Pueblo de Dios
Pueblo de Dios
Domingo a las 11.30 horas  

Dirigido por: Antonio Montero

El rastro de Dios, que el programa va siguiendo, le lleva a descubrir la infinidad de campos en los que la Iglesia está comprometida: pobreza, enfermedad, ancianidad, cultura, arte, vida contemplativa, minusvalías, juventud, campos de refugiados, niños de la calle, Sin Techo y Sin Tierra, mutilados de las minas antipersona, grandes catástrofes humanas, naturales o provocadas, etc.

Pretendemos hacer una comunicación que muestre el rostro de una Iglesia samaritana y provoque en la audiencia comunión, solidaridad y compromiso con los más desvalidos de nuestra sociedad y de nuestro mundo.

Nos aplicamos las palabras de Juan Pablo II: "Cada día, los medios de comunicación social llegan a nuestros ojos y a nuestro corazón, haciéndonos comprender las llamadas angustiosas y urgentes de millones de hermanos menos afortunados, perjudicados por algún desastre, natural o de origen humano; son hermanos nuestros que están hambrientos, heridos en su cuerpo o en su espíritu, enfermos, desposeidos, refugiados, marginados, desprovistos de toda ayuda; ellos levantan los brazos hacia nosotros, cristanos que queremos vivir el Evangelio y el grande y único testimonio del amor". (Juan Pablo II. Cuaresma de l986).

Contacto

Escriba al programa Pueblo de Dios: pueblodedios@rtve.es

5255920 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Pueblo de Dios - Inclusión a fuego lento - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"Murcia es conocida como la huerta de Europa

por la exportación de sus cítricos y hortalizas.

El Segura riega sus campos con un sol que da vida

y trabajo a miles de murcianos

y que acoge a todo el que viene de fuera.

Este rico vergel contrasta con un 15% de paro en la capital,

pero es sobre todo el desempleo de larga duración

lo que genera una exclusión social y laboral

que se hereda en las familias con situaciones más vulnerables.

Cáritas Diócesis de Cartagena trabaja para romper con esa pobreza

heredada con proyectos de acogida y de economía solidaria."

(Música)

# Cómo quieres que vaya, # que vaya y vaya.

# Cómo quieres que vaya, # que vaya y vaya,

# con una criba al río # a cribar el agua. #

"Cáritas Diócesis de Cartagena

tiene en el barrio murciano de El Palmar,

una casa de acogida para acompañar a jóvenes tutelados que han logrado

cruzar con vida el Mediterráneo cuando eran menores de edad."

Tenemos 50 jóvenes tutelados por la Comunidad Autónoma,

menores inmigrantes que han llegado a nuestras costas

que están tutelados por la Comunidad Autónoma,

que este año cumplen mayoría de edad y no tienen un recurso

al que poder derivar.

Creo que esta realidad nos está gritando

al conjunto de la sociedad y tenemos que buscar respuestas.

Este es el motivo de esta casa.

Ante ese grito no podemos quedarnos iguales.

"La llegada de estos menores a las costas de Mediterráneo,

se ha triplicado en los últimos meses.

Las rutas migratorias han cambiado

y las mafias siguen traficando

con las vidas y sueños de miles de personas."

Los jóvenes tutelados tienen derecho

a permiso de residencia

por haber venido menores a España,

en eso les ayudamos y les apoyamos

a que consigan la tarjeta de residencia.

Pero no tienen derecho a permiso de trabajo.

Eso les dificulta mucho el acceso al mercado laboral

porque para acceder a un permiso de trabajo

tiene que haber una oferta de trabajo

de un año de duración de jornada completa,

de salario mínimo interprofesional,

y en el mercado laboral que hay en Murcia

estamos casi en un 50% de paro juvenil...

Es muy difícil, es muy difícil.

"Al cumplir los 18 años, quedan en la calle,

desamparados y desorientados,

los jóvenes que llegan a la casa de El Palmar encuentran un hogar

donde aprenden a convivir con las costumbres de aquí

y a desenvolverse por sí solos en su nueva vida."

# Y andandito, andandito, # se encuentran cosas.

# Y andandito, andandito, # se encuentran cosas,

# yo me encontré un barquito # de espuma roza. #

En la casa vivimos 17 personas

somos de cinco países, y al final,

estamos aquí al mismo objetivo.

Para mejorar nuestra vida y buscar nuestro futuro.

# Cómo quieres que vaya, # que vaya y venga,

# por un camino de agua # y no me pierda. #

La convivencia es primordial,

la cosa más importante aquí entre nosotros es el respeto

porque antes de todo somos hermanos, somos una familia.

Como una familia cualquiera, hay momentos buenos,

momentos malos y hay de todo.

Hay que saber llevar todo eso.

Siempre damos consejos a los chicos, les respetamos

y hay que darles confianza

y vivir con ellos día a día.

"Zouhir y Mohand son los responsables

de que esta convivencia funcione.

Hacerles sentir como en casa mientras estén acogidos

implica una serie de tareas domésticas

que no todos conocían antes de llegar."

Me dedico a revisar las tareas de limpieza

y de la cocina,

y pongo la lavadora también a los chicos.

Y controlo, más o menos, la casa cómo va.

-Por ejemplo, poner, cómo preparar la comida,

enseñamos a los chicos cómo cocinar, aquí llegan nuevos,

cómo hacer su habitación, cómo organizarla, hacer la cama,

cómo mantener la casa en buenas condiciones,

bien ordenada, bien limpia, ponerles su lavadora ahí,

la ropa, como somos muchos,

hay otra manera de organizarnos, tenemos que respetarlo.

Te voy a enseñar cómo hacer la cama y cómo tienes que hacerla.

¿Vale?

"Mohamed lleva poco tiempo en la casa de acogida,

casi no habla español, pero sus nuevos compañeros,

con el apoyo del equipo técnico de Cáritas,

les ayudan en sus tareas para que no se sienta solo

y supere sus miedos y desconfianzas."

Estamos aquí en la casa y hay que respetar unas normas.

Aquí tenemos varias cosas, ¿vale?

Las tareas de la limpieza, las tareas de la comida.

Pues eso, cada día vienes aquí, encuentras tu nombre,

ahí, Mohamed, te toca el viernes, te toca la comida,

que tienes que aprender a cocinar con tiempo,

vas a aprender cómo se hace, cómo cocinar,

cómo ser más organizado y con los chicos te enseñan

y te ayudan a integrarse

porque hemos estado en la misma situación

todos cuando hemos entrado.

Vamos a tu habitación.

-Nosotros intentamos un poco ser un colchón,

ayudarles a que en ese camino,

que no pasen de esa protección

a un estado de no tener a nadie.

Es verdad que no somos un centro de protección de menores,

los chicos aquí ya tienen que tener una autonomía,

pero un poco esa es nuestra misión,

ayudarles en ese proceso suyo de inclusión

en la sociedad murciana.

# Cómo puedes pedirme # que no haga nada.

# Cómo puedes pedirme # que no haga nada,

# mientras se ahoga la noche # en la madrugada. #

"Zouhir es de Marruecos,

en poco más de un año ha conseguido tres certificados profesionales

en mecánica y, por ahora, el contrato laboral se le resiste."

A la hora de contratar,

nos piden un precontrato de un año y jornada completa.

El 80% de los dueños

de la empresa y de los talleres, por ejemplo, en mi caso,

les viene muy difícil para contratarte la primera vez

son precontratos de un año a jornada completa.

"Mohand estudió Economía y Gestión de Empresas en Argelia,

consiguió una beca Erasmus para Letonia

y habla perfectamente varios idiomas.

Pero la situación de su país le empujó a salir de su casa

con la mirada puesta en un mejor futuro."

Sí, estoy aprovechando el programa de acogida

y también estoy tranquilo porque no voy a estar sin techo,

mientras tanto, estoy buscando mi vida,

pero esta experiencia que estoy viviendo cada día,

diariamente veo un montón de cosas que me servirán en el futuro.

Sea un jefe de una empresa, un trabajador o un empresario,

por lo menos voy a saber cómo llevar el personal que tengo,

cómo tratarlo...

"Los 17 chavales que conviven en la casa de acogida de El Palmar

tienen entre 18 y 24 años.

Son como cualquier otro joven español.

Buscan cumplir un sueño, ser felices."

Muchas veces son hermanos mayores de familias numerosas

y son una vuelta de la familia para sustentar a esa familia

económicamente, entonces los envían,

por decirlo de alguna manera, a Europa.

Que muchas veces vienen a Europa, no vienen a España en concreto,

vienen al sueño europeo.

-Tengo seis...

"Están acompañados por técnicos de acogida

de Cáritas Diócesis de Cartagena,

la relación es estrecha,

Salva y Ana son sus guías y su única familia en este camino

que inician fuera del centro de menores."

Mi relación con ellos también yo creo que lleva un poco

a que me vean como una figura materna,

por así decirlo.

Es una relación un poco especial porque igual que una madre,

lo mismo les regañas que luego le das un achuchón,

pero siempre intentando, por supuesto,

pensar en lo que es mejor para ellos,

aunque no siempre lo entienden, como cualquier hijo.

Este bizcocho es buenísimo.

Has superado mi receta.

-El alumno es siempre mejor que el profe.

-Buenísima.

"En este proceso de recuperación vital,

es muy importante la figura del acompañamiento

y del apoyo personal."

Acompañarles en esa necesidad que tiene su día a día,

que a veces la necesidad será apoyo y orientación

a qué estudios elegir,

apoyo y orientación en cómo acceder al centro de salud

para tramitar la tarjeta sanitaria.

Algo que parece tan sencillo,

que parece tan fácil para las personas

que podemos estar aquí en España un tiempo,

puede convertir una gestión en un trámite

de mucha dificultad para personas extranjeras.

-Cuando ellos llegan a nosotros están un poco desubicados,

entonces nosotros somos para ellos lo más próximo

o lo más parecido a una familia.

De hecho se establece un vínculo que a lo largo del tiempo,

se mantiene incluso cuando ellos salen,

consiguen un trabajo y mejoran su situación personal y laboral,

siempre somos su vínculo,

siempre vienen tanto para compartir con nosotros su alegría

como también a veces sus propios problemas

o tristezas, es un vínculo que a lo largo de los años,

se mantiene siempre.

(Música)

"Una vida distinta lejos de casa.

Pero con más oportunidades de futuro."

Se suele decir "buenos días" que es como un saludo.

Repetidlo todos.

(TODOS) Buenos días.

"Un grupo de jóvenes de la parroquia de El Palmar

acuden cada semana a la casa de acogida

para pasar tiempo con ellos.

Y, de paso, para que mejoren el español.

Jaime, Pilar y Antonio José son conscientes de la suerte

que tienen por haber nacido en España.

Pero no se cruzan de brazos.

Se ven reflejados por su juventud

y comparten sus mismas esperanzas de futuro.

Las casas de acogida de Cáritas Diócesis de Cartagena

responden al clamor del Papa Francisco

frente a la necesidad de acoger, proteger, promover

e integrar a los migrantes."

Lo que tiene Cáritas como principio es hacer el bien,

hacer el bien y no mirar el carnet de identidad de nadie,

sino que nosotros tenemos las puertas abiertas

para todos y no hay sospecha en absoluto en, digamos,

en la ciudadanía, en la gente de nuestra región,

sobre Cáritas de que haga

o tenga actitudes xenófobas en absoluto,

todo lo contrario.

"Apostar por las bienaventuranzas tiene su recompensa.

Un grupo de chavales han logrado un trabajo

gracias a Cáritas Diócesis de Cartagena,

y otros se están preparando para triunfar."

Estoy haciendo un curso de camarero

y ahora llevo cuatro meses.

No, sí, cuatro meses, lo estoy haciendo.

Y dentro de dos semanas empiezo prácticas.

Y ya voy formando poco a poco.

"Anouhar también es de Marruecos.

Antes de venir a España,

trabajaba y colaboraba con las necesidades de su familia.

Ahora, lejos de casa, se ha hecho mayor."

Cuatro años sin ver la familia.

Lo echo mucho de menos.

Voy a trabajar con mi padre,

estudiando,

ayudando un poco a la familia.

Trabajando, ganando un poco de dinero,

voy ayudando.

(Música)

"Anhouar estudia en la Escuela de Hostelería

que Cáritas Diócesis de Cartagena tiene en el centro de Murcia.

Se ubica en una esquina

del Convento de las Agustinas Descalzas.

Un edificio histórico con más de 400 años

donde la oración contemplativa

y el compromiso con los más necesitados

se dan la mano en un mismo lugar.

Está abierto al público y a todo tipo de paladares.

Ofrecen, a diario, servicios de cafetería,

restaurante y de catering donde los alumnos ponen en práctica

los conocimientos teóricos.

La Escuela de Hostelería es uno de los proyectos diocesanos

desarrollados por Ehlaboras,

la empresa de inserción de Cáritas Diócesis de Cartagena

que lucha contra la exclusión y la pobreza heredada

en las familias de la región."

El origen del nombre del Escuela de Hostelería es "eh!",

"E H" con el signo de exclamación que en este caso es una cuchara

en referencia a la hostelería que es una llamada de atención.

Es una llamada de atención de decirle a todos los ciudadanos

de la Diócesis de Cartagena:

"Estamos aquí, somos Cáritas,

estamos trabajando por y para el empleo, venid".

Estamos aquí y es cogerlos y moverlos y decirles:

"Despertad y venid a vernos, que estamos haciendo algo".

-Lo que se pretendía era llamar la atención, de hecho,

que la gente pudiera conocer que,

mientras venía a comer o a participar aquí del restaurante,

estaban haciendo una obra extraordinaria

como era favorecer la educación, la formación,

de mucha gente que andaba con dificultades en la vida.

(Música)

"Es un grito de ayuda que responde a una necesidad.

La Diócesis de Cartagena quiere romper

el círculo de la pobreza cronificada,

y para conseguirlo,

va más allá del reparto de bolsas con alimentos en las parroquias."

Cáritas se mueve en entornos de personas

que no han seguido un curriculum académico normal.

En personas normalmente adolescentes.

Pero también pueden en la escuela de hostelería,

hay personas de más edad y no hay dificultad.

-La escuela no es en sí la que promueve la formación,

sino que nosotros atendemos una demanda

de las Cáritas parroquiales.

Ellos son los que acogen y acompañan a las personas

y son los que les orientan y ven cuáles son sus necesidades.

No solo somos un recurso,

una herramienta que se pone a su disposición

donde damos formación, formación en hostelería, en un amplio sentido,

lo que podamos abarcar.

Somos una respuesta para ellos.

"Nuestra visita coincide con el comienzo de un nuevo curso,

y con las palabras de acogida por parte del equipo de profesores

y técnicos."

A mí me gustaría que descubrierais que esto es un verdadero regalo,

el disfrutar de esta escuela y la formación que vais a tener.

Para que esto sea bueno y vosotros podéis llevaros lo mejor

que nosotros pretendemos daros, hay que contar con vosotros,

sois vosotros los que tenéis que tener una actitud positiva,

sobre todo, ser felices porque hay que descubrir

que esto os gusta, que esto es lo que vosotros queréis,

a lo que habéis apostado,

entonces conviene y merece la pena esforzarse.

(Aplausos)

"De los 319 alumnos que han pasado por la Escuela de Hostelería

en sus dos años de vida,

77 han conseguido un puesto de trabajo al acabar la formación."

Pues vienen desde chicos y chicas que no han terminado sus estudios

por problemas familiares o económicos,

personas que vienen de otros países

y no se les ha homologado sus estudios aquí en España,

parados de larga duración...

-Tienes alumnos que vienen de un entorno donde,

en un momento determinado, te pueden decir:

"Ayer no pude venir porque tuve que ir a buscar chatarra

porque necesitábamos dinero en casa".

O puede decirte:

"No, me tuve que quedar cuidando a mis hermanos

porque mi madre se puso enferma y no tenemos a nadie".

"La Escuela de Hostelería dispone de unas instalaciones

profesionales de calidad.

Tienen cocinas amplias y bien equipadas

para que los alumnos puedan hacer malabares con sus manos.

Cuentan con un equipo de voluntarios

y profesionales con gran experiencia

y trayectoria en el mundo de la hostelería

que saben adaptarse a la realidad de cada alumno."

El perfil de alumnos que nosotros tenemos

son alumnos con muchas necesidades y con muchas ganas.

Eso es lo fundamental,

tener alumnos con ganas de querer aprender y trabajar.

Eso nos facilita mucho a nosotros el trabajo,

porque son alumnos que tienen mucho interés

y la diferencia es que ellos vienen de cero,

pero en poco tiempo se pone,

y nosotros le damos la formación todavía más consistente

porque como ellos admiten la formación que les estamos dando,

nosotros lo estamos más.

"La Escuela de Hostelería ofrece una formación a la carta

en turnos de mañana y tarde,

un escaparate abierto a Murcia

donde los alumnos aprenden a cocinar cocinando."

Hacemos ayudantes de cocina,

intentamos que los ayudantes de cocina sean buenos

y aquellos establecimientos donde nos piden:

"Queremos un cocinero,

que sea un ayudante de cocina que sepa limpiar pescado",

nosotros le llevamos a sitios,

a pescaderías o a otros centros a reforzar la formación,

y con la formación de aquí,

lo que hacemos es preparar alumnos para ese establecimiento.

La diferencia entre formación de sala y de cocina es evidente.

Los cocineros hacen la comida y los de sala la sirven.

Aunque nosotros lo hacemos simultáneo.

Alumnos de cocina con los de sala

para que ellos sientan que el cliente está esperando,

que hay que ser más rápido, más ágiles...

Estamos haciendo ese tipo de formación.

"El orden, la limpieza,

el saber atender y estar con soltura

es básico para conseguir un trabajo,

pero por encima de todo, está la persona.

Antonio Amador es padre de siete hijos,

y uno más que viene de camino.

Hasta ahora,

no sabía lo que era tener un trabajo y un sueldo dignos."

Mi casa ya no es la misma que era antes,

ahora incluso mi hijo quiere cocinar también.

Ellos quieren ser como yo,

a veces nos ponemos todos a cocinar ahí en la casa,

aquello se queda todo empantanado,

entre todo la limpiamos y disfrutamos cocinando ahí.

¿Qué ha cambiado?

Que antes la que lo hacía todo en la casa era ella,

y ahora somos los dos.

"Llegó sin saber cómo se fríe un huevo

y ahora tiene trabajo en la Escuela de Hostelería

gracias a la empresa de inserción de Cáritas."

Yo soy ayudante de cocina y voy aprendiendo

según lo que me va enseñando el profesorado

de la Escuela de Hostelería de Cáritas,

voy aprendiendo de ella luego voy preguntando:

"Oye, ¿esto cómo se hace?"

Y lo voy apuntando

y después lo voy memorizando, para ponerlo en práctica.

Porque aquí hay cocineros que son muy buenos.

Aquí en la Escuela de Hostelería de Cáritas

hay profesores que son muy buenos y siempre están:

"Antonio esto, Antonio lo otro", y ahí vamos.

"Traza fachada de la Escuela de Hostelería

se cuece una formación de calidad con igualdad de oportunidades,

vengas de donde vengas,

todo ello aliñado con buenos valores y mucho cariño,

porque todos buscamos, al fin y al cabo,

un trabajo decente con el que poder ser felices

en la vida."

Se encuentran cantidad de ilusiones de chicos y chicas

que tienen puestas sus esperanzas en este proyecto.

El poder conseguir un trabajo que les va a dar dinero,

esto es una fuente de esperanza.

-Gracias, gracias, a los voluntarios,

esta escuela puede seguir adelante, porque la labor que llevan,

con el interés que lo hacen, qué te diría yo, muchas veces digo:

"Con lo variados que son los alumnos,

con los niveles tan distintos que tienen,

se adaptan a cada uno de ellos

y sacan lo mejor de cada uno de ellos".

-Porque ponerse la chaquetilla, el uniforme que llevan,

es recuperar, ellos mismos,

una ilusión que me gustaría verla o me gustaría que ustedes la vieran

en el rostro de ellos.

-Es la guinda de pastel,

porque hoy se percibe que en la realidad,

en la pobreza y la exclusión

se pueden generar relatos de esperanza

y relatos de mejora.

Si no, caemos en la tentación de ese pesimismo de decir:

"No hay posibilidades", es falso, hay posibilidades.

-Pasamos a personas que son receptoras pasivas

de una ayuda a personas que recuperan

una actividad profesional y en la Escuela de Hostelería,

teniendo en cuenta que el sector turístico

en este momento ofrece grandes oportunidades

por la región,

entendemos que es una gran oportunidad.

"Gracias a Cáritas Diócesis de Cartagena,

se puede luchar contra la pobreza y las injusticias

con la boca llena.

Porque la inclusión y la buena acogida,

la que sabe a pan y a hogar,

se elabora con amor y a fuego lento."

Yo quiero seguir formándome,

para no destacar simplemente como ayudante de cocina,

yo lo que quiero ser es cocinero.

Y si es posible, pues de los grandes.

Una meta que está muy lejos, pero, poco a poco, se llega.

Se empieza por un escalón y vas subiendo la escalera

hasta que llegas arriba.

-En el futuro, la verdad,

me gustaría dedicarme al mundo del turismo,

como yo hablo cinco idiomas, los estudios que tengo,

la experiencia, me encantaría dedicarme al mundo del turismo y,

en un futuro,

y aquí en España, el turismo es muy avanzado

con los otros países.

Me encantaría.

-Yo en mi vida quiero conseguir una vida decente,

en formar una familia y ya.

-Pues buscar mi futuro,

y me encuentro un trabajo que gane un poco de dinero

para ayudar a mi familia.

# Cómo puedes pedirme # que no haga nada,

# cómo puedes pedirme # que no haga nada,

# mientras se ahoga la noche # en la madrugada.

# La espuma de la sangre, # gastada y rota,

# la espuma de la sangre, # gastada y rota,

# es un hilo del hambre # junto a tu boca. #

Pueblo de Dios - Inclusión a fuego lento

26:23 02 jun 2019

Caritas Diócesis de Cartagena, hace una labor de inclusión social de jóvenes inmigrantes y personas con problemas de exclusión social.

Caritas Diócesis de Cartagena, hace una labor de inclusión social de jóvenes inmigrantes y personas con problemas de exclusión social.

ver más sobre "Pueblo de Dios - Inclusión a fuego lento" ver menos sobre "Pueblo de Dios - Inclusión a fuego lento"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Cortes

    Alguien sabe quien canta la canciin q aparece en el video.Me encanta!!! Graciad

    05 jun 2019

Los últimos 521 documentales de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 27 Ver más