Reportero de la historia La 2

Reportero de la historia

Lunes a viernes a las 11.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4697248
Reportero de la Historia - T2 - Capítulo 11 - ver ahora
Transcripción completa

Hoy nos preguntamos por el papel de España en la trata de esclavos

que envió millones de africanos a América.

Seguimos también otra ruta, la Vía de la Plata,

vertebradora de la España romana.

Y hablamos con la mejor especialista en Baltasar Gracián.

Una entrevista breve, es decir, dos veces buena.

Las Naciones Unidas declararon el año 2011,

año internacional de los afro descendientes.

Buen motivo para acercarnos a una de las realidades históricas

más lacerantes para los pueblos de África y para el mundo.

La trata de esclavos, un negocio a través del cuál

12 millones de personas perdieron la libertad y fueron enviadas a América

Se habla poco del papel de España con respecto a la esclavitud

pero fuimos un país muy dado al tráfico y la esclavitud.

Sí, al ser cabeza de un imperio que supone la mayor parte

del territorio americano durante más de tres siglos.

Los dominios españoles son el destino de la mayor parte

del tráfico de esclavos de la historia de la humanidad.

A lo largo del período de plenitud del imperio, siglos XVI al XVIII,

hubo un tráfico de esclavos muy grande

pero la participación de españoles en ese tráfico

fue hasta finales del siglo XVIII.

Cuándo la institución del tráfico entra en crisis

porque empiezan a desarrollarse movimientos abolicionistas

y porque hay restricciones al tráfico en el Atlántico,

justo entonces es cuando empieza la participación de españoles

apoyada con exenciones fiscales y con apoyos desde la Corona

es sólo en ese momento cuando el imperio ya no existe.

Desaparecen imperios cuando toma cuerpo la participación de españoles

en el tráfico.

El destino era Cuba. En esta época, sí.

Desde principios del siglo XIX el destino principal del tráfico

fue Cuba.

Hubo una fuerte persecución británica del tráfico

y porque se introdujeron fuertes restricciones

y la prohibición del tráfico en Estados Unidos,

de modo que Cuba fue el gran mercado

porque fue también el territorio del mundo

donde se desarrolló una economía de base esclavista

para la explotación del azúcar.

El esclavo africano, ¿de dónde provenía?

Básicamente, del Golfo de Guinea

porque el tráfico de esclavos realizados por españoles

se apoyaba en dos territorios insulares en África

que España logró de Portugal a fines del siglo XVIII.

Por eso antes no había traficantes españoles

porque no había presencia española en África.

Las islas de Fernando Poo cuando pasan a dominio español

van a ser los espacios de control de las factorías

que adquieren esclavos en el continente africano

y los venden a los buques de muchas nacionalidades.

El transporte cómo se realiza,

son barcos que llevan distintas mercancías y los aprovechan.

¿Cómo es ese tráfico?

En la etapa legal coincide el tráfico de personas con el de mercancías

porque hay buenas facilidades fiscales,

sin embargo, en el momento en que se introduce la persecución de la trata

por parte de la Marina británica,

entonces, el riesgo de perder el cargamento es mayor,

con una tripulación muy abundante, muy armados.

¿Cómo era el mecanismo de la venta?

¿Había subastas?

El mercado esclavo es una realidad absoluta.

Los esclavos llegan clandestinamente

y se trata de evitar que se sepa que ha llegado nada.

En algunos casos, el transporte de esclavos era legal,

no procedía de África,

procedía de otras zonas por ejemplo de Puerto Rico a Cuba.

Este comercio no es trata en el sentido de personas libres

sino de compraventa que era común de un esclavo para otro propietario.

En estos barracones donde se acumulaban los esclavos llegados

que podían proceder de Estados Unidos en Cuba y la inversa.

Ahí se procedía a la venta uno por uno con precio de salida

generalmente por subasta una vez que se instalan en las plantaciones,

esto es importante decirlo porque la imagen es la contraria

y el esclavo no está particularmente maltratado,

generalmente está mejor tratado que el trabajador libre

porque para un propietario si su dotación de esclavos

pues si se morían unos cuántos, perdía su dinero,

tenía que comprar esclavos nuevos.

La tierra valía poco, lo que valía eran los trabajadores,

entonces el maltrato se podía dar en términos de privación de libertad.

Pero no necesariamente, por ejemplo, en mala alimentación,

no le convenía al propietario que sus trabajadores estuvieran enfermos,

casi todos los ingenios de esclavos tenían un médico.

Regularmente, el propietario no es quien trata con el esclavo,

está en La Habana en el caso de Cuba o en la ciudad.

A veces el mismo propietario tiene varios ingenios

y él no sabe mucho de cómo funciona el ingenio.

¿Cómo va evolucionando en España ese proceso

de irse despegando del tráfico del esclavismo?

Es una cierta paradoja,

hubo una incorporación muy tardía al comercio de esclavos

y también es una incorporación tardía a los movimientos abolicionistas

vistos como una estrategia que trata de reducir la competitividad

frente a la producción de otras zonas donde ya se ha abolido

y por tanto el trabajo es más caro.

En general se ve la esclavitud como una garantía del orden colonial,

se ve como se podían perder las colonias.

Además con razón.

Ahora celebramos los 200 años

de la independencia de las colonias españolas de América

pero quedaron colonias insulares.

Cuba y Puerto Rico no lo podemos demostrar

porque no podemos hacer la historia que nunca existió,

pero hubieran sido independientes de no existir la esclavitud.

El gran miedo de los criollos cubanos y puertorriqueños

es que se repita en Cuba y Puerto Rico

lo que despertó el movimiento independentista en toda América,

que el primero fue en las colonias francesas.

Los que comienzan la lucha por la emancipación americana

son los negros esclavos de Haití.

¿Cuál es la explicación?

¿Qué había poco sentimiento con el esclavo?

Hay que pensar que la población inglesa y la norteamericana

es una población mucho más culta que la española

y que participa en la vida política.

En España la mayoría de la población no sabía leer ni escribir,

su participación en una política democrática era nula,

la mayoría de los electores eran los grandes contribuyentes,

quiere decir que su implicación real en la política era escasa

en un sistema político que era muy poco participativo.

¿Cómo llega al final la abolición?

Creo que cae como una fruta madura.

Es casi insostenible en los años 60 la esclavitud

porque se ha suprimido en todas partes.

No existiendo ya más que residualmente en Brasil,

en Puerto Rico

y teniendo sólo importancia en Cuba,

su futuro no podía durar mucho.

Es decir, el mundo entero estaba contra la esclavitud,

mantenerla era prácticamente inviable.

En Puerto Rico se estaba disolviendo la esclavitud,

es decir, en la medida en que la economía de la isla se diversifica

abandonando el azúcar por la caída de los precios del azúcar

que se da desde 1860 aproximadamente,

en Puerto Rico la esclavitud va desapareciendo.

Además, hay una dificultad muy grande para renovar la esclavitud,

ya no es posible seguir con el tráfico a partir de 1845.

Hay un argumento que Marx presentó brillantemente

y que discutió un gran historiador cubano con buenos argumentos,

Fraginal,

pero que creo que es difícilmente rebatible

y es que el trabajo esclavo es incompatible

con un trabajo atento, delicado

y entonces, mecanizar la producción quería decir

emplear trabajadores capaces no sólo de manejar máquinas

sino que están interesados en hacerlo bien.

Los salarios deben ser altos

y los trabajadores deben ser capaces de leer un libro de instrucciones

o resolver un problema técnico.

El esclavo no es que fuera incapaz

simplemente es que su condición de esclavo

le hace un enemigo de su dueño y de la producción.

La Vía de la Plata fue una de las calzadas

que vertebraron la comunicación en España

durante el Imperio Romano.

De Sevilla y Mérida a Astorga y modernamente hasta el Cantábrico,

fue la principal ruta entre sur y norte peninsular.

Desde Mérida puede observarse la riqueza histórica

y el interés actual de la Ruta de la Plata

cuyo nombre no tiene que ver con el comercio del valioso material

sino que deriva del árabe balat, que significa camino empedrado.

La Vía de la Plata fue uno de los caminos

que diseñaron y construyeron los romanos en la Península

y fue quizás el camino más importante de comunicaciones

por su lado occidental.

Este camino, inicialmente, comunicaba tres ciudades

desde el sur, Sevilla con Augusta Emérita

y luego seguía hacia el norte hasta llegar a la actual Astorga.

El camino no se perdió durante la Edad Media

sino que una vez pasada la etapa romana,

este camino que estaba muy bien diseñado y construido

fue utilizado durante la Edad Media,

siguió en uso a lo largo de la Edad Moderna

y ya también como ruta ganadera, etc.

El papel de Mérida desde su fundación es muy importante

por su situación estratégica.

Mérida estaría en el centro de este camino

por tanto podemos pensar que fue un camino de comunicaciones comerciales

y también un camino para articular políticamente el territorio

y mover tropas en los momentos que fuese necesario.

Fue sobre todo una ruta de comunicación comercial.

La construcción de una calzada romana era una obra compleja.

En campo abierto suponía escavar,

modificar la topografía para alcanzar el nivel geológico

y disponer unas capas en las que se mezclaban diferentes materiales,

había que compactarlo de alguna manera

para conseguir una superficie duradera

que a su vez estaba delimitada por dos muretes

y dotarla de una capa de tierra que uniformase el camino.

Este suele ser el aspecto que tiene la vía y más concretamente esta

en su recorrido rural.

Con el paso del tiempo parte de estos elementos se han perdido

y como podemos ver en esta excavación arqueológica

lo que aparece es el material de una de estas capas

que componían el núcleo del camino.

Los miliarios son grandes cilindros de piedra

que deben tener como un metro ochenta de altura

que estaban clavados a uno de los lados de la propia vía romana

y lo que había guardado eran datos referentes

a la etapa del emperador

y sobre todo la milla correspondiente a su punto de ubicación.

Los romanos contabilizaban la distancia en millas,

una milla romana vendría a equivaler a 1.480 metros

y en cada uno de estos puntos colocaban uno de estos miliarios

que servían para que el viajero tuviese una idea exacta

de en qué punto se encontraba del camino en referencia

o bien al punto de descanso o a la ruta que estaba realizando.

La Vía de la Plata como otros caminos romanos

en realidad es un sistema comunicaciones

y no es solamente el camino

sino que llegados a ciertos puntos como ríos, etc,

era necesario construir grandes obras de ingeniería

para poder salvar esos accidentes del terreno.

Quizás en un camino lo más importante fue la construcción de puentes,

en este sentido el puente más importante

que conserva la Vía de la Plata

es el puente que se construyó sobre el río Guadiana.

Tiene más de 800 metros de longitud y está apoyado sobre 60 arcos.

En el caso de Augusta Emérita para tener una provisión de agua

la ciudad se dotó de dos grandes embalses.

El embalse de Proserpina que lleva este nombre

porque apareció una inscripción dedicada a esta diosa romana,

es uno de los embalses romanos más grandes de los que se conservan,

tiene un muro de presa casi 500 metros de longitud

con una altura de entre ocho y doce metros

y se ha estimado que podía almacenar hasta 6 millones de metros cúbicos.

Este embalse continuaba en una conducción hidráulica

que entraba en Mérida y tenía que salvar el valle del río

precisamente por el famoso acueducto de Los Milagros.

Popularmente se le llama acueducto de Los Milagros

porque los habitantes de Mérida han considerado históricamente

que era un milagro que se mantuviese en píe.

Es quizás, la obra más impresionante que se conserva en cuanto a altura

que combina mampostería con ladrillo y revestimientos de sillares.

Lo más destacado de este acueducto son los 25 metros de altura.

Justo detrás del acueducto se conserva además

el puente romano sobre el río Albarregas

por el que entraba además la Vía de la Plata en la ciudad.

Es un puente un poco más pequeño que el del río Guadiana,

los romanos siempre edificaban sus puentes con arcos de medio punto

y lo que conserva muy bien es el revestimiento de sillares,

característicos con sus almohadillas.

Cuando se inició el proyecto "Alba Plata"

se decidió recuperar el camino

y crear una serie de lugares donde se ofreciese información

de diferentes temas.

Hay 13 centros de interpretación

de los cuáles hay tres que se dedican a explicar al visitante

las características, el recorrido y los tramos

que tiene la Vía de la Plata a su paso por Extremadura.

El primero está en Baños de Montemayor por el norte,

tenemos un segundo en Monesterio,

que es por donde entra en la provincia de Badajoz

y hay un tercero que está ubicado en Mérida.

Este camino en el tramo extremeño tiene más de 300 kilómetros

que cruza toda la comunidad de norte a sur.

Las circunstancias que ha habido al paso del tiempo

nos han permitido recuperarlo en su integridad.

Hay zonas en las que no hemos podido seguir el original

y lo que se ha hecho es utilizar itinerarios alternativos.

Conseguimos poder ofrecer a los caminantes

un gran itinerario cultural que atraviesa toda la comunidad.

El resultado ha sido muy positivo

porque este camino además de utilizarlo los peregrinos

hay mucha gente que lo recorre en coche,

va haciendo los diferentes tramos

disfrutando de los centros de interpretación,

ver varios yacimientos arqueológicos, construcciones singulares,

iglesias, ermitas,...

Y para el caso concreto de Mérida

que ya de por sí es Patrimonio de la Humanidad

pues ha reforzado el sentido que tenía esta ciudad

de centro estratégico en época romana.

Por lo tanto, el turista o la persona que venga caminando

tiene muchos elementos para poder disfrutar en esta ciudad.

¿Es Baltasar Gracián nuestro clásico más universal?

¿A qué se debe su éxito a través de los siglos

y por encima de modas y fronteras?

Aurora Egido, la más reconocida especialista en Gracián,

nos da la claves de la vigencia cuatro siglos después

de este gran autor del siglo XVII.

Yo creo que en el caso de Gracián aspiraba a una obra única

pero a la vez diversa.

La diversidad en la unidad es lo fundamental en Gracián

de manera que las claves que se encuentran en su primera obra,

"El héroe" de 1637

son las mismas que luego coronan "El criticón" entre 1651 y 1657.

El libro marca esa obra universal a la que él aspiraba

que recogiera en pequeñas sentencias en un estilo concentrado,

la esencia de la filosofía del hombre, la búsqueda de la verdad

y la respuesta a todas sus preguntas y ansiedades.

A partir de ese primer espejo que es "El héroe"

luego pasa a "El político" que es la figura particular del gobernante

que él encarna en don Fernando el Católico,

que para Gracián fue siempre el rey por antonomasia,

el primer rey moderno que había sido encarecido por Maquiavelo

pero al que él le da una figura de cristiandad

que no justificaba los medios por los fines

como había hecho Maquiavelo.

En ese sentido, una buena parte de la filosofía de "El héroe"

la traslada a "El arte del gobernante"

que debe ser cabeza y corazón.

Hay una frase muy bonita que habla del corazón de rey

y él hace la quinta esencia de todos los gobernantes del mundo,

y cree que es Fernando el Católico su quinta esencia,

es decir, el epítome de todas las maravillas y facultades

que puede tener un gobernante.

Él no era ajeno a las dificultades que había tenido don Fernando

y también a la problemática que supone gobernar España

porque decía con mucha gracia que que fácil ser rey de Francia

donde hay una sola lengua y una solo topografía unitaria.

En España decía que con tantos climas, tantos caracteres,

tantas lenguas y tantas formas de ser,

que difícil que un solo rey pueda gobernar tanta variedad.

Creía que Fernando el Católico lo había hecho

y así se lo ponía como espejo al rey Felipe

para que tomara ejemplo de como gobernar un Estado.

"El discreto" es en realidad el arte de elegir.

Él sigue el axioma aristotélico

de que lo importante en esta vida es saber elegir.

Entonces, "El discreto" es el hombre juicioso

que discierne las cosas

y que hace de su vida un arte de elección,

es decir, un arte de discreción.

También lo hace a través de modelos ilustres

pero no con un afán aristocrático que remita solo a la nobleza misma,

sino que luego cada uno traslade al diario vivir.

Es decir, la modernidad de Gracián es que uno puede ser rey de uno mismo

si esos modelos de excelencia

los convierte en un axioma del diario vivir.

Un clásico lo es porque escapa de dar respuestas

a través de los tiempos a pesar de que cambien las circunstancias.

En el caso de Gracián su pragmatismo, su sentido práctico,

hace que cada uno pueda aplicar en el momento que sea

y así lo han visto los editores modernos

sobre todo en "Oráculo manual y arte de prudencia"

que es un arte de contestar a cualquier pregunta

más allá del tiempo y del espacio.

Gracián dice que hay que tener un pensar anticipado

y que hay que seguir el arte de prudencia

y que consiste en mirar al pasado, aprender de la experiencia

y saber vivir en el presente y ser adivino del porvenir

para que no nos coja desprevenidos el futuro.

Sería interesante rescatar de Gracián el sentido de que nadie nace hecho

sino que uno se va haciendo.

Ese hacerse y ir haciéndose es todo un arte de vivir

que hay que compartir con los demás

y a través de una vida que él divide en crisis.

Ahora hay que recordar que viene de una etimología

y cuyo significado es el de juicio

y sería bueno aplicar toda esa pragmática graciana

a la crisis actual entendida como juicio crítico

para reflexionar ante las cosas, corregir los errores

y enderezarlos para llevarlos por buen camino.

Los problemas mayores le vendrían con "El criticón"

porque es una sátira feroz de la España de su tiempo

donde no queda títere con cabeza,

de la nobleza para abajo, la religión,

todo un mundo al revés lleno de mentira, de desengaño

quedaba a la vista.

Indudablemente los jesuitas pudieron ver nombres propios

detrás de algunas alegorías,

debieron sentirse bastantes disgustados,

de ahí que "El criticón" fue la obra que más problemas le dio

y que hizo que le desterraran a Graus y que muriera bastante olvidado.

El aforismo más conocido es lo bueno si es bueno, dos veces bueno,

que es como se recuerda

aunque en realidad lo que dice es "lo bueno si poco, dos veces bueno".

Eso va en el sentido de su propio estilo y de sus libros pequeños

para llevar en la mano,

dar muchas cosas en poco espacio

y aplicar una retórica del silencio a la obra literaria.

De ahí que haya sido del gusto de María Zambrano

y de otros que han promovido la poética del silencio.

Pero hay aforismos para todos los gustos,

son 300 pero parecen muchos más

porque se pueden aplicar a cualquier momento de la vida,

por ejemplo, me gusta el de diligente e inteligente

en la medida en que Gracián habla de que no por mucho saber

se pueden hacer las cosas bien

sino están bien acompañándose de la diligencia.

Realmente, el hombre en su punto, es decir,

el hombre que aspira a ser persona que busca la virtud y la moral

por encima de las apariencias

creo que es un axioma fundamental que puede servir a cualquiera

en ese arte de vivir y arte de la prudencia que es el que él promueve.

Subtitulación realizada por Lorena Torres Sánchez.

Reportero de la Historia - T2 - Capítulo 11

17 ago 2018

Esclavos - Mercado de hombres, Mérida- cruzando la vía de la plata, Aurora Egido- Baltasar Gracián ,Modos y no modas.

Histórico de emisiones:
06/07/2013

ver más sobre "Reportero de la Historia - T2 - Capítulo 11" ver menos sobre "Reportero de la Historia - T2 - Capítulo 11"

Los últimos 40 programas de Reportero de la historia

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios