Reportero de la historia La 2

Reportero de la historia

Lunes a viernes a las 11.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4695248
Reportero de la Historia - T2 - Capítulo 8 - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE

Soy un reportero algo especial,

recorro los lugares y los hechos que han sentado las bases

de lo que somos hoy en día.

Me gusta ver, preguntar, investigar y contar lo sucedido,

porque soy un reportero de la historia.

Hoy hablamos de teatro y de vida,

los corrales de comedia

donde nació el gran teatro del Siglo de Oro.

La Olmeda, bello escenario de la vida,

y también del ocio y de la aristocracia rural romana.

Y entrevistamos a Reyna Pastor, la decana de los medievalistas,

que abrió caminos

al estudiar más la vida del pueblo que la de su señor,

más drama que comedia.

Para conocer cómo era

la suntuosa vida de los señores romanos en el campo,

nos desplazamos a Pedrosa de la Vega,

en la provincia de Palencia,

donde se encuentra la villa romana de La Olmeda.

Se trata de uno de los yacimientos arqueológicos

más importantes del mundo romano hispano,

bien de interés cultural en 1996, y actualmente convertido

en una de las mayores atracciones turística de la zona.

Hasta donde puede interpretar la arqueología,

lo que sabemos de las villas romanas era que formaban parte

de una división territorial en un momento en que las ciudades

no tienen la importancia que habían disfrutado

en el bajo imperio.

Los señores responsables de esa autoridad,

escogen en el campo, para su gobierno,

para su disfrute, para el ocio,

como muchas veces lo ilustran los mosaicos,

unos edificios suntuosos,

que pueden considerarse, en algunas ocasiones,

y creo que La Olmeda lo resume bastante bien,

en auténticos palacios.

Nos encontramos en la parte residencial de una villa romana,

un establecimiento del bajo imperio, compuesto por numerosos edificios,

entre los cuales, los más destacados, sin lugar a dudas,

eran los que correspondían a la administración y vivienda

del aristócrata propietario.

Bueno, esta gente no se privaba de nada,

tiene baños de todo tipo,

desde luego no se parecen a los que tenemos ahora en casa,

porque, bueno, esto ocupa unos 1.000 metros cuadrados,

más o menos de superficie,

y tenemos las letrinas, en principio, que se encuentran en esa zona,

luego tenemos la zona de baños, las piscinas,

los baños de agua caliente, de agua templada, de agua fría,

y luego tenemos un gran salón, también seguramente,

donde la gente que vivía en la casa

se dedicaba al esparcimiento y el entretenimiento.

En el salón principal de la villa se conserva, casi intacto,

uno de los principales mosaicos de la época romana.

Podemos decir que la caza era la afición preferida,

era el "otium" de este "dominus", o señor de la villa.

Hoy nosotros vemos una pantera, vemos un león, vemos unos felinos,

vemos unos antílopes,

y quizás por el cine, por la televisión,

o también por los circos, cuando existían,

nos parecen, si no comunes, si animales normales,

en aquella época eran como animales mitológicos,

y el señor quiere exhibir,

lo que son los juegos de anfiteatro en las ciudades, quiere trasladar,

quiere hacer un cuadro donde se represente su diversión,

ese ocio,

en ese sentido del que se lo puede permitir,

ni que decir tiene, ese sentido del placer, de disfrutar.

Hemos dicho lo de los retratos y, evidentemente,

el cuadro central es un ejemplo de cultura,

es un tema, sacado de la vida de Aquiles,

referido a la guerra de Troya,

vamos, referido a los preámbulos de Troya,

cuando Ulises, sabedor de que no pueden los griegos

triunfar en el asedio y conquista de la ciudad,

recurre a una estratagema para sacar a Aquiles,

escondido por su madre en el palacio de un rey,

donde, disfrazado, Aquiles aparece,

¿quién lo diría? con pendientes, vestido como mujer,

saca a colación su naturaleza varonil,

cuando Ulises deja caer un escudo y una lanza.

Esta estratagema, ese punto, ese acto teatral,

ese momento, está perfectamente resumido.

Y sabemos que fue pintado, incluso, por "polignotos", pintores griegos.

Los mosaicos se han hecho directamente sobre las habitaciones,

traían la piedra, de hecho, hemos encontrado algunos depósitos

de piedra de la que utilizaron para hacer los mosaicos,

que no llegaron a utilizar,

y venían los mosaístas, presentaban al dueño

los cartones que tenían, el, seguramente,

elegían los motivos que le gustaban

y, a partir de ahí, diseñaban el esquema en la habitación,

empezaban a cortar piedra y a colocar directamente sobre el suelo.

Iban cortando las piedras, una por una, con martillos,

unos se dedicaban a cortar, otros a traer

y otros a colocar las teselas en el mosaico,

y hasta que terminaban la habitación.

Para conservarlos, hay que arrancarlos

de su lugar de origen.

El arranque, después de hacer fotografías

y tomar datos absolutamente de todo, y situarlos tal como están,

se estudia el corte de las piezas,

hay que hacerlo piezas a modo de un puzle,

generalmente solemos hacer piezas como de un metro cuadrado,

siempre que el diseño del mosaico nos lo permita.

No podemos cortar un mosaico figurativo

por el medio de una figura, por ejemplo,

hay que adaptarse un poco a los entornos.

Y lo mismo ocurre con los geométricos,

se procura cortar por zonas donde sea más fácil de sustituir,

y que no se note,

con unas palancas metálicas se van introduciendo

por debajo del soporte hasta desprender la capa de teselas.

Una vez que vamos desprendiendo las piezas de la habitación,

las pasamos a unos tableros y nos las vamos llevando al taller,

donde hay que limpiarlas por la parte posterior,

y hasta que queden las teselas totalmente limpias,

porque es donde vamos a poner el nuevo consolidante

para que se una perfectamente a las teselas,

y una vez que lo tenemos limpio se hace la consolidación del mosaico.

El propietario del terreno, Javier Cortes,

un prohombre, una persona magnífica, que, desgraciadamente,

no pudo conocer la inauguración de este nuevo edificio,

estamos hablando del año 1968, al acometer unas obras de regadío,

pues, tropezó con parte de un muro, al hacer una cata, y un mosaico.

Hizo unas ampliaciones, unas averiguaciones,

a partir de esa evidencia, y al año siguiente, en 1969,

comenzaron las excavaciones científicas.

Entre la época inicial, que se seguían muros,

se delimitaban habitaciones, a la época actual

en que hay procedimientos, no solo de fichas,

sino de informatización de datos, pues ha cambiado mucho.

Y desde luego, hay que hacerse a la idea

de que tenemos que incorporar esas nuevas técnicas de investigación

para hacer la ciencia más actual y, sobre todo,

para intentar explicarlo con un lenguaje moderno.

En la actualidad hay técnicas de documentación,

sistemas de registro, protección de los materiales

según se encuentran, técnicas de siglado menos dañinas,

que, ni que decir tiene, La Olmeda ha ido,

y por supuesto se ha incorporado con entusiasmo

a esos nuevos descubrimientos y a esas nuevas innovaciones,

aquí se ha hecho todo el proceso completo,

desde la excavación, la conservación,

tanto de muros como de mosaicos y de todo lo que va apareciendo,

incluso objetos, hasta llegar a tener la villa

como la tenemos ahora, cara al público

que se puede visitar perfectamente con la mayor parte de las estructuras

y mosaicos conservados,

el año pasado hubo unas 120.000 visitas, más o menos,

y entre ellas, la mayor parte de visitantes

son colegios, universitarios y gente de la enseñanza.

Es importante que este tipo de gente acuda a ver estas cosas,

porque son los que mañana pueden seguir con este tipo de actividades

y son los que más lo entienden.

Reyna Pastor lleva toda una vida dedicada

a lo que ella llama, los otros.

Son los campesinos, mujeres y sirvientes.

Actores secundarios de una época medieval

en la que la libertad individual estaba al alcance de muy pocos.

Obras como, "Resistencia y luchas campesinas

en la época del crecimiento y consolidación

de la formación feudal"

son hoy referencias ineludibles del medievalismo español.

Argentina de nacimiento y residente en España

desde la caída del franquismo,

nos cuenta como fue la llegada a nuestro país

y porqué decidió volcarse en el estudio de los menos favorecidos.

Yo llegué justo en el 76,

y mi obra la hice en los 80 y los 90,

entonces era una eclosión de querer ver otras cosas,

porque había una avidez de otros temas,

o sea, llegué justo como anillo al dedo, a España,

en el momento de la expansión intelectual.

Yo empecé por los campesinos,

porque tengo especial vocación para ello,

y, sobre todo, porque

como buena persona de izquierdas, que soy, he sido y seré,

quiero, bueno me ocupo de estos temas,

no de los importantes.

Aunque teniendo en cuenta los importantes,

porque son los que determinan los niveles de vida,

la explotación, la marginación y todo eso.

Quizás, digamos,

la arqueología antigua, y la historia antigua

se conozcan mejor que la medieval y la moderna,

y mejor ahora.

La mayor parte de la gente solo hace historia contemporánea.

Esto se debe a la necesidad de comprender

como es o los antecedentes de la época actual,

la idea, también,

que, seguramente, se da más en la Facultad

de que allí está el nudo de nuestra vida actual,

lo que, en parte, es verdad, pero todo,

todo viene de algo.

Sin comprender, por ejemplo,

la Edad Media,

la transición de la Antigua a la Media

y de la Media a la Moderna,

la época de la monarquía absoluta y todo eso,

no se entienden las transiciones,

y que lo importante en esto es, sobre todo,

los procesos de transición.

¿Por qué se cambia un sistema a otro sistema?

y eso me parece que es interesante en cualquier Edad.

¿Son importantes las biografías? Si, pero yo no pienso

que son necesarias exclusivamente ahora.

Quizás para la época muy contemporánea,

la gente de la república, la gente del franquismo,

y todo esto, si.

Para el siglo XX, digamos.

Pero, para anteriormente,

si no te quedas en los reyes, en unos cuantos nobles,

y se olvida uno sistemáticamente de todos los otros,

que eran la multitud,

si quieren pensar y comprender la historia del hombre,

en general y en particular, lo que deseen,

si que hay que seguir, pero es duro, es muy duro.

Si estoy satisfecha,

yo se que uno de los grandes de Inglaterra dijo:

"Después de lo que ha escrito Reyna Pastor

sobre las comunidades aldeanas, no queda nada por decir."

Así que,

Desmayarse, atreverse, estar furioso,

áspero, tierno, liberal, esquivo,

alentado, mortal, difunto, vivo, leal, traidor, cobarde y animoso,

no hallar fuera del bien centro y reposo,

mostrarse alegre, triste, humilde, altivo, enojado, valiente,

fugitivo, satisfecho, ofendido, receloso,

huir el rostro al claro desengaño,

beber veneno por licor suave,

olvidar el provecho, amar el daño,

creer que el cielo en un infierno cabe,

dar la vida y el alma a un desengaño,

esto es amor, quien lo probó lo sabe.

Tras años de intensos trabajos,

el patio de comedias de Torralba de Calatrava,

está listo para que empiece la función.

Versos como los de este "Desmayarse" de Lope de Vega,

volverán a llenar de vida un espacio

que ha permanecido oculto durante demasiado tiempo.

¿Cómo y cuándo se descubre que Torralba de Calatrava

tenía, también, su propio corral de comedias?

Pues yo hacía, y sigo haciendo todavía,

una investigación profunda

sobre la historia de Torralba de Calatrava,

y, entonces, empezaron a salir datos,

a encontrar datos sobre la existencia de este espacio escénico,

primero yo lo doy a conocer, al Ayuntamiento,

a una publicación en el programa de festejos de Torralba,

luego se hizo una reunión de expertos en el año 98,

vinieron expertos en teatro del Siglo de Oro,

en corrales de comedias, donde afirmaron,

dieron totalmente el visto bueno a que, efectivamente,

aquí había existido ese espacio de representación,

aunque en aquel momento quedaba solo una pequeña parte

de lo que había sido el patio de comedias.

¿Qué encuentran los arqueólogos cuando entran?

Pues, encuentran empedrados antiguos,

que da muchísima autenticidad al espacio, claro,

porque encuentran tres y cuatro capas de empedrados antiguos

hasta el siglo XV,

una datación muy importante,

y a partir de ahí encuentran, también,

las zapatas donde iba el tablado,

y luego, toda una serie de datos históricos muy importantes

que confirman que esto era el patio de uso de la cofradía.

Los corrales de comedias surgen a finales del siglo XVI

su aparición supone

la estabilización de la práctica teatral,

que abandona las iglesias y la calle,

para recluirse en patios interiores de casas particulares,

su disposición era la de un espacio cuadrangular descubierto,

rodeado de fachadas interiores con balcones, rejas y ventanas,

en Torralba la reconstrucción del antiguo corral

se ha llevado a cabo uniendo dos conceptos,

el respeto al origen y la visión de futuro.

Se ha hecho una mezcla de un corral de comedias antiguo

con un proyecto moderno.

Si el arquitecto,

fundamentalmente el proyecto lo han hecho

un arquitecto, Felipe Delgado Laguna

y un escenógrafo, Francisco Sánchez,

y entonces ellos han intentado darle, bueno pues,

todo el aspecto de un patio de comedias,

con un teatro un poco a la italiana,

y con un teatro ya, con todas las posibilidades del siglo XXI.

A escasos 15 minutos de Torralba de Calatrava

se encuentra Almagro, cuyo corral de comedias,

levantado en 1628, es el único que permanece activo,

tal y como era, casi 400 años atrás.

Dos fueron los principales motivos de su construcción:

la condición de ciudad universitaria,

y su posición estratégica,

a medio camino de la ruta de Madrid, Toledo, Córdoba y Sevilla

que seguían, por aquel entonces, las compañías de teatro itinerantes.

¿Cómo son las obras que se representaban en eta época?

¿Cómo empieza a evolucionar el teatro?

Pues también bastante parecido,

están los grandes autores, Lope de Vega, Calderón de la Barca,

Calderón más palaciego, Lope más popular,

hay escenas mitológicas, temas mitológicos,

vidas de santos,

pero, sobre todo, y en eso no somos tan distintos,

comedias de enredo.

Y, ¿cómo podemos imaginar aquí una representación?

¿cómo sería? ¿cómo se situaría el público?

¿cómo funcionaría?

Pues, realmente una fiesta,

yo creo que es un concepto muy distinto

a lo que entendemos ahora mismo por teatro,

una auténtica fiesta, con mucho jolgorio, mucho ruido,

de hecho, uno de los principales problemas que tienen

los cómicos de aquella época o las cómicas,

son los nódulos en la garganta porque se ven obligados a gritar,

porque había de todo menos silencio,

hay que pensar en este espacio con toda esta zona,

con los hombres, los mosqueteros,

que, incluso podía haber hasta peleas, riñas.

Riñas, tierra toledana, ¿no?

Si, totalmente, junto con la venta que se hacía,

no se podía beber bebidas alcohólicas,

pero si otras bebidas,

hay que pensar un poco en toda esa parte

de los palcos o los aposentos,

donde estarían situadas las personas más nobles,

separadas de los demás.

La Cazuela de las Mujeres,

incluso eso que se habla siempre de los apretadores,

para ir situando a todas las personas en las localidades.

¿Cómo era la actitud de la gente hacia el teatro?

¿Era una actividad, digamos, respetable, o?

Desafortunadamente no,

yo creo que no,

para empezar, la actitud de los espectadores

era muy poco respetuosa,

hay documentos que nos cuentan

que llegaban a lanzar hasta ratas a los cómicos, a los actores,

mientras estaban representando,

y luego tampoco tenían una consideración social,

los actores, los cómicos de esa época,

como la que tienen ahora.

Durante los siglos XVII y XVIII el teatro cobró en España

una importancia extraordinaria.

Las comedias tenían una duración aproximada de unas tres horas,

y como en la actualidad,

los espectáculos se publicitaban

mediante la pegada de pasquines o carteles en lugares visibles,

y el precio de las entradas se fijaba

de acuerdo a las condiciones de arrendamiento.

Y, ¿cómo se financiaba? ¿cuál era el sistema?

porque la venta de entradas no debía ser lo único, ¿no?

Si, realmente lo curioso

es que cuando se crean estos patios o corrales de comedias,

las cofradías se empiezan a dar cuenta

de que es una forma estupenda

de financiar sus obras de beneficencia,

estas cofradías tenían sus hospitales,

hay que pensar, por ejemplo, en un Madrid, en este momento,

que están llegando todos los soldados de Flandes,

que se crean muchas necesidades al convertirse en Corte,

entonces estas cofradías comienzan a alquilar

estos patios o corrales de comedias para, a su vez,

alquilárselo a las compañías,

de repente, se dan cuenta de que porqué no tienen ellos

sus propios patios o corrales de comedias,

creados exprofeso para podérselo alquilar a las compañías,

y así surgen el Corral del Príncipe y el Corral de la Cruz en Madrid

que van a ser los primeros teatros permanentes,

estos patios o corrales de comedias,

precisamente porque financian a los hospitales.

Y las escenografías,

háblanos un poco del concepto técnico

del teatro de la época,

las escenografías, los vestuarios, ¿cómo funcionaba ese mundo?

Las escenografías eran bastante sencillas,

porque, precisamente, por la condición de estas compañías

que tenían que viajar,

normalmente eran unas montañas de cartón,

unas cortinas, unas telas,

lo que se hacía era tratar de aprovechar

los recursos que brindaba el propio patio o corral de comedias,

sin embargo si que funcionaba de una manera distinta

era el vestuario,

de hecho hay compañías que se anuncian específicamente

con nuevo vestuario,

las grandes compañías tienen su propio hato de vestuario

y las compañías con menos posibilidades,

menos recursos económicos lo alquilan,

y en Madrid existía un negocio muy floreciente

que alquilaba estos hatos de vestuario.

Unos hatos que incluían todo lo necesario,

desde trajes de labradores, mendigos, príncipes, princesas,

obispos, cualquier personaje.

Y, ¿cómo acaba todo este mundo de los corrales de comedia?

¿Porqué no siguen existiendo hoy en día?, ¿qué paso?

¿Cuál fue el momento de ruptura y de decadencia?

Pues surgen de una manera, como hemos comentado, muy natural

y también van a morir de una forma bastante natural,

en primer lugar hay que reconocer

que estos patios o corrales de comedias

eran muy incómodos, podía haber muchos problemas

y, de hecho, había incendios, problemas de orden público

y se empiezan a dar con la llegada de los Borbones,

sobre todo con Felipe V, normativas que empiezan a regular mucho

todos estos aspectos del teatro y, de hecho, ya en 1749

hay una Real Orden que, expresamente,

pide que estos patios o corrales de comedias

se sustituyan por lo que es el teatro a la italiana.

Lo que ocurre es que en las grandes ciudades como Madrid,

muy pronto se produce esa conversión, en los lugares más alejados,

como probablemente ocurrió en Almagro fue sucediendo

de una manera más paulatina y más lenta y más tarde.

Patios como los de Almagro o Torralba

nos remiten al origen popular del teatro,

recorrerlos es imaginar el bullicio que precedía a cada función,

sentir la emoción de una interpretación memorable,

escuchar el eco de los pitos y las palmas,

estos testigos del pasado siguen en pie,

para evocar tiempos dorados de nuestra cultura

y para sentirnos orgullos de ella.

Reportero de la Historia - T2 - Capítulo 8

15 ago 2018

Hoy hablamos de teatro y vida-corrales de comedias, los teatros del siglo de oro. Visitamos la Olmeda, vida entre mosaicos-escenario de la aristocracia. Entrevistamos a Reina Pastor, la decana de los medievalistas.

Histórico de emisiones:
15/06/2013

ver más sobre "Reportero de la Historia - T2 - Capítulo 8 " ver menos sobre "Reportero de la Historia - T2 - Capítulo 8 "

Los últimos 40 programas de Reportero de la historia

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios