www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3999687
Para todos los públicos Para todos La 2 - 29/04/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Buenas tardes, bienvenidos a la actualidad social de La 2.

Hoy hablaremos del legado de Virginia Woolf,

de robots, de construcciones solidarias.

y de la ONG Aldeas Infantiles.

Les cuento. ¿Se han planteado qué puede pasar

si la inteligencia artificial, los robots,

nos dejan sin empleo?

La digitalización de nuestra vida conlleva

unas preguntas como la que acabamos de hacer

y muchas más. En unos momentos hablaremos de ello.

Aldeas Infantiles la ONG de ayuda a la infancia cumple medio siglo

en España. Recordaremos su labor

a lo largo de estos años

reconocida con el premio Princesa de Asturias a la Concordia.

Y en nuestra sección de Emprendedores Sociales

conoceremos iniciativas para mejorar la vida de las personas

que viven en campos de refugiados.

Desde construcciones de emergencia

hasta bibliotecas móviles.

Nos lo contará Antonella Broglia. Empezamos.

Hacemos fotos con el móvil en lugar de notar lo que queremos recordar.

Usamos el ordenador y no las oficinas de agencias de viajes

para organizar las vacaciones.

La digitalización invade nuestras vidas

y es lo que tiene, modifica o elimina trabajos directamente.

El Parlamento Europeo se plantea ya qué leyes deberán regir

en un mundo robotizado.

Hablando con un experto en computación intentamos vislumbrar

hacia donde va la humanidad con todo ello.

Robots, androides, humanoides.

El nombre es lo de menos.

Estas máquinas inteligentes han llegado para quedarse.

Vienen para facilitarnos la vida.

Pero ¿seremos capaces de afrontar el desafío de convivir con ellas?

En el mundo hay unos 2 millones de robots industriales

y esa cifra solo puede aumentar.

Las patentes de tecnología robótica se triplicaron

en la última década.

Cada 18 meses los procesadores duplican sus prestaciones

y bajan de precio.

Nuestras vidas se digitalizan a velocidad exponencial.

Se hizo una prueba en EE UU diciéndole a los estudiantes

si querían prescindir del agua corriente

o de sus tabletas o sus teléfonos.

Y hubo grandes dudas.

El proceso de robotización es imparable.

Pero ¿nos gusta o nos asusta?

Yo veo los robots en general como algo positivo.

Se ha calculado que en menos de 10 años

los robots podrían añadir

más de un trillón de euros a la economía europea.

Pero algunos colegas ven los robots

más que una amenaza.

Amenaza al sistema laboral, socioeconómico...

Ayuda o amenaza el Parlamento Europeo

ha visto la necesidad de regular estas máquinas que cambian la vida.

Un grupo de eurodiputados ha elaborado un informe

para que se legisle aspectos tanto técnicos como éticos.

Temas como la seguridad, la protección de datos,

la ciberseguridad, la responsabilidad.

La polémica se ha centrado en cuestiones cuyo debate ha empezado.

El problema si tenemos que grabar los robots.

El problema si hay que...

Si el robot tiene que tener

una persona legal.

El debate no debería circunscribirse al hemiciclo

porque lo digital va absorbiendo hábitos humanos.

Así como prácticas industriales y comerciales.

Si bien por ahora son básicamente colaborativos.

Un empleo está

enfocado a resolver un conjunto de tareas,

más o menos encadenadas.

Entonces lo que hacen las nuevas máquinas es

hacer mejor unas tareas que otras.

Por lo tanto mientras sustituye

aproximadamente el 47 %

de tareas que forman parte

de un conjunto de 800 empleos.

De estos 800 se considera que solo un 5 %

dejará de tener sentido el número de tareas que lo definen

quedará totalmente absorbido por el trabajo de la máquina.

Los primeros empleos que desaparecen son los mecánicos y repetitivos.

Y los de intermediación que sustituimos por el autoservicio.

Pero cada vez más las máquinas se adaptan a tareas específicas

de la mente humana.

La inteligencia artificial va invadiendo el ámbito más íntimo,

el del cuidado de las personas en el sentido más amplio.

Bueno, aunque sea duro, en Japón se están vendiendo

miles y miles de robots

que juegan el papel de la mascota animal.

Reconocen la voz de la persona mayor.

Mantienen una conversación con ellos relativamente simple,

pero que les resulta muy positiva.

Es muy duro que podamos pensar que

pasaremos unos años acariciando un robot que desde luego tendrá

un tacto suave y animal, pero

no debe ser rechazado.

La revolución digital subvierte muchos aspectos de la industrial,

sueldo, trabajador, PIB.

La digitalización nos lleva a una sociedad ocupada,

pero no empleada.

Las empresas parece que se están diluyendo.

Puesto que no necesitan

la organización del trabajo que por ahora habíamos vivido.

La capacidad de trabajo que hay en estos momentos

en un móvil o estación en casa es muy grande

y en casa se puede esperar tranquilamente

lo que se desee.

Naturalmente se rompen estructuras como Seguridad Social,

relación trabajador empresa,

temas fiscales, etcétera.

El paradigma de estos cambios es Google.

Un caso prodigioso en facturación por empleado.

Que altera el concepto mismo de productividad.

Porque consigue dos elementos.

Utilizar plenamente la tecnología que ha creado.

Y tener como entorno de trabajo

la globalización, esto es todo el mundo.

Por lo tanto, este ejemplo de ganador único

hace que tengan cifras fantásticas.

Están por encima de los 100 000 dólares por empleado.

Pero ojo, solo hay lugar

para un Google en el mundo.

La digitalización unida a la globalización

son incompatibles con el pleno empleo.

La inteligencia artificial crea nuevos empleos.

Pero menos de los que destruye.

Y dónde los crea y dónde los destruye.

Hay ahí un problema geoeconómico

que ha de ser muy tenido en cuenta.

No hay un Silicon Valley en cada país.

Si van a ser pocos los que trabajen, quién pagará impuestos

y cómo se protegerá a los desempleados.

La opción de una renta básica universal

va arrelando pero es compleja.

De dónde va a salir esta renta.

No está muy claro qué entendemos por básica.

Especialmente en Europa donde tenemos algo muy básico

en términos de Sanidad, de Educación, Servicios Sociales.

Y lo que quizá puede ser más complicado

qué entendemos por universal.

Repartir el trabajo, no importa cual

para que nadie quede fuera del sistema

parece ser la fórmula japonesa.

Desde el liberalismo se apuesta

a que cada un trabaje cuándo y cómo pueda.

Y luego hay una cuarta

que es la que viene de los ganadores únicos,

de los Facebook, los Google, etcétera,

que plantean la digitalización como un mundo

casi sin problemas.

En este orden social en el que los robots son tan relevantes

se empieza a cuestionar si hay que dotarles de derechos y deberes.

No son seres humanos. Y esta visión

que tenemos que tratarles como si lo fueran

es muy mala.

Y la cuestión ética

y moral más importante

es tratar de definir

las potencialidades que esta nueva tecnología tiene

en el incremento de la desigualdad de los humanos.

De nuevo el viejo reparto de los beneficios.

Hay cosas que no cambian.

(Música)

Estamos en el espacio cultural Centro Centro

de Madrid en el Palacio de Cibeles.

Antiguo Palacio de Telecomunicaciones

construido en 1909

y que desde hace unos 10 años también es la sede del ayuntamiento.

Hemos venido a hablar de emprendedores sociales

con Antonella Broglia. Buenos días. Buenos días.

Hablamos de emprendedores sociales que ayudan a refugiados.

Sí, y en particular dentro del campo de refugiados.

¿Por cuál empezamos?

Por Daniel Querber, un alemán

que tiene una organización que se llama More Shelter,

más que refugios.

Esta problemática es importante porque la duración de la permanencia

en el campo se prolonga.

No solamente son más personas

que pasan por campos de refugiados o están refugiados.

Sino que la vida

dentro de esos campos se hace cada vez más larga.

Se habla incluso de 10, 15, 17 años.

Por tanto qué ocurre en ese lugar donde no puedes salir,

no puedes trabajar y no puedes hacer nada.

Problema número 1, viviendas.

Viviendas entre comillas y esto es lo que intenta solucionar.

El ha creado una casa temporal

para gente en situación desesperada como esta.

Y la característica primera que tienen en cuenta

son las necesidades reales de determinadas poblaciones.

No es el mismo tipo de gente que las necesita.

Cuestiones geográficas, climáticas y culturales.

Luego crece esa tienda

en función de las necesidades.

Y tiene la posibilidad a diferencia de otras

Viviendas no permanentes que han proliferado en estos años

de la posibilidad de convertirse en una solución

bastante permanente, se llama Domo.

Y verdaderamente tiene una serie

funcionalidades que hacen que sea

mas confortable, adaptada, mejor,

donde el colectivo que las va a utilizar ha participado en el diseño.

Es más hogar entre comillas. Exacto, digamos que

menos container y más hogar.

Porque van a estar más allí, más tiempo.

Vamos ahora con otra iniciativa para instalar

bibliotecas portátiles en los campos.

Porque también leer o ver películas

o consultar la Wikipedia es un reto

en un centro de refugiados. El emprendedor Jeremy Lachalle

ha diseñado con Phillips Star un conjunto de cajas

que van todas juntas y se envían

y se abren y se convierten en una biblioteca,

donde están los libros y las sillas y las mesas.

Es decir, está todo incluido ahí.

Incluso el sistema de energía que lo sostiene.

Y dentro qué hay.

Primero se monta muy rápidamente, tiene su generador como he dicho.

Hay un contenedor de libros,

hay 250 000 libros,

250 libros,

la Wikipedia

la Cam Academy,

que son vídeos para aprender las matemáticas,

varios documentales y películas.

Se crea un escenario para representaciones teatrales,

hay cámaras para rodar,

y luego todo está incluido, los muebles, las sillas,

toda la estructura está incluida dentro de las mismas cajas.

Está el contenido educativo y el espacio para consumirlo.

Antes hablábamos de hogar y ahora es acondicionamiento como ciudad.

Exactamente.

La biblioteca. ¿Cuál es la biblioteca

de un campo de refugiados? Algo que tenemos que inventar.

No existe y la precariedad es total.

Y en esta caja o conjunto de cajas que se envían toda junta

y que se monta en 20 minutos y se abre

ya se puede crear una biblioteca

con todo su contenido en papel y multimedia.

Y acabamos por un proyecto para usar el deporte y el juego

como aprendizaje en los campos.

Eso es muy importante, el juego es fundamental para un niño.

Pero ¿cómo jugamos en un campo de refugiados? ¿Qué se ocupa

de que esa actividad tan fundamental a la hora de socializar

y de desarrollarse pueda suceder en ambientes tan

difíciles.

Es una organización canadiense que se llama Right to Play,

derecho a jugar.

Y precisamente van con voluntarios

para organizar contextos de juegos

para niños con condiciones muy complicadas como puede ser

en estos niños desplazados.

Tocan un millón de niños por semana.

Están en 20 países en total.

Para hacer eso, nada más que eso,

garantizar que se juegue, que se juegue sin más.

Que se aprenda a estar con otros, estar al aire libre,

que se haga algo sano y esperanzador.

Right to Play, derecho a jugar.

También tiene que preparar o formar a los profesores,

no es lo mismo educar en un campo que en una escuela.

Por supuesto. Y aparte ellos no pueden ir a todo.

Ni pueden expandirse si son ellos

los de Right to Play que lo hacen todo.

Por eso tienen un programa para formar profesores

para que se entiendan

que el juego es una prioridad absoluta.

Gracias por esas tres iniciativas

en los campos de refugiados. Muchísimas gracias a vosotros.

Seguimos con más actualidad social. No dejamos de hablar

de niños. Aldeas Infantiles SOS

es una organización internacional de ayuda a la infancia

que nació tras la II Guerra Mundial para acoger a niños huérfanos

de Centroeuropa.

Actualmente funciona en 134 países

y en España este año cumple su 50 aniversario.

Antes de hablar con su presidente solo un dato,

en 2016

se ha ayudado a más de 25 000 niños de nuestro país,

Latinoamérica y África.

Este es mi... y María.

Es mi cuidadora.

Llevo toda mi vida viviendo con ella.

Son vidas muy complicadas para lo pequeñitos que son.

Estar cuando lloran,

cundo la situación familiar se complica.

Y siempre apoyándolos.

Porque ellos son los que tienen que estar protegidos.

Efectivamente, ayudándolos porque necesitan estar protegidos

como decía esta madre SOS

en este corto de Icíar Bollaín para Aldeas Infantiles.

Una entidad de la que es presidente Pedro Puig.

Bienvenido. Muchas gracias. Encantado.

Felicidades por la labor

y por el premio Princesa de Asturias de la Concordia 2016.

Muchísimas gracias. Creo que ha sido un reconocimiento a

50 años de trabajo y 70 en el mundo.

Para aquellos que no conocen su labor,

¿qué es una Aldea SOS? ¿Cómo funciona el concepto?

Una Aldea Infantil es

el programa clásico de nuestra organización.

Para que la gente lo entienda es un grupito de casas

individuales, como una urbanización

donde vive un grupo de hermanos

que no pueden lamentablemente vivir con su familia

y que son derivados por las autoridades sociales.

A cargo de esa casa está una educadora permanente,

una Madre SOS, que hace las funciones de su madre.

Y está apoyada por un equipo multidisciplinar

de psicólogos, educadores, pedagogos

que tratan de dar estabilidad

a ese hogar y que tratan también de cubrir

todas las necesidades de los niños.

La Aldea es una urbanización donde los niños

salen y entran, van al colegio fuera,

como cualquier niño de cualquier familia.

Cuando decimos urbanización ¿nos referimos a un solo enclave

o hay distintos hogares?

Sí, la Aldea clásica

está formada por 10, 12, 14 hogares

individuales, como una urbanización, un chalecito.

Donde viven en cada casa un grupo de hermanos.

Porque una de nuestra filosofía

clásica también y que ha perdurado estos 50 años

es que nosotros queremos que los hermanos

ya que no pueden vivir con sus padres vivan juntos,

crezcan juntos en un hogar

y tengan un modelo familiar

para que cuando tengan su propia familia puedan reproducir

lo que han vivido en esta familia.

¿Y cómo es una Madre SOS?

La Madre SOS, la educadora permanente,

es una persona,

también puede haber Padres SOS o parejas,

que tienen un compromiso especial con la infancia

que conviven con ellos

y que se convierten en figuras de referencia para estos chicos.

Es como una madre que los levanta por la mañana,

les da el desayuno, arregla para el colegio,

les hace la comida y les da un besito por la noche cuando se acuestan.

Esa es la figura de la madre que para nosotros es una figura

representativa de la organización.

Son personas muy comprometidas.

Porque una cosa es decir:

amo a la infancia,

pero otra cosa mucho más complicada es decir

me comprometo con un niño o grupo de niños

que no pueden vivir con sus padres unos años

para educarlos, formarlos,

y para que posteriormente se integren en la sociedad

con todas las garantías igual que otro niño.

Como decía Pedro llevan medio siglo y ¿cuál es el perfil

de estas madres, padres, parejas, matrimonios o incluso padres

que pueden hacer esas funciones?

Los perfiles son muy diferentes. Tenemos gente joven

que quiere comprometerse unos años.

Es lo que pedimos, que tengan un compromiso.

Porque los chicos valoran mucho la estabilidad en el hogar

y que no haya recambios.

Pedimos que se comprometan unos años.

No siempre lo cumplimos.

Y es hasta la mayoría de edad, o ¿no?

Sí. Los chicos en la Aldea depende, nuestro objetivo

también con Servicios Sociales

es que su familia biológica se recomponga

y que puedan volver a vivir con su familia.

Esto es lo ideal, pero no siempre se consigue.

Cuando no se consigue

seguimos trabajando con los chicos

y es otra de las características nuestra,

no los dejamos ni con 18, ni con 21,

sino que los acompañamos en su proceso

de emancipación e integración el tiempo que haga falta.

¿Se hace seguimiento, como llevan años,

de los chicos que han recibido ese apoyo?

¿Qué ha ocurrido con ellos? ¿Cómo han seguido su camino?

Claro, para la mayoría de ellos somos su referencia.

Porque no han tenido una red familiar

que les pueda apoyar.

Tenemos un programa de jóvenes que empieza cuando tienen 14 años

que llamamos de transición a la vida adulta.

Ahí los preparamos para que vayan cogiendo habilidades

para la independencia porque estos chicos

se tienen que independizar antes que nuestros hijos.

Ese es el programa. Luego tenemos un programa de autonomía

donde estamos también pendientes de ellos.

Están estudiando en la Universidad o estudiando un módulo

o empezando a trabajar

y tenemos educadores, de presencia ligera

para que estén con ellos pero sin estar.

Para que vayan adquiriendo esas pautas de autonomía.

Y luego tenemos un programa de emancipados

que son todos los chicos que han salido hace tiempo,

que se independizaron,

que en algún momento de la vida pueden tener dificultades.

Entonces saben que nos tienen a nosotros

y, por ejemplo, en estos años difíciles que estamos pasando

muchos chicos han vuelto porque se han quedado sin trabajo,

tienen que pagar la hipoteca, el niño está en la guardería,

echadme una mano.

Y ese programa de emancipados

actualmente estamos trabajando con más de mil jóvenes

que han pasado por al organización

y me preguntabas si estaban bien, pues para nosotros

es importantísimo saber cómo están,

porque si no tuviéramos éxito,

si los chicos no se hubieran integrado

después de tantos años de trabajo sería

una frustración tremenda.

Entonces desde hace 10 años

participamos a nivel internacional en una...

en un estudio de investigación que se llama "Tras las huellas"

con 124 países

que se trataba de investigar y ver cómo

vivían los chicos que había pasado por Aldeas.

En España lo seguimos haciendo desde hace 10 años

y el último estudio que acabó en el 2016,

los datos son recientes,

se entrevistaron a más de 500 jóvenes

de una media de edad de 27,5

y los datos nos dicen que las áreas que representan

calidad de vida como es empleo, salud,

ingresos económicos, relaciones sociales,

podemos decir si los comparamos con la estadística,

del Instituto Nacional de Estadística que más o menos están igualados.

En algunos casos nuestros chicos superan a la media nacional

por ejemplo en el tema de emancipación, el 66 % de los chicos

se emancipa por el 30 % de menores de 30 años

que todavía no lo ha hecho.

Son buenos datos, pero volvemos otra vez

a la infancia, a esa infancia vulnerable

a la que ha dado un poco de visibilidad

el premio Princesa de Asturias, el hecho es que

uno de cada tres niños en esta infancia vulnerable

puede o está en riesgo de pobreza.

Sí, es un dato preocupante.

España ocupa el puesto 12 a nivel de Producto Interior Bruto.

Y los datos de Pobreza y Exclusión Social

ocupa el quinto lugar detrás de países de la Unión Europea

como Bulgaria, Hungría, Macedonia y Grecia.

Esto desde nuestro punto de vista y de muchas organizaciones

no nos lo podemos permitir porque significa

que hay niños en nuestro país, uno de cada tres,

que no van a tener las mismas oportunidades que el resto.

Han propuesto un pacto de Estado.

Sí, proponemos un pacto de Estado.

De hecho, hace poquito estuvimos en el Congreso de los Diputados

con una comisión que se ha creado de manera especial.

Trasladando estos puntos que son necesarios revisar

para que se tomen políticas adecuadas y superar.

Una parte fundamental de este pacto

dice que se incrementen las prestaciones por hijo a cargo.

Para nosotros es un dato fundamental.

Y que llegue a completarse

ahora mismo son 25 euros

por niño y mes

de aquellas rentas más bajas.

Creo que son 13 mil euros al año.

Pedimos que se suba al final de esta legislatura

a 100 euros mensuales por cada hijo que se tenga.

Creemos que esta medida puede paliar y puede bajar

sustancialmente estos índices de pobreza.

Parece una medida ambiciosa pero es como está el panorama.

Creo que todas las medidas pueden ser ambiciosas depende

también del interés

que tengan nuestros legisladores para ponerla en marcha.

Pedro Puig, presidente de Aldeas Infantiles SOS,

Pedro Puig, presidente de Aldeas Infantiles SOS,

gracias por ese SOS.

Muchas gracias a ti.

Y simplemente si me lo permites decir que,

como colofón, que ningún niño nace para crecer solo,

y que una sociedad que se precie no puede permitir

que uno de cada tres niños esté en situación de pobreza

y de riesgo social. Muchas gracias.

A vosotros.

Seguimos. Momento para tomarnos el programa con filosofía.

Maite Larrauri pone en perspectiva

qué significó para el pensamiento universal

lo que dijo y dejó escrito la escritora inglesa Virginia Woolf.

Estamos en Berge, en el Baix Ampurdá, en Girona.

Hemos venido para hablar de filosofía con Maite Larrauri.

Buenos días. Buenos días.

Queremos hablar de una escritora, ensayista inglesa, Virginia Woolf.

Y de una frase que dice lo siguiente:

"Las mujeres han sido espejos dotados del mágico

y delicioso poder de reflejar una silueta del hombre

de tamaño doble del natural".

¿Qué quería decir con esta obviedad que dice esta frase?

Bueno, puede que nos parezca obvio ahora,

pero puede que no lo fuera cuando lo escribió Virginia Woolf.

En todo caso también es, además de ensayista, novelista,

también fue una pensadora.

En ese sentido también se la puede considerar filósofa.

Es por ese motivo por el que estamos reflexionando sobre una frase

que quizá dice algo más que lo obvio.

Porque lo que dice en esa frase

es que las mujeres hemos sido

el espejo mágico.

Si pensamos los espejos mágicos son

aquellos a los que nos dirigimos

para formular un deseo

que querríamos que se cumpliera.

Desde los espejos de los cuentos infantiles.

"Dime espejito que soy la más guapa o la más estupenda".

O la fenomenal, etcétera.

Entonces cuando el espejo te dice eso

si resulta que te dice que eres el doble

de lo que tú eres

y es el doble lo que desearías ser

realmente tiene un poder mágico.

Por eso añade que es delicioso.

Delicioso para los varones.

Los varones se miran, dice Virginia Woolf

en los desayunos y en las cenas en sus mujeres

y ven en ellas la parte más inferior de la humanidad

con lo cual ellos se reflejan como la parte superior

porque para que se encuentren superiores evidentemente

tienen que haber dicho primero que las mujeres son

inferiores.

Algo como lo que dijo hace poco,

se permitió decir,

un eurodiputado polaco

a propósito de que las mujeres somos inferiores.

Probablemente él necesita decir eso

para sentirse él superior.

Sino dice Virginia Woolf cómo hace uno para levantarse por las mañanas

y decir soy Napoleón.

Eres Napoleón porque tienes un plus de confianza

en ti mismo

que has depositado en la medida que tienes un ser humano delante

y a ese ser humano has dicho que es inferior.

Luego si es inferior, tú eres superior.

Son imprescindibles a lo mejor

para ese tipo de heroísmo.

Para ese tipo de Supermán.

Entonces sí, es obvio ahora, pero

también hay una cosa.

Y es que cuando las mujeres rompemos el espejo

entonces es cuando surge la tragedia.

O sea, la imagen se encoge.

La imagen que ves reflejada en el espejo

se encoge. Y por eso las parejas

son las que más fácilmente pueden atentar

contra sus mujeres.

Porque justamente las mujeres han dejado de ser

ese mágico y delicioso espejo

en el que reflejarse dobles de lo que son.

Cuando una mujer dice alto ahí, rompe el espejo,

rompe la baraja y a veces

arriesga su vida.

Un objetivo también de Virginia Woolf era que

las mujeres pudieran escribir y se pudieran consagrar

como escritoras. Sí.

Para eso ella siempre habla de una independencia

económica necesaria.

Porque sin esa independencia económica es imposible.

Ella escribió esta frase en un ensayo precioso

que se llama "Una habitación propia"

y lo que decía es que las mujeres necesitábamos

una habitación propia que no fuera la cocina,

ni la sala de estar común,

y un salario, un sueldo,

500 libras al año decía entonces,

habría que buscar un equivalente ahora,

para tener la libertad de escribir.

Actualmente debatimos mucho de la nueva educación,

hacia donde va, la aplicación de las nuevas tecnologías,

que tenemos que cambiarla o no cambiarla en general

en occidente.

Virginia Woolf, por ejemplo, no fue nunca a la escuela.

En cambio acabó siendo una ensayista reconocida,

de las más reconocidas de habla inglesa.

Pero pertenecía a una familia muy culta,

una familia que le podía dar todos medios intelectuales

que estuvieran al alcance

de su familia dentro de su círculo privado

para que lograra ser la pensadora que fue.

Pero ella siempre se lamentó porque sus hermanos sí que

pudieron ir a Oxford y Cambridge.

Y justamente ella lo que hace

haciendo estas conferencias como "Una habitación propia"

es ir Cambridge

y decir la Universidad tendría

que ser otra cosa, tendría que ser

  • Para todos La 2 - 29/04/17

Para todos La 2 - 29/04/17

29 abr 2017

Magazine semanal que a través de reportajes, entrevistas y secciones fijas analiza los aspectos más sociales que pasan a nuestro alrededor.

ver más sobre "Para todos La 2 - 29/04/17" ver menos sobre "Para todos La 2 - 29/04/17"
Programas completos (1181)
Clips

Los últimos 7.588 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios