Retratos con alma La 1

Retratos con alma

Lunes a las 23.55 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5259140
No recomendado para menores de 12 años Retratos con alma - Programa 10 - ver ahora
Transcripción completa

Inés,

la alumna negra recién llegada, trata de integrarse en la academia

y con sus compañeras.

Vive en una época en la que son los hombres los que mandan,

pero ni las propias mujeres

la tratan de igual a igual por el color de su piel.

Hoy, 100 años después,

¿siguen sufriendo determinados colectivos femeninos

doble discriminación?

(Música de cabecera)

Joven, blanca, heterosexual y con una talla 38.

¿Es fácil ser mujer cuando no se encaja en ese molde?

Aunque los medios repitan

sin cesar aquello de "Nos gustan las mujeres fuertes",

en realidad quieren decir que les gusta la mujer ideal,

perfecta, ¿no creen?

Hoy, con la cantante Paulina Rubio,

una de las estrellas más importantes de la música latina,

con más de 15 millones de discos vendidos en su carrera,

hablaremos de la discriminación femenina.

A través del alma de su retrato y gracias a otros testimonios,

descubriremos si sigue vigente en la calle ese terrible

"Mujer tenías que ser".

La frasecita dichosa: "Mujer tenías que ser",

está presente, claro que lo está.

-La discriminación, yo considero que siempre va a estar allí

de miles de formas, pero la respuesta tiene que ser

que tú te tienes que crecer ante ello.

-Las mujeres son más discriminadas que el hombre por su aspecto físico.

-Yo creo que seguimos siendo las mujeres quienes sufrimos

más discriminación y entiendo que el hecho de hoy ser mujer, negra,

es peor que si eres mujer blanca.

-Yo no me di cuenta que existía hasta que me enamoré de un gitano

y ya viví y entendí qué era eso, desgraciadamente.

-Con las mujeres se ceba ya la discriminación por ser mujer.

Paulina, ¿tú has oído alguna vez en la calle

eso de "Mujer tenías que ser"? Pero ¿quién hizo el dicho?

Seguro se lo inventó un tío. ¿No?

Se me hace increíble.

Dices que el feminismo

forma parte de tu huella digital.

¿Crees que por ser un personaje público,

con tantísimos fanes, te obliga de alguna manera

a alzar tu voz

por los derechos de las mujeres, Paulina?

Definitivamente.

Si tú ves, escuchas

mis canciones desde el principio, no era un "trending topic",

no era una nueva ola y sumarme a lo que todo el mundo está haciendo,

yo siempre he sido así. Creo...

que los derechos de la mujer,

el reivindicarte, el poder jugar un deporte y recibir

el mismo sueldo, es algo que a todo el mundo

le incumbe, no nada más a la mujer.

¿Crees que la mujer sufre discriminación?

Las mujeres se reivindican en cada generación

y yo lo he vivido, en casa, con mi bisabuela,

con mi abuela, con mi madre

y, definitivamente,

creo que la mujer en este momento, en el presente,

sí está levantando su voz y quiere ser escuchada

y quiere tener igualdad y quiere ser tratada

como todos son tratados.

La frasecita dichosa "Mujer tenías que ser" está presente,

claro que lo está, si no... Desgraciadamente,

sigue habiendo

todo tipo de faltas de humillación

y de respeto a la mujer.

-La discriminación, yo considero que siempre va a estar allí

de miles de formas.

Por ejemplo, el que no te perdonen ser como eres,

el que no acepten la diferencia, el que quieran señalarte

por... un defecto físico

o una manera de comportarte que es distinta a la de los demás.

La respuesta es que tú te tienes que crecer ante ello.

Tus dos grandes referentes son tu madre

y tu abuela. ¿Ellas ya te hablaban de los derechos de la mujer,

ya lo veías tú por ser tu madre artista?

Definitivamente, yo crecí,

nací, dentro de un matriarcado en donde mi madre

nos sacó adelante, mi madre es muy emprendedora,

muy moderna para su época, muy revolucionaria.

Siempre dio mucho que hablar porque...

no recibía un no por respuesta

y, de la misma manera, mi abuela,

que nunca pudo realizarse como artista,

estaba muy mal visto,

ella me dio alas y herramientas

para poder irme de México en un momento donde...

para ella hubiera sido mejor tener a la nieta cerca

y que no se fuera de México, pero ella sabía

que para mí era más importante probar suerte

fuera de México y... de mi país.

He leído en alguna parte que no te sentías muy a gusto

con tu físico cuando eras niña.

¿Llegaste a tener algún complejo?

Bueno,

mis amigas estaban superguapas, crecidas y muy desarrolladas,

y yo era superflaquita, así.

Parecía... Mis piernas

parecían dos tiritas de estambre.

En un momento,

yo quería crecer y ser señorita

y tener esas curvas que todas mis amigas tenían.

Yo me ponía tres vaqueros

debajo de los míos para verme más rellenita.

Me ponía corpiño, no sé cómo le llaman aquí,

mi primer "bra"... Sí, o corsé.

...y me ponía un poco de sustancia. Relleno.

Sí. Sí.

La estadística dice

que un 45% de las niñas de 15 años

se ve gorda y que solo un tercio de ellas

tienen sobrepeso, es decir, que están bien,

pero se ven mal, como tú te veías.

Es curioso eso, ¿por qué crees que pasa?

Ahora se dice que es la industria de la moda

y que todas las modelos

tienen una imagen muy flaquita, no lo sé, creo que...

las modelos de ese entonces eran más rellenitas,

pero no tiene que ver con el día de hoy.

Desde siempre, la mujer vive sometida a los cánones estéticos

que marca la tendencia.

Hasta principios del siglo XX, las curvas femeninas

se moldeaban con corsés.

Cuando se liberó por fin de ellos, llegó una nueva esclavitud:

las dietas.

"Oh là là", madame Dibou, así es imposible recuperar la línea.

Pasados los recortes de la Segunda Guerra Mundial,

la industria de la belleza femenina crece

y surgen innumerables avances estéticos

con el fin de ¿embellecer a la mujer o someterla?

Esa tiranía de los medios y de la publicidad

y de todo eso

es tremenda, y el debate eterno de las modelos,

que las ves desfilar y te dan ganas de darles un cocido

nada más bajarse de la pasarela, o un bocata.

Y cuánta gente ha levantado la voz para que sean mujeres

de carne y hueso y estupendas que luzcan un vestido,

pero que no necesariamente tengan una talla 34 o 36.

-Mi carrera empezó a despegar fuerte

a los 16 años, cuando empecé a trabajar

como modelo en Japón.

Me medían diariamente y...

me medían los brazos, las piernas, incluso me registraban

la bolsa de la compra

y me tenían muy, muy controlada.

Mujeres reales somos todas.

Para mí, una mujer real es una mujer de una talla 34...

Y una mujer real es una mujer de una talla 54.

La belleza depende del país donde estés

y los patrones son totalmente distintos.

Yo, por ejemplo,

que estuve tres meses en París, en esos tres meses,

solamente rodé un anuncio para "Magnum".

A todos los sitios que me llevaban,

a todos les parecía que estaba gordísima.

Parecía que veían al monstruo de las galletas.

-Yo he visto una,...

una falta de respeto en general.

De repente, ver productores en el mundo del cine,

del espectáculo, que delante de las fotos

de unos actores, unas actrices, empiecen:

"Es que está muy mayor"

o "Es muy feo",

"Tiene las cejas muy pobladas".

Y dices: "Pero, hostia,

no entiendo por qué criterio estamos seleccionando

a la gente para este trabajo".

Tú te das cuenta que por ser personaje público

tus fans, las más jovencitas,

a lo mejor se fijan mucho en ti.

Yo les cuento lo que sentía de niña

y sé que decir que me ponía cuatro vaqueros

está muy mal,... No, no.

...pero si hay alguien en casa que ve, que tenga flacura de pierna,

póngase cuatro vaqueros

y verá como le sube el contorno de la pierna.

Yo lo que no podría es decir "No coman".

Yo, cuando tuve a mis niños,

me decían que estaba rellenita porque bajé muy...

lento el sobrepeso,

el "baby fat" le llaman.

Sé que soy...

de alguna manera, un escaparate para muchas,

también lo tomo en cuenta,

pero no soy perfecta. Por ser personaje público

¿te preocupa mucho más engordar durante los embarazos,

te preocupa más tu físico?

Cuando tuve a mis niños,

como toda la mente humana, yo quería volver a mi otro yo.

Realmente uno es vulnerable,

uno es de carne y hueso, una se siente gorda,

uno se ve la celulitis o no y...

Pro no queremos. Somos mortales.

Pero no queremos que se nos vea, queremos aparecer

siempre perfectas, ¿sí o no?

No perfectas, pero cerca.

(RÍEN)

Es parte de ser mujer, y tú lo sabes, Isabel.

Pero de alguna manera también hemos caído en esa trampa,

entre comillas, si quieres, de la dictadura de la imagen.

Yo soy una mujer que quiere sentirse guapa y bien,

eso no quiere decir que luego no me como la hamburguesa

y rompo los esquemas.

Hoy ya no tiene Paulina Rubio complejos.

A veces sí, los tengo, ¿por qué no? ¿Sí?

Obvio.

-"La mujer que aspira a conservarse joven y guapa

no repara en sacrificios, y aun presa, se siente feliz".

# ¿Qué más? Mascarillas.

# La belleza no se debe descuidar. #

-"La industria de la belleza es hoy como una gran fábrica

cuyos mecanismos moldean los cuerpos,

como si estos fueran de material plástico".

# Nuestros cuerpos deben ser la admiración,

# pues los hombres su capricho han de pagar. #

-"Bueno, hemos llegado a tiempo de ver cómo se esfuerzan para agradar".

-"¿A quién?". -"¿Al marido, al novio?".

# Somos insaciables,

# a la moda queremos estar.

-"Pero la moda, siempre tornadiza

y caprichosa, puede llegar al año 2000 a esto,

aunque, entonces tal vez,

se justifique la reacción del caballero".

-Durante unos años,

yo pasé por la bulimia.

Es una enfermedad que pasé justamente por esta presión,

y es mortal,

de la que tengo bastante miedo a día de hoy

de volver a recaer.

A lo mejor salía a la calle a tomarme algo con mi hermana

y escuchaba a la de al lado: "Qué gorda se ha puesto esta".

"Esta no es Marisa Jara, pero si no parece ella,

qué gorda está".

Y yo decía: "Hala, todo el trabajo que he hecho...".

Y me venía un poco abajo.

-Fuera, todo esto, en algún momento hay que empezar a hacer limpieza

de todo eso si queremos que esto vaya para otro lado.

-Cuando empecé a coger peso, hubo casas que desde un principio

confiaron en mí como modelo "curvy".

Para mí fue maravilloso,

hasta el día de hoy, que ya he empezado a tener otro mundo

y a tener la misma profesión, pero de otra manera.

La belleza de las personas está en la personalidad

y en la diversidad, en cómo es cada uno,

y ya.

La sociedad tiene más claro que la belleza no depende de la talla

ni de la edad,

pero ¿y del color de la piel? ¿Es España un país racista?

Tú eres mexicana, acabas de nombrar México.

Por ejemplo, en los Óscar, que ha triunfado este año con ese acento

mexicano la película "Roma", de Cuarón,

donde habla de mujeres, de inmigración, de diversidad racial.

A mí me gustaría saber tu opinión porque tú,

como mexicana, habrás conocido o tenido en tu casa o entorno

a mujeres inmigrantes trabajando en el servicio doméstico.

Ese clasismo, ese racismo, ¿tú lo has vivido?

En mi casa,...

las más queridas de casa, son mis "nannies",

quienes me han dado el todo.

Yo...

En mi casa somos mucho de los derechos

del indígena,

entonces, lo que sucedió

con la actriz de "Roma", a mí me hacía...

El Circo Romano está en las plataformas sociales,

porque los valientes no lo son,

y te pueden acabar en un minuto de una manera muy cruel.

A lo largo de mi vida sí que me he encontrado

con alguna situación desagradable. La gente se sorprende

porque no interiorizan

que haya negras españolas o negras catalanas,

como quieras llamarlo, y eso es algo que debería cambiar.

En la facultad, cuando yo empiezo a estudiar,

de gente negra, de mi raza,

recuerdo bien pocas.

Yo, una chica mestiza,

una chica de origen francés, me parece.

Éramos tres.

Si sales a la calle con una foto mía,

estoy segura que si preguntas a la gente: "¿En el ámbito laboral?".

Tendríamos para rato.

-Esta chica, yo creo que se podría dedicar desde...

hostelería, tipo una camarera,

hasta "coach" en un gimnasio.

-¿Dependienta?

-Pues... -Podría ser muchas cosas.

-Cualquier cosa, ¿no? Igual que una persona...

Camarera, o...

-A las labores de casa.

De casa para otra persona, vamos, o sea, una empleada de hogar.

-Si hubiera sido un chico negro, quizás hubiera pensado un mantero,

pero una chica negra no me... no sé.

-Cocinera.

-Limpiar un baño, por ejemplo.

-Desde camarera a presidenta.

-Sí, si eres de otro color o estás en un país que no es el tuyo,

te tocan las faenas peores.

-Por el color de la piel, creo que puede venir en patera,

pero debe ser española, tan española como yo.

-De África, eso no hay duda de país. De Camerún.

-Soy cirujana.

-(RÍE)

-Esto es una persona negra

y piensas que trabaja en un sector que lo calificas de inferior.

-No pensaría lo primero cirujana.

-Hay un racismo innato que de verdad es acojonante.

-Pues probablemente sea más racista de lo que pienso.

-Es muy triste. Yo no quiero serlo,

pero te aseguro que también lo soy, eso es así.

-Yo, teniendo una pareja negra, caigo en menospreciar

de alguna manera a una chica negra.

-Cuando llegas a una cosa que te gusta tanto y quieres ser buena

y te encuentras esta barrera, te echa para atrás.

¿Pensar en dejarlo?

Sí, la verdad es que sí,

lo que pasa es que me gusta demasiado y no me rendí.

Pienso que cualquier persona racializada, cualquier persona

que sea la minoría en un país

mayoritariamente blanco, tendrá malas experiencias.

Si soy española me lo llevan preguntando desde que nací.

Siempre la gente se sorprende de que hable catalán.

Me dicen "Qué bien hablas catalán, te felicito".

O "Tienes un perfecto castellano".

A lo que siempre yo respondo que por qué no les voy a hablar

en un perfecto castellano o catalán, si he nacido aquí.

Sí, es algo frecuente, que se debería cambiar,

ya estamos en el 2019, la presencia

de gente de raza negra es bastante frecuente,

entonces no debería ser una sorpresa, pero lo es.

La reacción entre mis pacientes al verme es diversa.

Francamente, la gente mayor sí que tiende a sorprenderse un poco,

pero la mayoría de veces son supereducados.

Sí que me preguntaban: "Y el médico, ¿para cuándo?".

Y siempre se dirigen a una mujer para pedirle la cuña, la llave,

para decirle: "Nena, que...".

Eso no le pasa a mi compañero masculino.

Yo, como mujer,

negra, española,

catalana, cirujana,

parece que lo tengo todo en contra, pero yo estoy muy orgullosa

de quién soy y, obviamente, me niego a ser una víctima.

Durante décadas, la presencia de la población negra

en los medios de nuestro país,

se limitaba a los noticiarios de las colonias españolas en África,

en los que se informaba con un tono condescendiente.

-"El baile es para los indígenas un elemento integrante

de su naturaleza".

"Hasta los morenitos que aún no saben andar,

bailan en cuanto escuchan algún sonido rítmico".

Con el paso de los años, el tono informativo dio paso

a uno más festivo, pero también ofensivo y que frecuentemente

caía en los tópicos.

# Son tantos negros los que han venido

# para enseñarnos el charlestón,

# que las mamás se ven "morás"

# para evitar ir al bazar donde esos negros de chocolate

# a los chiquillos hace gritar.

# Madre, cómprame un negro,

# cómprame un negro en el bazar.

-Tengo un niño que lo adopté en Etiopía

y él es muy consciente de su raza y origen.

Es una de las cosas que también me preocupa.

Me preocupa porque a veces lo ves que es algo real.

El racismo es una forma de discriminación

muy conservadora,

y al final, casi toda la discriminación tiene una base muy...

de clase social,

y es el debate que siempre tenemos en este país,

porque somos muy racistas con inmigrantes que vienen en pateras,

pero con jeques...

Y vienen de los mismos lugares

y, probablemente, tengan las mismas creencias.

Es una discriminación social.

Vivimos en una sociedad que va a mejor en ese sentido,

pero que aún

queda mucho

por mejorar

y sigo pensando que es una cosa totalmente educacional,

algo que hay que inculcar una serie de valores en la educación.

Tuvimos que esperar a principios de los 70

para ver a la primera presentadora negra

en nuestra televisión: Roxana Dupré, locutora de continuidad

que informaba de la programación.

Ciclo de cine polaco: "Mi guerra y mi amor".

El jueves "Rebelión en las aulas". No lo olvidéis.

En 1990, Ana Blanco y Francine Gálvez se ponen al frente

de los informativos del fin de semana.

El Secretario de Estado norteamericano, James Baker

y el Primer Ministro italiano, Giulio Andreotti, están a favor...

¿Estaba la televisión preparada para ese cambio?

No, no estaba preparado.

No tenían maquillaje para mi tipo de piel, he salido de todos los colores

menos del mío, que es el que ahora tengo,

ahora se ve un poco más natural, pero he salido gris, amarilla,

verde, de todos los colores.

Sí que es cierto que España se sorprendió muchísimo.

A parte de ser la primera presentadora negra de telediario,

he sido la más joven.

Chica, joven, negra...

"Qué graciosa, qué exótica".

Queda todo como para...

Me sentía como la gitana que pones encima de la tele,

pero no la que está detrás

decidiendo qué va a salir en la tele.

España es un país racista, sí, pero es verdad

que a un nivel muy... Digamos que hay

un microrracismo.

Está tan interiorizado, que la gente no quiere ni siquiera

llegar a pensar que existe, está.

A mí me han increpado y me han dicho de todo,

desde Kunta Kinte hasta...

Como en los campos de fútbol: mono...

Cosas de estas que me entra por un oído y me sale por el otro.

Rebota, rebota y en tu culo explota.

Era la única negra en el colegio.

De repente, viene la señorita de quinto de EGB

y te dice: "Oye, bonita, es que tú,... es que hueles diferente".

"Y tu sudor huele más, haz el favor de lavarte más".

En su gloria esté, porque imagino que ya estará muerta.

Es que era una señora muy mayor.

Hace muchos años era muy mayor, o sea que ya estará bajo tierra

y olerá... que ni te cuento.

Lo que pasa es que el racismo

se cura de una manera muy sencilla. Y es mezclándote.

-Yo no me di cuenta que existía el racismo hasta que no lo viví

en mi piel.

Los gitanos en Andalucía forman parte de la comunidad,

no existe ese rechazo, están mucho más mezclados,

pero cuando vine a Madrid

y me enamoré de un gitano, ahí lo viví y me di cuenta,

y dije: "Guau". Claro que es racista, muy racista.

Y lo sigue siendo. La familia de mi marido,

mi suegra es una gitana criada con leyes gitanas

donde no se relaciona uno para nada con los payos

y donde los niños salen del colegio para que no se intoxiquen del payo.

Para ella era un drama gordísimo.

Y yo le decía:

"Cuando veas lo que quiero a tu hijo, ya me querrás".

Yo estuve mucho tiempo sin que me aceptara, y ahora somos...

Yo te digo a ti que,...

yo creo que soy de sus favoritas,

pero costó mucho, muchísimo,

que entráramos en...

en harmonía.

Para ellos, el matrimonio es muy importante, el cuidar a los mayores,

la familia es muy importante.

En el momento en que tienen interferencias de otras culturas,

les da miedo.

-"En el fondo son religiosos y tienen sus devociones ingenuas,

con fe verdadera, pero su ser íntimo sigue siendo nómada

y trashumante".

"Aquí vemos como los churumbeles se instruyen con profesores payos,

como ellos dicen, pero a pesar de todo,

siguen apegados a las viejas costumbres".

"Es algo que llevan en las venas,

como el fatalismo de las rayas de la mano, la buenaventura

y las estrellas de plata".

"Pero es el baile su expansión habitual,

que a veces tiene categoría de arte".

-Mi marido se crió pensando que los payos tenían rabillo.

Le decían que los payos tenían rabo.

Se creía que tenían rabillo como los cerdos.

Y yo me reía muchísimo con ello: "Venga ya, hombre".

Es que, ellos, de alguna manera, medio de broma,

pero para ellos,

ser payo era una ruina, una desgracia.

Nos ven sin gracia, sin arte, sin belleza.

Nos ven...

A ver, nos ven,

yo tampoco quiero... Yo te digo...

alguna gente y lo que a mí me ha tocado vivir.

Yo hablo de lo que a mí me ha tocado.

Muy difícil una mujer paya metida en un entorno gitano.

Hay pocas, hay pocas, y las que hay,...

lo sufren.

Según las estadísticas, una mujer tiene que trabajar 52 días

más al año para cobrar lo mismo que un hombre,

pero ¿qué pasa si además esa mujer tiene 52 años?

¿Discriminan más a las mujeres a partir de una determinada edad?

¡¿Qué te parece esa frase de que los hombres maduran

y las mujeres envejecen? Mira, podemos

ser víctimas de todo esto

o tratar de cambiar un poquito...

tú, y no sentirte tan atacada.

Hay veces digo:

"Mira, es que no me lo dicen a mí, se lo dicen a sí mismos".

Tienes que tener una intelectualidad,

aprender a vivir con lo que tienes hoy.

¿Cuál ha sido tu edad más crítica o difícil?

Mis 38.

Los finales de los 38. ¿Sí?

Fíjate, es una edad,

en principio, muy estupenda...

Quizá era algo psicológico. ...para las mujeres.

¿O que estabas en una etapa...? Yo quería tener un bebé ya.

Ah, ¿lo del reloj biológico lo notaste?

Total. Fue mi crisis.

¿Empezó a sonar? Yo quería tener un bebé, quería...

No quería ser...

No me quería perder un minuto más de verle.

Me había realizado,... profesionalmente.

¿A ti te daba miedo llegar a la madurez?

A mí me da miedo morirme y no despedirme.

Claro que nadie te enseña a envejecer,

la gracia está en ti,

en aprender cosas maravillosas que te suceden

al mismo tiempo que estás madurando,

que estás dejando de ser la que eras ayer.

Respecto a la frase de Susan Sontag de...

"Los hombre maduran y las mujeres envejecen",

me parece que retrata desgraciadamente

muy bien lo que pasa en la sociedad.

Mientras un hombre, a partir de los 50,

no solamente le sientan bien las canas,

está superatractivo, sino que está capacitado

para seguir viviendo historias de amor, historias en plan James Bond,

de detective, policía,

subirse por los tejados, pegar tiros como un loco,

salir corriendo.

Lo hemos visto, hay cantidad de ejemplos que es así y, sin embargo,

nosotras no maduramos, envejecemos. Me parece muy injusto.

-No le vamos a quitar la razón a Susan Sontag,

hasta ahí podíamos llegar.

Probablemente, eso sea una dictadura

de la estética y de los conceptos de belleza de esta sociedad

en la que vivimos, que eso sea así

y que al hombre se le permita madurar, entre comillas,

mejor y en unos trabajos sea...

En el mundo del cine y el espectáculo

siempre hay un eterno debate sobre los papeles para mujeres mayores,

personajes de mujeres mayores.

Entonces, eso es así

y creo que hay que tenerlo en cuenta y ayudar a que no sea así,

porque es absurdo.

-Yo sí he notado, y noto en este momento, en mi carrera,

lo difícil que es que cuenten con una mujer que,

además, en mi caso concreto,

que voy a cumplir 59, resulta que es cuando te dicen:

"Ya no cuento contigo". "Ahora solamente cuento contigo

para que me hagas un papelito muy mono,

pero son tres sesiones: eres la vecina de,

la madre de, la ex de".

Se pasa una travesía del desierto que es bastante dura.

-"Siempre que hablamos de estos problemas,"

al final, la culpa es de todos.

Todos somos responsables de que las actrices

que se ponen delante de la cámara, de repente

acaben viendo que cumplen una edad

y pasan a convertirse en invisibles a veces.

-Todas las actrices lo dicen cuando salen a recoger los Globo, los Goya.

-Quiero por favor, sobre todo, pedirle a las guionistas, creadoras,

productoras, a las actrices que tenéis la posibilidad

de impulsar proyectos, que creemos historias

con protagonistas femeninas, por favor, sobre todo en los años

en que nos volvemos invisibles. A partir de los 40, 50, 60,

seguimos existiendo, no nos metemos en un agujero negro

y dejamos de existir.

Y tengo la idea loca de que el cine

puede cambiar las cosas, creo que puede cambiarlas,

que puede reventar los clichés

que nos aplastan y que podemos hacer poco a poco con el cine

un mundo más igualitario y más justo.

-La edad sigue siendo un tema que no lo puedes entender.

Anteayer o antes

de esta entrevista,

volví a ver por casualidad en la televisión

"Eva al desnudo" cuyo tema, en el fondo, es ese.

Margo Channing, la gran actriz,

se hace mayor y no puede seguir haciendo los papeles

de una persona de 16 o 20 años porque ya va a cumplir 40.

Y es increíble que esa película va a cumplir casi 60 años

y sigue siendo pavorosamente actual.

-Una mujer, a partir de una edad, no solo no tiene acceso a personajes

como actriz, en mi caso, sino que...

parece como que ya se te ha caído de golpe

el no acceso a un montón de cosas,

entre ellas, a tener una historia

con alguien mucho más joven que tú, cosa que a un hombre le resulta,

no mucho más fácil, es absolutamente hasta normalizado.

-Yo encuentro que es muy injusto, porque además es mentira,

la madurez es el mejor momento para cualquier persona,

porque por fin

tienes las cosas realmente claras.

Por ejemplo, Isabel Preysler

ha encontrado el amor después de los 60 años.

Su vida se ha convertido en otra y en un ejemplo.

Yo creo que ha calado más

en... nosotros

la ejemplaridad de Isabel, precisamente a partir de los 60 años

y, eso me parece algo formidable y muy de celebrar.

-Me parece que cada uno esté con quien quiera

y como quiera y que esté feliz,

pero ¿por qué a las mujeres nos arrebatan

y nos ponen tantos límites por todas partes con el tema del...

del sexo, de la apariencia?

Yo creo que ha llegado el momento en que las mujeres

nos liberemos de la tiranía,

de esta obsesión

porque tenemos que estar permanentemente estupendas,

delgadas, jóvenes, teñidas,

con la talla.

En eso también hay una desigualdad y todo está relacionado,

interconectado.

Liberémonos de todas estas cosas ya de una vez.

-Yo no creo que exista una discriminación

por edad para las mujeres ni para los hombres,

yo creo que el hombre

se pone una barba y ya no tiene arrugas,

hace cuatro cosas y ya puede estar interesante,

y la mujer es una cosa que es duro de llevar,

y las artistas, que están todo el día viéndose en fotos

y viéndose ahí, pues lo llevan mal,

porque tienen que estar fiel a su físico,

y eso es duro.

Yo represento a artistas de la música, a Rosario Flores,

a Marta Sánchez,

dos artistas muy diferentes.

A una no le importa absolutamente nada y ahí está, Rosario.

Absolutamente nada no, le importa su físico, pero no es su vida,

su prioridad. Y a Marta le importa bastante más.

A Marta, muchísimo, y la luz, vamos, estaría aquí...

Va unida a una luz, pero también se debe a su público,

porque este busca mucho eso en ella, que siempre esté a la última,

que te vaya diciendo cuáles son los últimos productos...

Yo es una que tengo siempre con ella, porque le digo:

"Con la voz que tienes, la gente se olvida de la voz que tienes,

que es magnífica, porque estás pendiente de algo que morirá".

¿En qué momento

te das cuenta de que eres feminista?

Pues no lo sé, seguramente en el colegio,

cuando no dejaba que le pegaran a mi hermano y, como yo era la mayor,

yo salía en su defensa

y me decían que yo no podía defenderlo

y yo defendía a mi hermano,

o a cualquiera que estaba en desventaja en el recreo

o en el colegio.

Siempre fui muy justiciera de los amigos,

del débil y del fuerte y tratar de hacer eso.

Mi padre fue abogado de profesión

y me venía un poco esa sangre.

¿Y eso nunca te ha dado problemas?

A veces sí, obviamente que sí.

¿Dónde, en qué ámbitos?

En todos los ámbitos.

¿En la música, por ejemplo?

Por supuesto que sí.

¿Tú reivindicabas esos derechos?

¿Qué te decían: "No te metas, esto no es cosa tuya"?

"Las mujeres hablan demasiado, ya dijiste tu historia...".

Es decir, que por ejemplo, a algunos hombres

no les gustan las mujeres feministas.

¿Eso no te preocupa?

No, eso no me preocupa.

Pero son machistas, seguramente.

De hecho, bueno, México, España,

son sociedades muy machista.

Yo siempre me he sentido discriminado por mi inteligencia,

porque la gran mayoría de las personas no son tan inteligentes.

Y esa es la reacción que uno tiene que tener ante cualquier cosa

que te intente inferiorizar.

Tienes que hacerles ver que los inferiores son ellos,

y eso es una cosa que yo no he variado de mi forma de pensar.

Y cuando decidí abandonar mi país

y abrirme camino en otro,

yo vine directamente a trabajar.

Sí que me di cuenta que yo no utilizaba la palabra

"sudaca" dirigida a mí,

y cuando me lo dijeron en Santiago de Compostela,

sí que me quedé detenido en la calzada,

porque pensé que, en efecto,

me enfrentaba de nuevo a una forma de discriminación,

quizá la más conocida de todas,

que es la xenofobia,

pero quizás era un enemigo más grande

que luchar por defender mi diferencia.

Y he sentido que mi homosexualidad es un don

y una forma maravillosa de vivir.

-Soy una mujer que ha vivido el estigma de la discriminación.

Soy latina,

transexual, inmigrante.

Me favoreció el color de piel y el pelo rubio,

porque si hubiese sido morena,

también te machacan por morena, latina,

te dicen "panchita", un montón de cosas.

A mí me ha tocado por muchos lados diferentes.

La discriminación comenzó siendo muy dolorosa.

Generalmente, en la infancia o en el proceso escolar,

se metían conmigo porque tenía el pelo largo,

porque probablemente era más femenina

de lo que debería haber sido,

yo era un niño en ese momento. Entonces,

me llamaban "Topacio" porque me parecía a una rubia

de una telenovela que yo ni había visto, hasta que la vi más tarde.

Luego, ese nombre pasa de producirte dolor

a apropiártelo y hacerlo tuyo.

Yo no me podía refugiar en nadie,

porque sentía un poco de discriminación de mi hermana,

que es una cosa dura la que te voy a contar.

Una vez, mi hermana estaba con su novio

y yo pasé por la calle caminando,

con un grupo de amigos, y su novio, sin saber que yo era esa persona,

le dijo a mi hermana: "¿Ves ese rubiecito que va ahí?".

"A ese rubiecito en la escuela le dicen 'Topacio'

porque es mariquita, o porque quiere ser una niña".

Y mi hermana me negó. No me podía agarrar a nadie.

Mi padre y mi hermana me machacaban bastante,

pero mi madre era la que calmaba las aguas, porque sabía que al final

iba a salir todo bien.

Aunque parezca que la transexualidad

está más aceptada, hasta el año pasado formaba parte

de la lista de enfermedades de la Organización Mundial de la Salud.

Teniendo en cuenta esto, sí era lógico el desconocimiento

y la falta de tacto del ciudadano al tratar el tema en años pasados.

-Queríamos saber su opinión sobre la transexualidad.

-Yo con eso no comulgo porque me siento un poco antiguo.

Yo comulgo con la ideología anterior.

-Ajá. ¿Y qué pensaría usted si en este momento

le dijera que yo soy transexual? -La opinión me la reservaría.

-Eso no me gusta. A mí me gusta que el hombre sea macho.

Y le gusten las mujeres.

-Hay mucha gente parada que están sin hacer nada

y les da por hacer cualquier cosa.

Bibiana Fernández, en aquel entonces, Bibi Ándersen,

era el único referente que conocían los españoles.

-¿Es verdad que el que era antes tu sastre es ahora tu modisto?

-Siempre me visto en prêt-à-porter y no tengo sastre ni modisto.

# Cógeme, llévame. #

-¿Vuelves la cabeza si oyes gritar "Manolo"?

-Depende, si es alguien que viene conmigo, igual sí.

Hoy, casi 40 años después,

¿ha cambiado la imagen que tenemos de la transexualidad?

# Como un rifle de repetición

# que no consigo parar. #

-Las mujeres hoy en día, a nivel cultural, están un escalón

o dos o tres por debajo del hombre, en todos los sentidos.

Entonces, si a esto le sumas que eres una mujer transexual,

como que te transformas en una submujer.

Entonces hay como una escalera, donde las transexuales

están incluso por debajo de las mujeres.

¿Cuántas mujeres transexuales ves que están atendiendo a un autobús,

son dentistas o trabajan en galerías de arte?

Son realmente muy pocas, son contadas

con una mano,

y eso también forma parte de un estereotipo heteropatriarcal,

que determina que nosotras tenemos que estar escondidas

o ejerciendo la prostitución o estar siempre como en el límite,

en el lumpen, en zonas de riesgo,

y eso no debería ser así.

Te puedo dar un caso específico que me pasó en la galería.

Cuando quise alquilarla, vine con mi marido

y con el director del museo

que me había dado la beca.

Y yo estaba en la misma conversación que ellos tres

y la galería iba a ser mía,

y cuando íbamos a firmar el contrato,

la señora de la inmobiliaria me dijo:

"Trata de mantenerte al margen de la situación

y que hablen tu marido y el director del museo".

Y yo le digo: "¿Por qué, si la galería va a ser mía?".

De hecho, se llama la "Fresh Galery", estoy yo.

Y me dice: "Porque es mejor que el dueño de todo el edificio

tenga contacto con otra persona española

o que hable con una persona

que se sienta más cómoda y más a gusto".

Yo dije: "Bueno, ya está".

Y, a veces, una en la vida aprende a camuflarse,

a ceder en ese tipo de cosas,

porque yo sabía que mi destino y lo que yo quería era mi galería.

Entonces, a veces aprendes a soportar esas...

cachetadas de realidad que te pueden dar

y lo asumo con naturalidad.

No te digo que eso me crea un monstruo que se llena de rencor

y angustia.

Mi libertad tiene que ver con el arte, con la creación,

entonces, por más que me aten de manos y pies,

mi cabeza nunca va a dejar de desarrollar cosas.

Lo han intentado, pero...

no van a poder.

# Te puedes ir, no me importa tu billete,

# no hay rosas ni juguetes

# que paguen por mi amor.

"Ni rosas ni juguetes", tienes una canción.

Es una canción muy divertida. Tuya, sí.

De doble sentido. Pero lo de juguetes, ¿por qué no?

Lo de rosas lo entiendo, pero ¿lo de juguetes?

La letra de la canción

habla, que precisamente este chico

es supermachista y te tiene en un balcón,

en una terraza, cuando él te lleva a la serenata,

y no quiere que te bajes porque te verán todos los demás.

Entonces, le dices a él que se puede ir a la China en un cohete

y que ni las rosas ni los juguetes podrán hacer

que yo me enamore de él.

O sea, ni sus coches ni sus aviones,

ni sus flores van a... De eso habla la canción.

Para terminar, Paulina, un deseo de futuro,

una frase que luego puedas poner en tu muro con tus fotografías.

Yo creo que ser machista

es vivir con fronteras,

hay que vivir sin fronteras.

Deseo ver un mundo sin fronteras mentales.

Hoy, los retratos con alma nos han hablado de la mujer

en la actualidad, de las soluciones para acabar

con la discriminación y de sus sueños de futuro.

Desgraciadamente, sigue habiendo todo tipo de...

humillación y de faltas de respeto a la mujer,

por eso tenemos que seguir ahí.

Que el 8-M sean todos los días de nuestra vida.

-Para mí, la integración es una cuestión de educación

y, yo creo que se entronca con ese deseo de querer enseñar

en las escuelas.

-Y en el alma somos todos iguales, de verdad,

si en la forma somos diferentes, no pasa nada, respetémonos cada uno

y cada uno que se vaya con la forma que más le guste

y que más le aporte, pero no critiques, ni mates,

ni juzgues, sobre todo. -Una frase que me encanta

es la de "I have a dream".

Ese pensamiento...

que dice que tendremos un futuro mejor

y que los hombres seremos iguales.

Esa frase de Martin Luther King es alucinante, tiene mucha fuerza.

Retratos con alma - Programa 10

03 jun 2019

En la segunda entrega de ‘Retratos con alma’, Isabel Gemio aborda la discriminación hacia la mujer y la doble discriminación que sufren determinados colectivos femeninos a través de una entrevista en profundidad con Paulina Rubio.

ver más sobre "Retratos con alma - Programa 10" ver menos sobre "Retratos con alma - Programa 10"
Programas completos (16)

Los últimos 16 programas de Retratos con alma

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Programa 16 Completo 46:23 19% 15 jul 2019
    Programa 16 15 jul 2019 En el camino de las mujeres para conseguir la representación política, social y profesional que merecen unas cuantas pioneras allanaron el terreno de las actuales generaciones femeninas. En esta ent...
  • Programa 15 Completo 51:04 37% 08 jul 2019
    Programa 15 08 jul 2019 La libertad, independencia económica y el reconocimiento de los derechos femeninos que han logrado las mujeres en las últimas décadas han hecho que, cada vez más, el emprendimiento y l...
  • Programa 14 Completo 52:55 22% 01 jul 2019
    Programa 14 01 jul 2019 En esta entrega de 'Retratos con alma' se habla con esas mujeres que saltaron a la primera fila para robarle el papel protagonista al varón en campos profesionales que durante déca...
  • Programa 13 Completo 53:10 23% 24 jun 2019
    Programa 13 24 jun 2019 Hace un paralelismo entre las historias de la ficción de la serie con las historias reales de mujeres contemporáneas.
  • Programa 12 Completo 49:38 73% 17 jun 2019
    Programa 12 17 jun 2019 La falta de mujeres fuertes en las que mirarse podría parecer un problema del pasado. Pero hoy en día, ¿cuánto y cómo se mira a esa mujer que se atreve a destacar? En &lsq...
  • Programa 11 Completo 47:21 22% 10 jun 2019
    Programa 11 10 jun 2019 Se analiza la presencia de la mujer en el cine, la literatura, la música y las artes plásticas a lo largo de los siglos. Cineastas, actrices, escritoras, músicas, galeristas y pintoras cuenta...
  • Programa 10 Completo 45:47 22% 03 jun 2019
    Programa 10 03 jun 2019 En la segunda entrega de ‘Retratos con alma’, Isabel Gemio aborda la discriminación hacia la mujer y la doble discriminación que sufren determinados colectivos femeninos a través ...
  • Programa 9 Completo 44:54 25% 27 may 2019
    Programa 9 27 may 2019 Hace un paralelismo entre las historias de ficción de la serie y las historias reales de mujeres contemporáneas.
  • Programa 8 Completo 46:19 16% 20 jun 2018
    Programa 8 20 jun 2018 En el programa 8 tendremos una visión de la mujer a través de los ojos de los hombres.
  • Programa 7 Completo 44:11 22% 06 jun 2018
    Programa 7 06 jun 2018 Hoy hablamos de las pioneras del sistema educativo como María de Maeztu, y de cómo la educación ha dado alas a la mujer para su independencia. Hablamos con pioneras del periodismo, de la jud...
  • Programa 6 Completo 43:24 14% 30 may 2018
    Programa 6 30 may 2018 Uno de los principales logros de la mujer ha sido su incorporación al mercado laboral. A pesar de que quedan barreras por superar (techo de cristal, brecha salarial), hablaremos con mujeres que han logrado...
  • Programa 5 Completo 43:54 20% 23 may 2018
    Programa 5 23 may 2018 En el quinto programa tratamos cómo ha cambiado la figura de la mujer en la familia. El programa hace un recorrido, desde las familias más tradicionales, con todas las limitaciones que tenía,...
  • Programa 4 Completo 44:30 22% 16 may 2018
    Programa 4 16 may 2018 En la cuarta entrega de 'La otra mirada' se referencia a la sexualidad a principios de siglo en una sociedad marcadamente masculina. 'Retratos con alma', conducido por Isabel Gemio,...
  • Programa 3 Completo 50:14 19% 09 may 2018
    Programa 3 09 may 2018 LAS APARIENCIAS, es el tema de este capítulo. El espacio contará con los puntos de vista de distintas personalidades de ámbitos variados, como Andrea Levy (vicesecretaria de estudios del PP y...
  • Programa 2 Completo 43:19 19% 02 may 2018
    Programa 2 02 may 2018 El segundo programa versa sobre el sufragio femenino. A través del testimonio de numerosos rostros veremos cómo las mujeres no solo consiguieron el voto, si no también participar en las insti...
  • Programa 1 Completo 42:44 36% 25 abr 2018
    Programa 1 25 abr 2018 En el primer programa hablamos sobre las libertades de la mujer y los logros que se han conseguido a lo largo de los años. Trataremos la incorporación generalizada de la mujer a la educación,...

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos