Dirigido por: Julián del Olmo

El rastro de Dios, que el programa va siguiendo, le lleva a descubrir la infinidad de campos en los que la Iglesia está comprometida: pobreza, enfermedad, ancianidad, cultura, arte, vida contemplativa, minusvalías, juventud, campos de refugiados, niños de la calle, Sin Techo y Sin Tierra, mutilados de las minas antipersona, grandes catástrofes humanas, naturales o provocadas, etc.

Pretendemos hacer una comunicación que muestre el rostro de una Iglesia samaritana y provoque en la audiencia comunión, solidaridad y compromiso con los más desvalidos de nuestra sociedad y de nuestro mundo.

Nos aplicamos las palabras de Juan Pablo II: "Cada día, los medios de comunicación social llegan a nuestros ojos y a nuestro corazón, haciéndonos comprender las llamadas angustiosas y urgentes de millones de hermanos menos afortunados, perjudicados por algún desastre, natural o de origen humano; son hermanos nuestros que están hambrientos, heridos en su cuerpo o en su espíritu, enfermos, desposeidos, refugiados, marginados, desprovistos de toda ayuda; ellos levantan los brazos hacia nosotros, cristanos que queremos vivir el Evangelio y el grande y único testimonio del amor". (Juan Pablo II. Cuaresma de l986).

Contacto

Escriba al programa Pueblo de Dios: pueblodedios@rtve.es

4029365 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
Para todos los públicos Pueblo de Dios - Koumra: Misión marista - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

En el centro norte de África,

Chad ocupa más de 1 millón de kilómetros cuadrados,

el doble de España.

Está rodeado por siete países

y en su geografía

cuenta con casi dos tercios de territorio semidesértico

y un tercio en el sur de clima tropical,

donde se concentra la mayoría de la población.

Se trata de un país que ocupa uno de los lugares más bajos

en la escala del desarrollo mundial,

habitado por casi 200 grupos étnicos

y donde se hablan más de 100 lenguas distintas.

En el sur del país se encuentra la ciudad de Koumra,

la única donde hay una misión de los hermanos maristas

y que se inició a finales de los años 90

con la llegada de varios españoles.

Dos de ellos murieron a causa de la malaria.

El hermano Martín Sarobe también enfermó gravemente,

pero consiguió sobrevivir.

Nos encontramos con él en el último día de su estancia en Chad.

Tras casi un año recuperándose del envite de la malaria,

Martín ha vuelto para cerrar su vida misionera en África.

Esta misma noche comienza el viaje de vuelta a España.

Yo he sido muy feliz y, además, me he sentido muy a gusto

haciendo todos los líos en los que me he metido.

Yo pienso que lo interesante de la vida

es atreverse a resolver problemas,

pero no tratar de evitarlos.

El hermano Martín llegó a África con casi 60 años

cuando terminó su trabajo como provincial en España.

En estos fructíferos años misioneros en Chad,

este marista navarro ha emprendido y continuado muchos proyectos,

no solo educativos.

Y casi se ha dejado la vida en el empeño.

También ha descubierto nuevos horizontes.

El rostro de Dios que yo he descubierto

estando con los africanos aquí,

es el de un padre que ama siempre,

que nunca te pide que se te ocurran...

Yo comento a veces a los chicos en las salas de clase:

"Cuando tienes la idea de que has hecho algo mal,

que has pecado o llámalo como quieras, ¿qué hay que hacer?"

Y todos responden siempre: "Pedir perdón".

Yo digo: "Eso no le interesa a nadie. Dios no quiere que pidas perdón.

Quiere que empieces a hacer bien las cosas.

Dios lo que quiere es que cambies, que mejores.

Este centro de salud es una de las iniciativas

en las que ha trabajado la misión marista de Koumra

en los últimos años.

Se trata de un ambulatorio gestionado por la diócesis,

donde hay que hacer frente a la dura realidad sanitaria

de la población chadiana,

que tiene una esperanza de vida de 52 años.

Hoy están convocadas las pacientes embarazadas para su revisión.

Por eso, la sala de espera está llena.

Las mujeres suelen tener una media de cinco o seis hijos.

Y, de paso, se aprovecha para hacer una sesión formativa

sobre el virus del sida

y las formas de evitar su transmisión.

La prevalencia del VIH sida es aún elevada.

En el marco de la transmisión madre-hijo

es donde realmente el Estado está invirtiendo.

En las consultas prenatales,

hacemos sistemáticamente la prueba a todas las mujeres que vienen.

Si están infectadas, les orientamos

y después les damos el tratamiento.

Incluso el niño que va a nacer

lo hará en una estructura sanitaria que esté bien.

Y tras el parto,

el niño estará las primeras 24-48 horas bajo cuidados

para evitar la transmisión madre e hijo.

Todo esto lo hacemos aquí, en el centro de salud.

Dentro de poco se podrá atender los partos

en las nuevas salas de maternidad.

Cada vez más, las mujeres chadianas acuden a centros sanitarios

en el momento de dar a luz.

Han comprobado que es bastante más seguro que hacerlo en sus casas.

El ambulatorio está estrenando estos locales,

construidos gracias a la ONG marista SED.

La ayuda de España llega realmente en un buen momento

para la población de Koumra.

Sobre todo, para este centro de salud.

Antes el centro de salud

era gestionado por un organismo de la iglesia de Chad.

Desde diciembre de 2011,

esta institución se retiró por falta de financiación.

Desde entonces,

el ambulatorio solo cuenta con sus propios recursos.

Sin el apoyo actual de España,

el centro de salud no podría salir adelante.

Así pues, vuestra ayuda es de una importancia capital

para la población de Koumra.

No solamente para la población del barrio que cubre este centro,

sino para toda la gente de la ciudad que viene aquí a consultas.

Es, por tanto, un apoyo

que llega realmente a las necesidades de la población.

-Para nosotros ha sido fundamental la presencia de SED.

Realmente, ayuda mucho tener unos esquemas de ayuda,

de presentación, de búsqueda de medios.

La ayuda ha sido, realmente, importante.

Y los medios económicos fundamentales.

Si no, estaríamos todavía empezando.

Una de las obras que en su totalidad se ha levantado gracias a SED,

ha sido el colegio Marie Ke Tal,

Santa María en lengua local.

Los hermanos maristas, dedicados desde su origen en la educación,

pidieron ayuda a España

para cubrir las necesidades de los estudiantes

de la última etapa de secundaria.

Y la respuesta es esta.

Un gran colegio donde estudian 665 alumnos.

(Música)

Desde 2006, el colegio ha servido verdaderamente a todos.

A pobres y a ricos.

Para nosotros, los hermanos maristas,

la educación que damos a los menores es lo más importante.

Y los padres y madres valoran el seguimiento educativo

que les damos a sus hijos e hijas,

traducido en una buena educación y un buen servicio.

Los más de 4000 maristas que hay actualmente

están presentes en 77 países

a través de cientos de obras educativas y sociales.

En cada uno de estos lugares,

tienen en común ese sentido de educación integral de la persona.

Pero, además, cada obra marista

está marcada por la realidad social en la que se inserta.

En el caso de Chad, hay que añadir el matiz religioso.

En un país de mayoría musulmana,

el 22% de la población es católica.

El colegio marista en Chad está abierto a todas las personas,

sin distinción de credo.

Así pues, hay musulmanes, cristianos católicos

y cristianos protestantes que están aquí.

Está abierto a todo el mundo

y todo el mundo recibe la misma educación.

No hacemos distinción en nuestro colegio.

Desde la creación de la escuela,

no ha habido problemas en relación a la religión.

Hay una cohabitación pacífica en la escuela, no hay distinción.

Incluso aquí en la escuela aconsejamos a los jóvenes

no considerar a los demás como musulmanes o cristianos,

sino que todos somos hermanos y hermanas aquí

y tenemos un solo Dios, no hay diferencia ni distinción.

En esta escuela,

que necesita fondos para pagar al profesorado

y mantener las instalaciones,

cada familia paga en función de su situación económica.

Es la mejor manera de ser justos.

Y así, los que más tienen,

apoyan a quienes peor lo están pasando.

Arnaud es uno de los profesores más veteranos de la escuela

y conoce bien la situación de sus alumnos.

La primera dificultad es el tema alimentario.

Muchos no comen nada en sus casas antes de venir al colegio.

Por lo que, a veces, vienen y están cansados, estresados,

o no tienen ganas de venir.

Sin embargo, vienen porque tienen ganas de aprender.

Esta sería la primera dificultad.

La otra dificultad es el clima social.

A veces, los menores no tienen ningún tipo de seguimiento,

lo que perturba sus motivaciones por aprender.

La apertura de la escuela marista Marie Ke Tal hace 11 años,

ha dado un gran impulso a la calidad educativa de la zona.

El centro ha sido reconocido como el quinto mejor de la región,

de acuerdo con los resultados académicos de sus alumnos.

Pero no solo es una cuestión de calificaciones,

los religiosos han puesto mucho énfasis

en que las niñas y jóvenes también tienen que estudiar.

Y lo han conseguido.

Koumra cambió mucho.

No digo que por nosotros, pero ha cambiado mucho,

y los maristas hemos ayudado bastante.

Yo he mantenido,

no hace más de siete u ocho años, terribles discusiones

con las señoras que, más o menos,

tenían influencia en los barrios y demás,

por ejemplo, para decir que las chicas tienen que ir a la escuela.

No podemos tener madres que no saben leer.

Los chicos crecen al lado de su madre.

Necesitamos chicas que hayan estado en la escuela.

"¿Para qué tiene que ir la chica a la escuela?"

"Tener hijos y aprender la cocina".

Pero te lo decía gente que parecía seria y formal.

Te quedabas escuchándoles diciendo: "¿De qué vais?"

Y hemos logrado que, en este momento,

la tasa de presencia femenina en la escuela

sea incluso superior que la masculina.

(Música)

Laura está en el último de los cursos de secundaria.

El año que viene hará su bachillerato

convencida de la importancia de que estudiar

es un derecho para todos, chicos y chicas.

Normalmente, hacemos trabajos en relación a este tema,

la no escolarización de las niñas.

En Moundou no he encontrado niñas que no hayan estado en el colegio.

En Sarh había muchas.

Yo sé que muchos padres creen que el espacio de una niña es la cocina.

Pero una niña puede hacer lo mismo que un niño.

Hoy en día vemos mujeres ministras, mujeres que trabajan en empresas,

incluso, en puestos por encima de los hombres.

Quiero decir que las niñas

tienen el mismo derecho a la educación que los niños.

Pero, en muchos casos, esto no es así por la mentalidad de los padres.

A veces, también influye la pobreza.

La causa principal es la pobreza y la ignorancia de los padres.

Porque, cuando no hay dinero para matricular a una niña en el colegio,

no hay elección.

En la escuela marista de Koumra

hay varios alumnos becados con los fondos que consigue SED.

Una de ellas es Teresse,

la más pequeña de una amplia familia.

Ella está feliz gracias a la oportunidad de poder estudiar.

Sabe que su futuro depende de ello.

Ya soy una privilegiada por tener esta ayuda.

Gracias a ella me he podido inscribir aquí.

Hay muchos que, si recibieran una ayuda,

también podrían ir a la escuela.

Pero, como no la tienen, están en la calle.

Cuando el reloj marca el mediodía, terminan las clases.

En esos momentos, los termómetros superan los 45°.

Este centro educativo es uno de los 25 de secundaria

que diversas instituciones eclesiales tienen en Chad.

En total, son 63 000 alumnos

los que acuden a las obras educativas

de la iglesia chadiana.

Si hablamos de cifras,

hay que reseñar otra que tiene su importancia.

En Koumra son 300 los chicos y chicas que reciben una beca de SED

y que gestionan los maristas.

La mayor parte de estos alumnos son de primaria.

Hemos quedado con ellos en el centro cultural Champagnat,

que también se levantó gracias a la solidaridad marista.

(Canto étnico)

Aprovechando la presencia del actual director de SED,

se concentraron para dar las gracias a tantas personas que desde España

trabajan para conseguir fondos con los que mejorar

la educación de este país.

(HABLA EN FRANCÉS)

"Estamos comprometidos hasta la médula.

Implicándose en la vida misma.

Aquí tenemos un recuerdo alegre e, incluso, motivador,

los que han entregado la vida en el Chad.

Hermanos que fueron socios primeros, como el hermano Pedro Huidobro,

el hermano Lorenzo, que han dejado su vida

y están enterrados aquí.

Han dejado la vida por África, por los africanos,

porque fue el sentido de su propia vida.

Sus vidas no hubieran tenido sentido si no fuera por esa cercanía

y esa entrega a África. SED está en la misma línea".

Queremos, no inundar de dólares y de euros,

queremos inundar de vida cada pueblo, cada comunidad de aquí, del Chad.

Y para eso necesitamos la ayuda de todos aquellos que son generosos,

los voluntarios que están a nuestro lado,

las personas que nos ayudan.

(Música)

Otra de las actividades no estrictamente educativas

que llevan a cabo los maristas en Koumra

es el apoyo a un grupo de discapacitados

y de personas enfermas de sida.

La mayoría de ellas son mujeres.

No es fácil llegar hasta el centro cultural

si se va en silla de ruedas.

La arena que invade las calles de la ciudad lo complica.

Aún así, varias veces en semana

se reúnen en el centro cultural Champagnat.

El encuentro con personas de la ONG SED fue emocionante.

Ana Fernández, que trabaja en las oficinas centrales de SED,

en Madrid, estuvo de voluntaria hace unos años en Koumra.

Volvió a reencontrarse con muchas de las personas

que conoció entonces.

La ONG marista cuenta con un programa

de voluntariado internacional que fomenta estas experiencias.

Esa experiencia marcó un antes y un después en mi vida

y fue mi primer contacto con Chad, y del cual guardo

un recuerdo muy bonito.

Fue una experiencia muy intensa, muy de emociones,

de sentimientos, de presencia.

"Y aparte del trabajo que hicimos,

sobre todo, lo que creo que es importante

es el hecho de poder tener la experiencia

de durante, en este caso, un mes estar en contacto permanente

con la cultura local, y de dejarte empapar

por todo el contexto y por toda la cultura africana,

la cosmovisión, para entender dónde trabajamos,

con quién trabajamos, cuál es el contexto,

las características y demás.

Te queda, sobre todo, las personas. Te quedan las personas.

El nombre de esas personas con las que empatizas,

con las que compartes.

Es el hecho de compartir

y de ver que hay más semejanzas que diferencias".

Merece la pena y, sobre todo, a nivel interior creces muchísimo

y te permite tener un pensamiento bastante más abierto

de lo que sucede en el mundo y de las realidades

y de por qué estamos como estamos.

El grupo de mujeres cuenta con varias máquinas de coser

que les han conseguido los maristas.

Con el trabajo que realizan consiguen algún pequeño ingreso.

Además, la ayuda llega en forma de medicamentos,

apoyo para las visitas médicas y alimentación.

"Los discapacitados y los enfermos son abandonados

por algunos familiares y amistades

porque piensan que alguien con discapacidad

no es útil para la sociedad.

La persona infectada por el VIH tampoco está considerada".

Y cuando estas personas enfermas o con discapacidad

se encuentran delante de la máquina de coser,

que es eléctrica y no todo el mundo conoce,

y sobre la que todo el mundo pregunta dónde la hemos conseguido,

estas personas mejoran su autoestima.

"Piensan que tienen algo que ofrecer a la sociedad

y se sienten con ánimo para afrontar la vida".

Loucienne es una de las mujeres que forman parte del proyecto.

Ella se siente muy agradecida por la ayuda que ha recibido,

que incluye una beca para los estudios

de su hija Sachin, de 13 años.

Yo pienso mucho en los estudios de mi hija,

en su futuro, en encontrar una casa mejor

y en que el taller de costura funcione bien,

para así poder continuar trabajando.

(Claxon)

Koumra es la población principal de la zona

y está rodeada por pequeños poblados.

Nos ponemos en marcha con la intención de visitar

alguno de ellos, que también forman parte

de la gran obra social de los maristas.

(CANTA EN OTRO IDIOMA)

El polvoriento camino se nos hace más largo

de lo que nos dijeron en principio.

Los múltiples baches tienen la culpa.

(CANTA EN OTRO IDIOMA)

Como no hay mal que 100 años dure,

después de perder la cuenta de los baches,

llegamos a un poblado

donde los vecinos se han reunido para saludar a la visita.

Es uno de los 14 poblados donde se han hecho varios pozos

gracias al apoyo de SED.

La ONG marista ha financiado la realización de los mismos

a través de una organización local.

Ni que decir tiene que la apertura de estos pozos

ha cambiado la vida de los habitantes de estos poblados,

lugares especialmente necesitados en un país con grandes carencias.

"Algunos poblados no tienen medios.

El salario medio de un africano es menos de un dólar por día,

y los pozos que financia SED cuestan miles de euros.

Obtener esas cantidades en los poblados

y poder realizar pozos es algo imposible o casi imposible".

Por eso yo cree una organización que lucha

para que las personas de los poblados puedan tener acceso al agua potable

y así luchar contra las enfermedades hídricas.

Ese es el objetivo.

(Canto étnico)

Quienes están verdaderamente contentas por el pozo

son las mujeres del poblado.

Tradicionalmente, su vida está marcada

por las tareas del hogar, que en algunas situaciones

se complican hasta el extremo.

No es lo mismo ir por agua a varios kilómetros de distancia

que tenerla cerca de casa.

Como tampoco es lo mismo cuidar a hijos sanos

que sufrir por las enfermedades gastrointestinales de los pequeños.

(Canto étnico)

El pozo es bueno para nosotras, porque gracias al pozo,

tenemos agua para beber.

Podemos preparar la comida, el ganado bebe,

son muchas cosas.

Queda mucho mundo por andar,

y quedan muchas lenguas que aprender.

Aún quedan soledades que romper

y palabras de amor que pronunciar.

A 16 países africanos llega la ayuda de SED,

A través de una multitud de proyectos de desarrollo.

Este continente sigue siendo el gran reto

para la cooperación internacional.

(Música)

Aún tenemos sed de nuevos senderos.

Recientemente, esta ONG marista, ha publicado un libro - disco

titulado "Los tambores hablan".

Esta iniciativa, nos muestra una imagen de África

alejada de los estereotipos.

Las letras de las canciones,

obra del hermano marista Aureliano García,

dan una visión distinta del continente,

su cultura, sus tradiciones, su diversidad,

su riqueza natural, la filosofía ubuntu,

el papel de la mujer en su desarrollo.

Quedan hoy heridas por curar

y muchos ciegos que no quieren ver.

11 canciones y 21 artistas comprometidos por un mundo mejor.

Porque es hora de que África tenga la palabra.

Por eso, hablan los tambores.

Sigue siendo el sonido de los tambores una llamada.

Sigue siendo un grito "vamos a compartir,

estamos en la misma historia, hay que hacer el camino juntos".

Esa es la llamada de los tambores hoy.

Así empezó la historia de SED en el Chad.

Unos protagonistas, los hermanos que fueron fundadores

hace 25 años de SED,

que escuchando esa llamada, se vinieron.

Trasladaron aquí su espíritu,

su espíritu misionero, su espíritu solidario

y generaron aquí una vida que hasta nuestros días

está creciendo, está aumentando y potenciándose.

Es el grito de África, un grito de "vamos a caminar juntos,

aún contamos con vosotros".

Aún tenemos sed de nuevos senderos.

Miradas distintas.

De besos sinceros.

Aún tenemos sed de tierras sin dueño.

Desde otras orillas, se ve un mundo nuevo.

Se ve un mundo nuevo.

Pueblo de Dios - Koumra: Misión marista

26:04 21 may 2017

En Koumra, al sur del Chad, hay una misión marista. Con la ayuda de la ong SED, han puesto en marcha una escuela de secundaria, un centro cultural, varios proyectos de atención a mujeres enfermas de SIDA y discapacitadas y construido 14 pozos de agua en poblados del entorno.

En Koumra, al sur del Chad, hay una misión marista. Con la ayuda de la ong SED, han puesto en marcha una escuela de secundaria, un centro cultural, varios proyectos de atención a mujeres enfermas de SIDA y discapacitadas y construido 14 pozos de agua en poblados del entorno.

ver más sobre "Pueblo de Dios - Koumra: Misión marista " ver menos sobre "Pueblo de Dios - Koumra: Misión marista "
Xcerrar

Los últimos 457 documentales de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 23 Ver más