Dirigido por: Julián del Olmo

El rastro de Dios, que el programa va siguiendo, le lleva a descubrir la infinidad de campos en los que la Iglesia está comprometida: pobreza, enfermedad, ancianidad, cultura, arte, vida contemplativa, minusvalías, juventud, campos de refugiados, niños de la calle, Sin Techo y Sin Tierra, mutilados de las minas antipersona, grandes catástrofes humanas, naturales o provocadas, etc.

Pretendemos hacer una comunicación que muestre el rostro de una Iglesia samaritana y provoque en la audiencia comunión, solidaridad y compromiso con los más desvalidos de nuestra sociedad y de nuestro mundo.

Nos aplicamos las palabras de Juan Pablo II: "Cada día, los medios de comunicación social llegan a nuestros ojos y a nuestro corazón, haciéndonos comprender las llamadas angustiosas y urgentes de millones de hermanos menos afortunados, perjudicados por algún desastre, natural o de origen humano; son hermanos nuestros que están hambrientos, heridos en su cuerpo o en su espíritu, enfermos, desposeidos, refugiados, marginados, desprovistos de toda ayuda; ellos levantan los brazos hacia nosotros, cristanos que queremos vivir el Evangelio y el grande y único testimonio del amor". (Juan Pablo II. Cuaresma de l986).

Contacto

Escriba al programa Pueblo de Dios: pueblodedios@rtve.es

4080758 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
Para todos los públicos Pueblo de Dios - Orange Farm: combonianos de extrarradio - ver ahora
Transcripción completa

Levantas al que cae, María.

(Música cabecera)

(Canción en otro idioma)

Sudáfrica es la primera potencia económica

del continente. También es el país

con más desigualdad entre ricos y pobres.

(CANTAN EN OTRO IDIOMA)

Desde hace más de 90 años, los misioneros combonianos acompañan

a la minoría católica en los lugares más complicados.

Estamos a unos 45 km al sur de Johannesburgo,

40 minutos por autovía.

Aquí viven unas 80 000 personas con muy pocos ingresos.

El paro supera el 40 % y los que trabajan

tienen que desplazarse, diariamente, hasta Johannesburgo.

La población de Orange Farm es, en su totalidad, de raza negra.

La mayoría son jóvenes sin recursos.

Hay un alto índice de población inmigrante

y las infraestructuras básicas son deficientes.

(Música)

Esto es el último "settlement" de gente informal

que viene de diferentes lugares.

Vienen de Soweto, vienen de Lesoto,

vienen de otros países de África y esto es nuevo.

Comenzó en los años 80. Con frecuencia, no hay agua.

También la luz, a veces, se va y se estropean

los aparatos eléctricos en nuestras casas.

Y la gente está muy preocupada porque los servicios no se dan.

(Música)

Orange Farm es la última misión de la que se han hecho cargo

los combonianos en Sudáfrica.

La comunidad está formada por tres sacerdotes

de muy distintas edades y procedencias.

El padre Job, togolés de 36 años, está en su país

visitando a la familia.

Ibercio es peruano.

Acaba de cumplir 60 años

y lleva casi 20 en tierras sudafricanas.

Benno es un alemán enérgico y dinámico de 81 años

que sigue entregado a la misión.

(Música)

(HABLAN EN OTRO IDIOMA)

La mayor parte de mi vida he vivido en comunidades interculturales

y prefiero vivir en ellas como misionero.

Cuando era joven, buscaba una comunidad feliz.

Empezar en la comunidad comboniana ha sido la mejor parte de mi vida.

Es una congregación bella y feliz.

La misión está formada por ocho comunidades católicas

con sus capillas y obras sociales.

En realidad, es como si se tratase de ocho parroquias.

El padre Benno se encarga de dos de ellas.

El coche es una herramienta fundamental

para desplazarse hasta las capillas de las comunidades.

Acompañamos al padre Ibercio hasta la de Santo Tomás,

en el sector más alejado de la parroquia.

Santo Tomás está ubicado... en una exhacienda.

Era un terrateniente que dejó sus tierras

y los trabajadores del lugar se apropiaron y ha crecido.

Entonces, es como un centro poblado.

Igual que Orange Farm, pero es un poco más antiguo.

Hay gente joven también, matrimonios jóvenes, y va creciendo.

(Murmullo)

La misa de los domingos es el momento más esperado

de la semana.

A los misioneros les esperan en cada comunidad para que presidan

una fiesta que es oración y encuentro.

(Música)

La eucaristía puede durar más de dos horas.

La misa se canta casi íntegramente.

(CANTAN EN SU IDIOMA)

(Música)

La comunidad de Santo Tomás ha construido una iglesia nueva

para acoger a los últimos católicos que se han incorporado al grupo.

Ha conservado la construcción de la antigua,

que ahora utilizan como salón de reuniones y catequesis.

Pretoria es una de las tres capitales del país.

Ciudad del Cabo es la capital legislativa.

Bloemfontein, la judicial.

Y Pretoria, la ejecutiva, administrativa y sede presidencial.

Esta ciudad ronda los 3 millones de habitantes,

es la quinta más poblada de Sudáfrica

y la que tiene mayor porcentaje de blancos.

Su nombre está en proceso de cambio.

Desde el año 2000, el área metropolitana de Pretoria

se denomina Tshwane.

(Música)

(Tráfico)

(Claxon)

Es también la ciudad universitaria por excelencia.

En ella, está la universidad más antigua del país,

la universidad a distancia y la universidad de ciencias

más grande del continente.

También alberga la sede del Consejo

para la Investigación Científica e Industrial de Sudáfrica.

(Música)

Los edificios de la Unión constituyen la sede oficial

del Gobierno sudafricano y también albergan

las oficinas del presidente.

(Tráfico)

(Música)

Varias esculturas en los alrededores recuerdan la historia del país.

Una gran estatua de Nelson Mandela, primer presidente negro

y líder antiapartheid se erigió en el centro de los jardines

con motivo de su entierro en diciembre de 2013.

Bueno, tenemos registrados hasta 3000 españoles repartidos

entre las dos demarcaciones consulares que existen en el país,

la de la Embajada en Pretoria y la de nuestro Consulado general

en Ciudad del Cabo.

Bueno, Sudáfrica acaba de celebrar, yo creo que son ya 23 años

de las primeras elecciones democráticas en el país.

Pusieron fin a un régimen tan injusto y tan odioso

como era el del apartheid.

Hoy, Sudáfrica es una democracia que respeta las libertades.

Entre ellas, por supuesto, la libertad religiosa.

Aquí, sigue su religión quien quiera y como quiera.

La religión católica no es mayoritaria

ni siquiera dentro de las denominaciones religiosas

que vienen de fuera, pero debo decir que juega

un papel importante, más allá de los números,

a la hora de pronunciarse sobre la realidad del país

y a la hora de servir a los sudafricanos en lo que es

su búsqueda de mayor bienestar y de mayor libertad.

(Música)

Pretoria es la capital elegida por casi todos los países

para establecer sus sedes diplomáticas.

En Pretoria, está el seminario dedicado a san Juan María Vianney,

patrón de los sacerdotes.

Es el único centro para la formación filosófica y teológica

del clero local en todo el país.

Sudáfrica tiene una extensión equivalente a tres veces España

y 55 millones de habitantes.

Los católicos apenas suponen un 8 % y las vocaciones son muy escasas.

Actualmente, son 135 los seminaristas diocesanos

que se preparan en estas aulas.

(Música)

Los misioneros combonianos nos preocupamos no solamente

por la pastoral, primer anuncio, también por la formación de líderes.

Y la formación de sacerdotes es muy importante.

Los misioneros combonianos han estado presentes en la formación

de los nuevos sacerdotes sudafricanos desde hace décadas.

El padre Ibercio es natural de Huánuco,

en los Andes centrales del Perú. Llegó a Sudáfrica en 1991

para trabajar en la antigua misión de Limpopo,

al norte de Pretoria.

Habla español, portugués, inglés y shotho.

Tras un paréntesis de nueve años en su Perú natal,

regresó a la misión en 2009 para hacerse cargo de la formación

de candidatos a la vida religiosa en el prenoviciado de los combonianos.

Fue entonces cuando le pidieron que impartiese clases

en este seminario. En 2012, le encargaron

la parroquia de la Santa Cruz en Soweto y, desde 2015,

es el superior de la nueva misión en Orange Farm.

Me pidieron a mí que enseñara en este seminario en 2011.

Entonces, acepté enseñar aquí.

Me pidieron que enseñara Espiritualidad

en el cuarto año de Teología. Y también me pidieron

que enseñara Ecumenismo.

Los 70 km de autovía que separan Pretoria de Johannesburgo

se pueden recorrer con los atascos habituales

en poco más de una hora.

(Música)

En la casa provincial que los misioneros combonianos

tienen en Johannesburgo, vive y trabaja el padre Mariano.

Un palentino de Villarrabé, un pequeño pueblo cercano a Saldaña.

Llegó a Sudáfrica en 1990,

tres semanas antes de que liberasen a Nelson Mandela de la cárcel.

Entre 1998 y 2004, estuvo en Madrid

como director de la revista "Mundo negro".

Y en 2005 regresó de nuevo

para trabajar en la misión de Mount Frere.

Las cámaras de "Pueblo de Dios"

grabaron su trabajo en esta zona rural,

una de las más pobres del país.

El padre Mariano,

que además de inglés y español hablaba perfectamente zulú,

aprendió el xhosa con 50 años

para atender pastoralmente a la gente de Mount Frere.

(HABLAN EN XHOSA)

Ahora, por desgracia, me paso muchos días entre papeles,

yendo a los bancos...

Yo entiendo que es un trabajo que alguien tiene que hacerlo

y no me importa hacerlo,

pero realmente, yo donde me siento más ilusionado

es en el trabajo pastoral, porque es la cercanía con la gente.

Desde hace un par de años,

el padre Mariano es el ecónomo provincial

de los misioneros combonianos en Sudáfrica.

(Música)

De él depende el sostenimiento económico

de los 35 religiosos

y las 9 misiones que tienen repartidas por el país.

El Gobierno español le acaba de premiar.

(Continúa la música)

El padre Mariano,

su majestad, el rey,

ha tenido a bien concederle la encomienda

de la Orden de Isabel la Católica.

No me sorprende, por sus muchos méritos.

¿Qué decir del padre Mariano?

Además de que es del Atleti, como mi mujer,

y es también un amigo personal, ¿no?

Y el africano en general, bueno, el ser humano en general,

pero en África es un valor muy importante

el que vean, sobre todo, en los que somos de otro color

o venimos de otro lugar,

respeto por sus personas, por sus sociedades.

Y en eso, el padre Mariano, visto con mis ojos,

es, yo creo que insuperable.

Es verdad que ahora está como ecónomo provincial,

pero al padre Mariano le gusta la calle, le gusta la gente,

le gusta Sudáfrica y se le nota.

-En este momento, lo que más echo de menos de la misión

es el trabajo pastoral, el acercamiento a la gente.

Estando en un trabajo pastoral en una zona rural,

necesariamente, estábamos todo el día,

todos los días en contacto con la gente.

Casi 4 millones de personas viven en Soweto,

un gran barrio-ciudad a 25 km de Johannesburgo.

Soweto es el acrónimo de South Western Townships,

es decir, municipios del suroeste.

Aquí están las casas de Nelson Mandela y Desmond Tutu,

dos Premios Nobel en una misma calle.

Soweto es un símbolo de resistencia contra el apartheid.

Los misioneros combonianos estamos muy relacionados con Soweto

porque durante varios años tuvimos aquí tres parroquias.

Pero hace dos años aproximadamente decidimos que estas parroquias

ya estaban suficientemente desarrolladas

a nivel económico, a nivel de religiosidad,

a nivel de clero local y, entonces, optamos,

como misioneros combonianos que estamos aquí, en Sudáfrica,

por movernos a una zona más de frontera

y mucho menos evangelizada.

(Música)

Es domingo en Orange Farm.

Los pocos católicos del barrio se engalanan para celebrar la misa.

Para ellos, es el momento más importante de la semana.

(Música)

Hoy, además, es un día muy especial,

es Pascua y ha venido desde Johannesburgo el padre Mariano

para concelebrar la eucaristía.

También ha venido un grupo de feligreses

de la parroquia de Soweto, coro incluido,

para acompañar al padre Ibercio

en la celebración de su 60 cumpleaños.

(Coro)

(REZAN EN OTRO IDIOMA)

(Coro)

Antes de terminar la misa,

un grupo de jóvenes sorprende al misionero

con una tarta muy especial.

El padre Ibercio invita a salir

a todos los que cumplen años este mes.

("Happy Birthday To You")

La celebración continúa en la casa de los sacerdotes.

Los que han venido de Soweto y los de Orange Farm

se sienten unidos por la fe

y por el carisma de san Daniel Comboni,

el misionero italiano que propuso salvar África por medio de África.

Todo esto es un lugar más pobre.

Entonces, como misioneros hemos optado por este lugar

y el obispo nos pidió que vengamos aquí,

porque estábamos en Soweto.

Teníamos tres parroquias y ahora estamos aquí

y tenemos ocho comunidades, como parroquias, que son grandes.

Luego, este es un lugar de primera evangelización

y también de ayuda,

no solamente pastoral, a nivel de iglesia,

sino también a nivel de formación humana, etc.

(CANTAN EN INGLÉS)

A 20 km del centro parroquial

está la comunidad de San Luis con su guardería.

Apenas son 50 familias católicas,

pero aquí admiten a los hijos de todas aquellas mujeres

que han encontrado un trabajo.

Los sueldos de las cuatro maestras los cubre el Estado.

La parroquia asume los gastos de comida, mantenimiento

y los dos sueldos del personal auxiliar.

Que este centro infantil siga funcionando

le cuesta a la misión de los combonianos

8000 rands al mes que, al cambio, son 600 euros.

Son niños que, más o menos, 50 o 60 niños

que están ahí todo el día.

Luego también ayudamos allá,

para que los niños puedan tener comida durante el día,

entretenimiento y un poco de aprendizaje.

Estamos en la capilla dedicada al beato Gerardo.

Aquí se reúne otra de las comunidades

que atienden los misioneros de Orange Farm.

Escondidas entre el maíz y un poco separadas del templo

hay abejas trabajando.

El padre Benno tiene 17 colmenas en cuatro lugares.

Según él, es bueno tenerlas en varios sitios

porque así cambian los tipos de flores

y la miel que se obtiene es diferente.

Las abejas africanas son salvajes, no son como las europeas.

Pican y son agresivas, por lo que la gente les tiene miedo.

Hay que trabajar con ellas por la noche, nunca de día.

Yo crecí en una familia donde siempre hemos tenido abejas.

Estoy acostumbrado.

Cuando llegué a la misión de Maria Trost,

una de las religiosas me dijo que había dos colmenas un tejado

y que nadie las cuidaba, así que me encargué de ellas.

El Instituto Técnico Carlos Lwanga comenzó a funcionar en 1994.

Es una fundación católica ligada a la misión.

El párroco preside la junta directiva

que administra este centro especial,

que cuenta con 250 alumnos y 19 profesores.

Es un centro académico.

Se enseña a gente que no sabe nada de lectura, nada de inglés.

Les enseñan ahí de, poquito, son gente adulta.

Y luego, el otro programa es técnico. Se forman técnicos.

Hay jóvenes y adultos que vienen para aprender, digamos, carpintería,

para aprender soldaduría, computación, etc.

-Puede decirse que Orange Farm

es un área económicamente muy deprimida.

Aquí, la mayoría de la gente no tiene trabajo

y por eso nuestros costes de matrícula son tan bajos.

Eso nos hace vulnerables a robos y otros delitos que se dan por aquí.

Entran en nuestra escuela

para robar cosas que luego venden fuera.

Es por la situación de pobreza de la zona.

-Yo vine a este centro a estudiar

porque la escuela no se me daba nada bien.

Aquí, en cambio, hay una escuela para adultos

donde yo puedo intentar aprender,

llegar a ser alguien y a tener éxito. Por eso estoy aquí.

(Música)

El apoyo se dirige, fundamentalmente, a que saquen sus exámenes finales.

Que saquen una cualificación profesional de carácter nacional

que les permita trabajar en todo el país,

e incluso en el extranjero, y aplicar lo que han aprendido.

(Continúa la música)

Vine a este centro porque vi que era muy bueno

y porque para todos los trabajos a los que me presenté

me pedían informática.

Y también está el coste, que es muy razonable.

Los misioneros combonianos llegaron a Sudáfrica en 1924.

Desde entonces, tratan de hacer realidad

el sueño de su fundador, san Daniel Comboni,

salvar África por medio de África.

Es decir, hacer todo lo posible para que los africanos

sean los protagonistas de su propia historia.

(Música créditos)

Pueblo de Dios - Orange Farm: combonianos de extrarradio

26:31 25 jun 2017

Los misioneros combonianos llegaron a Sudáfrica en 1924. Desde entonces tratan de hacer realidad el sueño de su fundador, san Daniel Comboni: "Salvar África por medio de África", es decir, hacer todo lo posible para que los africanos sean los protagonistas de su propia historia.

Los misioneros combonianos llegaron a Sudáfrica en 1924. Desde entonces tratan de hacer realidad el sueño de su fundador, san Daniel Comboni: "Salvar África por medio de África", es decir, hacer todo lo posible para que los africanos sean los protagonistas de su propia historia.

ver más sobre "Pueblo de Dios - Orange Farm: combonianos de extrarradio" ver menos sobre "Pueblo de Dios - Orange Farm: combonianos de extrarradio"

Los últimos 448 documentales de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • La otra vida de las mineras

    La otra vida de las mineras

    28:32 pasado domingo

    28:32 pasado domingo En Oruro, Bolivia, la vida de muchas mujeres mineras ha mejorado gracias al trabajo de una organización boliviana, creada por los Jesuitas y apoyada por Manos Unidas. Se trata de que las cooperativas mineras asuman el protagonismo social que la mujer tiene en la familia y como trabajadora.

  • El cura de Anguita

    El cura de Anguita

    29:32 10 sep 2017

    29:32 10 sep 2017 Reportajes sobre Rafael Pascual, cura rural de Anguita y otros pueblos de la provincia de Guadalajara

  • Los vecinos de abajo

    Los vecinos de abajo

    28:45 03 sep 2017

    28:45 03 sep 2017 Recorrido por algunos de los proyectos de las Hijas de la Caridad y de las Cáritas diocesanas de España.

  • 25:23 06 ago 2017 Reportaje sobre la figura de los capellanes castrenses en las Fuerzas Armadas y en los Cuerpos de Seguridad del Estado español.

  • 26:39 30 jul 2017 En Sudáfrica visitamos la histórica misión comboniana de Maria Trost, en la que ahora trabaja un misionero español.

  • La arcilla que da vida

    La arcilla que da vida

    23:39 23 jul 2017

    23:39 23 jul 2017 En el sur de Bolivia, Manos Unidas y la Fundación Guadalquivir trabajan la arcilla, mano a mano, junto con los presos del penal y los discapacitados de la ciudad de Tarija.

  • Menores, un asunto mayor

    Menores, un asunto mayor

    24:42 16 jul 2017

    24:42 16 jul 2017 Las Hijas de la Caridad, los Padres Paúles y la Obra Social Vicenciana (OSOVI) en materia de menores, llevan a cabo una labor educativa en los barrios más desfavorecidos de San Pedro Sula, Honduras.

  • La ciudad encantada

    La ciudad encantada

    28:43 09 jul 2017

    28:43 09 jul 2017 La Fundación Purísima Concepción, de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús de Granada, ha puesto en marcha la "universidad de la discapacidad". Es un gran complejo socioeducativo donde atienden diariamente a más de 400 personas.

  • Los otros emigrantes

    Los otros emigrantes

    26:19 02 jul 2017

    26:19 02 jul 2017 Misioneros, cooperantes y voluntarios españoles por el mundo: Francia, Bélgica, Suiza, Inglaterra, Zimbaue, Liberia, Chad y Perú.

  • 26:31 25 jun 2017 Los misioneros combonianos llegaron a Sudáfrica en 1924. Desde entonces tratan de hacer realidad el sueño de su fundador, san Daniel Comboni: "Salvar África por medio de África", es decir, hacer todo lo posible para que los africanos sean los protagonistas de su propia historia.

  • De vocación, cura rural

    De vocación, cura rural

    23:47 18 jun 2017

    23:47 18 jun 2017 Reportaje sobre la vida de Antonio Arroyo, párroco de San Pedro Manrique, Soria.

  • 24:43 11 jun 2017 Somos testigos de la labor social de los Padres Paúles en San Pedro Sula, Honduras. Visitamos un dispensario parroquial, un centro de capacitación agrícola y unas clases de inglés.

  • Clase de solidaridad

    Clase de solidaridad

    27:15 04 jun 2017

    27:15 04 jun 2017 Los 950 alumnos del colegio La Inmaculada, de Granada, reciben clases teóricas de Solidaridad. Luego, muchos de ellos la ponen en práctica con chavales de toda la ciudad a través de las asociaciones Tierra de Todos y Alpargate.

  • El corazón de Soria

    El corazón de Soria

    25:23 28 may 2017

    25:23 28 may 2017 Cáritas Diocesana de Osma-Soria atiende a personas sin hogar, desempleados de larga duración y niños en riesgo de exclusión. También ha creado Granito de Tela, una empresa de inserción social que en menos de un año ya ha creado ocho empleos.

  • Koumra: Misión marista

    Koumra: Misión marista

    26:04 21 may 2017

    26:04 21 may 2017 En Koumra, al sur del Chad, hay una misión marista. Con la ayuda de la ong SED, han puesto en marcha una escuela de secundaria, un centro cultural, varios proyectos de atención a mujeres enfermas de SIDA y discapacitadas y construido 14 pozos de agua en poblados del entorno.

Mostrando 1 de 30 Ver más