Reportero de la historia La 2

Reportero de la historia

Lunes a viernes a las 11.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4700447
Reportero de la Historia - T2 - Capítulo 12 - ver ahora
Transcripción completa

Soy un reportero algo especial,

recorro los lugares y los hechos que han sentado las bases

de lo que somos hoy en día.

Me gusta ver, preguntar, investigar y contar lo sucedido

porque soy un reportero de la historia.

Se cumple medio milenio de la conquista de Navarra

con la qué culminó la unificación emprendida por los reyes católicos.

50 años después, su sucesor Carlos I

se retiraba a morir en el Monasterio de Yuste,

alejado del poder y la gloria.

La política y el poder del dinero es el tema de nuestra entrevista

con Mercedes Cabrera.

Pamplona, julio de 1512.

Comandadas por el duque de Alba,

las tropas de Fernando el Católico entran en la ciudad.

Su objetivo, conquistar el estratégico reino de Navarra.

La pugna entre Castilla y Francia por el dominio de Europa

acabará devorando un reino que por aquél entonces

sufrió el desgaste de las luchas banderizas

de señores, clanes y familias por el control del poder.

500 años después, buscamos las claves del qué y el cómo

de aquella operación relámpago.

Nos hemos acercado hasta el Archivo General de Navarra

donde nos espera el historiador Luis Javier Fortún.

Hablemos del contexto histórico, ¿cuál es la situación de Navarra?

La pugna por Navarra entre España y Francia

es un capítulo más de esa pugna

que intenta dilucidar la supremacía en Europa occidental

y el principal escenario no es Navarra ni el pirineo catalán

sino que es Italia.

En Italia se juega el destino de Europa

sobre todo en Nápoles y en Milán.

Los acontecimientos de Italia tienen una incidencia

muy considerable en el destino de Navarra.

El Tratado de Blois es el que da origen a la conquista de Navarra

en julio de 1512.

En una situación de guerra abierta entre Francia y España,

entre la Santa Liga que estaba formada por el papa,

Venecia, España e Inglaterra contra Francia

el tratado supone la alianza de los reyes navarros con el rey francés

En principio, se concibe como un alianza meramente defensiva,

es decir, para evitar invasiones externas

pero en la redacción del Tratado de Blois

en una de sus últimas cláusulas,

Navarra se compromete a atacar a los ingleses

en el caso que penetren en Francia

y hay un ejército inglés esperando.

Con esto, Navarra entra en guerra al firmar el tratado.

Los acontecimientos que se sucedieron

a raíz de la firma del tratado

cogieron por sorpresa al rey navarro, Juan de Albret.

Mientras discutía con la Corte sobre la necesidad de reunir un ejército,

las tropas castellanas esperaban en Vitoria la orden de atacar.

Un ejército comandado por Fadrique Álvarez de Toledo

preparaba su abastecimiento desde finales de 1511,

ocho meses antes.

¿Por dónde entran?

El ejército castellano avanza desde Vitoria

y llega al desfiladero de Oskia que es el que ve en el horizonte

y es el único obstáculo natural que le impide pasar a Pamplona.

El duque de Alba presiona con la infantería por el desfiladero

pero lleva la caballería por el otro lado de la loma

para copar a las fuerzas navarras.

Al ver la maniobra, las fuerzas navarras se repliegan

y el duque penetra tranquilamente

y se dirige a un castillo de los condes de Lerin

que estaba a seis kilómetros de Pamplona.

¿Es un ataque directo al corazón de Navarra?

Sí, es una operación relámpago

porque las tropas castellanas cruzan la frontera navarra el 21 de julio,

el día 23 ya han pasado por Oskia

y el 24 ya se han situado en la Taconera

y desde ahí conmina a la rendición de Pamplona.

¿Hay alguna batalla sangrienta, decisiva en esa campaña?

No, porque prácticamente no hay grandes enfrentamientos,

las únicas resistencias prolongadas son la de Tudela,

que al final hay una rendición a principio de septiembre,

la de San Juan de Pie de Puerto que es lo mismo

y la de Estella que tarda un mes en rendirse.

El castillo de Estella es la última plaza fiel a los reyes

y se rinde a principios de octubre de 1512.

También hay algunas luchas

pero no hay una gran batalla en campo abierto.

¿Es una lucha desigual entre Navarra y Castilla?

Sí, muy desigual porque hay recuento de las tropas

que acumula Castilla en Vitoria a principios de julio;

el siete de julio son 7.000 personas,

el 12 de julio ya han aumentado otras 5.000 personas

y al final, el duque de alba entra con 14.500 hombres.

Pensemos que la población global de Navarra oscilaría en 120.000 personas

es decir, que Navarra podía disponer de un ejército de esa magnitud.

¿Qué pasa con el rey de Navarra?

¿Su comportamiento no es heroico, no?

No se trata tanto de heroísmo o no heroísmo

cuanto a mi modo de ver de errores fundamentales

en la gestión de la crisis.

El rey huye.

El rey abandona Pamplona,

la invasión castellana comienza el día 21,

el día 23 el rey abandona Pamplona, encarece al regimiento de Pamplona

y él se retira para preparar mejor la defensa.

Evidentemente,

la salida del rey de Pamplona hace que la resistencia se desmorone,

es decir, no tiene sentido para los miembros del gobierno municipal

incluso para los altos cargos del Estado,

no tiene sentido resistir a un ejército numeroso

cuando el rey se ha ausentado

y eso explica la capitulación de Pamplona en cuestión de días.

¿Hay conciencia de que se acaba una época?

Lo que sí es cierto es que no en la invasión de julio,

sino cuando Juan III vuelve con un ejército en el otoño

y no consigue reconquistar Pamplona y se tiene que ir derrotado,

en ese momento, buena parte de sus partidarios

si que son conscientes de que se ha cerrado una época.

Hay un documento de diciembre de 1512

en el que 27 jefes del bando agramontés

expresan claramente la sensación de que el rey ha abandonado

y que se ha cerrado una época.

Desde el punto de vista peninsular, la conquista del reino de Navarra

supone el cierre de la política de unificación de los reyes católicos.

En el contexto internacional,

oficializa el enfrentamiento entre Francia y España,

racionaliza la frontera del Pirineo

y ratifica el signo creciente de la monarquía española.

¿En qué situación queda el reino de Navarra

incorporado dentro del reino de Castilla?

La incorporación de Navarra a Castilla

es una cuestión que no se produce en 1512, tarda tres años

porque en ese tiempo Fernando el Católico

no quiere tomar una determinación.

Hay dos modelos de crecimiento político en la Península;

está el modelo de la Corona de Aragón

que conforme va incorporando territorios

va ampliando la confederación de reinos

y está también el modelo castellano

en el cuál las conquistas de territorios

son simplemente una prolongación del reino de Castilla.

Cuando se conquista el reino de Jaén a principios del siglo XIII,

luego el de Córdoba, el de Sevilla, luego el de Niebla,

son títulos que se añaden a la titulación castellana

pero todos esos territorios se gobiernan con las mismas leyes

y de la misma forma que el resto de Castilla.

Entonces, ante ese doble modelo, Fernando el Católico duda

y al final, incorpora Navarra a Castilla lo cuál es lógico

porque ha puesto más recursos a la conquista,

pero la incorpora de una forma aragonesa,

es decir, respetando los privilegios y las instituciones.

Algo a lo que se compromete Fernando el Católico

desde la ratificación de la capitulación de Pamplona.

¿Podría haberse dado un reino independiente de Navarra

en la historia que llegara hasta nuestros días?

Podemos aproximarnos con algunos datos;

es decir, en 1529 Carlos V abandona Ultrapuertos,

la Navarra que está situada al norte de Los Pirineos.

Los reyes expulsados recuperan ese territorio

y son reyes de Navarra

pero medio siglo después se convierten en reyes de Francia

y en 1620, Luis XIII ensambla las dos Coronas

y se acaba la independencia política de ese reino de Navarra

conservado en Ultrapuertos.

Si eso ocurrió con una rapidez mucho mayor que en el sur,

porque el reino de Navarra hasta 1841 tuvo su propia organización,

es decir, si al norte del Pirineo se produjo una unificación política

mucho más rápida que lo que se produjo al sur,

pues da la impresión de que hubiera sido francamente difícil

el mantenimiento de un Estado,

no imposible pero sí francamente difícil.

Con todas salvedades porque a los historiadores no nos gusta hablar

de posibilidades que no se han realizado.

Cerrada la campaña militar tras la rendición de los últimos navarros

en Fuenterrabía en 1524,

una serie de factores estructurales de carácter político

pero sobre todo social y económico,

encauzaría en ensamblaje de Navarra a la Corona castellana.

A mediados del siglo XVI,

el territorio navarro viviría una época de tranquilidad

que traería el desarrollo económico y demográfico.

Un bálsamo que ayudaría a superar la decepción

por la pérdida de la independencia política.

Ex ministra de Educación

y catedrática de Historia del Pensamiento

y de los movimientos sociales,

Mercedes publica con su colega Fernando del Rey,

una oportuna actualización de su historia de las relaciones

entre política y economía en la España contemporánea.

¿Manda la economía sobre la política?

La respuesta hoy parece clara, pero, ¿ha sido siempre así?

Sin duda los intereses económicos juegan políticamente,

presionan políticamente,

y tratan de conseguir decisiones políticas que les favorezcan.

Pero entre la política y los intereses económicos

hay lo que nosotros hemos llamado tomándolo de un sociólogo,

una suerte de instrumentación recíproca,

es decir, los intereses económicos tienen su lógica de actuación,

la política y los políticos la suya

y esas dos lógicas pues pueden ir de la mano en determinados momentos,

pueden tener conflicto e incluso enfrentarse

pero cada una de ellas actúa dentro de su propia lógica,

es decir, no hay unos intereses económicos

que se lleven siempre el gato al agua presionando sobre la política,

sino que la política tiene su capacidad de decir la última palabra.

La crisis del 29 y la de los 70 tuvieron una gran importancia

y además, un cierto parecido.

Las dos coincidieron con transiciones a la democracia en España,

la del 29 con la llegada de la Segunda República,

la de los 70 con la transición después de la muerte de Franco.

Una transición política hacia la democracia en un contexto de crisis

hace todo bastante más complicado.

Más allá de esa coincidencia, digamos que lo qué ocurrió difiere bastante.

En el caso de la Segunda República si preguntáramos

hasta dónde la crisis económica de los años 30

fue la causante de la quiebra de la República,

probablemente diríamos que tuvo importancia

pero no fue la causa última,

estamos reconociendo hasta cierto punto la autonomía de la política.

Pero esa crisis de los años 30

supuso una reorganización de los intereses económicos,

el intento de crear organizaciones empresariales y patronales

que trataban de defenderse de un Estado

que estaba poniendo en marcha reformas muy importantes,

desde una reforma agraria hasta de carácter laboral

y en un contexto de conflictividad importante.

No se consiguió crear una gran organización patronal,

lo cuál demuestra que había muchos intereses muy dispares

que además adoptaron actitudes políticas muy distintas

ante la República.

En el caso de la crisis de los 70

la reacción de los empresarios fue muy complicada,

los empresarios llegaron a la transición a la democracia

muy pendientes de la organización del sindicato vertical

y tuvieron que poner en marcha todo un proceso de reorganización

de sus propias filas

al mismo tiempo que de reivindicar la figura del empresario,

se nos han olvidado aquellas movilizaciones patronales

a grito de hay que defender la propiedad privada.

Entonces, a diferencia de lo que ocurrió en la República,

si se creó una gran organización patronal que es la CEOE

qué pasó a desempeñar un papel fundamental

en la definición del marco de las relaciones laborales,

más que de la política económica

y la política de concertación se convirtió

en una parte fundamental de la política de consenso

que acompañó a la transición de la democracia.

A comienzos del siglo XX

hay muchos historiadores que coinciden en pensar

que la política tenía primacía sobre la economía,

es decir, que eran las decisiones políticas

las que de alguna manera mandaban,

mientras que ahora, esta crisis económica

todos repetimos que son los mercados los que están marcando

las decisiones de los políticos.

Creo que esta segunda afirmación aunque tiene cierto fundamento

también tiene un cierto riesgo

porque se nos olvida que el funcionamiento de la economía

responde también a decisiones políticas.

Regular los mercados es una decisión política

no es una decisión que salga de los propios mercados

y cualquier intento de regularizar,

de la que hablábamos al principio de la crisis,

todo intento de regularizar es una decisión política,

entonces son los políticos los que toman las grandes decisiones.

Estoy convencida que los ciudadanos españoles

no sé si con mucha o con toda la información que podían tener,

pero entienden que no estamos en un bache

del que nos vamos a recuperar para volver a lo de antes.

Creo que todos piensan que vamos a salir despacio,

con dificultades y en otra dirección distinta.

Tras un largo y agotador reinado de 40 años

el 25 de octubre de 1545,

Carlos I de España y V del sacro imperio romano-germánico

abdicaba en Bruselas en favor de su hijo, Felipe II.

Vestido de negro riguroso, el llamado César

hizo un extenso repaso de sus años de gobierno,

de todos los conflictos a los que tuvo que hacer frente

y de su lucha por la paz y la cristiandad.

El discurso acabó con una emotiva despedida

y en anuncio de su inminente retiro.

La vera extremeña y Yuste le esperaban,

sólo quedaba aguardar a que las condiciones

para tan largo viaje fueran las más favorables.

Ese carácter favorable lo consigue sobre el mes de septiembre del 56.

Llega precisamente a las costas Cantábrica

y desde allí, tiene que atravesar la Península.

Es un largo viaje que va pasando de un modo en el que su deseo

es llegar cuánto antes a su retiro espiritual y físico.

Sin embargo, es un hombre quebradizo en su salud

que no puede llevar a cabo un viaje de una manera rápida.

Va haciendo etapas; Medina de Pomar, Burgos,

Valladolid, donde además se reúne con algún familiar

para luego continuar hacia el sur, Medina del Campo, Piedrahita,

llega a Tornavacas y desde aquí le queda la última etapa,

una etapa dura en la que conocemos como va a venir en silla,

a hombros de personas del entorno

que le traerán en esa última jornada hasta Jarandilla.

Noviembre de 1556.

A la espera de que acaben las obras del palacio,

contiguo al monasterio donde residirá,

acepta la invitación del conde de Oropesa,

quien le propone hospedarse en el castillo de Jarandilla de la Vera.

Tres meses después, el 3 de febrero de 1557,

el emperador tomaba al fin posesión de su residencia definitiva en Yuste

Si nos atenemos a la vida diaria del emperador en el monasterio

hay que pensar que es la de un hombre que busca el sosiego, la paz,

que busca la tranquilidad.

Para ello, él ha contado únicamente con un séquito muy reducido

que son los que le van a acompañar diariamente en su estancia.

Empezando por el secretario de Estado que es don Luis de Quijada,

continuando por su secretario personal, Martín de Gaztelu,

su médico y personas que están en el entorno de la cultura,

cultura que es la cultura libresca,

la cultura propia de un príncipe del Renacimiento

y que también es la cultura del mobiliario, de los tapices,

de los cuadros y de los relojes.

No quiero dejar de mencionar algunas que otras pasiones mundanas

más allá de lo religioso, de lo musical,

me refiero a la mesa.

Bien es cierto y la literatura histórica y de ficción

nos presentan la personalidad del emperador

como la de un hombre aficionado a la comida.

La afición de Carlos V por lo relojes era bien conocida.

En su retiro de Yuste

logró reunir una gran cantidad de todo tipo y procedencia.

Con ayuda de su asesor en la materia el relojero Giovanni Torriani

se entretenía montándolos y desmontándolos,

arreglándolos y dándoles cuerda para que marcharan al segundo.

Pero no sólo se dedicaba a sus aficiones,

también había tiempo para la religión y la política

de la que no consiguió desligarse jamás.

Él tiene muy clara la idea de que cuando no se tiene poder

ni influencias

uno pierde protagonismo.

Él sabe por otro lado que tampoco le interesa en exceso

estar implicado en todos los asuntos

pero tiene un análisis de la realidad que no abandona nunca.

Podríamos decir que la historiografía nos ha presentado

diferentes ejemplos en los que el emperador,

bien desde los temas religiosos,

ahí están los continuos consejos y consultas que hace a su hijo

en relación a la propia Castilla con los brotes luteranos de Valladolid

para que tenga cuidado con esos problemas de falta de ortodoxia,

cómo también le preocupa las influencias que Roma y Francia

están teniendo a nivel internacional

y que le pueden condicionar a la política de su hijo

y evidentemente, el problema de Portugal

que es un problema familiar y político.

De eso el emperador,

además de la abdicación que tiene en 1555,

él vive permanentemente informado.

Las sugerencias, las recomendaciones

e incluso lo que su propia hija doña Juana, gobernadora regente,

o su propio hijo, el sucesor Felipe,

intentaron que era que abandonando el retiro

volviera otra vez a una actividad política.

Eso nos prueba que el emperador está perfectamente implicado

en toda esa coyuntura a la que antes hacíamos relación.

La política, Europa, la familia, demasiadas cosas qué atender.

Cansado y consciente de que su luz se apagaba,

el emperador cubierto de atenciones por la comunidad del convento

dedicaría sus últimos días a la oración y a dar paseos.

La celebre gota, tan común en aquella época,

algunos problemas digestivos

y finalmente unas intensas fiebres palúdicas,

acabaron causándole la muerte el 21 de septiembre de 1558.

Yuste le había acogido en su último año y medio de vida

y allí quiso ser enterrado

pero no siempre lo había querido.

Ese testamento en el que él indica que quiere ser enterrado en Granada,

allí está su mujer, la emperatriz Isabel de Portugal.

Él quiere descansar junto a los restos de su esposa.

Pero en el momento que hace un codicilo,

que lo hace 20 días antes de su fallecimiento,

el emperador en ese codicilo entre otras cosas

pide ser enterrado en el propio Yuste

con lo cuál desdice lo que en su testamento había señalado.

Matiza a sus testamentarios

que él quiere que los restos de su esposa, de su querida Isabel,

vengan a descansar con él a Yuste.

Se entierra en Yuste bajo el altar,

después de una serie de oficios, de exequias

en las que tiene todo el merecimiento de la figura qué es

pero luego, cuando el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial,

iniciado por su hijo Felipe II se lleva a afecto,

los restos tanto del emperador como de su esposa

son trasladados al panteón de El Escorial

por su hijo Felipe II

y es allí donde reposaran y donde reposan.

Con el traslado de los restos del emperador a San Lorenzo del Escorial

el Monasterio de Yuste recobraba la normalidad,

aunque no del todo.

Casi 500 años después, la huella de su paso sigue aún fresca.

La relevancia histórica del personaje

de lo que significa la figura de la personalidad

ligada al espacio físico,

termina con el emperador.

Yuste hoy es un lugar de vida,

Yuste hoy yo creo que recuerda tres elementos

que han sido de vital importancia de cara a que por ejemplo en el 2007

es reconocido como Patrimonio Europeo,

porque la figura de Carlos V, de ese hombre para Europa está presente.

El premio europeo Carlos V

es un premio que le otorga un valor en lo que significa hoy día

Reportero de la Historia - T2 - Capítulo 12

20 ago 2018

La conquista de Navarra-Corona de Castilla y Corona de Aragón, Entrevista con Mercedes Cabrera- "El poder del dinero", Los últimos días del Emperador-la abdicación de Carlos V.

Histórico de emisiones:
13/07/2013

ver más sobre "Reportero de la Historia - T2 - Capítulo 12" ver menos sobre "Reportero de la Historia - T2 - Capítulo 12"

Los últimos 40 programas de Reportero de la historia

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios