www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4275488
Para todos los públicos Para todos La 2 - 28/10/17 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? Bienvenidos este sábado para todos en el que vamos a hablar

de mapas, de inclusión y accesibilidad,

de innovación ciudadana, de arte solidario...,

un montón de temas, y todos de actualidad social.

Vamos por partes.

A ver cómo te lo explico para que lo entiendas.

Bueno, pues voy a dibujar un mapa.

Eso fue, quizá, la idea inicial de Whymaps,

un portal de Internet que propone plantear los hechos

y contarlos de forma distinta, más gráfica y visual,

una idea que ha sido un auténtico éxito.

Enseguida les contamos más cosas de su versión en español.

Después conoceremos la historia ejemplar de Raúl Sánchez,

el exfutbolista veterano del club Lloreda Badalona.

Tras quedar tetrapléjico por una agresión,

ha hecho por la lucha contra la violencia su proyecto de vida.

Nos lo contará en primera persona, porque le tendremos aquí, en plató.

Empezamos.

(Música)

Se llaman Bruno Teixidor y Sergio de Pazos.

Uno es realizador y director creativo

y el otro es desarrollador de software y diseñador.

Juntos han conseguido revolucionar la narrativa en internet

con Whymaps, una serie de vídeos que tienen como objetivo

democratizar el conocimiento

y dar herramientas para que la ciudadanía

construya su propia opinión sin tomarla prestada.

Con WhySiria, por ejemplo,

consiguieron más de 40 millones de visionados en todo el mundo.

Es utilizar el móvil porque al final, quieras que no,

es nuestro elemento de comunicación y creo que puede ser una buena opción

para romper la rigidez, a veces,

del reportaje estereotipado de televisión.

-O sea, que lo que vamos a contar

es cómo se cuenta una historia en televisión

y, a su vez, ellos van a contar cómo se cuenta una historia en internet

y en redes sociales, para que sea un bombazo.

-Sí, yo creo que sí, que puede ser algo interesante.

-Le preguntamos a Bea, que está por aquí. Bea, ¿tú conoces Whymaps?

-Sí, son los de WhySiria,

los que contaron cómo era el conflicto de Siria.

-¿Y te gusta? -Sí, sí, sí. Son muy originales.

-Introducen tacos, un lenguaje muy coloquial...

-Claro, muy coloquial, y por eso llega a todo el mundo.

-Siria está aquí. A ocho horas de avión de España.

Es la mitad de grande y su población se concentra aquí.

¿Por qué? Porque toda esta zona es un enorme desierto.

Pero un desierto muy importante.

Tiene un tercio de las reservas de petróleo del mundo

y también de gas natural. Según algunos, el nuevo petróleo.

Para sacarlo de aquí y llevarlo a Europa,

hay que rodear toda esta península y salir por el canal de Suez.

Como te puedes imaginar, aquí te cobran.

Pero hay otra manera más fácil: la línea recta.

El que controle estas tuberías las puede abrir y cerrar,

como un grifo. Si no pagas, no hay petróleo ni gas.

-Estamos grabando. Sergio... -De Pazos.

-Bruno Teixidor. -Venga, pues empezamos.

-Realmente, ¿vosotros trabajáis u os dedicáis a jugar?

-No, esto... Aquí estamos todo el rato jugando.

Diversión pura. Aquí no se trabaja.

-Yo veo aquí soldaditos, recortables, legos...

-Esto es un juego todo. -Y todo con papelitos.

-Cuando acaba la Primera Guerra Mundial,

aparecen pequeños países donde antes estaba el imperio otomano.

Y por primera vez vemos a Siria en un mapa.

Hasta ahora la habíamos dibujado para no perdernos.

¿Y quién se inventa esos países?

Lo que te voy a contar es alto secreto.

Bueno, lo era en 1916.

Este súper secreto se llama Acuerdo Sykes-Picot.

Los franceses y los ingleses

no podían derrotar solos al imperio otomano,

solo podían si les apoyaba la gente que vivía dentro,

en su mayoría árabes. ¿Cómo se los ganaron?

Pues les prometieron la Gran Arabia. Un país solo para ellos.

El único problema es que era un timo.

-¿Cuántas visitas ha tenido WhySiria, por ejemplo?

-WhySiria ha tenido en YouTube, ¿cuántas?

-Unos 5 millones y algo.

-Y en Facebook ha tenido más de 40 millones.

-Cuando empezó el punto más mediático de la crisis Siria,

de lo que podíamos aportar, siendo que yo trabajaba en narrativa

y el trabajaba mucho con información, con pensamientos más estratégicos,

que podíamos aportar.

-Sí, al final era qué pasaría si cruzásemos su rollo de cine,

guion, narrativa, con el mundo del diseño de producto digital

y la experiencia de usuario. -Pensábamos que...

los informativos cumplían una labor, pero no podían...

Un informativo, la televisión, con la inmediatez que pide,

sirve para una cosa, sirve para cubrir noticias.

Pero para entender una noticia tú necesitas un contexto.

Entonces, la hora de aportar un contexto y aportarte un mapa,

la visión... La visión micro ya te la da la tele.

"Ahora mismo, hoy, ha ocurrido una muerte en no sé dónde".

Pero la visión macro, satélite, te la tiene que dar también alguien.

Y pensábamos que podíamos aportar eso.

-Además es que desayunábamos, comíamos y cenábamos con ese tema,

y todo esto de la noche a la mañana. Pero sin contexto de ningún tipo.

-¿Cómo se os ocurrió que la nueva narrativa a través de Internet

tenía que ser con stop-motion. -Agotamos todo el tiempo,

literalmente, que teníamos en documentarnos

y procesar la información y, cuando hubo que hacerlo,

Sergio se tenía que ir a una cosa de trabajo y solo teníamos una noche.

Entonces, teníamos una cámara, tenemos mapas, sabemos dibujar,

sabemos representar datos... Vamos a ello.

Y lo que había sido un proceso de mes y medio de documentarse,

pues, al final, en una noche, muy larga, se convirtió en WhySiria.

-Antes de seguir, recuerda una cosa.

Los árabes son un pueblo, pero no una religión.

O sea, un árabe puede ser musulmán, cristiano y, antes del islam,

parece que hubo tribus árabes con tradiciones judías.

Bueno, pues a los árabes no les dieron ese único país

que les habían prometido. En su lugar,

franceses y británicos crearon muchos países pequeños.

-Al principio nadie enjuicia a nadie y nadie dice no, esto no, sino tal.

Sino, simplemente, todo el mundo vuelca ideas.

-Las tiramos aquí y luego, lo que hicimos,

fue asignarnos una serie de votos

y votamos las que nos parecían las ideas más importantes.

En el caso de WhySiria sabíamos que lo que queríamos hacer era un trabajo

para nosotros o para nuestros amigos y no queríamos generar una barrera

de "me está hablando un tertuliano", "me está hablando...".

No, te quiero hablar como te hablaría yo,

y yo te hablo con tacos y digo joder, puta y muchas cosas

que a lo mejor luego tenéis que cortar.

-Entonces... -Espero que no.

-El que controle estas tuberías las puede abrir y cerrar, como un grifo.

Si no pagas no hay petróleo ni gas.

Esta región es la polla.

La civilización en el planeta empieza en tres sitios,

y este es uno de ellos. Mesopotamia. Aquí.

Sumer, que te sonará menos, pero es el puto inicio de todo.

-De lo que se trata es como un poco, ponerte en la piel de ese espectador.

Saber qué sabe de ese tema de antemano, qué tipo de cuestiones

son las que entiende, cuales, posiblemente, no sabe...

-Invaden su vecino Líbano y comienza una oposición islamista

al régimen Baath de Asad, Los Hermanos Musulmanes.

Vale, volvamos atrás un momento. Recuerdas que la mayoría de árabes

eran musulmanes, ¿verdad? Pues dentro de los musulmanes

hay dos o más fundamentales: Los suníes, la mayoría, y los chiíes.

-Ese espectador cree que no es capaz de entender una cuestión

como la crisis de Siria o el problema de los refugiados,

y que solamente son capaces de entenderlo o explicarlo

un tertuliano de la tele, un experto, un politólogo,

y de repente, en el proceso, se van dando cuenta

de que sí lo entienden y que, al final, son capaces

de tener una opinión propia

sin necesidad de tirar del argumentario de nadie.

-Mientras, la gente empezó a exigir que pudiera votar todo el mundo,

así que más y más gente empezó a acceder a la posibilidad de votar,

el famoso sufragio universal.

Pero tan centrados en obtener el voto,

la gente se había olvidado de una cosa:

Rousseau había advertido algo sobre los representantes.

Para que una ley sea ley, todos debemos participar en hacerla.

Si no la hacemos todos y elegimos representantes para que la hagan,

necesitamos mecanismos para que nos hagan caso.

Por ejemplo, poder parar en todo momento una ley que no nos guste.

Si no creamos esos mecanismos, no tenemos el poder

y no hemos elegido representantes, sino jefes.

-¿Estas son las fuentes?

-Estas son las fuentes de WhyDemocracy.

Fundamentalmente estas. Este libro de aquí es una maravilla.

Y luego, además, WhyDemocracy fue el inicio de un ciclo político

que comenzamos y que no hemos terminado todavía.

Todavía hay chicha. -Y recorréis un poco...

Areilza, Osorio, Fraga Iribarne... Un amplio marco.

-Sí, nos gusta mucho el equipo de Politikon.

-Pero en WhyDemocracia uno piensa que, realmente,

no vivimos en una democracia.

-Sí, bueno, es que...

si nos ponemos totalmente certeros con la palabra,

esto no es democracia, es otra cosa. Eso no significa que sea malo,

sino todo lo contrario, esto es un sistema que está bien

y que funciona muy bien, pero la democracia se basaba

en otras esencias no están en este sistema.

De hecho, desde la Revolución Francesa,

todo lo que llamamos las primeras democracias,

los propios padres fundadores decían que no era democracia

y que la democracia era otra cosa anárquica y que no querían,

y que era una cosa peligrosa.

John Adams, presidente de Estados Unidos.

Uno de sus padres fundadores.

James Madison, cuarto presidente de Estados Unidos,

otro de sus fundadores.

Sí que se conocía.

En Estados Unidos el Gobierno representativo más antiguo,

sus fundadores, hablaban de la democracia.

Decían que era algo negativo y opuesto a lo que crearon.

Lo puedes buscar.

La palabra democracia no se menciona

ni una sola vez en la constitución que redactaron.

Ni en la constitución de la Revolución Francesa,

Una de las primeras constituciones de la era moderna.

-¿Qué temas creéis que son absolutamente necesarios,

por ejemplo, para nosotros ahora? -Hay uno que nos gusta mucho.

Es la idea de que no tenemos

un discurso vertebrador

sobre lo que significa ser español. Hay una oportunidad muy grande

para contar, desde la diversidad,

todo el relato de la España musulmana, la España judía...

-Y por qué somos tan distintos en cada región del país.

-Y como eso encaja. Es que eso encaja.

-Te diré lo que creo.

Puede que todo lo que te he mostrado

te haya hecho sentir horriblemente mal.

O quizá ya lo sabías y no te ha impresionado demasiado.

De cualquier manera, creo que no afectará mucho a tu día a día.

Y la razón se llama infoxicación, una intoxicación de información.

Llevas toda la vida bombardeado con noticias catastróficas.

Para que no te explote la cabeza, y puedas seguir con tu vida,

tu cerebro acaba activando una especie de adblocker.

Ahora ya es solo ruido de fondo.

(Música)

Estamos en la plaza central del Centro Cultural Matadero Madrid

y hemos venido hasta aquí con Antonella Broglia.

Buenos días. Hola, buenos días.

Para hablar de emprendedores sociales.

Concretamente de emprendedores sociales

que trabajan el tema de salud y de nuevas tecnologías.

Y empezamos hablando del caso de un joven norteamericano

que viajó hasta Malaui. ¿Qué le pasó en Malaui, Antonella?

Malaui, uno de los países más pobres del mundo,

y más pequeños, Josh Nesbit estudia salud global en Stanford

iba a hacer estudios de campo en el ámbito pediátrico en Malaui

y descubre una realidad que lo rompe totalmente.

Descubre que hay un médico por 250 000 pacientes.

Descubre que pacientes deben andar

100 millas para llegar al centro médico.

Pero también descubre otra cosa revolucionaria y muy potente

y es que hay voluntarios en los terrenos,

entre grupos de familias, en las comunidades,

que de forma espontánea echan una mano a su comunidad

en el tema de salud. Son trabajadores de salud

que nadie ha, digamos, nombrado. Es un fenómeno espontáneo.

Y son muy importantes, porque haría lo que fuera

para ayudar a sus comunidades, porque ellos son parte de esas comunidades.

Y Josh piensa: "¿Qué pasaría si nosotros

le diéramos a estas personas, que pueden moverse

de manera tan localizada y puntual, tan local,

los instrumentos para ofrecer unos servicios de salud

sin tener que andar estas 100 millas?".

Y así lo hace. Y crea una empresa que se llama MedicMobil

que ofrece instrumentos tecnológicos

para el uso específico del trabajador de salud en su comunidad.

En una tableta, una serie de instrumentos de fácil uso,

sobre lo que ellos vienen formados, permite hacer diagnósticos en casa,

permite tener bajo control la información médica

de toda una familia, el seguimiento de las mujeres embarazadas

hasta el parto, incluso permite, porque la inteligencia artificial

lo permite, prever si un determinado chaval va a enfermar de algo o no.

Es una compañía de software, NonProfit PRO,

y ya ha dado instrumentos a 20 000 trabajadores de salud

que han podido beneficiar a 11 millones de pacientes.

Estamos hablando de trabajadores de salud, no solo de médicos.

Estamos hablando de trabajadores de salud. Esta es la diferencia.

No hablamos de médicos. Los médicos están los hospitales

con miles y miles de pacientes a su cargo.

Aquí estamos hablando de personas que no llamamos médicos,

sino trabajadores de salud, que son parte de su comunidad,

están en esa aldea, y se han formado para poder ayudar a sus vecinos

en cuestiones de salud. Entonces, la tecnología, para ellos,

es una ayuda inestimable, un multiplicador.

20 000 trabajadores, 11 millones de pacientes,

3500 niños al día son asistidos. 200 madres que dan a luz.

Es una red global y creciente. Y el sistema funciona

y se demuestra que en estos lugares también puedes asistir en salud

puerta a puerta. Y es muy muy interesante.

Y él, Josh, dice que se añaden 15 000 al año

que pueden tocar millones de pacientes

y él estima unos 200 000 trabajadores de salud

que podrán beneficiar a 100 millones de personas.

Y esas son las cosas básicas...

saber qué persona, qué familia les necesita,

y dónde está, y, por tanto,

cómo distribuirse desde un punto de vista geográfico,

es muchísimo lo que la combinación hombre-máquina puede hacer en esto,

porque la empatía de un ser humano no puede superarse en salud,

pero, al mismo tiempo, la tecnología le ayuda

a resolver un montón de problemas logísticos y le da un montón de ayuda

para poder hacer las cosas que en un espacio así de aislado

sería muy muy difícil de hacer. Por tanto, es una revolución.

Perfecto, vamos con el segundo emprendedor social

que nos quieres presentar hoy, Antonella.

Se trata de Bright Simons, en Ghana. Para descubrir...

Fármacos falsos. Medicamentos falsos.

Sí, porque hay fármacos que no son fármacos,

que no contienen ese principio activo.

Que han sido fabricados por, digamos, organizaciones criminales,

y no contienen nada.

Y eso es crucial y es un problema

que puede salvar vidas si se afronta.

Todos los sistemas clásicos del holograma

en el envase, etc., no funcionan en África.

Son demasiado complicados y nunca han tenido un real efecto.

En cambio, la solución de Bright,

que es muy sencilla, low cost, coste prácticamente

cero, de hecho, cero para el usuario, sí funciona y es muy sencillo.

Él ha convencido a las farmacéuticas para su propio bien

a poner un código de seis números en cada envase.

El cliente entra en la farmacia, pide el fármaco,

saca su móvil, low cost y analógico con un SMS,

y pone ese número, ese número que está en el envase,

a una dirección de SMS que, en el acto, le dice: "Sí, es válido".

"No, no es válido". Punto. No hay más.

Y es fantástico porque una cosa tan low cost y tan sencilla,

resuelve los problemas de todos.

Las farmacéuticas, porque está en su interés.

A las farmacéuticas también les interesa.

Claro, les interesa.

Y resuelve los problemas de las instituciones públicas de salud

que no sabían cómo afrontarlo.

No tenían la manera de afrontar eso de una forma tan efectiva.

Y no tienen que hacer nada.

Las instituciones no tienen que hacer nada.

Ha sido la iniciativa de un ciudadano.

Se llama mPedigree.

Lo que está muy bien es que sea por SMS,

que no tienen la necesidad de tener internet ni conexión.

No tienes necesidad de tener internet y tampoco de tener un smartphone,

que para muchísima gente es muy caro. Es imposible.

Perfecto, pues gracias por estos dos emprendedores sociales.

Gracias a vosotros.

Seguimos. Lo que un día fue su ilusión,

se ha convertido ahora en lo que le da fuerza para seguir superándose

y conseguir que no le pase a otros lo que le ocurrió a él.

Les hablo de Raúl Sánchez Fernández,

exfutbolista veterano del club de fútbol Lloreda de Badalona.

Está luchando contra la violencia en el deporte

y para ello ha contado su experiencia en un documental.

¿Qué tal? Buenos días.

Hola, ¿qué tal? Bienvenido al programa.

Empezamos por el principio de esta historia.

Tu último partido fue el 26 de abril de 2014. ¿Qué ocurrió?

Bueno, un partido normal y corriente y empezó...

Cada vez hubo un poco más de violencia, calentar un poco,

hasta que me choqué con un contrario,

ese jugador empezó a propinarme puñetazos en el pecho,

yo me separé para, bueno,

separarme como que no quería entrar en ninguna discusión con él.

Y el árbitro le expulsó.

Y una jugada después, un compañero se hizo daño,

fui a intentar ayudarle

y noté el impacto de una patada en la espalda

y ya me caí desplomado.

Después de, para resumir, después de muchas horas de hospital,

de rehabilitación,

de renuncias a cosas que antes no podías hacer, a tu vida de antes,

¿cómo diste con la fórmula para luchar contra la violencia?

Bueno, pues a través de ver cómo iba sucediendo todo

en el deporte.

Cuando ponía la televisión, veía que cada vez había más violencia

y tomé la decisión, junto con Guillermo Cruz,

de que algo teníamos que hacer.

Entonces, me propuso hacer un documental

sobre la violencia en el deporte

y explicando mi caso y lo que hacíamos,

luego transmitirlo también,

presentarlo a clubes

para que la gente vea cómo le cambia la vida a una persona.

Se puede ver, se puede contar,

¿pero cómo traslada eso una persona

o alguien como tú, que antes eras un jugador de fútbol,

jugador de fútbol de toda la vida,

y decir: "Mira, no merece la pena"?

Bueno...

Hay que pensar que...

Que estaba mucho tiempo en casa, tiempo sin hacer nada.

Y ahí te das cuenta de que la vida sigue, la vida continúa

y hay que ser optimista

y, de esta manera, intentar que no vuelva a sucederle a más gente.

Y ahí es cuando te das cuenta de que, bueno, tengo que continuar.

Y gracias a este documental también

ha hecho que pueda salir adelante,

que no esté encerrado en una casa las 24 horas.

Desde luego, te vemos en acción, te vemos hablando,

¿pero qué les cuentas a los niños y niñas?

¿Cómo les dices que un calentón en un partido no vale la pena?

Bueno, se lo cuento a niños, niñas y padres.

A veces, la violencia,

nos olvidamos de que, sobre todo, viene desde fuera,

de parte del público, que es el que más lo vive,

porque la gente, cuando tú estás jugando, lo vives,

pero lo ves, bueno...

Que son acciones que pueden pasar.

Pero el público es, a veces, el que más se calienta

y el que menos se controla.

Y les explico que tienen que ser más inteligentes,

que puede haber una acción que no te guste,

pero intentar controlarse.

Que, a veces, las lesiones

no tienen marcha atrás. Yo ya no me voy a poder recuperar.

Y que vean eso, que vean el ejemplo de que hay que decir: "Ostras".

¿Qué pasa con los equipos infantiles?

¿Qué pasa en esas gradas, Raúl?

Bueno, pues que, a veces,

la cuestión de ser padre pesa mucho

y ver cómo a tu hijo le dan una patada o alguien le insulta, pues...

Yo no soy padre, pero supongo que no tiene que gustar

y, a veces, es eso,

la gente tiene distinto... Salta muy rápido.

Y deberíamos de controlarnos un poco más.

No hay que olvidarse de que es un deporte

y que, bueno, la gente tiene que ir a disfrutar

y que los valores, realmente, del deporte no son esos.

¿Y cómo cambiar un poco ese chip o ese discurso

y decir: "Mira, lo que tienes delante es un rival, no un enemigo"?

¿Ese pequeño matiz es la diferencia entre la violencia y la rivalidad

o el hecho de que se disputen centenares, miles de partidos

cada día o cada semana sin que ocurra nada?

Tienen que tomárselo así.

La gente, a veces, se piensa que, como bien has dicho,

ese rival es tu enemigo.

No, ese rival compite por lo mismo que tú,

por competir y por ganar.

De hecho, ahora mismo están haciendo como una pequeña promoción

de que, sin tu rival, no eres nadie.

A ver, tú tienes que tener a tu rival,

tienes que competir porque competir es bueno,

pero de ahí a llegar a la agresividad, a llegar a la pelea,

es cuando realmente te tienes que parar a pensar

y decir: "¿Merece la pena apuntar a mi hijo a fútbol

para que se lo pase bien y acabar yo peleándome?

Con mi hijo peleándose". Acabar yo peleando.

Apuntas al crío para que haga deporte,

pero, a veces, el que acaba peleándose es el padre.

Le estás transmitiendo a tu hijo el valor de que se apunte a deporte,

pero tú, por otra parte,

le estás transmitiendo otros valores totalmente contrarios.

Hay que dejarles jugar, hay que dejarles disfrutar y ya está.

El ejemplo que das después de una experiencia tan dura,

te llevó a fijarte en el trabajo social,

a darte a los otros,

un poco olvidándote también de tu día a día. Tiene que ser duro.

Tú no dejas de hacer también rehabilitación,

no dejas de tener que luchar personalmente, ¿no?

Bueno, esto es una manera también de sentirme bien

Bueno, esto es una manera también de sentirme bien

porque hago una acción solidaria,

pero a la vez también estoy siendo útil.

Veo que...

Que aún valgo para hacer cosas

porque, a veces, te piensas

que ya no sirves para nada porque estás limitado,

tienes una cierta discapacidad que te limita,

pero la limitación se la pone uno.

Entonces, de esta manera,

sirve para poder ayudar

y, sobre todo, para que la gente tome conciencia

de que la violencia tiene consecuencias irreparables.

Te lo digo porque, hablando contigo, uno se puede olvidar,

porque eres tetrapléjico,

se puede olvidar que has venido aquí en esta silla de ruedas,

que has hecho un documental,

que das charlas por muchos sitios...

Entonces, en ese documental, ¿qué quieres contar?

¿Hasta dónde quieres llegar, Raúl?

Bueno, contamos todo.

Cómo era antes, a lo que me dedicaba,

el trabajo que tenía, la vida social que tenía,

los estudios te estaba realizando justo antes de que me pasara...

Explicamos un poco lo que era mi vida.

Y luego explicamos cómo me cambia

y cómo todo lo que yo hacía antes,

ahora no puedo hacerlo.

Pero bueno, también giramos un poco

para que se vea también el lado positivo de seguir adelante,

de transmitir y que la gente vea que,

aun viendo eso, podemos continuar.

Tengo que preguntarte, antes de despedirte,

qué pasa con el agresor.

¿Dónde está el agresor?

Pues, cuando llegue el momento, lo sabremos.

¿Estás a la espera de juicio?

Estamos a la espera de un juicio, entonces, pues...

Así estamos.

Esperando el juicio.

Esperando el juicio, a ver qué pasará.

Bueno, mientras tanto,

aquí lo que vamos a hacer es pitar el final del partido.

Raúl, has ganado por goleada.

Y esperemos que tengas mucho éxito con este documental

sobre tu lucha contra la violencia en el deporte.

Muchas gracias, Raúl. Muchas gracias a vosotros.

Seguimos ahora. Vamos con otros temas.

Cada pincelada significa una ayuda para una causa solidaria.

Con esta premisa,

¿se animarían ustedes a ponerse ante un lienzo en blanco

con una bata, un pincel y una paleta en mano?

Pues algo así es lo que hemos encontrado

en una exposición organizada para donar parte de sus beneficios

a un proyecto de Manos Unidas.

Un conocido refrán dice que obras son amores y no buenas razones.

Obras que salen de los estudios de los pintores,

de los talleres de los escultores o de diferentes colecciones.

Obras que se cuelgan la medalla de solidarias

y que ayudarán a un proyecto educativo en el corazón de África,

ese que bombea necesidad

y late con bocanadas de oxígeno artístico.

Los fondos que se consigan de esta exposición

van destinados a un proyecto de formación

de 360 profesores de 120 escuelas

en Ghana, en el Alto Volta,

van destinados a que aumenten su formación estos profesores

en matemáticas, en historia y en economía.

-Desde hace muchos años trabajamos en el mundo del arte.

Pero también desde hace muchos años, desde hace más años todavía,

tenemos una cierta sensibilidad

hacia la gente que lo pasa mal.

En esta ocasión, hemos querido asociar las dos iniciativas

y que la feria de arte tuviese una dimensión social.

-Los artistas entramos en esta rueda de solidaridad

porque, aparte de gustarnos pintar y el arte,

también queremos aportar algo a los demás,

a los más desfavorecidos, los que no tienen medios.

-Para Manos Unidas,

la cultura, el arte y la educación es primordial.

Los proyectos más importantes de Manos Unidas

o el número más importante de proyectos,

son proyectos educativos.

La cultura está colaborando con Manos Unidas

con esos proyectos solidarios que tenemos,

con esa especie de fusión y colaboración

entre el mundo del arte y el mundo del coleccionismo

y el mundo de la solidaridad

con las personas más vulnerables del planeta.

-Cuando hacemos algún cuadro para algo determinado, sí.

Sí, ponemos un poquito más de nuestra alma en el cuadro.

Cuando hago algún cuadro para una causa solidaria,

sí, me mueven más las causas solidarias que la musa artística.

Intento que no me abandona del todo, pero sí,

procuro que también esté muy presente.

-Artísticamente hablando, hay prácticamente de todo.

Desde Picasso,

Miró, Martín Chirino, Tapies, Chillida...

Una generación intermedia

representada, por ejemplo, por Gordillo,

por Bonifacio, por Arroyo, gente del pop.

Y luego una generación más joven,

o dos generaciones incluso más jóvenes,

que han aprendido mucho de los grandes maestros,

pero con propuestas artísticas muy interesantes

y que permiten invertir o coleccionar a precios muy asequibles.

Uno puede mezclar un buen Saura con un buen Adrián Moya,

o un buen Tapies con un buen Bonifacio,

o un buen Chillida con un buen Mosset,

y no...

No chirría nada, todo funciona bastante.

-En estos cuadros que he traído aquí, lo que quiero representar,

con este en concreto es el sufrimiento de ciertos colectivos

que han pasado y que están pasando ahora mismo.

Con este quiero expresar la belleza del arte.

En este otro lo que quiero expresar, pues eso,

el tirar hacia delante, el "Aquí estoy yo"

y seguir tu camino.

-A todas las personas que entran a la exposición,

hay un folleto informativo de Manos Unidas

y se les informa que hay una serie de obras

donde el 10 % de la venta de esa obra

va destinado a este proyecto solidario de Manos Unidas.

Obras enmarcadas en solidaridad,

obras que nos muestran en un pedestal

a quienes se dejan la vida ayudando a otros.

Recuerden, obras son amores.

Con arte y con ganas de volver a verles nos despedimos.

Pasen un feliz resto de semana.

Nos vemos en siete días con más "Para todos". Adiós.

(Música)

  • Para todos La 2 - 28/10/17

Para todos La 2 - 28/10/17

28 oct 2017

Magazine semanal que a través de reportajes, entrevistas y secciones fijas analiza los aspectos más sociales que pasan a nuestro alrededor.

ver más sobre "Para todos La 2 - 28/10/17" ver menos sobre "Para todos La 2 - 28/10/17"
Programas completos (1185)
Clips

Los últimos 7.610 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios