Repor Canal 24H

Repor

Domingo a las 20.30 horas

Repor
Noche del miércoles al jueves a las 01.30 horas   Los Domingos a las 20:30 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5143086
Para todos los públicos Repor - Pez chico - ver ahora
Transcripción completa

Los pequeños pescadores tradicionales ven cómo sus redes

llegan cada vez más vacías y la competencia

con los grandes pesqueros pone en riesgo su supervivencia.

Está la cosa floja.

Hemos cogido ahí unos 15 kg de jibia, dos pulpos,

unas herreras, unos parguetillos.

-¡Oh, qué lindo! ¿Qué pescado es este?

-Una lecha. -Y somos nosotros

y no podemos vivir. Para ver si metes tú

a un hijo.

Aquí, en la mar, no. Hambre.

-Todas las especies las pagan baratas.

Aquí tienes besugo blanco

a un euro y poco, 1,40 euros, 1,50 euros.

-La estamos vendiendo barata.

La mayoría son conscientes de la necesidad de regular

esta actividad para hacerla más eficaz y sostenible.

Y, aunque todos pescan en el mismo mar,

no siempre están de acuerdo

en cómo se lleva a cabo esta regulación.

En el momento en que te quieren decir cómo pescar

y qué días pescas...

Pescado siempre va a haber,

más o menos, pero siempre va a haber.

Lo que va a desaparecer va a ser el pescador.

-¡Vale, cala! -Tu idea es ganar

el máximo dinero posible y para eso

muchas veces es tener que soltar el sonso

como lo hemos soltado nosotros.

Si viajas en el agua, tienes mucho menos gasto

y vendes más caro.

¡Chao, chao!

¡Buena pesca!

"Apenas son las 5:00 cuando los barcos de arrastre

salen del puerto de Adra.

Embarcamos en el JOTA Y A.

Salvador nos guía en el trayecto por los caminos

que él mismo ha ido trazando día tras día.

Navegamos unas millas mar adentro

y ya calan la primera red,

'la del alba' le llaman.

Aparte del patrón, aquí trabajan cuatro pescadores:

Gabriel, Manuel, Antonio y Nicolás.

El arte que utilizan es el arrastre."

Este es el arte, entonces cae...

-La red, ¿no? -La red, cuando cae a la mar,

lo que hacen las puertas,

cuando llega, abre.

Entonces el arte se abre,

lo que hacen las puertas.

Una vez que lleva el barco el arrastre,

toda la boca abre y va entrando el pescado.

-¿Va a arrastrando? -Va arrastrando por el fondo.

Esa es la profundidad

y esto es pescado que están marcando las ondas.

Lo rojo es el fondo y lo azulillo que se ve por lo alto

es el pescado.

Nosotros lo echamos para lo que el día nos quiera dar.

No sabemos lo que vamos a pillar.

Más o menos tenemos una idea, pero no lo sabemos.

A ciencia cierta, no.

"En el arrastre hay unos límites para trabajar.

Tienen que hacerlo a más de tres millas de la costa

o a 50 m de profundidad como mínimo.

Han pasado casi dos horas

y es momento de arriar los aparejos.

Sin demora, vuelven a lanzar la segunda red

que recorrerá el fondo marino durante casi cinco horas."

Hay mucho cascajo, hay mucha...

Hasta que no se quite toda la basura de en medio,

no sabemos aún lo que puede haber.

Hay mucha basura, pero poco pescado.

-Esto es del fondo, esto es del terreno.

Aquí es donde se cría el pescado, sobre todo el salmonete, los pulpos.

"Nos sorprende ver todo lo que se vuelve a lanzar

por la borda. Es lo que se llama 'los descartes'."

Este pescado es de desecho

porque la caballa esta así, pequeña, no vale.

No tiene precio en la venta, en la lonja.

Es trabajo para regalarlo.

Pillas 200 kg de jureles

y lo vendes a 50 céntimos, no vendes nada.

Preferimos tirarlo, no trabajarlo.

Casi todas las especies las pagan muy baratas,

todas las especies las pagan baratas.

Aquí tienes besugo blanco,

que vale 80 kg de besugo blanco 107 euros.

-¿Lo han pagado a cuánto?

-A un euro y poco, 1,40 euros, 1,50 euros.

¿Qué pescado te encuentras a 1,50 euros en la pescadería?

-¿Y eso de cuándo es?

-De ayer mismo, esta nota es de ayer mismo.

Luego tienes gambas blancas, 50 kg,

sale a una media de 12 euros el kilo de gambas.

Ha salido una cajilla de chocos

y unos 25 o 30 kg de salmonete.

Es un gallo Pedro.

-¿Un gallo Pedro?

-Sí. -Gallo de San Pedro.

-Gallo de San Pedro.

"La flota de arrastre no atraviesa su mejor momento.

Cuesta mantener unos barcos tan potentes

frente a un mar que cada vez da menos peces."

Hace, qué te digo yo, diez años había muchas más capturas

de las que hay ahora.

También hace diez años

se cogía todo, ya te limitan las capturas,

los tamaños, los pesos.

Cuando se pescaba en Marruecos, se ganaba mucho dinero

y los armadores hicieron muchos barcos nuevos,

barcos potentes, pero, claro, eso se cortó.

Eso se cortó y, a raíz de ahí, ya cada vez vinimos más para atrás.

Esto es como lo de la burbuja del ladrillo,

por el estilo, pero con los barcos.

-¿Qué pasó? -Muchas ayudas que daba

la Unión Europea para la construcción.

A la larga no han sido rentables

y los han tenido que vender o desguazar o deshacerse de ellos.

Después del trabajo, a la comida.

Estamos aquí haciendo el refrito del arroz,

que ya está hecho, como aquel que dice.

El arroz lleva calamares,

lleva carne y lleva gambillas,

o sea, que malamente no puede salir.

"Han transcurrido cinco horas de arrastre

y el patrón hace la llamada porque es hora

de retirar las artes."

Ahora lo aflojo, freno.

Y ahora mirad.

"Se espera conseguir gamba blanca,

uno de los pescados mejor pagados

de la zona."

Aquí hay buena pesquera, hay por lo menos...

Yo le echo más de diez canastos de gambas

y, por lo menos, cuatro barreños de bacalao hay

y se ven pijotas también.

-Nunca se sabe lo que viene.

Te puedes hacer una idea,

pero a veces no viene lo que uno quiere,

lo que uno piensa.

Hoy sí ha ido bien.

Hoy ha ido bien.

"Después de casi diez horas de trabajo, llegamos a puerto.

Allí nos esperan los propietarios del barco,

ansiosos por conocer cómo ha ido la pesca.

María, como armadora,

supervisa hasta el último detalle."

¡Ábreme, porfa, ahí!

Quítame toda la basura esta de aquí.

Nosotros pillamos muchísima gamba, muchísimo,

y gambas muy buenas, como las podéis ver, muy gordas.

Una gamba muy buena, superfresca, como la podéis ver.

Están la gorda, la mediana y la pequeña.

Hay una diferencia de un par de euros,

lo mismo cinco o seis.

Los rapes muy bonicos,

las pijotas vivas, gordicas, muy bonicas

y un pescado muy bueno.

Entonces aquí el precio está...

Hay veces que sube, hay veces que baja,

pero siempre está

muy regular.

Tienes que vender muchísimo para ganar.

Este barco no pierde ni un día, ninguno.

Hay que salir, si no, no se come.

"El salario de ellos dependerá

del precio al que se venda el pescado.

Del total facturado, se pagan todos los gastos del barco.

Y de lo que queda,

la mitad se lo lleva el armador

y la otra mitad es para los trabajadores.

En la lonja la subasta es a la baja

y la mayoría de los compradores

son propietarios de pescaderías."

Sale en pantalla el precio alto,

entonces va bajando.

Si te interesa, lo pagas.

Hay veces que intentas pararlo y te lo quitan

porque se ha adelantado otro.

-Porque unos dicen que se paga poco.

-¿Que se paga poco?

-Sí. -Seguramente, si le pregunta

al pescador, al que lo pesca,

le parecerá poco, pero a los que tenemos que vender

no es barato.

Cada uno barre para su casa.

Yo barro para la mía y el pescador barre para la suya.

-¿Usted cuánto le pone de incremento, más o menos,

a ese precio? -Lo vendo a como pueda venderlo.

¿Qué? ¿cómo lo ves? ¿Cómo va a ir?

-La pesca muy bien.

Lo que vamos a vender es una mierda, ya lo verás.

Ahí va.

17, está bien.

Ya va por 10,80 tres cajas de medianas, ¿ya a qué sale?

-Mira, 9,40. -¿La mediana?

-Sí.

Mira, mira.

5,60.

No hay forma.

Puedes pillar mucho. ¿Para qué lo quieres?

Entonces ¿a qué me lleva a salir si ya va a 5,60?

Muy bien, a la ruina te voy a llevar a ti.

Anda que te estoy poniendo bonico.

Yo no voy a sueldo.

Yo cobro dependiendo de lo que vendamos.

-¿Al final cuánto?

-1.235.

-Ayer mismo valía 400 euros más.

-Entre comisiones, cajas...

-Todo un poco.

-Y aceite y comida. -La Seguridad Social.

-700 u 800 euros de gastos.

-¿700 euros de gastos? Entonces ¿qué te queda?

-¿Otros 600?

-No. -¿500?

-500, 250 para el dueño y 250 para nosotros.

"Si en el Mediterráneo

la flota de arrastre pasa por momentos difíciles,

para los pescadores más modestos

la situación es aún peor.

El descenso de las capturas

y unas normas que no siempre juegan a su favor

hacen de cada caladero un mundo y un lamento.

En el cabo de Gata la pesca es artesanal

y sobre ellos pesa la incertidumbre de su futuro."

De la cantidad de gente que había antes trabajando,

que había 300 personas trabajando en la mar,

ahora habrá

como 12 personas porque solo quedan

tres embarcaciones de pesca profesional.

Antes todo el cabo de Gata dependía de la pesca.

Aunque tuviera agricultura

o trabajara en las salinas o trabajara en otro sitio,

pero todo el cabo de Gata y los alrededores, las cortijadas,

siempre bajaban para llevarse el puñado de pescado.

-¿Qué tal? ¿Cómo ha ido?

-Hola.

-Regular. -¿Regular?

-Sí. -Los pescadores

siempre decís igual: "Regular".

-¿Qué tenemos? -Hola, pescadores.

¿Qué habéis pillado? ¿Cómo se ha dado el día?

-Lo que tenemos que sufrir los pobres.

Esta es la herencia que nos han dejado.

-¡Oh, qué lindo! ¿Qué pescado es este?

-Esto es una lecha.

-¡Oh! ¿Este es el pez limón?

-¡Oh, qué rico!

-El pez limón.

-Qué bien. -¿Qué más tenemos?

-Y aquí tenemos la raya, mira, la rayita.

-Ay, qué rica la raya frita con tomate.

-Qué variedad de todo, ¿no?

-¡Agua! -Mira qué lenguados pillamos.

-¡Oh, qué rodaballo!

-¡Madre mía! -Es un rodaballo, ¿no?

-Está vivo.

-Qué bueno.

-¿A qué hora habéis salido esta mañana?

-A las 6:00. -A las 6:00, madre mía.

-Y ahí, en la mar, no hay bares ni nada para tomar café,

pues aquí estamos.

Para que hubiera estado bien,

habría que haber pillado otro barreño de esos de jibia.

Aquí habrá... No llega a 300 euros.

-¿Entre cuatro? -Entre cuatro no, entre cinco.

El barco, dos, y uno para cada uno.

Soy el de la tercera generación

en mi familia.

Y ya, de mi familia, de ahí ya nada.

-¿Porque ninguno quiere?

-Nada, no quiere.

Soy yo, somos nosotros y no podemos vivir,

para ver si metes tú a un hijo.

El hijo ha estudiado una carrera.

Aquí, en la mar, no. Hambre.

Antes venía un mal tiempo

y, si no todo el pueblo, medio pueblo para abajo a ayudar

a sacar los barcos, a limpiar red, a lo haga falta.

Ahora no, ¿no ves que no hay nadie?

-Aquí no hay nadie.

-No hay nadie. Esto es...

-Para el verano para el turismo.

Viene la gente a la playa para tomar el sol.

-Adiós, muchachos. -Adiós, hombre, adiós.

"Aquí ven cómo su medio de vida va desapareciendo

bajo una legislación que tampoco ayuda,

como, por ejemplo, la limitación de pescar solo de lunes a viernes."

Este tipo de pesca

se ha mantenido en el tiempo por dos cosas:

porque has pescado cuando ha sido buen tiempo,

no tienes que mirar si es domingo o es lunes o es martes,

es decir, ha sido buen tiempo a la mar,

y tú has sido el que ha decidido qué tipo de arte,

si palangre, almeja o red o pulpo.

Has ido a pescar dependiendo del tiempo.

En el momento en que te quieren decir

cómo pescar y qué días pescas...

"Otra de las normas es ir a la lonja a pesar el pescado

antes de venderlo.

La más cercana está a 30 km.

A veces las capturas son tan escasas que no sale a cuenta."

Está la cosa floja.

Hemos cogido ahí unos 15 kg de jibia, dos pulpos,

unas herreras, unos parguetillos,

unos rubios.

-Esto es el pulpo. -Y la jibia esa que está viva.

-¿Y dónde va ahora con el pescado?

-¿Qué vamos a hacer? A venderlo.

Si se venden 200 euros...

Ahí vamos cinco en el barco.

Vamos cuatro y el barco, cinco.

Llevo ahí jibia, dos pulpillos.

Pescado hay poco, pero el pescado no es

lo que va a desaparecer. Pescado siempre va a haber,

más o menos, pero siempre va a haber.

Lo que va a desaparecer va a ser el pescador,

el pescador a estos niveles de pesca

de artes menores o de bajo impacto.

"Esta es una manera de hacer

que se ha ido transmitiendo de generación en generación."

Me gusta remendar.

Me gusta remendar mucho.

Igual que al que le gusta leer,

a mí me gusta remendar.

Me paso las horas, tres horas, cuatro horas aquí

encelado con la red.

¿No ves qué mallas más bonitas hago?

Parejicas, sin medirlas, nada más que ahí.

Todo esto lo hacemos nosotros.

¿Ves? Esto se quedaría en la mar así.

-¿En el fondo?

-Se queda posado en el fondo

y levanta en el fondo esta altura.

Va emplomada

para que se pose al fondo.

Y esta, que lleva flotador,

se queda el arte así.

El resto de la columna de agua, los peces van y vienen.

Y se llama "trasmallo" porque lleva tres telas, ¿ves?

Lleva otra por el otro lado, ¿lo ves?

-Sí. -Y luego lleva la ciega,

la más pequeñita, que la lleva dentro.

Y todo esto que tú ves aquí

es lo que hace de golfo para cuando los pescados embisten,

choca con la red, que haga una bolsa.

A pesar de que somos muchos,

en ese aspecto de servir de locutor

con la Administración, somos cero.

Primero, porque no hemos estado

representados. La gente que nos ha representado

nunca ha hablado de pesca de artes menores.

Quienes nos representan no son pescadores, son gente

que vive de los pescadores.

Es la diferencia que nosotros tenemos

del que vive de la pesca y el que vive de los pescadores.

De aquí a atrás se la han cargado,

pero es que van a seguir cargándosela

porque no tenemos futuro nosotros,

porque no estamos en las mesas de gestión.

Yo las dos veces que he estado con el Gobierno

han sido casi para pelearnos.

¿Por qué? Porque estamos totalmente en desacuerdo

en cómo gestiona.

¡Hola, buenas!

-Hola. -Hola, ¿cómo estamos?

-Bien. -Bien.

-¿Vosotros sabéis lo que se pesca en cabo de Gata?

-Sí. -Sí.

"El relevo generacional está también en crisis.

Los pescadores no quieren desaprovechar la ocasión

de dar a conocer su trabajo entre los más pequeños."

El barco es el cuerpo, ¿no?

La quilla, que es la parte de la columna.

Y luego las ligazones, lo que va dando forma al barco,

son las costillas, ¿vale?

-¿Alguno de vosotros se quiere dedicar a la pesca?

-Yo sí.

-Guay.

-A veces me relaja mucho pescar.

-Porque me gustaría pescar,

me relajaría un poco

y pescar pescado para mí y comérmelo sin tener que pagar.

-(RÍE) -Pero ¿para venderlo

y trabajar de marinero o de pescador?

-No, me parece más bien como un tiempo libre,

como un "hobby".

-Son todos de familias de pescadores.

Muchos tienen algún familiar pescador.

Y cuando le hablas y te dice: "Sí, a mí me encanta la pesca,

me gusta mucho irme, tal. Pero yo no quiero ir a la pesca

porque se gana poco dinero".

Una de las cosas que queremos trabajar

desde la asociación es cambiar un poco ese rol,

cambiarles un poco esa mentalidad a los críos,

que entiendan que puede ser muy hermoso trabajar en la pesca,

aunque no tenga que ser su opción,

pero que no lo vean

como algo descartado

porque, realmente, deberían estar muy orgullosos

de pertenecer a una comunidad que ha sabido conservar

la población pesquera.

-Venga, y ya con esto y un bizcocho,

hasta mañana...

A las 8:00.

"Mostrar su producto, que no siempre tiene

salida en el mercado,

es otro de los objetivos de los pescadores del cabo de Gata."

Nosotros lo que pretendemos con esto es que se vuelva

a cocinar pescado

y pescado, si es posible, de poco valor comercial,

que es el que realmente pescamos nosotros.

Claro que hay que comer gambas y atún.

Este pescado lo puede encontrar en el mercado

a un precio de cuatro, cinco, seis euros.

-El pargo, la breca, los serranos

tienen un valor, por lo menos para nosotros,

que nosotros siempre los hemos tenido en la mesa.

Potaje con jibia,

con garbanzos, con habichuelas.

Está buenísima

y alimenta que no veas.

-Como nosotros decimos,

está la jibia hecha manteca.

Espectacular, buenísimo, de verdad.

"Obtener beneficio de las pesqueras y conservarlas

parecen tareas incompatibles,

pero no siempre es así.

En Arenys de Mar pescan el sonso.

Desde hace unos años, pescadores, ecologistas,

científicos y la Administración

se reúnen para ver cómo hacer

la pesca más rentable y sostenible.

Establecen unos horarios de pesca

y unos cupos de captura."

Y tienes, al final, que conseguir

que la mortalidad que ejerce

sobre un recurso

sea compatible con la recuperación,

que donde tú pesques no estés haciendo un daño

sobre el ecosistema. Normalmente, solo evaluamos

las grandes pesquerías,

a lo que se dedican los barcos más grandes,

que sabemos cómo están.

Pero de muchos de los recursos que explota la flota artesanal

no tenemos ni idea,

no hay datos suficientes para evaluar la población.

Creo que en Mediterráneo

hemos alcanzado el máximo de la barbaridad.

Ahora la tendencia, no hay otra, es mejorar.

Y en el Atlántico se ha pegado un buen salto

y las pesquerías están dando otra vez dinero,

la gente vuelve a invertir en la pesca y es buen negocio.

"La gestión compartida que surgió de este puerto

se está aplicando también

a otras pesquerías de pesca artesanal de Cataluña

y ha despertado el interés

de un grupo de pescadores del sur de Francia."

(HABLA EN FRANCÉS)

Como están todos los pescadores

en la pesquería en el mismo comité,

las medidas son eficaces.

Estamos de una zona donde la situación es difícil,

está desapareciendo un poco el trabajo del pescador

en muchos lugares.

El número de barcos también ha fracasado

y hay mucha desilusión.

Creo que hay mucha inspiración

que podemos sacar de aquí, claramente.

"Ahora, cuando los pescadores

salen a la mar, saben que no podrán capturar

más del cupo acordado entre todos.

Esta pesca se hace por la mañana,

cuando el pescado despierta."

Vamos a hacer ahora

la primera fase de pesca,

que es ir al caladero e intentar visualizar

el pescado en las ondas.

A partir de aquí es el fondo

y esto es sonso. Se está empezando a desenterrar

y todo eso de aquí también.

-¡Vale, cala!

¡Vale!

Lo que hace es hacer un círculo

alrededor del pescado.

Ese círculo que era se ha convertido en esta V,

donde, al final, está el copo

y que nos estamos trayendo

hasta aquí.

Hace 125 m cada cama.

Con este arte solamente se pueden pescar sonsos

y llanguetas.

-¿Vale? -Vale.

-Bueno, aquí está el sonso.

Sonso gordo.

-¿Cuándo debe haber aquí, que habéis cogido de más?

Habrá unos 400.

Cogeremos 70, que es el cupo que tenemos nosotros

y el resto se irán y los veréis cómo se van.

Les diremos "adiós y hasta mañana".

-¿Y ahora esto?

-Esto, hasta mañana. -Esto, hasta mañana ya.

-¡Chao, chao!

Ves que todos se van vivos, ¿eh?

-¿Se van todos? -Hay alguno que se queda medio tonto

y enseguida se espabila, mira.

Lo más importante que nos pasa a los pescadores

es que nuestra mentalidad

a la hora de salir a pescar

no es consumir las horas que tenemos para pescar

y capturar el máximo que pueda de sonsos posible,

sino que nuestra mentalidad es llegar al cupo que tenemos

lo antes posible.

Ya hemos capturado el cupo de gordos y para casa.

Hemos soltado el resto

y nos ganamos muy bien la vida

porque antes nos lo pagaban a 50 céntimos

y ahora llega a cuatro euros

el kilo de sonsos gordos.

Estamos muy contentos por eso.

"Los pescadores se apresuran para llegar a puerto,

descargar las capturas y ponerlas a la venta.

Al ser los primeros,

es posible que el precio sea mejor."

Sí, cuanto antes, mejor.

Primero, porque los compradores

ahora pueden coger y llevárselo a venderlo ya.

Todavía se mueve

y se lo van a llevar a vender.

¿Os habéis dado cuenta

de que solo hay sonso, de que no hay ningún otro pescado?

Uno que se ha colado.

Este, cuidado, que es una araña.

Este es el descarte que tenemos hoy.

Tu idea es ganar el máximo dinero posible

y, para eso, muchas veces es tener

que soltar el sonso como lo hemos soltado nosotros.

Si lo dejas en el agua,

tienes mucho menos gasto

y vendes más caro.

(Pitido)

(GRITAN)

-¿Qué te parece?

-Es lo que de verdad viene siendo estos días.

Lo que hemos aprendido es

que la participación entre compañeros y el asociarse

para el bien común de todos

hace que, aunque cedes

en algunas cosas que no te son positivas,

el conjunto de cosas que mejoran

cuando trabajas junto con tus compañeros

es muchísimo mejor.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Pez chico

Repor - Pez chico

14 abr 2019

En el Cabo de Gata apenas quedan tres barcos de pesca de los quince que hubo no hace tanto tiempo, cuando este sector daba de comer a más de 300 familias. Poco a poco las embarcaciones se han ido quedando en tierra. La falta de capturas, la competencia con los grandes pesqueros y unas normas que no siempre ayudan han ido poniendo en jaque a estos pescadores, que tampoco han encontrado un relevo entre los más jóvenes.

La pesca artesanal, repartida a lo largo de toda la costa, representa un 60% de la flota pesquera y la incerteza sobre su futuro hace tiempo que pesa sobre ellos.

Ante esta situación surgen algunas iniciativas que piden una gestión de los recursos pesqueros, en el que estén representados la administración, ecologistas, científicos y los pescadores. En algunas pesquerías este modelo ya ha empezado a dar sus frutos.

ver más sobre "Repor - Pez chico " ver menos sobre "Repor - Pez chico "
Programas completos (402)
Clips

Los últimos 1.182 programas de Repor

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos