www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4480938
Para todos los públicos Para todos La 2 - 17/02/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Buenas tardes. Desde este momento, la actualidad social es prioridad.

Vamos a empezar hablando de una cuestión con muchas aristas

que genera no menos interrogantes y afecta

a la mujer y a sus derechos reproductivos.

¿Vientres de alquiler o maternidad subrogada?

Son dos formas de enunciar una práctica

que, para unos, supone una explotación de la mujer

y, para otros, un derecho a defender.

Lo abordaremos con dos voces que expondrán sus argumentos.

Nos darán idea de la complejidad que rodea a esta cuestión.

Después, Antonella Broglia presentará iniciativas solidarias

que, en cualquier parte del mundo, llevan a cabo

personas como usted o yo para intentar mejorar su entorno.

Hoy irá de aprender a conversar y a abordar con nuestra familia

temas delicados como la muerte. Tenemos mucho que contar. Empezamos.

(Música)

Tener un hijo acudiendo al vientre de otra mujer

¿es un negocio de compraventa de bebés?,

¿es un derecho que hay que regular?,

¿es una explotación reproductiva o un servicio compensado?

Estas preguntas, además de otras sobre legalidad, moralidad,

economía o ética empiezan a debatirse

entre el colectivo feminista, LGTB y los partidos políticos.

Queremos hacer una primera aproximación

escuchando distintas voces al respecto.

Vientres de alquiler, alquiler de úteros,

maternidad subrogada, gestación sustitutiva.

Cualquiera de las expresiones se refiere a la misma práctica,

pero entre vientres de alquiler y gestación sustitutiva

hay un mundo de matices y dos formas de entender

los derechos y libertades de las mujeres.

Alicia Miyares: filósofa

y portavoz de la plataforma "No somos vasijas".

Alquiler de vientres o vientres de alquiler

porque realmente es lo que se hace. Se contrata un vientre.

Diana Guerra: psicóloga,

miembro del Instituto Valenciano de Infertilidad.

Me quedo con gestación por sustitución.

Lo que intentamos evitar son palabras que luego vayan

a molestar a una de las partes y no indiquen una veracidad.

Gestar un hijo para terceras personas mediante un contrato

es una práctica controvertida. El debate asoma en nuestra sociedad.

Alicia Miyares y Diana Guerra tienen opiniones encontradas

y argumentadas.

No es una maternidad. La maternidad es de la persona que subroga

-Siempre se refieren a la gestación, la gestante.

Es para que las personas no tomen conciencia

de que hablamos de un embarazo de una madre y de su hijo.

La forma de nombrarlo anticipa dos posturas irreconciliables

a favor y en contra.

Estamos ante un contrato

en el que la cláusula principal, la cláusula que lo determina

es que la madre tiene que renunciar al derecho de filiación.

Es más, si no existiera esa cláusula en ese contrato de subrogación

no existiría la práctica.

-Estoy a favor porque llevo 30 años en reproducción asistida

y sé que hay muchas mujeres que no podrán acceder

a otra manera de reproducción para ser madres.

-¿Es moralmente correcto utilizar a las personas como medios

para satisfacer tus fines, para satisfacer tus intereses?

Colisionan los argumentos jurídicos y morales

y entran en liza los derechos y los deseos.

De entrada, pensamos que es un derecho

puesto que casi todo ser humano, y todos los animales, tienen

esa capacidad y libertad.

-No existe el derecho de ser padres. Existe el deseo de ser padres.

Ninguna legislación, de ningún país,

reconoce como tal el derecho a ser padre.

Los deseos no pueden ser equiparables a los derechos.

Menos aún un deseo no puede suponer la renuncia a un derecho.

Otra confrontación: libertad o necesidad.

¿Se cosifica el útero o la mujer decide sobre su cuerpo?

Es una madre que no va obligada a hacer este contrato.

Va porque ella quiere a hacer un servicio.

Dentro de este servicio sabe que ese hijo

que nacerá de este servicio no es suyo.

Si no está preparada para ello no debiera de hacerlo.

-Sin ninguna mujer, que tiene la capacidad de transformar

esas células en un embrión y después en un feto,

nada sería posible.

Ese supuesto acto de libertad afecta a otra tercera persona, a un menor.

En contra de esta práctica, aducen que es una explotación reproductiva

y los hijos, bienes de consumo.

Es una aberración aprovecharse de la necesidad económica

de las personas para llevar adelante una práctica

que vulnera derechos, que trata a los seres humanos como objetos,

que es capaz de contratar, de hacer objetos de un contrato

a los seres humanos.

-Naturalmente que las mujeres que tienen dificultades económicas

prefieren optar por este servicio que por otros servicios.

En los países menos desarrollados, donde no está bien regulado

puede haber alguna dificultad, pero existen los comités

de las diferentes sociedades y de las administraciones públicas

en las que se intenta regularizarlo bien para que no se den situaciones

que no son favorables para nadie.

Para los partidarios del sí,

todo se resolvería con una ley garantista y reguladora.

Habría que regular los casos

en que sí se puede hacer una gestación por sustitución.

Quién debe de hacer esa gestación, quiénes son las personas que pueden:

para mi entender, han de ser mujeres que ya han sido madres.

Cómo va a ser ese pacto entre las partes. Hay que regularlo.

Y hay que regular los derechos

tanto de las personas que subrogan como de la persona subrogada

y los derechos del niño nacido de este pacto, de este contrato.

-Yo no puedo evitar que haya personas que quieran ser esclavas.

Lo que sí puedo evitar es que un país regule la esclavitud,

el comercio y la cosificación del cuerpo de las mujeres.

Ambas posturas coinciden en que pocos bolsillos

pueden acceder a esta práctica

en la que quien más gana es quien menos arriesga.

Las agencias debieran de ser mínimas, debieran ser mínimas.

-Es un negocio reproductivo

donde realmente más del 60 % del dinero que se mueve

queda en manos de los intermediarios y de las clínicas.

Además, las clínicas trabajan con sus propios abogados.

-Hasta ahora, en algunos países es así.

Quien menos obtiene y quien menos compensación obtiene

es la mujer que ha gestado.

Los que más sufren económicamente son los padres,

que no siempre tienen esas grandes fortunas.

Quien más se beneficia muchas veces son los intermediarios.

Es cierto.

Se debate la posible alteración de la herencia genética del feto,

las secuelas psicológicas, si es altruismo o no.

La polémica no ha hecho más que empezar.

Seguimos. Ahora queremos hablar de Aprendizaje y Servicio.

Se está poniendo en práctica cada vez más en escuelas,

en institutos, en universidades y también en ciudades.

Consiste en adquirir conocimientos a través de actividades solidarias.

Roser Batlle es pedagoga

y presidenta de la Red Española de Aprendizaje y Servicio

y en su momento fue una pionera en España.

Bienvenida. Buenos días.

Aprender y ayudar significa que se puede aprender ciencias

limpiando un estanque o también reforestando un bosque.

Son algunas de las prácticas con las que se aprende pero hay más.

Hay muchas. Cualquier contenido curricular de la escuela,

cualquier habilidad que necesite ser fortalecida por la práctica

se puede desarrollar haciendo algo útil para los demás.

De esa manera no solo se fortalecen habilidades sino que se desarrollan

valores y actitudes importantes como empatía, generosidad, altruismo

y el ser sensible a las necesidades del entorno.

Y educar en valores. Pero meter todo eso

en un currículum escolar o dentro de las asignaturas

es harto difícil. Es difícil.

Todos sabemos, a día de hoy, que se aprende mejor

cuando se practica aquello que se quiere aprender.

Si esto es así, si la práctica debe ser ya

un componente importante en la educación,

qué mejor que esa práctica sea solidaria, que tenga un uso,

una utilidad directamente orientada a mejorar el entorno.

Es práctica en el mundo real porque otra cuestión que se trabaja

es la empatía con nociones de fisioterapia,

trabajando y haciendo prácticas con personas con discapacidad.

Hay muchos ejemplos de estos,

como un ciclo formativo de peluquería y estética.

Los estudiantes montan un salón de belleza

aplicando sus conocimientos de peluquería y estética

a personas con discapacidad en un taller ocupacional.

Las prácticas las tienen que hacer igual. En lugar de hacérselas

los unos a los otros las ponen al servicio de los demás.

Antes decíamos que fuiste una de las pioneras,

que trajiste este método en evolución

que tiene su origen en EE. UU., en América. ¿Y en Argentina?

México y EE. UU. se disputan a ver quién fue el primero. No importa.

La cosa es que, en este momento, a nivel mundial,

el mejor país aplicando Aprendizaje y Servicio es Argentina.

En Argentina, nos miramos los que estamos en esta metodología

para ver si podemos inspirarnos en su calidad de proyectos,

desde el punto de vista académico como de impacto social.

Una vez cogiste la idea, te trajiste la idea de allí,

de Argentina o EE. UU. Corría el año 2002.

2002 ó 2003, sí. Dijiste "me traigo esto aquí

y a ver si consigo que sean materias lectivas". ¿Cómo funciona?

Creo que lo importante es que el profesorado descubra

el poder que tiene el Aprendizaje y Servicio.

Estas cosas no se imponen por real decreto.

Hay que descubrir su potencialidad, cómo los chicos aprenden más

con estas metodologías, cómo mejora la convivencia en el aula,

qué impacto social tiene. De esa manera, por el boca-oreja,

consolidando lo que funciona, se extiende en la población.

Creo que la reglamentación tiene que venir después.

Por ejemplo, ahora es obligatorio en Argentina en Secundaria.

Es obligatorio también en Holanda y en otros países.

Esto ha sido siempre después de una práctica extendida.

¿Aquí?

Hay comunidades autónomas que lo están empezando a explorar.

Ya está puesto en el currículum de la ESO de Cataluña

y será obligatorio en 2020.

Por ejemplo, en Asturias lo tienen puesto,

no obligatorio sino como un programa de innovación educativa

para los colegios públicos asturianos.

¿Las administraciones educativas están comprometidas?

¿Hay que hacer mucha pedagogía para ver la efectividad del método?

Hay que hacer pedagogía para que lo descubran,

pero es fácil porque en concreto los ayuntamientos

descubren el poder del aprendizaje y servicio cuando comprueban

que no solo mejora el resultado académico

y la convivencia en el aula sino la cohesión social.

Para llevar a cabo estos proyectos es necesario que el centro

llegue a acuerdos con entidades sociales:

el banco de sangre, la residencia de ancianos,

el grupo ecologista. De esa manera se crea mayor cohesión social.

Hay ciudades como Hospitalet de Llobregat, Coslada, Portugalete

que destacan para fomentar aprendizaje y servicio, este tándem

que pueden decir que les funciona.

Comprueban que les funciona cuando ven que mejoran

los resultados académicos, la convivencia, la cohesión social.

Lo que hacemos todos los que estamos en esto es intentar

que la finalidad de la educación sea formar ciudadanos competentes

y talentosos capaces de transformar el mundo.

En entornos reales. En entornos reales.

Que se ajuste a la realidad lo que uno está haciendo.

La red que tú presides, si te puedo tutear, Roser,

la Red Española de Aprendizaje y Servicio ¿qué papel tiene?

El papel que tiene es alentar que los grupos territoriales

que están por comunidades autónomas, y ahora somos uno por comunidad,

puedan llevar a cabo esta difusión en su territorio

uniendo personas y colectivos de procedencias muy diferentes.

Nos interesa que estén universidades,

centros de primaria y secundaria, entidades sociales,

entidades de educación no formal, administraciones públicas.

Esta mezcla está en el corazón del Aprendizaje y Servicio:

apiñarse todos para resolver, juntos, problemas que nos atañen.

Roser Batlle, presidenta de la Red Española de Aprendizaje y Servicio,

gracias por estar aquí. Muchas gracias.

Seguimos. La solidaridad y el aprendizaje resultan de ayuda

cuando nos encontramos con seres querides; seres queridos, perdón,

y tenemos conversaciones pendientes.

De eso va la sección de hoy de Antonella Broglia. La vemos.

(Música)

Antonella, hablar de la muerte sigue siendo un tema tabú;

tanto de la muerte propia, de cómo queremos morir,

cómo llegar al momento ese de nuestra existencia,

hasta hablar de la muerte de los seres queridos,

de cómo superar una ausencia. Hoy nos quieres hablar

de dos emprendedores que trabajan este tema,

de cómo llegar a ese punto. Es precisamente esto.

Dos emprendedoras sociales norteamericanas

que ponen el foco en conversaciones que no tenemos

y deberíamos de tener con respecto a la muerte.

La primera: Ellen Goodman.

Una periodista de Massachusetts muy famosa.

Ganó un Pulitzer, escribe de cuestiones sociales y de mujeres.

Se vuelve abuela y se da cuenta de que lo que escribe la prensa

sobre abuelas es de ningún interés o de interés muy limitado

al aspecto de salud o residencias o cuestiones de este tipo.

Ella dice "las abuelas tienen cosas que decir, son una fuerza de cambio"

y crea una plataforma junto con Geraldine Ferraro.

¿Te acuerdas? Esa mujer que fue la primera candidata

a la vicepresidencia. Primera mujer candidata en EE. UU.

Crean una plataforma que se llama "Granny Voters", Abuelas Votantes,

para animar a las abuelas a que voten en las elecciones

y diseñen un futuro mejor para sus nietos.

Después, su madre enferma. Su carrera tiene un parón.

La madre enferma gravemente, entra en una residencia a largo plazo.

Ella se da cuenta de que hay que tomar decisiones sobre la salud

sobre las que ellas jamás habían hablado.

Recordaba que la madre le había dicho "si me quedo vegetal,

tú desconéctame".

Se da cuenta de que no hay nada que desconectar. La madre está ahí.

Un día la llaman, le dicen que la madre tiene neumonía

y le dicen si quiere darle antibióticos. Se da cuenta

de que no tiene ni idea de cómo la madre habría decidido.

Ahí crea The Conversation Project;

esa conversación que tienes que tener con tu familia

sobre lo que quieres o no quieres si enfermas y mueres.

Por ejemplo: ¿quieres morir en casa? ¿En un hospital?

¿Cómo quieres que te curen? Y todo esto. Es un kit

que tienes que usar en reuniones familiares

y son elementos que son "conversation starters",

es decir iniciadores... Son decisiones que muchas veces

tiene que tomar la familia sin saber qué piensa la persona.

Esto pasa todos los días y es angustioso tener que hacerlo.

En este caso tú, con coraje,

tienes con tu familia la conversación donde le dices

qué quieres o lo que no quieres que hagan contigo

si te pones tan malo que no puedes decidir.

Son conversaciones que dices de gente mayor,

pero no hace falta gente mayor. La puede tener todo el mundo.

Esa conversación se puede tener en cualquier momento.

A lo largo de una vida, puedes cambiarte de idea

con respecto a la manera en que decides morir.

Ante un accidente, la gente joven, una situación catastrófica.

Absolutamente. Es muy importante. Conversation Project.

Esa conversación que deberíamos de tener con nuestros familiares

para explicarles cómo queremos morir.

Vamos con el siguiente innovador que nos quieres destacar.

Es Lennon Flowers, en EE. UU. Sí, una mujer

que tiene una historia muy común. Pierde una madre.

Se da cuenta de que su aislamiento y sufrimiento es terrible.

Sus amigos intentan consolarla, muy bienintencionados,

pero no saben qué decirle. No saben decirle las cosas

que la ayudan a comprender su duelo y salir adelante.

Junto con una amiga, de forma improvisada,

en un patio trasero de una casa de Los Ángeles, en 2010,

organiza un "dinner party". Luego la organización la llama así.

Una cena donde la persona que ha perdido un ser querido

puede sentarse y cenar con otras con el mismo problema,

de forma que puede escuchar cosas con las que se puede relacionar.

Está autorizada a hablar de su pérdida y su sufrimiento.

Puede entablar una conversación sobre cómo seguir adelante.

A partir de aquello crea una plataforma. Ahora hay

150 ciudades en el mundo que organizan estas "dinner parties"

con 300 anfitriones.

Eventos comunitarios de personas que sufrieron la pérdida que apoyan

a una persona que acaba de tener una pérdida.

Es muy interesante. Es esencialmente para personas de menos de 30 años.

Después la muerte entra de otras maneras en tu vida

y empiezas a comprenderla. Cuando es la primera vez

o eres la primera en tu familia o tu comunidad en sufrir la pérdida

no sabes qué hacer. Es bonito. Todo el mundo trae algo de comer,

encienden estas velas y recuerdan a sus seres queridos tranquilamente.

No como algo que tus amigos no te dejan hacer

porque, en cierto modo, todos te invitan a no pensar en eso,

a pensar en otras cosas, a hablar de otras cosas

cuando tú quieres hablar de eso.

Es muy bonita la web. Te invito a que la mires: thedinnerparty.org.

Todos los fundadores, ella misma, Lennon Flowers, y su socia

y todos los demás, en lugar de poner su foto en la página del equipo

ponen una foto de ellos en el pasado junto con esa persona que perdieron

y que fue significativa. Una pérdida importante en tu vida

no la llegas a superar. No tienes por qué borrar.

Tienes que tener claro que esa cicatriz te va a quedar,

que tienes que superarlo pero nunca olvidarlo.

Aquí no se trata de olvidar y tampoco son terapeutas.

No. Es una ayuda comunitaria. Una puesta en común.

Una puesta en común junto con personas

que han tenido o tienen tu mismo problema

de una forma bonita que es cenar juntos en una cena preciosa

con una mesa bien preparada, velas y la libertad para recordar.

Muy interesantes estas dos propuestas.

Gracias, Antonella. A vosotros. Gracias.

Llega el momento de preguntarnos en qué mundo vivimos,

algo que no hacemos si no es en compañía de Jorge de los Santos,

nuestro hombre crítico, cultural. ¿Qué tal, cómo estás?

Bien, bien, Marta.

Hoy planteas dudas sobre igualdad. Cuando hablamos de igualdad,

concretamente o presuntamente ¿a qué crees que nos referimos?

Cuando hablamos de igualdad hablamos de una aspiración.

Es una aspiración. Nos hemos dotado de ese estado, digamos,

en el que las diferencias naturales, lo dado no es condicionante

para el desarrollo de las potencialidades en sociedad.

En cierta medida, la igualdad se fundamenta en haber diferencias.

(CARRASPEA) El no haber diferencias, o sea una sociedad homogeneizada,

excesivamente igualitarista evitaría el concepto de igualdad.

Porque uno nazca guapo no tiene por qué tener privilegios,

ventajas en su desarrollo y en su integración social

con relación a uno más feo.

Tampoco significa que al guapo haya que afearlo.

La igualdad es un término que no te acaba de gustar

¿en referencia a las personas y las relaciones entre ellas?

No, no, no. La igualdad es una de nuestras más amplias

y más justas aspiraciones. La igualdad de derechos:

algo por lo que tenemos que pelear y llevamos tiempo peleando.

Todavía no está resuelto. Ahí ves las diferencias de género

que estamos peleando. Ese dado de ser masculino a femenino

que no condicione el desarrollo del individuo en cuanto tal.

Eso sí, no hay problema.

Lo que queremos plantear o poner un poco en cuestión

es en qué está derivando o qué le interesa a ese marco,

a ese paisaje ideológico que nos conforma,

qué está haciendo con eso de la igualdad.

Es un marco ideológico, que lo hemos hablado algunas veces,

que lo que teme por encima de todo es la alteridad,

que haya una alternativa a él mismo, algo exterior a él,

lo otro verdaderamente diferenciado.

Para eso utiliza unas estrategias, tiene dos grandes amores.

Por un lado, la paralización. Que no suceda nada,

que no se produzca un acontecimiento y no haya una dotación de sentido

que pueda poner en cuestión lo que ese marco ideológico supone.

Eso lo camufla... Porque los humanos necesitamos acontecimientos.

Lo camufla a través de la generación en la cultura de eventos continuos.

La repetición siniestra de lo mismo bajo nuevas formas.

También la igualación. Igualdad que equivale a igualación.

Ahí está. La segunda cosa que él ama es la homogeneización de sujetos.

Cuando todos tenemos el mismo modo de vida,

porque lo que este marco ideológico nos vende y nos coloniza

es nuestro modo de vida. Cuando todos somos homogéneos,

cuando todos estamos igualarizados, no sé como emplearlo,

somos más fáciles de manipular.

Eso, el marco ideológico nos lo camufla,

esa intención nos la camufla a través de marcar

una especie de diferenciación... categorial.

De decir "usa estos pantalones exclusivos, solo los llevarás tú.

Este peinado que no sé qué. Ahora que de Japón viene no sé qué

y solo vas a estar tú".

Con eso camufla, digamos, la verdadera voluntad

que es la de igualar, o sea... Otra cuestión

que tú dices: ¿es posible el precepto bíblico

de amar al prójimo como a ti mismo? Esto es un ejemplo.

Es una igualación eso también o es una igualdad.

Sí. De partida es maravilloso. Estas éticas de la fraternidad

son maravillosas. Luego llega la realidad.

Luego llega la realidad del ser humano, la condición del ser humano.

La igualdad hoy en día, por la importancia que tiene

y por lo que tenemos que pelear, se ha convertido

en una especie de fórmula comercial de "bueno, bonito y barato".

Todos nos queremos acoger a la igualdad y, a veces,

lo único que conseguimos es llevarla hacia el igualitarismo,

que pierda su sentido conceptual. Uno de esos ejemplos

es este que tú apuntas del amor: querámonos todos igual,

que no haya jerarquía y no se establezcan distinciones

para evitar los celos, las competencias.

Hay que tener en cuenta que el amor es establecer jerarquía.

Si yo digo que te quiero mucho yo estoy diciendo que te quiero

con relación a algo. No es una relación de igual a igual.

Entre tú y yo posiblemente sí, pero no es una relación igual

la que se establece contigo que con el regidor, por decirte.

Cuando dices "te quiero mucho" es con relación a algo.

En sí mismo, amar es establecer una jerarquía, unas preferencias,

romper esas igualdades entre todos los demás.

Esas éticas de la fraternidad, esa cuestión evangélica

que es el mandamiento, el precepto máximo:

"amaos los unos...", o sea "ama al prójimo como a ti mismo".

Eso está bien de planteamiento. Dicen que nos comprometamos,

que no dejemos a nadie fuera, que hagamos, digamos, jauría,

que hagamos manada, colectivo entre nosotros.

Eso es lo que están diciendo y ese es el propósito.

Es como esa relación de proximidad, de tuteo.

¿Esa igualación tampoco te gustaría? Es para terminar

porque estamos tocando muchos temas. Ese es otro ejemplo: el tuteo.

El tuteo es, digamos, que es perfecto

como relación de proximidad. Consentido.

Sí. Sobre todo que uno no olvide que existen fórmulas de respeto

como es el "usted". Ese tuteo, que es con el que se nos dirigen

los dispositivos ideológicos de "hazte más guapa, hazte bonita,

tú eres la más grande", forma parte de una formulación

emocional de infantilización que ya hemos abordado.

Ese tuteo a todo el mundo.

Que no haya la concepción de decir "qué bien se ha portado usted".

Decía una canción "no es lo mismo estar que quedarse",

una canción de Alejandro Sanz. Nosotros nos vamos, pero quedamos

que nos vemos contigo en 15 días. Me parece estupendo.

Gracias. Gracias, Marta.

Sin ella, sin sus consejos certeros, este programa no sería lo mismo.

Fíjense lo que nos cuenta hoy Patricia Ramírez

sobre la confianza porque tiene mucho que decirnos.

(Música)

Si tuviera más confianza, me pondría ese bañador

y me iría a dar clases de natación.

Si tuviera confianza, le mandaría el mensaje a la chica que me gusta.

O podría opinar más cuando estoy con mis amigos

o tener más argumentos en las reuniones de trabajo.

¿Qué harías tú si tuvieses más seguridad y confianza?

La gente piensa que lo que limita es esa baja autoestima.

Hoy vamos a ver siete consejos para poder entrenarla.

El cerebro se termina creyendo toda información que le das.

Si continuamente dices que no sirves, que no eres perseverante,

el cerebro se lo cree. Si le dices lo contrario, también.

"Estoy preparado, lo voy a intentar, no me importa fracasar".

El segundo consejo...

¿Cuántos éxitos tenemos? Muchísimos, pero tendemos a analizar el fracaso.

Con ello tenemos más información sobre las cosas que hacemos mal.

Analizar los éxitos en profundidad nos dará información

sobre nuestras fortalezas.

El punto número tres...

Vas a fracasar y a cometer errores toda la vida

porque forma parte del proceso de aprendizaje.

Si tú, ante el error, te tratas mal, tu confianza baja.

Nuestra capacidad de atención es selectiva y muy limitada.

Si prestas atención a las cosas que haces mal

no tendremos información suficiente sobre las cosas que hacemos bien.

Si quieres sentirte seguro, focaliza la atención en tus fortalezas.

El punto cinco...

Todos tenemos un talento. Uno o varios.

Hay veces que insistimos en trabajar aquellas cosas

que se nos dan peor. ¿Para qué? Para ser igual que todos.

Cuando uno trabaja sobre su talento termina por sobresalir

en aquello que le apasiona y se le da fácil

y eso nos hace sentir seguros.

El punto seis...

Todo lo que tenemos bajo control aumenta nuestra confianza.

Si tenemos una reunión, una entrevista de trabajo,

el orden del día

o las responsabilidades que tengamos en casa,

cuanto más planifiquemos y nos anticipemos

más seguros nos encontraremos.

Por último el punto siete, relacionado con la preparación.

Cuando tienes que enfrentar una situación de trabajo o personal

el poder preparártela aumentará tu seguridad.

Prepararte es tener un esquema, los puntos de los que hablarás,

estudiar la información de aquello que pueden preguntarte.

Tener confianza es algo que se puede entrenar

y depende mucho de nuestro foco de atención.

Aquí te dejo los siete puntos de los que hemos hablado

para que puedas trabajar en ellos.

¿Qué les parece? Siete de siete. Esa es la combinación ganadora

de Patricia Ramírez para tener más confianza.

Aquí termina nuestro ratito de actualidad social.

En siete días nos volveremos a ver, si quieren.

Saludos desde Sant Cugat del Vallés. Adiós.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 17/02/18

Para todos La 2 - 17/02/18

17 feb 2018

Reflexión. Tener un hijo acudiendo al vientre de otra mujer. Reportaje sobre la maternidad subrogada con la participación de Alicia Miyares, filósofa y portavoz de la Plataforma "No somos vasijas" y Diana Guerra, psicóloga y miembro del Instituto Valenciano de Infertilidad.

Educación. Entrevista a Roser Batlle, presidenta de la Red Española de Aprendizaje y Servicio . Se trata de una práctica educativa que adoptan cada vez más escuelas, institutos, universidades, e incluso ciudades.

Emprendedoras sociales. Antonella Broglia nos presenta el trabajo de dos mujeres para estar más preparados ante la muerte.

En qué mundo vivimos. Igualación frente a igualdad. Igualdad frente a homogeneización. Análisis de Jorge de los Santos.

Psicología. 7 consejos de la psicóloga Patricia Ramírez para potenciar la autoconfianza.

ver más sobre "Para todos La 2 - 17/02/18 " ver menos sobre "Para todos La 2 - 17/02/18 "
Programas completos (1213)
Clips

Los últimos 7.771 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos