www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4813522
Para todos los públicos Para todos La 2 - 27/10/18 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal?

Aquí empieza el programa con más actualidad social de la 2.

Descubrir, innovar, emprender,

reflexionar son verbos que llevamos en nuestro ADN televisivo

y hoy no será una excepción.

En unos momentos, nos fijaremos en el medioambiente

y en el daño que nos causan las colillas.

También veremos que es posible superar la dislexia

con el último libro de la investigadora Luz Rello

y hablaremos de filosofía y de las etiquetas personales.

Antes, permitan que empiece con algo obvio y no tan obvio.

Todos sabemos que el tabaco perjudica gravemente a la salud.

Lo que tal vez no tengamos tan claro

es el daño que causa al medioambiente

y no nos referimos al humo, sino a las colillas.

Están ahí, en el suelo, en el campo,

en el agua de los ríos y mares y una sola

es una auténtica bomba de sustancias tóxicas.

"Este gesto no es inocuo.

Cuando apagamos un cigarrillo,

empieza el largo proceso

de contaminación causado por la colilla."

Aunque parezca mentira,

las colillas son la primera fuente de basura mundial.

El desecho más abundante en la naturaleza

y su presencia contribuya a la pérdida de la biodiversidad

y a la destrucción del ecosistema.

"El mundo se fuma seis billones de cigarrillos

al año de los cuales se estima que 4 billones y medio

llegan a la naturaleza en forma de colilla y la contaminan."

La sociedad percibe esto como un elemento biodegradable,

como si fuera papel o cartón.

La realidad que contienen las colillas es que el material

que veis aquí está hecho de acetato de celulosa.

Es un componente derivado del petróleo,

es un plástico como cualquier otro.

Por lo tanto, su periodo de degradación

en el medioambiente son de decenas de años.

No solo eso, sino que una colilla es una bomba de sustancias tóxicas.

Además de las nicotinas y alquitranes

que nos podemos encontrar,

hay un montón de metales pesados que son tóxicos.

"Una simple colilla de cigarrillo puede

contener hasta 500 sustancias tóxicas.

Estas pequeñas bombas de sustancias tóxicas,

liberadas en la naturaleza, causan efectos devastadores,

sobre todo, al entrar en contacto con el agua."

Las sustancias siempre son

potencialmente más tóxicas en medios líquidos.

El agua es la principal problemática de toxicidad

de una colilla.

Una sola colilla puede llegar a contaminar

hasta 50 litros de agua dulce

o 10 litros de agua salada.

"Eso significa que donde quede una colilla,

no va a crecer la vida microbiótica asociada al agua.

Ni los insectos.

Ello repercute en la cadena trófica

y acaba mermando la biodiversidad de ríos y mares."

En la tierra, el problema también que tiene es cuando llueve,

estas sustancias pueden llegar a lixiviarse,

que mediante el agua se disuelven, y penetran,

pudiendo alterar y afectar incluso a acuíferos,

que posiblemente, luego vayan destinados al consumo humano

o a acuíferos que vayan destinados al riego

de diferentes plantaciones de agricultura.

"Por si no había quedado claro, una colilla en la naturaleza no es,

ni de lejos, equiparable a una piedra."

Cuando esto está presente en un ecosistema,

todos los seres vivos que allí habitan

interactuando alguna forma con ello.

Hay mamíferos que, directamente, las ingieren,

pudiéndose intoxicar o bien por las sustancias tóxicas

que contienen o teniendo la sensación de saciedad

y no ingiriendo más comida y pudiendo morir de inanición.

Luego, hay algunas aves que utilizan el acetato de celulosa

para sus nidos,

porque son confortables, son aislantes térmicos,

han aprendido que lo pueden utilizar para hacer sus nidos sin llegar

nosotros a saber qué consecuencias pueden tener la interacción

de sus pollos con todas estas sustancias tóxicas

que ahí se encuentran.

"Pero el problema no acaba en la tierra.

El viento y la lluvia favorecen

que los restos de cigarrillo abandonados acaben en el mar.

Las colillas son el desecho marino más común."

Todo esto, bien por los ríos o por el aire, acaban en el mar.

Los plásticos en el mar es un grave problema al que nos enfrentamos,

porque estos plásticos poco a poco se van degradando

en plásticos más pequeños que denominamos microplásticos,

de forma que en los océanos o mares hay

una especie de sopa de microplásticos

que entran directamente en contacto en la cadena trófica.

Son alimento de pequeños peces, que al final,

alimentan a peces más grandes,

acaban siendo directamente ingeridos.

No solo las sustancias tóxicas, sino el propio plástico.

"Nada de todo eso pasaría si nuestro medio natural

no tuviera tantos desechos.

Las ONG's SEO BirdLife y Ecoembes, en alianza, han desarrollado

el proyecto 'Libera' para liberar a la naturaleza de tanta basura."

Y como todo aquello que no tiene nombre no existe,

lo primero que quisimos era ponerle un nombre

y lo que hicimos fue juntar basura

con naturaleza y generar "basuraleza",

que refleja no solo la basura, sino cómo de alguna forma,

está ya integrada en la naturaleza para poder explicar qué efectos

negativos puede tener en el ecosistema.

"La basura está muy integrada en la naturaleza

y sus efectos negativos van más allá de la estética,

porque mucho más perniciosa que la suciedad es la contaminación.

Y hablando de colillas..."

Aunque pudiera parecer similar, esto es celulosa.

Las colillas no están hechas de celulosa,

sino de acetato de celulosa, que es un plástico,

un derivado del petróleo.

Por lo tanto, el tiempo de degradación

en la naturaleza es mucho más alto,

depende de las condiciones meteorológicas,

pero se estima que entre 15 o 25 años puede perdurar

una colilla en el medio ambiente,

lo que es la sustancia plástica.

Pero sus sustancias contaminantes como metales pesados pueden

alargarse muchísimo más tiempo en la naturaleza.

"No ayuda de que este es un programa medioambiental.

El proyecto 'Libera' lo califica de catástrofe sigilosa

y desarrolla tres vías para atajarla.

Primero, obtención de datos científicos."

Para ello, tenemos unas salidas que hacemos por ecosistemas donde,

voluntarios, recogen basura pero no solo recogen basura,

sino que, con una aplicación,

van metiendo datos de qué basura encontrando, la van caracterizando,

de tal forma que es como una foto fija

que nos da información de qué basura hay en qué entorno.

"Segundo, participación y movilización ciudadana."

Llevamos unas pequeñas ayudas económicas a pequeñas entidades

que nos ofrecen proyectos de conservación de espacios

que hemos llamado "apadrinamientos".

Con estas pequeñas cuantías, ponen en marcha

proyectos de conservación en espacios cercanos a ellos.

"Y tercero, educación y prevención."

La gente se queda en el plano estético.

Tiran la colilla y piensan que eso puede ensuciar el campo.

Si de alguna forma le llegamos a convencer

de que ese gesto no solo está ensuciando,

sino que está contaminando,

creemos que solucionamos gran parte del problema,

porque la gente creo que no quiere contaminar el campo.

"Aunque no sea nuestra, esta colilla y esta basura es nuestro problema."

De pequeña era un auténtico desastre en ortografía

y lectura y para solucionarlo,

copiaban libros a mano y los memorizaba.

Después, se dio cuenta de que esto no bastaba,

no solucionaba la dislexia que padecía

y aprendió a estudiar y gestionar, pero sobre todo,

a compartir su conocimiento y logros en este campo que,

con el tiempo, han sido muchos.

Luz Rello, bienvenido al programa de nuevo.

Muchas gracias.

No sé si necesitas mucha presentación como se suele decir,

porque en los últimos años,

te has convertido en todo un referente en la materia.

Has arrojado mucha luz y acabas de publicar este libro,

que se titula "Superar la dislexia".

Un libro 100% luz.

Lo de arrojar luz es casi literal,

te has arrojado a este tema en profundidad.

Sí, bueno,

son ocho años de investigación

y lo que he hecho ahí ha sido resumir nuestra investigación,

ponerla divulgativa,

también investigación de otros para superar

la dislexia desde todos los ámbitos posibles,

no solamente lectura, escritura y estimulación,

sino también autoestima, aprender lenguas extranjeras...

Aquí se pueden encontrar las aportaciones científicas,

que has logrado para ayudar a las personas

con dislexia, pero también consejos prácticos

y parte de tu historia personal, porque está todo ligado.

Quizá uno cuando ve "Superar la dislexia", piensas:

"Venga, otro manual más."

No, esto es un estudio muy concienzudo.

Sí, sí, a ver, hay ocho capítulos,

cada capítulo tiene un factor diferente

sobre cómo superar la dislexia,

desde cómo estudiar, cómo mejorar la autoestima,

cómo encontrar tus fortalezas,

cómo mejorar tu lectura y cada capítulo

empieza con una anécdota personal, que es lo que más está gustando,

luego la parte de la investigación más durilla

y al final de cada capítulo, hay recursos,

son materiales que las personas se pueden descargar desde Internet

para llevar a los colegios...

Recursos que ayudan a las familias, a los terapeutas y a los docentes.

Dicho esto:

la dislexia no es una enfermedad, es una dificultad que,

con esfuerzo, se supera.

¿Pero cómo se hace de la necesidad, virtud?

Pues bueno, eso... Como en todas las dificultades,

uno acaba... con mucho esfuerzo,

uno acaba desarrollando fortalezas que van compensando.

Igual que, yo qué sé, si una persona es sorda,

acaba desarrollando más otras...

Siempre se compensa, en el caso de la dislexia,

además de trabajar tus debilidades,

que hay que trabajarlas mucho

y te va a llevar más tiempo aprender a leer

y a escribir bien, eso es así, pero luego,

la vida te va enseñando que, a lo mejor,

algo que tú has desarrollado de pequeño y no te dabas cuenta,

luego es muy útil en la vida real.

Es excelente, sale de la norma,

porque una de las cosas que se dicen en el libro

es que la gente con dislexia parece tener

un funcionamiento cerebral muy particular

que los hace especialmente inteligentes

en algunos otros campos

como la inteligencia espacial, cuéntanos.

Eso es así, en el último capítulo, "Fortalezas de la dislexia",

vamos haciendo un recorrido

por todos los estudios científicos que hay.

Uno es pensamiento visual, otra es la resolución de problemas.

Por ejemplo, entre los emprendedores,

hay un porcentaje mayor de personas con dislexia que sin dislexia.

También pensamiento creativo...

Bueno, hay una serie de fortalezas

que parece que sí están ligadas a tener

que haber desarrollado o haber compensado

esa dificultad como has podido

y al final, eso se transfiere a otros ámbitos cognitivos.

Pero como lo primero que tienes que hacer es aprender a leer

y a escribir, si encuentras dificultad ahí,

luego cuestan las fortalezas, pero las hay.

Sí, imagínate que para aprender a leer y a escribir,

en vez de codificar fonéticamente como todo el mundo,

te tienes que aprender las palabras de memoria, por cómo se ven.

A lo mejor dentro de unos años, para ti,

es mucho más fácil detectar patrones de manera automática.

Como si vieras un holograma en lugar de...

Entonces, ese tipo de trucos que, a priori,

es para adaptarte al resto,

luego se pueden convertir en fortalezas.

Después de ocho años como nos decías,

de puesta en común,

muchas investigaciones de campo, desde psicología, lingüística,

de neurología, habéis ido acotando ese terreno

y encontrando un poco un método

o una posibilidad de respuesta

a esos problemas que tienen tantos niños y niñas.

Sí, al final el método ha sido

basándonos en gran cantidad de datos.

Porque veíamos que, desde los diferentes puntos,

de las diferentes áreas,

se da explicación casi al mismo fenómeno

pero con diferentes términos y metodologías.

Al final lo que hemos hecho es coger gran cantidad de datos generados

por personas con dislexia,

los vamos a analizar, extraemos conclusiones de esos datos y luego,

nuestros colaboradores, que son de diferentes áreas,

dan diferentes explicaciones.

Un psicólogo te da una explicación, un neurólogo te da otra,

un logopeda...

Pero al final, cuando tú vas al dato puro y duro,

los análisis los tienes ahí, otra cosa es cómo los interpretas.

Y con esos análisis, sin saber la causa a lo mejor final

de la dislexia, pero son muchos datos.

Al final, con los análisis de esos datos,

sí que hemos podido crear este test de detención

y esta herramienta de apoyo al tratamiento.

Poniendo manos a la obra

y sacando también muchas cosas positivas.

En tu caso, hablando de tu situación personal,

que has superado muchas dificultades,

después de esforzarte mucho, tú decías que, al principio,

te creías que eras tonta porque no sacabas buenas notas.

Y después vas y escoges la carrera más difícil de todas,

que es la de lingüística, ahí es nada tozuda la chica...

Sí, eso también viene en el libro,

que hay gente que me dice que soy muy cabezota, y digo:

"Oye, mejor con tesón, ¿no?".

Sí, es que lo que pasó es que de tanto machacar el lenguaje

y de tanto quererlo controlar y dominar, de querer hacerlo bien,

pues me empezó a gustar.

Y yo quería...

Es que te puede gustar algo en lo que seas malo, ¿no?

A lo mejor te puede gustar pintar aunque seas horroroso pintando,

pues mira, yo tengo dislexia y me gusta el lenguaje, jolín...

Si fuera fácil, ¿qué gracia tendría?

A mí, el lenguaje me fascina,

me fascina ver sobre todo modelos matemáticos dentro del lenguaje,

intentando explicar, que además, toda la investigación es eso,

explicar desde un punto de vista matemático

el comportamiento de la dislexia.

Y eso me fascina, aunque yo como lingüista,

probablemente no sea la mejor lingüista del mundo,

no me podría ganar la vida como lingüista, pero bueno.

No es necesario tampoco, ere mucho más útil y brillante

en otras cosas,

has recibido el premio Princesa de Girona Social,

has tenido otros muchos reconocimientos.

Creaste el programa DytectiveU, ¿verdad?

Sí.

Y después, el Change Dyslexia, que dijiste:

"No, yo voy a hacer el mío y le voy a poner un nombre."

¿Cuál ha sido ese momento "eureka"?

En los que has dicho...

Porque todo el mundo tiene dudas en esos procesos, y has dicho...

Pues han sido tres momentos,

además, últimamente lo estoy pensando.

El primer momento, en ocho años,

el primer momento vino a los cuatro años

cuando vimos que dentro de los errores

de las personas con dislexia había patrones.

Podíamos extraer información sobre la dislexia que no conocíamos

antes y podríamos saber más sobre la dislexia

a partir de las propias personas con dislexia,

el análisis de gran cantidad de datos.

Ese fue el primer momento.

El decir: "Hala, esto no es aleatorio,

aquí se puede modelizar de manera matemática".

Y los otros dos momentos han sido cuando aplicamos

este conocimiento nuevo a partir del análisis de datos

a detección, uniéndolo con aprendizaje automático,

un tipo de inteligencia artificial,

es un test de detección y uniéndolo a un videojuego

con diferentes habilidades cognitivas para superar la dislexia.

Y esos ejercicios no solamente van a tus debilidades,

también a tus fortalezas.

En esos tres momentos de:

los errores son importantes,

los podemos utilizar para detectar la dislexia

y para superar la dislexia...

Y el momento "eureka" total fue con decir:

"Oye, que todo esto estaba dentro de las personas con dislexia",

son las propias manifestaciones de personas con dislexia

las que nos están diciendo cómo mejorar,

al final, la solución estaba dentro del problema.

No sé si... ¿no? Sí, ya.

Nuestros espectadores ya te ven,

Luz Rello, ya saben que siempre es un placer hablar con ella,

muchísimas gracias por estar hoy aquí en "Para todos."

Gracias a ti, gracias.

Momento ahora para innovación ciudadana de "emprendedoría" social

vamos a hablar, porque igual que Luz,

hay muchas otras protagonistas que también lo son,

vamos con Antonella Broglia.

(Música)

(Música)

Hola Antonella, en nuestra sección de emprendedores sociales,

hoy nos quieres presentar a dos mujeres

que lo que hacen es luchar para conseguir

ocupar los puestos de trabajo conocidos

como "puestos de trabajo de hombres", ¿no?

Primero, en Turquía. Empezamos, Antonella.

-Sí, en Turquía el caso es muy interesante,

porque estamos hablando de las mujeres pescadoras,

es uno de los entornos más sexistas,

injustos y violentos que puedas encontrar en Turquía.

Y esta emprendedora social

está trabajando para, por un lado, visibilizarlas,

es decir, descubrir cuántas son,

dónde están y después, ayudarlas a crecer

su respetabilidad,

su visibilidad en sus comunidades.

No es solo "luchemos para que no nos maltraten."

No, es "hagamos de la mujer pescadora

un símbolo de su comunidad".

Por su resiliencia, por su capacidad profesional,

por la capacidad de mandar adelante una familia,

una comunidad y sobre todo, para implantar en su trabajo

un respeto para las condiciones

medioambientales del lugar donde se pesca.

Y entonces, de un colectivo marginado, maltratado,

hace una red de mujeres a veces mayores,

de grandísima fuerza y visibilidad.

Hace muchos encuentros con ellas,

activismo con muchas de las fuerzas en campo,

tiene mucha relación con otras instituciones medioambientales,

como por ejemplo,

la Mediterranean Conservation Society,

que es muy importante,

la Sociedad de Conservación del Mediterráneo

se ha puesto trabajar con ella

y con el Ministerio de Agricultura y Pesca de Turquía para asegurar

que las conocen a todas, que las ayudan a todas,

que las visibilizan a todas y además,

como ahora están en esta condición de empoderamiento, digamos,

que es una palabra que ahora usamos mucho, empoderamiento,

ellas también son un símbolo para otras cuestiones.

-Claro, es que es un mundo tradicionalmente de hombres.

-Claro, son todos hombres.

Pero no, nosotros pensamos que son todos hombres.

Pero hay muchas mujeres pescadoras que no han tenido más remedio

que hacer esto porque era la única manera de traer dinero

a su casa y comida en sus mesas.

-Claro, supongo que el paso importante es el concepto

de que no sea un trabajo de hombres, que no sea reconocido como tal.

-Bien, la cuestión es: ¿cómo haces eso? ¿Cuándo se ha considerado tal?

Desde cientos de años.

Entonces hay que visibilizar,

hay que enseñar lo buena que es esa mujer pescando.

Hay que enseñar que esa mujer tiene derecho a trabajar.

Hay que enseñar que hay otras formas de pescar

y las mujeres a lo mejor son mejores a la hora de crear un ecosistema

más "friendly" con naturaleza. Son varios aspectos.

-Pues vamos con el siguiente ejemplo,

que es mecánica de coches en Nigeria.

-Sí, ser mujer mecánica en Nigeria es un reto.

Pero para Sandra Aguebor, ser emprendedora era su sueño.

Ella era pequeña, estaba en su casa,

soñaba con el mundo de la mecánica de los coches

y el padre había visitado Estados Unidos y volviendo,

le había narrado historias de Estados Unidos

y le había dicho que ahí, las mujeres tenían garajes.

-Propios. -De coches, propios.

-Y que vivían de ello.

-Vivían de ello y la pequeña Sandra se ilumina,

ve que, si puede una mujer americana,

puede una nigeriana.

Y pide permiso al padre, que se lo da,

para estudiar mecánica.

E ir de ayudante en un taller.

Durante el instituto, sale de clase,

va al taller a trabajar,

naturalmente, es la única mujer, todo el mundo se ríe de ella.

Luego, decide apuntarse a la universidad,

a ingeniería mecánica,

es la única mujer en ingeniería mecánica.

Todo el mundo se ríe de ella.

Pero luego, abre su propio garaje.

Y empieza no solo a trabajar ella de garajista y de mecánica,

sino que crea una escuela para mujeres de Nigeria

que quieran aprender a ser mecánicas,

les enseñar la profesión al nivel máximo de capacidad

y luego, les ayuda para que abran un taller.

En el momento en que abras el taller,

ya eres una persona superimportante en tu comunidad.

-Y el taller te asegura una estabilidad también.

-No solo estabilidad, sino prestigio.

Porque eres una emprendedora y así hay miles

y miles de mujeres nigerianas que están ahí, en sus garajes,

arreglando coches.

-Y el cliente,

¿accede igual al taller aunque sea gestionado por una mujer

o por un hombre? -Claro, eso...

Una parte sí, una parte no.

Pero está claro que se necesita tiempo

para que se instale esta nueva cultura.

La cosa es que va a más, cada vez son más.

Y trabajan muy bien, esa es la clave,

la escuela que ella crea es muy buena.

Y ahora es un fenómeno de gran importancia,

todo el mundo va allí a rodar programas.

Y es muy interesante,

se llama "Lady Mechanic" la iniciativa.

Es interesante,

porque todo empieza porque el padre le narra una historia de mujeres

que han podido hacerlo, que es un poco la aspiración

también, espero, de este programa.

Nosotros narramos historias de personas

que han logrado cosas para que otras se den cuenta de que puede lograrse.

-Son dos muy buenos ejemplos para erradicar o como mínimo,

empezar a erradicar el concepto de trabajo de hombres.

-O de hombre o de mujer.

-Estamos hablando de mecánicos de coches y pescadores que no es...

La fuerza es la base del trabajo.

-Claro, si tú en Nigeria preguntas qué trabajo debe hacer una mujer,

las respuestas son trabajos insignificantes y prácticamente,

no remunerados.

-Domésticos, el campo... -Sí.

Insignificantes. Sin impacto.

Y esto, no. Esto tiene un gran impacto.

-Perfecto, Antonella, gracias por esos dos ejemplos.

-Gracias a vosotros.

Qué fácil y qué rápido resulta hoy en día etiquetar a alguien,

¿verdad?

las redes sociales, con el famoso hashtag,

o la dichosa almohadilla,

encumbran y hunden a igual velocidad.

Tirando de ese hilo,

queremos detenernos y preguntar ¿qué es una etiqueta?

Jorge de los Santos, ¿qué tal? Muy bien Marta.

Un, dos, tres, responda otra vez: ¿qué es una etiqueta?

Pues una etiqueta es, tú utilizas el ejemplo concreto,

el hashtag, pero una etiqueta es una categoría.

Es una especie de prejuicio que nos permite

comprender el fenómeno a partir de eso.

"Pues este hombre es un hombre,

es moreno y es intelectual o es empresario".

Ahí que te permite, con base a esos clichés

o fórmulas preestablecidas,

tú te permites comprender un poco con quién estás tratando,

qué estás tratando y a la vez, uno se tiene que identificar.

Ese es el trágico, por ejemplo, situación de los transexuales,

que hay una etiqueta en la que no se sienten identificados.

Entonces estás de acuerdo que, por ejemplo,

etiquetar es una acción que en las redes sociales han elevado

a la categoría de imprescindible.

Para ser y estar, debes etiquetar.

Sí, para posicionarte,

para identificarte tú como elemento

y para que los demás te identifiquen como elemento.

Se produce hoy en día,

Marta, creo que era un poco el motivo porque traíamos este tema,

una paradoja.

En una sociedad digamos que se nos reclama a uno mismo,

de una manera especialmente individualista,

con una marca de empresa que manda historias concretas...

Incomparable e inigualable, por un lado está eso, y por otro,

nunca hemos tenido tanta necesidad de acogernos a esas categorías.

De ser etiquetados por algo,

de estar etiquetados de alguna manera,

esto pasa en todos los ámbitos que afrontamos a diario.

Alimenticios, pero pasa también con nuestra determinación de género,

por ejemplo, o hasta con nuestras inclinaciones o afecciones eróticas.

Por ejemplo, es que soy unicornio, soy poliamoroso...

Soy, soy "gender fluid",

soy solo sexual, soy... Poli...

"Vegasexual", todas esas etiquetas...

Y es curiosa esa contraposición.

Por un lado,

te piden que seas absolutamente diferenciado del resto,

que Marta Cáceres sea la marca de empresa Marta Cáceres

y que no tenga nada que ver con las demás,

que se destaque y por el otro,

Marta Cáceres, entre comillas,

anda loca buscando etiquetas donde encajar.

¿Es una necesidad?

Realmente es que, si no te etiquetas,

"¿y tú de quién eres?".

Sí, lo que pasa es que antes, que esta es quizá la novedad,

ahora buscamos la etiqueta particular.

La etiqueta que se convierta precisamente

en esa marca de empresa diferencial.

Antes, teníamos etiquetas universales.

Bueno, las que se acogían, por ejemplo, a la declaración

de los Derechos Humanos.

Ahora no, ahora buscamos una particularización,

ahora queremos hacer de las libertades individuales,

reclamaciones y sujetos de derecho.

Imagínate una cosa hipotética,

que te gustara tomar el sol desnuda en la terraza de tu casa.

Eso es una libertad individual, ¿no?

Ahora inmediatamente en cuanto el ayuntamiento

pone palmeras delante de tu casa

o un vecino protesta porque el niño te ve ponerte desnuda

y tal, tú ya entras en un componente muy serio, digamos,

que es el de la opresión.

Inmediatamente, tú te sientes oprimida.

Te quieres elevar, no quieres estar en esa descalificación,

que es que no tengas un amparo judicial.

Tú dices:

"No, es que yo tengo derecho a tomar el sol desnuda en mi terraza."

Inmediatamente eso hace que te acojas a un colectivo,

a un lobby,

que es un yo individual en modo colectivo,

para reclamar y te conviertes en una "nudasol", por decirte algo.

Ahora yo soy "nudasol".

Porque claro, no eres nudista,

porque esa categoría no te acaba a ti,

porque tú solo te pones desnuda en tu terraza,

no en otro sitio ni eres una playera, por ejemplo.

No, tú eres una "nudasol."

¿Esas etiquetas ayudan a encontrar

un poco de respaldo de la sociedad,

de protección frente a la sociedad...?

Sí, ese es el peligro, cuando se conforma una categoría.

Así es como siempre hemos operado.

Y es necesario, las minorías por ejemplo, las diferencias,

se han podido convertir en sujetos

de derecho con los mismos amparos igualitarios

porque han utilizado ese procedimiento.

"Es que a mí me oprimen,

yo soy oprimido por una circunstancia,

por una ideología dominante que no es la mía que me oprimen y tal".

Pero cuando nos pasamos de rosca porque se nos exige, digamos,

tener una etiqueta propia y particular porque yo

quiero ser justo lo que soy y no otra cosa,

encajar en un molde en ese cajón cognitivo perfecto,

ahí nos pasamos de vuelta.

¿Porque eso qué conlleva?

¿Muchos compartimentos estancos?

Sí, y que se genera un ambiente donde todo puede molestar,

donde todo puede ser pronunciado contra alguien,

donde todo puede ser sancionado.

Porque si yo por ejemplo me acerco

y me asomo y te miro desde mi balcón al tuyo,

que estás tomando el sol desnuda, inmediatamente te estoy agrediendo.

Porque tú como sujeto de derecho

que quieres tener los mismos derechos

que los que salen vestidos a la terraza,

puedes inmediatamente decir: "Como yo soy 'nudasol',

usted me está oprimiendo".

Pero claro, luego resultará que si yo soy un "nudasol"

también, a lo mejor te oprimo porque soy un "nudasol" masculino

que oprime, digamos, la libertad de la "nudasol" femenina.

En fin, es un tema muy amplio que toca muchas cuestiones.

Hemos intentado hacer reflexión sobre las etiquetas...

Otro día a largaremos un poco más.

Hecha la reflexión, podemos decir que ahora pasamos a la acción,

lo cual significa, Jorge, que nos vamos.

Nos vamos, gracias. Gracias a ti.

A ustedes también les damos las gracias por acompañarnos.

Habrá más "Para todos" en siete días, ¿se lo van a perder?

Nosotros, desde luego que no, hasta luego.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 27/10/18

Para todos La 2 - 27/10/18

27 oct 2018

Medio ambiente. Las colillas son la primera fuente de basura mundial y el deshecho más abundante en la naturaleza. Se calcula que 4 billones y medio de colillas llegan anualmente a la naturaleza. Reportaje con Seo BirdLife para hablar de biodiversidad, ecosistema y colillas.

Salud. Entrevista a Luz Rello, emprendedora social y autora de “Superar la dislexia”. De pequeña era un auténtico desastre en ortografía y lectura y para solucionarlo copiaba libros a mano y los memorizaba. Se dio cuenta de que eso no bastaba, no solucionaba la dislexia que padecía y aprendió a estudiar y gestionar pero, sobre todo, a compartir su conocimiento y sus logros en este campo que, con los años, han sido muchos.

Emprendedores sociales. Antonella Broglia nos presenta a dos mujeres innovadoras que, en Turquía y Nigeria, trabajan para erradicar el concepto de que hay profesiones de hombres y profesiones de mujeres. Ellas lo hacen concretamente en la pesca y en la mecánica de coches.

En qué mundo vivimos. Jorge de los Santos analiza el hecho de que cada vez parece más necesario llevar algunas etiquetas puestas. Que si vegano, que si ecologista, que si bisexual, que si hipster y otras muchas más. Hablamos de etiquetas y de si por qué hay que mostrar o tener esa identidad. o esa pertenencia a una tribu determinada.

ver más sobre "Para todos La 2 - 27/10/18 " ver menos sobre "Para todos La 2 - 27/10/18 "
Programas completos (1221)
Clips

Los últimos 7.817 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios