Dirigido por: Julián del Olmo

El rastro de Dios, que el programa va siguiendo, le lleva a descubrir la infinidad de campos en los que la Iglesia está comprometida: pobreza, enfermedad, ancianidad, cultura, arte, vida contemplativa, minusvalías, juventud, campos de refugiados, niños de la calle, Sin Techo y Sin Tierra, mutilados de las minas antipersona, grandes catástrofes humanas, naturales o provocadas, etc.

Pretendemos hacer una comunicación que muestre el rostro de una Iglesia samaritana y provoque en la audiencia comunión, solidaridad y compromiso con los más desvalidos de nuestra sociedad y de nuestro mundo.

Nos aplicamos las palabras de Juan Pablo II: "Cada día, los medios de comunicación social llegan a nuestros ojos y a nuestro corazón, haciéndonos comprender las llamadas angustiosas y urgentes de millones de hermanos menos afortunados, perjudicados por algún desastre, natural o de origen humano; son hermanos nuestros que están hambrientos, heridos en su cuerpo o en su espíritu, enfermos, desposeidos, refugiados, marginados, desprovistos de toda ayuda; ellos levantan los brazos hacia nosotros, cristanos que queremos vivir el Evangelio y el grande y único testimonio del amor". (Juan Pablo II. Cuaresma de l986).

Contacto

Escriba al programa Pueblo de Dios: pueblodedios@rtve.es

3949036 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.8.0/js
Para todos los públicos Pueblo de Dios - Dios vive en Lavapiés - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Felicidades a todos los Joses, Pepes Pepas y Pepitas.

(Música)

Lavapiés es una barriada del centro de Madrid,

a espaldas de la Puerta del Sol,

que tiene el honor de ser

uno de los barrios más populares y castizos de la capital.

Las más de 40 nacionalidades de sus habitantes

han hecho de Lavapiés

un barrio multiétnico, multicultural y multirreligioso.

A raíz de la guerra civil de 1936, el barrio quedó medio abandonado.

En los años 70, empezó a llegar gente

atraída por los bajos alquileres de las casas.

Más tarde, vinieron emigrantes de medio mundo,

que prácticamente son la mitad de la población.

(Música)

Lavapiés tiene su epicentro en la Plaza de Tirso de Molina,

religioso mercedario y destacado dramaturgo del Siglo de Oro.

La singularidad del barrio, en tiempos extramuros de la ciudad,

ha sido fuente de inspiración para escritores, poetas y músicos.

Le dedico la zarzuela "El barberillo de Lavapiés"

y Albéniz, esta pieza para piano en su suite Iberia.

(Música)

Lavapiés es el resumen del mundo,

porque hay población o gente de muchos lugares del mundo.

Diversidad de olores, diversidad de colores,

diversidad de lenguas.

Es un lugar en el que bulle la interculturalidad

y es un lugar también en el que hay mucha pobreza, ¿no?

En un barrio tan plural como Lavapiés,

no podía faltar la presencia de hombres y mujeres,

muchos de ellos pertenecientes

a congregaciones y entidades religiosas,

dispuestos a ayudar a las personas más necesitadas y vulnerables.

(Música)

Algunos religiosos llevan muchos años en el barrio.

Los trinitarios llegaron en 1611 para abrir

el comedor social del Ave María, porque había mucha hambre.

El comedor, que fue fundado hace 400 años

por el religioso trinitario San Simón de Rojas,

está en la calle Doctor Cortezo, enfrente del Teatro Calderón

y al lado del cine Ideal.

En 1859, vinieron Las Hijas de la Caridad de San Vicente Paul

para dar clase a los hijos de las empleadas de la fábrica de tabaco.

Con el paso del tiempo,

fueron haciendo acto de presencia y servicio

otras entidades religiosas, Obra Social Rosalía Rendu,

Caritas Lumbre, Mensajeros de la Paz

y Comunidad de San Egidio.

La crisis económica dejó en la calle a muchas personas,

que nunca pensaron que algún día se verían obligadas

a vivir de la caridad.

Las que acuden son personas necesitadas, personas sin hogar.

Estas personas que vemos continuamente por Madrid.

Extranjeros, enfermos de sida, drogadictos.

Personas que, de alguna forma, necesitan ayuda,

porque están un poco marginadas por la sociedad.

Que bien se han hecho ellos, se han marginado ellos mismos,

o bien la sociedad les ha ido marginando.

Aquí acuden todo tipo de personas

que nosotros podemos ver deambular por Madrid.

360 personas vienen diariamente a desayunar al Ave María.

Lo hacen por turnos de 72 personas, porque no caben más.

Hay cinco turnos, de 9 a 11 de la mañana.

La gente viene a matar el hambre

y a que los voluntarios les den un poco de cariño,

que es lo que más necesitan.

Tengo 65 años.

Llevo 20 años ya viniendo aquí, al comedor.

Yo no tengo queja de los colaboradores

ni tampoco de nadie.

Conozco a todo el personal

y yo soy uno de los que casi siempre viene aquí y muy agradecido.

-Siempre me ayudan de la iglesia y aquí mismo.

Siempre me dan la bolsa de víveres

y mi mujer también trabaja horitas, horas,

y por ahí nos ayudamos para la hipoteca, comida.

Nos damos la vuelta el mes.

Yo para ahorrarme un poco en casa, siempre vengo a desayunar aquí

el cafecito, por lo menos.

Cuando puedo, no soy de todos los días tampoco.

-Ahora estoy cuidando una persona mayor.

Antes, he ido

a muchos más comedores, pero este comedor,

el comedor Ave María para mí es muy especial.

Esté o no esté bien, suelo venir aquí.

Es que este comedor me ha entrado en el alma.

Lo digo, este comedor me ha entrado en el alma.

-Les ofrecemos por las mañanas, todos los días,

un desayuno caliente, consistente en café con leche o cola cao,

acompañado de magdalenas, galletas, sándwich

y luego un bocadillo.

A la vez, una fruta o yogur.

Por las tardes, a unas 100 personas, les damos un bocadillo,

una fruta y un yogur en plan merienda

y una vez a la semana, a 35 familias les damos un carro de alimentos.

Esto en cuanto a la parte material, en cuanto al sustento,

pero a la vez queremos que el comedor sea un lugar de acogida, encuentro.

Un lugar de calor humano.

Por eso intentamos que ellos se sientan queridos y acogidos

y, sobre todo, que sientan ese calor que en las calles de Madrid

muchas veces no encuentran.

(Música)

Los voluntarios son las manos, los pies y el corazón del comedor.

Han observado que en los últimos años

se ha reducido el número de extranjeros

que acuden al comedor y ha aumentado el de españoles.

También ha bajado la edad de los comensales.

Los 210 voluntarios están distribuidos en equipos

para cubrir todos los días de la semana.

Yo llevo aquí, en el comedor, viniendo hace 20 años.

A raíz del fallecimiento de mi esposo, disponía de tiempo

y quería dar mi tiempo a esta labor tan extraordinaria

que es esto, sentirse cerca de las personas que sufren,

porque mi marido sufrió mucho.

Yo quería ver, en la medida que yo podía,

poder un poquito aliviar este sufrimiento

colaborando y sonriendo

y dándoles, en la medida que pudiera,

mi cariño.

-Mi gusto sería que esto no existiera,

que no hubiera más pobres en el mundo,

aunque, desgraciadamente, cada día veo que esto aumenta cada vez más.

En este momento, ya hemos dado cuatro turnos completos

a 72 personas cada turno, y ya están esperando otro turno

para poder desayunar.

-Vengo hace seis años, me quedé viuda,

y entonces me apetecía muchísimo venir

y por eso estoy viniendo, por hacer algo bien a la sociedad.

Estoy encantada de estar aquí.

-En los 25 años que yo llevo al frente del comedor,

no he observado en ningún momento ningún tipo de rechazo,

todo lo contrario.

La gente del barrio es sensible a que es necesario

a que haya un lugar de acogida para todas estas personas

que se encuentran por la calle, que se encuentran tiradas.

En el centro de Madrid, encontradas muchas personas sentadas

en la calle, que no tienen nada, tumbadas en la calle.

Yo creo que para los vecinos, para la gente del barrio

el saber que tiene un lugar de acogida, un lugar donde alimentarse,

para ellos es un orgullo y una satisfacción.

-Si este comedor lo cierran,

o comedores como este, que en otros nos dan la comida al mediodía,

en algunos nos dan un bocadillo para poder cenar por la noche

créeme que para salir a Madrid haberío que salir

con una navaja en la mano.

(Música)

En el corazón de Lavapiés, se encuentra el colegio San Alfonso

de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul,

que tiene su origen en la antigua escuela de la fábrica de tabaco,

donde estudiaban los hijos de las cigarreras.

En 1859, la reina Isabel II llamó a las Hijas de la Caridad

para que se hiciera cargo de la escuela

que en ese momento tenía 400 alumnos.

Como las necesidades de los vecinos eran muchas,

las Hijas de la Caridad abrieron un comedor social

y la Casa Cuna, donde cuidaban a un centenar de bebés lactantes,

hijos de las cigarreras.

Actualmente, el colegio San Alfonso

tiene 660 alumnos desde cuatro meses hasta 18 años.

El 75 % de los alumnos son originarios de 33 países,

con predominio de Bangladesh, Marruecos y República Dominicana.

Como escuela cristiana vicenciana, ha optado

por los niños y niñas más necesitados y vulnerables,

sin distinción de país, raza, cultura o religión.

Acogemos a todo el que se acerca a nosotros

con el corazón y las manos abiertas,

sin tener en cuenta absolutamente ni raza, ni religión ni culturas

ni ningún tipo de diversidad que pueda venir.

Una característica de nuestro centro el estar pendiente

de las necesidades de todos,

tener un horario amplísimo para poder dialogar con ellos,

no cerrarnos jamás a los padres que por una circunstancia u otra

quieren hablar con nosotros.

-Luna lunera, cascabelera, todas las noches das una vuelta.

Esta es la clase de primero de Primaria.

Son 26 alumnos, 19 de ellos de origen extranjero.

Todos están encantados de haberse conocido.

La profesora les ha propuesto jugar con la luna

y con su imaginación, los niños la humanizan.

-Lee, cielo.

-Luna, lunera, cascabelera, todas las noches das una vuelta.

Caminas por el mar, cantas despacito

y empiezas a bailar saltito a saltito.

-La luna puede jugar a la comba.

-Puede hacer un discurso.

-Puede hacer un discurso y contarnos cosas, ¿no

-De día que duerma la luna y que de noche juegue.

-Se que tengo distintas culturas en la clase,

pero realmente para la marcha de la clase, para el desarrollo,

eso no es importante.

Yo cuando miro a los niños, veo niños,

no veo que sean de Bangladesh ni que sean de cualquier otro sitio.

Para mí es una riqueza

el hecho de que, por ejemplo aquí, podamos encontrar

esa diversidad y esa calidad de aprendizaje

me parece que es enriquecedor para todos.

(Música)

Estos alumnos de tercero de la ESO

están en una sesión del proyecto En ti.

De los 17 alumnos, tan solo uno es de origen español.

En soledad, también estamos acompañados.

En ti es un proyecto de interiorización personal

y de apertura a la vivencia espiritual,

con independencia de la religión que cada uno procese.

Descubrir lo que tenemos en nuestro interior,

y así poder querernos más y mucho mejor.

Todos los cursos de mayores tienen una sesión semanal de una hora.

El proyecto En ti está integrado en el plan pastoral del colegio.

Yo me llamo Laura, mis padres son de China,

y yo vine a este colegio cuando tenía 7 años.

Entonces, es en segundo de Primaria.

La experiencia de hoy de En ti es buena,

porque estás todo el día con la gente, con los amigos,

hablando y tal, y como que tienes muy poco tiempo

que estás sola, cuando estás durmiendo estás sola

y como que no tienes tiempo para conocerte a ti misma.

En 1913, otra comunidad de Hijas de San Vicente de Paul

se instaló en el número 9 de la Calle de la Espada,

en un edificio que les dejaron prestado.

Vinieron para atender

el consultorio de niños de pecho y gota de leche,

porque la mortalidad infantil era muy alta.

En la guerra civil de 1936,

la comunidad tuvo que abandonar el barrio.

Terminada la guerra, las hermanas volvieron a la Calle de la Espada.

En 1982, crearon la fundación Rosalía Rendu,

y reorganizaron el servicio a los niños.

Abrieron una escuela infantil de 0 a 3 años

para hijos de familias en desventaja,

un centro de día para dar apoyo escolar a niños de 4 a 16 años

y el proyecto Abriendo caminos,

para mujeres emigrantes en riesgo de exclusión social

y todo esto lo siguen manteniendo.

La comunidad de Hijas de la Caridad de la Calle de la Espada

está formada por seis hermanas que atienden la obra social

de la Fundación Rosalía Rendu,

que presta servicio a un centenar de personas.

Dos hermanas también hacen trabajos fuera.

Me llamo María Paz. Llevo cuatro años en esta comunidad,

porque la compañía me destinó a colaborar en Cañada Real Galiana,

posiblemente el barrio más deprimido de España

y entre los cuatro de Europa,

en Caritas, en un proyecto educativo de menores.

Cañada Real es un barrio donde se concentra la venta de drogas,

hay asentamientos ilegales, hay violencia,

y los menores requerían una atención especial.

Lo hago por las tardes y en las vacaciones escolares

durante todo el día.

Aquí en la casa colaboro llevando la administración,

la secretaría y también la admisión de alumnas.

-Llevo aquí ya 16 años, estoy jubilada.

Me encargo de servicios generales de la casa.

Las compras, las cenas, hago lavadero también

y portería.

Remplazo a otra hermana en la portería.

-Llevo aquí tres años.

Coordino los tres proyectos que hay en la Fundación,

la escuela infantil, el proyecto de apoyo a menores

y el proyecto a mujeres.

También soy la hermana silente de la comunidad,

con lo cual, es una responsabilidad muy grande,

pero es una ventaja también, porque nos ayudamos mutuamente

a realizar el proyecto comunitario que nosotras tenemos

como Hijas de la Caridad en cada una de las comunidades

que formamos en la provincia.

-Trabajo en la escuela infantil que tenemos las Hijas de la Caridad.

Yo me ocupo del grupo de niños de 2 a 3 años

y también coordino

con el aula de 0 a 1 y de 1 a 2.

-Llevo aquí 12 años.

Primero estuve en el servicio de Educación Infantil con los niños.

Luego, cuando me jubilé, porque tengo 76 años ya,

estoy haciendo el servicio de la portería.

Después, ayudo un poquito a los niños que no saben comer

a que aprendan a comer.

-Llevo 11 años en la casa y trabajo en la asociación Lumbre.

Voy por la mañana y por la tarde y coordino

los distintos talleres y proyectos que hay en Lumbre.

(Música)

El proyecto Lumbre es una obra social

que las Hijas de la caridad y los salesianos

abrieron en el barrio de Lavapiés en el año 2000.

Es un proyecto de integración sociolaboral

que ofrece una serie de servicios, entre ellos,

asesoría jurídica para emigrantes y personas

en riesgo de exclusión social.

Lumbre está en la calle Espoz y Mina 16.

La hermana María Luisa es el alma del proyecto,

que tiene como lema "Eres más y contigo somos más".

Lumbre es un centro de atención para chicos y chicas

aquí, en el barrio de Lavapiés,

que llevamos en conjuntos los salesianos y las Hijas de la Caridad.

Es un centro de atención para aquellos chicos

en situación de exclusión o en situaciones complicadas.

Atendemos situaciones socioeducativas,

para chicos por la tarde, con merienda, apoyo al estudio,

actividades de tiempo libre, necesidades formativas por la mañana

para chicas en peluquería, para chicos en electrónica y electricidad

y búsqueda de empleo y también atención

a madres y padres de todos estos muchachos.

El programa de empleo es

el que tiene mayor demanda entre los jóvenes.

Más de 400 personas están inscritas en la bolsa de empleo.

El 60 %, inmigrantes.

En Lumbre, la persona es el centro.

A todo el que viene se le acoge, se le escucha, se le atiende,

se le diseña un itinerario de inserción laboral

y se le busca ofertas de trabajo a través de la red de empleo.

El 41 % de los que están en la Bolsa de Empleo de Lumbre

encuentra trabajo.

Viene gente muy desarraigada o gente con mucha necesidad

de devolver a la familia, porque es población extranjera,

parte de lo que hicieron por ellos para que pudieran llegar aquí.

Ya no solo personas emigrantes,

también tenemos muchas personas nacionales

o nacionalizadas españolas o que han nacido en España

con mucha necesidad de aportar en casa.

Cuando son adultos, a partir de los 40-50 años,

mucha necesidad de volver a sentirse útiles,

de poder volver a trabajar, de poder volver a aportar.

Cuando son más jóvenes, de poder ayudar a la familia,

porque no llegan a todo lo que la familia necesitaría

para una cobertura de las necesidades básicas.

-A ver, chicos, un momentito, mirad.

Recordad que tenéis dos tipos de circuitos.

Recordad que tenéis el circuito de fuerza y el circuito de mando.

La capacitación para el empleo empieza en los talleres

donde se trabajan las habilidades.

El taller de electricidad imparte cursos de Formación Profesional

para jóvenes de 16 a 20 años.

Los cursos básicos duran un año,

con prácticas en empresas y los especializados, cuatro meses.

El taller de electricidad es una muestra

de la variedad de personas que acude a los servicios de Lumbre.

De los cuatro alumnos que han venido hoy al taller,

uno es de Venezuela, otro de Guinea-Conakry,

otro de Marruecos y otro de Perú.

La mayoría de los alumnos son alumnos que, de alguna forma,

no han tenido mucho éxito en el sistema educativo formal o reglado.

Digamos que la tónica es

que no tengan terminada la Educación Secundaria

y han tenido un abandono muy temprano del sistema educativo.

La sensación que tienen de no haber conseguido objetivos

o de no saber ni qué van a hacer con su vida.

El no saber qué voy a hacer es la máxima

que casi todos los alumnos tienen.

Es lo primero que trabajamos con ellos,

el desmontar eso y decir:

"No, tú tienes talento, tú vales,

y lo único que tenemos que hacer es ponernos a trabajar,

ponernos a trabajar en serio".

Y poco a poco ver cómo el alumno va creciendo.

-No tenía claro qué hacer con mi vida

y vine a Lumbre, me dieron la oportunidad

de formarme aquí con el curso de Formación Básica de Electricidad

y me gustó y he seguido con ello desde entonces.

Ya llevo dos años.

-Son muy amables, te aconsejan, te dan salida al mundo laboral

y profesionalmente.

Hay que ser positivo en este, porque si no te tapas.

El taller de peluquería empezó hace diez años

y por él han pasado 250 jóvenes, la mayoría emigrantes.

Algunos no tienen papeles

y después del aprendizaje, tendrán dificultad para encontrar trabajo.

Los cursos de peluquería duran un año,

con turnos de mañana y tarde.

El 80 % de los jóvenes que inician la formación

la finaliza con muy buen aprovechamiento

y algunos tienen suerte y encuentran trabajo de peluqueros.

Yo tengo aquí apenas son cinco meses

y comencé a tener amigos, he conocido personas, culturas,

porque todos son de países diferentes.

Y de la peluquería muchas cosas, porque hay cosas

que en realidad no las conocía, de verdad.

Yo sé lo que es lo básico, pero aquí me han enseñado mi profesora

nombres, porque no se dice lo mismo aquí,

los nombres y muchísimos peinados rarísimos,

que, de verdad, me han llamado mucho la atención.

-Aparte de aprender, los miércoles también tenemos habilidades sociales

con María Luisa, hablamos entre los compañeros,

nos conocemos un poco más y eso ayuda ya no en peluquería,

sino en la vida.

(Música)

Lumbre ofrece clases de español para emigrantes.

El idioma es la puerta de acceso a la comunicación y empleo.

Hola, buenas tardes,

vamos a trabajar hoy sobre el tiempo

y vamos a ver las distintas estaciones

y en qué estación estamos hoy.

La hermana María es una de las profesoras.

Dos de sus alumnos son Guinea-Conakry,

otro de Burkina Faso y otro de Marruecos.

Vamos a empezar con las estaciones del año.

Ya sabéis...

Con santa paciencia, la hermana María Luisa,

con apoyo de un voluntario, les enseña a superar

la barrera del idioma.

Octubre, fiesta nacional.

24 de junio, San Juan.

Estos son las fiestas importantes de España.

-Muy bien. Lo has hecho muy bien.

Los meses de verano.

Como Hija de la Caridad, estoy muy contenta,

porque estoy donde quería San Vicente,

en los márgenes de la sociedad.

Ahora también lo dice el Papa Francisco.

Lo que me gustaría sería cumplir el objetivo

de lo que nos propusimos las Hijas de la Caridad,

la integración de todos los jóvenes migrantes

que están en desventaja social.

-Como decir mil gracias, de verdad, del fondo de mi corazón,

porque aquí, de verdad, ayuda mucha gente

y que Dios os pague, de todo corazón.

Antes yo no podía decir nada de español, me constaba mucho.

Si tú llegas a un país, quieres hablar con alguien y no puedes hablar

es un poquito difícil, pero ahora puedes entenderme un poco.

-Cuando vienes aquí y ves lo que hay,

el ambiente también es como otra familia

y te sientes más tranquilo y te tratan bien y está bien.

Te sientes como en tu familia, pero diferente.

-Aunque la gente parece que dicen se lleva, algunos,

se llevan todas las ayudas sociales, no es verdad eso.

Vienen a ayudarnos con nuestros mayores,

vienen a ayudarnos con nuestras cosas

o con nuestros trabajos, que a veces los españoles

no los queremos hacer.

Más de 1000 personas participan

en los diferentes proyectos de Lumbre.

El presupuesto anual es de 300 000 euros,

y aunque tiene ayuda de entidades públicas y privadas,

la mayor parte del dinero lo ponen los salesianos

y las Hijas de la Caridad.

Los voluntarios, la mayoría de ellos profesionales,

ayudan a mejorar la calidad del servicio.

La presencia de las Hijas de la Caridad y los Salesianos

aquí, en Lumbre, yo creo que es esperanza para la gente del barrio.

Es una posibilidad de conseguir los sueños,

de mirar al futuro con esperanza y también la posibilidad

de construir un barrio en el que tengamos cabida todos.

-Aleluya.

(CANTAN)

Dios también vive en Lavapiés.

Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul

lo hacen visible con obras más que con palabras.

Aquí Dios tiene tantos nombres como religiones conviven

en este popular y castizo barrio madrileño.

(CANTAN)

(Música)

(Música créditos)

Pueblo de Dios - Dios vive en Lavapiés

28:08 19 mar 2017

Lavapiés es el barrio más multiétnico y multicultural de Madrid. La presencia de hombres y mujeres de Dios dispuestos a ayudar a los más necesitados se remonta a 1611 con la llegada de los Trinitarios y de las Hijas de la Caridad.

Lavapiés es el barrio más multiétnico y multicultural de Madrid. La presencia de hombres y mujeres de Dios dispuestos a ayudar a los más necesitados se remonta a 1611 con la llegada de los Trinitarios y de las Hijas de la Caridad.

ver más sobre "Pueblo de Dios - Dios vive en Lavapiés " ver menos sobre "Pueblo de Dios - Dios vive en Lavapiés "
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Antonio Pastor Serrano

    GRACIAS AL " ILUMINADO POLÍTICO, PABLO M. IGLESIAS " HEMOS VUELTO A VER Y OIR LA CELEBRACIÓN DE LA SANTA MISA " Y DE PASO, HEMOS TENIDO LA GRAN OPORTUNIDAD DE CONOCER EL PROGRAMA " PUEBLO DE DIOS " CON SUS ESTUPENDAS INFORMACIONES SOBRE LA LABOR DE LA CONGREGACIÓN RELIGIOSA HERMANAS HIJAS DE LA CARIDAD, EL COMEDOR SOCIAL DEL " AVE MARÍA " Y LA ASOCIACIÓN " LUMBRE " . AHORA, QUE SIGAN DICIENDO " ESTUPIDECES " Y MENTIRAS, LA GENTE POPULACHERA PODEMITA. GRACIAS DE VERDAD A TANTAS PERSONAS IMPLICADAS EN LOS DISTINTOS PROYECTOS Y AYUDAS CALLADAS. ¡¡ A LEVANTAR ESPAÑA ¡¡

    pasado lunes

Los últimos 427 documentales de Pueblo de Dios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 26:31 ayer La ong Juan Ciudad, creada por la Orden Hospitalaria en España, cumple 25 años. En este tiempo, se han realizado más de mil proyectos, han colaborado 750 voluntarios y se han enviado 650 contenedores de ayuda humanitaria a países de África y América Latina.

  • Dios vive en Lavapiés

    Dios vive en Lavapiés

    28:08 19 mar 2017

    28:08 19 mar 2017 Lavapiés es el barrio más multiétnico y multicultural de Madrid. La presencia de hombres y mujeres de Dios dispuestos a ayudar a los más necesitados se remonta a 1611 con la llegada de los Trinitarios y de las Hijas de la Caridad.

  • Solidaridad sin fronteras

    Solidaridad sin fronteras

    28:10 12 mar 2017

    28:10 12 mar 2017 SED (Solidaridad, Educación y Desarrollo) es una ONG de los hermanos maristas que éste año celebra su 25 aniversario manteniéndose firme en los tres objetivos que promovieron su fundación: Cooperación al desarrollo, Educación para el desarrollo y Promoción del voluntariado y su formación.

  • 26:23 05 mar 2017 En el centro de la capital andaluza se han puesto en marcha tres proyectos: En el antiguo seminario menor funciona Proyecto Hombre, en el barrio de La Merced la Fundación Marista encabeza el Proyecto Corazón Valiente, y la Institución Teresiana acoge a los inmigrantes en su Proyecto Rajab.

  • Misión en el Támesis

    Misión en el Támesis

    28:02 26 feb 2017

    28:02 26 feb 2017 Las Misiones Católicas de Lengua Española han atendido y siguen atendiendo a las necesidades de los españoles e hispanos en Londres.

  • Los invisibles de Jaén

    Los invisibles de Jaén

    23:43 19 feb 2017

    23:43 19 feb 2017 Acompañamos al equipo de calle de Cáritas Jaén en su recorrido nocturno para interesarse por la gente que duerme en la calle. Nos sentamos con los más pobres en el comedor social de la parroquia de San Roque y conocemos el Centro de Día y el Hogar Santa Clara

  • 26:49 12 feb 2017 La Fundación Celestina Pérez de Almada, apoya proyectos entre los campesinos de Caaguazú, en Paraguay. Manos Unidas les proporciona el apoyo económico.

  • 25:46 05 feb 2017 Un chico que habla por los ojos, una niña alegre porque sus pies son para caminar, un joven que se cepilla los dientes él solito, una joven que besa a los caballos o la pareja que encontró el amor en una lavandería, son algunos de los protagonistas del Centro Nuestra Señora de La Luz de Badajoz.

  • Al servicio del pueblo

    Al servicio del pueblo

    24:27 29 ene 2017

    24:27 29 ene 2017 Recorremos la diócesis de Barbastro Monzón para contar el trabajo de Cáritas en diferentes servicios como un centro ocupacional, una empresa de inserción social, viviendas tuteladas y un centro de atención para personas mayores.

  • Las vidas del bañado

    Las vidas del bañado

    25:23 22 ene 2017

    25:23 22 ene 2017 El bañado de Tacumbú es uno de los barrios situados a la orilla del río Paraguay, en Asunción. Aquí viven cerca de 10.000 personas. El dominico español Pedro Velasco vino a vivir aquí cuando el 80% de las viviendas eran chabolas.

  • 26:43 15 ene 2017 La diócesis de Mérida - Badajoz ha puesto en marcha un novedoso sistema de atención a los más desfavorecidos a través de Cáritas. El área de inclusión social atiende a la persona de una manera integral ofreciéndole los recursos que ésta necesite para que mejore su situación.

  • Escuela de la vida

    Escuela de la vida

    24:22 08 ene 2017

    24:22 08 ene 2017 Este reportaje cuenta la historia de muchos niños y jóvenes a los que la sociedad ha dejado fuera de juego y que están tratando de recuperar el tiempo perdido y recomponer su presente en la "escuela de la vida" de la que hablaba el poeta José Agustín Goytisolo. En este caso, esta "escuela de la vida" es una serie de proyectos que los Hermanos Maristas, junto con otras entidades, llevan a cabo en El Prat de Llobregat y Barcelona.

  • 25:12 18 dic 2016 En el distrito paraguayo de Paso Yobai viven seis comunidades de nativos mbyá guaraníes. Un grupo de Carmelitas misioneras teresianas está dedicado a la defensa de estos indígenas, para su promoción humana y cultural.

  • 24:56 11 dic 2016 Roberto, Sandra, Agustín y Gustavo son cuatro personas con diversidad funcional. Seguimos su día a día en el Centro San Juan de Dios de Valladolid. La Orden Hospitalaria abrió el primer colegio para personas con discapacidad intelectual hace 54 años. Hoy son un referente de la plena inclusión.

  • 23:50 04 dic 2016 "Practica la justicia. Deja tu huella" fue el lema de la última campaña de Cáritas Diocesana de Segovia. Durante 2015 atendieron a más de 4000 mil personas sin recursos para llegar a fin de mes y ayudaron, con orientación y formación, a casi 400 personas a encontrar un empleo.

Mostrando 1 de 29 Ver más