Presentado por: Evelyn Segura Dirigido por: Judith Fernández Escobar

'¡Qué animal!' es la nueva serie documental de La 2, en la que la bióloga Evelyn Segura viaja a los rincones más icónicos de nuestro territorio para descubrirnos los misterios de la fauna y de la flora autóctonas. Con ¡Qué animal! podremos entender tanto a los animales como a nosotros mismos. Tanto es así que en cada capítulo compararemos la habilidad de una de las especies protagonistas con la de un personaje famoso. Símiles con un trasfondo de humildad para los humanos, a la vez que muy estimulantes: ¿podremos algún día entender e imitar los logros de los animales?

5415917 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos ¡Qué animal! - Cavernícolas - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

En las entrañas de la Tierra habitan seres extraordinarios.

Cavernícolas que han sabido adaptarse a la oscuridad.

A un medio extremadamente húmedo y a la falta de alimento.

¿Cómo lo han conseguido?

Millones de años de evolución,

han modelado un mundo fascinante y diverso,

donde habitan especies únicas.

Seres que tejen complejos ecosistemas,

en los que la vida emerge.

Soy, Evelyn Segura. Bióloga.

Mi pasión es dar a conocer las maravillas naturales

para preservarlas.

Juntos descubriremos las historias más increíbles del mundo animal.

Desde el origen de los tiempos,

el hombre ha sentido una gran curiosidad por conocer

los confines del planeta.

Ha explorado los lugares más inhóspitos

y se ha adentrado en las profundidades de la Tierra.

La oscuridad y el silencio de las rutas,

han dado lugar a todo tipo de leyendas

e historias fantásticas.

Julio Verne, por ejemplo, se inspiró en los misterios

de las cavidades subterráneas

para escribir "Viaje al centro de la Tierra".

En esta novela se descubren enormes y enigmáticos animales

de origen prehistórico

que conviven con los humanos.

Hasta el siglo XIX, los naturalistas consideraban

que el mundo del subsuelo era un desierto biológico.

Gracias al avance de la espeleología, hoy,

sabemos que sí hay vida en el interior de la Tierra.

Pero no penséis ni en dragones, ni en monstruos fantásticos.

Hablamos de unas minúsculas criaturas,

que han desafiado a las leyes de la naturaleza.

El ambiente en el que se mueven no puede ser más hostil.

El grado de humedad es altísimo y aquí no llega la luz del Sol.

Conseguir alimento es casi una proeza.

Por eso, para sobrevivir,

han desarrollado características excepcionales.

Hoy nos adentramos en el mundo subterráneo

en busca de seres diminutos.

Casi invisibles al ojo humano.

Canarias es la zona volcánica más rica del mundo

en animales cavernícolas.

Se han descrito alrededor de 180 especies terrestres

y 60 acuáticas,

pero cada isla, tiene la suya.

El Hierro, como el resto de las Islas Canarias,

surgió del fuego.

A lo largo de los siglos las erupciones volcánicas

han ido modelando su paisaje, tanto exterior como interior.

Podemos dirigirnos al norte, o bien al sur. No importa.

Cualquier punto de la superficie de esta isla,

ha estado en algún momento cubierto de lava.

Con el paso del tiempo,

lo que era un campo estéril de ceniza,

se fue cubriendo de vegetación.

Eso propició que las cavidades que quedaron bajo la lava,

se aislaran mejor del mundo exterior.

El ambiente seco de esas cuevas,

la mayor parte, tubos volcánicos,

se volvió húmedo.

El agua se coló por grietas y pequeños orificios,

como también las raíces de los árboles.

Un ecosistema que hace milenios,

favoreció la aparición de una diminuta fauna cavernícola.

Algunos insectos se adaptaron a vivir tanto fuera,

como dentro de las cuevas.

Lo hizo por ejemplo la polilla "Schrankia costaestrigalis"

de tan solo 15 milímetros.

En su estadio de oruga, se alimenta exclusivamente de raíces tiernas.

Asciende lentamente por ellas

con su característico movimiento geomensor.

Es, como cuando medimos una superficie a palmo:

Primero, abrimos la mano

y luego, juntamos el dedo meñique con el pulgar.

A medida que se va acercando al techo de la cueva,

la oruga se va preparando para convertirse en crisálida.

Primero corta pedacitos de la misma raíz que ha estado comiendo.

Luego, forma una especie de capsula para refugiarse

y queda en suspensión.

Una vez completan la metamorfosis,

los adultos de la polilla cavernícola

pueden quedarse en la cueva o salir a exterior

a colonizar otros espacios.

El mosquito Keroplátido y sus delicadas larvas,

también son capaces de vivir tanto en el medio subterráneo

como en la superficie.

Las larvas elaboran una trama de hijos de seda,

para desplazarse y cazar a sus presas.

Como esta mosca despistada.

Durante más de dos siglos,

la línea imaginaria del meridiano Cero, paso por aquí,

el punto más remoto de la isla de El Hierro.

En 1884, Greenwich, le arrebató el privilegio.

Pero siguió siendo un lugar estratégico para la navegación.

La luz del faro servía como guía en la inmensidad del Atlántico.

En las profundidades de la Tierra, sin luz,

los animales se orientan por otros medios:

No necesitan ni ver ni ser vistos.

Por eso, muchos nacen sin ojos y sin color.

Parecen seres albinos.

Como por ejemplo: el insecto Cixius ariadne,

un animal parecido al pulgón, pero ciego y de color blanquecino.

Para qué le serviría tener pigmentos en la piel

y ver en un ambiente de total oscuridad.

Este insecto cavernícola

exhibe un característico plumero de hilo de cera.

Los fabrica con azúcares que obtiene de la sabia de las raíces.

Si un predador atrapa el penacho, se rompe

y el animal puede escapar.

Es una brillante estrategia de distracción.

Sin embargo, no siempre consigue salvarse.

El Cixius, es el alimento preferido de la araña Agraecina canariensis

que en cuanto percibe su presencia,

lo agarra con fuerza con los apéndices de la boca

y lo paraliza con su veneno.

Como también es ciega,

detecta a su presa por las vibraciones de su movimiento.

Este arácnido caza a la carrera, sin necesidad de telaraña.

En cambio, sí la utiliza la especie Troglohyphantes oromii,

muy habitual en estos tubos volcánicos.

Puede aguantar meses en ayuno,

esperando que un insecto caiga en sus redes.

Hoy, ha cazado.

Hemos conseguido grabar este momento,

algo muy difícil de ver.

Machos y hembras se comportan de una forma muy diferente.

La hembra, pasa toda su vida en la telaraña.

El macho en cambio, la abandona cuando llega a la edad adulta,

para aparearse.

Copula, con unos órganos abultados situados en sus apéndices.

Están cargados de esperma.

El nombre Troglohyphantes oromii,

está dedicado a una de las personas que más sabe del mundo

sobre cavernícolas.

Pedro Oromí es catedrático jubilado del departamento de Biología animal

de la Universidad de La Laguna, en Tenerife.

Lleva 38 años adentrándose en cuevas para estudiar de cerca

estas increíbles criaturas.

Es una eminencia mundial en la investigación de estos animales

y hoy tenemos la suerte de entrevistarlo

en las cuevas de Collbató,

en el macizo de Montserrat.

Pedro, ¿qué tienen de especial para ti los animales cavernícolas?

Yo creo que son un modelo casi perfecto

para comprender la evolución animal como ha sido.

Porque son animales que han adquirido un tipo de adaptación

a un medio tan especial,

que el estudio en cómo lo han conseguido evolutivamente

es altamente interesante.

Y una curiosidad: ¿Cómo los ves, cómo los encuentra?

En realidad ya por ser entomólogo.

Normalmente los entomólogos ya tenemos siempre un ojo puesto

en dónde ver animalitos pequeños.

Un don. Bueno un don o se va adquiriendo.

Pero, a parte de eso, evidentemente los vemos

a base de echar cuerpo a tierra

y con mucho detenimiento y paciencia ir buscando y buscando.

Algunos de ellos además son muy muy pequeños.

Sí, en general son más pequeños, no más pequeños que en el exterior.

Pero hay de poquitos milímetros

hasta algunos que pueden tener varios centímetros o,

ya no en nuestro ambiente

o en otras cuevas de otros lugares del mundo,

los hay de hasta 20 centímetros y más, ¿no?

Y, ¿qué es lo más espectacular de estas criaturas?

Pues yo creo que lo más espectacular es, cómo han conseguido

adaptarse a un ambiente absolutamente hostil.

Primero que su adaptación a lo que hace referencia a su aspecto

son muy extraños, tienen formas muy raras,

cuerpos muy alargados, patas muy delicadas...

Pero sobre todo lo más interesante son sus adaptaciones fisiológicas.

¿Por qué algunos animales cavernícolas

pueden vivir fuera y dentro de las cuevas,

y otros en cambio no pueden?

Bueno es que, en todo el proceso evolutivo que han sufrido,

evidentemente han tenido que pasar por una serie de etapas

y entonces los hay que ya han llegado a un extremo evolutivo tal

que ya están tan adaptados

y han transformado tanto su organismo,

que en realidad ya no pueden adaptarse a vivir en el exterior.

Salen fuera y se mueren rapidísimamente.

Otros en cambio, los que más bien llamamos Troglófilos,

que son los que les gustan las cuevas pero no es obligado vivir en ellas,

entonces estos todavía no han llegado a tal extremo

y pueden salir fuera sin que les suponga el fenecer, ¿no?

Pedro, tú y tu equipo habéis descubierto

más de un centenar de especies,

¿crees que quedan muchas más por descubrir?

Sí quedan porque,

en todos los ecosistemas hay especies por descubrir.

Una vez hicimos un cálculo modelo-matemático para ver

en qué isla había más probabilidades de encontrar nuevas especies

y resultó que Gran Canaria era la que todavía tenía más futuro,

pero es sencillamente porque, como hay pocas cuevas,

no las habíamos prospectado apenas,

pero ahora estamos encontrando especies cavernícolas

en otros medios diferentes.

El ambiente tan húmedo de las cuevas

ha favorecido la adaptación de las especies que en teoría,

no podrían subsistir sin agua.

Es el caso del Venezillo tenerifensis,

conocido como Cochinilla de la humedad cavernícola

que vive en este tubo volcánico de Tenerife.

Todos los seres vivos eliminan deshechos

mediante el proceso de excreción.

El Venezillo es un crustáceo y excreta amoniaco.

Es una sustancia muy tóxica, pero se diluye fácilmente en agua.

La mayoría de crustáceos viven en el agua,

justamente porque así, no se intoxican con su propio amoniaco.

Las Cochinillas de la humedad son una excepción.

Sobreviven en un medio terrestre

porque el ambiente húmedo de la cueva,

les permite diluir el amoniaco.

La superespecialización que han sufrido

algunas especies cavernícolas,

hace imposible que puedan salir al mundo exterior.

Si lo hiciesen, morirían al instante.

Sin embargo, ciertos cavernícolas habitan un territorio intermedio

entre las profundidades y el exterior.

Viven en las pequeñas grietas que se forman en la lava.

Por ahí, tampoco se filtra la luz, pero sí el alimento.

En ocasiones, las fisuras, quedan al descubierto.

Estos minúsculos animales se mueven a través de ellas

y por los tubos de lava,

así que, no es extraño encontrar una misma especie

en distintos puntos de la isla.

Es el caso de dos de las especies de escarabajos cavernícolas

más adaptadas al mundo subterráneo de todo el archipiélago

y que habitan en Tenerife.

Una de ellas, es el escarabajo Domene vulcanica.

Las larvas campan a sus anchas por el reino de la oscuridad,

pero ver un ejemplar adulto de apenas 12 milímetros, es muy raro,

por eso, se sospecha que se refugia entre grietas.

A diferencia de sus parientes del exterior,

carece de ojos y también de alas,

como todos los insectos subterráneos.

Volar a oscuras, no le sirve de nada.

Y es arriesgado.

Los escarabajos cavernícolas compensan su ceguera,

con un sentido del olfato extremadamente desarrollado;

huelen por las antenas,

por eso, se las limpian a menudo con las alas.

Las antenas de estos insectos,

tienen unos pequeños pelos llamados sensilas.

Aquí se concentran las células receptoras olfativas.

Cuando el animal detecta un olor,

los receptores envían señales nerviosas

al lóbulo antenal del cerebro

que procesa la información.

Cuanto más largas son, mejor olfato,

así que, imaginaos el superpoder del escarabajo Alevonota outereloi.

Muchas veces, el encuentro de un macho con una hembra

en el medio subterráneo,

depende totalmente de las antenas.

El macho capta las feromonas que emite la hembra,

si no, nunca se encontrarían.

El Jameito es el animal más famoso de otra de las Islas Canarias:

Lanzarote.

El porqué del diminutivo, está claro:

no mide más de tres centímetros.

A pesar del tránsito de gente este crustáceo ha sobrevivido

en el tubo volcánico de los Jameos del agua.

Un espacio, que el arquitecto César Manrique transformó, artísticamente,

para que se pudiera visitar.

El jameito es muy sensible a las vibraciones,

también a la luz,

por eso, bucea a toda velocidad para esconderse bajo las rocas.

En El Hierro, César Manrique dejó otro legado:

urbanizó un mirador para rendir homenaje a la Tierra.

Lo ajardinó y construyó terrazas de piedra,

con vistas al Océano Atlántico.

Desde lo alto, la naturaleza luce en todo su esplendor.

Sin embargo en las profundidades, también bulle la vida.

Pero bajo tierra quedan todavía muchos misterios por desvelar,

como los hábitos de reproducción y crianza de la fauna cavernícola.

Por ejemplo, se cree que las hembras de algunas especies,

pueden tener descendientes sin necesidad de aparearse.

Esta araña del género Dysdera, es una de ellas.

Son las que mejor se han adaptado a la vida subterránea.

Esta que veis, es la más patilarga de todas las dysderas.

Es una hembra porque, atención, nunca se ha encontrado a un macho.

Se supone que es martenogenética,

es decir, que se reproduce por sí sola.

Otra curiosidad es la reproducción de las cucarachas bajo tierra.

Los ovarios de estos insectos se componen de una serie de tubos

llamados ovariolos.

De ellos, depende el número de huevos que pueden poner.

En el caso de la cucaracha Loboptera troglobia,

solo tiene tres por ovario,

son muy pocos.

Sus congéneres del mundo exterior tienen diez en cada ovario,

por eso se reproducen mucho más que la Loboptera.

Además, esta cucaracha guarda los huevos consigo más tiempo.

Ante la escasez de alimento, cuantos menos embriones mantenga,

mejor podrá darles de comer.

Es una forma de asegurarse la supervivencia.

Pedro, si añadimos a la vida de los cavernícolas,

las dificultades de encontrar pareja y de reproducirse,

¿podríamos decir que su supervivencia es casi un milagro?

Lo que pasa es que tiene sus trucos, precisamente,

aunque sea muy difícil encontrarse, consiguen encontrarse

y la prueba es que durante miles y millones de años

en realidad han ido subsistiendo.

El milagro no es tal, mientras el hábitat se les conserve bien.

En las cuevas, el mundo subterráneo, precisamente, lo que no hay es luz,

¿eso ralentiza su metabolismo?

Sí. Al no haber luz, no hay vegetación,

no hay producción primaria, que se dice,

entonces hay muy poco alimento,

y al haber poco alimento, cuesta mucho conseguirlo,

entonces una de sus principales adaptaciones, precisamente,

que han ralentizado el metabolismo

para poder resistir largas temporadas de ayuno.

Todo lo tienen más lento.

Y a su vez, tienen una vida más larga.

¿Son mucho más longevos que no los habitantes del mundo exterior?

Sí, decididamente sí. Son mucho más longevos.

Todo va concatenado, ¿no?

Es como a nosotros cuando nos dicen: "No comas mucho porque vivirás más".

Entonces, en ellos se cumple.

Se alimentan menos, pero tienen el metabolismo más lento

y entonces eso, hay menos desgaste y en efecto duran más.

Y también, es una necesidad que tienen,

dado que es tan difícil encontrar pareja y reproducirse,

pues necesitan vivir más tiempo para conseguirlo.

Claro. Y, ¿qué amenazas pueden poner en riesgo su supervivencia?

La principal es, la alteración de su hábitat.

Una de las principales amenazas es que entre agua con contaminantes.

Y otra es que entre más materia orgánica

de lo que normalmente hay en una cueva,

porque entonces al haber más alimento las especies de fuera

sí pueden entrar y subsistir.

Una defensa de los cavernícolas es precisamente

que como todo es muy difícil, allá no entra nadie,

pero como hay alimento ya entran especies de fuera

que son más competidoras. Claro es la competencia lo que...

La competencia.

Entonces, ¿están en peligro?

Sí están en peligro porque, cualquier cambio que haya

en el ambiente cavernícola,

les deja fatal porque, su evolución le ha llevado

a una transformación tal que no tienen, por así decirlo,

una adaptación marcha atrás.

Si cogemos un animal cavernícola y lo casamos al exterior,

muere ipso facto, ¿no?

Entonces lo mismo ocurre si cambiamos

los parámetros ambientales que hay en ambiente cavernícola.

En El hierro el viento es tan fuerte

que puede modelar el paisaje a su gusto.

Fijaos si no, en esta sabina.

Durante siglos, el tronco y las ramas

se han ido retorciendo en la dirección del viento.

Al final, ha acabado apoyando la copa en el suelo.

La inclinación ha sido la forma de sobrevivir

en un entorno tan extremo.

Los cavernícolas han encontrado sus propias estrategias de supervivencia

en su entorno, también hostil.

El milpies Dolichoiulus troglohierro por ejemplo,

guarda un as bajo la manga como arma de defensa

ante posibles depredadores: los Foros repugnatorios.

A través de estas minúsculas manchas rojizas,

segrega un líquido maloliente.

Lo componen sustancias tóxicas, como el cianuro de hidrógeno,

que huele parecido a las almendras amargas.

Es muy potente.

Llega incluso a quemar el esqueleto externo de sus predadores,

como hormigas y otros insectos.

Para explicaros este proceso, os invito a entrar en el laboratorio

El cianuro de hidrógeno es un producto químico venenoso

que se utiliza para elaborar plásticos, tintes y explosivos,

también es uno de los componentes del tabaco.

Es muy peligroso para la salud,

porque impide que les llegue oxigeno a las células del organismo.

Y al final, acaban muriendo.

Por eso, en nuestro experimento vamos a utilizar

otra sustancia de la misma familia:

El ácido clorhídrico el salfumán de toda la vida.

Vamos a ver cómo reacciona en contacto con una concha.

Primero, protegemos nuestra piel.

Luego, colocamos la concha en una placa...

Y añadimos un chorro de ácido clorhídrico

diluido en agua.

Las conchas están compuestas de carbonato de calcio

y el ácido clorhídrico reacciona violentamente

con esta sustancia.

Lo que ocurre, cuando ambos compuestos entran en contacto,

es que se libera dióxido de carbono.

El gas produce este efecto efervescente.

Ahora, llenamos un recipiente con el ácido y sumergimos la concha...

Acaba disolviéndose.

Imaginaos cómo quedarían los predadores del milpies Dolichoiulus

si le atacaran.

Otros milpies cavernícolas tienen un aparato propio

para inocular veneno y cazar.

Como el Lithobius speleovulcanus,

que lo inyecta en sus víctimas,

clavándoles el primer par de patas del tronco, en forma de estiletes,

hasta que las liquida.

El pseudo escorpión Occidenchthonius,

también utiliza ponzoña para cazar.

A pesar de su apariencia majestuosa,

es un arácnido de apenas tres milímetros.

La parte delantera de su cuerpo es muy parecida a la de un escorpión,

pero el pseudo escorpión, no tiene cola

y por tanto, tampoco aguijón venenoso.

La sustancia tóxica se encuentra en el extremo de sus pinzas.

La información sobre si hay o no presas alrededor,

le llega por los pelillos de las pinzas

que reaccionan ante cualquier vibración.

Después de nuestro particular viaje al interior de la Tierra,

hemos descubierto que la falta de luz solar y vegetación,

no ha impedido la existencia de unos seres

que parecen sacados de la novela de Julio Verne,

pero, en miniatura.

Algunas de estas criaturas, nunca las veremos fuera de una cueva

y nos recuerdan que la capacidad de adaptación de la vida,

no tiene límites.

Subtitulación realizada por Teresa García Román

¡Qué animal! - Cavernícolas

27:12 19 oct 2019

Evelyn Segura, bióloga, nos descubre los seres más extraordinarios que habitan en las cavernas. Visita la isla del Hierro, en las Canarias, la zona más rica del mundo en animales cavernícolas. En sus cuevas viven arácnidos como la araña agraecina canaeriensis, que caza a sus presas a la carrera, sin necesidad de telaraña. Evelyn nos desvela por qué la mayoría de cavernícolas son diminutos, ciegos y carecen de pigmentación, y nos explica cómo las especies ciegas detectan a sus presas. También entrevista al entomólogo Pedro Oromí, una eminencia mundial en la investigación de especies cavernícolas, que hasta ha dado nombre a uno de ellas, la araña troglohyphantes oromii. Este investigador nos explica por qué estas criaturas son más longevas que sus homólogas del exterior.

Evelyn Segura, bióloga, nos descubre los seres más extraordinarios que habitan en las cavernas. Visita la isla del Hierro, en las Canarias, la zona más rica del mundo en animales cavernícolas. En sus cuevas viven arácnidos como la araña agraecina canaeriensis, que caza a sus presas a la carrera, sin necesidad de telaraña. Evelyn nos desvela por qué la mayoría de cavernícolas son diminutos, ciegos y carecen de pigmentación, y nos explica cómo las especies ciegas detectan a sus presas. También entrevista al entomólogo Pedro Oromí, una eminencia mundial en la investigación de especies cavernícolas, que hasta ha dado nombre a uno de ellas, la araña troglohyphantes oromii. Este investigador nos explica por qué estas criaturas son más longevas que sus homólogas del exterior.

ver más sobre "¡Qué animal! - Cavernícolas" ver menos sobre "¡Qué animal! - Cavernícolas"

Los últimos 68 documentales de ¡Qué animal!

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Fósiles vivientes

    Fósiles vivientes

    25:44 pasado sábado

    25:44 pasado sábado Evelyn Segura, bióloga, descubre en Andalucía el extraordinario mundo de los fósiles, pero ¡vivos!, seres que han evolucionado muy poco a lo largo del tiempo. En la Sierra de Grazalema, en Cádiz, existen árboles cuyo origen se remonta a tiempos inmemoriales, los pinsapos, una especie que desciende ni más ni menos que de abetos de la época de los dinosaurios y hoy ¡sólo existe en la península ibérica!. En la Laguna de Fuente de Piedra, en Málaga, vemos a unos animales con tres ojos, los triops, unos fósiles vivientes de aspecto casi extraterrestre. Evelyn también desvela qué especie de río coexistió con los dinosaurios y revela qué animal habita en el planeta desde hace 500.000 millones de años. Isaac Casanovas, uno de los mejores especialistas en roedores fósiles de nuestro país, explica por qué las ardillas son auténticos fósiles vivientes.

  • Nocturnos

    Nocturnos

    30:48 09 nov 2019

    30:48 09 nov 2019 Evelyn Segura, bióloga, viaja a La Palma para adentrarse en los misterios de la noche y sus criaturas nocturnas. El cielo de esta isla de las Canarias es uno de los menos contaminados del mundo y, por eso, su hábitat es ideal para muchos animales nocturnos. La naturaleza ha dotado a estas especies de extraordinarias características para moverse a sus anchas en ambientes con escasa luz. En este capítulo Evelyn desvela cómo caza el búho chico en la más completa oscuridad, y explica el fascinante sistema de ecolocalización de los murciélagos que les permite, por ejemplo, detectar un minúsculo insecto sin ni siquiera haberlo visto. Iñaki Relanzón, fotógrafo de naturaleza, nos enseña la complejidad de fotografiar aves rapaces nocturnas, y Silvia Fajardo, bióloga y una de las máximas expertas en quirópteros en nuestro país, explica por qué la mayoría de las especies de murciélagos se muestran activas durante la noche.

  • Seductores

    Seductores

    26:44 02 nov 2019

    26:44 02 nov 2019 Evelyn Segura, bióloga, visita els Aiguamolls de l'Empordà, en Girona, donde descubre las estrategias de seducción más espectaculares del reino animal. En la naturaleza suelen ser las hembras las que eligen, mientras los machos invierten sus esfuerzos en seducirlas mostrando todos sus encantos. Algunos despliegan toda su belleza para captar la atención de las hembras, otros recurren al baile seductor, como el caballito de mar. Durante el cortejo, el macho gira alrededor de la hembra y, a menudo, entrelazan sus colas. Muchas especies de aves invierten una gran cantidad de energía en el cortejo como el somormujo lavanco, que recoge plantas acuáticas para convencer al otro de que es un buen partido. El sapo corredor, en cambio, confía en sus dotes cantoras para ligar. El oído, la vista, pero también el sentido del olfato juega un papel muy importante en la seducción. Laura López-Mascaraque, presidenta y cofundadora de la Red Olfativa Española, nos habla sobre el poder de las feronomas, unas sustancias químicas que el oso polar, por ejemplo, capta a muchos quilómetros y le ayudan a localizar a la hembra.

  • Arquitectos

    Arquitectos

    28:22 26 oct 2019

    28:22 26 oct 2019 Evelyn Segura, bióloga, viaja hasta el Parque Natural de Cornalvo, en Mérida, para descubrirnos a asombrosos arquitectos del reino animal. Muchos animales descubrieron la arquitectura hace millones de años, creando bellas y complicadas formas donde vivir y asegurar su supervivencia.

  • Cavernícolas

    Cavernícolas

    27:12 19 oct 2019

    27:12 19 oct 2019 Evelyn Segura, bióloga, nos descubre los seres más extraordinarios que habitan en las cavernas. Visita la isla del Hierro, en las Canarias, la zona más rica del mundo en animales cavernícolas. En sus cuevas viven arácnidos como la araña agraecina canaeriensis, que caza a sus presas a la carrera, sin necesidad de telaraña. Evelyn nos desvela por qué la mayoría de cavernícolas son diminutos, ciegos y carecen de pigmentación, y nos explica cómo las especies ciegas detectan a sus presas. También entrevista al entomólogo Pedro Oromí, una eminencia mundial en la investigación de especies cavernícolas, que hasta ha dado nombre a uno de ellas, la araña troglohyphantes oromii. Este investigador nos explica por qué estas criaturas son más longevas que sus homólogas del exterior.

  • Venenosos

    Venenosos

    28:35 12 oct 2019

    28:35 12 oct 2019 Evelyn Segura, bióloga, nos descubre los animales más tóxicos del mundo. Serpientes, arañas o escorpiones son quizás las criaturas venenosas más conocidas, pero en el planeta habitan nada menos que unas ¡100.000 especies capaces de producir toxinas! Evelyn viaja hasta la comarca de los Monegros, en Huesca. Su clima extremadamente seco es precisamente lo que permite la existencia de animales tan peligrosos como los alacranes, una de las criaturas más tóxicas que existen. Evelyn también nos desvela dónde habitan más especies venenosas, bajo el mar o en tierra firme, y entrevista a la investigadora Meritxell Teixidó, del Institut de Recerca Biomèdica, en Barcelona. Es uno de los pocos centros en el mundo que estudian los péptidos del veneno de escorpiones y abejas para hacer llegar fármacos al cerebro.

  • 29:36 05 oct 2019 Evelyn Segura, bióloga, descubre los extraordinarios superpoderes de algunos animales, seres extraordinarios con capacidades que exceden con creces a las humanas y que incluso les sacarían los colores a más de un superhéroe.

  • 1:00 17 sep 2019 Los tardígrados miden apenas medio milímetro de longitud y viven en la película de agua que cubre musgos, líquenes o helechos, aunque también habitan mares y ríos. Por su aspecto, se conocen popularmente como osos de agua y son uno de los animales más resistentes del planeta. Pueden sobrevivir en ambientes extremadamente estresantes y a temperaturas cercanas al cero absoluto, es decir, ¡a unos 270 grados bajo cero! También soportan la presión de las profundidades de los océanos.  

  • 00:40 07 ago 2019 Vuelve ¡Qué animal!, una serie documental de divulgación científica de La 2 en el que la bióloga Evelyn Segura viaja por los rincones más icónicos de nuestro territorio para desvelarnos las capacidades más extraordinarias de los animales. Descubriremos fósiles vivientes, especies con superpoderes, animales cavernícolas, acorazados, invasores, arquitectos, inteligentes, seductores, nocturnos, venenosos, veloces, con singularidades visuales y dedicados por completo a sus crías.

  • Especial Sonido

    Especial Sonido

    28:41 29 dic 2018

    28:41 29 dic 2018 ¡Qué animal! viaja en el último programa de la temporada por el increíble mundo sonoro de la comunicación animal. En este capítulo desvelamos en qué ave se inspiró Chaikovski para componer una de sus obras más famosas, cómo oyen los peces si no tienen orejas y si pueden revelarnos los grillos la temperatura ambiental. Además, retamos al imitador Carlos Latre a emular el sonido de distintos animales.

  • Islas Cíes

    Islas Cíes

    33:04 22 dic 2018

    33:04 22 dic 2018 ¡Qué animal! viaja hasta las Islas Cíes, en Pontevedra, para encontrar animales que no son siempre lo que parecen. Las Cíes se encuentran en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas Gallegas y tiene una superficie total de más de 8.000 hectáreas de las que el 86% es agua. En este capítulo descubrimos qué ave bucea hasta 45 metros de profundidad, qué especie marina fabrica un adhesivo tan potente como el cemento, si existe algún reptil sin patas que no sea una serpiente y si es realmente un pingüino el pingüino gallego. Además, retaremos al Mag Lari a hacer aparecer un cormorán moñudo de la nada.

  • 6:24 15 dic 2018 Ramoncín es una de las figuras más relevantes del rock nacional. En la entrevista nos explica con qué pájaro del Moncayo se identifica más, con el roquero solitario o con el roquero rojo.

  • Moncayo

    Moncayo

    28:26 15 dic 2018

    28:26 15 dic 2018 ¡Qué animal! viaja hasta el Moncayo, una montaña entre Zaragoza y Soria que destaca en su entorno llano. Gracias a su altitud, podemos sentir varios climas diferentes. Existen desde encinas mediterráneas a sus pies hasta restos de circos glaciares en su corona. En este capítulo desvelamos cuál es el ave más rápida entre las ramas de los árboles, qué animal con cuernos ladra como un perro y descubrimos si habitan en España culebras de más de dos metros. Además, sabremos qué tienen en común un pequeño pájaro del Moncayo y el cantante de rock Ramoncín.

  • 5:18 08 dic 2018 La compositora y cantante Eva Amaral se somete a un divertido juego sobre curiosidades relacionadas con el mirlo, un ave fácilmente reconocible por la melodía de su canto. ¿Adivinará Eva si son ciertas o falsas las preguntas planteadas por el presentador y biólogo Pere Figuerola? Además, retamos a Eva a cantar como los mirlos.

  • 1:17 08 dic 2018 Para fabricar una nube en casa tan solo es necesario un tarro de cristal, agua, una bolsa de hielo y una cerilla. El agua caliente se eleva en forma de vapor y choca con el aire frío que desprende la bolsa de hielo. De esta manera, el agua se condensa y forma minúsculas gotas líquidas que crean una nube

  • Garajonay

    Garajonay

    33:53 08 dic 2018

    33:53 08 dic 2018 ¡Qué animal! recorre esta semana de la mano del biólogo Pere Figuerola la isla de La Gomera, destacando el Parque Nacional de Garajonay. Pasearemos por el paisaje más característico de la isla, los bosques de laurisilva. Veremos tres especies diferentes de escarabajos.

  • Teide

    Teide

    31:33 01 dic 2018

    31:33 01 dic 2018 Esta semana el programa recorre de la mano del biólogo Pere Figuerola la isla de Tenerife, destacando el Parque Nacional del Teide. Explicará cómo los animales han adaptado sus sistemas respiratorios a las diferentes concentraciones de oxígeno.

  • Montseny

    Montseny

    24:25 24 nov 2018

    24:25 24 nov 2018 ¡Qué animal¡ visita el Parc Natural del Montseny, en la provincia de Barcelona. Descubriremos el ciclo del sueño en diferentes animales que viven en el Montseny: el lirón gris, el tritón del Montseny la liebre europea y la musaraña.

  • 2:26 17 nov 2018 Para los animales que ponen huevos, la cáscara supone una barrera de protección ante posibles depredadores. Con un sencillo experimento podremos ver qué se esconde bajo la cáscara de un huevo ¡sin romperlo!. Y para darle más glamour, haremos que brille en la oscuridad

  • 5:01 17 nov 2018

Mostrando 1 de 4 Ver más