www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4324858
Para todos los públicos Para todos La 2 - 25/11/17 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? Buenas tardes.

Les saludamos listos con más contenidos para todos.

La actualidad social nos traerá historias de voluntariado,

innovación para aprender a leer o cómo salir adelante como adulto

tras ser un menor tutelado, pero antes nos fijamos en el lobo.

¿Sabían que en EE. UU. este animal estuvo a punto de desaparecer

y se repobló con éxito? En nuestro país existe una campaña

para fomentar la convivencia en equilibrio con actividad humana.

En unos minutos saldremos a pastorear con un par de mastines.

Voluntad, empeño y dedicación son cuestiones igual de necesarias

para dejar la seguridad del hogar y colaborar en causas solidarias.

Hay muchos jóvenes que emprenden ese camino y hoy hablaremos

con un responsable y una voluntaria del proyecto Intercambia

acerca de su experiencia. Empezamos.

(Música)

Empezamos en EE. UU., en el Parque Nacional de Yellowstone.

Allá por 1970 el lobo se extinguió.

25 años más tarde, sus responsables decidieron reintroducir la especie

y hacer un seguimiento de lo que ocurría.

Desde entonces no solo se han recuperado especies

y equilibrado la cadena trófica sino que, incluso, han cambiado

el curso de los ríos, recuperando cauces naturales.

Y gracias al lobo. En nuestro país, la ONG Ecologistas en Acción

lanzó este verano una campaña llamada "Vivir con lobos".

Iba dirigida a los ganaderos. Mostraba cómo es posible

la convivencia y los beneficios que conlleva para los ecosistemas.

En "Para todos La 2" lo quisimos comprobar sobre el terreno.

Llevo de pastor seis años. Antes de ser pastor

era profesor de español para extranjeros y traductor.

Pero ya vivía del campo y hacía conservas ecológicas.

Lo de la ganadería llegó..., tampoco era nada previsto.

Ahora estoy de pastor, es lo que hago.

Te levantas con el sol, las ovejas están en el campo 10-11 horas.

Ya no las dejamos solas en el monte. Antiguamente, que no había lobos,

por las noches las soltabas. En pleno calor comían más de noche.

He hecho trabajos más duros, pero lo que tiene la ganadería

es que es 365 días al año. No es negociable. Y mucho tiempo.

-Me metí a trabajar en temas de conservación y ecología

porque creo que es la única manera de conseguir un mundo justo,

más sostenible y mejor. Debemos seguir con ganado en extensivo

de una forma sostenible en el medio rural

y seguir apoyando esa actividad. Por otro lado debemos conseguir

que los ecosistemas sean funcionales. Para eso, el lobo

es una pieza clave. Su conservación es fundamental.

Hay ganaderos y ganaderas que están conviviendo con los lobos.

Tenemos que sensibilizarlos para que sean ejemplo o puedan ser

fuente de inspiración para otros, y también apoyarlos

desde las instituciones, la administración

y desde quizá nuestro consumo y nuestra propia consciencia,

desde paseantes por el monte cuando salimos a dar un paseo

hasta cuando escogemos qué queso compramos.

-Hola. -Hola, Jaime. ¿Qué tal?

-Bien, con las ovejas. -¿Qué tal el verano?

-Muy seco, pero bueno, ahí están. No es el mejor año,

pero tirando. -¿Con lobos habéis tenido problema?

-Yo no he tenido problemas este verano.

Por aquí sí ha habido. En la zona de Montejo creo que ha habido.

En Paredes y por allí ha habido algún ataque,

pero a terneros. No sé si a cabras.

-¿Tú, con los perros? -Bien. Yo, entre que las ovejas

se pastorean, que llevamos los dos mastines y la tarea

no he tenido ningún problema con lobos, de momento.

Espero no tenerlos. Vamos haciendo lo que se supone que hay que hacer:

recoger las ovejas por la noche, estar con ellas y tener mastines.

Lo que ha sido es cambiar el manejo. Se acabó dejar a las ovejas o cabras

en el monte semanas y, como mucho, ir a verlas. Eso se acabó.

Es lo que hay. Lo mismo que no llueve o nieva en invierno

pues ahora hay lobos. -O sea que el cambio de manejo...

-Ha sido eficaz. Eso te lo puede decir prácticamente todo el mundo.

Algunos lo habremos hecho con mejor humor y otros, con peor,

pero a la gente que ha hecho el cambio de manejo le ha ido bien.

En esta zona, una de las cosas que hemos hablado

los ganaderos que estamos con el tema...,

sobre todo gente de ganado pequeño, que tenemos cabras y ovejas,

que fuimos los que más sufrimos los ataques de lobos al principio,

veíamos que había que meterle mano al tema de la caza de alguna manera.

No podemos pretender que se siga cazando como si no pasara nada.

El lobo tendrá que comer algo; entonces o reducir la caza

o hacerla de otra manera; cambiar el sistema de batidas:

igual pasar a rececho, a espera, otro tipo de caza.

No estamos diciendo que no se cace. -Señalización, ¿por aquí hay?

-Lo he visto por ahí. En Guadalajara,

a raíz de problemas que ha habido con excursionistas y los mastines

parece que se van a poner en la Sierra de Guadalajara.

Yo, grave, no he tenido ningún problema.

Mis mastines sustos se han dado, eso lo tengo que reconocer.

En otros sitios ha habido problemas; excursionistas con perros.

Con que tú llevaras el perro atado, los mastines no lo ven

como una amenaza al ganado. Muchos perros de ciudad

que no han visto una oveja en su vida,

la ven y salen a por ella. El mastín eso no lo conoce.

Su trabajo es que a las ovejas no les pase nada.

Entonces salen a por el perro y ya te imaginas la situación.

Yo entiendo que es un trago y no es plan.

¿Qué tal las jornadas de León? -Estuvo muy interesante.

Fuimos a ver al primer ganadero...

Fue como el completo porque tenía cabras, ovejas, vacas y yeguas.

Y todas guardadas con mastines. -Bien, ¿no?

-Bien. -Eso se echa de menos,

un diálogo tranquilo. Es imposible aquí y en casi toda España.

El tema está muy encendido. En cuanto no estás:

"Es que los lobos...", sino dices: "Jo, vamos a cambiar las cosas".

Quitan las ganas. La mayor parte de la gente de aquí

que nos movemos con esto de reclamar a la administración otro enfoque

y estamos en contra de que se mate al lobo, somos de ganado pequeño.

-Se te van las ovejas. -Mientras estén ahí no pasa nada,

aquí cerquita y abajo, no hay problema.

Mientras no se vayan para arriba y se metan en el monte,

que también estarían los perros... Ahí están bien, estoy tranquilo.

-Vale, cortamos.

-Vale. Los lobos ¿no los grabamos? -Los tenemos de archivo.

Mira, los podéis ver todos aquí, si queréis.

-Qué preciosidad de animal.

Este año ha habido bastantes noticias alarmantes

en el sentido de lobos muertos en tres semanas.

Las alarmas se disparaban entre los ecologistas.

Y venía una manifestación en Madrid por la protección del lobo ibérico.

-¿Cuál es la situación actual? -La situación, primero,

es diferente en cada comunidad autónoma.

En cada comunidad tiene un trato diferente.

Por ejemplo, en Asturias ahora se ha autorizado

no solamente que se puedan matar lobos, que se puedan hacer batidas

sino que en cualquier momento que un guarda forestal, un ganadero

ve a un lobo, lo puede disparar.

Esto es un salto cualitativo. -Hacia atrás.

-En Extremadura, el lobo se extinguió.

En Andalucía, más recientemente, el lobo ha desaparecido.

Quedan poblaciones en la zona norte de Castilla la Mancha,

en la zona de Guadalajara; en Madrid;

y las provincias al sur de Castilla y León.

Esta diferencia de trato legislativo

le permite a las administraciones del norte del Duero

matar lobos prácticamente sin ningún control;

sin información científica fiable, es decir, sin saber cuántos hay;

sin criterios técnicos de qué casos y a qué tipo de individuos

habría que matar, se dispara a cualquier lobo que aparece.

Cuando hablamos de población de lobos

tenemos que incluir a Portugal porque es la misma población.

En Portugal, el lobo está protegido.

-O sea que es una frontera humana. -Pasa la frontera y se le dispara.

La población de lobo en Portugal no está incrementándose

en buena medida por esto, porque comparten población.

Este es el resumen del caos en el que estamos.

Tenemos que aprender que matar lobos tiene muchos riesgos.

Si en una manada matamos al lobo alfa o a la hembra alfa,

es decir al jefe de la manada, por decirlo de forma más coloquial,

eso desestructura la manada e incrementa los ataques.

Matar lobos no supone reducir los ataques al ganado.

-O sea puede suponer un aumento. -Justo lo contrario.

Hay informes científicos que lo demuestran.

Según el último censo del Ministerio de Medioambiente,

mantienen que hay unos 2500 lobos. Si tenemos en cuenta que cuentan

las hembras reproductoras, si sumamos las actividades humanas,

destrucción del hábitat, la persecución directa,

el cambio climático... Si sumamos todas las agresiones

deberíamos darle al lobo una medalla porque es un superviviente.

-A ver si somos capaces de aprender a vivir con lobos.

Muchísimas gracias. -Ahí tienes un conejo.

(AMBOS) (RÍEN)

Seguimos con más temas para todos. Cuando los jóvenes deciden viajar

lejos de casa por un período largo suelen hacerlo

para estudiar, trabajar o echar una mano en causas solidarias.

Hoy nos acompañan dos personas que saben de lo que hablamos

porque lo han hecho todo a la vez.

Nos acompaña Pedro Muñoz, Coordinador de Proyectos

de Intercambia, un organismo que se enmarca en las actividades

que el Injuve realiza en el Cuerpo Europeo de Solidaridad.

Con él está Clara Castellano, que es de esas personas

que arriman el hombro cuando hace falta. Voluntaria, para más señas.

Bienvenidos los dos. Gracias.

Pedro, ¿cómo os ponéis en contacto con chicos y chicas

para que realicen una actividad de voluntariado?

Tenemos oficinas en Málaga. Los jóvenes acuden a las oficinas,

nos piden información del programa europeo para saber

cómo entrar y se lo explicamos. También con las redes sociales.

A través de nuestros portales, los jóvenes acceden a las ofertas,

a las acciones que hacemos y ellos se van informando.

¿Os piden información a menudo o va por temporadas?

Es bastante constante el goteo de jóvenes,

pero cuando se acerca el verano es cuando más.

Ese período sin estudios es donde los jóvenes

tienen energía para hacer cosas. En mayo empiezan a acercarse

a preguntarnos por acciones que hacer a partir de junio, julio.

No sé si es buena época. Supongo que antes de enviar a alguien

hay que hacer un período de formación,

de concienciación, de prepararse para irse, ¿no?

Esa es una de las cosas que se llevan la frustración

porque hay que trabajar desde antes. Para hacer el voluntariado

deben entrar desde enero o febrero.

Nuestro programa de voluntariado permite hacerlo cualquier mes.

Está abierto los 12 meses del año y damos información los 12 meses.

Seguimos comentando cuáles son los requisitos.

Como tenemos a Clara, cuéntanos cómo te subiste a este carro.

Yo terminé de estudiar en la universidad y decidí

realizar un voluntariado europeo

para formarme y vivir una experiencia en el extranjero.

Realicé un voluntariado por nueve meses en Lituania,

en la capital, en Vilna, en un centro social.

¿Cómo se te ocurrió? ¿O fuiste a parar allí?

Dijiste "estoy estudiando..." ¿Qué estudiabas?

Psicopedagogía. ¿Y dijiste "tengo estas opciones

o quiero irme ahí por algún motivo"?

Buscaba trabajar en algo relacionado con los jóvenes,

vivir nuevas experiencias, nuevo idioma.

Busqué Lituania porque... O más bien me buscó a mí

porque era un país totalmente diverso al nuestro

de cultura, de todo, idioma, de todo.

Si iba a Italia, a Francia podría vivir un poco mejor, pero...

Estando nueve meses tuviste la oportunidad de estudiar,

de trabajar, de formarte. Cuéntanos cómo fue la experiencia.

Allí trabajaba en un centro social. Teníamos niños que eran...,

estaban en situación desfavorecida.

Organizábamos dos grupos por las tardes.

En estos grupos realizábamos talleres de cocina, acampadas...

Todo ello para que ellos se sintiesen bien,

tuviesen un grupo de referencia allí ya que en sus casas no lo tenían.

Ibais bastante avisados, estabais formados sobre qué hacer,

pero es importante saber que cuando vas a hacer un Erasmus,

Pedro, vas a hacer un Erasmus, hay Erasmus y Erasmus. Cuéntanos.

Trabajamos... El programa Erasmus ha cumplido 30 años.

Es el que nos ampara a todos, pero somos de sección de juventud.

Es un programa muy bien orientado a que jóvenes entre 17 y 30 años

pueden participar. No tienen más requisitos.

Esos jóvenes requieren una formación antes de irse.

Hay un ciclo establecido por parte de la Agencia Nacional Española,

que gestiona el programa en España, que nos obliga a formarlos.

Hay una formación a la salida, una valoración intermedia

y un evento final. Hay un seguimiento.

Y hay apoyo económico. La Comisión Europea apoya económicamente

al Cuerpo Europeo de Solidaridad para complementar esta experiencia.

¿Cómo funciona? Los jóvenes tienen

una financiación del 100 %. Estamos orgullosos de este programa

porque un joven con cero euros tiene la posibilidad

de vivir esos nueve meses que ha vivido Clara en Lituania.

Recibe financiación para alojamiento, comida,

gastos personales, dinero de uso diario y billetes de avión;

aparte de su seguro, su formación, sus cursos de idioma.

Cualquier joven, aunque no tenga recursos, tiene su espacio.

Entonces tiene una asignación

durante el período en el que está trabajando, formándose, estudiando,

y a partir de ahí se tiene que administrar.

Es una cosa bonita porque los jóvenes aprenden

a gestionar sus fondos y reciben una asignación económica

para los gastos de comida y, aparte, una asignación

que se llama, en inglés, "pocket money", pero en castellano

es "dinero de bolsillo" para lo que es sus gastos diarios:

sus salidas, dar su vuelta, sus teléfonos, etcétera.

Clara, ¿cómo iba tu asignación, cómo te lo combinabas

para poder estudiar, trabajar, tener tu tiempo?

Bien, la verdad que bastante bien. En Lituania vivía

en una casa que me había buscado la organización,

porque ellos te organizan todo.

Vivía con otras tres voluntarias que estaban en mi misma situación.

Te mueves en el mismo ambiente de gente que está haciendo lo mismo.

En otras asociaciones, pero misma ciudad y mismo país.

Respecto al dinero, bastante bien.

Te dan una asignación. Es verdad que no vas a ahorrar dinero,

pero te va a permitir hacer pequeños viajes por allí,

conocer, salir, ir a cenar comida típica. De todo un poco.

¿Qué tal la experiencia? Eso terminó y después uno vuelve a la realidad.

Uno puede pensar "¿qué tiene que ver Lituania

con lo que te encuentras aquí?" Totalmente. Muchas veces se dice

que, cuando te vas, te vas llorando, pero cuando vuelves, lloras más.

Te dejas allí muchas experiencias, momentos vividos e, incluso, amigos.

Cuando vuelves es como que el tiempo no ha pasado aquí.

Puedes seguir con tu vida, pero ese año o esos meses

que te has llevado de experiencia no te los quita nadie.

Esa sensación es frecuente: que uno pasa tiempo fuera

o que le ha pasado muy rápido y, después, aquí,

como que "ya estoy aquí otra vez". Es cierto, es cierto.

-Yo remarcaría el cambio de las personas, el cambio vital

que les supone vivir fuera, haber pasado por nuevas experiencias

que hacen un desarrollo personal importante en el joven voluntario.

Cuando lo analizas y les preguntas "¿te acuerdas de cuando te fuiste

y cómo eres ahora?" Siempre dicen "soy diferente,

he crecido y no tengo que ver con quien se fue al principio".

Para recoger experiencia, para aplicarla después en tu campo,

¿qué es lo que te ha servido más: el estar fuera de casa,

el tener que espabilarse con el "pocket money"

o conocer a personas con las que casi no tienes

ni el idioma, ni el clima? Creo que sobre todo es

el coordinarte con gente. Tienes que organizar proyectos

dentro del centro social en el que estaba yo.

No tienen tu cultura, tu idioma, pero tienes que trabajar en grupo

para que esos niños tengan lo mejor.

Por parte de los niños, ellos hacían un gran esfuerzo:

hablar inglés conmigo. El idioma yo no lo llevaba,

así que como que íbamos intercambiando culturas, idiomas

y así tienen ellos un referente de que hay personas extranjeras

y que se pueden practicar otros idiomas.

Y se pueden entender. Nos podemos entender perfectamente.

Pedro, aquí tenemos fama de solidarios.

¿Con los jóvenes ocurre lo mismo? ¿Estamos manteniendo el listón?

Sí. Somos uno de los países dentro del programa

que más voluntarios recibe. También de los que más mandamos.

La solidaridad española es bienvenida fuera.

La alegría, nuestra sonrisa, nuestro sol es bien recibido.

Tenemos experiencias con Finlandia. Llevamos cinco años trabajando

con un organismo de allí. Solamente quieren que vayan chicos de España

por la alegría y la luz y la fuerza que llevan. Eso es muy positivo

y es una marca que llevamos cuando hacemos voluntariado.

¿Qué otros países pueden ser sugerentes, que uno puede pensar

"Finlandia, Lituania..."?

El programa te permite hacerlo en todos los países de la UE,

en los países vecinos, en los Balcanes.

Tenemos unas opciones más especiales fuera del continente europeo,

tanto en África, en Asia como en Latinoamérica.

Es muy rico en experiencia y en cultura.

Pedro Muñoz y Clara Castellano: muchas gracias por estar aquí.

Suerte. (AMBOS) Gracias.

Seguimos. Vamos con otras cuestiones.

Voluntad, empeño, dedicación, pasión. Todo eso y mucho más

transmite nuestra colaboradora Antonella Broglia

y los ejemplos de innovación solidaria que nos trae cada semana.

(Música suave)

Hoy vamos a hablar de la importancia de saber leer y escribir.

Lo vamos a hacer con Antonella Broglia.

Buenos días. ¿Qué tal?

Parece obvio decir que es importante saber leer y escribir,

pero ¿por qué lo quieres destacar? Se ha demostrado

que la competencia de leer y escribir

es la que determina, más que cualquier otra,

si el niño será, o no, un adulto completo, feliz y con éxito.

Es lo más importante. Las oportunidades de la vida

no serán las mismas. Evidentemente.

Vamos con el primer caso de innovadoras que quieren trabajar

en aprender a leer y escribir. Es una joven, una madre:

Roser Ballesteros, de Barcelona. ¿Por qué quieres destacar?

Es una madre que, ella misma, inventa,

partiendo de un hijo que tiene con problemas de aprendizaje,

una manera de aprender a leer y a escribir

más exitosa de la tradicional que se utiliza en clase.

No solamente utiliza, digamos, la palabra escrita

sino también la imagen. Los niños hoy están bombardeados por imágenes.

Todo el mundo les rodea de imágenes cuando en clase se aprende

con viejos sistemas. Esta modalidad, pictoescritura,

como la palabra indica, utiliza la imagen

en el aprendizaje de leer y escribir. Los niños deciden

historias que quieren contar sobre cosas que les interesan.

Luego no solo las narran sino que las ilustran

utilizando el dibujo. Con esto hacen libros.

Esta metodología se ha instalado en muchas escuelas de Barcelona

con mucho éxito. Lleva años, por tanto se puede medir el éxito

y una disminución del fracaso escolar.

Todos los niños están dados de alta en una plataforma on-line.

Permite al profesor monitorizar las competencias de cada uno.

También permite analizar cuál es la condición de cada alumno.

Ya no tiene sentido decir "este alumno no va bien en Lengua".

¿Cómo? A lo mejor descubrimos que tiene problemas en gramática,

pero tiene un vocabulario fantástico.

Esto permite una enseñanza más especializada, individualizada.

Una plataforma de este tipo, on-line, con tiempo aprende.

Nos enseñará a enseñar mucho mejor. También nos enseñará los efectos

de este bombardeo de imágenes, de la violencia a la que los niños

están expuestos y a tomar medidas.

Por tanto una cosa revolucionaria nacida en una familia

por una mujer que quería ayudar a su hijo

y se encontró con un modelo que pudo ayudar a miles de niños,

potencialmente millones. Esa es la buena historia.

Ese es el caso de muchos emprendedores sociales:

de un caso particular van a la generalización.

Vamos a hablar de otra innovadora en el tema de escritura y lectura.

Es en Argentina. El proyecto Dale. Sí. Beatriz Diuk,

una mujer que nace en un entorno cómodo,

pero es desde siempre una activista.

Crece durante la Argentina de la dictadura.

Crea una serie de iniciativas de activismo.

Luego entra en contacto con profesores y educadores

en zonas menos privilegiadas. Se da cuenta de lo que sucede

con la lectura y escritura en esos lugares.

Las clases avanzan y hay niños que se quedan atrás

y llegan a no aprender nunca a leer y escribir.

Terminan la Primaria y no saben hacerlo. Esto es muy grave.

Los profesores no tienen herramientas para poder seguirles.

Ella se inventa un módulo, una píldora de 25 minutos

que está diseñada para pillar a los niños que se han quedado atrás

y llevarlos al nivel de los demás. Es aprender jugando.

Es bastante divertido. Ella ha como creado un método

a partir de estos 25 minutos. Es exitoso porque es práctico

y los profesores se lo agradecen porque no pueden llegar a todo.

Se llama Dale, proyecto Dale:

Derecho a Aprender a Leer y a Escribir. Beatriz Diuk.

Perfecto, Antonella. Que sepas que en el mundo

hay 780 000 000 de adultos analfabetos. Es una cifra tremenda.

En la sociedad occidental parece mentira que puede haber

gente que no sepa leer y escribir, pero en el mundo hay 780 000 000.

Por eso estos modelos son interesantes.

Permiten resolver en clase este problema;

también para niños cuyas familias no les pueden ayudar.

La ayuda de las familias, los primeros años, para aprender

es fundamental. Si no la tienes, ¿qué pasa?

Si no sabes leer y escribir, te resta oportunidades en la vida.

Esto es para todos: niños con familias que les ayudan

o con familias que no les ayudan. Sí, sí. Perfecto.

Gracias por estas iniciativas. A vosotros.

En España, alrededor de 42 000 menores de edad

están tutelados por el Estado.

Aunque al cumplir los 18 esa tutela se acaba,

necesitan manos para crecer, independizarse y ser adultos.

En ello están organizaciones como Aldeas Infantiles SOS,

que apoya a más de 1000 jóvenes en su camino hacia la emancipación.

Ouafae y Erna son estas dos jóvenes que, junto con otras dos chicas,

viven en este piso de Aldeas Infantiles en Barcelona.

Por situaciones familiares complejas fueron acogidas, de adolescentes,

en una de las casas para menores

de esta organización de protección a la infancia.

Tengo 20 años. Llevo...

He estado en Aldeas durante tres años.

Luego, a la mayoría de edad,

he venido aquí, a los pisos, y llevo como dos años.

-Tengo 22 años actualmente. Entré con 17 a la Aldea.

Fue muy poquito tiempo porque solo estuve dos años.

Entré con 17, salí... Perdón, con 16 y salí con 18.

Llevo desde entonces aquí, un total de cuatro años.

Con la mayoría de edad, los jóvenes en la situación de Ouafae o Erna

salen del sistema de protección y dejan de estar bajo la tutela

de la administración, pero la filosofía de Aldeas

es acompañarles hasta que se vean capaces de volar solos.

Uno de los puntales de este modelo son los educadores sociales,

que los visitan regularmente. Al ser educadora de piso

me encargo de todo: desde el soporte educativo directo,

que es el día a día, cómo llevan la convivencia,

su proyecto de vida individual;

hasta de arreglar cosas que se pueden estropear en la casa,

buscar paletas y alternativas; hasta enseñarles también

cómo funciona la parte burocrática a nivel de la comunidad autónoma

porque cada comunidad tiene diferente idiosincrasia de papeleo.

-El piso es una oportunidad para que podamos ahorrar

para que en un futuro tengamos una vida mejor

o una vida más fácil, digamos, porque no lo hemos tenido fácil.

Aquí nos lo hacen un poquito más fácil

para que podamos tirar hacia adelante.

Ahora estoy trabajando de promotora de juegos de mesa.

Me permite sacarme dinerillo extra, sobre todo en campañas de Navidad.

-Estoy haciendo un curso de monitora de tiempo libre.

Estoy con las prácticas. Las acabaré dentro de poco.

Ahora me preocupa encontrar trabajo.

Sí he tenido estos días entrevistas, pero la cosa está un poco ahí, ahí.

Les enseñan a valorar sus puntos fuertes.

Ouafae habla tres idiomas, entre ellos el árabe.

Una opción laboral podría ser trabajar con niños inmigrantes,

como ella fue. Ayudando a los demás

te sientes muy bien, ¿no?

Más o menos que estar casi como en tu situación,

o sea te pones en su situación.

Aldeas apuesta porque los jóvenes sigan estudiando.

Erna tiene una reunión orientativa en la sede de la entidad.

La joven tiene un Grado Medio de Talla de madera

y está acabando el Superior de Joyería artística.

Es lo que no tengo claro, si quiero hacer Bellas Artes

o si quiero hacer otro grado superior

o si ponerme a trabajar de otra cosa. No lo sé.

o si ponerme a trabajar de otra cosa. No lo sé.

Tiré hacia la rama artística y estoy en joyería.

-Aldeas intenta...

suplir la falta del núcleo familiar que no ha tenido.

Se intenta estando cerca del niño, cubriendo sus necesidades,

dándole cariño y, poco a poco, como en cualquier familia, supongo,

en la medida en que el niño va creciendo,

hay una separación de roles, una separación del tipo de ayudas.

Yo creo que la función principal es esa:

darle la oportunidad, la familia que no han tenido.

Entonces que puedan... En el fondo sería que pudiera...,

que puedan integrarse de la mejor manera en la sociedad

y que tengan las mismas oportunidades

que el resto de jóvenes o niños de su edad.

Esto es complicado, pero en eso estamos.

-Aldeas, para mí, es muy, muy especial.

Muy especial. Es parte de mi vida.

Es algo que nunca olvidaré porque, gracias a ellos,

muchas cosas he aprendido gracias a ellos.

Si yo estuviera con mi familia, no hubiese logrado lo que he logrado.

-Fue entrar a Aldeas y, para mí, fue como poder descansar.

Desde muy joven tuve que hacer cosas que no me tocaban por mi edad.

Aunque llegué a la Aldea con 16 años fue como desconectar de todo eso,

de esa vida adulta, y dejarme cuidar.

Fue verdaderamente tranquilizador.

Uno de mis sueños es... Yo me visualizo teniendo un trabajo

de algo que me guste mucho, quizás algo como enseñanza artística

o lo que sea, pero un trabajo estable de un horario normal.

Mi sueño sería tener mi taller. Un taller donde yo pueda hacer

lo que quiera y no tener la presión de tener que vender esas piezas

sino de hacerlas porque yo quiero.

-Me gustaría tener mi trabajo fijo, tener mi casa,

estar viviendo con mi madre.

-Somos una guía. Yo les digo "somos una guía, un faro

donde yo te marco un camino, pero tú llevas el barco.

Tú decides si quieres llevarlo a la costa, si quieres naufragar,

si quieres ir por otro rumbo. Yo te digo los sitios

donde vas a estar bien, pero el rumbo lo llevas tú".

¿Qué les ha parecido el programa? Nosotros lo dejamos aquí,

pero la actualidad social continúa. Si quieren revisar contenidos,

pueden hacerlo en internet, a todas horas, en TVE, A la carta.

De una u otra forma siempre estamos para todos, aquí, en La 2.

Nos vemos el próximo sábado. Adiós.

(Música créditos)

  • Para todos La 2 - 25/11/17

Para todos La 2 - 25/11/17

25 nov 2017

Magazine semanal que a través de reportajes, entrevistas y secciones fijas analiza los aspectos más sociales que pasan a nuestro alrededor.

ver más sobre "Para todos La 2 - 25/11/17" ver menos sobre "Para todos La 2 - 25/11/17"
Programas completos (1188)
Clips

Los últimos 7.626 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios