• Fabricando. Made in Spain - Programa 14

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4627338
Fabricando. Made in Spain - Programa 14 - ver ahora
Transcripción completa

(NARR.) ¿Te has preguntado alguna vez qué se fabrica en España?

¿Cómo se hacen las cosas que te rodean?

En "Fabricando", seis reporteros recorrerán el país de punta a punta

para responder a estas preguntas y desvelarte el secreto que esconde

el complejo proceso de fabricación de un objeto cotidiano,

porque en España se fabrica mucho y bien

y vamos a demostrarlo.

Hoy fabricamos: cemento.

Este tubo mide 65 metros.

Es un horno que puede alcanzar más de 2000 grados de temperatura.

En el se cocinan calles, hospitales, colegios, ciudades enteras.

Porque todo lo que nos rodea es cemento.

Hoy descubriremos cómo se hace el pilar de nuestras vidas.

Hoy fabricamos: sofás.

La comodidad de un sofá depende en gran parte de esto.

Un bloque de espuma del que se sacan

hasta 40 almohadas de asiento de sofá

como en las que seguro estáis sentados ahora mismo.

Hoy veremos el proceso de fabricación

de uno de nuestros muebles favoritos: los sofás.

Y hoy fabricamos: agua potable.

Estos aljibes tienen una profundidad de 15 metros.

Los primeros ocho están cubiertos de fango.

El resto, agua sucia. Aunque no lo crean,

toda ese agua puede estar brotando dentro de 8-12 horas de sus grifos.

¿Saben por qué?

Pues quédense, porque hoy fabricamos agua potable.

Todo esto y mucho más aquí, en "Fabricando".

La palabra "cemento" viene del latín "caementum".

que significa "piedra difícil de cortar".

Y aunque hay constancia de que este pegamento en polvo

ya era usado hace 3000 años por los egipcios

para construir sus edificaciones,

fue en el siglo XIX cuando se redescubrió.

Desde entonces ha ido evolucionando

y se ha convertido en un producto imprescindible

en nuestras vidas.

¿De dónde sale ese polvo gris con el que se hacen piscinas

pistas de "paddle", aceras, carreteras o rascacielos?

Nos lo cuenta...

En España existen 35 fábricas de cemento.

Visitamos una que tiene casi un siglo de antigüedad

ubicada en Villaluenga de la Sagra, Toledo.

("Another Brick In The Wall")

Para entrar en las instalaciones todo el equipo necesita llevar:

protección auditiva, ropa ignífuga, gafas, botas de seguridad,

casco de seguridad,

guantes de seguridad,

mascarilla, en caso necesario...

Ya podéis empezar a fabricar cemento.

Vamos, gracias.

Es increíble, la fábrica más grande que hemos visitado.

Mariano García es su director. Jorge, buenos días.

Las aceras, un hospital, un colegio, todo tiene cemento.

Carreteras, puentes, grandes edificios,

en cualquier sitio que miremos hay cemento.

¿Dónde está el origen? ¿Cómo se hace?

A unos pocos kilómetros, en la cantera de caliza

es donde comienza todo el proceso productivo.

La caliza es el ingrediente principal del cemento.

Hola, Fernando. Hola.

Tenemos que transportar la caliza a la fábrica.

Todo esto que vemos aquí es caliza. Eso es.

En este terreno hay caliza para suministrar a la fábrica

durante cuánto tiempo.

Aproximadamente, los próximos 40 años.

Con tres palazos ya se llena el camión.

Eso es. Este cacharrito, ¿cómo se llama?

Se llama pala cargadora. Pala cargadora.

¿Cuánto vale una pala cargadora?

En torno al millón de euros. (SORPRENDIDO) Un millón.

Solo una rueda... ¿Cuánto cuesta cambiarle una rueda?

Entre 9 y 10 000 euros.

Habrá quién diga: "se cargan el terreno".

Pero no, cuando sacáis la caliza, plantáis árboles como esos.

Eso es. Dejamos el terreno mejor.

Con más plantas y con un valor botánico superior

al que había antes.

Pero, Fernando,...

Aquí salen piedras muy grandes. ¿Dónde se machaca esto?

En la machacadora.

Vamos a ver la machacadora.

("Need you tonight", INXS)

Los camiones llegan con las piedras y las tiran a la trituradora.

A la machacadora.

"Machacadora", muy bien.

¿Pueden ser piedras como pianos? Y salen del tamaño de una manzana.

Vamos a coger esta piedra...

(RÍE) Una, dos y tres... arriba.

La vamos a echar a la machacadora.

Si la llevo yo entera, Fernando.

(LOS DOS) Una, dos y tres.

Ojo a nuestra piedra, que debe de medir medio metro.

Saldrá reducida...

Será más difícil que las demás. Claro.

No veremos ninguna de este tamaño. No, no.

Las piedras vienen por ahí arriba, entran en la machacadora

y hay un cilindro girando a esta velocidad

y las piedras golpean contra el cilindro y las rompe.

Las piedras salen, como mucho, así de grandes.

Eso es. Salen de este tamaño y luego las transportamos

por estas cintas capotadas de seis kilómetros de largo

y llegan a la fábrica.

Seis kilómetros de cinta transportadora. Increíble.

La cinta se adapta al terreno.

Salva carreteras, canales, montañas...

Más económico y menos daño al medio ambiente.

Las piedras de caliza llegan a la fábrica, por fin.

¿En qué época es peor trabajar? Peor en invierno.

¿Por el frío? Por la lluvia.

Este es el resto de piedra caliza proveniente de la cantera.

Debajo de ese montón hay una máquina...

¿Ahí dentro hay una máquina? Ahí debajo.

¿Se puede ver? Sí.

¿Nos meteremos debajo del montón de caliza?

Debajo del montón. Vamos.

¿Seguro que es seguro? Segurísimo.

Venga.

¿Qué edad tiene esta fábrica? La fábrica

se inauguró en 1926, creo recordar.

El montón de caliza que ustedes ven,

pues nosotros estamos justo debajo.

La máquina hace así con unos brazos...

Tiene una pala que gira... Y saca la tierra.

La saca del montón.

La caliza cae otra vez a la cinta transportadora y qué pasa.

Se junta con la arcilla. Con la arcilla pasa lo mismo

que con la caliza.

Hay una cantera, que en lugar de marrón es como gris

y la arcilla se almacena en una nave grande.

Una máquina la va arañando...

Y cae a otra cinta transportadora.

Por ahí viene la caliza, marrón. La arcilla viene por aquella cinta.

Por dentro, Jorge. Madre mía.

Si no vienen coches.

Jorge, por favor, al paso.

Te das cuenta siempre. (RÍE) Sí.

Esto es el paso de cebra. El de peatones.

Muy bien. ¿Agua, quieres?

No. Hace calor, ¿eh?

La caliza y la arcilla han realizado

un viaje de seis kilómetros hasta la cementera.

Pero dentro de la fábrica nos esperan más sorpresas.

¿Alguna vez habían visto un horno de más de 50 metros?

En breve descubriremos para qué sirve.

También hoy vamos a ver cómo esta grapadora

dispara 30 grapas por segundo para fabricar un sofá.

Y por si aún no se han quedado impactados,

observen esta enorme presa que visitaremos

para fabricar agua potable.

Enseguida lo vemos, pero antes volvamos con Jorge a la cementera.

Es espectacular. Este recinto es el parque circular.

Aquí se mezcla la caliza con la arcilla.

Esto ya está mezclado, caliza con arcilla.

Ya está mezclado.

¿Hay más caliza que arcilla? 92% de caliza,

8% de arcilla.

¿Cuánto lleva trabajando aquí?

En la empresa, 29 años.

En casa debe ducharse, porque el polvo se incrusta.

Nos duchamos aquí. Eso está bien pensado.

Así no hay que irse en el coche sucio a casa.

Es la máquina más grande de la historia de las máquinas.

Por ahí suelta tierra, por aquí la echa para abajo

y se la lleva... Hacia el molino de crudo.

Ustedes cogen de aquí arcilla y caliza

cuando la necesitan

y así tienen siempre. Siempre.

Como la despensa de casa. Parecido.

("People Are People")

¿Cuánto mide esto? 95 metros de diámetro

y 45 metros en el punto más alto.

Más grande que una plaza de toros. Así, así andará.

¿Más grande que una plaza de toros? Pues sí, Jorge.

Si lo comparamos con el ruedo de Las Ventas,

que mide 61,5 de diámetro.

Esta parte de la cementera es para quedarse boquiabierto

debido a sus dimensiones.

Aquí vemos cuatro silos.

En uno llega lo que hemos visto: la caliza y la arcilla mezcladas.

Esto es arcilla y esto caliza, pero la caliza no siempre es igual.

Esta es más oscura que esta. Una tiene más cal que otra.

Para que el cemento siempre salga igual añadís...

Añadimos arena, que nos da un aporte de sílice.

Y esto sería limonita, la que nos aporta el hierro.

Desde esos silos verdes, las piedras pasan,

a una cinta transportadora...

Ya tenemos cuatro tipos de piedras. Hola, Chema.

Hola, ¿qué tal? ¿Qué tal?

Muy bien. Le ha tocado explicar

la parte más complicada.

Una de las más complicadas.

Este molino está en funcionamiento, por eso está cerrado.

Vamos a ver aquel que está en reparación y está abierto.

¿Se puede entrar? Sí, vamos para arriba.

Este es el interior de un molino.

Las piedras caen por esta rampa a este suelo, que es la mesa.

Hay cuatro rodillos, uno, dos, tres y cuatro.

Esto da vueltas... De manera que el material

va quedando machacado en el fondo de la mesa.

Por esos boquetes sale aire Para arriba.

Y arrastra el material que es fino.

Las piedras entran con este tamaño al molino.

Una vez machacadas, el producto terminado...

¿Así sale? Así de fino.

Es increíble. Sale aire del suelo,

esto no se levanta porque pesa, cuando tiene este tamaño...

Ese es el fundamento. Eso es lo que pasa dentro.

Eso pasa ahí dentro.

("Breathe", Midge Ure)

Ese polvillo que hemos visto volar se almacena ahí.

Ahí dentro hay esto: polvillo. Exactamente.

¿Vosotros lo llamáis... Lo llamamos harina de crudo.

Del almacén pasamos a ese lío de tubos...

Eso es. Y al horno.

El horno empieza en esa punta y acaba ahí.

Son 65 metros de horno...

Es como un volcán ese horno. Sí.

En el horno, el material entra con este aspecto,

se convierte en lava, se pone rojo, incandescente,

y al enfriarse se convierte en... "Tachán tachán".

Se convierte en esto llamado... Clínker.

(Música electrónica)

Todo esto es para hacer clínker. Efectivamente.

No hay cemento que no lleve clínker. Trabajando aquí

el clínker está presente en tu vida.

Es muy importante. Más que mi mujer.

Pero si vamos a la calle y preguntamos qué es el clínker...

Creo que mucha gente no sabría decirte qué es.

-¿Clínker? -¿Clínker?

-¿Clínker? -¿Algo de una página web?

-No me suena de nada, si me das alguna pista...

-Ni idea. -Pues una bebida.

-¿Algo gris? -Yo qué sé.

-¿Un día nublado? -Ni idea.

Esta cementera se dedica a hacer clínker,

que es una piedra de mentira. Es una piedra artificial.

Para hacer cemento, el clínker se mezcla con yeso.

Exacto.

Siempre lleva yeso, porque regula el fraguado.

Si pusiésemos solo clínker,

fraguaría muy rápido, se haría duro muy rápidamente.

En ese tubo se está mezclando todo.

No solo se mezclan, sino que también se muelen.

Está lleno de bolas. Con estas bolas más grandes

se machaca el material, se logra reducir de tamaño,

y con estas bolas más pequeñas se refina.

Hay unas 150 toneladas de bolas. Miles y miles de bolas.

Porque de ese tubo, ya sale el cemento hecho.

Debe salir el producto terminado totalmente hecho.

Jefe, ya hemos visto cómo se hace el cemento.

Tenemos un almacenamiento de casi 30 000 toneladas.

¿A quién se lo vendéis? Tenemos dos formas de venta.

Podemos vender de estos silos a granel...

Camiones que se van a obras. Y sacos.

Esto es un saco de cemento vacío. ¿Por dónde se llena?

Por ese boquete de ahí. Y se cierra automático.

El propio material sella el saco

para que quede herméticamente cerrado.

Esta máquina tiene sus años. Es una máquina antigua

pero que sigue dando su rendimiento. Está bien mantenida.

Todavía consigue ratios de 2000 sacos a la hora.

Es una pena, con lo que ha costado hacer el cemento,

ver cómo se desperdicia la mitad de lo que cae

por la ensacadora. No, no. No se desperdicia nada.

Este material vuelve a recogerse debajo de la ensacadora

y se reintegra al circuito de llenado de sacos.

("Take on me", Aha)

Aquí tenemos un montón de sacos de cemento.

Por ejemplo, para hacer un chalé cuántos harían falta.

Una casa adosada.

Yo diría que en torno a 15-20 palés como este podrían hacer falta.

No podemos acabar este reportaje sin saber cómo se hace el hormigón.

El cemento se usa básicamente para hacer hormigón.

El hormigón se aplica en todas nuestras obras.

Vamos a hacer hormigón. Muchas gracias.

Un placer. Hasta otra.

Ya hemos visto cómo se hace el cemento.

Casi siempre se usa para fabricar hormigón,

que es una mezcla de cemento y agregados.

Y es el material del que están hechas

casi todas las cosas que nos rodean.

Puentes, canales, tuberías, edificios...

Su gran ventaja es que es moldeable antes de su fraguado

consiguiendo formas inimaginables.

Cemento blanco.

Es como el cemento gris, pero con una caliza más blanca.

Piedras. Piedrecitas, árido.

Y arena.

Ahora cerramos y amasamos, ¿durante cuánto tiempo?

Más o menos lo tendremos amasando unos tres o cinco minutos.

Y agua.

Marian Vidal es la jefa de calidad de la empresa

y nos enseñará cómo se hace el hormigón,

que es el destino fundamental del cemento.

¿Echan un poco más de agua porque salía espeso?

Hay que ajustar, siempre dejamos un poco para el final.

¿Ya va a acabar?

"Tachán tachán". Le falta un poquito.

Parece que cocinemos en vez de hacer hormigón.

Hacer hormigón es como cocinar: tienes las cantidades,

los ingredientes y el proceso.

¡Uy!

Para que una columna como esta nunca se caiga

no paran de hacer pruebas con todos los hormigones que fabrican.

Eso es.

Estas son muestras de nuestras obras,

de los hormigones que hemos suministrado.

¿A qué temperatura están ahora? 20 grados y 92% de humedad.

Juan Carlos hace una prueba de resistencia del hormigón.

Apretará con los dos platos la probeta hasta que se rompa.

320 kilonewtons. ¿Y lo de abajo qué son?

Megapascales.

Hagamos memoria de nuestros tiempos en el colegio.

El pascal es una unidad de presión.

Una medida que se define al ejercer fuerza

sobre una superficie.

El megapascal equivale a un millón de pascales.

Está por encima de 30 megapascales.

Este lo podrían... Ha explotado. Abrimos.

Esto no puede pasar en un edificio. No, por eso probamos

el estado último del hormigón, lo que aguantaría como máximo,

para estar seguros de que resistirá.

¿Cuánto resiste un pilar de una casa?

¿En tiempo? A lo mejor 100 años.

¿A cuánto ha explotado? A 33'7.

33'7 megapascales. Marian, ¿es un hormigón de calidad?

Es un hormigón de calidad.

Este es el hormigón típico, pero el mundo del hormigón

ha avanzado mucho, Manolo.

Sí, ahora puedes encontrar

infinidad de diversidad de colores,de acabados...

Esto ahora se lleva mucho en el deporte.

Sí señor, esto es hormigón poroso.

Este tipo de hormigón lo que hace es que cuando llueve,

filtra todo el agua, evitamos que haya charcos

y conseguimos que el agua vaya a los acuíferos,

recargándolos y reaprovechar toda el agua.

Las estrellas de Hollywood ponen la mano en hormigón.

Sí. En el paseo de la fama.

Pero en hormigón más seco. Claro.

Muchas gracias. Adiós. Gracias.

Esto se va con agua, ¿no? Sí, sí, con agua natural.

-Hasta luego.

El ingrediente principal del cemento es la piedra caliza.

La cogemos del suelo con una pala.

La reducimos de tamaño en la máquina machacadora.

Y la trasladamos hasta la fábrica de cemento

a través de una cinta transportadora larguísima de 6 km.

En este enorme recinto, le añadiremos un 10% de arcilla.

Por último, de estos silos verdes, limonita y arena:

la sal y la pimienta del cemento.

En un molino, cuatro enormes rodillos reducirán la caliza

la arcilla, la limonita y la arena a polvo marrón.

Ese polvo se cocina a más de 2000 grados de temperatura

durante un minuto y medio.

Y ya tenemos el clínker, una piedra artificial

que es indispensable para hacer cemento.

Falta añadirle yeso, mezclarlo todo bien

y volver a convertirlo en polvo.

Lo hace todo este rulo giratorio.

Este rulo que gira dentro tiene miles de bolas como estas,

que dan vueltas sin parar, chocan unas contra otras

y hacen que el yeso y el clínker se conviertan en cemento.

Llenamos un saco y podemos empezar a construir casas, edificios

y ciudades enteras.

Originalmente fue considerado un mueble elitista

que servía de trono para los árabes.

Con el tiempo, se fue adaptando a todas las culturas.

La llegada de la industrialización

lo convirtió en imprescindible en nuestros hogares.

Normalmente frente al televisor, la adoración por este mueble

no ha dejado de crecer. Es el tercer sitio

en el que más tiempo pasamos en nuestra vida.

Vamos a darle la importancia que merece.

Nos lo cuenta...

Querido por los amantes de la siesta

y odiado por quienes deben pasar la noche en él.

Los españoles pasamos de media diez años de nuestra vida

atrapados en un sofá.

Podríamos decir que es un miembro más de la familia.

Vamos a descubrir cómo se hacen.

("Get lucky", Daft Punk)

Empezamos por el esqueleto. Los huesos del sofá son...

De madera.

¿Qué tipo de madera? Normalmente gastamos pino gallego.

El formato en el que viene aquí la madera es este.

Exacto. Normalmente tiene un grosor de tres centímetros

y longitud de 2,50.

Lo dejamos un año a tratar. ¿Un año?

Un año secándose.

¿Se tiene que secar? Exactamente.

Vale, vale.

Si no, el sofá a la larga se doblaría todo

y se deformaría.

¿Cuánta madera hace falta para construir un sofá?

Unas tres tablas.

¿Tres tablas como esta? Con tres haríamos un sofá.

No me lo creo. Se puede comprobar.

("Hung up", Madonna)

Tras un año de secado, por fin la madera entra en fábrica.

Exacto. ¿Cómo sabemos que está seca

y sin ningún tipo de humedad? Muy fácil.

Nosotros gastamos esta pieza,

que nos marca la humedad. Ahora estaría a cero.

Lo colocamos ahí...

Y tendría una humedad sobre nueve.

De doce para abajo se podría consumir.

El nombre de este aparato es higrómetro

y mide la humedad que hay dentro de la madera.

Su mecanismo de funcionamiento se basa

en las propiedades eléctricas de la madera,

si conduce mejor o peor la corriente.

Cuanto más seca esté la madera,

peor conduce la electricidad.

Te voy a echar una mano.

Esto al final es más alto que yo. La metemos en esta máquina.

¿Solo podemos meter una? Sí, metemos una detrás de otra.

¿Qué es lo que hace esta máquina? Cuéntanos.

Esta máquina limpiará la parte de arriba

y la parte de abajo la cepillará.

Como si fuera un lijado pero con cuchillas.

Y abre cuatro barras en canal, a lo largo.

Esas barras las usaremos para formar el largo del sofá.

Aquí ya tendríamos la tableta que hemos visto fuera

totalmente pulida y cortada en tres tiras.

En tres tiras, con los cuatro cantos limpios.

De cada una de estas tiras sacaremos las distintas medidas

para formar las distintas partes del armazón.

¿Qué es esto? Un nudo.

Es lo peor que puede tener la madera.

Por ejemplo, este...

y más acá otro.

¿Eso qué es? Es donde el árbol tiene las ramas.

De ahí han salido las ramas, y eso no vale.

¿Es una parte más débil? Exacto.

Marcaremos aquí una raya y aquí otra

y una máquina por ordenador eliminará el trozo que no vale.

Tenemos aquí esta máquina y un lector láser

que detecta que debe cortar por aquí y por aquí.

¿Detecta el color, el fluorescente? Exacto.

Los nudos serían esto, el sobrante.

¿Qué hacéis con todo esto? Todo esto se recicla.

("Beggin'", Madcon)

La madera que se recicla

se coge automáticamente y se muele

en centros especializados.

Se junta con cola y se forma el tablero de aglomerado.

Y el tablero será otra de las partes

del armazón que construiremos junto con la madera.

Exactamente, es lo que hará el costado

los centros, los brazos... En esta máquina de control numérico

vamos a hacer el porte y el proceso de mecanizado de las piezas.

¿El control numérico qué es?

Es una máquina conectada a un ordenador.

Por medio de un "software" tú le dices a la máquina

lo que te dispones a hacer.

La máquina lo reconoce,

elige las herramientas y los taladros que debe coger

y hace las piezas.

Ya están las piezas cortadas. Enseguida vemos

cómo va tomando forma el sofá.

Pero necesitaremos más materiales para fabricarlo.

Como esta enorme pieza de espuma.

Esta máquina puede cortarla milimétricamente

para darle la forma justa.

Con la misma precisión, en estas piscinas

el agua es filtrada, reteniendo partículas de suciedad

solo perceptibles con un microscopio

para que podamos beberla en nuestras casas.

En breve descubrimos cómo se fabrica el agua potable,

pero antes sigamos haciendo el sofá.

O sea, que esto sería uno de los laterales del sofá.

Así. Ah, bueno. (RÍE)

Al revés. El centro estaría en medio,

y otro costado en el otro lado.

Acabamos de estar con Mario y de esos tableros hemos sacado

esta forma que sería el costado.

Ha cortado la forma que tendrá el costado.

Y le incorporaremos la madera que hemos cortado antes.

Todas las barras y vamos a hacer el sofá.

Este proceso es más manual. Primero se echa cola.

Y después, unas grapas.

Esto sería el asiento, que ya lo vemos con más forma.

La verdad es que le falta algo. ¿Qué le falta?

Un par de brazos a cada lado. ¿Lo haces a ojo o...?

No, viene todo con marcas. (ASIENTE)

En esa marca va la barra esta.

El proceso siguiente es el cinchaje.

(Música de "Ironside")

Pedro, ¿eres tú? Hola.

Soy Alba. Encantado.

Hay que ponerle unas gomas elásticas.

Se llaman cinchas.

Usamos dos clases de cinchas. La normal tira un 60%.

¿Y esta es menos elástica?

Es menos elástica y para el asiento, que es lo que más batalla se lleva,

a lo que más uso se le da, es mucho mejor esta que la otra.

La cincha está colocada en rollo y va...

Desde aquí voy tirando... Ahora lo graparemos en una punta.

Aquí todo va con grapas, ¿no? En esta sección sí.

("On the sofa", Sidonie)

¿Y para grapar el otro lado?

Accionamos el pedal que tenemos aquí y los rodillos giran y tensan.

Y esto, ¿qué puede soportar?

Sí que es elástico, pensaba que era más duro.

Ahora le ponemos el contra del sofá

para que la gomaespuma tenga sujeción.

Pedro ¿cuántas grapas gastas?

Gastaremos al día cada uno sobre dos o tres cajas.

45 000 o 50 000 grapas perfectamente.

¿Han oído? 50 000 grapas.

Es la cantidad que usa diariamente cada operario de la fábrica.

Considerando que cada una mide 10 milímetros

Si las pusiéramos todas en fila tendríamos una torre de 500 metros

de grapas por trabajador.

para que se hagan una idea, la columna de grapas sería tan alta

como uno de los rascacielos más altos del mundo,

el Taipei 101 en Taiwan, que mide 508 metros.

En paralelo al proceso de cinchado se está cortando la goma.

¿Sí o no? Sí.

¿Qué material es? Le llamáis goma, pero ¿qué es?

La descripción más técnica sería poliuretano.

Hablamos de un bloque de dos metros por dos, por uno

que pesa unos 120 kg.

¿Qué diferencia hay de esa goma naranja

a esta goma blanca?

Hay una diferencia de densidad.

El naranja es para las almohadas de asiento,

tiene una mayor recuperación.

"Recuperación" quiere decir que es más blanda.

No. Es que te sientas y aunque es blanda,

luego te levantas y se recupera suavemente.

Este tipo de goma de color blanco

es el que usamos para recubrir el sofá.

Con esta máquina lo que hacemos es laminarla.

Le damos un grosor, en este caso de dos centímetros,

y las piezas que salen son las que vienen exactas

para recubrir el armazón que antes hemos montado

y después hemos cinchado.

(Música electrónica)

-Con las gomas ya cortadas, vamos a echar cola.

Es cola al agua, que no contamina, y vamos pegando.

¿Cuántos sofás cubres al día? Como este, por ejemplo,

pues podría hacer perfectamente 100. ¿Encolo yo?

No. La voy a encolar yo.

¡Que no! Que sí que te dejo. (RÍE)

No lo pegues tanto, más separado.

La vamos pegando, igual que hemos hecho con el contra.

Unos golpecitos y listo.

Ya lo tenemos preparado. ¿De aquí adónde vamos?

De aquí, al tapizado.

("Treasure", Bruno Mars)

-Aquí es donde recepcionamos todas las telas.

Tenemos más de 3000 referencia diferentes de telas.

Para tu sofá usaremos este azul turquesa que está de moda.

Viene en rollos de unos 30 metros.

La colocamos en estas máquinas

Mi compañero Jorge se encarga de extenderlas y cortarlas

para posteriormente hacer la marcada del sofá.

La marcada consiste en introducir en el ordenador

unos parámetros con los patrones de los cojines

y la funda de la base del sofá para que la máquina los corte.

En la tela, si te fijas bien,

las rayas no están completamente rectas.

Lo que hace la máquina es hacer un montón de fotos

para cuando hace el corte rectificar y cortar

y dejar el corte perfecto.

Esto nos permitirá que cuando cortemos

las dos almohadas del respaldo del sofá

las dos sean exactamente igual.

Que la raya azul esté al mismo nivel que la del cojín de al lado.

("Love me again", John Newman)

Ya tenemos la tela seleccionada ya está todo cortado,

¿cuál sería el siguiente paso? Darle la forma.

Aquí tenemos a nuestras chicas, las cosedoras,

que son quienes confeccionan las fundas para tapizar el sofá.

Estás cosiendo lo que recubriremos con el cuerpo.

Por otro lado, con ese material... Eso sería una almohada.

Esto serían los asientos.

Luego, esto serían los respaldos.

Ah, vale.

¿Cuánto tiempo llevas aquí? 13 años.

Sabes detectar cualquier imperfección de un sofá

solo con verlo.

Sí, yo empiezo: "uy, esto está un poco..." (RÍE)

("Far from home", Tiga)

Hemos terminado.

Y ahora lo mandaremos con la cinta para el enfundado y tapizado.

Vicente, eres el encargado de recepcionar todas las telas.

Llegan aquí y ¿qué haces con ellas? Separamos lo que es...

Lo que se tapiza, lo mandamos al tapicero.

¿Del armazón?

Y lo que se enfunda con la almohada se deja aquí y se prepara.

A la almohada se le pone una funda de TST,

para que cuando se desenfunde en casa quede más curiosa.

Luego se le pone la tapicería.

Esta sería una de las almohadas del asiento.

Exacto.

¿Este también? Sí.

Te desestresa lo de dar los golpes. Sí, te desahoga.

Cuando vienes de mal humor dices: "dadme todas las almohadas a mí".

Todas. (RÍE)

Las almohadas están completas. ¿Qué hacemos con ellas?

Las echamos al "Dragon Khan".

Como me digas que tenéis una montaña rusa aquí...

Sí, algo parecido a una montaña rusa.

Un sistema nuevo que se ha instalado para transportar las almohadas

desde aquí hasta donde se tapizan.

Esta cámara nos la ponemos aquí, hacemos que somos una almohada

y damos una vuelta. De acuerdo.

Ahora nos toca tapizar el armazón. Correcto.

Ahora la volvemos, tiene muy poca ciencia.

Lo llevamos.

Esto lo traemos aquí a la punta.

Hay que procurar que queden las esquinas en su sitio.

Estos son los velcros a los que la almohada irá pegada,

para que no se salga.

Procederemos a ponerle la base de abajo,

lo que llamamos culo.

Esto es una tela a la que nosotros en fábrica,

solemos ponerle unas cremalleras para que el cliente

lo tenga más fácil a la hora de desmontarlo.

Me ha dicho un pajarito que llevas muchos años en la profesión.

Llevamos unos 42 años.

Seguramente tengo aquí unas fotos... Es su "kit" personal.

Aquí tengo mis cosas personales.

Aquí las tengo.

Era más joven, la barba la tenía más roja.

Es una foto que hicimos aquí hace 36 años.

Ya lo tenemos tapizado, ahora vamos a pasar a ponerle

el embalaje para la protección del transporte.

("On the top of the world")

Ya tenemos tapizado el cuerpo y las almohadas.

¿Nos las llevamos para que se encuentren?

Venga, vamos.

Se colocan las almohadas... De asiento primero.

Las del respaldo... Qué bonito está quedando.

¿Lo puedo probar? Claro.

A ver...

Qué gusto. Se está muy bien. Ya nos podemos quedar.

Cada minuto y medio sale de la fábrica un sofá como este,

que partirán a 60 países diferentes.

Eso sí, con su identificación.

Mientras disfrutan en su sofá haremos un breve repaso.

La madera procedente de Galicia debe secarse durante un año

para que el armazón del sofá sea lo más resistente posible.

Una vez comprobado que está en condiciones,

las tabletas pasan por una máquina cortadora

que las divide en tiras iguales.

Se cortan los nudos de estas tiras y se reciclan para hacer

los tableros aglomerados.

De estos tableros se sacan las piezas que,

con la madera cortada, darán forma a la estructura del sofá.

En el montaje de dicha estructura solo se usa cola y grapas.

El siguiente paso es el cinchado.

Estas tiras elásticas determinarán la suspensión del sofá.

La confortabilidad la dará la espuma de poliuretano

que llega a la fábrica en bloques gigantes.

De aquí se sacan las almohadas de asiento,

y las láminas para proteger el armazón.

Paralelamente se encola el armazón con los mismos materiales,

dejándolo listo para el tapizado.

Una vez elegido el tejido, se corta

y las cosedoras le dan forma.

Enfundamos asientos, respaldos y cojines

y se tapiza el esqueleto del sofá.

El sofá, ya tapizado, está listo para que descansemos,

como mínimo, durante 10 años.

Corría el año 2000 a.C. cuando el hombre ya se planteaba

qué hacer para no morir intoxicado por beber un simple vaso de agua.

Los romanos se empeñaron

en que el agua llegara a las ciudades.

La dejaban en vasijas de cobre expuestas al sol.

La filtraban por carbón de leña y la hervían antes de beber.

Hoy en día ni la forma de trasladarla,

ni de purificarla se parecen a aquellas

aunque el objetivo es el mismo: saciar nuestra sed sin riesgos.

Nos lo cuenta...

Es el hecho más cotidiano de nuestras vidas:

abrir un grifo, llenar un vaso y beber ese agua.

Pero antes el agua debe pasar un proceso de sanidad y salubridad

para convertirla precisamente en algo que podamos beber.

Hoy fabricamos agua potable.

(Música electrónica)

Hola, Juan Pablo. Tú sabes mucho de presas.

Sí. ¿Esta es la típica presa?

Sí. Son todas casi iguales.

Sí. ¿Y de qué se construyen?

De hormigón o de materiales sueltos.

España tiene un montón de presas, ¿no?

Unas 1300.

Nuestros ríos son regulares. Son secos y debemos almacenar agua

en verano y para los episodios de sequía.

Tenemos predicciones meteorológicas y según ellas evacuamos el agua,

para mantener el nivel a la cota correcta.

Esa mancha que veo a lo largo de toda la presa

¿es que hay llegado ahí el agua? Sí.

Este año ha llegado al máximo nivel normal del embalse.

¿Qué tiene una presa? Una presa es un dique

que se construye en el cauce del río para almacenar agua.

Siempre tiene un aliviadero, que en caso de que la presa se llene

permite evacuar el agua sobrante. Y una zona de abastecimiento

para poder sacar el agua hacia la estación de tratamiento

de agua potable para que llegue a los consumidores.

Es la compuerta del aliviadero. ¿Es lo que subís

para liberar agua cuando hay mucha? Eso es.

Antes de que se desborde la presa se levanta la compuerta

y se deja pasar el agua al río.

¿Y os da tiempo?

¿Lo hacéis tan rápido para que no se inunde?

Sí, porque tenemos las previsiones climatológicas

y con esas previsiones actuamos en consecuencia.

El agua baja, baja y baja y ¿adónde va?

Al río.

Esta es la toma de donde sacamos el agua de la presa.

La presa es eso de ahí arriba. Claro.

¿Siempre están más altas? El agua la tomamos por gravedad.

Abrimos una compuerta y, por gravedad, viene sola el agua.

Estamos en la presa de Santillana en la comunidad de Madrid.

Una de las más de mil que hay en España.

Esta presa es exclusivamente para el abastecimiento de agua.

Por eso es diferente de las presas hidroeléctricas,

que tienen diferentes alturas.

¿Y de aquí, por estas tuberías, adónde iría?

A la potabilizadora.

(Música relajante)

Juan Pablo me ha enseñado perfectamente

cómo es una presa. Pero hay que potabilizar el agua.

Ahora te lo enseño.

¿Dónde estamos? ¿Qué es este lugar? La entrada de los decantadores.

Decantadores. ¿Qué es decantar?

Es metodología para eliminar la materia en suspensión del agua.

Es necesario tratarla para que se pueda beber.

Está un poquito sucia, ¿eh?

¿La dejaremos más clarita? Muy clarita.

Vale, y...

¿Lo haremos en estas piscinas tan grandes?

En estos decantadores.

Son piscinas de 14 metros de profundidad.

El agua ya está en la planta potabilizadora

y aunque su aspecto aún no es muy apetecible

pronto llegará a nuestras casas limpia y apta para el consumo.

Para ello serán necesarias estas tuberías.

¿Sabían que en España hay

tres metros de tubería por habitante?

Si las pusiéramos en fila darían tres veces la vuelta al mundo.

Enseguida viajamos por el interior de estas autopistas acuáticas.

Lo primero es un proceso de floculación.

Floculación. Se coge una sal de aluminio,

y se le añade al agua. Esta sal actúa como un pegamento.

Agrupa partículas pequeñas hasta hacer una más grande.

Las partículas grandes decantan. Se van hacia el fondo.

El agua sucia abajo y la limpia, arriba.

Cogemos el agua por arriba.

Aquí está el agua clarificada, que viene por aquí.

Como un río.

Después vienen los filtros de arena.

No se ve, la arena está debajo. Te enseñaré cómo funciona.

("One More Night", Maroon 5)

Esto sería el agua del río. Agua del río sucia.

Tal y como viene. Esto simularía un decantador

y esto, un filtro de arena.

Entraría el agua del río en el decantador.

Cogeríamos sal de aluminio, se la pondríamos.

Podéis ver que forma unos flóculos.

Va haciendo como grumitos, ¿no? Sí, se irá separando.

El agua se quedará arriba y la suciedad hacia abajo.

Así conseguís que las partículas más grandes y más sucias

del agua se vayan quedando abajo. Las separamos.

Abrimos el grifo. El agua iría al filtro de arena.

Ahí se ve perfectamente que se han ido al fondo

todos los pesos pesados de este agua.

El agua ya más limpia pasa por el filtro de arena.

En estos filtros se usa arena de sílice,

cuyos granos miden entre 0,5 y 2,5 milímetros.

Su función es retener la suciedad que lleva el agua.

Con la arena de sílice se retienen partículas contaminantes

inferiores a una centésima de milímetro.

Esta es el agua del río, floculación,

filtración por ese filtro de tierra,

y ya sale limpia. Sí.

Igual que ocurre en esta planta. Igual, pero a escala industrial.

El agua de los filtros viene por unas tuberías

enterradas en el suelo. Como en una ciudad.

Igual que en las ciudades. Vamos al punto de desinfección.

¿Qué hay en estos bidones? Aquí tenemos cloro.

¿Con el cloro desinfectáis el agua? En esta instalación, sí.

¿El agua de cualquier río o presa es exactamente igual,

necesita la misma cantidad de cloro?

Cada río y cada calidad de agua es diferente.

Dependiendo de la calidad del agua se elige un tratamiento.

¿Adónde nos vamos? Veremos el agua cuando sale.

Esta está perfecta para beber.

Podría parecer que el agua salida de la depuradora

ya puede llegar a nuestras casas.

Ni mucho menos. Aún le queda por pasar

muchos más controles sanitarios.

Hola, Miquel. Hola.

Eres responsable del laboratorio. Efectivamente.

El agua es el alimento más controlado del mundo.

Hacemos cientos de controles diarios

y lo complementamos con una red de analizadores en continuo

que tenemos en la red de distribución,

que van vigilando de manera continua la calidad del agua.

Además tenemos un centro de control operativo

donde se controla toda la explotación.

Vamos a ver ese centro de control, que parece de la NASA.

("Little Talks")

Aquí controlamos el proceso de la distribución de agua potable

hasta el domicilio de los clientes.

La línea amarilla es la previsión del consumo de agua de hoy.

La línea azul va siguiendo prácticamente

Va cumpliendo. Va cumpliendo bastante bien

la previsión para el día de hoy.

¿Por qué hay aquí un pico? ¿Qué significa?

Que todos hacemos lo mismo en el mismo momento.

Este pico está alrededor de las 8:00 de la mañana.

Cuando nos levantamos, la gente se ducha,

vemos que hay otro pico alrededor de las 14:00 de la tarde.

Estamos comiendo. Y otro pico a las 21:00, la cena.

Con la previsión nos anticipamos a la gestión del recurso

y podemos asegurar que el servicio que prestamos

se ofrece en las mismas condiciones y se ofrece de forma estable.

En promedio los españoles consumimos 126 litros por habitante y día.

¿Si hay una avería, tú lo sabes rápido?

De inmediato recibimos la incidencia en el centro de control

y actuamos inmediatamente para prevenir que se pierda agua.

Ya he visto casi todos los caminos que sigue el agua.

Te queda ver una tubería. Para eso debes ir a la calle.

La única opción de ver las tuberías en nuestras ciudades

es cuando nos encontramos: esto.

Obras que abren una zanja y nos permiten ver las tuberías.

Hola, Bernat. ¿Qué tal? Muy bien.

Estamos buscando y no hay tuberías. ¿Por qué?

Las tuberías que se ven son las tuberías de gas,

los cables eléctricos o telefónicos, pero los de agua

suelen ir siempre bajo tierra.

Ahora estamos instalando tubería nueva.

Este aparato se sitúa encima de la tubería

y ayuda a hacer el esfuerzo para hacer el último encaje.

Son piezas como un Tente, que encajan uno detrás de otro,

cada uno de seis metros.

Encájalo. ¿Se podría salir con facilidad

o con la presión del agua? No. Ya está estudiado

para que la presión del agua ayude a que no se suelte.

¿Cuánto tiempo tiene de vida una tubería?

Una tubería como esta puede tener 15 años o más.

¿De qué está hecha una tubería?

Hay de distintos materiales. Esta es de hierro.

Y las más pequeñas son de plástico. ¿Por qué unas de plástico

y otras de hierro?

Las de hierro son las que instalamos en la calle.

Y las pequeñas de plástico van hacia dentro del edificio,

la acometida, que llamamos. Mira, Celia. Una acometida.

¿Y esta, que está aquí llena de tierra y se ve vieja,

es la vieja? Es la que aún está en servicio.

No cortaremos el agua hasta que acabemos toda la obra.

¿Cuánto tardáis en cambiar el tramo señalizado en esta calle?

Aproximadamente dos, tres semanas.

Si cortaseis el agua a los vecinos para toda la obra,

estarían hasta un mes sin agua.

Sí, así sería.

¿Cuántas tuberías podemos tener en España?

Para que te hagas una idea

hay tres metros de tuberías instaladas por español.

Si pusiéramos todas las de España una detrás de otra,

darían tres veces la vuelta a la Tierra.

("Smoke on the water")

Las tuberías distribuyen toda el agua por la ciudad.

¿Cómo llega a nuestra casa? ¿Pasa por un contador?

Cierto, en el contador se registra el volumen de agua

que llega a nuestras casas. Aquí puedes ver

la lectura de los metros cúbicos suministrados a este domicilio.

También se transmite información añadida que permite conocer

si un señor puede tener o no una fuga dentro de su casa

y que este señor pueda repararlo en el tiempo más breve posible.

El consumo del "display" que se registra en el contador

determina qué vas a pagar en la próxima factura.

El servicio de suministro de agua potable español

es el más barato de Europa.

Diez litros suministrados por la red de distribución de agua

de un municipio cuesta de promedio un céntimo.

Este es el final del recorrido.

Ahora solo tienes que subir y degustarla.

Tomaré un vaso de agua,

que llevo todo el día dando vueltas. Muchas gracias.

Entre ocho y diez horas ha tardado el agua del río en llegar al grifo.

Sabemos que si sale desde él es perfectamente potable.

Pero demos un repaso, veamos cómo hemos fabricado

nuestra agua potable.

Los embalses abastecen las plantas potabilizadoras de nuestro país.

Allí, lo primero que se hace es retener el agua en aljibes

de hasta 14 metros de profundidad, donde gran parte de la suciedad

se queda en el fondo.

Después, el agua se filtra a través de arena,

que retiene las partículas contaminantes.

Antes de llegar a nuestras casas se le añade cloro

y se analiza bacteriológicamente.

El agua es el producto alimentario que más controles pasa.

Queda poco para que llegue a casa y lo hará por las tuberías

que inundan nuestro subsuelo.

En España, todo el agua que bebemos del grifo es potable.

  • Programa 14

Fabricando. Made in Spain - Programa 14

07 jun 2018

En Fabricando Made in Spain descubrimos el proceso de fabricación de tres productos de los que no podríamos prescindir. Jorge Pérez Luque viajará a Toledo para ver cómo horneando arcilla y piedra caliza a más de 2.000 grados se obtiene la materia prima del cemento. Celia Blanco descubrirá como el agua de lluvia se convierte en el agua potable que sale de los grifos lista para beber gracias, entre otras cosas, a filtros en los ríos que alcanzan más de 14 metros de profundidad. Por su parte, Alba Lago se desplazará hasta Murcia, dónde se crean sofás que se exportan a todas partes del mundo.

Histórico de emisiones:
12/11/2013

ver más sobre "Fabricando. Made in Spain - Programa 14" ver menos sobre "Fabricando. Made in Spain - Programa 14"

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

    Lo sentimos. No hay vídeos o audios para la búsqueda efectuada.

    Pruebe a hacer una nueva búsqueda con otros filtros o haga clic en el botón 'Todos los vídeos y audios'.