

cuando somos pequeños,

si estamos jugando a piratas en la calle,

nosotros creemos que somos piratas y gritamos como piratas,

y matamos como piratas, y morimos,

y nuestra madre nos llama para merendar

y entonces subimos a merendar

y se acabó el pirata y entra el niño.

Entonces, es un juego, jugar a ser esto,

y si juegas bien, si conoces las reglas del juego bien,

la emoción sale.

Porque te lo crees.

Una cosa es que tus principios nos llenan la despensa de algas

y de tofu...

-Toda la función gira en torno a un dilema, ¿qué elegirías?

100.000 euros ahora o 1 millón dentro de 10 años.

-Mi personaje desde el principio tiene muy claro

que quiere pájaro en mano, todo empieza a tensionarse y al final,

se pone en peligro el amor, la amistad.

-Nos empuja a sacar un poco lo peor que tenemos todos dentro.

Te lo juro, Héctor, quiero compartir este dinero contigo,

dime qué quieres que haga para que me creas.

-Ponerlo por escrito.

-Si levantas el tono, si respiras más agitadamente,

o si de repente cierras tus manos,

tu cuerpo reacciona y tu emoción va a llegar.

Yo nunca me maquillaría así en mi vida,

ni me vestiría así en mi vida,

y son pequeñas cosas que modifican tu aspecto y que, también,

modifican tu interior.

-¿Cuánto hace que no vamos de vacaciones?

Coño, como la gente normal.

Si aceleras la respiración,

si empiezas a poner cierto tipo de caras

y hechas la lengua hacia atrás como para bostezar y demás,

al final ese movimiento físico

te lleva a la psicología de un llanto.

Márchate.

-Cállate.

-Te quiero.

-¡Cállate, cállate, cállate!

-Cuando el telón baja, yo cuelgo los bártulos,

en el camerino y aquí se ha acabado todo,

sino estaríamos completamente esquizofrénicos los actores.

-Las inversiones a largo plazo son las que valen la pena.

(Música)

La vida es teatro, doctor Fabiani, tú lo sabes muy bien,

¿desde cuándo llevas practicándolo?

Desde que tenía 15 años, ya más de 25 años haciendo teatro.

La verdad,

Miriam, es que el teatro como casi todas las artes, la danza,

la pintura, la música, te hace mejor persona.

En el teatro en concreto,

evidentemente aprendes a expresar tus emociones,

mejoras tus habilidades comunicativas,

aprendes a trabajar en equipo, en definitiva,

cosas que a mí me han incorporado herramientas para mi vida diaria

y que también aplico en la consulta.

Al final,

en la vida va pasando el tiempo y tenemos que incorporar

nuevas habilidades para ser mejor persona

y poder vivir de mejor manera.

Además el paso del tiempo tiene cosas muy buenas,

muy positivas.

El paso del tiempo, lo primero es que es inevitable,

el tiempo va a pasar, tenemos que contar con ello

y para eso tenemos que saber vivir para estar bien por dentro

y para estar bien por fuera.

A eso precisamente nos va a ayudar hoy nuestra dermatóloga,

la doctora Natalia Jiménez porque entramos ya en belleza.

(Música)

La informática evoluciona a cada minuto y ya tenemos

cámaras como estas que con gran precisión nos dicen

si tenemos arruguitas, si tenemos algunas manchas.

Yo me he sometido a ella y enseguida lo vais a ver,

pero también hay aplicaciones

que nos permiten conocer cómo seremos dentro de unos años,

Natalia. Miedo me das.

Tienes algo entre manos y no sé qué es.

Tengo una pequeña sorpresa,

y es una foto tuya con este tipo de aplicaciones para ver

cómo serás dentro de 30-40 años.

Dios mío. ¿La quieres ver?

Sí, por supuesto.

A ver.

Soy clavada a mi padre, así te lo digo.

Hay arrugas, algo de flacidez,

pero esto no tiene por qué llegar a ser así.

¿No, de verdad que no?

No, depende de tus genes, y, sobre todo,

de tus hábitos de cuidado, la protección solar,

la crema hidratante,

el evitar el tabaco puede hacer que no lleguemos a situaciones

como estas. Menos mal.

Ya viendo esta fotografía,

la primera pregunta que se me viene a la mente

es saber si hay alguna crema un poco milagrosa

que haga que se nos rejuvenezca la piel.

Cremas milagro no hay,

cuando oímos que una crema es capaz de quitar totalmente las arrugas,

que elimina la flacidez eso en realidad no es cierto,

a día de hoy no se ha demostrado.

Por lo tanto, cremas milagro no,

pero sí que hay cremas que pueden tener algunos principios activos

que pueden frenar el envejecimiento y tratarlo discretamente.

¿Cuáles serían esos principios activos?

¿En qué tenemos que fijarnos cuando compramos una crema?

Nos tenemos que fijar en que tenga tres principios activos,

o podemos tener cremas que tengan uno de ellos por la mañana,

usar cremas de noche que contengan algunos de los otros,

pero son tres:

el principal es la vitamina C,

que es un antioxidante que es fundamental

para prevenir la aparición de manchas

y para lograr una piel luminosa.

El segundo es el ácido glicólico que es un tipo de hidroxiácido

que va a hacer una especie de peeling superficial de la piel,

va a afinar un poco el poro

y nos va a dejar una piel a la larga más luminosa

y el tercero para mí,

el preferido que es la estrella de todo tratamiento anti edad

es el ácido retinoico que sabemos

que es capaces de tratar pequeñas arrugas, eliminar manchas,

y dar lugar a una piel más joven.

Lo que a veces no sabemos es qué tipo de piel tenemos,

digo yo que habrá alguna manera de saberlo.

Sí, dentro de las opciones que tenemos

objetivas a día de hoy para ver esto,

tenemos sistemas fotográficos

que nos dan mucha precisión para ver arrugas,

manchas, rojeces, y según esta fotografía,

vamos a sacar una serie de consejos.

Aquí sí, ya sabemos que yo me he sometido,

ahora quiero que me des el veredicto.

Miriam tiene una piel estupenda,

todo hay que decirlo porque en realidad,

vemos que es una piel joven, en esta primera imagen,

es una imagen general fotográfica,

vemos que se protege bien del sol porque casi no hay manchas.

Pero es cierto que cuando vemos la imagen

de filtro de manchas marrones,

observamos a la izquierda, hay algunas manchitas

que convendría tratar o intentar usar mucha protección solar

para que no vayan a más.

Por último,

lo que vemos en la tercer imagen que es el filtro de áreas rojas,

es sobre todo, discreto enrojecimiento

en la zona de las mejillas, y un poco en la frente.

Suele asociarse a pieles sensibles, reactivas,

y aspectos que no mejoran esto a veces el maquillar

o desmaquillar muchas veces al día, lo puede empeorar.

Vamos a hablar de tipos de pieles, por ejemplo, una piel grasa,

¿qué necesita?

La piel grasa fundamentalmente tenemos que hacer hincapié

en la limpieza,

usar jabones limpiadores específicos para este tipo de piel,

tanto por la mañana como por la noche.

Otro consejo importante es evitar maquillajes que sean muy densos,

un maquillaje denso en una piel grasa, al final,

va a obstruir el poro y a veces

lo que podemos tener es pequeños brotes de acné.

Vamos a la piel sensible, que esto me interesa a mí.

Una piel sensible es una piel muy delicada con la que a veces

es difícil hacer una recomendación,

pero algo que tenemos que hacer mucho hincapié

es usar jabones limpiadores suaves o bien agua micelar

y cremas que sean calmantes,

a veces las que hay comercializadas por ejemplo con ácido retinoico,

con vitamina C, puede ser un poco fuerte, y por lo tanto,

en casos como podría ser el tuyo con una piel sensible,

podemos recurrir a la formulación magistral.

Esto el dermatólogo

lo que hace en la consulta es una pequeña receta y pone:

principios activos muy poco concentrados,

de manera que tenemos una crema a medida para esa persona.

Vamos a hablar ahora de fórmula magistral,

vamos a descubrir cómo se hace este tipo de crema

a la medida de cada persona.

(Música)

Hola, buenas.

Mira, es que me habían comentado que hacíais cremas personalizadas.

-Sí,

vamos a hacer unas pruebas con el dermoanalizador

y luego un test y así hacemos una crema adecuada para tu piel.

-Perfecto.

-Para saber qué activos

vamos a introducir en la crema utilizamos el dermoanalizador,

con el que medimos hidratación, elasticidad,

incluso qué factor de protección necesita.

Con la cámara,

puedo mirar si existen capilares muy superficiales

que me indican si la piel es muy sensible, manchas,

incluso manchas que están por salir.

(Música)

Mira, ¿ves?

Capilares, esto es indicativo de tu piel, muy sensibilizada.

Esto se ve con la luz polarizada de la cámara.

He pensado,

para diseñar tu cosmético que voy a usar contigo un excipiente

que es la emulsión glucídica.

Fluido, que a ti te gusta una crema fluida,

pero verás que se absorbe muy bien, es supertolerable.

-Sí, es muy suavita.

-¿Ves?

Y para tu piel sensible va fenomenal.

-Cuando pasamos al laboratorio,

utilizamos los activos naturales

que hemos considerado que necesita para nutrir esa piel

como un aceite de Rosa Mosqueta, extracto glicólico de aloe vera,

aceite de almendras,

y los añadimos a esa emulsión que hemos elegido para ella.

Para las preparaciones que elaboramos

tanto en cosmética personalizada,

como fórmulas magistrales, elaboramos en unas bases concretas,

por ejemplo, "oil free", exentas de grasas para pieles muy grasas.

O emulsiones oleo acuosas para pieles mixtas, es decir,

adaptamos el preparado en función del tipo de piel

y así utilizamos las bases más adecuadas.

En cosmética aficional, cualquier producto dermocosmético,

dermofarmacéutico, bien puede ser de uso facial,

corporal o también para uso en las manos.

Entonces,

tenemos que adaptar esa consistencia del preparado a la parte del cuerpo

donde vaya a aplicárselo a la persona.

Hemos hablado de distintas cremas,

para distintas personas y distintas situaciones,

pero si tú, Natalia tuvieras que recomendarnos una crema anti edad,

¿cuál sería?

La estrella anti edad, sin duda, es el protector solar.

Sabemos que el sol a día de hoy es uno de los factores

que más influye en el envejecimiento de la piel,

en tener manchas, tener arrugas, y por lo tanto,

es muy importante usar un protector solar que tenga un factor +50,

que a día de hoy se considera el factor más elevado,

pero no basta con ponerlo por la mañana y olvidarnos.

Hay que aplicarlo idealmente aunque sé que es muy difícil,

cada dos o tres horas.

Es la manera en la que el protector solar es efectivo.

Y durante todo el año. Sí, no solo en verano,

no olvidemos esto, en invierno podemos tener exposición solar

y en la montaña, que a veces se nos puede olvidar.

Me lo apunto todo, todo esto que estamos viendo, tomo nota.

Perfecto, y hay que ponerlo en práctica,

que es lo más difícil. Prometido,

muchísimas gracias Natalia por tus consejos para nuestra piel.

(Música)

Yo he tomado muy buena nota

de lo que ha dicho nuestra doctora Natalia

y hay que echarse cremita factor 50 cada 2-3 horas

porque cuidarse la piel es fundamental, pero Miriam,

te digo, de nada sirve cuidarse la piel si comes mal,

porque entonces vas a estar hecha un desastre.

Toda la razón,

para estar bien por fuera también hay que estarlo por dentro.

Comer bien hace que nos sintamos bien y nos veamos más guapos,

y con las recetas de "Saber vivir", ya ni te cuento.

Vamos a empezar hoy fuerte,

vamos a empezar viendo ese plato que hemos cocinado tú y yo,

de la mano, un tartar de frutos rojos, atentos.

(Música)

Hola, Rubén, buenos días.

Muy buenos días, ¿qué tal?

Hoy vamos a hacer un pescado crudo.

¿Qué pescado de los que tenemos aquí

crees que vamos a cocinar hoy crudo?

¿Crudo? El atún.

Muy bien, Miriam, estupendo.

¿Qué parte del atún nos vas a dar mejor para el tartar?

Normalmente se suele usar la parte del talantero,

te voy a dar la parte del talantero alto.

(Música)

Hoy cocina Miriam. ¿Yo?

Sí, es una receta superligera, supersaludable,

supersencilla y vamos a cocinar un tarta de atún con frutos rojos.

Príngate con el atún.

Si quieres, hago yo lo primero y tú ves cómo se hace.

Me parece bien.

Se coge de atrás para adelante, deslizas y vas bajando.

Venga, todo tuyo.

¡Qué rico!

Genial, ya tenemos nuestro atún cortado,

siguiente ingrediente estrella los frutos rojos.

No solo se tienen que tomar en dulce,

también podemos añadirlos a elaboraciones saladas

y hacerlas más ligeras, darle un toque fresco.

¿Cómo haces tú para no ir picando mientras cocinas?

Miriam. Déjame que ya me lo coma.

Centrarme en el siguiente ingrediente

que va a ser la cebolla. ¿Tú cómo la picarías?

Yo empezaría así.

Vale, pues no.

Error. Longitudinalmente, así.

Con el culito mirando hacia afuera, y vamos a ir haciendo así,

cortes.

Ya has aprendido a cortar la cebolla.

Siguiente hortaliza de color rojo.

Esta.

Genial, ahora, aritos otra vez en cuadrados.

Vamos a cortar un poco de aguacate

porque suaviza mucho nuestro tratar, pero antes,

vamos a cortarlo aquí.

Es alucinante,

el milagro de la cocina que nos tiene a Miriam y a mí calladas.

Miriam, ya queda lo más divertido de todo, emplatar y aliñar.

Aceite de sésamo.

Siguiente, salsa Worcestershire.

¿Cómo? Salsa Worcestershire.

A ver si lo sé decir... Worcestershire.

Tabasco.

¿Tabasco? Eso pica bastante.

Aceite de oliva virgen extra.

Y un poco de sal.

Y ahora a mezclar.

Vamos a poner una cucharada generosa

en la base de nuestro tartar.

Y ahora vamos a echar nuestro tartar.

(AMBAS) Una, dos y tres.

¡Qué bonito!

Vamos a poner unas frambuesas

que también le van superbien para decorar.

Qué orgullosa estoy de que me hagas enseñado a hacerlo.

Yo estoy muy contenta de hacerlo contigo,

ahora toca lo mejor de todo.

¿Cómo está?

Que te mueres.

(Música)

Yo no sé tú,

pero yo estaba viendo el reportaje pensando:

"Ojalá en casa pudieran saborear a través de la televisión

ese tartar que hemos hecho que aquí lo tenemos".

Tranquila que esto ya se inventará, estoy segura.

Mientras tanto, siempre lo digo,

hay que cocinar para que comamos desde la vista,

todo superbonito y precioso. Claro que sí,

he de decir que eres muy buena cocinera

y me has enseñado muy bien. Yo tengo que decir a ti,

voy a lanzar un mensaje todo el mundo de casa,

hay que decir a la gente que si cocina bien,

que cocina bien porque te motiva a cocinar más,

lo hiciste superbien.

Qué buena eres, no me canso de decírtelo también.

Por lo que vemos hoy la cosa va de frutos rojos. De color.

Efectivamente, va de color,

te voy a dar otra idea con frutos rojos de otro tipo

de tartar con unas frambuesas. ¿Qué podemos utilizar?

Siempre esta salsa, tabasco.

Un toque picante.

Salsa de soja para dar un toque de sal,

y una que aprendimos cocinando nuestro tartar.

A ver si la recuerdo... Worcestershire.

Salsa Worcestershire, que le da un sabor buenísimo.

Y, efectivamente, hablamos de frutos rojos, frutos del bosque.

¿Por qué?

¿Sabes que fueron los primeros alimentos de la humanidad?

No, no tenía ni idea. Pues sí,

fueron los primeros porque antes de que se inventara la ganadería

agricultura, pesca, eran la despensa que comían.

Qué rico.

Y además, no solo porque estaban buenísimas, no solo por su color,

sino porque no hacía falta prácticamente cocinarlos,

se pueden comer sin cocinar, y están llenos de vitaminas.

¿Qué me traes por aquí? Otras ideas ligeras,

porque esto está muy rico pero después de la Semana Santa,

los potajes... Torrijas.

¿Te gustan las torrijas?

Intento controlarme, pero alguna ha caído.

Después de todo esto nos apetece un postre muy rico, pero ligero,

y nada mejor que los frutos rojos,

aquí tenemos un coulis que hemos hecho con fresas.

Un coulis, fresas con calorcito.

Te propongo añadirlo a un yogur natural, sin azucarar,

porque ya vamos a tener el propio dulzor de la fresa.

No nos hace falta azúcar.

Mira, mira, qué pinta.

Y terminamos, ¿con qué te apetece?

Arándanos, frambuesas, grosellas...

Un arándano, uno para ti y otro para mí.

Mira qué rico.

Es saber como todas, lo voy a hacer en casa también.

Fenomenal,

hay que poner las manos en la masa

y propongo otra idea ligera con frutos rojos y muy vistosa.

¿Qué? Un batido,

otra forma diferente de comer fruta cruda,

porque ya sabemos que lo podemos tomar así,

bebida de soja que también puede ser bebida de almendra,

leche, lo que quieras.

Un plátano que nos va a dar dulzor,

a mí me encantan los platanitos.

En lugar de azúcar, plátano.

Plátano maduro,

sabéis que la cocina de aprovechamiento es lo mejor

si tenéis un plátano muy maduro que vais a tirar...

No se tira. Un batido, por ejemplo.

Y esto, ya sabes, Miriam.

A batir.

A triturar y esto, una merienda riquísima.

¿Cómo está la merienda? Que te mueres.

Nada, si esto está hecho en un momentito.

Mira, va a ir cambiando de color.

Cómo nos ayuda siempre a comer bien.

Me encanta.

Y ya lo de triturar, la cantidad que queramos porque,

a mí me gusta morder un poco la fruta.

Sí, notar esos pedazos. Grumitos.

Y nada, ya vamos a seguir por aquí,

porque hay que comer con la vista y otra cosa no,

pero los frutos rojos para decorar son lo mejor que hay.

Tenemos una tarta,

mira qué fea así solo con la crema pastelera y ya está.

Bueno, no es fea, es que la podemos decorar.

Podemos poner por ejemplo unos arándanos alrededor,

y os voy a dar un truco que me encanta

para decorar con fresas y es, mira.

Una fresa que la he cortado así en forma de abanico, mira qué bonita.

Y vamos a colocarla así, encima de nuestra tartaleta,

¿quieres aprender cómo se hace, Miriam?

Mira, es supersencillo y me encanta.

Cortamos así, como si fuera un abanico nuestra fresa.

Mira, hasta el final, hasta abajo, que si no,

luego no se va a abrir bien.

Así.

Y ya solo queda hacer nuestro abanico de fresa, mirad qué bonito.

Qué bonito, qué colorido.

Pues para nuestra tartaleta.

Allí lo dejamos.

Mirad cómo ha cambiado todo en un momento.

Otra cosa que me apunto para hacer en casa,

para practicar el fin de semana que tenemos tiempo de sobra.

En casa el fin de semana hay tiempo para cocinar

y para practicar las recetas de "Saber vivir".

Y si todavía queréis saber más, tranquilos,

aquí tenemos el nuevo libro editado por RTVE, "Alimenta tu salud",

con los mejores consejos de "Saber vivir".

Hay un capítulo para cada familia de alimentos y sabores,

dulce y salado.

Los cereales y semillas, las carnes y los pescados, aceites, salsas,

bebidas en todas las versiones.

El libro responde con rigor a todas las preguntas

sobre las cualidades nutricionales

que tiene cada uno de los alimentos para aprender a comer bien.

Sí, porque comer bien también es saber vivir.

Por eso me gusta tanto cocinar.

Claro, solamente te falta eso, cocinar un día en este espacio.

Podría cocinar en el espacio algún día, ya llegará.

Claro, llegará. Mientras tanto,

a ver si te atreves a volar en un túnel del viento,

una experiencia de ocio saludable, maravillosa y que no tiene edad.

(Música)

-Esto se llama "Indoor Skydiving", como decir paracaidismo bajo techo.

Esto,

recreamos el salto de un avión en paracaídas a más de 4000 metros

de altura en un ámbito completamente controlado

y supervisado.

100 % seguro.

-Nosotros aquí desde el driver que nosotros le llamamos,

controlamos sobre todo,

que sea seguro para poder realizar la actividad de cualquier persona

que venga a volar y a disfrutar de lo que es la experiencia de vuelo.

-Tu cuerpo se comporta como el ala de un avión

y según la posición que adoptes,

vas a obtener el movimiento deseado.

Lo primero que tenemos que hacer todo el mundo es doblar los brazos,

las manos aquí colocadas, cabeza hacia adelante,

y, ¿qué tenéis que hacer vosotros?

Hay que meter las manos dentro del túnel,

levantar un poco la cabeza

y suavemente dejarse caer hacia delante,

¿entendido?

-Me encuentro nervioso pero genial.

-Es un deporte completamente para toda la familia,

pueden venir desde los cuatro o cuatro años y medio,

cinco años hasta mayores de 80.

-Perfecto. Qué guapos estáis todos.

Físicamente es un viento que sale desde abajo

y nuestro cuerpo esta de alguna manera volando

y peleando con el viento.

(Música)

-Ha sido una experiencia muy recomendable y muy chula.

-Ha sido muy guay.

-Ha subido a casa de Dios.

-¿Cuántos años tiene?

-68.

-¿Se ha atrevido?

-Sí, estoy encantado.

Al principio,

estaba haciendo mucha fuerza y no hay que hacer tanta fuerza,

y luego me he relajado y he disfrutado.

Es una pasada, está muy bien.

(Música)

y después de hacer ejercicio, ¿qué hay que hacer?

Beber mucho líquido, ¿no?

Bueno, mucho, depende de lo que sudes.

A ver, yo si me pongo, sudo.

Sudas, pues si sudas, tendrás sed.

Y si tienes sed, bebes, vamos, que tienes que beber si tienes sed.

¿Y qué bebo? Agua, Miriam, agua.

¿Solo agua? Sí,

que hay gente que después de hacer ejercicio,

se van los amigos

y quieren reponer el líquido a base de cerveza,

y a ver si al final no va a compensar lo de hacer ejercicio.

No, yo soy de las que va con la botella

debajo del brazo a hacer ejercicio. Con tu botellita.

También puedes beber del agua cuando llegues a casa

o puedes llevarte agua en una cantimplora,

no tiene por qué ser agua mineral. La del grifo también vale.

Hombre, la del grifo de toda la vida.

De agua vamos a hablar hoy, de agua de la vida,

es el mensaje de nuestro médico de "Saber vivir", Fernando Fabiani.

(Música)

No sé si eres de los que te pasas

todo el día sin apenas beber líquido

o si eres de los que está bebiendo a todas horas,

igual eres de los que vive colgado de la botella, de agua,

quiero decir. Pero en cualquier caso,

seguro que ha oído muchas veces

lo de que hay que beber mínimo dos litros de agua, mínimo.

¿Lo ha oído, verdad?

Pues puedes olvidarlo, no hay que beber dos litros de agua,

son cálculos muy aproximados que se hizo hace casi un siglo,

pero tiene poco de exacto.

Como imaginarás,

no tiene nada que ver lo que tienes que beber en verano

o si hace mucho ejercicio,

que si estás todo el día sentado en el sofá de tu casa, es decir,

necesitarás beber más o menos líquido,

según el que tu cuerpo necesite en cada momento.

Y de cualquier forma,

esa cantidad de líquido no tiene por qué ser solo agua,

todos los alimentos y bebidas que tomamos tienen agua,

y ese agua también cuenta.

Si te bebes un gazpacho, si te tomas una menestra de verdura,

si te tomas una naranja, un vaso de leche, ahí hay agua.

Y ese agua entra en el recuento.

No tienes que ir por la vida cargando con botellas de agua

mineral para completar los dos litros,

porque los dos litros no hacen falta

y porque no tiene por qué ser mineral, bebe agua del grifo, anda.

Salvo excepciones muy puntuales,

en nuestro país tenemos una excelente calidad

de agua en el grifo

y no hace falta pagar por botellitas a precio de oro.

Y si quieres saber cuánto tienes que beber, no te preocupes,

nuestro cuerpo está muy bien hecho,

el cuerpo humano está muy bien hecho.

Unos mejor que otros, todo hay que decirlo,

pero muy bien en general.

Tienen un mecanismo que se llama "sed".

¿Tienes sed? Bebe.

¿No la tienes? Pues no bebas.

No me digas que no es bueno el sistema.

"Uy, pero es que cuando tienes sed es que ya estás deshidratado".

Pues no,

eso sería como decir que cuando tienes hambre

es que ya estás desnutrido, y ya te digo yo que no es así.

La única excepción es a utilizar la sed

como recurso para saber cuánto tienes que beber,

son algunas enfermedades donde tu médico te podrá indicar la cantidad

que tienes que beber, puede ser más o menos, o en las edades extremas,

los niños muy pequeños aunque no tengan sed, no saben pedirla,

y la gente muy mayor el mecanismo de la sede falla un poco.

Así que, recuerda, bebe según te mande tu sed.

Si tienes sed bebe, y si no, no.

Obligarte a ti o a los tuyos a beber sin sed,

tiene el mismo sentido que obligaros a comer sin hambre

o a dormir sin sueño.

Ninguno.

Apréndelo bien,

porque hay que saber vivir pero también hay que saber beber.

Me ha gustado eso, o sea que saber beber también es saber vivir.

Claro, hay que saber vivir y saber beber.

Hay que saberlo todo, y si alguien tiene dudas,

seguimos poniendo nuestro contenido disponible en la red,

para que lo puedan ver en cualquier momento

y lo apliquen en su vida diaria.

No me canso de decirlo, web, redes sociales,

Instagram, Twitter, pasamos consulta también.

Pasamos consulta y pasamos lista, os esperamos aquí cada día.

Claro que sí,

os esperamos en este programa de servicio público

que es de todos vosotros, "Saber vivir".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber vivir - 05/05/19

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Saber vivir - 05/05/19

05 may 2019

En este programa aprendemos las propiedades de los frutos rojos y la carne blanca, cómo bailar un pasodoble, por qué no debemos reprimir nuestras emociones, los mejores tipos de cremas, una receta de tartar de atún con frutos rojos, qué cantidad de agua tenemos que beber cada día… Eso y mucho más a un clic.

ver más sobre "Saber vivir - 05/05/19" ver menos sobre "Saber vivir - 05/05/19"
Programas completos (388)
Clips

Los últimos 2.999 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios